You are on page 1of 617

Acerca de este libro

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido
escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo.
Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de
dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es
posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras
puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir.
Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como
testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted.

Normas de uso

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas.
Asimismo, le pedimos que:

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares;
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales.
+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos
propósitos y seguro que podremos ayudarle.
+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine.
+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de
autor puede ser muy grave.

Acerca de la Búsqueda de libros de Google

El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página http://books.google.com
1

m
»>«
I

% -.

4 ,
$>.■
ycw *■ - • -t»- »

/A. &.
/ Ctl*fta¿eo7rL » j
o ■ f
? r»

f --. • -

v>\' ...

a»*;*
Á
f
/
y

v
El Cortefano. ; I
T.R ADVZIDO D-E'IT A
liano eii nueftro vulgar caftellono,
• : por Wm: $>cs¿*n . ^
. c I 3 f

Con licencia de los Señores del muy alto i


Confeipdjsla . C.

ímpreflb «n Valladoííd ( vincid otro tiepoUdtruiíd j


por Francifco Fernádez de Cordaua Impreflbi
déla. CtR(Mé E«e/2e Añode 4 5 6j i
i 5 O'
E fla tíflado por los Tenores del muy al to Coníejo eri
dos Reales, y medio,
_¿_
YO Pepro del Marmol Secretario del Con*
fe|odefi¡Mageüad,doyfeqiie por los Se
ñores del confeio fue cañado el Libro inti
ruladosl CortefanorqueconJícenciadefi! Ma
geftad imprimió Francifco Fernandez d« Cor?
doua impreflor Vezino de Valladolid:en'dos
Realc^y^meídio cada vrt^men (en papel ,)y a
efte precio, y no ni ais: le dieron licencia que 1©
venda el dicho libro. Y mandaron que eQa uf
iafc imprima al principio del. Delaqual di la,
prcfento firmada de mi nombre que ei fe
cha en la Villa de Madrid , aaiezy
fíete dias del mes de Mayo de
Mii,yqúiniérosyfe£enta /*
y nueue años.

■ Fedoide el
\ ; i Marmol.*
r . ■* i
• -. J
, *

•,.-.
r V ...
. :■
Ott PHELIPE POR LA
g'ra de Dios Rey d Caftiíla,de t. eó
de Aragó,ct Jas dos Sicüf i«sd Iheru
faIé,deNauarra,deGr.-nada.dTo
ledo-de Valécia,deGaliaia,de Mallorca*, <í Se
uill a,de Cérdeñi,de Cord:jua,de MurcÍ4,deÍa
en,d los Algaf ues,d Algezira.de Gibraltar Da
qdeM¡lá,CódedeFládes,v Tirol,&c.Porquá
to pOr parte de vos Frácifco Fernádez dCordcr
lia filo ImpreffbijVezi no déla tfillade Vallado
lid .nos fue fecha relación, cj vos haziades ante
nos prefenració de ciertos libros,qtie fon difero
cia dé los libros d Banegás Inquiridlo de tiépos
el Cortefano,Repertorio de tiempos, y nosfu-
plicauadesos mádaílemos dar licencia para po
delJosimprim¡r,pues era libros q en fi cóteniá
budna Doclrina.y era cathoIicos,o como la míe
ftra merced ftieííV.Lo qual virio por los di nue
Uro C5fejo,y como por fu mandado Te hizierort
las diligécias q la pregmatica por nos nueu>me
te hecha difpone Fue acordado que deuiamos
mandardareftanueftra carta para vos en la di
cha razon,y nos muimos lo por bié.Y por lapre
fenteosdamoslicéciajyfacultad^araq pore-
fta vez. poda ys imprimir los dichos libros, q de
fufbfehaze menció.fín por dio caer ni incurir
en pena aiguna,conq defpues deimpr ellos no
lospodays véder njvedaysfinq primero fe tray
gá al nueílro Cófejo,jütamente con los oh gina
les
esq'enelfevieron^várubrica^osyfíTrtiados
al cabo dellos.de Pedro del Marmol nueftro ef
criuano de cámara délos q refidéen elnueftro
Córejo,para ó fe vea (i la dicha imprefsion efta
conforme a lo? originales ? V fe os delicécia pa .
ra los poder vender,}- fe talle el precio qpor qa _
da volumen dellos ouiefedes de auer. Sopeña
de caer «3c incurrir enJas penas conteñidas en-
la dichapr agmarica,y leyes 3 nueítros reynos. .
Dada en Madrid a veynte y yn días. del mesde
IuJio,de mil y cjuiniétosy feíenta y ocho años.
*' ; •' '■/' '■■" > • •.'":: '•■ r
£>.Caráínalis 'El Doctor Die El LicSciado
Spinbfa.' goGafca. Atienda. 3 '-

DoftorSuarcz El Licenciado . El Licéciado


de Toledo.., ■ luán Thomas. luán zapata».
•■ i*->\ . • :- '.!(•■'>■■ -

« ■•-"-.; •■.„-. •..-•! ' ¡; •• .i0r,--, .


'">■■■<"•■<" >■ <•■-- ' .:.../.:..;. ..,,,_,

;:"; ^\,:: '. '■.-..'.•x-' ■ ■'■. ;; ..


! '•■"■'• ■'■■ • ■ .'.,/. ..,.'•
r" .' ' " ' :' ' !' . • . •. •.'•:'.: -
■' 1
*'
"< ■
■ '
■•t í • * * ■ ,
l **
i **
*l -1 i • » i »" *i ; -
' Tabla..
'Péloquecotiencelprl
.mer Libro del Co.rtefáAO,;<quc va dr-
,..¡aidido
. i.!i< :• cd
; diez
..;....Capítulos, a foj. ...»3.
i* .1 ■•>.;,i.;(,:t,'..
-
tj Libro primero del cortefano del Conde Bal*
, tafar Caftellon a mifler. Alfonfo Ariofto.fo. o.
ejCapitulo primero, déla nobleza déla cafa y
corre del Dqque de Vrbino ,y quan noble,y va
lerofo.Teñor fue el Duque Federico, fo. 10
f Capitulo fegundo, como fue nombrado porE
milia,Dama,y cótirrnado por la Duquefa el co
deLudouicodeCámofa., para'que tomaíTeel
cargo de formar vn perfcíto Corcefano. fo zi.
•jCapitulo tercero_,en el qual fe proíiguelapla
tica; fobre lo del buen linaje del Cortefauo,en
. que fe contienen otras calidadesque deuete*
ner el buen cortefano. folio 24.
q Capitulo quarto,en el qual concluye q el cor
tefano hade íer de buen lin3Íe,y-dieftro en las
armas,yhuyrclalabarfe: folio. - z4.
. ^Caditulo .5. habla de los exercicios del corte
íano.y de la buena gracia q ha de tener, fo. 33.
.. f Capitulo fexto,que trata como ha de huyrcl
cortefano la afeftacion en $1 hablar, y en elef
. criuir. folio. -- jtf.
«¿Capitulo feptimo, enei qualfe declara q hs
t .í ►£> \\\ mefmas
Tabla
meChus reglas que ílrucn para el hablar firuen
ipara.el efcreinr. folio 34..
fCapitulo.8. Trata como el vfo cslaguia ¿el
buen Hablar, folio 4.1.
3 Capitulo .9, Que el cortefano deue fer boma
o ene'. alma,como enel cuerpo,)' que hornato
badefár ella, folio. 55.
^Capiculo. 10. Como pertenece al cortefano Fa
ber tañeí.y cátar,y entender la mufica.ro. 68*
y •'■ f El fegundc Libro va ditiidido en fie
te capítulos, a fojas. 71.
f Capitulo primero, en que t>empc,y fazon co
túeneal cortefano vfar de fus buenas calida
des, roljo. 76'
^¡Capitulo íegundo, trata q tal ha de fer la con
. nerfacion del cortefano con fu principe, y con
lasotr^sperfonas. folio. 88.
^Capitulo cercero, trata como deue el cortefa
noconuerfarconfuiyguales. foiio, 97.
^Capitulo quArto,Da ciertas reglas que el cor
tefano deue guardar en fu conuerfacio fo. 100.
.^Capitulo quinto,mueítra cuales hade fer los
modos, y términos que hade vfar el cortefano
• en los motes,y gracias paiahazer rey r.fo, 116.
qi Capitulo fextofobre que fundamentos deue
vfar el cortefano a dezir fus gracias,)' donayres
folio. , . . np.
^Capitulo fe'ptimo. trata como deue el corte»
Uno burUr con tus anu¿os,y <ic cieicasniane*
i¿: '' las
Tabla.
ras de burlas folio. fyy,
q Libro tercero. Vadiuididoeníleteca
pi tu los a fojas. 159.
^Capiculo primero,en el qual fe forma vna pee
fe<fta Dama,con las calidades que le coiuiiené
afsi como fe formo vn perfeSo cortefano.fo.158
fCapitulo fegúdo,de los exercicioi que cóuie
ríen ¿vm Dama,y como los deue vfar, y otras
graciasque le condenen, folio. 169;
^Capiculo tercero,cuéca cofas feñaladas en fa-
uordelasDamas.y eníudcfenfa. folio. 180.
f Capiculo quarto En el qual fe cuentan gran
des excelencias,y virtudes de la cacholica Rey
nadoña Yfabcldc efpaña,y otras muchas feño
ras. rblio. ipj.
« Capitulo qu¡nto,comofeha de auerladama
xóel gala y como deue tratar damores. fo. zo8.
^Capitulo fexto,mueftra a la perfecta dama co
mo ha de amar, y como fe ha de auer con el a*
mante. folio,, " J.j . . -. :.v. ¿ifr
^Capitulo feprimo, q profígue en formar vna
dama perfecta con las calidades que le conuie
nen ,y auifaal cortefano como fepa traer fecre-
tos fus amores, folio. lLe,
q Libro Quarto tiene fíete ca
pirulos, «fojas. zzo»
qCapitulo primero, trata como mediante las
calidades que fe han dado al cortefano pifcdes
hazerfe muy amado, ypriuado de fn principe
* üij ypo
Tabla.
y podra induzirle alas virtudes, y reprehende?
lelos vicios: folio. 2jt.
q Capitulo fegundo, declara como las virtudes
fon atauio, yoniámento del anima, y la diferé
cía que ay en rre la virtud de la temperancia, y
de la continencia, folio, .• . i. 258.
«¡jCapitulo tercero, trata de qual fera mejor go
uernacion la de vn buen Rey, o la de vna repu
blica. foliólo.- J. ./■ ^45*
fCapitulo quarto, trata como hade criar vn
perfecto cortefano a vn principe virtuofo fobre
lo qu al paflTanfubtiles razones, folio. 253.
^Capitulo quinto , trata cerca delfín déla pee
fefta corteíania en que fe tratan cofas fubtiles.
.folio. .»'»; 265.
^Capitulo fextOj trata como el cortefano fiédo
.viejo puede fer enamorado fin afreta, fo. ¡ Z73.
^¡Capitulo feptimo, trata como el perfecto cor
tefanoha de .amar muy al contrario del amor
, Joco queel vulgo ligue, folio, i8z,

rí '.:üi' . '■■ i . •••! '■' ' j..' í ¡.I - {-•

i»' : .>. f.-í" .-: ■■•!-'• :


«- ■ ■■ ".'.Mi'.m c- ..;,;•• .•... ¡' 'u-l ■
I. -r- t<ri.-.o:i( j .. ■ ... i'.S- .'■■tj i .: -•., ■>
■ ,;; '"■o! .'; 1;' tur. . ; ; --.. .:.¿ ^ .u. ■.: ¡í
' \. t -* *
IGVESE EL CORTESA
no, diuidído en quatro libros. Los
quales tratan, y es fu fin de formar
yn Cortefano días calidades,y per
feñiones que le pertenefcé para fer
Íierfefto cortefano. Y afsi mifmo trata de las ca
idades que le pertenefcen a vna dama para lee
perfe&a dama. Y como eftas calidades ion mu
chas, y diuerfas: afsi fon muchas.y diuerfas las
materias que fe tratan en afte libro por muy
apazible eftilo. Fuero tratadas todas eftas ma
terias en la corte, o palacio del Duque de Vrbí
no entre los Cortefanos de fu cafa : por ante la
Ptfquefa y fus damas: fegun que mas por edén
fo fe diraen el primer capitulo del primero lia
bro. El autor no diuidio ellos libros por capitu
los. Mas agora parefeiendo a algunos q tener
yn libro defde el principio haíia el fin fin auet
don.de pare, o repoíe el efpiritu,trae coligo
vncáfancio,of2ftio:fe acordó en eftaim
preísio d diuidír cada vno á los qu a
trolibrospor fus capítulos para
mas deí canfo del ieftor como
.: . ¡; -j .; porelprogreffodel pa s"! <* ," j
a-3 £•:••■<■. •■ .■•"-■• refeera. •■ . '• ""* '• •«

s>i"> -i ..■:.; ii.r, kur :


*b v
rroiqgo»
-. :
"Prologo del interprete llamado
Borcan,enderec,adoalamuy magnifica íc-
ñoradoña Geronima Paloua de Al»
;,„:',. mogauar.

O HA M VCBO S
días que me embio GárcUaífb
de la Vega (como vueftra mer
ced 1 abe ) eíle libro llamado el coc
teUno.compuefto en lengua Italiana por el có
de Baltaíar Caítellon.Su mulo y U autoridad
de quien me le embiaua me mouieron a leellí
con diligencia. Vi luego enel tantas cofas y tan
buenas que no pude dexar de conofecrgráin?
Í;enio en quien le hizo.Y demás de parecetin*
ainuencion buena , y el artificio y Ja.dóíln
na, y la materia de que tracta , no folaiiysu.
te prouechofa yde mucho gufto,pero necefía-
ria porferde cofa que traemos fiempre entre
las manos.Todo efto me pufo gana que los ho
bres de nueftra nación partici palien de tan bue
libro,y que no dexaflen de entendelle por fals
ta de entender la lengua^y por efib quiüera tra
dtizillje luego.Mas como eftas cofas me mouja
ahazello.alsi otras muchas me impedían que
no lohiaefle, y la mas principal era vna opi-
nionqueliemprccuucde parecerme vanidad
. Prologo del interprete;
báxa ele hombres de pocas letras, andar roma*
ciando libros. Que^un parahazerfe bien val*
poco.quanto mashaziendofe tan mal ,q ya no
ay cofa mas lexosdeloquefe iraduzequeloq
es traduzido,y afsi toco muy bien vno,que ha
ll ando a Valerio máximo en romance,y andan
do reboluiédo le vn grá rato de hoja enhoja fin
parar en nada,pregütado porotro qhazia.ref
podio q hulean a a Valerio Máximo.Viendo e-
fto.yacordandorne del mal q he dicho mucha»
vezes de ellos romanciftas(aunque traduzir e*
fie libro no es propriamenteromanc.alle, fino
mu dallede vna lengua vulgar en otra quic,a tá
buena ) no fe me leuantauan los bracos a efta
traducion.Por otra parte me parecía vn encogí
miento ruyn , no faber yo vfar de libertad en
ñe cafo. \ dexar por ellas confederaciones o ef-
crupulos de hazertan buena obra a muchos,co
moesponeilesefte libro de manera que le en*
tiendan. A ndando yo eneftas dubdas, vtiefcra
merced ha íido la que me ha hecho determinar
mádandome q le traduxeffe, y afsi todos los in
conuenientes háaceflado.y folo he tenido ojo a
leruiros,yeftoy ta confiado có tener tan buc
fi(i,qeflafol« confiancabafta parahazermea-
ceptar cfto. Quanto mas qeíiclibro dando fe
a vos es vueftro, y aisi vos mirareys por el en a
Í>roiiarleydefenderJefifuerebueno,o en poner,
e en parte donde no parezca uendo malo. Yo
.«..>...!

r
Prologo dellriterprete.
fequeííyonolehéeltragado en el ttaduzirle"
que el libro es tal que de ninguna otra cofa tie
ne necefsidad fino <ívn ingenio como el de vue
itra merced cj Ps& para ententenderle y guftar-
leiY-afsi he penfado muchas vezes q efte corte
fano ya quanto alo primero es dichofo,porque
en Italia aleado por feñora a IaMarquefa de Pef
cara q tiene fama déla mas auifada muger que
ay en codas aqllas tierras , y cafi en fus manos
nació y ella le tomo a fu cargo y le crio y le hi
zo hombre para que pudiere andar por el mus
do ganado honrra,y agora en Efpaña aura aicá
fado a fer de vueítra merced,que por hablar té
pladaméce,teneys las mifmas calidades della,
Ír a el podreysle hazer canta bonrra} que qui$a
e bafte para no querer mas,ni curar de otra co
fa ya fin o de foflegarfe y defeanfar de fus tuba
jos en vueftras manos, Yo no terne intento en
la introduciondefte libro a fer tan eftrecho q
me apriete a Tacarle palabra por palabra.Ante
fi alguna cofa enel fe oífreciere que en fu legua
parezca bien y en la nueítra mal,no dexare de
mudarla o de callarla.Y aü có todo cito he mié
do que fegun los t erminos deitas leguas Italia
na y Efpañola,y las coftumbres de entrabas na
ciónos Con diferétes,no aya de quedar toda via
algo que parezca menos bien en nueftra roma
ce.Pcro el lubjeto del libro es tal, y fu proceflo
tan bueno,q quien le leyere feramuy delicado
fi entre
Prologo del interprete:
fi entre tantas ytan buen as cofas no perdonaré,
algunas pequeñas,compenfando las vnas con.
las otras.La materia de que trata , como luego
enel principio déla obra fe vera es hazer vn cor.
tefano perfecto, y tal como vueftra merced le
fabria hazer fiquifiefie. Y porque para vn per
fectecortefano fe requiere vna perfecta dama,
hazefe tambié enefte libro vna dama tal, que a
un podra ler que la conozcays y le fepays el n o
bré tila miraysmucho.Para todo efto ha üdone
celTario tqcar muchas cofas en diuerfas facuJta-
depredas degr áingeuio,yalgunas dellas rnujf]
hondas y graues. Por eíto no me marauillari*
h aliarte quiera algunosCde los que confidqrá las.
cofas Hurañamente y no toma dellas fino el ay
reque les da enlesojos) qlesparezca mal en
derezar yo a vueftra merced vn libro que aun*
que fu fin principal lea tratar délo que es necef
(ario paralaperíecióde vncortefano,toda vi*--
toque materias entrkadas y mas trauadas en
honduras de fciécia délo q.uC'jpejrenezca a vna.
mügerymoc,a y.tan dama. ■>¿fftftorerpondo,qj
el qué hizo el li bro entendió efto me jor qu e e-
Uos,y de tal manera mezclo las colas de leuda
con las de gala , que las vnas fe aprouochan y,
fev alen co n las otras , y eftan pueftas tan a pro;
politoy tan en fu lugar,y los términos que ay-,
enellasffi algunos poiíer de philofcph i.. .; cié raí
/ un a fer, muy pelados ) fon tan neceflarjos; a]Jjj
;. ' -' '■'. donde
Prologo del interprete .
donde eftan y aflentados con tan bué artificiar:
y tan defculpados porlosmifmos que allí los
vfan,y dichos tan agraciadaméte donde es me
nefter,que a todo genero de períbnas afsi a mu
feres como a hóbres cóuiené, y han de parecer
ien,Gnoa necios .Y aunq todo eftono fuefle,
vucftro entendimiento y juyzio es tal, que vos
no os aueys de encerrar enlas eftrechezas ordi
narias de otras mugeres,íino que toda cofa de
faberos ha de conuenir totalmente. Y en fin
porqdeya Cobre cita no aya mas quedebacir,
quiero aprouecharme de vn argumento cafi fe
. meiance al de vn Philofbpho, q difputando vn
dia co el muchos, y haziédole grandes razones
paraprodarle quenoauia mouimiento enlas
co(as,la refpuefta que les dio para concluyrles
fue l.eüantarfe de donde eflaua a (Tentado, y paf
fearíe,y allí nadie pudo negar el mouimiento.
Yafsi a ellos quiero yo tairoié concluyrles co
que vueftra merced fe mueua vn poco,y os v e*
an como entendeys y guftays las cofas por al
tas qTeansyent<tti«es verán fios fon cóuenibles
o no.Enfin vueftra merced ha dcfer aqui el juez,
de todo,vos vereys el libro y el cortefáno , y lo
que yo he hecho por el en auerle puerto en vue.
ftras manos.Si os pare! ciere que he falido delta
con mi honrra,agradec« me la voluntad y Ja o-
bra,yfino alómenosla voluntadcpueshaíido
feiuijcos)no fe pierda. .¡A.':.
-\ -

- ' •
......

■ ■ ,.-
1

: . .

* >U . 3.
A. ft.WAVSC.Vr •

Ala muy magnifícate


ttoradoñaGeronimaPaloua de Al
mogauar,GardIaflb dclaVegá.
I NO VVIERÁ
fabido antes de agora donde
llega el juyzio de vueftra mer
ced,baftat.amepara entéderlo
ver queosparefeia bien cfte
libro.Mas ya eftauades cana
delante en miopinió,que pa*
feciendomeefte libro bienhafta aquipormu*
chas caufas ,1a principal por donde agora me-
lo parece , es porque le aueys aprouado de tal
manera , que podemos dezir q le aüeys hecho ,
pues por vracaufa le alcanzamos a tener en leu
guaqleentedemos; Porq no folaméte nopéfe
poder acabar con Bofcá que le tra duxefle, mas
núcameofe poner ertdezirfelofegun le viafie
pre aborrefeer a los q romanean hbros,aunqel
a efto no lo llamara rómác,ar,ni yo tápoco.mas
aunque lo fuera creo q no fe efeufara dello má
dádolo vueftra merced . Eftoy muy fatisfecho
de mi.porq antes q el libro vinielTe a vías ma»
nos ya yo le tenia en tanto como entonces de*
uia,porque fi agora defpues que os parece bié
« mpecara a conocerle, creyera que me licuar*
eljuyzia
Prologoi fb. t
€1 jüyzío de vueftra opinionrpero ya no ay qué
foi pechar enefto,fino tener por cierto que es Ii»
bro que merece andar en vuéftras manos para
que juego le le parezca donde anduüd, y púé-
da del pues andar por él mundo fin peligro, Poí
que vna délas cofas de que mayor necefsidad
ay do quiera que ay hombres y damas princi*
pales,es de hazer no folamente todas las cofas
que en aquélla fu manera de biuir acrecientan
él punto yel valor délas pérfonas,rnasaün d^
guardar fe de todas las qué puede abaxarlc : Id
Vnoy lo otro fetrata enefté libro tanfahiaytá
cortel'2namente,que no me parece que a) def
íear en el fino vello cumplido todo en algún hó
hre,& ta mbien yua a dezif en alguna dama,fí<
no me acordara que fcftaúa des enelmundópa*
ra pedirme cuenra délas palabras óciofáá.De
mas de todo efto puede fe confiderarcnefieli*
bro que como lascofas muy acertadas fiempre
feeitienden amasdelo que prometen de tal
manera eícriuío el conde eaítellonla qué dé*
uiahazérvn Ungular cortcfano,queqüaíino'
dexo éftádo a quienno auifafe de fu o fifi cío.
Enefto fe puede ver lo que perderiarhoi en rio'
tenerle. Y también tengo por muy principal
el beneficio que fe haze a la lengua cafiéllaná
én poner enella cofas que merezcan ferleydas
jorque yo no fe qué defüentufá hafido íiém*.
fiíélanueftíaquéapénasha nadie éfcripro m
Prologo,
nueflralefiguafínoloquefe pudiera muybíS
rinif.ir, aunque efto feria malo deprouarcon
los que traen entre las manos ellos libros que
matan hóbres.Yfupo vueftra merced muybié
efcoger perfona, por cuyo medio hiziofedese»
fte bié a todos.Que fíédo(a mi parecer) tan dif
fi cu 1 rol a cofa traduzir bié vn libro como hazer
le de nueuo,diofe bofcan enefto tan buena ñu
fu , que cada vez q me pongo aleer efte fu libro
o (por mejor dezir vueltrotno me parece quele
ayaefcripto en otra lengua.Y fi alguna vez fe
me acuerda del quele he vifto y leydorluego el
Íenfamiento fe me buelue al que tengo entro
as manos.Guardo v na cofa en lengua caftella
na que muy pocos la han alcan5ado,quefue'
huyr déla afetacion,ím dar contigo envna fe--
quedad. Y con gran limpieza de eftilo víbder
términos muy corteíanos ymuy admitidos de
los buenos oydos.y no nueuos al parecer ni de
fufados déla géte.Fue demás defto muyfiel tra
dutonporqueno fe ato al rigor déla letra (co-=
mohazen algunos fino ala verdad de las len-
tencias.- Ypor differentes caminospufo ene*'
fta lengua roda la fuerza y el ornamento de Ja
otra. Eafsilo dexo todo tan en fu punto co*
mo Iohallo , y hallo lo tal , que con poco tra*
bajo podrían los defenfores delíe libro refpons
der a los que quilieíTen tachar alguna cofa del.
hablo enlos hombres de tan tiernos , & tan
dt
Prólogo. to.J
delicados oydos, que entre mil cofas buena*
que terna efte libro les ofenderá vna o dos que
■no feran tan buenas como las otras, que denos
' tales no puedo creer fino que aquellas dos les
agradan, ylasotraslcsoffenden, y podríalo
prouár con muchas cofas que ellos fuera de-
no a prueuan. Mas no es de perder tiempo
con eftos, fino remitirlos aquien les habla, y
les relpónde dentro en ellos mi fmos,6cboluec
me a los que con alguna aparencia de razón
podrían en vn lugar deffear fatisfacion de al
go que les on~endiefle,y es que allí donde fetra
ta: de todas las maneras que puede au er de de«
zir donayres , & cofas bien, dichas a propoíito
de hazer reyr¿y de hablar deígadamen te y- ay
algunas puedas por exemplo que parefee que
no llegan al punto de las otras , ni merefeert
fer tenidas por muy buenas ¿ de vn hombre
que tan auiíádamente trato las otras par*
tes , y de aquí podran inferir vna fofpechtf,
de na tan buen juyzio ni tanta fineza del
auftor como le damos . Lo que á'*>Míc
puede refponder,es que la intención del autoc
fué poner diuerfas maneras de hablar gracio*
famente y de dezir dortayres , y porque me*
jorpudieñemos conocer la diferencia,' y el lis
nage de cada vna de aquellas maneras , pufo-
nos exemplo detodas,& difeuriendo por tana
tas fuertes de hablar no podía auer tatas cofas
A ij bio
... .-Prologo,
liendichasínxadavnadefta^qaealgunasdd
ihsqti« daira por exempl© no fueflen algo mas
¿ba-xasqueotras. Y por tales creo yo qué lastu
wo(fin> edgañarfe punto en ellas)vn autor tádif
«reto & Mn íuiíkdó corno éfte. Aíu que ya en
-efto feYee que el efta fuerá de culpa\ Yo folo
«Wcá* qúedaf«ótfnáyquáes auermeaiargado
'anasdeíoqüeerafrténeltefvMííS^nojanmelas
£ftxarones,y hálenme quelashagacon vna cae
.«atálargaaqmertriómetié^tfxuJpa* Cdfiefo
*vuéfa mertíed que oue tanta ihuidia de vero?
m^re'cei'falas las gracias quefedeuenporefte
libro,qtíe- xcá quife meter aüa éntrelos renglo
nes como pudibtfe.Y poique oue miedo queal
gu«6fequiijeffeírrteteren ffaducir elle libro o
<oor me jdrdezír)dañarle, trabaje con fiofean
queíitt etfperar otra cofa hizieffe luego impri-
jnírlepbratajarla ptefteza que los qué eferi-
t»n maUlguíu ¡cofa fuelen tener 'en publicat
Ja¡3 Bnauaque eftatraducionmé diera ven-
jgáncide qual quier otra q puiefa,foy tan ene
jn'rj&le cifhía,qüe aun efta tan fin peligro me
•enojar^ í i . E potéifto cafi por fuerc^ le hize q
atodo correr le paíTafTe. i Y el me hizo eftar
frafenteajkpoftrcralima mas comoa hom-
ré-acogidoarassoquecómo ayudador de nin
guna emienda . Suplico a vueftfa merced que
pues elle Hbfo efta debáxo de vueftro amparo
que no pierda nada por efta poca de parte que
yod*
! ^Prologo v i* fo.j*
yo del eomoipneyej» pago defto osle doy efcrij*,
tode mejor letraTdonde fe lea yueftrp nombro
yvueftrasobrass.j -,,.,-.. -, (f r}y.h\'ul-
■\-t.i vi", •.[.t.Vf! '■' ' '■; ■ t

Prologode Baltaíár
Caltelion,audor déla obra,cndeie£a
daaílluftrey muy Reucrcndp'; ;J
jfciior don Miguel de filua,: :t - >
&/"•_ Obiípo de Viíco^ ,;;:;

prologo/''v •:- '* J


^L TIEMPO'Q^VE
jft$£ el feñor Guidubaldoid'ci Montiefel
i trojduque deVrbihO'fa'U<$fcro,yo
juntamente con otros cáüálleros;
que le auianferuido qire.de'!eh fer
íiicio del duque Francifco maria de fa rouefc,
heredero y fuccífor del eneleftado .Vlínticn-
do yo entonces en mi coraron el olorfreTco de
las virtudes del duque Gaido,y acordándome
dclcontentamientoqueyo en aquéllos anos'
auia tenido con la dulce conuerfaciori y cóm*
pañia de tan excelentes hombres-corno enton
A íij ees
'* ^ Prologo delauftor
ees fe hallaron en la corte de Vrbino , fuy mo*
uido a efcriuir eftes libros del cortefano . Y e* !
ftohizeloen pocos días con propotitode cor-'
regir defpues con el tiempo los errores que del
deffep de pagar prefto efta mi deuda auian pro
cedido. Mas" la fortuna me ha traydo muchos,
años fiempre tan ocupado en negocios y traba»
jos tan continuos:que yo nunca he tenido efpa
cío de emendar , y poner efte librq enel punto
que conuenia,paraque mi flaco juyzip quedaf
fe fatisfeeho» Afsi que hallándome en efpaña:y
fiendo allí por cartas de Ytalia informado que
la feñora Vitoria déla colona marquefa de Pef
cara a quien yo di traslado defte libro y no a o»
tra perfona ninguna,auia(quebrandome fu pa
labra)hecho trasladar del ya vna muy gra par*
tc,no pude dexarde recebir pena dello,temie>
do me de algunos inconuiniéntcs que en femé
jantes cafos pueden acaefeer. Todauiame
confie mucho efperando que el ingenio y fefq
defta feñora [la virtud déla qual yo fiempre
he tenido en grande veneración , como a cofa
dinin a ) ferian bailantes a proneer que ningún,
perjuyzio me vjniíTe, deauer yo obedecido a
fus mandamientos. Defpues fupe que aque
lla parte del libro que fe auia hecho trasladar,
fehallauaen Ñápeles en poder de muchos, y
fegun comunmente fon los hombres amigos;
de nouedades, parecía quelosmasdcllos án*
.-'." da
Prologo del auftor. fo. 4',.
dauan ya por hazerla imprimir . E afsi yo
de miedo defte peligro determine de ver y .
emendar luego enel librólo poco que meíu-
fria la breuedad del tiempo con intención
de publicarle , juzgando fermenos mal de-
xarle que le vieflen poco corregido por mi
mano , que muy dañado y deftruydo por la a*
gena, Demanera que Cguiendo efta determi*
nación mia comencé a leer , y luego en el co
miendo conliderando el titulo tomo me vna
triftezagraue,la qual defpues leyendo ade
lante creció en mayor grado , acordándome
que los mas de aquellos que eftan introduzi-
dos enel proceflb de la obra ion yo muertos.
Porque demás délos que van pueftos enel pro
logo del poftrer libro es muerto el mifíno mi-
cer Alpbonfo añono, al qual es enderezada
efta bbra:mancebo bien criado , difereto. dul
ce, de buenas coftumbres , & afoil en toda co
la que conuinicífe a buen nombre de corte .
Falleció afsi miímoel duque Iulian de medi-
ci.cuya bondad y nobleza merecían mas largo
tiempo enel mundo fer gozadas.Es muerto tá=>
bien miíTer Bernardo cardenal de ranfta Maiia
en portico.El qual por vna gracia & bibeza de
ingenio que natural mente tenia fue muy acep
toa todos los que le conocieron. Y es muerto
O&auianfregofo varón feñalado en nueñros
tiempos:magnanimo & hombre de gran con-
-. A iiij cien
Prologo'del au&or.
ciencia,llcno de bondad,de ingenio de prudé*
cía & corteña , y verdaderamente amigo de la
honra y de virtud, y tan merecedor de ferloa-
do,quc fus mtfmos enemigos nunca pudieron
dexar de loarle. Y aquellas defdichas, 8c
aduerfidades que el con gran animo continua
mente fufno, harto claramente moftraron que
la fortuna como íiempre ha (ido , aísi también
agora es contraria ala bondad. Muertos fon en
fin muchos otros celos nombrados enefte libro
a los quales parecia q la natura les ouicfíe pro
metido y les deuieflc larga vida. Pero lo que
mas es de doler y que no deuria dezirfe fin la
grimases qrambié la feñora duqueíá es muer
ta.E fi mi coracon fe altera por la perdida de tá
tos amigos que pie han dexado enefta vida con
roo enyn deXicrto lleno de trabajos, razón es
que mucho mas grauemente lienta el dolor de
Ja muerte delta feñora que de todos los otros,
pues ella mucho mas que todos los otros valia
& yo también mas a ella que a los otros era en
cargo. Aísi que por no tardarme en pagarlo q
d euo a la memoria de vna feñora tan excelen:*
te y de los otros que fallecieron, mouido tam
bién (como arrjba dixe) por el peligro que a e#
fíe libro comen^aua arecrecerfe, helo hecho
imprimir, y helo publicado talqual déla bre
vedad del tiempo me ha fidococedido . Epues
__ vos no conociltes ni a la feñora Duquefa ni a
V ' nin*
••. Prologo. .. " fo. «
ninguno délos otros que murieron,faino aldu
que Iulian y al cardenal de faníta Maria in poc
tico,porque aora los conozcays^aúque no íbn
muertos,osernbio elle libro como vn retrato
déla corte de Vrbi.no,no hecho porma no deRa
phael o de Miguel angsl,fino d vn pintor muy
baxo y mal dicílro , y que fojamente labe de
buxar,afentádo las líneas principales fin acom
Iiañar ni hermo fear la verdad conla lindeza de
as colores,ni hazer parecer por arte de prefpc*
tiua lo que no es. Mas aun que yo aya» moitra-
do con gran diligencia quanto he podido con
las platicas que en efte libro fe introduzen las
proprias calidades y condiciones délos que en
efta obra eftan nombrados yo os confiellb que
no he podido llegar ,no folamen te a exprimir
mas ni aú a feñal arlas virtudes déla feñora du
quefa,porque ni el eflilomio baila a explicar*
las,ni mi entendimiento a ymaginarlas. E fi en
«fto o en otras cofas dignas de reprehendo (de
Jas qualespienfo que aura muchas en efte lie
bro)yo fuere r$prehendido,quiero que fepan
todos que no he decontradezir ala verdad, ni
he de defenderme faifa mente .Mas porque
ay hombres que huelgan t anto alguna vez de
reprehender, que reprehenden halla aquello
que no merece fer rcprehendido,yo aora no de
xare de refponder a algunos que me echan cu 1
pa,porque en el elcreuir no he feguido al Boca
j> A v cjo
? >~rt Prologo délau&or
eio,ni he oliendo obligarme ala coftumbre del
hablar toteano de nueftros tiempos. Yquanto
alo primero dezirleshe que aunque el Bocacio
fuefle d e gen ti 1 in genio , conforme alo que en
fu tiempo fe vfaua,y en alguna parte efcriuicGs
fe con diferecion & induftria toda vía fe tiene
por determinado quemejoreferiuio quando
fe dexo yr tras fu vena 8c in ftinto natural fin o
tro eftudio ni cuydado de limar fus eferiptos,
que quando con diligencia y trabajo fe esfor
coenelfer mas limado y corregido . Porcfto
los. miímos que fon de fu vando afirman que el
en fus proprias cofas tuuo el juyzio muy erra
do ^despreciando las quele han hecho honra,
y preciando las que valen poco, o nada. Afsi
que fi yoíiguiera aquella manera de efereuir
queenel es reprehendida , halla por aquellos
que en lo demás la alaban, no pudiera huyr
por lo menos aquella mifma culpa que a el fe
dio a cerca deílo. E aun fuera mayor la mía»
porque el erro penfando que acertaua , & yo
errarla agora conofeiendo que yerro. Y tam*
biertjíiyoíiguiera aquella otra forma que en
fuseferiptos es aprouada pormuchosy menos
eftimada por el pareciera me figuiendole ene*
fio moítrár claramente que yo no concor
dauaen mi juyzio canal del auctor a quien fe-
guiarlo qual no pudiera dexar(fi yo no me en*
gaño)defcrinconuinienteodefatino , Eya.
tf'íJ Q
Prologo del auñor. fol.¿
que todas ellas cofas faltaran, no pudiera yo
cnel íubje&o feguir al Bocado , no auieuda
elfcripto jamas cofa de materia femeíanre a
eftos libros del cortefano. Y en la-lengua,-
(_a mi parecer) tampoco deuia feguirle . Po»
que la fuerza y verdadera regla de hablar bien
confifte mas en el vfo que en otra cofav <Yí
fiempre estacha vfar palabras quenofevfen,
por efto no conuenia vfar yo muchas délas
del Bocado, las qualesien fu tiempo fe vía*
uan , mas agora ya andan deíechada&,aun pos
los mifmos tofcanos . Tampoco he querido
obligarme a la coftumbre , del hablar tefca-
no de nueftros tiempos porque el trato que
ay entre diuerfas naciones hatenido fiempre
fuerza de licuar delavna a la otra, quaii co
mo las mercadurías, afsi también nueuos vo
cablos , los quaies deípues permaneícen o ca*
en , fegun fon por elvíb admitidos o defecha-
dos. Y efto (demás de eíiar prouado con el
teftimonio délos antiguos) veefe claramen
te en el Bocado : en el qual ay tantas pala
bras francefas , eípañoías , y proenc,ales , y al-
Íjunas por ventura no bien entendidas por
os tofcanos modernos , q fi fe qui tallen to das
delyquedarian fus libros mucho menores. Y
£orque(a mi parecer) la coftumbre del ha
lar délas otras ciudades principales de ytalia
donde fe juntan ombres labios, ingeniofos,.y
t eíoqué
* : Prologo délaudott I
eloquenjes que tratan cofas grades deTgouier
no,de eftadosjde letras,de armas,y de diuerfo»
negociosfno es juíto que íea deltodo defprecia
da culos vocablos que en todos eftos lugares
fevfan hablando pienfo que he podido con ra
zonvfaraquellosefcriuiendoquetraen confi*
go gracia y gentileza enlapronüciacion, y fon
comúmene tenidos por buenos y proprios pa#
ra declarar lo que conqiehe,aúque no fean toC
canos ni tengan fu principio de Yt4lia.De mas
defto vfan fe en tofeana muchos vocablos ma*
nifieftamentc corrompidos dellatinrloiqua^
les enlaiombardiayenotraspartesde ytalia
han quedado enteros y fanos,y tan generalmé
te fon yfados de todos,que por los hóbres prin
cipales fon admitidos por buenos,y por el vul
go entendidos fin dificultad.Aísi que yo no pié
Ib auer errado fi efcriuiendo he vfado algunos
deftos,y mas ayna tomado el entero y fano de
mi patria que el corrompido y«dragado de la
agena. Y no tengo por buena regla de muchos
que dizen , que la lengua vulgar tanto paree»
mejor quanto menos íe parece con la latina.
Ni puedo entéder porque razón a vna coftum-
bre de hablar fe deue dar tanto mayor au&ori
dad que a otra,que bailando la tofeana para a*
bonar y ennoblecerlos vocablos latinos corro
.pidos y faltos ydalles tanta gracia,que afsi má
eos fe pueda vfar por bueuos(lo qual yo no nie
Prologo del auclorv! fo. i.
go)no pueda tambié la lombarda o qualquier
otra foftener los miímos latinos puros,enteros
proppos y no mudados en ninguna coi a,có tal
•que featt tolerables, '^verdaderamente afsi
como querer formar vocablos nueuos o man*
¿tenerlos antiguos a peíiar delacoftumbré.,rfif
pucdedezirique es vnaprefuñcian muy íloci,
-*fli también querer contra ía fuerza dela,rníf*
4na coftumbtedeftfuyr, &quaíí enterrar, bu
uos ios quales ha muchos años que duran <, y
conel amparo del vio ftí há defendido de la ma
Jinidad del tiempo largo conferuando fu áüñ'o
. ridadyiúítreen tiempo que por las guerras y
eftragos de y talia,lalengua,los edificiosrlos ve
•ftidos y coftúmbrés recibieron ¿ltcracióy mií
danc,a , de mas de íer cofa muy dificuYpatefee
crueldad y quafi vn ale,arfe contra lascofas di*
uinas.Poréfíofiyo nohe querido eferktwndo
vfarlás palabras del bocado que ya nofevfaar
en tofeana ¿ ni fometerme a las leyes de Aques»
Jlos qué rio tien en por licito vfar las queno foii
vfadas por los tofeanas de efte tiempo, creo q
tengo harto buena difeulpa. Y púnfo.que en
1 a materia del libro y en la lengua (en quanto
vna lengua puede ayudar , a otra }he fegui do
au&ores ta aprouado qUanto loes el Bocado.
Y no creo que femé ácua tener a maljauer que
rido mas hazerme tener por lombardo^hablás
áo lombardo,que por no tofeano hablando de
fn*.
.* í-> PrologVdei autor*
trisnadamente tofcano , porquerio me acae*
ciefíe como a theophrafto,, el qual por querer]
hablar muy athcnies, fue conocido de vna
limpie vejezuela pomo athenies. Pero por/
que defto en el primer libro fe tratara larga*
ílhente no diré nías v fino que por quitar toda
quiftion .ya confieflb a mis reprehenfores ino
rar efta fu lengua tofcana tan difícil yfecre-
t4.t .E digo que he fcritoenl3mia,comoya>
hablo, y a hombres que hablan como hablo
yo . E aflfi pienfo no auerenefto agrauiadoa
-nadie ,' Porque cierto creería yo que cada vntí
en efte mundo tiene licencia de efcreuir y ha*-,
Mar en fu propia lengua natural. Yaffi un
bienlatienen todos denoleer,ní efeucharlo
que no les parece bien. Porefto íí ellos no
quifieren leer mi cortefano, no penfare que
me hazen agrauio. Otros ay que quieren en
trar me por otra parte , & dizen que fiendo
tan difícil y quafi impoíiiblehallarrevtt hom
fere tanperfeto como yo quieto que fea nue.
ftro cortefano,ha fido efcüfado efcreuirle tal .
Porque vana cofa esmoftar lo quenofe pue
de «prender. A efto refpondo q u e no fe me-
dara nada de auer errado con Platón , con
Genophonte ,y con Marco tulio. Y dexo de
difputar agora en refpuefta defto, del mundo
£ntelegible,ydelasydeas. Éntrelas qua-
» aífi como (, fegun la opinión de cftos fa
bios
Pfblogo del autora fo. i
tíos ,") ayidea de la pcrfera república ¿ydel
perfecta Rey., ydel perfectaorador, affi tam
bién la ay del perfecta cortefano .Ala imagen
déla qual fi yo no he podido llegar me mucho
con mi eftilo.tanto menor trabajo teman los
cortefanos de llegar fe con las obras ajtermino
y «ya que yo con mi efereuir les aure, puefto »
Efi aun contodo efto no pudieren alcanzar aó
Ha perfíeioa (qualquier que ellafejQque yqh»
trabajado deejeprimir en ellos mi» libios,¿óf
que mas cerca fe le llegare fera elma<p$rfofQ
como de muchos vallefteros que jtárán aún te>
rerrerbiquando ninguno dellosdaen el felaed
el que mas cerca del fe pone es el mejor. No fal
tan al gunós también que digan queyo he pen
fado formar a mi mifmo,prefumiendo que las
calidades que pongo en el corre fano,todas fe
hallen en mi. Aeftosno quiero negar que no
aya Prouado todo quello queyo querría que fu
piefle el correfino . Ytefigo por cierto que qu¡
en no vuisíTe renido, alguna noticia délas co
fas que en efte libro fe tratan,mal podría poí
muy docto que fueíTe efcreuirlas. Mas yo no
foy tan fin juyzio en conocer ami niifmo, que
prefuma defaber todo lo quefe deiTear. Pero
en finia defenlien deftas cofas de que me a
cufa,yporvéturade muchas otras, remito paz
agora al parecerdela opinió comú.Porq las mas
Vczcsla multitud del vulgo aüq perfetamente
no
% le? Prologo dejaúftorí
Í!ó>conozca,toda vía fíente por vn natural inü
ftiwto ¡va cierto olor del bien yde) mal y íín fa
béídardeMoraaíon ninguna, al vno recibe ya
íria^yaUwcrddeféthay aborrece. AIsiqG geno
talmirtceeftpttii libro parélcierebiettvytenec
le pwbtieno :y creer quemereícébiúií. Efi
mal rengle A* poftnalo,y pehfafetjuefcl miG»
moíiaecóníigdfujemédio5porque prefto íc
ÍiétdQtáfifl&liríénfoüa.ECitoda vi» mis repre
en/o^no Redaren fatísféchos con efteco-
ínuh^^^o'ciOTteritenfe alorittiloácortel tieni
«o:el quai de toda coía en fin defeubre las fe*
cl'iáetaí táchls.Yporqúees padre déla i: .
í„tc/Iveíd*dv&iuezfinpiafMOTi;íuele r \-¿
v-~\ si" fiemptedáídelalfidaodela: ?: '-c.
e -. ! 3 r."-« gnuerte délo que fe eícriue . . .1 ■ ' .1
jufta fentenciaw < •-•> - V j- o
...;•■■ 1 . 4Gcr.
-■.
. ->i:'7 o
/¡ :* 5! a
*" *-.
ii 1 * * • •

;i;;:r.
* Libro primero* fe.o.
^ Comienza el pri^
mer libro, del cortefano del €onde
Baltafarcaftellon, a mifler Alphonfo ariofto:trt
duzido de ytaliano en Caftcllaaojcl
qualvadiuididoenonze • -•- \
capítulos.

PROLOGO.
fVCHOS TIEMPOS HE DVB
| dado ql de dos cofas feria para mi mat
jdificiljO negaros aquello que tá ahin*
fiadamente me aueys pedido muchas
vezesro difponer me a hazerlo como mejor pu*
dieíle,por vn a parte me parecía muy áfpero na
gar yo cofa alguna(en eípecial buena)a períb-
na a quien en eftremo amo,y de quien en eftrei
mo me ñento íéc amadorypor otra juzgaua poc
cofa defconueníble (a quien teme las julta»
reprehehíiones quanto temerfe deuen} empre
derloquenofe efpcrafle poder llegar al ca-
bo.En fin defpües de muchos debates he detei
minado prouar quanto en efto pueda ayudar a
mi diiigentia la afición y el defleo grade de fec
ttir^conel qual enlasotras cofas tanto fuele feB
acrecentada la induítria délos hombres. Afsi $
Tenor vos me mandays que yo eferiua qual fe»
ü (ami
jui luuciauu»
(ami parecer)Ia forma de cortefanía mascoua
jiJble á vn gentil cortefano que ande e vna cor
te:para que pueda y fepa perfectamente feruir
a vh principe entodacofáptiéftaen ratón: de
tal manera qfea del fauorecido:y délos otro»
loadpry que en fin merezca fer llamado perfe-
£tocortefano:aíTiquecofaningunaíe falte.
Poreffo confiderando yo tal mandamiéto?digo
qfiaminomeparecieramayormal fer de vos
tenido por poco amigo:que delqs otros por po
co fabio:firi duda yo me éfcufare defta fatiga
Semiendono me jüzgafíe por loco todos aque
lo's que'conocén quan rezía cofa fea entre tan
'tádiiicrfidad decoftumbres-.cbnio fevfa por
las cortes délos reyes chriftianos5efcoger 1*
toas perfcclaforma & caííláflor defta cortcía
ínia.Porque la coftumbre haze que miichai ve-
iesvnamifrrta cofa agora nosparezca'biéri8Í
agora mahpor do fuelsracbntccer que losv lo»
las coflumbres, las cerimoniasdos modos que
en vn tiempo eftuuierori en mucha elíima: ve
gá aferdefpreciados«yporej contrariólos def
preciados vengan a fer tenidos en muy grari
precio.Por efto fe vee claramente que él vio ti
ene mayor fuerza que la razón para iñtroduzií
en nofo tros cofas nuenas y deftruyr las viejas!;
Délas quales el que quiere juzgarla perficion
hartas vezes fe engaña.Aíli que conociédoyo
efta dificultad & muchas otras en la materia
t'.' \ -" - ':" 4agott
que a'gpr á he de tra tar,foy forjado a dar algu
nas defculpas,8c proteftar que efte error(íi con
. -todo fe pudiere dezir errorjfea de entrambos,
poí mariera ,que fi defto reprehéfion alguna fe
me rea ecierertambien os queda a vos paite de
ila¿Qiieno menor culpa;fera la vueftra en aueje
me dado cargo defigual a mis fuer$as,q la mia
^aueUeaceptado.Végamosyapues a dar prir»
cipio a lo q agora nos es prppuefto,ác fi políble
fuere formemos vn cortefano tal, q el príncipe
que mereciere fer del feruido(aünque alcance
pequeño eftado)puedallamarfe muy gran fe-
ñor. Yo qnefte libro no feguire vna cierta ordé
o regía de preceptos, la qual los que enfeñarí
qualquier cofa fuelen íeguír comümcnte , mas
(fegun í a coíhimbre de muchos atuiguo$)reno
úádo vna agradable memoria recitaré algunas
platicas qalgüos Angulares hóbresfobrefémÜi
játe propofito verdaderamete paflaró . En la*
quales aunqyo rio aya Cdoprefcnte(porhaflan
('rné. entogas quádo efto páflo en ínglaterra)tn
bajarcagora qúan puntúalmentela memoria
me fuffrieré de acordaría fegun poco defpues q
fuy.'bíjeltd las fupe de perfona que muy fielmp
.ierhe las conto.E con efto vereys Io,qué'creya
Íony juzgaron enefta materia hombres ex'ce-
entes y; de muy gran fama a cuyo juy zio'crt t^'
4«cofafe puede dar mucha fé. Hará también
* nueftro propofito
."..:.' *-"■'* pb r llegar órden'ad.ament^'.
Bif al .
El cortefan»
*1 fin do nueflra habla fe endercc^cótra la can
fa por donde eftas platicas fe leuantaron.

Capitulo primero
en cjnc fe da noticia délo nobleza dé
la cafa y corte del duque de Vrbino:& quan n»
ble y Valerofo foñor fue el duque Federico : cu-
ya nobleza & virtudes heredo el hijo llama
do Guidubaldo:en cuya cafa y corte paf
a j .< . . caron todas las platicas y materia»
l'-' que fe tratan enefte libro entre
. los cortefanos y dam as de fu
palaciory pone las cau
fasáello.
A SíWp D IO DE rrA
lia aun lado de las montañas lia*
raa das el appenino: hazla el golfo
de Ven ecia,eftapuefta( como to
dos faben) la pequeña ciudad de
Vrbino.Laqual(aunq encentre fierras & no
tan apazibles como por ventura fon otras que
vemos en muchas partesfha alcágado la inftue
cía del cielo tan fauorable:que toda íli tierra al
derredor es fertilifsima yllena de muchos fru-
ftos.Demancra q demás de tener el ayrc muy
fanó:fe halla abundantísima de toda cofa que
fea menefter para el biuir humano.Pero entre
fus mayores bienauenturan^ajtengo yo porla
maf
Libro primero fo.iU
msjprlnc¡pal,quede mucho tiempo acá fiem-*
pre ha fi do fenoreada de muy buenos & valcraí
fosfeñores.No embargante qucenlos vnjucr-
fales daños délas guerras de ytalia fe aya vil! o
también efta ciudad como las otras por aigü
tiempo fin eftebien.Mas no boluiendo muy a*
tras podemos prouar efta bienaventuranza lu
ya cola gloriofa memoria del duque Federico»
El qual en fus dias ennobleció y Honro a toda
y taha: y entre los que agora binen no falta ver
daderos y excelentes teftigos de fu prudencia,
de fu humildad,de fu jufticia,de fu liberalidad
de fu animo nunca vencido,y de fu fabcr y ar
te en la guerra.De la qual en efpecial hazen fe
fus tantas vicloiias, fu tomar de lugares inex
pugnables : fu prefteza en las prcfas , y el aue £
muchas vezes con muy poca gente desbarata
do grandes y poderolbs exerci tos , y nunca ja
mas aue r perdido batalla.De fuerte que pode
mos con mucha razón ygualarle a muchos dé
los antiguos famoíos.Efte feñor demás dio tras
muchas cofas que hizo dignas deferloadas,edi
fico enel áfpero afsiento de vrbino vna cafafTo
gun opinión de muchos) la mas hermofa qen
toda ycalia fe halla, & ai si la fornecio de toda;
cofa oportuna:queno cafa mas ciudad parecia.
E no fblamente de aquello que ordinariamen
te fe v fa , como d e ba xi II as de plata , de adere -
$os de cam ara ,de tapicería mu y rica:yde otras
B iij fe-
Eleertefiuw '
femé jantes cofas la proueyo: mas por mayor oí?
ñamento la ennobleció de infinitos bultos de
los antiguos de marmol y de bronze de pin tu
yas fingularifsimas, y de todas maneras dein-
ítrtitnentos de mulica¿y en todo -ello no fe pü~
dierahallar cofacomú fino efcogida & muy tfs?
céléte.Tras efto con mucha cofta & diligentia
Juntó vngrá numero de muy fingul.iresynue-
^osKbrp&gi'íeg^
meciólos todosde oró y de pjatardofíderandó q'
Ífta era la mayor cx'celéch de todo fu paráeW
cabo figuiehdo füuatural curfo:ya de:-LX» Vrf
años murió có tata gloria:con quanta fiempre
áuiabiutdo.Dexo'por íucefor fayo vhíolohl
jo varón de diez año$*q fin madre le auia que
¿ado:el quaf le Ilamb Guidulbaldó. Efte 'pire-
ció no menos heredero délas virtudes dé-fu pa
dre que del eftado:& luego co maraüíÜofa diP
poficion & abilidad de ingenio comento a'da*
fán grande eFper¿n<¿a de fuquáñtá rid'parefcia
¿ue pudieffe tener hombre mortal alg*ínb.-I*¿
raerte que todos concÍuyar|:qué'ningüitá-cofaf
áuia hecho el duque Federico de mayoí-eícc««
léncia que au erdado al mudo vn M Hí^Mii
la fortuna embidioíade tanta virf«¿con toda
fií fuerza fe pufo en contrallar a ta grínprincfr
pió jdctal manera que no auiendo aun llegado
el duque Güibaldó,a edadde veynté añbsjca-
yomalodegota,laqual con muy graucs dolo-
re*
Libroprimero. fo.ís
Tcscreciendobcmprestácoen todos los rnicm
broseribreue tiépole cargotónieftar en pie:
ni menearte podia:& aflivho délos mashermo
ios 8c bien difpueftos cuerpos del mundo 4CÍ0
enfti verde edad desfigurado y perdido.Hno
cometa aun defto la fortunaren todo le fue vi
contraria: que muy pocas vezes llego aleaba
cofa qued«flea<Te.V puefto q" no le fa 1 taua grá
prudencia de juyziotni maiauilloíb eíTuercoj.
ni conftácia de animomo por eíTo todo lo que
comee, aua :afl"i en los hechos de gerra como en
toda otra cofa ©pequeña o grade dexau a fiéprt
de fucedelle mal.Y defto dan teftimonio nm«
chas ydiuerfas desdichas Cuyas: las quales el
de contino con tan bué coraron íufrioique nu
ca déla fortuna íii virtud fuevencída.Ahtes el
con mucho valor defpreciandoüempre fu ma
la dicha:e n las en fermedades como í ano. y en
las aduerfídades cómo bien forttinadorcongrá
de auctoridad & reputación biuio. Demanera
que aunque fueíTe tan doliente como cirios di-*
cho fígu ib la gu erra con muy horados partidos
Primcraméte en feruicio délos Pcrenifsitrtos re
yes de Napoles,Alfonfo y Femado menondef
pues conel papa Alexanarefextorconflorenti
nes.Tras todo efto fubido al pontificado Iulio'
fegundofuecapitá delaygle(ia.EnJBÍ q«al cié'
po figuiendo fu coftumbreipi'oeüráuá fobre to
do quefu cafa efluuícíTc fiempre llena de cana -
B iii) Ha
Elcortefano
lleros principales & valerofos . Cotilos quales
muy familiarmente tiataua gozando del a con
cerfacion dellos. Y en todo ello no era menor,
el plazer qel daña q elq recebia por fer muy. do
enla lengua latina y enla griega & tener junta,
mente conlaaffabilidad & buena conuerfacio
mucha noticia de muchas cofas. Ydemas defto
tantola grandeza de fu coraconle encendí a, q
aunque el no pudieíle confu perfona exercitac
las cofas de caualleria(como enotro tiépo auia
hccho)alomenos holgaua é eftremo de v ellas
exercitar a los otros , & con buenas palabras a
jgora corrigiendo , & agora alabando a cada v-
aio.fegú los meritos,claramente moftraua qua
grande juyzio Fuelle el fuyo en femé játes exer
cicios,dcíto procedia,que en juilas en torneos,,
en faber menear vn cauallo : y en jugar toda
fuerte de armas,afsimiímo en fieftás,en burlas,
en muGo^c finalmente en todas las cofas co-
ueniblesacaualleros dealtafangre cada vno
íe esforcaua de moílrarfe talqual cóuenia a có.
sania tan efcogida.Repartianfe pues todas las.
ñeras del día en hónranos y del ey tofos exerci
cios.Mas porque el duque porfudolécia (olía
ordinariamente yrfea echar temprano, todos
tenia por coftumbre de paflarfe enaquella miC
tnahora ala duquefa:adonde hallauan fiépre a
Emilia piarla qual por fer de tan biuo ingenio,
$C buen juyzio cerno íábeyspaxefcia maeftra
do
Libre primero. fo.i$t
de todos}en dar a cada vno vn ícfo y el arte yel
valor que conuenia.Afsi que juntados allí los
vnos y los otrosmunca fal taua muy buena con
uerfacio entre elios,afsi en cofas de fefo como
«n burlas, y cada vno en fu Temblante biuia
muy lozano y alegre , de tal manera que por-
cierto aqila cafa fe pudiera llamar la propria
cafa del alegría.Yo no creo que jamas en otro
lugar tan perfectamente como enefte fe viefío
quan grande fuelle el delejteque le recibe do
vna dulce y amada compañía . Porque desan
do aparte la hora que era para cada vno de no
fotros feruir a tal feñor como el que arriba di-
xe , a todos en nueftros corazones nacía vn e«
ftraño contentamiento cada vez que delante
laduquefa veniamos,y parefeia que ella érala
que atodos nos tenia en vna conformidad de a
mor juntos y atados,de fuerte que nunca con-
cordia de volútad o amor de hermanos fue ma
yor que el que allí era entre nofo tros , Lo mif-
moíc haliaua entre aquellas feñoras que allí e -
ftauan:con las quales teníamos vna (uelta y he
nefta conuerfacion.Porque cada vno podía af-
fentarfe y hablar y burlary reyr con quien lo
parecia,Pero tanto era el acatamiento que fe
tenia a la duqueía , que la mifma libertad era
vn muy gran freno.Y no auia ninguno de nofo
tros que no tuuieífe por el mayor píazer de to
dos fcruirla sy por el mayor pefar enojarla. Y
B v de
Elcortefanoi
de aquí fe feguia que la mucha libertad no qui
taua la buena crianza. Las burlas y las rilas en
prefencia della de mas de fer biuas , y gracio-
fas,trayan configo vna dulce y honrada au&a
ridad . Aquella templanza y grandeza que
en todos los hechos ,y palabras y ademanes de
Ha fe moftrauan burlando, & riendo, hazian
2ué aun de quien nun ca otra vez la vuieíFe vi
Ojfucfle tenida por muy gran feñora , E afsí
imprimiendo ella todo eíto en los quele efta- '
lian cerca , parecía que a todos los tráya tem
plados a fu propria calidad y pun to,demanera
que cada vno íe esfor$aua a feguir el eftilo
conforme al della, tomando de vna tal y tan
gran feñora reglas de buenas columbres y crié ;
9a . Mas en fin todas fus grandes calidades yo
no entiendo agora de cícreüillás pues no h aze
a nueftro propofitQjy pues fon harto más co*
nocidas enel mundo délo que yo podría dezir.
Efi algunas virtudes fuyas pudieran por ven
tura en algún tiempo eftar encubiertas, la for
tuna quafi marauillandofe de tantos bienes
ha querido con muchas aduerfidades,y tenta
ciones de defdichas defeubrir las por moftrar
que en vn tierno coraron de muger pueden la
{>rudenciayla fortaleza hazer compañía con-
a hermofura,y hallarte todas aquellas virtu*
;; .:-._■ ¡il,..!;;s;i!.r-aai
- .,''•.::* j í ■ .... . ■ . *! I ' * , ■ » i ¿ J

. i.,1 ■ V cJt
Libro primero fo.14,
desque aufi en los hombres muy fubftancii
Jesygraues, pocas vezes íe hallan. PerodO
xando ello digo que la coftumbre délos caua*
llcros de aquella cafa era yrfe luego dcfpues
de auer cenado parala duquefa, adonde enere
otras muchas fieftas y muficasque continua*
¿lente* allí fe vfauan, algunas vezesfirpropó*
nian algunas fotiles queftiones , y otras fe in*
uencauan algunos juegos ingeniofos , ala vo*
luntad,agora del vno y agora del otro, con los
qualés los que allí ellauan enamorados defeu*
• brian por figuras fus penfamientos a quien
masleplazia. Alguna vezleleuantauándtf
putas dediuerfas cofas, o fe atrauefauan moí
tes entre algunos. Eafslhoigauan eftrafta¿
mente todos con éfto, por eftar (como hedí*
cho)aquella cafa Llena de muy ungulares hom
bres. Entre los quales ( como íabcys ) erari
losmasíeñalados. Otauianfregofo,Miccr
Federico, fu hermano , el magnifico Iulian de
mcdici,micer Pie tro Bembo,micer Cafar gota
zaga -, el Conde Ludouico de Canoffa, GaG
par pallauicino , Ludouico pió Morello do or>
tona » Pietro de Nadóles , micer Roberto
de bari : y otros muchos cauallerof fin
los que yuan y venían : que aunque no or
dina ñámente h mayor parte del tiempo allí
lKíK':><"' Jq\í:Z.viíi £;.•>. :;■■,..•./->'**'-■<■ ■ " Ct

*-.-t... _,;...,. i\.'..iu:l ■ . •• '•''.--■-- '


Elcortefane ;
fehallauañ.Eílos eran m:cer bernardo bibiena
el y nicq Áretíno^Iuan .chriftophoro romano,
Peromc^e , Thwpaff^jf(>3^»<?ef Nicolo pferij'
gio.be manera qus nunca en aquella cafa fal-
tauan los m ss excelétcj ingenios en qualquiet
faailt j¿ qnc e n ytalia (a hallaron , cerno pac-,
tas-«nuíicüs,y otras fuerces de hóbres para hol
gar.Afsi que auiendo el papa Julio fegundo,co
tUpreíe^da^ con ayuda defrancefes redun
do: a^lpüa a la obediencia déla Cede apoftoli
cajCsnel-añp de.-mil;& quinientios y fyes , y bol*
metido íc a roma paflb por vrbjno:adondc quá -
tocadamente y con quan ÍArgo.y magnifico
aparato 0) ,pu diera» fea.zws» lá mas principal
ciudad de ytalia fuereeebido. Da fuerte que
no (ola mente el papa , mas todos los cárdena*
l«s,ylos .otros corcefanos quedaron en eftremo
fatisfechos.Quo algunos tan cótentos de la co
uerfacion de aquellos caualleros que alli ha
llaron que partiendofe e1, papa y J a corte ,fe q
daron nuichos. diasenvfbino. Enefte tiempo
aoíplp-fe vfaua el cíUloiaeoílumbrado de las
fieftas y otros plazeresord¡n¡arios,mas cada v-
i)9 tenia diligencia en añaditalgo por fu parte
enefpecial enlos j u egos,los quales cada noche
fetratauan.La orde dellos era eíla. Que luego
llegados todos delante la Duqii efa fe aflenta-
uan a la redonda: cada vno a fu plazer o como
vle cabía , y al affentarponianfe oidcnadaméte
TI»
Libro primero'. fb.í^
yn galán convna dama,hafta que no aula mas
damas, porque quafifiempce eran mas ellos.
Defpues como Je' parecía a laDuquefa fe re*
gian:la qual las mas vezcs daua el cargo de qo
uernar a Emilia. Afsiqueeldia defpues déla
partida del papa efláñdo todos a la hora aco
stumbrada en el lugar ya dicho,dcfpues de mu
«has platicas buenas?y de mucho guftojla Du
quefa ordeno que Emilia comentan© aquella
noche los juegosja qualdelpues de aúerfó re*
bufado vn rato dixó.Señora pues a Vosos 'paro
te que y© fea la que agora he de dar elcomích)
co á efto,yo no pudiendo por ninguna vía de
sear de obedeceros, determino deleuantar vriv
juego,del qual pienfo lleiiar poca reprehenfio
y menos fatiga,y fera que cada vno proponga
a fu voluntad vn juego que hafta aquí nunca
feaya vifto,yque deípüesfe efcojael quepas
tezca mejor • Diziendo éfto boluioíé a Gaf-
par pallauicino dándole el cargo de propones
primero . Elqual luego afsi refpondio.Aüosto)
ca íeñora, dezir primero el juego que mases
contentare,Ya ybilo he dicho refpondio ellaj,
«nefto boluiofe a Ja Duquefa fuplicandole quo
mádafeaGafparpalliuacinoqucpbedecieíre.
¿a Duquefa entonces riendo fe dixo á Emú
lia • Porque todos de aquí adelante os obo
dezcan , yo os hago defde agora mi lugar terri
ente y os doy todo mi poder» JEÍtrañacofae»
cfta
- , . •- fcl corteíano
éftafjrefpodio Gafpar pallauicino)que fiempré
lasrnugeres fe efcufen de fatigas.Porcierto ra
zón feria procurar de faber alómenos la caufá
defto.Maspor no fcr yo el primero que defobe
jdece dexare efto para otro ricmpo,y diré lo q
agora haze al caro:&aífi comiedo. A mimepaa
jrecequenueftros juyzios affi en amar comoé
todas las otras cofas ion diferentes.Y porcfto
acotcce muchas vezes,que lo que el vno tiene
por muy bueno:el otro lo tenga por mu ym alo
Pero no embargante efto todos fe cóforman em
feguir fiemprc y preciar mucho la cofa amada
Por maneta qne fuelen los enamorados con fit
demafiada afición engañarte táto,que pienlan
que aquella perfona que ama fea Tola en el mfi
do peifeta.No podemos dezir que eftos no fe é
ganen pues nueftra naturaleza no admite pee
liciones tan acabadas como ellos imagina. Ni
*y nadie a quien alguna cofa no fajlte.Pues lúe
go yo feria de parecer que nueftro jüegp fuelle
que dixeffe cadavno qual virtud o perfecion q
rriaq efpecial mente tuuieffe Ca dama,Y pues
rio fe puede alean gar q aya perfona ene! mudo
fin alguna falca(ya qefto hadefer)qual tacha
en ella fufriria con menos pena. Y en efto veré
mosqual délos queaqui eitamos fabra hallar
virtudes mas excelentes y prouechofa s , & vi
cios mas tolerables ,• y menos dañofos para
quien ama Se pata quien es amado. ,",,En,aca»
bií»
V
T"~~w I"
bando de dezir efto Gafpar pallauicino: feñalo
Emilia a Coftáca fregofa(porque era la fegúda
que alli por orden eftaua aflétada)que dixefle.
La qual ya fe aparejaua para hablar,pero la du
quel a la atajo diziendo,que pues Emilia no a*
uia querido tomar trabajo en hallar algún ]uo
go,tanpoco erarazon quelas otras letomaííen
fino que todas ygualmente gozaíTen déla mif
ma libercad ,enefpecialfiendo tantos los hont
bres que alli cftauan que noauiapeligro que
faltafen juegos, Aííi fe hará refpondio Emilia
y diziédo aCoftan<¿a fregoft quenohablaíTe*
dio el cargo de hablar a Cefar gon^aga:el;qual
aífidixo. Quien con diligencia confíderare
todos nueftros hechos^hallara fiempre enellos
diuerfas faltas.'y es,por que la natura alli é efta
como enrodó lo demás es varia. Al vnoha
dado lumbre de razón en vn a cofa y al otro eit
Otra. De aquí es que fabiendo tac loque 4
quel no fa be, & fien do inorante en lo que el O
tro en riendeyeada vno fácilmente conoce el
error de fu compañero y noel propio:& aflía
todos nos parece que fomos muy fabios:y mas
por ventura en aquello que fomos maslocos.Y
por efto emos vifto é nra cafa q muchos al prini
eipio fueron tenidos por hombres de muy grá
ícfo,defpues cayeron en opinión deperdidos,
Óelo qualhafiqo caufa la diligécia q cada vno
» i *'••■■-' i í . .. . . , . _ ........* ' ~w
cicorteíano
denofbtroshafiempre tenido en efcudriñary
leuantarlalocuraUelotrOjY efto parece que
es corno lo que(íegun fama)acaece en la pulla
con los que eftan mordidos dcvn animal que
alli fellamala t aran tola,Paralacur a dedos ib
inuentan muchos inftrumétos dcmufica, anda
con ellos mudádoles muchos fbnes,hafta que
aquel humorque es caufa de aquella dolencia
por vnacierta conformidad que tiene c5 alga
no de aqueles fones,íintiendo el que mas qua
draafu propia calidad ,fupita mente mouido,
tanto mueue al enfermo que mediare efte mo*
uimiéto le reduze afu verdadera falud. Aífi no
fbtros quádo en alguno featimos alguna afeo
dida fuerza de locura,tan fotil mente y con ti
tas razones y confejos ,y artes la defpertamos,
que en fin conocemos muy bien hazia donde
fe encamina . Defpues entendiédo el humor,
tanta priefla le damos,y afsi la meneamos:y re
boluemos,que luego la hazemos llegar alper-
fedto puto de manifiefta locura. E añi los vnos
falen locos en hazer verfos,los otros é fer muy
múfleosj algunos en amores,y otros en danzar
y baylar,quien en menear vn cauaIlo,quié en
jugar de armas.Cada vno en fin feguníU vena
y defto(como fabeys)fe ha auido infinitos pía
aseres. Alfi que tengo yo por cierto que en cada
vno de nofotros ay al gunafimiente de locura
La qualfi fe grangea puede multiplicarfe cafi
cninfinito
Libro primero fo. 17
en infinito rPorefto querría que nueftro juega
fuerte agora difputar cfta materia , y que cada
vno dixeííe auiendoyo de enloqcer publícame
te,en que genero de locura daria: y fobre q co «
fa fe fundarían mas ay na mis defatinos . Elto fe
podraf acar por aqllas feñaies ocen celias de lo
cura que cada dia falen de mi.El mifmo myzio
fe haga en los otros guardando la ordé de nue-
ftros juegos.Y cada vno procure de fundar fu a
pinion fobre algú verdadero argumento. El fru
¿lo que focaremos defto fera conocer nucieras
falcas para mejor guardarnos dellas . Yíi la ve
na de locura que defeubrieremos fuere tan abú
dante que parezca fer fin remedio, ayudalle e=<
mos en hazer la mayor,y(fegim la doítrina de
fray Mariano auremos ganado vn alma qno a.
ura fido poca ganancia. Delle juego rieron mu
cho,y hablaron enel todos vn grá rato . El vno
dezia,yo,cnloquecieradepenfar:elotroyode
mirar.Dczia otro pues yo ya eftoy loco,n o feli
es de entrambas cofas,y áfsi hablaua cada vno
loquefeleanto|aua. Entonces fray Sera phirk
riédo por el arte q folia dixo.EiTo feria muy la£
ga cofa.Pero fi voíbtros qu ereysyo os diré otro»
mejor juego , podra cada vno fobre el dezir fít
parecer:cl qual es efte»Quees la caüfa porqcafi
todas las mugeres aborrece los ratón es,y quié#
ré bie a las culebras , y aportare q rtedie fepá á*
ccrcallojfino yo ó fe eftc fecreto por vna eíir*.
■ * C fi*
~i El cortefano. *
fia via .En efto ya comenc,aua a dezir fU ¿ohíe*
ia,mas Emilia le mando que callaíe, y dexádo
la dama q allí luego por crde cftaua a (Tentada,
feñalo al vnico aretino,al qual le cabia la mas
no q hablaífe .El entonces fin efperar más co
mento a hablar por aqllos términos de q folia
vfar algunas vezes:y dixO. ^jYoqrriaíerjuez
có autloridad de poder con todo gen ero de tor
mentos facsrla verdad de los malhechores. Y
ello por defeubrir los engaños devna feñóra
harto deíabrida 8c ingrata . La qual con los o-
jos de ángel, y el coracon de fci píente nunca
trae la lengua co nforme con el animo. Antes
con fingida y engañofa blandura en ninguna
cofaenticnde,finoenhazernotomia de cora»
$ones,tanto que en aqlla parte de áfrica areno
ía no fe halla tan ponzoñóte íierpe que tato def
íeefiempre henchirfede vmanafangre como
efta faifa y afpera muger . La qual no folaméte
con fu dulce boz y blan das pal abras , mas con
ios ojos.có la rifa có el fembláte y otras mil (na
ñeras trae aíidos qnantos la oyen y la vcé.Y to
do efto no para mas de matar los luego .Pero
Í'ues no puedo como querría aprouecharme de
os tormentos qfuelé dar de cadenas y de cuer
das y de fuego por faber vna verdad,deíTeo alo
menos fabeila có vn juego el qual es elle. Que
cada vno de nolótros diga lo q le parece q figni
fica aqlla Ictra.S.qla feñora duqfa trae enla ca-
•* be
Libro primero." ? fo.ií
bee,á.Que ánnq feaelto rabien vn artificiofo vé
lo para poder engañar por ven tura le daremo»
egorj algúentendimiétOjqquiea ella hafta a-
oirftnd le aya péfado.Que (abemos fi la fortuna
doiiedofe de las fatigas q los hóbres paitan por
cfta íeñora,la ha rrayrio a q dofcubra có «fía pe
quena feñal el entrañable de/feo q tiene de mi
tary enterrar en cógoxasáquié quiera q la mi>
ra o la firua.Riofe delto la duqu efa. Mas viédo
el vnico aretino q ella qria efeufarfe de las cul
pas q le echaua dixole.No fenora no es tiépo a
gora deflo . No os cabe a vos el lugar de hablar
por agora.Emilia entonces boluiofe al vnico y.
di vole.No ay nadie aqui q no os otorgue véta-
já en todo,& mucho mas en conocer a la feño
xaduqfa,Yafsi comoyosco vueítrográentédi
miécola conoceys mejor q los otros,ai'si tábi en
la amays mas que todos Jos quales no pueden •
entender fino ciegamente quanto ella fea per
fecta , afsi como las aucs de riaca villa que no
alcanzan a tener ojos contra el fol. Yporefto
vueftro uiyzio ha de declarar effa dubda. Que i
todo lo otro feria trabajaren va no,Afsi que e« >
fta demanda quedefe para vos folo, pues vos ib
loifoy s el que la puede facar en Iimpjo . f El v* •
m'coeneítodefpucsqueouo callado vn poco,
fien dolé replicado.que habíafle , al cabo dixo -
vn foneto declarando lo que íignificauaaqlla
lctra.S,Muchospenfaxonqcntocesallileauia
C i) M
?, El eortefimo1'
hecho,maspor otraparte pareció ta ingeniólo
de tan gentil eftilo que vieron todos como no
fe pudiera hazeriino fiendomuy péfado.Yafsi
defpucs de auerle los q allí eilauá alabado mu»
cho,y paíTado (obre el algunas platicas , OÉra*
uianfregofo^al qual ie cabía ya dezir fu juego
en tal manera fonrri'édofe comando, fSeñores
íiyoquiliefle afirmar que nunca en mi vida e-
ituue enamorado foy cierto que la feñora duq
faylafcñoraEmiliaaun^nolocreyeíTen mo-
ítrarian creer)o,y dirían q efto ha íido por au er
ine yo defconfiado de jamas poder acabar con
muger ninguna que me quifiefle bien. Lo qual
por cierto yo halla aqui no lo he trabajado con
tanta fuerc,«}q por razón deua perderya la ef*
peranc,ade poderlo alcázar ((i quiera alguna
vez) Ni tápoco he dexado de enamorarme por
que yo me tenga en tanto o a las mugeres en
tan poco,q pienfe qno aya muchas q merezcan
fer amadas y feruidas de mi.Mas he lo dexado
de miedo délos cótinuos Hatos de algunos ena
moradosjlos quales amarillos , trilles y afligid-
dosico gran filencio parece que íiépre traen fu
propriodefcótentamicnto efcripto en los ojos
& fi hablan acópañandoJbs palabras có fofpi»
xos,cótiniuméte trata de lagrimaste tormén.
tos,de defefperaciones y de deíleos de muerte.-'
C6 efto yoíi alguna vez veo en mi encédida al
guna cétellade amores,prcftaraéteme esfuec
Libro primero. fo.19.
fo có toda induftria a macarla. No pora quiera
ni al a las mugeres (como piéfan eftas íeñoras)
mas por lo q cúple a mi faiu d.Deipues he vino
otros defta mifma dolencia muy al reues délos
3ue arriba dixe:losqualesnoíblo Pealaba y an
á vfanos quádo Tus amigas los mira oles habla
bié o 1 es mueftrá vn bládo gefto,pero todos fus
males tiene por buenos,y en todos halla guíloj
Por manera q las rezilllas,las yrss , y los malos
tracamientos,todo lo llaman dulce , y todo les
fabe bié.Eftos tales tégo yo por mas q bienaue'
turados:porq fí tato deley te halla en los defla-
bnmietos de amor,losquales por los otros ena
morados ion tenidos por mas afperos q la muer
te.piéfoqenlasbládurasdeuéientir aqlla bié
aiienturácaeítremaqenelte mudo no fe halla.
Aísi q yo querría q agora nueltro juego fuelle,
<'¡ ca da v no de noíb tros dixeiíe,auiédo de tener
algü desabrimiento conei fu dama^y q cuieíle
de íerporfuerc^qualcaufit entre todas antes
efeogeria q fucile ¡n q la mouielTe a ello Porq íi
aqui íe hallan algunos queayá prouado aque-
Jlosduíces deílabrimiétosque emos dicho,íoy
cierto que por cortefia efeogeran alguna de aq
Has caufasque tan dulces los harén. Y yo aun
por ven tura concito podría fer quecobrafíe a¿
nimo de paíTarvn poco mas adelante en cito
délos amoresjCÓ efperanqa de hallar también
aquella dulzura } donde muchos otros hallan
C iij tan»
*■<-•" Elcortefané
tantas amarguras . Y defla fuerte no P9*
¿rían eftas feñoras de aqui adelátc repreheder
me mas por hombre que no ama : pareció muy
bien a todos elle juego,& ya cada vno fe apare
jaua a hablar enel.Pero Emilia feña lando a mi
fer Pietro benbo,q venia¡luego por orden dixo
afsi.fSeñores en muy grá dubda me ha pucito
«1 juego dslfeñorotauian fregofort'ra candó de
los desabrimientos de amor.Losquales aunq
fean diferentes,paramí alómenos ficmprehau
(ido de vna manera en fer muy rezios y darme
mucha fatiga.E no creo que de mi (e podría de
prender cofa bailante para hazerlos blandos.
Mas por ventura fon eftos mas o menos fuerte»,
fegun acaefce feria caufadedóde nace yo niel
cuerdo ya auervifto alguna vez aqlla Péñora a
quié yo *maua,enojada comigo por alguna fof
pecha vana que de mi vuiefie tomad j o verda
deramente por otra opinión faifa que cócra mi
vuieffe,por algo que en mi perjuyzio le vuief-
fen dtclio-Efto entonces me pcnaua tanto q yo
jurara ninguna- pena poderfe ygualar con la
mia,y'el mayor dolor c{ en aquella ora yofeni
tia.e ra padecer tan grande aflicion no por cul
pa mía fino por poco amor fuyo.Otras vezes la
vi dfefabrida por cofa q fu,pe yo c¡ era culpa mía
-y cito m e Uegaua tan to al alma, que en aquel
punto yo drxera que el panado mal auia fido
muy liuiano en comparación del que entóces
í '• . t ¡¡i \j fen
Libfo primero fo.zo
íentia.Y parecíame que auia enojado a la pei-
fona del mundo que mas delTeaua tener conte-
ta,fobrépujauaatodoslostormentosquepu*
dierTe fentir,afsi que es mi voto que nueftro jue
go lea,que c ida v no digi,auiendo de eftar mal
conelfudama quequerria,mas,oquelo eftu»
tiiefie por culpa dclla o por culpa del.Y có efío
fábremos qual esmayordolor,o enojar ala pee
fona que amays orecebir enojo della.Tados e£*
perauan la refpueíla de Emila,quanda ella no
curando masdel bembo fe bólido a mtcer Fede
rico frego(b,feñalandale que hablaffe. El qual
luego afsi cornencp . f Señora yo querría q mi
voto agora fe cortuirtieffe en remitirme al de
algún otro deítos Tenores que aquí han iia-
blado.Qiie yo por mi£fi me fucile licito^de búa
na voluntad aprouaria algún juego délos que
fe han dicho porque en verdad me pardeé to*
dos buenos . Mas por no quebrar la regla dada
eneftojdigo.Queel que quifiere loar efta nuc
iera corr e,aun lin entrar en lo que merece la fe
ñora duquefa (la qual con fu excelente virtud
feria para leuantar de tierra hafta el cielo el
mas baxo efpiritu que enel mundo vuieíTe (bié
podrian Gn ninguna fofpecha delifonja dezif
que en Ytaiía con gran duTícultadie halla*
nan otros tantos caualleros tan fingid ares, no
foiamenteenlu principal profeísion de cana-
. lleria, mas arm en otras muchas cofas corno
'-— los
Elcortefano:
los que agora a qui fe hallan. Porque jíí en alga
Jugar ay nombres quemerezcan fer llamado*
buenos cortefanos,y fepan juzgarlo que mas
pertenece ala perfecion de buena cortefania,
cierta mente fe puede bien creer que aqui eílá.
Alfique por caftigar muchos locos,! os quales
pienfan fer buenos corteíanosíi van .cargados
de prefuncion y hszen mil defembol turas fue*
xa de propofíco,pareccme que hará al cafo que
agora fea nueítro juego elcoger alguno de la
compañia elqual tome, cargo de formar vn per
fe&o cortefano explicando en particular todas
las condiciones y qualidades que fe requieren
para merecer efteticulo .Y fi algo fe dixire que
no me parezca conuenir a efte propoíito^pueá
decada vno denofotros, cotradezir a ello, co
mo hazenlosphijofofos enlasdííputas. Pro*
feguiamas adeláte en efto micer Federico,pe
loEmilialeatojodiziendo „ EíTe jueg©(fi lafe
ñora duquefa fuere feruidalha de ferpor agora
elnueitro. Refpondio laduquefa queje plazia.
Entonces todosjlos vnoscomo étreu,y los o?
tros alto dixero,que aquel era el mejor juego
qfcpudieraen el mundo hallar ,Eaffi fin efpe-
rarelvnolarefpuefcadelotroimportunauana
Emilia que feñalafle el que auiadecomécarie.
La qual boluiendofe aladuquefalefuplico q
dsteminafle quien lo cometaria. Porque ella
no quería enelio dar fu fentencia, por no mo- .
k ftrar
Libro primero fo.zi
ílrar qual tenia por mas fuficiente en aquello
de mane raque los otros quedaflen injuriados*
Rcfpondiola duquefa . Como quiera que fea
vosaueysde hazer éfta elecion,y guardaos de
defobedecerporno dar exemplo alos otros 4
háganlo mifmo. ...<

^"Capitul. 2., Como fue nombrado


por Emilia dama,y confirmado porladüqúefá
el conde Ludouico de Canofla paraquetóí
mafle el cargo de formar vn perfecto cbjc
tcfano:cl qual acepto el cargo, y co¡-\".'\
meneando dixo que lo primero q* "■."*
lepertenece al cortefano es
fer de buen linaje. :;i- '■•'«-•'
■ . '.. •--• .'i .■■!. •,:.%.

MI LIA ENTONCES.
riendo dixo al conde Ludouico
decanona,puesaísiesporno per*
dermas tiempo, vosfeñor conda
romareys agora eñe cargo en la
manera que na ordenado micertedencorno
porque yo os tengo por tan buen cortefano co
mo conuiene para tratar delgadamente efta
materia , mas porque diciendo vos ( fegun do
vos fe efpera)muchas cofas y aunquíca todas
al reuesde como fe han de dezir fobre sfto.Pié
foqueel juego fe hará mucho mejor, porque
so C v afit
- • t
El cortefano
affi feira forjado q cada vno os refponda eótra*
diziédos.Lo qu al no feria (I otro mas auiíadoq
vostomaffeelte cargo. Q^ieentóces nadie po
dría contradezir,y afll el -uego fenafrio . f Ref
podio aeíto el conde.Señora bié feguros tomos
cj no falcara quié cótradiga ala verdad eftando
aquí vosprefete.Rieró todos coefta refpuefta
vn rato yejí paflb adeláte diziédo.Mas yo porct
erto qrria;mucho efcufarme defte crabaio porq
fue parecemuydificiikofo:& conozco e¡\ mi q
lo 5 vos feríora aueys dicho burládornodexa-
dcler gran verdad .Dixiftes q yo no Cupiera de
zirloqueconuiene al que quiere fec buen cor
teíano^y ciertamente para prouarferjefto pa-
recemeqúeyohafyopor teitigo. Porque fi yo
no lo foybueño,maIfabre dar las reglas ncce-
flarias para ferio . Pero confuelome ver que no
esculpa mía, y que merezco defto muy poca
reprehenfian .Porque fin duda muy peor es da
xar de hazer bien por no querer que por no; ía¿
ber.mas como quiera que cito fea.pues vosíb-
ys Cernida dedarmeeílecargo,yo no puedo ni
quiero rebufarle por no yr contra la ordé y vo
luntad vueftra,Ia qual yo precio harto mas q
la mía-. «Por fer dixo entóces micer Cefar goa
zaga panado ya gran parte déla noche:en elpe
cial pues tenemos aquí agora otros muchos pa
fíatiempos,pienfo que feral bien dexar efto pa
ra mañana,y aíTí daremos efpacio al feñor con
i.;» v C: de
Libró primero (ó. 29
de de ppfarlo qka de dezir fobre efto:porq ala
verdad hablártan defapercebidaméte en mate
ría tan hóda y de tatas diférécias,no puede de*
ixár de fer muy difícil coifa.ejYo nó qrria reCpo
dio el códe hazerlo como a ql qfe quito el fayo
por faltar mas, &fa'todefpues menos. Y por ef
to me parecegrá dicha q fea tantarde,pqr<| con
la breuedad del tiépo fera forjado hablar po
ca. E rambipjno auer tenido efparioxle peníar ,
meferadeícargo,y haraqtengaHcécia de de
zir lo q primero me viniere ala boca. AíTi q por
-falirpreftodeefta obligado y deieba rajarme
-ya deíte cargo q traygo acueftas,digo que entO
da cofa ay tanta dificultad de conocer la ver»
daderá perfició,q cali es impoíible . Elto es por
la diuerfidad de los iuyzios.Porq fe haílá mu
chos q quiérelos hóbres habladores.ya ellos
tales llaman ellos hombres de buena cohuetfa
ció.Orros los de/Tea callados y máfos. Algunos
les parece mejor los q anda íiéprc entédiédo en
algo y dcíáfo(legados.A otros los q en toda co«
ia mueftrá vn bué repofo y vna dií creta cófide
ració. Eaíficada vno alabaodefalaba loófe le
antoja en cúbriédo ílépre latachá có elnóbre i
Ja virtud q le efta mas jú ta,o la virtud có el nó
bre día mas juta tacha.De fuerte qdl defearado
y íbbe ruio dizé q es libre y valeroío,dl tépíado
qsfeco,dl necio qesbuéo,d*l maliciofo,qesfá^
bio y afsi rodoslos o tros^no ébargáte elto:yo te
c: i go
El cortefano.
go por cierto que qualquier cofa tiene fu pro-
porcion,laqual podra có razonables argumé-
tosfer conocida por quié de aqlla talco fa tuui
«renoticia,Yporq(comolie dicho)Ia verdad
muchas vezesefta encubierta,& yo no preftu
mo de tener el conofeimiento neceffario para
conocerla fiempre,yo no puedo alabar fino aq
lia fuerte de cortefanos que tengo en mas,y a
prouar loxpis&gun mi pocojuyzio me parece
mas conforme al verdadero .Mi opinión fegui
lia cysíi os pareciere bié,y fino aterneys os ala
vueftra fi fuere diferéte deiamia. Y en tal ca
fo no defenderé yo mi razón, porfiandola mu
cho « Porque no fojamente a vofotros os puede
parecer vna cofa y amietra ,mas yo mifmo pu
«do tener fobre vn mifmo cafo en diuerfos tim
pos diferétes juizios.Quiero puesquáto alo pri
meroqcltenro cortefano feadebuélinajepor
q mayor defproporció;tiene Jos hechos ruynes
con los hombres generofos,que con lo baxos*
Eldenoblefangrefifedefuia del camino de-
íiisantepafsados, amanzilla elnombre delós
fuyos,y noíblamsnte nogana,mas pierde lo
yaganado. Porq la nobleza del linaje es qua
íi vna clara lumbre que alumbra y haze que fe
vean las buenas y las malas obras,y enciende
■y pone efpuelas para la virtud5alTi con el mié*
do déla infamia,como con la efperan^a deja
gloria. Mas la ba xa fangre echando de íi nin#
gun
Libroprímeró. fo.23;
gun refplandor 3 haze que los hombres baxo»
carezcan del delíeo déla honra y del temor da
]a dcfonra,y que no pienfen que ion obligados
a paiTar mas adelante de donde paflaron fus art
teceffores. Muy alreues dedo ion los de gran
linage.Porque tienen por gran verguenca, no
llegar alómenos al termino do los fuyos llega*
lon.Poreffo acontece cali fiempre que los mas
feñalados enlas armas y en los otros virmofos
ejercicios vienen de buena parte-.y es la caufit
defto,quela natura en aquella fecieta fimien-
te que en toda cofa efta mezclada.,hapuefto y
enxerido vna cierta fue^a y propriedad de la-
principio para todo aquello que del procede:
por manera que lo que nace tiene femejan^a z '
aquello de donde nace.Efto no folaméte lo ve*
mos en lascadas délos cauallos y de otros a>'
nimales:mas aun en los arbóleseos quales fue
len las mas vezes echar las ramas conformes al '
tronco,yfí alguna vez yerran deflo,es por cul
pa de quien los grangea. Lo mifmo es en los*
nombresrlos quales fi alcanzan quien los crie«
bien5cafi fiempre fe parecen aquellos de donde
proceden,y aun acaece muchas vezes falir me
jores perozfi les falta la bue na críanc,a,bazen*
'fe como faluajes:y de no fer bien grangeados:
nunca en el árbol fe madurá,verdad es ó o pos
la buena naturaleza nacen algunos acopaña»
. dos de tantas gracias q parece que no nacieron
■"''■■> fin©
, -. El corteranb.
fino que fueron hechos por las proprías manos
¿e dios puramente fin otro medio , y ennoble*
cidos de rodos ios bienes del alma,ydel cuerpo
.Al contrario de ftos fe veenotros tan necios y
clefconcertidoi.que no fe ha de creer fino que
la natura por delpccho,o por burla los echo en
el mundo. Eftos afsi como pocas vezes ,ni por
fnucho trabajo que enello pongan,nípor muy
buena crianza que reciban puedan licuar bue
fruíto:afsJ los otros con poca fatiga fubéaluias
alto grádode excelente perficion. Ypor-
daros vnexemplo-.mirad alfeñordon hipoli- ¡
to defte,cardenal de ferrara, el qual ha alean* •
$ado tan pfofpero nacimiento,que fu períbna,
íufemblante,fus palabras y todos fus mouimié
tos fon con tanta gracia y tan conformes a lo
que mas c,onuiene,que aunque fea moc,o,es de
tanta au&oridad que mas parece aparejado pa
ja moftrar a los otros que para aprender de nin
guno:afsi mofmo en el tratar con hombres y
con mugeres de qualquier calidad , enel
burlar y enel reyr es tan dulce y tan
graciofo ; que quanto& le hablan* ¡ .1
. . ole veen le quedan luego ?..•;'-.-•:. •. ¡
aficionados pafiem ..:s"?.sv.-'
gre. '.•-■ í)
' \ ■■ ' '-■■:-. •'. —.;■ 1." ;■■::■ rt;:n
■" :' ...;.■;.>... , ■ rj-'l ,
' • ■ - „.';•:,"" zini'-i '■.'. '.'y*
Libro primero. fe. 24
<|"Capíru.3. Encl qualfc profígucla
platica Tobre lodelbuenlinage en queay fo*
tiles contradiciones,yhermoías réplicas a# '
ñadiendo primero el condo a ib coirtefa
no q fea de claro ingenio ygétilho
bre de roftrd y de buena difpo
ficion de cuerpo.

|bLVÍEKDÓ PVES Á
J nueftro ptopofito , digo que entre
«efte Angular don de naturaleza y a
|que]labeftialnecedaddequearn*
■ ba emos hecho mención ay vacies
to medio.De manera que los que no fon afsi de
tan perfecto natuiral,puedeñ con induflria co*
regir en gran parte fus faltas.E afsi nueftro cor
teianodemasdellinage,quiero que tenga fa-
uordela influencia délos cielos enefte quee
mosdicho,y que tenga bué ingenio:y fea gen
til hombre de roftro,y de buena diípoíicion d«
cueipo,y alcance vna cierta gracia en fu gefto
y como (fi dixeflemos ) vna agraciada mane
ra, que le haga luego a la primera vifta pare
cer bien y fer de todos amado. Sea efto vn or-
nato,y atauio con el qu al acompañe yde luftre
a todos fus hechos,y prometa en fu roftro me*
recerlaconuerfaciony familiar! dad de qUál
quiergranfeñor, " ] ., '.'
r-^Aqof
El cortefano
«Aquí no efperando masGafparpallauicm»
«Üxo.Porquenueftro juego trayga la forma ó¿
concertamos.y no parezca que (e tenga en po*
co la facultad a nofotros dada de cótradezindi
go que(fegün miopinion)no es tan néceflario
como afirmays,el buen linage enel eortefanoj
Antes fi yo pefaffe dezir enefto cofa nueua , yo
os traería por exemplo muchostlos quales fien
do de muy alta fangre hanfido llenos de vicios
y por el contrario otros de ruyn linage,que cá
fu virtud han autorizado a fus decendientes.
E fifuefíe verdad lo que aueys dicho que en to
das las cofas efta pueftavna fecreta fuerga de
ía primera Cimiente fin dubda todos feriamos1
de vnamifma calidad ycondicióporauerpro
cedido de vn mifmo principio,& afsi también
ouieraauidoygnaldadéloslinages.Perocreo
yo que fon otras muchas las caufas deftas nue-
ftrasdiuerfidades yaltezasybaxezas de gra¿
dos.Entre las quales pieníb quees la fortuna la
jnas principal.Porque en todo lo del mundo la
vemos fcñorear,y tomar cafi por vn pafl'atiépo
leuantar nafta el cielo fin ningunos méritos *
los que fe le antoja.y enterrar enlo mas baxo a
los que mas merecieran fer enfadados.Yo cier
tobienos confieflblo quedezis del profpero
nacimiento de aquellos quenafcé ya dotados
de los bienes del alma y del cuerpo . Mas efto
afii fe veen enlos de ruyn como en los de buen
^\ linage
Libro primero, fo. 2?
linage porque la natura diftingue tan íotilmé
te e/ras cofas,arttesfcomo ya dixe)a cada paf-
fo fe hallan en hombres baxos dones natura*
les de mucho precio.Afsi que tom ada por fun-
damento,que efta nobleza no fe al carica por ira
genio ni por fuerga ni por arte,y que mas ayna
feha de agradecer ala virtudde nueftrosante
fallados que ala nueítra,pieníb que es muy
gran fin razon,querer qnueltrocortefano por
no fer gencrofo aya de perder por eflb fu valor
y la nobleza propria de fu fpiritu , y que no le
bjaften harto para hazerle perfecto las otras ca
lidades que aueys nombrado como foninge-
nio,fermofura de roftro,y buena difpofició de
cuerpo,y aquella gracia que le haga luego a la
primera vifta agradable a todo el mudo . fNo
niego yo dixo entonces el conde ludouico}que
aun en los hombres baxos no puendan reynar
las mifmas virtudes que reynan en los de alta
fangre. Mas fin replicar lo que ya emos dicho
ni traer otras muchas razones que fe halhrian
en loor delta nobleza (la qual fiempre en todo
el mundo ha alcanzado con harta razón muy
Í;ran honra , porq juíloes de los buenos nacer.
os buenos")me parece amique auiendo no(b«
tros defbrmarvncorteíanofintachaesnecef* ■
fario hazerle de buen linage. Y efto nofolamen
te por muchas otrasrazones,mas aun por aqlla
buena opinión general que fiempre fe figie
Él corteíárió.
trilla nobleza y el lúftrc de ía bitena fangrfcy ,
yfi qüéreys vercftó,miradqueHaquiaydof
hombres ygualméte buenos corcefanos,y nin
guno delios es cohdcido^a la ora qíe fepa fer el
vn hombre delinage yeíotrbnó.claró efta que
el baxo tera menos elt.imadd,yternariecefsu
daddc mucb.arciligencia y de mucho tiempo
para-imprimrjrén todos aquel buéri Concepto
de G que elqtro cnci mifmo punto que fueron
informados defu fángre dexo irnprimido.Pués
d e quanta importancia fea efte imprimirfe. en
la gente vna buena opinión o mala,no ay quié
.dexe de alcác^arlo.Quc no curado de yr frías le
pcos,enefta cafa emos Virfo notarfe hóbre's ,los
quáíes riendo en eftremb necios y groferos.tu-
uieroñ fama por toda Vtalia de grandes corte-
fanos^y aunque ala poftreayanfido defeubier
tos,mucnosdiasnostruxéron engañados,yfo
ftuuieronen riofotros aquella buena opinión
defi que luego fin nías di cancaron,pucfto,que
fus obras fueíTen cóformes á fu valer poco. Aue
inos también conocido otros al principio biuy
poco eftímados y defpues al cabo fer tenidos
en mucho.Deftos engaños que reíciberi íon di
uerfas las caufas . Entre las Otras ay vna muy
grande,y és la tema o la determinada porfía de
Fosfeñores.que por hazermílagros.qiiieren a-
fuer^a de bracos hazer valer los queellos tmif*-
inos conocen que no fon para valer . Y aú é'ftós
ferio
,..,,., ,, Libro primero. , fo.to
/éñores muchas vezes también fe engaña. Mai
porquétddb el mundo losfigue ylésaprueúa
quirico hazéñ,fuele comunmente del fauor de
ílos nacer gran fama:ála qual poi la mayor par
te nueftros juyzíosfon tan fúb jetos que fi aígu
na vez hallan alguna cofa contra la comun.o-
piníoh,pienfan que no es afsi fino que reciben
en aquello engaño,y dubdan como pueda íet
hallarfe algo que repune a íó que tod«s fichéé,
y afsi (bfpechán que deue dé auer alli algún fe
creto,yefperanqu« fe déícubra, porque real*
jnen te tienen por cierto que eC a s opiniones fi
uiueríálcs fe funda fiempre (obre Verdad, y na»
cen de ¿áufas razonables. Afsi que vifto q íiue*
Aros corazones fon naturalmente aparejados a
amar y áborrecer,corhb íe vee en las júltas, en
los torn cos,y en otros juegos donde ay alguna
competencia, que alli entonces los que miran
en la mifma ora fe amcioná (fin íaber porque)
a la vna délas partes con deíleo e (tremo qué As
quellá quede vencedora y la otra vencida:auc
mos de dezirqúe cérea déla opinión que del
Valor y del pinito dé cada vnofecócibe, la bue
na fama o la mala luego déla primera entrada
nos muéu'e á vna' deftas dos paftiones.Y poref.
fo acontece. que quando dezimos nueftro pa
recer érí algo ,las nfas vezes juzgamos con a'-
moj* o con aborrecimiento , Pues luego bien
tUíó Vcys quan impórtame fea éfte primeé
El cortefano.
concepto que recebimos délas cofas,y quant»
deua trabajar de alcanzarle bueno al principia
el que quiere tener nóbre de buen cortefano.

ífCapitul. 4. Enel qual concluyen


do el conde que el cortefanoha de fer de bueii
linage^dize que le conuiene fer dieftro enel
yíó y exercicio do las armas,y que deue
huyr el alabarfe dello {"obre loqual
ay entre los cortefanos diuer-
las razones y replicas.
AS DEXANDO ESTO
por venir y a a particularizar algo
piéfo q principal ymas proprio 06
ficiodel cortefano fea el de las ar-
mas:lasquálesfebretodo fe traen
conbtuezaygallardia.Yelquelas tratare fea
tenido por esforzado y fiel a fu feñor :1a fama
deltas buenas condiciones alcan^arlaha quié
hiziere en todo tiempo y lugar las obras cófbr
mes a ello:faltar eneftono puede fer fin infa-
mia.Y como en las mugeres la honeftidad vn a
vezalterada,mal puede boluer afu primereíta
do:afsi la reputación de vn cauallero que ande
en cofasde caualleria,G vnafolavczen vnfolo
punto fe daña por couardia o otra vileza liem»
pre queda dañada y con mengua.Afsi que quá
to
tíbropnmcW , , fo>-z?
éo nías excelente fuere eñe ntfeflró cb'rfcefano
¿ne/todelas armas,tanto mas. merecerá fer ala
bado por todo el mundo, Aúqüe ala, verdádyo
dora no entiendo de «ffirmar fer neeéíTarío en
el aquel perfecto conocimiento de la guerra y
aquéllas otras calidades ¿jen yn capitán fe re
3'uieren-Seríaertorrieterfc en níuy grandes h5
uras y hazer la obligación mayor que ctinuiV
ije. Por elfo conten tamos cmos(comohemosdi
cho) con que fea" fiel y esforzado ¿y quelo fea fie1
p're.Porc¡hYiiChas Vtó'esft muéllra mas elbtien?
coraron en las cofas pequeñas q en las grandes
Que cada día acontefee en los peligros de im-.
portancia donde ay muchos teftigos hallarfe
nombres que aunque fean de poco animo , toa
da v ia mouidos por la vergüenza o por la corn
pañia.van adelante quafi con los ojos cerrados
y' atisfazen alo que fu obligación losfuenja, pe
ró Dios fabe como. Ellos mifmos def^úes enlas'
afrentas de menor 4priíto,donde les paréfee el
fin fer notados puedan dexar de meterfe alpe*
Jigso de buena voluntad Uberi acogerfij y to"-¡
linaria parte mas fegnra. Pero los que aun quá*
dopienfan nifer mirados ni vinos ni conoci-
cidos mucura buen coraron, y no faltan en co
fa por pequeña que fea, déla (}\iA por alguna
via les pueda quedaríbfpecha dedefonra,eftos
tales alcanza verdaderamente aquelle virtud
de esfuerzo que noíotros en nueítío cortefano
B iij buf- ^
El corteuno.
fcuircámos.El qual con todo cño no queremos
que fe mueítre tan fiero que contina mente, tra
yga braueza en el roltro,y cnlas palabras nazi
endo;feynle9n,y diziendo que fus arreos íorif
las armas, yTu defcáfo el pelear,y amenazado"
al mundo con aquella ferocidad con que fiie-
len amenazarlos íbldodos. Aeftos tales coa
razón fe puede dezir loque vna gentil dama
dixovna vez delante de otras muchas a vn ca'
liallero que agora yono quiero nombrar. El
qual Gen do le por ella pedido que danc,affe,y'
no qujríeridoelj aquello nioyr níuíiqani otra
ninguna cofa de las que fúelen vfarfe.e;nrre tip£
tres de c¿rtc,dizíendo que no fe pagaüa de a-;
Íiucllasburlerias.al cabo preguntado por efta
eñóra de que fe pagaua pucs,refp6dip con ya
femblante muy fiero:yo de pelear, dixo le ella.
eiitocés con vna buena rifa .Pues luego agora
que río a y' gerram ay para cute feays,yo feria
de parecer que os conc^rcaflen y os yntairerv.'
bien , y pífelo en vueftra funda os guarda"
íTéri'cbn los otros arnefes para quahdb\
fuefledesmeneíter. Y con «¡fío dexole en fu'
necedad , cónmucha burla que hizieron to
dos del . Sea luego efte que nofbtros bufea-
mos afperó y fiero fojamente quando vieje,
los enemigos: halle fe entonces fiempre con
los primeros, pero en qualquier otro lugar
parezca manía & templado huyendo fobre to
do
Libro pnrnerq ro. »
4o la vanidad dé quererle moílrar gran hqrq-
brey feñaladoétre todos Q.iarde fe dé alabar
fcdefuergon9adamerite.Porquc,"con elío quan
xos lo oyeren fe moueran a odio y a indinaciort
contra el. f Pues yo pocos hombresfreTpondio'
gafpar pallauicino) he conocido cxcilentesj
que no tengan por^qftiirhbre de alabeífe. Y pa¡
réceme que fe les puede bien futrir . jorqué
el. quefe fient,c enfi^4Íér,quanda fe vefe nofec
conofeido ícgurtfús obras délos que n$ lasfai
beno no las entienden,fe duele que fú valor,
alíi fe pierda en tre la gente, y ale de dlfcubric
por fuerza en alguna manera por no carecer
deíii dcuidahonrajáqualesla verdadera fa¿
tif ración detoj virtuofos trabajos. Y Moreno
éntrelos que antiguanience eferiuieron, co?
mun mente el que mucho vale no dexadeío*
arfe. Y nodigo que me íeá intolerables los que
fin méritos íe atiban'. Pero nofotro? ridhaté-
Snós cuenta qve íg i'dcños nueftro cortefano.
«Si vos dixo entonces el conde lo en tendiftei
jbien,yOÍplaniehré he reprehendido el alabar
pí el hombre defúergonc, adámete y fin ningu*-
na con Gder ación . Y'ciérto(comoyós'deJ:is)l,ío>
íe deue tener mala opinión de vñ hombre feúa
lado quetémpíadarnencefeatabe:an'teshada "
íer' sfte tal tenido por me]orté!tié;o en aqudló
qúeocro.Brenes verdad cj quien alabando lea
'$ mifmo no parece.mal,ni es pefado ni cotra fi
, „ ISIS „.. . . ^ ^ jeairf|
CUY
El cortefano .
leuátamalauolund etilos que le oyen escíec
tamenneengran manera diícreto,y haze tan
to q de fias di loor qel mifmo feda, merece qtb
dos los otros lelos mucho .Dixo entonces Gaf
parpallliiicino.Effoiiosaüeys'vosdemoftrar
respondo el conde- No falto ¡entre los autores
antiguas quié lo mortraíie.Pero(fegun mi opia
nionjlQ¿mase!lecial deitoconíiite endezír las
cofas dj; manera q quien la*s dizenó parezca t¿
ner fin^ yanidad,fino que las trayga tan apro
pofico,« acuda ellas tan ajupfitó qué fi»a falta
o corceaaddexardedezirla^.. Yénfin el qfea-
Jabare 'hágalo de tal arts q todos pienfé q que=s
rria elilcutarlo. Nocomoeftos bíauos que nQ
hazeivííno abrir iaboca,cchádo palabras al vi»
ento c/>mo vnÜ de los nueílros,q auiendole en
pifa atraueííado con vhi pica el muflo halla íá ,
otra parte.dixoqnolo auia fentidomasqueíi
le picara vnamofca.Yotrp jdixoqUcho ofaua
tener eípejoehfu cámara, porque Vquoridpíe
enojauá haziá el roftro táp efpátofp,que fi ¿n..
ronces feviefíe no podría dexarde aucrleáíj
mífmo muy eran miedo.R^éronfe todos defto
pero atraucíío Celar goz'aga di/JédoIes.f Voíb
¡tros feñores de que os reys?nofabeysque Ale
jandre oyendo vndia quevn philofofo tciii^
poropimon que aiiia infinitos mundos,comeri
$0 a Jlorarty preguntadoporqueJlorauarefpp
dio.Porqaunyo nohe" acabado de cohquiftai
vno
Libro primero , fo. xo
vitó auiendo tantos . Que mas dixera fi ouiera
tenido propoíito de cóquiftarlo» todos? No 0$
parece que cfta fue mayor braueza q ningún*
délas qaquifean dicho?Afl"i Alexandre(dixo
entoncésél conde'Jera hombre mas excelente
que ellos de que agora hemos fáblado.Las per»
íbnas muy feñaladas tienen licencia deprefu-
mir mucho defí.porque quie ha de hazér gran
des hechos es neceífario que ofe hazerlós'y e£
te delí may confiado,No adefercáydo n'ibaXO
pero hadefer tépíado en fus palabras .mdítran*
do menos prefuncióri de la que tuuiere. No pre
fuma tanto,que llegue ya fu prefumir alocura.
^¡Paroa,quiel conde vn pocotyen ronce dixo
riendo rhicer Bernardo bibiena. Acuerdóme q
arriba dixiítes queeftenucítrocortefano con*
lieniaqnéfüefle gentil hombrederoftroy de
cuerpo con vn a gracia que le hiziefíe fer agrá*.
d^Jble a todo «1 mündo:la gracia y la hérmoíu-
ra del roftroyayofe cierto que la tengo , y po£
elfo tararas mugeres (como fabey's) fe mueren
pormi de amores. Déla buena difpofícion del
cuerpo eftdy algo dubdofo,enerpecialc6 elias
mis pJéínas,q por dezir verdad ,no me parece
tan buenas cómo yo querría: dé lo demás yo
me cóteto harto. Aísi q yo deffeo q vos me de*
clareys en particular, eña buena difpofició da
cuerpo qual ha de fer,por q yo falga defta dub
daybiiiadeaquiadelátecóel fpiritumas fofi
D v fegado^rtjnd)
egadobí
,-) E.J cortefapev
fegado. Holgaron defto todos, y luego el con
de acudió di ziendo.Por cierto la gracia que de
zimos del roítro á vos no os falta . Y aun có vos
mifmo fin dar otro exemplo fe puede muybie
moftrarqual ellahadeíer. Porque fin dubda
yueítto gefto £e nos aisienta mucho , y os que
damos amelonados en la mifma ora los que o»,
ve'm? $,¿10 embargante que no íbysmuydeH-:
¿adoeníasfaciones.Peromoftraysen vueftra
cara vna buena grauedad de hombre , y por pr
tra parce pareceys dulce, efta calidad es muy
buena,y (uele fe hallar en muchas , y diuerfa^
fjrmasde roltros_,y enfin es tal qual yo la quer
¿ia para nueílro cortefano,no regalada n,j rhuy^
blanda,™ mugen! como la deffean a!gunos,q
ilpíblofe chcr'eipá los ca,hellos,yfi a mano y'\$
nenoiolo (ehazenlas ccias.,masaféytanfe y
curanfe el roítro con todas aquellas artes y di
ligencias que vlnn las mas yanasy defoneftas
muge res del mundo.Eftos fon los que enel an»
dar y eneítar y en todos los otros ademanes fpri
ran blandos y tan quebrados, que la cabera fij
leí cae a vna,parte,y los bracos a otjra, & fi ha
bí m fon fus palabras tan afligidas , que en aql
punto direys que feles falé el alma.Y las vezes
que fe haljan entre hombres principales,ent5-
ces fe precian de vfar có todas fuerzas eftas ta
les bíandtiras(o por mejor hablar) defoneítida
« ees.Eítos pues la natura no les hizo mugares,
como
>i v U
Libro prirrtero fo. 30
eomo.ellos fegun mueítran ) quifieran parecer
y fér,no deurian .como buenas ipuger es Tere -
ñimadosjfinoechadofrcomopiiblicas rameras
noíolameñtede donde yuiefle coruierfácion,
y trato de feñores,mas aun de otra qualquierá
parte dónde hornl^re* de bien trata fien. Af si q
viniendo..¿-got'a a hablar del a diíiuiuí ion, dé fa
perfona,digo quebafta quáto a la efiatura'del
cuerpb,<juc ni (caen eft remo grande, ni fe'a en
crtremo pequeña.Porque «ntrambás cofas tra$
cófigo vñacjertaniarauilla periudiciaj.Yiue~
Jen los hombres deíti fuerte alYi demaiVuia-
rnente grandes ó pequeños fer mirados quafij
como ynosrnonfiruos^. Masfi m? preguntays
qual defjlós'filos eftremos efcogeria yó antes
por menps malo, deziros he que el fer muy pe
queño porque verdaderamente Jo.s"hombre$
forañamente grandes demás de fér coiflun-
njente grofleros fon dcfmañados & iñabiles P*
ra todo exercicio de armas y de ligereza , y no
iguerria yo que efta tacha tuuieíle nueftro cor-
teíano,añtes|econiiicne mucho tener la per*
fonafuelta.Y por eilb cumple que fea de bue? .
riadifpoiiciony de miembros bien formados,
jnoftrando cuellos fueroa y fol tura. También
¿s razón que fea abil yexereitado en todo a-
quello que buen hombre de guerra fe requie*
re. Deftas cofas ternia yo por lamas princi»
pal,fer dieltro en toda fuerte de armas a pie y *
acá
J. 'fícortfcíanóií; .. \.
a cauallo,y taberfe apróüechardellasjconociéí
do los tiépos y las poAuras, y todo aquello en q
vn hombre fe puede auecaiax de otria.'Petoeft-
tre todas las otras armas fe fía de tener princU
>alm«nte deftreza enjas que ordinariamente
Ie. vfanentre cauallerosVY'ppí q ettáy'no íbla#
tríente enlas guerras, adonde por vétura no ay
necefsidad de tatos primores,mas aü enlas qus
ilíones particulares q fuélcnéntre hóbres hói
rados leuantarfe fon muy neceíTarias.En efpe*
cial qué acontece (como cada día vemos) ré¿
^ir y reboiu'erfe vn ruydo -9 y allí entonce*
las mas vezes no ay lugar de a protiecharíe de o
tras armas Gno délas q en aql punto os hallaré
mas a mano ,y en tal cafó efta claro q elque fue
re masdiertro,eltara mas cerca de 11 euar lo m«
jor y con menos peligro » Y lo q algunos dizen
que en las afrentas donde mas es menefter,allí
todo el artificio y toda la deftreza fe oluidan,
no lo aprüéu6.PorqueciertamcnteÍosque en
tal tiépo pierden el artc,de creer es que ya d«
miedo renian perdido el corac.6 y el fefo.Haze
también mucho al cafo fegú mi opinión) faber
luchar,porq ayuda en gran manera a todas lzs
ármasele pie .Es afii mifmo bié q entiéda el cor.
tefanopara liy para fus amigos lo neceíTaria.
e'n carteles debatailx,y que fepahazer buena
fu qrellay áuentajarfe en los puntos queouie-
xe en ella moikádofe liépreen todo esforzado
Libro primero' fo.yí
yprudete pero no fea liuiano en venir facilmé*
te a eftos defafio's,efcufelos quan to pudiere ha
fta que le fuércela obligación de futionra. Por
que demás del peligro que eftas cofas enli trae:
quien a ello fe aroja lituanamente fin caula ne
ceffaria,tiene muy gran culpa y merece graue
reprehenfion aunque íálga biendello.Tenga*
fe con todo enelto gran auifo que quádo el hp'.
bre efte en los cafos defta calidad y tan adelan*
te que no pueda tomarfe a tras fin verguenca
parezca entonces en los tratos qu e preceden al
pelear,y defpuesquando peleare muy determi
nado.Mueftre prefteza:y gana: y coraron , No
lo haga como algunos que fe les va todo el ne
gocio en palabras y en puntos,y tocado a el!o$
el efeoger las armas eícogen las que no corten ■
o que no tengan punta,y arman fe de pies a caá
bec,a como fi ouielTende fp erar dozicn ros tiros
depoluora,ypareciendolesqueles bafta har
to no (er vencidosmo curan fino de defenderfe
temporizando con íiis enemigos, retrayendo-
fe,rodeando con tanta cautela:o(por mejor de
zir vileza,cyue la honra que defte fu pelear lie.
nan,es por lo menos grita de rapazes. Acón te-
celes a ellos tales como aquellos dos de An co»
naque poco hafe dieron campo en Perufa,.y
" fueron rcydos de todo el pueblo.Pregunto Gaf
par pallauicino.Quí en fueron eflbs^relpondio
Csfax gonzoga.Dos primos hermanos.
'•■ •/.* .... El cortefano1 ..„.,. i., ¿
¡ÍDixo entonces el condcAntesTeguh petcarS
idemian de 1er hermanos,y prbfiguio diziendo.
Aprovechan también las armasen tiempo dé
Jjaz para diuerfos éxerCÍcios.Mueftranfe y hó*
jranfccon ellas los cauallerós en las fleftaspus»
tíficas en prefencia^elpnébJo de las damas , f
«icios principes. Por elfo cumple que nueítro
corteTarlp fea muy buen caualléfo de la bridan
i del a gí néra,y que no fe Contente con folo te*
herhUerí ojo fcn conocer vn cauallo yTerdie¿
Uro én menear le,masaurí trabaje de paflar al
gomas adelante que los otros en todo de ma*
íiereraque le feñale Gerrrpre,y (como fe lee de
AJdb¡ades)que donde quiera que fe haüafe:
lleuaua ventaja a todos hafta en aqllo q ello*
ínayór abilidad teniari,áfsi cite de quien habla
mos fea en la propria facultad cT cada vno mas
excelente que todos aquellos con quien trata*
re. De fuerte que en caualga* ala brida enfa/
ber bien reboluer vn cauallo afuero , en corree
Ian<¿as,y en juftarlohaga mejor qutflbs Ycalia
ríos:en tornear en tener vhpáífo,én deféder o
entrar en vn palenque fea loado en tre los mas
loados francefes, en jugar alas cañas, en fec
buen torero,en tirar vna vará,o echar yna lan-
ca fe feñale entre loséfpañoles , Pero íobre to*
coíi quiere merecer aquel la opinión general
Buena que t?ji preciada es enej mundd, aconi-j
pane codas fus cofas con Vn buen-jtiryz» , y v¿
*■ .5 na*
,,...' Libro primero; ,».. n ¡fe. «
Üa búejja gracia.Pueden fe tambíenfraífar mu*
choso tros excrcicios:los guales auqup.no pro»
cedan derechamente délas armas , tienen con
ellas gran deudo,y traen coriíigovna animofa
loc,ama de hombre. Entre eftos ionios princi»
pales,la ca$a y la montería, que en ciertas co«
fas fe parecen con la guerra,y fin dubda Con los
pafíatiempos quemas conuiene a (eneres y ¿
hombres de corte, y los antiguos los víaüar».
tnucho. Si quifierédés tahibien , no daña Taber
f»adar7yantiguamépte los hombres pncipales
Jo aprendían para muchos cafósque pueden o-
frecerfe.Haze aíTi aufmb al cafo tener abilidad
en faltaran tíratKVrra.Porque demás del pro
iiecho que todo efto haze en la guerra,íuele al
furias veieíátrauenarfé alguna porfía, o com>
petencia en femejan tes cofas } y el que enton
ces fe rhüéftra masabií,queda mejor, efpeciafc
fnente en laopiniondél pueblo al qúal de ne*
cefsidad ha de tenerrefpefto ai hombre q quié
*e biuir enel mudo .^porque Jo digamos todo
éáf íambienvn büén ejercicio el juego déla pe
iota,enelqual fe conoce claramente la dilpu#
fícióy lolturadel cuerpo,ycaii todo aquello 5
en los otros ejercicios fe vee,fuelé afsimifmo
el boltear íbbre vrta milla o fobré vn cauallero
pareícer muy bié,puefto q fea trabajólo y difi»
«iljápfouéchamas q otra qualquier cofa par*
bazor^elhóbrefcaligerojfuéleo < Yderha*
dcüoí
El ccrtefano
«lefios prouechos fi fueltamente y có buen ade »
man,es(ami parecer)vna buena vifta,y holga
ría yo tanto con ella como con otra ficfta . Afsi
que íiendonueftro corcefanoen todos eftos e#
xercicios mas que medianamente inftfuydo y
excrcitado,deue contentarfe y no curar de mu
chos otros q ay:como fon boltear en el (líelo y
fobre vna cuerda y otras cofas tales q no fon pa
ira h obres de bié fino para chocarreros q andan
có ellas ganado dineros porel múdo.Mas porq
excrcitarfe fiépre entodo efto q emos dicho no
fe podría hazer fin grá fa tiga por fer exercicios
trabajofos,y tábien cótinuádofe demafiadamé
teenhadariany perderían aquella frefcura y
marauillaqueay en la» cofas nueuaso en las
qfehazé pocas vezes,esneceíTario mudar a ra*
tos,y có la diuerfidad remediar el haftio q an<
da fiépre ébuelto en nueftra vida.Por elfo qu io
ro q nueftro cortefano fe de algunas vezes a o-
tras cofas mas fofíegadasy mas máfas. Y afai de
ue pornocaufar cótinuaméte cmbidia,ypsrq
le tengan por hóbrede buena conueriacion,ha
zertodoloqlosotroshazen,con talqueíca Jo
que hiziere honefto y virtuoíb, y que el fe rija
í empre có tan buen juyzio que no haga nece
dades ni locurasjfino q burle , y ria y fcpa eftaf
falfo,danceyfemueftreen todo de tan buen
arte,q parezca auifado y difcrcco, y en nada le
falte buena grada»
Libro primero fo. 3$
fCapitul. 4. En que fe profigucla
pía tica Cobre los excrcicios del corte fano. Ya»
uiedo dicho el conde en las platicas paíTadas q
todo lo que hiziere el cortefano lo haga có
buena gracia y ayre que a todos agrada
hazevna pregunta mñTer Celar gon
zaga (obre cita gracia. Sobre lo
qual pifian hermofas ra«
zones y replicas.

1IXO ENTONCES MIS


fer cefargózaga.Aüq no,fe deuria
Iporcierto atajar efta platica pero
también {i yo callarle no me apro»
uecharia de la libertad que tene
mos de hablar enefte juego,ni tampoco fabria
vna cofa que d efféo mucho ía ber. Y nome te iv
gays a mal (i yo agora auiendo de contradezic
pregunto, que ya cito mi. mo lo ha hecho miG
fer bernardo bibiena. El qual de pura codicia
de íer tenido por gétil hombre a quebrantado
la ley que auemos puerto enefte nueftro juego
que cada vno pudiefie contradezir,perono pre
guntar. fConoceys(dixo entonces la Du*
queía ) como de vn hierro fe leuantan mu*
chos ? Por eflb quien yerra^y da mal exemplo
como mifler Bernardo , nofolamente merefee
E fec
1 ■ r.
Elcortefano „..-..'....''
fer caftígado,porlo que el erro,mis aú por lo <|
hizo errar alosotros:f Yo puesfeñora (refpon*
<Íio entonces mitTer Cefar gonc^ga) fere agora
libre déla pena que mereciere íiamifer Bernat
do fe ha de da r la fuya y la rriia. Antes entram-
bosdixoladuqfa aueys deféfpunidos dobla»
damentcEl de fu error y de auerós avos traydo
aqne errafledes.y vosdelvüeftroy de aaerfe
guido el fu yo.f Señora refpondio miflTer Cefat
yo hafta a qui aú no he errado:y alíi pomo par*
ticiparenlaculpademtfler Bemado acuerdo
decallar. Y cneíto ya callaua,mas Emilia le dio
3co riendo.Dizid feñor lo que quifieredes, q yo
<íon licécia déla feñora duquefa perdono aqui-
en ha tenido culpa y quié la tuutere en cofa raíl
pequeña como efta. . f Acudió a efto la ekiq>
fa dizíendo Anii meplaze que fe haga aíli Mas
mirad que no os engañeys penfando que es me
jer la clemencia que la Iufticia. Porque perdo
nado mucho alos malos fe haze perjuyzioalos
buenos.Pero cátodo yo no quiero por agora q
mi rigor íiédo contra vueftra blandura fea cau
£a q dexemos de oyr la pregunta de miíTer Ce
íar.E afli entonces el (feñalando le la duquefa
y Emilia que hablafiejdixo. ^¡ Si bien me acu¿
erdOjpareceme feñor conde que vos muchas ve
zes efta noche aueis rcplicado,queel cortefa»
no ha dedarluftre a todas fus obras y palabras-
y ademanes ,y cufia a todos fusmouimientos
coa
Libro primero fb. 34,
cónlabuenagracia.Eítaquereys qnefea lafal
qus fe aya de echar e n rodas las cofas para que
tengan güito y feaneftimadas.E cierro creo ya
que en cito fin mucha dificultad todos (eran
de vueftra opinión. Porque nafta Ja fola fuer
za del vocablo prueua que el que tiene gracia
aquel agrada.Mas viftoque vos aueys dicho
fer elio comunmente,vn donde natura,el qual
quandonoestotalméte perfe&o fe puede coní
induftria y diligencia mejoranme parece ami
que los que alcanzan tan buen nacimiento y
f&n tan ricosdefte thetoro(como algunos que
vemas)tiené muy poca neceíTidad de otro ma
eftro . Porque la buena influencia del cielo los
leuanta calí a pefar dellos mas alto de lo que
fabrian deíTearty haz crios no folamenreagra-
dables,mas rharauillofos a todo el mundo. Por
eflb no fe ha de hablar defto,no eftando en nu
eftra man? alcanzarlo por nofotros mifmos.
Mas aquellos quenofondetanprofpera cófte
lacion como e/ios otros: fino que paran enfo
Jo tener aparejo de alcanzar efta gracia po«
niendo enello eíiudio y trabajo y diligen
cia, defleo fhber conque arte y conque re
glas pueden alcanzar la, affi enlos exerricios'
corporales : enlos quales^fegun dezis)es muy
neceíTaria,como aun entoda cofa que fe ha
gao le diga. Alfique pues con alabarnos*
tanto ella calidad nos aueys pucfto a todos"
*.', £ 1/ cftraftc*'
Elcortefano:"
eftraño deffeo de al canc,arla,foys obligado a ¿t
zimos que camino hemos de líeuat para lle
gara elIa,fiqreys'cumplirconel cargo que la
íeñora Emilia os ha dado . % No foy yo porci- ,
erto obligadofdixo el conde a moftraros como
aueys de tener buena gracia,Mi obligación es
agora folamente de clararos qual ha defcrvn
perfeto cortefano. Mas con todo eftono pen
feys que yo emprenda demoftraros efta per-
fecion ct manera aue feays ciertos de falir co
ella,efpeciaWuiédos dicho poco ha que el cor
tefano auiade faber luchar, boltear , y mu*
chasotras cofas. Las qualesfi yonuncalas a-
prendi-.vofotros podeys vsrcomolas fabre
moftrar;Podria biéfer^que aiTi comovnbué
foldado, quando hamenefter algunas armas
fe ua al armero: y ledize de que forma, de que
talle,y de que temple las quiere: mas no poref
folemueftra como hadehazerlas,ni amarti-
llarlas,nitemplarlas,queaffi agora yo tábien
íepa por ventura deziros qualhadefer vn cor
tefano perfedoimas no moftraros como lo aue
ys de hazer pütualméte pa ferlo,Pero toda vi a
porfatiffazerquanto poüible me fuere avueO
tra pregunta, puefto que vulgarmente fe diga
que la gracia no fe puede *preder:digo q elque
quiííiere tratarlos exercicios corporales con
vracia:prefuponiédo con todo q no fea natural
menteinabüdcuccomé$artépranoytenerdni
elco
Libro primero fo. 35
el comié$o los mejores maeftros que pudiere .
Efto quan importante cofa fea bien Jo dio a en
tender Philipo rey de macedonia,pues quifo q
Alexadre fu hijo tuuieffe por maeftro defde el.
a. b. c. a Araftc til tá famofo philofopho,y quia
^a el mayor que aya jamasen clmüdo.Delos
nobres q nofbcros conocemos ,mirad quá bien
y quan agraciada mete haze todos ellos exerci
cios el feñor Galeazo ían eferuirino cauallerizo
mayor de Francia, Y es 1 a caufa defto(demas 3
la natural difpofi ció q tiene déla pcrfona)auei
íe defuelado mucho é bufear íiéPre buenos ma
eítros y tener cabe Gexcelétes hombres para a
prender de cada vno dellos lo me jor.Demane«
ra q como en el luchar, boltear y jugar de mu-
muchas fuertes de armas ha alcan$anaVpor
guia a nueftro Pero monte . El qual como labe
yses el verdadero y Coló maeftro de todo artu
licio de ruerna y ligereza. Aífi en menear vn ca
uallo juftar,y qualquier otra cofa ha tenido (i
empre delante íusojoslos mas perfecto hom
bres que en aquellas facultades fe ayan cono*
cido.AlTique quiendeíTearc íerbuédicipulo
no folo ha de poner diligécia en hazer bien lo
que hiziere:mas aú ha de trabajar quato pudie
re de tomar el ayre y las otras cofas de fu maef
tro, y ha de deflearde trafformarfe en el fipoíi
blefuere.Y tras efto quádofeíintiere auerya
aprouechadomuchojharaal cafoeftar ateto c
E «i ver
" El cortefano
ver diuerfbs hombres dieftros deftas tales abí-
lidades,y rigiendo fe con aquel buen juyziocj
íiemprehadelleuar por guia andar tomando
agora del vno y agora del otro diuerfás cofas.
Yeufhi como las obejas andan porlos verdes
prados entre las yeruás cogendoflores,afsi nue
ítío cortefano ha de tomar la gracia de ¿que*
]los que a el le pareciere que la tienen y de ca
da vno lleuar la mejor parte.Pero de tal mane
¿a que no la haga como vn amigo nueítroa
quien todos vofbtros conoceys. El qual penfa*
Ha parecerfe mucho alreydon Fernando me
llo, de Aragón. Y en lo que mas auiaíiempre
trabajado de parecerle,era en al^ar de rato en
xatolacábeca torciendo la vna parte déla boca
La qual coftumbre auia el rey cobrado de vna
dolencia Deftosfe halla muchos ,quepienfan
auer hecho vna gran hazaña,íi alcanzan a pare
cer fe fbioalguna cofa a algú hóbre muy fcñala
do y hartas vezes dexando todo lo bueno fe q
dan con vna fola tacha que aquel cenia. •
«(Pero penfando yo mucho tiempo entremíde
donde pueda proceder la gracia.no curando a*
Í;ora de aquella que viene de la influencia de
aseftrellasjhallo vnareglageneralifsima.La
qual pienfo q mas q otra ninguna aprouecha a
cerca defto entodaslas cofas vmanas que fe
hagan o fe digan. Yeshuyrquanto fea pofsi-
bl« el vicio q délos latinos es llamado affetació
no
Libro primero fo. ;¿
fiofotros aunq cnefto no tenernos vocablo pro*
priojpodremos llamarlo curiofidado demafia-
da diligencia y cobdicia de parecer mejor que
todos.Efta tacha es aquella que fuele fer odio-
fa a todo el mundo. Déla qual nos ñauemos ds
guardar con todas nueílras fuerzas, vfan do en
todacofavnciertodefprecioodafcnydojConel
qual fe encubra el arte y fe mueftrc que to¿
do loque fehazey fe dize, fe viene hecho de
íiiyo fin fatiga y quafi fin auerlopenfado . De»
ílocreo yo que nace harta paite de la gracia.
Porque comunmente fuele auer dificultad en
todas las cofas bien hechas y no comunes, y af
(i eneftas la facilidad trae gran mar auilla y por
el cótrario la fuerza y«l yr cuefta arriba no pue
deierfínniuchapefadumbreydefgracia, y ha
zelas fer tenidas en poco por grades que ellas
fean. Por efio fe puede muy, bien dezirquela
mejor y mas verdadera arce es la que no paro
'ce fer arte; Afsi que en encubrirla fe ha de po
ner mayor diligencia q en ninguna otra cofa.'
Porqenel punto q fe deícubre quita todo el ere
dito y haze q el hóbre fea de menos autoridad.
Acuerdóme fobre efto auer leydo, que ya ouo
alguno» excelentes oradores antiguos q artifi
ciofamentefe esfonjauá a dará entender q río
teniau letras,y di (simula do el fáber moftrauan
fus oraciones fer hechas fimplemente y con pu
reza Te gun la natura , y la verdad los guiauan
"• í E iiij no
£1 corteuno
no co eftudio ni con arte,la qual fi fuera conofi
cida puñera fofpecha de algún engaño en los
©yétcs veys luego co mo de fcubrir el arte y mo
ítrarvn cuydado demaíiadaméce aceto en las
cofas deftruya toda la gracia, Quien ayjde voíb
tros que dexe de reyrfe quando nueftro miíTet
Pier paulo danc,a a fu modo con aqllos faltillos
y co aquellas fus piernas eftir adas de puntillas
fin menear mas la cabeca que íifueiTe vnpalo
y todo con tanta atención q no parefce fino q
va contando los paffos ? Quié por ciego.que fea
no vera eneílo la deígracia que trae confígo el
cuydado,yla gracia que fe mneftr* en eldef-
cuydo de muchos hombres,y mngeres q aqui-
eftan prefentes,quando có vr«a defcuydada de
femboltura3hablando,o riendo o conuerfando
diferetamentecon todos,no mueftrá darfeles
nada por lo que hazé,an tes parece que folo no
fe acuerdan dello , De fuerte que dan a enten*
d.er tenerlo todo tan en la mano que ya cafi no
faben ni pueden errar. %Enefto no efperando
mas miíTer Bernardo bibiena dixo.Veys ay co
mo nro miiTerroberto aura ya por lómenos cay
do(fegü vu eftras reglas enla buena manera del
danc,ar,aunq a todos eítotros íeñores no les pa#
rezcaafsi. Porque cierto finclJoJomejose» el
defcuydo , y el tenerlo todo en poco,y el mo-
ílrar caí! penfar mas en otra cofa que en lo que
fe haze,yo digo que mifler Roberto dan§a mor
jor
Libro primero fo« 37
jorque todos.Pues por moftrarfe muy defcuy .
Jado fe dexa caer la capa y los pantufos , y afsi
fe va danzando fin mirar en nada . Refpondio
el conde entonces.jPues quereys q fe defeubrá
aqui agora nueftras tachas fea mucho enora-
buena.Y como vos no fabeys que effo q en mif
fer Roberto llamays defcuydo : es el mayor
cuydado (y por vfar del vocablo proprio.) La
mas verdadera affetaci 5 dctodas.No veysvos
claramente la demafiada diligencia que el po
ne en moftrarfc defcuydado ? Y eíc fu nopén *
íar en lo q fe haze muy grade y por eflb auemos
de dezir qaql fu defprecio(porq paila y a los tei
minos de la buena medianía )es vicioymuc3
Ara mas ayna curiofidad que otra cofay afsi no,
puede fi no parecer m al,y falir al reues de fu in
tecion,puespor deífear demaíiadamente encu
brir el arte la defcubre.PoreíTo tengoyo porde
terminado,que elía tacha déla affetacion o de#
fordenado célico de parecer bien , no efta me»
noseneldefcuydo,q en el cuydado,fi entrabas
cofas excede ypaffan elmedio.Ya veys qel def
precio enfí esloabie,masfi llégala cofa adexa
ros caerla capareyrfe hádello. Afsi mifmo \\
diligencia y el atauio fon cofas q merecen fer a
labadas,masfieíta ya tanto enel «ftremo,que
no ofeys menear lacabeca pornodefeócertar
elcabellootragaysfiempre con vos el peyne
y elefpcjOjomandays que vn paje os ande a
£ v cada
El eortefano
cad a paito rodeando conel efcobilla , vofotros
mifmos podeys juzgar fi feran tachas.
Todos eftos fon puros e(t remos , los quales de
mas de fer vicios fon contrarios de aquella pu
ra y gentil llaneza que íuele,naturaimente af
íentarfeen nueftros corac,ones.Bien aureys vid
fio alguna vez quan defgraciado fe mueftre en
cimadevncaualloodevna mulavno q vaya
«(lirado enla (illa y muy mefurado ala valécia «
na,quanto mejor parezca otro que ande def-
cuydado y tan fuel to como ñ anduuiefíe a pie.
Quanto mas agrada y quáto es tenido por mas
honrrado vn cauallero que figue la guerra (i es
manfo y habla poco y no fe alabc,que otro q e-
fta liémpre loándofe,y có brauezas,y reniegos
efpánta al mündo.Delo qual no puede fer otra
caula fino éftfema codicia de parecer esfor$a*
do:lomifmo acontece en todas las otn/s cofas
que fe tratan de qualquier calidad que fean. :
fDixo el magnifico Iulian entonces.Todo cC-
íb también fe puede ver en la muíica.Enloqual
esmuy defendido hazerfe dos confonacias peí
fe&as la vna luego defpüesdela otra,tantoq
nueftro mifmo fentido las aborrece naturalmé
te y fe huelga muchas v«zVs~cdrj vija fe'gunda
o con vna feptima que «nPfi fon aceras & into
lerables difonmcias.Eíio es porque continuar
aquellas perfetas enhada, yfeáala vna demá-
fiada 8c etniofa armqnia, J~a qual con rnczclaf
• - i .i al
Libroprírhero fb. $¡
algunas imperfectas fe modera. Y también lo
btíeno puefto cabe lo malo parece muy mejor
y haze nueftros oydos eftar mas atentos , y gu*
ñar délo perfecto con mayor gana holgandofe
con aquella diílbnanciacomo co cofa defeuy
dada, fLuego bien veys (reípondio el conde}
que eneflb también daña la affeftacioncomo
Cnlas otras cofas.Y afsihuuo algunos grandes
pintores antiguos,quefegun íedize ruuieroni
como por refrán la mucha diligencia fer- daño*
fa. •jYporeflb Appelles reprehendió a Pro*
thogénes, porqquádo pin tau a denúca fatisfa
cerfe jamas fabia quitar la mano déla tabla.
Effa mifma tacha dixo mifíer Cefarticnc nfo
fray Seraphin,q tápoco la quita haftaqfequitá
los máteles.Riofe el code,y proíTeguiaidiziédó
Parefcemeq apelles qria en eflbmoftrara Pro
thogénes q nú íabia parar ni conocerlo q baña
na. Lo qual todo le venia de eftc vicio defer cu
rioíb,y mas diligente enpro curar de hazer fu»
obras perfectas qeramenefter.Afsi q aqllavif»
tud cótraria a la afetació,Ia cjl agora nofotrqs
Ja llamaremos defprecio demás de fer el ver*
dadero principio ¿t dóde nace labuena gra trae
coligo otro ornameto coel cjl toda obra nfa Ufe
acopaña por peón a qíea>no folo dfcubre luego
«l{aberdquiclahaze,mas hartas vezespareíce
mucho mas délo q esrealméte.Porq éTa miíma
ora creé los qlellá prefentes qe ta dfcuydada mo
te
El cortefano
te,ytanfinpenahazelo que haze, podría ha-
zer mucho mas fi quificlTc,y q Je quedan détro
{¡randes fecretos , y que no es nada todo aque-
lo para con lo que haría fi enello pufieffe dili
gencia o cuydado . Ypor replicaros agora los
mifmosexemplos,miradvn hombre cóvna ef
pada en la mano o con otra arma,que íi quiné*
do jugar dlla fe pone en alguna pottura tá fuel
tamentey tan fin trabajo parezca hazello na*
turalmente luego con la fola facilidad del ade
man fe mucítre dieftro en aqiei exercic io.Afíi
mifmo enel dancar,vn folo paiTo o vn folo mo»
uimientoquefenagacon buenayre ynofor*
$ado,en la mifína ora defcubre el faber de quic
danc,a .Y vn mufico enel cantar,con vn folo gri
to bien entonado deícanfado y dulce,y tal que
parezca atierfe hecho aquello afsiacafo,haa
ze creer que fabe mucho mas de lo q fabe »Tá*
bien en la pintura : vna fola raya o vn folo rafe
go dado con el pinzel di eftramente y con liuia
neza,demanera que fe mueftre la ¡nano fin fer
fuiadaporelarte yrfeella miíma fácilmente
e íuyo al termino con forme a la incenció del
pintor manificíta claramente fer bueno aquel
maeftroen fu officio, a cerca de la opinión
del qual cada vno defpues fe entiende
fegú fu juyzioiLo mifmo acóteíce
cafi en quajguier otra
. . cofa. •..
Libro primero* fo.jjí
l[Capitul. 6. Encí qual profíguicn-
dolaplatica,dizeclconde que en el hablar y
«n el efcreuir es muy importante auiíb alpe»
fetto cortefano huyr como de peílilenciala afi
fe&acionque esvna tacha que deftruye to
talmente el luftredelabuenagracia.El
qualauifofedioenel capitulo paíTa
doporvnageneraliísima regla.y
fobre eftamateria del hablar
y efcreuir paña gran difpu
ta entre los corte* .
fanos.*

SS1QJE NVESTRO
\ cortefano fera tenido por excelen
te,y en todo terna gracia efpecial
¡mente en hablar fi huyere h affe*
"tacion enelqual error caen mu
chos^ algunos nueftros lóbardos alguna vez
mas que otros los quales en eftádo vn año fue,
ra de íbs caías quando bueluen luego hablan
romano o eípañol,o francés ,y Diosfabe como
Todo cfto procede de vn grá defleo de moftrac
fe muy fabios,y aciertan pues bien. Porque no
hazen eneftouno trabajar con todas fus fuer*
cas de alcafar vna eftraña y aborrecibletach»
Porciertoyorecibiria agora muy gran pena fí
cncftas nueftrasplaticas quifieffe vfar aquellas
an.
*- Elcortefano
antiguas palabras tofcanas que yá en nueftros
tiempos no fe vían .Y ayn creo que vofotros
osreyriades de mi tí yo lo hízieíTe . Claro éfta
dixo entonces mifer Federico queferia malo
(hablando aflí agora nofotros familiarmente
como hablamos)feruirQs de aquellas palabras
que ya eftan fuera de vfo.Porque como vos de
zis fatigarían aquien las dixeííe y alos que las
pyefen yno ferian entendidas demuchos fin
harta dificultad.Pero efcriuiendo,creeria yo q
erraría quié nó fe aprouechafle dellas porq dá
mucha gracia y atictoridad alo qfe eferiue^có
ponefe dellas vna legua mas graue y mas llena
de mageftad ¿que del as modernas. fYono fe
(fefpondio el conde)q gracia o que autoridad
Ímedan dar a la eícriptura aquellas palabras' íj
e deuen huyr no folamente enel hablar comü
mente como agora es cite nueftro(loquaI vos
mifmo aueys confefíado)mas aü en toda otra
cofa q ymaginarfe pueda Y perq veays mejor,
ello tomad agora.aqui vn hóbre de bué juyzio
q aya de hazervn razonamiento fobre alguna
materia de mucha calidad enel proprio lena*,
do deflorencia q es la cabera de tofeana, , o ay a
enla mifm^ciudad ¿f hablar priuadaméte có al
guna perfona de eftado fobre negocios impor
tátes,o có otro q fea acoftúbrado de tratar ,co-
íasdeígufto,oflquifieredes con damas ocaua-
lleros burlando en fieftasojU3gos,o dode quia
r*
.Libio priníéro fo.40
ti q fe halle en qualquier tiempo o lugar o prd
pofito qfe le ofrezca , yo tengo por cierto q co
mucho auifo fe guardara de vfar aquellas pala
bra s antiguas de los tofcanos,y íi por fu defdi*
cha o necedad las vfare no le efcufara ¿t fer bu*
lado,o de hazer enojar harto a quien le oyere»
Parecemeluegoeftrañacofa juzgar enel efere*
uir por buenas aqllas palabras q éninguna füeí
te de hablar fe fufré,yqterq lo q totalmente y
fiépre parece mal enlo qfe habla parezca biei*
enlo qfe efcriueiPorq cierto alómenos fegü mi
opinió lo eferito no es otra cofa fino vna forma
de hablar qqdadefpuesq el hóbre hahablado
ycafivnaymagéoverdaderamétevida de las
palabras:y por efto enel hablar(el cjl enel mif-
mo puto q la boz es fuera déla boca qda derra-
mado,y perdido)puedéquica íufrirfe algunas
cofas q enel efereuirnofe fijíréporq la eferiptu
racoferualas palabras ylasfometeal juyzio '
del qlee,dádole tiépo de cófíderarlas madura*
méte¿ Yaísi es razó q enella fe téga mayor dili
fécia y arte por hazella mejor,ymas corregida
ero no tápoco de manera ¿las palabras eferip
tas fean diferentes délas hablas,fino q tome el
que eferiuiere las mas efeogidas de las q habla
re . Que ciertamételi enel efereuir ñteíTelicito
loqes defendido en el hablar feguirfeya e¿e
inconuiniente, qla licencia fea mas ancha eri
aquello en que mas eftrecho ,y mayor eliudio
fehá
El cortefanoJ
fe ha de poner y defta fuerte la induftría quefe
pone enel efereuir en lugar de aprouechar da-
naria.Por eíTo efta claro que lo que fe requiera
en lo quefe eferiue fe requiere también en lo q
fe habia,y aquel hablar es mejor que fe parece
conel mejor efcreuir.Pienfo afsi mtfmo que fe
fufre menos efereuir mal que hablar mal. Por
que los que eferiuen noeftáfíenipre prefentes
a los que leen como alos quehablan a aquellos
con quien hablan. Afsi que prefupueftos eftoj
fundamentos yo diría que el hombrejúntame
te con huyr muchas palabras delastofcanas
antiguas podría vfar fin miedo eferiuiendoy
hablando las que oy en día fe vfan en la mifma
tofeana y en las otras partes de Ytalia,y tiene
enla pronunciación algunagracia,y es mi opi
nión q quien Ggue otra ley fino efta tiene muy
gran peligro de caer en aquel tan odiofo vicio
déla affetacion.Del qual hemos hablado poco
ha. %Yo íeñor os confíeflb(dixo entonces Mif
fer fedcrico').Que el efereuir es vn modo de ha
blar.Mas hafe de confiderar efta diferencia , q
filas palabras habladas traen configo alguna
•fcuridadla habla no penetra enel coracó del
que oye.Y afsihaziendo fu camino fin fer ente»
dida queda vana.Pero fi enel efereuir las pala*
blasefcriptas alcanzan vna poca dificultadlo
por mejor dezirvna cierta agudeza fuftancial
y fecreta,y no fon afsi tan comunas como aquo
Libro primero io. 41
lias que fevfan enel hablar ordinaiio.dan ciet
tamentemayorauftoridadalo que fe efcriue,
y hazen que quien lee 110 folo eñe mas attento
y mas fobre ü^pero aun mejor conlidera, y cor»
mayor heruor guita del ingenio y doftrina del
que efcriue.Y trabajando vn poco con fu buen
juyzio,refcibe aquel deleyte que ay en énten«
derlas cofas difficiles.Ylilaignorancia del que
leyere fuere tanta que no pueda valeffeconla
difflcultad fera culpa fuya,y no del auftor qua
aquello efcriuio,y no fe aura de juz gar porefto>
que aquella lengua en q aquello efta efcriptc*
tío merezca fer aprouada,y enfin la razón ma»
Íirincipal que memueue a tener por bié de vfac
as palabras folaméte délos antiguos tofeanos
es confidcrar que el tiémpo( el qual harta ag»
ra las ha confetuado)es gran ten igo y aprueuar
mucho q no pueden fer fino buenasy declara
doras de aquello que enellas ha de fer fignifi-
cado.Porq de otra manara cayeran fe luego to
alómenos no duraran tanto.Y demás defto tie
nen aquella gracia y venerado que la antigua
dad fuele dar ,no Tolo a las palabras.Mas aun a
los hedificiosalas medallasa laspinturas,y a
toda cofa que puede fer conferuada.Y mucha*
vezes Tolo cofu luftre y autoridad ponen her-
mofura y fuerza en la habla.De cuya virtud y
Sracia todo fubjeto por baxo que fea puede ój
at can cnnoblefcido,quc merezca fer muy a-
f l*fe*
V -% Elcoitefano
labado.Yaunmasos digo que efla vneftra ¿oí
ftumbre déla qual vos hazeys tanto cafo)no do>
xa de fer(íi yo no me engano)harto peligrofa»
y puede muchas vezes fer mala.Porque cierta
f\ enel hablar fe halla auerfe apoderado algún,
mal vicio enlos ignorantes. No me parefecque,
por eflb fe deua tomar por regla ni fer íeguido
por cada vno. Demás defto los vfos fon muy di
ueríbs.y cada ciudad principal en Ytaliaha-
bla diflV-rentemente de todas las otras. .
^Porettoii vos no particularizays qual es la.
mas aprouada lengua podría el hombre vfaraf
filade BergamocomoladeFIorencia.fYfegú
loque vosaueys dicho) no erraría. Pareceme
luego que el que quifiere huyr todo efcrupulo.
fera bien que tenga diligencia en efeoger vn
auftor entre los otros aquien liga, el qual fea
aprouadoporconfentimientoderodos,efteha
de íérla guia y el efeudo contra los reprehenfo
res.fYn me preguntays quien querría yo que,
fuelle. Deziros he que elpetrarca(en lalengu»
vu)gardigo)oelBocacio.Yquiédeftosfeapa».
tare andará a tiento como fi camináífea efeu-»
ras.Y afsi porfúerga aura de errar eícamirto.Pc
ro nofotros fomos tan confiados quenos defpre
ciamosdehazerloquehizieronlos excellen*
tes antiguos, y prefumimos de no tener neccGi
■Jfidad de traer delante nueftros ojos algún au-
ft ji í % i aquié enderecemos nueftro tino • Pues
i fin
Libro primer»: fó. ¿i
fin efto yo diga que es impoísible efcrenir bíenf«
Puídefé prouar con Virgilio , el qual puefto
que cori0.idiuinoiiigenio>yiuyzioouicfrequi
tadola«fpérancta a todos de poder bien feguir
le,no por eíTo dexo el de Ceguir: a Homero, ^E»:
fta difputadel efcreuir (dixo entonces Qafpac
pállauicino) martce ciertamente fer bien efcu
chada,mas toda via pieníb que haría mas ajear
fo moltrar ai cortcfano la forma-quc ha de te
ner en el hablar porque(a mi pareccr)tiene ma
y or neccfsidad ddlo,y mas vezes fe ha-de apro
uechar del hablar que del efcreuir. ,- .
«flRefpondio el magnifico luhan entonces. An
tes (i vofotros quercys que nueftro. cortefano
fea perfecto, es neceflario moftrarle entram
bas cofas. Y aun creo que fin eíias qui$a todas
Jas Otras valdrían harto poco. Por eitofii el fe»,
ñor conde quiíiere acabar de pagar fu deudaj
inqftraxfeJas ha agora. •>í-,:ív'híj:..?;"'i
«jReípondioaeftoel «rondé : Ya vos feñpr no>
acabareyscomigo que yo. emprenda cfl<¡>. por*
que! harta locura (cria la mía , querer mo-
ítrarloquenofe. Y yaquelofimiefféJ.qiu,eri
Ine pone a mi en penfar hazer con tan po=
cas palabras , lo que a penas hizieron con
grandifsirrto eftudio , 8c diligencia hombres
de ungular doctrina y erudición. A losquales
remitiría yo agora nueftro cortefano , íí to*í
tta via íe eftendieUe a mi obligación , á mo^
h.Dm F ij *****
El cortefano.
ílrarlcahablary efcreuirbíen. fDixo enton
ces micer cefar.El Tenor magnifico habla del eC
creuir y habla vulgar,y no del latino . Por efíb>
lo que efta eferipto eneft e cafo por los hóbres,
docos que dezis va fuera délo q aqui tratamos,
y afsiconniene agora qvosdigays eneftolo q
fe os entiende q tápocoos pediremos mas.fYa
yo lo he dicho refpondio el conde. Mas pues la
platica es fobre la lengua tofeana tocaría mas
por ventura al feñor magnifico q a otro ningu
no dar enefto la fen tencia. Yo no puedo ni de-
uo-(dixo el magnifico)contradezir a quien di-
ze que la lengua tofeana Ueua ventaja alaso*
tras,bien es verdad q muchas palabras ay en
Petrarca y en Bocacio que agora y en nueftros
tiempos no fon admitidas por el vfo . Eftas yo
(por dezirverdad)ne querría vfarlashi habla
do ni efcriuiendo,ni aun ellos creo qfi agora bi
uieflen las vfarian.fAntes las víárian dixo mif
íer Federico,yvofotros feñores tofeanos deuria
desrenouár vueftralenguayno dexar perdeE
ía,comt> veo qlo hazeys.Que ya menos noticia
aydella en Florencia q en otros muchos luga-
tesde ytalia. fRefpondio entoncas micer Ber
nardo las palabras que en Florencia fe vfan,ha
quedado en los hombres baxos y aldeanos,y
conefto como corrompidas ydañadas por la ve
jezfondefcchadasporlasperfonas de calidad.

/ *Capi
Libro primero fó. 45
^"Capitul. 7. Eneí cjual profíguien-
áo fe la platica , del hablar y efcreuir fe ;
afirma el Conde en fb opinión que
es que las reglas quefiruen pa
raelhablar íiruenpara el
efcreuir •' '

O NOS SALGAMOS
fdixo enconcesla duquefade nue
flro primer propofito fino que acá
bemosyaconelfeñor conde que
mueftrealcortefano hablar y ef
creuir bien,fea tofeano o el que faere. Yo feño#
ra refpoudio el conde,ya he dicholo que ene*
ílofe,y es mi opinión que las mifinas reglas q
firuen a lo vno firuen a lo otro pero pues afsi lo
mandaysrefpondereamifTerFederico^Iqual
tiene contrario parecer del mió. Y por v entura
aurc de alargarme mas délo que conuiene.Pe-
ro también conefto haré pago Primeramente
digofaue fegun mi opinion)eíta nueftra legua
la qual nofotros llamamos vulgar,es(ami pare
cer nueua aúque aya mucho tiempo que le v-
fe,porquede auerfido Ytaliano folamente fa
tigada y taqueada por barbaros,mas largo ti»
po poffeyda,y abitada por eIIos,conel trato de
«quellas naciones la lengua latina fe daña, y
V.
El ccrtefarjo
deíle dañar fe procedieron otras lenguas, la$
qualesaíTi como los rios que nacen déla cuto
bre del appennino fe apartan los vnos hazla el
mar de Venccia: y los otros hazia el de ytalia
aííi también fe diuidicron ellas y algunas mez
ciadas con algún a latí nidad. por diucrfoscamí
ños llegaron adiuerfas partesty vna fequedq
en ytalia no fin mucha participación délo bac
baro.Eítaha andado entre nofotros largo ciejs
íodefcqmpacfta'y Varia por no aucr alcanza
do quien la púuefle eh concferto:y le diefle luf
trecrcriuiendocnella,defpues elluucen tof-
cana algún tanto mejor tratada,& no tan con*
fufa como en otras partes deytalia. Y parees
que le quedo allí la flor de aquellos primeros
tiempos j por ajuer aquella nación guardado
mas que las otras buena pronunciócionylaor
den gramatical que cóuienery por auer alean
Íado tres famofqs autores. Los quales ingenió
amente:y cenias palabras y términos que fe
yrauáh en fus tiempos han dicho todd Jo
que han querido . Eflp mas profpcramentq
que a todos los otros(íegún mi opinión) luce*
dio Petrarca en las cofasde amores. Defpues
de tiempo en tiempo leuantando fe por toda
ytalia entre hombres principales que. liguen
corres y trata cofas de armas y dé letra? alguií
deíTebde hablar y «fereuir méjÓKqüeiió fe ha
»a en aqlla primera edad gtoiTera, quando los
«ftragos
Libro primero fo* 44.
éftragoshechos por losbarbarOs no auian aunt
ceffado-.dexaróde vfarfe muchas palabras ea
florencia:y «n tofcana y en toda y talia :y en lu
gar de aquellas tomaró fe otras.Y afli enefto.fi»
hizo la mudan^atq fe fuele hazer en todas las
cofashumanas.Lomifmo ha fiempre acaecido
enlasotras lenguas, E filas primeras cofasef*
ericas délos mas antiguos latinos vuiefien du*
rado harta agora, veriamos^fi las leyefemos)
quan diferete fue el hablar de Éuádro,y deTun
no,y de los otros latinos de aql tiépo, del que
defpues vfaron lospoftreros reyes romanos,y
Jos primeros cófulcs. Acordaos q los veríosq
«antauá los facerdotesde Marte apenas eran
añedidos délos q defpues de ellos fusedwron.
•Mas porq eftauá affi ordenados por aqllos q pri
inoro losinftituyer5,no remudará por acatami
gtodelareligió.Siguiédojeftc preceflolos ora
doresy los poetasranduuieró dexádo muchas
palabras viadas por fus áteceflores. Antonio
Craffo HortSíio y Cicero huya hartas días de
cato Virgilio muchas días dEnnio.E alii lo ha
2Íálosotros}losqualesaun£Íh5rauariluch°1*
antiguedad,no la preciauá tato qfe obligarle a
fepuirla entodo como vos qreys q lo hagamos
-Jora nofotros. Antes enloqlcspeciala.tacha
ua como Horacio q qfo q fueffe licitó hazer vo
cabios nueuos y dixo q fus áteceflores fuero ne .
cios e alabar a Plauto,y Cicerc^hartos.luga res
£1 eortelano
reprehéde a muchos de fus antepafí"ado$,y pof
«Jezir mal de Seruio galba,afirma que fus oraci
ones tenia mucho délo antiguo:)' dize q Ennio
tanbien defprecio en algunas cofas alos que fu
«ron antes del.Demanera quefi nofotros quiíi
eremos feguir Jos antiguos,no los feguirsmos.
E Virgilio q vofotros dezis que figuio a Home*
ro,no le figuio en la lengua.AfTÍ q yo citas pala
bras antiguas (quantopqrmi)ífíemprelashuy
ria,faluoen ciertos lugares,yaun en eftos po
cas vezes las vfária.E pareceme q aquien deo*
tra manera lo haze:no yerra menos que erraría
el qquiíisíTe por feguir los antiguos comer be
Ilotas agora q tenemos mas abüdácia de trigo.
Y alo q dezis q los vocablos antiguos folo cort
aquel luílre de la antigüedad en noblecc tanto
qual quí er fubjto por baxo quefea,quc fe haze.
ciinodefer loado, refpondo que ni fifias pala
b.ras antiguas ni aun las buenas tengo en tanto
•que Cjno trae fubftancia de muy Angulares fen
tencias,pienfen qdeuan fer eftimadasJPorque
el apartar las fentencias délas palabras, no, es
otra cofa fino apartar el alma del cuerpo,
I^o qual ni en la vna cofa ni('enla otra puede ha
zerfe fin que Jo compuefto quede deltrtiydo.
AíTi que Jo que mas importa y es mas necc
íTario al Cortefano para hablar y eferenir bi
en, es faber mucho. Porque el que no fabe,
ni en fu eípiritu tiene cofa que merezca fer
entendida
Libro primero fb»4f
«ntédida,mal puede de zirla o efcieuirla. Tras
eílo cumple afíentar con buena ordé lo que fe
dize o fe efcriue. Deípues ex premir lo diftint*
mente con palabras que fea propias, efcogidas
Uanas,biene6pueftas:yfobre todo vfadas haf-
ta del vulgo .Porque ellas fon las que hazen la
grandeza y la mageftaddel hablar ii quien ha
la tiene buen juyzio y diligécia y fabe tomar
aquellas que mas propiaméte exprimen la fig
mficaciondeloquefeha dedezir.yes dieftro
en leuan tarlas:y dándoles a fu plazer forma co
no a cera ,ías pone en tal parte y có tal orden
que luego en reprefétando fe den aconocerfu
luftrey fu autoridad, como las pinturas puef
tas a fu proporcionada y natural claridad. To
do ofto que digo fe hade entéder:aifí del efcxe-
cir como del habJar.Enel qualtoda via fe re
quieren algunas cofas que no fon necesarias
cnel efcreuir,como es la buena boz:no muy di
gada ni muy blanda como de muger,nitampo
co tan rezia,ni tá afpera que fea groííera, pero
fonorofa, clara fuaue y bien aífentada con la
pronunciación fuelta: & con el gefto y adema
nes que conuengan con lo que fe dize . Los
quales (ami parecer)confiften en ciertos mo
vimientos del cuerpo no forcados ni curio-
fos mas templados:con vn femblante confor
me : y con vn menear de ojos que trayga coníi
go gracia y ande con certada con las palabras:
F y yquanto
*" / , . . Elcortefaño
y quanto mas fea pofsible íignifiquehafta cont
elgefto la intención yelfentinuento del que
habla.Pero todo efto feria d e poco prouecho (i
las fentencias que eftan dentro en las palabras
no fucilen buenas,ingeniofas agudas, elegátes
y grauejjfegun la materia y el lugar,y el tiépo*
«¿Yo he miedo (dixo entonces Morello de nos
'tona)que íi efte nueftro cortefano habla entre
nofotrós tan elegáte y fultancialmen te,que fe
hallen algunos que no le entiendan.fMas an-
tesle entenderán todos (reípondio el conde)
Porque la facilidad y la llaneza fiempre andan
con la elegancia.Y no penfeys que yo tampo
co diga que hable el ordinariamente de cofas
muy fundadas fino que muchas vezesdefciení
da alas otras de plazer como de juegos, de mo
tes y de burlas fegun fe offreciere.Pero en todo
tenga cotinuamente buenfefoy piefteza ,y a#
bundanciano cófufa,No muenre vanidad ni
muchacherria énnada.Yíi le acaeciere hablar
en alguna materia el cura o difícil, conuiene q
con las palabras y fentencias bien dift intas de
clare fotilmétefu inteiicio ycó vna cierta mi
nera-diligéte,y no pefada defembarace y dexe
llana toda la forma de hablar dubdofa,afsi mif
mo quándo haga al cafo fepa hablar con gra#
ücdad y fucr$a,y tenga entonces abilidad pa
Jramoue.r las pafsiones y fentímientos que.ay
en nueftros cora$ones,y fea para encenderlos,
<■ ...y ~i v ,. y
Libio primero fo.¿6
y traftornarlos ,fegun fuere la necefsidad del
negocio,y algunas vezes los enternezca &cafi
los emborrache de dulzura , con aquella puré»
za de buenas entrañas q haga parecer q la mif
iha natura habla.Todo eftofe haga tanfirt tra
bajo,qué el que efcüchare pienfeque aquello
tío es riada de hazcr,y que eft a en la mano has
zerloel también, pero'defpues quando venga
aprouarlofehallemuy lexos de poder hazer-
Jo . Querría también que hablafe y efcriuieP-
lenuertro cortefaho de manera, que no Tola»
rn e n te tomafíe los buenos uocablos de to dajY
talik,mas aúqüe alguna vez vfafle algunas pa*-
I abras nácelas o Efpañolas,délas q fon por no»
Íberos a nueftro vio recebidas Como agora por
exepjo no me parecería mal q (obre algoq vini
<eíí«s»pi,opoGtodixefle,acertar>ji!éturar}yotroií
femej antes vocablos , con tai que fe pudiefle
éfperarque auian defer entendidos. Seria
también bueno que alguna vez tomafle algu*
ñas palabras en otra lignificación diferente de
lapropria y transfiriendo las a fu propofito,
las iérixirieiTe como vna planta en otra mejot
porhazerlamashermoias,y por declarar con
ellas,cafi figurarlas cofas tanal proprio , que
fa no nos pareciefle oyrlas fino verfas y tocar»
las.Deítoriopodriá dexarde feguirfe grandes
leyte,al que oyefie o leyeíTeyabueltas de todo

ello
Elcorrefafto:
efto no ternia por malo,q fe formaflen algunos
otros vocablos nueuos,y con nueuas figuras o
términos de hablarfacádofe por geacil arte da
los latinos,como los latinos los folian Tacar de
Uos.Afsi q c5 efto fi entre los hombres doftos y
deingenio,ydejuyzioqueen nueftros tiepo*
entre nofotros fe hallan,ouiefle algunos q qui*
fieflen poner diligencia en efereuir déla ma<
nera que auemos dicho , eueftanueítralen*
gua cofas dignas de fér leydas,preílo la vería
mos pura y elegante y abúdofa de gentiles ter
minosy figuras^y aparejada a que enella fe ef
criuielfe tábien como é otra qualquiera yfi me
jorada y tratada por efta arte no faliefle, p ura-
men te antigua tofcana,quedaria Yt alia na, co
mun,copiolá,y varia,y cafi como vn deleytofo
jardin 11 eno de diuerfas flores y fruítos.Eftono
feria cofa nueua. Porq ya los antiguos griegos
délas quatro lenguas ó vfauan, efeogiendo de
cada vna las palabrasilos modos , y las figuras
3ue mejor les parecieron hizieron otra que fe
amo común . Y aísi todas como debaxo
de vn folo nombre fueron llamadas lengua
Griega y puefto que la de Atbenas fuefle
elegante pura y abundofa mas que las o-
tras,los buenos auftores queno eran A thenié*
fes no la codiciauan tato que en la manera del
efereuir y cafi enel. olor y propriedad de íu na*
tural hablar no fücfien conocidos,mas por elfo
no
l.ioto primero» ro: 47
no eraft derpréciadosjantes los que querían pa
recer muy a thenienfes eran reprehendidos Se
burlados,Tábi£entre los eferitórés latinos fue
ron eílimados muchos que no eran romanos,
aunque no ouieffen alcanzado aquella limpia
pureza déla lengua Romanaba qual pocas ve*
zes fe dexa alcanzar délos que fon de nación e
ílrangeros.No Fue defechado Titoliuio,puefto -
que no falto quien dixo'auer hallado enel una
cierta habla de páduá dónde el nació. Ni virgi
lio aunque fue reprehendido que no hablan*
romano . Y ( como fabeys fueron también ala*
badosjy preciados muchos que nacieron en tie
rras barbarasJPero nofotros mas eftrechos y ri
guroíbs que los antiguos.Cargamonos de nuc-
uas leyes fin ningún propoíito^y teniendo de
lante nueftros ojos el camino trillado bufea*
mos los rodeos, o (por mejor hablarlos defpe*
ñaderos.Porque ennuefíra natural lengua, el
oficio deja q'tial comode todas las otras) es bié
y di/tintamente declararlos conceptos del al
majos holgamos con la efeuridad. Y es bueno
queIlamandoialenguavuígar,qnerernosene
ílavfar palabras que ni del vulgo ni délos hó-
brcsprincípalesydottos fon entendidas, Y no
nos c5tentamos con vfarlas afsrliuianamen ■>"
te,mas traemos lasfiempre entre las manos mu
cho mas que otra nación alguna fin confiderar
que todos los buenos antiguos continamente
abet
-ís /> . fcjcrmeíano
abominaron mucho los vocablos hallados fu*
ra cíela común coítumbre.La qual vos (Tegua
pie parece)no la tomays como ellafe ha de wm
mar.Porq por vna parte dezis,que fi algún mal
vicio enel habler fe ha apoderado en muchos
ignoran tcs}n o por eflb fe deu e llamar coi) íí hre
ni tenerle por regla. Yporotraosheoydo de--
zirhartas vezcs.q^nlugarde capitolio qrcys
q fe diga cápidoglio.porHieronimo Giro/amo,
yjaldacejpot audace,y por patrón e ,padrone,y
otras tales fealdades de palabras corrópidas q
han qdado no fe como cnel mundo^no por mas
fino porcj quiera fe halla efcriptas por algú anti
{;uo tpícano necio,yporq afsi las vfan oy cndiá
os hóbres baxos,y aldeanos d tafean a. La buei
nacoftübre dehablarnocsellarino la quena3
ce délos hóbres de ingeniosos quales cola do
tirina, y efperiécia han alcác,ado a tener bué ju
yzio,y eo e| cócurré,y coílcnté todos a vna m*
no en aceptar los vocablos qles parece buenos
los quales fe conoce por yna .curta eítimatiua
natural, no por arte o.regía alguna. No fabeys
vos q las figuras del hablar, las qles dá mucha
grac 11 y luftre z la habla, todas fon ¿bullones
délas reglas gramaticales, pero fon admitida^
y confirmadas por eí tfo fin poderte dar otra ra
zó dellojíino (díamete porcj agrada y íuená bi£
al oydo,y traen fuauidad y dulzura . Eftacrea
yo qfea la buena coftúbre^nla qual tata abili
dad
Líbrópnmero fo. 4S
dad pueden tenerlos romanos los napolitanos
los lóbardosy los otrosjcomo los toícañós. V«c
dad es qay cofas que en codas Jas lenguas Con
ííépre buena s,como la facilidad 3la buena ordé.
la abundancia, las gentiles fentencias,Ias clau*
fttlas nurnerofas,y q fatisfaganbien al oydo.X
por el contrario la affeta cion y las otras cofas q
fon al reues deijtas,fon malas . Pero délas pala
bras vnas eílan en reputació yn tiépo, defpues
enuegecen y pierden toda la gracia. Otras van
cobrando fuerzas, y fubsnhaftafer tenidas en
muy grá precio,y como en los tiépos del • año,
en los vnos los árboles pierden la ho ja^y enlos
otros echan y licúan fru£to,afsi elriempo haze
caer los vocablos viejos , y el <vfo haze renacer
otros de nueuo dándoles autoridad, & gracia
hada que con la edad cay endofe poco a poco,
eítós también como los otros llegan al termi^
jio donde fe acaban y feneícen* Porque enfin
no í clámente n oíb tros3mas aun todas nu eítras
cofas fon mortal es .Confiderad que déla lena
-guade Jos Oíeosya ninguna noticia nos que»
jda. La Proen^al que muy poco ha era cele»
brada por autores famofos,agor a ni aun de los
.moradores de aquella prouincia entendida,
.Aífi que yo pienfo q G el Petrarca,yel Bocacip
fegú dixo muy bien elfeñor magnifico)füefle
. «gorabiuos,no vfariá muchas palabras éeias q
e.:: --■■; r* ■:•><: ;•'.• . ■.'•.. .-^ut. ..u
vuu .-*_■..- eft*
ti corteíanp;
eftan en íus libros.Y por efto no me parece ble
qucnofotros en ellas los ligamos pero tampo<
co dexo de alabar aquellos que en fu efereuir
tienen algunos buenos aurores por familiares,
a los quales fígan . Mas tras efto también digo
que fe puede efereuir bien fin curar de feguir a
nadie en eípecialeneftanueftra lengua, en la
qual podemos por la coftumbre fer guiados,lo
que no ofaria yo dezir de la latina*
i ■ ''-..: ..' :

^"Capitul. 8. En que proíiguiendo


el conde fu platica dize que el vfo es la
guia del bien hablar,y eG
cieuir. :

IIXO ENTONCES MIS


IfetFederico.Porque quereysque
yo haga mas cafo déla coftumbre
en la lengua vulgar que en la latí
!na?Mas antes de la vna y delao-
tra(rcfpondio el conde)la coftumbre es la guia
Pero porque aquellos q tenían la latina por fu
lengua propría y natural como nofotros tené
rnosla vulgar , no eftan ya en el mundo es ne#
cefíario que de fus eferiptos aprédamos lo que
¡ellos aprendieron del vfo * Y íi bien lo mirays
¡ninguna otra <;©fa quiete dezir hablas antiguo
*>.■:•■* ' "" fina
Libro primero fo, 49
fino coílumbre antigua de hablar . Y af$i loen*
ra feria darfe al hablar anciguo,folamence por
defiende hablar como fehabLaua,ynocomo
fe habla. Luego los antiguos (refpondio mif-
fer federico ) no imitauan . Antes creo y o (di -
xo el conde ) que muchos lo hazian pero no en
toda cofa , Que íi Virgilio ouiera en todo imita
do a Hefiodo , no le pallara el pie delante . Ni
Cicero a Craííb,ni Ennio a fus anteceflbros.Ho
mero es tan antiguo,qu« ( fegun opinió de mu
chos ) afsi Heliana a todos los poetas heroycos
en antiguedad,como en excellencia de elcre-
uir. Aísi que fíendo el>el primcro.a quien que
riades vos que ouieíTe imitado ? Algún otro(di
xo mifier federico) que quic,a fue mas antiguo,
di qual nofotros no tenemos noticia por el mu
cho tiempo. El Petrarca pues y el bocaciofdi*
xoel conde) a quien diriadesque figuieron,q
aun ayer parece que Ce puede dezirque eran bi
uos?Yono lo fe (refpondio mifler Federico)
mas de creer es que ellos también tunieron ojo
a faguir alguno,aunque nofotros no fepamos a '
quien . Refpondio a efto eJ conde . Bueno efta
de ver,q los auftores( ala imitación délos quan
les los otros tienen fin,deuenfer mejores que a
quellos que los imitan. Y afsi gran marauilla
feria que durando la fama deftos fe ouiefle pee
dido tan breuemente [a de aquellos otros que
(iegun efta cuenta ) deuian de fer mejores.Poc
G efto
y* Elcortefan» „
«Roerte yo qfi Pettarea,y Bocado figuíera a al
guno,nopudieramosdexar de faber quien fue
efte . Pero rengo yo por cierto que fus ver dade
xos maeftros fueron füí ingenios,y fus proprios
juyzios naturales. Efto no fe deue tener por co
fa nucüa . Porque cali fiempre por diueifos ca
minos fe puede llegar alo mas altodqualquiet
excellencia . Ninguna naturaleza ay qno ten»
gaen fi muchas cofas, que aunque fean de vn
mifmo genero, do fean diferentes por alguna
via,mas no embargante efta diferencia tenien
doygüaldad de grado,fon también y guales en
la gloria,riutad la compoftura de la mulica > y
fusarmonias,que agora fongrauesy tardias,a*
vcorapreíUs yde nueuos puntos. Pero pueíto
' ouefean diferentes, todas deleytan, aunque
cada vna de fu manera . Efto fe vee enU forma
del cantar de Bidón, la qual es tan artificio fa,
prefta,ardientejeuantada,yde fones tan va
rios, que los fentidos dequienle oyetodosfe
xnueuen, y fe trafportan , & afsi encendidos y
trafportados parece que fe leuátan haft» elcie
lo.No menos mueueenfu cantar nuettro Mar
che tocara pero mas blandamente,el qual con
vna arte fuaue, y llena de vna lloróte dtilcura
enternefce,y trauieíTalas almas imprimiendo
enellas dulcemente vna pafsion deley tofa.Ta
bien ay de vna niifma fuerte cofas diferentes,
queygualmenteulazenanueftiosojos,tátoq
Libro primero fo. fd
con dificultad fe puedan juzgar qualss contsri
ren mas . En la pintura fon.muy feñ alados Leo
llardo vincio.el MárcgnajRaphsel, Miguel ah
gel,Iorge de caftel franco, y todos difieren los
vnosdelos otros, mas de tal manera defieren,
que en ninguno dellosfe halla que falte nada,
fino q cada vno en fu genero es perfeftifsimo.
Lo mifmo fe vee en muchos poetas griegos , y
la tinoSjlos qualesfiédo diucrfos en el efereuir,
fonygualesen la fama. Los oradores también
han fiépre tenido entre íi tanta diueríidad, que
qua/i cada téporada hi prodüzido, y aprouado
vna fuerte de oradores propria y conforme á
aquel tiempo jlos quales no folaméte de fus art
tecefirores,yfuceíTores,mas aun de fus contení
poraneoshanfídodircrcntes,íorneeulpsgrieí
gos fe eferiue de Yfocrjtes , Lilias , Efchines,y
muchos otros,que aunque todos fueron exce
lentes, a nadie fe parecieron , fino a fi mifmos.
Entre los la tinos dofpues aquel Carbón, Lelio
Scipion africano/j.iJbijSuplíciojCotta , Gra
co , Marco Antonio,Crano,y tantos otros que
feria muy larga cuenta de nombrarlos,, todos
fueron mu y lingulares,pero tampoco ft pare
cieron los vnos con los otros . De manera qiré
quien fe paraíTe a penfar todos los oradores
que han fido , qu autos oradoras tantas formas
de hablar hallaría. Antojafcme también que
tengo, enla memum que QíeeronenvnlH»
* / ©i> gaí
El cortefano
gar,introduze a Marco Antonio diziendo a ful
plicio hallarfe muchos que no imitando ana
die alcanzaron grado de (ingular perfccion.E=
líos fueron algunos que introduxeronvna for
ma de hablar hermofa,pero defacoftumbrada.
En la qual no feguian a nadie . Y el mifmo Cis
cerón afirma que losmaeftros deuen confide-
rar la natura de los dicipulos y tomando aque
lla por guia encaminarles y ayudarles enla via
a que fu ingenio,y natural difpoGcion los incli
na. Por eftacaufafeñormifler Federico pieníb
yo que fi el hombre de fuyo no tiene conformi
dad con vn au£tor,no es bien ponerle enla imí»
tacion de aquehporq no feria fino amortiguar
le la virtud de fu ingenio y embaraciarfela,def-
uiandofel a del camino enel qual della natural
mente vuiera aprouechado y hecho fruto fino
la atajaran . Afsi que yo no alcanco como pue*
da fer bien en lugar de enriquecer efta lengua,
y darle efpiritu grandeza y iuz,hazer la pobre
flaca,baxa y efcura procurado de echarla entá
taeftrecheza,que leamos obligados aúque noi
pefe feguir folamente al petrarca y al bocácio¿
Que quanto delta manera pareceme ami que
tampoco feria muy gran peccado dar también
crédito en la forma del hablar al Policiano , a
Lorenzo de medici,aFranciíco diaceto, y algu
nos otros que nodexande fertofcanos,ypor
entura no de menor doctrina y juyzio que fue
ion
Libro primero ío. yr
ron el Petrarca y el bocacio.Y verdaderamen<
te eftraña miferia feria luego a dos paíTos ha-,
llar atajado o acabado el camino } y no paliar
de donde llego quah el primero délos que han
efcri pto, y perder afsi íin mas toda la efperá^a,
que tantos,y tan altos y marauillofos ingenios
puedan en algú tiempo hallar mas de vna bue*
na manera de hablar en la lengua que a ellos
lees propria y natural. Pero oy en dia ay mu*
chosefcrupolofos,losqualescafi fuperfticiofa
mente y como en vn cafo rezio de coníciencia,
habí ando de efta fu lengua tofeána efpantan a
los trilles que los efcuchan,de manera que ha*
íla a muchos hombres de calidad ydoctos ha¿é
caer en tanto miedo,que no oían abrirla boca
y confieflanno faber hablar aquella Lengua
que defde la cuna aprendieron en las-tetas de
fus amas.Mas parefeeme que ñauemos habla
do h*rto eneílo,poreíTo fera bié que boluamos
atra&arde nueftro cortefano. fRefpondioen
ronces Miner Federico. Yo quiero deziros ello
primero y es,que yo no niego fer las inclinado
nes,y ingenios délos hombres diferentes.Y aG
íi no tengo por bien que vn colérico y arrebata
do fe ponga en efereuir cofas manfas,y foflega
das, ni algún otro graue y feuero componga li
bros de dulzuras .Porque cada vno me parece
quefedeue aplicar a fu natural inftinto. Y de-
ftopienfo que hablaua cicerón quando dezia q
G iij los
El ccrtefano
íosmaeftros ama de tener refpe&o ala natura^
Jeza délos difcipulos,porno hazer como los
rüynes labradores que fiembran trigo enla tie*
rraquenoes buena fino para viñas. Pero a mí
no me cabe que en vna lengua particular, la
qual no es vniuérfalméte a todos los hombres
áíii propria corno ionios difcurfos del alma, los
peníámientosjV otras muchas otras operacio
nes, fino vna inuencion contenida debaxod*
ciertos términos, no fea mas razón renerfin a
ícguir aquellos que hablan mejor,qae hablar
acaíb.Yquecomoenellatinel hombre Te de*
ué esforzara parefccr a Virgilio, o a Cicerón
mas ayna que a SiliOjOaComelio tácito ai*
íí también en el vulgar no fe aya de tener pot
mejóríegúirla manera del hablar de petrarca
y de Bocacio que la de los otros^y ene lia decía
rar bien cada vno fu juitencion,y no defcuydar
fe de lo que Cicerón dize, que deuemos tener
gran ojo anueftra abilidad natural. Yporaqut
fe podra ver,que aquella diforécia que vos de*
zis hallarte entre los buenos oradores, confine
enel íentido , y no enla lengua . f Yo he miedo
(dixo entonces el códe)quenofotrosnosmeta
mos en muy grandes hóduras5ydexemosnue
fíro principalpropofito del cortefano.Mas con
rodo preguntos, en que eftala bondad de eíla
légua^Refpondio miííer Federico , En guardar
bien la propiedad della , y tomarla en aquella
figtú
Libro primero fo. ?z
lignificación erique la tomaron los quo bien ef
criuieron vfando el mifmo eftiIo,ylamifma
compoftura de claufulas q ellos vfaron . Que
tria fabar(dixo el conde)erfe eftilo y eíTa com
portara que dezis, fi procede de las fentencias,
o délas palabras. Délas palabras (refpondio
Tniffer Federico . Puesluego vasc5feíiays(dí
xo el conde ) que las palabras de Silio y de Cor
nelio tácito no fon las mifrnas que fe hallan en
Virgilio y en Ciceron,ni eftan puertas en la mif
rna lignificación en que cftos las puíiero. Las
mifrnas fon ( refpódio miffer Federico ) mas al*
gunas ay dellas fuera de fu lugar,y tomadas di
furentemente . Refpondioaeftoelconde.Y
fi délos libros de Cornilio y de Silio fe quitaf-.
ffen todas aquellas palabras que eftan en otra
lignificación differente de como las-pufo Cice
»6n , y VirgiJioJasqualespor ventura ferian
harto pocas,no diriades vosque Cornelio fepo
dría ygnalar con cicerón, y Siliocon Virgilio,
y que feria bien feguir aquella forma de eíiilof
A trau effb enefte Emilia y dixo.
^f A mi me parece que cita vueftra difputa ya
dura mucho,y comiéca a fer pefada,por eflo fis
ria bié dexarla para otro tiempo.Todauia mifi
fer Federico porfiaua a refponder,pero Emilia '
le atajaua cadáver. . ^Alcabodixo
el Conde . Muchos quieren dezir iu opinión

C iiij en
El cortefanoi
en los eftilos,y hablaua délas claufulas que c5
cierto de fylabas han de lleuar para caer bien,
aísi mifmo dan fu fentencia en la imitació qual
ha defer . Mas ( por dezif verdad) todoseí los
con quanto dizen no me faben hazer entender
el bien de todo efto en que con(iíta,ni porque
las cofas que ha tomado Virgilio de Homero y
de algunos otros eften también , que digays q
fon fuyas,o que las como para mejorarlas, y pa
ra tomarlas . Pero no entender yo efto,poruen
tura no es culpa dellos fino mia que no lo alca
^o. Mas porque quandoel hombre eftamuy
dieftro yrefumidoenvnacofa,fiépre fabebié
moftrarla, dudaría yo que ellos entiéndanlo
que no faben hazerme entéder , fino que enfin
yo cr so que alaban a Virgilioj a Ciceron,por
que muchos los alaban, y no porque conozcan
Ja vencaja q ay dellos a los otros . La qual cier
tono coníifte enfoloauer tenido buéauiío en
dos,o en tres,oendiez vocablos dichos difre-
rentemente de como otros los dixeron. Que tá
bié,enSaluítio.en Cefar,en Varron,y en ocios
buenos auftores fe hallan algunos términos v-
fados pordiuerfavia de la de Cicerón mas no
embargante cfto,efta bien todo,y todo parece
bien . Porque ciertamente no confifte el valor
y la fuerza de vna lengua en cofas de tampoca
calidad . A elle propoli to bien dixo deinolthe»
nes,quantlo buriandofe Efchines de ciertas pa
labras
Libro primero fb. f\
labras que aula vfado,no liendo puras de A t u «s
nas,y preguntándole fi aquellos vocablos eran
rnonftruos o algunos defaftrados agüeros le re
fpondionendo.queno yuan en aquellos lose*
fiados ni los Tenorios de Grecia. Afsi yo haría
también poco cafo fi fuefie reprehendido de al
gun tofcano porque ouieíTe dicho fatisfato , y
bo iodúfato5honoreuoel,y no horreuole, cau-
fa,y no cagione,populo,y no popólo ,y otros fe
mejantes vocablos. fLeuantofe entonces mif
ferfederico,ydixo.Yoosfuplico qucmeeícu
cheysfolaméte dospalabras . Pero enefto Emi
lia atajóle diziendole con vna rifa.No mas por
agora (obre eíTo. El que mas hablare enelTa ma
teria no ha de (er mi amigo, yo quiero quela de
xemos para otra noche. Pero vos feñor conde
pallad adelante en dezir lo que hiziere al pros
pofito de nueítro cortefano, y parezcaíe agora
\ ueílra buena memoriasen faber tornarla pía
tica adonde la dexa/tes. fSeñora refpondio el
conde,parcceme que fe quebró el hilo mas co«
todo íí yo bié me acuerdo,piéfo que deziamos
que aquella peftilencial tacha déla affettaciort
da fiempre a todas las cofas mortal defgracia ,y
Í>or el contrario eflrema gracia el defcuydo,&
a llaneza auifada.En loor déla qual,y en vitu
periodela affeftacion muchas cofas fe podrían
dezir,pero yo agora diré folamente vna, Eftra
ño defleo tienen generalmente todas las muge
s G v res
El cortefano
res de Tero al órnenos de pa re ccrhermofas.Por
eííb lo que naturalmente eneñono alcanzará
con artificio trabajan de alcanzarlo , De aqui
naíce el afeytarfe,el ponerte mil azcytes en el
roftro el en ruuiarfc los cabe! los ,el hazeríe las
cejas,ypelarfelafrente,y el padecer «tros mu
chos tormentos por aderec,arfe,Iosquales vo-
íbtras feñoras creeys que a noíbtros fon muy (e
cretos,y hagos faber q lo fabemos todos, f Rió
te a efto coftanga fregofa & dixo . Podría fer- ¿|
fueíTe mejor cortefia agora la vueftra en profFe
guir vueítro razonamiento y hablar del corte»
fano que en querer defcubnr las miferias,o ta
chas de las míigeresfin ningún propoGto.f Ar»
tes ton muy gran propolito ( reípondio el conis
de.) Porque eífas vueftras diligencias de que.
yo hablo os quitan toda la gracia,y ya veys co»
mo nacen déla afretacion con la qual defeubris
claramente la an fia que teneys por fer hermo-r
fas . No veys vofotras quanto mejor parezca v»
namuger,queyaquefe afeytelohagatanm»
deradamente que los que la vean eñe n en dub
dafi vaafeytadao no,que otra tan enxaluega
da,que parezca a todos vna pared o vna max>
caraíy ande tan yerta que no ofe reyrfe por no
quebrar la tez?y nunca mude de color fino a la
mañana quando fe compone?ydefpuestodoel
diacíle como vn marmol fin menearfe^dexan*
dofe ver Tola-mente no a la claridad del foxino
.- ala
Libro primero fo. 14.
ala I tu alas ve] as cerno mercader cautelofo , q
mueftra fus paños o fus Tedas en la tienda do ert
trela claridad tá medida como es menefter pa
rafusengañog.Puesquanto masque todas las
otras agrada la que mueftra fu color limpio , y
natural fin mueftra de artificio , aunque no
fea muy blanca ni muy colorada,fino que pa?
rezcaconfu carapropna, agora algo amarilla
por alguna alteración, agora con vn poco de
color por vcrguenc.3,0 por otro algún acciden-
te.con fus cabellos a cafo defcompueftos,cori
el roftro claro, y pufo fin moftrar diligencia ni
cobdiciadeparefcerbien ?Eíta es aquella de G
cuydada pureza que tanto fuele contentar a
nutriros ojos y a nueftro fpiritu . El qual ficm*
pre anda rcceíandofede donde quiera que aya
artificio. porque slli íofpecha que ay engaño.
Eftan muy bien los buenos dientesa vna mu-
ger,porqnenomoftrandofe afsi claramente co
mo le mueftra el roftro,an tes por la mayor par
te del tiempo eftádocubiertos,de creer es que
noíeponeen ellos tanto cuydadocomo enla
¡cara , Con todo quien fe rielTe fin cauía folo.
f>or moftrarlos,ya defeubriria el arte,yaunque
os tuuiefie muy buenos pareeeriamal^yno
Siiedaria menos frio-que el Egnacio , de Catu
o . Lo mifimo esdelas manos,ias quales fificn
dohermofas y delicadas, fe mueftran alguna
vez a tiempo ( fegun el cafo fe ofreíce Jpoc
El cortefano;
defcuydo,huelga mucho el hombre de verlas
ydeífea que otra vez acaezca cofa por donde
íe puedan tornar a ver ,1o que no feria fi femó
ftraffen fiemprcPorque quien las trae cubier .
tas,nofeñaladefíeodemoítrarlaS;,antes fe ha
de creer que las tiene buenas no por diligencia
ni por arte,fíno porq afsi ion de fuyo. No aueys
vofo tros mirado,quando a cato aconteíce que
yendo vna dama por la calle,o eftando en otro
lugar burlando fe defcubre vn poco el pie o el
chapín defcu y dadamente?íi entócesfe vee bié
aderezado loquemueftraquanbien parefce?
Demiosdigo que huelgo mucho de verlo, y
creo que vofotros tambien.Porque cada vno a
gradece mas el aderego en parte afsi afeondi-
da que adonde fiempre fe vee, Y traer en aque
lio la muger concierto,mas parefee que por fer
ellanaturaImenteatauiadadefuyoyparafi,q
porque tenga cuidado de parecer bien a nadie
pues aquel atauio no es fino en parte donde no
fe ha de creer que fe trayga para fer vifto.Defta
manera fe huye,o fe difsimula el vicio déla afe
tacion .Elqual bien podeysya conofeer quan
to deftruya la buena gracia3afsi del cuerpo cos>
model alma .Déla qual aun hafta agora poco
hemos hablado.Y ciertamente no es razón def
cuydarfedella, porque quanto de mayor valor
es que el cucrpo,tanto mas merece fer bien tra
tadaygrangeada.
Libro primero.
^"Capitul.^.Gomo al perfc&o corte
fano le conuienc fer ornado,y acunado
enel anima como enel cuerpo ,y q
ornato deue fer efte.

■ ' t
iOLVIENDO PVES AL
! atauio del anima,como fe deua ha
izerennueftro cortefano, diremos
breuemente dexando a parce las
' reglas de muchos philoíbphos que
defta materia han eferipto y declarado que co
{a es virtud de anima, y focilmentc defputado
deladiuinidad della. Bailara agora paranue-
ftropropofito,hazer que fea efte de quien ha
blamos hombre de bien',y limpio en fus coftú-
bres . Porque en folo efto fe contiene la prudé«
cia,labondad,eI esfuerco,Ia virtud que por los
philpfophos es llamada temperancia , y todas
las otras calidades que a tan honrado titulo co
mo es de cortefano conuiene . Y cierto yo picn
ib que folo aquel es verdadero philofopho mo
ral que quiere fer bueno , y para alcanzar ello
no ay necefsidadde muchos preceptos,iino de
fta tal voluntad.PorelTo bien de'ziaSocratesjó
fus doftrinas y fusconfejos auian hecho ya gra
fru£to,luego que conellos fus difcipulos fe mo
uian a querer conocer,y aprenderla virtud . Y
es
Elcortefano
es efta por cierto muy gran verdad t Pbrq aqne
líos que. han llegado a termino denodeflear
otra cofa ílno ferbueno's,fácilmeiue alcanza la
(ciencia necefiaria para ferió . Y afsi fobre eft o
no curemos por agora de hablar mas . Pero d ©
mas de la bondad , el íiibllancíal,y principal a
derec/ídelalmapienfoyoqueíeálasletrasmo
embargante quélos ffanceíes tengan ful amen
té las armas en mucho de tal manera que no ib
loeitimania dottnna,mas aun Ja aborrecen y
defpreciaa a. los hombres letrados como a gen
te baxa>y quádo quiere dezir a alguno vna re-
zü laRima ilamanle eitudiante. Dixo en toces
«1 magnifico lulian. Porciertoíeñorvos dezis
gran verdad enelío.Que efle herror ya alargo
tiempo q rey na en losfrancefes.Masfi quiíief-
fc nueftradicha,qMofsiur dangolemafucce*
diefle(fegun fe efperajala corona,creo q como
la gloria délas armas florece en Frácia5afsi tam
bié florecería la del as letras.Porq noha mucho
q\halládomeyoenlacorte,vieftefcñor,ypare
cióme qdemasdela difpofíció del cuerpo y het
mofura del roftro,mofírauavna ran gentil au-
cloridad,y grádeza mezclada có vna tá grado
fa afabilidad,qtodo el reynode Fracia pare
cía venir le eftrecho.Deípues fupe por relación
de muchos caualleros frácefes,y Ytalianosgrá
des virtudes del .Dixeronrrrc fus excelentes co
ftG bres/íi grádeza de animo,! u valor,fu libera
lidié
Libró primero fo. j¿
íidad.Y entre todas eftas cofas muy informado
qamana, y prcciaua eftrañsmétciáslctrasjjha
zia grá cueca délos hobresdotosreprehédiédo
mucho fus mifmos natural es porq era tá en emi
gos de toda cofa de doctrinaren efpecial teniert
do cali détro en fus cafas vn tá horado y princi
pal eftudio como el de Paris,adóde todo el mu
daaeude.ejGranfflarauillaes(dixóentócesel
codejq Gédo tá moeo folo por fu natural incli*
nació fe aya puefto por tábué camino cótra las
coftübres dfu mefma nació.Y pues los pueblos
consúmente fuelefeguirhaziadode fe inclina
íus feñores3noferia mucho q en breue tiépo fue
íen las letras eftim adas en Frácia,las quales de
«juáta dignidad,y virtud fean,biéla podran en
tender los frácefes fi quiercn,vicdo q ninguna
cofa av tan naturalmente deíTeada por los hó-
fcres,ni mas propria a ellos que el Cabci. Y af-
fi gran beftialidad es dezirocreer que no fes
fiépre bueno . Yfi yo hablalfc con ellos o con o
tros que no fuellen de mi opinión enefto qui$a
yo les haria ver bien claroquantoanueftra vi
, da yauftoridad fean prouechofas y neceffarias
Jas letras.Las quales fin duda han (ido vn don
ungular de Dios.embiado por fu gran liberal!
dod a no fo tros defde el cielo. No me faltarían
agora exemplos de muchos excelentes capita
n«s antiguos, los quales todos ennoblecieron
las armas con la doctrina , Alexandré tuuo
El cortefanoí
(comofabeys encanta veneración a Homero,
que ftempre tenia la jliade a la cabecera de fu
cama . Y no folo en las letras que llaman de va
inanidad, mas aun en iaípeculacióde la philo
íophia pufo muy gran diligencia, teniédo a ari
Itotil por maeit.ro . Alcibiades acrecentó fus
grandes calidades,)- las hizo fer muy feñaladas
confermuydo&o , yeftarfiempre encompa*
ñia de focrates . Celar quan amigo fuelle délas
letras fus miímos comentarios , que el diuinas
cuente ;dexo efcritoslo declaran. De Scipion
Africano fe dize,que íiempre traya en las ma
nos aquellos libros de Xenophonte que tra
ta debaxo del nombre Siró como ha de fer
criado,& inftruydo vn principe para ferperfe»
¿to.Podriadezirosde Luqilo,deSilla,de Porr»
peyó de bruto^y de muchos otros romanos , Se
Griegos . Pero folo quiero que os acordeysda
Annibal . El qual(como aureys leydo 1 fue en
tre todos vn capitán muy feñalado,y aunó era
de condición feroz , de nación barbara , ageno
de coda humanidad,tin fe,ni ley deipreciador
délos hombres y délos diofes,no por efíb dexo
de tener letras.y alcanzar alguna noticia de lo
griego,yfi yo no me engaño.) acuerdóme aueí
leydo,que compufo vn libro en lengua griega:
Pero efeufado es deziros todo efto a vofotros á
bien conofceys quan gran engaño refeiban los
frácefesjpenfando que las letras embaracé las
\ arma»
Libro primero. fo. $y
armas,y no dexays de entender que en las co-»
fas graues y peligrofas déla guerra la verdades
ra efpucla es Ja gloria,y quien fe mueu e por iiw
terefle de dinero o de otro prouecho alguno a
pelear, demás que nunca haze cofa buena, no
merece íer llamado cauallero, lino muy ruyn
mercader. Trasefto quela verdadera gloria
fea aquella quefe encomienda ala memoria de
las letras todos lo fabé.fino aquellos cuytados
que las ignoran . Que hombre ay en el mundo
tan baxo, y de tan vil fpiritu que leyédo los he
chos de Celar de Alexandre,de Scipion,de Ara
nibal,y de otros muchostno fe encienda en vn
eftraño defleo de parefcerles.y no tenga en po
co eíta nueftr a breue vida de dos dias,por alca
c,arlaotra de fama perpetuadla qual a pefar de
lamuertenoshazebiuir mientras masva con
mas honra.Por cierto el que no Gente el proue
choqueayenlasletras,tampúco puede fentic
la grádeza déla gloria por ellas cóferuada,y fo
lamente mide la fama con la edad de vn hom
bre o de dos 3 porque no puede tener memoria
demás tiempo.Eafsi no la precia tanto como
la preciaría ü (upielíe que por medio délos bue
nos au&ores que efcriué^nofolo dura muy lar
gos dias , mas aun conel tiempo,con el qual to
das las otras cofas fe enñaqtiecen,yfe caen ella
cobra mayores fuerzas y fe leuáta.De aqui vie«
ne,que elhomirte ygnorante no pudiendo pot '
k ■•j H **t
Elcorrefanó1
las razones ya dichas tener en tanto la gloria
como el que fabe,tampocc puede ni o(a poner
fe a tatos peligros por alcanzarla.Pero no que
rría que fi alguno quiíieíTe contradezirme , me
traxefle delante por deftruyr mi opinión algu
nos efeftos contrarios que alguna vez pardee
3uehazen las letras enefto de las armas, y me
ierle luego en los ojos con los Ytalianos , di-
ziendome que con fu tratar cofas de doctrina,
<levnos tiempos acá nofonran guerreros co-
-mo acaualleroscóuiene,loqual por cierto yo
no niego, aunque bien fe podría dezir que la
«culpa de algunos pocos ha caufado daño y def-
nonra a todos los otros . Deftos procede.la ver*
dadera caufade nueftros males, y de nueftra
virtud cayda,no quiero dezirmuerta.Mashar
to mayor vergüenza feria agora para nofotros
.publicarfe eftas nueftras laliimas^que para Jos
franceresmanifeftaríe fus ignorancias. Afsi
que me jorfera paflar con íilencio lo que fin do
-larno puede traerfe a la memoria. PoreíTo de
xernos efto ¿y boluamos a nueftrp cortefano :
El qual querría yo que fueííe enlas letras mas
que medianamente inítruydo,aiomenosenlas
<dc humanidad, y tuuieffe noticia no folodela
lengua latina,mas aun déla griega. por las mu#
chas,y diuerfas cofas que en ella mafauillofaai
mente eftaneferiptas. No dfcxe los poetas, ni
ios oradores,ni ceffe de leer, hy&orias* £xcr«-
■ e»¿. -'¿ -íitc
Libro primera fo, j§
cicefe en éfcreulren metro , yeriprofa mayor i
mente eneftanucftra legua vulgar,porque dé*
mas délo queelguftara dello , terna enefto vn
buen pafla tiempo para entre mugeres,las qua
les ordinariamente huelgan con Jeme jares co
fas . Y íi por otras Occupaciones o por poca áu
ligencia no akanc,are enefto tanta perficion q
lo que e fcriuierc mere ¿cafer muy alabadora
cnerdo en callar lo,porque no hagan burla del
folamente lo mueftre a algún amigo de quien
le fie,no cure por eflb dedexar de eícreuir algo
araros que aunque no lo haga muy bien,toda
vía le aprouechara para que efcnuiendo eñtié
da me jor lo q los otros efcriuieren.Que a la ver
dad muy pocas vezes acótece q quié no efcriue
fepa(por doíto qfea)iuzgar los ekrhos ágenos
ni gufte déla* differécias y veta jas délos eftilos
v de aqllasfecretas aduenécias, y finezas q fe
fucle h3Üar*nJos antiguos . Demás defto hará
le ellos exercicios abfidofoylargo enla cóüerfa
cío y(comp reípódio Ariftopo a vn tiíánno^oía
do en hablar có todos fin miedo . Pero ha de te
nerabueltas , de efto fiépre en la memoria éfte
confejo,q en todo fea prudente5y mas ayfta te
rnerofo q atrexiido . E guarde fe de darfc a ente*
der falfamete q fepa lo que no fabeJPorq natü-í
Talmente todos fomos mas de lo que conuicn*
eobdiciofosde feríoados,y mayor deleyte'rcfc»
«iben nueftros oydos con L dulzura délas pa<¿¡
í;í H i) lAné
El cortefáno
labras que fe dizen en loor nueího,que con to
das Jas muficas del mundo. Y por elfo los que
fin mucho íefo los admiten; Cuelen quedar no
fojamente engañados,mas aun burlados y rey
dos délos mi finos que los alaban. Viéndolos
antiguos fabios eñe peligro,noraltocntrellos:
quien efcriuielTe libros declarado por qual ma
neta fe pudicflenccnofcer los verdaderos ami
gos entre los lifongcros.Pero efto que aproue-
cha:íi ay infinitos hombres que conocíédo cía»
lamente la lifonja,quieren bien al que la dize,
y aborreícen alque virtuofamente los defenga
ña?Y aun muchas vezes pareciendo les q quien
les alaba fe alarga poco,ellos le ayudan, habla
do de fi mifmos tan vanaméte,que hafta el def
«ergoteado lifongero qu e efta prefente fe cor
re. Mas dexemos en fu ceguedad a eftos ciegos
yhagamos qnucftro Cortefano fea de tan buen
)uyzio,que no confienta que Je hagan délo blá
copneto,níprefumadefifinolbq manifiefta-
jnente conociere fer verdad . Eftc auifo tenga
principalmente, en aquellas cofas que mifler
GeíTar(fi bien os acordays)en fu juego toco:las
quales (fegun el dixo) hartas vezes auemos no
fbtros vfado,como de iníhumentospara enlo*
quecera muchos . Toda viafera mas feguro,
que aunque conozca 1er verdaderos los loores
que Je dan los refeiba con templanza , y no Jos
fufra afsi pinamente fin mas, ni los confieíle
'fin
Libro primero fb. y^
fin alguna cotradicion,íino que moderadamé-
te cafi los niegue., moftrando fiempre tener en
effaíto por fu principal profefsion la delás ar
mas^ fignificando que todas las otras buenas
calidades ion por ornamento de aquellas.Efto
en efpecial fe ha de hazer entrehóbres de guec
ra,porno fer como aquellos que entre letrados
quieren parecer guerreros, y entre guerreros
letrados . Enefta manera porlo que ya auemos
dicho ) podra el cortef ano huir e { vicio déla af
fetacion,y hazer que las cofas medianamente
buenas, parezcan perfectas . Refpondioaeilo»
miíTér Pie tro bembo . Yo no fe feñor condepoc
que querey s que elle nueftro cortefano tenié*
áo\etras^y tantas otras buenas calidades, ten
ga todas ellas cofas por ornamento délas ar
mas, y no las armas con todo lo demás por oc
namento délas letras,Ias quales porfi (olas fin
otra comoañia Ueuan tanta ventaja a las cofas
déla guerra, quanta es la que el alma lleua al
cuerpo. Porque el exercicio dellas afsi pertene
ce propriamente al alma,como el otro délas ac
mas pertenece al cuerpo. Refpondio enton
ces el códe, antes alalma yal cuerpo pertenece
el exercicio délas armas . Pero yo.no quiero q
vos feñor micer Pietro bembo feaysjuez delta,
caufa, porq feriades algo foípechofo para vna
délas partes . Ni tápoco haze agora al cafo boL
tier en campo efta difputa,auiédo y a fido otras
H iij vezes
< Elcortefan»
vczes largamente difputada por hombres fa*
i>ios,aunque yo realmente I a tengo por deter
minada en fauor de las armas,y quiero tambié
que el cortefa no(pues yo puedo formarle a mi
voluntadífeade mi parte enefto . Y íi vos toda
via quiíieredesfer de parecer contrario,vengá
aqui vn hombre de guerra,y vn letrado , y co
mo el letrado efta enla mano que defenderá fu
opinión con las letras , afsi el de guerra defiero
da la fuya con las armas,,y veamos quié podra
mas.E^dixomiírer Pietro")aü agora acabays de
condenarlos Franceíes porque tienen en poco
la doclrina,y acabays de dezir que conelia los
hombres llegan a entéder dequanto valor fe*
lagloria,yfehazcn immortales porfama,&
Juego tan preño parefee que ya mudays d^
vueftra opinión?
No feos acuerda que Giunta
Alexandroalafamofa comba,
Del fi«ro Achile fofpirando dilFe.
O fortuaatocheíichiára tromba ■-' .
Trouafti chi di te 6 alto ícrifle-
fPues fi Alexandro teniendo embidia a A chi
les no felá tuuo de fus hechos, lino de fu buena
fortuna,que Je ouiefle dado vn tan gran auftor
como hornero para que efcriuielTe ius cofas , y
felas leuátafe harta el cielo, claro cita que prc«
ciaua mas el gran faber de Homero que cipe*
lcsr de Achiles . Pueslucgo que otro juez, o q
'i';. ' ; "otra
Libro primer© fo. €o
otra fen tencla qusreys fobre eíto,íino efta qué
dio vno de los mayores capitanes del mundoí
. Yo con deno (refpondio el conde ) los Franco*
fes, porque pienfa» que las letras eftoruanlas
armas,y tengo por cierto que a nadie conuie-
ne mas la doctrina que aun canal! ero que an
de en*cofas de guerra,y por ello eitas dos cali*
dades afid as , y ayuntadas la vna con la otra
quiero que fe hallen en nueftro cortefano.Afsl
que Tenores .por dezir yo eílo norhe parece que
aya mudado de opinión . Mas (como he dicho
otra vez) no quiero agora d'u putar cita mate*
ria . Bafta Caber que los hombres doñas quan*
do eferiuen cali nunca fe ponen en alabar fino
los varones famofos en guerra, y fus hazaña»
m arañil lofas Jas quales de fu yo merefeen gloa
ria poria propria, y effencial virtudde donde
nafeen. Demás deíto dan el tas cofas vna muy
alta,yfingularmatoriaalosque eferiuen, cola
qualennoblefcé fus eícriptos5y en parte hazen
q para fiepre duréJos quales poruétura noferiá
, tá le ydos ni eítimadosji les fel tafe vn tí hora»
do fubj eto.Y fi Ale xádre tuno embia a Achile*
por verle q auia alcác,ado vn tá grade pregón e
ro de fus hcchos,no íe cocluye poreífo q tuuief
fe en mas las letras q las armas, enlasqlcsfi fe
conociera quedar tan arras de Achiles como fa
biaqueenel efereuirro quedarían de Homero
todos aquellos qdeLefcrw&ieJFen,no ay dubda
. .- > * H iiii fino
Elcortefanoi
fino que defleara antes elhazerbienen fi,que
el efcreuir bien en otro,y la cobdicia que cenia
de alcanzar vnfingular auftorde fus cofas, la
conuerticra en procurar de hazerlas mejores.
Por eflb creo que lo queeldixono fue fino vn
ftcreto loor de fi mifmo,y vn deífear,lo que en
tonces no tenia,que era alcanzar algún excelé
te,ymarauillofo nombre que efcriuiefle íuhy
ftoria>y no lo que yapenía na tener, que era el
esfuerco y el faber enlas armas,encl qual efta-
va muy confiado que podía bien ygualarfeco
Achiles,y afsi le llamo fortunato,cafi feñalan*
do que fi fu fama no fueíTe en todo tiepo tan en
falcada como aquella quefue celebrada por vn
poeta tan diuino,no feria por culpa fuya,nipor
falta de hazañas feñaladas,fino por la fortuna,
la qual auia puerto en manos de achilesaHo*
mero,como vn milagro de natura por gloriofo
pregón de fus hechos .Y también qui$a con aq
lias palabras tuuo fin a defpertar algú ingenio
de algún au£tor excelente para que efcriiiieíTe
el proceíTo de fus cofas;moílrando auerle de q
dar por ello en tanto cargo,quanto era el amor
que cenia ala memoria que enel mundo queda
uaporel beneficio délas ietras,delasquales ha
íta agora lo que auemos dicho.Antes íbbraQref
pondio Ludoui copio). Porque piéíb que no fe
podra hallar vafo en que quepa todo Jo q que-*
leys echar enefte cortefano.
fCapi
Libro primero fo, 6t
^"Capit. 10 . Gomo al perfecto corte
referióle pertenece fer mufico afsi en fa
. bercátar,y entéder el arte como
en tañer diueríbs inltruí
meneos.

SPERAD PVES VN PO
co(dixo entonces el conde 1 que
muchas otras cofas han aun cíe en *
trar ene I,y afsi boluio a dezir .
Aueys de faber Tenores q efte nue-
ftro cortefano a bueltasde todo lo q he dicho
hará al cafo que fea muüco,y de mas de enten
der el arte y canear bien por el libro hade fer
dieftro en tañer diuerfos inftrumentos.Porq
( fi bien lo confideramos) ningún defeanfo ni
remedio ay mayor ni mas onefto para las fati
gas del cuerpo,y pafsiones del alma que la mu
fica en cípecial enlas cortes de los principes,
adonde no fojamente es buena para defenojar,
mas aun para que con ella firuays , y deys pía*
zer alas damas,hs quales de tiernas y de blan
das fácilmente fe deleytan ,y fe enternecen
conella poreffb no es marauiila que ellas enlos
tiempos pallados yeneftosde agora ayanfido
comunmente inclinados a hombres muficos,y
fe ayan holgado eftrañamente con oyr tañer y
H v can
••>, . Elcorteíáno
cantar bien J Atraqeffb a efto GafparPaIIati|<
ciño diziendo . La muilca pienfo yo que(como
otras muchas vanidades) es muy conforme a
Iasmugeres,y aun quiíja cambie algunos q pa
recé hombres,mas no lo fon, los quales no de-
urian por ninguna via có femejances deleytes
y regalos abládar ni enternecer fus corazones
de manera quefe ennaquecieíTen^fe hizieílen
medrofbs. No digo eflb refpondi» el c5de fino
hareyfme entrar en grades proceíTos de loores
de)¿ mufica,y acordaros he quá cftimada y ho
rada aya fiempre (ido entre los antiguos, yaú
íiie(pues me meteys enello)opinió de muchos
fabios y fámofos philofophos fer elmúdocom
pueftode mufica,y los cielos en fus mouimien*
tos hazer vn cierto fon vna cierta armonía , &
nueftra almaconel mifmo concierto y compás
fer formada,y porefta caufa defpertar,y cafi re
fuícitar fus potencias có la muíica. Y afsi fe lee
de Alexandre,que oyendo alguna vezeftádo
comiedo tañer,y cantar algunas cofas brauas,
y furiofas,fue forjado de dcxarla comida y ar>
remeter alas armas,derpues mudado el mufico
aqlla arte de fon y abládandoíe.amáfarfeei tí
bien,y boluer délas armas ala mefa . Mas digo
q Sócrates philo(bpho,Sendo tan graue, y tan
eftrechocomofabeys aprendió a tañer vigus*
la,paíTando yadefetenta años. También me
acuerdo q Platón y Ariftotü quieren q el mace
i>- j . .-.' bo
Libro primero fo. éz
to para criarfc bien fea inftituydo ehla mufica
y prueuan con infinitas razones la fuerza della
en nofotros fermny grande , y tener todos los
que quieren falirfingulareshóbresnecefsidaí
por muchas caufasde aprenderla defde niños
no folo por aqlla dulzura de fon que nos da en
los oydos mas aun por fer ella bañante a hazee
en nofotros vnnueuo habito bueno yvna co*
ftumbre que fe endereza derechaméte ala vit
tud, yhazenuelfros corazones masditpueftos
a eftar foíTegados yc5tentes,afsi como los exec
cicios corporales hazé fer el cuerpo mas rezio,
y mas fuelto . Aprouocha afsi mifmo (fcgun la
opinión dedos dos phüofóphos)alas cofas déla
guerra,y al gouierno déla republica.Y afsi Lu
curgola aprouo en fus rigurofas leyes.. Leefe
tábien q los lacedemonios,géte muy guerrera,
y los pu eblos 3 cádia vfauá vihueli s, y harpas
y otros géneros de inftrumétos bládos quádo a
uiá dpelear aJpüto q ya eftauá Jos efquadrones
para rocer,£ie fupo todas eftas excelecias déla
mulíca Epami nudas y muchos otros ungulares
capitanes antiguos,pues co tata diligécia la a-
prédier6,y fi algunos vuo en aqllos tjépos q no
la fupieíFen(conioThemiftocles,fueró porcllo
hartomenofpreciados.noaueysvolbtrosleyd».
q vna délas primeras cofas q aql bué viejo Chi
ró abezo a Achiles enfu edad mas tierna fuela
mufica,y q quifo aql labio maerVro q qallas ma
«os
Elcorteftftoi
nos que aúian de derramar canta fangre troya*
na eftuuieíTen muchas vezes occupadas en ta
ñer ? Que cauallero aura luego q aya ver guen«
$a de feguirenefto a Achiles y a otros muchos
capitanes que yo podría nombrar agora? aísi
q no querays vos feñor quitar anueftro corte»
fano yn tan gran bié como es la mtiíicaja qual
no folo amanfa nueftros corazones , mas aú los
delasfierasharcasvezes.Y el que no la guita
fe puede penfar del que tiene los fentimientos
y efpiritus diicordes entre fi. Mirad quáto pue
de,que ya vuo mufico que con ella hizo llegar
vn muy gran pefcado,al nauio donde el yua,y
le truxo a que tomándole en fus efpaldas le fa>
cafle en tierra . Efta es la que en los fagrados té
Í>los celébralos diuinosofficios,y canta a dios
os loores y las gracias por los beneficios rece-
bidos,y aísi de creer es >que ael le fea muy acep
ta,yque el nos la aya dado por vnmuy dulce
aliuio de nueftras fatigas y congoxas.Co nefta
los trabajados labradores debaxo del ardiente
íbl engañan fu mifmo trabajo con el groflero.y
ruftico cancar. Con efto la mocuelaque antes
de amanecer fe leuanta defcal$a , y mal verti
da a hilar o a texer fe defiende de fueño,y haze
deleytofafu trabajofalauor»Eftaes vna recrea
cion muy alegre para los miferables marine- <
ros,defpues que la fortuna y los vientos há cef
fado . Con efta dcfcanían los cafados comeros,
* - . de
Libro primero fo. ¿3
de fui largas , y enojofas romerías, y los afligi
dos encarcelados entre fus hierros, y cadenas
fe confuelan . Y que efta fea con fu cantar(aun
ó alas vezes acaezca fer groflero) vn muy gran
de,y ordinario refrigerio de nueftros trabajos,
y cnhados,puede fe ver eneíto^que hafta las a=»
masquando veen llorar fus niños,luego fin fa-
ber como quafi por vn natural inftinto fe mue<
uen a acallarlos, y hazerlos dormir con algún
cantarlos quales teniendo la fola natura por
maeftra,con aquel ion en el mifmo punto íbíi
íiegan y duermen y oluídá las lagrimas aellos
proprias, y dadas naturalmente en naciendo,
como por vn anuncio de todas lastriftezas,y
defuenturas que en todo el difeurfb déla vida
continuamente han de paflar. Aqui callan
do vn poco el conde,dixo el magnifico Julián.
Porcierto yo no foy del parecer del feñor Gaf-
par pallauicino antes pieníb por las razones q
vos aueysdicho.y por otras muchas,que con
viene la muficano folo por vn ornamento bue
no,masdepura necefsidad al cortefano.Pero
querria faber efta calidad y las otras q le aueys
feñalado como y en que tiempo, y porque ar
te han de fer por el tratados .P orque ya íabeys
que muchascofas que de fuyo fon buenas, fue,
Jen hartas vezes por hazerfe fuera de tiempo
fer mal as,y por el contrario otras que parecen
de poca importancia^ fandofe bien y difereta
mea
El cortefarío'
jnentCjVietiena tenerte en mucho»
iij*^v;.*t::*p

iX&pjtir/xx; Qjjc al cortefano cori-


, uicne tener noticia del pintar, y fobre
efte punto paíTaron fuciles razo
nes entre los cortefa

■-■- ¡at: '■■'■■ .;-„ ;7,-,.


VlÉRO(DIXO ENTON
ce* el conde)Primero que entremos
ahablarde otíacofa,laqualporíer
de mucha calidad(fi yo no me enga»
ño)cumpíc que nüeftro cortefano la fepa , y es
faber debuxar,o trabar , y tener conocimiento
déla propria afee del pintar. Y no os marauille
ysqyole deflecefta arte,la qüal oy en dia qui
§a es tenida por mecanica,y por ventura no pa
rece que contienga a caualkro que yo me a-
cuerdo auer íeydo que los antiguos ( encípo
cial entoda Greciajquerían qlos mancebos ge
nerofoseíludiafien dentro enlas efcuelas ,y fe
cxercitaíTenenla pintura como en cofa virtuo'
fa,yneceflaria, Yfueeftaarterecebidaenel
primer grado de las liberales defpues con pu
bKco mandamiento fue proueydo. que no fe
mor.
Libro primero fo. 0*4.
moítrafle a los Genios. Tuuieronla tambierí
Jos romanos en mucho}y delta el antiguo y no
fclelinage délos fabios tomo el vno délos tres
nombres . Y afsi el primer fabio fue llamado
pintor,porquereaImenre lofuemuy grande^
?■ can dado a la pintura , que auiendo pintado»
os muros del templo déla (aludan ti talo cne-
llosiu nombre pareciendole que aunque £uef>
fe de cafa tan honrada y llena de tantos tirulos-
<fcconfulados,de triumphos^y de otras digni-í
dades,y fuerte muy gran letrado en muchas fai
cuitados, y entendido en leyes , y puerto en la
cuenta délos oradores,toda vía acrecencariañ>
fu fama dexando aquella memoria de auer (i
da can gran pin tor < Otros muchos vuo de al*¿
ta íangre ramofos ensila arte. {JDe la qiial
(dornas de íer de muy gran valor jpptímtfCcf
facan grandes prouechos , may ormeVite en la
guerra , donde comunmente fuele fer neceflV
«rio (a ber trabar regiones airicntos,rios, puen*
teíjrifcos j fortalezas , y femejantes cofas , la*
cuales^ aunque fiempre íe tuuieílcn en la mci
moria(lo que quali es impofsiblejno fe podría
moltrar por otra via. Verdaderamente quien'
no precia ene arte , pareceme hombr» fuera
de toda razón . Que fi bien lo contempla*
mos toda la fabrica derte mundo que vemos
cone! ancho cielo de claras eftrellas lumbro
ib, y en el medio de coda la tierra rodeada

El corte fanp¿
áe mar,de montes-de valle5,de ríos dmerfifica
da,y de diuerfos arboles,de lindas flotes <t eftra
ñas yeruasadornada,podemosdezirquenoes
otra cofa finovnasnilagrofay grá pintura por
las manos déla natura,y de Dios compuefta,la
quai quien fuere para contrahazerla, merece
rá fer alaba do de todo el mundo. Arte «seña
que no fe puede llegar a faber mucho dclla fin
tenernoticia de muchas cofas, y finoprueue*
lo quien quifiere y verlo ha . Por eflb los anti
guos la eftimauan,y hazian gran honra a los of
riciales della. Y afsi llego a lo mas de fu perfu
cion,como fe puede. bien conocer en losbultos
antiguo de marmol y de bróze,que en nueítros
dias fe veen,Y pusfto qué fea diferente tal pin*
türadel*¿aulptura,lavna,ylaotra nacen de
vna nüím* fuente, que es la buena traca ofigu
ra que el oñicial en ii concibe para la obra que
ha de hazer . Por eflo como lo de los bultos es
cofa diuina aísi también fe puede dezir que lo
fon las pinturas.Y por ventura fon tanto mas
excelentes,quanto esmayorel artificio que
en ellas cabe . Emilia entonces boluiendo
fe a luán Chriftophoro romano que alli eftaua
aiíentado dixole , Que os parece deílo confeCi
fareys vos que enla pintura quepa mayor arti'
ficto que en la fculptura,rcfpondio luán chri
ftophoro . Yo feñora tengo por opinion,que la
fcuJptura. es de mayor trabajo,y demayor arte
ydtj
Libro primero fo. tfc
y de mayor dignidad que la pin tura.Re (podio
4 cílo el conde. Bien podria ícr verdad que los
bultos fuefien de mayor eftima, porque duran
mas tiempo. Yafsieíta claro, que íiendohe*
cho por vna memoria , íatisfazen mas que las
pinturas al fin por donde fe hizieron. Pero den
mas déla memoria fueron inuentadas eftas dos
artes por vn hermoío atauio del mundo. Y por
cfta via llena muy gran ventájala pintura. La
qual fino es tá durader andigamos lo afsi)como
]*.ículptura,todauia permanece mucho,yefio
quedura tiene harto mayorfrefcura,ylinde«
za . ' Creo yo verdaderamente ( dixo luán chri
ftophoro) que noshablays alreues de lo qu*
fen tis,y todo ello es por hazer plazer a vueítro
Raphael . Y aun quinaos perece que la exce»
lencia delpintar que conoceys en el fea tá eftro
ma q 1 a del fculpir no pueda fubir tan alto gra*
do . Mas efta peificion penfad que no es del
arte fino de vn maeftro Polo . Con todo no de -
ao yo cierro de conoker que entrambas artes
fon vna artificiofa imitación de natura. Pera
mas perfectamente fe faca lo natural elpreprio
en vna figura de marmol o de bróze.enla qual
fon todos los miembros macizos, formados, y
medidos como fifucíTennaturaIes,que en vna
ymagen pintada,enla qual no fe vee fino lo de
encima,y las colores con q fe engañan lo&ojos,
y afsi no me negarey s vos que no fea mas llega
1 «»
•í, .."* F.l cortefano
i do ala verdad el ícr que el parecer.Píéfb tam
bién que la ículptura fea mas difícil , porque el
jyerroqueenejláfehazeesimpofsibk emédax»
Je:Que ya reys que el marmol no fe puede mu
: dar, ni reía be emienda , fino que es n eceñario
ü cnel vna figura fe yerra hazer orra d« nueuo
tío que noacaefce enla pintura ! o qu a-1 es fací id
íoqfií mudarla mil vczcs,y añadir.y quitar ¿Jila
mejorándola fiemprc , Rióle el conde. y dixo.
Ye no hablo aqui por defender la parte.de Ra
- phael n i raí eys-vas.de> creer que fexarapoco , cj
i-noconozCAlapérficron de Miguel ángel, y la
¿nuefiralyia'deyorroscnel fculpir^nas yoagora
ttratoidel arte?y rio délos maelltos délla. Y vos
«bibisdezis^aétpambíis artesfrín wna imitació
dcnatura.Perodezix»queia'ícultuiatieuefer,y
' iia¡p¡ntuiat»0Íino pareceres muytgfiobengaño
<&¡U2 aunque ios bultos lean todos macices, eo-
O»o (i ftteii en binosj ias pinturas1 folamenre fe
-parezcaneii. leúdetencima, muchas cofas fal-
x tan a los. bultos yqoe no faltan alas pinturas
■como los iuftres , y Jas fombrasv ; Porque, otíe
duftcetleüe kcame^yotroeljiíaríjBlii j'stfto
naturalmente lo eontrahazc el pintor con lo
TcUro,y«on lo efciwo^templaÑdolofegunJane
xefsidad>delaobra$k>;que no puede iutote.ejl
fculptoj'■. ■ -Y púeft&que énel-pintairpolehaga
ja y magenredonda iii maci^a,hazéfe toda vía
las junturas , y ios miembtoj coma ma^os , y
"*\ ** I redo
Libro primero fo. ¿o*
re¡áondeados,tan dieftramenre quequafi pac
vna* cierta manera que no fe fabe dczir figuran
'o dan a encender aquellas partes, que rio fe
▼e-en,y todo có tal arte que claro fe comprehe
de que el pintor las conoce,ylas enriende bien
A efto es neceíTario ocro mayor artificio en ha*
zér aquellos miembros que fe han de medir a
ia proporcioude la vifta por la perfpecu'iía , 1*
qu al apoder delineas muy medidas, de colo
re s,de-luít res y de fomb ras fueíemofirar en vn
- rhuró pin tado,lo derecho lo llano ,y lolexos
tfUSta o meuos , comoella quiere . Tras efto no
os parece que fea mucho contrahazer las colo
res n atura! es,figuran do propriamente las car
nes ., los paños H y codas las otras cofa*que tie-
'Hen color i Efto no lohara ya el fculpto'r poc
trias que haga , ni Tacara tan poco alo proprio
la biua gracia de vnos ojos negros^o zarcos,
con aquella claridad de aquellos enamorados
-rayos*. Nimoftrara la color de vnos cabellos
muios , no el réfplandor de vnas armas, no
vna noche «fca«y No vnaifoirtunade;mar|
-jjoí ios relámpagos■< ¿ y rayos ;j 'No rfcn iuego
de vna ciudad que fe;quernaíV**ioejer¡reyí
del alúa , con alegría y «qttelra's frefcHrásde
•color de rbfas, y con aquel loa fus- rayos, los v*
nos como depuro ore , y los otros tabjloTados,
No moflí araren, fin Giejo, ni Macuñi Tierra,?
X 'i;is"»u as?fl ' - t- 'j i.-I ij..' :;',;euflf
El corteftfto.
ciieftas^oíquesjvcgas.jardincsjriosjciudadeí,
cafas ni otras cien mil cofas . Las quales todas
el pintor las faca perfectamente . Por eflb ten
go yo la pintura por mas noble, y percofa en <f
cahe mayor artificio que eu la fculptura.Y pié1
{oque entre los antiguos floreció 3y llego ai pú
to de fu perficion como las otras cofas. Lo
qual aunque agora en nueftros días fe puede
bien jozgar por algunos pedamos della que nos
fianquedado en efpecialen hs grutas de Ro
ma . Pero mas claros teftigos dedo fon los li
bros que antiguamente eferiuieron,en Jos qua
les a cada paño fe refiere la excetlencia del pin
tar,ydefusmaeftrosqueen aquellos tiempos
eftauan en grande reputación có los principes,
con Jas repúblicas . Y a fsi fe lee qu e Al exadro
«mo cantó a Apeles Epheúo,quo auiendoJe he
cho facar al proprio vna amiga fuya,toda def-
nuda,y conociendo que el buen pintor afsi pin
tádola fu poco a poco fe auia enamorado en c-
ílremo della, fin coníiderar ninguna otra cofi
mas felá dio .Liberalidad verdaderamente de
Alexandre, nofolodarfus theforos y fus tier-
rras,mas aun fu propna afficion y deffeos.Quié
cfto hizo por Appelles,ya veysírle quena bien
pues por fatisfazer ala voluntad del ,no miro
el enojo qhazia eneftoa aquella rauger a quié
tanto arriaua . La qual bien fe puede creer que
90 holgaría mucho debocar vn tan gran Rey
poí
Libro primero. fb. 4f
porvn pintor. Efcriuenfe otros mil exempW
del amor que Alexandro tuuo a Apcles.Honro
le tanto que mando con públicos pregones ,$
nadie lino el fuefle ofado de pintar fu figura .
Quien acabaría de contarlas competencias, y
é'\i putas de muchos pintores famofoi , en I as
qualeslé moftraua tanta fotifeza , qne todo el
mundo Iasenfal$aua y fe efpantauá de verlas?
Podría deziros con qúanta folemnidad los ca-
pítanes y emperadores antiguos folian adere»
c,ar fus triumphos de pinturas,y con guaca ma
ge 1 1 ad las ponían en los lugares publicos,y co* .
modauan porellas grandesfummas de dine
ros, v que ou.o ya pintores que holgaron de dat
fus obras graciofa mente viendo q ningún pre.
ció baítaua a pagarlas, y que fue vna tabla de
Prothogenes tan eftimada , que tcniédo Déme
trio pueilo cerco Cobre rodas,y p adiendo le en
trar dándole fuego por la parte donde elfabis
3ue aquella pintura cítaua,porno quemarla
exodedarel combate ,afsi no tomo el lugar.
Afsi mefíno os podriatraerala memoria, como
Jos atheniéfes embiaró a Metrodoro philofofo
y pintor ungular a Lucio paulo para auezarle
fus hijos 3 y aderezare! triumpho que auia de
hazer en aquellos dias grandes argumentos de
auer tenido ella arte antiguamente mucha ani
ftoridad vtfr qUantos audtores excelentes han
eicriptodella,Psi:onoquiefue;ícndeímcniái
I iij por
EleortefanóT
por agora Cobre efto .Bañara dézir,que conuie
ne a nueftro cortefano de tener noticia del pin
tar,comodecofavirtuofayvtil y preciada en
aquellos tiempos quando los hombres valían
harto mas que agora . Y ya que otro deleyte,
ni fruto fe faca (Te della,fírio que demás de lo q
aprouech a para faber alcanzar el primor délas
eftatiias antiguas y modernas,delos vafos, de*
los edificios,del as medallas , de los camafeos,
délos cntalles,yde otras femc]antes cofas abre
mucho el juyzio para conocer la lindeza délos
cuerpos biuos,no fojo ¿nía delicadeza délos ro
Aros,m as aun en 1 a proporción de todo lo de-
mas,a(sideloshombrescomodelosotros ani
males. Veys luego como tener conocimiento
del pihcar,escauíá de vn muy granguftó; Ello
ymagihenlo squellos que todo fu gozo y para»;
yfapcmenen contemplar la hermofurade al*,
guna muger.Quanto pues mas holgarían ellos
enefta con tempí ación,íi ítipieflen biéiten que
efta puncualméte el primor, de vna buena pin.;
tura.Porque mas perfe&amenteentenderiana
quellahermofuraqueles da tan entero conten
tamiento . Riofea eííonriflerCefar gonza»
ga,y dixó . Yo cierto no foy pintor pero toda-
uiaguftare mas deuer vpa muger hermoía.que
no baria aquel vueftrp gran Appclles íi agora
refufcitafle. - EíteguftovueH:ro(refpondioel ■
conde ) no procede toulaieñta de la lindeza
i* I que
Libro prime» fo.6%
que veys¿mucha parte del nace del gran amo»
que vos por ventura teneys a aquella muge»/
quitan linda os parece. Yfiquereysde¿irwcr
dad, la primera vez qúelaviftesno holgaftes?
con mil p.irtes tato como defpues mientra mas>
fue . Pues G la hermofura íiempre ha fido aqaa
lia mifma porque razón vueftio plazcr noha
de fer el miímo?Hauemos de confetTar que vos
creciftes en amor, y aísi también han crecida
el deley te que fentis en verla . Yo no niego-
eíío (dixo miíTer Ceñar) pero digo ,que como;
el plazcr nace del afición afsi el afición nace de
la hermofura , y defta manera la hermofura es
la que principalmente lo haze todo. Muchas
otras cofas (refpondio el conde^fin lajiermo--
fura nos enamoran hartas vezes , como las bue
ñas coftumbres , el faber , y el hablar , los ade -
manes,yáquelnoíequedel gefto,y mil otras»
cofas,alasquales quiga por alguna vía las po
driamos también llamar hermofuras « Mas
(obre todo lo que mas haze. amar , es fer ama
do . De manera que ya podríamos enamorar*
noscongranheruor de alguna mugerque no
fueflfe hermofa de eífa hermofura de que. vos i
hablays . Pero los amores, que fojamente
nafcen déla gentileza que vemos pordefuc*?
raen los Cuerpos, fin dubda dan muyroáyoÉ»
plazer al que mas Torilmente las conofee:,:'
?. El corte rano i
eme e! que tnsnos.Yafsi tornado a nuedro pr*
Íjfito,pienro que mucho mas fe holgau a A pe*
le* mirándola hcrmofnra de Campafpe qu«
noAlexandre. Por ello fe puede bien creer
3ue el amor de entrambos procedía rotamente
elahermofura della,yque quiera determino
Aiexandrepor elle rsfpe&o darla a quien ella
biaquemas perfectamente la pudiera conof-
cer . No aueys vos leydo que aquell.ts cinco
donzeilas de Croton(las quales enere tas otras
de aquel pueblo fueron efcogidas porZeuíis
pintor para hazerfe de todas ellas v na fola figa
ra muy hermoíifsima") fueron celebradas con
grandes veríos de muchos Poetas , no por mas
fino porque auian fido aprouadas por hermo-
fasde vntan gran juez de hermafuras, comí
«ra Zeufit ? Aqui moítrando MilTsr Ceñar no
«jued«rmuyfatisfecho,niquererconíeiitirpoc
ninguna vía que otro pudieife guftar mucho
mas que el de verla hermofura de vna muger,
comenco a replicar. Pero enefto oyeron vn grá
eftruendoy vn hablar alto de muchos que ve*
nian,y afsi mirando todos haziaJa puerta del*
Tala donde eítauan , vieron muchas hachas,y
luego muchos caualleros principales q llega-
uan acompañando al prefecto, el qual boluia
defalir conclPapa,yen apeandofe pregunto
que hazia la duqfa,y afsi fupo lo que entonces
paífauan,y de que fuerte eca el juego de aque
lla
Libro primero, fo. ¿e
lia noche,y como auian dado el cargo al conde
Ludouico de tratar que calidades auíade te
ner vn perfecto cortefano . Y por ello dando te
quanta mas piiefta podia trabajaua de llegar 3
tiempo que pudieAe oyr algo . Y afsi entrando
por la faU,hecha reuerencia ala duquefa, alten
taron fe codos, y el pufo fe có las dasnas.Lo mif
mo hicieron algunos de fus caualleros , en lo»
quales era el Marques Phebus,yGhirardino
hermano de Ceua MiíTer Héctor romano,Vin-
cencio cálmete, Horacio florido , y muchos o-
tros. Eneltoeftando callando dixo el prefecto.
Señores barro fin tiépo aura Gdo mi vemda,yo
fuelle caufa q fe atajaflen tan buenas cofas,co-
mo agora deurian de paiTar entre voforros.Por
ello no me hagays elte agrauio, q quiceys a mi
y a vofotrosmifmos vn tan buen tato . Refpo
dio a eílo el conde Ludouico. Antes pienfo fe-
ñor q haría por agora ai cafo callar yo . Porque
auiendoíídoeíta noche mío el o reo de tratar
lamateriaqquando vos llegaítes (e trataua,fe
han offrecido tan cospuntos,q ya(por dezir ver
di d)yo eítoy canfado de hablar,y afsi creo qle
eftaran ef tos Tenores de efcuehar,por no auer (i
do mi habla tal qual pertenecía a compañía de
tantos hombres fabios,y qual fe reqria en vn*
tan grá cofa como es la de q agora tratauamos,
enla qual pues yo no qdo fatisfecho de mí,tam
poco pienfo q lo quedaran los otros.Por elfo fe.
I V tl9t
«•*• •' Elcortefano
jfior vos aueys (ido mejor librado en llegar tan
tarde . Y no fera malo que en lo que queda por5
dezirotro fu'ceda en mi lugar . Qiie quienquier
ía que efte fea,piéfo q lo hará mejor q yo en ef
pedal agora que eftoy can fado. No Uifrir e yo
£r«ípondio el magnifico Iulian)por ninguna
Cofá,qdexeys de cúplir la palabra qmediftes,
Y creó yo al feñor prefecto no le pefara oyr lo q
vos aueys prometido de decl arar ? q os he pro
metido yo d declarar dixo el c5de?Prometiftes
de moftrarnosfrefpodio el magnificojcomo de
nía el corteíano vfar «cillas buenas calidades q
(fegñ vos aueys dicho ) fe requiere enel.Era el
Prefecto ( aunq muy moco) muy auifado y har
to mas difereto delo que parcfcia poder cabec
en tan pocos d¡as, y en todo lo queenelfe via
moftraua con vna gentil gradezadeanimo vna
biueza de ingenio marauillofa,verdade.ro pro»
nórtico ciertametedcaquel alto grado de vir
tuddondefeefperauaqueauiade llegar. Y af
fi oyendo las palabras del Magnifico dixo, lúe
go, fi todo eflb queda por dezir pareceme que
yo podría aucr venido a harto buen tiepo;-Por«
que alcanzando yo a faber como el corcefano
deue vfar buenas calidades,fabre tambié qua* •
lesayande fereftas,y afsi llegare a entender,
todo lo que hafla aquife ha dicho . Por eflo-fw
fior conde no os efcufeys de pagar entéramete
vtieftra deada en efpecial pues ya teney s paga-
Sv.*- v k • -da
Libro primero fo.70
da vna parteadla. No auria yode pagar tato
(refpondio ei cond.e)fi los cargos,fueuen,repar .
tidos algo.masygtialmente .Perq ti yerro fue
dar poder de tal godierno denos jr.eg.os a vna
íeñora queesmuy parte,y eneftp boluiofe rieri
do a Emilia . La qual luego afsi refpondio. , \
^¡Nodeutiades vos quexaros defio, mas pues
lo fazeys afsi y os agrauiays tan fin cauTa, dar e .
mosvnpedagodefta hora que vos teneys por,
fatiga a algún otro.Y afsi en diziendo efto bol» .
uioíe a milTer Federico fiegofp > ydixple. Pues
vos feñor Jeuantaftes cite )uego deí cortefana,
ferabienqueos quepa partedel, y efta quie
ro que fea fatisfazer ala pregúta del fefipr mag
nificojdeclarandoen qual modq y manera, y
tiempo deua el cortefano tratar fus buenas con
diciones y calidades,y obra r todas aquellas cp
fas queeí feñor conde ba dicho conucnirle.
^[Señora ( dixo entonces mifler Federico) íí
vos'agora délas buenas cualidades quifíeredes
apartar el'modo . y la manera;,iy.§rbien o*
brar Ias,fabed que; (era elfo querer fepararlo
que no puede (er feparado . Porque eíVas
cofas fon las que ellas can ellas fe ayudan , y
conefte con cierto fe hazen las calidades bue*
ñas, y el faber, y el obrarlas bueno. Por elfo
auiendo el feñor conde hablado también en
todo,y aun,tocado algo eneftoque agora de-
zinios pues ya eftaua tan adelante , y tenia
f ya
El eortefano
ya concebido en fu juyzioloquequedaua por
de zir (obre e(lo fuera por cierto muy mejor ^
acabara el ella platica.Hazedcuéta^dixo Emi
lia)que foys vos el conde y dezid loq íé os figu
rareq el dlxera,yafsi quedara codo remediado
Dixo entonces el Calmeta.Señores ya es muy
tarde,por elTo aunq no fea , fino porque miífec
Federico fi fuere breue en fu hablar, no tomo
por achaq que le falto el tiempo,terni¿ por biS
que fe dexafíe efto para manan a y fe gaftafe el
rato que nos queda en algún otro paífatiempo
de menos competencia, y porfía fueron todos
defte parefcer . Y conefto la Duquefa mando a
dos damas délas fuyasqdanc,aflen.Yafsi ellas
«n comentando a tañer los tañedores dataron
vhabaxa,y vna alta defpues baylaron con tan,
ta gracia que todos holgaron c(tunamente de
verlas En fin porferyapaflada la mayor pac
te déla noche la duquefa fe leuanto,y af
fi todos con mucho acatamiento
defpidiendofe della fe fue*
ion a dormir,

TFin del Primer libro.

-X.
fEl
t Prólogo. fo.71
El fegundo libro
Drteíano del conde Baltafar Ca-
ftellon: dirigido a MiíTer Al- ¡
phonfoArioftojtraduzido
deytalianocn caftellano
Vadiuidido en fie.
.'( „;,,te capítulos, \,Í
>l <l

"PROLOGO.
ARAVItLADO ME
he muchas vezes confíderan-
do dedonde proceda vn errar
elqualpor verfe comunmen
te en los viejos podemos bic
dezir que les es proprio y na-
wr-. ,.-^i^-r=ai. tural,Y es que cali todos ellos
alábanlos tiempos panados, y reprehéndelos
prefenres vituperando nueftros hechos y coftu
bres,y todo lo que ellos en íu mocedad no ha#
zian verdaderamente parefee marauilla y vna
cofa muy fuera de razón que lá edad ya madu
u la qual con la larga efpericncia fuele hazes
'- ■■■ Prologo^
en íasptras cofas perfe&os los juj'zios délos ha
bres,en fola éftá lose'ítrague y dañe tanto qu«
no encienden qíi el munido empeorara fiépre
y fueran ídshi'jos genéralmete peores que los
padfts,niüchb ha ya qouieramofc llegado al ca
bo d^lmal,yno tuuieramos adonde pairar mas
adelanté, Pero vemos q no fojamente en nue
ftrosdias,masenlospaíiádó&reynol)épre efta
dolencia en los vic^slí Según claramente
fe puede alcanzar porlo que los aurores mas
antiguos han ferípto-* enefpecíal los cómicos,
Iosquales mas naturalméte q los otros pinta
la imagen denueftra vida . La caufa defta fai
fa opinión píehrdque {eá porque los años hu
yendo fe licúan tras íí muchos de nueílros bie-
nes3y en«& los otrosaos qujcá.dela fangre grá
parte délos efpjirtusvicales.,; Yafsinuettracó<
jpljísio fe muda,y el orgapo fe enftaquefee, por
el qijalohrañ las poteciasdenueftra alma,por,
éflb en la hedad ya vieja^orhoenel otoño ve
rnos caerlas arboI.e.s;Lif^oj"as,afsi denueftros
cora^oii'9's■cWáías flofes¡ déTconten táfnferito;
y enTugar dejpiferenos y" claros penfami ecos,
éntrala nubloTayturbia^tjiftéza'jacompañada
de mií malas VQnturas.pe^nc.r^ gu? el cuera
po y el alrna entrambos ¡ft\ú amenté citan en¿
fermoslVüeros'pafladOjS1.piai¿eres ninguna o*
•tra cofanos queda,fínpyn,a memoria muy h5_
«ta,yVIuymagédea§ldtrIceYicpo de nú'cfíra
moc*
Prólogo. £0.71
mocedad . La qual cada vez que fe nos repre-
lenta nos haze" parecer que el cielo y la tierra,
y todas las otras cofas hazen fieílas y fe andan
riendo á 1 derredor de nueftros ojos,y en tonces
üsnos antoja q en nueftro penfamiéto como eq
va. deleytofo.jardMvnorece la primaueradel 4
lcgria,p9rcierío (3?ri¿ muyme jor quádo vemos
■yajdecíinar los tíla*,y fentimos q nueftros pla^
zcrescon la edad fe acaba, pues los perdemos,
perder tambié\dell9sla.merooria,yhajlat(cof
rao dezia Themiftocles)vna arpé para oluidaf
Porque tan engañeifosfon lq§ f%<itjdQs ide-nue»
iíro cuerpo,qu«fucl«n mucha&ifezes engañar
^Ijíiyziodeínueítraalmajy afsilos viejos m*
.parecen como los q partiendofe de alguft puef
io , íl miran la tierra Teles antoja quefamue,.
#e,y quees ella la qp e Jf<¿ partí , yjslle» lpsque
fe quedan íiendo muy al reues , que el puerto
3ae es el tiempo-.y los plazeres efta fie mpre \
0 en fu eft ado,y «pfotros con 1». ñaue que c#
nueftra vida mertelhuyédo corremos losyrtojs
tráíXoiQtrm&mwfá devná en cjsmnil for
men tas por aqueJ.brauo marquerto^jCííJijír*
ga y eonfumeí y iwsa rws es poGiibk íoibíT í¿
íierra,antcs coj»ba¡i¡dss de mil v isiytos con t»á
jtiosal cabo damo^l tfaueSjdodeqdAm'ospe*
4idospara¡icnipre.Arsiqeícora^ó/dclos'v.i^(i<»
por fer vft fubjeto defproporcion a do ámmbos.
fhpifÁ* no>ptie49 Wejj guñajlos, ymfaSÑili*
Prologo»
«ellos como a los que padcícen calentura .Los
qualcs tienen el güilo tan dañado q qualquier
vino por bueno q fea les amarga , afsi ellos por
fu indifpuficion aun que a ratos también ten
gan fus defleos,no hallan fabor en los plazercst
a uces los tienen por fríos y por diferentes dea»
cuellos que le acuerdan en fu tiempo auergró
liado,aunque enla verdad fea los mifmos . Por
tftohallartdofcdellos defpofleydos fe duelen
rezíamente,y condenan los tiempos prefentes
no considerando que la mudanza que ellos fié*
ten no viene del tiempo fino de fi mifmos , por
otra parte acordádofe de los deley tes panados
fe acuerdan también del tiempo en que los fin
tieron,y afsile alaban y!efo(piran ,diziendo
que aquel era bueno porque toda via le hallan
vn cierto olor de aquello que enel femrian quá
ido era preiente . Efto no puede fer menos pues
nueftros coracones naturalmente aborrefeen
todas las cofas que fueron enalgunos días com
pañeras de nueftros eno jos,y aman las que hi«
dieron compañía a nueftros plazeres . Y afsi a-
caefee que vn hombre enamorado huelga de
ver la ventana donde Alguna ver vio a fu ami
ga aunque la vea cerrada.Y todos generaImen
te holgamos con vna fortija,con vna carta yen
fin có toda cofa que algún tiempo nos aya tray
-do mucha alegría. Afsi mifmo nos alegramos
Con un huerto o con otro lugar qualquier ó f«a
don
Prologo. fo. 7%
donde ayamosrecebido algtin plazer muy gr»
de . Y por el contrario nos entriftecemos con
vn apofento por bueno qae nos parezca , fl ha-,
uemoseítadoenelalgunavezprefos,opadefci
do algún trabado enojo rezio . Y he conofci-
do yo hartos hombreí que en ninguna mane*
ra beuieran en vaío que fe parefciefle a otros,
«ñaue vuieflen tomado algún xarauefiendo
enfermosjporque afsi como aqMella ventana o
torrija o carta al vnoreprefenta vna memoria,
que mneho le deleyta,acordandole que qual-
?|uiera deft as cofas fue quafi como vna parte 4
us plazeres,afsi al otro el apofento o el vafo pa
refce que le trayga juntamente «on la memo
ria la prifion déla enfermedad.Efta caufa ere»
yo que haga a los viejos dezir bien del tiempo
pafTadoy mal del prcfente.y por eflb fe quexá
y hablan mil íinrazones de todo lo del mundo
enefpecial délas cortes délos principes y anda
diziendo que hs que ellos vieron en fu tiempo
fueron fin comparación mejores, y mas llenas
de Gnguiares hombres,y que no fe puede crees
la ven taja que licúan a eftas que agora fe veen
Y tedaslas vezes que fe ofrefee hablar fobro
efto,camien$an aponer en el cielo con grade*
exclamaciones los cor tefanos del duque Phili
po,y cambien del duque Borfo.y recita dicho»
de Nicolo picinino,y diz e có vn gran heruor f
con laftima,que en aquello» tiempos muy pe
K cas
Prologo. ^
tas vezes fe vfaua matar hóbres y que no atiíá
pelea ni aíTechane.as ni erígenos fino que tcde
era bondad y fe y amor,)' faz con todos y que
entonces fojamente valían las buenas cofura
bies y la boncftidad.y q los cortefano!- no etait
mas que vnos religioíos,y que guay de f que! <¡
vuieíle dicho entóccs v na mala palabra a otro
o bocho vn geíto vn adema poco cnefto a vna
rruger.ArTirmanmas:que agora rodo es al re*
lies deflo,y que ya en los cortefanos no fe ha
lla aquella candadlo amor frsternal ('que efte
termino vían ellos> aquel biuir medido d e a-
qllostiépos,yqcn las cortes delosReyes,ya no
a y fino ébidias,y encmiftades,) malas criabas:
?rvnamnyfiielta vida en te de linage de vicios
asmugeresdefembueItasdefoneftarnéte,ydef
vergueadas, los hóbres regalados y enternecí
dos;caydos,y enflaqcidos todos en cofas mugí
xilcs.Condemhan también los venidos pop de
foncftos.y demafíadamente blandos . Enfin re
Íirehenden infinitas cofas, muchas délas qua#
es merecen por cierto reprehenden. Porque
realmente no fe puede negar, que entre noíb'
tros no aya muchos vellacos,y malos hombres
?' que ellos nueltr'os tiempos no fea harto mas
leños de vicios y maldades, que aquellos fu*
yos.lvlas n o embargante que ellos en paite di*
can y tengan razón, pareceme toda via,q no
íaben bien entendci la ciufa deñadifferén eia
(y
Prologó fol./
fypordézillo envna palábra)queíbn ncefoí^-
pues querría que encl mundo fuefíen todos los '
bicnesfin ningunos males^Joqual es impofsi-
ble porque íiendo el mal contrario del bien y*
el bien del mal:esquafiíiecefiario,que por vti
proceíloyorden naturalde contrarios, y poj?
vn cierto contrapefo3elvn01bfienga yfortifi*
que al otro:y menguando o crefciendo el vno,
mengue también o trezca el otro:pues ningún
contrario fe halla fin otroTu contrario.Quic na¡
fabe cjenel mudo ño aüria juftí cia fino vuieíTe '
injurias,ni magnanimidad fino vuiefl'e flaqzas
de eípiritu,nitéplá^a fino fuerte la deftéplansá
ni Talud fino Fuellen las dolé"cias,fti verdadfihó
vüiefsemécirasmi dichas fino vuiefiedcfdichaí
por ello dize bien Sócrates en Jos libros do '
Platon,que fe marauilJa mucho porque Efópa
no hizo Vna fábula fingiendo a Dios, que ya
que nunca auia podido juntare! plazeryeldef
plazer demanera que eftuuieflen mezclados
en vno,alomenoslós atara entrambos por los
cabos, de tal arte que el principio del vnofuef-
íe el fin del otro:y afsi el alegria truxera confi*
go mayorgozo : fucediendo luego del puésde
f;
la ttifteza. Quien puede holgar mucho con el
repoío fi primero no ha fentido la pena del tra*
bajo-.quien fe deleytacon el comer y beuef, y
dormir.fi antes no ha padecido hambre fed y
fbeño?Creo yo luego que las pafsior.es y las ei*
krmedades fea dadas alo» hóbres pórlaíiatítf*/
Prologo,
no principalmére por hazerlos fubjetos a ellai
3ue no parecería cofa conuemble, que es ma-
re de todo bien diefle de fu proprio córejo de
terminado tamos males , mas buuo de íer afsi
por fuerza porque fíendonaturalméte hechos
el plazer,y Jafalud y los otros bienes,huuieron
por configuiente defeguirfe tras elfos el def-
plazer y la enfermedad y los otros males . Por
elTofiendo las virtudes concedidas al mundo
graciofamenteporvndon o merced que la na
tura nos h a qrido hazer dellas luego enel mil"-
mo punto por aquella cadena o atadura de có<
trariosles acudieron neceíTariaméte los vicios
por compañeros . De manera que fiempre(co-
mo auemos dicho) creciendo o menguando el
vno,es forc.a do q también el otro crezca o men
gne. Y afsi quande míenos viejos alaban las
cortes panadas délos reyes diziendoque ene»
Has no auia hombres tan dados alos vicios co
mo ay enlas nueftras,no conofeen que tampo
co entonces los auia tan virtuofbs como los ay
agora en nueftros dias . Y que efto fea afsi no
es marauill a,porque ningú mal es tan malo co
mo aquel que nace déla (uniente del corrompí
da,poreífoproduziédo agora la natura mucho
mejores ingenios q no entonces ha fe de feguit
queafsi como entre eftosnueftros, aquellos ^
echan hazia el bié (alen mejores, y apr ouecha
mas que no hazian aquellos fuyos,afs¡ cambié
Prologo. fo.7f
los otros que echan hazia el mal vienen a fer
peores,yhazen menos fruto. Ynofehadsde*
stir que los hombre» de aquel tiempo que no de
acauandehazemul, fino pomo faber hazerle
' merecieffen en tal cafo alguna gloria porqaun
?iue elmalqueellos hazian era poco,no podía
cr mayor pues ya ellos hazian todo lo peor q
fabian ,y que los ingenios de aquel tiempo ge
n oralmente no UegaíTen a los de agora bien fe
puede juzgar por todo lo que enellos fe vee, af
fíenlas letras como en las pinturas.eftatuas, y
edificios,y toda otra cofa. Reprehenden afsi
mifmo eftos viejos en nofotros muchas cofas q
de fuyo ni (bn buenas ni m alas,y no por mas dt
zen mal dellas,fino porque ellos no las hazen,
predican fer vergüenza que los mancebos ando
pafTeandofe por el lugar caualgando, en efpe*
cial a mula.y que traygan peña o ropas que no
fean muy coreas efpecialmente de verano, y q
lio deuen traer bonete,alemenos ha (la auer de
ziocho años,y ocres mil cofas defta calidad, en
las quales verdaderamente fe engañan . Porq
ellos mieítrosvfos de mas de fer muy buenos
de tratar y prouechofos fon introduzidos por
la coftumbrc,y agradan a todos generalmente
afsi como en aquellos tiempos parecia bien an
¿ar(fegun ellos deziah) en giornea con cale,»
abierta,ylos5apatos de eftraño talle , y traer
por vna gran gala codo él dia vn gauilan en la
K iij mano
r' uroiogo,
piano fin propofito,y danzar fin tocar la mano
deladjmi,y vfarocras mil cofas, que todos aa
§ora feria grades groiTerias.Aísi que pues ellos
iuiá fegü fu víbjtégamos noíbtros tábien lice
cia de biuir fegü el nu eítro fin fer re prehédidos
-falfarnente delIos.Tras eftoes muy grá donay
''reoyrlosdezir quando quieren alabarfe mu-
cho,yoauiaveynceaños,yaim dormía có mi
madre y con mis hermanas,y hafta mucho tié-
po dcfpuesno fu pe que cofa era muger,y ago*
ra los muchachos aun andan en los bracos de
fus amas ,e ya faben mas ruy ndad que fabiá en
ronces los hombres de treynta años.Noveen
fftqs pecios que ep faiit efto hazen nueftra ra
zon buena?y confirman que agora los niños fa
ben mas que no hazian entonces los viejos?De
xen luego.de condenar nueftros tiempos dizié
do que citan llenos de vicios,fepan que nq pue
den quitar eftos fin quitar también, las virtu-
des. Acuerdenfe que enel tiempo quefiorécian
*quelIos'ingeniosmas.qu,c de Jíombresa entre
los buenos fe h allauan muchos muy pernerfos
losquales fi biuieran harta agora:fueran entre
los nueflros malos fañaladifsimos enel mal, af
íi como enel bien lo fueran los buenos, y defto
todas las hiítorias hazen fe.Perobafta lo quefe
ha dicho cotra eítos vie jos:por eflb.dexaremos
agora efte procefib ; el qual aunque aya qui^a
ficto demafiadamente largo,fufra fe pues ha he
«' :. . '•""'*■ cho
Prologo. fo.7fi
<ho a nuejlrrfpropofito, y ya pues anemos pto
uado,que lascortes délos principes dsnueftros
tiempos no fon de menos calid id que aquella*
ran alabadas por los viejos, bolueremos a ex-'
pl icar laque mas adelante paíTo en la materia
denueíUocortefano:y por aqui fácilmente la
P^dra entender,q'ial fue entre las otras cortes
li de vrbino.Yqual es deuianfer aquellos
dosfeñoresjque dccaualleros de tan al
%o precio j de tan grandes ingenios
fe feruian , y como fe podían lia*
mar bienauenturados los
v que gozanan talcom
>3 J3 ? paúia.

._
£i corcuan e
«^Capitulo primero
en que fe platica en qualrporjo y roa
* nera,ticpo y fazon, deua el coe-
tefano vfar de fus buenas. .
calidades.y poner en .< •-•.. • i '
, . ':' obra todo lo q
üouicne., r.».. .-.....,

ENIDO PVES EL Si
guiente diavuo éntrelos caualle
ros,y lasdamas grandes platicas
Cobre las hablas, y difputas de \i
noche pafla. La principal caufa
deftofue e! prefe£to,qüe defleofo de faber lo q
fe auia dicho en todo aquelIo,andaua pre gun
tandoloa quantosel peníaua que felo fabrian
dezir.y como en feméjantes cofas fuele acae*
cer,cada vno le refpódia i fu manera, los vnos
eran de!a vnaopmion,y los otrosde otra,y aú
muchos eilauan diferentes en el recitar lo q el
conde dixo,pornoauerles bien qdadotnla me
mor; i . AUi quetodo a quel diano fe hablojll •
*o indio. Y luego en anocheciendo cenaron
todos los caualicros con el Prefecto , y deípues
en
Libro fegundo __ . fe. 77
en acabando de cenár,el y todoslos que concl
Cenaron fe fueron para la duquefa,la qual viera
do tantos cauallerós,y asordándole que venia
mas temprano que folian di xo. Gran obliga
eio me parece(mifl*erFederico) eíTa que os han
puefto . Mucho aueys de hazer para falir bien
a todos los paflón adonde pienfo yo que-os ef
pérauan. Aquiftoeípérandoelvrnco'Aretino
qüerhuTer Fedtírícoh réfpondieífe dixo. Corno
tan gran obligación es efla ? Quien es tan loco,
que fabiendo hazer vna cofa no la haga íiem-
pre a fu tiempo ? Eftando enefto,cada vno fe af
fcnto en fu lugar enia manera ya dicha,efperá
do con mucha atención el propuefto razona
miento. Miffe* Federico entonces boluiendo
ft'aí vnico Aretlrto le dixo . Afsi q a voí no oí
parece feñor vnico qué fea muy traba jofo,y di
ficil cargo el q me cabe efta noche , de moftrar
en qual modo y manera y tiempo deua el Cor*
tefanovfar fus buenas calidades, y poner por
obra todo aquello que auemos dicho conuenK
le . A mi no me'parece tan gran cargo ene ref
pondio'el vnk^y creo yo que bafte paira todo
ellodezircon vna palabra que el cortefano no
hamenefter mas finoíer hombre de buen juy-
zio,fegun el feñor conde dixo en la difputa da
fta noche panada. Y íiendo afsi,ptenfo que fin
otras leyes.con folo eflo podra tratarlo que fu
pieteatiempoy con buen arte efta generali-
K v dad
— .•" ElcortePano
dad baila fin curar de particularizarla mas , ni
reduciría a pcfadumbre de reglas : lo qu al den
mas de fer dificil,tambien me parece etcufado
Porque no liento yo quien fueiTe tan i nd i Cere
ta ,quc citando entre muchos oyendo muíica,
íe puíielTe fupitamsnte a tugar de armas , o an-
duuieífe baylando por las calles,aunque lo hi.
zieifc muy bien,o quádq quifiere conlólar vna
madre que le vuiefíen m.uerto vnhi|o,porcon
folarlaíefuBdafeen decirle gracias, y enha-
zer del corfeíano.Porcierto yocreo que ello no
aconcefceíia a n ad¡e,qus no fuetíe del todo lo»
<o . A mi me parefee IVñor vnico(dixo en can*
ees micer Fedsrico)quc vosandays mucho por
los e ficemos , porque«<ica«(ce alguna vez errar
el hombre demanera que no ( e conozca afsi fa
cilmence auer errado. Los yerros bien fabeys
Vos que no fon yguales todos y puede offrecer
fe,que fepa vno refrenarfe de vna locura publi
ca,y totalmente clara,cooio alguna de lasque
yos au«¡ys.traydo por exemplo , y no fepa def-
pues regirle en dexar de alabarfe fin propoSta
en traer vna prefunc¡5pef*da,en no dezir vna
ra¿on por parecer graejofo: la qual por fer di
cha fuera de tiépo falga fria . Eitos errores mu
chas vezes vienen encubiertos de vn cierto ve
lo que no los dexa fer defcubievtos nÍ conocí'
dos de quien 'os haze/.fi con gran diligencia no
mira: y íbbie fer ya nueílra vida por muchas
i .. caulas
Libro fegundo: £o'.?%
califas de fíiyo harto ciega,toda vía por la ne*
gra codicia déla honra lo es mucho mas . Porqj
cada y no fe quiere moftrar gran hombre en lo
que piefa que fabe,o fea verdadero o falfo efte;
penfamiento . Afsi que e.1 regirfe bié enefto pa
tóceme que confifte en vna cier,ta prudencia y
Íuyzio-de buena elecion:y en conocer lo mas y
o menos que enlas cofas fe añade ofe quita ha
ziendola's a fü tiempo o fuera del . Y puefto q
el cortesano fea tan auifado y difereto vque fe,-»
pa juzgar y pelar eftas diferencias ; nodexara
por e fío de hallarmas fácilmente lo que, en to*
á.o ello bufcare,G fe le abriere el juyzioconab
gun precepto y lefuere moftradq el camino y
caíi el lugar donde fund ar fe deua : que no ha*
ría íi íblo tuuieíTe ojo aía generalidad . Auiery
do pues el feñorconde ayer enla noche con th
ta abundancia y can gentil manera hablado en
eft a materia de la cortefania , ciertamente me
ha puedo miedo de no poder afsi fatisfazetas
reñores enlo q me toca , como el os fatisfizo en
|o q le tocaua . Gó todo por hazer que me qpa
alguna parte defu hora,y alíegurarme de no ec
rar alómenos enefto:quiero cóformarrne có fu
opinió en todo lo q el dixo: afsi q apeonada fus
íéntécias acerca dellinage^d íl ingenio,déla dif
pulicÍQn,delcuerpo:dela gracia, dejigeilo: y to
do lo demás del cortefano,digo q por alcázar fa
nu y buena diípuficiócó todos: yfaujrconel
pri»
11 cortefano.'
•rineípe a quien firuieM.pareceme neoeflTarr©
que fepa afrentar bien el proceflb de fu vida , y
aprouecharfe de fus buenas calidades^general
mente enla cóuierfacion de aquellos quetrata
re, Yeito hágalo con talarte queno»mueua
contra fi embidia ni mala volútad en nadie, lo
cual es difícil que hafta aquí muy pocos emoi
viftofalirconello.La caufa deílo es fer todos
naturalmente mas inclinados a reprehenderlo
malo que a loarlo bueno,y ay muchos quo pol
rna cierta malignidad(laqualparefceque Ta
caron del vientre de fus madres)hafta aquella
que conocen cláramete ferbueno, trabajan có
todasfusfuersasddeftruyrlo,ydehallarledw
tro alguna tacha o alómenos alguna femejá^a
de!la,poreflb conuicue que nueftro cortefano
en fus cofas fea cautelofo,y que todo lo que hi
ziere y dixere fea dicho.y hecho con prudécia,
y no folo ponga cuydado en tener partes y con
dicíones exceleoteSjinas ordene el tenor de fu
Vida con tal orden, que el todo refpoda a eftas
partes,de manera que Gempre fe mueftre vno,
y tal en toda cofa,que nunca difeorde de G mif
mo,Gno que de todas fus buenas calidades có»
poga vn folo cuerpo de tal arte,que qualquieí
obra fuya fálga hecha ,y cópuefta de todaslas
Virtudes juntas,confoime aloficio(fegun dize
los eftoycos)del hombre fabio . Que auncj en
todo fcfcúo nueftro Cempre ay vna virtud que
/ «a
Libro primer©.^ fin 79
tn aquello es principal,toda via eftan todas en
tre íi decaí manara atadas,quefe endereza a vn
fin,y todas pueden concurrir y feruir para vn
mifino efcáto s Poreíío cumple tener manera
en aprouecharfe bien dellas,y hazerlas mas lu
zir,compaíTandoIas3y afrentándolas de arte q
caí! por la opofieion o cótrariedad déla vna Tal
ga y fe conozca mas claramente la o era, como a
caece enlos buenos pintores . Les quales con
Jas fombras hazé que fe parezcan y fe mueftré
mas los refplandores delos^lugares al tos,y tam
bien con los refplandores abaxan y ponen en
lo hondo las fombras délos llanos, y mezcla af
fi las colores,y matizan las con tal modo,q por
la diuerudad de todas,cada vna fe mueftra me
jor,y también el alfentar de las figuras la vna
al contrario déla otra les ayuda a hazer fu offi-
cio conforme a fu intención. Afsi que fíguiédo.
efta orden la templanza la manfedumbre paro
cera bien en vn cauallero que fea rezio y esfoc
c,adoenlasarmas}ycomolabrauezaen fu tic.
pofe mueftra mayor enel que es manfo3afsi la
mueftra mas enel 4 es brauo quando lo ha de-
ícr.Poreflb el hablar poco y el hazer mucho9el
no alabarfe délas cofas grandes , diífímulando
las có bue modo acreciéta eftas virtudes en pee
fona que fepadifcretainí te aprouecharfe delta
arte.Efto mifmo es en todas las otras buenas ca
lidades. Sera pues bien que nueftro cortefano
en
"El-fortcdpOé
«n qu arito haga'y diga fe guie por algunas reí
glasvniuerfales:enlasqualespienfoquebreue
mente fe contiene todo Joque yohe de dezic
agora, La primera y mas importante es q huya
(_ como muy bien trato ayer el feñor conde)
(obre todo elvicio déla afcftacion.Tras efto co
fidere atentamente la calidad délo que haze
o dize,el Jugaren prefencia de quien, a que tie
po ,1a caufaporque lo h aze,la edad y profefsió
fuyajel fin donde tiene ojo,ylos medios có que
puede llegar alla.E afsi con cftasconfideracio-
nes apliquefe cuerdamente a todo lo que vuie
redehazérodedezir . Deípues que efto vuo*
dicho micer Federico, pareció queparaua aí-
go:y atraueílo enefto Morello de ortona dizis
do Ellas vueftras reglas anto jafeme que aprc*
«echan poco,yo por mi os digo que tanto meíe
agora enefto tomo antes que os las OyeíTe,no
embargante que fe me acuerda ya otras Vezesf
aucrlas oy do a algunos frayles quando me co<
fcflaua.Yparéceme que las llamauá ellos las
eircunftancias. Sonriofe a efto micer Federico
y profiguio drziendo . Si bien nos acordamos,
quiíbay^er el feñor conde que el principal offi
cío del cortefano fuelle el délas armas.Y decía
to largamente de q manera auia de vfafle,y af
fi no curaremos agora de replicar efto . Contó/
eio debaxo de nueftras reglas fe podrá tambié-
cóprebcndcrjc} hallándole el cotteíanoen al*
gun
Libro fegunde foto -
gunfecuentro,Obatalla,o combate de tierra o
en otra fémejanre pelea .tieue con gen ti! aciietf
do procurar deaparrarfe déla multitud déla ge
te . Demanera que hsziendo alguna cofa ferian
Jada entre pocos.fe fer-a'emas que haziendo
la entre muchos. Yhagalafi pudiere en pre-
fencia délos mas principales y cftimadosc,ue
vuieie enelexercito,y mejorH la hizieredelí
te los proprios ojos de fu rey o de TU capí tá ge
neral.Porque a la verdad razón es aprt uech jr
fe délas cofas bien hechas de tal arte que no fe
pierdan:}' tengo yopof cierto, que a fsi como*
csrrialobufcar vanamente gloria délo que no
la merefceys,afsi también lo es apartaros o def
poseeros déla que mita tríente os viene, y ha*
ziendo cofas honradas no querer dell as aquel
loor q es el folo y verdadero premio délos vitf*
tuofos trabajos. A efíe propofito me acuerdo a-
uer conocido muchos neciaméte esforzados q
por peañas cofasfenlas quales podiá ganar po#
ca hórajfe poniá a grades peligros,) no dudaiiá
hazer vna caualgada y tomar treynta vacas de
auéturarnimas nimenos fus vidas, como lasa-
uétürará porfer en vn cúbate los primeros di e f
cala.Efto no lo hará nueflro cortefano li ruuie-
fe en íu memoria la caufa principal qle ha ze fe
guirlaguerra:laqualnohadferotrafinolaho
ra.Mas adeláte tega tábié auiib en las fieftaspu
Wiea»qGjuftaíc4otoincaic,ojugar ala» canas
eht
f. Elcortefano.
ohízicre qualquier otro excrcicio feméjante a
eftosjcófiderado el lugar,y en prefencia cf quié
]o haz«,falga no menos aderezado y gentil hó
bre^q bien armado para fu feguridad.Téga fin
a henchir los ojos del pueblo con todas aque
llas cofas que le pareciere quepueda tener gra
cia y fer tenidas porgalánai , y afsi faque bue*
nos aderecosenfu cauallo.los venidos viftofos
Ír de hombre auifado,YÍi fuere menefter faca*
etra fea la inwencion aguda,y la letra propria
para el cafo,falga en fin de manera q lleue tras
fi embeuecidos quantes le vieren . Tenga cuy
dado dcnoférdelospoftrerosa falir, acuerde
fe que el pueblo,y en efpeciatlas mugeres eftá
mas atentas y alborotadas para losprimeros q
para los que vienen defpues. Porque al princi
pío todos con la cobdicia y el gozo de aquella
nouedad notan qualquier cofa por; pequeña q
fea y afsi la notan que les queda détro muy im
primida. Defpues continuado aquel mirar có
ellargo procefFodelosotrosquevienen.no fr
íamente el coracon y los ojos fe bartan,masaú
fe canfan.Por efta caufa entre los antiguos vn.
feñalado reprefentador de comedias,que fienv
pre enellas trabajaua de fer el primer perfona-
ge q falieíTe a reprefenfar lo quele cabia. Miro
también con diligencia uueftro cortefano,que
fi fe ofreciere hablar en cofas de armas, tenga
lefpeftoalaprofefiíon de aquellos con quien,
habla
Libro fegundo. fo.íf
hablare,y fea la platica tan conforme a ellos q
de vn arte hable en cito con los hombres , y da
otras con las mugeres. Yfiquiiiere tocar algo
enloorfuyojhagalo disimuladamente como
a caíbjfin detenerle enello, y todo tan cuerda-
ir» ente, que no Taiga vn punto délo que ayer el
feñor conde dixo . Pareceoá agora feftor More-
llo,que nueftras reglas podrían aprouechar al
go?No mirays como aquel nurftro amigo } del
qual pocos días ha que os hable deuia de auer-
fe oluidado con quien, y lacaufa porque hable
ua?qüandopor trauar platica con vna gétil da
ma(ala qual hafta enconces nunca auia vifto)
luego a las primeras palabras le comento a de-
zir que auia muerto tantos hombres, y que era
tan esfor^adory qu e fabiá muy bien jugar de ef
pada dedos manos,y encendiofe tanto ene/lo,
que llego la cofa a querelle molí raí como auia
el hombre de reparar algunos golpes de hacha
citando armado,y como eftando deíarmado,y
dezirle lasprefasde Jos puñales . De manera q
lacuytadaeftauacomofieíhuiiera en cruz, y
no veya la ora quando le echafe de fijqui^a to
miendo que no la mataffe a ella también como
a los otros . Eneftas necedades caen los que no
miran las eircunftanciasque vos dezis aueroy
doaíosfraylesque os conreinaron . Pero dexá
do efto,digo que de los ejercicios del cuerpo
ay algunos quecafi fiemprefehazenen luga-
, Elcortéfand
tes públicos como el juftar,tornear,el jugar a
las cañas,y todos los otros que cuelgáde las ar
mas. Auiédoluegqnusftrocortefano de cxer
citarte cneftos,lleue primeraméte tan bué con
cierto de cauallojde armas,y de aderezo s,q no
le falte nada,*y no viéndote bien a punto de to
do eft©,ft quede. Que fi lo hizieíTe mal,no. feria
buena defculpa,dezu que no tenia buen caua
llo,o buenas armas,pues por ter aqllo lu princí
pal profcfsion no puede dexar de ter yerro ral-
jarle enello algo.Tras efto deue mucho confí-
deracen pretenda de quié fe mueftra, y conq
Compañeros . Porque no feria cofa conuenibJo
cjiíc vn cauailero fueiTe a honrar con fu perfo-
Iia vna fieíia,o boda de aldeanos,adonde losq
miraíTen,ylos q conel vinieflen fueífen hóbres
baxos. Dixo entonces Gafpar palIauicino.En
li'ueítra tierra de Lcmbardia note miran todos
cflbs primores,antcs mucboscauallcros-fnáces
bos fe hallan alli q baylan los dias délas fieftas
tod o el dia enel capo con los villanos } y conc-
llos tira barras jluchájCorré, y falta, y efto creo
yoporciertoq no esmalo. Porqalli enaqllo
lio cópiten de Jinage o de valor fino de fuerces
o de maná . Enlo qual muchas vezes los villa
nos fuelen llenar ventaja,o alómenos ter ygua
les con \p$ hobres honra dos,y aun parece q aq
lia llaneza de trato,de no tener punto en aqllo
JJps.cauallcroicó aquella gente baxa,fino tra
." •"".; t*
lAbtó fcgun do fo.H
tar afsi familiarmente c6 elIos,trayga configó
vna cierta libertad deuida, yvna humanidad
q loshaze ferbié quiftos délos otros .El baylar
enel campo (rcfpodio micer Federicojarrj poc
ninguna viapuede cóten tarme3ni fe q fruto,d
deleytefefaqdehmasel luchar, el faitar,y el
correr,ya q alguno quiera vfarlo con los villa*
no6,hagalo alómenos" a manera de prouarfe(y
como fuelédezir)porvripaíTatiépo,yquaíi poc
burla,no por competencia ni por hora . Y aun
afsi no quiero q fe póga enello.lino quando tu«'
liiere quafi por cierto qha de llenar lo mejor;
Que pudría fino parecer muy mal y fer vna co*
fanarto fea,ganar honra có vn cauallero vnvi
llanO^efpecialméte en lucha porefto creo yo c¡
toda vía fera mejor nohazerlojalomenos é pro
fencia de muchos.Porque en tal cafo el venceí
traería poca ganancia,y el fet vencido muchas
perdida.También el juego déla pelota Cuelo
fer las mas vezes en publico,y es vna délas co*
fas eii q parece bien,auer muchos q miré.Qme
ro pues qué afsi efte exercicio gomólos otro»
q no fon S armas haganueftro cortefano coma
cofa fuera de ííi oficio,)' déla qual nómueftre c¡
rer ni efperar honra,ynb fe parezca q ponga er»
ello mucho tiépo,ni diligencia, aunq lo haga ;*
mamulla bié ynole acaezca cómo a algunos q|
porq fon inclinados a mufka y faben dos puto*
«n «Ua,cn hablado có alguno ejuiéquiera q fe*
h i) bx4
El cortefano'
luego por poco que ceíTc la platica.comienc^an
con vn falfete a cantar entre dientes . Otros ay
que andando por las calles, y aun por la y gle
ba daña cada paiTo fus aremetidasdebayiar.
otros que adonde quiera que topen convnami
go fuyo luego hazen vn ademan.o fe ponen en
alguna poftura de jugar de efpada, o de lucha,
o de otra cofa a que mas fean inclinados, Di»
Xo a efto micer Cefar gonzsga. Mejor cierto lo
haze vn cardenal moc,o que tenemos en roma.
El qual porque fe Gente ligero y abil de fu per
íbna,a quantos le viene a vifitar: aunque nun,
ca otra vez los aya viño^enla mifma ora los JJ«
uáavn huerto que tiene dentro en fu cafa, y
allí a pura porfía y c iñ como por fuetea, haz ié
do los demudar en calcas y en jubón , los haze
faltar con el . Ríofe micer Federico, y paííán do
adelante fu habla dixo. Ay algunos otros exer
cicios que fe pueden vfar en publico y en fecre
to,como el danzar . Yenefte pienfoque aya de
tener alguna confederación el cortefano. Por q
danzado en vna fiefta en prefencia de muchos
parecemeque deue traer vna honrada autori
dad mezclada con vna gentileza lozana y con
buen ayre,y aunque fe halle muyfueltoy fe
vea feñor de lo que haze, no cure de dar íalti-
ilos-.nihazerabilidades, ni meter mucha obra;
Lo qual todo ya ve vs que nos parece bien en
V nueftro barleta,peto en vn cauallero,y buega
Jan
Libro fcgundo fe. 8$
lan creo yo qué nos parecería mal. Aunque co
tedoenvnacamar2,efundoafsi familiarmen
te enere otros podría hazerlo:y aú ternia licen
cía de baylar fueltamente los báyles que entre
hombres de bien fe vfan.Pero en publico ha de
fer mas recogido: fino quando fuere maxcara,
que entonces puede andar mas fuelto-.aunque
le conozcan . Y aun efta es la mejor manera de
todas para moftraife las fieftas con armas y fin
ellas . Porque el yr maxcara traen configo vna
cierta libertad:eon la qu al demás de otras mu
chas cofas puede el hombre tomar la figura de
aquello en que fe fien te mas abil y fer diligen*
te:y atauiado para la principal intención de la
cofa en que fe quiere moitrar,y en cierta ma
nera deícuydado paralo que no importa. Lo
qual fuele dar eftraña gracia comunmente en
lodo, como firn mancebo fe vifiiefle en abita
de viejo,pero fuelto fin embarazo, porque pu-
dicffe moftrar fu folcura y ligereza . E vn caua-
llero en forma de paftor o de villano , mas con
buen canallo,y el también vellido y adereza
do quanto lo fufriefle aquella inuencion que
trae.Acaeceeneftas cofas que luego el fentido
délos que miran corre a imaginar loquea los
ojos primero fe reprefenrajy yiendodefpues fa
lir mayor cofa delaque aquel abito prometía,
huelgafe y refeibe déllo muy gran güilo .Por
efto cnlas fieftas donde fe ofrece auer memo
' ■ L iij rus
El cortéfanó-J
lias no conucrnia:antcs feria bie feñalada friat
dad que vn rey vinieíTe momo.de fu propriafor
ma derey . Porque aquel plazer que auemosdí
eho recreceríe co la ncuedad,enefte caíb falt»
ria . Que a na di« es nueuo q el principe, fea el
principe?y aun el quado vieflen todos q demás
de fer rey,quiere también entonces parecerlo,
claro efta que perdería la libertad de hazer to '.
das aquellas cofas, q fon fuera déla mageftad
dercy,y aun Genfemejante fieftifeiebaluief
fe algún ruydo donde fedieflen buenas cuchi
Hadas:podria dezir alguno q el rey fupo lo q hi
zo en venir momo hecho rey,porque no le cu»
ÍiielTe parte de aql peljgro.Tras efto auria ene
lo otra gracia,que haziendo fe rey burlando,
defpues enlas veras,quando eftuuieiTe fin max
<cara,lo parecería de burlas. Y podría fer q fuef
fe aqllo la verdadera memo ria. Mas ciertamen
te fiel principe en tales fieílas toma forma nue
ua, y trata llanamente conlosfuyos s pero de
tal manera qué pueda fer conocido, cobra con
"defprecrarfugrandezaotramayof grandeza,
y es querer He tur a los otros no en autoridad,
fino en virtud,ymoftraíjque para fu valor no
ay nece'fsidad de fer principc.Digo pues que el
cortefano enlas fieftas qye_auenios dicho de ar
mas dsue tener efta miftnarconílderacion cófor
me a fu eftado; Enel bohfeir dsfpues fobre vna
mnla;enel iuchar,corrcr y (altar huya quanto
V. %,.: .1 pudia
Libro fegtindoJ fó.t^.
pudiere la multitud del pueblo,o alómenos de
xefe ver pocas vezes.Porq no ay enel mudo co>
fa can exceléte,dela qual ignorantes no (e har
ten y vengan a tenerla en poco fi iaveen muy
a menudo. El mifmo fefo quiero que tenga en
lo déla mufica.Yno lo haga como muchos q a#
donde quiera q fe hallen , hafta con Tenores q.
nunca ayan vifto.luego en llegando fin dexac
fe mucho rogar/e ponen ahazer loque faben.y
aun alguna vez cambié lo que no faben.Dema
ñera q ya parece qno ayan venido alli fino poc
aquello,y q tenga folo aql officio por proprio.
T iña,luego y cante él cortefano fola mente co»
moporvn paffatiempo,yaun eftocafi forjado
no en prefencia de géte baxa ni de mucho pue
blo. Y aun que fepa bien el arce,y en tienda pee
fe&ameotelo que haze,diiTimuleelcftudioc|
oui ere puerto enello y la fatiga , Ja qual es nc-
cefiaria en toda cofa para hazeríe bien, y mué*
ftre en fi cafi defpreciar aquella gracia con tan
buena maña,que por vna parte, léñale tenerla
en poco,y por otra procure de hazerla tan ma3
xauillofam:ntetque todos (ala tengan en mu
cho . Di xo entonces Gafpar palleuicino.Mu
chas maneras aydemufica afsien catar como
en tañer . Por effo yo folgaria de faber qual fea
la mejor,y a que tiempo deue vfar eíla el corto
fano.Muy buena mufica refpodio micer Federi
fo me parece catar dieftraméte porel libro,mai
l. iiij aun
El cortefano.
aun pJenfó que es mejor cantar folo y con vna
vihuela. Porque coda la dulzura confifte can
envno que catite iblo5y con mayor ateneionfe
nota y fe entiende el buen modo y el ayrc , no
ocupándole Josoydos en mas de vna íbla boz:
.que fi fe ocupan en muchas : y alü entonces fe
juzga mas delgadamente vn yerro por peque
ño que fea. Lo que no acaefce fi muchos cacan.
Porque el vno ayuda alotro.Masporlo que yo
eftoy mejor con el cantar con vna vihuela : es
por lo que vulgarmente llamamos recitar , el
qual da tata gracia y fuerza a las palabras, que
es marauilla. Traen afsi mífmo grande y gétü
armonia los inftrumentos de teclarporque tic»
nen las consonancias muy perfe£tas:y racilmé
te fe pueden hazer enellos muchas cofas que a
nuefíros fentidos parefcen dulces. No deleyta
menos vna mufica de quatro vihuelas de arco
porque es eftrañamentefuaue y anificiofa.F.l
cantar affienta muy bien en todos eftos inílru
mencos.Delos guales baílale al cortefano te«
nernoticia,aunqueqjianto mas excelente fue
reenellos^tantomejorfera.Perono cure mu
cho délos que Minerua y Alcibiades defecha-
jon . Porque parece que en cierta manera fon
defabridos . El tiempo en que mas fe pueden
vfar todas eftas muficas, pie-nfo yo que feaca«i
da vez que el hombre fe halle con vna compás
¿a familias ds amiflad quando no aya otros ne
,- r, ge dos
Libro fe gun do: fb.8?
gecios . Sera mejor y conuerna mucho mas , íi
fuere entre mugeres , Porque eneftola preferí
cia y viftadellasfuelcn ablandar y enternecer
los corazones de los que eftan prefenres , y los
hazen mas aparejados a que enellos mas hóda
mente penetre la fuauidad déla mufica, y aun
leuantan el fpiritu de quien la haze . Toda via
fera enefto neceíTario(comoya hedicho)huyr
la multitud en efpecia t de gente baxa.La guia
y quafi el alma de todas eftas cofas ha de fer la
diicrecion,porque realmente feria impofiblo
imaginar todas los cafos que pueden offrecer-
fe. Yafsi fiel cortefano fuera buen juez defi mif
mo,íabra bien conformarle con Jos tiempos , y
conocer la difpoíicion y la gana délos que ouie
rendecfcucharle.luzgarafumiímaedad,yha
liara quandefconueniblecofa,yquanra rifa fe
lia ver vn hombre de alguna autoridad, vicio
canoyfindie;itesjlleno de rugas con vnavi»
huela enlas manos, tañendo y cantando entra
damas,aunque lo hizielíe razón ableméte . De
mas déla vifta enefto que feria harto para reyr
auria otra bien gran burl2,que el en femé jante
cafo,no podría fino cantar cofa? de amores, y
ya veys en vn viejo tal qualausmos dicho co*
mo quadraria por mas que el entre onos mila*
gros íuyos moflraiTe de holgar mucho de cncé»
der a defpecho de fu vejez el yelo de fuá entra
ñas. Refpondio entonces el magnifico luiíari
L v No
Eleortefano.
No quiteys agora fcñor a los cuytados de los
viejos cfte plazer déla mufica,que yo he cono
cido ya hartos hombres de mucha edad tener
muy iingular boz,y fer dieftros y fueltos en el
tañer,tanco que Ueuauan enefto gran ventaja
a algunos mocos.Nó quiero yo(dixo micer Fe
derico>quitaralosviejoseíteplazer,peroqu¡6
lo quitaros a \-oíbtros,y a eftasíeñoras que no
os riaysdel]os,fi quieren los viejos tañer y can
tar.mucho e n ora buena ,haga 4o en fecr eto pa
rafi miímosjf ola mente por dcfcanfar délos in
fcajoíbs pensamientos y graues cuydadosdeq
nueftra vida efta íiempre llcna,y por guftar aq
lia diuinidad,la qual creo yo que guííauan Pi*
tagoras y Sócrates enla muíica.Y h ellos por vé
tura no fueren muy diedros en hazer alome»
nos de eftar enélla acoítumbrados,les verna e*
fte bien,que por vn cierto abito hecho en lus al
mas recibirán mayor güito deuyrla que otro
qualquieraque nolavuiefle vfado nituuieíTe
della alguna noticia. Porque aísi como los brai
c,osdevnherrero(aunque de Tuyo fuellen fío*
xos)terianpor citar exercitados en aql marti«
llar contino,quica para mas que los de otro hó
bre naturalmente rezio,pero no vfado a cofas
de traba jo,afsi los oydos exercitados enla muli
ca muy mejor,y mas preño la entenderán,) có
mas deleyte la juzgará q otros por buenos y (o
tiles qfeá,no fiédo vfados en ladjueríidadde
(Ü6Confonácias.Porqrealmcteaeftos c] viene
ñus
Libro fegundo fo.Só
nuenos a oyrla ,no les entra las dirTerécias nilos
buenos putos della, antes iín dxarles ningú gu
fto defi pafsá de largo.No embárgate qhafta las.
fieras(como ya aquife ha dicho)huelgué tábie
có ella,afsi q efte es propriaméte el plazar q ha
decaberalos viejosdeta mufica.Lomifmo a
de fer enel dac.ar.Porq ala verdad eftos exerci-
cíos fe ha de dexar primero,q la edad nos fueí
ce a dexarlos. Luego mejor feria dixo morello ,
de ortonaf^cafienojado^facardelacuéta todos'*
los vie)os,ydezir q folaméte los mocos ha defef
llamados cortefanos.Riofe micer federico,y di
jco.Gonoceys agora fcñor morello como losq
andan tras ellas cofas déla gala lino fon mogos
trabajan alómenos de perecerlo, y afsi fe riñen-
loscabellos y fe ha/é la barua dos vezes enla fe
mana,yefto esporqla natura les dize al oydo
q andar de aqllas frefcuras o mocedades,no có
uiene fino alos mogos. Rieró liefto rodas aqllas
feñoras q allí eítauá ,porq vieron q aquellas pa
labras derechaméte tocauan a morello , y afsi
pareció qlfecorrovn pocodellas.Proííguioa*
delante micer Federico diziendo,otras mane «
ras de paíatiépos ay có mngeres coformes alos
viejosiqtalesdixoMorelloídireysvosagoraít
amanoviene,qcontarconfejas.YaunefiotaiTi
bien ( rcfpondio micer Federico .-") Pero cada
edad(comofabeys)trae configo fus paffatiSpos
tienen alguna virtud propria,yafsimifmo al*
gun proprio vicio ¿ Pot eflb los viejos co
ma
Elccrtefano
mo por vna parte fon ordinariamente pruden
tes templados,aftutos:afsi tambié por otra ion
grandes habladores,efcafós,pefados,medrofos
fiempre riñen en cafa,afperos có fus hi jos,quie
xen que todos fean hechos a fu güito . Por el có
trario los mancebos fon animofos francos, vef
daderos y llanos,mas también fon burladores,
ymudables,queen vn punto aman y defaman
niel tos a todos fus apetitos,y enemigos de bue
••nos confe |os.Dcftos dos eitremos de edades, la
de enmedio es la mas templada: jorque ya de-
xo las malas condiciones de la mocedad , y no
ha llegado aun alas déla vejez. Afsi que eftos
que eltan ya cafi al cabo cumple que co el bue
fefo fepan corregir fus vicios naturales. Por ef
fo deuen los viejos guardarfe de loarfe mucho
Ír ce las otras tacnas-quefegun auemos dicho)
es fon proprias,y aprouecharfe de aquella pru
dencia,y buen conocimiento que porlargo vío
auran alcanzado,y fer cafi como vnos prophe-
tasembiados por Dios alosquequifieren pe
dirles confejo. Han de tener buena gracia en
contarlo que Tupieren, de manera que venga
bien a propofito,acompsñando la grauedad de
los años con vna conuerfacion dulce y templa
da.Conefto podran fer buenos cortefanos , y fa
bran eftar conhombres, y los que lo» trataren,
holgaran en todo tiempo con ellos aunque no
los vean cantar ni tañer,ni los v«an dan§er .
oí- Acuer
Libro fegundo. £0.7%
Acuerdenfe también quádo hiziere al cafo, de
moftrartu valor en las cofas de calidad. Efte
mifmo jny zio han de tener los mácebos, no en
feguir el eftilo dclosvie}os3porque claro efta,
que lo que conuiene ?. los vnos no cuuernia en
todo, a los otros,y fuele fe dezir, que ftsucho fe
fo en hombre ¡11050 es mala feñal,peró tengan
le en corregir fus vicios naturales. Por eflb yo
me huelgo algunas vezes de ver vn mancebo,
eíp ecial mete en cofas de arm as,que fea vn po
co graue.y callado fin pefo , y que efte algo fo
bre fijfin aquellas defembolturas y defafofne-
gosque en tal edad fe veenacadapaflb. Por
que los que efto tienen pareceme que alean*
can vn nofeque mas que los otros .Tras efto a*
quella manera afsifbflegadafenaíá vna cierta
braueza de notar, porque es de creer que afir
tiempo fe mouera,no por yra:fiiio por júyzioj
y fera masgouernada por Ja razón que por el a
£etico. Efta es laque cafi fiempre enlos hom*
res de grande animo fe conoce. Y a (si mefino
la vernos en aquellos animales brutos que tic*
nen mas nobleza y corado que los otros, como
cnel León y enel Águila . Y efto no es fin cato
ía v Porque aquel prefto y fu riofomouímiento
fin palabras,ni otra feñal decoleraque > contó*
da fu fuerca recogida juntamente en vn punto
cafi como la pelota del efcopet3,rompe y rebié
ta de aquel fofsiego que es fu contrario , tiene
mayos
El cortetano.
inayor videncia e ímpetu que no aquel otro q"
cíecieríSo por grados fe enciende poco a poco
Poreffo aquellos óauiendo de entrar en- algún
6eligro habla mucho, y anda falcado acá y acu
afinfabereftar qdos parece^qtodo el esfuerzo
fe les va en aqllo,fegü dize nueftro pero mote,
acóteceles como a los muchachos q andado de
noche catan demiedo.Afsi q como en vn mace
bola mocedad foffegada y madura es de loar,
porq parece entonces que la liuiandadjlaqual
en tal edad es vna muy común tacha v fe tiern*
Íla y fe¿corrige,afsi en vn viejo feha de preciaí
a vejez verde ybiua porque feñala que la biue
za y esfuerzo del fpiritu es tan grande que ca>
lienta y da fuerza a aquella edad ñaca y fria, y
la loltiene en aquel buémcdío,que es la mejor
parte de nueftra vida . Pero en fin aun todas e-
' lias calidades no bañarían en nueilro cortefa*
jio para al cancar, vna excelenceopiniongene
. tal con feñoresy caualíeros y damas jfinb
alcangaíie juntamente con ello vn gen-
¡.' .; - tilyguciofotratoenlaconuerfa
r «ion familiar con todos.

,C4
Libro fegundo. foif
^Capitulo. 2.encl qual proíiguieri-
i do micer Federico íli platica dize quo tal ha
de feria conuerfacion del corte laño có
elprincipey conlasotras per.
fona».

|ELA CONVERSACIÓN
del cortefano creo yo que con tra-
j bajo fepueda dar regla cierta ,potf
j las infinitas y diuerfas maneras do
conuerfar que feveen a cada paflo. Tanto que
de quantos hombres ay enel mundo, no fe na*
liarían dosjquefuéflen totalmente de vna rriif
mi condición y arte.PorefTo quien ha de apÜ"
carie ala conuerfacion de tantos, es neceflaria
que fe rija con fu proprio juyzio,y conociendo
las deferencias délos vnos y de los otros > cada.
dia,y cada ora mude el eftilo y manera corifeo
me al punto, y a la calidad dc'aquellbs con¿
quien tratare . Quanto yo por mí os digo que
enefto nofabria dar otras reglas, fino Jas quet
ya'os he dado.Las quales(fcgun me pare)apr©
dio el feñor Morello , confcffandofe quande»
era mochacho. fRiofe «neíio Emilia y di-
%o é Vos feñor micer Federico andays por ef-
cufarosde trabajo, mas no os ha de aproue-
«har nada» que aquí aueys de hablar fobre.
El cortefano.1
«Robarla que fea ora de yrfe adormir.Yíi yo
feñora(refpondio micer Federico) no tengo q
dezir'Ay fe vera dixo Emilia vaeftro ingenio.
Y como (i es verdad lo que hartas vczes he oy*
do dezir,quc vuo ya en el ma ndo hombres tan
ingeniólas y eloquentes,que cópufíeron libros
en loor de la mofea , y no les falto que efereuir
fobre ello,otros en loor déla quartana, otros
loando el fer caluo,no fereysvos agora bailan .
te afaberhallarquedezirvnratode la noche
fobre cortefania ? Ya feñora(refpondio micer
Federico)nos aliemos quebrado tanto la cabe*
ca fobre efto^yauemos paffado tátascofas, que
bien-le pudieran auer hecho dos libros dello.
Mas pues no me vale jufticia ni razón yo ha*
blare hafta que auos os parezca que aya cami
olido con loquefoy obligado,o alómenos con
Jo que pudiere . Yo pienfo que la conuerfacion
a quemas el cortefano có todas fus fuerzas há
detener ojo para hazerla dulce y agradable
ha-de. fer la que ouiere de téher Con fu principe
y pueltoque enefte nombre de comierfacion
trayga configo vna cierta fígnificacio de ygual
dad que par&ce no poder caber entre feñor y
criad3,toda via nofotrospor agora la llamare
mos afsLQuíero pues que el cortefano demás
déaneryadadoy dar cada día grandes prueí
uas de fn va!or,fe de con todofu coracon y per»
femiéto a amax,ycafi adobar íobretodaotra hii
j mana
Libro fegttndo fe. f«
ftiaria cofa al principe a quien firuiere, y fu vo
luntad y fus coftum bres.y fus arres todas las en
derece al plazer del . A efto no efperando mas
Pedro de ñapóles dixo. Dedos corcefanos hará
tos fe hallarían oy en día por nüeftros pecados.
Que vos(fegun me parece) en lugar de pintar
nos vn bué cortefano nos aueys pintado en bre
ues palabras vn gentil lifongero. Vososenga
ñaysdfxomícer Federico. Porque loslifonge
ros no aman a fus feñoresni a fus amigos . Lo
qual fegun ya be dicho)no ha de caber en nue-
ítro cortefano .Antes fu principal fin ha de fer
amar a quien deue-i Pero bien veys vos que a-
gradar^y feguir la voluntad del feñor, aquicn
leruÍ9irepu«deK»^«sr fácilmente fin lifonja.
Porque yoaqui no entiendo a- Hablar 3 fino de
las cofas puetlas en razón y.ho/ieltas t o verda*
deramente de aquellas que; en fí no fon buenas
ni malas comoferia el,|ugar>9 el darfe mas aun
exercicioqiieaptro.Eneíiasquiero.yoqueei
cortefano ,( aunque le venga cuefta arriba ; fe
fuerce, y eñe enellas , de manera que fu feñoc
lientpre que^le vea piéfe que le h<l de hablar en
cofas que lean de fu gufto .Efto alcanzarlo ha
fi tuuiere buen juyzio para conocerlo que, el
principe ha gana, eingenio,y cordura para fa-
berfe aplicara aquello, y determinación para
hazer con buena voluntad, lo que por ventura
no hiziera fino por fuerza. Teniédo toda se fias
M cofaa
« ' .n Elcortefand.
Cofas,Tinnea delantefu principe tftara défla»
ferido,ni trifte ni callado co dcfgufto,comomü
chos que fiemprc parece que eftan agrauiádoa
dcfus feñores,yeftaesvnatachahartoaborre
cible.Lo qual muchas* vezesíude acaefcet.
Que no fe por qual dcfdicha nueftra anda fjetn
pré portas cortes délos reyes efta peftilen cia,q
ordinariamente los que fon masbicn tratados
délos feñores y mas medrados y baxosvfiíbir a
• tener auftoridad y honra , eflos fe quexan mas
defcaradamcnte,y di zen peor dellos qué loso*
'tros que por ventura podiianhazerlocon aJgu
na caufa* Y ala yerdad eftosy aquellos* todos
t fon de culpar grauementefii» hazeni Guardar
• fe ha nueftro coreeíano d« prefumir locamente
• y de tr y& nu*"**«nofoía' • N© fer/ihdífcrero
- endezír palabras que dfendá por dezirías que
agraden. No féra pertinaz,ni porfiado, como
algunos que no huelgan finode ftr pefados ,e
irnpqrtunos,que han tomado porofficiodecó*
tradéztr grofleraméte a toda cofaé No féra chif
rnerojviáno ni mentirbfo,Bofah&rron,ni lirón
gero firtotempháo y comcdidó,dfnjerido üem
pre(efpécialméteenpubKco)elácWflmieritoa
fu principe^Comocriadó 16 deüéi^haraloq
hazé mucho^ci en topan do coqfialqHÍ*r gra fe
> íor:potfblóáúerle hablad* vaavéz* Juego fe
1 va pira el muy famíliarméte óS+ha rifa finí*
plexo vn gefto muy conucífable o muy necio
. • " hablan
m uprpiegundo. F0.90
habIa,ybnrláconeI táfiFirefpecT:o,corno Gfuef
fe y.ny^ualdellosjoqui^a otro menor a quien
quiíiefien fauorccer.Pocas vezcs.ocafi nuca pe
dir a vn feñor.cpfa para ti rnifmp,porq efta enla
.mano,qteí)iédoaqIaquié la pidiere empacho
de negar Ja/eladara mas por vergueta qpqr vo
luntad. Y afsi no podra dártela fino defabrida*
rnéte,yde.rnal arte. Lo quaí feria mucho peor,
. <j fiTela negafe d«terminadaméte.Yaü fi vuie-
re de pedir algo para otros mirara tábieh el [i$
po difcretaméte.y no pedirá fino ló q fuere hp
nefto,y jüfto.Y offrscerfe ha a pedirlo.demano
ra qfi é ello vuiere algo q pueda caufar algún*
pefadúbre^o fin fabor,fequite luego aqllo,y b¿a
raco buena maña,q las dificultades parecáli-
uianas.Enfin fepa traer el negocio de tal arte,
a'aql feñor.Ic cócedaentocesJoq le pidiere, o
órnenos fií^lpnegare^o qde có efcnipuJodje
auerfelonegadp^no fatisfechode auerfe viftp
có defembaraco yjibertad <íno darfelconocirie
do daríéJo.Porq alas vezes los fegores quádóal
guno íes pide algocó grá heruQr^iiojodájpafe
celes q qda muy ofendido aqíjal en no auer al
cacado e>fa,qtátQdeíTeaiia,ypor el mifmo caíi>
comieda a qtejie maí5porq fpípechá q aql tibié
deagrauiaejo Jes quiere mal aeilosjyaf»ipor
vnaqierMvergu^aydefc6fian«;aqdel tienen
yienéa CargarfeQÓel cada dia. mas,y n(ica fe-afc
fegurá para; podédetener^uenayplüntad^P^o
cura» tábien nueftro cortelanó de fer^por mas
M ij *u<ftoíl ^
1 cori
i . ? Él ccrtefatio :
atiftoridadquetenga)comedido con fu feñof,
en no entrar adonde el «fi uniere , quádo le vea
retraydofi primero no fuere llamado. Poique
• fuclen los Tenores qttardo eftari en fecreto, bol
gar de poder hablar a iuplazér, y hazer loque
• leles antoiafucjtamente; fin embarazo de na-
d iejy por effo no quieren fer viftos.ni oy dos de
perfora que pueda notarles algo^'r cierro en
«fió rio dexan dé tener alguna razón. Antes no
la tienen aquellos que Jes echan culpa,porque
«tkflcnerifu cámara peifonas baxas y de poco
fer para otras cofas fino para aquello de feruir,
y de chocarrearle con ellos algunos ratos.Bite*
■ r«o es que teniendo nofotrús nueftrós paíTatié*
|>os^né nbspefeque ellos quefon (eñoreslos té
• gan tarñbien-.Por eífbfi el cortefáno que fuere
'liaturaiméntegraue yacofíumbrado a tratar
coTas de importancia íehalláre alguna vez con
algún feñordeflosenparte* donde aya de eftat
•con elfa'miliaimente,deué mudar todo íuefti
io^omando cafjvna nueua forma,y dexar las
cofas dé Calidad' páTaotrtfótalhaziehdo fu cóú
ueifat iun dulce tratando de burlas y cofas di
'pljzer¿y conformándole, con í© que entonces
mas conúiníére para nc atajarle (u paila riem.
'po.En fineneftó,y en toda otra cofa mire mu-
fcho en no íwlésodioíojy efpere que los buenos
tratamientos y fauores Je verigan.y c] no mué»
' fice el folicicario* ni bufcailos tan
:> ■■'■■■'■■ delcnbierta
'"^'mewe
Libcofe gnrido: fo. 91
mente comolo h¿¿m muchos, que-parece que
les vaia vida enaquello y ii les acaefce quedar;
desfauorecidos algüd¡4,oyecn que otros que*
dan mejor,entri(tecenfe , y anguiHanle tanto,
que no pueden dilsimular fu embidu,haíta lie
garla cofa aj termino, que ya todos corren a
verlos para buclar.y holgar con tanbuena fie*
fta,y aun {o^mifinas fenoresjhuelgan de fauare
ceraotrodelantedeUospor haterlos rauiar.
Ellos mifmos quan do deipues le hallan con al*
gunamiferia de pr3fperidad,andan luego rari
leuantados y tanbeudos,con aquella fuhinj»
chada vfaneza,que no-caben en fi ni' faben do
echar las m jivjs ni do poner los pies, y eftan a
dos dedos dellam h a todos fus amigo$,que vé
gan a ver aquella fu bienauéturanc,a, y alegrar
fe con ellos della. No quiero yo que fea como
efte,nueftro cortefano. Mas tampoco fe entier»
de que me parezca mal que ame el fauor , Pero
no le ha de tener en tanto,quemueftre no po
der biuir fin el. Y quajldo le alca nc^re no fe al
borote conelcom »có cofa nueua,m léñale ma
rauillarfcde auerle alcancía . Mire también
quenolerehufebaxaiTi:nte,com>»a!§fJ!ios q
de grolleros, o de cortos; no, .faben . refcebir las
honrasquéJeshazen.linoquedetalmanerafe
e ieogen,que dan 9. encéder no tenerle porme-
refeedores dellas bien feria yo, de opinión, que
el hombre toda, via procurare mas ay na de de
M iij " xaí
EleortéTárié'/'--,
jcarfe eftarvn poco a tras que deyrrñuy delan
tero enlas cofa,y q no fuelle muy fácil en acep
tar los fauores que" Tele orTrecieflen , fino qmoa
ItraíTe re bufarlos templadame me,agradeáen
dolos,y eítirrundoloscort tanbué arte, que el
que feíos hiziefle quedado con gana y caíi con
obligado de hazerfelos mayores cada día. Por
2ue vemos por expenencia(yefta en razó que
nofotrosno admitimos liuianaméte elfauor,
fino que eonel modo ya dicho lerehufamos vn
poco como a cofa 5 nos viene ancha, luego Je
parece a quien nos le haze quetenemos en mu
cho íu autoridad, y fabemos conocerla hora
ra que dé fu parte nos vjen«,y afsi queda cé gu
lio,y con gloria de auernos honrado. Eftos fon
los verdaderos,y bíen fundados fauores que ha
zen fer eftimados los hombres.Porque no fiédo
alcanzados por negociación , ni pedidos como
por limolua,claro efta que cada vno ha de pen
far quefe aloaucaro por pura virtud y méritos, :
en efpecial figuieudofe luego traadlos llano*
za y humildad en quién los recibe . Pareceme
Ídixo entonces micer Cefar g6^aga)que auey*
uirtado élTepafTo del i*.uangelio,donde dizé.
Quandofueres comhidído érí alguna boda ib
fientaté enel lugar"rrfts b^xoporq viniédo aql
q tevuiere cóbidado te dig'4 amigo fubid ac*
mas arriba, y afsi cóeft as palabras cjdaras hora
do cnprcfcncia de los otrosqu^é alli eíiuuieré¿
^. »-* i- ■■■> Riofe
Libro fegundo fo.«j
RiofemícerFederico y dixo.No hiziera yo tal
porla vida,qucfueragran facrilegio hurtar del
euangelio.Pero con todo vos íoys va hombre
harto mas do'&o en la fagrada efcriptura de lo
que yo pcnfaua.Trasefto profiguio adelante fu
habla diziendo.Pcnfad bien enquanta afreiw
ta fe ponen, los que a ciegas fin Caber como fe
meten en platicas con Tenores. La ganancia q
por lo menos licúan defto, es que aquel feñot
con quien ellos andan por trauar.luego comie
c,a * (ecarfe,y no les re fponde, o (i les refponde
es tan defabridamente, que todos lo conocen,
íi ellas diligencias no le bailan para echar de 15
ellos importunos,buelue la cabera a otra parte
y dexalos claramente como a perdidos . Afsi
que por alcanzar de los Tenores que los hagan
honra ningún caminoay tal como merecerla*
Y no conuiene que el hombre en viendo a o*
tro auer llegado a tener cabida con algnn Te
nor,fe ponga luego a Teguir los mifmos paflos,
penfarido por allí llegar adonde el otro llego.
Porque ya veys que vn a mii:hu cofa no parece
bien en todos. Hallareys vno a quien Dios a ■
ura dado vna gracia tan natural que no dirá ni
hará cofa que no os haga reyr con ella, y fi otro
que naturalmente tire algo a lo graue , y a las
cofas de felb,que quinero ponerfe enhazer lo
mifmo,eHara enla mano que por muy auifado
..' ... Miñj q««
• Elcortefafto.
querea.quectarafrioy randeígraciadaque po
ga haflio a quien l« oyga , y enrin íera como el
afhoqueporhazeiloqnehaziael Perro reto
bando pufo las patas etilos pechos de fu Tenor»
Por eflo es neceíTario , que cada vno cono
ciendo fe flf>i,conozca fus rhifmas fuerzas, y (é
aplique donde fu abilidad le lleuarej confide*
randofíempreloqueesdefeguirydehuyr.Ao
tes que pafleys mas adelante (di yo aquí Vine?
ció ca)meta)me parece(fi yo bien lohe entcn-
dido)dixiítespocoha que el mejor camino pa
ti alcanzar que os hagan honra, es merecería,
Ír qtie mas ayna deuo el cor refano efperalla q
e venga qyr a burfear la locamente. Yo dudo
que eta regla i era tan prouechoía,como vos la
hazeys, y aun parece q U experiencia eirá en
•contrario.Porqueoyendia (olamcnte ion fa#
uorecdosdeios Tenores los que andan carga
dos de ptefuncion,y vos pocleys Ter buen telti-
fo defto que aureys vifto algunos que eitauan
arto ca ydos, y bien oluidados de tus Tenores,.
y defpues con Polo el preTumir Te valieron y He
garoh a fer queridos y eftimados.Deftos vemos
infinitos a cada paflb.Pero de eíTotros que con
buen tiento y con templanza ayan fubido y me
drado,yo de mi os diga , que aun hada aquí no
he vifto ninguno,y vos penTad cncllo quanto
quifieredes3que también creo que hallaxeys
harto pocos,y íimirays la corte de franuafja
qual
Libro fegundd. fo 95
3u al en nucftros tiempos es vna deles mejores
eiachriflundad hallareys cnella que todos
los mas cabidos y eftimados tienen vna prefun
eionlocaj no {clámentela tienen vnos cono-
tros.mas aun con el mifmo rey . No digays ef
fe(refpondio micer Fedtrico)que antes en Frá
cía ion todos muy bien ct iados,vcrdad es que
tienen vna cierta liberrad,y vna conuertacior»
(uelra,l¡¡ qual es natural a toda aquella nación
Afsique porefíbnofe deuenllamar foberuiot
ni locos, pora uc ya es (liarte aquella. Yaunq
burlen y huelguen como hombres que prelu
rnen mas délo que es razon.no dexan en (u caí
fo de preciar y honrar mucho a las perfonasde
valor y bien criadas .Refpondio el Calmeta.
Mirad los Efpañoles quefon auidps por grades
cortefanos,ea dezid u hallareys muchos que
no traygan confígo vna foberuia y fantaíia lo*
ca donde quiera que fe hallen con hombres y
mugeres?y raneo masque los fran<:eles,quanto
ala primera villa os parecerá mas dulces y mas
maníes. Y en verdad yo los rengo incito por
cuerdos.Porquc(comodixe)leñoresd nuenro
tiempo af$i quieren los hombres. No os fufri
reyo(refpondio micer Federico") que pongays
eíía cacha en los Tenores de nueftro tiépo . Que
muchos dellos hallaríamos muy 3 migosde h5
bresllanosy de buena crianza. Laqual yopot
CÍ10 no digo queíola baile a hazer que el hom-
:. M v bre
r '• El eortefano
bre fea «(limado y bien querido,pero tégo por
determinado que (i fe juntare con vn buen va
lor, traerá mucha honra al que lo pofTeyete , y
aunque ella no hable de {i las honradas obras
hablaran donde quiera que menefter fuere ,y
(eran puertas en mayor precio que (i fe mezcla
con prefuncion y_ locura. Con todo no niego
So que no aya muchos efpañoles muy locos y
enosdevnafantafia harto pefada pero digo
que los de mayor punto y todos aquellos que
fe apartan déla vanda,comunmeute fon Man*
dos,y manfos,y bien criados.Difcurriédo mas
adelante,hallaníé otros hombres de otra cali
dad tan frios y tan encogidos , que ordinaria»
mente andan apartados,huyendode conuer-
íacion.de manera que fe hazentener,o por em
pachados,o por ibbernias.Y eftos por ninguna
vial os alabo, ni quiero que la templanza fea
tan feca que llegue a fer grofferia . Pero fea el
cortefano(quando hiziere al cafo)largo y abú<
dofo en fu canuerfació,y íi fe ofFreciere hablar
en cofas graues,hableenellas como hobre fa¿
bio y pruden te,y tenga juyzio para faberfe cq
formar con las coftu mbres délas ti erras donde
. fehallare.Defpues enlas otras cofas de menos
fubftácia fea dulce y alegre teniédo ñéprepor
fundamento la yirtud.no embidiofo ni maldi»
ziéte ni cure de ganar arnift ades o haziédas por
viuyncs caminos y vergon^ofos, ni por medios
^Sí' v - defa
Ldbro fegtthdór „ ^ „ fo.94
defaftrados , Pues yo os feguro di xó entonces'
el Calmeta ,q Codos los otros caminos ¿proue*
chan por ventura manos qeltbs qué vos agora
aueys códenado por tan malos. Porq oy en día
(eme efto quiero tornar a dezir cient vezes)los
léñores nón-azehbieri,fino a los que fe vale por
eíTasviasillicitas y defendidas. Nodigays eC
€0 ^refporidio micer Federico ) que, deüa ma
nera todos los feñores de nueurotiempo feria
malos. Loqual ciertamente vemos no ftr afsi,
antes ay muchos buenos, Masfi nueftro Corte
fano.por fu defdícha vuiere tropecado é feruit-
a alguno délos ruynes , en la rnUma ora que le
conoza por tal , defpidafe de fu feruicio por
lio fentir el dolor que fien ten los buenos quar*
do fíruen a los malos. Valdraos mas a la fe
(refpondio el Calmeta) Gleacertaredes bue
no . Que yadefpues quando el mal recaudo e-
fta hecho, aueys de fuffrir el que Dios os ha
dado , o fea bueno , o Ce* malo . Porque mu-
chos,ygrandes refpe&os fuerzan a vn hombre
de bien a perfeuerarenel feruicio dc'vn feñof
defpuesqueha comentado aieruirle.Lama*
la dicha toda efta en no acertar al principio, y
enefte cafo fon Jos certefanos como las triftes
aués que nacen en el trifte valle . A mi me pa*
recef dixo micer Federico'Jque la razón deue
fiemprc tener mas fuerza que los rcfpe£los,y
aíiuemediado folamente queeLcauallerono
¿ íü-'l dexe
E! cortefano.
dexe a fu féíí ir en mitadde vn» guerra o en at
gin a adue<-fi Jad.de manera ó parezca que la
dexo por mapr arfe ,o porque le veya en tá ba*.
xo eílado que no efperaua poder medrar con
el,en todo otro tiempo puede y dsue defpedit*
fe de fu Peruicio,enel qual (i porfiarte a perféue
rar no podría fino dííáutoruarfe mucho entre
los hornbresds honra , Parque razón es penfac.
que quien íirue a los buanos es bueno , y malo
quien firue 4 los malos. Qvierria.dixo entóce»
Ludouico pio)que me faca!Tede> de vna duba
da.yesefta. Sivn cauallero que biue convn
principe o con vn feñor, es obligado aobede*
cerlc cillas cofas injuítasquele mandare? En
cofas incitas (refpondio micer Federico/no de
uemos obedecer a nadie; Replico Ludouico
pio.Yfiyoeftoy enferuiciodevn feñor q me
trate bien,y tenga cófi an<ja de mi que le he de
feruirehtodolo queme fuere pofsible", man*
dándome que mate vn hombre, o haga otra
qual quíer«ofa,nolahare? Vosdsueys(dixt>
micer fcderico)hajser el mandamiento de vue
ftro feñor en todo lo que aql lefuere prouecho
yhonra,nosnhquehade(Vd~aiío y verguea»
^a.PoreiTofi«losminJa(req,huieíre.des.yiO«»
traycion,no fojamente leriades obligado a ha.
zería,mas ferio yades a no hazerla por [oque
cumpliría a entrambos . Qu<) noaueysyos de
perjudicar vueflxahonra,y ler miiúftro.dcla m
:.. - fainia
Libro fegundo 'fo.p*
Iamia de aquel con quien biuis . Verdad es que
muchas cofas traen aj principio color debue*
rías que fon malas^y muchas le traen de malas
«que fon buenas.Pero eflo alguna vez es licito q
elhombre por feruicio de fu feñor mate mil ho
tres,quanto más vno , y haga otras cofas , las
quale s a quien no Jas confíderafle bien ,parece
lian malas,no fiendolo. Dixo entonces Gafraf
Íallauicino.Suplico os agora feñor que por me
azer merced hableys en elfo vn poco.y nos de
cíareys como fe puedan conocerlas cofas real
mente buenas entre las aparentes. Sivosmá«
days Señór(refpondio micei Federíco)yopcr
agora no me deterne en todo eflb,que feria va
largopróceiTo,íino que lo remito tod<y a vue-
ftro buen juyzio ¿telarañas replico'<3aTpar
pallauicindálorrieribsotra dubda . ÍUfpodio
micer Federico . Que dubda quereys que os de
clare? Quelriafrber dixo Gafpar palláuicíño.
Dándome vn íeñorcargo de a Jgun negoció c5
inftruciünesíaffadá^deloqueoüiefí'cdchazet
fi defpues tnelproceflb de aquella negocia tjo
yo viefTe venir lascólas de manera que párecie
líe poderfehazer aquel negocio mejor, y mas
breuementey con mas honra no rigiédemepu
tualmente,por los memoriales dados dtfde el
principio,fideuotodáuiaeilar atado a Jas in-
IhuycioneSiOgoücrnarmepormi mifmo juy-
íio,y poxlo <^ue viere fucedtrenla cofa . Reí*
podio
cicorreíanu»
pondío entonces micer Federico,: Yo eneflo os
diría lo 6 fiento folo con exéplo de Manlio tor
quato(elqual por derrufiado amor q tuuoa íu
J>atria mato a lu hi]o)fi yo efte tal hecho Tuyo
o appi ouaíTc tot almente,mas enuerdad no le
aprueuo,ni capo co ofo conde n arle cótra la opi
nió,y auáoridad detantos años.Porq fin dubda
es harto peligro enlos cargos que os dan torcer
delosnundamieiitos délos feñores, confiando
inasdjeyueftro juyzioqdelas reglas por ellos
dadasjqfi por cafo vueftro fe fo os engaña y la
cofa fajfJií,al,ya qüanto aloprímerono aueyf
hecho lo q os mandará y defpuesáueys echa*
.¿ó a fieifdetco vueftras júroprias manos el negó
<iq atener recurfi) a ninguna difcu|pa,niqda
»os (efpjferá^ade perdon,yJ5 PS fucede bien dizen
juego ó^ueysfidq dichofo,y=efihan'mfodo a
.vueftra buenafortuna,y os aueys de cotentar
defto.Ay tábien cnello efteinconuiniéte ,q fe
intrx?4nze de vnos en otrosvna'coftjimlire df
íegirí5 f/utefrp defpues ert, lo^car^o^^íu pro
pnoíjuyzlo? no curando délo q les es mandado
yléelo q otros(los quales.quic^a eraft mas fabios
* tpuieroñ otras calidades,y fueron ayudado*
por, Y¿ fottu na)lo acerraron haziédolo afsi ,y de
fta manera hartos hóbrfijs, ignoran tas^y jtóaj-
r os dan coligo altraues,cofiando deíi,demana
daméte.enlas cofas importares ,,y.haziédo lo <j
feiwantoiapormoñíaí&^i?¡iydaí:aíñt5i
C10O<¿ deí
w"*
der que tienen autoridad para poder hazerlo
que quieten en negocios ágenos, lo qual es
muy malo , y caufa de infinitos errores . Teda
vía digo que enefto fe puede tomar efiemeuio
Que el que tal cargo tiene deue ponerdelante
fus ojos y peíarmaduramente por la vna partís
el prouecho que fe efpera para en aquel nego
cio G le guiare fegunfu fefo,y por la otra el da-
ño que ene 1 fe teme. Y viendo que el daño fe
trasluzequeha deíer mayor fu cediendo mal
la cofa que no el prouecho fucediendo bieti,pa
réceme que dcuédexar toda otra confideía-
cion,y arrimarte folam ente a lo que primero le
fue mandado.y por el contrario,fi el prouecho
fe mueftra , mayor acudiendo bien el negó
cío, que el daño, acudiendo mal, creería yo
q podría en tal cafo có alguna razón feguir loó
a el 1e páreciefle me jor,y apartarfe vn poco del
rigor délas inítruciones ael dadas,haziendolo*
: como los buenos mercaderes, q pone e náiiétu
xa lo poco por ganar lo mu cho,mas no lo m tu»
cho por ganar lo poco.Con todadeue fe teneí
grá refpeto ala natura y coftübre de aql íeñor,
i por cuyo niádamiento fue tomado el tal cargo
■J gouernarfe fegú fuere . Que íi fe vuieíTe en el
ovria codicio tá eftrecha y rigurofa,como fe fué
le verenmuchos,yo no confejaria entonces a
ningún amigo mió que mudaffe en vn folo pú
tola orden de lo que le fuelle mandado. Por
*■> qu«
. - -i ti eorreíano
que role a'contecielTe lo que fe lee aiier acota
cido a vn maeftro deaTrill,eria délos atenientes
M qual mandándole publico Griflo muciano
C|tie era capitán general por los romanos en
.Aífiaique fueíe a Athenasa tomar de allivno
de dos arboles de nao que el auia viito para ha
zer vn cierto ingenio por dar cébate a vnaciu*
dad que tenia cercada,y diziendole que tomaf
fe el mayor,el maeitro como fabio y exercita-
t ado en cales co:as,conofcio que elmenor apr©
necharia mas para aquel efeáo ,y feria mejor
de traer,y aísi embiole a muciano .El qual vn*
formado de como auia paliado codo,mando ve
fiir al cuytado, del maeftro,y preguntádolepót
quenóaraaóbedeeidopuntualmencefuináíU
mi ento,y no admitiéndole ninguna razón de
las muchasbuenas que el le daüa jle hizo def
inid ar y acotalle tanto^haftaquea puros! aco
tes1* mataron_,pareciendoÍJe :qúe en lugar do
©bedecerlele auia queridodar confejo. Afsi 4
*s neceffario con eltos.homhres tan rezios tra¡>
itarmuy delicadamente y con gran tiento. Pe
yó dexemos a vna parce eftodelaconuerfaeion
<ju«íe ha de tener con feñoras,y vengamos aía
que auemos de cenercon nüB$rosyguale*,o có
los que no fueren muy m ay ores ¡ DeU q'ial no
¿osauemos de defcuydar,. lino tener- muy(gc¡»r*
una ella porfer mas gencxú?y aueHameneítef
jnas vezes, 1 *¡oL ■ i ■.'. ¿-.; .-.z-j ¡ j *. i. .. »
Libróte gundo: . rb.97
^"Capiculo . 3 . En que aiiicndo di -
chomicer Federico en el capitulo pafsado,
como deue el cortefano conuerfar con
feñores,dize agora enefte como de«
ueconuerfarcon ius '
yguales.

Y MVCHO'S NECIOS,
) que yédo en compañía del mayor
amigo que tienen,lucgo que topa
jcon otro que trae mayor faufto , y
,es(comodizen) délos bien vefti*
dos,fe pegan con el por mejorarle,y anda fiem
pre tanteando las compañias,y efeogiendo las:
no por güito , ni por virtud , fino por v na vani <
dad mi(erable,que viendo defde vna legua vn
feñorenvnapIac,a,oenorro lugar donde aya
Tnucho pueblojluego fe van para el a gran prief
fa defatinados rompiendo por la gente,yno p»
ran harta ponértele al lado,yaJI i aunque.no té
gan que dezirle buícan que hablarle , y afsi di»
zéeoíasefeufadas y mil frialdades, acompañan
dolascon grandes geftos.dando déla cabera y
délas manos agora riéndote; y agora m efur an
do f« por moftrar que tratan cofas de mucha,
gracia o de mucha calidad, y por dar a enten
der que priuan eftrañamcnce con aquel tenor.
Y pues ellos tales no fe precian de hablar lino
N con
Elcorrefano. *
; con Tenores, afsi agora nolotr^s nonos precia
mos de hablar con ellos. Dixo el magnífico Ju
lian entonces . Pues aue ys feñor micer Fedeiit
co hecho mención de eftos que de tá buena vo
Juntad! e acompañan có los bien Vellidos, que
rriaqueros moílralTedes, deque manera fe de*
ife«eítire!corrcíano,y que fuerte de vertidos
le conuengj mas,y acerca de los atauiosde fu
;cu«rpocomo aya de regirfe.Porque errefto ve*
mosi...finitasdiííirencias.Los vnosfe v'ítena
•la Efancefa,los otros ala efpañola , ay algunos
que quieren parecer Tudefcos,}' no faltan har'
tos que íe viltan ya como turcos. C^iié trae bjr
•uaj-y quien no.Serialuego muy gran bien en ti
. ta confuíion faber efeoger lo mejor , Re fpódio
roicei Federico. En uerdsd no fabria djj enef-
fo regla cierta. Sino que me parece que deue el
hombre enel vertir conformarfe con los mas, y
puesC como vos dezis ) lacoiiumbre ene (lo es
varia,y los Ytalianos fon tan amigos de trages
nueuos,pienfo que cada vno puede ya veftirfc
afu plazer.Mas yo no fe qual fortuna aya fido
efta,que Ytalia no tenga ya como folia , abito
conocido por Ytaliano, Queaunq eftos q ago*
xa fe vfan hagan fer tenidos por grofleros losq
en otro tiempo le vfaron,alómenos aqtlós qui»
c*.erá vna feñaJ de libertad, como eftos háfido
vn mal anücio de lúbjeció.El qua 1 enfin ha faü
do vcrdaaeío. Y como le eferiue q auiendo da
¿»'- •• „LJí>Fofegi!ndo fo.9g.
o M primer ano q pCleo cóAíexándre, hecho
dere^ar fu efpaday mudarla al ralle délas de
lacedoma/ueinterprerado por Jos adeuinos
- aqil* nacid encuyo talle aura mudado Darío
u elpada auiadeuenirafeñorearla perjia affi
:l* »« noíoirts turnado dhlsrfas maiierás íi>*
tiuos ce dluerfiUhaeiones .pigfóa aya fignífíéa
do q toctos aqllos pueblos encüyo* habites «c*
hrosíe ha mudado.auia de llegar aío,Üz»ariioS
ÍÍSfe Cdt,U rS • L° ^ual h» fído WffS mas
verdad délo qué fuera meneífer para rfbfotrds.
Queiya no qda prouincia til tierra ahoéfí1? rica
de nros dtiípe jos tito q no qda Van defp'oW y
au U deluetura no ceiTa de pallar cSda día mis
adelante PeJíoiio entremos agora en materias
enojofas.íino q boluamos alos kUfáffih Jirre
ltro.corcefano.Los q'ualespiífócí como fe vfen
y nofeí cotrarios a fu profefsiS.puedá enlo de
mas todos eftar bie,co tal q fatisfaga a quií los
trae. Verdad es q yo qrria | no figúieflcn los é-
ltremos,echadodemafiadamétealávnapa,te%
o ría dtra.corríd el habito $¿¿gi ó excede é fec
jnuy atícho,y el tudefeo eti fet muy ándito , fi
no qfoefse como los q tomado dsl vnófy del o>
tro Ion corridos y re-taiuido; é mejor forma poc
los ytahanos,y rrdtérnia por malo q echáis! al
|9 mas nana lograue q hazia lo vano.Por elfo
m* pareceq tiene mas gracu y autoridadel ve
Iticto negro q el de otra coior,e ya q uo fea nt*
N ij gto
Elcortefano.
ero-fea alómenos efcuro. Ello entiende fe del
Icáirordinario.C&e para íobre armas no ay
duda fino que eftan mearlas colores alegres,
vviftofas.y los vertidos lozanos y de fieitas,
bordados y acVichUlados>pópofQS,y fobenuos.
También han de ter afsi enlas fielUs,enlos\ue
eos de cañaSienlas mnxcaras,y en íemc,a.ntss
¿ó as . Porque delta manera traen conhgo vna
Vierta biuezay gallardía, quehaze muchoal
propofuo paralas armasypata ,cftas tales fia
fias. Pero en lo demás querría que moftraíTen
el Íbísiegp.y U ¡? auedad de h nación efwn*
la.Porque lode Fuera muchasye:ms dafenal de
lo de dentro : Yo ciertoC dixo entoncesjmicet
CclTargoÍwaga)no mefatigana.mucho fobre tí
1 fo ' Porque fivn caualleto enias otras cofas y?
le,los vellidos no le quitan ni ledanreputacio
Vos de¿is gran verdad refpondio micer Fed^
íico.Mas U vieflfemos agora en ena calle- vn ca
uallero con vn a ro pa de diuerlas colores , y co
vnfayo lleno de cuchillad! tasjxcumllas.y de
tiras y de ribetes , no le terniamps'poi^oco ,o
por truhán < Porcíerto dixo rrúcerPictrp bebo,
no le ternia porloco,o por truhán qoieirouiel;
íebiuido enlombardia algu.nriempo.porq alU
afsi andan todos. Refpondiola duquefa nedo.
Pues luego fi afsi andan todos , no les echemos
culpa fiendoles tan común , y ™n propno elle
abito,quanto lo es alos Venecianos el trací ma
Libro Te gun do ro.oo.
ȇs anch as,y les florentinos capirotes . No ha*
alo yo agora dixo micer Federico mas de lom-
bardia,que de otras naciones . Porque en toda
parte ay muchos lrcos,y muchos cuerdos,mas
por paitar adeian te encílo celos vertidos,)' de»
zir enello lo que me parejee , quiero que nue-
ftro cortefano fea atauiado y primo enel veíí ir
y tenga vna moderada diligencia en aderezar
fe de tal manera que no fea mugeril ni vano,m
decline mas a vna cofa que a orra,como vemos
muchos que tienen tanto cuydado del cabello
que fetlefcuydan delodr mas. Otros que no cu
' ranfinodclosdienrcs,otrosfolamécedelabar
ua,otrosdeboizeguies,otrosdebonetes,otros
de cofias.E afsi acaefeeles que aquello poco cj
traen concertado,y luzJdOjbáreceprcítado.y
todo lo otro parece proprio uellos . Fila ral co
ftumbreferiayode parecer que huyefle nue*
ftro conefano . Y mas le doy por cenfejo , que
corffigo determine que manera de condición y
de arte quiere que parezca la fuya,y conforme
aquella íe vifta y haga que el vellido le ayude
a cj le tengan todosporqualelquerriiferrer.i
do,haftalosqucnoleoygan hablar ni le vea
hazer nada . Ami nadie me hará creer(dixo en
tonces Gafoar pallauicino^quc fe vfe entre hó
b»es de buen juzgarlas códiciones y ei arte por
losveftidos,y no por las pal abras y obras . Fot
queafsi muchos fe engañarían. Y no fin cauto
N iij íe
El cortcfano.
fe trae pnr refrán. que el abito nohazeal moa
ge . No digo yo , refpondio micer Federico)
que porfoloel veflidofe ayan de hazer luyzios.
reíoiutos y cicrtos'delas condiciq nes délos h5
hres,yquenofe conozcan mas por las pala
bras,)' por 1 as obras, que por lo que el hombre .
v.iíte.PerodigQquc.aíiel abito no es pequeño
ar guiñen ro.de I a tantaíia y manera da quien le
tr¿e,aunqu.e alas.'yezesfe pueda enefto recebir
cngaño/Tambien los ademanes y coítumbres,
y otras cofas que a penas tienen nombre ,dá í<?
fia! deja calidad de aquel en quien fe veen.
Q^ecnías ballays vos(rcfpondio Gafparpal/a
uicino) por Jas quales nofotros podamos hazer
el)<r<rruy ¿ios que rio lean pal abra. ,o obras?Por.
cierto fenor(dix;o jpicer Federico) vos deueys
tiVfer ytíÍQtil lógico. Mas parque no prefn-
may s agora que vos folo lo íabey s todo , y p o<
quiero tíezircomoentiédoeltOrAlgijrnasqbras
ay'que aun defpucs de hechas quedándomeles
el (edific3r,elefcreúir,y otras tales cofas. Otras
j)o~qucda'n,comp fon ellas que hazé agora'amí
prppohtV. Horcífo no llamo yo enefte nueltro
cafo al palTear,al reyr,al m»rar , y afeme jantes
cofas,obras. Pero como quiera que las líame*
rnosjtodaviaeftoquefe vee defuera, da mu» .
chasvezesnoticia dclodedentroJDezjdtnenq
)u¿gaftesvos por muy Juliano yvano hombre
aq.uelíiueitjfp.amigode quien hablamos eftá
maña
Libro feguncto. fo.ioo
man ana,quando le viit es partear con aquel cor'
cer de cabera meneandofe todo,y cali requirió
do con vn gefto blando a quantos copaua que
leqnitaflen el bonete? Afsi también quinde»
veys a vnb'quá cft3 enuelefado mirando algu- '
na cofa bouamsnte, o anda dando grandes ri* ■
fadasfuerade propofito, aunque nohable.ni
haga mas, nole reneys por vn muy gran ma
jadero? Bien alcan^aysiuegOjquieitas mane '
ras,r coftu;nbres(Jas quales yo agora no enrié-
do de llamarlas obras ) bailan a hazerquecn
gran parre leamos conocí dos. M as dexando t*
ño pareceme que otra cofa ay harto importan
te para h3zer que eílen en muy buena , o en
muy mala opinión los hombres . Yesel efeo*
g-.r aquellos amigos,con los quales fe ha de te
nereítrecha con uerfácion. Porque mucha ra*
zon¿s que los que por gran ámiftad, y familiar
compañía eftanfiempre juntosjeften también
con las condiciones, con Jús voluntades, con '
los corazones, y con los juyziosmuy confor- '
mes. Y afsi quien trata con necios o con ma-
Jos,esluego tenido por necio,opor malo,y por
el contrario,quten trata con buenos y fabíos,y
diferetos , es tenido por tal; como tilos , Pox
quenáturalmenteféhaze, jnntarfefacitmenji :
te cada cofa , con otra reniejanre 3 ella v Por
«flb cumple "cnie; fe tenga ¿raíl fefo,y corifiV '
Ekcrtefano
aeración en comentar eftas amiftades .Porque
de dos eftrechos amigos,quíen conoce al vno,
]uego piéTaque el otro es ni mas ni menos que
aquel. Refpondio entonces micerpietro bem-
be.Pareceme que fe deue mirar mucho en obli
garfe a vn¿ amiftad tan eltrecha como effa que
dezis,no fojamente por ganar o perder reputa
cion ,mas porque le hallan pocos amigos v crda
deros oy en día. Y no creo yo que en el mundo
ya veamos otro Pilades,y Horeftes.Otro The»
feo y Pincho,™ otro Scipion y Lelio.Antes no
fe por qual defdicha nueílra auemos caydo en
cita rniféria,que cada día acontefee dos ami-
fos muy grandes y de muy largo tiempo ,alca
do por malignidad o por embidia , oporli*
uiaudad.o por alguna otra ruyn caufa venir a
defauenirfe,y echar cada vno la culpa al otro,
teniéndola quic,a entrambos. Por eíío viendo*
me yo eneftas amiftades muchas vezes engaña
do por amigos,alosquales amaua eitrañamen
te,y délos quales confiauafer eftrañamente a- .
mado,heme recogido y he determinado entre
mi que mejor es no fiar denadie,alengañarfe
totalmente a ningún amigo, por grande que
íéa de tal manera que le comunique el hóbre
todorfus fecretos fin referuarfe ninguno. Porq
en nueftros corazones ay cantos rincones y af*
cohdrijos.qucesimpófsible ningún faber hu
mano bañar a conofeer los todos. Mi opinión
Ci
Libro fegundo. fo iot
es luego quedeuemos amar avno masque a
otro íegü los méritos y valor de aquel pero no
afíegurarfe ni engolofinaríe tanto en la dul$u3
radelamiitad,que defpues nos arepintamos
della tarde y con mal. Porcierto'dixo en toces
micer Federico)no podría fer tanta la ganan
cia como la perdida fi aquel masfubido punto
delamifUdfequirafiedela conueríacion hu-
mana,elqua](fegunmiopininn)nos da cuan
to bien alcanza nueftra vida. Por eflb yo nunca
confelTare,que por razón fe fufra poder nofo*
trosbiuiríineftaperfe£taamiftad.Antespreru ..
mo de concluiros con claros , y necesarios ar-
gumentos,que fin ella los hombres ferian mu
cho mas miíerables,y defuéturados que todos
los otros animales. Yíi algunos como barbaros
•y ágenos de nueitra ley dañan efte fant&o nom
bre de amiítad,no por eíló la auemosde dcfa-
raygar de nueftros corazones, y por culpa de
los malos quitar ajos buenos tanto bien. Pues
yoofaria jurar,que aqui entre nofotros ay mas V^
de vn par de amigos,eI amor délos quales es tá
íinengañojqueeftamuy feguro de perderfe ,y
aparejado a durar hafta la muerte con grande
conformidad,no menos qu el de aquel los anti
guos que vos aueys nombrado poco ha. Yaísi i
íuele jer todas las vezes que el hombre demás
déla inclinación que nace délas eftrelias,efco*
ge va amigo que en las coftumbres fe parezca
<.. , i ■ Nv «on —
f Elcortefano
conel.Entodoefto que digo íé tomeU virttrd
forfundamento.Porqtte no puede fcr amifrad
a délo* malos. Pero efte ñudo tan apretado q
.orno he ü¡cho)hj da ler entre los amigos, no
aUb.>yoque fea de masdedos. Porque de otra
manera qui^a feria peligrolb.Q^e comofafeeys
cen mayor dificultad fe acuerdan tres infrru*
meneos de muíica que dos. A (si que yo querría
quenuefero corteúno tuuieife vn Angular, y
íuftaucial amigo^ral ti pofsible fueííe qual aue
mos dicho.Defpues fegun la calidad y el valor
. de cada vno auufle y horafle a los otros y pr>
curarte liempre de tratar mas con lo* mepret,
Íf masefiimadosqueconlos quenofueíilnraii
as'aunquí cieos lequifieifen y honraffen mu
cho. Todo efto terna lo hecho ti fuere bié cria*
. do y hombre de buena condicioiíjfraneo.trata
ble y dulce enla compañía, inclinado a hazer
pbizeres,diligen:ey defueladoenelprouecho
y honra de fus amigos, alsi aufentes como prey
fentesjfufriendoles (us tachas natural es^có cal
. que fean de fufnr,lin romper coneilos por pe»
Íjueñas cofas.y corrigiendo en ti mifmo lo que
arniliarmente ycon amor le fuere reprehendí
do . No procurando mejorarle entre los otros
cóbufear lugares mas hanndos,o con hazer lo
q;hazeñ algunos q mueftrádefpreciar quanto
veé y quiere,eó vna grauedadpefada dar ley a
tudo^ydemajde fer'porfiad^s-finpropoíito en
t:«> v .-í lo
Libro fegundo fo.iot
Jo que no va nada,reprehenden todo lo q eilot
nonazen,ycptinuamentebufcan caufasde q
xarfc fie fus amigos loqual esvnacofaenelire
nio t diofa. Aquí pallando vn poco micer Fede
rico,dixo Gafpar pal lauicmo. Qiierria que tra
tafledes algo mas particularmente de ene con
uerfarconlos, amigos. Porque a la verdad no
os veo tocar fino generalidades y feñalar la*,
cotas cafi pallando delargo.Comode largo? I
(refpondio micer Federico .) Quemades vos
pqruenrura que yo os dixefle harta las mifmas
palabras formadas que (e han de dezir?Noos
parefce que bafta loqueauemos hablado y»
fobre cfto?Parecemo que bafta refpondio Gaf
par pallauicino, Pero codauia defíeode faber
algunas particularidades del arte que fe ha dé
tener enel tratar con hombres y mugeres . La
qual cofa a mi me parefee neceílaria y muy inv
portante,confidetapdo que enlas cortes de los
reyeslomas deJ riempofe galla e.Ujftfto yque
efta conuerfacion para n o canfar , noha de fer
íiempre de vna menera.Yo pienfo( dixo micec
Federico^que nofotros hauemos dado al corte
fano noticia de tatas cofas,que podra muy hi5
variat la cóuerfaciari y Aplicar la calidad délas
perfonas que tratare s prefuponiendo con tod»
q tea de, buen |Uy2Jo,y fe gouiernc conel y fe-
paiegú los riéposfundarfe i ratos en cofasgra
we§>y a WtQs psuparfe en fieftas , y en juegos. •
"t * En
El cortefano
en que juegos di xo Gafpar pallauicin o?Refpo
dio entonces riendo miccr Federíco.Pregu nre
rnos JoaFrayfcraphin,quecada día los halla
nueuo. Replico Gafpar pallauicino. No hable
mos agora en materia de motes ni de otra s but
las, pareceos que feria tacha ene] cortefano fer
jugador? Ami noporcterto dixomicerFederi
cojfi ya no lo fuelle tanto que por ejlo dexafle
lis otras cofas de mas fuíiincia,omoftrafíe mu
cha cobdicia de ganar¡o fuefle trampo(b,o per
diendo fe enti ift ecieíTe demanera que le tuuieí*
fcnporefcaflb.QuemedireysdixoGaípar pa*
Jlauicino(del juego del¿xedrez?)Refpondio
micer Federico. Que es vngemil,y agudojue
go y vn buen paflatienipo. Mas hallóle viia-íb
la tacha(y es qufc^uede fer ruyn eftremo,faber
le jugar en cabo bien. Porque el que quiíieííe
fer excelente enel,auria de gallar mucho tiem
po,y poner cuello tanto eftudiocomo en otra
qualquier fciencia,y enfin quandobien vuief-
fe trabajado no alcanzaría de faber mas de vna
cofa que es juego. Y aisi enefto piéfo que acae
ceria lo que caírnnnca fuele acaecer,que fea la
medianía mas de loar quelaexcellencia. ReG
pondio Gafpar pallauicino.Muchos efpañoles
fehaJlan gradee maeft ros enefte yenotrosjue
gos,y no gallan mucho tiépo enellos:ni tanpi - '
codexan deh^zerloquecorilneneenlasotr:*
cofas .Refpondio micer Federico* Creed que--
:_L v no
noroiegunao. ro.ioj
0 es poco el tiempo que gallan ellos, mas ba
sólo di( simuladamente. Pero aquellos otros
¡egos que vos dezis que faben demás del axe»
re2,qui^a fon como muchos que yo he vifto
¿zer a gente baxa,que no tiruen fino para ha'
:er eftar al vulgo con las bocas abiertas . Ellos
i o merece otro loor.ni otro premio ítno el que
lio Alexandreavno quetomaua vna Sarta de
aruacos y enhilaiu deharco lexo s en vna agu
a.Nlasdexando cito digo.Que porque la fortu
la aisi en abonar, o dañar la opinión dalos hó-
>res,cornoenmuchas otras colas tiene gráfuec
;a fuele acontecer , que veremos vn cauallero
uuy honrado ydebuenacondtcion y graciofo
f con todo ello aura algunos feñores que le a-
>orrezcan(ih caufa,que fe pueda entender (i.
110 que dirán qii2 no es de fu güilo, Yquando
iiUtalles viniere delante, no lleudo conoció
io délos otros que elluuieren prefentes aunq
~ea atufado y tenga muy buen arte, harán po¿
>cafo del y le dexaran defeontento y cali a-
xehtado .Y aísi los qyevieré efto^n la miíma
lora feguiran la opinión deilos fenore», y paje
:erles ha que es homaro baxp no holgaran con
1 y d'raii que quanto habla fon friaídades,co
neniaran todos a burlar del y acorrerle, tato
ie no le aprouecharan fus buena? refpueílas»
ti tomarlas burlas cortefanameo.ee , Ypodr*
:r que llegue la cofa aponeríelc aj detredot
lo*
ci corteíano.
Idspajesyq and; la burla tan defcafaclá,3auK
quefeaelmasvalerofoyfabiohornbredel mu
do.aya por fuerza entonces de quedar perdido
Por el contrario, li algunos dedos grande» fe-
ñores fauorecieren a vno que no Cepa hablar ni
■ hazer cofa bueiia.luego la condición defte y el
faber y las coitübres lera apfbtiadas y puertas
eilel cielo con grandss exclamaciones y mifte
íios,y parecerá que toda la corte le tenga r/ef-
petto y le vaya a mirar como a hombre difereíi
te de todos lo» otros . Ydinn todos endyéíi
dolevna palabra( que por ventura fefa algtfn
termmoúdortáyfe de eícndero) qué nunca-hS
brezal di xo,y no aura en todo el diaoírá fieftá
fino i eci tar fus dichosy qrer házerfe cada vno
graciofo con trabajar de recitarlos bien . Eft*
ti la Ceguedad común áilos hombres que or-
d; nanamente traen fu opinión atada ala délos
feñorcs.Porelío quiero que nueltro Cortefarro
demás de fu faber yTu Valer fe ayude enefto lo
mejor que pudiere con buena maña^ y fie'ftip'rt
«jüe vuiere tíe yr a algur/áíparte dbrídé ayá'gir^
ítf prtiK$al,fino fuere1 Cónófctdó pro dure* cpj^
jmméfo yaya alla-fub'fjíriác^iriibWquc fu peí
lón*f«ngá*hárleráqae!a11irssíi fnfofinados dé
la Buena cuérítáen qtie le" tienen en otras par^
teslos féfiófeVy los caüiáMtíros y las damas.'
Porque aquélla rama que es vífta proceded
de^üch^rbfieAió»' lüyzios'j'eaiíP* vn cierto ¿
■''"*., yfirnw
Libro fegurido f->.i o ^
Ír firme crédito bueno, el qual deanes ha«
lando ks ánimos oe aquellos que os tratan
difpueftosycafigrangeados,faciinientc có las
obras fe mantiene, y le mejora. Demás deftut
prouechos que fe liguen ,ha/ieudo efto le huv*
yna pefadumbre que yo íuelo recebir, harto
grande quando llego a alguna oarte donde no
j^econp-icen,^ luego fe llega algunoami muy
rne(urado,ymepregunt3. Señor quien fovq§
Como esvueftro.nóbre . Refpondiomicer Ber
,r>ardobibiena .Por cierro yo nof«comopu«*
d¿ aprouechar cfia maña que vos dezis.Porqnfc
dt? mi os fe dezvr auerme acaecido hateas vezes
y creo que ay muchos otros,queaui«ndoc6ce
bído'enmi juyziogran opinión de alguna co,
la por relación q della tenia de muchos h obres
fabios y de aucturidad dcípucs en viéndola no
-me parecía talqual roe auiándicho¿an ees qn«
dnuí muy atrás de donde yola efperaualjcau
íadefro no podía fer otra lino auer creydo.yo
demaíiadaméte ala fama,y formado en mi vn
tan gran concepco,que midiéndole defpuescó
in yerdad,au»que el efecto fuelle grande , tü
da viaquedaua corto para la medida délo que
yo auía y maginado.O tro tanto temo que no i
caezca al corcefano.Por eflb no fe yo como fea
ble embiar( fegun aueys dicho ) adóde vujsce»
des-de yr a vueitra buena opinió primero q.v««
ftra p«fona,p4ra que codos os eiperen con gi¿
ti correntio.
alboroto . Catad que nueftros corazones cada
ora,y cada punto figuran cofas,aIasquales es
ímporsible corre fpónder el hombre.Y afsi mas
fe pierde enefto que Te gana. Dixo aqui micer
Federico. Las cofas que fuelc parecer muy me*
ñores q fu fama fon comümente las que en vié'
dofe pueden con Sos ojos fer juzgadas. Como fi
agora por cafo vos nunca vuieiTedes viítoa Na
poles ni Roma,y oyelTedes alabar mucho citas
dos ciudades ,elhriáenla mano ymaginar mas
dcllas délo que defpues ala víftaos parecería.
Pero en 1 as condiciones.y artes de los hombres
no es afsi porque aquello que fe vee defuera,
es lo menos.Por e(To íi la primera vez que viere
des vn cauaUero,yleoyeredes hablar luego
no hallaredes enel tato como os dixeró,y crey
ftesjclaroeftaquefiendovos diferete no per-
de reys afsi p re íto la buena opinión que del co
braltes,como hanades en aquello,delo quál el
ojo puede fer luego el juez,uno que efperareys
de rato en rato defeubrir enel algu n fecrero o
primor que hafta entonces no aya (ido mene*
fter defcubrirfe teniédó por determinado qué
nofe puede recebir engaño en vn crédito gana
«lo por relación de tantos buenos juy zios. Yfié
do defpues efte cauallero ral qual yo prefupon
go que fea nueftro cor te( ano,cada día os confir
mará mas en fu buena reputacion.Porq el con
las obras os la hará firme,y vos conla imagina -
/: CÍO
.LiDro'egunao fcio/.
eion o? la hareys mayor de como la víercdes. Y
cierto no fe puede negar que Jos primeros con
ceptos imprimidos en nueltros juyzius no pue<
ata snnoforrr s mucho,y que no fe* bien tenec
jes gran refpe&o . Y porque.mc|or veays quasi
to podertenga os quiero de¿ii ello . Qiie yo en
mis diashe conocido vncauallero,elqi al aun*
que era harto gentil hombre y razón ablemen*
te auifado,y bueno enlas armas no era tan fcña*
lado en ningún a deftas cofas quepo vuiefle mu
chos que pudieíTen llenarle en todas ellas grart
ventaja . Pero ya como quiera que eílo fuelle,
fu buena dicha fue tal que vna íeñora bien ger»
til dama y harto principal fe enamoro del, yi
creciendo cada diacfle amor por las demoltra
cíones que el cauallero hazia de amarla , tam
bién el como fe fentia dcli-. fer amado, y no
auiendoningurrJug3rniformadehabJaríe,fas
tigada efta leñora , y apretada de íu dolor , fue
forjada de defcubrirfe a vna grande fu amiga,
déla qual efperaua algún remedio para fu def-
feo . tita no era menos ríermoía.ni menos efti*
mada que «flotra,y afsí viéndola cftar tan ena
moradaydezu* tanto bien defte cauallero, al
qual ella nunca auia vil'io.ten iendola por mu-
ger de precio y de buen íuyzio, péío q bóbre a*-
quien vna tan gentil damaíe auia aficionado,
y tenia en tant<í,no podía dexarde íer muy aui
fadoy de gran punto^Y con eftqt tan fieramen «
O to
, Elcortefano
te ft enamoro deljquecomenc.oluegó portee
minos a defcabullirfedella,y a tomarla nego
ciación para fi,y amonedarle a el qnáro le qa«
ría haziendo todas las diligencias pofstbles pa#
ra ganártela voluntad . Lo qual no fue muy
malo de acabar, porq ala verdad era ella mu-
ger harto mas para fer rogada,quc para rogar.
Ora oyd vn eftraño cafo.Nomucho tiempo def
Ímes acaefcio j que vna carta que eferiuio ella
egunda muger que auemos dicho aquel fu fer
uidor,vino alas manos de vna otra feñora en
e(tremo hermoíájy virtuofáiy aun mas eftima
¿a que las otras, La qual íiendoccomo es coilú
bre delks)cobdieiofa dé íaber fecretos, en eí>
pecial de otras mug«res,abrio ella carta y lcyé
dola entendió bien ó era feripta con eftremo a
mqr.Lasdulcuras,ylos regalosque ella al prin
cipio leyojluegola mouíeron alaftimade aq*
Ha feñora q tan perdida moftraua eftar , ó bien
la conoció enla letra,y aun fabia aquien la car
ta yua.Defpues reboluiédo entren muchas ve
zes aquellas palabras y bláduras,tanta irhpreP
fion hizieron enella^que confederando quan
feñalada perfona deuiera de fer aquel aquíen
vna tan efpecial muger amaua can de verdad»
«rila mifma ora ella también cayo a enamorar
fe del como Jas otras.Yafsi aquella carta hizo
en ella mas q híziera quica otra q el le ombiara.
;Y comofuele alguna vez acócaccr,que vna poi
v í<>ñ»
Libró fegundó fo.ioá
$oña aparejada puerta para macar a vno maca
aotro que por defartre ignorantemente viene
primero acómerdella,á(si cita feñoraporigno
rancia y por codicia vino a tomar con fus pro*
prias manos los bcuedizosquclarnataron,que
direys a efto?La cofa fue harto publica.. y andu
no demanera que muchas mugcres fin citas,
parte por hace r dcfpccho alas otras , parte por
competencia, trabajaron ertrañamente por go
zat del amor defte cauaUero ,y anduuieiort
cafi como niñas alos cabellos por quien le lie*
uaiia. Todo erto procedió déla primera opi
nion, que recibió en íí aquella feñora viéndo
le tan qrjdo déla otra. Aquí riédo Gafpar. paila
uicino dixo.Grá donayre es,qvos por cófirmat
Vueit.ro parecer c6 razones nos traygays e.xem
plosde mugeres.Las quaies enfi por Ja mayor
parte vá fuerade toda razón, Y fí qreys dezir la
verdad,yoos feguro q eífe tan qrido de tatas í'c
ñoras deuiera fer algu necio,baxo hóbre.Porc*
doiécia es comú delías inclinarle ordinariame
te alos mas ruynes,y íeguirfiépre tras la prime
ra,por dóde quiera qfe encamine. Demasdcfto*
fon can embidiofas ellas con ellas q aun q efio
que aueys dicho ruera vn mcllruo, todas pro*
curaran de cogerle por quitarle , las vnás a las
otras . A efto fe alborotaron todos, y comen-
c,auún a contra de/irle ya cógradíum, perol*
ducjfa les mádo q callattéu,y luego boluiédoí e
O ÍJ ;> áG«f
El cortefano.
a Gafpar pallauicino,dixo fonriendofe.El mal
que dezis délas mugeres,eíta tan lexos defer
verdad, que pues por el t acaufa roda iadeshon
raesvueitraen dezir]e,nohede fufrir que os
refpondan ,ni quiero que con las muchas bue
nas razones que con travos fe podrían dezir en
efto,perdays eiTa mala coiiumbre,fíno que lie*
ueysdevueltro peccado elcaftigo. elqualha
de fer la mala opinión qu e de vos teman codos
aquellos que vos oyeren hablar can mal. Acra
iieíTb entonces micer Federico diziendo, No di
gays feñor Gaípar pallauicino que las mugeres
fcan tan fuera de razon,aunque veaysCfegú lo
que he contado dellas)quefe mueuan a amat
m?,s ayna por opinió agena que por la propTÍa.
Que muchos hombres fabios hartas vezes hazé
lo mifmo. Y fi aqui no auemos agora de hablar
a fabor de nadie lino dezir verdades ,no me nai
gareysque vos y todos nofotros no ligamos a
cada paflb mas las opiniones délos otros q las
nueitras. Y íiquereys ver efto , acordaos que
\nosveríbs que el orro di a nos truxeron acá di
ziendo nos queeran del Sanazar luego los reco
gimqs.y los muímos por muy excelentes^ lo»
alabamos con bozes al cielo,defpuesíabida la
verdad que eran de otro,enla mifma ora Jos de
jarnos caer,y quedaron con tan poca'reputa-
<ion,que fueron tenidos por menos que razo
nables. Y agora también poco ha cantando fe
►»■•• » .>■■■■ en
Librofegundo. fo.107
enpreíencUdelafeñora duquefa vn rrtotetcj
nunca pareció bien ni fue e (timado harta q Tu
po que era de Iofquino de pris . Mas en fin que
ocra ferial quere ys déla fucrga déla opinión, fi*
no leí que paíTo por vos mifmonoha muchos
dUs<No os acordays que beuiendo de vn miíi
rao vino.vna vez dezíades que era muyfingu
lar,yorraqno valianida-no por mas fino pon
que os dieron a entender que eran dos viuos,el
vno Ribera de Genoua.y el otro defta tierra, y
aundefpuesquefuedefcubiertoel engaño no
queriades desengañaros en ninguna manera,
fina que tan firmenisme feos auia encaxado
aquella faifa opinión ( la qual auia procedido
folamence del as palabras délos otros)qlapor-
fi ánades Contra todos . Oeue pues el correfano
tener en los principios gran cuydado da dac
buenaopiniondsli,yconfidcrarquan malo y
dañofofealoconrrario.Aioqualeítanmasapa
rejados que los otros los que toman por orFicio
fer gracioíbs,fe han ocupado con fus donayres
buenos o muios, o vnacierta licencia bien ruyn
de deziry hazer lo que primero leles antoja fin
recelo de ñadí, De aqui viene que ellos tales fe
meten muchas vezes en cofas delasqualesno
Cabiendo deicabulhrfe.fal tan en ayudarfe con
dezir gracias para hazer reyr . Yeito hazien
do fe por efta vía, ha de ha zerfe de neceífidad
tan defgraciadamente, que en lugar de mouer
O iij rifa
El cortefano:
rifa mneue haftio . Aconteccles tambié a eftoj,
que por moft rarfe muy cortefanos,y dezidores
(fegun ellos dizeiv)en pre fencia de mugere.$ de
precio. y aun a ellas muchas vezes,fe ponen en
dczirdcfoneftidades ydefuerguéc(as,yelque
entonces las haze parar mas coloradas aquel fe
tiene por mejor hombre de corte . Dá ellos allí
ynos con otros grandes rifadas y huelgan y pre
cianfe entre fi de aucr alcanzado vn dó de Dios
tan grande^como es íer graciofos por eíta arre*
Pero lo que a eftos les haze hazer mayores be-
ítialidades,es codicia eltrañadcfer tenidos por
compañeros . Efte es el titulo que mas fuftácial
lesparece,y del qual ellos fe alaban mas.Y por
alcanzarles fchablan vnos a otros muy ratamé
te fi n ninguna crian9a, penfando que eíta es la
verdadera familiaridad , y dizenfe mil vellaq- <
iias,y burlan de manos a cada paiío , dindofe
depuñadas,echandofe tierra enlosojos,hazic<
dofe caer los cauallos encima P.or valladares,
defpues quando eít an enla mefa,no queda ca*
fa que no feJa arogen alos ojos.Tras, cito luego
las grandes rifas yoozeri as,y d que. mas fuel to
Írdefuergonc.adoha andado enefio, aquel tú
leua lo mejor y la honra déla jornada. Y fi al
guna vez combidan a citas fusfieftas algún ca-
cauaJlero que eile algo encogido entre cllos,y
fm quiere afsi;( olearle aellas borra c.herjas,lue
go le dizeaque es perdidopojr parecer grane y
.'.'.■ que
Libro fegundo. fo.iol
que quiete fer tenido por philofbpho y que no
labe fer compañero . Mas como haremos II aun
a y peor que ello? Que fe hallan hombres que
compiten y apueftan , por qufen podra comer
y beuercofas délas que menos fe fuelenaiTen
t ar enel eftomago,y fon mas amorofas y como
muchas de ¡las tan agen as de nueftra natura í
es impofsible traerlas ala memoria fin afco.Pre
gu neo Ludouico pio.Que cofas puede fer eflasí
Refpondio micer Federico. Ha zed que oslas
diga el feñor marques Phebus que muchas ve*
zes lasha vifto en Francia,y quica fe deue de a
uet hallado en algunos de los banquetes dódo
eftas gentilezas fe vfan. Refpondio el marques
I»hebus.Por cierto yono he vifto hazer cofas da
fas en francia q también no fe hagan en Ytalia
Pe ro fe os dezir q quanto bueno tienen los Yta
líanos enel veítirfc,enel andar có damas , enel
banqtear enel tra£tar cofas de armas y en otra
qualquier cofa de buen cortefano,todo lo tie
ne délos francefes . No digo yo (refpondio mi*
cer Federico) q en francia no fe hallé hombres
de gentil crianza y de muy buen arte. E yo de
mi os hago fáber,q he conocido hartos deftos,
pero algunos ay bien defdonados. Y cierto h¿*
blando en generadlos efpañoles fe compadef»
cen mas con los ytalianos.Potque aquella gra
uedad foíTegada natural de efpaña me parece
mascóformcanofotros,quelaprefta varreba-
O iiij rada
El cortefano.
Cada dafemboltura délos francefes. La qual no
Jes eíta mal a ellos, anees les da gracia por ice
lesean propria.qüe claramente feconofee no
traer ningún artificio. Mis lo bueno es,hallar»
fe muchos Yca líanos perdidos por parecer íran
cefe$,y todo lo que toma dellos el leu amar mu
cho la cabera y menearla qnando hablan,y ha
zer vna reuerencia atrauefada ,de malagra*
cia,y andar caualgando por las calles tanapria
fa,quenoay mogo defpuelas que pueda tener
conellos. Y habiendo eíto les parece que nacie
íonenmitaddefrancia, y que pueden vfarde
aqlla libertad r>ancefa,laq'i al no fe fufreíino
cnlbsque defde niños fe criaron entre hóbres
de aquella nación . Lo mifmo acontece enel fa
ber hablar diuerfas lenguas . Lo qual aprueuo
enel cortefano,en clpecialque fepala efpaño
la y Francefa.Porque el trato deftas dos nación
nes es muy ordinario en Ytalia, y entrambas lé
■J guasnos quadran masque las otras, y ios dos
principes dedos dosreynos,por ler poderofifsi
mos enla guerra,y abundantifsimos cnla pazj
liemprc tienen cada vno fu corte llena de muy
fin gu lares hombres que anda acá y acu Ha por
todo el mundo i Y a nofotros hartas vezes no»
eonuiene tratar conel Jos.Otras muchas regla»
fodria daros que no dexaran de hazer al cafo*
ero no quiero g airar tiempo en cofas tan íabt'
das,como feria de¿ir,que el cortefano no ha de
■ : i '■'■! ; tenes
Libro íegnndo fo.ioo
tener por officibier glotón, ni gran beuedornt
diíTolutonirotocn'ubircon ciertas mañeras
de hombre baxo,y mas de villano que de caua
llero.Pofqueelquebiuiere atfi.nofolamente
no fe ha de efpcrardeí que fafga buen hombre
de corte mas ha de fcr tenido en cuenta de yn
paltor.Pcro en fin digo que feria bié que fupief
íenueltrocoitefano tan perfectamente loque
ha de labei y que todo lo que hiziefle y dixef-
fefueffehecht y dicho fácilmente Jf íiniriba •
jo tanto que todos fe marauillaiTen del yelde
nadie. Entiéndele qenefto novuieile vnacier
ta foberuia pefada como la de algunos q mué»
frraunomaranillarfe délo que los otros hazen
porque prefumé de faberlonazere1 los mucho
mejor.y'ctfñ vn callar odiolodeíprecian como
s cofa que Tolo h.ib lar della es rifa,y cafi quiere
dar a entender que no (dlamente no ay nadie
que les llegue alp«e. Peroque no fe hallaría
quienfuelíe para entender donde llega la \\:¡n
d vr¿ deloqueellosfaben.PorelTbdeue elcor.
tefanohuyr eftas maneras aborrecibles, y con
buena voluntad y dulzura alaba tías cofas bié
dichas délos otros, y aunque el fe conozca
enfi lleuar grandifsima ventaba todos
disimularlo cempladameue ymo \
iirarnotenerfepoícal. -
•• '- - ••• •■ :• ■ *. ¡;».s «. ' . ■:<* .1* " '

, % Capí —i
Eicorteían
Elcortefañ
^C^pitulo.4. Eppl qual profiguíea
«lo micer Federico fu platica da ciertos aui
<b$ y reglas que el cortefanodcueguar*
darenfuconuer
*:, /-■

AS PORQUE ENESTA
nueílra humanidad muy pocas vc-
zes,o quica nunca fe halla eftas per
ficiones ta acabadas, no deue el hó
kre(aunquefe vea faltar enalgo)defconfiar
íe luego de fi miímo,ni perder el efperan^a de
llegar a vn termino harto bueno , pueftq que
no pueda alcanzar aquella perfe&a y mas fubí
da excelencia adonde el tiene ojo . Porque en
qualquierarce ay muchos grados fin el mejor
Í todos merecen lerloados.Yafsiel que tiene
n a llegar a lo mas alto, alcanza deftefalome*
nos)parTárcafifiempie mas adelante de la mi
tad del camino.Pero enfin dexando efto,es mi
parecer que nueftro cortefano , fi en alguna
cofa demás de enlas armas fe hallare expélete,
fe ffproueche,y honre conella de buen arte ,y
fea tan difcreto que fepa con maña traer los hó
bresquequiüerea que le vean y oyganaque.
Libro fegu n do fo.lfo
lio en que el fe fíntieremas abil , moítrando
fiempre hazerlo no por vanidad de moftrarfe
fino a cafb,ni de fu propria voluntad fino roga
do. Y a todo lo que vuiere de hazer o dezir ven
gaíiempre(íi pofsible fuere) apercebido , pero
de manera que parezca venir deícuydado.Tí
ga también auifo,que enlas cofas en que fe co»
nociere fol amenté alcanzar una razonable me
diania,pafle por ellas lituanamente, fin funda*
fe mucho,de arte que fe pueda creer , que f*be
mas enellas délo que muitra.Como en otro tic
poacontefciaauer algunos Poetas,quefeñala-
uan fotilifsimamente algunos puntos de philo
fophia,o de otras fciencias, y por ventura fa-
bian harto poco dellas,Pero en aquello en quo
to talmente fe viere ygnoran te, no quiero que
pare poco ni mucho,ni cure de querer ganar f*
ma encllo,an t es fí viniere fobre habla, coníieí»
fe claramente que no lo labe . ElTo yo os fegu
ro(dixo el Calmeta)queno lo hiziera Nicolao
El qualfiendo excelentísimo philofopho, in
formado por relación de muchos que el gouet
nadordePadua le queria dar vna cateare de
leyes no fabiendo mas dellas quede bolar,
nunca poemas que fus amigos le dixelTem qu*
í6defcngaáarfe,niconfeiTarque no las fabia,
diziendo fiempre que en aquello no queiie fe
guir la opinión de focrates,yque no.ettco»
fadePhilofophos dezir no fe.
No ¿i
El cortefano
No digo yo refpondio micer Federico') que ef
cortefano vaya el mifmo fin ninguna neceisi*
dad a dezir,no fe efto. Que yo tápoco no eñoy
bien con la necedad délos que fin mas fe códe-
nan . Antes fuelo reyrme mucho de algu nosq
fin ningún propofico cuentan algo queles ac¿«
cio,enío qual aunque qui^a no fe aya atraucffa
do culpa dcllos, toda viales cabe dello alguna
fombra de infamia,o por lo menos algún dcC-
luít re.Como ha¿i a vn cauallero que todos co*
ndceys bienal qual cada vez. que delante del
fe hablaua déla batalla de Parmenafa cótra el
rey Carlos,luego con gran diligencia comen*
c,aua a contar de que manera auia elhuydo.tá
to que ya de aquella jornada no parecia que le
quedaua otra cofa de que alabarte . Yaliitras
cito fe ofrecía hablar de vira famofa juila que
vuo en aquellos dias,dezia luego que juftádo
enella auia dado vna gran cayda. Y otras ve»
zeseftando en platicas con muchos parecia q"
andaua por hazeríe venir a proponte de cótar
como vna noche yendo a hablar por concierto
Con vna feñora le dieron muy buenos palos.
Eneftas rales necedades no confiento yo q cay
fa nueftro cortefano. Masíby de parecer que
uygáqualquieroccafion,porlaqualayaelde
mostrarle en cofa queignore,y fiyala necefsi
dad te apretare tanto que no pueda hallar faiú
da,noferatan malo confeflar claramente que
•:Ií*. ; , no
Libróle gun do. fb.ni
no fabe aquelIo,como ponerle apeligro de que
dar confuto . Si afsi lo hiziere huyra vna culpa,
en la qual caen muchos,lo$ quales no fe como)
porvnaperuerfa inclinación y juyzio dcfcoft-
certado fiempre fe ponen a hazerlo que no fa-
ben,y porque mejor veays eíto.yo conozco va
muy fingularmufíco.elqual de'xada rotalmen
tela mulicafe ha dado con todas fus fuerzas a
componer yerfos creyendo en todo fu fefo fer.
enellos muy gran hombre,yhazen todos bur*
la del,y es lo bueno que perdiendofs encfto ha
perdido también la muííca.Seafsimifmode o-
tro,que fiendo vno délos mejores pintores del
mundo defprecia y oluida aquella arte eri que
C5 eltremadojy.há fepuefto en aprender .phiio
íbphiajenlaqual tiene vnas imaginaciones ta
eítrañas,yvnasc himeras tan nucuasqüe eirá
toda fu pintura nofabria pintarlas.Deüos rajé*
íe hall ana cada pálTo infinitos. Otros ay qucli
fuéctra cierra via,queno dexa desparecerme,
arto buena,fi es acompañada có buen jnyzio»
Y eños fon algunos,los quales conociédoftPeic
celentes en vna cofastoman otra por pr'infcipai
enla_qual fabenmenosrpefo toda vía no ion ttí
ella ignorantes,y quando íe ofFrece cafohazen
marauülas enla que fe fienten valer, Ysdefto fe
íigueque quien losvce tan grandes maceftrns¿
enlo que mueítran tener por a ce efíb rio-pie nffp
que. 1» fon mayores enlo que tomaron poxpriív
cipai
El cotteTahO
cipal.Efla arto fi diícretaméte(como hedícho)
fe vfaredclIa,no podra finnoaprouechar Refi
pondioGifparpallauicíno.A ella no llaman'*
yo arte3Gno vn gentil engaño , y porcierto yo
nunca feria ni menos auria de parecer que enel
que quifiefie fer hombre de bien fe íufriefie en
algún tiempo cngañor.Refpondio micer Fed«
rico.Elto que yo he dicho podría fet mas ayn*
S:íe vnornamétopara acompañar y dar luftre
o que fe haze,que engaño , e ya que Jo fu'eífií
no feria de reprehender, Dezid (i vieíTemosa-
gora aquí eígremir dos hombres diedros , y el
vno por ferio mas armafle al otro algún tiro c5
que le diefte,no diríamos todos quele engaño?
Pero efte engaño no feria malo . Y aun tomado
lo propríamente,no vuiera (ido aquello enga-
ño,fino faberel vno mas de aqu el la arte que no
el otro .Ais i mifñio fi vos tuuieíTedes vn diamá
tc,o vn rubique delengaftadoparecieíTebue-
fio,pero todauia viniendo a manos de vn buen
platero.el qual engallando Iomuy bien parefí
eiefle mucho mejor claro efta que diriades que
aquel platero engáñalos ojos de quien vee a ó/
Uapiedra,mas también os parecería que mere
«e loor de tal engaño. Porque ala verdad las
manos del oficial con el buen juyzio , y con el
artificio dan ornamento r y ponen gracia alo
que labran. Pues luego no digamos que el arte
• aquel tai sngaño/i vos eftays toda via en lla
marle
o
llamarle afsi ) merezca reprehenfion alguna*
Podemos también dezir no fer malo que vn hó
bre q fe conozca abilidad en vna cofa, bufqua
mañofaméte ocaGon de moítrarfe ene Jla,e neo
briendo lo ole parefeiere della menos bueno.
Mas todo eíto fea c5 vna difsimu lacio auifada,
Gomo hazia el rey don Fernando de Ñapóles,
q fin moftrar q peníaua en ello , bufeaua íiem-
prc caulas para quitarfe el i ayo,po r q quedado
en calcas y jubón labia que auia de pareícer a
todos muy bié di rpuefto. Y afsi mifmo por que
no tenia buenas manos,pocas vezes o quafi n5
cafe quitaua los guantes. Pero efto hazia lo da
manera, que muy pocos hombres lacayanen
«lloi Parefceme también auer leydo : que Iu#,
iioeefarde muy buena gana traya la corona
del laurel,porque pudielie có ella mejor cncu*
brir la caJua.Mascúpleíereneítas mañas muy
prudente y de fingular juyzio,por no falirfe de
Jos términos que conü iene. Porque acaéfee ca
da día que el hombre por huyr de vn yerro da
en otro , y por querer ganar honra fe deshon*
ra¿ Es luego lo masfeguro^enelmodo del bi
uir,y enla cdnuerfacion ordinaria regirfe fiem
pre con templanza,y tomar vna buena media*
nia3laqual ciertamente, es vn grande y rezio
eícudocótralaembidiayel odioDelqual no»
auemos de defender con gran diligencia vi en»
do que con«l nos aguardan todos 4 cada paíCo<
Afsi
ticcrteíano
Afsí mífmo digo que es muy neceflario, q ntie-
ftrocortefano le guarde de cobrar fama de mS
lirofoydevano. Yenelto Cuelen algunos dar
<JUoios,aun fin merecerlo. Porefl'o en i u hablar
tenga auiío denodezir cofas rezias de ci eer, f
calle muchas vezes la verdad ii pareciere men
tira,no fea como algunos q jamas cuentan fino"
milagros eimpofsibilidades. Y quieren ferde
tanta auttoridad,que fi dizen que han vilto bo
lar vn buy pienfan queles hazcn agrauio enno
creerlo ücrosay que comienzan a trauarami-
ftadcon algúnojO por grangear aquel nueuo a.
migo,luego el primer d:a que le hablan comié
c,ana hazer grandes juramentos que no ay per
fona enel mundo a quien amen tanto como*
«l.Yquedeflean poner mil vidas porfu ferni*
cio.v afsi hinchen le deltas vanidades. Y fi def
pucsfeofTrecepartirfedel para algún lugar g
ella algo íexos mueítranfe trilles haziendo q
llür"an,yqiiéno pueden de puro dolor hablar
palabr-a.Deíta manera por querer 'fer tenidos
por grandes y verdaderos amigos, hazeníe leT
tier por mentirofos necios., y híougeros . Pero
cjuérer yo agora referir todos los vicios que fe
pueden ofrecer eneíto de'.a conuerfacion feria,
vil largo y trabaiofoproceíTj. AíTi que para lo
quedelTeo en el correfauo, baila dezir demás
délo dicho que procure de fer raKque nunca le
falce que hablar conforme aias perfonas que
• . '. trata
Librofegundo. Fo.lt*
tratare.Y fepa con vna buena dulzura hazcr q
huelguen conel los que le oyeren, y leuantar-
los difeteta mente Con motes y gracias , y bue •
nasburIas)yhazeriosreyr.Dcm.»Kra,quefíri
jamas peíado, fea guílo;o para los que ouiere
defer,Yopienfo que ya la feñora Emilia terna
por bien de darme licencia t&e callar. Efi toda
via no quifiere dármela, yo. con mis palabras
mifm as Tere condenado a no qdar por tan buen
cortefano como efte de quié tratamos. Porque
no folamente las buenas cofas para hablar , las
quales quic.a ni agora ni en otro tiempo de mi
aureys oydo,mas aun las otras mias comunes,
y ordinarias me faltan todasiDixoentocesriéi*
do el Prefecto . Yo no quiero confentir que na
die reciba en vos tan grande engaño, como fe
ria no teneros por muy buen cortefano . Y ver¿
daderaroenteeldeíTeo vueftro de callar no es
tanto por faltaros que dezir , comopor quere*
efeqfaros de trabajo.Afsi que porquero pare*
ca que en difputa.de tantos hombres tan feña-
lados, aya quedado algo por declarar, tened
porbil de dezifljos qué cofas aya de. tener prin
cipalnjentevn hombre para fer graciofo,y co
mo fe deueo Vfar.ejfos motes y gracias , de las
quales vps poco haheziítes mención . Y en fin.
moftrádnos el arte que conuiene a toda fuerte
de burlar,y de donayres,para mouerriía, y dar
plazer con gentilmaacra.Porquc cierto yo pié

El coftefano
{ó que codo efto haga mucho al calo y fea necd
fárirt al cortcfano . Reíjportdio micer Federico*
Señorías gracias ylos motes ion mas doy gra
cia déla natura que del arte. Y en efto fe halJá
vn as n aciones mas predas que otras, como los
tofcanosque verdaderamente fon muy binos.
También los emanóles fon harto futí tos y gra-
ciofos enlasbürlas.Pero eneftos y en todos lo»
otros fe hallan muchos que por ferdemiüada-
iuente grandes habladores pallan el termino q
conuiene, y quedan groffe ros y fríos* Porque
no tienen refpeto a la quididad dé aquel con
quieirhabhn,™ al lugar donde fe hallan ,n i al
tiépo,nia fu propria auctoridad,ni a ia tipian*
$a Sellos mifmos deurian guardar.Refpodio
entoces el prefeño.Vos p.01 vna parte afirmays
q las gracias y los motes no van por a#té, y por
otra diziendo que enellosfcha de guardar la
auctoftidadyia templanza, y tener ráfpe&o al
tiépoyalaperfona có quien fe habla moftrayí
fer efto vna cofa que fe puede aprender, y que
aya ene! 1 a- alguna forma de dotfiná . Eft as re í
glas y circonftáciascrefpódiomicer Federico)
que yo féñor he tocado agora eneftodon tá ge-
nerales,que a toda cofa vienefrbien y aproue
<han. Mas yo he dicho enlas gracias no aucr ar
te,porque dellas fe hallan dos fuertes folamen
te.Delas quales la vna confilte enel hablarlai
«oy nointerrompido,«*m*f« vecen alguno»
~¿ . 'z qUC
Libro feguncfo fb.u4
que cuentan có tan buena gracia y exprimen
tan perfectamente algo queles aya acontecí*
do,o ayan viflo o oy do,que có los geftos y ad e
manes y palabras nos lo pintan,y nos lo ponen
delante los 0)os,ycaG nos lo hazen tocar cqn
las manos.Efta por ven tura por no alcanzar vo
cabio proprio en nueftro romáce, fe podria 11*
mar(aprouechandonosdel latin)vrbanidadq
es vna buena crianza y donayre o donolu . Las
Otra fuerte de donayres es breue,y cófiite io!a«
mete en los dichos preftos,y agudo s,yq alguna
vez picaH,como fuelé paiíai chtrenofotros mtt
chas vezes.Yaú parece q no tiene gracia find
muerde algo.Eftos éntrelos antiguos fóliá tam
bien llamar fe dichos, agora comíi mente fe Ha
ma gracias o donayres, o en cierra coyuntura
motes,!! quiíieredes.Dígopues qen la prime*
ra fuerte q auemos dicho poderíe llamar vrba
nidad,Ia qual confie en aqlia propria y fabro-
fa maneta de cotar alguna cofa.no ay nccefsi-
dadde arte,porq la natura mtfmahaze y for
ma los hóbres abiies a faber dezir v n cueto gra
cioío y acópañarle có vn nofeq,qle da mas gra
cia cócertando el ge fio y los ademanes con la
bozy palabras,y aplicádolotodo como cóuie»
ne para explicar propriamé te y repréfentar lo
4 quieré.Pues enla otra de los dichos preftosy
bmosq puede aprouechara) arte? viendo que
el donayre para fer graciofo ha de fer tá preft<¡¡
que os da «riel alma antes que quien le diz'e pe
P ti te*e*
El cortefano "
rezca que le pueda aucr peníado .Deotr* mi
nera fera fiemprc frío. Por eiTo piéníb que todo
efto fea obra del ingenio y buena natuia.To-
mo entonces la mano micerPietrobembo^di
xo . No os niega el féñor Prefecto, lo quedezis,
que la natura,y el ingenio no hagan principal
mente al cafo para efto de que traramos,en ef-
pecial a cerca déla inuencion.Pero no a y dudt
lino que ene] alma de qualquier hombre) fea
de quanalto entendimiento vos.quifíeredes)
nacen vnoscóceptos buenos,y otros malos,cn
los quales a y mas y menos . El juy zio defpuei
los hma,y los emienda. y pone en fu punto y ef
cogiendo los b t¡enos,defecha los malos.Porefi
fo dexa ndo agora lo que pertenefee al ingenio
decidlo que confifteenel arte declarándonos
délas gracias ymetes qíuelémouer rila quales
conuengan al Cortefano,y quales nó,y en que
tiempo y manera íé.'detian vfar. Que efto es lo
que el féñor prefecto os pregunta . Dixo enton
ees micer Federico con una rila. No a y aqui na
die de nofbtfos a quien yo no otorgue ventaja
entodo,eÑcfbecial enefto de fer graciofb,taluo
fi por vétura las necedades,'que muchas vezes
hazen ttíyr masquelas buenas razohes5no fue*
tert aquí admitidas por gracias. Y enefto bol<
iiiendoíe al conde Ludouico y a micer Bcrnar»
ítobíbiéWdixo.Veys aqui Jos maeftros deft j
"^jBe cjtteágsfí hablamos.Y ellos(fi yo vuiere de
q**íí»*»n3:-¡>siíps;r.';- sr/ls ...... ..' tratar.
Librofegnndt» ! fo.M'e
tratar eíta m3teria)Pcra necesario que meaue
zen Jo que conuiniere.Reípondio el conde Liw
douico . Ya vos me parece que os days a vfar e.f
fode que dezis que nofábeys nada,y comé^ayt
a fer graciofb etvquerer hazer reyc eilas caua-
lUros,bufládode micer Bernardo,? demi.Pot
que todos ("aben mjybien,que loque alabays
en nofaroos/e halla ci vos muy perfeftamétc
Masli^ftayscanfado.por mejor terniafuplicaí
fedes ala feñoradiiquefa.que mandarte dexat
lo que-queda defta platica pata mañana, que
ir>cm buenas palabras, ocon engaños faliros
de vueftra obligación. Comenc.aua micerFe
éerico*artrpoñder_,peroIuego Emilia le atajo
di ziendo. No ha?e agora al propoíno que toda
la di imita leparte enefías cortefías, baile q en.
trambos feays conocidos, y tenidos por Jo que
foys.Mas pirque ms-acuerdo que ayer vos íe-
ñ'V con Jeme dilles culpa, que yo no repartía
ygnalmerite lostraba jos Pera bíé quemicer; .Fe
drncodclcaníe </n poco, y demos el cargo da
tratar de corno hadefer vn hombre graciofoa
micer Bernardo bibicna. Porque noíohmente
en aquella fuerte de graciasqüe aquí fe ha di
cho caber debaxode vna razón larga, alcanza
muctio,mas a-un me acuerdo que hartas vezes
ha prometido dcefcteuirfobre ella materia, y
poreflb e* de creer que ¡a terna muy bien vifta,
y que no podra lino ratisifazernos enteramente
P iij enelía
El cortefano
enella . Derpues que fe vuiere tratado tílo,t>ol
uera micer Federico a hablar en lo que le que*
«la por dezir del cortefano . Poccicrto íeñora
C dixo micer Federico ) no fe lime queda algo
por de¿ir,mas fea loque fuere: yo acuerdo a-
;ora como fifucfle vn caminante «¿ufado del
iíargo camino,y fatigado delmucho foI¿defcan
farvn rato en el hablar de micer Bernardo al
fon de fus palabras xomodebaxo de vna fom*
bra de algún deley tofo y frefeo arbol,al ruydo
de alguna fuente biua . Y afsi defpues de auer
repotado vn pocovpodra fer que tenga aliento
para dezir alga mas de lo que he dicho. R.eC-
podio riendo micer Bernardo. Si os mueftro la
cabeca¿vereys que fom bra fe puede cfperar de
las hojas de mi árbol . Dejen tir el ruydo dé al
gún a fuente viua podra fer muy bieii. Porque
yo fuy y a conuertido en vna fuente , nO de al*
Í|uno délos antiguos Diofes, fino de nueftro
ráy Mariano^Y defde entonces nunca rht ha
/altado el agua. CorneiKjarqn are>r defto to?
dos . Porque eft a burla que micer Bernardo to
xorfpori auer acaecido eri rorna en prefencia
•de <3al coito caxdenaljde fantPedro vihcula.era
muy tábida. Defpues que cello larifadixoE*
milia . Raraquees b avernos reyr coade?ir gra
cia.s^nocureys.vos agora de dczil las, fino de
jnolinirnos cooioife han de dezir , y de que co*
junturas o palios fe fu cien leuantar . Y enfin
til-'-.*: fV-í - decía
Libro fegundo. fo.n <
declaradnos todo lo que enefta materia Tupie*
redes .Y por no perder mar tiempo comentad»
PienfoCdixo micer Bernardo) que es ya muy
tarde,y afsi he miedo de fer pefado y de
parecer hablando de gracias deígra -
ciadb.PoreíTo temía porbienq fe
dexaiTe efto para mañana . A*
qui refpondieron muchos - *
qera temprano yq^e
muy gran rato aú no
;, .7 ;iríOl;ftrialaoraaco-
■ oub -í * i fiübrada de
•aÍHpoa.u/.^au. yrfe.
.-it»D»>l9 • - P-Ü»Í . <|CapítH
* . - , ** iiír Tí"f as: •• ■'■ * • t1"»': <■ í'*í * ' »

J; ->'--2.-:pe'ii>tfi'.' ■ : ' :¡1 ">:'.>' '.'. .< . :


. . '■: I t-í •'"' 1" 'i-. ■ ■ . '*.*,. ..
- ■ '.; *\t.-t :.iV- -.'. v\ --i- Jvj'.. , .. .
' !.'-j S'.I.'iHir : '?/ ■ . a . !..,<: .'■.. ; ;■.
. ../. )
■ »
. * * > « * .'II .
'■ ■ , .' ' ■■•; -v •> ; ,.' ■ • «.■■ j •:'■'> :.i ',. ■ ■ »
i.vfí>Lif». ■■ .-'
1
• -'.rif.M -, . ... .< 1 3 J.>
""■ : ' \!'!0;:fiOi¡.-t , • '••>•'. -):,ir ■- ' "1 .5
'
. ■ -,» < J> '. . . i i : " . . . J r. .• r n • '-> t !•■/ i
. '■'' ; :!i'!»"*. ■ •:.'i¡rr.i. •*
"«;.,,. , , , •» » * '"*-*. . -
EÍcortefano. ¡
f Capitulo • 5 :, Enel quaj nfíjsfcr So-
nardo (a quien la feñora Emilia dio lama
no enel hablar) mueítra qiul es fon los
. términos y modos quedeue víát,
- el coi tcfano enel dezír deJjis'
gracias y motes para haze^c^
iéyx,y como fe dcuejj, . "
. ". ;. fundar, V.-.v
■••• :!'.'■.•; . " -un
NTONCES MlCER BER
iiardoboluiendefealaduquefa y
i Emilia dixoles.Yo no quiero ef-
cufarmede tomar eitc cargo, no
embargante que pues fuelo mará*
uillarme délos que fon tan confiados que ofan
cantar con vna vihuela delante lacomo fanfe-
condo,no detuiawgofra'en prefifnciade tantos
cáíraff¿rostan áWféáte4q'i:se,fttfe!ft,efto-,y otra
<luálq'u^c6&rmfb¥^tY6*í,^feí¡|,"^ a tra-
taYefta marefíi.'Ccín 'ttíévprSrnoiéát malexé-
j/I^,rii fór cáu&'^iebwo-cie ¿obedezca lo qtítls
fue"¿B'máñdad6,<We qwrn to'mas "breucrtterfre
pudiere 16 qü6 'fcrhe offtceTicfefca délas cofas
quefuelen mdtifcr'Wft.iííj quates tan natural
anofotros que pordefcreifir vnhombre fe fu»
ledezirque es vn anim'aí difpuefto a reyrfe.
Porque el reyr íblamente íe vee enlos hobres,
y es cafi fíempre ceñido de vna cierta alegría q .
fe
Libro fegundo fq.ip
fe fientédentro eneJ coraron. El qnal ñsturali
mente es inclinado al plazer, y apetece el rei
pbfo,yrecreacion-Yafsi vemos muchas cOfai
ínuentadas para efte cfefto , como las fieftas V
tantas máríerasde juegos como fe vfan . Ypo¿
que noíbtróScomuñteamamos los" que nos d$
eftospafíariempos , folian losTeyes antiguos,-
losromanósj'y los Athenienfcs,}' muchesotroí
jpWftr bien quiftos del pue blo, y delcytar loi
^ió'áylos fentidos delagence.hazer grandes
teatros, y otros publico s edificios , y alli ¡mó*
ftrar nueuos juegos, correr de cauallos}yde
carroSjCombatesdelúgareSjeftrañasanimáliáí
cornedias,tragédiás,ybaylesde mil maneras.
V holgauá de ver efto hafta Jos mas grá'ües-phi
lofophos.Losquales con femejantes n*eftás,y
con banquetes recreauan fus almas faíig'adas
de aquellas íafl tas efpeculaciónes y didjrfo? pet|
farnientos.Efte o otroquelquier gcne& de p'af
fá tiempo bufcan de buena gana todos los hprrí
bres dequalquier-cíátidíid quefcau.Porqne no
folamente Jos í abridores, los marineros' ,fy to*
dos aquellos que conafperoséícercicios-gánan
fti vida",maslos íáttAosrfcligiofds^ los en caree
lados que d«í pifrito enpunto efpéran lérñuer9
te ,*ndantarñbien Picando algún ¿aftliiío y
remedio para fu recreación y défcáfo/Afsí qué
todo lo que rtiueue:r¡fa debimos que alégra,y
da plazer y haze que aquel rato el hombre fe
P v olui
El cortefan«iT
©luídecUla* eno|ofaspcfadumSresque tien£
nucflra vida lo mas del ticpo occupada.Por cf-
íb codos como veys huelga conel reyr.Y es mu
cho de loar el q le muetie eulos otros a buena
fazon,y por buen arte, Mas que cofa Tea eftari*
fa,y donde tenga fu afsicnto.ycomo no ocupe
las vcnas,los ojos,Ia boca,y las yjadas,y pares
ce q quiere rebcutar, tanto que alasvezesno
nos lea pofsible tenerla por mas que lo traba-»
Jemos, diario he por agora ademocrito que
o djtpute.Elqua) podra muybé fer qaunq pro
meticiTa de declararnos lo , no faliefle có ello.
Pero dexando efto digo. Qn e el fundamento y
caü ja fuente donde nacen las gracias q hazen
rey r confine en vna cierta defproporcion o dif
formidad (i quifieredes afll llamarla.Porqu e fo
lamente nos reyroos de aqllas cofas q eníi deC
conuísriíi y parece q eílá mal p?rojealm éce no
lo eílá.Yo efto no lo fe declarar de otra mane-*
ra.Mas ú* vofotros qreys mirarlo bw , vereys q"
caíifiemprea^ILtsdcqnditeymosesvnacofa
qenfinnocóuisn^ycontodoeítonoeítamaU
Qualesfean pueslos términos y modos q deua
VMrelcortefano paramptier «iftartfa >yU*ft*,
que punco ic fea permitido eftenderfe trabaja
re de dezirlo quanto mi juyzio me bailare , ya
vna por vna ello efta fabido que el no ha de ha
ser reyr fiempre, ni ha de birlar destentada*
mente,comohazenloín«ci«ftyl<wlow»ylpfc
. truh*
Libro fcgundo fo.iil
truhanes. Y puerto que enlas cortes délos prin
cipes los hombres de eftafuerrc,aísirotaimiv
te fueltos,parezca que en cierta manera fe fu*
fr an.y aun feanmenefter muchos ratos, toch-
uia no deuen fer llamados corteUnos.iino que
cada vno hade tener Tu, nombre , y fer tenido
por quien es. La medida también, y el termí*
no de hazer reyr mordiendo,cumple que fea di
ligentemente cófiderado,y fe mire la calidad
déla peilon a que mordeys. Porque claro ertaq
Jaflimar aun trine cargado de dos mildeíucn*
turas^o burlar de vn gran veüaco y maluado
publicólo feria ninguna gracia, ni moueria ri
fa en nadie. Que deltos aüi tan malos Pues q
merecen mayor caftigo que fer burlado*} y d«
aquellos tan mifera bl es no fufre n nu e íi ros co«
rabones que fe haga buri a dellos,faJue fino fon
tan locos q en mitad de fus mifcrias citen muy
vanos , y fe mueftren íbbpruios . Deuefe .tarn?
bien tener felpéelo a los que fon gcneralmen*
te amados de todo eimundo.y que puede.n.m^
cho. Porque conel burlar delíos podría el hom
brecaeren cnemiltaces peligrólas. Afsi qu«
Jo que conuiene enefto , e s rey rfe délas tachas
de las perfonas ni im afligidas, que mueuari
compafsion , ni tan malas que merezcan pe*
na de muerte , ni tan poderofas que vn pe>
queño defíabrimiento fuyo , baile a hazer tan
grandaüo.Afsi mifmoaueysdefaber queden
_. d»
t»r.<* Elcortefano.
6e (efundan los motes para hazerréyr, íépuev
den támoíen fundarlas fentencias graues para
loar y reprehender. Y puédele algunas vezo»
acudirá todoelto con vnas milmas palabras.
Como por alabar vn hombre franco que pon*
fu háziend i en común por los amigos, fe Cuele
dezlrqüeloquerieneno es fuyo. Ylomifmo
fedizepof cocira vno que aya robado, o por
étr« viasifn«ftamente alcanzado lo que tiene
Di/efe también en Ytaliano. Aquella es vna
Wtígerde Affaiiqueriendola alabar de fabia y
de büena.Lo mifmo fe podría dízir por tachar
lajíeñalawdoque fucile muger de muchos.Pe-
ro mas ve'zés* le ofFrece aprouecharfe délos mif
rnos runda-meneos para eftó que <ie las mifmai
palabras. Como pocos días ha citando en vna
ygleíi^ tres- caualleros oyendo rnilTa delante
dtí Vnafe&érajcanlaquál el vnodeliosandau*
de amei&sjflego a ella vn pobre ti pedirie por
dios^y cotí grande importunidad gimiendo re
{ücómnchüSvezes quele diélí<s ¡-i mofna. Con
óáo ello ella iWftl-aditua'jm tampoco felá ne«
||á,üa'cóndez5rle por ferias ni por^alabías qué
Dios leayudaíFe,fino que cftaua «empre fobre
íi.c'omoff penfafl»eno«i'acora.I5r¿0 entonce*
a fus compañeros el queera feíuidtír dclla. Bié
Vejrsagófalo qneyo puedo efpar&r defta leño»
fá.Nó miraysque es tan crisda-qne nofolamen
te no dalinioína a aquel pobre hecho pedamos
y muerto
Libra fegundo. fo.ña
y muerto de hambre,que tantas vezes y có tan
to dolor felá pide,mas aun no quiere ciarle li
cencia n i deziric que fe vaya.Táto huelga ver
delante (i vnaperfona que eite muriédo en mi*
ferias,)' en vano le pida remedio. Retpondio el
vno délos dos.EíTa que vos dezis no es crueza,
fino vn querer ella hazeros conocer que noruj
gana de dar a quien le pide con mucha impor
tunidad. Acudió el otro diziendo. Antes quiera
dará entender ,que aunque ella no deio quo-
le piden, toda via huelga ríe ícr rogada. Veys a
quicomoenno auei ¿lia feñora echado¡de íi
aquel pobre fe fundo vn dicho de reprehendo^
riguroíb,otro de loor templado,y otro de bur*
la quela mordia.Boluiendo pues a declararlas
maneras délas gracias que hazen a mieftro pro
pofito digo.Que(fcgun mi opinión) tres fuer*
tes dellasfe hallan aunque micer Federico aya
folo hecho mención de dos, de Ja que ac en e|
hablar largo,que(íegí¡ el dixo)fe puede llama*
vibanidad^yconfifteeneJeífedo de vna cofa^
Y déla preña y aguda biueza,que eíta en vndj
cho foio. Aellas dos nofotros agora añadiremos
la tercera que llamamos recaudos fallos o bur
las .enlas quales ay cuentos largos y dichos br«
ues,y au n alguna cofa pueftapor obra . Aqu.e*
lia primera que cae euel habhr largo y que du,
ra vn rato fin fer ara jado,es quaíi como quajpd#
«1 hombrerdue algún cúento>enelqu4í*tfj?f
den
c'a.fl Elcoftefano ' •
a«nnotarVna cofa o muchas gracíofas. Ypor
daros vn exemplo,aueys de fabef,quc eri aque ,
Jlosmifmosdiasq murió papa alexádro el tex
to y fucedioenel pontificado Piocercio,haUar»
áoft en Roma enel palacio micer Antonio ag*
jiello,vueftro manruano,fe«óra duquc(a,y etr
aquel puntó platicando de la muerte del vno;
y déla creación del otro , y echando Cobre efíb
diuerfos luyzios con vnos amigos fuyos , dixo»
Jes.Séñores bien creo yo que (abreys , como en
el tiempo de O tullo hablauan las puertas fin
lengua,y oyan fin oydos^y afsi defeubrian em¡t
thos adulterios.Agora puefto que los hombres
no valen tanto como y-alian en aquellos tiem»
6os,qui^a las puertas , muchas délas quales fe
hazen,alomenos aquí en Roma,de aqllos mal»
moles antiguos alcanzan la mifma virtud qué
a Icancauan las de entonces. E yo parami creo
queeíiasdos Cabrían agora declararnos todas
tilos puntos q tratamos, íi deltas quMieíTemoí
fabeilos . Eftauan a efto muy atentos los quele
efctJchauan,efparando en q auia de parar.Mif
fer antonio entonces figuiendo íh palié af por
aquella fala donde a ndauan , aleo los ojos co
mo a cafo a vna de dos puertas que auia allí, y
parándole vn poco moftro con la mano a los
2uü eran alli prefentes vnas letras que encima
e aquella puerta eítauan .Las qualesdezían*
~P*p* Alexandro . Y al cabo auia vna, v.y vna%
«i- *j,que
Llbrofegundo fo.n»
j.que f5gn!ficauan(como iabeys/extd.y dixo.
.No mirays que elta puerca dize Alexandro.vj*
6 Henifica Alexandropapa por fuerc,a?Porqu«
fue hecho papa aproüechádofe mascón todos
áia fuerza q del a razó.Agora veamos pues eíU
nos ha dicho lo q qriamos faber del papa muec
to,íi nosdiriaeftotra algo del nueuamente cío
fjido.Yboluiédofe ala otra puerta , moftroene
Ja citas letras,vna.N.dos,pp.vna.v.á quieren
dezir.Nicalauspapaquintus.Y luego dixo. O
q malas nueuas . Veys aqui como eítotra dize.
Nihil pepa valet. Efta manera de íaber burlar
bié coftoceys q puede fer buena } y algunas ve»
2es/e" éonfórn'e alo q conuiene a qualquier
bué hóbre de coríe,o fea verdadero lo q fe cué»
taofingido.Porqen tal cafo esJicitofingir.Y
Cedo el fundaméto puerto fobre verdad,pued«
fe aderezar có atreuerfe a métir vn poco , quita
do,o poniendo íegun esmenefter.Mas Ja ver*
daderay perfefta fjuziadeítoesmoftrartápro
pnamente y tan fin traba jo con ademanes y c5
palabras Jo que el hombre quiere exprimir,
quealosquelooyan Jes parezca ver hecho y
formado delante fus oíoslo que fe cuenta.Ytá*
ta fuerza tiene efta manera de contar afsi di
itinta y propria,que muchas vezes es caufa que
Parezca bienvna cofa, y fea tenida por muy
buena aunque de fuyo no lo fea . Y puerto que
•a U» que fe cuenta íc requieran lo sgeftos y
los
... .*.., Elcerrefano
los ademanes conformes,y aquel Ja fuerza qc5
íiile enla bozbiua,todauia cambien en lo que
fe efcriue fe conofce la deitreza y excelécia de
(aber bien explicar lo qu e haze al cafo. Dezid-
rne quien nofereyra con loque luán bocado
refiere enla oftaua jornada de fus nouel as,Quá
do fe efcriue como fe esforc,aua el cuca de va»
lungo encantar bien vnoskyries,y vnos fantns
luego quefentiaquefuamigalaBelcolosefta
ua enla yglefia.Tambien ay muchos graciofoi
cuetos en Jas de calandrino, y en muchas otras*
Aeftamifma abilidad parefce el que tira el con
trahazer,o remedar . En lo quai yo harta aquí
ninguno he viíto mas abil que nueftro micer
Roberto de barí . No feria dixo mi cer Roberto
pequeño loor eíTedl cupieAe en mi» porque y»
cierto trabajarla fiempre dererr.edar m as ay na
lo buono que lo malo.Yfi yo pudiefle concito
alcanc,ar de parecer alguno que yo conezco,
cerníame por muy dichofo.Pelo he miedo que
todo mi con trahazer no fea de cofas que haz en
reyr.Las quales(fegun vos aueys dicho) confís
itenen vna cierta defeonuenencia o disforme
dad. que no puede dexar de fer tacha. Tacha fi
(rcfpondio micer Bernardo)m¡**n© parece maJ
Y quiero quefepays que.eíte,reme.dar de que
nofotros hablamos no puede .caber ¿mq. en per
fona de ingenio y de juyzio Por que demás de
faber afrentar las palabras y ademanes en fti
***■,»..■; "punto
Libro legundo F0.12I
punto,y pon er delante los que efbn prefcnte*
e¡ Temblante,)' la manera j y Jas coftumbres de
aquel aquien remeda y s, es necelíario ensila
fer pruden te,y tenef gran refpeílo al lugar , al
tíempo,y alas períonas que lo veen,y no arro*
jarle a truhanerías, ni exceder los términos có
uenibles.Enlo qual todo fabeys vos marauillo
fomente regiros . Y por eflb pienfo que lo ente
deys muy bien. Que a la verdad, ya vos veys
qiú nul parecería, que vn cauallero tenido en
buena reputaciou,por có trahazer a alguno fin*
gefle en fu gefto líorar,o reyr, o formaje pun
tualmente las bozes delotro,oluchafle conli*
go mifmo como haze Ber kuO fe viitieíTe vn ve
Itido de villano en prefsncia de muchos,como
•£ftra'cino¿o hizielfe Semejantes cofas. Lasqüa
Jeseneftos que agora ha uemos dicho, parecer»
bien,poriereloftícioproprio dellos^Masa no
forros no conuiene,fino pallando diísimuJada-.
mente hurtar efto del reniedar.guardandofic-
pfe la autoridad que fe requiere en los hóbcea
de honra,nodizienco palabras íiizias, ni hazié
do cofas deíbncftas,ni torciendo el roáro , o Ja
perfona con vnadefembolcura defuergonc,ada
y baxa,fino componiéndolos ademanes, y to
dos los mouimientosjdemanerá.que los qeítu
uierenprefe ntes imaginen por nueftras pala*
bras,y geíios mucho mas délo que veen y oye,
y concito fean mouidos a reyrfe.Deuefe tabico
Q_ cuello
Elcorrefano
eneft<"> tener ojo a no burlar pefado'contrafed-
zicdo \}¿r judicialmente algunas tacharen c/"
peciai vnas fealdades q ay de roílro,o de cuer
po Porque aísi como las disformidaaesde la
-peifona da» muchas vezes grade y gr¿cioUma
teria de rilaaquiin difcieramente íabe Bular
de lias . Aísi también el que 'o haze deícarada*
ineute y con a ípárexa, no fojamente es anido
portruhan/nas por enemigo, Pf»reiib cumple
(aunque fea dificuitofo)tenereneftq(«oinohe
dichojeJ arte de nueítro micer roberro.El qual
remeda a todos los que quiere , tocandoJes en
fus rachas.Masha7.el0 tan Torilmente, qneaú
jqueellos citen prefentes , y lo vean no-fe cotí
ren dello,ante.guftan nimas.ni menos como fi
lafieitafehiziclTe en otros.Ydeftoefcnfadofe
ra daros exemplos,pues cada dia los veys-enel
Trae aísirr.ifmorifa(Ioquii también fe cotíes
ne de'jaxo de faber contar bien vn cuento ) el
recitar con buena gracia ciertos defe£t « de a )«
jgunos,con tal que no féan muy grandes ni me*
recedores de otra mayor pena quede ferca di-
gados con burla que fe haga del los ,-como íerii
a igun as grolíeri as limpies, o dichas cóv na po
ca de locura prelta y que picaffe . Ha zen tAtn-
bien reyr las affe£raciones,o curiofidades quañ
do Con eítremas, aísi mifmo algunas muy gran
des mériras,y bié compuertas .£nlaíísmolezas
tue fingular la q recito pocos días ha micer Ce
t '■■-■■ ' „„* far.
Libro fegundo, fb.tiá
far.Laqualfuaq hallándote el vndiaconelco
regidor defte lugar vio venir vn labradora q-
xaríe q Le auian hurtado vn afno , El qual dei-
pucsqle vuo fatigado mucho,y encarecido íu
pobreza3y el engaño q" ie auía hecho el ladrón ,
dixo ai cabo por hazer fu perdida mas graue.t)
feñor fi vos vuieradesviítomi afno, conociera
des muy mejor la razón q yo tengo d e qxarme.
Porq cscierto q qndo el eUaua adcrecado.,y pue
ftafualbarda,noparecia fino vn Tulio .Otro
vuo qjbopando vn rebaño de cabras,y viédo ye
nir dejare dellas vn grS cabr5 íé paro, y có vn*
eltraña maranilla dixó . No mírays q hermoíó
cabro parefee vn fant Pablo . Di otro oy dezie
al feñor Galpar pallsuicino q conoció. El qual
auia ofrecido al duq Hercules de ferrara(porfex;
fu criado antiguólos higitos fuyos por pajes.
Los qualés antes q lleganen a edad d poder ve
nir a feruirle muriarójfabicndp eito el duq,rno
. ílro al padre Ten cimiento deiio, Diziencio le
que le pefaua mucho.Porque de vria ío la vez 5
los ama vi/toieauía luego parecido bonicos y
muy cordczualos.RcrpodioIe el padre .Señpc
no es nada lo que viftes.Que de poco acá íé a-
uian hecho los mas lindosy bieri criados y dif-
cretos mochadlos que yo pudiera péfár jamas.
Y cantauan ya entrambos , como U fueran dos
gauilanes. Y no ha muchos días que vn doftoc
do los nueftros Mhsndo paflar. por la plac,a ca
Elce'rtefano
be fi vn acotado,y auiédo mázüla del'porcj na
embárgate que el verdugo le facudia muy bra
uos ac,oces,y fas efpaldas le corrían todas fan-
gre,le v eya andar tan apaíTo,como fi anduuie¿
rapalTeandofe por recreacion.dixole. Herma
no andan mas apn'eíTa , y faldreys mas prefto
deífe trabado > El bueno del abocado entonces
boluiendofe contra el doctor muy determina*
damente con vn gran ceño^parofe como enoja
do délo que auia oydo,y afsi eftuuo vn poco q-
do mirándole fin hablar palabra,defpues dix»
le.Oyslohombrcdebien,quando a vos os acó*
taré.yd vos a vueftro pl azer fi quifieredes, ago
ra dexadme ami yr al mío . No fe también fioi
acordays de vna necedad harto buena que po'
có ha nos contó el feñor duque de vn abad . El
" ¿ualKallandofe vn dia en vna platica que el
' duque federique tenia con otros (obre loquefe
' auiáde hazerde vnagrácátidaddetierraqfe
facohaziendolos cimientos defte palacio, en
el qual todauia ala fazon fe labran a„ dixo . Se¿
ñor Vo he pe'nfado donde fe eche muy facilmé
te cía tierra . Mandad que fe haga otfa grá ca-
ua,y allí fe podra echar toda fi n ningnn emba-
raco.Refpcndio el duque con harta rifa. Yla
' que fe Tacare deefla caua, que dezis donde la
echaremos ? Mandalda hazer dixo el abad tan
grade que quepa la déla vna y la dcla otra. En*
fin por mas que el duque replicaíTc que quan*
to
Libro fegnndoi fo.íjj
to mayor fe hizieftc la caua, tanto mas tierra
* uria nuca efte abad le pudiera meter en la ca
be;aq nofueiTepofsiblehazerla tan grande q
pudieííe caber enella toda la tierra de la vna y
de la otra, ni jamas le Tacaron otra reípueíta,
fino hazelda fiempre mayor.Mirad que buena
eftimatiua deuiera te ner el abad.Dixo en ton*
ees micer Pietro bembo.Y porque vos no cona
tays también la del vueftro comiflario Floren'
tinf El qual eftando cercadodel duque de Ca
labria en y na fortaleza ,y h aliando vn dia den*
tro ciertos paíTadorcs con y erua que felos auiá
tirado los del campo, efeandaluofe mucho , y
eferiuio al duque q ú la guerra fe auia de hazer
tan ci uda.el también pornta hierua enlas pelo
tas délos tiros de poluora.y entóneos cada vno
que mirarle porfi . Riofe micer Bernardo y di-
xo.Cata miccrPietro que fino callaysjyo tam
bién contare rodas las necedades, que he vifto
yoydo de vueftros vcnecianos,que no fon po .
cas en efpecial quando íc quieran hazer gran*
des hombres de cauallo.Pidos por merced ref-
pondio micer Pietro queno las cóteys. Que yo
tengo agora otras dos muy Ungulares de Floré
tinesque podría dczir,y callarlas he por amor
de vos. Mirad dixo micer Bernardo que no fea
ran fínode íeneíes:que ya eftan en coílumbre
de caer en femeíantes íí mplezas.Como vno , q
oyendo, no ha muchos días leer cne,l confe jo
Qjij tas
El corte i ano;
etertas cartas,enlasquales por no repetir tartW
tasvezesel nóbre de aquel de quien enellas Pe
hablaua.,fe replicaua efte termino , el fobredi*
.fho,díxoalquelasley3. Teneos agora ay vn
poco por me hazef merced'.y dezidrne,efle ib*
breriicho fi es amigo de nuefíra republica * No
pudo tenerla rifa micerPietra ydixó. Yo ha*
blo de F!orcnrines,y no de Senefes.Pues luego
contad libremente dixo Emilia lo que quifiere
des,y no cu«ys de tener refpeftq a nadie, lino
oé'zid . Profigaio miccr Piecro quando losFlo-
rantin es tenían guerra con los PiiTanos , halla
ronfevna vez^pprlos demafiados gallos que fe
ofreciere muy alcanzados. Y af si tratádofe vn
dia enel coníejo q min era fe podría tener para
hallar dineros-.defpues deaueríe motado mu»
choscaminosjhabiandomuyfuítancialmente
enellojdixo vn ciudadano délos antiguos . Yo
hepéfádodos formas de haílardinerois preñas
y ciertas . La vna «s,qiie cófidetando feria ma
yorrenta que riofotros tenemos 1 as dclosdere*
chos délas entradas délas puertas da Florencia
como tenernos OnzepuertasVmandemoshazer
chía rñifma ora otras onze,y afsi doblando fe
laspuertas doblirfe han también las réntes-de
las entradas.La otra fea,que fe proúealuego,oj
en Pyfloya y énPrafo fe abrá las-cifasde lamo
hedani ñus' tíí menos como en'Flo"récia'i.y dias
y noches, no fe haga alli otra oofa fino kazet
'■* ,: ; /> mone
Li^ro fegurdo fe i* u
monedá.r toda la que te hí/iere fea muy r-ue •
nofducados. Yeltereme»lit->(ami pjreceiXc-
ra mss brcue y aun menos coítoio Rieron mu
cho del fot ti confeio deit e buen ciudadano, y
corlado el rsvr divo Fmiüa. Pues como atsi (oí
frirey* vos miccr Bernardo q miier Pietro bur»
le tan defcar<> demente de ios Floren cine ¡ fin q
os vengue vsdel Refpouaio rnicerBemaido.
Yole perdono eiTa injuria , porque fi elme ha
hech* petar enburlar délos Flortncinesha ms
hecho mayor pía aeren obedeceros. Y lo mif-
mo haré yo;fiempre que fe ofrezca cafo para
el lo . Dixo entonces miccr cefar . Que mas hec
mofi >m pieza que la que yo oyde vn breíia*
no?£l qual atuendo eludo en Venecia efte año
paliado el dia déla Afcélion,cótaua en mi pre
fencia a vnos compañeros fuyos Jas grandes ca
Tasque allí en aquella fielta auia viJto,y dezia
como eft atún todas las calles llenas de cantas
mercaderias.de tata placa.de tantos paños, de
tanta tapicería, Y que defpuesia feño ia falto
con grá proceliiñ a hazeraqllacerimoniaq fe
haze allí de defpofar la mar,y parásito enerará
todos (como es de ooitúbre ) en aqll a galera q
11 imá ellos bucétoro,en) a qual yuan tantos ca
valleros tan aderecadus, tantos iones y cantos
cantores que parecía rpparayí' .Y preguntan*
dolé vno de aquellos fus, compañeras ^uo «**"
ñera de muüca le auia alit mas conttntado.teC
Qjü) f»od»o*
El cortefano-'
pondio.Todas era buenas, pero entre las otras
yo vi tañer vna cierta, trompeta de cftraña arte
q el q la tañía no hazia fino cada vez meterte
iras de dos palmos deila por la garganta,}' lúe
go defpues la facaua , y luego tornaua a meter
y faear,tan to que yo cítoua paí\nado,que nun»
ca viftes otra tan gran marauilla. Riéronle en
tonces todos viendo la necedad deftc cuy tado
que ou jelfe péfado de aquel tañedor que fe me
tieíTe por la garganta aquella parte del facabu
che que entr*. y fale.Boluio entóces micet fier
nardo a Cu platica y drxo . L as afectaciones y
curioíidades que paran en vna medianía comú
no agradan.Pero quando vá fuera de toda me
diday ion eftremaSjmueuenrifa.Como vemos
muchos que ha cada paño las dizen . Los vnos
preciándote de tener muy grá cuerpo,los oíros
de feresforc,ados .otros devenir demuy buélw
nage. Y afsi también las mugeres,vnas tenién
dote por muy h ermofas,y otras fingiédofe muy
delicadas,)' ftaziendoíe todas llenas de miñe*
yios.Como acaeció enefios dias a vna feñora.
La qual eftandotriíte y penfatiua en vna fiefta'
donde auia muchas damas y caualleros, y fien'
dolé pregunta enquepenfaua , quelahiziefle
eftar afsi tan deflabrida, refpondio . Yo eftaua
penfando en vna cofa que cada vez que fe me
acuerda me llega al alma,y«o Ja puedo hechac
demi.Yesqueauiendoeldia del juyziodereí
*t •« -:m r . fufeitat
Libro fegundo. ">.«$
fufcirar todos los cuerpos,y parafcer defnudo*
anteDiosy todo el mudo .yo no puedo en nin
guna manera futrir que entonces aya de fer vi-
ftoelmiotábien defnudo comolos otros. Eítai
tales sffcflacionesyporque pallan el termino»
traen comunmente mas rifa que pefadumbre.
Y aquellas grandes mentiras , que exceden el
grado de toda credulidad, quando eftanbien
compueíias,yavofotros veyscomohazéreyr.
Xagora me acuerdo que aquel nueftro amigo*
que fíempre fe halla razonablemente prouey*
dodellaspocohaqueme contó vna muy ííh '
guiar. Dixo#ntonces el magnifico Iulian.Efla
ñofe yoquetal fue,perofeosdezirquelaque
elotro día afirmaua porcofa muy cierta vn nue
ftro tofeano mercader luches, es la mayor y
mas eftraña que yohe oydo en mi vida . Man
do en ronces la duquefa al magnificoque la co#
taffe . Yafsi el riédo comenco a dezir. Eftemer
caderCfegun el dixo)haliandofe vna vez en po
lonia, determino de comprar vna gran canti
dad de martas zebellinas, con penfamieu to de
traerlas a Ytalia y ganar enellas mucho. Def-
pues de auer entrado algunos días enla platica
deílonopudiendoelyrenperibnaamoícouia
porla guerra que entonces era entre el Rey de
polcnia y el dnque de Mofcouia,con.certo por
medio de algunosde aquella tierra que vndia
determinado viniefien con fus martas ciertos
Q^v mcr
Elcertefanó "
mercaderes mol omitas alus canfines de Polo*
¿>ia,yq el también para el mimo tiempo fe ha
Jlaria allí. y podrían tratar cara a cara el negó»
cío Alsi que yendo el luches con Tutcompiñe -
rosal )tig'araplazado,llegoavnrio Jamado el
Bortl! bcnes,el qua) eftaua tan quaj ado y tá du
fo de ye lo como ti fuera vn marmo) y vioque
Fosmofcouitas.losquales también por miedo
déla guerra fe temian délos de polonia,aiiiá ya.
llegado ala otra parte del rio. Masnoofauápaf
ftr mis adelante. Y afsi auiédote los vnos y les
otros conocido ,deípues de auerie hecho aigu*
ñas Teñas, Los mofcouiras coméojrona hablar
alro.di/ iendo el precio que quería por fus mar
tas.Pero tá eírremo era el rrio,que era impofsi-
We fer entendidos. Porquetas palabras antes
que Megaflen ala otra parte del rio donde ella*
toa el mercader luches yfusinterpretes,feelas
uaqtodasenelayro.yquedauanqnajadas-Vié
do ello aquellos de Polonia que labia ya la co
ítumbre , tomaron por remedio hazer vn gran
fuego en mi tad del rio.quc aquel era ( al pare*
cer delIos)el termino donde llegaua la hoz to<
dauia caliente antes.de fer atajada porel velo?
Y aun el rio cftaua tan duró y tan marico", que.
bien podría foftener el fuego . De manera que
hecho eltolas palabras que por cfpaci > de, vna
ora auian citado eladasenelayre,cqm.enciaron> ,
a dcrretitfe,y a decendir murmurando , como
: .■ .v ' las
Libro fegundo fo.iz<5
Ia.< nieties quádo fe dcfacan del as fierras el mes
de mayo,y aísi enel mifmo puto fueron enten
didas perfcftamente,no embargante q los hp»
bres del a otra parte ya era ydos.Mas poro al lu
ches le pareció demaGado el precio qaqllasp*
labras pedia porlas martas,noquifoc5certar-
(e,ni curo mas del! as.Rieronfe entonces todos
y micer Bern ardo dixo.Por cierto la ¿j yo quie»
so cótar no es tan fotil , pero tcdauía es harto
buena,y es ella . Tratandofe pocos días ha de
la tierra, o mundo nueuamente hallado pot
los portugueíes.,ycontandofe muchas eftrañe»
zas de diue/fos animales, y de otras cofas que^
ellos de allí traen cada día a portugal,aql nue
ftro amigo q yo hos he dicho coto por cofa áct
ta auer vifto vna mona de forma en eftremo di
rerenredelásqueaca nofotros folemos verla
aualcfegun el dézia)jugaua al axedrczmaraui
ófamente, yvnavez entre otras muchas ha»
llandofe delante del rey de pertugal el caualle
roque la auiatraydo,y jugando conella al axe
drez,la mona jugo algunos lancesfotiiifsimos
de manera que apretó tanto a aquel cauallero
queenfin le dio mate. Dé loqual quedando
el corrido, comolo fuelen quedar todos los qus
pierden en femejante juego tomo el cauallero
del axedrez q era muy grande y arrojándole a
la cabera deía mona hiriola,la qual préñamete
(alto ala otra parcesqxandofs cógrarcdes grito»
y pare
i El eortefano.
y pareciédo que pedia jufticia al rey déla fin r*
zon que le auia hechoJEl cauallero dende a vn
rato boluio a requerirla que jugaíTe.Ella rehu.
fandole primero vn poco con fus ademanes y
monerías , en fin torno a jugar , y como la otra
vez,afsi también eftotra le truxo amuy mal pú
to. Al cabo viendo la mona que eílaua ya en fu
mano darle mate,con vna nueua aftucia quifo
afíegurarfe de no fer otra vez hcrida,y afsi difsi
muladamente fin que nadie cayefíe enello,pu<
fo la mano derecha debajo del codo y zquierdo
de aquel cauallero, y quitóle vna almohadilla
de tafetán que el tenia por regalo para animar
el braco,y hecho efto.luego en vn mjfmo pun
to conlayzquierda le dio mate de péon,y cola
derecha fe cubría la cabera conel almohadilla
defpues dio vn gran falto delante del re y,mo-
Arando alegría y vfaneza de fu vitoria.Ora no
veys bien,quan fabiay difereta era efta mona*
Dixo entonces micerCefargonzaga.No es pof
fible fino que deuiera fer do£tora,y de gran au*.
toridad entre las otras, yaunpienfo que la re,
publica délas monas indianas la embio a porru
gal por ganar reputación en tierra eftraña . To
dos entonces rieron déla gruelTa metí tira y gu
Aaron délo que micer Celar auia dicho , Y lúe
go íiguiédo fu habla micer Bernardo dixo.Bié
creo que teneys ya entendido loque ami me
ha oceurrido délas gracias que conufté enelef
;, ■ tefro
Libro fegundo. toÁzy
fe&ode alguna cofa y enel hablar vria razón
Jarga .Por efíb agora fera bien tratar délas que
eftan en dicho folo , y aleaban vnaprefta agu
deza puerta breuemente enla fen técia,o cnlas
palabras . Yafsi como en aquella primera fuer
tedehablarmanfoyeftendido,elqual fe pue
dellamar,aprouecbandonos deiratin(fegun
aqui fe ha dicho) feftiuo ,o vrbano , deuemos
guardarnos con todas nueftras fuerzas,© contá
do algo de parecer truhanes, o chocarrcroSjO
hombres délos que hazen reyrcon fusneceda
des o locuras,afsi en eftotra del hablar breue y
prefto , conuiene también que huya el cor tefa
: ño de fer tenido por malino y perj udicial.Y no
cure de dezír donayres poríblo hazer defpccho
y tocar enla llaga que mas duele . Sepa que los
que fe dan a eít o fon muchas vezes por la Tola
culpa déla lengua caftigados en todo el cuerpo
Afsi que viniendo alas gracias que eftan en vn
dicho breue.digo que aquellas ion fotihfsimas
que nacen de vna palabra jOrazonqt/etVpue
de echara dos fentidos . Lo qual entre los latí
nos(efpecialmente en efte cafo)ft llamo ambi
guidad,aunque con todo,lasqucrienéefte finí
damento no hazen fiempre reyr,antesfon cafi
idamente tenidas por fotiles y delicadas, y fe
guftanmas confilsncionqueconfift^Eyeftaar
' te fue lo que dixo pocos dias ha él ttttoftrtpmi
cec Annibal paltoto a vno que le -ti-aya vo Ba
chille^
ElcortefanoV
chijierpara abezar gramática a fus hijas . Qae
defpues que felo vuo alabado por muy <\ofto y
dicho viniédoal partido qdenrusdíí falario
queria vna cámara con fu C2ma y con todo fu a
dere§o,porque el non auea ledo,rcfpondio mi
c«rannibaI.Pues como puede fer do£to fe noti
hale&o?Veys aquicomo fe fundo la fo cueza
defto en aquella ugniíicació varia del no aueí
le£to¿Masporq eltas gracias puertas por cité
camino fuelen f« biuas,y traen mucha agude-
za,por caufaqquienlas dize toma las palabras
deílasenfignicació diferéte de como las toma
los otros,parecc(fegun dixo)q rrtueué mas ma-
rauiilaqrifajfaluofi fe juntan con otra mane
"ra de dichos . Afsi q aqllafuerte de donayres q
ttiasfevfaparahazerreyr,esquando nofotros
éfperamosoyrvna cofa, y el qrefponde fale a
dezirnosotra . Llamafe cito fuera de opinión.
Y ít a efto fe juntare el otro genero q arriba dt
ximosfundarfe fobre los termino; q tiene dos
entendí mientosjcl donayre eñtoccs íeraharto*
Sraciofo y lleno de fal .Como el otro dia tratan
ofe de hazer vn hermofo fu eío 4 nofotros lia*
rnamos mattonato en vna cámara delafeñora
duqfa.defpues de muchas platicas vos Iuá chri
ftophoro dixiftes.Siriofotrospudieflemos auer
alas manos al dbifpode potécia,y hazerle muy
bien allanarharU mucho a efte nueftro propo
" *to,porq cierto el es el mas hetmoo matcon a»
Libro fegundo fo.175
to ^ yo en mi vida aya yifto.Todo* rieron mu*
che có efto.Porá dhiidiedo aqllapaUhra mat
tonato hc¿ifteí la dejas q fe pueden echar dos
«ntédin.iep.tos,y tra¿¡e(lo dr'irq fuelle allana
do vn obiípo,y q del fa hizieíTe fuelo de vna'ca
mara,fue cftft muy fuera déla opimo de rodos
los q ercuchauá,yafti fue gracia lotil,y apareja
*"¡dap'i f ;hazexfe¿yr,pero cito* dichos q tiene dos
lignificaciones los quaks por los latinos lo lía
mados amb»guos,ay muchasfuertes. Porefo cu
> pie citar enellos (obre auifó, v có hué juyzio r*
nerojo alas palabras huyédo las qfueléházér
el donayrefriojO las q viene táforc,adasq pare
cé íer rraydas por los cabellos/) las qlégu aue
mos dícho)(bn coral mete maliciólas, y no púa
de n dexar de fer pefa das.Como tialládofe vna
vez muchos en cafa de vno eoquié tenia ami
ítad,el qual era ciego de vn ojo q (é le aula va-
2¡ido,y combidandolesel a comer con mucha
cortefia todos agradeciéndole íu buena crian
9a fe fueron, faluo vno que le dixo. Yo me qda
re aqui porque ya alómenos veo para vnovn
.lugar vazio. Con citas quifo tocarle en el ojo
que le fal raua y fue pefado . Porq laftimo a aql
fu Amigo fin caufa,yfinfer primero el laitima
do>y dixo loq puediera dezirfe cótra codo* los
tuertos. É la verdad es que femé jantes motes
fobre cafos vniuerfales no plazen porque pare
ce que pueden ferpenlados. Delta mifma mi
«era fue aqeello que le dixo « vno 4 no tenía
aarizce
El córterario
ftarizes.Etn como te pones los antosjosyocoil
que hueles las roías? pero entre las otras graj
dás.aquellasdeuen de parecer muy bien.qua
do dio 6-os díte algunopaca morderos,romays
las mifrnás palabras *h«I; mifmafentido ,y ía
cays dellas cofas Cort §¡lc derroqueys hiriendo
le cortíusmirmas armas . Como vn pley cea»
que aá^vnavezdelánted^juezdando bo
¿es dtziendolefuaduerfafio.tuporq ladras.rel
pondíoluego,porqv<iovnladroifi.Porefcaarce
fue t ,mbÍen,quádo Galeottó de narmí pafían
do porWle paro en viíá calida pregutar por
el mefón,y viedole vn fenes afsf gordo y barrí
oudocomóera.dixoriendo'.fcosotrQstuelcn
* traer las alfór,asdetras,y eícetíegu veo)las
trae delantc.Refpondioteentoces el ga
Jebtco.Oyslo hermano.aftríe ha de
hazer en tierra de ladrones .
^¡Cap*
¡- . - :.¡k. ." ? <■ ■ '.-y '"-t,H- • ' •1 tv.1iC>

,-;.'•:.- .-"..■ •'"•;*.» " :' -r -ubi .".s :i)ó\ *.y


t v- * f"' t. . .; *•'; ■ '•''i'*;0.i i.kf;1' ■.!•■/, - r* *f ?"
í Ls::t«'! ;••- t'i "j/pfcíl» ¡i»»ü>.oi-/..< f .' ii
I ^jr. <>■"■■ . . •' '. ■•' '-i-*l*Ji¡\ y ■. J£>r i .•• •;! »
«".;:'.:..•: ,.-:. -,; :) 7, <.'!..•„■:» r . <•,;,: i* iil
; . i .. ,.:.., ' í.i"-i. >,!.;,■ o • / 'j" í &

¿ . •;.-. ; ;< ir» ?*>i,..bf. *' '" :-pr:!"


r .■ , ■ ■■; _ -'i ■.!'■•„: r • .<•'• 'iSir's '

*-■.'-.■ j. ■ c '«•*«)'.■» ►! 9<:;> ■«..;• «,-. ">■/'.**■;


Libro fgun do. ío.tif
^"Cipitulo.6. Encl qtíálp'fóCigóicñ
do micer Bernardo fu platica fob re et dezir dé
las gracias,due otros muchos y diuerfos
iundámehtos,fbbre que el cortefi
'„ fu,.„ flPf.uedie fundar fus gracias
y donayres
6UJ1,rJ! It.íi- « í-: I
IRA S VERTE A Y
¡también de dichona qnal vulgar
mente lS*;n irnos deribar ,y ella
confute en mudar,o quitar ,o po-
j3iet.vnaletra,o fyiab-a^cotno el ¿j
dixo a vnoque fíempre hablaua íuetédades ,y
Jireciauifemuchadcferbuen griego . Vos dé-
ueys íer harto mas do&o enla lengua latrina q
enla gnega.Y a vos feñora^eferiuieran vna caí
ta con vn fobrefcripto,que dezia.AíafeñoraE»
miliaimpli.Trae aísi mifmo mucha gracia apli
caf *: algún cafo, vn ve ríb,o mas,o algún refrán
o dicho muy trülado,romandole en otro prcp»
Uto diferente decomo la tomará los primeros ,
inuentores.Alguna vez fe puede traer al mif-
4no propofico , pero en tal cafo , fera mejor fi fe
mudare alguna palabra.Como lo q dixo vno q
fiendo cafado con vna muger muy fea , y defa ,
biida.pregütandole otro como fe hallaua.Ref
pendióle « Y*vos veys como puedo yo hallar
me.Que fuiiarum máxima iuxta me cub«t . Y
R micer
£1 cortelano.
micer Gerónimo donato, a n dando- con otro*
campaneros fuyós vn Iueues fanfto Ja.? «ftacio
jrtés de Romá.tópó en vrta calle muchas muge-
res nermofas jüntas,y diziédo ynp de asneaos
«quccóticl y-nan. ',' . 2 '.'
Qnot celültellás,toihabet'riia'rorrüi puellas.
Acudió el coneftotroverfo.-
Pafcua quotq; hedos,tot habet tuá rom cinedo
IWóftrando Oíros cantos mancebos qüe-venian
<ieIaotra parte.Dixo rabien micer Marco anto
uto déla torre al obifpo de padua lo fj fe ligue.
Ay vn monaíterio de mojas en Padua , al qual
folia tener cargo de feniir en dczir las minas,
y cnconfefíar , vnrcligiofo tenido por h obra
ce muchas letras,y de buena vida. Acótefcio q
teniédo efte buc padre muy eitrecha familiar!
dad co las feñoras mon jas,y cófefTandoIas mu
chas vezesjlas cinco dellas(por vetura no auia
otras tacas encl m onafterio>fe empreñaró deh
Defcubierta la cofa el bueno deífrayfé quisie
ra huyr,mas no fupo. Y aísi el obifpo (e mandó
préder.El trifte ala ora q fe vio prefo Cofeflb co
mo induzido por tétacion del diabIo,auia cay-
do en aql pecado . De manera q el obifpo eftas
ua muy determinado acaftigarle graiñeméme.
Mas porq efte frayle era hóbre de dóétrina.te*
nia muchos amigos, los qu al es todos procura
rá con diligécia de vaierle en tá grande afreta:
Entre los otros acordó de yr micer Marco anto
y rúo
j_.iuroicgwnuu. iu.iju
nio al obifpo a ver fi podría alcanzar algún pee
dó para el trifte del religioso . El obifpo eftaua
Tezio,y no qria por manera alguna efcucharle.
Peroelnoembargíteefto,todauiaporfiauadef
culpado al mal hechor có el apare jo del lugar*
eó la fíaqza humana,y con otra» muchas cofa*
enfin ni poreflb el obifpo qri a abládarfe , lino q
dezia.Yo no lo haré por mas q vos digay.s.Porq
defto yo he de dar cueca a Dios, Y tras efto defr
pues demuchas replicas dixoalcabo.Yqreípo
dere yo a Dios el dia del juyzio quádome dixe
re.Redde racioné viilicacionis tue? Refpondio
entonces micer Marco antonio. Señor podeys
refpóderle aqllo que diré el enágeljoJDonline
quinq caleta tradidifti mihi.Ecce alia quinqué
fuper lucra tus fum.Ya entóces el obifpo no pir
do tener la rifa,y con efto téplo fu yra la pena q
eftaua aparejada almalhechor.Es. rabien bue
no interpretar algunos nóbres, y fingir algo (o
bre el nombre de aquel de quien fe traro (obre
alguna otra cofa que acaezca . Corno no ha
muchos dias pidiendo» el proto de laca, el qual
(como fabeys)es muy graciofo j el obifpo de
callo, refpondiole él papa . No fabes tu q calla
en lengua efpañola quiere dezir no hablo,y tu
eresvngraohablador?Afsiqnoconuenia_aur<
obifpo nuca poder nóbrar fu titulo findezir mé
tira,poreflb calla. A efto dio el proto vna ref»
pueíta,laqualaunqnofe coprehenda debaxcf
del esnero de eftotra3e* harto buena^y fue qu«
R jj nuteníW
r.i luiiciüiiu.
auíendo porfiado mucho,fobrek> qué pedía, y
viendo que no a prouechaua nadaren fin dfxo.
Padre fanclo fi vueftra fanclidad me diere efte
obifpado,no fera fin* vna buena recompenú,
porque yo rertúciare a quien vueftra fanclidad
mandare, dos oíftcios muy honrados, y de gran
proueeho . Qneofficios renunciaras tuidixo el
papafRefponttiq el proro. Yo renunciare el o&
ficio mayor,y él otro de nueftra féñora.No pu*
do entonces el papa aunque era muy grane de
xar de reyrfe. Ypreguntando yo vtí dia a Pfce-
dra, porque era que hazicndo la yglefia el vier
lies (anclo oracicm,n o fojamente por los Chri-
ftianos mas aú por los paganos y por los judíos
no hazla mención délos Cardenales,como de
los Obi (pos,y otros perlados ,refpondiome que
los cardenales fe coniprchendian, en aquella
oracion}queiljze.Oremusprohereticis,&ícif
matícis.Yel nueftro cócie LiKoprco-diXíque
yo dezia mal de vna féñ'ora:,que te raluzia rnu*
choel roftro, y porque guando la. miraua me
veya en fu gefto como en vn elpejo,y dello pa
rédale a el que no pedia fino pefarme.Defta ac
te fue lo que paito micer Camilla paíeoto.con
micer Antonio pareare El qualdiziédodevn
fu amigo,que quando fe confeflaoa dezia fiem
pre aTuconfeílbí queayunauadq muy buena
vo!útad,y oya cada dia mírta t, y hazia muchas
limoina5_,dixo enfin. YdeiU manera pareetme
Libró fegundo. fo.ijr
q eñe en lugar de acufarfc fe alaba. Yrefpodio
lemicer Camillo. Antes fe acufar,porque todas
effas cofas tiene el por grandes peccaáós.No fe
os acuerda también quan bueno fue lo que el
otro dia dixoel feñor prefefto.El qual maraui -
Jlandofe Iuá tbomas gal eoto de vno q pedia do
zientos ducados por vncauallo, y diziendoq
nodariaporclvn marauedi,porque demás de
otras muchas tachas no tenia el roftro firme a
las armas,antes huya deltas tanto que era im-
pofsiblehazerle llegar aellasdixó queriendo
morder alque le vendía. Porcierto íi elíe caua-
Uo tiene eflo que huye délas armas^yo me ma
rauillo que fu dueño lo quiere dar por ningu n
dinero.Sueleíc también dezir vha razón a otro
fin del que fe vfa,Como llegando vn dia el fe*
ñor duque a vn rioJiarto grande para paíiarie a
vado,y diciendo a vníu trompera.Paífa prime
ro.Boluiendofe el trompeta conel bonete enla
mano,yhaziédo mucho del bien criado dixo.
Pafle vueftra feñoria.£s también buen arte de
burlar quando el hombre parece que toma fo
jamente las palabras del que habia,y no la leu
tencia.Como acaeció vnavez5que topando vn
tudesco vn* tarde por roma,al nueftro micer
Phelippo beroaldo quera fu maeftro, y dizien-
dole.Dominenvag.ifter,Detisdecvobisbonum
fero,refpondio el berealdb.Ec tibi malum cito
Dixo afsi mifmo micer lacomo fadoleio a) be5
•«...,> R iij toú¿o
El corre fano
roaldo que eítaua diziendo q en todo cafo fe ój
ria yr a Boloña , Porq caula quereys vos agora
dexar a Roma donde ay tantos paíTa tiempos e
yros a Boloña donde no ay fino rebueitasíRef
f)üdioclBcroa]do.Pertrecóci,yeneftoyaauia
euátade tres dedos de la mano y zquierda por
(eñalar tres califas en fu partida,quando micer
Iacomo presamente le atajo, diziédo. Quefti
rre con ti q os hazen yr a Boloña í fon el vno
elconde Ludouico de fan t Bonifacio,el otro el
«óde Hercules rangó,y el otro el códe de Pepo»'
li.Guftaró defto todos , porq eftos tres condes
aujáfidodiicipu]osde]Beroald©,ycrágétiIes
mocios.,yeftiidiauá en Boloña. Afsiqlasgracias
defta calidad füelen tener gufto , y haze reyr,
Í)orq traen coligo rcfpueftas muy cótrariasde
as q el hóbre efpera.Y naturalméte en femé já
tes cofas nueftro mifmo herror nos deley ra.del
qual comúmente nosreymos,halIádonos enga
ñudos deio qeiperauamos.Aueysdefabcr tá-
bien q las maneras del hablar y las figuras q" tie
nen gracia enlas cofas de fefo y gráneselas mas
vezes tibien la tiene en] as burlas y dichos gra
ciofos.Mira las palabras cotrapueltasquá bien
fiarecéquádo vna claufulacótrariafeoponea
a otra . L omifmo es enlas gracias.Defia mane
ra fue lo qdixovn ginoues.cl qual por fer gran
gafiador,uédo reprehédido de vn logrero muy
cobdieioío qle dixo, Y tu quando acabaras d«
echar
Libro Cegando fo.i;r
echar árñal túhaziendaírefpódíoquando tu a
cabares de robar la agena.Y porque(como aua
mos dicho)aíli donde fe fundan las gracias que
muerden, fe. pueden tambié fundar los dichos
graues que alabantes vn modo gentil y gracia
ib para entrambos efedros , quando el hombre
Confíente «confirma lo que dize otro , mas in-
terpretalo de'otra manera de como aquello err
tieudc.Como eneitos días diztendo vn cura de
vn lugar la mifla a fus feligreles , y comentado
defpuesde echado las fieltasja confesión ge*
neral(comoes de coftumbre)en nombre del
pueblo diziendo.Ya peccadormeconfieíTox
Dios que peque en reyr,y burlar,en efearnecee
en mal pen(ar,y lo que fe ligue haziendo ména -
cionde todos los peccados mortales, vn ami
go fuyo muy familiar boluicndofealosquele
eitauan cerca,dixoIes . Vofotros femé teftigos
délo q por fu mifína boca confi efla auer hecho
el cura.Porquc yo entiendo de acufarle ante el
obifpo.Mucho firúen también afsi a los dichos
fracioíos para picar como alos graues para ala,
ar,las meraphoras.o traslaciones conformes, >
en efpecial íi fon refpueftas , e li el que refpon*
de fe tiene todauia en la mifma translación di'
cha pote 1 otro q le habla.Porefta arte fue la ref
{¡uefta q fe dio a micer Palla deltrozzi .El qual
*édohechadodeFlorécia,y cuando iiéprepa»
fto en facaj: de dóde quiera alguna ocaíió para
■¿uia* R «') dcrrs
ElcortefanóT
derrocar a Cofme de medid fuá<Jnerferfd, y <qT
riéndole lojdaraxnt.ender emboo alia vncria¿»
dQfuyo,y flixek.Mira dirás dierhTparteaCof"
me dcmedicinacfta fobrs Jos buenos. Dado e<
fíe menfaje.porelmenía.jero,rcfpan<íi©]€ CoC
me de medie». Y tu de mi parte dirás a micer Pa,
Jla,que citando lásgallinas fuera de] nido mal-
pueden eítat fobreioshueuos.Cón vna meta*
phora, alabo también micer Gamillo porcaro
muy gentilmente a mitTer Antonio colon na.
£] qual íabtendo que micer ca millo e n rn va
zonamrento fiíyp, auia alabado algunos leño
res y calíanos famofos enlas armasyyentre ellos
auia hecho mención del, honradole no menos
que a los otros de (pues Je au críelo agradecido
mucho ledixo. Vot mioer Camilb a uey s h ech o
comígOjloqueconfus dineros fuelenhazer al
gunosmetcaderes.Losqualesquandó íe halla
aíguoíiircado falfo;por pa fiarle. le pone a buel
tasde otros/michosbnenos,y correfto tienen
remedio para<podergaíta»le.Reipondioénton
ees micer GamillolLosqacJiazen^ducadosfal
fos fuclen dorarlos también que ala vifta para
cen muymejóresque iosbuenos. Poréfiofi erf1
los hombres •fucfieefto como en los ducados,1
podiiafe entóces fofpech arque vos eradesfal
ÍOjrorquepareceys meior que los otros; Veyj;
aqui como cftc fundamento es común a entra
bas maneta* de dichos. Y alai hallaría muchos
otros,
Libro fegundo. f°;'??
tros,delosquaIesfé podrían dar infinitos exé-
p!os,en efpeciafehcofas de fefo.Como aquella
que íhxo el gfari capitán. El qual vn día fefta-n-
do comiendo,)- íichdo ya la mefa irá llena, que
a penas podian caber mas , vio que auian que*
dado en pie dos caballeros Ytaliaiios ,losqua
les auian feriado mW bien en la guerra , >' en
viWdolosJeuantofeluego,yhuo leuantar a
todos para que leshuieiienlugar,ydixó. De
Sadaffentara-corhtrerrbís doscaualléros,que
fino fuera por elios,ncfotros no temíamos ago
fa.qñe cGmer.Dqcótambien aDicgbgarciajel
qual le aconfe|aua que fe quitarle devn lugar
peligrofo donde daua la artillería. Pues Dios
no há puerto miedo en vueftro coracon no cu»
reys ros agora de poner le enel mió . Y el rey
Lüysqueoy eridiaesreydefrancia,fiendo le
dicho poco defpues quefuerey,que entonces
era tiempo de cáftigar fus enemigos cj le auian
ofendido mientras que era duque deórliení,
reípondio queno tocaua al rey de Francia ven
garlas injurias hechas al duque de Orliés.Pue
de también eTHófhbre morder de buen arte có
vna cierta graúedad fin mouer rifa. Como quá*
dodixoGeinottomanihermanodelgran tur
eo.fiendo priíiobrero en Roma,quel jullar-le-pa
reda mucho para burlss,y poco para veras . Y
el mifmo oyendo que el rey don Fernán do me
ñor tenia la perfona muy fuelta para toda cofa
R v q«
. . Elcortefano t
que corría muy bien , y falraua % y bolreaua, y
era abil en feméjantes exercicios^dixoque en
(ü t¡erra,los efclauos hazian todo aquello ,pe-'
k> que Jos feñores defde niños no aprendía fina
je fer francos,y que cito era fu exercicio, y de-
fto fcpreciauan.Cafí porertaarte fue(aunque
algo mas para hazer reyr.Ioque dixo el Arcobif
£o de Florencia alcardenal Alexandrino.Que
«hombres no tenían (¡no hazjenda.y cuerpo*
? *MW RU¿1* hazienda eftaua puefta en tra*
b,ajo,porculpadelos letrados, y el cuerpo por
ta délos medicos}y el a!ma,por la délos tljeolo,
ÍjosÁerpondio aqui el magnjficó IuJian,A cíío,
p pudiera añadir lo que dezía NícoIetOjq muy,
pocas vezesfe hallaua letrado que pleyteafle,
ni medico q' tomafle medicina, ni theologo q
fuefle buen chriftiano.Riofe micer Bernardo y
paflo adelante fu platica diziédo-ínfinitosexe
píos ay deftos.y tqdos de hombres fabios , y d%
mucha auaoridadXas coparacfo'nes también,
Y ti apropriar hartas vezes tienen gracia, y ha/
«en reyr, como Jo que eferiuio nueftro Piíloya,
al ferafin.Torname a embiar $1 maletón quetc
parece.porqueCfi bien os acordays)Seraphin te
nía propno talle de maleta.Ay afsi mifmo algn,
nos que huelgan de apropriar hombres , y mu-,
gereMcaualJos,aperros,aauei^,caras,aquL
rroj.y a ferriejátes di fparates.X.oqual algunas."
vezes parece bien,otra,s os vn$ ^uygranfriaí
* ' dad.'
Libro fegundo fo-'j'f
dad.Por ello conuiene eneíto conílderar el Jus
gar.ei tiépo,las períonas .y todas las otras cofas
que ya tan tas vezes aliemos dicho. Dixo en ton
ees Gafpar pallauicino. Harto buena compara,
cion fue aqlla que hizo luán gonzaga del gran
Alexádre,a Alexandre fu hijo. Refpondio a\\*
cer Bernardo.Yo no lo fe.Dixo Gafpar pallaui
cíno.Iugaua a ios dados luán gonzaga, y como
el tiene de coihimbre,auia ya perdido vna grá
fuma de ducados,y todauia perdía mas. Alexá-
dre fu hi jo,eI qual aunq es muchacho juega do
tan buena voluntad como fu padre, mirauale
con mucha attenciony moftraua eítarrriite¿
£1 conde pianella entonces,que conotros can*
Jleros era allí preíente,dixo . Veys aqui feños
luán gonzaga alfeñor Alexandre vueftro hijo
q fiante pefar délo q perdeys, y (e fatiga efperá
do q ganeys para que le deys algo . Por eíio fa*
calde ya defta congoxa,y antes que perdays ef
fos dineros que teneys delate, dalde alómenos
algú ducado , porq pueda yrfe a jugar có otros
muchachos. Refpondio a eílo luán gonzaga*
Vosfeñoros enganays . Porque Alexandre no
pienfa eneífas poquedades . Antes como fe ef-
criue q el grá Alexádre quando era mochacho
oyendo que philipo fu padre auia vencido vna)
gran bataJIa,y«conqumado todo vn reyno co«
men9oailorar,ypregútadoporqlloraua,refp3
dio,porq penfaua que fu padre ganaría tantas
tierras
E! cortefano..' J
tierras que no le riexaria a el q gan ar.Afsí ago* .
ia Alexandre mi hijo fe duele,y cafi efta y a Do
rando viendo que yo fu padre pierdo , porque
pieníá que he de perder tanto que no le he. de
dexar a el que perder .Parefcioles bienefto.y
proiiguiédomicer Bernarda dxxo.Miradfeñot
resqueeneíto de! burlarle ha de tener gráojo
a que los danavres^no fea contra Dios, ni ene»
líos fe atrauieíTen reniegos,o juramentos deía
catados. Porque en efto Cuelen algún a vez paf
far los hombres tan adclante,que con rama de
parecer graciofos,no piéfan que a y gracia fino
donde ay renegar, y andan haziendofe grades
cortefanos,y procurando de fer loados con lo
que merecen,no folamente fer reprehendidos
mas aun caftigados grauemente. Y eíío es vna
muy abominable vellaqueria Y ahilos tales q
tienen por gentileza dezir malaDios,deuen
fer echado» de toda conuerfacion de caualle-
ros y hombres de honra . Parecen afsi mifmo
muy mal los que fon deíbneftos y fuzios en fu .
hablar, y eftando conmugeres no les tienen
ningún acatamiento en quantodizen. Antes
de ninguna cofa mueftrá guita r tanto como de
hazerles parar coIor¿das,diziendoles mil deíb
neítidades.Yfobreeíto íehazenmuy de(env>i
bueltos,y andan bufcandograc»s,y.agudezas.
Gomo no ha mucho que en Ferrara en vn com i
bíte en prelencia de mucháis damas hallando' >
s fe.
Libró fegundo fo.i35
Te vn Florentin y vn Senes,los qualeíporiaraa
yorparte(comolafabeys)fon enemigos, dixo
el (enes pormorder al Florentín*. Noíotros aue
mos cafado a Sena conel emper ador,y auemos
le dado a Florencia en dote . Y elto dixo por q
en aquellos diasíehablaua ojie el Emperador
amaromado los Senefesenfuproeeci<¡m,yelIos
le auian dado vna gran cantidad de dineros.
Refpondia luego elflorentin vna cofaique aü
dexarla de dezir aqui agora creo q fera lo mas
feguro.Dixo entonces Gafpar palla,uicino¿de<
zildaporlos mejores-términos que pudieredes
q alómenos dezidmela a mi que yola callare,
ofi alguna deflas feñoras quifícre d«fpue.sfa-
berla,yo felá diré como mejor fupierc.Bóluien
dofe entonces a el niicer Bernardo dixole.Eítc
Floientin,que os he dicho,refpondib al Senes.
Sena feraquanto alo primero ^caualgadaái la
Farncefa,deipues(como dize el refr.arc.ytarias'
no)el dose fe pleyreara a büé eípacio, Eftas par
labras fueron agudas,mas poraner fidóen pro
fencia de mugeres,parecieron defoneftasy na
conformes al lugar donde efto paflbvüixo en^
toces Gafpar pallaúicino.Lasrnugeresnp htrel:
gan fino de oyr hablar femejantes cofas;, yvos
quereys agora quitarles elte.paííatiemphí'Y»
demi os digo que mas vezes nae&e pueftolcolo
rado p or palabras defta calidad cpie mehan di
cho mugeresaque por las que me han dicho hó>
bres.
El corte tanoí
t>íeí.£>eíTas tales rriugeres no hablo yo díxo nff
cer Bcrnardo,Hablo yo délas virtuofas y hora
das ó merece ler eltímadas,y acatadas de todo
ct miido.Senaneceírariorefpódio Gaípai pa<
lU(Hcm>,hailar alguna fotilí regla , para fabet
conocerlas . Porq infinitas vezeslas 4 parecen
mejore* fon peores. Micer Bernardo entonces
ricdo dixo.Si aquí no eftuuieiíe preftnte el fe
ñor magnifico lulian,elquai en todas parces es
tenido por vn fuerte defcníor dernugeres , yo
tomaría efta demáda por propria,yo os refporu
derta,pero no quiero hazerle tan gran agramo
como feria tomarle la mano enefte cafo . Aquí
•Emilia con vna buena rifadixo.No tiene necef
Edad las mugeres de defenfor contra acufador
táilaco.Poreflb dexalde al feñor Gafpar palla
uJcinoenfumalaopifiió.La quilmas ayna le
auca venido de nunca auer hallado muger qfo
lamente aya querido verle.q de falta délas mu
geres.Y no curcys lino de fegutr adelante v u e -
ftra habla.Dixo a efto micer Bernardo. Porcier
to íeñora?ya ami me parece auer íeñalado mu»
chos palios de dóde fe puedan Ieuantar dichos
fotiles,y auifados. Los quales defpues teman
tanto mayor gracia,quáto rhasfueien de mcj»
ras palabras,y términos acópañados. Todauia
fin ellos fe podrían dezir muchos otros. Como
Juandopor encarecer, o defenoareser algo fe
uon cofas 4 excede todogeaerode mueftra
. íaoroiegtmao . ro.i$6
^ tenga color dé vcrdad.Ydefta manera fue lo
¿j dixo Mano de volcerra de vn Perlado dizieii
<lo q fe tenía por tan alto de cuerpo(q en Roma
quádo eñtrauá enla ygleíia de fant Pedro, ordi
rúñamete fe abaxaua por no dar con la cabera
en lo mas alto déla puerta. Dixo afsi mrfmoel
feñor magnifico Iuhá q aqui eíta prefente.Qne;
Golpino fu Criado era tá naco y tan feco,q vna
rh'añána fopládo el fuego auia íido lleuado del
humo porla chimenea arriba hafta encimá,y í¡
iio q fue tata fu dicha q qdo atrauefado en vná
de aqllas veranil) as q fuelé eftar cnlo mas alto,
el humo yel vuiersi júntamete bolado poreflbs
ay res . Dixotábien micer Auguftin venazzano
q vn mercader. muy efcaíb,el qual no ania qri*
do védér fu trigo elí ádo enhárto grá precio vi*
do defpues q aura baxado fe ahorco de vna vi-i
ga,y vn criado fúyo íintiedo el rüydo corrió a«
Qa,y viédo fu feñor ahorcado,preitarnéte corta
la íbga?y afsi le libro déla muerre.EÍ mercadet
defpues de buel to en fíjqrxía q en todo cafo fu
criado le pagaíTe la loga q le ania cortado . Por:
elle Camino parece q vaya,lo q dixo Loréc^o dé
medid a vn truhá frío .No me harías reyr auricj
mchizicflescoxquillas,tefpódio táblen defta
mifma arte a otro loco.Él qual vna mañana ha
lládole tarde enla cama lcreprehédio diziédo
le.Que dormir es effeí Yo ya he e fiado enel méc
cado nncuo y el vicjó,y defpues fuera día puce
taca
. ni corccianp
tí en ün-t Gallo al derredor delaxarca hazlaiv
do ex? rcici y, y hehecho otras mil cofas ^ y yós
aundqr'rni^Dixok entonces Loreaso.Masya
le lo que yo he foñado en.'vna' hóra,que lo qué
ru h**s hacho enqyarro.Es también bueno,quá
doelJion\iÍ7rgcQn vna repudia reprehéndelo
que no parece que fea fu, misaron dereprehá
dcr.Co.mq, e/lando vii dia.cqnjiendo al maros
Fedéricoie manrua.padre d.eja ieñota duque*
f* £?!*???us.hos caballeros , vno dellcsdefpue»
"uevuo comido toda yn i efcudilla depotage
1 ixo.Señor maíqiifispWdoKWidmejy efto dicho
comento a forbexeTcalfío queJeíquedaua.Di?
xol^ el tnarqfles entonces. AJLqsjpuercps aueys
Vosdcpadirperdon defíq,queami nomeí^j
zeys¿ñjuíia.pixo afsimifmo n>icar Njcpipleo
íikq por d^ífr.rnalde y n tlt^úueüfeatfw*
te eftaua en opinión de franco. Ved quan larga
y dadmoío es efte Tenor, que no folamente da
fu haxien^mas aun jff age,na ;03rto graciofo
ydehii?naxteestamhien:loqiiecplifteenrna
cierra disimilación, 'qua^dofoda^e 'sna.sofa,
y debaxofdeaqu ella fe eutiede.otra.íSíq haJ^l'o,
de aquilla&dilsimulacipdes teta^a^eVcjgra
rias como esíjamara vn enano gigante", o au*
negro Juan blanco,o aun rVy&rno hernw#i¿(
porque tal.es contrariedades lofl demaíiadamS
te claras,nc;,embarganreq!se alguna, vezhazéf
jeyr hno de vnas fojas ío\ apadjsjrchocarferas
quai»
Libro ícgitndo» fo.ijr
mundo con vn hablar meíuradó,y graue,bur*
Iando,dize el hombre fabrofamente lo que no
tiene enel coraron, Gomo vn diadiziendo vn
cauallero vna muy gran mentira a micerAugu
ftinfogliétá,yesfof$andofe mucho en afirmar
la con gran fuerza ¿ porque le parefcia que cort
harto trabajo fe la haria créér,dixó al cabo mi
cerAuguftin. Suplióos agora fcñorfi en algún
tiempo me aucys de hazet méfced alguna, fea
efla,quetengaysporbieque yo no" crea agora
é(Co que vos me dezis.RcpüCandd él otro y por.
fiando con grandes jurarnétosfer lo quedezia,
torno enfin a dézírlemicer Auguftin. Pues afsi
feñorío rharidays, yo foy contento de ¿reerlo
por hazéros pIazer,porqúe en verdad otras ma
yores cofas hátia yo por vos.Cafi defta manera
fneqtiarido don luarí de cardoria diixo porvno
que fe quería partir de Roma,efte amiparecet
lo yerra en quererfe yf,porquee$ taft gran ve-
]laco,que eítandoenRoma aun pidr tiempo po
dr'iáfer cardenal. Por efta arte fue también loq
dixo Aífóníb fánct3 cruz,ér qual auiendo en a
aquéllos diastefcebido müthos ágráuiosdel
Cardenal de Pauía en vna cierta negociación
que traya cort el,y paflcandofeífuera déBóloña
con algunos cáuallero's haziaellugardódefue
len ahorcar losmalhechores,viendo vn ahorca
do,pufo los ojos en el con vri gefto trifte, y dá*
ddvngratífofpircrdixocan vnaboÉ cartaltaq
á tedoí
Z-\ lUIlCLdllU
todos lo oyeron.t3ichoíb tu que no tienes qu«
ver con el Cardenal de Pauia.Efta forma de de
7Ír gracias que alcana efta manera de yroniao
«ifsimulació parece muy cóueniente a hóbres
de au tnruU d,forq es graue y tiene güilo y pus
dcíicvfarcniasburlasy cillas veras. Poteflo
muchos délos antiguos y délos mas eílimados
]a vfarójComo Catón y acipió Africano menor
mas fobre todos fe dize auer (ido en ella léñala
co,Socrates,y en nueííros tiempos el Rey don
Alonfo piimero de A ragon.El qual afienrando
íe vna vez a coraer,y queriendofe lauar las ma
nos,quitoíevna» fortijas q traya en los dedos
con muy preciofas piedras,y diolas al primero
que fe llego a tomar 1 as, canfín mirar quié era.
Efte penfo que el Rey no auia ech ado de ver a-
quien las auia dado,y que con otros penfamié-
tos dernayoreahdad fácilmente defcuydaria
d«llas,y a efto fe determino mas viédo que el
ícy no felasj>edia,y.afsi paíTando diasy fema-
nas,ymefesfin féntimientode nada,tuíio ya
por cierto que todo cftaua feguro,de man era q
can dendeavnanodcfpuesqucri2dofe el rey
vna otra mañana lañarlas manos :eíle mifmo
torno a ponerte le deJá re,y alargo la mano por
boluera tomar otras tantas fortijas. Entonces
el rey allegando fe le al oy do dixole. Báñente
Jas primeras que ellas agora fon buenas para o
tí9. Veys como ellas palabra» fueron, gracio
las
fi$,y delgadas y graues,ydignasVerdaderamé
rédela magnamidad de vn Alexandre. Semeja
tcaeftóqüe tiraa Ioyronicoo di (simula do fe
hallaotro modo^uando con buenas palabras
y cubiertas fe reprehende vna cofa viciofa. Co
jtío loquedrxoslgratl Capitán» por vn Caua-
llerofhyo. El qual defpuesde la jornada d« la
cirinola quando ya la victoria eftaua ganada y
todas las cofas en fegufo , le vino muy bien ar-
mado encima de vn gran cauallo , como (i viiie¡
ra de pejear. Viendo le entonces el gran Capí
tanjbolu ¡o fe a don Vgo de Cardona y dixota
Agora ya podemos eílar feguros de tormenta,
pues fantelmo nos ha aparefeidp. V afsi cone*
fia palabra manía y difsimulada le toco . Por!
que ya fábeys que fantelmo ílempre fuele apa
recer defpues de Ja tempeftad,y da feñal de bo
nanga. Ele ando cambié octauianp vbaldjno en
florencia con algunos hombres taonrrados déla
ciudad. Y hablando de cierros Toldados de aql
ti empo,vno dé aquellos ciudadanos le pregun
tOjíi por vén ctira conoc ¡a a An toñelí o de Forli,
el qual errtoces auia huydo del citado de Flore .
cía.Yo rio Je conozco,réTpódio Oflauiano, fino
quátohe oydo fiépre dezir q esyrídiligétefold*
do. Acudió entóces a cito otro florétin diziédo t
Yoo$ diré quádiligéte es,qfe pte artes qpida li
cccia.Sptilformad dezir es tábié quádo, elhóbre
facad lo qorro 1« dizs^loqaql no qrria.Y defta
$ i maríera
El cortefano.
manera pienfo que fue lo que refpódio el/eño*1
duque a aquel alcayde que perdió la fortaleza
de fant León, quando efte eftadofue toma*
doporelPapa Alexandreydado al duque Va»
lenthi,yfue.QneertandoelfeñorduqueenVo
necia en el tiempo que hedicho:venianáe\c»
da dia muchos de los Puyos a daile fccreratnen»
te auifbsde como paflauan las cofas de fu efta-
do,entre los otros vino efte alcayde. Elqual
defpues de auerfe defculpado lo mejor que fu-
po echando toda la culpa a fu defdicha le dixo.
Señor no efteys con tanto pefar defto , que iun
yomefíentobaftátea hazerde maneraquefé
pueda cobrar Sant León. Refponditf cnton
ees el feñorDuque.No os fatigueys mas en elfo
alcayde,qüe ya el perderle fue hazer de mane
ra que fe pudíefle cobrar. Ayotrafo made di*
chos,quando vn hombre tenido por auifado di
ze vna cofa que parece necedad. Como el etro
dia dixo rhiffer camillo paleoto por vnoque a-
tjiafalléfeidoi-Efte necio en comentando a fec
rico fe mupo. Semeiáte a ello fe fueíe vfar vna
cierta difsimulacipn aguda y graciofa,quando
y^i hombre ( como he dicho ) labio mueftra no
'entender loque entiende. Comd'lo que dixo
el marques Federico de mácua.El qual impon»
tunado de vno que fe le vino a qüéxár con grá<
des bozes ,que vnos vezínos Puyos le tomauan
con lazos los palomos de fu palomar , y viendo*
Libro fegundo. fo.ij>
le eftar afsi medio llorando y pidiendo jufticia
teniédo toda vía vn palomo en la mano colga
do del pie juntamente con el Iazo,que afsi le a»
uia hallado mu erto,Ie rcfpódio,que fe prouee*
tiaen ello., No foflegando eftc importuno con
eílo,ances boluiendo a fus quexas , replicando
las muchas veies, y encareciendo el daño que
auiarefccbido,moítrando fien ipre el palomo
afsi ahofcado y diziendo. Que os parece feñot
que fe deuia hazer defto. Dixole el marques,*
mi me parefee que ya.vna por vna efle palomo
en ninguna manera fe ha de enterraren lugar
fagrado.Porque auiódo fe afsi ahorcado el mif-
mo,de creer es que es muerto defefperado.Ca/
fiporeíta arte fue loque pallo Sci pión ñafie»
con Ennio. Que yendo vna vez Scipion a cafa
de Ennio por hablarle, y llamándole defde la
calle,vnafu criada le refpondio qaenoeltatia
alli,y Scipion oyó cláramete que el mifmo En*
nio auia dicho aquella fu criada,que di xeflea-
quelle,y afsi fe ftie.No mucho defpu es fue En*
nio a cafa de Scipion. y afsi tábien Je llamo def
de li calle.Scipió entonces a altas vozesel mif
mo manifiestamente le refpondio que noefta-
ua en cafa.Alli Ennio marauillan dofe por vna
parte,y por otra riédofe dixole. Pues como, no
conozco yo vueftra boz(. Refpondiole Scipion
entonces . ) . Vpsíeñor foys muy fobrado con
vueftros amigos. Crey yo el Qtrp.dia a vueftr*
S iij cria
Elcartefano
criada quído me dixo que no eítauades en caí
fa, y vos agora no mequereys creer ami í Er
afsi mifinó bueno , qua'ndo vno queda mordi
do en lo que primero mordio-al otro. Como a-
caefcio vna vez, que eftando alonío carrilloen
Ja corte de Efpaña, mandóle el Rey préder por
algunas mocedades de poca importancia, que
luego otro dia le foliaron , y afsi yendo a pala*
ció aquella mañana,entro en yna fala donde a
liiá muchos caualleros y damas. Y luego fen vi$
dolé la Marquefa de Moya,burlanáo de aqlla
fu prifsion le dixo, por cierto feñorAlonfo carri
lio a mi me pefaua mucho de vueftra defdicha.
Porque todos los que os conocían penfauanq
ejrey os auia de mandar ahorcar . Refpondio
le entonces AÍpíb carrillo. Yo tibien fcnora lo
remi harto,pero tutie fiépre cfperanc.a q vos me
pídierades por marido. Veys comoeíta biueza
fue delgada y dicha á buen tiempo. Porque ya
fabeyslacoftumbrede Efpaña y de otras mu*
chas naciones a cerca deftoaqiúdo lleuan algu.
no a ahorcar.Afsi refpqdio rabien Raphael pin
tora dos cardenales,có los quales tenia mucha
famiharidad.Ellosporhazerledeziralgotacha
uá en fu preferjciá vna pintura q el auia hecho,
dóde éftauá fantPedro y fant Pablo.La tacha q
le poniá era. Que aqllas dos figuras eftauá pin*
tadascólosroitrosdcmafiadamcte colorados.
Dixolcs entóces Raphael.Scñores no os mara-
(i- ; uilleys
Libró fégundo. ¿0.14.9
uttí eysdelTó^ yo adrede he querido pintar e(V
fos dos fá£to3,afsi por Tacar los mas a lo propriq
Poro- de creer es qfant Pedro yfant Pablo allí
dód¿ sítá,eílan tá colorados,comoaqu¡ los ve-
ys, de vergueta q cieñe de ver fu Iglefia regida
por tales hóbres como voíbtros.S5 afsi milmo
fotileí aqllos dichos q traen coníigo vna cierta)
aicondid3fofpech.idsburla.Cj no vruvezhx
ziédo vn hóbre gran llanto y llorando mu cha,
porq fu muger le auia ahorcado de vna higuera
otro feJe llego y tildóle bonico día halda dixos
IcHarmanomiopodriades vashazer tá férula
da merced, q me dieíTedesfi quiera vnramito
deaalla higuera,paraenxeririeen algún árbol
de nu huereoíAy algüos otros donayres q mu»
ftran vna cierta paciécia dichos máfamsn te c5
grauedád.Como trayédbvna Vezvn hóbre vna
are a enlas efpaldas, y a defcuydo dado c5 ella
vn buen golpe a Cato,defpues de auerle dado,
dixole aparta. Catón entonces boluiédofe a el
muy íbflegado , refpondiole. Como otra ves
me quieres dar? Suele también mouerrifa.quá
do vn hombre auiendo hecho vn herror,por re
mediarle dize adrede alguna cofa q parece Io-
cura,o en cierta manera 6 defcaramiento,pero
toda via haze a fu propoUto , y con ella fe ayu
da para no quedar atajado. Como eneftos días,
hallandofe snel confejo de FlorSeiá dos hSbres
hórrados.cada vno délos quales era devádo có
S iiij «*
Elcortefanoi
trario del otro,íeguu muchas vez es aacCce en.
eflas repúblicas el vno dellos( el qualeía de c*
fa altouiti)dorrnia,y vn amigo üiyo que ait aua
aíTenradoafu lado(pprreyr, aunque fu aduer*
íario que era de cafa Ahmanni no h a blaíít ni
vuifle habiado(dádole del codo le defperto ,y
dixele. 2>f9 oys lo qhukno dize ? f^efpódio?cj,
los delconfejoquierenfabervueftrQ^arercer.
£1 altouifi entonces todo íoñoliento fin peniac
nada íeleuátoy dixo. Señores yo digo todo Jo
contrario de lo que ha dicho el Álamann i. ReC
pendió el Alamáni, Yo no he dicho n ada. Pues
luego dixc el Altouiti,de loquedixeredes.Dc
fta arte fue también lo que paflb el vuefíro ma*
eíiro Seraphin medico de aqui de Vrbino cou
vii aldeano deíta tierra. I£l qual auiendo refee-
bidpyn tan gran golpe en *1 o jo que a ja ver
dad le aui a perdido , toda vía pealando que no
era tanto ó; fue a curar con ntaeftro Seraphin;
El viétJpJr^Úciy? cpnofciefle Coi impofsiblefa
narle.toda v¡4 porfacarledineroSjComolahe*
rida le auia facado el ojo,promeriq largamen
te falud,y afsi haziendo le remediqs,aun fj yi"
nos,cada díale pedia dineros , affirmand o que
dentro en cinco o ícys días cometaria a cobrar
la vi íla. El cuytado del paciente dauale eflo po
co que tenia.Al cabo viendo que la cura fe alar
gaua mucho}comen,o aquexaffe del medicoy
dezir que¿no fentia mejoriaaii vía mas con a^
; que!
Libro fegundo fo.!4t
qucl ojo que fino le tuu¡efie,en fin viendo ma-
tftro Seraphin que poco era ya lo que le podía
apañar di xo le. Hermano necefiano fera au«r
paciencia. Sabed que aueys perdido el ojo . Y
en efto no ayremedio,y quiera Dio* que rio pee
dayselotro* Eftepeecador oyendo tales nue-
uas^omengoalloraryaquexarfe muyrezia-
mente di ¿iendo a bozes.Vos me aueys muerto
y robado mis dineros. Yo pediré jufticia de vos
al Duque. Ytraseftodaua los mayores gritos
del mundo, Maeftro íeiaphin entonces hazien
do muchodelbrauojdixo pordeícabuHirfc. ¿y.
don villanopucrcoj luego vos tibien querría*
des tener dos ojos como los canal 1 eros y los h ó
breshonrrados.Andad para villano que vos no
mereceys mas de vn ojo. Eft as palabras dixo
el medico con tanta fuerca, que el trille labra*,
dor callo de.efpantado.,y abaxando fu cabera
fuelle con Dios,péfando que quiza no tenia ra
zonóle ai|iafido hecho ningún agramo.Tie-
n<5 afsi mifmo harta gracia declarar alguna
cofa o inrerpretalla burlando, como Jo que di* *
xoRaphael de paz,, que viendo vna carta que
el prior de mecina eferiuia a vna feñora,con el
(obre eferipto qdezia. Efta carta fehacle dará
quien caufa mi penar,dixo. Parecemc que eíta
carta va a Pablo Tholofa.Rieron con ello los q
eftauan pi efentes.Porque todos fabian que Pa
blo tholoía auiapr eitado al prior diez mil duca
S v dos
EÍcortefaño
dof,y el prior fer grangaftadorno tenia forrr|«'
de boluerfelos.Scme jame es a efto,quando al
guno familiarmétedize fu parecerá brro arnir
neradcconfejo,peródúsiniuladamére.<¡amV
dixo Cofme de mediéis a vn fu amigo, el qtuV
era muy rico,perofabiapoco,y con el fauorde'
Cofme ama alcangado vn officio fuera de flor?
¿ia,y preguntando efte en fu partida a Cofirté,
que manara le parecía q auta de tener parare*
girfe bien aquel fu ©.fficio, refpondiole cofme,'
Viftete d i olorado , y habla poco. Dixo afsl
mifrno el conde Ludouíco a otro necio q le pro
guato, como podría paíTar deíconocido por vn'
cierto lugar peligrofó. Vertios como Do£rór cS"
*lgun otro vertido di hombre fabio. Dixo tam
bien Iuanote de paz a vuo que quería hazervn
fayo de afmas.de las mas diuerfas y diferentes
dolores q pudieffen hallar.Toma palabras yo*
brasdel Cardenal de Pauia .Solemonos tábien
reyr de algunas cofas q no c5cicrtan,y fon áfsf
a manera de defúarios. Como el otro dia dixo
vno a miíTer^ntonto fizzo por vn rbrlinez.Que
reysverGesnecio,qfeHamaBartholome,y b»
tro,tu bufcascaualíerizoy noticnes cauallos,
y a efte no le falta otra cofa <lnohazi3da y feíbY
Ay otra» para hazer reyr q parece que concieuV
tan y que fon conformes. Como eneftos días a
viendo íbfpecha que vn amigo nuertro áuiahe'
«ho haz«r vna renunciación faifa de vn beíicio'
dixo
Libro fegundo.' ^ fo.141
dixole Antonio torrelío íabiédo q otro clérigo
eftaua muy malo. Que eftasay perdiédo tiépo.
Porque no cmbias por aquel tu efcriu ano , y a-
pañaras eítotro beneficio. Ay anii mifmo algu*
ñas para el mifmo effcAo, que no fon cóformcs
y tienen en (i defproporción. Como el otro día,'
atuendo el Papa embudo por miíFcr luá de Lu
ca de poncremolo y por miiTer Domingo de la
puerta Josquales (como fabeys )íbncorcoba-
dos,y no muy derechos en la juftioia , y hazien
dolos Oydores, diciendo que quería endere*
$ar la rota , drxo miiTer Latín muenal.Nueftro
íeñor el Papa fe engaña en querer- con' dos tue»
tosendcrec,aria roca. Suele también fer cofa
para hazer rey r,quando el hombre confieíTa lo
que le dizen y aun mas adelante,pero mueítra
entenderlo de orra manera. Gomo auiendo fe
defattado el Capitán Peralta y Aldana,y eftao#
do entrambos ya dentro enelcápo para peleat
y pidiéndole el Capitán Motarte q era padri
no de Aldana a peralta el juramento q en femé
játes colas fe Cuele pedir , fi traya coníigo algu*
n as oraciones o confutas q le guardaíTen de fer
h erido.Peraltaj uro q no traya cóíigo oraciones
ni có juros ni reíiquias,ni otra deuocíóninguna
en q tuuicfie fe.Mdiarte en toces por tocalíe de
judio d¡xole.No gafteys tiempo en effb . Que
cffo yo lo jurare por Vos. Es aísi mifmo bueno
para cfte propato de moucr rifa , vfar a tiempo
aque
El corteíitwi; t
aquellasfiguras o términos de hablar qtie(fírgu
emos dicho)fc llaman mecaphoras o tráfiacio-
nes.Como vna vez auiendo maeítre Marcante
jiiq compuefto vna muy larga Comedia de di-
uerfos autos,dixole Botó deCcfena.Pareceme
que para el aparato devueftra comedia íeran
menefterquantosleñosayenefclauonia.Ref*
pondiolf entonces Marcantonio.Y para el apa
rato de vusftrá tragedia no ferá menefter mas
de tres?Mii,chas vezesfe dize también vna pas
labraren la qaal ay vna fecreta fignificacio 1»
acó» de lo que parefceque fe quiere dezir. Ctj»,
rao reata n dofe vn a vez de vn Capitán, eí qual
a la verdad en fus días las mas vezes ha Gdodef
baratado , y entóces a dicha auia fido vécedor
y diziendo vno de aquellos que hablauan del,
que el día que entro en aquel lugar q auia toi»
mado.traya veftido vn fayo de terciopelo car»
rnefi con el qual folia fiépre adere^arfe defpues
de auer ganado alguna victoria , dixo el íeñor
pjefecro.Deue fer nueuo. Harto buena gracia
es también pata hazer reyr,quanda el hombre
rtfponde a lo que no ha dicho el otro con quié
et habla o müeftra creer q fe aya hecho a que*
lio que no fe ha hecho y deujera hazer. Como
Andrés gofcia.halládofe vna vez en cafa de vn
feñor3el qualle hizo tan poca corteña , que no ,
le manda affcntar.dixoU.Pues «ueftra fenoriá :
rnelomáda,porobedefccrlcafletarm«he,yen
:. dizien
JLioroiegundo ">•*•«
diziendo efto afíentofe. Mueuc también a rila
quando de buerta arte el homhrefe efcufade al
* gunyerro.Como elotrodiadiziédoyoavnca
pella del feñorDuqucque yo conocía otro cíe
xígoque dezia la milTa mas prefto que el,rerpó
diome.No es pofsible.Yllegandofc mas cerca
dixo me al oydo.Sabéd la verdad ;qué ordina
riamente me dexo cafi la mitad dé Ismiffa.AG
íi mifmo Bugín criuelio/abíendó ó era muer*
to vn clérigo enmilan,que tenia vn muybucn
beneficio, pidióle al Duque, el quaJeftauá ya
determinado de darle a otro. Aísi qué viendo
Biagiri que no le valia razón coíi «l Duque; di -
xole,. PuéscomofenoT,Gyohéheéhdm"¿frjH-a
efte Clérigo,, porq no quereys vos daírrie fii be
neficioí Tiene también gracia áígünaS-veies,'
deflear cofas que no puede Per cómo el dtródiar
vno de nueftíós amigos , viédo qUéftóddsefióf
ftnores fe exeícitatia/í jugando de arma, ) y él
«Itaaa echado fobre vna cama mirádelos a bug-
íepofOjdixo. OquienmedixéJrequeeftoque>
yo agora hago Fue/Te exercicio desaliente hS-
bre y buen toldado. Es afsi mifmo-baín áttfe y
.graciola en efpecial en perfonaá graiitiftde'ktt'
ctondad refponder al feuesdeloqúéálmrra
aquel con quien íe habla.Pero éfttfhi"«á*?e¥ha
cho manfamente, y cafi con vna cífertl ttfcffide
ración dudafa,y vna falfedad áuifada; Gomo
el rey don Alonfq primero de Aragónjífhtí'auié
ElCortelano.
cío dado a vn criado fuyo armas y cauallo y V*
nidos poique le dixo que la noche antes auia
foñadoque fu Alteza le dau a rodo aquello, y
luego pocos días del pues diziendole el mifmo
criado q auia tornado a Tonar que le daua rrtu-
chos ducados.refpondiole. De aquí adelante
no creays en fueños. Cali por efta mi'fm a mane
xa refpondio el Papa al Obifpo de Geruia. El
qual le dixo por tetarle. Padre fanQo, por toda:
Roma y aunen Palacio dizen que vueftra fan
¿tidad me haze gouemador.Dixole en toces el
£apa,Pexaldos,dezir,qu«forivjftos>-eIlacosnoi
ayays míedo^que yo os prometo que no es v.eu
dad.Podria qui^a Tenores difeurri r mas adelan
ce por muchos otros paflos>dedQdp fe fuelé f*
car gracias pata hazerreyr. Como ferian algu
ñas cofas dichas con miedo o con vn a grá mará,
uilja oto amenazasjO Gn ordéy-có'yra. Demás
deíio a y ciertos cafes nueuos, que. acontecidos!
traen rifa. Eftarafsi mifmo el nombré callad»
có vnciertogeft o como raarauHlado.de algo,y.
aun el mifmo reyr fin propofito hazerreyr. Pe
roami me parece cjloqhedichobafta por ago
ra.Pdrque las gracias que confinen en las pal*
bras,crec yo que no falen de aquellos,terminos
que noíotro* emos tocado. Las otras defp.uesq
«flan en el efte¿to,puefto que tengan infinitas
parces todavía fe íeduzé a pocas.Mas en el vno
y en el otro genero dellas , la principal cofa es
engañar la opmion,y lanr muy i cxqs ae aonue
o$ efperan los que elcuchan. Y es tíeceíTaiidpa
ti fet bueno el dona) re que fea mezclado con
cite engañoso difsimulando ,o burlando, o re
prehendiendo , o vfando otra qualquícr rrtanq
ra,y no embargante que las gradas todesrv.us
uan rifa.liazen toda vía en el re> r diueríos eñe
¿los. Porque algunas dellas trae cóCgo vna ciec
fa pureza de hablar,con vna dulzura gu fióla y
téplsd a.Otras pica a vezes cubiertaméte,y a ve
zes defcubiertaméte.Otras tiene vri cierto brio
y vha lozanía trauíefla. Otras hazé reyr en fien
do oydas.Otras defpues quito mas fe píenla en
elIas.O tras có la rifa nos hazen q nos corramos
Otras nps enojá,y nos mueuS a alguna yra. Pe -
Íq en todasjas fuertes dcllas fe ha de cofideraí
a difpufició délos oyeres. Porcj a los afnigidos
las burlas mas los afligé.Yay algunas dolécias,
^ cólos remedios fe encrudece.Teniédopues el
có'rtefano enel burlar y eneJ dezir gracias reípe
¿lo al tiépo,alaspfonas a fu propria calidad y e*
hado y mirando en no vfarlo demafiadamento
porq ala verdad cafan yenhadáeftartodo el di*
y en todas las platicas y fin propofito artillado
fiepr e a dezir donayre*;, podra fer llamado gta
ciofo,có tal q mire rabié en no fer tan pefado o
mofador, q (e haga tener por malino o mordic
3o fin cauíao eo odio manifieíto ya~£Íonasrriuy-
j*de»6s,atimalfcfi,o muy jrdíeraWcf^*s
El correlano.
crueldad,o muy maluadaá,que es van?dad,o di
ziendo cofas con que ofrenda aquié rio querría,
qne es ignorancia. Porque ay algunos que pien
Tanque íonpbligadosadezirfiépre donayres,
y a tocar c'adavno fin mas todas las vezes que
Euedert,fea cómo fuere. Entre eítos tales fe ha
an aquellos que pordezir vrt remoque o Vna
agudeza , no dexaran de disfamar vnarnuger
honrrada. Loqtial es muy mal hecho,ymerece
fer grauemerite caftigadd. Porque eri efte cafo
fas múgeres vanen la cuenta délos miferab'lé"'s.
Y por «ílo no déu'en fet'laftinudas , pues nórie
nen armas para defenderfe. Pero démasdeftas
confideracTórtCs cóuien'é cjüecí que vuiérede
fer dulce y gíáciofo/ea formado de vna cierta
naturaleza dífpueftaá todas las fuertes de de
¿ir gracias,} áeftas aplique fus coftumbres/us.
ademariesy íh íemblante. Él quaí quanto maV
graue y fifme'füere , tanto rrias hará que las co'
fasqüéjcdix'eren parezcan fabrofas'y fotiles.
Mas Vos' miíTer Federico*q&é pen faites deftalí
fár d,ebaxo de'fte'arbol fin hotas,yrecrear en la
ferfuédad de rrii habla , píenlo que os áureys ac
repí'rítidojy os parecerá fer entrado en el me
lón de montéfior. Por efTo bien fer'a, que como
correo j&íatfcct , por fahr de vna ruyn pofada os
párrays algórtíás temprano de lo acostumbrar
do,y ligays^delantevu'eftrq camino. Refpo
«iio miflicr Feddíico.Mas antes éftby apofittnt'•*
'* • » do1
Libro fegundo. fo.145
doráamiplazercj acuerdo de eftarme quedo
masdclo que tenia penfado. Porcfibentiédo
de repofar aun harta tanto q vos dé ys fin a vue*
ftra habla. Dek qual me parefce qué os aueys
dexado vna parte que al prin cipio feñalaftes.q
ion las burlas hachas o recaudos falíbs3y no ter
nía por bueno q eftoscauallerosquedaíTeníin
fer enteramétepagados de todo lo que les pro-
metift es.Mas aísi como en lo de las gracias aü'e
ys moftrado muchas buenas coías,y nos aueys
puerto coraron para ofallas vfar có el exemplp
de tanrosfingulares ingenios y grandes hobres
y principes y Reyes y Papas,afsi también creo
que eneito de los recaudos falfosnos dareystá
-to esfuerc,o,que aun podra fer que nos atreua*
mos a hazeros alguno. Dixo entonces riendo
mifler Bernardo. Voforros no fereys los primea
ios que quic,a no fera eflb tá liüiana cofa de ha-
zércomo penfays.Porque tantas burlas me há
hecho enefte mundo , que ya todo me parefce
engaño, y de todo me guardo , como algunos
perros que de auer (ido quemados con agua ca*
líente,ban también miedo a la fria. Pero ya
pues acordays todos que yo trate defto-
traparte(quedeziafemeauiaoÍ* -
uidadojpienfo poderla có*
cluyr con pocas pa"
labras. .
T Capí-
ti correuno. *
<ky Capitulo. 8. Como auicn ¿o ya.
ijiifíer Bernardo concluyelo en el capitulo paf-
íidb fu platica fobre él dezir de las gracias y
donayresjdize agora enefle las maneras
y fundamentos de las burlas que fue
len hazer los amigos vnos a otros.
»
VA NT O A LO PRIME
ro pareceme que recaudo rallo no
es otra cofa fino vn engaño q pue
de paíTar entre amigos, de co/as q
!S. no offenden nada, o alómenos po*
co.Y como en las gracias el dezir al reues de lo
que fe efpera trae rifa,afsi enlas burlas hechas
también la. trae el fazer al reues de lo que cipe
ramos, Y enastante mas agradan, quanto ion
mas fotiles por vna parte , y por otra modera
das. Porqueel qut quiere burlar defatenradas
mcnte,offcnde muchas vezes. De donde forja
damente han de nafcer renzillas y grandes ene
miftades. Mas los fundamentos deftas bur
las fon quaü los mifinos de las gracias. Pared
fo por noreplicallos digoíolamente que dos
fuertes de recaudos fallosfe hallan , cada vna
de las quales podría partirfe en muchas par*
tes. La vna es quando fe haze algún engaño
íotilmentc|y con íabor,quicn quiera q fea el en
Libro fegundó. f0A4.it
jañado.La otra quando muy difsimuladameii
te fe echa de mano o fe finge alguna cofa para
hazerpicar,de tal manera q el hombre mifmo
corra a éngañarfe de fuyo.La primera fuerte es.
del arce que fue vna burla que po eos dias ha fe
hizo con vrt nombre fingido de vn Efpañol lia
rnado. Canillo a dos grandes Señoras qué yo
J10 quieto nombrar agora. Porque noquere
ys(dixolaDuqüeía)nombralLs i Noquerria
refpondiomiffcr Bernardo que les; pefafia. Re
•licolaDuqucfw riendo» Por cierto no parece
mal hazer cambien ellas burlas a grandes fe
ñores. Yheoydo yodezírquefchizieronnui
chas al Duque Federico y al rey do Alón fo de
Arag5,y a la reyna doña *Tabel de Efpaña ,y a
muchos otros grandes pri «cipes. Ya ellos nqfo
lamente no auellespefádo,mas auér hecho lar
gas mercedes a los que les burlaron, Refpon*
dio mifícr Bernardo. Ni aún con codo eflb las
nombrare yo. Dízi pues como quifieredes di
xo la Duquefa. Profiguid entonces miíTer Bec
nardo diziendo . Pocos dias ha que llego al
lugar que yo agora entiendo vn Villano de bet
gamo, y en llegando tomáronle luego ciertos
caualleros Cortefanos, y virtiéronle tan con
cenadamente,, que fegun le aderezaron bien,
aúqnúca aui'a hecho fino guardar bueyes dixe
rades finóle vuierades vifto antes q era vnmuy
honrrade caualleío,y vn muy buen gala, v aisi
tu • ' ' T ir Séif
ElCortefano.
fíendo dicho a aquellas dos feñoras, qne alli*-
uia llegado vn efpañol criado del cardenal boi
ja que fcllamauaCaftiIio,hombremuy auifa
do y gran niufico y buendá^ador y en fin el mo
■jor cortefano que vuiclTe en toda Efpaña,en la
Vnifmahoradeíl'earon mucho hablarle. y afsi
embiaron luego por el. Venido delante dellas
deipues deauelle muy bien refecbido., hizie
ioníe aí!entar,y comentará a hablall e muy de
propofito. Y cali los mas de los que eft anana»
iliprefentesfabian que aquel era vn vaquero
de Bergamo. Por efta viendo que aquellas fe-
íioras le hazian tanta honrra3no podían valcr-
ie de rifa. Y tras cito- auia otra mayor gracia,
«jueelbueno del paflor hablaua fu lengua na*
turalbergamefca. Pero los caualleros que vi
nieron efta burla dixieron primero a eftas feño
aras , que efte cauallero entre las otras cofas era
Í;ran burlador,y hablaua a marauilla todas las
enguas,enefpecialla qfe fuelevfarenlom<
bardia entre la gete baxa,de manera q fiempre
yéfaró q el fingidamete hablaua como villano
y q lo hazia porburlas.Yafsi cada palabrafe bol
ui a la vna a la otra c5 grandes marauillas y de
zian.No mirays quanpropiamétecótrahazea
^lla lígua?En fin rato duro efta praricaqluea to
dosl es dolía y alas hi jadas d rifa. Yalicabovuod
dar tá buenas feñasdfj,cj ya eftasfeñoras vuiero
i caer enla cuéta,aúqcó trabajapudicródífen
Libro fegundo fo.14
' ganarte.' De eftos recaudos falfbs cada dia ve
mos muchos. Mas entre los otros aquellos fon
muy gradólos que al principio efpantanjyd*^
pues para todo en burla.Porq el mifmo burlado
fe riedefimifmojviendofequeha anido miedo
de nada.Como yédo yo vna vez camino,y que .
dando vna noche en Pagua acotado que en el
raiímo meíon donde yo pofaua, pofauan otros
tres caminares compañeros, los dos de piftoya,
yelvrtodeprato. Los qualesdefpues de auec,
cenado fe pufiero(como muchas vezes fe haze)
a tugar. Ydendeapocorato el vno de los dos
piftoíefes peidiendo.fu refto quedo fin blanca*
De manera q comen <¡o a defefperarfe,y a mal-
de'zirfe,y a renegar muy ficramente.Y afsi he-,
chando mil reniegos fe fue a dormir. Los otros?
dos que quedaron jugandojdefpues que vuie-
ron fugado vn buen rato,determinaron de ha*
zer vna burla a efte que fe fue a echar. Y afsi fin
tiendo que ya dormía,mataron todas las lum<
bres,y cubriera vna poca dcbrafaqueiesauia.
al li quedado en vn brafero,de manera que to-
dala cafa quedo a efeuras. Yluego pufieron fe
a hablar al to,y hazer ruydo, y moílrauan eftar
en alguna gran contienda fobre el]iiego,dizié
do el vno tu tomafte la carta debaxo , y el otro
negándolo, y diciendo a bozes. Tu has ern-
bidadoconflux,el juegoyua a.moncc. Y coa
ellas porfías era tanto. el eftruendo^ que re/
T iij cor
Elcórtefano -'
cordo el que dormia.Yfintíédo queíiis co'mp'ar
ñeros jugauá yhablauan afsi como fi vieflen Jas
«.arcas, abrió vn poco los ojos y no viendo lum=»
bre en ta cámara dixo.Y que diablo hazeys vo
forros ay toda la noche dando bozes,y en duié
do eítoboluiofe a dormir. Los otros no curaró
de refponderlc nad afino que toda via paflfaró
adelante fu porfiáis manera que eíle boiuio a
dePpertarrejydeípi«r:o del todo cometo ama*
rauillarfe vn poco. Y viendo que en la cámara
noauia teña-! de lumbre ni de claridad ninguna
y que no embargante cito aquellos todavía ju
gauán y andauanen tantas rehierras ,dixoles.
Como pode ys ver vo forros las cartas a efeuras?
Refpondio el vno.Tu deucs de auer perdido la
villa tuntamente con los dineros. Y no vetta*
gora tu aquí dos candelas ardiendo.Leuantofe?
entonces aquel vri poco, afsi como eftaua en la
cama,y puerto de codos quaíi enojado dixo. O
yo eftoy borracho o ciego,o voíbtxos mentis.
Leuantaronfe eucíto los dos , y fueron atinan*
do hazia la cama con gran rifa moítrando creer
que el burlaua dellos. Y él replicaua liempre.
Yo os'digo a voío tros que no os veo. En fin lo*
dos comécarónamoftrar marauillarfe mucho.
Y el vno dixo al otro. Aun feria el diablo. Pof
cierto que me parece que deue dezir verdad.
Dad acá efla lumbre,yve amos 6 por ventura í«
le ha entaxuiado la viíta.Eíte peccador eítócet
tuno
Libro fegun do. fo.i^i
' tuno por cierto q auia cegado, y llorando muy i
crudama.ce dixo.Ohermanosraio^yo eftoy cié
go.Y enlamifmi ora empeco a reclamar anua
ltrafeñorade Lorico,yrogalle cd gradas lagrí
mas q Je perdónamelas bJafphemiasqauia di
cho.cptra eli ¿ defpues de auer perdido el diñe
TO.Ibosdos cópañcros cóíblauáie y deziá. No es
poísible que vos no veays , guarda que no
deue fer uno imaginación. O cuytado de mi re
plicauael otro,q no es imaginado,iii veo mas
que íi nunca tuuieraojos. Vos tcneys,alome
nos reípondianjos dos ojos bien claros.Y dezia
el vnoalocro.. Miradcomolosabre bien y co
mo parece que los tiene buenos , quien creería
que no vee i £1 cuytado mientra mas los otras.
le confolauan.mas reztamente lloraua ,y a ca
da palabra pedia mifericordía a Dios. Al ca
bo dixeronle los otros. Hi zed voto.de y r a nue
ftra Señora de Loritodeuotam.ente,defcalco,y
definido ,que eíle es el mejor remedio de todos
ynoíbcrosyremís luego a agua pendiente y
a eftos otros lugares vezinos porbufcar algún
nudico ,y vos esforzaos que nofotros no.Kos
faltaremos. Efte pobre defuen.turado arr»
dillofe entonces en la cami ,v con infinitas, la
grimás,y con grandifsimo arrepentimiento de
auer dicho mala Dios hizo voto de vr definí*
da a nueJVaSenora.de Lorito» Y ofrecerle yn
pu deoiosdePlata.y no comer carne en mies
T iii) *coW«
Elcorrefano
coles ni hueuos e rs viernes. E ayunar a pan ya.-
Í;ualos (aba dos, por honrra de nueílraíeñora íi
ealcan^aua gracia de cobrarla villa. Erieíto
los dos compañeros eutrádo en vna otra, cama»
ra encendieron vna candela y boluieron con 1*
mayor rifa delrnúdo a ponerte delá te deíle cuy
taño. El qual puedo q fe vieíTe libre de tí gran
trabajo como ppdeys péíar,ellaua toda via cá a
tonito del pallado miedo, q no folamére no po
día reyr,rñas ni aun hablar. Elos dos cópañero»
nohaziá litio porfiarle q era obligado a cúpiir
todos ios tocos q auia hecho pues nueitra feño
ra le auia alcá^ado gfa que cobralfela villa. De
la otra fuerte de burlas , la qual es quádo el hó-
bre pica enalgo, y qda engañado no es meneí*
ter daros otro cxéplo fino coraros loqme acote
ció ami no ha muchos dias.Porq ellas camello*
liédas paliadas el cardenal de lat Pedro vincula
elquai Tibe quáto fuelo yo holgar de hazer buc
las a fraylesquondo voy maleara, auiendo prw
mero ble cócertaao lo q quería íj fe hizielTcvi-
no vndia júramete c5el cardenal deArago yal
Íjunos otros cardenal es a vnasvécanas q ella en
a calle de bácos, molí raudo quererle eílaraíli
por ver pallar las malearas c»mo es coltübre de
Roma.Yo y édo maleara parle luego por delate
deííosyy viédo'eftar vn frayl* házia la- vna pte
allá calletamí^precM algOtiírbado) Holgueme
y vi q aqllo era lo q yo bufcáua/y ai si en la mif
^" - '. 'i ' ma
Libro fegundo fo.149
ma ora me fuicorriédop a el,como íuelc vn hal
cóhábriéto yr boládo(tras el auc q ha gana d mi
tar.Ypregúcádolealas primeras palabras quié
erajrcfpondiendome el,moftreconocerle,y co
mucrusr3zonescoméceahazerle creer que la
lufticnandauabufcandole por algunas malas
informaciones que del cenia , y por eflo q fe v'u
nieíTe comigo hafta laChancilleria,q alli lepoC
nia en faluo.El entonces fobre la turbaci5 que
yamoíb:aua.,moitrandofe mas turbado todo
medrofb y temblado parecía que no fabia que.
ha?erfe,y dezia que el auia muy gran miedo q
fije aíexaua de fan eslío no lo prendieíffcn. Yop
poniéndole liempre bué coraron , dixele en fin
tanto que el falto en las ancas de mi cauallo.
Entonces quando yo vi cfto,yo me tuuc por rer
yr,y no me trocara por todo el mudo. Y aísi lúa
goarremeti mi cauallo por bancos adelante.
Elqual yua dando faltos y echando coces acá
yaculla. Ymaginadvoíbcros agora, que her¿;
mofa vifta feria yn frayle en ancas de vn caua**
lio de vna mafcara con fus hábitos bolando , y
cayendofele la cabec,a,agora para adeláce ago#
ra para tras.queacadapafibparecia que auia de
dar configo enel fuelo. Viendo tan Buena fieít a
aquellos feñores.comen^aró a tirar hueuos def.
de las ventanasjluegohizieronlomifmo todos
los banqueros y quantos alii eftauan.De mane,
ra que nunca con unta abundada cayo del cié
T v la
El cortefanoí
lo granizo,como quantaen ronces cayanhueuos
de aquellas vétanas. Los quales cali todos me
cabían a mi. Mas yo puesyua m afeara no ref»
cebia de aquello pena, antes me parecía que la
rifa vtodoeraíbSreelfrayle.Y poreuonoha-
zia Uno dar dozientas bueltas por bancos hazu
arriba y hazia baxo,,y (iempre con aquel mon-
ftruoenlasefpalda's,no embargante que cí ca
li llorando me rogaua que le dexalTe ape*
ar, y que no hizieífe tan gran afrenta a Jos*
habitoj.Ydiziédo eílo el ribaldo haziafc dar *C
candidamente muchos hueuosa algunos mo»
eos de e fpuelas que eftauan allí pueitos para e»
iio,y moftrando tenerme abracado por no cace
eftrujauame los rodos en los pechos y muchas
v*vtteniacaheca,y otras en mitad de la frem
tCjtáto que yo ellau a perdi do y aceitado de to«,
dala faziedad del mundo.En fin quando ya co.
dos eftuuieron canfados de rayr y de citar hue-
uos,fako el bueno del frayle de las ancas de mt
rocín,y echándole arras la Cogulla, nuitrome
fu cabera con vngrá cabello , y dixome mifTer
Bernardo yo foy vn moepde muías de fanc Pe
dro rincula,y foy el que cura vueJlro macho.
Yoquede entoces tal,que no fe (i fue mayor el
dolor q 1 a faña o la vergüenza qua v ue.Pero y*
poi menos mal pufems a h.uyr a gran prieíTa ha
ziamipofada,yent«doel otro dia nunca ofa
pjUdcer.Yfuc tanca la rifa defta burla,que ha»
Libro fegunde.' *"*" fo.iya
ftaoy dura. Yafsi entonces tornando todosa
reyrnueuamencedefto ,proíiguio mifler Ber
nardo diziendo. Es afsi mifmo buena manera
de hazer burlas,en Ja qual tábien fe puede fun*
dargracias/juandomoírrays creer q.vnoquie
re hazex vna cofa, y enla verdad acjlno quiere
hazerla.Comoeftádo yo vna tarde defpues do
cenar enla. puéte de Leo y andado alli burlado
có eefarbéccadellojComéc.amos a atrauarnos d
losi>Ea$oscamo fi quiíieramos lucha. Eftoha-?
atamos por q nos parecía q enla puéte noauia
nadie, Yeftádo afsiacudieró dosfranceres.Los
quales viéndonos tanrebuekos,preguntaró q
era',y paráronte por ponernos en par, péfando,
q reñíamos. Yo entacespreftamenredixe.Ayu
dame feñores,q eíte cuytado de hombre a ciec*
tos tiempos de luna enloquece. Y veysaquia-
gora como ie ha tomado cita locura de qrerfis
echar deja puéte abaxo. Aquellos dos entóces
arremetieró,y júntamete comigo t jmaro a es*
far y teníale muy afido.Y el fiépre boluiédofe a
mi dezíanae q yo era loco,y forcéjaua por defea
buliirfe.Los otros teníale mas rezio.De mane
ra q coméco a cargar mucha géte ,y, quato ma»
éj bué cefar andaua dado de las manos y de los
pies,porq eltaua enojado taco mas era la géte q
acudia,y viédo todos la fuerza giráds q el ponía
Í>orfoltar(e,tenian por determinado qtodoaq
lo haziapor echarfe enel rio.Ypotcffo trauaua
. • «ia*
<•/ Elcortefano. . "
mas reziamete del. Llego la cofa a táto,q al ca
bo muchos fe j ú caro para comarIe,y afsi carga- -
do todos del le licuaron en pefo al mefon todo
desbaratado y fin bonete, y amarillo de-coleca
y de verguenga.Que en ú n no le aprouecho co
fa qdixelfe.Porqde vna parte los frácefes no le
entendian,y déla otra yo tibien ayudado a. Ha
uarle al meíbn andaua fiempre doliendome d«-
íu defdicha, q afsi vuiefle enloquecido. Afsiq
de los recaudos falfos fe podria(Como emos di-
cho)hablar largamente. Perobafte agora re
plicar que lps fundamentos donde ellos fe fun
dan ionios miilnosdelas gracias. EníTnitoj es
xe'mplos tenemos dellos que, cada dlapaiTan
por nofotros.Y entre losotrosfon muy .gracio*
ios algunos que a y en las nouelas de luán Boca
ció. Como aquellas burlas que hazian Bruno:
y Bufalmaco afuCalandrino, yamacñre Si-
mon.Y otras de mugeres,que realmente fon ía>
tiles. Y acuerdóme aucr' conocido muchos
hombres agudos y labrólos enefto. Y entre lo*
«ros conocí en padua vn eftudiantc Siciliano
llamado Poncío.El qualviédo vna vez vn villa.
no qtraya vn bué par de capones paca véderlos
llegofíe a el fingiédo q los quería cóprar.Y Def
pues que eltuuieron concertados en el precio
dixole q fe fuefle con el hafta fu pofada, y que
demasdela paga ledaria colació.E afsi llenado
le de calle en calleóle lleuo halla vna pte de la
ciu-
Libro fegundo. fo. íyt
ciudad donde aycampsiiariOjelqualefta apar
tado de la Tglefia, de manera que fe puede an .
dáralderredor.Yenfremedevna delátera de
las quatro del campanario viépeadar vna ca*
llejapequeña. Alli pc^.'o trayendo ya péfado
loque auia de hazer úíxoa* < Ulano. Tu has dé
faber q yo he apoftadoifíe^ r de capones con
mi compañero a eíto.Que el dize que cita torre
tienede cerco bié quarenta pies ,e yo digo que
no.yenelmifmopíito que te halle acabauade
comprar elle cordel para medirla,porefío ano
tes que lleguemos a mi pofada quiero facar en
limpio qual de nofotros gana.Y en diziendo e*
fto faca de la manga el cordel, y dio el vn cabo
al villano y dixole.Dame acá en tanto ellos ca
pones tenértelos he,e afsi tomándolos tomo el
otro cabo del cordel con la vna mano y hazien
do con la otra como que queria medir comen*
c,o a andar alderredor delatone,aiiieiidopritJ
mero hecho quedar al villano y tener rezio el
cordel en la parte contraria de la delantera q
emos dicho que da en la calleja.Ala qual quan«
■do el buéponcie llego hinco vn el ano enlapa/
red,e aro enel el cordel , y dexádole afsi. fucile
.pie ante pie por la calleja adelante có los.capo»
jies.El villano eftuuoquedovn buen raro, efpe
rando queel otro acabaffe de medir. En fin def
.puesqouo llamado muchas vczesídixo a bo>
zcs.Quc hazey s alia tanto que nunca acabays,
i, * fue
El córrela no.
fue a ver lo que era i y hallo que quien tenia*I
cordel no era pdcio lino el clauo, él qual le que
do r.tn (blamenre en pago de los capones. De
íta arre hizo pondo infinitas burlas. Muchoso
tros ha auido también gracíoíos enfemejariteí
burlas. Como fue el Gonella y el MelioIo en
dias pairados, e agora el nueftrofray): Maria
no y fray Seraphin , que aquí efta prctente* c o
tro» muchos que todos conoceys. Y ala verdad
efta es vna gracia que parefce harto bien enhó .
bres que tienen efto por officio y no entienden
enotracofa. Masías búrLas del Cortefanopa
rece que toda vía deuen aparrarfé algo mas de
la truhanería,y en ninguna manera han de He
gar a fer engaños de chocharrcros para facac
prouechocomo vemos muchos vellacos qan
dan por el mundo con diuerfas inuenctones de
trampas por ganar dineros,fingiédo agora vna
cofa y agora otra. Ha fe también de mirar que
rio fean rezias ni peradas. Y fobre todo fe ha de
tener afsi en efto como en todo lo demás gran
refpeeto y acatamiento a Iasmugeres. En efpe
cial donde atrauiefla la honrradellas. Dixo
entonces Gafpar pallauicino. Porcierro feñor
milíér Bernardo vos os inclinays algo demafia
dámete a la parre de las mugeres.Dezidm e por
donde fundays vos que ayan de tenerlos hom
bres mas'refpecto a ellas que no a los hombres.
No os parece que emos de tener nofouos en ra.
- , to
Libro Tegundo fo.t^a
to nueílra honrra como ellos la Tuya i Luego
delta manera vneílra opinión es q las muge res
téean l.jcécia de burlar a fu plazer dé loshobres
y Tos hóbresayá de eftarmudos,y aú encima de
todo ello agradecerles los agrauinsque deltas
reciben ? Refpodio a eítomilfer Bernardo. No
digo yo que las mi; geres en la conueríaciony
en el burlar no deuen tener con los hombres a-
.quellas coníideraciones q emos dicho. pe ro día
gb qenlo q toca ala honeftidad ellas pueden
mas libremente mordernos q noíorros aclLs.
Lacaufa delta espora nofctiosmifmos abemos
hecho efta ley, qehlos hóbresnofeadeíbnrra
ni cacha bíuír defoneftamete,y en las mugéres
fea vna verguéca tá rezia, y vna infamia tan c*
ftrcma , q aquella de quié vna vez fe habla mal
o fea verdad o mérira,ayadeqdarparafiépre
con mengua. Por elfo pues tocado enla honefii
dad dellas ay tá grá peligro de offenderlasgra ,
ueméte,digo q deuemos moderlas en otra cofa
Íeneít.oporierliÍécio,porqeldoriayreola buC
a q laílima.pafla el termino q emos dicho q eS
uiene a q Iquier hóbre d horra. Aquí parado m
poco milTer Bernardo dixoriédo Ociauíán fre
gofo. Podría muy bien el feñor Gafpar pallaut
ciño refpóderos a eíTo y dezirnos,q elfa ley q(í»
gunvos dezis)noiotros mifmos emos hecho,
qui^a no es tan fuera de razón como a vosos pá
lcfce,porq fied© las nuigcres animales imperf»
íUife»
£1 corteíano
ctifsimos,ydepocoode ningú valoren copara
. cío délos hóbres,era neceflario pues defuyo no
erádifpueftasahazemingüaobra virtuofa, q
cola vergueta y el temor déla infamia felas pu
fiefíe vn rreno,q caíi por fuerza in troduxefíe en
enellas algúa buena calidad. Y entre todas la»
otras parece q les feamasneceíTariacotinécia,
•y efto porq no eítemos en duda de nueftros mif
mos hijos íí fon nros o ágenos. Y de aqui ha (ido
poner tatas fuerzas y inuétar tatas artes para fa
zerlas cótinétes.E afsi caíi les permitimos éj en
todas las otras cofas valga poco y íiépre haga al
reues délo ó deuriá,có tal q en la bódad nofal-
té.Por eíTo liédol es licito errar en todolo demás
fin q por ello feles recrezca mégiía , y nofctros
las quiíieremos morder en aquellas táchaselas
quales(como emos dichones ion permitidas,y
por el mifmc caíb no les defcónniené ni las al*
terá ennada,no(btros ni tenemos gra ni moue*
.Temos rifa,porq ya vos aueys dicho q la rifa fue
jemouerfec© algunas cofas qus en íi nocóuie
aien. DixoeftonceslaDuqucfa. Afsihablays
vosfeñor Oiftauian en Iasmugeres,ydéTpnes
tquexays os íi ellas no Os quieren bien?de(To nó
me quexoyo porcierto,:(refpondio Oflauian.}
Antes les agradezco que lo fagan afsi puesno
amándome tampoco me obliga a que las ame.
E mirad feñora que lo qué yo lie dicho no ha fi<
dodeziros mi parecer determinado en ello, ha
*tltW fido
Libró fegundo* fo.146
Cdo dezíros folaméte q el feñorGafpar pudiera
traer endcféíió fuya todas la razones q yo he t»
cado, Gran cofa feria para las mugeres(dixo
nníTerBernardo^fi pudieflen confederarfe con
dos tan grafídés enemigos Tuyos como (bys voa
y el feñor Gafpár. Yonolesfoy enemigo(rcf
pondió Gafp*r pallauicino.) Pero vos me pare
ce qtieió foys de los h obres , porque fi querey$
cjúe nofotros no toquemos a las mugeres en la
honeftidad ,deurjadts también ponerles ley a
ellas que no nos tocaflen en cofas que para no
(otros fon tan vergoncofas , como para ellas el
feí defQneftajj¿Dezid jorque no ha de fer tábue
nalafefp'óeTtaquedio Alófo Carrillo ala Mac
qnefáde Moya (obre la efperanc,a que tuüo de
faluarla VTda,pidi€dole ella por marido,como
'Wtjué1 ella le dixodizié\iole. que todos los que
le conocían péfauan que el Rey le itria de man
'tforahorcafí E pues vos dezis que en íüanBoca
ció las burlas de Jas mugeres fon tá buenas.por.
quVrio fríe tan licito a Ricardo mimitoh enga
fiarla muger de Philipello , y hazerla venir al
baño como a Beatriz hazer leuantar déla cama
á £gagórfü róarido y hazer q Anichino le diefie
muy buenos palos dcfpues que ouoeítado con
ella holgando a fus vicios vn buen rato, Y que
medireys déla otra que Te ato el cordel al de
do del pie y hizo creerá fumando que no era
ella?Dixo mifler Bernardo entonce*. Señores
V pue«
ti cortcia no.
jmés folamente era ami casgo traer *fta mate*
t»ria de como ha de fer vn habré graciofo y de
aireño en q cófitte,yo no entiédo agora dente
terme en otras platicas. Y piefotambiéauer ya
dicho la caufa por dódé no me parezca cofa ra
sonable laftimar a lasmngeresen dicho ni en
hecho acercadla bódad dellas. Aísi mifmo rae
acuerdo q les he dado por regla q tápoco ellas
burlé a los h obres cnlo q les duele. Digo mas q
cnlas burlas y motes q vos feñor Gafjparagora
aíégaftes,no me parece mallo q dixoÁlóío car
tillo ala marquefa,puefto q la tocaua algo enía
honeftidad,porq rodeo la cofa de hartoiexos,
y pufo laftima tá afeódida , q lp <r¿l dixoíe pu
diera entéder limpíemete ala letra.De maner*
€ fi fuera menefterpudiera difsimularrerel fenti
ido de aqllo , y afirmarfe q no fe aína dicho aql
fin.Otra cofa dixo el(amiparecer)hatto defeo
«cniblc.Yíue qpaflando la reyna delátela po
íadadelamarqfavioel ala puerta pinta dos co
carbó muchos de aqllos animales defoneftos q
fe pinta por los mefones demuchasmaneras.Y
viitoefto llegádofe alacódefiade caftañedadi
acole. Veysaquiíéñoralas caberas, d^íospueréos
<j mata cada dia la marquefa en tus m órerias.
Veys como aunque fea efta Vna ingeniofa tráf-
lacion y biéfacada délos monteros,q tienépot
galanía hincar aíus puertas muchas caberas da
Jas ficias que majan , toda via es cite dicho de
mafia-
Libro regundó. fb.i?4
maíjadamenjefuelto ydefonello. Ymásqno
fue refpuefta , que el refponder tiene algo má»
yorlicécia,y es menos defcorreha,y mas de cor
tefano,auncj con el hítimeys vn poco, Porqué
parece que ioysmouido<;yaú obligado coló q
el otro os dize )a refponderle, y no puede fer for
brepéfado. Masboluiédo al propofíro délas
burlasdelas mugeres,nodigo yoq haga ellas
bien en engañar a fus maridos, m as digo qalgu
nos de aqllos engaños q cuéta luán bocaciode-
llas fon muy delicados, en efpecial los qne vos
mifmo aueys contado.Pero fegún mi opinió(]a,
burla de Ricardo Mimuoli paila el termino, y
esmasreziaqla de Beatriz, porq muchos mas
quifo Ricardo ala mugerde Phihpello.que no:
Beatriz aEganbfu marido. Que claro cita que
Ricardo con aql engaño hizole a ella fucila y
truxoJaaqhizieiTede fimiímaloquaqueriaí
Pero Beatriz engaño a fu marido por hazer de.
fi lo que atiia gana.Dixo a eiio Gaípar pallaui-
cino.Co ninguna otra cofa puede Beatriz efeu»
farfede culpa fino con auer errado por amor, r
El ql yaveys fi fejdeue perdonar enla&.h.óbtes,
como enlas mugercs.En verdad(reípomiió rotí
ferBernardo)la$ paísionesdeamorgíádefcul-
parraen coligo de qualquier y erro. Mas aúque
«rtofea,yoofariaaffirni2rci vn hembredebíé
citado enamoradojdeue áfsitm efto conapjen.to
daslas»CfMCQf»f6i.verdajder.óyo.oJ3rápc}fo^Eli
j..-.M;.l> "Va «
El cortefano^
es verdad que fea v ileza y fal ta muy abomina
ble fer tray dorcaunque lo feay s contra vueftro
enemigo) confiderad quanto masgrauedeue
ferel tal yerro contra períbna q ameys y tenga
ysen mucho. Ycreoyoquequalquierbuene*
namoradojfi filtre tantas fatigasry tanto no p»
der dormir,fi fe auétura a tantos peligros,fi det
jama tantas lagrimas, y vfa tantas arces y ma
neras cerno cada día vemos por contentar a fu
dama,no es principalmente por alcan$ar el cu
crpo,finoporconquiítar aquella grá fortaleza
del alma3rompiendo aquellasduras peñasyea
Jlentando aquellos quajadas yelos que en los
tiernos corazones de 1 as mugeres fe halla.Y ef«
te pieníb yo que fea el mayor y mas fubftácial
gufto,y el fin verdadero donde la intén cion de
vn alto coracon tira.E yo de mi os digo q quer*
lia mas fi eftuuiefle enamorado conocer clara
mente que la que yo amo me arnaco toda ver •
dad,y me ha dado íu alma fin darme otra facif-
facion ninguna que alcancardella contra fu
voluntad todo lo que fe pudieffc alcanzar, por
que en tal cafo a mi me parece fer folamére fe-
ñordevn cuerpo muerto.PoreíTo aquellos que
fátisfazé a fus defleospor media deitas burla s
que agora emos dicho(las quales mas ayna po/
drian qui^a llamarle trayciones que burlas , fa
zen perjuyzio y gran injuria a la parte agrauía
da;y con todo cito no alcanzan el fin que deue
deflcaí
Libro fegundo fo-ifí ^^
deíleár'etverdadero enamorado,pues folo lie*
gan apofleer el cuerpo finel alma.Lo mifmo di
go de algunos otros que en amores vfan nigro*
mancias y hechizos,o haze fuerza , o dan cofas
para h azer dormirlo fe aprouechan de fenfe jan
tes artificios. Y aueys de faber tras efto que las
dadiuas también diminuye mucho el güilo de
los amores.Porque quádo fe atrauiefla dar,puo
de dudar el enamorado quefu amiga no le ama
fino que haze demostraciones de amalle por fa
car prouecho del, por eiTo los amores de muge *
tés principales fon tenidos en muchos» porque
parece qna no pueden proceder fino de puro a*
mor. Y no fe ha da creer que vna muger de pre
cio mueítre amar a nadie fino amándole verda
deraméte. Refpondio Gafpar pallauicino. Yo
no digo que los penfamien tos , las fatigas y los
peligros de los enamorados no deuá tener mas
principalmente fu fin enderezado al vencimie
todel alma de la muger amada que no al del
cuerpo, pero digo q cftos engaños que vos en
los hombres Uamays trayciones y enlas muge*
res burlas , Ion vnos muy buenos medios para -
alcanzar el hombre lo que deflfea, porque fiem»
pre el q es feñor del cuerpo de vna muger , lo es
del alma ( . Y fl bien Ce os acuerda) la muger de
philipelló defpues del mucho enojo q recibió
por el engaño que Ricardo le hizo conociendo
al cabo quanto eran mas fabroíos los befos del
V iij «na-
-. • 'El cortefanev
enamorado q losdsl marido.conaertfend'o ta¿
da fudiirszaen blandura amo aRicaido deftfc
aquel día muy tiernamente. Veys aqui comolo
que nunca pudo ha ¿ec el dar contino,ni las mu
chas feí ales de amor de muy largo tiempo ,ea
breueefpaciofehizoconeftar el con ella hol*
gando aquel rat >.AÍsi que eíla burla o rrayció
Clí aí»iquifieredes Mamarla) fue buen camino
para alcanzar aquella gran Fortaleza del alma
que aueys dicho, Pareceme feñor(dixo rruíTer
Bernardo ) que vos hazeys vn fainísimo proíu-
puefto. Porque íí lasmugeres dieíTcn íiépre el
alma aquien fes tiene el cuerpí todos amaría
mas a fus maridos que a ninguna otraperfoiu
del mundo. Deíoqualfe vee por experiencia.
lo contrario. Mas Iuá bocacio era como vosecó
gran fin razon)gran íneinigo dellasí Refpódio
Gafpai pallauicino. Yo no íoy enemigo dell as,
aunq pocas hobres de valor fe hallan qno las
tégá en poco,pulto q por algú rcfpe&a rnucffcé
tendías en mucho?Rerpódio a eiio mifler Ber3
nardo. Vos agora enefto no fojamente hazeys
- injuria alas mugeres, mas aú a todos los hobres
qlas aman y las preciá,pero en fin yo(como y»
he dicho) no me quiero fal ir por agora de mi
principal propoli to,que es de las burlas , ni en
trar en vna demáda tá rczia,como feria defen
der las mujeres co-ntra vos qfoysvn grá guer
rero. Por ello acuerdo de dar fin a eftami habla.
La
*- • LJbto fegurtcfo. fo,r?«
El'quáf^Wí^entura ha (ido harto mas que fue
ra meneft'er".Y no tan buena coma vofocros ef* '
pcrauades.Ypuesyo veo todas eítasfeñorasc»
liar aeílo tanfoíTegadas.Yfufrircon tanta pa*
ciencia las injurias que Jes dczis. Yo os digoq
Eenfar«déde agora (er verdad en parre laque
a dicho el feñor Oílauiá , que a elías no fe Íes
da nada de qualqui er rach a que les ponga» con
tal q no les toquen enla bondad. Las mas de a-
qllas feñoras entoncesC poro laduquefales lé
ñalo que iohizieílenafsi,! fe leuácaron y todas
riendo arremstiero contra Gafpar pallauicino
como por meifjlle,y aú hazeír del lo q hizicroa
ds Orpheo las facerdotiíTas de bacco,y deziá a
bozes.Agaravereysfí nospefa qdigí mal dno
{otras. Y afsi por la mucha rila,yporq todos a e»
fio fe leuantaró en pie,fue tato el al boroto,qal
gunos q ya comee,auan a tener fueóo por fer ya
rarde,qdarómuy defue!ados,YcoméctaG2fpac
pallauicino a dezir. Veyscamo pomo tener e-
ftas Péñoras juíUci a quiere aprouccharfe déla
fuerza ,y afii anda por desbaratar la platicarme
riéio el fuego a barato. No fe os hara(refpódio>
emiHi(com» peníays.Que vos agora puesveys
a miffer Bernardo cafado có lo mucho q ha di
cho (obre la materia q ha tratado^comé^aysa ct
zi r mal de mugeres , péfando que no aura quiés
buelua por ellas, Yengañaysos en.eñb. Por
q nofotras potnemos encápo.YncaualUrode
.: V iiii " re
Elcortefano T
refreíco,que ni eftara cinCidoymd/vf&fde pa ■
íearcon vo3,a finque vueftras cuí pastean caP-
ttgadas.YeneftoboIiiiendofe al magnifico lu-
]¡an,clquai hafta entonces auiáfiempre calla-
do,dixole. A vos os tienen todos por va muy
gran protestar de las nwgeres.Poreííb agora es
tiempo de moftoar que no fin caufa alcanzarte»
tin bueuafama:Yfi harta aquí aueys llenado
alguna facisfacíon de tanhonrradoofficio,pert
fad que agora fi nos defcndieredes de tan fuer
te enemigo,nos obligareys a que fea la remu •
iteración mayor. Yha de fer tan grade eftc car
go que nos echaredes,que aunque nunca haga
mos fino pagaros, aura de quedar la deuda fisnt
pre en pie. Kerpondio el magnifico Iulian a e»
fto.Parecems Péñora q vos honrrays agora mu<
cho a vueftro aduerfario , y muy poco aquiéha
íido de vueftra parte. Porque cierto harta aquí
ninguna cofa ha dicho el tenor Gafparpalla-
oicino contra las mugeres.a la qual miffer Ber
nardo no aya maramlíofarhente refpondido.
Y creo yo que nadie ay de nototros que dexe
de conocer,quan gran acatamiento les deua el
Corteíanoiy que el que fuere bien criado y dif
cr¿to> jamas le poma en motejarlas de poco ho
neftas. Poreúfodifputarvnaverdidtanmani-
ficíta , parefce que es cali poner duda en lo que
éfta claro, Mas(porque lo digamos todo) píen
lo q el íeñor OÍUuian ha hablado vn poco mas
- lar
inoro legnndo r&Affn
largo délo que conuenia diziend;rque lasmu»
geres fon animales in}perfe&ifsimosvy no difV
puertas a hazer ninguna obra virtuofa,yde po
co o de ningún valor en comparación délos ho
bres,y porque muchas vezes fe da fe a las perfo>
ñas de au¿toridad,haíta en las cofas que no ib ni
del todo verdaderas,no fríamente quando,ha
blan en fefo.Mas aun quando eitan burlado ha
(Ido el feñor Gafpar mouido có las palabras del
feñorOítauian adezirquelos hombres fabios
h$ tienen er» poco. Lo qual es falñTsimo. Antes
muy pocos hombres efpeciales he conocido yo
que no las amafien y acataflen mucho. Porque
la virtud dellas.y por configuiéte fu reputado
no es menor(G yo no me engaño) que la de los
hombres. Pero toda vía íi ello vuiefíe de venií
a, dirputarfe , la parte de las mugeres , recibiría
muygrln perjuyzio. Porque eftos oau al leros
han formado vn Cortefano tan excelente,que
quien puíiereelpenfamiento a contemplarle
tal,imaginara las perficion es delasm.ugeres na
poder llegar a tan alto termino. Por elfo deuria
ponerfc la cofa en ygualdad. Mas, para «(to fe
xiaptimero neceífario que vn hombre tan fa- '
bio y también hablado como el feñor conde
Ludouicoy el feñor mifler Federico formaf
fe viií dama con todas las excelencias confor
mes a vna muger perfe£ta,'como ellos han fot
mado vn Cor tefano con las excelencias confor
V v mes
'■ ■ í/r ETcorftfano
»C»áviípérfeáohóbrc.Yentóces(Iefg<íeftit
diefTa Ja pares dellas fuelle fi quiera mediana*
mcceauífadoyhabilenfu hablar ,pien(bque
porfer ayudado de h verdad moftraria claras
píente cj Jas mugeres valer» tanto comoloshS
bres.Mas antes valen mucho más(refp5dio E«
«ñíliaOYfinp veldo* Q¿e la virtud parece qu»
e^rnúg«rye! vicio hobre. RtofeaeftoGaípar
pallauicinójybolu-iendofé a miífer Mí coló phri •
gíodixolc.Qneos parece a vos defto Tenor phri
gto?ReípondH>eI phrigio.Que he láftima aI fe»
ñor magnifico. Porque engañado con losofre-
cimiétos y blanduras déla fertora Emilia ha di.
<ího cofas que yo por fu horra me corro dellas.
ReTp5dioriédoEmiJia,.Hmo mas os correreys
Vos dé vos mí fino quando vieredes al TeñorGaf
parpallauicinoconfeflar fu culpayla vueítra-
ypedirnos perdón, a tiépo que quiera nofotras
rio querremos dártele. Dixola düquefaei»»
ronces. Por fer ya muy tarde , pienfo que fer*
btedexar efto,para maña*na,eneTpecial porqu»
me pafefee bueno el cóíejo del íeñor magnifi -
eo. <3u* ancos de venir a eíla cfifputa íeform»
x Yna dania perfeéh, como ha formado eftos ca¿
«alleros vn perfefto cortefáño.Séríorá dixo en-
tonces Emilia quieraDios q no ayamos puefto
nrajufticia en manos de quié efto c6|uradocó>
el feñor Gafpar,y nos pinte vna corcefania q no>
íepa fino de eftar enla cozina y de-hikr4Por ciet
4. :U. -. ^ w
Libra fegundo. m fb.if1
to eíTe es(4i5co pl phrigio ) el propri<£0f{jcio dé
las mugeres.Duoentoces la duquefa,Yo.qu¡0
ro fiar del feñor magnifico.El qual por f$r de tá¿
buéentédimiétoy juyzio como todo el ni üd»
fabe,ymjgmara lamas alta perficion q dclftas
fe pueda en muger,afsi como la fabra pétar,aG
fi cábié la fabra dezir.Y defta manera no nosfat
taran razones para cócradezir a lo que folíame
te nos leuanta el feñor Gafpar. Señora(relpo
dio el magnifico )yo no fe (I lia fido buena de#
terminación la vueltra en querer me dar carga
de tanca calidad. Porque en verdad yo no ñau
hallo balUnte para tan gran cafa. Y no peo*»
feys feñora que mi habilidad lea can grande;,
que pueda ygualarfe con la del feñor .Conde y
la del feñor MiíTsr Federico. Los quales can
la abundancia de fu buen hablar han .forma-,
do vo Corcsfanotal , que podemos dezic qua
nunca fue ni puede fér quic,a. Mas coda vía
fi vos mandays que yo tome efte cargo-,fea alo»
menos con la mifma condición que hada ago
ra fe ha guardado. Y es que cada vno pue>
da (donde le pareciere )contradezirme. Pos
queyoeítono pcnfare que fea fino ayudarme*
Yhaziendofe afs'i , podra fec que con enmé*
dar mis yerros fe. de fcubra aqlla perficion, que?
agora bufcamos en vna gétil dama.RefpódioJa
Duqía.Yo eípero q vos hablareys tábie en efta<|
fe os podra contradezir muy poco.Afsi q leuan*
t¿4
i y. i ' ElCorterano.
tád vueilró efbiritu,y tuzednos tal eíla dama,
que eftos nueftros aduerfanos fe cortan de de-
zircjue nopuedeygualarfeconelCorteíano.
Del qual bafta por agora lo qmifler Federico
ha dicho. Que harto pareíceque le ha fubido,
en efpecial poniéndole en tan alto pun to, que
ayadefer puedo en comparación con vna da.
ma.Séáora(dixo mifler FederiaOami, y apoco
o no nada me queda por dezirdel Corcefano.
Y lo que" tenia penfado dedezif mas adelante
hafemeoluidadotododo con lo q MiíTerBer*
nardo ha dicho Cobre la materia que ha tra&a*
do.Si aísi es ( di xoJJaduquefi, mañana acudid
do 2ca todos a buen hora tememos tiempo da
hablar en la vna cofa y en la otra. Y dicha efto
leuan taroníe todos,y haziendo cada vno rene»
rencia a la duquefa fueron fe a fus pofadas.

. .. :... fFin-del fegundo libro


*«: ;- "■ del Corcefano.
*¿ • * í'% . -. t ■ ' .' . . : '■
J'« .-;,.-.'?... . :'.■.,'■.: 'i ; i
• !.'.'!«.'. 'i** k i J. ' í -^ , ' \U '. ' . ! * . ' ' r
1,7'. ttfrf '. í : ; ■'■:.', ..'' , '..'■'' •«. i
t ••••• 'lii::; ; ; »:• i ■ ' :* ■■'•■ . ■' '
f ' .'■ .■';; ji.. !.:. ■ " ' ...' í . ;. ■ "»«';■

í5:: "•"• '• '-\. -■■••••'■ . ;"••<:


>nt::5. ::i,¡:.t .»•■.:.• ; .;. « " .• .
L.iüto rercero. ro.t^
CEl tercero libró del
Cortefano del Conde Baltafar Cáfte
llon. Dirigido a miílérAlphóiri
foArioftOjtraduzidodcY- '/;;
talianoen Gaftcllanp.El V.' J
qualvadiuididodrí * I3'ífc*
fíete Capitülpá.. ..iirtjí,',' ■'-
^3 !•.-•:-( í-Jflj.". 1
.: PRO lo 0^:1;j7Mr,'!o I
f:t M í • í-i • * : . «p{í i-I i
iií.ot son; Í

Pithagoras fóf^i/jánia?
mente y coh,grai},arre
hallóla med'd.» del cu
erpo de Hercules, defí»
manera,cj{£biencfo cjec
to que aquel eipaciojeit
el qual de cinco en cin
co años.fe celebrauá los
juegos olímpicos en acaya cerca de Elidejdela'
te el réplo delupicer olímpico a^if fid¿nvéáido
por Hercules , y hecho del vn dUdiq.de feyf-
isientosy veynre y cinco pies delqsíüyo0 que
El Cort¿raño, 5
Jos otros eftadios , qu e de fpues por toda grzcía
fueron iriíiiciiydos eran también de ley í cien*
tos y veynte y cinco pies,pero c5 todo efto me
ñores que aquel primero, fácilmente conoció,
teniendo 010 a ella pro porció , quanto el pie de
Hercules vuielleíido mayor que los otros pies
hiim ¿nos Y afsi tendida la medida del píe, con
e' J i llego á entender todo él cuerpo de Hercu.
lesauerfido tanto mayor que los de los otros
hombres proporcionalmente quanto aquel o/
tro eltadio excedía en grandeza a los otros .De
efte arte vos leñor miffer Alphóío podreys da*
ra mente por eita pequeña parre de todo el cuer
po Tacar quanta ven tajal leuafíe la corte de Vt
bino a todas las otras de Italia, confiderando
quanto en ella ellos juegos(los quales fuero in<
ven todos para recrear los coracones fatigados,
de órros negocios graues) fuellen mejores qué
todos Iotqúe eñlas otrasCorÉás de Ita lia íe vía)
lian. Y íi citas cofas en que no yua nliic ho enm
tales,penfád quales ferian Iasotras.de masfrh>
éortancia,clortded fefo y el cuydáeíctíiiclé po¿
jier todasífts fuerc,as.Eneíto yo oftífrábtar'muy"
confiadamente con efperá$<i<lc fer<jre;ydo,poi
iqiií^á veys que yo no alabo cofas tS antiguas^
'que tenga licencia de fingir ."\ puedo muy bien
probar qúántdd'go có muchos hombres de au
«ftorldad que aun bnien. Y-qoeen fupre'ferrciaf
han viftoy conofcido la vida y coítumbres que
~St . cr»
i„iproxercerev fb.fóo
en aquella cafa de Vrbino vn tiempo florea
cieron.A la qual yadeuo táritb.que quedp óbíi
^gado a esforsarm* de trabajar con todadéHjr?
cía que lu memoria no fe pierda,yhazella biuit
con mis eferiptos en los corazones de ntieftrot
decédiétes.De donde podra proceder por ven»
tura que enlos tiempos venideros no falte quie
tenga embidia a nueítros tiempos. ' Porque no
ay nadie que fcpalosmarauijlofos hechos de
3os antiguos', que en fu coraron rro formevna
«ietta opinión de aquellos de quien fe efenue
mayor que noparece que puedan exprimirlos
libros por mas que dignamente afté eferiptos.
iAfsi yo defleo que todos aquellos en cuyas ma>
nos viniere efte.huejSro libro (fí epn íodp.«l ¡fa
«un tiempb tatuofauor mereciere que de: caiia
JJ eros de honrra y de damas de precio merezca
4,erIeydo)pi«nfeny tengan pot cierto aucr fido
Ja<!orte de Vrbino mucfio masexceflente y lie
no de Angulares hombres que púlieiícmos no
., &tros elcriuiéda,expJicarÍ©;Y$fcn mi «ui^jf ,
■-': > fe tata el<^uenqa,quantoen «ílos au¿¿ ~¡*
^r-,-/ valor «o Mrpf>yo agora rwDqeísidad ','.
i. i ■ ' de o\íps teftigos para nazérqu,é,a
o--.-;. nueftras 'palabras cu'c,ffentp#' '."..' "."'
<':' • . . v.. í4W5ftf»Mf«^;j"6Í:;3,":a'!*o3ÍÍ
C7 íL^^.v, ,>. 6 n. lin^sor: o- ub£b'{,%<Gá*pit
■ Up n ■ : Oicu^baijnar;,. «olons.-ín;: ¡f : '"
•' ■--•...<! . .»; i Ib íciíc-;,r. ::2£¿rñ.C'r5: •.'■!'•-' í¡;.'¡
Mil
El cortera no.-
ífCaipitulo » i . Como la Duqueía
dio el cargo al magnificoluliáde formarvnaper
fcíta dama có las calidades q !e c5uiene,afsi
como queda Forniadqvnperf<?£co Corte
tefano en lo ya planeado en los dos
libr.qspaiTadoSjel qual acepta
dolo comenco C\\ platica.
••■•..' -■■'. ■■ \<i 5';,-) . ■
VELTOS'AqVELLOS
J caualleros el figuienre dia a la ha»
\. ráacoftumbr'ada adonde la duque
:4 fá%'ítaua,y a (Tentados todos cógrS
¿I Glencio eftiiuicrorí luego vn rato
mirando a mifler Federico2, y ial magnifico lu-
Jiany éfpertirído qual dellos cbmenc;arht aha?
felar.Y afsi láthíquefa deipueísi-qu¡6'Vuo eftado
callandoyñtfóioj&XQ.Sabtdíbííót magnifico
que todo* aqui'defiearíVfeY effWueftriadárná
mvy biéiraderfec.ádá, poVgíTb' (iríó lá'moftrare*
dtfs t/a!,qüé torfafu hermbfltfaTei;t'éa:1 penfare*
morque de ce/Idfolo aofcybh^eboÜSsñora (. refr
pon éhVe I ntíghrficb ) frJo h 'tútritfie por h era
mofa , rhoftráíiálá finrtihgdfc«diírec(o , y de la
manera qüfíParis quiío béfelas ttí*s dSofas.Pcro
u rodas eitasíeñoras(pues ellas me hanpueíto
eneftccuydado^no me ayudan a adere^alla yo
piehíb que no folamente el feñor Gafpar y el fe
ñor Phngio,mas aun todos eftes otros Tenores
tero
Libro tercero. fo.itfl
teman iufta caufade dezir mal della. Por elfo
agora mientras ellaefta en alguna opiniond»
hermofa fera por ventura mejor teneiJa (cere
ta , y ojrrlo q le queda a milTer Federico por
dezir del Cortefatio. Elqualfindubda pieníb
yo que parece ya mejor de lo que podría pare»
cer efta mi dama.RefpondiomiíTer Federico.
Lo que yo entendia de dezir del Cortefano no
es cofa que haga tanto al caíb q no pueda muy
biendexarfe. Antes es materia quafidiuería
delaquehaftaaquife hatraftádo. Puesdezid
nos que es dixolaDuquefa.Refpondio milTerF*
derico. Yo querría declarar las caufas deltas or
denes de caualleros fundadas por grandes prin
cipes debaxo de diuerfos títulos. Como es Ja
de Sant Miguel enla cafa de Franeia,y la de ja*
reriera,que es debaxo del nombre de fán.tlOr*
ge enla cafa de Inglaterra, y la del tufonenla
deBorgoña.YpenfauadezJrde que manera fe
fuelen dar eftas dignidades . y como fe quitan
alosquemerefcenfer defpojados dellas,yde
donde han procedido,y quien fueron los fun da
dores dellasjj' a que un han fidofundadas.Por .
que enlas grandes cortes fuelen fer fiem'pre lot
caualleros deftas ordenes hombres muy prin.
cipales.Péfaua también livuíefle tenido nem*
po,demasdeladiuerfidad de las coíl timbres q^
fe vfan en las cortes de los principes Chiifíia^
nos , enla manera del feruirfe y en el andar i«k
'i « X gala
,.. . Elcortefano
galanes cotí las damas,y enlas fieñasy fuñas y
juegos de cañas y femejantes cofas,dezir algo
délo del gran tutcojpero mas particularmente
deja del Sophi rey de Perfia. Porque herido yo
informado (por mercaderes que largo tiempo
han eftado en aquella tieira ) Jos cauallerosde
halla fer muy valeroibs,yde gentiles coftúbres
y enel tratar vnos con otros y en el feruir a las
da mas y todas las otras cofas muy bis criados y
difcrctos,y «nías armas quando fe ofrece y en
las ¿eñas y juegos tener mucho puntoyferfrá
eos y galanes,eme dado a Caber que manera té-
gan ellos,y que arte en todo efto,yde que cofas
mas fe precien y en que confiftan fus pompas y
fus aderemos de vellidos y de armas,yen que fea
ellosdifferentesdenofotros,y en que confor
mes. Qne forma de trato tengan las mugeres
con los hombres y con que fepan traer a losque
andan có ellas de amores. Mas a la verdad no
es agora tiempo de entrar eneílo,en efpecial a*
uiendo otras cofas que dezir mucho mas a nue¿
ftro propoGto q no eítas.RefpodioGafpar palla
uici no. Antes eíto y otras muchas cofas hazé
harto mas al propotito q formarla dama q aquí
fe ha dicho,eóíideradoqlasmiímasreglas que
ion pael cortefano fon tabien parala dama, por
jfi afsi dene ella como el tener refp^fto al tiem-
Í'>o y al lugar,y guardar(fegü fu flaquezajtodas
as'otras circúftácias4aqui muc^yeies fe hí
>■■ • ,1 ' "?
Libró tercero, fo.iái
focado. Yporefto en Jugar deítb quilas ferian
malo dezir alguna particularidad de hs cjnos
mueftran a faber ¿emir a vnprincipe.Q^e por*
cierto al cortefanocóuiene labe'las.y hazellas
co buena gracia,o ya qué eflo nofedixéiTe,alo«'
menos feria bien fe tratarle ..qiiemsnera íeha
de tener enlosexercicios del cuerpo,ycomo lie
rnos de menear vn caualfó,y jugar de ai mas y-
Juchar, y en que confifte la cüfficúlcad de to*
das eftas cofas. Dixc entonces laDuquefa]
riendo. Vh Cortefano tancxceleñté no hade
féruir a nadie; YelTos otros cxercicics que vos;
dézifjdéxemos Josa MifíerPietro montea que
«1 terna cu y dado demoftrallos quondolepa*
refeiére tiempo . y¡ Por eflb agora el Señor,
magnifico no ha de tratar cofa' uno defta das*
roa. Ala qua] me parefee que ya vos comenta
ysaaucrmifdo,yafsiha fatoqandays perdef
baratar la platica, y atrauéíTays otras material
efeufadas. Refpondio el Phrigio.Tie ne razó
el feñor Gafpar. Que ciertamente no haze a*
gofa al caío hablar de mugeres,en efpecial qué
dando mas que dezir del cortefano.Porque ver
daderamente no deurian mezclarte eftas dos
cofas. Vos os engañays(refpondiomilTerCefi»t
gonzaga.) Porque afsi como no puede auer cor
teningunapof grandey marauillofaque fea,
que alcáce valor al luft re ni alcgria Gn damas,
fú Cortefano que téga gía»o fea h óh*e de g«.ftí»
EIcQrtefano. •
o esfor$ado,o haga jamas buen hecho,íínom©
uídoy leu ainado con la conuerfacion y amor
dellas,afsi tambic el tratcr agora efta materia
defta Cortefania no alcanzara fu perficionfi e-
llasno fe atraucíTaren poniendo enello aques
31a parte de buena fombray gentil gracia con
Jaqual fehaze perfecto el fer del Cortefano.
Rioíe a efto Oftauian y dixo. Vcys aqui vn po
eo de aquella faifa que haze enloquecerá los
hombres.El magnifico Iulian entonces boJuié;
dolé ala duquefa dixole. Señora pues vos afsi
lo mandays,y o diré lo que tupiere* Pero temo
mucho que no he de falir defto con mi honrra.
Y cierto por menor trabajo temía formar vna
feñora que merecieffe fer Reyna de todo elmú
dojque vna perfecta dama.Porque defta no ten
go yo original de donde facalla,pero déla rey
na no feria menefter yr muy lexos para hallar-
le.Ybaftaiia folo imaginar lasgrandcs excelé
cías dé vna feñora que yo conozco , y contem-
pládolas, enderezar todo mi fpiritu a exprimir
con palabras lo que muchos veen con los ojos.
Yya que no fuerte para hazer nada deíro, nom
brando folamente a efta feñora Ifaldri a con mi
intcncion,ydaria harto buen cabo alo comen-
c,ado.Dixo entonces la duquefa.No os falgays
oe vueftro propon to feñor magnifico , no que*
branteys la orden puerta enefto.Ni cureys uno
de formar efla dan» de tal manera que aquella.
Libro terceré'. fo.^i
feñoraque aueys dicho tenga de quien poder
feruirfe con mucha honrra.Proíiguio el magnj
fi co diziendo. Pues luego feñora porque íe vea.
claramente que vueftros mandamientos pue*
den tato en mi,que batían harta hazer me pro*
uar a hazer lo que no fe fazer,formare cita da
ma como yo la querría. V defpues q la aya for
mado conforme a mi juyziojfi vinier; la cofa a
no poder alcanzar otra , o a auerme de conten*
tar corwsfta,tomalIa he y cenerlahe por mia co
moPimaliontuuolafuya. Yporque elfeñot
Gafpar ha dicho que las reglas que aprouechá
al C or te Ca no, aprouechan también a la dama.
Yodígoquanto a lo primero , que mi opinión
esmuy contraria enertoi'déia fuya.Qne aunque
algunas calidades fean 'comunes a entrambos,
ytañnéceflarias al hambre como a lamuger»
a y otras que conuienen mas a la muger «Ate al
hombre,y otras que qaadran a los hom^?¿d*
lasquales lá'itflugeresdeuen huyr total nPHec
•Lo mifmo digo en los exercicios del cüe^foc; ■
MasTobre todom«( parece que en la minera ,
ehlaspalabrasjenlosademanes.yenelayrede
déla muger fer muy dift'erente del hóbre-Porq
aísi como le cóuiene a el moftrar vna cierta ga*
llardia varonil,aisienelIa parece bien vna de
licadeza tierna y blanda,con vna dulzura mu-
gerilen fu gefto.que la haga enel andar,enel e»
itar y enel hablar/íépre parecer muger, fin nin
• .', X iij gu*
■";:?. EÍ€orteranV
gana fernejanc,! de hombre.. Afsí q ¿ñidímda
eitacjnlidsraciooaJas.regfas.queciloscaualie
r is han dado al c 3rtefáno,pwé{b que da muchas
dsllaspodria iadam i( fegun'ha dicho elfeñae
Guipar )apro'¿echarfe4 Pjrcjue m 4í ha» v\tiu<
desdi] al ni fon neeíffariase.'ila rñuger coma
enel hombre. . YlafsMo fon también ía noble
za, del linaje, el h.iyr la arTe«ít.icion,cl tenar
gracia nacural en todas fus cafas, eííet*de bue
nas co íturnbres ', fer^uifad i •, prude.asevno ib*
bcraia , no e.rnbidiofa} no maldizienre ^ no va-
ñanoreboicofa ni porfiada, no ddftbnadapq*
niend j. 1 as caufas fuera de fu tiempo , fab.et ga
nar y conuerfar el amor de fu Señora y deto»
doslosotroi.yhazir&ien y con buena gracia
Jos exsrxiciosque contienen a las mugeres. '
¡>¡tjí* her moflirá feh'adss hater otra cuenta,
^>orége es mucho nusinccelTariaren. La dama
que^-i el Cjrtefa.no. ;Q¿e ciertamente a la
• jntt^jt.queno eshermofa^noilípdemjs dezic
que?*) le falce vna muy gran §*fa. Dcuecam»
piiá CfímiiS: recelofa que no et nombre en lo
:que coca a fu honrra, y tener tniyjjr. cautela
en no«Ur ocafion que fe pueda dezif mal deVU
?rregiríede ral manera que no íolamenrefei
ibre de cülpa,m.is aun ds fofpecha. Porque
Ja muger no tiene rautas armas para defender,
íede lo que le leuantan como el hombre.
Mas porque el feñor Conde Ludouicohaex-
^ ; pii
Librotercero. 10,164
piteado particularmente el principal officio
del Cortefano,y ha querido que fueífe el délas
armas, parefeeme cambien lulta cofadedezic
quai fea(fegun mi opinión) el de la Dama.Y en.
ello confine la mayor parte délo que yo he da
tratar agora. Afsi que dexando aquellas
virtudes del alma que le fon a ella comunes
con el Cortefanory como es la prudenciarla
grandeza del animosa continencia, y muchas
otras, y afsi meímo aquellas qualidades que
fe requiere en todas las mugeres,como fer bue*
na y difcreta,faber regir la hazienda del mari-
do,y la cafa y los hijos íifuere cafada, y.todas a
3uel las partes que fon meneíter en vna feñora
e fu cafa,digo que la que anda en vna Corte o
en otro lugar donde, fe traten cofas de gala, par
réceme, que de ninguna cofa tenga tanta ne*
cefsidad como de vnacierta aífabijidad grado
fa,con la qual fepa tratar y tener correa con to«
da fuerte de, hombres honrrados , teniendo
con ellos vna conucrfacion dulce y honeílay
conforme al- tiempo y al Jugar y a la qualí
dad de aquella períona con quien hablare.
Y todo ello ha de hazer ella mezclando en fus
coftübres fabrofas y moderadas, yenla honefti-
dad(lá qual fiépre ha de andar en (odo)rna pre
ft a hiueza de fpirit u,q la haga muy agen a de to
'.-:.',. .:ello
da groíTcru.Pero -. có
....'.•: Xv*jde fefo
talinanera - b°A?
y3
cieorceíano
bondad lo h ígi,qu e en opinión de codos fea ta,
buena,prudenre y bien criada, quanto grocio -
fa, auifada y difereta. Por eíTb cieñe necesidad,
de guardar .vna cierta medianía difícil, caí?
compueil a de contrarios, con ta qual llegue pi
tualm:nc¿ a cñrto termino có cá buen cientoq
note pane.Afsiqíishodeue efta dama por q 19
rcr hazerfe tener por muy buena y ho nafta fec
tan recogida y„moftrarre can enemiga délas có
pañusy platicas algo fueteas, que hallándole
entre ellas fe aparee.luego.Porqu^ haziendolo
afsi , fácilmente fe podría fofpechardella que
fe finge tan recogida por disimular y hurtar el
viento a los que andan euel raftro de fus fectt*
tos. Y también la manera del biuir can eitrecha
ydeíconuerfabbfujlelíaiiiprePer odiófa.Tá-
pocodeue p>rm íftrarfe muy deiempuelea y
graciofa deeir palabras defbneftas!(ni vfar vna
fami iiandaddem ioadam3cefuelta,de cal ma
nera que fe haga tener por mala fien ia buena,
finoquequandoíe hallare en femejantesplaci
Cas las efe u che, pero con algún empacho y con
vna vergüenza noblelin grofleria. Afsimifmi
deue huyr vna cacha «nía qual yo he vifto caer
machas,qucesdeziry efeucharde mi y buen a
gana alguna infamia de otras mugeres.Guarde
le defto mucho.Por que las que oyend .»-concat
cofas detcmeítas de otras ft alteran delío cuec J
damence^y mueitran no «callo, feñalando ce-
nei
Libro tercero fo.i¿¿
ner por vna cofa de monílruo ,'que vna mugec
fea mala,dan manifieftafeñal de i,que pareció
doles a el! as aqu ella culpa can fea deué halhr-
fefanasdellaenU conciencia. Mis las que an
dan íiempre efcudrhíádo amores ágenos;v~con
tandoios c5 grandes p articulan dades y có- mu
cho pla¿er,dan a entender claram jnce que cíe
nendelios embidia , y que quiere derramallos
pac todo «1 mundo , porque tengan ellas tama
bien licencia con aquel.exempíode hazer lo
mifmo. Y a(si quaudo fe ofFrecé femejantes cuó
tos , ríen muy (belfamente y dizen tales pala*
brasyhazentaiesademanes,quemjeítrangu¿
ftarentrañablamentede aquella platica1, y da
aqui nace que los hombres que entonces las ef
cuchan , aunque parezca que huelguen y ten
gan aquello por bueno,enboluiend:>les las ef*
paldis Ueuandellas muy mal concepto, y las
defprecian.y pienfan que todo aquello ayan e*
Has dicho y fecho porhazeÜos caer y ponelles
ofadiaque pafTen mas adelante a otras peores
cofas,y afsi de lance en lance llega la cofa a teC
mino,queconrazonlasdisfa!Tun,yal .cabo Via
nen a tenerlas en tan poco,que ha'ta de fu con-
uerfacion huyen y lasaborrefcen totalmente.-
Ypor el contrario,ningun hóbre ay tan mal cria
do ni tan 1 ico,q no téga fiépre mucho acaramié
to a las cuerdas y tenidas por buenas. Porque,
aquella grauedad templada con feto y bondad
El cortefano:
escaíí viíe feudo contra el defacatoybe/tíali-
dad délos locos. Y aísi íc vee por experiencia, *
que vna palabra, vna rifa,vna feñal por peque:
ña que fea de amor de vna muger honefta ygra
ue,es tenida en mas que todas las blanduras y '
légalos délas que afsi fin ningún tienro fe mué
ftran defuergonc,adas. Eftas tales fon lasque
muchas vezes fiendo buenas fe condenan pot
malas con aquel las fus rifas defatentadas, con
aquel fu hablarfiempre,y con aquellas Cusía*
curasy.trufranerias que vfan a cada paflb. Mas
porque las palabras qno traen fuitancia,ni van
iundadasfohre aigú fubjeéio de alguna calidad
ion vanas y cafi fon niñerías , es neceíTario que
la damaC demás del conofeimiento que hade
tener déla perfona có quíé hablare) tenga nott
cía de muchas cofas.Porque tratando agora de.
lasvnasy agora de las otras haga fu conuerfa*1
cion laxga.agradable yfubftanciaLHa de fabec
también enel c5uerfar efeogerde todas lasco/
fasque fupicrc,las que hizieren mas al propo-
fitodela condición de aquel con quien habla-
rey t«ngaauifo en nodezir a defcuydo alguna
vezpalabrasqleofendanjyguardefedeferpe
fada alabádofe indifereramente o hablado mu
cho.No andemezclando enlas burlas cofas de
fefo , ni en las de fefo burlas. No fea groíTera
ni vana en moftrar fabex lo q no fabe, maspra*
cure cuerdamente de honrrarfe conloquefabe
ti '•■ 1\ huyen
Libro tercero.' fo.í¿¿
Myendo(como ya hemos dichona affeñacior»
en rodo.Gon efto quedara ella aderezada y en*
noblefcida de buenas colhimbres, y -hará con
buena gracia los exercicios dsl cuerpo que en
muger le requieren y rema fu hablaabundofa
y llena de prudenciare honeftidadydegufto
y aísi fera. no fríamente amada ,anas acatada,
de todo el mundo,v podra (erque merezca y-
gualarfe con eflenfo grá Corcelano , afsi en las
calidades del alraa,comoen las del cuerpo, . \
-En acabando de dezir e/to el magnifico Iulian
callo,y eftuuoTobre fiicaíi como fi auuiera pite*
florín a fu habla, f Oixo entonces Gal parpa-
líauicino; Por cierro feñor magnifico vos teñe
ysyamuy bienadercijada efTa vueftra dama,
aunquetada vía niepirsce queos;aueys teñw
do mucho aílo generalyy aueys feáaJado enella
algunas cofas tan grandes , q fe me antoja q do
vergüenza dexaftes de declararias-Yloque ha
üaaquile reney-sdado, mas ayna me pareoeq
liafido dcflearíelojcoriío losqdeíTeá cofas ún»
pofsiblcs;qaucllomoítrado. Poreflbqu«m*
alómenos q nos declarafled es algo mas en par*
ticular. Qoalesfean los exercicios del cuerpo
mas conformes a ella , y que manera aya de fer
la fu ya enja conuerfacion que tuuiere con lo*
hombres para dexall as con gufto y con buena
■Opinión de fi,yquales fean aqllas muchas cofas
de q ellaCfegü dexiftcs)ha de tener noticia, y fi
§'( enten
'¿vl.. '; El cortcfano.' ;
cnrendeys que la prudenciaba grandeza del a
m'moja continencia y aquellas ocras virtudes
tatas . q aueys dicho le ayande aprou echar fol a
mctepaelgouiemo de fu cafa y de fus hijos y
criados, Ioqual vos noq.uere.ys que fea princl<
pal fin,o verdaderamente parala buena cóuet
facian<y para hazer con gentil gracia los exet'
cicios del cuerpo que le cpuienen.Yentre ellas
y«ílasosfuplico feñor queos guatdeys depo*
nerxílas pobres virtudes en tan baxo offtcioq
«yaití de quedar corridas. ; Riofe a efto el mag
nifico lulian.y dixo.Sea lo que fuere feñor GaV
parque vos en fin no podeys dexar de moílrat
la mala voluntad que teneysalas muge res, -pe
ro cierto ami me parecía auer-ya dicho hartoío
fbbre eíla materia ,en efpecial hablando có per
fonas tanfabias. Porque en verdad no pié/o yo
que aya aquí nadie de vofotros que no fepa a-
cerca de los exercícios del cuerpo que no con*
pernia a vnamuger exercita ríe en cofas de ar*
trras,ni menear vncáuallo,ni jugar a la pelota,
ni lachar ni hazer muchas otras cofas que fon
propius fulamente para los hombres. •- Dixo
ent6ccs el vnico Aretino.Solia vfarfe éntrelos
fendgnos luchar las mugeres defnudas con los
hombres, pero nofotros por uueílros peccados
emos perdido eíla buena co ¡lumbre j ti nt amen
ce con otras muchas.Acudió a efto miíler cefar
Gonzagadiziendo.Yoenmisdiashe viílo mu
libro tercero. fo.ifa
geres jugar de armas , y ala pelota, menear vn
caualio,) r a ca$a ,y hazer cafi todos los excrcí
cios que pudiera hazer vn hombre.

^Capitulo, ij. Enel qual proílguicii


do el magnifico íulian fu platica en las calida
des déla dama,dize los exercicios que lecó»
petéy comolosdeuevfar,y tábienquie
•-•: re quela dama téga noticia deletras ..: -
• '..:<:. ■ de muGca, y del pintar,'y otras
muchas calidades, fobre lo '< ..,.', ..■'.
:::'. ■; qual paflan entre los cor •-,:'-'¡:
• tefanoi fubtiles razo
- nes y replicas.
t í •'• '. * '.' . ". ■ }■,,

ESPONDIOEL MAGNI-
fico. Puesque yo tengo licencia
de formar cita dama ami plazer,
no folamenteno quiero que Vfc
_ I eflbs exercicios táimpropriospa*
ra eJla,pero quiero que aun aquellos que le co
uienen los traté manfamente y con aquella de
Jicadeza blanda Qquefegun ya emos dicho) le
pertenefee. Y afsi enel darc,ar no querría verla
convnos mouimientos muy viuosy leuanta-
dos.Ni enel cántaro tañer me parecería bien q*
vfafl'c aquellas diminuciones fuertes y replica»
£1 eortefano.
dasqne traenmas arte qic dulzura. Afsi mifmo
losinftrumentos derruí lica que el] a tañere efíó
y en que fean conformes a eft a inu encion.Ima*
ginad agora quádefgraciada cofa feria vcrvna
muger tañendo vn atábor o vn pifiro,o otiosfe
feme|antesinftrumentos.Y lacaufádeíto,esli
afpéreza dellosq encubre o quita aquella fuá»
uidad manta que tan propriamente y bien fe
disienta en las mugeres Pero íi alguna vez le di
xeren que dance o taña o cante deueefperar
primero que fe lo nieguen vn poco. Yquan»
do lo hiziere, h agalo con vn cierto miedo,qu e
no llegue a embarazarla, fino que (bl amenté
aproueche para moítrar en ella vna verguens
c;a natural de muger cafta, la quales contra*
lia de la deluerguen^a, Y aun fu veflir deue
también ayudar a efto. Y afsi han de fer fus ve
ftidos de manera que rola hagan vana ni liuia
na. Mas porque a las mugeres es primetido y
deúido que tengan mascuydadode lahermo-
íura que los hombres , y en Ja hermofura ajr
muchas diueríidadcs , déue efíá dama tener
Buen juyzío en el eícoger la manera del véftido
que la haga parecer mejor.)' la que fea mas con
forme a lo que ella entiende de hazer aquel di*
qué fe vífte. Y conoíciendo en íi vnálierrhofú
ra lozana y aíegre,déuele ayudar c6 lósadefná
ñes,con las palabra s,y con Jos vertidos,que tói
dos tiren a Jo alegre. Y también íi fe conof,

Libro tercero. ío.x6Í
ce fef de vn arte manfa y graue ,'deue fegüirl*
aludiéndole con las cofas cóformes a ella por
acrecentar aquel donde naturaleza que Dios
Je dio. Afsimilmoíiendo vn poco mas gorda
o flaca de lo que conuiene,o tiendo blanca,o al
goba^a , es bien que fe ayude con faberfe ver
liír como mejor le eftuuiere . Mas cito ha*
lo dehazertan disimuladamente, que quan»
to mas cuydado puliere en curar fn roftro, y en
traer, fu perfona ader«gada5táto mayor defcuy*
do mueítre en ello. Pero porque el feñor Gaf
par pallauicino pregunto poco ha qualesfeaiu
aquellas muchas cofas de que ella deua tener
noticia ,y que manera de conucrfacion aya de
fer la fuya para fabér tratar,con qualquiera ge
ñero de hombres honrrados, y li deuen las vir»
tudes feruir a eñe trato,digo queyo quiero que
cita dama alcance algún conolcimientode a»
quello que eftos CauaKeros han querido que
fcpa el Cortefano. Y aun en aquellos exerci
«rosqueemos dicho noconuenirie-íera bien
que tenga aquel juyzio que muchas vezes nos
acaefce tener en las cofas q no fabemoshazer*
ías,aunque lepamos juzgarlas. Y ello ha lo de
alcanzar ella por faber alabar y preciar las ha*
bilidades queviere en los galanes, fegun los
méritos de cada vno. Y por replicar en parte
con pocas palabras lo que ya fe na dicho, quie»
ío q efta dama téga noticia dele « as}de muíiea
Elcortcfano.
ele pínturas,y fepa danzar bien y traer como e*
razón a jos que andan con ella de amores,acó¡*
pañando fiempre con vn a diícreta templanza,
y con dar buena opinión de íi todas aquellaso*
tras confidcracioncs quehanfídoenfeñadasal
Cortefano. Yhaziendolo afsiparefcerabiena
todos hab)ando,o riendo en juegos, en burlas,
yenfmenquantohiziere, yfabra entretener
diferetamente y conguito a quatitos tratare. Y
puefto que la conti»ertcia,la grandeza del anís»
mo,la templanc,a,la fortaleza, la prudencia,y
las otras virtudes parezca que no hagan al calo
para la buena cor.uerfacio que emOs dicho, yo
quiero que efta dama las tenga todas, no tanto
por efta buena conucrfacion(no embargante q
aun a efta pueden aprouechar) quanto porque
íea virtuofa , y porque eftas virtudes la hagan
tanque componiendo y ordenando có ellas to«
dasfusobras,fea tenida en mucho. MarauiDo
me(dixo entonces Gafpar pallauicino,qpues
days a las mugereslas letras,la continencia, la
grandeza del animo ,y la téplanca, no querays
también que ellas gouiernen las ciudades,)' ha
can las leyes y trayg«nlosexercitos,yquelos
hombres fe eíten quedos hilando en la cozina.
Reípondio ibnriendofe el magnifico.Aun qui
era eíTo no (eria malo.Ytrasefto dixo.No fabeya
vds-queplaton(el qual ala verdad no eramuy
amigo délas mugeres) quiere que ellas tengari
cargo
Libro tercero. fb.ity
cargo del regimiento de¿> s ciudjdes,y que los
hombres no entiendan ..no íolamente en las
cofas de guerra. No creeys vos que fe hallarían
muchas ta fabías eñe! gouierno délas ciudades
Ídélos exercitos como los hombres. Mas yo no
e querido darles éfte cargo,porqtte mi inteiw
cion es formar vna dama y no vnareyna. Co
nozco agdra bien que vos querriades tornar a
ifiouer aquello que fall amenté dixo ayer con»
tra ellas el fcñor Oíl aman, quando no tuuoem
pacho de dezirq las mugeres fon animales im*
perfccufsimos y no difpueítas a ha¿er ninguna
obra virtuofa y de muy poco valor,y de menos
autoridad en comparación délos hombres. Pe*
ro verdaderamente yosy elrecibiriades muy
gran engaño íi effo penfafledes. Yo no quiero
(dixo dn toces Gafpar paliauicino) tornar o mo
Heríais cofas ya dichas. Mas páreteme que vos
querriades agora con vusftras palabras bazer-
me dezir algo que oífendieíTe a ellas Péñoras, Y
aísi por la vna parte me reboluiaredes có ellas,
y por h otra las grangeaiiades para vos có vui
liras lifonjas.Pero con todo yo las tengo a ellas
Í»or tan difcretas, que píenfo que querrán mas
a verdad aunque no les fea muy fauorable, q
la mentira por mas que fea en loor fuyo. Y con
cito no teman por malo que yo diga que los ho
bresjesileuan alguna ventar, mdexaran de
confeffarque aueys vos dicho grades milagro»
Y y puerto
. Eléortefano^ *
ypucfto enefta dama ¿lgunasimpofsibilicíadeí
que mas parecen buiíS que otra cofa,y q en fin
la auey s hecho llena de tantas vit tudes,que So
crates y Catón y todos los philofophos del mü<
do quedan baxes para con elja. Y ciertamen
te hablando aqui agora entré nofotros ,yome
marauillo mucho q noayays auido empacho
dedefmandaros tanto. Que harto osdeuicia
baftar hazer que efta dama fuelle hermofa,dif-
creta,honefta y dulce, y que fupiefle có buena
conuerfacion tratar con hombres honrradamé
te,ydá9*ffc bien.ynodexaffe de faber tañer ycá
tar a fu tiempo quando hlzieífe al caio5y fueíTe
para feñalaríe en burlas , en motes , y en otras
cofas que cada dia vemos vfarfe en la Corte.
Pero querelle dar conocimiento de todas las
cofas del mundo, yponelle aquellas virtudes
que tan pocas vezes fe han hallado en los hom
bresniennuefirostiemposnien los panados,
es vna cofa que ni fufrir n¡ efeuchar fe puede.
Y a lo que dezis que ha dicho elfeñor Oftauiá
fi las mugeres fon animales imperfetos, y por
configuiente de menor valor que los hombres
y que en ellas no caben las virtudes que caben
cnellos,digo que no quiero yo por agora meter
jnc eneno ni entiendo de afirmarlo. Porque lo
que eftas feñoras valen no me haga falir men»
tirofo. S« os bien dezir, que hombres íabios y
mu y doctos han dexadoferipto que la natura
Libro tercero] fo.ijrá
tpor tjuanto fiempre entiende y es fu propofitd
hazer las colas mas perfeílsrt ) haria G pudiefle
Continuamente hombres. Yafsiquandonace
vna muger,es falta y yerro de natura y contra
fu intencion.Como acaece envno qué nace cíe
goocoxcocorialgun otrodefefto. Lomifmo
fe vee en aquellos arboles,enlos qiules fuele a
uer mucha fruta, qué nunca madura: Ypot
eflb podemos dezir que la muger es animal
Iiroduzido a cafo. Y fi quereys ver efto, mirad
as operaciones del hombre y las déla muger,y
por ellas facareys la perfccion del vnoylaim*
perfecion del otro. Mas con todo pues ellas tie*
nen todas cftas tachas por culpa de la natura
que las ha hecho tales, no deuemos poreíTo
dexarde amallasy tenellcs aquel acatamien*
toque es ratón. Pero preciallas mas de lo que
merecen, y penfar que fean mas délo queíbn,ef
íb nunca dexare de dezir que es error matufie,
fto. f Efperaua el magnifico Iulian que Gaf-
par pallauicin'o dixifle mas , pero viendo que
ya callaua}dixo.Para prouarimperfecion enlas
naugeres pareceme q aueys traydó vna razen
muy ft¡*.Alaqual(aunq agora por ventura ni
el lugar ni el tiepo no nos fufran entrar eneftas
fotilezas)refpondo íegun la opinión de los qué
masfabé,y fegü la verdad d laíubftáciaen nint
coa cofa puede recebir en limas o menos.Ypoc
Y i) «ft*

~, 1* ■ ■?«"
El cortefano
«fto a(si como ningúa piedra puede fer maspeí
ferfeítamente piedla que otra quanto al íer de
la piedra,ni vn león mas perfeftamenM león q
otro.Afsi VTi hombre no puede fer mas perfecta
mente hombre que otro. Y por cohfiguiéteno
fera el macho mas perfe&o que la hembra quá
to a lafubftancia fuyaformal.Porquecntram»
bos fe comprehenden debaxo de la efpeciedel
hombre. Y aquello en que el vno es diferente
del otro es cofa accidental y no eífencial. Pues
íi tras efto me deiis, que li el hombre no es mas
perfecto que la rouger quanto ala efl'encia,que
alómenos lo es quanto a los accidentes,tefpon»
do que eftos accidentes es neceíTano que conli»
fia ensl cuerpo o en el alma. Si enel cuerpo por,
fer el hóbre mas rezio.mas hábil para los exeia
ejeios corporales , mas ligero o mayor trabaja
dor,digo que todos ellos fon indicios que feña-
lan muy poca pcificion. Porque aun entre los
mi&nos hombres los que tienen mas eftas cali
dades que lesotros no fon por ellas mas eftima»
dos.Y enlas guerras a dóde fe requiere mucho
trabajo yfuer^a,Jos mas rezios y mas fu eltos no
ion por elfo tenidos en mas.Si en el alma, digo
que todas las cofas que puede entender el hó-
bre.puede también entender la muger,y a dó
de puede penetrar el enrendimiéco del,podra
penetrar el della.Aqui paro vn poco el magni*
ficolulianfoniiendofe, Nofabeysvosqueen
, -. A hpilo
Libro tercero . fo. i7t
philoíbphia fe tiene eftapropoíicion que los q
tienen las carnes mas delicadas ncnen mas fub
til cnteodimiéro ? Por efíb las mugcres por lee
mas deliaadas de carnes ieran d,e entendimien
to mas fubtil,y de ingenio mas hábil para i i es
peculación que los hombres; Perodexandoe-
fto,y refpondiédo a loque dixiftes, que por las
obraspodriayp'facaríaperflcion deivno ydx
imperfecion del otro,digo que (i vos confidera
?rs bien los erfe&os déla naturajhallareys que c*
la produze las mugares tales como fon,no a ca
ib fino con razón conforme al fin neceíTario q
conuiene. Porque aunque las haga para lose3
xercicios del cuerpo blandas y ibnegadas y c5
muchas otras calidades contrarias a las de los
hombres , toda vi a las condiciones de entram •
bos tiran a vn folo fin , enderezado a vn mifino
Íirouecho.De manera que como ellas por aque
la íü tierna blandura fon menos esfor$adas,afr
fi también por ella mifma fon mas cautelofas.
Por elfo las madres crian a los hijos quando ni»
ños,y los padres ios enfeñan y los ponen en co¿
íis de virtud quando fon grandes, y con el es
fuerzo andan ganando por el mundo loq ellas
defpuescon fu diligencia guardan détro en ca«
la. Y no fon menos de loar ellas enefto.q ellos
enlo otro. Pues li rebolueys las hiftorias anti-
Íjuas,y aun las modernas ',' no embargante que
oshombresr fiempre fueron cortos en efereuie
.» Yiij las
El cortefanoí
las excelccias Helas mugeres,h aliareys <j no ha
fída ellas ni fon ráenos valerofas q ellos. Yq ha
au ido muchas que en guerras alcanzará léñala
das vi£torias,y gouernaron reynos congúpru*
denctay iuílicu, yenfmhizierontodolo<\\\í
hecho hombres muy fcñaladqs y famofos.
Pues acerca délas letras , nofe os acuerda auct
leydode muchas que han alcanzado a (er muy
fabias en philophu ? De otras , que hamido
excalentifsimas en poela. Y de otras can en.
tendidas en leyes.queabogauan pubíicame¡j-
te,y efcufauan y defendían eloquentifsimamé
te delante los juezes.Qe las obras manuales fe
ría larga cuenca pqnerfe agora en dezülas,yno
auria necefsidad de bufcar tsitigos para pro*
uallas. Afsi que íi cala (abitan cia eilencíal el
hombre no es mas perfecto que la muger, ni en
los accidentes tampoco, y para la prueua dedo
demás délas razones, fe veen los erTec\os,yo no
alcanzo en que coníiíte ella mejoría quedays
al hombre. Mas porque vos aueys dicho que
la natura fíempre enciende de prodtizir lascoj
fas mas perfeít is,y por cíTo que íi ella pudielTe,
nunca produzíria fino hombres, y que el pro»
duzir mugeres esmas ayna erroro falca déla
natura que intención fuya , refpondo que eíTo
totalmáte fe niega. Y por cierto uo fe yo coma
podeys dezir q la natura no entiende de prqdu*
zir mugsres_,pucs fabsy s que de ningúá cofa es.
ella
Libro tercero. xo.\7i
ella mas deflfeofa q déla cóferuació del linage
humano,clqual no puede cóferuarfe fin ellas:
Yafsicó el medio delta cópañia de macho ydo
hembra fe produzé los hijos. Los qu ales paga a
los padres ya viejos los ben efi cios recebidos en
la ninez,mácaniendolos aísi como fuero man*
tenidos dllos.Y defpues buelué a renouar otros
con engendrar ellos tábien otros hijos.Delos q
les efperanrecebirenla vejez loqfiédo mo^os
dieró a fus padres.Y de aquí la natura caíi bol-
uiendo efta rueda hinche la eternidad, y da la
immortalidad a los mortales.Siendo pues para
cito tan necefíatia la muger como el hombre,
yo no hallo razó por dode ella fea hecha mas a
cafo q el. Vos con todo,bié dezis verdad,q la na»
tura entiende fiéprc de produzir las cofas mas
perfeítas.y por efíb entiende de produzir al ho
bre en fu efpecie,pero no mas varón que fiema
bra. Antes fi fiépre produxieiTe varó erraría mu
cho. Porque como del cuerpo y del alma reful *
ta vn compuerta mas noble q fus partes,el qual
es el hombre.afsi déla cópañia del varó y de la
hebra refulta vn compuefto cóferuador déla ef
pecie huma na, fin el qua! las partes perefeeriá.
Y por effo macho y hembra a natura fe coligue.
y eftan fiempre juntos,y no puede fer el vno fin
el otro.Y afsi no fe deue llamar macho el que
ella fin hébrafegun la difinicion del vno y del
•tro^ni hembra la .que eftafin macho. Yporq
Y iüj vn
t.¡ corteíano. j
vn fexo fo\o mueftra imperfedon ,"atrí buycrS
aquellos primeros Theoiogos de la gentilidad
mas antigua emtrambosfexos aDios,Yafsi Or
pheo dixo q Iupiter era macho y hebra, Y leefe
cnla íagrada eícriptura, que Dios formólos hó.
bres;macha y hembra a Cu femejác,*. Y machis
vczes los paesasháblando delosfHofes corjfua
den el fexo. Dixo entonces Gafpar pallauici*
rio. Yo cierto no querría que noíbtros nos me-
weffemosen tan grandes honduras. Porque he
mied>qtieeftasfeñorasno nos entenderán. Y,
afsi puello que yo defienda muy bien mi parc*^
ellas creerán o alómenos marraran cxsetqua.
no tégo juílicia, y fia mano viche darán la Cen
tén cía coacra mi¿P«ró ya que emos tropezado
enefto.yó diré muy breuementé loqué fe me o
frcíce.El hombre ( como vos mifmo fabeys fec
opinión de muy grandes philofophos)Qs,corrió
parado a la forma, y la mugerAlfciTMísria... ¡. Y
por elfo afti como la forma no (blaméte es mas
perfeaaquelamareria.peroauuledaclíer.af
fiel hombre es ¡micho mas perfecto queja mu-
ger.Y acuerdóme aueroydoquevn gran philo
fopho en vnos problemas i'uyos hazeefta pte-
gunta'.Que esla caufa que naturalmente laum
gecamaüempre aquel hombre que fue el pri*
meto con quien ella fe junto-4 recebirtus deley
tes? Y por el conrrario,elhqinbre aborrece a-
quella muger que ha fido la primera con quien
el
JLipro teícerp ro.175
«I íééfnboluio porefta via'Y poniéndola caU
(^afirma fe* eíto.Pórqueeníemejanre ayunta
mienro,lamugerrcfcibe del hombre pcrficioii
y?\ hombredela mugerimpecficioo.Y afsicast
da vno ama naturalmente aquello que le haza
perfe£to,y defama lo que le hazc imperfeto. Y-
demás deíto,grán arguméto de laperncipn del
hombre ydcLaimperfecíondelamugerey.que
feneralmen te todas las mugeres defieran íér ba
raspor vn cierto úiftinto na tura l,q u e 1 as guio;
a deliear fu perficioru Refpondio aeílo el mag
ísificb-Iulian^asrCHyjad^.riodéflreanító.flio'tA
^c«*por fernuw^fe&asjGitopor alcá9*r alfeuna
libgrcadjy hijyraquel féftorio qitek>»,hpnibíes,
truíjamenté han' yfu*pado coiitfae'lí»» ..Yftfla
comparación que vosaueys hecho de ;teif(W&*
ría ydc U fyrma poconuieoe (como fwó&KíJ
eíutpdo.Porque noes afsi hecha peifeíl» lawq
gsr por el h5bre,como es Ja materia postefot?
ma.La materia recibe sílaperficion que yos de
zís-, porque réfeibe el fer delafaihTu*y<Gn,/eila;
no puede eílar, rAntes quinto niasdemateria
tienen ias formas, canco mas tienen deimperfe
c¡oa,y aparadas delira fon perfeclifsimasi Mas
la muger no refeibe del hombre el fecAntes af
£ como es ella hecha perfecta por el , afsi tancu
bien ella U hoze a el perfeíto. Y defta manera
entrambos concurren enla generado. Laqual
cola no puede hazex el vno fin el otro.Y la cau
..M Yv í*
»•• n El.Cortefano
fa q defpues alegAÍÍ es del amor ppetuo 3 la mu
gercoelhóbrc có quien primero fe jüto,ydeI
aborrecimiento del hóbre có aquella muger a?
H qüal el fe llego primero,no cófeíTare yo por-
cierto q fea laqdavíophildphoen fusprobleá»*
jnai.Pero diré , q lo v«o fe caufa por la firmeza
déla muger,y lo otro por la liuiándad del hom
bra.Ytodoefto noesíin natural razón. Por»
que iiendo el a natura calían te , toma natural*
mente de fu calor,la liuiandad,el moutmiento
y la mudaca.Y paf el contrario la mugerrecib»
déla frialdad el íbfsiego,la grauedad,y la firm»
ía,y lo» conceptos mas fixós. Emilia entonces
boluiendoleal magnifico tulian: di xole. De-
atad agora(porme hazermercedoéífos vueftrosi
tewninosde materia y forma yde macho y hé»
bra,y hablad de manera que os entendamos,
Pwrqüeoshago faber que todas emos oydojp
muy bien entendido el mal que de nofottas.
han dicho el feñor Oclauiany el feñor GaC*
par,y agora a vos que nos defendeys no os en*
tendemos ni alcanzamos las razones que trays
pornueftra parte.Álst queeftomeparefceque
es cali vnfaliros délo qconuiene a nía defenfio
y no abonarnos contratos argumécosde nuo-
ftros enemigos.RefpondioGafpar pallauícino.
Ko nospogays Ceño ras efTe nóbre.Catad q mas
le merece etfeñor magnifico. Porque dandaa
las mugeres loores falíbs, mueíha que para e-
i. v -' Has
Líbrotercero. fb,t74¡
Has nolos ay verdaderos. ^Dixo tras efto el
magnifico. Señora perded cuydado , que a to*
do fe refpoodera largamente. Pero yo no quro
rodezir laftimasa los hombres can fincaufa,
como ellos las han dicho a las mugeres. Yíi
yo he vfado de aquellos términos que vos ago
ra me repreh enditt es,hel o h echo , pórquefí a-
qui vuieffc alguno queefcriuieUe nueítras dif-
putas,pefarmeyaquedefpuesenlugar donda
fbefTen entendidas eftas materias y formas, fe
viefTen fin refpuefta ios argumentos dennos
firos aduerfarios, Yo no al.canc,o(refpondíbGaff
par pallauicino(como podeys vos negar feñoc
magniiico,quc el hombre por fus calidades na»
turales no fea mas perfecta q la mtiger , fien do
ella fria por fu coplifsion,y el caliente.Porque
no ignarays vos quan to mas noble y mas petfo
¿ia fe a lo calióte que lo frió por fer aftiuo y po-
derofo de produzir. Y(como muy bien fabeys)
loscielosinfluyenacaen nofbtros folamételo
caliente y no lo frió. Lo qual no entra enlas o*
bras de natura. Yporeífo el ferias mugeresfrias
de compliísió , creo yo q fea la caufa de fus po
quedades y miedos. Toda via me parefee ref»
pondio el magnif ico que quereys entrar en fo-
tilezas.Pues fea afsi. Que quica no os yra bien
dello. PoreíToefciichad. Yo os confícffo qla
calor es enfi mas perfefta que el frió , mas efto
nocí calas cofas compueílas.Porqafii fu efle,el
o»«í
El correfano".' '
cuerpo mas caliéte feria mas perfecto. Lo qual
es faffifsimo. Que antes Jas templados fon Jos
muy perfeftos.Masosdigo,que Ja muger fe di-
zeferdecomplifsion tria en comparación del
hombre.El qual por demaGadocalbr efta muy.
lexos délo templado.Pero quantoen (i es tem*
piada/) alómenos mas cerca de fello que no el
hombre.Porque tiene proporcionado con elxa
lornaturaHo húmedo ,loqual en el hóbrc por
la mucha fequedad mas preito fe refuelue y fe
confiniK. Es afsi mifmo la frialdad déla mugeí
"decalcalidadquereticne y refuerza el adorna
tural,y lchaze fer mas cercano a lo templado.
Y enel hombre 1 o d em afiado caliente puedo re
du ze al poílrero grado el calor natural, el qual
faltándole fu mátenimiento, forjadamente fe
hade refbluer.Y afsi porque los hombres en el
engendrar fe gañan mas qu : las mugeres,acon
tece que muchas vezes fon de mas corta vi
da que no ellas.Y aun cita perficion entre las o
tras alearían ellas,que biuiendo mas quelos-;
hombres,exercitan y obran mas tiempo aque*
Moquees iritétodélanatura. El calor tras eftó
qüecfegun dexiftes)infundé los cielos íbbre ivs>
focroSjno estique agora haze a nueftro propon
fito.Que aúque tiene vn mifmo nombre, no es
propriaméce efte de que hablamos: Porque ya
veys que no puede fer contrario al frió. íiendo
confesuador.de todas las cofas que fon debaxo
tau¿ de
Libro tercero. fb.t7$
déla luna, afsicaKentes como frías. Mas adelari
te. El miedo que aucys dicho fer ordinario en
las mugcres,puefto que feñále alguna imperfi
cion,nace todavía de buena y loable caufa.
Porque procededelaldelgadezayprefteza de
losfpiritus. Losquales reprefencan prefto las
efpecies al entendimiento.Y por efíb las muga
íes fácilmente fe alteran, por las cofas exterio*
íes,Y aun efte miedo no es vergo^oíb ni de cul
par.Que por el contrario vereys muchos hom
bres que ni temen muerte ni otra ninguna afro
ta.y con todo cito no fe pueden llamar esforcé*
dos.Porque no conocen el peligro.Y van como
perdidos por donde veen el camino ancho fin
penfar en nada.Y efto procede de tener los fpi*
ri tus grueífos y pefados.Por eflb no fe puede do
zir que vn loco o necio fea animoíb.El verdado
ro esfuerzo es aquel que nafce de vn juyzio pro
prio,yde vn a voluntad determinada a hazerlo
que conuiene,y a tener en mas la honrra y la o
bligacion della que todos los peligros del mutt
do. Y ene! fin el buen coracon hade fer tal,quo
aunque tenga la muerte a los ojos, fea tá firme
que fus fentidos eften fíempre libres,yfu acuet
do entero.Efta manera de esfuetc,o emosvifto
y oydo auer alcanzado muchos feñalados hom
bres y muchas mugeres. Las quales afsi enlos
tiempos paíTados como enlos prefentes há mo-
ftradogran animo,y hecho en el mundo haza
Eleorrefanoi '
fías tan marauillofas como las que fe cCct'wédé
Joshóbres.EíTas hazañas(dixoentóces elPfari
gio)comcnc,aron a hazer le quando la primera
inuger errando hizo errar al hóbre con tra Dios
y por mayorazgo nos dexo la muerte , las f»t\#
gas,y las pafsiones,y todas las miferias y traba*
jos que oy en dia enel mundo fe fientc.Refpon
dio el magnifico Julia n entonces.Pues veo q to
da viaosinciinaysa entrar enlo fagrado, tanu
bienosauredefalirporay. Nofabeysvos qu«
«ffc yerro como fue fecho por vna muger, afsi
fue corregido por otra. Y monto mucho mas
el prouechoque efta nos trtixo que el dario q
aquella nos hizo.De manera,que effa culpa he
do redemida con tales y untos merito$,con ra<
zonfe llama bienauenturada.Pero yonoquies»
10 agora fundarme endezir, quanto todas las
criaturas humanas feáinferioresala virgénra
feñora, porno mezclar las cofas diuinas con
cftas nueftras baxas y vanas platicas. Tápoco
me pornecn contar,quantas mugeres ayan có
gran firmeza padecido por el nombre de Chri-
lioafperosmarryrios y crudas muertes dadas
porfentenciasde tyranos crudelifsimos. Nt
diré de muchas que con fu (ciencia difputando
atajaron y conuencieron infinitos y dolatras. Y
fi a efto me refpondeys,q aquello todo era mila
gro y cofa hecha por gracia del efpiriru fancto,
digo que ninguna virtud es mayor que aquella
que
Libro tercero. fo.f/ó
que es aprouada fiendo Dios el teftigo . De o*
tras muchas mugeres C de las quales no fe haza
tanta cuenta) podeys vos animo leer fi quilie*
redes,en efpecial en Sant Híeronymo. El qual
celebra algunasde fus tiempos con tan marauí
llofosloores,que bailarían para qualquierhó»
bre por faníto que fueiTe.Penfad tras ello quan
tasayen el mundo que no fon conocidas, por
que citan cerradas las trilles fin aquella pom*
pofa foberuia y codicia defordenada de alcázar
nombre de fanecas en el vu!go,como oy en día
hazen muchos hombres hypocritas malditos
Los qualesoluidando,o(por mejor hablarme»
nofpreciádo la dourina de Challo, que quiete
que quando el hombre ayuna fe aderece y cure
el roftro porq no parezca que ayuna , y manda
que las oraciones,las limofnas,¡y las otras buc«
na s obras fe hagan,no por las píalas ni por las
Anagogas fino en fecreto,tanto quelayzquier.
do no lepa deh dieílra , afirman q no ay nada
bueno enel mundo fino dar buen exéplo¿Y «ifsi
con el cuello caydo ala vna parte,y có los ojos
baxosjdando a entender que no hablarían coi)
mugeres por la vida,ni comerían fino délas yer
uas crudas del capo marchitos,ahumados, con
fus túnicas hechas pedacos,alabála manera del
biuir fimple»y tras cftocfi ft offrece)no dexá de
faitear vn teftamento.ni de reboluer los man*
«los «óíus muge«*,ydalles beucdizos fi a roano
viene
t! El corfefano.
viene.Y en fin no paran haftafer hechízeros o
nigrománticos, y v far tocia íuerte de maldad y
yribalderia. Y fialgunofeefcandalizadellos,
traen luego efb autoridad por fu parte/inoc#
harneíite caure. Y pareceles que con eftaspala
bras todo eíta íano,y que con ellas harán cr«t
aiós que no fon bien cautelofosque toáoslos
péceadosporgraues que iban fácilmente fe per
donan, con tal que fean fecretos,y no nazca do
líos mal exem j lo. Y aísi con vn velo de fancti-
dad.y con cite tratar fus cofas fecretaméte3po-
fíeh muchas ve2.es todos fus penfamientos en-
tráttornar el coraron de alguna muger virtuo*
f&Qfrbs', en fembrar difeordias y enemiíUdes
entre hermanos,en gouernar eftados,en leuart
tar ál vno,y derrocar al otro,en hazer degollac
encarcelar ydefterrar hombres y al cabo en fer
miniftros délas maldades,ycafs teforerosdelos
robosque hazen muchos principes.Otros echa
por otro camino huelganíe fin ningú empacho
dandarmuy frefcOs y gordos y colorados y bie
veftidoscon la barua y corona bien rapada. Y
cuándo andan por las calles,alc;á de rato en ra<
to la túnica por moftrar las calcas eltiradas,yU
difpoficion déla perfoná ,'y preciante de hazee
vna retierencia muy galana Otros vfan ciertos
ademanes y geftós rufta enel dezir la miíTa, co
losqnales piéfan tener mucha gracia y fer muy
mirados. Maluados abominables y infernales
s,--: "■',*■ hom
Libro tercero. to.\?f
hombres, agtnos totalmente no Coló de nue
ftra religión Chriítiana, mas aun de toda bue
na coftumbre y crianza , eftos Con aquellos que
fi algu no los re prehende de fu diiíbiu t a mane
ra debiuir,hazen burla def, y rienfe de los que
lesaconíéjan bien,ycafi fe precian publicarrjé*
te de fus vellaquerias. Emilia entonces no pu*
diendo mas fufrirfe,dixo.Holgays tanto de do>
zir mal de frayJes^que faliendo de vueftro pro
pofito os aueys metido fmfaber comocnefTa
platica. Y cierto no. es bié murmurar de religio*
fos.Y es gran cargo de conciencu,ycoíá íinnin
gun prouecho. Que fino por ellos,que ruegan
a Dios por nofotrosjpodria fer que Dios no nos
tuuiefTelamano tan liuiana. f RiofeaeftoeJ
magnifico Iulian y dixo. Yo no fe (eúora como
aueys vos afsi acertado en penfar que yo habla
uadefrayles,noauiendoIos halla aquinom-
brado.Peroen verdad,eíto que yo hazia agora
río era murmurar , antes era hablar bien alto y
bien claro. Y lo que digo,no íe ha de entender
uno délos malos. Délos quales nohablodemil
partes la vnade lo que fe dellos. No hableys
agora mas de frayles,refpondio Emila. Que a
mi ya Te me haze conciencia efeucharos. Por
• eflb fino callays yr me he. Soy contento dixo
■ el magnifico de no hablar mas enefto. Por cffo
" boluiendo alas excelencias délas nuigeres, di-
> go.Que elfeñor Gafpar no me dará nin gu n h 5»
*r*- Z bre
Elcortefano
bit exceléte,q yo no 1« de luego la mugetohh
jao hermana ygual con el en valor, y alguna
vez q le Ueue veta ja. Y mas os hago fabef,q al*
gimas há fido caufa de infinitos bienes afusma
jridos,y a hartos dellos há corregido de muchos
Írerros.Pero fiédo(como aqui eraos declarado)
as mugeres naturalmente difpueftas a recebit
las mifmas virtudes q Cuelen recebir los hóbres
y auiédofe viito muchas vezes efto por experié
cia,no fe porq(dádoles yo lo que es pofsíble ca
ber enellasy ha cabido,y cada día cabe,ayade
ler tenido(fegü aqui me ha acufado dello el Ce*
ñor Gafpar)por hóbre q dize milagros y impof
fibilidadesjconfiderando q fiéprc ha auido mu»
geres en el mundofy agora rabien las ay)tá eet
ca de poder ygualarfe con eftadama qneyo a-
qui he fbrmado.como hóbres de poderfe ygua-
larcon el Cortefano. ejDixo entonces Gafpat
pallauicino.Ami no meparecé buenas las razo»
nes que tienen la efperiencia en contrario. Y
cierto (i yo os preguntado agora quien (sano
ayaníido effasfingulares mugeres merecedor
ras de fer tan loadas quanto lo fueron aque*
líos íingulares hombres, cuyas mugeres, her*
manas y hijas han iidoellas,oqualesfean eflas
que (fegun vos dezis ) fueron caufa de mucho
bien para fus maridos,y corrigieran las cachas
dellos,yo creo que vos quedariades confufo, y
razonablemente atajado. Refpondio el magra!
neo
Libro tercero. fo.Í78
ficolulian.Por cierto ninguría cofa podría acá*
Íarmeenefto,fino hallaryo tanto que dezir fo=«
iré efta materia,q no Cabria por dóde ech ar pri
mero. Yfinofaltafleel ciempo,yoo's contaría
agora 4 eñe propofíto la hiíloria déOftauia ma
f;ér de MarcóAntonio y hermana de Augufto,
a dé Porcia hija de Catón y muger de Bruto,
La de CayaCecil'u muger deTarquino prifco,
lade Cornelia hija de Scipion,ylasde otras
infinitas que fon por todo el mundo Cabidas.
Y no foiaméce os diría de las de nueftras nació
nes ? Mas aun délas eftrangeras y barbaras,co
mo de Alexandra muger de Alejandre Rey
de los judíos. La qual defpues de la muerte do
fu marido,viendo fus pueblos leuantados, y to'
dos ya puéftos en armas pata mataiie dos higí-
tos que de Alexandre quedauan, y efto por
entregarte enlos hijos délas fin razones y cruel
dades con que el padre los aui'a fiempre tratan
do,vuo fe con ellos tan cuerdaméte, y fu polas
lleuar con tan buena maña,que énla mifma ho
ra los amáfo,yl«s hizo perder la memoria délos
agtauios recebidos , y cobrar amor a los hijos
del padre que con infinitas injurias los auia lar,
go tiempo toreado a que le fueíTen crueles ene
migos.CStad alomenos(refp5dio emilia)como>
eflo paffa. Dixo el magnifico.Efta reyna viédo
a fus hijos en tato peligro,lusgo ala horahizo e
char el cuerpo de Al exádre en mitad día pla^
2 ») X
Elcorteíáho
Y tías eflo mando llamar pronamente los mus
principales del pueblo, y venidos ante eUa di
scoles , que ella conocia muy bien quanta razo
tenían «le eftar agrauiadosde fu marido^ que
toda cofa que quiíicflen hazer eptra el eiamuy
iuftajporquelasgraues in juriasque el les tenu
hechas lo merecían todo.Y que afsi comoffien
<do el biuo")quiíiera ella mucho apartarle de a-
quellas fus in |ufticias y maldades , aísi entóces
deípués de fallecido eftaua ella con voluntad
de moftrar el fentimiento grande que ama fié
pre tenido de todo aquello, y fe determinaua a
fer can ellos y a caftigar crudamente afu mari
do afsi muertOjComo mejor pudiefíe. Por eflb
que tomaflen el cuerpo del,y arraftrandole fea
mente lehizieflen mil pedacos con los mas cru
dos y brauos modos q ymaginar fe pudieíTen,y
que en fin le echaffen a los perros para que de-
. líos fueíTe tragado aquel cuerpo donde vna aU
ma tan peruerfaauia morado. Pero que lesro-
gaua por aquel amor que ella les tenia yauia
uépre tenido,que vuiefTen laiHma de aquellos
. fus higitos,cuytados y innocentes niños. Los
quales no folaméte no podiá tener culpa , mas
ni aun faber las vellaquerias del padre. Tanta
fuerza tuuieron eftas pa-kbras,quela braua yra
ya concebida enlos corazones de todo aql pue»
. blojíupitamente fue mitigada y conuertida en
mamortan gráde,queno folo eligieron en co
cor
Libro tefcero ' l fo.<7o
cordia de todos a aquellos dos niños por fus fe- ■
ñores mas aun el cuerpo del muerto padre en
terraron con grandes honrras. Aquí paro vnpo
co el magnifico Iulian,y luego tras eftoboluio
a dezir.Noaiieysvosleydoqueiamugeryheg
manas de Mitridates , moftraron menos temor
déla muerte que el mifmoMitrídates.Ylamu
ger de Afdrubal,que Afdrtibal. No fabeys vos
que Harmonía hijo de Henontyrano de ^ara-
gogade Ciciliaviédoque los enemigos le que
mauá fií patria3quifo morir en mitad del fuego
Dixo entonces el Phrigio.Effb mas ayna fue te.
ma o pertinacia que otra cofa. Porquebien fa*
beys vos quefi vna muger comienza de rezio a
tomar vn anto jo,tras el fe dexara morir,como
aquella que ettaua etiel pozo con el agua haíta
los ojos.y no pudiendo mas dezir a fu marido ti-
geras.feñalauafe lasco las manos.Riole el mag
niñeo lulian y dixo.La pertinacia que feende»
re^aafin virtuoíbno fchade llamar propria-
mente perrinacia,íino conftan'cia;Como fue la
de Epichari libertina romana. La qual fiendo
fabidorá en vna conjuración grande contraNe
ron,fue tan confiante que por mas que la defeo
yuntaron con los mas afperos tormétos que in*
uentarfe pudieron, jamas por ella fuedefeu-
bierto hobre délos conjurados.Pues enefta mif
ma rebuelta muchos caualleros principales
y fenadores de puro miedo acufarou hermanos
Z iij y
El Correfantf
y amjgos,y las perfon as mas queridas que «nel
mundo tuuieron,Y que me direys vos deaque
lia. otra que fe liamaua Leona.Por honrra del a
quallos AthenienfespuGeron d elante la puer»
ta déla Fortaleza vna Leona de brozne fin len
guapornioftrarenefta mugerla confiante vir¡:
tud del faber callar. Efta también fabiendo en
otra conjuración contra los tiranos.nofc efpan
to de ver que mataron (obre él mifmo cafo dos
grandes nombres amigos fuyos.Yafsi por mas
qu e fue apretada y rompida có infinitos y crue
les tormén tosvnuncadefcubrionada.Dixo en
tonces Margaridagon zaga. Parecemeíeñorq
vos con tays muy breuemente elfos hechos tan
feñaladosdemugeres.Yafsi eftosnneftros ad*
uerfarios aunque ios ayanoyda y leyda, toda
via mucítran no fabellos, y quieren que fepier
da del los la memoria .Por eflb íi hazeys que no*
(otras los fepamos,no los dexaremos caer , fino
que nos honrraremos con ellos. Ami me plaze
refpondio el magnifico de hazello afsi.Y quie-
• ro luego contares devnamuger que hizo
lo que hazen muy pocos hombres. Y^
ítp piéfo yo que lo cófeflara el mi&
roo feñor Gafpar.Yafsi cometo.
Librotercero* Fo.rea
^*Gapitülo . iij.Encl qual profíguitín:
¿amas adelante el magnifico Iulian Tu platica
cuenta en defenfió délas damas algunos no#
tables hechos que hizieron muy afama
das mugeresjy ellos exemplos trae a ! *
confequecia cótra las razones del
« " ' phrigio y 3 Gafpar paliauicino.

^- ■ —r N MARSELLA V VO
vna coftumbre, la qual piéfan mu;
chos que vino de Grecia ,yfuee<(
íta.Que publicamente fe guarda*
ua ponzoña-mezclada co vnayety
ua que llaman cicuta.Y confentiafequela to-
niaíie el que por determinación del feriado tu
uieffe licencia de quitártela vida por algunas
4e(dichasotrabajosgrandesqenella le vuief-
fenrecrecido,o por alguna otra juila caufa. Y
eílofehaziaafin que fi alguno fe viefíe caydc*
en alguna grande aduerfidad,o fubido en algu*
na profperidadfeñalada,ni aquella le duraiTe,
ni efta fe le mudafle. Afsi que hállandofc Sex*
to Ponpeyo. Enefto el PUngio no efperando q
el magnifico Iulian paflafle mas adelante, a-
tajole dizicndole. Eflb ( por deziros verdad)
me parece principio de alguna muy larga
fábula . m El magnifico Iulian entonces
1 - Z inj bol-
El cói'téfano.
brjluíendofe con vna^UVaMargarfda G5z'a£4T
dixo. Veys aquí fefiora como medexahabiar
eífeñor Phrigio.,, Yo quería agora cqntatos.de
vna mugcr, la qual atuendo pronado delate el
fenado, q tenia mucha razón de no querer mis
biuir, trago fin ningún miedo en prefenciade
Sexto ponpeyo ia ponzoña con tanto esfuerzo,
y con tan cuerdas y dulces y arnbrofas contem
placiones hechas a los fuyos,que ponpeyo y to
dos los q eftauan prefentes,viendo en vna mu
ger tían gran-acwcrdoy tari firme de termínaeió
¿h'rrVitad deifcíp'antofopaflb déla nuiértc¿ que
daVb'nllorarido con fufosíy turbados de ver vn
ñfefeho tan marauillofo. Dixo aqui'Gafpat pa*
lláüicino riendo.Yo también me acuerdo auéi
léydó vh razonamiento,enel quár vn malauerr
turrado' de vn hombre pedia al fenado licencia
áé matarfe.y la juíht eaufa que alegaúa para ti
ír¡o;erá no poder fufrir la ordinaria peíadübre-q'
r'sfcebia del parlar y délas chifmeriasxré (úihii
ger.Yafsi fe determino efte cuytado mas'ayna'
abenerla ponzoña que(fegü vosdézis^re guar>
«fatiá puf>licamente,que atragareleriojo qué
ftimúgetle haziacaníus palabras,1 A'élTacuerí
tá(refpondio el magriificÓ)quantasp.eccadora$
de mugeres temían razón de pedir ella licéciá
de djírte la muerte por no íufrir (no digo las ma
las palabras í) masías malifsimas obras de fus
maridos. De mi os digo que yo conozco hartas
■".'.-• * que
Libro'tercero. "**íft
que áyériéfte rfiun do q padécelas mifrrtás pén as
del ibfieTrnü;ReTr>c«r»dÍóGáfpar pallauicino.AíT
fftarftWen áy rriiieríos maridos que tienentajv
mata Vida con fusmógerés3que no ay diání ht>"
r&qoe no defleéh la rriáérreAQue mala vidafdi
xa él magnificó7t>ued*tt las" mugeres dar a fus
maridos, que fea taH fin remedio como la qdari
I ó s ni áridos a fus mugeres* Las qtiales fino por
ambr,aIomenos por temor figúen la condición
d el antojo delíos. Vos féñof dixo GafparpaUa
uieino auey s tocado agora vna muy gran- Ver
dad. Que ciertamente eflbpióco que ellas hazé
por contentar a fus maridos todo es dé miédov >
Porque aueys de faber qúéay muy pocas que
ailadericro<ehfus almasnolos aborrezcan; Vos
ós éftgáñays enelFo^refpcmdio el magnifico.) Y
ÍÍ qúereys acordaros dc-Io que aueys k^ydo^rt&
ttítl fíegareys vos qdé no fe halle en rodasláshi-
ftorias , que cafifíémprelásrnugéres fuelért a¿
_/
mar mas a fus maridos,q no ellos a el lás.Deííd
rneleyftes vos jamás o;víftes qué algüh fnaridóf
rnoftrafíe a-fu mugervoá feñal t^n, grande de a
mor qüaata fue Ja que moftro Cama!a K m ari*
do?Yb no conozcoflífá Cáma(rérpocíib Gaípac
paMaúicino)ni fe quien fe es,ni que feñál de a-
morfue effa que rrtoftrO a íu maridó,ni'y6dlxo>
élphngio.Refpódio el magnifico.Oyldo pues.
Y vos íéñora Margarída gonzaga eftad atenta
y acordaos bien dellaq quiero contar agora:
Éfta Camilla fue vna mugér hefmofc y mo$4,y
también criada y difcreta,q no menos porefto
qporla herraofurafue eftimada y querida de
todo el mun.do.Era cafada y amaua entrañable!
mente 3 fu marido.EJ fe flamaua Sin ato. Acón
tecioqueotro Cauallerode mayor citado que
Sinato , y cafi tyrano.de aquella ciudad donde
biuiá fe enamoro defta feñora.Yaísi defpues de
auer trabaja do largo tiempo por muchas vias
«je alca n(jalla , viendo q no aprouechaua nada
quanto hazia,pareciols q lo mucho qelJa ama
tía a fu marido deuiera de fer la caufa por la qt
ella no quería venir en nada délo que el defTea
lia.Ycon cite péfa miento acordó de hazer mi»
tar al marido,y afsiip hizo.Hecho efto tornan
ó/b luego a porfiar en fu demanda > quantomas
trabajauaenello,táto mas hallaua por expene
cia que todos fus trabajos eran en vano.Pordó
de creciendo cada dia efte amor o efte deffeo af
fi tan loco , determino de tonulla por muger
no embargante que fuelTc el muy mas princi
pal que no ella y de mucho mayor hazienda. Y
aísi requeridos los pañetes della por Sjgnorige
ÍQue afsi fe Mamaua efte cauallero)tomaronla
uego todos ellos y aconfejaronlc que tuuieffe
porbíendecafarie con el.Y para traella a efto
dixicróle los prouechos q auia en hazeIl»,ylos
daños y peligros que podrían recrecerfeleae-
fia y, a ellos fino lo hizielTs. Ella defpues de a-
uer
Libro tercero fo.ifl¿
«er dicho muchas vezesqnolo qtíeriahazer,
en fin concluyo q era conteta', y que mucho en
hora buena fe concercaíTe.Los parientes luego
hizierólo faber a Signorige. El qual alegre en
todo eftrcmo có tan buena nueua, procuro que
fe velaflen prefto. Afsi que venidos entrambos
para efto al templo de Diana con grande fiefta,
Cama hizo traer vna cierta confacion parabe*
neo dulce y de buen gufto , la qual ella mifma
auia hecho.Y afsi tomándola delate de la yma
5«n de Diana en prefencia de Signorige,beuio
s
_a mitad delJa , y luego de fu mano C porque e-
ito afsi fe vfaua enlas bodas) dio el vafo con lo
que quedaua a fu efpofo,el qual íe beuio todo.
Hecho efto,.viendo Camma que la cofa le a-
vía fuccedido a fu plazer,toda alegre y conten
tafearrodillo delante la ymagende Diana, y
dixo eftas palabras. O feñora, tu que conoces
mi coraron y vees mis entrañas , tu feñora pue
des agora ferme buen teftigo conquantadifi-
cul tad y traba jo defpues que mi marido y todo
mi bien murió aya yo podido acabar comigo fa
fta agora de no matarme y con quanta fatiga a
ya foftenido la carga y el dolor déla vida.Enla
qual ningú bié ni deleytejamashe fentido,fino
el efperác,a tá (píamete de alcázar efta vagina q
agora me hallo auer alcá^ado.Por eíToolegtey
cótéta me parto a hallar la dulce compañía de
aquella alma q yo en vida y enmuerte mas <|
*?. » Elcortefano.
ami miímaheíiernpre querido. Y tumaluado
que penfaft e fer mi marido,cn lugar déla cama
que, fe te auia de aderezar parala boda,prouee
que te fea aparejada lafepultura, porquete ha
go faberq yo de ti he hecho fa orificio al alma'
deSinato.cfpátadoSignorigecóeftaspalabras
y fintiendo yala fuerza déla pócoña que le tur
báua, bufeo muchos remedios mas no aproue*
cho ninguno. Ya Cammafuccedioletambien:
elnegocio,que antes que elUmurieíTe fupoq
Signorige era muerto.Y afsi Cabiendo lo echofe
enla cama con vnplazereftrafb, llamando Sé
pre con los ojos al cielo el nombre de Sinato y
drziendo.O marido y mi feñor,agora que yo he
dado a tu muerte por dadiua poftnmera lagri
mas y vengác,a,y no veo que me quede ya aquí
dtracofaque pueda hazer, porti-huyo de.1 mun
do y defta vida fin ti crudelifsima , con la qual ■
ya por tu folacauta me holgué en algún tiem •'■
po.Salpuesarefcebirmefeñormio.yacogeefta
alma' en ti con tanta voluntad con quinta elU'
para ti le parce. Y afsi defta manera hablando
con lo* bragos abiertos, quafi pareciendo que
quería abracar a fu inarido,fe murio,Dezid ago
ra puesfeáor phrigio , que osparecédeíra mu-»
ger.Pareceme refpondio el phr¡gia,q vos quec
riadeshazerllorareftasíeñoras. Mas pagamos
que eflb aya fido verdad, parefeeos a vos Tenor ■
que agora íé hallarían encl mundo tales muge
res
Libro tercero I0.1S3
res como eíTa.Si fe hallarían por ciertoCrefpon-
dio el magnifico.) Y porque veays que es como
yo digo,oyd.En mis diasvuo en pifa vn caualle
ro llamado miíTer Thomafo, no me acuerdo de
que cafa era,aunque a mi padre que eragran a-
migo fuyo lo oy dezir muchas vezes. Afsi que
efte miííerThomaíb paíTando vna vez en vn pe
qucño nauio de Pifa a Sicilia por cofas de fu ha*
zienda,fue faiteado de ciertas fullas de moros,
las quales dieron íbbre el tan arrebatadamen*
te ,que los que gouernauan el nauio a penaslo
vieron ni fíntieron ,hafta que caíi tuuieron los
enemigos den tro,y afsi aunque todos fe defcn*
dieron narto bien , toda vía por fer pocos y los
moros muchos,fueron tomados Ynos heridos y
otros fanos,fegun la dicha de cada vno,y con e*
ílosfue también prefo müfTerThomafo.El qual
peleando muy valiente mato a vn hermano de
vn capitán de los délas fuAas.Pordonde efte ca
pitan enojado de auer perdido a fu hermano»
quifo a miíTer Thomafo por fu prifíonero.y afsi
maltratándole y agotándole cada día lleuole a
África adonde auia determinado de tenello to
da fu vida captiuo con mucha mi feria y traba
jo .. Todos los otros compañeros, vnos por vna
via y otros por otra alcanzaron en breue tiem
po libertad,y boluiendo a fus caías hizicron fa*
ber ala muger(que argétina í'e llamaua)y a los
hijos la afpcra vida y gran toxraéto en que mif>
Á
El cortefanoi
feríhomafo biuia,fín efperart^a de jamas ver*
fe libre , fi Dios milagrdfarriente no le áyüdáfa
fe. Lo qual ya ella y ellos tenían por muy cier
to. Porque auian ya tentado muchos remedios
para facalle,yno ama aprouechado nmguno,y
fabian como el mifmo tenia ya tragado de acá
bar en aqlla dTüétura,en fin no mucho defpues
difto acotecio q vn fi jo délos fuyos llamado pa
blo^doliédofe déla miferable fortuna de fu pa*
dre defuelofe y esfor^ofe tato en procurar de fa
calle,q menospreciado todo genero de peligro
determino morir o poner a fu padre en libertad
Efta determinación fuccedío tan profperamen
te a efte mancebo , que en pocos días faeo a fu
padre con tan buena maña,y tan caucelofamcí
te que primero llegaron entrambos a Liorna q
fe fupiefie en;Africa.Defde alli miíTetThomafo
ya puerto en en faluo , eferiuio a fu muger vna
carta, haziendole faber fu libertad y el lugar
donde entonces fe hallaua , y como luego otro
dia efperauade fer con ella.Efta feñora con fus
entrañas llenas de virtud y de amor, faiteada
de tanta y tan no penfada alegria,contemplá-
dofe que auia de ver tan prefto a fu marido el
3ual auia fido librado por el esfuerzo y fobra-
o amor de fu hijo en tiempo que no efperau*
ella jamas velle , leydala carta aleo los ojos
•1 cielo.y llamando con alta boz el nombre de
fu marjdo,cayo muerta.Yiuego los q acudició
•;./ con
Libro tercero 10.1*4,
«o muchos remedios,péfando q deuiérá fer al-
gú defmayo,vier5 claramente el cuerpo total*
mete defamparado del alma. Cruel y dojordfa
vifta y baílate a -moderar las volútades huma*
nasjyaretracllasdedeíTearmuyafincadamcte
lis alegrías defordenadás defte mundo. Dixo
entonces riendo el Phrigio. Que fabeysvosft
rrtüfio eíTa feñora de pelar , viendo que fu ma*
xido bolüia. qEíTo es (refpolidio el magnifico)
querer dezir gracias. Que bic veys Vos q no fue
por elfo. Porque no biuia ella de manera que
fe pudieflTepenfar tal cofa della? Antes creo q
fu alma no pudiendo fufrir aquel poco de tiení
po que auia de tardar de ver con los ojos cor*
porales a fu marido fe Palio del cuerpo3y Heua
da Con «1 deííeo bolo fubitamente, a donde lo*
yendo la carta auia bolado el penfamiento. • "
«jDixoaeftoGafpar pallauicmo. l Quifaeífii
feñora amaua mas apafsionadamente de lo
que conuenia. Porque ya íabeys que las muí
geres comunmente figuen en toda cofa los e#
Aremos, los quales fiempre fon malos. Y afsi
fe vio enella por experíécia , q por amar dema*
(¡adámete hizo mal a (i y a fu marido y a fus hit
jos,a los quales todos couertio en amarga triC
teza el gozo de aqlla libertad deíTeada yalcana
da co mucho peligro.Por cffo no deueys alegas
«lía muger por vna de aqllas que há fido caufa
demuchos bienes;Yo l^alegocrsfpódioclmag
¿l ... - mtk
El cor|$fand» .7
jileco ' por vna de las que pru.euan.l1al/4r/c1i14
.chasque aman en eftremo a fus maridos. Qae
ceitas otras que fueron caufa de muchos bic*
jies para el mündo,podria traeros infinitos exé
plos,y contaros de alguoAsí.an, antiguas queca
ji.pacecen fábulas las cofas que con verdad fe
eXcriuendellas.Podria'afsimifmo dezirosdeo
tras quedan fido inuen.toras de tatas cofas tan
prouechófasalos hombres,que merecieron fer
tenidaspor diofas.Comoíue.pallas y Cere$,Tá
bien os podría dezir déíasSebilas,por cuyas bp
cas Dioshablo tantas vezes,yreue!o al mundo
las cofasque áuian de acaecer,Afsi mifmo de a/
quelias han íido maeftrasde grandes hombres,
como Afpafia y Diotima.'Laqual co facrifkios
djl*todiez años, el tiempo de vnapeftilencia
quQ-auia de venir fobre Athenas.Dezirós ya tá
hiende Nicoftrata madre de Euandro, la qgaí
rnoftro las letras a los latinos, y de otra muger.
que fue maeílra de Pindaro Lírico. Afsi mitmo
os diria de Corinna,y de Sapho,que fueron ex
celentifsimas en poefia. Pero no quiero traer
jas cofas de tan lexos.Seos bien dezir ( dexan*
do agora io .demás a parte) q ue de la grandeza
de Roma qu¡c,a las mugeres fueron tanta caufa
como los hombres.Efío querría yo dixoGafpar
pallauicino que me dixeiledes como fue. Oyd
pues(refpondio el magnifico.) Defpues q Tro
ya quedo abrafada, y poceJ luelOjmuAos Tro
/■aquetír "•
x r¡- ya
'
'■'-
Ubre tercero. fo.iff
yanosqitede ta-.no diragoauun efcapado,hli
yeron los vuos a vna parte y los otros a ot ra.
Deiosqtialesvn cierto numero que per la mar
auian paliado reziasrempeítades, aportaron a
vna comarca de Italia,donde el Tiber entra en
la mar.Yafsiialiendo a tierra por buícarbalti
mentos y otras colas neceiTarias7comencarona
andar vagando por aquel Ja provincia. Énton*
ees I as mugeres que atiiá quedado enlas ñaues,
penfaron cutre fi vn prouechoíb Confejo,con
el qual fepudieileponerftnaíunauegacióJat
ga y peligróla, y en lugar déla patria que auiart
-perdido te procuraiTe de cobrar otra. Y afsi to
das en vno confultando, antes qué (us maridos
boluieíTen quemaron las ñaues. Y la primera q
lo comento fe llamaua Roma.Toda via cemita
Ao el eno|o que d ello podrían recebir los hom
breólos qualcs ya boluian, Caliéronles al cami-
no,y algunas abracando y befan do a fus. mari-
dos,orra.safuspartentes,amanfaronconbládit»
ras yhalagos el primer Ímpetu dellos,ydeípues
que los vieron algo fofTegados, comentará A de
z'líe» cuerdamente la cauía de fu prudente de*
terminación. Por lo qual losTroyanos.afsipor
fu necefsidadcomo porque fuero recogidos coe
tefmente délos moradores desaquella tierra tu
uieron por bueno lo que las mugeresauian he*
i cho,y alsi mataron allí con las latino&enel lu-
?; i i<ton6> 4efpu**lue. Roma. Ydeftoprocedio
:-i A* í*
El cortefancV. "
la coítambre antigua enlosRornancWjqoe Ja*
rnugeres quando topauan a (us parlen teslos be
faua. Afsi q bien veys quáto citas mugeres apr©
uecható a que fe fundaíTc Roma. Pues fi ellas hi
zieron efte prouecho para el comiendo deíla
ciudad can grande,no le hizieco-n menorUsf*.
Binas para el acrecentamiento della. Porque
smiendoíe Romulo enemigado generalmente
con todos los pueblos comarcanos por el robo
quehizode las mugeres 'dallos, fue apretada
Í>or codas paites con grandes guerras. Las qua«
es el por fer hombre de mucho valor y esfuer
zo breuemente las defpacho con vi£toria,faluo
■ la délos fabinos que fue muy rezia por el valie
te corado y prudécia fingular de Tito tacio rey
dellos.Y afsi ofreciédofe vn día entre eftos dos
pueblos vna cruda batalla con graue daño de
enerabas pees, y aparejandofe otra mayor, Jas
mugers Cabinas vertidas todas de íuto5meffan
do fus cabellos y llorado afperamente fin míe
do de las armas de los exercitos que eftauan
5ra para romper, pulieron fe en medio entre
os padres y los maridos rogádoles queno quú
íieflen enfangrétar fus manos con la fangre de
• fus proprios lúegros y yernos. Y fi por ea-fó efta
uan mal fatisfechos del deudo que entre ellos
auia, boluielfen contra ellas las armas. Que mu
cho mejor les feria morir que quedarbiu das fin
padres y fin hermanos,y a cordarfe que au iá pa
xidb
Libro tercero. fo.186
rido délos qles auian muerto i fus padres3o era
nacidas délos que lesauian muerto a fus maria
dos.Tras. efto muchas dellas llorando có geni»
dos laftimófos trayan fus higicos pequeños en
los bracos , algunos de los quaies comenc,auan
ya a formar algunas palabras, y parecía q que
rían llamar y halagar a fus agüelos. A los qua»
les ellas moílrando los nietos dezian con gran*
des lagrimas . Veys aquí vueftra íangre pro*
pria,la qual vofotroj agora quereys tan cruel
mente derramar con vueltras mifmas manos*
Tanto pudo cneíle cafo el amor que eftas mu*
geres tuuieron a fu patria , a fus padres y a fus
maridos,y la prudencia de que Tupieron.«a tan
braua afrenta aprouecharfe, que no fojamente
fue eftablecida perpetua amiftad y concordia
entre ellos dos reyes enemigos,mas aü(lo que
fue mas de marauillar)fueron los fabulosa bi-
uir en Rom 3, y de dos pueblos fe hizo vno folo.'
Y afsi ella paz acrecentó mucho el eílado y pe*
der délos Romanos.Lo qual todo fe ha de agrá*
deceraeltasfabiasyanimofasmugeres.Lasqua
les fueron luego tan remuneradas de Romu-
lo, que el entre otras colas diuidiendo el pue*
blo en treynta barrios,Ies pufo los nombres de
Has. Aqui comenco a callar, vn poco el magnifi*
co Iulian,y viendo queGafpar palíauicino tarré
biencallaua,dixole. No os parece que con ra-
zoa fe puede dezir que eftas mugeres fueroni
«, <n '-' ' . Aa i) í**
El cortefano.
eaufa de mucho bien para los hombres , y qne
hizieron gran proucchoal acrecentamiéto de
Roma.Yo conozco(refpondio Gafpar pallaui*
cino)que cffas mugeres merecen fer tenidas en
imicho.Pero li vos quificrades enefto fer juez y
Í;ual,ydezir délas mugeres afsi los males como
os bienes,no callaredesque vna muger eneffa
guerra deTico tacio cometió vna traycion bió
grsndecontra Roma,moítrádo a los enemigos
el paflb por donde podiá entraren el capitulio
Yafslvinola cofa a muy poco q no quedafíen
losRomanOs perdidos para ñempre.Refpondio
a cfto elmagnificoluliá.Vosme bablaysdevna
fola muger mala.y yo a vos de infinitas buenas
Y aun demás de los exemplos queos he dado
podría daros muchos otros de los prouechosq
a Roma hizieron las mugeres.Ypodria os dezir
porque caufa fue edificado vn templo a Venus
armada.y otro a Venus calua,yqüe fue inftituy
daaluno la fiefta délas mo$as parque libraró a
Roma délas aflechanc^s de los enemigos , pero
dexando eíto.no os parece a vos que aquel he
cho tan feñalado de auer defeubierto la conju
ración de Catilina(del qual Cicerón tanto fe*1
laba)principalméte procedió de vna mugerba
xa,la qual por efto fblo fe podría dezir quefuo
cania de todo aquel bien que en tantas partes
Cicerón fe precia auer hecho a la república R»
inanaC Y finóme faltaflc ciempcOaur* quicio»
r. ?.A mo
Libro tercero. fo.t»7
mo/lramcomolasinugereshancr.rregidohjc
tas vezesenluá hombres muchas tachas., Mas
parcccmc qué y a eít s mi habla dura mucho, y
comienza a ferpefada,porcíTo pues yo píenlo a
uer ya cumplido(fcgun mis pocas ruer^asjcon
el cargo que ellas feñoias me han dado, acuer-.
dpdedexarjpdcmas a otro quefepa dezirlo
ryisHorque yo.Nphagays(dixp Erruliaj>tágrar^
Í}ju,yzip>alas mugetes como feria dexarde dat
es toaos );<s loores que merecen, y acordaos ó¿
f» el,íefíorGafpar,y aunquicae-KeñorOctauiá
os escuchan con pena,todos eftos otros ca uallo
ro¡> y noíbtras os ef cuchamos có mucho plazer.
Tu.a¿ ;v ia el magnifico porfí ana a no dezir mas,
pero todas aquellas feñoras. fe pulieron en ro*
garle qdixefis . Y afsi el riendo dixo.Por no ha
¿.erque eí fenjwfGafpar me quietapeor dejo q :
me quiere ya.dire brevemente folo de algunas
que agora le me acuerdan y dexare otras mu
chas que podría dcziros,yaísí comento. Amen
do Philippidedemetrio puerto cerco fobre la
ciudad de Ghio,mandoapregonar que a todos
lesefeku<is qhuyeflen déla ciudad y fe viniePf
fen para el prometía de ahorraalos y cafarlos
cor« Jas mugeresdefus dueños agrauiaróTeyerri
braneci eróle lasmugerescó eftepregó tá vltrá
joto para ellas q luego armádole todas corriera
Cotí gran ímpetu ala cerca, y alli tan fierámefu
te pelearon que.Philipodendé apoco* días o*
Aa iij "«
EUórtefánoi
tío de letiantar el real y yrfe con da'ñoyco men
gua.Eftohizíerólasniugeresjloqualfraftaen*
toces nuca auiá podido hazer los hóbres. Eftas
mifmas llegado a Leuconia có fus maridos,pa*
dres y hermanos qandauá defterrados hizieró
vn hecho no menos honrrado q e (torro,y fue.
Que mouiédo los Erkhreos(lo» quales eftauá a»
lii cqn tus cofederados)guerra cótra eftos ehios
éftosnofiendo parte para poder valerfccotra
fus enemigosjvíhieron a tratar con ellos algún
parrido;y afsi ftre eicócierto,que los dichos da
XaíTen laehidad yle fuellen cada vno folamíte
con íu jubón y camilla. Viniédó a los oydos de
las mugeres cite partido tá vergonc,ofe5ouiero
mucho pefardello parefciendol es grá deíonrr*
qvnoshóbres que halla allí auiá fido renidos
en muy buena reputación páfíaítertíin armas,1
y definidos entre fus enemigos. Y afti'dixeron*
les que en ninguna maneralo hizieííen, Ref
pendiendo ellos , que el concierto era hecho,
?r que no podrían tornarle a tras, di«ronlese^
las por Confqo que dexafieri todos losveftiá
dos,yfololleuaffen fuslan^as yfusefcudos? y
dixeíTen a fus enemigosque a quellos era fus ju
bones y fus camillas. Ellos lo hizieron afsi. Y
delta manera encubrieron gran parte déla def*
honrra que pareícia no poder efeuíai-fe ya. A*
uiendo también Ciro en vna cruel batalla def
baratado vn gtá exercko delospej;fianos.Ellos
' ; ..:'. huyendo
Libro tercero : f ro.nl
huyendo hazia la ciudad,hallaron a fus muge- \
res cabe la puerta del lugar, Yafsicllasviéd»
ios venir ya cerca dixeróles con vnrigormuy ¡
grade. Adonde huys perdidos/ y baxos hóbres?
Querriades agora vofotros por vétura afeondo
tosen nofotrasdenr.ro en el lugar de donde (a,
lites i Oyendo los peruanos eltas femé) antes
palabras,y conofeiendo quáto fus mugeres va* '
lian mas que eiIos,ouiercn tan gran empacho
de íi mifmos,q buekosenei mifmo punto alus
enemigos tornaron nueuaméte a pelear con e-
llos,y desbaratáronlos. Auiendo halla aqui ha,
blado el magnifico lulian , paro y boluiendofe .
ala duquefa,díxoIe.Seque agora feñora darmo
eys licencia que calle. Pareíceme(dixo Gafpac
pallauicino),que os lera forjado callar, pues
ya no teneys mas que dezir. fRefyondio rien
do el magdineo. Vos feñor me poneys en neceíi
fidad.que os ponga yo a vos en trabajo de eG>
cucharme toda cfta noche loores de mugeres.
Y afsi fabreys de muchas efpar tanas que holga
ion eftrañamenre con las honrradas muertes
defnshiiospropriosjyvereysdeotrajqueono;
los quiíleron por hijos o Jos mataron en fabien
do q auian hecho vileza.Oyrey s mas como las
mugeres de Móuiedro en la perdición de fu pa
tria te armará cótra la gére de Annjbal.Yta.m-;
biéosdire cjina Tiendo el exercito délos tudef
eos desbaratado por Mario,1 as mugeiss de a qi
c„ Aa iiit H°s
. V .:■} Elcortefano. : i
lloslísrWoí no pudicieb alcanzar ¿vJóaRom
mSnes.qu'epudieííenbiuircnRomacon Jifaer
ta"d e» ferurcio délas virgincs veftales,tod.as le
miraron júntamete con fus higicos pequeños»
Yfimucho meenoiaysdire otras milídelasqua,'
leslas hillorias antiguas e/U» llenas Dixoen.
ronces GafparpaUauicino., A <«ñor magnifico.
Dios rabecomoJéfTas cofas parTaroinYaYabeys
qUedeiucngas yus: Aquellos tiempos quedan
tánatrasy tan fekos de noíawos que muchas
mértfiraspílirdert denife de loque p-iflo efton*.
c«s4y muy pocasprouane.Si qaiüeredes' refpa'
dio el magnificaren todo tiempo medir el v.á»
Yét délas mugetes con el délos hombres, halla*
ríys que ellas nmrca lia quedado,;ni áyora qu©
dwn Vn pallo a t rn s del los . Porq de xartdo-a q-llos
tiempos mas toi'frguós, li vérrimas al'tiíp© en \
JteS godos feBOíeí ron a Italia h'allárinios entre,
eítos auerlid<3Vfta r*yna Amalaiúrta,láqual reyí
no^níuclfos áúo*có marauillola jjrndéd a. Def
jftflés Trieodohd'a griega jeyna délos lóbardos
ViírtRUiTsimafjyThtíóítora griega Emperatriz. Y.
<rt'W:*lrá «ntté ótras'muchás rúe; muy excelen-
t^Tenowf iíí Corídélfa Marhii* w '•■ De kqual
ft'ru hiéíütfq'fie'ÍSiblafle elfeno^Cóüide Ljtdo
üHid, pbrcj viefie de aqnel li oage J AftWí es me=
Í'tfí'ié'pon&ó'éifConat que hable-ys vos del la.
^oi-qué no-parefee bien alabar el hóbre (us .nit
mai ¿oi'as.í'dlTo adelante el magnifico duien
Líbiotürcero í fo.vfy
do.Yríortan llegsdoa vucftra noticia hf ími»
gercs que etilos tiempo? pa fiados fúemn *n toj
da virtudfamoiasdertailluftrtcala.de Moíito
iekro.Y las de cafa gortzaga. Las deieftc'.y l«s
de píi. Pues fi quitSefleriios hablar agora de lo»
ruei'tros tiempos tío fetia menefter yrlasa bjií>
caimuytexos,que et> cafa las tenérnoslas yo*
noquieroapruuecharraede lasque eftau prc-
fentcs poique no parezcaquc mec¿fcilaysp!ot
coi tefi a lo que en ninguna manera podtys ne-
gar.me:Y porque Caigamos ya de Italia, aeord*
os q'ire en uueitros diasemos vilto a Ana reyna.
de Francia./eóora no menos poderota en la vit
tudque ene! eltado;La qualli enla jufticia,eu
liclemen cia^enla liberalidad y lanclidadt!l€íYÍ
da qtiiíieredescomparálla có los RcyflsíGarlo»
Ír "Ludou: conque, de entrambos fucimügeríítai»
faria eys en todo y por todo ygual zDrijei\ás. b
jotrad también a madama ÍVljigáriMliiíadel
Emperador maximiliañojlaqualxoriJgxanaift
fimo íefory juiticia: ha-gbuernado hsrVaacjiuiry
tuda vía gouierna tu eítado.Pcrodexádo a par*
té todas las otras¡.dezidme leñoi.Gaípaiyqílfa5>
a que principe;emosvifto ennuefttósxiiasfpé»
mosoydodezir que aya fido mucHos años arras
enla Chriftiandad que merezca fer¿orrrpraraHÍo
con la rey na doña Ylabel de Efuañai Refpúdio
Gafpar pallauicino.Que reyfELrejy dóWMerná
«lo turnando. Vos dezisdiaíual magnate?.mn£
Aa v £ran
»•'• . •"> El correrán» " *
pran verdad por cierto, Que pues ella le j'uzi,
go merecedor de fer fu mando,y Je amo tanto,
do fe puede dezir que napueda fer comparado
con ella. Con todo biencreo yo que la reputa
ciony autoridad que ella le dio no fue menor
¿ote que el que le truxó trayédole todo el rey-
jio de Gaftilía. ^ Antes pienfo yo(refpondio
Gafpar pallauicino) que muchas cofas buenas
délas que hazia ellas echauan a ella. Dixo en
tonces el magnifico. Si los pueblos deEfpa*
ñavlosfefioiesjlos priuados, los hombres y la*
mugeres , los pobres y los ricos , todos no eftan
concertados en querer mentir en loor deíla,
nohaauido ennueftros tiempos en el mundo
nraíglofk>£o enxcmplo de verdadera bondad»
de grandeza^de animo,de prudenciajde temor
deDioSjder-honeftidad^e corte(ia,de liberali
dad , y de coda virtud en fin , que efta glorio!*
íejna. : Y'pucftoquelifamadeeftaíeñoraeri
toda parte fea muy grade, los q enella biuiexó,
y viere por fus miónos ojos las cofas marauillo
fas deli a ,añnm n auer ella fama procedido to
talmente ti ¿ fu virtud y defus grades hechos.V:
el queqíiiGere coníiderar fus cofas fácilmente
conocerá fer la verdad efta.'- Porque dexando
otrasinfinitas hazañas luyas que darían defto
buen teftigo , y podrían agora dezirfe íi fueíTe
¿fterióeftro principal propofito,noay quiéno
íbpaqi^fliiaoelU comenc.o areynar hallo la
íí^3 v ¿A mayor
lAroterteró." fo.tyft
mfot parte deCaftillaen poder delosgríni
des.Pero ella fe dio tan buena maña y tuuotal
fefoencobrallo todo tan juftamente que lo»
mifmosdefpojadosdeloseftadosque fe auiait
vfurpado ytenian ya por fuyos le quedaron a*
ficionadosen todo eftremo, y muy cótentos de
dexar loque pofleyan.Cofa es faro bien muy ía
bida con qua neo esfuerzo y cordura defendió»
fiempre fus reynos de poderofsimos enemigos.
A ella fola fe puede dar la honrra déla glotiofa
cóquifta delteyno dé Granadá.Pbrque-en vn*
guerra tan larga y tan diucil contra enemigos
obftinadosjquepeleauan por las haziendas.pot
las vid as por fuley(y al parecer dellos)por diot
como fiempre con fuconfejo y con fupropria
perfona tanta virtud,quequi£3en nueftrostié
pos pocos principes han tenido coraron no di-i
go de traba jaríen parecellejmas ni aun de teñe
lleembidia. Demasdefto afirman todos los cj
la conocieron auerfe-halladoeneliavna mane
ra tan diuina degouetnar;que cafi parecía que
fojamente fu volurttaUbaftaua- pormandamié>
to,porq cada vnohazía lo q deuia-finrñngúrujf
do,yapenaso.fauarvadieenfu propriapofada j.
fteretaméte hazercofa de q a ellalepudielíe pe
$r.Yen grá pte fue áítocaufael marauiliefo juy
xio q elia tuuo en conocer y efeoger los hóbreí
mas hábiles ymas-cuerdos pa loscargos que le»
daua,y (upo eHa fenoraafsj bien-juntarelrigog
'.¡i
--r/S Elcorreraiüo!J
déla juflfcu coh la blandura déla clemencia y
conJa libertad ,que ningún bueno vuo en fu*
diasaque fe quexafle de fer poco remunerado;
niriingun malo de fer demafiadamente caftiga
doiftideíro natío tenelle los pueblos vn eftiei
jTioacatamiento mezclado coh amor y có miei
do.Elqual ¿fta coda via enlos coracones de to*
dos/rañ arraygado^que cafi mueftran creer qué
cHajdefde el cielo los mira y deíde halla los ala
bá oíros Teprehéde dé fus buenas o malas obras.
Y*«fi feí^folQ.fu nombre y conJasJeyes e/ia»
W efcidasporelíale gouicrná ¿un aquellos rey
nos de Mlimanera que aunque fu vida aya fa-
ilefcido.fuauítofidadfiempre bine, como roei
da que mouida con gran Ímpetu largo rato,def
pues-ellarmiiim fe buelue como de luyo por
b lien efpacio aunque nadie la bu clua mas. Con
fiderad cras.eño ieñorGafparqtte en nueflrosi
tiempos todos lo» hombtesfeñálados déEfüt-
éai^yfamoíoseaqtulquilef cofa de honrra hari
fidolietbo»ífer-efta reynar. n¥ el gran Capitán
Gonc^loheinanckz mucho ñus le precian a de
$o qu«!de wtd4s.6ts vi£torÍ4$!y excell entes h a3
jfafias.Las!qua.l«sén paz y en guerra le han he*
cho táXeñalado.que í¡ !a fama noesmuy ingrai
ta fiemprteneí mundo publica*afus loores y
■uoifraraclaramenee que ennueílros días po*
«os reyes o fervores grandes emos villo que en
grandeza, de animo ,cafabér y en cerda virtud
•L' no
Libro tercero.' ' fo .191
no ayan quedado baxos en comparación del.
Pero boluiendo otra veza nueitra Itaíia ,digo
que aun aqui no faltan feñorasexcdátifiimas*
Porque enNapoles tenemos dosiingulares rey
nas.Yenla mifma ciudad murió poco ha la otra
reyna de Vngria, feñora tan excelente quánto
yoí fabeys,y bailante para ygualarfe con el fa
mofo y nunca vencido rey Mathia comino fu
marido. Afsi mifmo laDuqueía doña Yfabel da
Aragón hermana del rey don Hernando de Na
polcs.La qual enlas afperas rebueltasdeiafow
tuna ha moílrado fu virtud y esfuerzo, como
fuele el oro moftrar enel fuego favaloriPuesrfi
days buelta a la Lombardia, vercys luego a do
fta Yfabel Marqucfa de Mantua* A cuyas virt ti
des fe haria in juria,habládo dellas tan templa
damenre,como feria forjado hazerlo aquiago
ra donde e fiamos. Mas peíame que no ay ays ro
dos conocido a la duquefa de Milán doña Be a*
tri¿ Cu hermana, porque con ella daríades cabo
a no mamullaros mas ya de otro ningún inge»
rúo de muger por ungular qfuefie.La Duquefa
también doña Leonor de Aragón duquefa do
Ferraray madre deftas dos fcñorasque^yo aga»
raoshe nombrado fue tal que fus ieñáladas vir
tudes moftrauan bié a todo el mundo; que .ella
nofolamente merecía íer hija de rey mas fes
reyna de mucho mayor eiládoq no aiüaaraofr
fcydo todojfus anccccflbtcs. ;¥ i>oj drarosade
a" i:, -j " otra
:-!•■"* TLlCotteCaxió •
btra>»nofceys vos por ventura a muchos hont
bres enel mudo que fufrieíTen los rezios encul-
tros déla fortuna con tato leíb , con quantolos
fufre U reyna dono Yfabel de Ñapóles. La qual
defpuesdela perdida de fu reyno ,defpuesdel
daftierro y muerte del Rey don Federique fu
marido y dos hijos, defpues déla prifió del duq
de Calabria fu primogénito, toda vía en mitad
deltas aduerfidades parefce Reyna,y paffa con
tan buen animo fu miferable pobreza, qmue-
ftra muy claramente que aunque aya mudado
de eftado,no ha mudado de condición. Dexo
de hablar agora de infinitas otras feñoras y de
mil mugeres de baxa fuerte , como de muchas
pifknas que enla defenjió de fu patria cotra los
florentínes moítraron aquel generofo esfuerzo
fin temor del a muerte que pudiera moftrar los
corazones mas animólos que aya fido jamas en
el mundo. Y afsi fueron celebradas por muchos
famoíbs poetas en íus verfos.Podria cambié de
ziros de algüasexcc lenísimas en letras,en mu
fica,enel arte di pintar y eículpir.Pero no quie
ro andar reboluiendo me mas tras eítos exenta
plos,loc quales fon devoíbtros tá fabidos como
demi.Batta por agora q fi vos en vueftro coraba
quereyscófiderar las mugeres que vos mefmo
conoceys,haílareys fin dificultad que ellaspoc
la mayor parte valen tanto como fus padres^
hermanos y maridos, y que muchas han fido
i ¡i j cauíi
i_ioro tercero* rcwpj
canfa de grandes prouechos a loshobres,y hit
Jtas Vezes les han en mé Jado fus yerros.Y fi ago
r* no fe halla enel mundo aquellas grades rcy¿
trias q fomzgauan regiones eltraiías,yhaziá edi
lucios feñalados.Pirarnides y ciudadesjcomo a«
quella grá Thomiris rey na de Scyrhia Artemi*
;fia,Zenobia,Semiramisy Cleopatra , tampoco
fe halla hombres tan famofo's como fue Cefar,
:Alexandre,Scipion,LucuIloy aquellos otro*
emperadores Romanos.No digays e(Tb(re(pó;
jdio riendo el Phrigio) que fin dubda agora har.
tas mugeres Te hallan como Cleopatra y Se mi»
xamis. Y fino tienen tan grandes eftadoscomo
aquellas,no les falta por eflb la buena voiütad
de feguirlas en dar fe a plazer y fatisíacer quá-
to es pofsible a fus apetitos. Vos feñor Phrigio
(dixoel magnifíco)andays apartando os de la
.tela. Porque bien veys vos que (i agora fe ha*
lian algunas Cleoparras , nodexan de hallaríe.
.infinitos Sardanapalos, que es harto peor. No
digaysdixo Gafpar pallauicino eifas compara
ciones , ni creays que los hombres fean menos
, callos q las mugeres,y ya q lo fueífen , no feria
peor.Porque déla incontinécia de las mugeres
nafcen infinitos males , que no nacen de lasds
los hombres. Y por eflo ( como ayer fe dixo)
fabiamente ordenaron ellos que a ellas les fuef
fe licito fin infamia poder errar entodas laso*
«as cofas, afín que pudiclTen poner todas fus
*:«.-..;" *'< fuerza»
ti corra ano;
fuercas en mantener efta Tola virtud de Ja atfli
dad.:>inlaqual los hiios ferian inciertos.y aqí
ñudor que cieñe al mundo atado có el deudo de
la fangre,y con amar natural mete cada vno acj«
lio qnie ha produzído^uedaria fuelto. Y pot ef
Í0«sitiiív"íüíIo que parezca peor en las mug»
res la vida defonelta que no en los hóbres. Los
qu ales no traen en fus cuerpos nueue mefes los
Ki|:>s.Refpondio el magnifico. Hermofos argu
meneos fon elfos que agora vos. hazeys. No íe
por que no mandays luego efcriuirlos. Pero da
zidme porque razón no ha (Ido ordenado que
cnlos hombres fuerte tan gran defbnrra la vida
<ii (Voluta como enlas raugerés ? Conüderado,q
íi ellos Ion naturalméte mas virtuolos y dema
yores fuercas para reíiftir a los vicios mas fácil
mente podran mantenerte en efta virtud de ca
ítidad que no ellas,ylos hijos feran tan cierros,
defta manera comodeíTa otra que aueysdtcha.
Porq aunque las mugeres fue fien malas , y qui
fie lien andar embueltas en mildefoneltidadcs,
fi los hóbres fuellen buenos, y no confín tiefíen
cnlas maldades dellas: claro eíta que ellas fien
do (olas ni podrian dañar con fuá vicios, ni po
ner entre nolbtros dubda de nueftros hijos.
Mas en fin fi quereys confelTar la verdad, no d*
Starey s de conofeer vos que nofotros de nueftra
pro pria au&oridad nos emos ocupado ella ticé
cia,que vnos miímospeccados fe tengan porlt
i, i .— uianos
Libro tercero. 10.193
ulano o ¿n nofotros, y alguna vez merezca íec
Joados,y enlas mugeres fean ceñidos por grauif
íímos.yno bailen penas para caftigallos,í¡no es-
vná vergonc/>fa muerte,o pbrlo menos vna pee
pctuáinfamu.Poreflayaqueelcí opinión da-* '
ftada<ftá apoderada eñel mundo } parecer mia
también juits cofa caftigar grauemenoe a los q
<on mentiras a "¡dan disfamando muge-res."" rft
tengo- yo por cierto que fea obligado todo bü&
cauallero a defender la verdad fiemprequefea
medefterén cfpccialqüáhdofepa quealgun*
mugeres acufáda faltamente de mala. Reíport
dio'ríeñdoGafparpalláüici'no.Y yo no folame
te afirolo fer obligación dé todo buen caualle*
ro rrazer eiíó que vos dezii,nias aun pienfo qus
éscortefii y gentileza en cubrir qualquieryefí
ro, en el qáal-pór defaítré-o por mucho amor &
ya cayd&vñ'a muger dd bien.Yeneíto vereys ^
yo tomo mas la parte délas mugeres donde la
razón lo fufre que no házeys vos. No niego yo
<on todo que los hóbresuo fe ayan metido pot
iefta libertad adeláte algo-mis délo que deaie».
ran.Y efto porque faben que(fegunla opinión
fcOmun)no les trae a ellos la vida dirToiütVtah
tadefonrra como a las mugeres.Las qúálospdc
íu flaqueza fon mas aparejadas a confentir en
fas apetitos que los hóbrc3.Y íí alguna vez dé*
bean ée acudir a fus defleos bázen lo de Vergué
ca. Yporeífo nofocrós Usemos puedo el mi«-
Bb do
fcl eorteíanoí
4o de I* infamia como vn freno que por
fuerza las haga parar en ella virtud de la cali
dad. Sin la qual (pordezir verdad) valdría ellas
harto poco. Porque el mundo ningún proue*
cho licúa dellas uno el engendrar de los hi\os,
Efto no es a (si en los h obres. Los quales fon vil
les para muchas cofas, Gouiernan las ciudades
y los cxcrcitos y hazen otros mil prouechos de
mucha qualidad.Lo qual todo(pues vo« afsilo
quereysjno quiero yo agora dií putar como fa*
brianhazello lasjmugeres. Baila ver que no
lo hazen. Pues quanto a la cótinencia>todas las
vezes que la cofa ha venido a lance qíevuielle
de ver ella virtud e nlos hombres,afsi en ella co
mo enlas otras há lleuado ellos la ventaja a\w
mugetes3puefto que vos no lo confeflays. Y yo
parala pruetiadeílo no quiero recitaros tantas
hiitoriaso fábulas quantasaueys vosrecitado.
Contentarme he de remetiros folamcnte ala
continécia de dos grandes hóbresymocos,yUe
nos de vi&orias fref cas de entonces, có las. qua
Jes fuelé tomar muchalicencia,y enloquecerle
Jiafta los hombres baxos.Del vno es la que vfo
el gran Alexandre Con la muger y hijas hermo
{¡(simas de Darío enemigo y vencido. La otra
es de Scipion . Aquien tiendo de edad de veyntc
y quatro años,y auiédo en Éfpaña tomado por.
fuerza vna ciudad.fue trayda vna muy hermo
fa,y muy principal moga prefa entre otras mu*
Librorércero. 10,104.
ehas,y GendoScipion informado fereftaefpov
fa'de vn feñor de aquella tierra.,110 íblaméce no
quifo llegar a ella,mas bol uio la a fu marido có
grandes dadiuas.Podria cambié deziros de Xfé
nocrátes,elqualfuecan caíto que üédo le pue»
fia en fu cania al lado vna mugcr frcíca y bien
difpuefta,y háziendole ella todos los regalos q
fe podían hazjer,y vfando todas las altes para a
quello neceíTariaSjen las qüalet era gran mae-
ftra,nuncá pudó traftornareí animo defte va-
ron fí ngular,ni aun hazelle moltrar feñal algu*
na por pequeña que fueíTe de délo n anidad , no
'embargante que enelVo gafto ella ítícta vna no
Vhe. Podríaos afsi mifmo deeir de péneles el
qual oyendo fol améce que v no a! abana có grá
heruora vn muchacho de hermofo, le reprehe»
diograuemente.Y de muchos otros coattBen-
tifsimos por fu propria voluntad y no por ver
güenza ni miedo como las mas délas mugeres»
q por eft,is dos folas catifas Cuelen feFbuenas. t
has quales aun con todo efto merece fec ■
alabadas,y el vellacoqne las disfama »■
deue(como vos dezis)fer muy
rezúmente caítigado. ;:■;...•::»
£b i) fCapl
,r rí) Elcortefanoi
CCapítulo.iüj. Comodefpucíc^utf
en el capiculo precedente el magnifico Iuliá ha
traydo miichosexéplos dejos nbtahies hecho*
de mugeres,cnefpecial deía memorablefei -
ñora doñaYíabel tcy na de Eípaña, agora
eñ elle tomado la mano en la pl a tica
MifTer Celar en dcfciífíoñ delasda
rnásjtrae otros muckós e'ijibia"
píos de afamadas feñoras.

I&SER CES-AjBlCNTON*
cesCeliqualauia gran jato queeft-»
i¡a callando")áixo -Mi rad qual de~
ue fer el mal que el feñor Gaípat
dize délas mi¡geres,que ello que a
gora acaba de dezir,dize el por, alaballas. Por
cffo fi el feñor magnifico mexohfintiere queyo
pueda en lugar Cuyo refpondclle vn poco acer
cade quanto fami parecer yfMifarnente ha di
cho fobre eíto,fera quic,a bié pata el y para mi.
Forqeldefcanfaraen tárovnrato,ydefpuesp9
dra mejorholuer a fu procedo de formar fu da
ma,y yo holgare mucho q femé aya ofreícido ó
caíio d poder defFédcr 1 a verdad,como es officio
de todo buécauallerro. Antes osfuplicoCrefpó
dioelmagnifico)quelohagaysafsi.Porqueya
^v»mi me parefeia aucr cumpiido^fegun mis íuet
Libro tercerd* QA91
$as)con mi obligación, y temia.qiie efta tni ha
bla no comenc^fie a defmandaj fe algo. fDiso
entonces miíTerCcfar.Ya yo no quiero hablar,
del prouecho que el mundo refeibe de las mu-
geres demás del parir.Pcrque harto fe ha decía
rado quanto ellas fean necefTarias no folamena
te a nueltró fer,mas aun a nueftro bien fer.Pero
digo feñor G¿fpar,que fi ellas fon(como vos de
zis)inaspreitas a fus apetitos que los hombres,
y con todo efto fe refiften mas que no ellos (^ lo
qualvosmifmo aueys cGnfefíado'Jmerefcétan
to mas fer alabadas,quáto fu naturaleza es me»
nos fuerte para vencer los mouimientos natu*
rales.Yíidezis que de vergüenza refiften a fus
deiieos , pareceme que deffa manera en lugar
de dalles vna viruid,ies days dos. Porque fi en
ellas puede mas la vergüenza que el apetito, y
por ella fe refrenan de hazer mal, pienfo cj efta
taiverguen^aC laqual en fin no es otra co#
fa fino temor de infamia)es vna fingular virtud
y de muy pocos hombres políeyda. Y fi yo sgo¿
rapudiefTe fin muy gran defonrra y confufion
délos hombres dezirquantos delíos cite enter
rados en mitad déla defluyguenc.a.que es el vi,
ció contrario a efta virtud ,amázillam los lim#
piosycaftosoydósquemeefcuchan.Ylopeor
es,que por la mayor parte eftos tales in juriofo»
a Dios y a lanatura,fon ya hombres viejos. De
los qualeslos vno* foncUtifiPs Jos otros philo/
r.h Bb nj *•
ElCortefario1
fophos,Ids oíros Doctores en Le$es. Ygouier
rían las repúblicas con vna feu cridad graue en
fusroftrosja qual promete toda la limpieza
del müdo.Eftosfonlosqueporvna parte feau
¿lorizan o andan por auflori za rfe,diziédo a ca*
da paflo con vn gran ceño que las mugeres fon
incontinentifsimas , y por otra continamétefe
eftanquexandodeíi mifmosqtie ya no puede,
y que ya les falta el calor natural para fatisfa^
zer a fus abominables deíTeos. Losqualesque*
danatrauelTadosenelalmadefpuesquela na*
tura los niega al cuerpo,y afsi muchas vezes ha
lian modos en q las fuerzas no fon necesarias.
Pero yo no quiero agora mas alargarme enefto
ybaftaverquemeconfeflayáq las mugeres fe
abftienen mas del biuir defoneíto q los Robres.
Sabed otra cofa. Que ningún freno las aprieta
ni lasfojuzga,fino el que ellas mifmas fe pone.
Y vereyslo enefto. Que las mas délas que fon
guardadas con grandes eftrechezas 3 o maltra*
tadas de fus maridos o padres, fon menos bue
nas que las que bjuen con mas libertad: El ver
dadero freno generalmente para las mugeres,'
es la virtud y el defíeo déla hóra.Delá qual mu
chas que yo en mis días he conofeido hazé mas
cafoq déla propria vida. Yfiquereys dezirla
verdád,noay aqui nadie de nofotrosq no aya
vilto mácebos de gran liuage y prhvcipales,diíi
cretos,auiíadosj4qjinofos , bie difpueftos,y en
Libro tercero fo.ioS
fin muy gétiles galanas auer gallado muchos*
ños andando de amores có alguna dama^fin ja*
mas defcuydarfe de diligécia,ni de cofa que pu >
dieffe aprouechar,dando,fupiicádo, llorando,
y enfinhaziendoquanto fe pudiefie pcnfar, y
alcabo fer todo en vano.Y lino porque quiera q
nades eftar cortefano comigo, y ret poderme q
en mi no es marauilla,que yo ne foy para q ma
vaya bien de amores,prouaros ya comigo mif-
mo lo que he dicho.Porq mas de vna vez por la,
rezia y dura bondad de vna muger me he vifto.
llegar al punto déla muerte.No os marauilleys
denoíjrefpondio Gafpar p*llauicino)que qui<ja
«iTasmugerereítuuierontan rezias porque no
les parefeian bien o tenían vn no fe que,que no
era de fu güilo eflbs que andauan con ellas. Y
fabed mas que las que (bu muy rogadas, eflas
fon la? que fe detienen , y las que no las ruega
nadie aquellas fon las que ruegan «¡ Yo porciel
to(dixomiííer Cefar)nunca he vifto hombre q
fucile requerido de muger ningún a. Bien he vi
to muchos que defpues que fe veen auer traba
jado en vano, y g .litado fus días locamente fe a
coge a vna gentil venganc,a,que es dczir que al
cántaro muy largamente lo q por ventura ellos
coníigo miímos (olaméte y maginaró.Ypareco
les a eftos q ferdisfamadores,y fingir cuetos pa
ra q anden mil mentiras en perjuyzio de algúa
muger de bié>fea vna muy delicada cortefania.
Bbiüj V
El cortefano.1 •'
Y verdaderamente los talcsque Te alaban per*
judicialmente de y na gétil dama, o fea verdad
omentira,merecenfer graueméte calligados.
Y fi alguna vez llenan algo Cobre la cabe$a,(on
ciertamente hombres de honrra los que les dio
ron tal pago.Porque fi con mentira disfamarlo
mas abominable vellaqueria de quitar falfame
te avnamuger horrada lo qucellaprecia mas
que Ja vida, yeito por lo que ella hizo bien, y
por lo que mereciera fer muy loada,y fi có ver-
dad,que caíiigoo que pena podra bailar para
■«n Jiombre tan malo y tan traydor-, que pague
con canta ingratitud y maldad a vna muger de
bienloqúeellaJiizoporel vécidade fus faifa»
blanduras.de fus fingidas lagrimas,de fus con*
tinas importunidades,de fusquexasy lamen-
taciones,de fus artes y mañas,y juramenros fal
íosjcóloquahodovuo ella de caerá arriar mu
cho,y amando mucho fiieneceíTario entregar-
fe totalmente a vn tan maligno fpiri tu. Mas
por reí ponderes también a cíTa gran continen
cia que aueys alegado de Alexandrc y deSci*
pión , digo que no os mego que entrambos hi«
zieffen vna cofa muy bienhecha. Mas toda vía
al encuentro deiíb( porque nopodws dezirÓ^
contando* cofas muy antiguas os cuento hábil
lias de vie jasCos quiero contarde vna muger de
nueílros liemposde baxa íuertejaqual Ce moa
Aro harto mas contienen -que ellos dos gran»
* ;.:í c-i des
Libro tercero fo.197
des hombres que aueys dicho. Afsi que digo 6
yo conofci vnamo^a hermofa,ydelicada,eI no
bre deja qua] no quiero deziros^porque nofeef
candalizen della los necios.los qualss en fabié*
do que vna muger efta cnamorada^uego tiene
mal concepto della. Efta fiendo largo tiempo a
rnada de vn mácebo noble yde buenas coftumr
bres,baluiofe con todo fu coraron y entrañas a
amalle.YeftonofblamenteyolofabiaCaquien
ella defcubria todos fus fecretos como fi yo fu»
ra(no digo hermano,masvna hermana entraña
ble ftiya^pero aun todos aquellos que la veyaa
enprefencia defte mancebo conofcia clárame
te quan perdida por el eftau3.Y afsi amando e-
11a tan ahincadamente quanto amarpuede vi>
coraron por enamorado que elle, íoftuuofe dos
años en tanto recogimiento5q nunca hizo muo
ftrasaefte mancebo de amarle, fino lasque en
ninguna manera podía encubrirle , ni jamas lo
quifo hablar ni refcebir del cartas ni dadiuas,
ni otros prcfentes fiendo requerido con todas
eftas cofas a cada paflb. Pues quanto defleafle
ella hazerlo,yo bien lo fe.Porque fi alguna vez
fecretamente podía alcanzar alguna cofa que
ouiefle fido defte fu feruidor,tenia latan guar
dada y tan preciada,)' regaknafe tanto con e-
11a,que parecía que aquello era íu vida y todo
fu bien. En fin en todo eñe tiemponunca en na
da quifo cócétarIe,üno en verle y dexarfc . ver,
Bb v y
-r El correrán» i
y alguna vezofreciédofe algunas neitas pub//
casdawjaua con el como con los otros. Y porq
las calidades y haziendas de entrambos eran
harto cóformesjdefleauan ellos que efte amor
parafie en cafamiento.Lo rnifmo defleaná quá-
tos hóbres y mugeres auia en aqlla ciudad, fal
uoel crudoy afpero defu padre della. El ql por
vnapuerfa yeftraña opinió acordó de caiarlacó
otromasrico. Aeltono cótradixola ctiyrad»
déla moca có otra cofa fino con lagrimas. Elias
folas fueron fus palabras y fus razones, y todas
áusdefenfas.Afsi que hecho efte malauéturado
matrimonio con mucho dolor de todo aquel
pueblo,y con mayor defefperació deftos rrift.es
enamorados,aú efte encuentro déla fortuna no
baftopara defaraygar yn tá fundado amor de en
trambos corazones, porque aun defpues duro
por efpaciode tres años , puefto que ella muy
cuerdamente lo diísimulaile y procurarte con
todas fus fuer c,as de cortar el hilo a fus defleos,
ios quales ya eran fin efperantja. Y en todo efte
tiempo Gguiofiempre fu determinado propon
to de no dexarfe vencer. Y viendo que no po*
dia honéftamente gozar de aquel aquié adora-
ua,determino de eliarfc fin el yde no quererle.
Yafsi íeguia fu coítúbre dno efeuchar los recau
dos q el la em biaua ,ni recebir fus dadiuas ni de
xarft ver.En fin con efta rezia detérminació y
fuerca qfehiío la cuyeada^y encida del ai bero
i ¿3 " . tra»
Libro tercero. ' fo.ijS
traba jo,y venida por 1 arga pafsion en eftrema
flaqueza,al cabo de tres años fe murió. Y cfco-
gio masayna fufrirfc fin fuproprio contenta4
mié to y fin fus deíTeos , y en fin fin fu mifma vi
da,q fin fu virtud. Pues yoosfcguro ó no lefal
tauan hartos lugares para poder acudir a fu vo*
1 untad fecretamente y fin peligro de infamia o
de otra alguna perdida. Y con todo efto iiépre
eftuuo firme,fin confentir en lo que tito deflea
ua,mouiendolaaellolaperfbna del mundo a
quien mas ella qucria.Efte hecho tan féñalado
no le hizo ella por miedo ni por otro ningúref
jieüo, fino por el folo amor déla verdadera vit
tud. Y que me direys vosdeotralaqualfeys-
mefes enteros eftuuo quafi de noche dcfhuda
en vna cama con vn hombre por quien era per
dida.y en todo efte tiempo tenien do los man
jares ala boca con deíTeo de comer , y combida
da con los ruegos y lagrimas de quien ella mas
que a fi mifma amaua fiemprefe tuuo. Y aunq
eítuuiefte prefa afsi defnuda enla rezia cadena
de aquellos amados brac,os,nunca fe dio por vé
cida,finoqtiec5feruofiemprefanalanor de fu
limpieza. Pareceos fcñorGafpar que podrían y
Í'ualaríe eftos hechos de cótinencia có el de A
exádre?£l qual enamorado en todo eftremo,
no déla muger y hijas de Dar¡o,fino de aquella
fama y grandeva que le defpertauan c5 las al
dabadas dclagloriajy le mouian a futrir traba*
Elcortefáno
fo?,y apartar peligros por fazerfeimmortal,no
falo las otras cofas mas fu pro pri a vidadefpre-
ciaua.Pues pareceos gran milagro,que conta
les penfamien tos fe refre ñafie de viu cofa que
no defieaua mucho.Porqtie clara cita q no amé
do jamas vifto aquellas mugeies noai/ia luego
en aquel punto de enamorarte tanto dcllas.q
no le fucile muy fácil cofa no caer.Quan td mas
que eftaua enla mano quererlas mal por caufa
de daño enemigo mortal fuyo.Yficndo afsie»
fto ,'toda cofa que el cometiera con ellas fuera
injuria y no amor.Y poreflo no fue rnucho que
Alexandre ( el qual no menos con fu grandeza
de animo que con las armas venció el mundo*)
dexafTede injuriar vnasmugeres triftesy pre-
fas y llenas de mifena. La continencia tambié
de Scipion merece ciertaméte fer alabada, mas
con todo fi bien fe confidera , no fe deue ygua*
lar con la de eftas dos mugeres que he dicho.
Porque el tibien dexo de caer a cofa no delTea
da,eiiádo en tierra de enemigos, y liédo vn ca*
pitan nueuo,y luego enel principio de vnaerrv
prefa importantísima, y eíperádo todos en fu
patria qauia de hazer las mas feñaladas cofas q
nunca hombre hizo,yauiendode tener reíiden
cia de todo loque hizieife , ante juezes riguroj
üfsimos. Los quales muchas vezes caftigauart
no ^lamente los grandes , mas aun los peque
mos deliítos,y fabia que éntre-eliosfrd faicauart,
«w( algu
Libro tercero. fo.i??
algunosquele tenían mala voluntad, y mas có
nofciédo que fi de otra manera hiziera aquello^
fepuíieraeiipeligrofporferaqueliavnamuger
muy principal 7 y cafada con vn gran feñorjde
alterar toda la tierra,y de harer que Te leuácaf-
fencbntra*lmuchos,yconeíto pudiera fu vi*
¿torta dilatarfe,o qui^a perderfe. Afsique con
tantos y tan grandes inconueniétes no fue mu*
choabllenerfe de vn lituano y dañofo apetito,
en efpecial moftrando enello eíra virtudde có
tinencia,y vna liberal bondad.Con liqual (íé-
gun feefciiue)gano todos los corazones de aq
líos pueblos,y con ella fe aprouecho tanto, co*
mo con otro muy gran exereito para vencer có
amor los ánimos que por ventura cp aarmas nw
ca ouiera vencido. A ísi que eíio'masayna fe pu
diera llamar vn buen ardid dcguerra quepa*
ra continencia. Quahro mas quceíte hecho;de
Scipjon no fe tiene péf ú verdadero cómo cunU
c,apéfays. | Porque algunos aütlbres ¿prona»
dos afirman auer Scipion gozado deitamo^j,,
Perolo que yo os he con tado,podsys creerque
fue afsi fin duda.Leyftes lo voscdixo el Piigio)
por ventura enlos Euangelios fyomifmolo he
viíto(refp6diorniíTcr Cef«tr)y por efl'olo fe me
jor qu e podeVs faber vos ni orro lo que le efcri-
uede Alcibiades que fe ieuantaua por la miaña
nádela camadcSocratescomofuelenleuáraB1
fe los niños délas camas de fus padres.(Efto ha
blan
El cortefanefj
blando aquí la verdad)no fe yo como era , que
quáto a mi no me parece muy proprío lugar ni
tiépo la cama o lanoche para cótéplar aqlla pti
ra hermofura,la qual fe dize q ama.ua Sócrates
fin ningún deffeo defonefto,enefpecial amado
mas la hermofura del alma q no la del cuerpo,
pero cito enlosrnochachos. Pues vn gentil en
xspío és aquel de Xenocrates; Porcíerto creo
yo que no fe pudiera hallar otro mejor para aU
bar la cótinencia délos bóbres.Quefiendo elle
vnphüofopho embueltofiépre en fuslibros,o¿
bligado a fu mifma profefsion > la qual confi/te
toda enla virtud y buenas coftubres y no enlas
palabras,uiejo ya cófumido , perdida la fuerza
«atural.no pudiendo ni mofirando/íeñal de po
dcr,q querriades q hizieffe finólo q fizo<Qijifíe
rades q no pudiédo Te encharcara en vna rame
rapublica?La qual con Tolo el nóbre era baftá
te ahazelle afeo. Mas ayna creyera yo q vuie
ra el Gdo c5tinéte,fi moftrádo en aquel cofa al*
gun mouimisto o feñal de aIboroto,vuiera vía»
do de fu continencia o fi fe templara enel vino.
Elquaifueleifer masnaturalalos viejos qem
boluerfecómugeres.Pero mirad q viejo-tan te
plado,qdel feefcriuequeholgauacáel beuer
razonablementeryqordinariaméteandaualle
rtodevino pues yo querría q me dixefiedesfi
ay cofa cnel mudo mas agena de la cantinéela
de vn viejoque la borrachez.Pero enün ü abfte
nerfit
lidio tercero ro.200
tenerfede obras carnales merefee loor en las
viejoSjquahto mayor es el que fe merece defto
en vnas mugeresmoc.as y delicadas, como aqY
lias dos que os he dicho. La vni délas quales,
poniendo afperas leyes a todos fus(entidos,no.
folaméce negn3uaaÍoso|osfuluz,masquitaua
ai coraron aquellos penTamientos que fueron:
muy largo tiempo el puro mantenimiento có:
que ella ioítuuo fu vida. La otra enamorada
perdida hallándole tantas vezes (ola en los bra
90S de aquel a quien mas que a todo el mundo
amana , peleando contra (1 mifma , y contrae!:
venda a aquel ardiente dedeo que muchas ve»,
ases ha vencido a hartos hombres Cabios y mny
honrrados.Pues luego Tenor Gafpar no os par©
cequedeuieranlos quehaneferipto tenereov
pacho de hazermécion d Xenocrates entile ca
lb,yde llamarle continente. Porque cierro íi
pudieíTcmos agora Tabello yo apollarla quan-
tovos quilleíledes queel buen viejo toda la
noche halla el otro dia a hora de comer durmió'
como vn muerto enterrado envino, y que nua*
ca aquel la hom rada muger por mucho que en¡
el hizieíTe pudo dTpertalie,nihazelle abrir mas
los o jos q fi le viñera dado dormideras. «¡¡ A eílo>
rieró todos.Y Emilia rabió riendo dixo.Porciet
to Tenor Gafpar yo cíco q ñ péfays enello vn po
co mas,aü hallareys otro hermofo exemplodo
continencia ú bueno Como «fie qaueys dicho.
El corteuno.
qNo os parece feñora(dixo mifler CefaOq cam
bien es bueno lo q nos ha Conrado de Peric/es.
Yo me eipanto que no fe aya acordado deia có
tjnencia,y de aquel gentil dicho que fe efctiue
de vno a quien vna ramera pidió muy granpre
ció por vna noche,y ei refpondiole que no qu«
ria dar tanto por vn arrepentimiento, Andaiu
todavía gran rifa,y mifiet Celar auiendo calla
dovnpoco,dixo. Suplico os íeñorGafparqme
perdoneysfi os he enojado códezir mas verda
des deks que vosquifieradesoyr. Porqenfm
effosfern los milagros de cotinencia que los h ¿>
bresefcriuendeíi mifmos,condenádoalasmir
geres por malas. Enlásquales a cada paíTofe
veen infinitas feñales-de gran virtud. Porqert
MeidadírbíenloqiiefeysTnirar no ayfortaleza
enel mundo tan iiiefpugnable,ni tambié de fen
düda,Tq combatiendoiaccon mucho menos fuer
oasyarces que por derrocar el firme coraron de
vna mugar fe inuent*n$no la toinaiíedes aípri
mer combate. Qnantos diados de Reyesy de
fieñores hechos neos , y püeítos en autoridad
por ellos, tiendo Alcaydes defusForralezas(Ias
. qualeseranlalUuey él fundamento de codos
« fuseítados)lashan vsridktapor cobdicu de di
ñero. fin vergüenza ni miedo de íer defpues te •
nidos por traydores,,Plugiefie a Dios qcn ntie*
Uros tiempos vuiefle tan pocos dedos, que no
tuuiefiemos mayor trabajo en hallar alguno q
<■ en
. ..Libro tercero. , , fo.íoi
en tal caíbVuieífe hecho lo que deulfa, que en
nombrar agora muchos que cnefto áyá errado.
Pues fiquereysrriirallo todo, vereys ramos o-
tros que andan cada día robando , faiteando y
matando hombres. Otros por la mar coíTario*
defpoiando a todos (os que topan. Pues quitos
perlados ay que venden las cofas de la Iglcfia
de Dios.Quan ros Letrados y Efcriuanosqfal-
íánteftamentosí Quantosquehazenmil|ura*
mentosfalfos?Q»ar.tosqueteftificá ep juyzio
contra la verdad pordinero?Quanros Médicos
queporeítamifmacaufadan yernas a los en-
fermósí ' Y quantos también fe hallan, que por
miedo déla muerte hazen vilezas baxilsimas?
Ya todas eftasrezias'y crudas batallas que las
mas vézesporfa maldita cobdicia fe leuantati
refifte a cada pallo vn a muger mo^a y delicada:
Que hartas emos yifto que han efeogido antes
morir que perder la honrra. f Di xo en ronces
Gafparpallauicino. Creo yo en verdad feñoc
mhTer Cefar5que no'ay ag-ra enelmúdo daifas
mugeres que vos dezis. Yo no quiero( rcfpodio
miíferCeíar)alegaroslaspaíladas.Seqsdezirq^
fe hallarían y fe hallan muchas de ríueftros tié*
pos que en tal cafo no tienen la muerte enlo q
pifan. Y agora mehao,currido,que quando Ca*
púa fue laqueada délos Franceíes,que aú no ha
tan t'o eJtoíqu'e no feos pueda i vos bjé acordar,
rn a gentil moca Capuana mogír-deVin'age fié-
Cc do
lycorteuno.T
¿o prefa de vna compañiade Gafcones,y íleuá
da por ellos fuera de fu-cafa, quádo llego al rio
quepaíraporC3pua,queüádofe vn poco arras
deiq la, lleu.uia,có achaque de adobarfe vn$a.
pato fe echo íupitamente cnel no. Y que medí
reysvosde vna labradoicilla q'noha muchos
mefes que en tierra de Mantua en vn lugar lia
mado Gazuelo eft ando vn dia con vna herma*
na fuya cogiendo ía rebufe* enél campo fobra*
da de fed fue a vna cafa q el tau a vn poco apar
tada a pedir vna poca de agua.Y afsi entrando
dentro y viéndola el dueño del a cafa( que era
hombre moc^afsi íbla, pareciendole bien Íleo
gofeprimero a ella có buenas pal abras,defpues
viendo que no aprouechaua aquello nada,co-
menco a amenazarla,en fin defquc- vio que fié*
pre ella eftaua firme maltratándola y golpean
dola fonjola. Ella luego toda defeabeilada lio
rando boluío fe al campo a fu hermana, y inin*
^a por mucho queja otra, la importunare que
ledixeiTeloqueauia a.caefcido fe lo quifode*
¡jir.Y afsi dende a vh rato entrambas comenqa
ton a yrfehazia ellugar¿y la moc,a caminando
con fuh,erfnanamoftrauaeftaríinenojo.Yaf:<
fi hablandqíeconelgeíto alegre y fin lagrimas
encargóle ciertas coías q fe auiá de hazer.Lue
godíípues llegada a Cjglio, que es el rio que
paila cabe GazueIo,apartandpfe vhpoco déla
hermanaba qwdnapódiapcnfarlo qclla gurj
1 '<»•■ "' • iiefl'c
Liprorercerov* fo,zo¿
fieíTetuzerypteftaméte le echo en'cl rio.La her
mana en viendo can trifte eafOjUpraiiday dan
do grito andana figuiendolaquáto mas podi)*
junto alagua|, que con el raudal la Heuauare-
ziamence.Ytodaslasve?esquela cuytadafa-
lia encima del agua;la cride de la hermana le e
chaua y na fogaconque traya las eípigas que a
úia cogido liadas, Y pueíco que la cuerda le vi-
nieíTe mas de vna vez a las manos,y pudieífe é-
IÍa muy bien torrurla y pronar a faür, la deteÉ
minada y conft ante mny fiernp.re la rehuíp y¡
la hecho de íi. Di rriarieraque huyendo codoío
corro que pudiefledarle vida,en breifp efpaeio,
alcanzo la muerte que" deflcaua.Efía 110 fe ino-
uioconla nobleza de fufangreahazcryn can
gran hecho, ni con el miedo de otra mas cruet
muerte o do infamia , fin afólamete có«ldolotj
déla perdida riela virginidad. Por aquí podreys
ver quantas otras rqugeres hagan colas (chala
das ydiguasdememoria,fin.quefe haga mena
ciondellas,quandoelta meca auiédodado(aíí
ayer Ce puede dezir)cágrá prueua defuvirrud.
Ya noeftaen cuenta de nada ni fe acuerda ni
habla delta. Mas empero fien aquellos diasno
íobreuiuiera la muerte del Obifpode Mantua
tio déla duquefa nueftra feñora.Bien feria ago
ra aquella ribera de aquel Rio de Óglio ensl lu
gardonde efta rooc,a fe hecho en el rio) enno*
blcfcido,de rnahcrmofaymagnifioa fepultura¡
Ce ' ij' ¿«
Elcortefano
én memoria de aquella alma tan glorióte que
merecía tanto mayor fama deípués de la muer/
tcquanto en menos generólo cuerpo Viukndo
auia morado, Aqni parovn pocorriifíerCefar,
yluegodixo.Noha mucho que en Romaum
bien acacfcio vn femejantecafo ,y fue efte.
Que vnahermofay principal mo^i Romana,
íiedo largo tiempo feguida de vno que moftra-
ua mucho amarla,e¡tuuofierr.pre con el tan re»
zia que hafta pareceren ¡ugardonde eftuuief;
fe nunca quifo.De manera queeíleperdido vié
dofe tan fia remedio.hizo con vna criada delia
dándole mucho dinero,que le ayudarle en efte
negocio como mejor pudiefle. Efta con el pía,
zet de la ganancia , y con la cobdicia de ganar
mas deiTeofa de hazer buena obra, rodeo co fu
leñors,qvndiaqueno fueffe fieftafueffe aoyt
miíTa a Sane Sebailian. Concertado efto fcizolo
Juco faber a aquel cauallero.y dixole todo lo
queauía de hazer.YaGi llegada la feñora a efta
lglcfia,l a criada llsuola luego a vna de aque-
Hascapillasebondasyefcuras,dondéfueIenen
trar a hazer oración cali todos los que alia van
en! a qiul auia buen raro que fecretaméce efta-
ua aicondido el cauailero. Y afsi el hallando
fe folocon la que amaua tanto cometo afuph*
carie quanto mas blandamente pudo que qui-
fiefle dolerfe del y co;iuertirfus aderezas en a#
mor,pcro defpuesvicndo que fus Manduiasno
Libro tercero fo. 20}
JevaTu,prouoiicó amenazas pudiera hazer al
go.Nq'aprouechádo efto tápoco piifofe en mal ,
tratarla y herirla re ziamen te , y en fin determi
noíe a falir con íu intención por fuerza o como
quiera. Y afsi por vna parte y la militada déla
criada por otra tomáronla y hizieron le quano
ta fuerza ene! mondo pudieron para vencerla,
y ella ueoipre firme defendiéndole fuertemen
rs fia cOTeutir en riada. De manera que efte mal
cíuallerp,pajte porel enojo que tenia viendo
que no quena hazer nada deloque el quería,
parte de miedo. que los parientes della no lo fu
pieírert,y a el rio íe col tali e caro tan granvella-
quena con ayuda déla criada (la qual fe temia
delo mifmq)ahogo cita cuytada de feñora,y de
xoláaUí muerta fin pónerningun recaudo en,
«l cucrj?o,y huyo donde no pudieíTen hallarle*
La criada tu rbada;y ciega de fu mifmo pecca-
do no fóp'anuyr.. Pueítaenia cárcel poralgm
nosindicios^cófeíTo todo elnegocio como paG
f¿\i3iy afsifue juíticiada comomerefcia.El cu*
erpode aquella confiáte y Angular muger fue
Tacado con gran horra de aquella capí 1 la, y lie
nado a enterraren Roma co vna corona de lau
reí enia cabera, y acompañado de infinitos ho
bres y mugeres.Delos quales no ouo nadie que
boluieíle a fu cafa pon los ojos fin lagrimas. Y
afsi cita feñora fue generalmente de todos tan
llorada quanto alabada. Mas por hablaros d :
Ce iij 1*
, ElCortefano-
lis que vos miímo conoceys,no oyfle* vos qve
yendo la feóora Felice delá Rouere por mará
Sáona.y temiédoqué ciertas velas qucfeauií
defcubíerto, no fuellen del papa Alexandie,q
viniclTeh tras ella pa tomarla^ re aparejo cotAt
me determinación a echarfefcnlamar.fi aqlltn
nauios ícTlegaffen tanto que no ouiefle reme
djo parsreFcaparfe dellos.Puesyo ásfeguro que
deiíanóícpueáe creer que hizieíTe tal cofa por
lhaiádad.Porq vqs(aísi como algún otro)cono
eeys muy bien fer eftá ferrorá'no menps aúifada
y cuerda qué fermofa.Pero en fin yoho'pu edo
maniuTríritié'fitrde^irfi quiera vna palabrade
láfeñora duquesa mVbiíra. La qual artiendob'v
uido quifizé arios en compañía de fu marido co
mdbiuda, nofolamenreeítuuoficmpxe firme
en jamas defcubrir efto a per-Tona del mundo,
mas fiédo de fus p'r.óprios parientes requerida y
irnportu'nadaqüfcha fufriefle ral vida,fino que
procuraflcdefalrrdev'natan ?fperabiudez,efí
cogió más aj nápkdefcerdefiierro , pobreza^ y'
ioda otra fuerte d&mifería q aceptar lo que a
t»dos parefeia fet bien y gran profpendad de
fortuna. Queriendo hablar masmjíTer CeCit
ene(to,dixo]éladuquefa.H,ablad*ehlo que ha
ze alcafo3ydexadeííb.Qiie barras cofas tenca
ys agora que dezir. Se poHomenos(dixomif
fer Cefar)que efto que agora he dicho no me lo
negareyivosfeñorGafparjnivos feñor Phri
Libro tercero. fo.zo4.
gío.No porcierto refpódio el Phrigio.Mas v na
golondrina no hase verano. Verdad es dixo en
tónccsmilTerCefar.que eítostaívfeñalados he
chos acaecen en pocas mugeres. Pero toda via
lasque refiíten a los combares de amor , ha zea
vna cofa tan alta y t3n difícil , que cafí parece
milagro,y las que na pueden hazcrlo fino que
alguna vez caen v quedan vencidas verdadera
mente tienen difeuípas tan grandes, y tantas
caufas de auercaydojqueningúa otra cofa me
recen fino compafsion y laftima que fe renga
cíelías.Porquerealmcntelasdiligenciasde los
enamoradoras artes que vían,y los lazos que
arman, fon tantos y tan continos, que no es
menos de vn granmilagro,quéVna tierna mó>
^apuedánócaeroefeaparíe dellos. Que dia
ay oque hora que efta combatida mnger no fea
de fu feruidor requerida& importunada con di
didas,con prefentes,y con todas aquellas cofas
quepuedeuaellaparecerlebicn. En quepun»
to fe puede ella parar a la ventana, quefieni-
preno vea paíTar al trifte enamorado determi
nado a nicriren \\\ demanda, callando co la bo>
ca,pero hablando coii los ojos, con el geíto afti
gidoyquebradomo fin fofpiros y lagrimas hac
tasvezes. Yquandofaleella parayrala Iglé
fia o a otra qualquier parte, que eftcfuíeruia
dor no fe. halle delate dslla ?o a cadabiultade
calle no falga a topsrla^có aqllafutriRep^fsJó
. ce üij úa.1"
El cortefano^ x
imprimida enlos ojos de tal manera, ó, parece
qde punto en punto efpera la nvu erreíDexo a*
gora los aderemos y el primor del veftir, lasin- ,
uenciones, las letras,las fieftas, el dá^arlismif
caras,lasmomerias,las juilas y los torneos. La
qual todo fabe ella muy bien que es por ella.
Defpuesenla nOchequafido todas las cofas ca
lian y fofsiegarijU ella alguna vezdefpierta ,1a
primera cota que oye es tañer* y catar debaxo
defusvécanas .oalomcnosaquel deíTafTbgado
fpintu. rodeándole la caffeon fofpiros y gemí- .
d,os/í lípp^tafo eftafeñora fe le antoja hablar
\tn ratoc^aálguna Je fuacriadas,y a qualquie-
ra díllasefta U4,ítprnada cpn dineros,afsi en vi
n¡¿ndo!edslanre,Iuego a dos palabras leda al
gunacok que fu feruidor le embia,o vna carta
o vnacáp|a3oálgo dsfta calidad departe del
t/iiteenamorado.Yallidélancecniáce viene
a hablai le ene! funda mepo,y luego le dize quá
to el euy tadó la quiere , y como por fe mirla no
fe Íe;da,nada. ;ds peeder la vida,' y como no
quiere délla cofa que le eftemahQÚe no quer
ría fino lelamente poderhablaría. Para ello 11
no ay lugar fin muchas dificultades , a todas fe
hallan mil remedios l)aues fallas , efcalcras do
cuerdas,confacioneso artes para hazer dormir
Yíi la cola es re/.ia,pincafe de manera que pa
rece liuiana.Danfe exemplosde muchas otra$
que íiendo muy honrradas rougeres , hizieron
y
Libro^ercero. fo.íof
Íhazen mayeres faltos. Afsl que el camino fe
aze tan llano^y prefcntanfe tantas califas pa=»
ra hazer caer,que ya a ella no le queda otro tra
KajO fino dezir que escontenta. Y{i toda via fe
detiene algunos dias mas, tantas tentaciones a
cuden,y tantas diligencias o caíós o blanduras
o enamorados defaucnimíentosfobreui.encn,q
con la mucha fuerza y el amartillar con tino, U
alguna contradícion que daua , es necertario q
fe rompa y ceíTeluego.Y demás dcftoayalgü;
nos malos hombres,queviendo todos fus traba
jos fer en vano,daníe a amenazar , y dizencjue.
las disfamaban y las publicaran a fus maijdos
por las q no fon.Otros trata vaüéteméte cp lo*
p.adres¿yalguna, vez celos maridqs.Losquales
por dineros o por alcanzar faüor entregan fus
propriashij.as o fus /migeres apelar aellas ea
manos de hombres que por lo men.os,las dexan,
deshonrradasy perdidas. Otros trabajan con
hechizos y nigromancias en quitarles lamber*
tadque Dios per proprjo, y excelente don ha
concedido a ntieñrasaimas. Yenefto feveea
grandes y efpantofos efFeftos cada dia.Peroyo
ño fabria dczir en mil años todas las ártesy ma
ñas que vfan los hombres para alcanzar lo que
quieren délas mugeres Y es lo bueno q dema*
delasque cada voo fe halla para fi,no hafaltasi
do quien aya fotilifíimamente eferipto como,
deuamos regirnos para que nos vaya bien de a#
b Ce r mo
EJ correrano
irioreí.No'ícVyo'puesque remedio tengan e/ía*
importunadas y cóbatidasmuger es para guar
¿arfede tantas redes quantas nrofbtroslesars .
jnamos,en efpecial arrnidoles c'ó tan dulcece '
tio.En fin porta rezia cofa tencys.quevna rcw'
ger viendoíe amada en todo éftremo y largo
tiempo de vn hombre debiénybuen Córtela-
j>o de buenas coftumbres , y de buen 1 in aje ,el
<ijü-.lTnilvé/.ercadadia fe ponga a peligro da
rnuertepor Sertnl)a,y nücapienía fino en rene
Kacontenca,queeftatalconaqueldár y herir
contino con que fuele elagua muchasvezes
íomperlaspeñas,quede vencida, y fé'determi
héa'amallej determinada a éfteamor, le ha
ca merced dcaqüeíloCque fegú vos dezis) ella
mturalsrréhre por íii inclinació deflea mas que'
«1 hombíeV ,JTan graue os pardee cite yerro,
^jue íiendo prefa efta mugér con cantos regalos
y blanduras,no merezca alomenosaquel per*'
cotí que muchas vezesa ios homicidas,a los la»
dronéSjalosfalteadórcs:y traydoresfc cócede^
Querriiides Vos por ventura 'qué efte peccado
fuelle tan grane , que por auer resbalado en el
alguna niuger,todaspor eflo vuiefTen de ferco
denadas y tenidas en poeoí No os acordareysq
fe hallan muchas qus eftan Gerñpre firmes iin
jamas confenrir ert ninguna tentacionde amor
íhteslas vereys mas rezias a rodos los eiicuerv
troíjc] las peñas a los cotlno&golpesdela mar.
Gaf
. Libro tercero fo.206
Gafpar pallauicino entonces viédo que miHeí1
Cefar auia parado vn poco y eftaua aísi fufper»
foVcomengan'a a querer refpondelJe,mas dixo -
le OcTtauianfregofefonriedofe. Daos agora po*
vencido ícñorGrfpar. Que yo voy viendo que
Karia ya poco al caío todo Jo q vos dixefledes,
ynohariadesfinocobrar,no folamente a eftW
feñorasporerremÍgas,mas aun la mayor parta"
dedos caualleros. Rioíe Gafpar pallaüiciríó y'
diXo.Pór cierto nafta agora harto tienen qué a/
gradecerme todas las r/iugeres.Pdrqúe fíyo co'
íh>srazQnesr)o enojara vn poco al Tenor magni'
fleo y al feñor mifler Cefar,no fe oyéradezir tá/
to bien dellas quanto aqui fe ha dicho"., €¡Dixó:
entoiKesmiíterCcrar.Elbienqil'e-errefiormag-
rfifico y yo cnios diclio délas mugeres,es tá da*
ro que ha (ido efeufado dézille. Quien no fabe;
qrie'lin mugeresnp fe puede alcázar plazer ni
contcntamrentoeheftavidaíLaqual fin ellas
feria gro fiera -fin ningún güito y caG faiuaje y
mas afpcra que la délas fieras animalias?Quien
no alcanga que las múgeres fon las á quitan da
iífos corazones todos los baxosy vilespélamiS1
tbs.Las fatigasjasmiferiasjyaqllas ttiltezas tri
fíes q anda en cópañíaá! todo eflpí Vfiquifierff
níos muybié cófídera,rlaverdad,conofceremos
4 acerca del conofcimieñto délas cofas grades
nonos defuian ellas niños embarazan , antes
nos defpiertan y ríos leuantá.Hazé afsi núitrio'
cnU
El cortera no.
enla guerra fer los hombrefinmiedo.Yrealmé?
te yo tengo por impofsible, que en coraron de
vn hombre donde vna vez aya entrado amor,
pueda janus entrar vileía ni couardia.Porqu«
quien amadsíFeaíiéprehazer cofas que Je ha
gan fer amado.y te.ne ordinariamente no le a»
caezcaalgoquele delluílre,porjdonde vengan
a tcnellcen poco5laquálel déueaque le téga.
en mucho. Y aísi muy facilmenteíe pone mil
víze&'a peligro de muctte',porque fu Péñora co
nozcá que el merece el amor délla.De manera
qíífe pudieflchazervn, exercito cododecna*,
morados^qu? peleafíen en prefencia defusda
mas.yo tengo por cierto que «1 mundo todo no
ííeriabaftantea reíiftirl¿",ráluoí¡ contr.tel no
viniefíe dela'mifnu manera otro de otros ratos
enamorados.Ycreefiadubdaque nunca Tro
ya fe pudiera tener diez años contra toda Gre-
ci^jílno fuera por algunos enamorados q den
tro énla ciudad eftauan rlosquales quando a-
lijan de faí¡r a pelear fe armauan deláfe de fus
ísnoTás,yeíIasaIgunavezreiIegauana dalles,
las armas.y al parr/irdézknles alguna palabra
que los enamoraua,y lesabria las en trañas pa«
ra no íabeF ji,no morir" o guiar honra.
Y afsi defp.ue's ál pelear eran masque hóbres.
Porque fabian que ellas los éflauan mirando
áefdelas al.m.e/sá5,y parefciales que qualquiec
cofa quchizielTenfeñaladano podía alii per*
derfe
^
Libro terceftn fo .707
áeríejiíno'qiie todo auia de fer agrádefcido y a
Jabado por ellas. Yene era elmayorgalardon
que ellos pudiefTen alcázar de fus trabajos ype
ligros. Dizen también muchos que las damas
fueron en parte gran caufadelas visoria; del
Rey don Hernando y Reyna doña Yfabel.corr
traelreydeGranada.PorqJasmasvezesquari
do el exercito de los Efpañoles yus a btifcarlos
énemigosjla reyna yua alli c5 todas fus damas
y los galanes con ellas hablandoles en fus amor
res,haftaque llegauáaviítadelosmoros .Def
pues deípidiédoíe cada vm de fu dama: en pre/
íenciadeUasyuanalasercaramiigascon aque
lla lozanía y ferocidad que les dan a e 1 amor, y
«ldcííeo dé haxer conocer a fus feñoras q eran
amadas y feruidas de hombres valerofos yeí*
forjados. Aííi muchas vezes vuo cau3lJeros Ef
pañalesque con muy poco numero degétedef
barataron y mataron gran multitud de moros.
Eftp aquien fe ha de agradecer fino a 1 as damas
que con fer hermofas, dulce? , y de gran pun-
tOjimpriman marauillofosefeáosen Tus ferut*
dores. Por eíTo yo verdaderamente no alcanzo
feñor Galpar qual engaño o qual diablo os aya
traydo a dezir mal de mugeres. No veys vos q
de rodos los exercicios alegres y Corteíanos q
dan luftre al mundo, la principal caufa forrl**:
mugeresíQnié trabajo en fabcr dáijar ybáyláro
có gfa noporcllas Q¿i«n feda atañcrycaiira*'
El cortcfinoJ: i
hii fino por con tentallasí Quiso compone bu»
nos vcrfos,alomenos en legua vulgar , fino por
declarar aquel ! os fentimien tos que los enamo
rados padefcen por canta dellas. Acordáosla
quantas cofas marauillofamcntc efcriptas ea
la poefia carece riamos agora en ía lenga Grie
ga y en la latina G las mugeres no vuie rau lido
tenidas en mucho por las poetas.Pero dexand»
todos los otros,q mayor perdida pudiera pclac
fe,q fu era la del Petrarca, el ql ha elcripto tan .
diurnamente como veys enefta nueftra Jégua
fus amores,G ouiera puerto todo fu ingenio Co»,
lamente enlas cofas latinas,afsi comoeftacb;
ro quelohizterafiel amor de Madama Laura,
n,o lelo eíloruara ? No me quiero ocupar en no*
braros los claros entendimientos que ay agora
en muchas partes,y hartos dellos aqui prefen*.
tes que cada dia efcriuen y echan en el mundo
obras marauillofas,tomádo por fubgeto la her
mofara y valor délas mugeres. Acordaos de Sa>
lomon que queriendo efcreuir cubiertamente
cofas altifsimas y diuinas,fíngio (por afconder
lasdebaxo de vn hermofo velo,yñ blando y ar
diente Dialago de vn enamorado con fu amiga
pareciendole que no fe podía hallar aqui entre
nofotros femejanc.a mas conforme alas cofas di
uinas , qne el amor de vn Ungular hombre con
■^naíingular muger.Yafsiefcriurédo defta ma»
ra nos quifo dar. vn cierto ayre o vn olot
&
i-.iuiuicn.cio ro.zos
<ae aquella diuinidad que el por (ciencia y p»r
gracia conocía mejor q otro, por eífo íeñor Gaf-
parfi vos quifierades bié efeufado fuera diípu-
tar efta niateria,alomenos con tantaspalabras.'
Yaunaueyshechootrom*!. Qoe con Vueftro
tancoporfiarebacráia verdad aueys acajadola
platica que aqutfe,tenia,dequálru de fervna
dama para fcrperfeaa.Youieranfe dicho finu
por vos otras mil cofas buenas cerca dedo.
Creoyoporcierro(rcfpondioGafparpallauici,
no)que (obre ella materia ya nofe¡puedemas
dezir. Y fí a vos os parece que el feriar magnifi
co Iulian aun no aya dado a fu dama todas las
calidades que en ella pueden caber, fab^d
quenohaíidaporfalradel,finodeqúié
ha hecho que no ouieíTe mas virtu
des encl mundo.Porque el to*
das las que ay le ha dado,
i Capitu,-

i .
-
EIcortéfiBo. "... .
'^Capiculó, v. En el qual concluya
domiíTer Cefarenloscxéplos de 1] latires mu»
geres, torna el magnifico Iulian a profeguic ■
iu platica en las calidades déla Dama , y
dizceomofehadeauer conel galán
que la íigue de amores, y mueltra
leafaberamar.

A DVQ^VSA RIENDO
dixoaGafparpalJauiclno. Agora
callad que aun el feñor magnifico
hallara alguna otra cofa buena q
darle. En ve/dad (eñora refpondio
el magnificólo pienfo que íe he dado ya har
tas. Yquanto por mi yo me concento bié delta
dama afsi como ella eítaagor a. Yfi éftos feñoa
resquifieren otra mejordexéme ami efta. Eíló
ees mifler Federico viendo que todos callauan
dixo.Si quiera por hazerosdezir mas quiere a*
gora feñor magnifico preguntaros vna cofa ect
ca délo que aueys querido que fea el principal
officla deíla perfedta dama,y es éfta, que yo def
feo faber como deua ella regírfe en vna parricu
laridad^que ami parecer) haze mucho al cafo.
Que aunque en las grades cofas que vos enella
aueys puerto fe encierren entendimiéto^faber,
)uyzio,defembara;o enla conuerfacion,bnena
enanca
Libro tercero fo.:oj
erian^*,y otras muchas calidades, con las qua«
les ella podría muy bien fabereftary conuer-
far con quien quiera y en qualquier cafb,pien«
íb que de ninguna cofa tenga tanta necefsidad
comodefaber tratarconlosque anduuierécó
ella de amores. Porque todo buen enamorado
demás de trabajar en tener ( por alcanzar el a-
mordé fu dama) todas aquellas gétilezas y vit
tudes que emos dado al Cortefano , tiene tam*
bien por muy principal cofa para efte efecto C y
afsi procura de a!cá<jarla)hablar bien.Yno folo>
quiere alcanzar efto por defeanfar de fus angu¿
ftias con fu amiga,rnas aun por dexarla fatisfe*
cha,hablandole de tal manera que ella crea y
renga por cierto que quáto el le dize es verdad*
Ydefto fe íígue quedar ella contenta de 1¡ mif-
ma , parefcíendole que el amor defte feruidoí
fuyomueftra férella miígerparafer amada, f.
que fu hermofura y fu arte y todas fus cofas fon
tales que obligan y fuerzan a todos a feruirla.
Por effo yo querría faber,efta feñora,quandofii
feruidor llegare a hablarla, con quefefoyma'í
ñera fe ha de auer con el. Y como ha de refpon*
der al verdadero enamorado , y como al fingi
do. Yíi deue difsimular,o entenderte luego,©
lí deue acudir al amor que efte fu feruidor le tf$
ne,o defdeñarle.Y en fin deffeo que me digays
como deue gouernarfe en todo efto. <j¡ Dixo el
magnifico Iuiian eftonces.Primeto feria nrtené
Dd iter
El cortefano.'
fler moftrar » efta dinb.cumo yen que pndre£
fe conocer <los enamorados fingidos enere loa
verdaderos. Dcfpncs Tábido elfo píenfo quanto
4 lo del acudir al amor de quien Ja finieren
cito la regL cierca ha de fer la mifma, voluntad
del la ,con la qual fe ha de guiar,y no con la agí
n a,prcfupue/t(j q fea ella dama rr.uger de buen
juyzio y de buen punto. Moftralde pue$(dixo
miííerFederico)qles(eanlasrnas ciertas feña,
les para conofeer el amor fingido y el verdade
ro,y con que fe deua ella cotentar para quedar
bien certificada del amor q fu feruidor le mue-
ftra Refpondio riendo el magnifico.Yoeflb no
lo.fe,porqoy en día los hombres fon can tiaras
polos y andan c.in doblados,q alcanzan mil at*
tes para moftrar fallamente lo que no tiene en
el coracon,y alguna vez lloran quando há bue
ña gana de reyr,. Por cíío feria neceiíario em
birrias ala ínfula firme , porqalli feprouaiTen
deba xo del arco de los leales amadores. Mis
porq efta mi dama(d<sla qual yo he de cener ef-
pecial cuydado pnr fermi hechufa)no tropiece
eñ algunos yerros en qyqheviílo caer muchas
doyl e por confeio q no crea luego huianamcrc
a los q ledixeren q Ja amá,ni lo haga como al*
jras q no folaméte no rnueílrá no entéidef aquie
Jes dizc arnores,s»unq los diga cubiertamente,
masalprímerrerñoqteliiegoíoadmitétodopot
requiebio,y refpondé dulzuras,© fino hazé efto
..
Libroterctró fo.txa
dahfe ahazer mífterios,o efcartdaltzanCe > o de-
fechan de manera las palabras qoyen,quem,íi
ayna es todo efto fer inter diales y recogerbié,
q recogírfe. Afsi q el arte ó yo quiero que ten
ga efta mi dama con quien le dixere amores ha
de fer moírrai" con vna buena prefinido que tie
ne por cofa liuianaloqueelledize.Yeiifm ha
de dat a entender luego q croe fer amada. Y íi
cite cauallero que prefumiere da ferutlla llega,
re a hablalla(como lo hazen muchos ) con vrta
fobsíuiagroíTera fin tenelle todo el acatámien
toque fuere razon,fea tan feca para con el o de
zille ha breuemente tales palabras, que el fe té
ga por entendido y otro dia por necio que tea,
no fea tanto que llegue a hablalla deiacatada
mente.Perofi efte que la firuiere fuere difereto
y la hablare con buena crianza y manfamente,
y aunlos amores que le dixere,hro fueren muy*
dcfcubicrtos.y en fin fi fuere tan hombre de bie
quetraygacon ella toda el arte que traería en!
tal caíbnueftroCortífkno,mueítre ent5cesno<
cntendelJe,y las palabras q elle dixeíe,eche"
las a otra cofá,procurádo fiépre con el jayzio y
téplága yarte q emos dicho defacallédé arqtto.'
Yfi los términos fuere takfsj que elÍ3no pueda
di fsimul a^tomallo ha como burlado o có vná
buena llaneza dezilleha cuerdaméteáigúas pa
lábraselas qlesel ni pueda qdar deflTabrtdo , ni
sápoco có aíidero gaqdar muy cóftado.Y li«l <e
si £5d i} pufier«
El cortefanoí
puliere en baila, eíleella de manera en ello q
«i lo recoja ni tampoco lo defeche, fino que &l*
cunas vezes parezca que lo diísimuJa,y otras <j
lo toma llanamente. Si ella afsi lo hiziere tema
la todos por atufada ycuerda,y no pallara pdr
gro de fer engañada.Efta es el arte qoe(ami p»
recer)ha de tener la perfefia dama con quien ft
le llegare a dezilje amores.Drxo entonces mif«
fer Federico. Vos feñor magnifico hablays en
efto de manera como fi fuelíe neceffario que ro
dos los amores fucilen fingidos,y que ene/leca
fo los hombres no quifiefíen fino engañar.Sí e-
Uo afsi fueffe yo turnia vueftros confiaos por
buenos.Pero fi eñe cauallero q llega a habUt i
fu dama, efta verdaderamente enamorado, y
fiente aquella biua paísionquetanrofuele afi»
fligir los corazones humanos, no confiderays
vos en quanto traba jo y miferia le echays ago-
ra,queriendoq lamas ella le crea cofa de quan
tasel ledizefPuescomo? Las malcicionesq
el fe hecha , las lagrimas y tantas otras feñales
de amofino es razón que puedan algo. Catad
fcñor magnifico qquic.3 no es bien que demás
délas crueldades que las mugeres naturalmen
telúziea-yvosagorade nueuo les moftreyso-
Uas.. . Yonablo(rcfpondioelrnagnifica)nodo
quien aena.,fino de quié dize amores.Enloqual
los que-lp-hazen fojo por una coftumbre de ga
la fiempreandá bufeandoque no les falce quo
■'i de
Librotercero. fo.iú
dezir.Y afsi nunca cal lan. Mas los verdaderos
enamorados, como tienen el coraron calienta
afsi tienen la lengua fria con elparlarroro yiu
bitofilencio. Y afsi por ventura no feria muy
gran Gn razón dezir que ei que mucho ama ha *
bla poco, pero en fin no fe puede eneflo dar re
cia cierta por ladiuerfidadde las coftúbresda
los hombres, ni yo enello fabria dezir, fino que
la dama deue eftar recatada eníi y acordarte
fiempre que con mucho menos peligros puede
Jos hombres moftrar que eílan enamoradosq
nolasmugeres. AtrauefToeneftoGafpar palia
uicinodiziendo.Dexidmefeñor magnifico, no
os parecería a vos bien que eíTa vuellra tan ex
cedente dama amafie alómenos quádo verda
deramente fe conocieflefer amada ? Coníide-
rádoque G a. nueflroCortefano le fuelle mal c5
ella, ella enla mano defguftarfe luego ,y dexar
de feruilla, y delta manera perdería el mucha»
cofas bucnas,l as qual«s temía todas con gran a
bundancia amándola. Yentre las otras faltarle
ya vna muy fuítanciaJ.y feria aquel la i u jeciort
y acatamiento con que acatan y cafi adora los
enamorados a fus damas. EfTo que aueyspregú
tado refpondio él magnificólo lo hade hazee
ella por confe|o, ni fe hade tratar efla materia
de amores con argumentos, fino que la q caye
re cay a, y la otra que fe efte. Cofa que trae con
vna pafsion tan grade como es amaino fe p.ue-
Dd ü/ «*•
Eleortefan»- .
de ordenar ni medir enloshóbres ni enlas mu»
gerps.Acaefcimientos fon o dolécias que esco
te difícil preuenillas,ycaltimpoísible curaUas.
Se os bien dezir fi efto fe ha de hablar por rigor
de derecho , y emos de andar aqui en doctrina*
y philofophias eítrechas ,que eñe amar Ccomo
vos lo entendeys que fca")quic,a no feria licito ti
no a las que eftan por cafar. Porque quando el
amor no ha de pararen cafamiento,es forjado
que la mager tenga del efcrupulo que fcfucle
tener de las co.fa» defendidas y ponga en algún
peligro la fama que tanto le importa.R.efpon-
dio a efto riendo mifler Federico. Efla vueftra
opinión íeñor magnifico me parece muy eftte»
cha.Y antojafeme que la deueys de auer apren
dido de algún frayle predicador,de lasque fue
len reprehender mucho las mngeresquefe en*
moran de hombres feglares,y cito poique que
querrían que todas fe guardalTen para ellos. Y
ciertamente efla lev que daysalas cafadas es
algo dura. Porque muchas dellas fe hallan pos
cp amadas y muy maltratadas de fus maridos
fia ninguna caufa.Y por ciento es muy grá mal
dad la deHos,que ningún empachotengau de
Haiclles a cada paflo mil d eíTábrimientos.oco
andar embueltoscon otras mugeresyo can hv
zelles quantospefares enel mundo puedc.Pucs
otras ay muy bié;libradas,que las cafaró fus pa
dres poifuerca có hóbres viefos,daliéres,afque
Libro tercero. to.nz
reíos q lasházen biuir en perpetua defuentura,
YÍTeftaspudiefíendefcalarfey apartarfe dfca ;
cuellos con quien tan mal fe juntaron y no I»
hizieíTen,no feria quiera entonces de fufrilles 4
amallen fino a fus mandos. Masquandoo poc
la fortuna enemiga o por ia diueilidad de las
cómplifiones,o por otro qüalqúier accidente,*
caece que enla cama , la qual déuria fer lugar
de ébrtcordia y de amor,fíembra la maldita fu
ria inferual del diablo fu'p5coña;dela qual def
pues nacen las renzillas.las fofp«chasy las e; pi
ñas del trifte aborrefcimiento que atormentan
aáll as cuy cadas almas atadas cruelmente con
U rtzií cadena que queblfar no fe puede hafta
]k ritueite.porque no corfftnttfeys vos que a e-
fláffltigel1 qefta en tá dti*t> éftádo le fea permi-
tidobufcar algü aliuio paratantos trabajos., Y
diff otro aquello que del marido es no folame-'
te defpreciadq,mas aun aborrecida. No dex«
de tonocerque las q tienen Ios-maridos confuí
mes a fu condición y gitfte > y eílSfeguras q no
ándáellós en otros amores, finó q folaméte lori
efíasíasmasamadasjiodeuenofendellos.Pe*
tfoíasío'tras tapocodeu£ófenderfe a Ci mifmasá
mádo' aquié ñolas ama. Afsi mas fe ofende ella»
(rofpodio el magnifiaOamandounoafusmari
dos.Mascotodopfupueítoq amar odexarde
amar no efta fiéprc en i<ra mano,digo q6 a'a da
ma le acaefciewó por odio del m«rido,o por *
Dd üij niot
El cortefano.
mor de quien la ama enamorarfe7no ha de dar
otra cofa a fu feruidorfíno el corac,on,ni jamas
le ha de hazer demoftracion ninguna tan cier*
ta de querelle bien.que ello tenga por detcr*
minado,(in quedar toda vía con alguna défcon
fian$a.D¡xq en tonccjs mifler Roberto de barrí.
Yofeñor magnifico apelo defla vueítra fentcn
cja,y otro taino p'ienfo que harían muchos.
Mas ya que acordaysde moítrarefiagrofleria
alas mugeres cafadas,y quercys qnc fean vnas
labradoras, que rey s también por ventura que
las no cafadas figan el mifmo camino, y fean tí
cortas que no acuda a fus fertiidores alómenos
en algo. Si ella mi dama(refpond¡o el magaifi
co*)no fuere cafada, y vuierc de amar , quiero q
ame hombre confuían, pueda cafar1£|«Yn.Q ter
ne por malo, que aefte tal le mueftre alguna fe
nal de amor.Y para e,íto quiero dalle vna regla
genera] con pocas palabras. poique pueda ella
rambié con.pqcaiatiga tenella enla memoria»
Y es,que tenga licencia de hazer todas las de#
moítraciones de amor a quien la amare rfaluo
aquellas que podrían darerperáía de cofas de-
íbneftas.Y eneito es.neceíTario tener gran tica
toJPorque es vn error muy común de las muge
res,enel qualcaen infinkas.Que porque todas
dehean fer hermofas y tenidas por tales de fu.
hermofura ningún teftigo ay mayor q fer muy
fcruidas,andan lieniprc habiendo grandes dili
gen
Libro tercero. 'fo.213
gen cías por alcanzar vn gran numero de ferui-
cores,Y aíii danfe a requebrarfe con rodos. Y
aJosvnos convna defembolnira defau coriza*
da,a los otros con vn regalo poco honefto, a oá
tros con vn mirar bien loco, y a otros con pala*
bras y geftos defuer gon$ados,a todos en, fin au
dan pcfcando.parecicndoles que eftas fon las f*
ñas damerías para matar de amores a todo el
mundo.Yes eítevn muy gran engaño. Porque
losquemueílrancaerafemejátes lazos no pro
fuman ellas que eften enamorados , ni que las
quiere bien. Antes quiero que lepar, que las de
moftracionesque ellos entonces hazen, no nü
cen de amor , fino folamenre de vna opinión 4
han concebido délas liuiandadesdellas,conla
qual tienen por determinado que a-ochádias
fe Jas llenarían enlas vñas. Por eflo quiero; qua
afta mi dama bo parezca offrecerfe con mane*
ras defoneftas a quien" anduuiere porfejcuilla^
ni cure.de andar cenado re des a losoios,o alce*
rac,onde quié lamirar«¿ ÍJane ella hombres de
bien por fermdqres quela amen verdaderam»
te.Yganslosn(*íonlas*rtesqua>jflcosídieW
delss otras,lirio;CQn;'íü gentileza^ có fus bu***!»
coftumbres.coh fu auáóiridadycon fugtaciá^ec?
vn buen deícuydojy'erníüi con dezir y hszsirlH
que deue.Con eftas cafasiera ellarainaddtyuft*
nida enmucho,yhpnrrálla han tus fe ruí dore»
«n prcfencia,y mucha mas en aufencia.X deíl<*
í? Dá v n»
... .*! ElCortcrano'
hacera él el q fe viere ler amado cT vn a dama de
tan gran precio,facilmére fufrira fus traba\os.
Y aunq muchas vezesde muy apretado de fus
fatigas venga a romper y caíi a defefperarfe,to
da vía bolucrafobre G,y'hallara q tiene raióde
<6tentarte,o alómenos de íufrirfe có qualquie
r a feñal de amor que enella v ea por pequeña q
Je parezca. Y preciara mas vna blandura ovn
buen mirar delta , que fer totalmente feñor de
étra.Formada efta dama del arte que emoj di
cho, yo me contentaría y no fabria añadille o-
tra cofa fino que fucffe amada de vn tan exce
lente Cortefano como el que,ha fido formad»
por eftos caualleros.Yque ella tibíenle 'amaG
ft. Y defta manera alcanzarían entrambos fu
t»ropria y entera perfección. Auiendoel rnagtti
Seo Iulian hafta aqui hablado calió- Y entres
Gafparpallauicino dixo fonriendofe. Agora y*
no podría nadie quexarfe qel feñor magnifico'
no aya puedo efta dama en fupunto,haziédo»
la tan perfefta quáto ¿s pofsible. Ya de oy mas
digoqfi vna tal dama como efta fe hallare, me
refeera ygnalaríe con*! Cortefano.Yo me obli
*o¡tefpondioEmilia)aha:Harla,fiépre que vos>
hallaredesal Correfcno. Acudió a efto rhifier
Roberto de Barrí dizi*ndo:Sm ningu na dubda
efta dama hecha por el tenor magnifico es per»
feftifsima.Pero todavía meparetce qfi *iguKt
fe fus cofejos en efta&poftrcra* códicione» que-
Iíí V L
Librotercero. &,«/,
toca a lo de los amores,qdaria algo corra. Poro
(feam me pareced quiereque ella ni con las
palabras , ni con el geíto \ ni co„ los ademanes
<ie a fu feruidor ninguna efperanSa,Gnoque le
traygadel rodo dele fperado. Ydcftamaner*
deftmye rodo el fupdamenro délos amores.
Porque no ay quien nofepaq nueftros defleo*
no íc eirienden a aquello de que no fe tiene ef„
pcran^a.Ypueítoqueíehallenalgunasmuea
res que con la prefuncion de valer mucho.y de
ler muy hermofasrefponden desabridamente
a fus feruidores5ylucgo a las primeras palabra»
Jos del efperen,toda vía rras efto fon mas trata*
bles y con vn mirar blando y vn buen gefto loa
recogen^emanera que con la blandura délas
obras o ademanes tiemplan'en parte ladurez*
délas palabras. Perofi efta dama quitare de r*
YzconelgeJto,con las palabras, defpnes con-
las obras roda la efperanSa , porcierco creo yo»
que h «1 Correfanono fuere neciono la amara.
Y afsl eUajun.de quedar porfuerca cóefta xxtí
pertecionde no tener quien ande enamorado
della. Noqunro yo dixo ej magnifico que e-
tta mj dama quite plefperan$a de tedas las co»
Us,lmo folamete de aqllas q fueren defonefta#
*fi qles fi el correfano fuere tan difereto y. bii
«rudo como ellos Tenores le há hecho, nofol»
mente no la* efperara.mas ni aun las de/Teara*
morque ülahennofura^as buenas coftumbre**
Elcortefan©
el enrendimiento,la bondad el faber,Ia buena
criáca,y otras muchas virtüofas calidades que
aeitadama emosdado,íon las cofas que Yiá de
enamorar al Cortefano,el fin delte tal amoide
necefsidadhadeiervircuoro. Yfi cambienVi
HQblezad«llinage>el esfuerzo y valórenlas»
roasjel faberenlas letras yenla muü"ca,el fergé
tilhombrc,el tener buena conuirfacipn en i ai
burla? y enlas cofas de refo,y todo efto con gen
til gracia Jon los medios con los quales el Cor-
tefano a de alcázar el amor de fu d a m a. Fon,-ido
es que el fin dcíie amor fea cóforrneaeítos me
dios. Y damas deíto como enias mugeres fe ha
llan diuerfas maneras de hermcíuras,afs\um-
bien fe hallan diueríos guftosy deíTeos en los
hombres. Yporcííoacaefce que ay muchos q
viendo vnamugergraue, que andando y eftá-
do queda, y burlado, y haziédo otra qualqu ier
«oía, trae fiempre va autoridad cóíigo tal que
baze tener a raya a los que-le eftá cerca fin que
íe defcuydende tenerle continno acatamieto
íecfpantan-ynooían feruiriavy leda mouidoi
de alguna efperac,a a andar con otras halagüe
ñas,' bládas $.y rá regaladas, que eu las palabra»
en el gefto, y en el:mirar,mueftrá vn cierro cay
iíiéiKo^y vna paísion quebrada de tal arte
que pardee q ficiiméte todo aquello fe puede
conuertir eriamor, Otros ay que de miedo de
íer engañados ama a las que fon claras y libres
b y íiiel M5
Libro tercero? - ztf
Ífueltaspará hazet afsi en los enojos como eit
as palabras y en todos fus mouimiécoslo que
primero fe les antoja, con vna cierta pureza co
que defcubren fu condición ypenfamientos.
• Ay también algunos tan valeroíbs y de tá al*
topunto,querabiendo,queel verdadero va*
lorcófifteenlas cofas dificultóos, y quelabue
na victoria es vencerlo que a los otros parefce
no poder I er vécido,íe inclina a amar a las mas
recogidas yafperas,yertopor dará entender
que ellos fon hombres para ablandar vn cora*
condevQamugerporrezioquefea,yhazerlcq
ame: y afla ellos mifmos de muy confiados (por
quepienfanque nadie ha de ferpara engañar
los) aman también de buena voluntada vnas
mugeres que parefccn diflimuladas y faifas: o
olgunas otras calladas y poco rifueñas y defde
nofas. Hallan fe otros que no fe precian de
amar fino a las que enel mirar, y ene! hablar y
en quanto dizen, hazen , mueítran, toda la gé
tileza,todas las buenas coítumbres,todo el fa<
ber,y todas las gracias,jun tas afsi como vna flor
compuerta de todaslas excelencias del mudo
Siendo e lio afsi (i eíta mi dama no alcanzare al
gunos de aquellos enamorados que fe.incliná
a amar moüidos con efperanc.a de cofas defons
ltas,no quedara por cito fin feruidores, porque
alcanzara muchos de los otros que la amaran
por lo que ellamereciere,yporla confíala del
va
El cortefano/
valor proprio de G mifmos, con el qual tern#rr
*fperanca de fer amados della. •• »

^Capitulo. vj.Enel qual proíiguicit


do «1 magnifico Iuliá fu platica enJas calidades
déla dama (encípccial en moftrarle faber a-
mar)lc atrauieflan herjnofas difpuras entre
lafeñora Emilia y el vnico Aretino y o*
tros correfanos fobre los medias que i
ha de tener el cortefano pata yrie
bien de amores,y para í abeifc
conferuar en ellos.

ONTRADEZIA A EStfO
todavía mifler Roberto,ytraya ya
tales razones por fu paite q p udie -
ra quic.a con ellas quedas la opinió
— 1 del magnifico en algunas colas de
ftruyda,y en otras algo moderada.Pero no em
bargante eíto la duqucfa tu uo por bien de con
denara rmfíer Roberto ^confirmando el pare*
cef del magnifico , y defpues dixo. Por cierto
nofotras tenemos mucha razón de quedar có>
tetas del Tenor magnifico. Porque ciertamente
ptenfo que eftadama por el agora hecha fe pus
de yguaiar con et cortefano, y aun licuarle vé»
taja,porqle ha mofleado a faber amar. Lo qual
•» no
Libfo tercero fb.aré
no han hecho eftos Caualleros a fu Cortelano.
«¿Refpondio entonces el vnico Aretino. Julia
cofaesmoftrara las mugcrcsaamar,pues ay.
tan pocas que fepan hazerlo. Y es lo bueno*
que cafi codas tienen por tema que no vale na*
da hermoíura fino es acompaña de mucha aípe
raza y deíagradecuniento contra losque con
mejores entrañas fe pierden por ellas, y mere»
cen con fu valor y virtud fer pagados de fus fa«
tigas,y tras ello deípreciando a los mejores fe
entregan a los mas ruynes, que ni las quieren
bien ni curan dellas. Y afsi por quitar ellos ta
Jes errores/ueraqui^abien moftralles prime
ro a faber efeoger los hombres, que meretcen
fer amados ,y defpuesa faber amallos. ej Lo>
2ual es neccíTaria que a noíotros nos fea rnof;
rado.Que harto por nueftros peccados io (abe?
mos. Y yo puedo del lo fer harto buen tefti»
go. Porquenunca aprendi amar denadie :(¡
no déla hermoíura y gran valor de vnafeño*.
ra. La qual me ha moltrado también , que na .
caen mi mano ha fidonoadoralla.Afsiqueyo
en ello no he tenido necefsidad niartedelVU
«ítro. Y en io mifmo pienfo yo que fe halla
todos los que verdaderamente aman . Poc
elTo mas aynaconuenia moíltí.ir,alCorref»nQ>
a faber hazer fe amar, que a faber amar.
«¡ Dixo entonces Emilia. Pues luego feñop
Vnico , yo os pido por merced q crateys agora
i: 7* El cortefarto*
efCa materia vn poco. Pareceme (refpondio el
VnioOque el verdadero camino para alcanzar
clamor délas mugeres.íefia feruillas fiempte y
ternillas conten cas. Pero efto de que ellasfefir-
uen y fe conténtanos necediirio tabello deUi»
miímas.Porque muchas vezes tienen vnosan»
to)Oi tan eftraños , que noíotros ni podemos a-
cerrallos,ni aun ymaginallos.Y aun ellas ratos
ay qu e no fe entienden ni faben lo que fe quie*
rfen.Por eflb fera bien j que vos feñora que fbys
muger,y por el mifmo cafe es razón que íepay*
Ja condición délas mugeres , y lo que les parefí
cebiendmal,tomeys trabajo de declararnos
efto por hazer al mundo vn tan gran prouec'no
como feria poder noíotros eritenderos.Refpon»
diole entonces Emilia.Lasmueeresosquieien
t*nto,y efian todas tan fatisfechas de vos , que
deftofe puede Tacaren limpio que deueys vos
de fabet todos los caminos por donde fe alean*
<ja el amor dallas Por effo es ra¿on que vos ago»
ra rtos moftrcys efto. Señora refpondio el Vni
co,yo no fabria dar a vn enamorado ningún a-
yifo tan proiiecholOjComo feria que procurarte
que vos tmiieffedes e/trecha amiftad con la di
rha con quien el anduuieffe de amores. Porque
fi algunas buenas calidades ha auido en mi ,ler
gun, á algunos ha parecido,y fi eftas fe han mn»
tado có'el mas puro y verdadero amor q jamas
en hombre fe ay a vifto,todb ello no ha podido
-■*■ '' tan
* Libro tercero fo.si?
tanto para hazer que yo fuelle amadOjqiianto
ros para hazer que fueñe aborrefcido.Guarde
me Dios refpon dio Emilia de penfar,quanro
mas de hazer cofa por la qual vos vuieíTcdes de
fer aborrefcido.Porque demás que yo haria en
efto lo que no deuo, feria tenida por muger de
poco íefo,en querer hazer lo que feria impofsi
ble. Pero yo pues af&i lo quereys y me aueys
traydo por buenas razones a que diga lo que (a
mipareccr)quieren lasmugeres, y lo de q mas
fe contentan,dezillo he.Yíi encííodixere algo
contra vueftraopinion,dad4a culpa a vos mií*
mo.Aísi que yo píenlo que el quequiíiereque
le amen,deue primeramente amar , y deípues
fer tal que merezca fer amado. Eftas dos cofas
bailan a vn hombre para que le vaya bien de a
mores. Mas porrefponderavueftrasquexasj
digo que aquí todos faben que la vnaj cofa de*
fias dos(la qual es fer hombre para fer amado)
vos la alcác,ays muy ertteramente.La etra,que
es amar tá puramc te como dszis,efTa aun yo no
medctcrmino que la ayaysalcác,ado.Yenefta
mifmadubda pienfoyo que eftan muchos de
los que os conocen. Porque fer vos tan apareja
do para que os amen ha caufado que ayays fid&
amadodemuchasmugeres,alasquales vos taro,
bien aueys auidod« acudir con amallas; Y ya
fabeys que Jos riós repartidos en muchaspartes
viene a traer poca agua.Afsi también el amor 4
E« ft
,_ ■ £i cortelano,
4c reparte,viene a tener poca fuerza. Peroc/Te
vroqwexaros,.ifirmádo que todas 1 as mugeres
que aueys feruido os há hecho mil agrauios(/o>
qual no fe ha 'de creer , coníiderado lo que vos
valays ) es vna forma de traer vuefttos amotes
fecrctos por encubrir vueftras proceridades,^
aOegurar alas mugeres que os aman y fe os han
entregado q no feran publicadas. Yalsi por eíh
viaa ellas les plaze, y ellas os contenten «j en
lo publico finiays andar có otras. por poder me
jor andar con ellas enlo fecreto.De manera q íi
algunas mugeres de aquellas^alasquales vosa
gora moftrays querer bien)no os creen tá fácil
mente como vos querriades, hazélo porque y a
comienzan a caeros enla cuenta, y no porqyo
fea cauta que ellas os quieran mal.D¡xo enton
ees el Vnico.Yo no quiero ponerme en contra
dezír a vueftras palabras.Porq(fegim veo ) mu
chohaq me cabe en dicha nofer creydodela
verdad^comoa vosfercreydadelocótrario.Di
xo Emilia.Ya por Jo menos feñor vnico vos no
podreys prouarme que amays afsi tan verdade
lamente como querriades que noíberas lo peni
faíTernos. Porque íi afsi amaíTedes,confortnaros
Ír ades con la que amays,y querriades lo que e*
la quiere. Que efta es la verdadera ley de a-
mor.Petoefle vueltro tanto agramaros, fanal»
algú engaño como he dieho , o verdaderaméte
xnueftra q vos quereys lo q ella no quiere, An*
tes
Libro tercero . fo.218
tes yo quiero dixo él vriico lo q ella qiriere,y e»
ftacsirunifieíta prueuaq yola amo. Pero que
xome,porq ella no quiere lo que quieroyo,q es
feñalq nomeamafegunlaleyq vosmifmaa-
gora aueysalegado.Q^iéncotuié9aaimar(ref
podio Emilia)deue rabien coméc_ar a obedecer
a cóformárfé totalméte co la voluntad déla o*
fonaaquieama,ycóclIagoueiharlafuya yba
zer qfus defleos fea como efclauos,y q fu mifma
alma fea como lierua,yq nOpienfe jamas fino
ei» transformar fe,fi pofsible fueíTe enla cofa a,
mada,y éfto ha de tener por fu mayor y mas p>
fefta bie aüSturanca.Porq afsi lo hazé los q ver
daderaméteamá.MimayorymaspfettabiéauS
turá^aírefpódio él vnico)eftaria en fu punro,fí
vna voluntad folagouernaíTe el alma déla qué
yo amo y la mia.Envueftramano eíta(re(pon<
dio Emilia;) Milíer Bernardo bibienaeiíron-.
¿es atajando efta planea dixo. Cierto efta que
quien de verdad amaluego pone todos íiis pea
famientosen feruiryeótentar a fu dama. Mas
porq los buenos feruícios n ofon fiepre cónofei
dos,piéfo q demás del feruir yqrer biéTea necef
íaríohazer roda viaalgña otra demoltracióde
amar tá clara,q vr a amiga no pueda difsimular
él conofeimiéto q tuuiere ct íer amada. Pero ha
fe dehazer efto tá tépladamente que nunca el
acatamiento que fedeue aellafepierda,y poC
tSo vos feñoraque aueys coméc.ado a dezirno*
Ee i) 1U*
El cortefano.
que el alma del enamorado ha de fer'Gerua de
Jamuger aquicn ama,moftranos agora efte Fea
creco el qual parefce muy importante. » Rio/e
miííer Cefary dixo.Si el enamorado fuere tan
comedido que tenga empacho de dezir a fu Ce*
jíoraloquelaquierey lo que por ella padece,
efcriuafelo.Antes li fuere(dixo Emilia;un dif*
cretocomoconuiene,pnmeroquefelodigaei>
itara fegurode ofenderla. Dixo entonces Gaf*
Í>ar pallauicino. Todas las mugeres huelgan q
es digan amores , aunque no entiendan de dar
loque les piden. Vos os engañays(refpondio el
magnifico lidian.) Y cierto yo no confejaiíaa
nueítro cortefano que fe declaraíle-con vna da
ma,fin que primero tuuiefle grandes ind|ciosq
auia de ferbien recebido.Pues Juego que os pa
xece(pregunto Gafpar pallauicino )queauria
de hazer el cortefano enetto ? Dixo el magnifi
co. Si el quifiereefcreuir,o dezir amores,deue
entrar eneilo con tan buen tiento y tancaute-
lofamente,que fus palabras fean muy difsimu-
ladas y ledamente firuan a tentar el vado, y di*
ganfcconvnvelocopordezirloafsi ) con vna
neutralidad jqne dexen ala dama a quien fe di
xeren camino para poder disimularlas, o fali-
da para echarlas a otro fentimicnto que no fea
de amores. Ydefta manera podra el viendo difi
cuitad enclla,tornarfeatras.fín perder nada, y
morera^ auer dicho o eferipto aqllo a o:ro fin.
Libro tercero. fo.íij
Y tábíen hazíendolc afsi gozara de aquel buen
tratamiento* y familiaridad eftrechaquepora
miftad fe alcanca con las damas,y fe pierde, lúe
go que fe defcubren amores ,*Y afsi aquellos q
fon muy preftos y fe auencuran con demafiada
confianza adeclerarfe porfiado enellosjas mas
v ezes fe pierden y queda entullecidos y no Cu
caufa. Porque toda dama de precio ,'e tiene poc
poco acatada^y cafí refcibe? injuria de quien afi
fí Julianamente fe declara con ella por íeruidot
finprimero auerla tratado yferuido mucho poc
otra via.Por efíb(fegun mi opinion>el camino
queelíoitefanohade tener para defcubrir fu
voluntada fu dama ha defermoftr.yfela mas
áyna con vn gefto, con vn ademan, con vn no
feque,<júe conpalabras.Porque verdaderame
te algúa vez mayor amor fe defcubre en vn foQ
piro que falga detas entrañasen vn buení acata
miento, y en vn miedo,q en mil palabras. Tras
eíto los ojos hazen mucho al cafo, y fon grades
fbliciradores.Son los diligentes y fieles menfa*
geros.que a cada paíTo lleuan fuertes nienfages
departe del corac,on,y muchas vezes mueftrá
con mayor fuerza las pafsiones del alma que no
haze la lengua mías cartas > ni otros recaudos.
Y no lolaméte defcubren los penfamiécos, mas
aun Cuelen encender amor en el corac/m do la
perfona amada. Por q aquellos biuos efpiritus
que talen por los o/os,poifer engendrados cec
Ee iij ca
El cortefanoi
ca del corado, rabien quando eneran en los ojot
donde fon enderezados como faeta al bhnco,
naturalmente le van derechos al corac,on,y ha
fía allí no paran, y allí íeafsien can como en Cu
cafa, y alli fa mezclan can los otros que ya e'íu,
uan dentro, y con aquella delgadísima natura
de fangre que tienen coníigoinficipnan y da
ñan la üngre vezina al coraron donde han lie*
gado,caHécandoia,yhaziendola femejance a fl
y de tu mu ma calidad propria y difp uefta a ref
cebirla imprefsionde aquella ymagen q conlí
go truxeron.Yaísi poco a poco yendo y viniem
do ellos menfajetos por el cami noque va délos
ojo* al coraron»y llenando la yelca y el peder
«aldela hermofura y déla gracia, enciéden con
el viento del deiTeo aquel fuego que taro arde
y nunca fe ¿caba , parque fiempre le traen man
tenimienro de efperan^a para mantenerle. Y
afsi bien fe puede dszir q los ojos ion la guia de
los amores, sncjpecial G Ion graciofos y dulces
negros y claros/) zarbos y alegres có buena rú
;fa,y afsi íabrofos y penetrares enelmirar,como
algunos en los quales parece q aqllas vías por
dude jai ;;j los fpiritus (eá tá hódas, q cali por e
iu> ¡e veahaítael coraron. Afsi q los o¡oselbii
afcodidosenfaIto.,cornoenla guerra los gueito
ros enlas celadas.Y fí la forma de rodo el cuer
po fiédo hermofa y bié cópueít a 3 c5bid3 y trae
a ü al q de iexos la mira , hafta hazerlc llegar a
^j - «lia/
Libro¡tercero. fo.zxo
«llar cerca,1uegoalli en eftandojnnto,los ojos -
falen y aremereny hazcn todo el hecho,dañan
doy era (lomando quanco topan. Eneípccial
quando por derecho camino embian fus 'rayos
a los ojos déla perfona amada, en tiempo que
ella también haga lo mifmo., Porque entonces
Jos efpirítus de entrambos fe topan y (e encuert
tran , y eneíie dulce encuentro el vno toma la
calidad de! otro,como acaesfee en vn ojo enfer»
fno,que mirando muy en hito a otro Cano le pe
ga fu enfermedad. Afsi queCami poreceOnue*
ítro Corcefano puede por eíla via declarar gra
Í)2rtede fu amor a fu dama. Verdad es que
os ojos (G el hombre no eíla fobre auifoyn»
los gouierna con gran cautela) defeubren mu
chas vezes los fecrecos amores a quien el hom*
bre menos qrria. Porq por "ellos caí! viíiblemé*
te fe trailuzen aquellas biuas pafsiones,las qua
les quenédo el enamorado manifeftarlas fo lá
mete a fu feñoraacaefcele hartas vezes defcíl*
brirlas aquié el mas querría tener las encubier*
tas.Por eno quien no eíla del todo defacinado,
tiene eneita grá tiéto,y coíidera el tiépo y el lu
gar.Yquádo es neceíTario refrena el mirar muy
ahincado ,no embargante q fea vn muy grá gu
fto cftar mirado aquié bié qreys.Pero facilméce
el bué enamorado tiene eneíloy sn todo lo da
mas quáta cautela a el le es pofsible pa traer fu
Juego bié fíCreco.Porqfabe lo que le va enello
Ee íiij y
El corte fimo i .1
y no dexa de -conocer quan trabajólos y peía*
dos fcan los amores públicos. Refpondio a efto
el Conde Ludouico.Acontefce alguna veique-
andar enamorado publícamete no daña , antes
esvna forma de dífsimular lo que mascüpk¿\
fe difsimule. Porque en tal cafo muchos piéfan
que vnos amores traydos afsi fin cautela no de
uen fer crimínales.Y tras efto negandoIos,tie*
ne el hombre libertad de eftar y hablar en pu
blico co fu dama fin efcrupulo.Lo qual no aese
ce a losque andan fecretos,porque hazen el ne
gocio mas fubilancial, y parefee que tenga mu
cha efperancajV eílen ya muy cerca de alcafar
alguna gran mercedla qual no querría q (efu
pieíTc.Y demás defto he vifto yo müger no que
rer ver a vn hombre ni oyrle,y defpues venir a
amarle entrañablemente, no pormasfino por
que fupo que muchos tenían por opinión que
e'ftaua ella tan enamorada delquanto el della.'
Yla caufa defto creo yo que era,que aquel juy
zio vniuerfal de muchos fe le figuraua bailan
te prueua para hazerle creer que aquel tal ho-
bre merecía que ella le amalle.' Y la fama caíi
parecia y le lfeuaua 5 parte del enamorado los
menfáges<mucho mas verdaderos ymas ciertos
que no fueran los que el mifmo le pudiera em*
biar con cartas o con recaudos. Por eflo 1» boi
publica noíbiaméte alguna vezno daña,mas aú
aprouecha, Los amores refpondio el magnifi*
. ; • • co
Libro tercero, fo.zii
co(delo$ quales la fama es la tercera}fón harto
peligrofos,y eftari muy cerca dehazer que (ea
el hombre moftrarido con el dedo.Yporeflbet
que ouiere de andar enamorado fecretaméte¿
es necellario qiw léñale tener menos fuego en
fu coracon del qu« tienoymtíeftftí contentarte»
dé lo que Je parefciere poco y difsimule fas def
íeosjfus celos,fus trabaiosjy también ftis plazé
res,y ría muchas Vézes con losófos'y con la bo
ca quando llora con el corazón yton las 'enttfi
ñas,y fin ja fcr prodigo délo que es rtfty-dftiffóí
Todas eftas cofas fon tan reziasdeházer qué ca
fifon impofsibles.Masaü con todo «ílo7íi nue-
ftroCortefanoqmíieíTe creerme , yole pornia
en camino para poder tener fus'amoi?es harto
fecretos.Dixo entonces roifler Bernárdp/Cu'trt
pie luego que vos fe lo mdftreysi íYpareceme
que es efia vna délas cofas que hazén mucho ai
caló. Porque demás que ay algunos enamora»
dos que con ciertas feñaso con vn ademan que
no fe puede dezir que es,fe defcubrehíácübiet
tamente & la perfona que quieren, qu«.cafi fia
házer ellos ningún mouimiéto , ella les vecen
ios ojos y enel geno lo que dentro enel.coracS
ítenen.He vifto yo algunávez algún hombre
hablar con fu amiga largo rato en íus amores,y
feria platica de entrambos de tal fuerte, q aun»
que los que eftauan delante oyan lo mas,no po
diai) entender ninguna particularidad^iá certi
Ee v fi"
... ,n EIcoft«raoo ; I
ficarfisque aquello fueflen amores.Y efto rodcr-
fe hazia,porque tenían eftos dos que habUuara
eftraño auiíb y cuydado de todo lo que paffauá
y lleuauan tal arte enefto que fin nioftrar eftic
recatados délos que los oyan,dezian baxo íoU
mente las palebras que mas iniportauan , y al
vo todas tas otras que podían echarfe a otros fi
*es. Dixo entonces miíTer Federico; El tratac
tan particularmente eftas consideraciones y ¿?
tes que conuienen para tratarlos amores fecre-
tos,feria derechamente hazer vn proceflecn
Infinito. Por eflb yo querría que dexandoyo
agora cito a"pte,fe tratafle vn poco decomovn
enamorado fs ha de cófetuar enel amordatud*
ma. Y efto me parece por agora mas neceña*
rio. fPienfo yo (Jrefpondio el magnifico )que
los medios que aorouechan para que os vaya
bien de amoresjefTos mifmos aprouechan para
conferuaros.en ellos. Y todo efto coníifte en
contentar fiempre a la dama a quien feruis,fia
jamas ofender] a en nada.Pero cito es tádificílj
q también lo feria dar regla cierta enelIo.Porq
por infinitas vías el q no vfade mucho fefaen
efte cafo, hate tales errores q aunque parefeen
pequeños , enoja c5 ellos grauemete a fu feúo*
ra. Y efto fuela comunmente acaefeer a los quq
«ftá mas enamorados. Y afsí ay algunos que to
das las vezes q puede hablar a fus damas fe que
aun tan reziamétc,y piden cofas tá impofsibles
qnc
Libro tercero. fo.zzz
que con efta importunidad Con pefados y viene
a fcr aborrefcidos. Otros ay que en dándoles v
na punta de celos fe dcxan luego yr tras ella pa
fsion tan defenfrenadamer.ee que fin tener reía
peílij a nada fe dan a dezir mil maldades de aql
a quien fon celofos, y quieren tener a fus amL»
gas tan apretadas que luego riñe y fe dan al 014
blo (i las veen hablar con algún hombre¿y aun
no pueden fufrir que bueluan los ojos a mirar a
nadie. Y eíto hazefe muchas vezes por vnfola
antojo , que es mas para fer reydo que para fer
remediado. Y ellas tales formas de amar no fb*
lámete fon deflabridas hartas vezes alamugec
que amays,mas aú fuelé fer caufa q ame ella a-
qí de quien fe pide los celos. Porq qtundo el e-
namorado mueítra tener miedo a fu cópetidoc
hazele gran honrra ,y íubiendo a el baxa afi
mifmo, y da a entender que le tiene en mucho.
Y con ella opinión la muger febueluc tambis
a tenerle en alguna cuenta, y a mirar fus cofas
con mejóreseos q no folia,y de lace en lance fij
mueue a amarle , y no cree el mal q oye dezir;
del, porq píenla que todo fe dize fojamente pa
rahazer q ella no le quiera bien. Y afsimiétras
mis atajos le ponen delate, mas le ama.Yo con
fieffbcdixo entonces miífer Ccfar) q no (oy tan
cuerdo q pudiefTe dexar de dezir mal de mi có-
peridor^aluo fi vos no memoftralTedes algüa o
tramejor artegadesbaratallcReípódio ríédoel
magni
« :) Elcortefahó.
magnifico Tenemos cali por refran,que quí<íe>
vemos a nueftro enemigo con el agua hafta Ja»
¿iota,IedeuernosdarlarnanóparafacaIle,mas
quadolé llega hártala barua,deuernosentóces
con pies y manos dallé priefia para ahogaWe
luego. YpóréHo ay -algunos que lo hazen afst
con Puícompétidores.Qnfe quando los veen an
dar vri:póco leuantadosiwmporizan con ellos,
$ muüftranrelés muy amigo$,pero tleípues vié*
dóló'sa'lgo'caydos./ifeofreíce cáíó para poder
aeábartíe derrbcallos , na cenan jamas de víar
contra'ellos todaslas arte* y engaños que pue-
«Tehjíeuañtandoles mil rauias, o defcubriendo'
tielíos-todaslas tachas que les faben. Mas pot
6 yo no:qodrria q rifa Cortefario feaprouecha
fle contra-nadie de engaños ni de ruynes mañas
confeiarialeq ya procurarte de lleuár a fu com
petidorjrfo con artes ni có malicias fino con ga
narla volimraddefudámajfíruiendolay a mí
Üola,<y procurando de fer muy virtuofo, esfbr-
5ado.,dífcrera,y bien criadOjy enfin trabajan
do de fer mejor que eljíréri do én toda cofa áui-
fado y cauteiofó,yguarda»dorc de algunas nef
cedades,enlás quales he vifto hartas vezes ca
er muchos nefcióspóriiiuerfas vias.Que ya yo
conozco algunos, que hablando y efcríuiendo
a mugeres vfan vnas ciertas palabras retoricas
dé Poliphilo,y fundan fe én vnas fotilezas tan
pefadas,y envnos términos tan nueuos, q ellas
t • .11 fe
LTbr© tercero. fo.zzj
fcenhadanluego , o fe defeofian de fi mifmas,
viendo que no los enttsnden,y tienenfe por po
co fabias,y por cita via también forc^adamen te
fe han de cargar con ellos,y de defíear que fe a
cabe aquella platica. Otros veo que no penfan
do dezir nada,dizé algunas cofas que derecha*?
mente-viené a fer en perjuyzio y daño de fi miC
rnos.Como algunos3que todo fu fin es amores,
y afsifin mas propofito dirán eílando hablado
con damas.Yo nunca halle muger que me qui-
íiefle bien.Y no en tiendan efíos perdidos, que
aquellas mugeresque entonces les oyen, efto,
hiego íuzgá que no puede aqu ello proceder de
otra cofa,unode fer ellos tan viles ybaxos hom
bres que ni merefeen que les vaya bien de amo
res,ni aun el agua que beuen.Y con eíía opinió
luego los tienen en tan poco,que por todos los
bienes del mundo no fe inclín a riá a amaIlos}pa
.xefciendoles cj fi los amafien valdrían ellas hac
to menos que las otras que no los amaron. O-
trospuesaymuy difcrctos,q.uepor dezir mal
de algún competidor íiiyo, y desbaratalle do
pies a cabera, dizen en preferida demugeres,
fiuiano es el mas dichofo del mundo, que ni es
gentil hombre,ni fabro,ni esforc,ado,ni fabe de
ziir o hazer ninguna cofa mejor que otro, y co
todo cito no ay muger que no íe pierda por el¿
Y afsi cftos moftrádo tener embidia ala buena
dicha defiero embárgate que cfte tai no mu*
El Cbítefano
tttt tener cofa por donde merezca fer tmado j
dan a entéder con fus palabras que el deuere*
ner algunas gracias íecretas, con las qualesaJ*
canija el amor de tantas mugeres. Y afsi aque
Has que oyen todo efto del, mueuenfe con efta
opinión a amalle. Riofe el Conde Ludouico y
dixo.Yo os prometo que el Cortefano auifado
no querrá aprouecharfe de femejantes mañas
o necedades en fus amores.Ni aun de otra (ref-
toondiomífTer Celar Gonzaga) que en mis días
nizo vn Cauallero que no era de los menos e/tf
mados. Al qual yo por horra délos hom bres no
quiero nombrar agoraé Dezidalomenos(dixc*
)aDuquefa)que necedad fue ella que hizo.
Dixo entonces miíTerCefar.Efte cauallero que
jfo dígo,alcáco por fu dicha o defdicha parecer
también a vna gran feñora que vino ella a ama
He tanto,que 1« ernbio a llamar que viniefle fe»
cretamente a vna ciudad donde ella eftaua. Y
afsi venido el a aquel lug«,defpues de auere*
ftado alli algunos dias,y hablado con efta Ceño
ti por conci ertOjal cabo partiendofe del 1 a con
muchaslagrimas y gemidos,feñalando el eítre
rao dolor que fentia de]apartida,fuplicala que
fe acordafle fiépre del,y dicho efto,le dixo mas
q por quáto el auia eftado en vn mefon todos a#
qllos dias,y deuia toda la coda al mefon ero, le
hiziefíe merced á mádar pagar aqllo.Q^iepues
•1 auia alli venido por mádado deila^razó era q
- • M
Libro tercero (0.224
el no pagarte el gafto.Tod&s aqllas féño'ras en •
toces combaron a reyr mucho,y a dezir q efte
tal no deuiera fer cauallero lino algú efcud ero
muy ruyn. Y muchos délos q allí eftauá fentiá
ya pena déla verguea y cófufió q efte perdido
fentiria:íi en algún tiempo Dios le mej orafi'e el
juyzio de manera que vimefíe a conofcer vn»
necedad tan grande como efta que hizo. Bol'
uiendofe entonces GaCparpallauicino a muTet
Cefar,dixolc. Harto mejorfuera dexar de con»
tar eflb por honrra délas mugeres , que dexac
de nombrar elle cauallero por honrra délos h 5
bres. Que bien podeys agora vos ver,quan bué
conocimiento deuiera de tener efla que vos Ha
mays gran íeñora, queriendo bien a vn tágrá
majadero. Yaun con razón fe puede creer detla
que elcogio a efle entre ocios muchos Cernido
res Tuyos por el mas auifado, dexando y defpref
ciando a alguno de quien el no merefeia fer mo
$o,Riofe el Conde Ludouico y dixo. Por vea
tura efle deuiera fer Cabio enlas otras cofas , y
folaméte necio enefto délos mefones.Pero def
culpemos le agora vn poco mas.No fabeys vos
que por Cobrado amoríos hombres Cuelen mu-
- chasvezeshazer algunas grades necedades.E
fi vos qreys aqui agora cófeiíar la verdád,yo os
feguro q aureys hecho mas i dos en efte mudo
de muy enamorado.Refpódio riendo miííer ce
fax.Dexcmos agow efto fervor códe,y no defea
bra*
í El corteíanfrí '
bramos aquí delante codas nueftras tachas. C5
uiene(dixo Gafpar pallauicino) défcubrir Jas
por enmendarlas. Y dicho efto boluiendofe al
magnifico Iuiian dixole: Pues ya el Cortefino
fabe ganar y cpuerfar el amor de fu dama,y\\e
tiar a fu competidor , vos Tenor foys obligado a
moftrarls/xomo ha de faber traer fe cretosvnos
mores.Refpondio el magnifico. Yo he hablado
ya harto, por elfo hazedq otro tome cargo de
tratar efia materia que agora aueys tocado;
Entonces mifler Bernardo y todos los otros ea
uallcros que allí eftauan comentaron a cargar
del,y a rogarle muy ahincadaméte que hablaíí
íe en aquello vn poco.Dixo entonces el magni
fico. Vofotros fcñores quereys prouarme.Yo fe
muy bien que en cofas de amores todos íoys
frandes maeílros. Perofi todavía defleaysfa-
er mas enello,leed a Ouidio. ^ Y como ( dixo
mifler Bernardo) tan necio penfays que he de
fer yo , que ÍI eltuuiere enamorado me rija pot
los preceptos de Ouidio ? fabiendo que da por
coníe^que deue el hombre eftando en prefen
cia de Tu amiga,fingir q ella borracho ? Mirad
que gentil manera de ganarla voluntad a vna
dama. Yidjze mas,que es muy buen arte para
dezir amores difsimuladamente,quando el hó
bre efta con fu amiga en algún báquete^ tomar
vino con el dedo , y eferiuir enla mefa en parte
querella lo vea,algo de io que haze ai cafo.Ref
pon
Libro tercero. 10.225
pondio a eftb Comiendo fe el magnifico. En aa
quel tiempo deuiera de vfarfe «fíb , y qu 19a fe
tenia por bueno. Y aun por eflb emos de creer
(dixo miiíer Bernardo)que los hombres de en*
ronces pues fe pagauan de fe me jan tes frialda
des o defdones.no deuian de faber tratar los a*
mores ! tan bien como nofa tros» Pero con todoí
no dexcmos nueítro propofito á moftrar al cor*
tefano corno ha de andar enamorado fccreta-
mente. *\r'<oL>vJ 'l'^' ~\ -~!., • • »i

j^;Oapitulo,v ij. En ¿Lqual concluye


fu platica en formar la dama perfecta con las ca
, JidajíesquelecOnuienen>y'da algunos aui- *
u . i»*para que el Cortcfano fepa traerle- ¡;
etrbnmsbi; cretos fus amores. • , "/-- cb
Üga'aQhr.-A.'.r ';: - • ', ;.-■•■- ' v-;!.<» v 1» \~/
ARESCEME DIXO E t
magnifico5qpa andar el h5brefe-
creto e n vnos amores fe deuen prf
meramente huyr las califas quelos
publican. Las quales fon muchas,
peto la mas principal pienfo que fea el querer
Tercie m ¿fiadamente fe creto y no confiarfe de
ninguna perfona en comunicarle los fentimié'
ros o los tratos que fe ofrecen a cada paflb para
OH» ' j^Jaenclncgocioj ayúdelo quepj-
4"
- ■
PICortcrand
«u'erc.Porque todo enamorado defiea hazer /*-
ber fusfatigas a fu feñora. Y hallandofe foio
fin amigo de quien fe pueda aproucchar ,esle
fornido hazer muchas mas demoftraciones y
mas rundadas q fi tuuieire alguno q le ayudaffi
«licuarla carea. Y fin dnbda Usmucflras que
}a parte principal hazecaufan mayor fofpecha
que lasque fe hazen por tercera períbna. Yde
parte de ler uros corazones naturalméte curio-
fos y deficofos <J faber hafta las cofas efeufadas
a la hora q alguno comienza a fofpecha ra/gu*
nos amores,pone tanta diligencia en feguir el
raírrodellos,que no para hada Caber la verdad
y fabida ningú empacho tiene de defcubnila,
antes fe precia y huelga muchode publicarla.
Ello no lo hará vn amigo. e!qu;I dcmafde ayu
dar y c5fe jar enJas n«ceísidades, fuele muchas
vezes remediar los yerros del enamoradociego
y flépre procura q todo ande muy fecreto,ypro
uee en muchas cofas, cnlas qles nopuedé proue
er la mifma pte. Y demás deftos prouechos,es
jmuygráaliuiodezirvras cógoxas aquietas to
roe como proprias,y afsi mifmo los plaze.res fe
hazémayores comunicádofe.Dixo cntóce'sGaf
par pallauicíno Otra cofa me parefee q defeu- s
bre mas losamoresqno eíTaq agora aueys dicho
Refpódio el magnifico. Qualfla vanidadCrepli
coGafparpalIauicino)yla locura y crueldad ct
las mugercsXas qles^ como vos mifmo aueys
di
a- u v „ ^í»ro tercero f0.,2¿
dichoOmitere por alcafcar grá fuma i fcruidores
* deffca abrafarJos todos en binas llamas, y ó>
na fi pofiíble fucíTcdefpues de quemados y Ze
chos ceniza rorriar a hazerlosdenueuoy ¿re^
fuenafJos-porboluer a amarlos otra vez yotras
«««o-Y.au aellas tábií Jos amé,huelgáfe eftra*
ñámete co los tormScos de!Jos.Porq entóces ¿jrt
do los¡vec andar trilles y afligidos llamado acá
da paíTola moerie,tienelafijya fobre el hito v
cree aerto ó fo-i-verdaderamete amadas,yqús
puede co fu hermofirra hazer délos hobres 7o q
feies antojaba ynos cargádolos de rniferia.y a o
tros hinchedolos de bieauéturac, á3dádo a eítos
vida.y a aqllos muerte.Y efte es el natural ma
jar de q ellas fe mátiené. Yíbn ta habriétas del
q p orq no tíi falce de defeofiadas no oían acá*
b arde cotérar a fus feruidores.ni tá póculos de*
leíperan,íino q por tenerlos cótinuamitepue^
ftosentre el trabajo y el defleo^fan vna cierta
grauedad copuefta de deíTábrimiétos, con vn»
poca de efperanca al cabo , y quieren que vna
buena palabra dellas,vn buen miYar,y vn ade
man blado fea tenido por gran biéái.Sturéca.Y
pora todo e! mandolas tenga por muy buenas
procuran que eíhs fus durezas o roalas criácas
fean publicas^ fin que todos pienfen que pues
ellas tratan tan mal a los hombres de bien,má
cno peortrataran alosruynes, Y hartas vezcá
traseíto penfando con cfta maña fet fcgur*s
Ff i} q>u4
El cortefimo
no íéran tenidas por malas, duermen ente
ras noches con hombres baxiísimos , y a penas
conocidos deilasmifmas. De manera que por
holgar y hartarfe bien déla defuentura y lagri»
mas de algún hombrt eftimado de rodo el mun
do y querido dellas,niegá a fi mifmas aquellos
plazeres que podría gozar con harta defcnlpa,
gozándolos con períonasde precio yqlo mere,
cieflen.Y afsi fon caufa q el trífte del enamora
do viendofepcrdidojde pura detefperaclon ha
de hazer cofas por donde fe defeubra \o que c6
toda induftria fe deuria tener fecreto.Otrasay
q con engñes trabajan de afir a muchosydalles
a entender que los aman, y luego ¡en auiédoks
puedo efta confianc,a,andan hacendóles celos
tratado bié al vno en prefencia del otro. Yquá
do vean q aquel q eUastienenporefcogidoen
tre todos,anda muy corlado, y tjenepor cierto
<j le va bien por las feña 1 es. qveeeriJtQnces con
vnas palabras q fe pueden echarAnuichos ente
dimientos y cpn vnos defprecios fingidos le de
íatinaHsy le trafen dubdoío de fu mi'irno eftado
y en finle quebrantan yle atarmen.tan,moftrá
do q no curan del y q íe inclina mas a otro.Lue
go de aquí nacen y ras enemiíladcsjinfirútos ef»
<andalcs,y manineltos daños. Porq quien ama
forjado esq en femejante cafo de pura pafsion
jnacurepubiicamentefucongoxa.aunquepor
«lio a fu dama fe le aya de recrecer vergüenza
Se
Libró tercero. fo.zs>
&infamia.Ocras no contentas de dar Tolo eñe
tormento de celos a fus feruidores, defpues q
el enamorado ha dado todas las prueuas delí
de querer bien y de fer verdadero,^ defpues q
ellasle han recebido blandámente,afsi en Tana
paz Sn ningún propoíito,quando menos tal co
fa fe auia de efperar comienzan a fecarfe con el
moftrando creer q ya anda tibiofy tras efto fin0
¿en que eftan fofpechofas,q y a el no trae aque>
lio con la verdad q folia , y afsi feñalan q ellas
tambié quieren dexar aquello del todo y apar
tarfé.Entonceseftecuycadopor fanareílos ir»
conuenientes.de necesidad ha de boluera ha
zer todas aqllas dcmoítraciones q hazia al prirt
cipio,yaísj comienza aandartodoel diadádo
bueltas por la calle donde efta fu amiga.Y quá
do ella fale,luego el allííe halla prefente,y a -
cópañala donde quiera qvaya,andando(lépre
mirandola,un iamas boluer los ojos a vna par
te ni a otrá,ypor aquí torna de nueno a fus que
xas y lloros acoítfibradob', y fu eftar defeonten
to,a fus juramentos,a fus blasfemias > y a todas
aquellas defefberaciontís y locuras aq los tri-
ftes enamorados fontraydos por eftascrudas fie
lras,q nunca fe hartan de nueítrafangre. Eftas
tales demacraciones luego fon muy miradas y
cono(cidas,yalguha vez harto mas hondamen
te juzgadas por todos qporquienlas caula. Y
afsi en muv breue tiépo fontá publicadas, que
• " ' Ff iij nó
Elcortefanoi
no fe pt«de dar vn paffoni menear el a\o,qü9
todo n o fea nocacio por cien mil perlón as.Y de .
aquiacaefce,que mucho antes que ellos amo3
rcsíelleguin al cabo, ya todo el mundo lo pié
f¿. Porque ellas quando veen q el enamorada
de purq perdidj y muerto co los defiabrimien
tos del las jdetermi nádamete fe quiere alc,ar y
repello codo ^jnrGccs comiedan a moíirar que
relie de coraron, y a hazelle buenas obras,y en
fin aecharía en' fus manos. Yafsieftohazenlo
ellas feñqras a tá buen tiempo que el que ama,
de eítaryatotalmentedeguftadoycaydocojí
fus dedeos qbrantados y muertos, apenas pue
de ya holgar con losplazeres que tan tarde y
con tanto mal recibe ni tiene ya porque agrá*
decellos. De manera que todo va bien ai reues
de como auria de yr.Y fiendo ya porlasdemo-
ítraciones que emos dicho eftos amores harto
defeubiertos , defeubrenfe tambié a fu tiempo
todos los efectos y obras dellos. Y afsi quedan
ellas defonrradas,yel enamorado fe halla auec
perdido el tiempo y los trabajos, y auerfe acor»
tado la vida, trabajado fin fruftoy finplazer
ninguno, pues a! candólo que deffeaua.no quí
do gultara tanto dsUo,que vinera fidobicaueii
turado,mas quádo y a no lo precian a , de tenet
el corado racaydo, <T¡ no tenia ya fentimiéto de
plazer nidcótétamiétoqfele orreciefle.O&auiá
flegoío entóccscíixo nendo. VosíéñorGaípar
Libro'tercero. fo.za f
es recogilresvnraco.y desafies dedezirmalif
mugeres,y agoracfcgúveo^aueysbueltoamoc
dcllis de tai manera q carece ó aueys efiado c¡
dopa cobrar fuerzas como los q queriécjoarre*
meter muy rezio,torná dos paííbs atrás pa falir
cómasfuria.Ycisrtonoteticysiazódchazello
afsi potó ya detiri ades efí ar cóten to con lo q a*
ueys dicbo,y amáTir vuoltra yra.Riofe defto E
milia ,y boluiédofe ala duquefa.dixole.No mi-
rays feftora como uros aduc runos ya comiedan
a<íesbarararfe,yadéfaueiiirfe.Nomepongays
eífe nombre refpondio Odramá fregofo.Q¿>eya
íoy vueftro aduanal io,ni quiero fer cótra vo(o
tras. Bien es verdad,que quiefiera que fe efcu-
faraefta porfía,nu porque mepefaíTe ver laca
i a ganada por pártese las mugercs , mas porq
ene/te debate el Tenor Gaípar fe ha arrojado a
dezirpeordellasde loque deuiera,y el tenor
magnifico ymiffcr celara Ioallas por véttira rn
Í>oco mas délo q fuera razó.Y demás defto,poc
o mucho q nos emos detenido en cita platica
há (e dexado de tratar muchas otras cofas bus*
ñas que fe pudieran auer dicho fobre el cortefa
no. Vcys ay dixo Emilia como vos mifmo os c5
denays agora por nueftro aduerlario, pues con
feffaysq quifieradesq feeícufara laoiíputaq
hapafladafbbrelavétaja qnofotraslleuamos
.alo» hóbres. Y eneffo moflrareys bié claro q o$
pefaqaya Gdoformada efta r,á exilíete darruq
EIrortefano.
agora acaba de formare! Tenor magnin*co,Ye
fto noporq por ello fe aya desbaratado la pla
tica fobre el Cortelán<»,porque cfta,y a era acá
bada,y eftos canillaros auian ya dicho enello
ló que fabian. Yno creo yo que ai vos ni otro té
gamas que dezir fobre ella, lino que en forma
fentls pena de oyr dezir tanto bien de mugeres-
por la embidia que teneys a la honrra delias.
Toda viadigo(refpódio O£tauianftegoío)que
demás de las cofas dichas fobre el Cortefano,'
fe podría dezir muchas otras muy buenas,pero
ya que todos os contenta ys con lo que fe ha di
cho yo también me contento. Ypor cierto pues
afsi lo quereys,yo no le mudaría en ningúa co
fa,ííno en hazelle algo mas amigo délas muge*
res que nocs el feñor Gatear. Pero tápoco quec
ria que lo'fuefle tanto como alguno de los que
aquieftá.NeceíTario'esdixoentócesladuque-
fa q fevea agora fi vueftro ingenio están grande
que fea para poner mayor perfeftion ai Corte
fano que la que harta agora fe le ha puelto.Poc
eflb tened por bien de dezirnos enefto lo que
fe os enciende.Porque de otra manera penfare
mos que vos tampoco teneys mas que dezir ib»
bre ello , fino que lo que agora aueys dicho ha
íidofolamente por apocar las excelécias defta
nueftradama,pareciendos que es tanperfeftt
que fe puede muy bien ygualar con el CorteCa
no. Yafsipuesvosnopodsysaellaabajcarla,
querría
Libro tercero * fb.229
querriades dar a entender que el puede fubir
mas alto de dónde le Kan fubido eftos caualle-
ros-^Riofe a efto Oftauian y dixo.Las perfecio-
nes y las tachas que aqui fe han puerto alas mu
geres mas délo que conuenia}nosdexanlos oy*
dos y los corazones tá llenos, que por agora no
nos queda lugar defocupado donde pueda ca*
bcr ningúa otra cora.Y demás defto,*parecem«
que deue fer ya muy tarde. Pues luego dixo
la duquefa quedefe efto para mañana.Yafsi tec
nemos mas tiempo para todo.Y ellas perfectos
nes y tachas qiieffegun vos dezis)han fido pue
ftas a las mugeres por la vna parte ypor la otra
algodefmedidamente r entretanto oluidallas
han eftos caualleros,y afsi quedaran mas defo*
cupados para recebir la verdad délo que vos di
1 xctcdes. En acabado de dezir efto la duque
fajleuantoreydandolicéciaatodosque
fe fueíIen,retruxofe afuretraymié
tq,Ylos caualleros fueron
feafuspofadas.

}■ J^ Fin del Tercero Libro ^ Í


del Cortefano.
Ff v ^El
c- ,- El-corteíánoy

El quarto jLibro de/


Cortefano del Conde BalcaGr Ca-
ftcllon. Dirigido a iniíTcr Alphon
ío Ariofto.Traduzido de Italia
no en Caftellano. Va di-
uidido en fíete Ca
pítulos.;
i;.cí.v
PROLOGO.
ENS ANDO YO DE ES.
creuirlas platicas que en Ja quarta
noche delpucs délas contenidas en
los precedente* libras paitaron, Sé
to entreotras y magín aciones mias
vn afpero penfamiento que me hiere el alma.y
me reprefenta ala memoria las mifexias huma
nas y nueftras efperanc,** engañofas y me haze
contemplar como la fortuna muchas vezesen
mitad del camino,y otras ya cerca del cabo dci
barata y rópe nucieras ñacos y vanos pfopofi-
tos,y alguna vez los húde y los ahoga antes q a
un de lexos puedan ver el puerco. Yafsiacuei
dome qpoco tiépo defpues q ellas difpucas pal"
fa>
Libro quarto fo.2je
ídro,priuola muerte importuna la cafa de nfo
duq de tres muy efcogidos hóbres,4l tiépo que
masenedadyenefperác.a degráhonrra flore
cían. Deftos fue el primeroGafpar pallauicino.
£1 qual tiendo apretado de vna rezia enferme
dad,y llegado por ella doso tres vezcs muy ai
cabo,pueito que fu animo fuede de tanta fuer*
c,a que por algú efpacio de tiépo pudieffe teneE
el alma enel cuerpo a pcfjr dcla muerte , toda
viaen mitad de fu mocedad vuo de morirfe.
Perdida porciertográde,no folaméte parala ca
ía de Vrbinoy para ¡os amigos y parientes fu*
yos,mas aun para fu patria y toda la Lóbardia.
No mucho defpues murió mjfTer Cefar Gonza *
gi.Elqual a todoslos que le conocía dexo eftra
ño dolor de fu muerte. Porque produziendo la
natura pocas vezas tales hombres , pareció fin
razón quitarnos cite tan prefto.Que cierto no-
fotros perdimos a miíTer Cefar en tiempo que
el comenc,aua a hazer verdad lo que del todos
jiuian liempre efperado,yafer tan eílimado
quá to fus virtudes mereciá. Porq ya cómuchos
virtuofos trabajos aui a moftrado fuvalor.Có
el qual demás déla nobleza de*ilinage,delas
lctras,dela habilidad enlas armas,yd toda otra
buena coftúbre ruyaseftaua en tá buena opinio
có todos>q por fu bodad y entédimiéro y esfuet
$0 yfabcmingüacofaauiatan grade q del no
fe pudielTe, eíperar. Luega tras elfaüefcío trnT-
fec
El'cortefanoí "
fcr Roberto de barri.Dela muerte del qüalá ta
dos nos peíb en grande eftremo , y con mucha
razonporcierto.Pprque quien no auia.de doler
fe de perder Vn mancebo bien criado3y de bus
fias coftumbfessgraciofo^ gentil hombr^y di
vna complexión tan profpera y gallarda,quan
to enel múdodefifear fe pudieífc.Aísi que ellos
tres fi biuieran píenfo yo que llegaran atermi*
fio que pudieran moftrar configo mifmos clara
menee a todos los que los conoícieran,quan ex
¿elenté fuerte la Corte de Vrbiho, y quí llena.
fiempréde Angulares hombres. Defto mifin»
dieron teftimonio quafi todos los otros que allí
fe criaron. Porque verdaderamente nunca del
CaualloTróyano Calieron tantos tenores y Ca
pitanes , qúantos deíla cafa Cauallaros en vir
tud efcogidos,y en toda eofaeftimidos han f¿-
lido.Queccomo fabeys)niuTer Federico frego-
íb fue hecho Ar^obifpade Salerno. El Conde
LudóüicojObifpo de Bayous; Üótauian frego-
fOjDuque deGenoua.MiíTer Bernardo Bibiena
Cardenal de Sáíta María importica.Mifler Píe
tro Bcmbo,Secretario del Papa León. El mag
ñifico Iulian, Duque de Nemours, y puerto en a
quella grandeza en que agora íe halla-.El feñor
Francifco María Ruuere , Prefecto de Roma,y
defpues Duque de Vrbino. Aüque mayor glo
ría es déla cafa donde el fue criado,auer tacado
vil tan excellátc feñor en toda qualidad de y ir
*•■■.« tud,
Líbroquarto. fo.zji
tud,comó agora fe vee,que auerlc fubjdo a pof
fecrel.Ducado.de Vrbino. Y de todo efto creo
yo que no aya fido pequeña caufa la compañift
de hombres efcogidosjCÓ la qual continúame*
te tratando,íiempre ha vifto y oy do Angulares
cofas. Y afsipareFceme que eiía cafa , o lea efto
a dicha o por fú.hnena coniíelacion qué fe aya
dado de muchos tiempos acá Tenores cxcellen
tifsimos j toda via-dura y haze los miímos efe
ctos que folia*Y por eilo bien fe puede tener cf
peralta que aun la fortuna ayudara tanto a es
ítas obras virtuofas, que la profperidad defta
cafa y de fu eítado,no lblamente.no caerá, mas
cada hora fubira mas y fe poma en mas al
to grado. Y ya deftofeveen muchas íeña
les. Entre las quales tengo yoporlamssprin
cipal auernos dado nueftro feñor Dios tal leño
ra co^mo^lafeñQraJ^qáa.LepnoLGonzaga du*
qüefa nueubm'enté venida a «fté éftado.- Pdr .
que fi algunarrez engrifólo cuerpo fe vieito m*
tos faber-,gfaciájherrhofura.gtáde eijj*»dírnré
ro,gentil arte?iraneza,ybuenaxo^inon,^qu4l
•qüierotracoftumbrfeperfedtaenefta Señora tío '
das eftas cofas afsi eftá atadasjqüe. deilases heí-
chacaíi vna cadena¿que eíías calidades fodaí,
y fusmouimicntos componen mncament* ya
.tauia.Siguamospues'adeláte el proceííb darme
flro Cortefano , coiv efperan^a que defpues de
.nofotrosnohande falcar muchos que toftvqn
claros
i'
Él cottelaiio
claros y horrados exsmplós'de virtud déla prff
fcn re Cot te de Vrbino , afsi como agora noíw
tros Jos tomamos déla paíTada.
i ""•. V •
CCapitulo primero. E&'elqual to
mando la mano enla platica Octáuian fregofo
dizeeomo medíate las calidades q fe le há -
dado al cortefano,y con las demás que fe
't le pueden dar puede hazerfis muya» : 1-
mado y priuado del pricípe,y ais»
;.*■■ podra induzirlea.lasvirtu -•...'
• ,.r des,y reprehenderlo . .!.
!-.'.--, ¡ ,-• • v-v los vicios» *iTJi
¡ , i- J" X.

r •q-
i■ i>iorrt.- ■.; í. ■-•>

défpuesdelas razones cótenidas


cnel precedente libro , Oftauiaü
f jfregoíbeftuao algo aparcado. Y
-a por eflb muehris creyeron que fe»
uicíTe retraydo para mejor penftr lo q oniefle
de dezir. De manera que fíendo la hora aco-
ftumbrada ya todos bueltos donde la duque-"
fa eftaua,fueneceiTario mandar burearle, ycó
todo cito Je ouieron de efperar buen rato , pOr
que nadie podia hallarle. Y afsi muchos ca
ev: ,'j «a-
L&ro/q'nátto; . fo.z?*
talleros délos qué «ni jeftatran Comentaron' «7


codos eíVauan püeftós^les vnos en vna cofa , y
los otros en Otr*', qUandó -OAanian Fregofo
entro por la fila adelartre a tiempo que ya qüa'
fipo-le eíperátikn }y^en^° qlie ;HiifferGéfaí •
Gonzaga y Gáípar pallauicino danc.auati cada
^nttconííidama,deíptíe»de hecha reuersncia
i ii ©uqúéfií vdtxo riendo. Yo efperaua que
áftri 'toda via-éfti-ábché él feñorGáfjwtr pallaui
tino auia de dezT? maMe mugerés.más viendo
fiHgfcrá da^sftcbh vna pienfo q ha hechola paz
é(n\ codas. Yporcieftó^Iazeme que el pleytó>
c( por rñgfóirháblar^M platica fobreel Corte*
fánoaya!paradoenefto.I^]No ha parado eneflo
xéfpóndioTa Duquefa.Pprqu,*! yo noquero tari
tómala los hombre* /quinto vos alas mugéi
resí Yporeflb noquiero ó al cofteTáho Fe dexe
do dar roda íahonrfaq Pe ledeue , finoq acabe
«léwnertodós aéjllOsfornamttos qué vos ayer
fe priMneríftésiYen'dílsehdoéíto mando q to ,
dos en acabando de danzar aq! Jos éauallerosfa
aflentaflen comoTolian las otras noches,y afsi
fue hecho. Yl'uégo efta'n do cada vno mu y aten
codtxoO&auiáfregofo.Señora pues al auerya
defiendo mudhas otrasbuenas calidades en el
cortefano cimas délas qaqui f« hádado,po«eV*
¿ _-.j " on»a
El cortefano.
nombre de auer yo prometido de dezirlas.yo
las dire,no con pensamiento de dezir todo lo q
fobreeftodezirfe podria,finoíolamenteaque,
lio que baile para quitar de vuellra opinionlo
que ayer me dexiftesjque penfauades que yo a
uia dicho que al Cortefano fe pudiera coda via
dar otras perfeciones fia las que le auiá fido da
das, no porque fuefife afsi, fino porque haziédo
falfamente creer q podia el fubirmasjquedaíle
la dama formada por el feúor magnifico , ajgo,
baxa. Afsi que por efio,y por fer mas tarde que¿
lio era ellas otras noches quando comen$aua-
mos ellas platicas,fere breue.Digo puesfigiúé*
do adelante lo que ellos caualleros han tratad
4o,lo qual en todo aprueuo y confirmo,que d%
las cofas quenofotro$llamamosbuenasjay al-¿
gunas que puramente ypor fi milmasíqn fierr^
re buenas,como es la templanc,a,la fortaleza,
E a falud^y xodas aquellas virtudes que Gaufan
fofs.iegc en nuellros corazones. Otras ayqgof
diuerfqs refpe#os,y por el.fin donde feende,re7
$an fon bi¡enas3como lasJeyes ^¿¡liberalidad,
las riquezas,y otros de4$/}uaíidad. Pienío yo
lu,egos;que el Cortefano perfecto d« la manera
que le han.formado el feúor, Conde Ludouicq
y el feúor niifler Federico,puede fp.f y erdadera
rr.eme cofa buena y mcrefcedora de fcx loada,
mas no puramente buena ni porfi, finopoíief
pect o del finsal qual puede fez entrere^ado.Pof
que
Libro quarto. *°'Z3?
que enU verdad fi el Cortefano con fer de bíi*S»
linage ..graáolojde buena conuerfació, y hábil'
curan ros ejercicios quantosaquile han fido
dados, no hizielTe otro fru&o fino e! icr caJ para
fi mifmo,no feria yo de opinión que folo por al
canijareíta cal perfecion de cortefania traba-
jaffeel hombre tanto qu anco feria necsíTario
para alcan^alla .Anees Jiri x, que muchas dea
queMas calidades que (fegun aqui/c ha dicho)
le cdnuienen,como es dangar, conuerfar con
damas , cantar , y lugar , ferian todas li
uiandades y vanidades puras >y ínvn han**
kre muy principal yde au&óridad mas aytfa pa
ra ferreprehendidas,queparáfer alabadas. Por
quslosacauiosyfieftasy burlas y otras femé*
jantes cofas que fon necesarias para cratar c&
damas y pira andar de amores con ellas, mu*
chas vezes(áünqüe otros tengan el contrario)^
h©,haien fino enflaquefcernusftroscoracoTieí
y dañar la rríocedad,echádola en vua vida mtio
lie y demaliadamente regalada. De donde na
ce aquéllos milauenturadoseffccVís que traen
el nombre Italiano arraftrado y cargado de in*
famia.Y por eftos medios adeíance la cofa lie*
ga a termino que fe hallan- ya muy pocos que»
oíen,no digo morir,mas entrar en vn peligro.,
Y ciertamente infinitas otras cofas fe hallaríais
las quales fi fe tracaífen con indúftria y dilígíri
cia,ler$5!i mucho rr>í¿ prouechofas en It paz y
Gg ea
" ' ■. . I '
jji ti corteíano.
eñíapiierra cj eíta tal cercefaniapor foIa.Masre
fiimicdo nos cnefto,íi las obras del cortefano i«
enderezan al fin que es razón y q yo entiendo,
en tal cafo pareíceme que na Coló no fon daño-,
fas ni vanas, mas fon muy prouechofas y dignis
de loores infinicos.El fin luego del perfec"to cor.
tefano ( del qual nafta agora no íe ha tratado)
creo yo que feaganar por medio de las calida-
des enel pueítas,de tal manera la voluntad del
principe a quien firuicre, que pueda dezilie Ja
verdad , y de hecho fe la diga en coda co/a y le
defengañe fin miedo ni peligro, de fei/c arg*-
do.Yconofciendo la intención del inclinar fe
a hazer algúa cofa mal hecha, que ofe eftoruar
felá y contradczirfelo fin ningú empacho y en*
ello que tenga tan gentil arte con la gracia al*
candada ponus buenas calidades , que pueda
ím alterar ni dexarllaga curalle del mal q vuie
re hecho,y atujalle que no haga mas.Y afsi de
íta manera teniendo el Cortefano en íl la bon
dad que eftos Tenores le han dado , acompaña-
da con la biueza del ingenio y buena conuerfa
cion,y con la prudencia y noticia de letras y de
tantas otras cqfas/abra diestramente en qual-
quier cofa moílrar a fu principe quáta honrra y
prouecho le vega a el y a los Puyos día julticia y
déla liberalidad,dela grádeza,del anin»o,áe la
be nignidad ydías o trasvirtudes q en vnbué prín
cipe fe requiere, Yppr el cocrarioquáta infamia
^ s
„m t Libro qnarto. fb.zj4,
'"'. ydáfto lctecrezca délos vicios córranos a todo
m éftd.Poteffdyotégoporopinioq-qcomo Urriu
"- fica,lasfieftas,las burlas, y las otras colas para
* holgar fon cáfila flor , afsi el inclinar y rra«r fu
1¡? prirecipealbiéyapartalledel ma!, fea el verda
^ «ierofru&o delta cortefania.Yporqla perfeció
'* délas buena* obras conlitle principaíméte eit
'* das cofasjlavn adelas qualcs esefcogervn fin
'■■ que Ca realmente bueno hazia el qual nueftra
f intéció (s enderece. Y la otra el faber hallar los
medios oportunos para poder co ellos llegar
a efte bué fin trabado en nro péfam'.ento , ernos
dedezit,queelque entiende dehazer que fu
principe no fea engañado por ninguud,ni efcu¿
che los lilbngeros.ni délos ma Idiziéjcss y'méti*
rofos, fino que tenga firme conoícimiento del
b>ié y el mal , y al vno ame y al otro aborrezca/
tiene ojo a fin iingulariísimo. Los medios pues
para allegar a eVenia mano eftan,qferá las con
«liciones dadas al Cortéfano por ellos caualle*
ros. Y q efte fin(de q agora tratárnosles buena*
y prouechofo>vee fe claramente. Porqde mu
crios errores cjoy ert dia vemos en muchos de
míe (tros principescos mayores fon la ignoran
cía y la-loca prefumpcion que ellos tienen de ñ.
rrufíms.Yla rayzdeftos dos males es purameri
tcí la mentira. La qual con mucha razón es a*
borrefcible a Dios y a los hóbres, y mas dañoía
*Ioá feñorw q nipgua otro vicio. Porque eílofs
i> Gg i¡ co>
El cortefano.1 .-'-' *
comunmente carecen mas de aquello queda'
urian tener mas abundancia. Lo qual es tener
cabe fi qbien les diga 1 a verdad y les acuerde el
bien. Que fus enemigos.pues no les tienen a-
mor,claro efta que no les dirán cofa que lesa-
proueche. Antes holgaran deyellos embueltos
en mil maldadcs,y que nunca fe en mienden.
Ni tampoco o(aran(io queharian de muy bue
na gana)dezir mal dellos publícamete ,de mié»
do de fe r oaftigados. Pues délos amigos pocos
ay que fean tan pnuados que tengan con ellos
gran cabida. Y eííos pocos cem en de repre h en*
derlos tan libremente como reprehenderían a
fu? yguales. Y muchas vezes por grangearlos y
ganarlos bien la voluntad no curan lino de de
zi ríes cofas con que huelguen aunque fea ma*
las y defoneftas.De manera que de amigos vie
nen a hazeríe chocarreros. Y por facar proue*
cho deftaeíirecha familiaridad q con ellos tíe-
nen,íiguenles Gempre la vena en todo,yhazen
fe abrir Ijís puertas a poder de mentiras.De las
qual es ene I coraron del principe luego nace la
ygnorancia no fojamente dejas cofas exterio-
res,mas aun de fi mifmo. Y efta fe puede dezit
• queeslamayorylamasreziamétiradetodas.
Porque el alma ignorante engaña ymiente a ií
miíma alia dentro en fus entrañas. Y de aquí
acaeice que los feiíores demás de nunca fer in
formados déla verdad en ninguna cofa,cmbor
:■■■■> xa
Libro quarto. f°-*tf
fachados de aquelU rñuyíüélta ymalaliber-.
tad qué trae couGgo eí feñofear,y ahogados era
Jos pl azeres con la abundancia delosdeleyres,
íeeugaáantanto, y tienenel fpiricu can da ña-
do de verle ííempre obedecidos ycaí: adorados
conxanto acatamiento y taracos loores,no (bit
mente Gñ reprehensión, mas aun Gn contradi*
cioú ninguna , que delta tal ignorancia faltan
en vna eltrema cófiaiKjade (i mifmós.de tal ma
ñera qus vienen a no admitir cofcjo ni parecer
de nadie. Y porque creé que el faber reynar fe*
v na muy fácil.cofa,y que para alcanzarla no a*
yaneediidad -de arre ni de regla, fino de (ola
roercatponen fu coraron y todos fus penfamié*
otrsen foftanerei poder que alcanzan, penfan»
do que la verdadera bieiMuentüranza fea que
posdate! hombre todo lo que quiera. Y afsi ay
algunos de ¡tos que !e aborrecen con la razón y
conla juiUcia pareciendoi.es que li quiíicíTen
guardar ellas d «.cofas, ferian ellas vn freno y
vna acadura;parajia/.:r!es tea er a raya ,■ y acae
les tanto ^asm*ftos,quepor aqüi podrían quic, a
venir a fer fubírecoa , y a perder parte del bien y
content amiento que tenían en fer feñoies, y q
íii forma de feñorear no lena perfefta ni entera
íi ellos elluuieffen atados a obedecer a io jufto
yhoneíto.Porqreatmére creen que eí qobede
ce no es verdaderamente feñor. Y afsi corricn*
do agran prieíTa traseílos fundamentos ,y de
Gg iij xan
El corteíáno
xandtafeHeuardcru loca fan.taGa\Heganá toda
íbberúíadel mundo.}' co vn temblante puerto
fíépre en mandar rigurofo y fecutiuo,y có vnas
coftübres eftrechás y duras, con venidos popo*
fis.c argados ríe oro y d« pía ta.y con vn eítatca
iiiiépro rmaycki5;y parecer pocas vezes en pa
blico pierdan aicanc.irgran auftoiidad con to*
dos, y (cí tenidos por Diofcs.Ellos tales(_ami pa
i* c er)fe podrían comparar a aquellos grandes
buitos que ci añopaflado fe hizieron en Roma.'
Los quales por defuera parefeian vnos gran*
deshombres encimade poderofosCau altos ,y
d<: dentro.cftauanllenosdeeftopay de borra. .
Pero aun con todo,eitos principes fon mucho.
peores,porque aquellos vultoten fu mifroo pe
fo fe íojíienen derechos. Mas eftos íeñores
por íer dentro mal contrapefadoi yprieftosde*
m aliadamente (obre afiientosdeuguales, por
fupropria grauezafe caen defuyo. Yaunay
peor,qtie de vn error dan enorro, y de otro en
otros mil halla dar infinitos. Porquefu pro*
pria ignorancia llena de falfaprefumpcion que
tienen de no poder errar y mezclada con el te*
ner por determinado que fu poder procede de
fu faber les hazenque fe ocupen locamente
por vias juilas o injuitas grandes eftados. Pero
h ellos fe dererminaflen a faber y hazer lo que
deuicllen^afk trabajaria n por no reynar,como
agota
Librerquart» : H fo.zjrf
agora trabajan por rcynar. Porqueconocerian
qiian defc.ocerrada,ydañofa cofa fea que los vaf
tallos que han de fer gobernados fea r. mas la
bios que las principes quehande gouernar.
Vernos por experiencia que la ignorancia cnla •
rnuíica o enel danzar o enel menear bien vn cae
uailo, no daña a nadie , y aun £on rodo ello ef
que no es buen iMúíicó tiene empacho de can
tar en < prefeticia de otro, yifsi ittifmo de danzar
O de caualgarerivn cauaíro quien no lo fabe ha
aer. Pecode nofabergouemaralos pueblos»
nacen tantos inaleSjmuerceí ,deliruyciones,a •
brafamicntos>y Tacos de cafas y de lugares,quo
Ce puede bien dezír que es la mas mortal peít i*
lencia quefe halla (obre la tierra. Y tras eíto
verey s algunos princi pes ignoran tifsimosenef
gouíerno , ponerle fin ningún empacho en go-
uernar no íolo delante cinco o íeys hombres, '
mas en p*efencia de todo el mundo. Porque el
«ítadadellos síts puefto en vn lugar tan- alto,
<j cien mi/ ojos anda fiépre rodeado fobre ellos/
YpoVefto*fus tachas(pa£pequeñas q fean) fie*
pre fon lloradas. Y ais i fe eícriuc que notaua»
en aquel gran cimon Ach3mes,qu t le Cabla bíá
el vino , y cit Scipion que dormía mucho, y en¡
Lucillo que era amigo de hazer Gempro ban
quetes. '. ^Mas plugtclíe á Dios que los prinfc
cipes deílos mwliros tiempos mezdatfen fu*
->Íj.::i -.■■í ;.; -í ■> b Su-: Cg.iüj • ' -VÍ
*■ ./» Elcorteíano *
vicios con tan tas virtudes,con quantas los mcz
clá aquellos antiguos, los qualesfi alguna \cz
en algo errauá nodexauá porefiode efcucdur
de muy buena voluntad las repreheaíÍQnes.,tii
d« feguir los confeíos delosjcuie eran fuíiciéces
para reprehenderlos' y contcjarlos. Antes pro
curra an con roda.diíigencia de ordenar y aíTen
tar fu vida debajo de regias de hombres fmgu;
lares. Como ¡EpimiaúdjsdehAxodcia deLiiijs
Bith3goric0.Age.liUo deía de Xeaiophonte.Sci)
pjon.dela de Pan acift.&rnfia'itos otros. Masfi
agora llegaíTe a alguno denueftros principes vn
6su«rophilofopho,OQtroqualquierhoihbre,eI
qual abiertamente y fin grandes rodeos qu'üíeC
í¿ poner delante los ojos aquel .rollro aípero de
lkv¡erdadefa.vij-tud,5c ínltruyrle en buenásco
fttimbres;,-ydsarletjuc forma de v/daouiefle
' de feguir, yo íbycicrto que luego a larhora le**
ch anude fi como a vha ñerpeque vinieffe amor.
derlc , o por lo menos hat ¡a burla del como de
vnaeoía perdida. Afsi que digo puc6 que oyen
díalos principes eítá dañados cen fusmalas co
lumbres y con U ignorancia y falla pcelurop-
«róndéfimiimos»^ puesta difícil cofa esha^er
les entender la verdad y traerlos al camino de
J.1 virtud, y pues todos los que eftan cabe ellos
andan porganarles la-voluntad con nieutirasy
lifoups y con maneras viciofas y baxas.puede
fácilmente y deue el cortefano por miedo de a
que
Libroquarto. fo.z%f
quelJasbuenas calida des que le han dado elfo
ñor conde Ludouico y rnifler Federico alcá^at
el anior de fu prjncipe,y ponerle tan buen gu*
lio de fique llegue a ptiuar tanto con el q pue
da luego dezirletoda cofa fin peligro de ferie
Refació. Y efto fi el fuer* tal como aqui /fe ha di
cho terna lo hecho .Y afsi podra dezii'ecó.bue
»_4 arre la verdad en todo. Demasdelto podra
%*n>bieo poco a poco hazerle virtüofo ,inftru?
y«ii;dole enla continencia^nla fortaleza,enla
julticia,enlatempláncia,yhaziendoJe¡guiW,la
dulzura queay d»baxo.d* aquella poca, «nía»
gura queluegóaiprjftcipio fe. ofrecóAquiSco
ttafta a los viciosítrfWiqualesíiempre'íondafto»
fos detTabndos yrtaqjadó&de- deÍQnrta!yrfte,iflf
famu}aísi como las viandas fon prquijchcrftsj
^legres y llenas de loery de gloria;Y a«fl*í el
Córtcfano ha le de leuan car con el exemplojd*
foscapitanesmas famofosy de otros excelen
tes hombres. A los qualcs Jos antiguos foliaba
z<ei e (tamas de brojTzo y de marmoJ,y- algünftf
■«fczes<deoro,y poni%\a$ cnioaiogAesytffellco»
at&j por.honrrar a ellos como por1 DfcQUCr alós 4
tros que trabajen có vña honrradá embidia de
patecerles. Del\a manera podra el LLenar" ai»
principe por el afpero camino de La vittttd:bi«^
éhiendofelo de frefcurayde íbrhbrasjiyíenrt'a*
mandóle de flores "por templar el enojo ¿el*
tiehajofa jornada, a quuatrueíedefueic.as "*'.
*$s <■ ElCorteTanot ■■<'■'
tn. Y agora con fu mufica,agora c» arm is yes
liállos^ora con verfos y coplas,yagora copla
tica* d e amores y con todas aquellas cofas q-ie
ellos Tenores han mftado podra tenerle conñ<
unamente el fpiritu ocupado en honeítps pla-
zercs,imprinüeadole Gempre(como he dicho)
a bticltasdeltos regalos, alguna virtuofa coftá,
bre ,y engañándole con vn prouechofo engaño
como h í ¿en los médicos manólos, que muchas
vezes queriendo dar a algún mochacho enfer*
alo y delicado alguna medicina amarga, pona
primero por toda la orilla del vafo alguna cofa
dulce. Afsi que aprouecrundofe el Couefano
para efte fin de talarte,emboluíendo el tuba*
jn con el plazer,en todo tiempojcn todo lugar,
y en todo ejercicio faldr-a cófu intccion,yme
recera mucho mayor loor y premio por ello q
porotraqualquiera buena obra quepudieíía
hazeralmundo. Porque ningún bien ayque
tan generalmente aproueche a todos como el
may buen principe,ni mal que tan generalmé»
te darte corda el mal principe. Por eflono í«
h aliaría pena bailante a c artigar aquellos m al.
vados córtetenos que vfan de fus gracias y btff
nal habilidades para mal fin ,<y con ellas gran»
gean a fus principes para dañarlos y defolarios
del camino de la virtud ,y echarlos derechamé
teenmitaddelos vicios. Porque deícos tales
puédele muy bien dezirque, no vnvafo doa-
••jj > de
Libro quarto. fo.zjl
de ha de beuer vno,mss la fuente publica dorw
de todo el pueblo ha de yr a coger agua empon
coñan con mortal pon $oña. .* » i
i ve ,.

Capuulq.ij.Encl qual profiguicn-


do Ottauían fregofo fu platica cerca de las vir
tudes que fon atauio del anima,dedarala di
ferencia que ay entre la virtuddela tepe
ran$ay.continécia. Sobre lo qualpaf
fan fútiles razones éntrelos
Cortefanos,.
■ . _ ■ • .
.1 ■ ■...'■■
ALLAVA YA.GCTA*
uían fregofo,ypareciá que no que
riahablar nías, pero dixole Gaíi
parpallauicino.Amino me pare
ce fcñoi O&auian que eíiabódad
y eila cóunencia y eíTas otras virtudes que voa
quereys que el cortefano mueftre a fu principe,
fe pueden aprender.Mas pienfo q a los hóbres
q las alcanzan aya íí do cócedidas graciofaméte
por nianodeDiosydelanatura.Y para prúcua
defto es gran arguméto ver que no ay nadie tá
malo ni de tan peruerfa condición en el mun¡s
do,ni tai determinadamente dado a Iob vicio»
ui tan injuíto que fiendols preguntado, el fí
por ventura tiene eftas tachas^as-cófieífe. An«
te»
"rr.-'l El coTte&no." t
tes cadávno por maluadoq fea huelga de fer re
nido por juíto y continente y bueno. Lo qual
no feria afsi íi eftas virtudes te pudtreiíen apren
der.Porquénoesverguenca nofaber aquello
en que fe requiere e iludir) ünoausys eíludiado
eneílo.Masdexar de tener aquello de que a na
tura deuemos eftarennabjefcidoj!, na fo! amen
te parece mal,pero es defor.rra. Y por cío co
munmentíe todos folcmos'rrabj jar de encubrir
lastacir|snatufales;afsidel almacomodel cu
erpo.fegun fe veeenios ciegas^oxos., tuertos,
y otros naturalméce collidos-o disfprmes.(>jc
aunque ellos defeftos fs puedan aflentat i cué
ta déla natura, toda vía quienquiera refcibc pe
n áverlásfijiü.Porqüe parece cfu é.ppx;r£#irrrov
niodela'mifijÍ3.natura teng¿ el hoijfbre aqn^J
lia falta caffcomo por vrtfello o-féóal de fu-maj
lleta Gonfirrnatambieneü i rruooimon W*,**
lia fábula de.Epimeché<í)EU qual íupo tín mal
repartic los dones naturales enere los hombre?
(q los dexb mucho mas ni e neíteroi os de qual
quiera cofa quea todos Jos otros auimales. Y af
fi en enmienckaideftojpromí.trieo robo aquelar
tificiofo fabe ifde mincriialyde Vúlcaoo,con ct
qualloshombresganauanU vida, mas no alca
c,auanáquelarJrolaber queeranecefl'aiio par*
que tupie'ÍIen eitar runrosen las ciudades, y ha-
zerfus repúblicas, y biiiirmoralmente. Porque
•lie ellaua dentro «n aquella gtan fortaleza de
i la
Libro quartó T fo.ijp
Júpiter puedo a recaudo con graneles guárelas.
Las quales canto eípantauá a promecheo, que
no ofaua llegarfe a ellas.Y por efto Iupíter do-
liendofedel mifcrable eftado délos hombres,
los quales rio podiendo eftar juntos porfalta-
lles la virtud que compone y concierta el trato
humano,andauan por los motes como Tatuajes
y era a cada palio defpedacados por las fieras,
embiocó Mercurio lo jufticia y Ja vergüenza al
mundo a fin que cftas dos cofas ennoblecieren
las ciudades., y atañen en concordia y pacifico
ayuntamiento a los moradores deltas. Y quifo
que a todos fue/Ten dadas eftas dos virtudes co
mo las otras artes,enlas quales vn folo maeilro
baíta para muchos ignorantesjComo es la me*
dicin a. Mas no embargante efto,fue úi volútad
que fueflen en cada vno imprimidas. Y e fiable
cío vna ley, que todos los que quedaflen fin ju<
fticia y lín vérgueuca, fueflen como peliilen-
cialesalasciudadesjdeílerradosy muertos. Ve
ysaquipuesfeñorOftauiancomo ellas virtu
des ion de Dios concedidas a los hombres, y no
fe aprenden lino que Con naturales» O&auiá fre
gofo entonces can riendo dixo.Pues luego que
reys vos feñorGaípar,'que los hombres fcantá
malauenturados y de vn jn yzio tan peruerfo q
auiendo hallado con (u induítria arte para do
marlas brauas alimañas,oilos,lobos , leones, y
pudiendo' con eilaabezar vnaaue.aboIar.al
alue
.--">."» Eleortefanor
alüedrio del hombre , de tal manera que bu«I~
ua del campo y de fu natural libertad volunta
ñámente a la jaula o al leñuelo, no pueda o no
quieran con la rnifma induftiia hallar artes pa
raaprouecharafimilmosycortdiligerlciaye*
ftudio haaerfe mejores de lo que fon ? Eítofrrii
parefeer ) feria como ú* los médicos eíludialten
congtancuydado de Caber íblamente lanar el
mal que fe haze enlas vñas,o vn ahito de vn ni
ño que mama , y no curaíFen de aprender a f*
bec dar remedios a vna rezia calentura, o t va
dolor de collado , o a otras enfermedades gra
ues. Ya veys ello (i afsi fuelíe quan gran locu
ra feria. Afsi que por concluyr,yo pienfo que
las virtudes morales ennofocros nofean nata
rales totalmente. Porque ninguna cofa fe pue
de lamas acoftumbrar alo que naturalmente
le es contrario como lo veemos en vna piedra,
que aunque nunca hizieftemos fino ech alia ha
2U arriba, |am u ella tiraría de luyo fino hazia
baxo.Por effo íi en noíbtros las virtudes rueffen
ti naturales como ej la grauezaenla piedra,nú
cafería pofsible acollúbrarnos al viciosa poco -
fe ha i dezir q fon naturales los vicios total mi
te. Porq ii lo rueden no temíamos remedio pa
fer virtuoío,y feria grí fin ju íticia ylocura calti
garnos por aqllos delitos q de fer narurales en
nofotrosiehizieíTen fin culpa nueftra.Yerrariá
mucho las Ieycs,las quales no dá perw alos mal
^*V h»
Libro qüarto fb.J4,o
Menores por el crimen paíTado , porque no fe
puede hazer que lo hecho no fea hecho ¿ pero
tienen ojo a lo porvenir a fin que quien ha er
lado no yerre nias,ni de caufa con fu mal exem
pío a otro que yerre.De manera que enefto las
leyes mueftran tener por determinado que las
Tirtudesfepuedenaprender.Yesafsiverdade
lamente. Porque noforrosfomos nafeidosdifí
pueftos a refcebiilas,y afsi mefmo a recebir loa
Vicios. Y por effode entrambas cofas fe haze en
nplotros vn habito por la coftumbre. Y afsipri
mero hazemos obras de virtud de vicios, y def
pues fomos vírtuofos o viciofos.Lo cótrario de
fto fe ha enlas cofas que fon en nofotros natura
jes,que primero podemos hazellas , y defpues
las hazemos.Como fe vee enlos íentidos. Que
primero podemos verjOyfjtocar.dípues vemos
oymos y tocamos. Aunque con todo mucha»
deltas obras fe mejoran con ciarte. YaGilo*
que quieren bien criar a los niños , no folamea
teles mueftran letras, mas aun les abezana
que fepan tener buena manera y honefta en el
comer y beuer y hablar y andar con buen ayre
y con ademan conforme a lo mejor, Yporeífo
como enlas otras artes , afsi también enlas vít
tudes es neceflario tener Maeftro , el qual
confuDocl-rinaybuenoíConíejos defpierte y
leñante en nofotros aquellas virtudes mora
icí,delaiquales tenemo* lafirmence enterra
da
< /.\ Elcertcfano. 1
da en oueílras almas3y lasgrangee comobtien
labrador,y les abra el camino por donde nazca
quitándoles lasefpinas y las malas yemas de
los deffeos.Los qualcs muchas vezes tanto ocvl
pan y ahogan nueítros corac,onei,que ni les de
xan echar ñor ni produzir aquellos Angulares
fruclosqdeuuamos defiear quenifcielTeníbí
los en nofotros. Afsi que defta manera es natu
ralenlos hombres la julticia y laverguenc,a,aú
q vos di gaysque lupiter noslas embio a todos a
cátenla tierra. Mas afsi comovn cuerpo ñnojo*
por rezio y hábil fea,q fi fe mueue para aigú lu»
gar cierro,a «jada paflb yerra el camino , afsi la
rayzdeftas virtudes potcncialmente engédra
dasennucftrasalmas,finoesayudidac6la A»
¿trina y arte,pierde muchas vez«s fu fuerza , y
viene a íer canto como no nadi. Porque fi fe ha
dereduzirenfuobray habito perfe£to,no le
baita(como ya fe hadicho)la natura fola,pero
tiene necesidad de la coftumbre artificióla dé
la razón, para que purifique y aclare el al/ri»,
quitándole la aniebla déla ignorancia. Déla
qual cali todos nueftros errores comunmente
proceden, Porque fiel bien y el mal fu edén peí
feftameuce conocidos , todos efeogeriamos fi§>
preelbieny huyriamoselmal.Yafsila virtud
fe puede cali dezir que no es fino vnaprud'ecia
y vn faber elegir el biin , y el vicio que no es (i
no vna imprudencia y vn a ignorancia quenos
*j ha
_ Libro quarto^ fb.z.4i
haze juzgar falfaméte las cofas. Porq eílaclaro
qnúca loshóbres efcogé el mal, cóopinió q es
malperoengañáf? có vna cierta fcmejí^a debiS
Sue fe Íes viene a los ojos.Refpondio entonces
rafpar palIauicino.Todi via ay muchos q co«
nofciendo claramente q hazen mal no dexá da "*
hazerle. Yefto porq riená art mas el deley te q en
toces tienédelantc<]uefe*&>caíHgo .'que temen
que lis hade venir dsl!o,co m > losladrones los
homicidas v otros tales. El verdadero plazer
(refpondio 0&auian)es íiemprt bueno,y el vec
dadero dolor malo. Y eneftó Colemos común
ráete engañarnos.q tomamos el plazerfslfbpoe
et verdadero ,y el verdadero dolor por el faiib.
Y afii muchas vezes corriédo tras los falfos pía
zeres, damos de ojos enlos verdaderos defpla -
zeres. Afsi que aquella arte que nos mueftra'a
ebnofeer ella verdad y cita mentira fe puede a
lómenos aprender. Y aquella virtud cola qttal
efc.agemos Id que, verdaderamente'«s bien(no
aquello que faifa mente ños parefee que lo es)
fe puedéllamar verdadera fciencia,y mas pro*
uechofa a la vida hum ana q otra ninguna, porq
quicaia ignorancia,dela quaI(como he dicho)
'proceden todos los males. Yo no fe fenor O&a
. üiancdixo en toces miiTerPietro Bembo) como
elfeñorGáfparosdeiapaffáreíroqiieagofadó
ztsque déla ignorancia procedan todos los ma
_ lcs.y que ho aya n-.uchos hombres ene! mundo
K ™ Hh *os
los qualespeecaTidofaben determinadamente
que peerán. y nofe engañan vnfolo punto enel
verdadero plazer ni ene! verdadero doior.Por
que cierto es que loj i nconuenien ees tienen el
juyziofanojy veen lo q es razon,y fáben quea
quello a qu? los inclina el ruyn dcíleoes malo
yporcíiorcíiitenypgnenla razón pordefenfa
«contra el apetito. Yd^a^ui nace la pelea del da
Jey te y del dolor contra el |uyzio3 nafta que en
fin la razón vencida del apetito ( que en aquel
cafo es mas poderoío)fe dexa caer y fe defám-
para como nao q vn largo rato fe defiende de
ja cempeftad ftierre,pero al cabo cóbatida del
furioloimpen délos vientos,perdida$las anco
ras, quebrado el maftel, y rotas las velas fe de-
xa lleuar y correrfu fortuna ,fin aprouccharfe
di gouernalle ni de bruxola,ni deorro ningú ar
tificio. Afsi que los incótinentes a la hora que
fe dexan vencer,cometcn fus errores , mas, co-
mecenlos con vna cierta dubda y remordimié-
to,y cali contra fu voluntad. Lo qual no harían
uno ínpieflen ó es malo lo q hazen, antes fe de
xaraiivrfin ninguna contradició totalmente
tras e! de ileo-veri tunees ha/iódolo afsi no fe lia
ma'naclegun philoíophia )in¿bn tínemes , fino
intemperados,Ioqual es mucho pepr,yporeíto
3a incon tinécia fe dize fer vicio dirninuydojpoc
que tiene enG alguna parte de razón. Y la con»
tinencia,vircud imperfeta . porq participa de
aí-
Lioru guarió - iu.(^,(
aígun m«mmtenro de (enfuali dad.Aísi q con»
cluyédo enefto , pareceme q no fe puede dezic.
q\Ios incontinentes pequen por ignorancia-Ni
fe ha de creer q ellos fe engañen o q no yerre ía
biendo ciertamente que yerran. Vueíiro argu
meneo Tenor rniífer Pietro Beméo(refpondio O
¿kauian fregofo)es harto bueno,aunque con co
ddcf«g«n mi opinion)es mas aparente que vec
¿adero* Porque puefto que los incontinentes
yerran con ella dubda y remordimiento que a*
«eysdicho,y la razón eriellos contradiga al a-
petito,Y les parezca que el m:aire,a.rriaíA¿oda
via no alcanzan perfeíto conofeímientp délo q
yerran , ni entienden La cofa tan en toramente
como feria ncceSario , fino que tienen para coa
nofeer fus errores mas ayna vna flaca opinión
que eie'rea fcienci a. Y de aqui les viene confen
tir que la razón fe dexe vécer déla fenfualidad.
Que claro eft a que fi sitos ertuuielfen con ver*
d adera (ciencia cíe fus yerros^nunca errarían.
Por que ílempre aquello por loqnalelapetica
vece a la razón es ignorancia. Yla verdadera
fciécia es impofsible fer en ningún tiépo vécida
.por el deífeo,el ql nace del cuerpo y no del al
ma. Y fi por la razón es bien corregido y gouet*
•fiado, viene a hazerfe virtud, y de otra man era
hazefe vicio. Pero tanta íuerc.a tiene U razón
que fe haze íiempre obedefcerdela íenfnali*
dad.ycómarauillofas maneras y vías penetra
' Wh ¿i hall*
jcj corrciano
harta donde conuienevcon talquelaignorácí*
no tenga ocupado aquello que ella deuria re-
nerdefu mano. Yaísiacaefcequeaunquelos
fpirirus procedidos déla fangre, y también los
iKruiosyloshuelTbsnorengan enfi razon,to-
da via quádo en noíbtros nace aquel mouimié»
to del alma que nos mueiie a hazer algo/pare-
ce que quafi como fi el penftmiéto pufieiTe 1 as
efpuclas,y requiriefleel freno a ios fpirirus,to<
dos los miembros/e apercíbelos pies para an-
d.ir, las ni míos para tomar o hazer Jo que píen
ía el fuyzio.Y cfta obediencia que tiene si cuet
po al alma aú fe conoce mas manir; sítamete en
muchos que comen á'guna vtt algún manjar
«(corólo y aborrefcible para ellos rto fabiev\dot
pero por eftaf bié guiíado y porque les parefee
que esotrá'cbfa fabelesbien,y alabaíe mucho
de fpues fabien do loque era no folamenre teci
ben pena y fienten afeo encalma de auerle co
- mido mas ann el cuerpo figne tanto en aqlloel
juyzio,que viene luego a vomitar todo lo que
comieron. Seguia adelante O&auian firegofo
fu habla, mas atajándole el magnifico Iulian di
xole.Parefceme feñor Oñauian(que fi yo bien
me acuerdo dello)vosaueys dicho agora poco
ha que la continencia es virtud imperfe£la,pot
que tiene enfi algún mouimiento departe.de
jalenfualidad. Y por cierro mi opinión esque
aquella viuuddaqual auisudo difeordia entre
1*
Libro qu arto fo.243
la razon,y el apetito pelea y haze quedar la ra
zon vécedora,dcue íer tenida por mas perfecta
que no aquella q vence fin cótradició de de iTeo
ni d« otra ninguna afición. Poráen tal cafo pare
ce que el alma no fe refrene del mal por virtud
fino q'ue fríamente dexe de hazer aquello que
cómalo por no auello gana. Qual teniadesvos
Cdixo Oftauian fregofo cntonces)por mejor ca
futan,o el que peleando abiertaméte fe pufief-
e a peligro de fer vencido,y vencieílc,o el que
por pura virtud y feío atajaife las fuerzas a fus
enemigos,trayendolosa citado que no pudief
fen pcíear.y afsitln batalla y fin peligro los vé -
cielTe.El que a 11 enturando menos(refpondio el
magnifico)y con mayor feguridad véciefle.me
receria fin duda fer mas loado,con tai que efta
fu viQoria tan cierta no procedieíTe de ferjlosc»
nemigosflacos.Bienaueys juzgado: refpondio
O&auian.) , Y afsi también yo os digo , que la
continencia es como vn capitán que pelea va
lientemente,}' auque los enemigos fean rezios
y poderofos.no dexa por eíTo de vécellos, pero
no fin gran trabajo y peligro .Masía temperan
cía libre de toda turbación y mouimien to,es fe
me jante al otro capitán que fin pelea y fin con
tradición vence y reyna , y adiendo enel alma
donde fe halla no folamente remediado en par
te,mas del rodo muerto el fuego delosdcfíco*,
como buen principejquando vn pueblo echa a
Ya *"Hh iij dos
El cortefano; , ^
dos paftes,y pelean encrefi vnos con otros, da
ftruyelos alborotadores enemigos familiares,/
da el mando y el fefisrio encero á Iá-razon,y no
forondo a nueftro fentido, tino ínfiírtdiendo
nos fabrofaménccyha fuerte y firme peffecu-
cion que nos inclina al bien, hazenos eftarfoG
fegados y llsnos.de.repoíb , y guales en todo y
bien medidbs,y por dónde quiera compílenos
de viia cierta concordia con nofotros mifmos q
nos mejora y nos da luftre con vna bonancatá
clara, que jamas nos añublamos, ni nos turba'
mos,fino que fomos bechos en todo conformes
Íon la razójypreiios y aparejados a enderezar
azia ella todos nueftros mouimicn tos. y tegui
lia a donde quiera que nos lleue fin renitencia
ninguna como los tiernos corderos que corren
eftan , y van fiempre cerca de fus madret.y no
fe mueuen mas de quanto las veen mouer a e*
lias. Afsiquceíta virtud ya veys que es total"*
mente perfecta, y conuiene principalmente a
los principes.Por que della nace muchas otras.
"No alcanzo yo(dixo entonces miflfer Cefar G5
"zaga)que virtudes conuenientes a vn principe
\>á vníeñor pueda nacer de efta temperancia
fiendo ella la que quica(como vos dezis)las afñ.
ciones y delTeos y otros femé jantes mouimien
•tosdenueftras almas. Lo qual por ventura
ftrja bueno en vn Frayle o Hermitaño. Pero
irrofc yocoraopjjdtciFefufriríe en vn principe
Libro quarto. fo.z4.4i
magnanimojibeial y esforzado, que jamas po*
cofa que fe le ofrefcielTe tuuicífe yra y aborrcf*
cimienco o amor o defamólo otro fentim knto
aiguno,o como no teniendo alguna cofa deltas
pudieile alcanzar autoridad con los pueblos o>
con la gente de guerra. Yonodigo^refpondio
Oftauian)que la temperan^adefarr jyguc total
mentedenoiotros las aficiones o moi¡imieucos
del alma,n¡ feria bienque lo hnieiTe,porque aú
encítas aficiones ay algunas parres buenas pe*
ro digo que aquclloque en nueftrosmouimie*
tos interiores es malo, y porfía a no dexaríe do>
mar délo bueno,eltAvirtud lo ib juzga y lo trae
haítaponelio deba xo délos pies dcla razón. Af
fi q no es cofa neceííaria ni razonable por qui*
rarlas pafsiones del alma q nos turban , arrácac
de rayz los moui mien eos y alborotos della.Poe
q ello feria como (i por proueer q ningún hom
bre fuella borracho ; fe hizicflfe vn pregón que
nadie ofafie beuervino,o porq fuele el hóbre ca
er corriédojfcquicafTe elcorrer.Acordaysos q el
que concierta vn cauallo.no le haze q no corea
o que no Ul te, pero aueaale a que lo h ag* a búa
tiempo, y quando quiere el Canillero que Ve
trae.Deftamifnru manera los mouimientos de
nueftra alma moderados y corregidos por la ce
peran^a ayudan mucho ala virtud. como la y ra
q pone efpuelas al esfuerzo , y el odio cotrales
malos quefoitificaalajuílicia. Yatsi ayotwa
Hh üij mu.
., ■ El cortefano. r
muchas virtudes ayudadas por ellos nueííros
mouimientosjlos qlesfi fequitalTcn del todo,
dexariá la razón fi ;ca, y cayda de tal manera q
¿éleuantatTen poco los bracos para, hazer cofa
qdeuiefle, y quedaría ni mas ni menos como
vn patrón dc^vija gran naueen mitad de vna,
grá caima. Pox ejío no os macauilieys feñor mif
terCefar,quc yo aya dicho que déla temperan
ciaprocedañ muchas otras virtudes.Qne fabed
2ueafsilohaz«n.Yquandotodas cftan juntas
el alma ayudada dcla razoIJega a eftar tépia
da y concorde có el armonia deilas,facümente
defpues recibe aquel verdadero esfuercp,có el
qual fe halla firme y coftante enlos peligros, f
caíí feñora de todas las pafsiones humanas.Al-
cá$a tábien la |uiticiapura virgéy entera ami
ga déla humildad y tépláca,y del bien,y en fin
reyna de todas 1 as otras virtudes,pues mueftra
•de hazer lo'q fe deue hazer,y de huy r lo que fe
deuehuyr,y espíectifsima, porq por ella fie ha*
"zen las obras deias otras virtudes, y dellarecw
' be muy gtá prouecho el qla poíree,r.o iolamé-
re para ü,mas aun para los otros.Sin eíta(fégun
vulgarmente (edíze) el mifmolupiter no po
dría bien gouernar fu reyno.La gra ndeza del a
nimo viene luego tras citas, y a todas las haze
- mayores , pero ella por fi í ola no puede eftar.
Porq quien no tiene otra virtud,tampoco pue
de tenergrií atiirno.De codas ellas defpues guia
; ''■• ( la
Libro quarto. ^ fo.245
la prudencia.La qual confiíte en vn cierto juy-
ziodefaberbien elegir. Y enefta tal cadena tá
bie nauencurada viene atada;] a liberalidad, la
magntticecia,el deifeo de honrra,la buena cria
<¡a,la manfedumbre,la dúlc,ura,la buena cóuer
íacion,la af*bilidad,y muchas otras virtudes q
agora no haze alcafo dezillas todas. Yfi nueftro
cortefano hiziere lo que hemos dicho , hallara
todas eftas virtudes en el alma de fu principe»
délas quales cada dia vera nacer tantas ñores y
frutas,quantas no fe hallan en los mas deleyto
fos jardines del mundo. Y viendo efto terna en
íi vngrandifsimo contentamiento, acordando
fe que no ha dado a fu principe lo que dan los
locos y büxos hombres,que es oro y plata,baxi
Has ricas,grandes aderec,os,yfeme|antes cofas,
las quales fuelenfaltaralquelasdayfobraral
quelas recibe,mas que 1 e ha dado aquella An
gular virtud que quica entre todas las cofas hu
manas es la mayor y la menos común, y menos
co nocida y tratada entre los hom bres. Yerta es
la buena manera de gduernar y reynar como es
razón. La qual Tola bailaría aluzarlos hóbres
bienauenturados, yreflituyrotra vez al mun«
da aquella edad de oro,que fue(fegü fe eferiue)
enef tiempo en que reyno Saturno.
« ;.:'. Hh v qCapitu*

'1 1
Elcortefano.* .
^"Capítulo, üj. En el cjual fe platica
qual fea mejor gouernacion ,la de vn buen
Rcy,o la devna buena república ,yfobte
cfta difpuca paíTan entre los córtela .
nos fabriles razones y replicas.
f r \

QVIPAROOCTA
uiancomo por defeanfarvn poco,
l ydixoGafpar pallauicino. Q¡iaí
teneys vosleñorO&auunporme*
jor y mas profpero Tenorio, y mas
bailante tornar al mundo eíia edad de Oto de
que vos agora hezi fies mención , el re y no de
vnmuy buen principe, o el gonierno de vna
muy buena república, f Yo querría fismpre
misCrefpondioOflíuian) elreynodevnbuen
principe.Porque es feñorear mas conforme ala
natura,y afsi fefufre comparar las cofas peque
fias alas infinitas, mas femej ante al de Dios. £1
qual tiendo vnofologouierna a todo el mudo.
Mas dexando eíto,mirad que enlo que fe haza
con artificio humano , como en los exercicos,
enJos grades Nauios,enlos edificios, y en otras
tales cofas, tod) fe refiere a vt\o folo que go ui
«rna a fu voluntad y es el Maeítro. Afsi mif mo
en nueftro cuerpo todas los miembros traba*
ían y fe, excrcitan Gguiendo lo que el cora c,on

Libro quarto. fo.z4$
máda.Demasdefto,parece cofa razonable que
los pueblos fean gouernados por vn principe,
como lo fon tábien muchos animales,a losqua
les la mifma natura lesmueltra la obediencia
como cofa muy faludable. Vcys que los cier*
úos,lasgrullas,y muchas otras aues quando pa
flan de vna tierra a otra fi empre tienen vn go-
uernador aquicn figuen y obedecen. Y las aue*
jas calí como íi vfafen de difciirfo derazon tie
nen tanto acatamiento a fu rey,que no le tiene
mayor los mas fub jeitos pueblos del mundo.Y
afsi todo eilo es muy gra arguméro para hazee
conocsr q el Tenorio del principe tiene mas có*
formidad cola natura'qel déla republica.Pues
fcmime parefce(dixo entonces miflerPietrobS
bo)q Gendonoi dada a todos la libertad ygual
tnéte de mano de Dios por vndófeñalado y fia
gular,no es raaos q nos fea quirada}ni que vno
alcáce -mayor parte della q otro, lo qual acae
ce debaxo del gouierno délos principes. Pora
comüméte tiene a los va (Tallos apretados en ei"
trecha fojucion.PeroenJas repúblicas bie fun
dadas y regidas no es afsi, antes encllas fe guat
da marauiliofamtnre la libertad. Y demasde
fto,enlos confejos y juyzios y confuí tas mas ve
zes acaece engañarle enelparefcer de vno ib"
loque el de muchos. Porque vn a pafsion de
yraodeodio.ode cobdicia mas facílmenre en
tra en vn;folo hombre que en todo vnp«?-
El cortcíano.1 T
fclo.E'qual es cali como vna gran agua.que me
nos aparejada «s a dañarfe que vna pequeña, i
Digo mas que el exéplo que aureys. rr aydo ¿*
los animales, no me parece que haze.a nueftto
propoíito.Porq loscieruosy las grullas y orras
muehasaucs no liguen ni obedecen iiempre a
vnomifmo ,afttesmudando agora el mando a
vno y agora a orro.Y delta manera viene la co/
fa afer mas ayna formada república que de rey
no. Yerta fe puede llamar verdadera & ygual
libetrad,quando los que algunas vezes manda
obedecen defpues también. La otra compara
cion pjues délas abejas,tampoco me parece qu«
quadra. . Porque aquel rey fu y o n t» es déla mif
ma efpecie del las. Y afsi el que quiiie/Te dar a
los hombres vnfcñorque verdadsramétefuef
fe merecedor de ferio, auria de hallailede otra
efpecie y natura mas exccllente que la huma-
na,para que con razón los hombres vuieflen de
obedecelíe,afsicomo acaece enlasoue jas oxar
ncrosobueyes.quenoobedeícen a vn animal
íemeíante a ellos,fino a vnpaftor,que es homs
*re,y en fú efpecie y naturales llena gran víu
ja.Por todas eftas cofas piéfa yoíeñor Oítauiá
que el gouicrno de vna república deue fer teñí
do en mas y ha de fer mas delicado que el de vn
rey. Contra vueirra opinion(dixo entonces O-
;¿Uuian)quieroyofeñormincrPierro traer vna
fola razon,y es ciU.Que(comofabeys)trcsma
%' 04
Libro quarto. É~i fo.z^r
ñeras de gouernar bien a los pueblos fe hallan
foIamente.La vna es el reynar de vn fojo rey¿
La otra el gouiernodelos buenos, queeranJIa*
mados por los antiguos optimates. Y Ja otra el
regimiento popular. Eftastres tiene-n fus tres
rompimiétos,o(pordezilIoarsi)f«s tres vicios
contrarios.En cada vno délos qtialesscada Vna
tambié detlas incurre en dañándole. El reynar
fe daña y fe conuierte en fu contrario guando
fe haze tiranía. Yel gouierno délos buenos,quá
do fe muda enel. de pocos poderoíbs, ynobue-
nos.Yel regimiento popuíar,quando es ocupa
do confuffamente por todo el pueblo. Elqual
mezclando y confundiédo los grados y l*s par•>
tes ordenadas y atentadas en cada oficioy^ft»
do pone totaíniéte el gouierno etí manóí de la
multitud coftifá.beílas tresmaneras degóuer-
narmalas,claroeftaquelatir«'rfí<<fcíi¿peor,ftfl
gun fe podría muy bien prouar por mútífai'ráá
zones.Gon«luy«fle luego quí de aquellas tres
manerasde gouierno buenas'jladeíreyhar es la
mejor,porque es contraria ala ptíer.Queccom*
teneys bien entendido)los efeclos del as canias
contrarias fon ellos también entre G córranos.
Tras efto refpondiendocfs aloque aueys dicho
déla libertad , digo que la Verdídera' libertad
no es biuir co mo el hombre quiere , fiftofegun
las buenas leyes mandan. Y ño es menos natu
«1 y proucchofo-y neceflarioel obedece¡f que
el rtíádar. Yalgunas cofas a y nacidas,y afsi feña
Lid as y ordenadas naturalmétc para mádar co
moocrasuaraobedeiccr.Veríladesóaydosfor
rtwsde teñotear.Lavna es rigúrofa ylleua afuet
c,a tas coi a -i, corno es la q vían cólos efclauos fus
duenos,y coa cita el alma manda al cuerpo.
q La otra es mas blanda y fabrofo, como la que
trata los buenos principes por el camino de las
icyes con fus pueblos. Ycorteftamandalwa
zon al a perito. La vna y la otra deltas dos ion
prouechofas. Porque el cuerpo es nacido natu.
talmente difpuefto a obedecer al alma, y afsi
miimo el apetito» la razón* Aytambjen mu-,
cbos hombres que no entiende fino enlas cofas
del cuerpo,y ensilas andan fiempre embúdeos
yparaeilasfolamentebiuen. Y ditos tales fon
tan diferentes de los virtHofos^uanto ío es el
cuerpo del alma. Mas toda via por fer anima
íesracionales participan algo deraz$,'pero no
mas de quanto la conocen , no poney endo la
ni gozándola. Afsi q ellos naturalmcre fon fier*
nos. Ymejorlesesaellosobedecerquemaní
dar. Que manera pues dixo en toces Gil parpa
Ilauici no fe ha de tener en mandar a los difere
to¡»yvirtuo(bs,puesquenofon naturalmente
H"eruos.&efpondio a efto O&auiá. Hx les el lió*
bre de mandar con aqlla manera que arriba di
ximos blanda y fabrofa,y propria par a vn bué
rey & pata vna buena ciudad y há fe de dar a «>
fto»
~X
Libro coarto fo.24$
ftos tales aqllos officios y cargos q masles con,
uienen fcgun fu habilidad,.» fin q puedan elles
tábienmádarygouernaralosquefuerémcnos
fabíos que ellos.Pero enefto ha fe de mirar fié-
pie que el principal gouierno cuelgue todo de
vu fupremo principe. Y porq meacuerdo q aue
ys dicho que es mas fácil cola dañarfe y rnzer-
fis malo vn folo hombre que todo vn puebb,di
go que también ;es masracil cofa hallarle vn
hombre bueno y fabio^ue muchos. Yporeler
to razón es efperar que ha de fer bueno y Cabio
vn Rey viniendo de alta fangre,fiendo inclina
do a la virtud por fu natural inflinjo. Y porja
floriofa memoria de fus antece flore». ..xjieri'
o criado en fus buenas coftumbres. Yfirvo'fúe
• redeotra«fpecie,masexcellencequelahuhu
na,íegun vos aueys dicho hablando enlo déla»
abejas,baftarle ha fiendo ayudado de la da&ri
na y criaba y arte del cortefano hecho por ellos
feñores que fea perfectamente juíto,cótinent«
templado,animofo , fabio , liberaI}magnifico,
buen Chriftiano,piadofo,y en fin honrrado
glor¡ofamente,yamado de los hombres y do
Dios.Con cuya gracia alcácara aquella virtud
altay masquehumana,que por los philofo»
phos es llamada heroyca,la qual lo fubíra ma«
alto délo que nueftra humanidad futre y le ha
ratan perfecto y marauilloío , poniéndole tan
«riba de todo el Bflundo, .qut fe pueda mas ay
ticorteíano.
na llamar vn medio Dios,que vn mortal hom*
bre. Porque enla verdad Dios refeibe grá deley
te,y es propceclor de aquellos principes que ti»
guen fus pifadas y andan por parecerlemo coa
moltrarfe pornuiypoderofosy hazeífe adorat
délos hombres,Gno con fer puramente bueno?
y llenos de faber,con el qual quieran y íepáha
zerbienyfcr fus minillros/lcftribuyédo parala
falud yprouechodelos hombres los bienes y
lis mercedes que ellos d«l refeiben. Por ello
amo enel cielo,eI foI,y U luna y las otras e/ire
lias mueílran acá enel mundo calí como en vn
efo^Q vna cierta lémYfanc.a de Dios, afsienla
mlt/mucho mas propria jrmagen de Dios fon
aquéllos buenos principes que le aman y le te*
rnin,ymueftranalos pueblos laclara Iuzde fu
jullicia,acompañda cola Cambra de aquella al
tarazón y entendí miétodiuino. Y Dios a ellos
tales da parte déla honeftidadjygualdadjiüftii
cia,y bondad fuya,y de aquéllos otros bienaué
turados bienes que yo nombrar no fe.Los qua-
les reprefentan enel mundo vn teftigo de la di
uinidad harto mas claro y cierto que Ja luz del
íbl,o él continuo boluer del cielo con la varie
dad délos curfos délas ellrellas. Afsiq lospue
blos fon de Dios encomendados al os principes.
Losqualesdeuentenergran cuydadofievhpre
¿ellos por poder dar buena cuenta del carg ■> q
Íes es dado como ladanlos buenos mayordo»
moi
Libro quatto F0.24*
rnosafus feñores.Yhanlosde amary tener to
do fu bien y mal por proprio,y procurar fobre
todas otras cofas eldefcanfoy contentamien*
to dellos.Por efib deue el principe no folameti
te fer bueno,mas aú dehazer buenos a los otros
como aquellaforma quadrada que vfan los al
bañies,Ia qual no folo eníi es derecha,ygual y
Í'ufU,masenderec,a,yguaIayhaze juilas todas
as cofas c¡ aellafe juncan.Y enla verdad muy
cierta (eñal es de fer el principe bueno, fer fus
yalTallos buéos.Porq la vida del principe es ley
&maeftra délos piieblos.Ynecefíario es qde las
coílúbresdel proceda las de todos los otros, y
noc5uienequeeI ignórate enfeñealdeforde
nado ni el desordenado ordene, ni el caydo le
uante a otro.Poreflb fiel principe ha dehazee
bien todas eítas cofas,es meneíter primero que
ponga gran e Iludió y diligencia en fabctlas , y
que deípues forme dentro eníi y guarde firme
mente entoda cofa la ley déla razon,no eferip
ta en papel ni en tablas de metal, fino imprimí
da en fus entrañas, a fin que el fea fi empre,nofo
lamente familiar,masintrinfeca y fixa, y ande
con el fiempre como cof* que es parte de fu al
ma.Porque dias y noches,en todo lugar y tiem,
po le confeje,y le hable dentro en fu coracon,
curándole de aquellas pafsiones que fuelé fen-
tirlos hombres diftbluros. Losqualesde eftor
continuamente apretados por la vnapartedel
• Ii pcf*
hi cortetano;
pefado fueño déla igr orancia,y por la otra cfeí
trabajo que refciben de fus peruerfosy ciegos
delíeos ,cftjn íiempre deíTaíoiiegados y coba •
tidos de congoxo(asfatigas,como acaefce ilgu
na vez a los que duermen e ¡rallo de eitrañuy
cfpantolás viiioues. Cargando de( pues maya
poder almal querer ha de cargar de nccefsiJai
mayor pefadumbre.Y cree que quando el ptin
cipe puede lo q quiers,entonces es grá peligro
que no quiera lo q deue.Por eíTo bien dize Biai
que enlos cargos fe parecen luego los hombres
Porque como en vna cuba o en vna tina ñ terc>
c,uma,mal fe puede conofcer eftando vazia por
donde Te Tale, pero en hinchiendolafe veelue
go,afsi los corazones dañados ylienos de vicio*
Jocas vezes delcubren fus tacnas ha/la que los
inchen de aufroridad.Porque luego entonces
en viendofe profperos,no bailan a Ueuar el gra
ue pefo del poderque alcanc,an,y alsi le caen y
fe quiebran,y quebradas vierten por todas par
tés la cobdicia,la fobetuia,la yra,la vanidad,?
aquellas columbres de tiranos que tienen dea
tro enfi. Y afsi fin ninguna coniíderacien mal
tratan a los buenos y labios , perfiguiendo los,
y honrranalosmalosy locos, f^uorel'cien do
los. Y no íufren que en las ciudades aya amida
des,ni compañías, ni tratos entre los ciudada-
nos, an res traen fiépre Cobre ellos grades etpiai
y tienen cabe li »cwfadotes y matadores par» el
■ o-* ií pan
Libro" quarttf fo.i^á
pantaralospüeblos,yhazellos de flaco fpiritUi
Yordinariamentefiébrádifcordias entre ellos»
porqnoefté vñidos.afsi no tégan tacas fuerzas.
Y delta manera procediédo de vn mil en otro,
hazefe vn procedo de infi nítos*lañps ymiferiaj
para los cuytadosdelos vaflallos.Y muchas vo
zes fe ligue cruel muerte,o alómenos temor co
tino diUaa losmidnos tiranos.Porqucios.bue
nos principes temen, no por u*,fino por fus pue
blos.y los tiranos temen a fus mifmos pueblos.
Y anliquanto mayores Tenores fon, y mas nu
mero de gente tienen debaxo de fu mando, ti
to mas temen y tienen mas enemigos.. Que vi
da penfays vos que temía, y quantos fobre-
faltos fentiria Clearco tirano de Poto cada vez
que fe pafleaua por la ciudad , o falia al Trica*
tro,o yua a algún banquete , eferiuiendoPe del
que dormía folo en vna cámara cerrado por de
dentro a gran recaudo. Pues que diremos de A«
riftodemo Argino. El qualauia hecho de fu
cama cali vna priíion,por que en fu palacio te
nia vna pequeña cama hecha con tai artificio,
que eftaua colgada ene) ayre , y cá alta que era
menefter vna muy larga cicatera para fubir a e
ila,y allí dormía con vna manceba fuya,la mu
dre déla qual tenia cargo expreflo de quitar ca
da noche el efcalera y de tornarla af poner enla
mañana, Muy.cpcraria vida deíla ha de fer en
todo JU ddlbjtijprincipc. Cóuiene afea libre./
li i) firt
El cortefano.'
fin miedo,y t an acepta y cara a los fuyos,quan
to a ellos la propria yordenada de manera>que
fea en parte a£tiua,y en parce concemplatiua y
eíto no mas de quanto conuenga para el bíéde
los pueblos. Qual de(Tas dos vidas(dixoeiu
*toncesGafparpallauicino)osparefcea vos fe-
ñor Oftauian que haga mas al cafo para vn prin
cipe.Refpondio Oftauian riendo. Vos qui^a de
ueys de penfar que yo prefuma defer aquel giá
Cortefano que es obligado a faber tantas cofas
y aprouecharfe dellas para el fin que aqui he
dicho.Pues acordaos que ellos caualleros le hí
formado con muchas calidades que yo porcicr
td no las tengo.Poreffo procuremos de hallar
le^ hallado q fea , remetirme a el eneííoy en
todas las otras cofas que pertenefeen a vnbué
Írincipe. Yo pienfo(dixo entonces Gafparpa
lauicino^que fí délas calidades dadas al Corte
fano vos falcan algunas, feran mas ayna la mu*
fica y el danzar y las otras de poca importada,
que aquellas que hazen al cafo para criar bien
a vn pnncipe.Noíon cierto(refpondio Oftauiá)
de poca importancia las que aprouechan para
ganarla voluntad del principe. Lo qual es ne
cesario que haga(corno emos dicho) el Corte
fano primero que fé atienture aconíejalíe y re*
prehendelleymoftrallelavircud, Laqual(íe
gun piéfo auer prouado có mis' razones) fe pue
de muy bien aprender,y aprendida aprouecha
u ii tan
Libro quarto. fo.z^
tato quáto daña la ignorancia/Déla qual nsccu
todos los peccados , y en efpecial aquella faifa
prefumpcion,quc el hombre tiene de fi mifmo
por eílb pareceme que baila ya lo que he dicho
porventura me he alargado mas de!o q me o
I iligaua lo que he prometido.Dixo la Duquefa
entonces. Quanto mayor fuere vuelWpaga q
Yueftradeuda,tanto mayor fera vueftra corto
fia yel cargo en que os qucdaremos.Por effe no
fe os haga de mal refponder ala pregúta del fe
ñor Gaípar pallauicino. Y pido os por merced q
digays también todo lo que os parece que vos
moftrariades a vueftro principe fiel tuui effe ne
cefsidad de aprender. Y hazed cuenta agora q
vos fuelTedesya tá íu priuado que pudieíTedes
dezille libremente vueftro parefeer en todo.
Riofe a ello O&auian fregofo y dixo.Si yo fuef
fe agora muy gran priuado de algún principe q
yo conozco, y prefumieíTe de dezille mi pare
cer en algo , yo os prometo que prefto no lo fe*
ria.Ydemas delto para moítralle feria neceíTa*
noque yo primero aprendieíle. Mas toda via
pues vos feñora manda ys que yo refppnda a lo
que el Tenor Gafpar pallauicino ha prcgütado,
íoy contento de hazer!o,y afsi digo', que mi o*
pimon es que los principes deuen cene r fin a e-
ftas dos vidas,pero mas a la cotemp] atiua.Por
que ella en ellos es partida en dos partes. La
vnadclasqualesconíiíteen conofeery juzgar
li üj bien
El correrán»
bicn.Y la otw en mádar juftamete y por termlV
nos con ucnibles las cofas puedas en razó, y las
que licitamente fe pueden mandar, y mandar
las en fu lugar y tiempo a los que con razonlas
ouierendeobedecer.YeftotocauaelcluqueFe
derica,qu.;ndodeziaqlelqfab!a mandar era fié
pre obedecido. ElmandárenfinesGefhprecl
principal offieio,peroaúque parezca q a ellos
no lesquepa finoeltí*, deuen todavía muchas
vezesfer prefiMÍces'en ver poner porobrafus
mandamientos^ kun fegun la necefsidad y ef
tiempo ayudar <bh fus manos eri todo. Ye/lo
es parte dele attiüé;Pero el fin dsj* vida aftiua
¿eUe feria cóhtempláriua,cqmoeldela guerra,
es la paz,-y el déjws 'trabajos el repoíb.J;Poreno
conuiene al buen principe poner fus pueblos
en tan buenas coftumbres,y tenerlos can corre
gidos co tales leyes y orden,q puedan- bluir en
iofsiegófin peligro^y con aucturidádjgozando
có honrra del fin de todos fus negocios que de
ue fer el defcanfo.Porq muchas vezes fe han ha
liado hartas repúblicas y principes den guerra
liempre alcanzaron gran poder, y florecieron
mucho, pero luego que tuuieron paz Te perdie*
ron y quedaron deflúftrados como hierfoque
ennofíruiédoIuegofe.hinchedeorin.Ylacau
fade todoeftoes,noauer fido'bien inftruydos
y acostumbrados en el bitur pacifico /ni fabet
gozar del bien del fofsiego. Yporcietco andar
con
Libro cuan©, to.zfa
continuamente tratando la gnerra¿{ín teneros .
joallcgar ífufinqueeslapazjnoeslicito.Puo •
Ao que pienlen algunos principes que todo CU;;
princip J intento ha de fer feñorear y te.i¿r ful> ,
pecios ios pueblos comarcanos. , Y ai si exercU •
tana ios fuyos en vna fiera guerra de robos, di? i
macaneas , y de fetnejantes cofas', y de hazse :J
mercedes a los que faben mejor tratar cfte offi- ¡
cio,al'qual ellos llaman virtud. Y de aqtiina
ció aquella coftumbre culos Scy ras,que el qne '
noouieflc muerco a algún enemigo fuyo,no;
pudiefieenloscombites .públicos bsucren la
tac,a en que los otros beuian. Hn oreas parces íe
víaua poner al derredor de cada (epu) tura tana
tas columnas de aquellas que los Giiegos lia •
man Obcl ifeos, quantos enemigos auw muer*
to aquel q alji ei'taua enterrado. Y todas eftasf
cofas y otras tales fe hazian porque los hom»
bres fuefíen guerreros, a fin que íkmpre andu«
uiefien conquiftando y fo|uzgando proiiincia*
de vna en otra , có intención de fo juzgar i as toj
das.Lorqual fuera quafi impoísibie, por fer ca
la para nunca ac abar,lu!ta que río ouiera mas
que (bjuzgar enel mundo. Y era mil bien cócr^
rio aU ley de natura, la qua] manda q no h aga
mosa otro loque no queniamos que fe hiztev
fe a.nofotros. Por eíTodeuen los principes exee
citar fus pueblos enlas cofas de la guerra, no
por cabdicia 3 feñorca^fino pordeféder a ü y*
l,i iii) ello»
osd' Elcortefano.
ell e e quien leí quiera ha ¿er fobr 3 s,o tambié
por har los tiranos,y por poder bié gouernac
a los puet>los,noluf riendo que fean maltrata*
dos,o verdaderamente por quitar de libertad y
poner debaxodeferuidumbre a los que fea na
turalmente tales qué merezcan fer hechos ílec
uos.Pero efto ha de fer con intención de gouec
nados bien y detenerlos en paz y fofsiego defV
pues de aucrlos fojuzgado. Y cftc milmo fin há
detenerlas leyes y todo loque efta ordenado •
porlaju(licia,caftigand9alosmalos>noporo^
dio,fino por que no fean malos, ni embaracen
elfofiego délos buenos. Porque en verdad es
vna cofa fuera de toda razó y digna de fer muy
reprchendida,moftrarfe los hombres enlaguer
fa(laqualenfiesmaIa)valerofosyfabios, y en
la paz C la qual es buena) moftraríe ignorantes
y paro tampoco,que no fea para gozar del bié
que les es concedido. Afsi que como enla guer*
radeuen los pueblos ocuparfe en las vimides'
vcile s y heceffarias para alcanzar dellas el finq
eslapaz,aísienlapazpor alcanzar fu fin que
es el fofsiego deué ocuparfe enlas honeftas, las
qualesfbn elfin délas vtiles. Delta manera los
Jubditosferan buenos, y el principe tema mas
a quien loar y hazer mercedes , que aquien ca-
ftigar.Yelfeñorioferaparael feñory páralos
vanados profpero y bienauenturado;no riguro
fo ni aíperojcomo cojs elefclauole vía fu due
ño,
Libro qtiarto» ' f°*z55
ñ(9,fino dulce y manfo como debuen padre a.
buen hi|O.Dixo entonces Gafparpallauicino. ■
Por cierto yo holgaría mucho de Caber quales-
fea effás virtudes v til es y neceíTarias en la guer >
ra,y qui les las hon eftas enla paz. fTodas fon
buenas(refpondio 0¿tau¡á)y prouechofas,poc
que fe enderezan a buen fin. Pero enla guerra
principalmente vale aquel verdadero esfuerzo
que hasefer nueftros ánimos tan libres de toda
pafsion,que no folamente no tememos lo&pclt
gros,mas ni aun fe nos da nada del los. Aproue
cha cambien la conílancia yel fufrimiento con
eí ariimo ifirme y fixo y defa pafsiónado a todoj»
los encuentros déla fortuna. Coñuiene afsi mif
mo en la guerra y-efequalquier otra cofa tener
codas las virtudes-qne fon enderezadas a4o hos
neltOjComoes.lájultlcíáilaconiiaenciaylaté
peranca.Pero citas mas propriaméce fe requie
ren enla paz. Porque muchas vezes loshobres
pueftos en profperidad y fofsiego quádo la foc
túrrales fu cede bren ¡ vieñeil a íuzarfe injufto*
& iftterperados.y dexánfé dañar con la abun-
danesa délos deleytes . Y por eflp los que $8 ai>
eneíle eftado que emos dicho proípero y ib fíe-
gado tienen muy gran necefsidad de eftas vir
tudes. Porque el mincho ocio fácilmente caufa
vicios y malas ceíhimbres. Y afsi los antiguos
tenían por. refrán que los íieruos nunca auian
Jdc eílarociofos ,y creefe gue las Pirámides de
fcl li v Eg»P
ETeorterano,
Egypto fueron hechas por teñera los pueblo* "
ocupados en algún exercicio. Porque comun
mente la coftumbre -del rrabajo es muy pnx '
uechoCi a todos. Hallanfc demás detlas virn
desorras muchas de gran prouec lio. Peí obalh
Jodicho.porquefíyofupieJrc hazer mipimci.
pe tal y de tan buena y virtuofa crianza-como
croos declarada, y de hecho le hiziefíeafsi, yo
penfaria auer harto cumplidamente alcác,ad»
«lñn del buen Coitefano. . ..,,. ,.:,
til '-A': .-> .'.•:. ih .- ,' p , f -.oti'j: ....', .: ■ -

^Capitulo.iiij. Ene! qual Ofouiaa
proíigue fu platica cerca délas virtudes, en
•. que paíTan cierras preguntas y reípuef-
...... u»,en efpecial como hade criar y
i..... .«nfeñar a yn principe el perfis*
. íto Gortefwio»
- ■■ ...

IXO ENTONCES GAS*


par palIauicinofeñorO&auiá por
que((egü veo;vos aueys alabada
mucho la buena arte y manera do
i faber bien criar a vno,y caíi aueys
moltrado creer que eíto fea la principal cofa có
la qual el hóbre ie haga.virtuofo. Querría por
•ífo agora yo íaher fila criá$a q ha de mol"ir ar el
«ortefano afu principeha de combara nioíiru
W. i8
Libro qusrto¡ ' fo.r ^4,
fe con la conue tfacion y coftúbres "ordinarias,
las quales poco a poco finque el mire encllo le
abezen a hazer buenas cofas,o fi ha de Cercóme
c,ada con hazerle entender por razón laquahV
dad del bien y del nial,y có moftrarle antes de
ponerle enel camino q ha de lleuar,qual fea lo
bueno puraque lo liga, y qual lómalo para q
Jo huy a,y en fin G es mejor introduzirfe y fun»
dártela vircudennueftrasalmas cola razony
có el diícurfo del entend¡miento,o verdaderas:
mente con lacoftumbre. Parefceme feñor-(reC
pondioOfta trian") que vos qtiereys agora me*
terme en largas platicas y grandes honduras^)
mas porque no penfeys q me efeufo de refpon*
der a vueftras preguntas,digo que afsi como el
álmá y el cuerpo en nofotros fon dos cofas, afsi
también el alma es partida en dos partes. La
vna délas quales tiene en fila razon,ylaorrael
apetico.Yafsi miímocomoenlo que feangen-
dra precede el cuerpo al alma .afsi también la
parte irracional del alma precede a la racional,
Y eftofe vee claramente enlos niños , los.qoa-¿
lescáfi en naciendo mueftran luego tener yra
y gana,agora de vna cofa,y agora de otra, pero
la razo no fe mueftra enellos fino dfpues pordif
curfo ctciSpo. Afsi q figuiédo efta ordé deuefepr»
mero-tenercuydadocH cuerpo q del alma,y afd
mitmo del apetko,prirnero q déla razón. Pero «
fte cuydado q fe hade cen.er41 cuerpo fea d&fer
ils'up p«<
Elcortefáño
por refpe£to del alni3,y el del apetito por reG
pedo déla razón. Porque como la viren d int»
llectiua fe haze perfefta con la do&rina, afsifa
haze perfecta la moral conlacoftumbre.Deut
luego primero moítraríe efta buena crianza có
la coílumbre,la qual puede gouern ar los apeti
tos que aun no fe n capaces de razón, y endere*
garlos con el buen vfo hazia el bien.Defpues có
firmanfe ellos con el entender,el qual aunqu e
mueílre tarde fu luz,da manera para gozar pee
unamente déla virtud a quien tiene fuad*mé
to de buenas coftu mbres.hn Jas quales zonGtl e
Ca mi parefcer)la fuma de todo cito. Querría fa#
ber dixo Gafpar pallauicino antes que paffey»
mas adelante,que cuydado es efle que vos dc-
zisqueTe ha de tener del cuerpo. Porque me
parefee que aueys dicho que primero deuemos
tenerle del que del alma.Eflo preguntaldo(ref
pondio riendo O£tauian)alos q citan mas freí*
eos y gordos que yolero toda viadexádo bul
las a parte podríamos hablar bien fimdadamc
te eneíto,y tratar (obre ellos hartas cofas bue-
nas;como feria dezir déla edad mas conuenien
tepara cafarfe,afin que los hijos no eft uuieiTen
muy cerca ni muy lexos délos años de fus pa-
dres.Tambien délos exercicios y crianza en q
han de fer puertos losniños luego en nafeiédo,
y defpues en todo el procedo de fu edad, porq
falgan fanos,bien difpuellosyrezios.Lo q mas
--^Av; quen
Libro quarto. f°-25?
querrianCrefpoTidioGafparpalIauIcino^lasmu
geres para hazer fus hijos bien difpueftos y her
mofos fcria(fcgun mi opinion)Io quePlaton er|
fu república quiere delJas,que no fean partí cu
lannen te propri as de nadie, fino que fea comu
ríes. Y aun holgarían ellas de ferio de aquella
mifma manera que efte philofopho dize. Oíxo
entonces Emilia riédo.No me parece que que
do a(Tcntado enlo que concertamos,que onief
fedes vos de boluet a dezir mal de mugeres.Yo
porcierto feñoraCrefpódioGafpar palíauicino)
pienfo que las alaboitiucho enefto. Porque no
digo fino que querrían que fe guardaíTe vna co
ftumbre aprouada por vn tan ungular y feñala
do hombre como fue Platón . Veamosf dixo rié
do múTerCefarG5zaga)fi entre los preceptos
del feñor 0&»uiá(que aun no fe lí los ha dicho
todos)podrian tener lugar efle,y fi feria bien q
el principe hizieíTe dello vna ley. Los precep
tos que yo he dado,aunque fon pocos(r«fpona
dio 0¿tauiah)baftarianquica a hazer vn prin
cipe tan bueno como podría fer los que fe vfan
oy en día , no embargante que quien quiííefle
tratareíta materia mas delgadamente,aun ha
Haría mas que dezir fobre ello. Dixo a efto la
duquefa.Pues no cuefta fino palabras,dezidno$
agora todo lo que feos ofreciere que haga al ca
* fo para criar a vueftro principe y hazerlc fkbio.
Refpódio a cito Oftauiá.Mudus otras cofas fo
ño
El Cortefan»
fiorale moítrari ¿ yo fi las fupiefie.y entre Uso
tras feria eíla vna. Que de fus vaiíallos elco-
gieíTe vn cierto numero de caualleros,delosde
mejor linags, y mas princip *les , y mas Cabios,
con los quaíes comunicada y conlultaffe todas
las cofas de fu eflado,y ¿ ellos dieflTe autoridad
o licencia de poder dczillc libremente fin nin
gún refpe&o toda lo que les pare cieñe. Yauia
de tener con ellos tal manera,que todos enten
dieíTen del que quería oyr y Caber de toda cofa
la verdad y que tenia aborrefctdo todo eígea
ñero de mérira. Y demás delta elecion q deuria
de hazer de ellos generofos y principales hom#
brcs,cófejarleyatambiéqueeligiefíeetielpue
blo otros demenor grado,deIos quales fehizieC
fe vn conício popular,el qual comunica/Fe con
el otro confejo de los Caualleros las colas de la
ciudad pertenefeientes a lo publico ya lo priua
do.Ydcila manera,que fe hizieflfe del principe
como déla cabecja.ydelos caualleros y délos po
pula res como délos miembros vn cuerpo folo
vñidotodo juntamente, el gouierno del qual
nacieüe principalméte del principe,y defpues
partid pafle de los otros. Y afsi elle tal eflado
compuefto y ordenado de efta arte, tecnia for=>
raa de aquellos tres buenos gouiernos q arriba
diximos,que ferian del Rey no,e I délos genero
lbs,o(fcgunlos Uamauan los antiguos)optinfa
tos.Y cldclpuoblo.Tr as eílolemollraria, q de
j.ibro quarto ro.z?»
los cuydados q ha de tener el príncipe , el maa
importante es el d«la fufticia-Porla cófcruaci»
déla qual fe deuédar loscargos a los hóbres ü»
bios y abonados. Y i a prudécia deftos ha de Cei
verdadera prudécia,mezclada có bódad, porq
de otra manera no feria prudencia fino aitucta.
Que quádo la bondad falta íismpre el arre y la
fotileza délos letrados es perdimieuto t y con-
fufion del as leyes y délos juyzios.Yla culpa da
todos los errores delios fe ha de echar aquié les
dio cargo de lurticíao deotracofa en qpudio
fíen manáar.Diriale también como déla \ut\u
cia pende aquel amar aDios,que fe requiere ne
ccfTariamente en todos,pero mas en los piincl»
pes. Los anales deuen amarle fobre toda otra
«oía, y enderezar a el como a verdadero fin co«
das fus obras, y ( como dezia Xenophonte)a«
laballe y amalle fiemprc , pero mucho mas en>
la profperidad.porque puedan def pues fin em»
pachopedille mercedes yremedios enlas aduec
fídades. Que en la verdad nadie puede gonce
nar bien a finí a otro fi Dios no ayuda enroco.
El qual fuele alguna vez embiara los bueno»
la buena dicha como criada fuya , para que les
ande cerca, ylos guarde de peligros. Y otra»
vezes les embia la mala ponto dexallosque lo
duerma tanto enlas profperidades , que fe olui
den de lo de la prudencia humana. La qual mu
chas vezes hazc que la mala íoicuna fea buen*
f
ei corrciano.
o íéa menos maIá.Como el buen iug*dor,qne
délos ruynesiáces délos didos faca prouecho,
o alómenos menor daño con tugar bien las ta
blas. Acordarialemasa buelcas de todo ello,
que fueffe verdaderamente buéchriftiano, de
confcienciafanayfirme^ofuperfticiofo.nida
do a las vanidades délos có juros , en falmos, de
Jos adeuinos.Porq defta manera jútádocó la hu
mana prudécia el temor de Dios y laverdad de
nfJTeligi6Chriftiana,ternia d fu manóla bue
ti a fortuna, y a Dios por protector.El ql líépre le
hará andar profperoenla paz y enla guerra. Di
ríale yo también que deue amar ala patríaya
fus pueblos,teniendelos no muy apretadospor
no félles odiofb,de dóde nielen proceder las re»
bueltas las coniuraciones y mil otros males, ni
tampocomuy íueltos en mucha libertad por
nollegarafer tenido dellos en poco,delo qual
nace la vida demafíadamente libre y diSToluta
etilos pueblos, y luego tras «Ha íefiguen losro
bos,los hurtos,los homicidios fin temor de las
-leyes , y por aquí muchas veze's viene la cofa a
total caymiento y perdición de las ciudades y
reynos.Moíka lleya mas,comodeue amar a íus
■ deudos de grado en grado,guardando có rodos
en ciertas cofas,como enla {itíticia y enla libes
tad, vna ygualdad medida,y llenando en otras
algunas vnadeuguátdad puerta en razó.como
en íer liberaren remunerarlos feruicios, en pe
parac
Libre quarto. fb.15?
parar las bonrr as y los cargos fe gun las diferert
cías y deíigualdades délos meri eos. Los qtiales
por muchos que íean ,no han de poder fer tatos
que las mercedes no ayan de fer mas. Deziile
ya tras efto,que íi afsi lo hizieíTe , feria no (ola-
mente a .nado, mas adorado de fus fubdicos,y q
no cernía necefsidad de tomar eftrangeros para
la guarda de fu pevfona.Que los fuyos por pro-
uechode Bmtfmoscon fus-vidas guardarían la
del» Y todos de muy buena vokuu¿dobedece3
XianalasleyesquandovieíTcnqueellasobede
cia, y fuelle cafivn conferüador y fecutor do
llas.Ydefta manera daria a cerca deíiotá bue
- na yfirme opinión de (i,queaúque algunavez
vinielTe en algo contra ellas,todos dirían y co
nocerían que fe hazia a buen fin. Y no temían
menos reípe&o y acacamiéto a la Voluntad del
q a las mtfmas leyes.Y cóeefto erarían los cora
$onesdelos pueblos tan moderados y puertos
en fu punto,que los buenos no querrían tener,
masdelo que vuiefTenmenefter/y les malos no
podrían. Y eito bailaría para poner gran fegu-
ridad en todos.Porque muchas vezeslasdema
fiadas riquezas fon caufa de grandes maIes,co^
mo enla trille de Italia que anda puerta en ma
nos de quantos eftrangeros quieren Taquearla
y decollarla. Y eíto acaece, afsi por el mal go*
uierno como por fer abundantísima y muy ri-
ta.Porefip feria bié que por la mayor parce los
<.~L KK pueblo»
El cortefanoi
Inieblosnífcreffeu muy ricos ni pobres.Porgue
os demañadaméte ricos las mas vezes fehaaé
fnberuios y loco».Ylos pobres vienen a feupo
cadas y crampoíbs.Pero los que no declina mu
cho ai vii e'lrems ni al otro , fino que fe confa
uan en vn buá medio , no engañan ni Con rebol
tofos, ni tampoco run miedo de fer engañados,
rñ cernen rebueiras.Yfísndoeftosque eftan en
.eftimediírtU masen numero, ds necefsidad
han da lar mas poderofos. Y afsi eítan como
vnos m odianeros que na dexan a los ricos ni a
los pobres leuantaiTe contra fu principe o con
tra los otros que gouierná ni los dexá andar re
bolineado al pueblo.Afsiq por hazer pacíficos
y ligaros los eftados , es vna cofa muy proue
chola conferuar generalmente e/lamediania«
Diriale luego tras ello quá necedario le ruede
vfar dedos y de otrosunuchos remedios opor»
tunos para nazerq es» fus vadallos no entraíTe
dedeo de nouedajes y de mudabas de eftados
lo qual las mas vezes hazenlos pueblos o pac
prouechooporhonrraqueeíperanjoverdade
ramen te por daños o por defonrra q temen. Y
eftos mouimientos fe engédrá en fus corazones
alguna vez por odio,o yra que los trae delcfpe
xadosporlasiniurias y vltragesqueles ion he
chosconlaauaricia,lbberu:a,crueldad,y vella
querias,y adúlcenos públicos de los mas prin*
cipalcsy podejrplos del pueblo , y otras vezes
*" * les
Libro qu arto. ro.z^s
lesvienendemenorpreciaralos principes pac
¡afloxedady vileza y poquedad que veenen
ellos. Para no.dar Jugar a eítos dos males , es
neceffario míelos vaíTallos amen y teman a fu
principe. Lo qual fealcanija fácilmente cora
hazerbien y honrr ara los buenos, y con pro*
ueer algunas veres con buena maña y otras co
rigor,que los malos y rebol uedores no lleguen
a fer muy poderofos. Y eíí e daño ha fe de pre •
nc nir mucho antes que venga. Porque có nut
cho menos uificul tad fe ataja las fu ergas de los
malos hombres antes que ellos las tcngan,que
fe quitan defpues que las tienen. Dinalcmas
que el mejor camino de todos para hazer q ios
pueblos no den en (entejantes yerros, es guar-
darloíde malas coftumbres,enefpecial de las
que fe entran poco a poco. Porque eftas fon pa
fluencias fccretasqiie tienen dañados los luga
res antes que puedan fer conocidas, quáto mas
remediadas. Con íejarieya también'que el ptin
cipe procurado con eftas cofas de conferuar fus
pueblos en e fiado pacifico,y de darles jos bie*
lies del alma y del cuerpo y de la fortuna. Pe
ro los del cuerpo y déla fortuna, por.poder con
ellos exercitar los del alma, los quales quanto
mayores fon y mas exceden , tanto fon de ma
yor prouecho,lo qual no acaece enl os del cuer
ponilos déla fortuna. Deíla mancrafi los pue*
blo» fuefsé buenos y vajorofosy bié pueftos yeri
KK h ' cani»
El cortefano.'
caminados hazia el fin déla felicidad, elprfnci
pe que fue (Te tenor dellos feria muy grá feñor.
Porque aquel fe puede llamar verdadero y grá
feñorio.dcbaxo del qual los va {Tallos fon bue
nos y bien gouernados y regidos co mandarme
tos fabios y juftos. Pues yo pié(b(di xx> Gaípar
pallauicino)que harto psqueño feñor feria aqi
cuyos vaíTallbs fueflen todos buenos. Porque
bic fabey s vos que en toda parte los buenos fon
fiemprc pocos.Refpondio a efto O&auian, Si
por cafo agora en el mundo fe ha llatTe alguna
circes q mudaiTe en animales brutos todos Jos
vafTallosdel Rey dcFrancia5dezidnoos paree»
tiahiegoelRey muy pequeño feñor, aunque
feñoreaíTe tantos mulares de beftias. V por el
contrario,!! los ganados que andan páciédo fo
jamente por eftos nueftros niontes rueflen con
tiertidos en hóbres fabios y caualleros de honr
ra,nojuzgariadesvosquelospaítores que los
gouernaflen ferian de paftores hechos muy grá
des feñores.Bien veys luego que.no el numero
¿los vaíTallos,mas elvalor dellos hazeri fer grá
des los principes. Auian citado ya vh buen
rato atentifsimos a la habla de Ottauian la du-
quefa y Emilia y todos los caualleros.Pero auie
do aqui el parado vn poco a manera de no que
rer hablar mas.dixo miíTer Ceíar Gonzaga.Poc
cierto feñor Oftauian no fe puede dezirqvuej>
ílxos preceptos no lean buenos y prouec notos.
Mas
Libro quarto. fo.zjr
Mas con todo eito yo creería que ÍI vos c5 ellos
inftruyefTedes a vueílró principe,™ asayname
refeeriades titulo de buen Bachillero de buen
Maeítro de vna e(cuela,que de buen Cortefa-
no,y el cambien mas propriaméte fe podría 11*
mar buengóuernador que gran principe. No>
entendaysvoscon todo que yo quiera dezira*
gora que Los Tenores no deuá tener xuydado da
procurar que fus pueblos fean bien regidos cor*
ju-ÍKcia y benigmdad.Pero toda via me parefee
que podría bailar q eligielTen buenos maeíhos
paca q tuuietTen cargo de poner por obra eftas
tales cofas, Y fu verdadero ofHcio no auia de pa
rarenefto,(inopalTar mucho masadeláte. Poc
eflbfi yopéfalTe feraqlexcellenteCortefanocj
cíloscaua'leros han formado, y l'eryagran pri*
uado de mi principe,foy cierto que yo nuca le
confeiaria cofa mala,(inoq por alcanzar aquel
buen fin que (.fegun vos dezis & yo confirmo)
deue fer el frufto délas fatigas y obras del Coc
tefanojtraba jaría de imprimirle en fu almavna
grandeza,con vna mageftad real y con vna pre
lia biueza de ípirítu ,y vn valor confiante enlas
ar.nasque le hizielTe fer amado y temido de to>
dos de tal manera,que por efto principalmente
' fu fama fe eltendíelTe por todo el mundo. De*
zirle ya también que mezclafle con fu grande
za vna manfa familiaridad, juntamente có vna
benignidad dulce y aparejada a ganar el amor
KK üj de
EIcorteraAo -jr„
de fus pueblos, y que tuuieiíe buena arte par*
traer contentes a los Cuyos y a los eílrangeios,
y ello q lo hizieflen diferetamence, cótrapefw
do y poniendo mas y menos en cada vno fegü
los méritos. guardando empero fíéprc la maga
ftad corarme a (u eftado con tan buen tiento q
ni fu autoridad fe apocarte haziendo baxezas
ni el viniefle a fer mal quifto fíendo demaíi ada
mente graue. Confejarleya tras efto que fuef
fe muy liberal y fumptuoíb , y qdiefle a todos
Jargamente,porque Dios ( como vulgarmente
fe di ze)esthcforero délos principes dadiuofos.
Y dezirleya que hizicíTc grandes y magníficos
báquetes,fieftas,juegos,juftas,toraeos,mome-
rias,y otras cofas delta calidad. Que tuuiene
gran fuma de Cauallos muy ungulares , por a¡»
prouecharfe dellos enla guerra, y por holgarfe
con ellos enla paz,que ruuieíTe también halco*
nes,perros,y todos I oí otros paíTaticmpos que
conuienen a grandes feñores,y fon para dar pía
zer a los pueblos, como en nueítros diasemos
vilto hazello al Señor Francifco Gonzaga,
Marques de Mantua , el qual en todas eftas co
fas mas parece Rey de Italia que feñordevna
ciudad. Procuraría también de inclinarle a que
hizieíTe grades edificios poríu autoridad y nót
rá miétras binieuY, y porque dexafTe de u mea
moria defpues de muerto, como hizo el duque
'f-edericOjCQA hazer eftas ricas y magnificas ca
Libroquarto ' fo.zdo
fas,y agora el Papa Iulio con lo que labra cnla
Iglcfia de Sant Pedro,y en aquel largo palio ó .
va dcfde palacio hafta belueder, y como hazia
los antiguos Rom anos en muchos edificios,de
losquales.fe veen agora tantos psdacos y anti*
guedades cn.Roma y en Ñapóles , en PucoI,en ;
Baya,en Ciuica Vcchia, en Porto. Y afúimf-,
mo fuera de Italia,y en tatos otros lugaies,que
claramente mueítran el valor de aquellos
grandes y famofos hombres de aquellos tienta
pos. Afsi también lo hizo el gran Alexandre.
El qu ai no contento déla fama que con auer c5
quittado el mundo auia ganado, edifico a Alea
xandria,en Egypto Bucephalia «nía India,y o
tras muchas Ciudadesen otras tierras, y pen-
fo de reduzir en formado hombre aquella gra
montaña llamada Achos,y edifica'k en la ma
no yzquierda viu muy gran Ciudad, y en la
derecha vna gran copa , en la qual fe recogiel *
fen todos losrios que de aquel/as Cerras del*
cienden,y dcfpuesdefds allidicficnenla mar*
ej Pe ufa miento verdaderamente grande y dig
no del grande Alexandre. «¡Eílas tales cofas
pienfoyo feñorOctauian que ion lasque pío-.
priamente conuienen a vn excelente y verda*
dero principe, y lasque le hazen enla paz y em
la guerra feñalado por todo el mundo' -y no te-
ner ojo acatas delgadezas o i}iirerÍKs,quátas vos
aueys cowdo,ni curar quádo tuujere gueira de
K.K üij po
< H corteOiño '
pelear fojamente con fin de íbjuzgar y ve» ;
cet los que merecieren fcrfoiuzgados y vcnci-
dos.oconfin de hazerprouechoaJosvaíTalios
o por quitar el gouierno a los q gouíernan ma\.
Quequanto fi los Romano$,Alexandre.H3nni
bal ,y los otros grandes hombres vuieflen mira
do todas eftasmenudencias,nunca vuieranlle
gado ata a alto grado de gloria como llegaron;
Rcípondio entonces OíUuianfonriédole. Los
que no miraron eífas que vos liarnays deigade
zas vuieran hecho me\or íí las miraran. Y aun íí
bien os quereys acordar dello,hallareys qmu-
chos las miraron,y en efpecial aquellos prime*
ros antiguos, como Thereo y Hercules. V no
creoysque Procuftes,Scyron,Caco, Diomedes,
Antheo.y Gerion fiíeflen fino tiranos crudeüGi
fimos.defpreciadores de Dios y de toda ley, co
tra los quales tray a n perpetua y mortal guerra
eftos varones excellétifsimos que agora yo he
nombrado. Y por efib.porque ellos libraron el
mundo de tan intolerables móftruos(:que otro
nombre no merecen los tiranos)fueron hechos
templosyfacr¡fíciosaHercules,yhonrraronle
como a Dios.Porquela buena obra que fe hazc
en echar 1 09 tiranos délos pueblos, es tá proueu
chofa al mundo,que quien la haze merece mu»
cho mayor premio que el ó conuiene a vn hpmj
fcre mortal- Pero* entre losotros-que vos auey$
ftombrado.nQ^parece
,-:-'>í f ' q1 Alcxandxe hizochoi
muí
Libro quarto. fo.iíi
chósy feñalados prouechos cófus visorias alo»
vencidus,auiendo puerto en caneas buenas co-
ílumbres aquellas barbaras naciones que do-
mo,que de fieras alimañas los hizo hombres.
Y íi queremos difeurrir por los bienes que fue
ron hechos por el .hallaremos q edifico vn gran
numero de ciudades fa mofas en tierras caíide*
fabitadás,introduztendo eneilas la manera del
biuir conforme a virtud.y caí! juntando la Aíia
yli Europa en paz y amulad eíbecha, yen có>
formidad de fanecas leyes. De manera que mas
bienauenturados fueron ios vencidos por el , q
losocros. Porqa algunos dcllos moítrolaley
del m a trimoriio,a otros el arte déla labranza
otros el tener fin a algunaley quanto a las co
fas diuinas.A otros el mátener fus padres ya vic
jos,y no matallos comió folian. A otros el Abite
ner i e de ¡untarle con fu? madres. Y en fin otra*
cien mil cofas que fe podrian dezir en teítimo-
nio délos grandes prouechos que hizieró al mú
do fus visorias.' Pero dexando agora losanti-
guos,qua!mas honrrada y prouechofa deman
da podrian hallarfe que feria ponerlos chriftia
nos todas fus fuerzas en fójuzgarlos infieles.
No os parefee q efta empreía tuccediendo proG
peramente,y íieudo caufa que fe conuertieflen
déla faifa fefta de mahoma ala luz déla verdad
Chriftiana tantos millares de hombres,feria ti
buena para Io5vcncidos.como para los vence-
KK v do
^ "..-'• El corterano.T
dores. Y verdaderamente.como íé lee deTftff
mt<tr»c!es,que ficndo echado de fu patria, y re*
cogido del Rey de Perfiacon gran honrray tra
tado con regalos y dadiuas infinitas hablando
vn día cotí ios Tuyos les dixo. Mi fe hermanos
perdidos fuéramos fino nos perdieramos,afsi en
tonces podrían bien dezir lo mefmo con harta
razó los Turcos,y los Moros.Porque fu perder-
fe feria fugan arfe. Efte bien can gloriofo aun
yo píenlo que emos de velle,ü Dios nos diere
tan larga vida que veamos a molTiur Dangole
ma fer Rey de Francia ,el qual datan claras fe-
ñales de fu valor,que todos tienen del concebí
da tanca efberanija , quanta dixo el feñor mag
nifico la orra noche que fue la primera deiras
hueílrasdifputas. Y cambien fera gran parce
paraefto fer Rey de Inglaterra donEnrrique,
principe deVuaglia. Elquálagoradebaxode
los mandamiétos de fu ftmofo padre crefce en
todo genero de virtud,como debaxo déla fonv
bra de vn excelente árbol, vn Cierno ramo que
defpues fe ha de renouar y bazeríé mas herróos
fo y fértil a fu tiempo. Que' como defde aila
nos efcriue el nueílro Caftellon , y mas larga-
menee promete dezirnos lo defpues de buelto,
K'areceque ianacuraaya querido er.efte feñor.
azer prueua de íi mif¡no,p jniendo en vn cucr
po falo tatas excelencias qu ancas bailarían pa
ra muchos. q¡ Dixo entonces naiiíer Bernardo
*•• v . Bibie
. .* . ' Xibroquarto. . fo.ztz
Bibiena.Muy grande eíperansa también fe tie
ne de don Carlos principe de Efpaña. El quat
no fiendo aun de edad de diez años mueftra ya
tan gran ingenio y tan ciertos indicios de bort'
dad,de prudencia de benignidad,de grandeza
de animo y de toda virtud en fi irque íi el impe
rio déla Chriírfandad vin¡ere(como íe efpera)
en fus manos, creer fe puede que con fu. fama'
poma lllencio cnlads muchos Emperadores
antiguos,yfeygualaracon los que masfamo-
fos han (ido en el mundo. Creo yo luego(dixo
O&auian fregofo^qqetalesy tan grandes prirv
cipes aya (ido embiados por Dios a ca en Ja tier*
ra , y hechos feméjantes y conformes en edad,
en poder,en eftado,en hermofura y buena difá
punción de cuerpo ,¿fín que fe parezcan y fe có
formen rabien en vna miíma voluntad de june
tarfe para efta emprefa que emos dicho.Y ó al»
guna embidia o competencia h¿ de auer entre
ellos en algún tiépo,plega a Dios que iolamen
te fea en qrer cada vnofer el primero y el mas
determinado cneíta tan ai ta y tá gloriofa demá
da. Mas dexemos por agora efto,y bol tumos a
tifo propofi to. Afsi q digo feñor miífer Cefar,cí
todas ellas cofas que vos quereys qué haga eí
principe,íbn buenas y merefeéfer muy loadas,
pero creed que fi el no fupiere lo q ya he dicho
que le con uienefaber, y no formare y afrénta
te fu alma déla manera que y o he tratado , guL
andola
ysr.^! Elcortefáno. t
ando! a por al camino déla v¡rtud,có dificultad
fabia fer mag¡ianitno,liberal,juílo , esforc^do,
prudente,y tener alguna calidad de aqueílasq
enel fe requieren: Y por lo que yo querría qiw
el fuelle tal qual yo lehe hecho,no es fi no porq
fupiefle vfar codas etfas condiciones que vos lo
aueys dado.Que afsi como los que hazen edifi*
cios no ion todos buenos oficiales en fu arte,aC
fi los que dan no fon todos Hberales.Porque la
virtud jamas es caufa de daño paranadie.y ay
muchos que hurta para dar, y afsi fon libera Jes
dcla hazienda agena.Ocros dan a quien no de-
uen,ydexan tendidos en mitad déla pobreza a
los que deurian focoríer por infinitos cargos q
le,s tienen.Otros ay que dan delfabridjiTiínte,
yquafi condefpecho,de tal manera que lasgo
fe v«e que lo hazen por fuere, a.Ocros íi dan,no
folamente no lo callan, mas llaman teiltgosq
lo vean,y hazé pregonar fus libsraüdadas a ca»
da paffo,Ocros vierten locamente qaanto tie«
nen,y agotan la hazienda que es la fuente deU
liberalidad,de tal manera que no pueden vfa-
11a mas.Afsi que enefto como en.todas las otras
cofas es necefTario faber,y gouernarfe có la pru
dencia que ha de fer la compañera de todaslai
virtudes.Las quales porque eftan en el medio,
¿bn algo vezinas délos dos eftremos que fon vi
cios.Por elfo quien ño fábe,facilmente da deo
jos enellos. Porque afsi como es difícil, en vn
v .. ,.;
circulo
Libro quarto. fb.z €\
circulo totalmente redondo hallare! puto del
centro,que es el mediojafsi lo es tambié hallan
él punto deh virtud puerta en el medio de los
dos eftremos vicioíbs,el vho pOrlomucho,yeí
¿tro por lo poco.A los quales agora al vnoy a-
gora al otrofom'os ihclinados.Yefto fe conoce
conelplazery deíplazerquepor cauta dellos
fentimos.Quepdr elplazérbaTÍémoslo que no
dcuemos,y por el delplazei dexamos de hazec
loquedeuriamos.' Verdad es que el pWziíei
mucho mas peligrofo.Porque facilriíeírite rftiei
Uto juyziofedexá traít ornar del. Mas porque;
conocer quanfoéThombreeftelexos del cetro
déla virtud es coí¥dificultofa}deuemos poco a
pocopornoíotros mifmos echar hazia la parte
cortaría de aqueAírremojataualtios coáofce
mosfer inclinadosjcbjno hazen Ids qué pbr en*
derac,ar vna var*'tué¥tá', torciéndola ala otra
parteh hazen íqÜé'dár derecha. Delta manera
haziendoloafsi llegarnos «irnos mas ala virtud,
I^aqualc como dicho tengo) confifte puntual»
mente enel medio.Yporefta caufa noiotros te
nemos muchos caminos para errar,y vnoíblo
para acertar,como los vaileftcros^qbéporvri.a
fola viá dan eneTblaro^y'po'r muchas Ié yerra.
V por eflb hartas vezis Vh'jírihci^epbf^itíríc
fer humano y tratable.f haz'e infinit'áSíóS«fHfe
ti de fu púto,yfe abáxá tato qu tí viene^á-feí riíb
íioípreciadoiótíos áy que por guaidarvna m»
geílad
El Cortefano
•citad grande con aquella autoridad qaeíe*
conuiene,hazcnfetangrauesydiuinosquevie
nena fet intolerables. Orros por moihitfe
bicuhablados.büfcanvnasnueuás manerasy
eftrañas , y vrtos largos rodeos de palabras cu»
ilotas y hinchadas, y harén vitos giftos gra
ues,ocpor mejor hablar ) pefados,y efcuchan
fe aíTi mifmosúto,que cftofolobafta paraque
nadie losefcuche. f Afsiqu,efeáor .miíler Ce»
farnollameysdclgadezaso miferias aloque
puede mejorar a vn principe en qualquier coia
por dslgada o pequeña que fea. Y no creays q
yo téga mis preceptos por condenados ni repre
hendidos con lo que aueys dicho , diziédo que
con ellos mas aynaíehazia vn buen gouerna,
dor que vn buen principe, Quefeyo vneft™
intención qual ha(ido,pero por ventura no pu
dieradss vos con otra cola alaballos mas , que
con effa. Porque quic,a a vn principe ningún
loor fe iepuede dar mayor ni mas conforme*
«1 que llamarle buen gouernador. Por eíto fi a
mi tocaíTe confeiarle y pouelle en hazer lo que
deuiefle.querria que el tuuieíTe cuydadono lo
lamente de gouernar lascofasya dichas , mas
aun las que fueflfen mucho menores, y enten
diefle todas las particularidades pertenecen
tes a fus pueblos quanto le fueíTe porsible,y nu
ca dieiíe tanto crédito ni tanta parte a ningún
minitíso fuyo , que le cometieífe a^elfolo total
Kiefl
n
Libro qu«fto fo.;¿A
mente todo el gomerno. Porque ninguno ay
tan hábil que lo fea en toda cofa. Ymuy mayor
daño haze creerlos Tenores mucho y facilmen.
te,qne creer poco y con dificultad, laquaj no
folamentedana.masaprouecha muchas vezej
en gran manera. Pero toda vuenefto es neccf
farioel buen |uyzio de principe para conocec
qinendcuefer creydo yquien no.Qnerrid ¿un
i>ien que tuuiefTeojoa encender lo que bazen
fus miniftros,y que ftieíTe como HflBrj^f.v«i
ezdelios, quitando o acortando lojpJeytos^
tajando los vados y qnelb'onesiie íus vaíTai lo's
y juntándolos en deudo de parenteíco, hazien
do que cada vna de fus ciudades eftuuieile vñi ■
day conforme en buenamiítad.nimasnime
nos como vna fola cafa con vn fulo tenor y fuef
fe populofa?rica,folTegada , llena de buenos of
ficiaIes,rauorefciendoalos mercaderes y aun
ayudándoles con dineros fiendo liberal y amj
go de hazer buen tratamiontoa los earaoeo
rosyalos religiofos, moderando las cofas do
mafiadas . Porque muchas vezes por los yer.
ros que enefto fe hazen, aunque parefeenpe
quenos,lasCiudades fe echan a perder. Por
eHoes razón que el principe ponga termi
no y orden en ios-ffiuy furnptuofos edificios,
lino fon públicos , en lo*«omb¡rcs , en los
dotes demafiados.y en los defordenados ade
*e$os de las mugeÍMjcn fus pompee joyas
ElcorteunOi
Í' de vertidos que no fon fino claros indicios di
a Jocura dellas. Porq demás dé derramar mu
chasrezes lashazíédasdefus maridos poma '
vanidad o vna embidia y competencia q traen
las vnas con las otras,acacíceles alguna vez vé
derpor algunacoftlla deoroqles parezca lin
da,oporvnapedrezuela que Jes digan quees
muy fina , o por otra nonada que les de enloso
jos,la bondad al que quiere comprarla. Parece
mefenor06tauian(dixoentócesmiirerBernar
doBibiena)quevosbolueysaferdelvandodeI
feñor Gafparpallauicinoy del feñor Phrigio.
Refpondio a efto riendo O&auiá. El pleyto ya
fe acabo , y agora no quiero-tprnar a comenta*
le.Poreffo acuerdo de nohabiartnas en muge
res,finodeboluerme a mi principe. Bien poete
ys(refpondio el Phrigio)dexarIeya y contenta
ros que quede qual le aueyss hecho.Porque fia
tfubda aun feria mas fácil cofa hallar vna mu
|^¥con las calidades dichaspovel feñor magni
fico3quevn''prÍncipecon Jas calidades dichas
por vos-Pore-fíb yo he miedo que efto ha de fet
como la república dePlaton.y que no emos de
ver vn principe tal como el' vtieftro fino en eí
Cielo. Las cofas pofsiblesCrefpondioOftauiá)
aunque trayganmuchadínaculrad, toda viafe
puede eípérar.Pofe'ffoaunquie.ale veremos en
nueftros tiempos aca'enla tierra.Que pueftoq
los Cielos fean tan efcaíTos en producir princi
Libro quarto ro.scj
pesexceilentes,quea penas cri muchos y lar
gos efpaciosde tiempos fea vno,DÍ3í ÍO podría'
hazer todo , y darnos a nofotros efte q en diez
rnilañosnofehaUá. q Dixo enconcesel Códe
Ludouico,yo tengo defib harto buena efpCNÍ»
9a .Porque demás de aquellos tres grandes prtn
«pesque emos nombrad^de los quales fe pue
de el parar lo que fe ha dicho conuenir al mas
aleo grado de vn perfefto Rey, aun en Italia fe
halla oyen día algunos hijos de feñores,lo$qua
les aunque nó fean para fer tá poderofos como
eítos otros, fupliran qui<ja con la virtud lo qué
enel poder faltaren. Y el que entre todos muo-
fíra me j,or difpoficion de ingenio,ypromete de
íi mayor ePperanc,a que qualquiera dolos otros
pareceme que es el feñor FederícoGonzaga pri
mogenito del Marques de Mantua fobriño de
la Péñora Duquefa nueítra feñora que aquí cfta
prefente. El qual demás de la gentil crianza y
buen feto que en tan tierna edad mueftra los q
le tienen en cargo dizen del marauiílas, alaba
dolé de auifado,deííeofo de honrra,de magna
nimo,decjrtes,de liberal. y de amigo Je julti-
cia.'Afsí que de tan buen principio no fe puede
efperar fino muy buen fin^ fDixo entonces el
Phrigio, Agora no mas,plazera a Dios que vea*
mos (alir verdadera ella vueftra efperan$a.«jO
¿tauían enefto boluiendofe ala Duquefa pare
ciendo ya que auia dado fin a fu habla dixole.
U Efto
Efto és Tenor» lo que a mi fe ha oFrefcido de do
■zirfobreel finque ha detener el Corteüno.
En!-' qu i\ cofa fi yo he quedado algo cortaba-
ftara mea alome nos auer nioftrado que fe Upu
diera dar alguna o; ra perfecion demás de lasó..
Je han dado sitos caualleros. Los quales pierv
foque adrede han crexado de tractar codo ello
,-quantoyo mas pudiera dezir,no porque nolo
íxupietíen mejor qyo,(ino por efeufarfedetra-
bajo. Por eflb yo callare agora,y darles he a e»
líos lugar que ligan adelante la materia del cor
teiaao , fi por dicha les quedare algo mas que
de¿ütbbrcclla.

^Capítulo.v. Encl qual proííguicn


do O&auian fu platica cerca del fin de/a perfe
cta corceíania, añade otros'documérosfobre
lo qual paitan algunas contradiciones y
" replicas entre los cortcíanos.

IXO ENTONCES LA
Duquefa.Parecemeya tarde,que
fe me antoja qferahora de acabar
elí o por efta noche , tábié me pía
rece q no deuemos mezclar otras
materias con elías qaucys cratado,cn la qual
»ueji
Libró quatró. fp.záá
tfneys fallado tacas cofas rá buenas q ehló 4 té*
ca al fin déla perfe&a cortcfania fe puede dézif
por vosq no íolaméte foys aql perfecto corcefa
noqbufcamos,baftáreacriarbiéyhazerm3ra
uilloíb a vio princi pe.pero fi la fortuna os ayuá
dare?qfoys aparejado para fer el mifmíJ princi
pe,lo qual fl fuere, no podra fer fin mucho pro»
uecho y acrecentamiento de vueítfa patria.
qRiofe a efto Oftauian y dixo. Quic,a feñora íi
yo llegafle a ene eftado,podriaferqueme ac3
tecielíeloque acontece é muchos que fabéde
iir y noházersAquí replicado algo todos, y ha»
' blando aísi fin drdS los vnos con los otros, por
fiando y haziendofe algunos contrarios, pera»
todo en loor délo que fe auia tratado, y dizieti
do que era temprano,dixo el magnifico Julián
íonrriendofe. Yo feñora Coy tan enemigo de en
{;años,que me «s agora forjado comradeziral
eñorO&auiau.EIqual poreftar(fegun yofofi».
pecho^con jurado fecretamcn te c5 el feñor Gaf
par pallauicirjo ha incurrido perjvidicialmen te
para las mugeres sn dos errores ( ami parefcer)
muy grandes, «¡ Elvnoes queporauentajará
efte nueftroCortefanodela DanU perfeéía , y
hazellepaíTarmas adelante del termino dona
de ella puede llegarais ha auentajado tambié
de fu principe y hecho mejor que el.Lo qual es
vna cofa muy deíconuenientey fuera de toda
tazo.Elotfo espqac le han determinado vn fin
U-ij q"«
tu corteíano.
que Gemprekhadeferdificil,yaTgunarezJiii
poi: ible alcan9alle,y quando le alcanzar?, nm
te ha de llamar Cor tefano.f Yo no entiendo di
xo Emilia como fea can difícil oimpofsibkq
el Cottefano aleare eñe fu fin, ni tampoco vtt
como el íeñor Oftauian le aya hecho mejor q i
fu principe.No confintays feñora(refpondioO
£tauian)que el feñor magnifico diga tal. Porq
yo ciertamente no he puedo mas adelante al
Corteíano que al principe. Ni tampoco píenlo
aucr incurrido acerca del fin déla cortefa nía en
ningún error. Reípondio entonces eimagnifi
colulian. No podeys feñor Ottauiandezir que
la cofa déla qual es produzido algún eftefto no
fea (iempre mas fuerte y mas noble en fu cali'
dad que aquel effefto produzido deJla. Y por e«
ito es necelTario que el Corteíano por cuyoscó
fe|osy Doftrina el principe hade ferde tanta
excellencia como aueys dicho,fea mas exceié
te que el principe , y. delta manera aura de ler
tambiéde mas dignidad y valor que el milmo
principe .Lo qtiai feria vna cofa muy eftraña y
lüerade toda orden.Tras ello lo que vos aueys
dicho acerca del fin déla cortefania puede acó
tefeer quando la edud del principe es muy dife
ren:e déla del Corcefano,y aun entonces fe ha
ze cdn dificulxdd.Porque'donde a y poca difleró
ti a de edad, razón e» que también la aya poco
<¿c Uber. Pero li el principe es vicjo',y eA Corte
ú
(
Libro quarto. (0.167
fano mo$o,cofa razonable es q el principe vie
jo fepa mas que el Cortefano 111090. Y aunque
efto délas edades no acaezca fiempre afsi, toda
via acaece alguna vez,y acaeciendo deftama»
nera,el fin que vos aueys determinado paca el
Cártefano feria impoísible alcanc,arfe. Pues (I
bolueys lahojayquereys que el principe fea
mo<jo y el Cortefano viejo , gran trabaj o terna
el Cirtefano en tai cafo de ganar la voluntad
del principe con aquellas calidades que vos le
aueys dado.Porque a la verdad,el jugar de ar
mas, el i'aber biS menear vn cauallo y los otros
exerciciosdcla períbnanocouiencnfino a los
m®C,os,y J a malea y el danzar y los juegos ylos
amores, todas fon cofas de reyr en los viejos y
muydefproporcionadas envncaualleioquea
ya de fer tan graue y de tanta autoridad , tan
maduro en años, y en experiencia, y íi poisible
fuere tan buen philofopho y Capitán , y en fin
queayadelabertoda cofarambisn como con
uiene a vnoque ha de tener cargo de criar a vn
principe.Por eflb efte tal teniendo tantas cofas
tanfuítancialesy tan perfectas, no fe hade 11a-
mir(ami parefceoCortefano,(ino que le há de
darotro mayor y mas honrrado titulo. Afsi que
feñor O&auian perdonadme yó os lo ftipüco f¡
he defeubierto agora effe vueftro engaño que
forjadamente he auido de hazello por la non*
la de mi danu.Laqual vos querriades que fuef
,Ll iij Te
EIcortefáno¡
fe.de menor valor que efie vueftro'CoftefanoV
Y hago os faber que yo no lo he de íufrir ello.
^ Rióle a efto Oftauíá y dixo.Catad Tenor mag
nifico que m as honrra de vueftraDama feria en
fa llalla tanto que pudiefle ella fe r ygual con el
Cortefanojque abaxar al Cortefano canco que
vinielfe a ler ygual con la D^ma.Que aü fi vos
quihelTedes, podría también la Dama faber
criar a fu Rey na , o a fu !e¡íora,y tener con ella
el.mifmo. fin q ha de tener el Cortefano con fu
principe. Pero vos(fegun meparece)noandays
ppr alabar vueftra Dama, fino por deíálabare
nuefiro cortefano. Y por eflb pues vos no que-
rcys eneíto vfar de aquella llaneza que podría
des,yoaure por fuerc,ade tomar la parce del cor.
tefano,y defenderla como meiorpudiere. Aísi
que por rcfponder a vueftros argumenros.dig»
que y o no he d\cho q los confejos y la do&rina
del Cortefano aya de Ctr la fola caufa por dude
el principe llegue a fer tá perfecto como emos
tratado. 'Porque fi el naturalméte no fueíTe bié
inclinado y difpuefta a recebir la buena crían*
5a > todo el cuydado y la induRria del Corcefá- .
no en criaJle bien, feria can en vano quitóla
feria fembrarmuy bué trigo en mitad devnfire
nal muy grande. Porque aquella ítenlidad en
aquel tal lugares natural.Masquandoalabue
nalíruiente echada en tierra fértil con buena
templanza de ayre y llouer conforme a la fazo
-,; del
Libro quarto fo.¡¿8
del año fe añade ladiligencia del buen'grágeir,
no puede entonces dexar de acudir gran abun.
dancia¿ydecogerfemucho. Y aun con todo
cito no fe ligue q el labrador iblo fea la Tola cau
fade cítafercilidad.No embargante que (incl
pbcoonadaaprouecharian todas las otras co
fas. ^ Muchos principes auna pues crtel muni
do buenos,íi fuellen defde el comiendo con co*
íeios y buena crianza bien grangeados. Yde-
ítos hablo yo, no de aquellos que fe pueden
comparar a la tierra efteril,fiendo na.turairnen
tetan ágenos de buenas corto mbres, que no>
baftariaindurtria ni diligencia para ponerlos
cnel buen camino. Y porque(comp ya emos di
cho) tales fe hazen en noibtros nueítras coftum.
h'res quales Ion nueítras operaciones,? en el o»
brar conlifte la virtud,no es impofsibre ni mi ra
uilla qel cortefano encamine a fu principela
muchas virtudes,como es la jurticia,la iiberali
dad, y la grandeza del animo. Lasquales to*
das el principe con la abundácia y poder de fu
citado fácilmente puede poner por obra,y ha-
zer dellas en fi habito ,1o qual por ventura no
podra hazer el Cortefano,porq no feria tan po»
derofo,ni tá rico como muchas vezes es mene-
fter para vfar eftas virtudes. Y afsi fíguiédo efto
proceíTo fe puede cócluyr qel principe puerto
en cofas de virtud porel cottefano,puedehazef
fe mas virtuofo q el mifmo cortefano.Y dema»
U üii defto
Elcorteíano.
dedo acordaos que la piedra en que agúzalo*
cuchillos no corta, pero hazequeloscucliilloi
corten^ Afaicj mi opinión ei.qaunqelCorteti
no críe bien al principe, no le ha de feguir pot
ciT> de nécelsidad que lea mas perfecta que el
relimo principe. Y a lo que dezis mas, que
el fin que yo he determinad) ei e(la corte;
fania «s difícil , y alguna vez impofsible, y que
quando el Cortelano le alcanc, i,na fe deue lia
mar Cinerario, fino que merece otro mayor ti*
tulo,digoqusyouo niego effi dificultad que -
vos ensilo poneys.Porque también e? tan din>
cil hallar vn Carrilano tal qual aquí fe ha for
mado por ellos caüalleros,como es alcanzar el
fin que yo lene (eñalado. Peralaimpoísibiliv
dad que ves pretendeys , cíTa niego y digo que
nolaay ninguna, ni aun en aquel cafo que vos
aueys alegado. Porque íi el CorteCanoes tamo
c/>quenoiepaloqucaquifeh,a,ciichoquehade.
íabcr,no es msnelier hablar enel, porque entó
ees n j feria elle el Cortefaiio que noforros buf
camos,ni tampoco feria pofsible que quien ha
de tener noticia de tantas colas fue fie muy mo«
poco. Yfi por cafo fe ofreciere que el principe
fsa deiuyocanfabioybusno,quelio tenga n«
ccííidad de fer cotejado de qadie( aunque ello
es tan difícil qnanco rodo el mundo fabe)al coc
tefano en tal cafo bailarle ha fer tal,q ü el ptm
Libro quarto. fb.z¿»
cipe órnete menefter fus confe jos , pueda el c5
ellos hazerle virtuofb. Y deíla manera podra fa
tisfazercon la intención y buena habilidad a
cfto,y cola obra a lo otro de no dexarle que le
engañen, y de hazer que iíempre fepa la verdad
de toda cota,y deponerte por eícudo cótra los
lifongeros y maldizientes.yen fin contra todos
los que procuraren de dañarle con defoneftos
plazeres. Y afsi alcatara fu fin, por lo menos en
gran parte,aunque en todo no le alcance có la
obra.Loqual tampoco lera razón tener fe lo a
tacha,procedi«ndo de vna tal y tan ¡ufta caufa
como la que emos dicho. Porque fi vn famofo
medico (e hall afie en vn lugar dóde todos ejtti
uieífén fanos,y donde nuca adolcfcieiTe nadie,
claro eft a que aunque no fa ñafie a pingü enfer»
mo,no dexaria por efTo de fer buen medico , ni
faltaría acerca del fin del a medicina. Por eflo
afsi como la intención del Medico deue feria
Talud dejos hombres, afsi también es razón
que fea la delCortefano la virtud del principe.
Y alo vno y a lo otro baila tener elte fin inte
rioren potencia,quanto el noproduzirle ex-
teriormsnte en obra procede del fubjeto,alql
es enderezado efte tal fin. Y maifí el corcefano
es tan viejo que le defeonuenga vfar la muíka,
lasfieftasjos juyzios.las armas ylasotrashabi
lidades déla perfona,ni aun con todo eílo fe ha
dedezúólelea impoísible ganar por cft* vi*
Uv defto
r ' El eortefanoi
deílos medios la voluntad de fu principe, fot
que auqtie la edad quice la obra de todaseítas
cofjs,no quita por eíTo el encenderlas, y auieti
dolas el hombre exercicadoenla mocedad tet
na en ellas tanto mas perfefto juyzio , y tanto
mas perfectamente fabramoftrarlas a fu princi
pe,quáto mayor y mejor noticia de toda cofa fe
le alcanga con la experiencia y años,q fin ellos.
Ydeíb manera el cortelano ya viejo aunqpoc
obra no exercite las calidades a el atribuidas,
alcanzara fu fin de criar bien a fu principe. Y fi
no quifieredes llamarle cortefan.o,no me maca
re poreflb mucho.Porque la natura no ha pue
do vn tan corro termino ala atondad y valor
.délas cofas humanas,q no podamos fubir de la
vna a la otra.Y afsi los toldados muchas veza
fuben a Capitanes. Los hombres fin mando
ni cargo a Reyes.Los Clérigos a Papas. Los dif
cipulosamaeftros. Y delta manera júntamete
con la dignidad alcanzan el título. Y por cita
via podría quiera dezirle que llegar vn hombre
atan alto grado como es criar bien a vn princi-
pe,fuefle el poftrer termino y el fin del córtela
no. Aunque con todo yo no fe quien encl mun
do aya que no Pe tenga por muy fatisfechode*
lie nombre de perfecto Cortcfano. El qualcfe*
gunmiopimon)Merefcefermuy eftimado. Y
pareceme que Homero afsi comí Formo dos
varones exccllcntiliimospofcxcmplo déla vi
da
Libro quarro. • fb,z7o
dahumana,al vno ¿nías obras y hazañas famo
fas,que fue Achiles,y al otro enel trabajo y fu-
frimientos grandes que fue Vlifles. Afsi tam
bién quifo fcrmar vn perfeílo Corcefanó , que
fue aquel gran Phenix. El qual defpues de a»
n*r contado todos fus amores y muchas otrat
cofas que hizo en fumo$edad5dixofcr embia*
do a Achiles por Peleo fu padre,porque le eftu#
uieíTe fiempre cerca,y le moftraíTe comofupief
fedeziryhazer. Lo qual no es otra cofa fino
efte mifmo fin que notocros emos feñalado al
Cortefano.Y afsi piéfo que li a Ariftotil y a Pía
ton les dieran cfte nombre de Cortefano perfe
&o , fe holgaran mucho con el. f Por que
fe vee claramente en ellos que hizieron todo lo.
q.pudiera auer hecho vn hombre de corte muy
efcogido,y tupieron gran ojo a eftefinde que
tratamos,el vno con el gran Alexandre.y el o*
tro con los reyes de Sicilia. Y porque el officio
del buen Cortefano es conocerla condició del
principe y fus inclín aciones,yafsi íegun"ellas a .
prouechandoíe del tiempo y délos cafos que fe
ofrecen,Tabelle ganar la boca y llegar a ferio
muy acepto por medio de aquellas cofas que e#
mostratado,y ponerle defpues enel camino fie
rne déla virtud. Ariftotil ííguiédo ello conoció
también la condición de Alexandce, y fu poco
tan buena maña lleuarle,que fue mas amado y
hórrado^el q fi fuera fu padre. Yafsi entre otras
mu
> •*■ : Elcortefaño
muchas feñales que alexandre le mollro del a-
mor que le tuuo.fue efta vna que quito que e*
ftaGira fu patria ya deftruyda por el fuelo/uef
fe reedificada. Aríflocil de mis de encaminar y
poneraeftegranReyenaquel propoíito glo-
noiirjiino,quefue querer hazer que el mundo
fuene como vna ("ola patria vniuerfal , y todos
los hóbres como vnfolo pueblo que biuieffen
en amiftad y concordia debaxo de vn folo go-
uierno y de vna fola ley que refplandecielfe y
alumbrarte gen eralmente a todos , como h aze
Ultiz del fol.leformotalenlasfciécias naturales
y enlas virtudes del alrna,que fe hizo fapientif»
funo.esfor^adifsimo . y verdadero philofopho
moral nofolamente enlas palabras.mas aun en
las obras,porque no fe puede ymaginar m as ex
cellente philofophia que traer a que fúpietleii
eítar i un ros y biuir con la orden que fe Cuelen
tener enlas buenas ciudades vnos pueblos tan
bárbaros y fieros como los, que habitan en Ba-
ara^éntl Caucafo.enla India y en Scythia,y en
feñarles laley del matrimonio ,el arte déla la
branza, y el amor y honrrar a fus p adres,el abf»
tenería de robos y homicidios y de otras abomí
nablescoftumbresel edificar tantas ciudades
famofás en tierras muy eftrañas, Demsneraq
infinitos hombres fueron porcaufas deltas le
yes reduzidos de la vida faluage y beftial ala
humana. Y ellas cofa- que Alexandre hizo ro*
das
Libro qtiarto. fo.271
das fe las hizo hazer Ariftotil fíeodo buen cor*
tcfano.LoqualnófupoferCaliiihenes,aúqu¡o
Ariftotil fe lo auia moftrado. Que por querer
fer puro philofbpho,y traer la verdad afsi crur-
da fin emboluerenclJa algún artificio de buena
Cortefania,perdio la vida,8c no aprouecho en
nada, antes fue caufa de infamia para Alexaiis
dre.La mifma manera de Ariftotil tuuoPlaron
con bion-Siracufano.Ydefpues hallado s Dio-
nifio Tirano total mete dañado, como vn libro
lleno de mil mentiras,y con mas necesidad de
íer del todo borrado que enmendadoporferim
pofsible quitarle aquellos grades errores de la
tirania,coJaquaieftaua de largo tiempo eltra
gado,no quifo con el aprouecharfe de ningún»
arte,parefciendolequetodoíu*raenvano.E»
fto mifino hara(de mi con fejo) también el cor*
tefano fi por cafo fe hallare en feruicio de algú-
principe de tan pertierfa condición y natura, cj
efte ya enuegecido enlos vicios.como ios Phiíi
eos enla enfermedad. Perqué en tal cafodcue
defpedirfe por no Ueuar parte déla deibnrra de
lasmaldades,y vellaqucrias que el haze,y por
no féntir el enojo que lícnten los buenos quan*
do finien a los malos. Aqui callando Odauián
dixoGafparpallaiiicino.PorcirtrtoyonOtetiia
anneftrocortefano portan honrraao comoa*
goraloveo.Yafsi pues Ariftotil y Platón er?n
también Cortefanos. pienío que efte beue fec
* • vn
ti corteíano
tngran titulo, y que nadie tiene razón ya de
no preciarle mucho. Aunque con todo yono
fe fi me crea que Ariílotil y Platón ayan dan^a»
do jamas o ayan Gdomtiíicos,o hecho o trasca
fasde Caualieros Córtetenos, fCiertamente
no es de penfar( refpondio Octauian ) que dos
fpiritus tan diuinos como los de ellos dos exce
llentes varones no fupieiTen toda Cofa. Y ha fe
de creer que ellos hazian todo lo que conuenia
hazer a vu buen cortefano. Porque todas las
vezesque fe ofrece eferiuen del' todas eftas co»
fas tan fotilmente que los mifmos maeftros de
lias conocen que las entendían perfecta mente
y llegauan a las entrañas y a las rayzes mashó
dasdellas. Afsique concluyendo en efto nofe
ha de dezir que al Cortefano ,-oal Ayo de vn
principe C fi qufieredes llamarle ) teniendo ojo
a aquel grande y buen fin que emos dicho no le
quadren puntualmente todas las calidades
enel puedas por ellos cauaüeros,aunque fea el
mas feuero philofopho y muy fanfto en fus co«
ftumbres. Porque eftas calidades en ninguna e»
dad ni tiemponi lugar repugnan ala bódad ,a
la difcreci6,al faber ni al valor, «j Acuerdóme
(dixo entonces Gafpar pallauicino)que «ños
caualieros tratado efta noche paíFada de las có
daciones que fe requiere en el cortefano , todos
determinaron q auia de fer enamorado.Y porq
itfumiendo lo que fe ha dicho haft a a qui Ce po
T dria
dría conduyr muy bien q el cotcefano, el qual
con fu valor y autoridad ha de poner a fu prin
cipe ere cofas de virtud ha de fer de neceisi dad *
vicio porq muy pocas vezes viene «1 íaber an
tes ó végan los zños,y e» efpecial enlas cofas q
con la experiécia fe aprende,no fe como íé pus
da c6certareíto,qayadeíeruieio y enamora*
do,cófiderado q (¿orno efta noche fe ha dicho)
el amorenlo» viejos afsienta muy mal, yaque
lio quecnlosmo^osparecebíé yíc tiene por g;á
gétilsza,y agrada alasmugercs,eneHos.csio*
dala locura y cofadereyr en fin las mugeres
han faftio,y los hombres burlan dello. Por éiío
fivudftro Ariftotil cortefano viejo fueííe ena?
morado, y hizieiTe lo ó hazen ios mocos quádo
anda de amores,y Gguietíe ei eltilo de algunos
viejos locos que en nueílros días emos vi(ío,y o
he muy gran .miedo que no ícdefcuydaiTé de
dar con(c|os a fu principe,quc muchas vezes fe
vielte rodeado de muchos rapazes que le dief-
fen grka,y aun las mugeres le terniá como poc
vn paiTaciempo,con qiiié fe defenihadaiTen ha
ziendo burla del. Dixo 0£tanian entonces.
Pues todas las otras calidades dadas al córrela
noleconuiené,nomeparece,q^aunqfea viejo
le deua fer' quitada vna bienauenturane.a tan
grande como es amar, «j Mas antes pienío(.di
xo Gafpar pallauicino) que quicalleq ame es
dalle otra perfeció mas y es hazclie biuir v ida
bien
bieñauenfiirada,Gn trabajo y fin rhifcria.Díxo
a eítomiííerPietro Bembo. No fe os acuerda fe
» ñor Gaípar que el Tenor Oílauiá aunqu e por ex
perienciafepa poco de ámores,la otra nochefu
po(íegun entonces moítro en fu /uego) que ay
algunos enamorados que tienen por dulces y
(a broíbs los desabrimientos y enojos & yras y
defauenimientos y congoxas que paífan enlos
amores, y afsi pidió entonces que alguno le hi»
ziefie faber la caufa de efto. Por eflb fi nueftro
Cortefano aunque viejoacertaffe eneftosamé
res que fon dulces fin ninguna amarguras/aire»
ella que no femiria enello miferia,ni fatiga al»
guna.Yfiendofabiocomonofotros'prefupone
«ios que fea(no fe engañaría péfando que auiá
de traer los amores como los fuelé traer los h$¿
bresn>ocos,an tes anda» ia enamorado <J tal rriá
fter t, que no folo no le feria vergüenza , mas le
feria mucha honrra y muy gran bienauentuiá
9a no mezclada con finf abores y congoxas. Lo
quat poca» vezes y cali nunca acaece a los hom
bresmocos. Yafsideefla artépodriael muy
bien moltrar a fu principe toda virtud y de hóc
xa,y no biuiria de manera quérnerecierTe grita
de rapaces,como vos aueys dicho.Pla-zéni* fe-
ñor milTer Pietro dixo entonces la duquefa,q a
ueys tenido efta noche poco trabajo eneftas
nueftras platicas, porque agora con menos erra
pacho os podamos dar cargo de tratar efTa ma*
teña
Libro qu arto, fo.z/j
tena ydc enfeñar alcortefano eflc amor tá prof
pero,q no trac configo culpa ni pena ninguna.
Yfera efta por ventura vna délas importantes
y prouechofas cofas de quantas haíta aquí le a
yan (ido dadas.Por elfo dezid todo lo que en e*
fto fupierdes.Riofe a efto mifler Pietro y dixo.
Yofeñorano querriaquepof deziryo qlosvie
jos pueden y detten andar enamorado$,eftas fe
ñoras me tuuie ilcn por viejo. Afsi que eíte cae
go deíTe aquien le quifiere tomar que yo no le
quiero. No os deue pefar refbondio la duquefa
que os tengan porvie)o enelfaber, puesno lo
foys enlos años .Por eflb dezid y no andeys buf
cando por donde dcfcabulliros. Percierto fe-
ñora(dixo miíler Pietro ) G yo he de tratar efla
ma«ria,a.rii me cumple confe jarme có el Hat-,
mitaño de mi Lauinello.Mira Tenor miíTer Pie
tro ( dixo entonces Emilia^quaG enojada 5 que.,
no ay e ni a compañía quien tanto fe defiéda de .
obedecer a lo que le mádan como vos. Por elfo
feciabien que J a r«ñora Duque feos mandaffe
dar por ello alguna pena. Dixo riendo milTec
Pietro.No os eno/eys comigo feñoracyo os lo fu;
plico)que yo diré todo lo que vos mandaredew
Dezi pues,dixo Emil ia.Miffer Piecro entonces
auiendo primero eftadofobreíivn rato callan
do,apercibiendofedefpues vn poco, como pa
ra hablar de vna cofa muy fubftancial y muy.
alca,comenc,o a dezir afsi.
Mm <Capi-
El Cortefano
^Capitulo, vj. Enel qual MiflcrPié7
tro Bembo por mandado déla Duqucfa torrun
do ei cargo déla platica mueícra como el corte
ísno.fiendo viejo puede fer enamorado, no ,
folo fin afrenra,mas con mayor profperi
dad de honrraqueclmoc.o.Ytra.ta
cita materia del amar fuhtilmSte.

£ ÑOR ES PARA MOS-


trar yo que los vicios pueden i->
mar no folamente fin vergüenza
ni defonrra }mas aü con may or h 5 •
J ra y prorperidadquelosmo^osfe
ranecefiarioeftendermevn poco por declarar i
que col a es amor,y en que confiíte Ja bienauen
tdranca que pueden alcancarlosenamorados. i
Boreflb feñores yo os fuplico que eftey s atétoF*
Porque yo efperohazeros ver claramente que
aqiii noay entre noíbtros hombres quenopu
dieiíen muy bien andar enamorados, aunque
tuuielTenquinzeo veynte años mas que clfc-
ñor.Morello.Rieró deJrovniatotodos,y luego
el Bebo ijguio adela te fu habla diziédo aísi.Di
fo pues q(fcgü la difinicion de los antiguos fa-
ios)amornoesotra cofa fino vn defleode go
zar lo q es hermofo. Y porq el defleonüca codi
cía fino loque conoce,esneceiTarioqelconOí
cimiétolea uéprc primero ¿j el d6íTcp,clqual ni ;
■'■*".' rutal»
Libro qtiarto. fo.z74
turalméteamaalbien,perodcíi mifmo es cié*
go y no le vce. Por elfo la natura ha ordenado
Ja cofa deftamanera,quecaia virtud, cuyo ofn*
cío es conocer,téga por compañera otra virtud
cuyo orificio fea cobdiciar. Y porque en nueftra
alma ay tres formas de conoceros a faber, por. .
el fentido,por la razón , por el entendimiento,,
del fentidonace el apetito, el qual es común a
nofotros con las beftias.Dela razón nace la elo
ció queespropriaal nóbre. Ydelenctdimiéto
Cpor el qual puede el bóhre participar con los
Angelesjnace la voluntad. De manera q como
el fen tido no conoce fino cofas fenfibles,afsi tá
bié el apetito nocobdicUGno las muirías. Y af
fi como el entendimiento no tiene ojo lino a la
cotéplació délas cofas inteligibles, afsi la voa
Juntad no alcanza otro mátenimientofino Jos
bienes delfpirku. El hombre de natura racio- ,
r.al, puerto como medio entre eftos dos eltre*
mos,puede por fu eletlio , inclinádofs a) fenti
do,oleuanrandofe al entendimiento, llegaría ,
a los deífeos,agora déla vna parce,y agora déla .
otra.Siguieado pues eftc procelío le puede def
fearlohírmofojdc lo qual el vniuerfal nom*
bre coauíene a todas las cofas afsi naturales co
mo artificia les que fe an compuertas con buena
re porción y deuido temple quanto la natura
S;e cada vna dellas lufre. Mas hablando de la
heimofüra ,dc que nofotros agora tratamos,
t . x Mm ij I»
Elcortefano.
Ja qua! es Colamente aquella que pare'ce vdos
cuerpos,y enefpecial enlosrolhos humane'
mueue aquel ardiente deíTeo que llamamos*
mor,diremos que es vn^uítre o vn bic que nu
na déla bondad diuina,elquai aunque ie e/lié
da yfe derrame fobre codas las cofas cri adas,co
mola luz del íbl, toda viaquando halla vnro-
Aro bien medido y compuelto con vn a cierrj a
legria y agradable concordia de colores diilín
¿tosyayudadosde(usluftresydefusrombra5de
vn ordenado y proporcionado efpacio y rermi
no de lineas^nrundeie enel,y mueítrafc hermo
(iisimo,adíre§indo y snnoblefciédo aquel fub
jeftidondereíplandeíce^compañandoley a«
Jumbrandole de vna gracia y raípiaudor mará
fáUofbjComo rayo de fol que da en vn hermo»
ib vafodcorormiy bien labradoyíieno de pie
dras preciofiGirnas^y afsi con efto trae fabrol a-
m 211 te a íi los o;os que íe veen y penetran
do por ellos fe imprime en el alma de quien le
xnin,y con vax n'ieua y eítrana dulcera a toda
latraftornayla hinche dedeleyte, y encendió
dola li mueue a vn deíleo grande del. Afsi que
quedando prsfael ilmi del delteo de gozar de
íta hermoíúra comí de cofa buena iiiedexa
guiar por el fentido,da de otos en grandes erro
res,y juzga que aquel cuerpo, en el qualfe vea
lahérmoitira,e$la caufa principal deíla.Y afsi
'pata gozada ertceramsnre,picnfa que es necefs
fario
Libro quarto. fo.zrf
* fario uifttarfe del todo Jo mas que fea pofsible
. con el.Y elle es grá error. Y por effo el que cree
gozar la hermoíura poíTeyendo el cuerpo don
de ella mora,rcfcibe engaño yes mouido no de
verdadero conofeimiento por ele&ion de razó
uno de opinión filfa por el apecitodel fentide*
y ai si cambié el plazer que fe figue deito ha de
- ferde necefsidaaralfo.Yporeílo en vna dedo*
miferias dan todos aquellos enamorados q cü-
plen fus carnales dedeos con fus amigas. Que
o luego en llegando al fin deiTeado}no fblamé«
te quedan hartos y enhadados • mas aborrecen
las de cal manera que no parece fino queelmif
mo apetito fe arrepiente de fu mifmo yerro, y
. xecenoce el engaño que el falfo juy zio del fen*
tidole ha hecho , por el qual creyó que el mal
era bien , o verdaderamente quedan en el miG
mo dedeo como aquellos que aun no han llega
do al fin verdadero que buícauá. Y puerto que
por la ciega opinión que los tiene borrachos les
parezca que en aquel punco fientan plazer, co*
mo acaece a los enfermos que fueñan beuer en
alguna fuence clara,no por ella fe contenta ni
quedan Portegados. Y porque del políeer el bié
defteadonafcefiemprefofsiego y contentarme
to enel alma de quien le poiTee,emos de dezir q
fi aquel fuefle el verdadero y bué fin del de fleo
dellos,poireyendole quedarla íbflegados y có-
tencos.Lo quainohazé. Antes engañados con
Mm iij aquella
El cortefano
aquella mueftra o femejáca delbien,luegoaIa
hora bueluen a fusdefenfrenadosdefleosy co
la mifnia fatiga q primero fentiá Te halla en mi
tad déla braua y ardiéte fed de aqllo<q en vano
efperá pofleer perfc&amcte. Aísi q-eftos cales e#
namorados anda paffando vida cogoxofay mi
ferable.Porq nuca aleaban lo que defleanC q no
- puede fer mayor erabajo)o verdaderaméce n lo
aleaban hállale acieralcácado fu mal, y acaban
fu miferia có otra mayor miferia. Porq no fola
- menee enelcabo,mas aun enel principio y en*
el medio defte amor nunca otra cofa fe Gente fi
no afanes,tormétos,dolores y aduerfidades, fo
brefalros,y fatigas.De manera que el andaros
dinariafnente amarillo y afligido en continuas
. lagrimas y fofpiros,el eftartrifte,el callar Gem
pre,o quexarfe,el defiear la muerte,y en fin el
biuir en eftrema miferia y defuentura , fon las
puras calidades q fe dizen fer proprias délos e-
. namorados. La caufa pues de todos eftos males
es la feníiíalidad principalmente , la qual enla
mocedad puedcmucho.Porq la virtud del cuer
>o en aquella fazon le da tata fuerza quanra es
l a que quita 3 la razó ,y por eflb fácilmente der
rueca al alma y le haze q figa el apetito. Y por
cierto no es marauilla,porqhallandafe ella pre
■ fa y aherrojada enla prifio de la carne, yíiédo
aplicada alcargo de gouernar yíbftener el cuer
po,aparca4* del* contemplación fpúicual, no
,'■ ' puede
Libro quarto. 1*0,276
puede porfí mifma entender claramente la ver
dad.Y afsi es le forjado para alcanzar alga co
nocimiento délas cofas,que vaya mendigando
dalos fe ¡uidos el principio dellas, y pnreiíoles
.dacredico ,y tras ellos fe anda , y aellos^oma
por guia,en efpecial quando fon tan poderofos
que cáfila fuerzan. Y porq ellos fon engañofos
hínchala de e«ares,y da faifas opiniones. Poj
dóde caíiíiempreacaeíce que los hombres m)
<jos andan embueltos eneite amor vicióla, ene»
migo total déla razó,yalsi fon hechos indignos
& inhábiles para gozar las mercedes y bienes
que el amor da a fus verdaderos efclauos, y
tras cito nunca en fus amores fiemen otros pía*
zcres fino los mifmos que ficnten las bcuias, y
los afanes fon masgraues. Siendo luego firme
cite fundamento,el qual no puede fer mas vec
dadero,digoqueal reuas de todo cito quee*
mas dicho acaeíce a los que fon de, edad mas
madura. Porque fieftas quando ya ei alma no
cita tan cargada con la carga del cuerpo,)' quá»
do el calor natural comienza á entibiarfe, fe en
ciende y fe leuanta tras aquella hermofura do
q tratamos, y hazia ella bueluen todo el defl)eo
guiado por eleftion de razón, no quedan enga*
nados /mu q perfectamente la alcanzan ylapof
feen y la gozan , y defte pofleerla y gozarlf,^e*
nafce bié cótinuo.Porque la hetniotura.es cofa
buenajyporcofiguiet^.clverdadecaamor^ella
irvim iii; h*
EJtorrefaño
ha de fer bueno,y fiemprc ha de pruduzir efe
ctos buenos en] ¿s almas de aquellos que có el
freno deU razón corrigen la malicia delfentu
do.Loqual puede hazer los viejos mucho mas
fácilmente que ios moc,os. No os pareícepues
muy gran fin razón dezir que los viejos puede
andar enamorados fin que merezcan fer por e-
11o burlados ni reprehendidos,yaun con mejor
■vidaymasfoíTegada que los magos? Ha fe de
entender con todo quandoaqui digo viejos, q
no es mi intención dezillo délos que lo ion tan
' to que citen ya tangaftados y caydos,que el al
maporla flaqueza del cuerpo no pueda ya a-
prouecharfe encllos de fus potécias, no lo digo
"fino delosque fon de tal edad que fu faber y fu
1 juyzioy fu animo ella aun en fu verdadera fuer
1 ca y virtud.Pero entre otras cofas no quiero ca
* -llar efta¿Que ya tengo por cierto, que aunque
'■ el amor que reynaenlafenfualidad fea en to»
1 da edad malo,todaviaenIos mogos tiene muy
gran defculp3.y quica en alguna manera es per
' mitido.Porque pufcfto que ellos por el padezca
trabajos y congoxas,yaquell as tantasdefuétu
1 ras que emos di.cho,y fe vea a cada pafib en mil
pcIigros,ay muchos enamorados que porganat
el amor de fu$ damas hazé muchas cofas de vir
' tud y debonrra.lasquaíes aunque no fcáende
1 regadas a buen fin toda via en fi ion buenas. Y
tras cílo en mitad de fus males facan ellos por
V---1 vna
Libro quarto. .fo.177
vnafuersao propiedad de amor(qne apenasfe
puede entender)vn cierto gufto que Jes da íu-
fri miento y lesdefpierta el fentido , y les haze
que huelgan de tragar mil males por aquel po
co de bien que defpues acude a fu tiempo. Lie*
uan afsimilmo vn gran prouscho , que con las
fortunas y adueríidades que pafian efearmien*
tan al cabo, y cobran feíb conociédo fus yerros
y emendándolos. Afsi q comoyotégo por mas
que hombres aquellos mancebos que vencen
fus apetitos y aman lleuando fus cofascóeljuy
zio déla razón afsi también defeulpo a los que
fe dexan vencer del amor viciofo., al qual por
nueftra flaqueza Tomos inclinados. Con todo
ha de mirar cnefto,que eftos que aman afsi , fe
mueftren bien criados,y vfen de vna gentileza''
de fpiritu,y de vn valor grande,y de todas las o
tras buenas calidades que eftos tenores han da
do al cortefáno y mas que en viédofe declinar
a la vejez,dexen de amar con eftc amor que a-
gora dezimos,y fe retrayan,apartádofe del def
feo que la fenfualidad trae como del mas baxo
paifo de aquella efcalera , porta qual íe puede
fubir al verdadero amor. Pero fi eftos aun def
pues de viejos conferuan en fu coracon ftio el
fuego delosdeíTeos detbrdenados,y Comete la
razón fuerte ala fenfualidad flaca,no fe puede
dezir quanto merecen fer reprehendidos.Porq
enla verdad deuiian como locos fin fentido fer
Mm v echa
, Elcorteíanoí
echados co perpetua infamia entre los anim*-
les brutos,c5íiderado q los péfamiétos y los ter
: minos del amorviciofo Ion en todo eftremodef
proporcionados có la edad ya madura. /\qui el
Bebo paro vn poco caí! como por defcáu r,y en
toces eftádo todos quedos efperando lo q mas
diria atrauelTo Morello de Ortona diziendo.Y
fi fe hailafle vn vie|o mas bié difpueíla ymas re
zio y mas hermofo q muchos moc/>s q yo conoz
co,porq querriades vos que a eíle tal no le fuef
fe permitido amar del amor que los mogos ama
Riofe a cito la duquefa y dixo.Si el amor délos
mogos es tan trabafofo como aquí fe ha dicho,
porque quereys vos feúor Morello que los vie
jos también amé unciendo el mifmo trabajo»
Por elfo creo yo q (i vos fucíTedes viejo ( como
dizen eftos Caualleros)no procurariades agora
. tanto mal para los viejos. El mal pata los vie
josfrefpondio Morello de Ortona^parecemeq
milier Pictro