You are on page 1of 3
UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR FACULTAD DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS CARRERA DE CONTABILIDAD Y AUDITORÍA DESARROLLO GERENCIAL I

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS

CARRERA DE CONTABILIDAD Y AUDITORÍA

DESARROLLO GERENCIAL I

TEMA: ANÁLISIS "LO QUE LA AVIACIÓN CIVIL QUISO OCULTAR

DOCENTE: ING. NASSER FRANKLIN ÁLVAREZ ZAMORA

ESTUDIANTE: CHALÁN FLORES MELISSA ESTEFANIA

CURSO: CA 9-4

SEMESTRE: ABRIL 2018 AGOSTO 2018

ANÁLISIS “"LO QUE LA AVIACIÓN CIVIL QUISO OCULTAR”

La aeronave TAE173 de la compañía Tame perdió pista con 87 pasajeros y 6 tripulantes al momento de aterrizar en el aeropuerto Mariscal La Mar, de esta ciudad.

El ECU-911 activo sus servicios de emergencias, los primeros en llegar fueron los bomberos aeronáuticos y dos motobombas, luego arribaron ambulancias de la Cruz Roja, Ministerio de Salud y socorristas del Cuerpo de Bomberos.

Investigación

Marcelo Cabrera, alcalde de Cuenca y presidente de la Corporación Aeroportuaria, conformo una investigación de las causas del accidente lo cual indico que “El accidente ocurrió el momento que caía una llovizna sobre el aeropuerto, que según socorristas, pudo ser un factor que contribuyó para que se produzca el percance.

Viviana Bueno, jefa política del cantón, mencionó que el avión ingresó por la cabecera 23 y tras llegar a la cabecera 05 perdió pista, momento en el cual se activaron los protocolos de seguridad.

Un accidente similar ocurrió la noche del viernes 13 de mayo de 2011, cuando un avión de la desaparecida aerolínea Air Cuenca también perdió pista, en la misma cabecera del aeropuerto cuencano.

La aerolínea TAME-EP, informó que se efectúan las investigaciones pertinentes para determinar las causas del accidente ocurrido con el vuelo TAE-173, con la ruta Quito-Cuenca.

“Durante la fase de aterrizaje, se registró el desplazamiento de la pista del aeropuerto Mariscal

La Mar, ante esta situación, la tripulación del Embrear-190 activó los procedimientos establecidos para realizar la evacuación segura de los pasajeros. Afortunadamente no se registraron heridos de gravedad ni daños a la propiedad”, detalló en el comunicado.

“Es importante indicar a la ciudadanía que la aeronave Embraer-190, de matrícula HC-COX, se encontraba en condiciones apropiadas de aeronavegabilidad antes y durante el vuelo, cumpliendo

con los requerimientos técnicos y legales para operar”.

Podemos observar que la compañía Tame de la aeronave TAE173 planificó su vuelo con la ruta Quito-Cuenca y contrataron al personal capacitado para que viajara en el avión.

En la organización el personal encargado se centró en las funciones con el fin de que el vuelo sea agradable para los pasajeros, también son los encargados de reaccionar si ocurre alguna anomalía durante el vuelo. Las azafatas realizan demostraciones a los pasajeros de las salidas de emergencia a su vez deben asegurarse de que los pasajeros sigan las instrucciones de seguridad. Mientras que la función principal de los pilotos es guiar aeronaves en vuelo.

Durante la dirección podemos observar que la torre de control estuvo en contacto con los pilotos del avión la cual decía que “El hidroplaning o aquaplaning es un término de la aviación que hace referencia al deslizamiento del avión por la presencia de agua sobre el asfalto. En la vida terrestre, los expertos de aviación civil lo comparan con un charco de agua en una carretera capaz de hacer perder el control a un carro; pero en el mundo de los aeropuertos basta con milímetros de agua o incluso gotas para que el aterrizaje se ponga en riesgo.

En el control

la compañía Tame no se aseguró de revisar los protocolos de seguridad

detalladamente lo cual desconocían los riesgos que causarían al memento de aterrizar sobre la pista mojada.

CONCLUSIÓN

Podemos decir que en la aeronave TAE173 de la compañía Tame utilizo un 75% del proceso administrativo, es decir, de los 4 puntos clave solo utilizaron la planificación la organización la dirección pero no el control perdió pista con 87 pasajeros y 6 tripulantes al momento de aterrizar sobre una pista mojada en el aeropuerto Mariscal La Mar.