You are on page 1of 7

¿Qué es la educación ambiental?

Para la DEA la educación ambiental es un proceso de formación que permite la toma de conciencia de la
importancia del medio ambiente, promueve en la ciudadanía el desarrollo de valores y nuevas actitudes que
contribuyan al uso racional de los recursos naturales y a la solución de los problemas ambientales que
enfrentamos en nuestra ciudad.

Utilizamos los recursos más innovadores en pedagogía, ciencias naturales y sociales; y partimos de un
conocimiento crítico que busca la trasformación y la construcción de una sociedad más sustentable, equitativa y
participativa.

Para quienes trabajamos en la DEA, la educación ambiental es una filosofía de vida que conlleva el respeto de
las demás formas de vida y de los derechos humanos. Además, promovemos principios de igualdad y respeto a
la diversidad de género, sexual, de grupo cultural y comunitario.

Evolución de definiciones
La primera referencia del término «educación ambiental» surge en 1948 durante una reunión de la Unión
Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) realizada en París cuando Thomas Pritchard, Director
Adjunto de Conservación de la Naturaleza en Gales, sugirió un cambio del término “educación para la
conservación”, por la alternativa “Educación Ambiental” de manera que lograra una síntesis del conocimiento de
las Ciencias Naturales con el de las Ciencias Sociales.

Desde entonces se han publicado diferentes definiciones elaboradas por académicos en artículos científicos,
libros, tesis de doctorado, eventos de organismos supernacionales como la UNESCO y el PNUMA, eventos de
los movimientos sociales y espacios colectivos con participación de toda la comunidad.

La investigadora canadiense Lucie Sauve realizó una sistematización de los sentidos que se le da a la Educación
Ambiental a partir de las prácticas de distintos programas desarrollados en el mundo.

 Ayudar a adquirir mayor sensibilidad y conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, creando soluciones
viables para el mantenimiento óptimo del mismo.
 Ayudar a adquirir una comprensión básica del medio ambiente en su totalidad, de los problemas conexos y de
la presencia y función de la humanidad en él, lo que entraña una responsabilidad crítica.
 Ayudar a adquirir valores sociales y un profundo interés por el medio ambiente.
 Ayudar a adquirir las habilidades necesarias para resolver los problemas ambientales.
 Capacidad de evaluación. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a evaluar las medidas y los programas
de educación ambiental en función de los factores ecológicos, políticos, sociales, estéticos y educativos.
Educación en Valores Ambientales

El planeta cada día más se destruye gracias a las actividades inconscientes de la humanidad, al desconocimiento
de su entorno, a la falta de cultura y educación ambiental que fomente esos valores de amor y protección a la
naturaleza. Por eso, es necesario y prioritario educar en valores desde temprana edad a los niños y niñas, siendo
los principales responsables de iniciar esa tarea los padres conjuntamente con los maestros y los gobiernos que
deben promover desde el hogar, la escuela y la comunidad valores que permitan cuidar el medio ambiente para
un desarrollo sostenible.

En ese sentido, hoy más que nunca con todos los problemas ambientales que existen en la tierra, se debe educar
para buscar un nuevo cambio de conducta o comportamiento; en función de convertir ciudadanos equilibrados
con su medio ambiente y recursos naturales. Es decir, la humanidad ahora mismo debe sembrar los valores
ambientales para lograr una relación de convivencia armónica entre el hombre y su entorno natural.

Por consiguiente, la pérdida de valores humanos y en consecuencia la crisis de no inculcar valores ambientales
en la sociedad está destruyendo al medio ambiente, sus elementos naturales y la salud humana; ya que estos
juegan un papel fundamental para transformar un país y la sociedad, en un mundo donde reine el equilibrio
ecológico para una mejor calidad de vida de todos.

Así pues, los valores ambientales son los actos, acciones y comportamientos positivos del hombre con su medio
ambiente, valorando y haciendo uso consciente de todos sus recursos naturales. Los valores para con el entorno,
guían al hombre con el objetivo de poner en práctica hábitos de conservación, defensa y mejoramiento de su
entorno. En sí, son principios que orientan la conducta de las personas para que puedan convivir en una
sociedad con comportamientos humanos en beneficios del planeta tierra.

Por lo tanto, así como existen valores humanos y sociales, también estos se pueden aplicar en la naturaleza y
entre los principales valores ambientales que debe fomentar toda la humanidad desde temprana edad en los
niños para salvar el planeta son los siguientes:

El amor ambiental, que es valorar, cuidar y conservar ese único hogar como la vida misma. Este valor tan
importante como el amor, se le debe inculcar a los niños con el ejemplo de cómo se aman sus padres, para que
ellos puedan reflejar ese amor respetando los entornos naturales, las plantas, los animales, los ecosistemas y
todos los elementos vitales para la vida en el planeta.

Amar el medio ambiente, es enseñarles a cuidar y conservar el aire, agua,


suelo, flora y fauna, por lo que los padres deben relacionar al niño o niña
con la naturaleza, por medio de excursiones que les permita tener contacto
directo con las montañas, los ríos, las playas, lagos, los parques naturales,
los campos, zoológico, acuario, y cualquier otra actividad que les permita
conocer la variedad de especies y ecosistemas del medio que los rodea.
El respeto ambiental, apreciar y valorar el entorno cumpliendo las leyes
que regulen los impactos negativos del hombre. Las parejas deben
respetarse y valorase como así mismo, para que sus hijos respeten a los
que los rodean y a toda diversidad de seres vivos que existen en el planeta.
Es decir, los padres deben enseñarles a sus hijos a respetar los animales,
cuidar de ellos y no destruir sus hábitats. Mostrarles las leyes que
protegen el ambiente y que deben cumplirlas para respetar y valorar la
vida.
Día Mundial del Medio Ambiente,
5 de junio
El ser humano es a la vez obra y artífice del medio que lo rodea,
el cual le da el sustento material y le brinda la oportunidad de
desarrollarse intelectual, moral, social y espiritualmente. En la
larga y tortuosa evolución de la especie humana en este planeta
se ha llegado a una etapa en que, gracias a la rápida aceleración
de la ciencia y la tecnología, las personas han adquirido el poder
de transformar, de innumerables maneras y en una escala sin
precedentes, cuanto las rodea.

Las Naciones Unidas, conscientes de que la protección y el mejoramiento del medio humano es una cuestión
fundamental que afecta al bienestar de los pueblos y al desarrollo económico del mundo entero, designaron el 5
de junio Día Mundial del Medio Ambiente. La celebración de este día nos brinda la oportunidad de ampliar las
bases de una opinión pública bien informada y de una conducta de los individuos, de las empresas y de las
colectividades inspirada en el sentido de su responsabilidad en cuanto a la conservación y la mejora del medio.
Este día ha ido ganando relevancia desde que comenzó a celebrarse en 1974 y, ahora, es una plataforma
mundial de divulgación pública con amplia repercusión en todo el globo.

El país anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente, donde tienen lugar las celebraciones oficiales, varía
anualmente. Este año es India.

Si no puedes reusarlo, rehúsalo


Cada año, el Día Mundial del Medio Ambiente se organiza en torno a un tema y sirve para centrar la atención
en una cuestión particular apremiante. El tema de este año, Sin Contaminación Por plástico, hace un
llamamiento a la población de todo el mundo en favor de un planeta Sin contaminación por plásticos. Cada año
se vierten en los océanos 8 millones de toneladas de plástico, lo que amenaza la vida marina y humana, y
destruye los ecosistemas naturales. El objetivo es concienciar sobre la necesidad de reducir la cantidad de
plástico que se vierte en nuestros océanos. La celebración de este día pretende hacernos conscientes de que
nosotros mismos podemos cambiar hábitos en nuestro día a día àra reducir la pesada carga de la contaminación
de los plásticos en nuestra naturaleza, en nuestra vida silvestre y sobre nuestra propia salud. Si bien es cierto
que el plástico tiene diversos usos muy valiosos, dependemos demasiado del plástico de un solo uso o
desechable y eso tiene graves consecuencias medioambientales.

Este este Día, ONU Medio Ambiente te pide a ti, como individuo, a las empresas y a la sociedad civil que todos
tomemos conciencia y que participemos, que tomemos medidas concretas para Combatir la contaminación
por plásticos. Contribuyamos todos a limpiar nuestro medio ambiente.

Puedes registrar tu actividad para #SinContaminaciónPorPlásticos en este enlace.

En nuestro apartado Rompe con el plástico puedes ver cómo se involucran gobiernos, el sector privado y los
ciudadanos.
Día Mundial de los Océanos, 8 de junio

El 5 de diciembre de 2008 la Asamblea General de las


Naciones Unidas, por iniciativa de Canadá, resolvió en la
Resolución 63/111 que a partir de 2009 el 8 de junio sería el
Día Mundial de los Océanos. A partir de 2009 se celebra
cada 8 de junio.

Limpiemos nuestros océanos


Este año, bajo el lema «Limpiemos nuestros océanos», la
celebración gira en torno a iniciativas para prevenir la
contaminación por plástico y proponer soluciones para unos
océanos más limpios.
La polución por plástico está causando enormes daños a nuestros recursos marinos; entre otros:

 El 80 % de la contaminación en los océanos está causada por los seres humanos.


 8 millones de toneladas de plástico al año acaba en nuestros océanos, causando estragos en la vida
silvestre, la pesca y el turismo.
 La contaminación por plástico está costando a nuestros océanos la vida de un millón de aves marinas y
de 100 000 mamíferos marinos al año.
 Los peces comen el plástico de los océanos y nosotros nos comemos después estos peces.
 El plástico genera gastos de 8000 millones de dólares en daños a nuestro ecosistema marino, cada año.

Temas del Día Mundial de los Océanos


Año Tema
2018 Limpiemos nuestros océanos
2017 Nuestros océanos, nuestro futuro
2016 «Unos océanos sanos, un planeta sano»
2015 «Unos océanos sanos, un planeta sano»
2014 «Aseguremos entre todos que los océanos puedan mantenernos en el futuro»
2013 «Juntos tenemos el poder de proteger el océano»
2012 «Juventud: la nueva etapa para el Cambio»
2011 «Nuestros océanos: Por un futuro verde»
2010 «Nuestros océanos: oportunidades y desafíos»
2009 «Nuestros océanos, nuestra responsabilidad»
Día Mundial de Lucha contra la Desertificación
y la Sequía, 17 de junio
Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía
En Mundial
Del 17 de junio de 2017 / 00:00
al 17 de junio de 2017

La Asamblea General de Naciones Unidas designó, en 1994, el 17 de


junio como “Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la
Sequía”. Este día marca el aniversario de la adopción de la
Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la
Desertificación.

La desertificación afecta a más de 110 países y cada año se pierden 6 millones de hectáreas de tierra productiva.
Según Ecologistas en Acción en España el 40 % del suelo esta amenazado por los procesos de desertificación,
pero a pesar de ello, el Gobierno español ha sido incapaz de detener la desertificación, principal obligación
contraída tras firmar, en 1996, el Convenio de Lucha contra la Desertificación.

Aunque los sucesivos gobiernos han recalcado que la protección de los suelos es una de las prioridades del Estado,
la realidad es que este aparente interés se desvanece entre promesas y retóricas vacías. Está claro que a pesar de
que el diagnóstico cartográfico y científico del problema inducen a pensar que se sabe técnicamente como frenarlo
no se toman las medidas adecuadas.

España se encuentra a la cabeza de los países desarrollados afectados por la desertificación. Uno de los principales
factores desencadenantes de esta situación es la erosión o pérdida de suelo fértil. El 42 % del territorio español,
21 millones de hectáreas, está sometido a procesos de erosión que superan los límites tolerables, (pérdidas de
suelo de 12 toneladas por hectárea y año) y el 12 %, 6 millones de hectáreas, está sometido a erosión muy severa,
con pérdidas de suelo superiores a 50 toneladas por hectárea y año. Para el conjunto del Estado se calcula una
pérdida total anual de suelo de 1.156 millones de toneladas. Si se tiene en cuenta que la tasa de formación de
suelo varía entre 2 y 12 toneladas por hectárea y año, se reparará en la magnitud del problema. Las zonas más
afectadas se encuentran en Andalucía, Castilla-La Mancha, Levante y Murcia.

Entre los principales factores que desencadenan esta situación se encuentran la explotación insostenible de los
recursos hídricos, que es causa de graves daños ambientales, incluidos la contaminación química, la salinización
y el agotamiento de los acuíferos. Pérdidas de la cubierta vegetal a causa de repetidos incendios forestales.
Concentración de la actividad económica en las zonas costeras como resultado del crecimiento urbano, las
actividades industriales, el turismo de masas y la agricultura de regadío.

Para Ecologistas en Acción, las actuaciones en materia de protección de suelos deben tener como principal
objetivo el desarrollo de una gestión sostenible de las tierras agrícolas, de los recursos hídricos y de la ordenación
del territorio. Sin embargo, las políticas que lleva a cabo el Gobierno en materia agrícola, urbanística e hidrológica
se alejan cada vez más de un modelo de desarrollo sostenible que pudiera prevenir la degradación de nuestras
tierras.
Día del Sol
¿Cuándo se celebra?
El Día Internacional del Sol se conmemora todos los años el 21 de junio. En este día se pretende dejar patente
la importancia y relación entre el sol y la vida de los seres humanos en el planeta Tierra.
La fecha del 21 de junio fue elegida para la celebración de este día ya que coincidiendo con el solsticio de
invierno, se trata del día del año más corto.
Objetivo
El principal objetivo del Día Internacional del Sol es el de enseñar a la población mundial de la importancia que
tiene para nuestra vida la existencia del Sol así como el aumento de energías renovables en las que el Sol esté
presente.
Energía solar
El término de energía solar hace referencia a la energía que es obtenida mediante el aprovechamiento de la
radiación electromagnética del Sol. Se trata de una energía renovable, limpia, inagotable que puede contribuir y
reducir la contaminación que sufre nuestro planeta así como disminuir la mitigación del cambio climático.
Existen diversos métodos para aprovechar el calor y la luz del Sol como:
 Helióstatos.
 Colectores térmicos.
 Células fotovoltaicas.
Tipos de energía solar
Atendiendo a su tecnología existen numerosos tipos de energía solar entre las que se encuentran:
 Energía eólico solar.
 Energía solar activa.
 Energía solar híbrida.
 Energía eólico pasiva.
 Energía solar térmica.
 Energía solar fotovoltaica.
 Energía solar termoeléctrica.
Energía Solar Fotovoltaica
La energía solar fotovoltaica es la forma de energía solar más desarrollada en la actualidad. Según los datos de
la organización Greenpeace, la energía solar fotovoltaica podrá suministrar en el año 2030 electricidad a dos
tercios de la población mundial.
La energía solar fotovoltaica consiste en la obtención de electricidad mediante un dispositivo semiconductor
llamado célula fotovoltaica.
¿Cómo se celebra?
En el Día Internacional del Sol se realizan numerosos congresos en los que se analizan los beneficios del sol
para el ser humano y para la obtención de energía de una forma limpia y no contaminante.
26 de junio, Día Internacional de los Bosques Tropicales
Cada 26 de junio se celebra el Día Internacional de la Preservación de los Bosques Tropicales con el objetivo de
fomentar acciones sustentables con el medio ambiente.
Este día fue establecido en 1999 por el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la
Organziación Mundial de Conservación y la Unesco.
Los bosques tropicales tienen una gran importancia, ya que proporcionan diversos servicios ambientales a la
sociedad y el más importante de todos, la producción de oxígeno.
Las presiones económicas y el crecimiento de la población están intensificando el uso de la tierra; alcanzando
niveles no sostenibles y destructivos, motivando la explotación forestal desmedida.
Todos los 26 de junio se anima a las autoridades a planificar una política inteligente forestal de uso y
aprovechamiento de los bosques tropicales.
La idea de celebrar el Día Internacional de los Bosques Tropicales es crear conciencia sobre su importancia y el
cuidado que se les debe dar; ya que proporcionan importantes servicios ambientales, vitales para cada ser
humano.

El Día Internacional de la Preservación de Bosques Tropicales, fue establecido en 1999 por el Pnuma (Programa
de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), WWF (la organización mundial de conservación) y la Unesco
(Organización del las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) con el objetivo de fomentar
acciones sostenibles y armónicas con el ambiente mediante el manejo adecuado de los bosques.

Uno de los ecosistemas más importantes, complejos y vitales del mundo son precisamente los bosques tropicales.
En Sudamérica, está en bosque amazónico; en Asia, los bosques secos del Sur; en Centroamérica, los bosques
nubosos; y en África, los bosques abiertos del Este y del Sur. Estos bosques cubren cerca del 25 % de la superficie
terrestre, aunque albergan el 70 % de la diversidad del planeta, siendo fuente significativa de recursos naturales.

El hombre no ha podido clasificar y nombrar las especies que habitan en estos bosques, debido a que su diversidad
es tan extensa, y lamentablemente muchas de estas especies se encuentran en peligro de extinción, sin poderla
registrar.

En el Perú, la tasa de deforestación es de 261.54 hectáreas por año, refieriéndonos a 725 hectáreas por día, cantidad
significativa y considerable, que nos lleva a tomar reflexión sobre su importancia.

La tala ilegal es una de las causantes de la degradación de los bosques tropicales, el cual debe preocupar a las
autoridades, para cuidar los recursos naturales de cada región, y en cada nación.

La idea de celebrar el Día internacional de los bosques Tropicales tiene como objetivo el fomentar acciones
sostenibles y armónicas con el ambiente, usando recursos del mismo medio e involucrando a los sistemas sociales,
económicos y políticos, debido a que un manejo adecuado de los bosques tropicales incidiría en nuestra economía
además de una vida saludable.