You are on page 1of 2

Carbonatos.

Son sales de ácido carbónico formados por sustitución de un átomo de hidrógeno,


por ejemplo: NaHCO3(bicarbonato de sodio), o también formados por la sustitución de cualquiera de los
átomos de hidrógeno; como, por ejemplo: Na2CO3.

El primero se da el nombre de bicarbonatos o carbonatos ácidos; el segundo carbonatos normales o neutrales.


Luego están también carbonatos básicos en la que el óxido de metal no está completamente salificado por
ácido carbónico. Carbonatos en su estado natural. En la naturaleza no están bien definidos, como los
carbonatos minerales (anhidro o hidratado) Sin embargo, en toda el agua del subsuelo se encontrarán
bicarbonatos; esto debido a que el dióxido de carbono en el subsuelo puede tener altos índices, la cantidad
de bicarbonato en solución puede ser sustancial. El agua salir a la superficie, el CO2 es liberado y el bicarbonato
de sodio en su mayor parte se descompone. Incluso el agua de mar contiene bicarbonato de calcio. Los
carbonatos pueden formarse también por la acción de dióxido de carbono gaseoso en óxidos o metales.
Hay muchas especies entre carbonatos dobles, carbonatos de metales pesados y carbonatos alcalinos.
También hay muchos carbonatos dobles entre los carbonatos alcalinos y metales alcalinotérreos. Estos
diversos carbonatos dobles están bien definidos, en general están cristalizados y muy a menudo hidratados.
También hay carbonatos triples y cuádruples entre los carbonatos alcalinos y metales alcalinotérreos. Todos
los carbonatos son muy poco solubles en agua pura: más soluble en agua con CO2, para la formación del
bicarbonato correspondiente y tanto más cuanto mayor sea la presión de CO2. Ej. la solubilidad del CaCO3 en
agua pura es de 0,001% a 18 °; 0,0017% a 100 °; en agua que contiene CO2 es 0,1066% a 25 ° cuando la presión
de CO2 es 762 mm., es 0,42% cuando la presión de CO2 es 56 atm.

Los nitratos son sales o ésteres del ácido nítrico HNO 3 En los nitratos está presente el
anión NO3-. El nitrógeno en estado de oxidación +V se encuentra en el centro de un triángulo formado por los
tres oxígenos. La estructura es estabilizada por efectos mesoméricos.
Los nitratos inorgánicos se forman en la naturaleza por la descomposición de los compuestos nitrogenados
como las proteínas, la urea, etc.. En esta descomposición se forma amoníaco o amonio respectivamente. En
presencia de oxígeno éste es oxidado por microorganismos de tipo nitrobacter a ácido nítrico que ataca
cualquier base (generalmente carbonatos) que hay en el medio formando el nitrato correspondiente.
Otra fuente de formación es a través de los óxidos de nitrógeno que se generan en las descargas eléctricas de
las tormentas a partir del nitrógeno y del oxígeno del aire. Con el agua de la lluvia de nuevo se forma ácido
nítrico que ataca los carbonatos y otros minerales básicos que encuentra en el medio para formar los nitratos
correspondientes.
Actualmente se forman también cantidades importantes de óxidos de nitrógeno en los procesos de
combustión a alta temperatura. Estos se transforman por el mismo camino en nitratos que ha sido descrito
para los óxidos de nitrógeno formados naturalmente.
Los nitratos son una parte esencial de los abonos. Las plantas los convierten de nuevo en compuestos
orgánicos nitrogenados como los aminoácidos. Muchas plantas acumulan los nitratos en sus partes verdes y
si se aprovechan como alimentos cocidos existe peligro de que otros organismos los convierta en nitritos por
reducción, que a su vez producen nitrosaminas que son cancerígenas. Por eso se recomienda, por ejemplo,
no recalentar las espinacas que suelen tener un cierto contenido en nitrato.
En la naturaleza se encuentran cantidades importantes de nitrato de sodio (NaNO3) en depósitos formados
por evaporación en Chile (nitrato de Chile). Incrustaciones formadas en los establos de ganado a menudo se
componen de nitrato de calcio Ca(NO3)2. Se generan a partir de la descomposición de la urea CO(NH2)2 de la
orina de los animales que es transformado microbiológicamente en ácido nítrico y finalmente por reacción
con la cal de las paredes en la sal encontrada.

Aplicaciones:
El nitrato de potasio (KNO3) forma parte esencial de la pólvora negra. Se aprovecha su poder oxidante para
transformar el carbono y el azufre también presentes en la mezcla en sus óxidos. La energía liberada en el
proceso hace que se calienten los gases y se expandan de manera explosiva.
Los nitratos - como ya se ha indicado - forman también parte esencial de muchas formulaciones de abonos.
El nitrato natural, conocido también como Nitrato de Chile, se explota desde hace mucho tiempo en
los salares del norte de este país y constituía un importante producto de exportación del mismo, como puede
inferirse de la antigua propaganda que reproduce la imagen reproducida aquí y que también aparece en el
artículo sobre Santa Cruz de La Palma, hasta que el desarrollo en Noruega y otros países del nitrato artificial
(obteniendo el nitrógeno directamente del aire a través de medios electroquímicos) vino a competir y afectar
ese comercio de exportación. Un compuesto especialmente útil en este contexto es el nitrato de amonio.
Desgraciadamente aparte de ser un buen abono se descompone de forma explosiva a la hora de calentarlo y
es responsable de una gran número de accidentes. Mezclado con petróleo es utilizado como explosivo en
minería. En condiciones más controladas la descomposición del nitrato de amonio se utiliza para generar
el óxido de dinitrógeno. Este se aprovecha como anestésico y por ejemplo para espumar la nata batida
vendida en lata.
El nitrato de plata es un precursor importante para los haluros de plata utilizados como
sales fotosensibles en fotografía.
Como intermedio los nitratos están presentes en el proceso de nitrificación / desnitrificación que se utiliza en
las plantas depuradoras de aguas residuales. Se aprovecha el hecho que algunos microorganismos pueden
reducir en condiciones anaeróbicas el nitrato directamente a nitrógeno elemental. Así se eliminan los
compuestos de nitrógeno de las aguas donde producirían problemas de eutrofización. Los problemas de H2S
(ácido sulfhídrico) que se generan en las depuradoras, fosas sépticas y redes de saneamiento, también se
pueden solucionar con la adición de nitratos.
Disoluciones de nitratos (cálcico, sódico y potásico) también se utilizan en baños de pasivación de superficies
de metales así como en el almacenamiento de energía térmica en plantas solares de concentración. Este
último desarrollo es la gran novedad de las plantas solares térmicas, donde la energía sobrante se va
acumulando en este tipo de sales, para posteriormente producir electricidad cuando la luz del sol desaparece.
El rango de temperatura que pueden almacenar estas sales está entre 131 °C y 560 °C. La investigación de
nuevos nitratos (Nitrato cálcico potásico, Nitrato de litio,...) mejorarán las propiedades de estas sales.