Вы находитесь на странице: 1из 2

Agua

El agua empelada en la preparación y curado del concreto deberá cumplir con los requisitos de la
Norma INTINTEC 334.088 y ser de preferencia, potable.
Está prohibido el empleo de aguas ácidas, calcaras, minerales ya sea carbonada o minerales;
aguas provenientes de minas o relaves, aguas que contengan residuos industriales, agua con
contenido de sulfatos mayor del 1%, agua que contenga algas, materia orgánica, humus o
descargas de desagües, aguas que contengan azucares o sus derivados. Igualmente aquellas
aguas que contengan porcentajes significativos de sales de sodio o de potasio disueltas, en todos
aquellos casos en que la reacción álcali-agregado es posible.
Podrá utilizarse aguas naturales no potables, previa autorización de la inspección, únicamente si:
a. Están limpias y libres de cantidades perjudiciales de aceites, ácidos, álcalis, sales,
materia orgánica u otras sustancias que puedan ser dañinas al concreto, acero de
refuerzo o elemento embebidos.
Al seleccionar el agua deberá recordarse que aquellas con alta concertación de sales
deberán ser evitadas en la medida que no sólo pueden afectar el tiempo de fraguado, la
resistencia del concreto y su estabilidad de volumen, sino que, adicionalmente, pueden
originar eflorescencias o corrosión del acero de refuerzo.
b. La calidad del agua, determinada mediante el análisis del laboratorio, cumple con los
valores que a continuación se indican; debiendo ser aprobadas por la inspección las
excepciones a los mismos.
Máximo

Cloruros 300 ppm.

Sulfatos 300 ppm.

Sales de Magnesio 150 ppm.

Sales solubles totales 1500 ppm.

pH. mayores de 7

Sólidos en suspensión 1500 ppm.

Materia orgánica 10 ppm.

c. La seleccione de las proporciones finales de la mezcla de concreto se basará en resultados


de ensayos de resistencia en compresión en los que se ha utilizado en la preparación del concreto
agua de la fuente elegida.

d. Los ensayos de mortero preparado con el agua seleccionada y ensayada siguiendo las
recomendaciones de las Normas ASTM C 109 tienen, a los 7 y 28 días, resistencias en compresión
no menores del 90% de las muestras similares preparadas con agua potable.
Las sales u otras sustancias dañinas que pudieran estar presentes en los agregados y/o mezclado
a fin de evaluar el contenido total de sustancias inconvenientes que pudieran ser dañinas al
concreto, acero de refuerzo ó elementos embebidos.

Si en el concreto han de estar embebidos elementos de aluminio y/o fierro galvanizado, el


contenido de cloruro indicados en el acápite 2.7.3 (b) deberá disminuir a 50 ppm.

* Aire marítimo. Estudios realizados en otros países indican una gran diversidad de componentes
químicos en el agua de mar, con una amplia gama de concentraciones. Resulta entonces
improductivo generalizar una presencia promedio de elementos nocivos para el buen
comportamiento de las estructuras de concreto. Podemos citar como ejemplo una reciente
investigación en Japón, que detectó una variación en cloruros del agua de mar que osciló entre
0.01 y 0.20 mg de cloruro de sodio por cm2. Otro estudio encontró concentraciones
particularmente elevadas del ion cloruro, las cuales variaban alrededor de 21,700 ppm.. Asimismo,
se detectaron contenidos de sulfatos sobre 3800 ppm, y los más altos valores de sulfitos
registrados en el mundo.

 ENSAYO NORMALIZADO PARA LA DETERMINACION CUANTITATIVA DE


SULFATOS SOLUBLESEN SUELO Y AGUA SUBTERRANEA NTP 339.178

 ENSAYO NORMALIZADO PARA LA DETERMINACION CUANTITATIVA DE


CLORUROS SOLUBLES EN SUELO Y AGUA SUBTERRANEA NTP 339.177

 ENSAYO NORMALIZADO PARA LA DETERMINACION DEL CONTENIDO DE


SALES SOLUBLES EN SUELO Y AGUA SUBTERRANEA NTP 339.152