Вы находитесь на странице: 1из 3

NABCH

La plantilla Nabch se utiliza como una herramienta de descripción y es una


nueva propuesta innovadora.

Su nombre deriva de las siglas en inglés de cinco elementos que han de


componer esta descripción: Necesidades (needs), aproximación (approach),
beneficis (benefits), competidores (competitors) y gancho (hook).

La determinación y descripción de estos elementos será muy útil a la hora de


comunicar a otros nuestra propuesta.

Hay una serie de preguntas para responder en una plantilla Nabch:

En primer lugar, debemos responder a las necesidades que cubre nuestra


propuesta y el tipo de clientes a la que puede ir dirigida.

En este caso, a través de nuestro producto intentamos facilitar la limpieza de


las gafas de una forma más rápida e inmediata y el tipo de cliente al que va
dirigido es a todo aquel que utilice gafas, tanto de sol como de vista.

Sin afán de intentar cambiar las modas actuales, si no que adaptaremos los
modelos a este invento.

La aproximación es otro elemento clave en esta plantilla, es decir como


ofrecemos nuestra solución a los clientes, de qué forma, si es una necesidad
cubierta...

Así que en este caso, nosotros pensamos que si obtenemos una solución, ya
que facilitamos la limpieza de estas gafas de una forma de la que nunca antes
se había realizado, además es una forma en la que se ahorra tiempo.

Nuestro cuidado al cliente es vital, así que dispondremos de un número de


teléfono operativo durante el horario laboral para cualquier queja o
reclamación del cliente, además como también valoramos mucho la cercanía
estamos presentes en las redes sociales, para todo aquel que quiera contactar
con nosotros y ofrecernos su opinión acerca del producto.

Los beneficios que puede ofrecer nuestro producto serian diversos, por una
parte como se ha comentado previamente es una forma rápida y eficaz,
además de ir destinado a un segmento de población muy amplio.

Haciendo referencia a nuestros competidores, es decir si hay competencia, que


aporta nuestra propuesta, porque nuestra solución puede ser más apreciada
por los usuarios o clientes... podríamos decir que al ser una herramienta
nueva, ya que anteriormente no ha sido utilizada en un principio no
tendríamos competidores, a no ser que se ofreciera un sistema de limpieza
mejor que el de nuestras gafas, aunque nos gustaría que las ópticas fueran
competidoras entre ellas ante nuestro producto.
Nuestra propuesta aporta un método sencillo y útil de limpieza de gafas, ya
que el problema de la suciedad en las gafas está muy presente en todos
aquellos que las utilizan, y pensamos que nunca se ha dado con una solución
definitiva y nuestro producto puede ofrecerla, por ello pensamos que nuestra
propuesta puede ser apreciada por los clientes o usuarios.

En último lugar, el gancho, sería la propuesta que se debe poder sintetizar en


un mensaje claro y conciso, para causar un impacto y ser fácilmente
recordado.

Se puede tratar simplemente de una frase breve o concepto que haga una
referencia principal a un elemento de nuestra propuesta. En nuestro caso se
trataría de una frase breve "una nueva forma de verte".

NABCH, se caracteriza por una ficha para poder planificar tu innovación, es


decir, cuando ya tienes el producto en mente para sacarlo a la luz, y poner
unos datos concretos sobre ese producto. La cual, es una disciplina, formada
por cinco piezas. Si una de estas no existe en el proceso de innovación,
entonces el resultado es cero.

Primero, trabajo sobre las necesidades, es decir, que necesidades o que


problemas no están resueltos en nuestra innovación. Hay que descubrir para
qué tipo de clientes o usuarios va a ser dirigido y qué importancia tiene el
problema o la necesidad para todos los usuarios y clientes de la solución.

Segundo, la aproximación, utilización de herramientas y métodos para la


creación de valor para el cliente. Como ofrecemos nuestra solución hacia las
personas que va a ser dirigido el producto y como nuestra solución resuelve
un problema o satisface las necesidades de los consumidores hacia el
producto que hemos elaborado.

Tercero, los beneficios. El valor de una propuesta es la suma de lo que aporta


al cliente, menos el coste que le representa, por tanto, como mejorar el uso en
funcionamiento de nuestra solución para obtener los mejores beneficios.

Cuarto, los competidores, es decir, que competencia puede llegar a haber, y


que alternativas hay para que tu producto sea mejor que otros. En esta parte
también se debe comentar que éxito puede tener y que aporta nuestra
innovación. Y también porque nuestra aportación puede ser más apreciada
por los usuarios.
Finamente, la propuesta debe poder sintetizarse en un mensaje claro y
conciso, el gancho, con el que se completa el modelo.