Вы находитесь на странице: 1из 11

RESUMEN

Los procesos de degradación de los suelos son muy complejos y se definen como la
afectación físico-mecánica del suelo, que muchas veces ocasiona grandes problemas
sociales, ambientales y económicos, ya que la perdida de fertilidad de los suelos o la
disminución de nutrientes agudizan este problema.

La erosión forma parte de lo que se conoce como ciclo geográfico, que abarca los cambios
que sufre un relieve por la acción de distintos agentes. Se trata del proceso de desgaste de
la roca madre por procesos geológicos exógenos. Dentro de los factores principales de la
erosión tenemos a los factores naturales (vegetación, clima, relieve) y los artificiales
causados por actividades humanas.

Dentro de los tipos de erosión tenemos la erosión hídrica que se produce por
desprendimiento, transporte y sedimentación de las gotas de lluvia y puede manifestarse
desde formas leves (erosión por salpicadura o impacto) hasta formas muy impactantes
(erosión por cárcavas) que pueden ser incontrolable y por ende ocasionar grandes
complicaciones; el otro tipo de erosión que también causa problemas pero en menor
cuantía que la erosión hídrica es la erosión eólica, definida como el proceso de
desprendimiento, transporte y deposición de los materiales por acción del viento y esta
pude darse a través de los mecanismos de saltación, suspensión y reptación.

Conociendo la importancia del factor suelo, es necesario establecer medidas para la


prevención y el control de los diversos tipos de erosión. Las medidas para el control de la
erosión eólica en las actividades agrícolas pueden darse principalmente a través del
establecimiento de cortinas rompevientos. Para mitigar los impactos de la erosión hídrica,
que es la más perjudicial pude darse a través de la revegetación para estabilización de
taludes y el control y encausamiento del escurrimiento.
I. INTRODUCCIÓN

El suelo es un componente fundamental del ambiente, natural, finito, constituido por


minerales, aire, agua, materia orgánica, macro y microorganismos que desempeñan
procesos permanentes de tipo biótico y abiótico, cumpliendo funciones y prestando
servicios ecosistémicos vitales para la sociedad y el planeta (MADS, 2015). Además, el
suelo ocurre en la superficie de la tierra, ocupa un espacio, y se caracteriza por uno o
varios horizontes o capas que se distinguen del material inicial como resultado de las
adiciones, pérdidas, transferencias y transformaciones de energía y materia o por la
habilidad de soportar plantas enraizadas en un ambiente natural (USDA, 2006).

El suelo es considerado como un componente del ambiente y renovable en el largo plazo.


Esto se fundamenta en que el tiempo necesario para que se forme un centímetro de suelo
depende de las condiciones climáticas, geológicas, bióticas y topográficas, pero
normalmente puede tomar cientos o miles de años. Por el contrario, ese mismo centímetro
de suelo puede perderse en periodos muy cortos de tiempo debido a factores como la
erosión, la quema, entre otros. No obstante, existen diversas instancias que consideran el
suelo como un componente no renovable (FAO, 2013), en particular cuando se considera
el corto o mediano plazo.

Es necesario aclarar que en muchas ocasiones la degradación es compleja, en la medida


en que puede presentarse de forma física, química y biológica al mismo tiempo, o una de
ellas puede ser el comienzo de otras. Cuando estas ocurren en tierras con climas secos se
llama desertificación. Las causas de la degradación de los suelos y de sus servicios
ecosistémicos pueden ser de diferente índole: social, económica, cultural y por amenazas
naturales y seminaturales como son la variabilidad climática y el cambio climático, entre
otras. Sin embargo, se puede afirmar en forma general, y de acuerdo con la Política para
la gestión sostenible del suelo, que las causas son el uso, manejo y gestión insostenible
de los suelos del país, que a su vez tiene otras causas. Esta degradación afecta
directamente la oferta de servicios ecosistémicos de los suelos, y con ello se genera la
amenaza a la supervivencia humana.
II. MARCO TEÓRICO

2.1 Degradación de suelos


La degradación de los suelos y tierras se refiere a la disminución o alteración negativa de
una o varias de las ofertas de bienes, servicios y/o funciones ecosistémicas y ambientales,
ocasionada por procesos naturales o antrópicos que, en casos críticos, pueden originar la
pérdida o la destrucción total del componente ambiental (IDEAM, 2004). En este sentido,
la degradación de los suelos puede ser física, química y biológica.

2.1.1 Degradación de suelos por erosión

La erosión de los suelos se define como la pérdida físico-mecánica del suelo, con
afectación en sus funciones y servicios ecosistémicos, que produce, entre otras, la
reducción de la capacidad productiva de los mismos (Lal, 2001). La erosión es un proceso
natural; sin embargo, esta se califica como degradación cuando se presentan actividades
antrópicas indebidas que lo aceleran, intensifican y magnifican (IDEAM-UDCA, 2015).
En general, existen dos tipos de erosión: la hídrica y la eólica. La erosión hídrica es
causada por la acción del agua (lluvia, ríos y mares), en las zonas de ladera, cuando el
suelo está desnudo (sin cobertura vegetal). En estos casos las gotas de lluvia o el riego,
ayudadas por la fuerza gravitacional, arrastran las partículas formando zanjas o cárcavas,
e incluso causando movimientos en masa en los cuales se desplaza un gran volumen de
suelo. Por otra parte, la erosión eólica es causada por el viento que levanta y transporta
las partículas del suelo, produciendo acumulaciones (dunas o médanos) y torbellinos de
polvo.
En este sentido, no solamente se erosionan los suelos, sino con ellos se pierden nutrientes,
materia orgánica, retención de humedad, profundidad. Esta pérdida repercute de forma
significativa en la disminución de la productividad, pero en particular afecta de forma
negativa los servicios ecosistémicos de los suelos, que conllevan a la pobreza y el
desarraigo de la tierra.
También, los sedimentos de la erosión generan impactos adversos secundarios cuenca
abajo por colmatación de embalses y ciénagas, inestabilidad de puertos y puentes, pérdida
de navegabilidad en los ríos, reducción de la oferta pesquera en aguas dulces y marinas,
entre otros. La erosión igualmente está asociada a la pérdida de estabilidad de taludes
y derrumbes, con grave riesgo para habitantes localizados en zonas cercanas. Además,
los sedimentos también pueden transportar algunos contaminantes derivados de los
agroquímicos aplicados al suelo, como fósforo, nitrógeno y residuos de plaguicidas.

FACTORES DE EROSION
Los factores de erosión implican movimiento, transporte del material, en contraste con la
alteración y disgregación de las rocas, fenómeno conocido como meteorización y es uno
de los principales factores del ciclo geográfico. Entre los agentes erosivos están la
circulación de agua o hielo, el viento, o los cambios térmicos. La erosión produce el
relieve de los valles, gargantas, cañones, cavernas y mesas, y puede ser incrementada
por actividades humanas.

NATURALES

 CLIMA
La variable climática más importante es la lluvia, debido a su fuerte influencia en ciertos
procesos de erosión hídrica (erosión de impacto, riles, cárcavas, etc.) (Morgan, 2005).
Los factores climáticos que tienen influencia en la erosión eólica son precipitación
pluvial, temperatura y viento (humedad, viscosidad y densidad del aire). La distribución
de la lluvia y su efecto en la humedad del suelo son de importancia básica en el
movimiento.Haci también otra variable es viento que afectan a la erosión eólica son:
velocidad, duración, dirección y turbulencia .Esto acorre de acuerdo a la duración de la
tormenta, así como la distribución temporal de su intensidad, también son factores
preponderantes en las tasas de erosión producidas.
 TOPOGRAFIA
La topografía es una variable muy importante al momento de predecir la erosión y
sedimentación en un sitio dado. Factores como inclinación y largo de la pendiente
determinan la cantidad y velocidad del escurrimiento superficial que se generarán
producto de una tormenta dada. La distancia horizontal en la que viaja una partícula de
suelo desprendida por el impacto de una gota de lluvia, está en directa relación con la
inclinación de la pendiente. La forma de la pendiente también influye en las tasas de
erosión, pues éstas cambian a medida que varía la inclinación del terreno (Terrence et
al., 2002).

 VEGETACION
La vegetación actúa como cubierta protectora, estableciéndose como un buffer entre el
suelo y la atmósfera (Morgan, 2005). Como regla general, la efectividad de la vegetación
para reducir la erosión de impacto depende directamente de la altura y continuidad de la
copa de los árboles, así como la densidad de la cobertura superficial (pastos, hierbas y
arbustos). Estudios demuestran que las hojas lobuladas, típicas de especies arbóreas
latifoliadas, forman gotas cuyo diámetro dobla el de las gotas de lluvia (Brandt, 2005).
Además, se dice que a siete metros de altura de copa, las gotas que impactan el suelo lo
hacen a una velocidad equivalente al 90% de su velocidad máxima, lo cual indica que a
mayor altura de copa, mayor erosión se produce . En otras palabras, si bien las copas de
los árboles interceptan la lluvia, éstas no reducen la energía cinética de las gotas de agua.
Como resultado, las tasas de erosión de impacto bajo las copas de los árboles pueden ser
hasta tres veces mayores que las producidas en suelos desnudos que reciben precipitación
directa (García Y Chevesich, 2008).

 SUELO
La erosibilidad de un suelo en particular está en función de variables como textura,
contenido de materia orgánica, estructura y permeabilidad (Morgan, 2005). La textura
de un suelo es importante para definir su nivel de erodabilidad, pues no todas las clases
texturales se erosionan con la misma facilidad.. Es interesante darse cuenta que son las
partículas medianas las que más fácilmente se erosionan. Si bien las partículas más finas
son más livianas, éstas poseen una mayor superficie de contacto entre ellas y, por lo tanto,
una mayor cohesividad, lo que las hace más resistentes a la erosión.

ANTROPICOS

 USOS Y MANEJOS
El uso de la tierra es lejos el factor más importante dentro del conjunto de los factores
que afectan la erosión y la sedimentación. Durante los últimos años se ha construido y
urbanizado más terrenos que la suma de todas las áreas urbanas de los siglos anteriores
(Terrence et al., 2002).
Actividades forestales como la tala rasa, raleos y construcción de caminos, entre otras,
representan una enorme alteración en el ciclo hidrológico, lo que se traduce en una
disminución de la intercepción de copa y la capacidad de infiltración de los suelos, debido
al uso de maquinaria pesada. Dichos disturbios generan gran cantidad de erosión y
sedimentación.
Actividades del rubro agropecuario también provocan un daño permanente a los suelos,
lo que se traduce en erosión y sedimentación. El sobrepastoreo no sólo disminuye la
cubierta vegetal protectora de los suelos, sino que también compacta el suelo,
produciendo más escurrimiento superficial y dando paso a distintos procesos erosivos
.Por lo general, las prácticas agrícolas exponen el suelo al impacto de las gotas de lluvia,
sumándose la erosión hídrica provocada por los canales de regadío.
Otro factor importante dentro de las actividades humanas es la minería, sobre todo
cuando se practica en zonas con climas lluviosos. Dentro de la minería, los relaves
representan el mayor problema, pues éstos están compuestos no sólo por sedimentos, sino
también por elementos tóxicos producidos en el proceso de extracción de minerales. Esta
situación hace muy difícil el establecimiento de vegetales, debido a la alta toxicidad de
dicho sustrato.

2.1.1.1 LA EROSIÓN HÍDRICA


Según Tayupanta (1993) menciona que la erosión es el resultado de la energía producida
por el agua al precipitarse sobre la tierra y al fluir sobre la superficie de los terrenos.
La erosión hídrica es el proceso de remoción o desagregación, transporte y sedimentación
de material del suelo, provocado por las precipitaciones y el escurrimiento acompañante
(Cerisola, 2015).
PROCESOS DE EROSION HIDRICA
a) PREPARACION DEL MATERIAL (DESPRENDIMIENTO Y REMOCION)
Michelena (2011) menciona que se produce la alteración de la estructura superficial del
suelo, destrucción de agregados, formación de costras y sellos, alteración de la relación
infiltración/escurrimiento y pérdida de fertilidad del suelo (pérdida de materia orgánica y
de nutrientes).
El proceso empieza por el impacto de las gotas de lluvia sobre el suelo y la velocidad de
impacto está determinada por el tamaño de las mismas. Luego que la gota impacta sobre
el suelo, lo disgrega y salpica las partículas en todas direcciones, las partículas del suelo
que más fácilmente salpican son las arenas finas (Tayupanta, 1993).
b) TRANPORTE
Debido a la escorrentía las partículas son transportadas hacia otros lugares formando a su
paso socavaciones y rugosidades. Se completa la pérdida de las partículas del suelo
(materiales coloidales como materia orgánica y humus, y nutrientes), iniciada en la etapa
anterior, se genera el escurrimiento superficial del agua que produce distintas formas de
erosión y daños a la infraestructura (Michelena, 2011; Cerisola, 2015).
c) SEDIMENTACION
Tayupanta (1993) indica que al disminuir la pendiente y la velocidad del agua
(disminución de la energía de escurrimiento) se inicia el proceso de sedimentación,
depositándose en primer lugar los sedimentos gruesos y luego los finos. Este depósito
puede destruir cultivos, dañar la infraestructura (caminos, vías férreas, etc.) y colmatar y
reducir la capacidad de represas y embalses.

TIPOS DE EROSION HIDRICA


 Erosión por salpicadura o por impacto
Consiste en la dispersión de los agregados del suelo debido al impacto de las gotas de
lluvia sobre la superficie del terreno; la cantidad de suelo erosionado depende de la clase
de suelo y de la pendiente (Tayupanta, 1993). Según Cerisola (2015), este tipo de erosión
es observable cuando el suelo está labrado y se manifiesta como superficies más claras
debido a que se ha perdido el horizonte superficial más oscuro.
 Erosión laminar
Es la remocion más o menos uniforme del suelo, en capas delgadas, provocado por la
saturacion del suelo y deslizamiento superfical por la pendiente. El escurrimiento es
laminar (filetes de agua paralelos) y es capaz de separar materiales en forma de capas. En
realidad por el microrelieve la erosión es en pequeños surcos, que el integrarse en el
tiempo y el espacio, se ve como erosión en capas (Michelena, 2011). Este tipo de erosión
se da más frecuentemente n suelos arenosos y en menor escala en arcillosos (Tayupanta,
1993).
 Erosión en surcos
Cerisola (2015) menciona que la erosión en surcos se define como la remoción y
transporte de partículas de suelo por el agua de escurrimiento concentrada en surcos de
poca profundidad. . En esta etapa la pérdida de se produce por tres mecanismos: la energía
propia del flujo, la abrasión que produce el material transportado contra la pared del surco
y la rotura de los agregados que están siendo transportados.
Tayupanta (1993) afirma que esta forma de erosión ocurre en la mayoría de suelos y con
frecuencia es subestimada por los agricultores debido a que puede ser borrada fácilmente
al realizar labores agrícolas.
 Erosión por cárcavas
La erosión en cárcava consiste en el vaciado de las partículas del suelo o sustrato por un
flujo concentrado que da lugar a estrechas incisiones, de mayor tamaño y profundidad
que un reguero, y que generalmente llevan agua sólo durante e inmediatamente después
de fuertes precipitaciones (Osterkamp, 2008).
Cerisola (2015) Este tipo de erosión es la imagen más impactante de la erosión hídrica,
el escurrimiento superficial es grande, con alta energía erosiva La formación que puede
observarse son grandes zanjas, cañadones, con paredes verticales de 30 m o más de
profundidad, un centenar de metros de ancho y longitudes de varios kilómetros.
(Michelena, 2011).
El crecimiento de una cárcava puede producirse a través de tres mecanismos principales;
el crecimiento aguas arriba de su cabecera, el ensanchamiento del cauce y su
profundización. Respecto a los tratamientos de control de los procesos de
acarcavamiento, existen muy diversas formas, materiales y estrategias, dependiendo de
los recursos disponibles y de las características específicas de cada zona. Entre los más
utilizados se encuentran el desvío de escorrentía de la cabecera, la transformación de las
pendientes de la cabecera y márgenes, la revegetación de la cuenca y del propio canal, la
instalación de diques, etc (Osterkamp, 2008; Gutierrez et al., 2011).

2.1.1.2. EROSION EOLICA


Según Goldberg & Weiss (2004) La erosión eólica es uno de los procesos que contribuyen
a la degradación del suelo, a la vez que es responsable, entre otros, de daños mecánicos
en plantas y animales, acumulación de polvo en vías férreas, caminos y zonas urbanas.
La erosión eólica es el proceso que comprende el desprendimiento, transporte y
deposición de los materiales del suelo por acción del viento, este se da cuando la
velocidad del último supera las fuerzas de cohesión de las partículas del suelo (Gómez,
et.al, 2014.).
ETAPAS
Desprendimiento
El desprendimiento es la separación de partículas de suelo, la que puede ser originada por
la energía cinética del impacto de las gotas de la lluvia o por el desplazamiento provocado
por la corriente de agua sobre las partículas del suelo.
Transporte
El transporte es el traslado de materiales erosionados de un lugar a otro para ser
sedimentados. Es el proceso interviniente en la marcha general hacia el aplanamiento de
los continentes, que inexorable e inevitablemente ocurre tras las épocas de levantamientos
y formación de montañas.
Deposito
La sedimentación consiste en el almacenamiento de materiales erosionados y
transportados. Es el último proceso de la morfogénesis. Las características de los
depósitos dependen de la naturaleza del agente de transporte. En el caso de los de los ríos,
mares o viento el material se deposita cuando el movimiento en el medio se reduce por
debajo de la velocidad de deposición de la carga.
(Buschiazzo& Taylor, 2014)
MECANISMOS
Saltación
Es el tipo inicial de transporte de las partículas luego de que las mismas han sido
movilizadas desde la superficie del suelo. Solamente aquellas partículas que posean parte
de su masa expuesta al movimiento turbulento del aire, serán movilizadas por el viento,
deberán tener un diámetro definido. Si son muy pequeñas se ubicarán sobre la superficie
del suelo pero por debajo de la capa límite, zona que posee un movimiento laminar del
aire que no producirá su movilización, Si por el contrario, son muy grandes y pesadas, las
velocidades del viento no serán suficientes para elevarlas y solamente se podrán mover
por rodadura (Elorza & Ábalos, 2013).
Suspensión
Es el transporte por flotación en el aire de partículas pequeñas (< 100 µm) que se genera
por el impacto de otras movilizadas por saltación sobre la superficie del suelo. El
transporte de las partículas movilizadas por suspensión puede alcanzar algunos km de
altura y varios centenares de km de distancia. Si la turbulencia del viento es
suficientemente elevada, las partículas transportadas de esta forma pueden llegar a formar
las tormentas de polvo. En general, aproximadamente un 3 a un 40% de las partículas son
transportadas en suspensión (Elorza & Ábalos, 2013).
Reptación
Las partículas demasiado pesadas para ser elevadas pueden, sin embargo, ser puestas en
movimiento por el impacto de las partículas que saltan, entonces son empujadas hacia la
superficie del suelo (Elorza & Ábalos, 2013).

TECNICAS DE PRESERVACIÓN
Eólica
 Utilización de barreras cortavientos.
 Utilización de rotaciones de cultivos y cultivos cubierta.
 Evitar el laboreo cuando la superficie del suelo está seca.
 Incrementar el contenido de materia orgánica del suelo.
 Reducir la velocidad de las operaciones de laboreo.
Hídrica
 Zanjas de infiltración.
 Canales de desviación.
 Cultivos en fajas.
 Barreras vivas
(Loredo, 2015)
BIBLIOGRAFIA

BRANDT, C. (2005). Las distribuciones de tamaño de las caídas de caídas bajo los
doseles de vegetación. Catena 16: 507-524
BUSCHIAZZO, D. E.; TAYLOR, V. J. 2014. Efectos de la Erosión Eólica sobre
algunas propiedades de suelos de la región semiárida Pampeana Central.
ELORZA, J. ÁBALOS, B. Erosión eólica y Karstificación sobre calizas Urgonianas
del estuario de la ría de Gernika Bizkaia: Factores condicionantes. Revista de la
Sociedad Geológica de España, v. 26, n. 1, p. 85-98, 2013.
FAO. (2013). Evaluación de la tierra. Hacia un marco revisado. Documento de debate
sobre la tierra y el agua de la FAO 6. Roma.
GARCÍA-CHEVESICH, P.(2008). Procesos y control de la erosión. Afueras Presione.
Denver, CO. 276 p.
GOLDBERG, S.; WEISS, G. Obtención de un Índice de riesgo de Erosión Eólica y su
Aplicación en la provincia de Buenos Aires, Argentina, v. 29, n. 2, p. 17-26, 2004.
GÓMEZ, D. J.; MONTERROSO, R. A.; LECHUGA, G.M. 2014 Erosión eólica a
nivel regional en México y sus factores determinantes.
GUTIÉRREZ, Á. G., SCHNABEL, S., & CONTADOR, F. L. (2011). Procesos,
factores y consecuencias de la erosión por cárcavas; trabajos desarrollados en la
Península Ibérica. Bol. Asoc. Geógr. Esp, 55, 59-80.
IDEAM, U.D.C.A. (2015). Protocolo para la identificación y evaluación de la
degradación de suelos por erosión. Bogotá D.C., Colombia., 170 p. Versión 2.
IDEAM. (2004). Informe anual sobre el estado del medio ambiente y los recursos
naturales renovables en Colombia.
LAL, R. (2001). Degradación del suelo por erosión. Degradación de la Tierra y
Desarrollo, 12 (6): 519-539.
LOREDO, O.C.; BELTRÁN, L. S.; SARREÓN, T.J. 2015. Practicas mecánicas para el
control de la erosión hídrica y Eólica.
MADS. (2015). Política para la gestión sostenible del suelo. Bogotá D.C.: Dirección de
Asuntos Ambientales, Sectorial y Urbana. Dirección de Bosques, Biodiversidad y
Servicios Ecosistémicos. 147 p.
MICHELENA, R. (2011). Erosión Hídrica. Manejo de Cuencas Hidrográficas.
Universidad Nacional de La Rioja. Recuperado de http://agrolluvia.com/wp-
content/uploads/2010/05/EROSI%C3%93N-H%C3%8DDRICA.pdf
MORGAN, R.( 2005). Erosión y conservación del suelo. Instituto Nacional de Recursos
del Suelo. Universidad de Cranfield. Blackwell Science Ltd. Oxford, Reino Unido. 304
p.

OSTERKAMP, W.R., 2008. Annotated Definitions of Selected Geomorphic Terms


and Related Terms of Hydrology, Sedimentology, Soil Science and Ecology, USGS
Open file Report 2008-1217, Reston, Virginia.
TAYUPANTA, J. R. (1993). La erosión hídrica: proceso, factores y formas. INIAP
Archivo Historico. recuperado de
https://books.google.com.pe/books?hl=es&lr=lang_es&id=a7EzAQAAMAAJ&oi=fnd
&pg=PA8&dq=erosi%C3%B3n+h%C3%ADdrica&ots=2vUWGvWolP&sig=ya_ADE
EDi1OVdl0IbBut9xh73RE#v=onepage&q=erosi%C3%B3n%20h%C3%ADdrica&f=fal
se
TERRENCE, J .; FOSTER, G .; RENARD, K.( 2002). Erosión del suelo: procesos,
predicción, medición y control. John Wiley and Sons, Nueva York, NY. 338 p
USDA. (2006). Claves para la taxonomía de suelos. 10a ed. Washington D.C.: Soil
Survey Staff. Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Servicio de
Conservación de Recursos Naturales.