You are on page 1of 1

CONCLUSIONES

Los incentivos, financieros y no financieros, son un instrumento que las


administraciones y demás órganos de empleadores pueden utilizar para desarrollar
y sostener unos recursos humanos con las capacidades y experiencia necesarias
para dispensar los cuidados requeridos. Esto exige no sólo voluntad política y un
trabajo arduo y sostenido, sino también que todos los principales interesados
reconozcan el compromiso, las capacidades y los beneficios para la salud, que
aportan los profesionales de salud en todo el mundo.

El activo más valioso de un servicio de salud es su personal. La aplicación de un


conjunto de incentivos eficaces representa una inversión mediante la cual ese activo
vital puede protegerse, fomentarse y desarrollarse.

Una vez que recolectamos todos los datos y unificándolos para poder realizar el
presente plan de incentivos podemos concluir que al manejar la retribución de
ciertos incentivos los empleados de la clínica puedan:
 Estar motivados a seguir realizando su trabajo de forma correcta y eficiente.
 Crear un compromiso no solamente con la clínica sino que con todo aquel
que acuda a la misma.
 Tener una mayor oportunidad de crecimiento personal y sentirse bien con el
trabajo y esfuerzos que ellos aportan para el buen funcionamiento de la
clínica.