Вы находитесь на странице: 1из 6

Universidad Técnica del Norte

Facultad de Ingeniería en Ciencias Aplicadas


Ingeniería Electrónica y Redes de
Comunicación
Comunicación Satelital
INTEGRANTE:

• Vasquez Paul

FECHA: 20/04/2018 CURSO: CIERCOM 8


“A”
Partes fundamentales de un Satélite

Todos ellos cuentan con una carcasa de metal o de un compuesto de distintos


materiales, llamada el bus del satélite. Dentro del bus se colocan todos los dispositivos
que permiten a los satélites brindar los servicios para los que han sido desarrollados.
Por otra parte, el bus siempre debe ser lo suficientemente resistente para soportar el
lanzamiento y las distintas condiciones a las que se verá expuesto en el espacio un
satélite.

Cuentan con una fuente de energía que por lo general está compuesta por celdas
recolectoras de energía solar y baterías para su almacenamiento. Las matrices de celdas
solares proveen energía para cargar las baterías recargables. Algunos diseños nuevos
incluyen el uso de celdas de combustible de hidrógeno (generando energía eléctrica a
partir de hidrógeno). La disponibilidad de energía es vital para la mayor duración
posible del tiempo de vida de un satélite. Se han utilizado muy pocas veces satélites
que funcionaban a partir de energía nuclear, pero luego de un accidente ocurrido con el
satélite soviético Kosmos 954 en enero 24 de 1978, que luego de una falla en la
separación del reactor nuclear antes de su reingreso a la Tierra, provocó que el mismo
reingrese junto al resto de satélite y al desintegrarse, los desechos nucleares cayeran
desparramándose sobre el norte de Canadá; lo cual puso en emergencia a la región y la
posterior puesta en marcha de una operación de limpieza ambiental. El estado de los
sistemas de energía son constantemente monitoreados desde los centros de control en
la Tierra, en donde se reciben los datos por medio de señales telemétricas (de medición
a distancia) enviadas desde los satélites.
Todo satélite contiene una computadora de a bordo para controlar y monitorear los
distintos sistemas y dispositivos del mismo.

Todos los satélites cuentan con un sistema de señales de radio y antenas receptoras y
emisoras de dichas señales. Como mínimo deben tener un receptor/transmisor de
señales de radio para que desde el centro de control terrestre se pueda monitorear su
estado de funcionamiento. Muchos satélites pueden ser controlados desde tierra para
que realicen diversas tareas desde cambiar la órbita hasta reprogramar el sistema de la
computadora de a bordo.
Todos ellos cuentan con un sistema de control de incinación (Attitude Control System o
ACS). El ACS mantiene al satélite apuntando siempre en la dirección correcta. Por

ejemplo el Telescopio Espacial Hubble tiene un sistema de control muy complejo para
que el telescopio pueda apuntar durante varias horas o incluso días hacia la misma
dirección en el espacio universal a pesar de orbitar a una velocidad de 27.359 km/h.
Dicho sistema de control está compuesto por un conjunto de dispositivos que incluyen
giroscopios (para medir la inclinación), acelerómetros (para medir la aceleración), un
sistema estabilizador de ruedas de reacción (la rueda de reacción es un artefacto que se
utiliza en vehículos espaciales para cambiar su momento angular sin consumir
combustible), propulsores y un conjunto de sensores que determinan la posición del
artefacto guiándose con las estrellas.

Características

Los satélites cuentan con un conjunto de subsistemas integrados para llevar a cabo todas
sus funciones. Los satélites necesitan energía eléctrica, disipar calor, corregir su
posición y movimiento, mantenerse en equilibrio, ser capaz de regular su temperatura,
ser resistentes al medio en el que se encuentran, y lo más importante, poder comunicarse
con la Tierra. Cada subsistema es trascendental y su mal funcionamiento podría causar
la inutilidad parcial o total del conjunto, por lo que es importante mencionar cada uno
de ellos para tener una idea más amplia de lo que son los satélites y como su estructura
determinará las funciones que es capaz de realizar.

La estructura de un satélite se divide en dos conjuntos:

• Carga útil o de comunicaciones (Payload)

• Plataforma

La carga útil o de comunicaciones está compuesta del subsistema de antenas y el


subsistema de comunicaciones. Su importancia reside en que son las partes que el dueño
del satélite puede modificar de acuerdo con el propósito para el que será destinado el
aparato. Parámetros como potencia, ancho de banda y tipo de comunicación, son
controlados por estos sistemas y dependen del usuario mas no del satélite. En cambio, la
plataforma es el conjunto de subsistemas que forman las características básicas dadas
por el fabricante, se podría decir que es la parte que define al modelo, por lo que se utilizan
como una plantilla en la cual serán incluidas distintas configuraciones de carga útil de
acuerdo al uso al que será destinado. Está conformado por los subsistemas de control
térmico, energía eléctrica, propulsión, posición y orientación, estructural y el
subsistema de rastreo, telemetría y comando. Siendo las comunicaciones una parte
esencial de este trabajo, es necesario mencionar en qué consiste la carga útil y cuáles
son sus principales funciones de manera que se explicará por separado cada subsistema
ya que, tanto el de antenas como el de comunicaciones son trascendentales para los
enlaces satelitales que más adelante se presentarán. (Cejas, 2011)

Arquitectura de los satélites

Todos los satélites artificiales, tienen unos componentes comunes, y otros específicos
de su misión:

Los sistemas comunes son:

Sistema de suministro de energía: Asegura el funcionamiento de los sistemas.


Normalmente está constituido por paneles solares.

Sistema de control: Es el ordenador principal del satélite y procesa las instrucciones


almacenadas y las instrucciones recibidas desde la Tierra.
Sistema de comunicaciones: Conjunto de antenas y transmisores para poder
comunicarse con las estaciones de seguimiento, para recibir instrucciones y enviar los
datos captados.

Sistema de posicionamiento: Mantienen el satélite en la posición establecida y lo apuntan


hacia su(s) objetivo(s).

Blindaje térmico: Constituye el aislante térmico que protege los instrumentos del
satélite de los cambios bruscos de temperatura a los están sometidos, dependiendo de
si reciben radiación solar o están de espaldas al Sol. Esta protección, es la que da el
color dorado característico de muchos satélites.

Carga útil: Conjunto de instrumentos adaptados a las tareas asignadas al satélite.


Varían según el tipo de satélite.

Carga Útil

La carga útil (payload) es todo el instrumental que el satélite necesita para hacer su
trabajo. Esto puede incluir antenas, cámaras, radar y electrónica. La carga útil es
diferente para cada satélite. Por ejemplo, la carga útil para un satélite climático
incluye cámaras para capturar imágenes de formaciones de nubes, mientras que para
un satélite de comunicaciones incluye grandes antenas para transmitir a la Tierra
señales de TV o de telefonía.

• La carga útil debe ser operable y confiable sobre cierto periodo de


tiempo especificado.

• Los datos y estados de la carga útil y elementos que conforman la plataforma deben
ser enviados a la estación terrestre para su análisis ymantenimiento.

• La órbita del satélite debe ser controlada en sus parámetros.

• La carga útil debe de mantenerse fija a la plataforma en la cual está montada


• Una fuente de energía debe estar disponible, para permitir la realización de las
funciones programadas.

Bibliografía

• Cejas, P. (11 de 11 de 2011). slideshare. Obtenido de slideshare:


https://es.slideshare.net/ferdelamota/partes-y-componentes-de-un-
satelite
• https://www.youbioit.com/es/article/shared-information/15589/que- son-
los- satelites-artificiales-y-como-funcionan.
• Angulo, J. (1989). Los Satélites de Comunicación, Marcobo Boixareu
editorial, Barcelona.