You are on page 1of 2

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DE LA VISIÓN

La visión del hombre es un complejo y sofisticado sistema que envuelve procesos fisiológicos,
bioquímicos, neurológicos y psicológicos. La visión estereoscópica permite al hombre la observación
tridimensional de los elementos que lo rodean. Cuando se observa un objeto, cada ojo recibe una
imagen diferente del mismo, por ser proyecciones centrales desde puntos diferentes, ambas imágenes
son fusionadas en el cerebro formando una imagen tridimensional del objeto (Deagostini R., 1970).

Percepción de profundidad

La percepción que el hombre tiene de la profundidad se logra en función de 10 señales. Estas señales
contienen información que cuando una imagen bidimensional (2D) es proyectada sobre la retina del ojo,
permite relacionar los objetos de la imagen a un espacio tridimensional (3D). Cuatro de las señales
están dentro del campo fisiológico y seis en el psicológico.

Señales Fisiológicas

Figura 2.1 Acomodación

Figura 2.2 Convergencia


La acomodación y la convergencia se asocian con los músculos del ojo e interactúan en la percepción
de la profundidad. La acomodación se considera una señal monocular de la profundidad puesto que está
disponible incluso cuando se ve con un solo ojo. Esta señal es efectiva solamente cuando está
combinada con otras señales binoculares y para una distancia de vista de menos de 2 metros (Okoshi,
1976). La acomodación y la convergencia se consideran señales de menor importancia en la percepción
de profundidad.

Disparidad Binocular

Es la disparidad entre las imágenes del mismo objeto proyectado sobre las retinas.

Figura 2.3 Disparidad Binocular

La disparidad binocular es considerada como la señal más importante de la percepción de profundidad


sobre distancias medias de la visión. La disparidad binocular es la diferencia entre las imágenes del
mismo objeto proyectado sobre cada retina. El grado de disparidad entre las dos imágenes depende del
ángulo paraláctico (o ángulo de convergencia), éste es el ángulo formado por los ejes ópticos de cada
ojo que convergen en un objeto. El ángulo se relaciona con la distancia de un objeto desde los ojos.
Para grandes distancias el ángulo paraláctico disminuye y la percepción de profundidad llega a ser cada
vez más difícil. El ángulo paraláctico más pequeño que las personas puede discernir, es de tres
segundos de arco.