Вы находитесь на странице: 1из 4

ENERGIA 1 de 8

Fuentes de Energía Renovables, su Obtención y


Utilización
La energía que consumimos diariamente proviene de los recursos naturales que disponemos
en nuestro planeta, entre los cuales se encuentran recursos renovables y no renovables.
Entre los recursos renovables podemos identificar el agua (energía hidroeléctrica), el calor
de la tierra (energía geotérmica), el viento (energía eólica), biomasa (bioenergía), el sol
(energía solar) y las mareas (energía de los océanos).

Fuentes de Energías renovables


Bienvenido a nuestra primera clase donde aprenderemos acerca de las energías renovables
(ER).
Las fuentes de energías renovables corresponden a aquellos recursos energéticos
considerados inagotables. A continuación se describe cada una de las fuentes de energía
renovables en cuanto a la forma de obtención y utilización.

Energía Hidroeléctrica: este tipo de energía es obtenida de la energía cinética y energía


potencial de los cauces de los ríos y saltos de agua. Existen básicamente dos tipos de
tecnología hidroeléctrica que permiten generar electricidad, centrales de pasada y centrales
de embalse. En el caso de las centrales de embalse se requiere almacenar agua, por lo que
se debe construir un embalse para cumplir dicho objetivo, a diferencia de una central de
pasada en la cual generalmente se aprovecha el cauce del río. En ambos tipos de centrales
el agua ingresa en turbinas, por lo que la energía cinética del agua en dicho punto de
ingreso genera un movimiento rotatorio en la turbina que permite la generación de
electricidad. En el caso de las centrales de pasada se aprovecha la energía cinética del cauce
de los ríos, mientras, en el caso de centrales de embalse, se aprovecha la energía potencial
de los saltos de agua. En este último caso dicha energía potencial se transforma en energía
cinética al momento de ingresar a la turbina. Para medir la potencia de estos tipos de
centrales es necesario medir el caudal de agua y la altura de caída del salto de agua. A partir
de la medida del caudal de agua se puede determinar la energía cinética y, en el otro caso,
al disponer de la medida de la altura de caída del agua es posible determinar la energía
potencial. Para detectar el recurso hídrico es necesario realizar levantamientos de
información en terreno que permitan determinar el potencial hidroeléctrico.

Energía Geotérmica: la energía geotérmica es aquella obtenida a partir del calor presente
al interior de la corteza terrestre. Para obtener este tipo de energía es necesario disponer de
un fluido (por ejemplo agua) que permita capturar el calor (energía térmica) al interior de la
corteza terrestre. Por lo general este fluido se encuentra al interior de la tierra formando
acumulaciones que reciben el nombre de reservorios, los cuales se manifiestan en el
exterior de la corteza terrestre en formas tales como los geiseres, aguas termales, etc. Las
tecnologías que se encuentran actualmente disponibles permiten aprovechar el calor de

1
dichos reservorios como energía térmica y energía eléctrica, lo cual está condicionado a la
temperatura del reservorio. Mientras mayor temperatura tenga el fluido, más probable es su
aplicación en centrales de generación eléctrica. Para medir la potencia máxima de estos
tipos de centrales es necesario medir la temperatura que sería factible de alcanzar en el
fluido, además de identificar el tamaño de los reservorios.
Con la finalidad de detectar zonas con potencial geotérmico en la actualidad se reconoce
necesario en primera instancia realizar trabajos de exploración, los cuales se dividen en tres
fases geología, geofísica y geoquímica. Cada una de estas etapas son necesarias para
detectar la presencia del recurso geotérmico y, de esta forma, disminuir el riesgo de
descubrir reservorios técnicamente no factibles de explotar. Si a partir de la etapa de
exploración se determina que existe potencial geotérmico, luego se puede pasar a la etapa
de explotación teniendo presente que aún existe el riesgo de que dicho reservorio no sea
factible económicamente.

Energía Eólica: este tipo de energía es obtenida a partir de la energía cinética del viento.
La tecnología utilizada en este caso consiste de un aerogenerador instalado sobre una torre
(sistema similar a los molinos de viento citados en la novela de Don Quijote de la Mancha),
el que permite aprovechar la energía cinética del viento generando electricidad. Tanto el
tamaño óptimo de las hélices del aerogenerador como la altura óptima de la torre están
condicionados a la curva de perfil del viento (velocidad de viento en función de la altura) y
a la geografía del terreno. La tecnología desarrollada actualmente permite generar
electricidad en tierra firme (onshore) y en el sector oceánico (offshore). Para medir la
potencia máxima de estos tipos de centrales es necesario medir la velocidad y dirección del
viento, para cuyo efecto es utilizado un anemómetro, colocado a la altura deseada.

Energía Solar: la energía solar corresponde a la energía obtenida a partir de la radiación


del sol. Las actuales tecnologías permiten aprovechar la energía solar de diferentes formas
entre las cuales cabe mencionar: solar fotovoltaica (generación de electricidad), solar
termoeléctrica (generación de electricidad) y solar térmica para agua caliente sanitaria
(generación de calor). La tecnología solar fotovoltaica es conformada por celdas cuya
función es actuar como un semiconductor a través del cual se produce una reacción físico-
química que libera energía eléctrica en forma de corriente continua. La tecnología solar
termoeléctrica trabaja bajo el principio de la reflexión de los rayos solares en espejos que
concentran dichos rayos en un fluido que aumenta su temperatura al absorber el calor
proporcionado por dichos rayos y luego esta energía térmica es transferida a otro fluido de
agua que al aumentar su temperatura se transforma en vapor, el cual genera movimiento en
una turbina que permite generar electricidad. Por último, la tecnología solar térmica para
agua caliente sanitaria, consiste de un depósito y un panel que contiene un circuito a través
del cual circula un fluido (agua) que absorbe la energía térmica proporcionada por la
radiación solar, energía que es aprovechada en las viviendas.
La eficiencia de generación de energía en cada una de las tecnologías queda condicionada a
las condiciones climáticas (nubosidad) e inclinación de los rayos solares (posición del sol
respecto de la tierra). Para medir la potencia máxima de estos tipos de sistemas es necesario
medir la radiación solar, para cuyo efecto es utilizado un instrumento conocido como
piranómetro o solarímetro.

2
Bioenergía: la bioenergía es obtenida a partir de la biomasa. Biomasa es toda aquella
materia orgánica disponible en forma sostenible como son cultivos energéticos, desechos
agrícolas y agroindustriales, desechos forestales y madereros, desechos animales, residuos
sólidos urbanos y los provenientes del tratamiento de aguas servidas, domésticas e
industriales. La biomasa tiene una amplia utilización, entre lo cual podemos mencionar su
uso como combustible final para la cogeneración, para la producción de biocombustibles
líquidos y la producción de biogás. En el caso del uso como cogeneración o biocombustible
es necesario medir el potencial de este tipo de recurso con tecnologías satelitales, además
de realizar catastros de las zonas cultivables.
Por otro lado el biogás es un combustible que se obtiene a partir de la degradación
biológica de la materia orgánica. Diferentes desarrollos tecnológicos en torno a este tipo de
recurso han permitido aprovechar el biogás de los rellenos sanitarios o de las plantas de
tratamiento de aguas servidas. Para medir el potencial de un relleno o de una planta de
tratamiento es necesario disponer del dato de la cantidad y el tipo de residuos.

Energía de los Océanos: este tipo de energía se presenta en diferentes formas tales como:
energía de las mareas (mareomotriz), energía de las olas (undimotriz), energías de las
corrientes marinas y gradiente térmico, entre otras. Existen tecnologías para cada tipo de
energía mencionada. Sin embargo, la gran mayoría de estas tecnologías aún se encuentran
en fase de desarrollo experimental, debido a sus altos costos de desarrollo.

Fuente: http://anagallardo.fjb.es/?cat=10

3
Fuente: https://sites.google.com/site/nuevastecnologiasenelaula2015/fuentes-de-
energia/energia-renovable