Вы находитесь на странице: 1из 5

¿Qué es un maremoto?

Se conoce como maremoto (del latín mare, mar, y motus, movimiento) o a


veces también como tsunami (del japonés tsu, puerto o bahía, y nami, ola) a un
fenómeno oceánico complejo en el cual se producen olas de mucha energía y
gran tamaño, que desplazan cantidades de agua muy por encima de las olas
ordinarias del viento y que pueden internarse cientos de metros en tierra firme,
arrasando con todo a su paso.

No debe confundirse a los tsunamis con los movimientos oceánicos producidos


por la marea, como los macareos, o con las crecidas producto de temporales,
huracanes y tormentas tropicales. A diferencia de estos, los tsunamis se
generan en la mayoría de los casos como consecuencia de un importante
temblor o terremoto (o maremotos, propiamente, ya que ocurren en el lecho
del mar), dado que la formación de una onda marina de gran magnitud
requiere la transmisión de enormes cantidades de energía cinética al agua.

Paradójicamente, un mínimo desnivel en el lecho marino, así sea de unos


centímetros de profundidad, es suficiente para movilizar una enorme masa de
agua marina que, al recuperar su equilibrio físico, transmite la energía en una
onda muy energética capaz de recorrer kilómetros en poco tiempo,
prácticamente invisible en alta mar, hasta alcanzar aguas menos profundas y
perder velocidad debido a la fricción con el suelo, ganándola sin embargo en
altura. Esto da como resultado una secuencia de olas enormes.

Los maremotos son temidos por su capacidad destructiva, a medida que el


agua de mar se adentra violentamente en tierra firme, y suelen ser algunas de
las más grandes preocupaciones inmediatamente después de un terremoto de
magnitud considerable. La zona del mundo con presencia más frecuente de
maremotos es la correspondiente al océano Pacífico, en el llamado “cinturón de
fuego” de enorme actividad sísmica submarina.

Ver además: Desastres naturales.

Causas
Los maremotos son producto, tal y como los terremotos, de los
desplazamientos de las placas tectónicas por debajo de la corteza terrestre.
Dichos movimientos a menudo las llevan a chocar, enfrentarse, y a cambiar su
forma, generando una fricción cuya energía se transmite en forma de vibración,
en este caso, a las aguas.
Similarmente, los tsunamis se deben en un 90% a los maremotos, o a
terremotos que ocurren muy cerca de la costa. Otros posibles causantes de un
tsunami son la explosión de volcanes submarinos o el impacto en el mar de
meteoritos de gran tamaño.

Consecuencias
La primordial y más temida consecuencia de los maremotos la hemos
mencionado ya: los tsunamis. La capacidad destructiva de las olas gigantescas
y veloces son ampliamente temidas en las poblaciones costeras del océano
Pacífico, y han quedado demostradas una y otra vez en su historia de desastres
naturales.

Por otro lado, los maremotos propiamente pueden inducir cambios


momentáneos o permanentes en la distribución de las corrientes oceánicas, o
incluso en la flora y fauna de los fondos marinos.

Diferencias entre maremoto y tsunami


Si bien se emplean normalmente como sinónimos, existe una precisión técnica
en cuanto al uso de los términos maremoto y tsunami.

Por el primero nos referimos a un terremoto ocurrido en el mar, es decir, un


movimiento tectónico violento que ocurre en el lecho marino. El segundo
término, en cambio, se considera una consecuencia de dicho temblor
submarino, pues refiere estrictamente a la ola gigantesca que se genera al
transmitir la vibración sísmica a las aguas.

Sin embargo, dado que el 90% de los tsunamis se originan por maremotos,
aunque no todos los maremotos necesariamente originen un tsunami, suelen
emplearse de manera más o menos indistinta en el habla común.

Te contamos qué es y cómo se


forma un maremoto
Estamos acostumbrados a ver en los telediarios los terribles destrozos que
pueden causar los desastres naturales. Unos fenómenos en los que se
muestra la verdadera fuerza de la naturaleza y lo que es capaz de hacer. En
este caso hablamos de los maremotos y para ello te vamos a explicar qué son
exactamente y como se producen.
Un maremoto es un terremoto que se forma en el fondo del mar. Es decir la
tierra hundida a miles de metros de profundidad se mueve formando
un fenómeno sísmico que se transmite al agua. Cabe destacar que los
maremotos incluyen distintas intensidades, basándonos en ese punto junto
con la ubicación, podremos llamarlos o no tsunamis.

La formación del maremoto

Un maremoto se produce de la misma forma que un terremoto. Es decir, por


medio de la unión o choque entre dos placas tectónicas. El punto exacto en
el que estas dos grandes masas de tierra chocan se denomina hipocentro y
es el lugar donde comienza el movimiento que se irá expandiendo por ambas
placas.

Gráfico sobre la formación de un maremoto

Existen distintos tipos de maremotos y se rigen según la intensidad del


mismo. Algo que a su vez depende de muchos factores pero
fundamentalmente del tipo de falla geológica de las placas. Este es el
aspecto principal para poder determinar la intensidad y la fuerza con la que
se va a producir el maremoto.
Diferencias entre tsunami y maremoto

Como hemos añadido anteriormente, no todos los maremotos


son tsunamis. Para que haya un fenómenos de este tipo tiene que existir
anteriormente un movimiento vertical entre placas cercano a la costa. A
partir de aquí se produce una elevación del nivel del agua en el hipocentro
que hace que la orilla vaya estando cada vez mas lejana de la playa. Este
aspecto es fundamental, ya que explica como se forma la “gran ola”.

Instantánea del tsunami de 2004 en Tailandia

Si ponemos el ejemplo del conocido maremoto del año 2004 en


Tailandia,podemos apreciar que el temblor se produjo a solamente 120
kilómetros de la costa de Sumatra. Un aspecto fundamental para que la
gigantesca ola llegara con tanta fuerza a la costa. Además la intensidad del
maremoto fue enorme, ya que clasificó con una fuerza de 9,0 Mw en la escala
de Richer.

Concepto de maremoto
La palabra maremoto es de origen latino; proviene de “maremotus”, compuesta por
“mare” que significa mar, y “motus” que se traduce como movimiento. Los
maremotos son movimientos muy fuertes del subsuelo de los mares, así como los
terremotos son sacudidas muy violentas de la corteza de la Tierra. Producto de los
maremotos pueden ocurrir los tsunamis, o sea olas gigantescas, de más de 30
metros que pueden ocasionar graves pérdidas materiales y humanas, pues
arrasan con lo que encuentran a su paso. Muchos consideran como sinónimos las
palabras maremoto y tsunami, siendo esta última palabra de origen japonés.

Al sacudirse el fondo marino, a veces a consecuencias de erupciones volcánicas,


terremotos marinos (tectónicos), y otras por desplazamientos de tierras en el
accidentado relieve submarino, las aguas se agitan, provocando olas enormes que
se desplazan inundando las zonas costeras. La acción del viento no
tiene relevancia en este movimiento.
La velocidad del maremoto crece a medida que se acerca a la zona costera por la
menor profundidad que allí tienen las aguas. La velocidad en este punto puede
llegar a setecientos kilómetros por hora, y adquirir una altura de hasta cincuenta
metros.
Un triste ejemplo de maremoto fue el que afectó en diciembre de 2004 a Indonesia,
India, Malasia, Sri Lanka y Tailandia. En este caso ocurrió en el Océano Índico,
con oleaje que llegó a alcanzar una altura de 30 metros, y su saldo fue de cerca de
250.000 muertos.

Por extensión se usa para calificar a quienes son muy activos, por ejemplo “este
chico parece un maremoto, salta todo el tiempo”.

Preguntas y algo mas sobre:


los Tsunamis o Maremotos
¿Qué es un tsunami o maremoto?
Serie de olas marinas gigantescas provocadas por un terremoto, erupciones volcánicas o
deslizamientos submarinos. Los tsunamis son llamados también maremotos.

¿Qué daños provocan los tsunamis o maremotos?


La muerte de seres humanos se produce por el azote de las olas y todos los escombros que
arrastran estas gigantescas masas de agua. Posterior a un desastre de esta naturaleza, se
presentan las enfermedades por escasez de alimentos y contaminación del agua potable. Los
daños ocasionados pueden ser comparados con los de un terremoto, solo que los primeros
ocasionan daños en zonas costeras.

¿Qué podemos hacer para reducir los efectos de tsunamis o maremotos?


Existe un sistema de alarmas costeras que indica la presencia inminente de uno de estos
fenómenos naturales. De esta manera se alerta, principalmente, a las poblaciones cercanas a
los mares. Al escuchar esta alarma, la gente debe retirarse rápidamente de las zonas
costeras.

¿Por qué es importante establecer un sistema de alerta en zonas propensas a


Tsunamis?
Porque así la gente puede tomar precauciones y responder antes de que lleguen las olas
gigantes y puedan destruir lo que encuentren a su paso.