Вы находитесь на странице: 1из 3

Traquea:

Es la continuación de la laringe. Se inicia en el cuello y termina en el torax, dividiéndose en dos


ramos de bifurcación: los bronquios principales.

Bronquios:

La traquea se divide en dos bronquios principales, uno derecho y uno izquierdo, bien a la altura de
la porción inferior de la 5ta vertebra torácica. Los dos bronquios principales se separan uno del
otro y se dirigen hacia el hilio pulmonar del pulmón correspondiente. Cada uno de ellos penetra el
pulmón por el hilio pulmonar y lo atraviesa hasta su base, dando origen a numerosas
ramificaciones. En el trayecto el bronquio principal no pierde su individualidad, sino que se
constituye en medio de sus ramificaciones, el tronco bronquial.

Bifurcación traqueal y ligamento interbronquial. Los bronquios principales divergen desde su


origen, se dirigen oblicuamente en sentido inferior, lateral y un poco posterior, limitando entre sí,
inferiormente a la tráquea, un ángulo que mide 70° por término medio. Un ligamento
interbronquial ocupa el vértice de este ángulo cuando se haya ausente la carina traqueal
cartilaginosa en la pared del ángulo de bifurcación.

La dirección de los bronquios principales no es rectilínea. El bronquio principal derecho describe


una curva cóncava medial y un poco anteriormente. El bronquio principal izquierdo es sinuoso y
presenta forma de s muy alargada, describiendo cerca de su origen una primera curva cóncava
lateral y superiormente debido a la presencia del arco de la aorta. Más inferiormente describe una
segunda curva cuya concavidad, orientada medial e inferiormente, se adapta, a cierta distancia a
la convexidad del corazón. El bronquio principal comprende dos segmentos, uno extrapulmonar y
otro intrapulmonar.

Vasos y nervios: las arterias de los segmentos extrapulmonares de los bronquios principales
proceden de las ramas bronquiales de la aorta torácica descendente. Sus venas drenan en las
venas bronquiales. Los vasos linfáticos desembocan en los nódulos linfáticos
tranqueobronqueales. Sus nervios proceden del plexo pulmonar.

Anatomia funcional de la traquea y los bronquios principales:

Los movimientos respiratorios desplazan la traquea y los bronquios principales, los cuales siguen
los cambios de volumen de los pulmones y resisten la tracciones que se ejercen sobre ellos.

El sujeto en espiración, la bifurcación tranqueal se proyecta posteriormente en el borde superior


de la 5ta vertebra torácica. En el curso de la inspiración o cuando el sujeto d endereza, la
bifurcacion traqueal se aleja de la columna vertebral y se dirige anterior e inferiormente hasta la
altura de la 6ta vertebra torácica. La bifurcación traqueal es atraída inferiormente por los
ligamentos tranqueopericardicos del pericardio fibroso, que se abaten en la inspiración a través
del diafragma.
Dado que en la inspiración el manubrio esternal se eleva hasta la altura de una vertebra, la
bifurcacion traqueal, que en la espiración se proyecta sobre la pared anterior del torax siguiendo
la línea que une los dos primeros espacios intercostales, desciende en la inspiración hasta la línea
que une la articulación de los cuartos cartílagos costales del esternón.

Pulmones:

Son los órganos de la respiración en los cuales la sangre venosa se transforma en sangre arterial.

Situación: son dos, derecho e izquierdo y están separados por el mediastino, nombre que se le da
a la región limitada lateralmente por los pulmones y las pleuras, ateriormente por el esternón y
posteriormente por la columna vertebral.

Volumen: hay pocos órganos que presenten tantas variaciones de volumen como los pulmones,
estas diferencias dependen sobretodo: a) de la capacidad del torax, porque el volumen es
proporcional a esta. B) el estado de inspiración y espiración.

Consistencia y elasticidad: el pulmón es blando y cede ante una débil presión. Si compresión es
fuerte, se produce un ruido crepitante causado por la rotura de las estructuras alveolares.

Las paredes de los alvéolos contienen multitud de pequeños vasos sanguíneos donde se produce
el intercambio de gases durante la respiración. La función de los pulmones es realizar el
intercambio gaseoso con la sangre, por ello los alvéolos están en estrecho contacto con capilares.
En los alvéolos se produce el paso de oxígeno desde el aire a la sangre y el paso de dióxido de
carbono desde la sangre al aire. En la inspiración se absorbe el oxígeno del aire que entra en los
pulmones, y en la espiración se expulsa el anhídrido carbónico al exterior.
El pulmón derecho está dividido por dos cisuras (mayor y menor) en 3 partes, llamadas lóbulos
(superior, medio e inferior). El pulmón izquierdo tiene dos lóbulos (superior e inferior) separados
por una cisura (cisura mayor). Esto se debe a que el corazón tiene una inclinación oblicua hacia la
izquierda y de atrás hacia delante; reduciendo el volumen del pulmón izquierdo.
Los pulmones están cubiertos por una membrana llamada pleura. Durante la respiración la pleura
facilita que los pulmones se contraigan y expandan.
Los pulmones están conformados por lóbulos, tres en el pulmón derecho y dos en el izquierdo.
Estos lóbulos a su vez se subdividen en segmentos más pequeños (por ejemplo, segmento inferior,
superior o medio). A su vez dentro de los lóbulos pulmonares discurre un sistema tubular
bronquial. Es decir, los bronquios principales izquierdo y derecho, se van subdividiendo,
disminuyendo progresivamente su diámetro, en bronquios, bronquiolos y alveolos.

Los alveolos están recubiertos por una pared capilar. Un tejido extremadamente fino de algunos
micrómetros de espesor entre los alvéolos y los capilares llenos de sangre realiza el intercambio,
es decir, el proceso de difusión, entre el aire que se toma y la sangre. Cuando la sangre fluye a
través de los capilares pulmonares, los glóbulos rojos se unen al oxígeno y desprenden la dióxido
de carbono.

Los pulmones ocupan la mayor parte de la caja torácica. Debajo de estos se encuentra
el diafragma. Los pulmones se sitúan a los lados del corazón.
El pulmón derecho cuenta con un lóbulo superior, otro medio y otro inferior. El pulmón
izquierdo sólo tiene un lóbulo superior y otro inferior y es menos voluminoso que el pulmón
derecho. Cada lóbulo se divide en varios segmentos.

Los bronquios y todo el sistema tubular pulmonar se encargan de transportar el aire desde la
tráquea hasta los alveolos. La tráquea se extiende paralela a la columna vertebral hasta la altura
del corazón, aproximadamente. Aquí la tráquea se bifurca para formar
el bronquio principal derecho y el izquierdo. Cada bronquio tiene ramificaciones progresivas
arboriformes que llegan al pulmón derecho y al izquierdo. Con una radiografía, se puede observar
el comienzo de la ramificación central de los bronquios y los vasos sanguíneos que se encuentran
encima del corazón. Esto se conoce como hilo pulmonar. De forma paralela a los bronquios,
los vasos sanguíneos se ramifican también en el “árbol bronquial”.

El bronquio derecho se divide en tres lóbulos más pequeños: uno se sitúa arriba, otro en el medio
y otro abajo. El bronquio izquierdo se divide en dos lóbulos: el superior y el inferior. Cada lóbulo
tiene también su propio bronquio, que avanza por el interior del lóbulo y se divide en segmentos.
El sistema conductor de aire se ramifica cada vez más. Los bronquios tienen la misma estructura
que en un árbol, cuyas ramas son cada vez más delgadas. La ramificación más pequeña desemboca
en los alveolos pulmonares, que forman una protuberancia en forma de uva en el extremo
exterior del árbol bronquial.

Los alveolos pulmonares.


Los alveolos están cubiertos por un tejido elástico conectivo y por un sistema de vasos sanguíneos.
En estos se produce el intercambio de gases. A través de las pequeñas ramificaciones que no
superan los 100-300 µm (1 µm = 10-3 mm) de dimensión, se crea una gran superficie en la que se
puede realizar el intercambio de gases. La superficie total que se puede crear en
el pulmón alcanza los 70 a 80 m2.

IRRIGACIÓN PULMONAR
Cada pulmón posee una gran arteria (proviene del tronco pulmonar) derecha eizquierda, y dos
venas pulmonares que drenan. Cada arteria lleva sangre pocooxigenada “venosa” a los pulmones
para que se oxigenen y estas forman partede la raíz del pulmón y emite una primera rama
al lóbulo superior antes de
penetrar el hilio. Dentro del pulmón cada arteria desciende en se
n t i d o posterolateral hasta el bronquio principal y se divide en las arterias lobares y arterias segmentarias.
Una rama arterial llega a cada lóbulo y segmentobroncopulmonar. Las arterias pulmonares
siguen un trayecto paralelo junto conlos bronquios.Las arterias bronquiales izquierdas se originan en la
aorta torácica, pero la arteria bronquial derecha puede originarse de:

Una arteria intercostal posterosuperior.

Un tronco común de la aorta torácica.



Una arteria bronquial superior izquierda.
Las pequeñas arterias bronquiales dan ramas a la parte superior del esófago.