Вы находитесь на странице: 1из 11

Introducción.

La palabra Gestalt (del alemán) hace referencia a figura, forma u organización.

CREADORES E IMPULSORES:
• Max Wertheimer. • Kart Koffka. • Köhler.

La piscología de la Forma (Gestalt) una rama de la psicología que estudia y


decodifica el proceso perceptivo humano para establecer una serie de leyes
universales que articulan el mismo. Por esta metodología de estudiar y formalizar
la experiencia visual, se ha llegado a afirmar que la Gestalt es una teoría
fenomenológica.

El concepto de Gestalt se define como una agrupación de estímulos que no es


fruto del azar. Es importante hablar en términos de estímulo porque como
acabamos de mencionar, el objetivo de esta corriente reside en analizar la
percepción del sujeto que interpreta, no el objeto (la imagen) en sí. Por ende,
aunque se estudien aquí las imágenes, éstas no poseen la Gestalt. La Gestalt se
produce en la mente de la persona que mira la imagen.

Además, debemos añadir que el todo es mayor que la suma de sus partes, pues
pese a que los estímulos son variables y cambian con cada nueva imagen, lo
esencial (la Gestalt) se mantiene. Asimismo, la relación entre un estímulo del
campo visual (inherente a la imagen) y un estímulo del campo cerebral (inherente
al sujeto) se denomina isomorfismo. Es el vínculo entre realidad y experiencia.

En el presente trabajo se analizarán las siguientes leyes:


Leyes de organización:
- Ley de figura - fondo (inclusividad).
- Ley de la buena forma.

Leyes de agrupación:
- Ley de cierre.
- Ley de continuidad.
- Ley de semejanza.
- Ley de la proximidad.
- Ley de contraste.
- Ley de simetría.
- Ley del movimiento común (destino/dirección común).
Ley de Inclusividad (Figura-fondo-figura)
Según la Ley de la figura-fondo, el proceso perceptivo remite a un mecanismo básico
según el cual tendemos a focalizar nuestra atención sobre un objeto o determinado grupo
de objetos (figura) destacándolos del resto de los objetos que los envuelven (fondo).

El cerebro puede percibir primero el


color negro delimitado por lo que
parece ser un fondo blanco, que crea
dos figuras de triángulos.

Si el cerebro se concentra primero en la


figura blanca, se puede apreciar un perfil de
un embudo en color blanco encima de un
fondo negro. O dos trapecios negros
cortados de un extremo colocados de
manera opuesta dentro de un fondo blanco.

El cerebro puede percibir un triángulo


negro delimitado por fondo blanco, o dos
triángulos blancos delimitados por fondo
negro, dependiendo en el color en el que
se concentre primero
Ley de cierre
Nuestra mente añade los elementos faltantes para completar una figura. Perceptivamente,
tendemos a completar y llenar aquellas partes y vacíos que se nos presentan
incompletas, de tal manera que nos permite la captación del objeto en su totalidad.
Causa: nuestra percepción de los objetos es mucho más completa que la estimulación
sensorial que recibimos de ellos.

Al ver esta imagen el cerebro percibe la


forma abstracta básica de una casa,
aunque realmente son puras líneas sin
intersecciones entre sí.

Está imagen está compuesta por dos


figuras básicas y líneas que no se tocan
entre sí. Sin embargo, el cerebro une los
elementos y les da forma de una
abstracción de una figura humana, tal vez
femenina.

El cerebro percibe la forma de un círculo


perfecto cerrando (uniendo) las dos líneas
orgánicas que se presentan.
Ley de continuidad
La mente continúa un patrón, aun después de que el mismo desaparezca. Aquellos
elementos que tienen la misma dirección se perciben de forma seguida, manteniendo la
misma dirección del objeto o del estímulo.

El cerebro percibe una sucesión continua


de la figura mostrada, imaginando una
continuación, que puede ser infinita,
siguiendo el mismo patrón que hay en la
figura,

El cerebro percibe líneas largas que siguen en


diagonal indefinidamente, en vez de una
sucesión de líneas cortas. Esto sucede debido
a que a la ley de continuidad es parecida a la
ley de cierre, y ambas son parecidas a la ley de
la buena forma; debido a que estas tres son
consideradas leyes de agrupamiento.

El cerebro percibe una curva que continúa,


aunque ya no se vea en la imagen presentada.
Esto sucede debido a que, al igual que en la ley
de la buena forma, el cerebro busca percibir la
forma básica que se obtenga, en este caso una
curva, y como no tiene fin definido visualmente,
imagina su continuación siguiendo el mismo
patrón que se presenta.
Ley de la buena forma
La Ley de la buena forma remite a un principio de organización de los elementos que
componen una experiencia perceptiva y que los gestaltistas llamaron Pregnancia
(Prägnanz). Este mecanismo permite reducir posibles ambigüedades o efectos
distorsionadores, buscando siempre la forma más simple o la más consistente; en
definitiva, nos permite ver los elementos como unidades significativas y coherentes Es
llamado también el Principio de Simplicidad.

El cerebro organiza la percepción de la


imagen de manera simple
acomodándola como un cubo con un
hueco, aunque no lo es.

El cerebro percibe la organización de las


formas de botellas en forma de una
sonrisa, en vez de un conjunto de botellas.
Aquí también se puede apreciar la ley de la
continuidad.

Aquí, al igual que el primer ejemplo, el cerebro


decanta por percibir a primera vista un cubo
perfecto con caras transparentes. Aunque al
poner atención a la imagen se logra percibir
algo distinto.
Ley de semejanza
Nuestra mente agrupa los elementos similares en una entidad. La semejanza depende de
la forma, el tamaño, el color y el brillo de los elementos.

El cerebro percibe líneas rectas delgadas con tres


líneas orgánicas gruesas encima (o debajo) de las
rectas. Esto sucede porque agrupa lo presentado en
la imagen según las características en
común(semejanza) que posean los elementos
presentados.

En esta imagen el cerebro percibe más fácilmente


líneas verticales formadas por la misma figura que
líneas horizontales formadas por un conjunto de
figuras diferentes en sucesión continua, esto es
debido a que para el cerebro es más sencillo agrupar
y separar las formas visualmente iguales para percibir
mejor la imagen.

En esta sucesión de cuadriláteros similares, el


cerebro percibe un cuadrado grande en medio de la
imagen; debido a que los cuatro cuadriláteros que lo
forman se asemejan en color, por lo que el cerebro
los separa de los demás, y lo percibe como un
conjunto aparte, aunque forme parte del todo de la
imagen.
Ley de la proximidad
También denominado de cercanía. Los elementos que se encuentran relativamente
cercanos, se perciben formando una misma unidad o grupo.

En esta imagen se presentan ocho


óvalos, que son percibidos como 4
parejas de la misma forma, debido a la
proximidad que presentan entre ellos.

El cerebro percibe un alejamiento o


desplazamiento y hasta un cambio de
proporción en las formas que se
muestran, debido a la proximidad que
existen entre ellas.

El cerebro percibe cuatro líneas blancas


gruesas del mismo tamaño, separadas por
tres líneas blancas gruesas de mayor
anchura, en vez de ocho líneas negras
delgadas, debido a la proximidad que las
líneas negras delgadas presentan entre sí.
Ley de contraste
Se distinguen los elementos al compararlos con otros, por su tamaño, por su textura o por
su color, siendo este el elemento más diferenciador de todos.

En esa sucesión de puntos el cerebro


percibe la forma de “W” que se forma
debido al contraste que se genera por el
cambio del tamaño en la misma forma
repetitiva de la imagen.

Aquí, al igual que el primer ejemplo,


el cerebro percibe el contraste de la
sucesión de puntos que se genera al
cambiar la forma que se repite (de
círculo a estrella) en ciertos lugares
de la imagen.

Sigue siendo la misma imagen, pero


ahora el cerebro percibe el contraste
de la sucesión de puntos debido al
cambio de color que se da en ciertos
puntos.
Ley de simetría
Las imágenes simétricas son percibidas como iguales, como un solo elemento, en la
distancia. De lejos, apreciamos como iguales las imágenes simétricas, como si se tratara
de un único cuerpo, en busca de un equilibrio que nos sugiere valores positivos como la
estabilidad o la constancia y que ayuda a distinguir mejor la figura del fondo.

El cerebro puede percibir a dos triángulos


simétricos colocados de manera opuesta el uno
al otro como un rombo.

El cerebro percibe cuatro triángulos simétricos


entre sí como un todo que forma un rombo.

En la imagen se muestran 8 triángulos


idénticos. El cerebro puede percibir un rombo
o cuatro cuadrados, según lo que el receptor
capté primero.
Ley del movimiento común (destino/dirección común)
Como sus propios nombres indican, advertimos como una única figura a aquellas cosas
que se mueven en una misma dirección o hacia el mismo destino. Así como aquellos
componentes de una imagen que, aun siendo ésta fija, crean patrones que parecen
orientarse en una misma dirección. En ocasiones, estos patrones pueden engañar a
nuestro cerebro con una ilusión de movimiento.

El cerebro percibe una esfera desplazándose


de manera horizontal, debido a las formas que
maneja la ilusión al combinar rectángulos
horizontales y verticales.

El cerebro percibe una columna con


profundidad, debido a la ilusión causada
por las líneas orgánicas negra y/o blancas
que se direccionan hacia el mismo punto
de fuga.

El cerebro puede percibir profundidad y


volumen debido a la textura óptica lograda al
colocar líneas orgánicas con determinado
ritmo que se direccionan hacia el mismo
punto de fuga.
Introducción a la Arquitectura
Segundo parcial

Alumna: Michelle Elizabeth G. Dávila


No. De control: 12062006

Docente: Arq. Norma Mendoza

Fecha de entrega: 13/03/2018