Вы находитесь на странице: 1из 15

5.

Combate contra la contaminación ambiental


Durante el siglo XX, la creciente sensibilización respecto al impacto de las actividades humanas en
el medio ambiente y la salud pública, ha dado lugar al desarrollo y la utilización de diferentes
métodos y tecnologías para reducir los efectos de la contaminación. En este sentido, los gobiernos
han adoptado medidas de carácter normativo y político para minimizar los efectos negativos y
garantizar el cumplimiento de las normas sobre calidad ambiental. El objetivo del presente
capítulo es describir los métodos utilizados para el control y la prevención de la contaminación
ambiental. En primer lugar se presentan los principios básicos aplicados para eliminar los impactos
negativos sobre la calidad del agua, la atmósfera y el suelo; a continuación se considera cómo la
atención se ha desviado del control a la prevención y por último se analizan las limitaciones de las
soluciones propuestas para un medio en particular. Así, por ejemplo, no es suficiente con proteger
la atmósfera eliminando los metales traza de un gas de combustión si por otro lado estos
contaminantes son transferidos al suelo por unas prácticas inadecuadas de tratamiento de
residuos sólidos. Se impone, por lo tanto, la utilización de soluciones integradas para distintos
medios.

5.1. Control de la Contaminación


La rápida industrialización ha dado lugar a innumerables accidentes que han contaminado
los recursos terrestres, atmosféricos y acuáticos con materiales tóxicos y otros
contaminantes, amenazando a las personas y los ecosistemas con graves riesgos para la
salud. El uso cada vez más generalizado e intensivo de materiales y energía ha originado
una creciente presión en la calidad de los ecosistemas locales, regionales y mundiales.
Antes de que se emprendiera un esfuerzo concertado para reducir el impacto de la
contaminación, el control ambiental apenas existía y se orientaba principalmente al
tratamiento de residuos para evitar daños locales, aunque siempre con una perspectiva a
muy corto plazo. Sólo en aquellos casos excepcionales en los que se consideró que el daño
era inadmisible se tomaron medidas al respecto. A medida que se intensificó el ritmo de la
actividad industrial y se fueron conociendo los efectos acumulativos, se impuso el
paradigma del control de la contaminación como principal estrategia para proteger al
medio ambiente.
Dos conceptos sirvieron de base para este control:
• El concepto de capacidad de asimilación, que reconoce la existencia de un cierto nivel de
emisiones al medio ambiente sin efectos apreciables en la salud humana y ambiental,
• El concepto del principio de control, que supone que el daño ambiental puede evitarse
controlando la forma, la duración y la velocidad de la emisión de contaminantes al medio
ambiente. Como parte de la estrategia del control de la contaminación, los intentos de
proteger el medio ambiente han consistido principalmente en aislar los contaminantes del
medio ambiente y en utilizar depuradoras y filtros en las fuentes emisoras. Estas
soluciones, orientadas a objetivos de calidad ambiental o límites de emisión específicos
para un medio, se han dirigido especialmente a eliminar los puntos de vertido de residuos
a determinado medios (aire, agua, tierra).
Aplicación de las tecnologías de control de la Contaminación
Los métodos para controlar la contaminación han demostrado una gran eficacia,
especialmente los de ámbito local. Para su aplicación es preciso analizar de forma
sistemática la fuente y la naturaleza de la emisión o el vertido en cuestión, su interacción
con el ecosistema y el problema de contaminación ambiental que debe solucionarse, para
a continuación elegir las tecnologías más adecuadas que permitan reducir y vigilar estos
impactos por contaminación. En su artículo sobre el control de la contaminación
atmosférica, Dietrich Schwela y Berenice Goelzer analizan la importancia y las
implicaciones de la adopción de un enfoque integrado de la evaluación y el control de las
fuentes localizadas y dispersas de contaminación atmosférica. Estos autores examinan
también los retos (y oportunidades) a los que se enfrentan los países que han
experimentado una rápida industrialización sin aplicar una política firme de control de la
contaminación desde el inicio de su desarrollo industrial.
Marion Wichman-Fiebig analiza los métodos que se utilizan en los modelos de dispersión
de los contaminantes atmosféricos para determinar y caracterizar la naturaleza de los
problemas de contaminación. Estos modelos son fundamentales para saber qué controles
deben adoptarse y evaluar su eficacia. A medida que se han conocido mejor los impactos
potenciales, la valoración de los efectos ha pasado del ámbito local al regional y después
al mundial. Hans-Ulrich Pfeffer y Peter Bruckmann ofrecen una introducción a los equipos
y métodos utilizados para supervisar la calidad del aire, valorar los posibles problemas de
contaminación y evaluar la eficacia de las medidas de control y prevención aplicadas. John
Elías analiza los tipos de control de contaminación atmosférica que existen en la
actualidad y los aspectos que deben considerarse para elegir el método de control más
adecuado. El problema del control de la contaminación del agua es analizado por Herbert
Preul en un artículo que describe la manera en que las aguas naturales de nuestro planeta
pueden ser contaminadas por fuentes localizadas, dispersas y discontinuas, los
fundamentos del control de la contaminación acuática y los diferentes criterios que
pueden aplicarse para diseñar los programas de control. Preul explica también la forma en
que las masas de agua reciben los vertidos y cómo ésta puede analizarse y evaluarse para
valorar y controlar los riesgos. Finalmente, se incluye un resumen de las técnicas utilizadas
para el tratamiento a gran escala de las aguas residuales y el control de la contaminación
del agua. El estudio de un caso ofrece un ejemplo claro de cómo pueden reciclarse las
aguas residuales, tema de gran importancia en la búsqueda de nuevas formas para hacer
un uso eficaz de los recursos ambientales, especialmente en circunstancias de escasez.
Alexander Donagi analiza el método utilizado para el tratamiento de las aguas residuales
municipales y la renovación de las aguas subterráneas para una población de 1,5 millones
de habitantes en Israel.

Control integrado de los residuos


Bajo la óptica del control de la contaminación, los residuos se consideran como un
subproducto no deseado del proceso de producción que debe controlarse para garantizar
que los recursos de tierra, agua y aire no sean contaminados por encima de unos niveles
considerados como aceptables. Lucien Maystre estudia los aspectos que deben
considerarse en el control de residuos y establece un vínculo teórico con la función cada
vez más importante del reciclado y la prevención de la contaminación.
En respuesta a las numerosas evidencias de la grave contaminación producida por el
tratamiento descontrolado de los residuos, los gobiernos han adoptado normativas para
imponer unas prácticas aceptables de recogida, tratamiento y eliminación de residuos y
garantizar la protección del medio ambiente. Se ha dedicado una especial atención a la
definición de los criterios de un vertido sin riesgos para el medio ambiente basados en
vertederos controlados, incineración y tratamiento de residuos peligrosos.
Para evitar una posible sobrecarga ambiental y los costes asociados a la eliminación de
residuos y para promover una gestión más cuidadosa de unos recursos escasos, cada vez
se está dedicando mayor atención a la minimización y el reciclado de los residuos. Niels
Hahn y Poul Lauridsen resumen los aspectos que deben considerarse cuando se propone
el reciclado como la mejor estrategia para el tratamiento de los residuos, y consideran
también los riesgos potenciales para los trabajadores.

Del control a la prevención de la contaminación


El control de las fuentes emisoras conlleva el riesgo de transferir la contaminación de un
medio a otro, donde pueden causar problemas ambientales igual de graves, o incluso
acabar actuando como fuente indirecta de contaminación para el mismo medio. Aunque
menos caro que las acciones correctoras, el control de las fuentes emisoras puede
aumentar considerablemente los costes de los procesos de producción sin añadir valor
alguno. Asimismo, este tipo de controles conllevan unos costes adicionales derivados del
obligado cumplimiento de la normativa vigente.
Aunque el control de la contaminación ha logrado éxitos considerables en la resolución a
corto plazo de problemas de contaminación de ámbito local, su eficacia ha sido menor
para solucionar los problemas acumulativos que se detectan cada vez más a nivel regional
(p. ej., lluvia ácida) o mundial (p. ej., destrucción de la capa de ozono).
El objetivo de un programa de control de la contaminación ambiental orientado a la salud
es promover una mejor calidad de vida reduciendo la contaminación al menor nivel
posible. Los programas y políticas de control de la contaminación ambiental, cuyas
implicaciones y prioridades varían de un país a otro, abarcan todos los aspectos de la
contaminación (aire, agua, tierra, etc.) y requieren la coordinación entre distintas áreas,
como desarrollo industrial, planificación urbanística, desarrollo de recursos hídricos y
políticas de transporte.
Thomas Tseng, Victor Shantora e Ian Smith han estudiado el caso de los Grandes Lagos de
Norteamérica, como ejemplo del impacto en distintos medios que puede tener la
contaminación en un ecosistema vulnerable sometido a gran estrés. En este estudio se
examina en particular la limitada efectividad del modelo de control de la contaminación
aplicado para solucionar el problema de las toxinas permanentes que se disipan en el
medio ambiente. El análisis de la estrategia utilizada en este país y sus posibles
implicaciones a escala internacional permite determinar sus implicaciones en términos de
medidas de prevención y control.
Al aumentar el grado de sofisticación y el coste de las tecnologías de control de la
contaminación ambiental, ha surgido un creciente interés por incorporar la prevención al
diseño de los procesos industriales, con el objetivo de eliminar los efectos nocivos
ambientales y mejorar la competitividad de las industrias. Entre los métodos de
prevención de la contaminación más utilizados, destacan las tecnologías limpias y la
reducción del uso de sustancias tóxicas para eliminar los riesgos para la salud de los
trabajadores.
David Bennett analiza las razones de que la prevención de la contaminación se esté
imponiendo como estrategia preferida, así como su relación con otros métodos de control
ambiental. Esta estrategia es fundamental para promover el desarrollo sostenido, una
necesidad ampliamente reconocida desde la creación de la Comisión de Comercio y
Desarrollo de las Naciones Unidas en 1987 y respaldada en la Conferencia de las Naciones
Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) en 1992.
La prevención de la contaminación se centra directamente en la utilización de procesos,
prácticas, materiales y fuentes de energía que eviten o reduzcan al mínimo la creación de
contaminantes y residuos en la fuente, en lugar de tener que recurrir a otras medidas de
control. Aunque el compromiso de las empresas es un factor crítico para prevenir la
contaminación, Bennett llama la atención sobre las ventajas sociales de la reducción de
riesgos para el ecosistema y la salud, especialmente la salud de los trabajadores.
Asimismo, identifica los principios que pueden aplicarse con éxito para evaluar la
viabilidad de este enfoque.

5.2 Desarrollo Sostenible


El sistema económico basado en la máxima producción, el consumo, la explotación
ilimitada de recursos y el beneficio como único criterio de la buena marcha económica es
insostenible. Un planeta limitado no puede suministrar indefinidamente los recursos que
esta explotación exigiría. Por esto se a impuesto la idea de que hay que ir a un desarrollo
real, que permita la mejora de las condiciones de vida, pero compatible con una
explotación racional del planeta que cuide el ambiente. Es el llamado desarrollo
sostenible:
“El desarrollo que asegura las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de
las futuras generaciones para enfrentarse a sus propias necesidades.

Principales retos del desarrollo sostenible


La incapacidad de la especie humana para vivir en armonía con el planeta, la gran
interacción entre el hombre y el sistema natural, son los grandes problemas
medioambientales de hoy. Hasta nuestros días, ninguna especie, excepto el hombre, ha
conseguido modificar tan substancialmente, en tan poco tiempo, las características
propias del planeta.

Así, se plantean los grandes problemas planetarios siguientes:


 Superpoblación y desigualdades
 El incremento del efecto invernadero
 Destrucción de la capa de ozono
 Humanización del paisaje
 Preservación de la biodiversidad
 La erosión, la desertización y la destrucción de la selva

5.3 Gestión Ambiental
Se denomina gestión ambiental o gestión del medio ambiente al conjunto de diligencias
conducentes al manejo integral del sistema ambiental. Dicho de otro modo e incluyendo
el concepto de desarrollo sostenible, es la estrategia mediante la cual se organizan las
actividades antrópicas que afectan al medio ambiente, con el fin de lograr una adecuada
calidad de vida, previniendo o mitigando los problemas ambientales.

La gestión ambiental responde al "cómo hay que hacer" para conseguir lo planteado por
el desarrollo sostenible, es decir, para conseguir un equilibrio adecuado para el desarrollo
económico, crecimiento de la población, uso racional de los recursos y protección y
conservación del ambiente. Abarca un concepto integrador superior al del manejo
ambiental: de esta forma no sólo están las acciones a ejecutarse por la parte operativa,
sino también las directrices, lineamientos y políticas formuladas desde los entes rectores,
que terminan mediando la implementación.

Aéreas Normativas y Legales


Las áreas normativas y legales que involucran la gestión ambiental son:

1. La política ambiental: relacionada con la dirección pública o privada de los asuntos


ambientales internacionales, regionales, nacionales y locales.
2. Ordenamiento territorial: entendido como la distribución de los usos
del territorio de acuerdo con sus características.
3. Evaluación del impacto ambiental: conjunto de acciones que permiten establecer
los efectos de proyectos, planes o programas sobre el medio ambiente y elaborar
medidas correctivas, compensatorias y protectoras de los potenciales efectos
adversos.
4. Contaminación: estudio, control, y tratamiento de los efectos provocados por la
adición de sustancias y formas de energía al medio ambiente.
5. Vida silvestre: estudio y conservación de los seres vivos en su medio y de sus
relaciones, con el objeto de conservar la biodiversidad.
6. Educación ambiental: cambio de las actitudes del hombre frente a su medio
biofísico, y hacia una mejor comprensión y solución de los problemas ambientales.
7. Paisaje: interrelación de los factores bióticos, estéticos y culturales sobre el medio
ambiente.
Principales Objetivos
 Sentar las bases del ordenamiento ambiental del municipio: tiene como propósito
la caracterización ecológica y socio ambiental del territorio, ecosistemas recursos
naturales, con este proceso se llega a la zonificación ambiental del entorno
 Preservar y proteger las muestras representativas más singulares y valiosas de su
dotación ambiental original, así como todas aquellas áreas que merecen especiales
medidas de protección: con esta actividad se logra el sistema de áreas protegidas.
 Recuperar y proteger las áreas de cabeceras de las principales corrientes de aguas
que proveen de este vital recurso a los municipios: con esta actividad se logra
mantener una densa y adecuada cubierta vegetal en las cabeceras o áreas de
nacimientos de las corrientes de agua éste es un requisito indispensable para la
protección y regulación hídrica.
 Adelantar acciones intensas de descontaminación y de prevención de la
contaminación: financiar actividades específicas de descontaminación, en las
corrientes de aguas más alteradas, así como el sistema de tratamiento de residuos
líquidos y sólidos, otorgar créditos para la implementación de tecnologías limpias
para disminuir los impactos ambientales.
 Construir ambientes urbanos amables y estéticos: la ecología urbana, la ciudad
para vivir con respeto y normas de control del medio ambiente urbano.
 Adelantar programas intensos y continuos de concienciación y educación
ambientales: programar actividades permanentes de concienciación ambiental.
5.4 Practicas
Estas son prácticas comunes para reducir la contaminación relacionadas con la, gestión de
residuos, minimización de residuos y ahorro de energía (eléctrica o combustibles fósiles).

 no quemar ni talar plantas


 controlar el uso de fertilizantes y pesticidas
 no botar basura en lugares inapropiados
 regular el servicio de aseo urbano
 crear conciencia ciudadana
 crear vías de desagües para las industrias
 controlar los relaves mineros

ALTERNATIVAS DE SOLUCION
Parque Vehicular
Más del 50% de la contaminación atmosférica proviene de automotores y del transporte:
*- Promover la renovación de la flota de transporte público y de taxis
mediante incentivos de carácter fiscal.
*- Instalar sistemas para controlar y agilizar el tráfico de vehículos incorporando adelantos
tecnológicos que hagan fluido y eficiente el transporte por automotores.
*- Promover la planeación y reorganización de las rutas de autobuses para reducir el uso de
vehículos privados.
*- Reforzar el programa de verificación vehicular, incluyendo su renovación técnica y
administrativa.
*- Implantar un programa permanente para la detección de vehículos altamente
contaminantes.
Industria y Servicios
*- Desarrollar una campaña de capacitación y de certificación de personal para el manejo
adecuado de equipos de combustión.
*- Promover el otorgamiento de incentivos fiscales y sistemas de financiamiento en la
adquisición de equipo de control de partículas y de conversión de combustibles de gasolina
a gas natural.
*- Establecer convenios con la industria para controlar y reducir las emisiones de partículas,
de precursores de ozono y de dióxido de azufre.
*- Reforzar las labores de inspección y vigilancia.
*- Desarrollar esquemas de participación voluntaria de autorregulación.

Disminución de la Emisión de Partículas


*- Forestar las áreas urbanas y las zonas periféricas a la comarca lagunera.
*- Desarrollar una campaña intensiva de pavimentación en las calles, respetando los usos de
suelo establecidos.
Reordenamiento Urbano
*- Suponiendo que existen; Incrementar el número de estaciones de la red automática de
monitoreo de la calidad del aire y realizar un estudio devaluación de la misma.
*- Involucrar a las instituciones de educación superior en actividades de capacitación,
investigación e intercambio de información.
*- Actualizar el inventario de emisiones de fuentes fijas.
*- Desarrollar una campaña de educación para la comunidad sobre la contaminación del aire.
*- Estudiar las posibilidades de desarrollar un sistema de transporte colectivo eléctrico que
abarque las principales ciudades de la región lagunera.
*- Diseñar e instrumentar el programa de respuesta a contingencias ambientales.
*- Impulsar la realización de estudios de monitoreo ambiental y exposición a contaminantes.
*- Diseñar y desarrollar un programa de aseguramiento de la calidad de combustibles, tanto
para la industria como para los vehículos.
5.5. Dispositivos de Control de Contaminación Atmosférica
Los siguientes instrumentos son utilizados comúnmente como dispositivos de control de
contaminación en la industria o en vehículos. Pueden transformar contaminantes o
eliminarlos de una corriente de salida antes de ser emitidos a la atmósfera.

Precipitadores Eléctricos.- Los precipitadores son dispositivos que se utilizan para


atrapar partículas mediante su ionización, atrayéndolas por una
carga electrostática inducida. Se emplean para reducir la contaminación
atmosférica producida por humos y otros desechos industriales gaseosos, especialmente
en las fábricas que funcionan con combustibles fósiles.
Los precipitadores electrostáticos son dispositivos de filtración altamente eficientes, que
mínimamente impiden el flujo de los gases a través del dispositivo, y pueden eliminar
fácilmente finas partículas como polvo y humo de la corriente de aire.
Carbón Activado.- Carbón activado es un término genérico que describe una familia
de adsorbentes carbonáceos altamente cristalinos y una estructura poral interna
extensivamente desarrollada. El carbón activado se utiliza en la extracción de metales,
la purificación de agua (tanto para la potabilización a nivel público como doméstico),
en medicina para casos de intoxicación, en el tratamiento de aguas residuales,
clarificación de jarabe de azúcar, purificación de glicerina, en máscaras antigás, en filtros
de purificación y en controladores de emisiones de automóviles, entre otros muchos usos.
Condensadores.- Un condensador es un dispositivo diseñado para transferir calor entre
dos medios, que estén separados por una barrera o que se encuentren en contacto. Son
parte esencial de los dispositivos de refrigeración, acondicionamiento, producción
de energía y procesamiento químico.
Un intercambiador típico es el radiador del motor de un automóvil, en el que el fluido
refrigerante, calentado por la acción del motor, se refrigera por la corriente de aire que
fluye sobre él y, a su vez, reduce la temperatura del motor volviendo a circular en el
interior del mismo.
Convertidor Catalítico.- El convertidor catalítico o catalizador es un componente
del motor de combustión interna alternativo y Wankel que sirve para el control y
reducción de los gases nocivos expulsados por el motor de combustión interna. Se emplea
tanto en los motores de gasolina o de ciclo Otto como más recientemente en el motor
diesel.

5.5.1. Control de la Contaminación del Aire

El origen de nuestros problemas modernos de contaminación del aire puede


remontarse a la Inglaterra del siglo XVIII y al nacimiento de la revolución
industrial. La industrialización comenzó a reemplazar las actividades agrícolas
y las poblaciones se desplazaron del campo a la ciudad. Las fábricas para
producir requerían energía mediante la quema de combustibles fósiles, tales
como el carbón y el petróleo.

El principal problema de contaminación del aire a fines del siglo XIX e inicios
del siglo XX fue el humo y ceniza producidos por la quema de combustibles
fósiles en las plantas estacionarias de energía. La situación empeoró con el
creciente uso del automóvil.

Efectos de la Contaminación del Aire


El aire que respiramos está formado por muchos componentes químicos. Los
componentes primarios del aire son el nitrógeno (N2), oxígeno (O2) y vapor de agua (H20).
Las actividades humanas han tenido un efecto perjudicial en la composición del aire. La
quema de combustibles fósiles y otras actividades industriales han cambiado su
composición debido a la introducción de contaminantes, incluidos el dióxido de azufre
(SO2), monóxido de carbono (CO), compuestos orgánicos volátiles (COV), óxidos de
nitrógeno (NOX) y partículas sólidas y líquidas conocidas como material particulado.
Aunque todos estos contaminantes pueden ser generados por fuentes naturales, las
actividades humanas han aumentado significativamente su presencia en el aire que
respiramos.

Control de la Emisión de Contaminantes


Por ejemplo, un cambio de proceso puede ser la conversión de una fuente de energía que
emplea combustible fósil en una que usa energía solar o hidroeléctrica. Los generadores
de energía solar e hidroeléctrica contaminan el aire menos que los generadores que
queman combustibles fósiles. Un ejemplo de cambio de combustible sería el uso de
carbón con bajo contenido de azufre para reemplazar al carbón con alto contenido de
azufre. Esto reduciría la cantidad de emisión de dióxido de azufre. Otro ejemplo de cambio
de combustible sería sustituir el carbón por gas natural, que es menos contaminante.

El método más común de control de contaminantes gaseosos es la adición de dispositivos


de control agregado para destruir o recuperar un contaminante. Las técnicas de control
agregado son la combustión, adsorción, absorción y condensación. Los dispositivos de
combustión incluyen equipos tales como incineradores termales y catalíticos,
quemadores, calderos y calentadores industriales. La adsorción, absorción y condensación
son técnicas de recuperación. Algunos dispositivos que usan estas técnicas son los
adsorbedores de carbón, la torre rociadora y condensadores de superficie. Estas técnicas
aplican sencillos principios físicos para remover los contaminantes en un flujo de gas.

El material particulado incluye pequeñas partículas líquidas y sólidas y también es referido


como humo, polvo, vapor o neblina. Estas pequeñas partículas tienen un efecto mucho
mayor sobre la salud humana que las partículas más grandes. Las técnicas de control para
las partículas se centran en capturar las partículas emitidas por una fuente contaminante.

Antes de elegir un dispositivo de control de partículas se deben considerar muchos


factores. Usualmente, las partículas son recogidas y encauzadas por un canal o chimenea.
Las características de la corriente de partículas afectan la elección del dispositivo de
control. Estas características incluyen la variedad del tamaño de las partículas en la
corriente de escape, la tasa de flujo del escape, temperatura, contenido de humedad y
propiedades químicas del flujo de la corriente de escape como capacidad explosiva,
acidez, alcalinidad e inflamabilidad.

Debido a que los dispositivos para el control de partículas capturan los contaminantes
pero no los destruyen, es necesario disponer adecuadamente el material recolectado. Las
partículas sólidas recolectadas frecuentemente se disponen en un relleno. Las aguas
residuales generadas por los lavadores deben enviarse a una planta de tratamiento de
aguas residuales. Cuando es posible, el material particulado recolectado se recicla y vuelve
a usar.

5.5.2. Control de la Contaminación del Agua


La contaminación de los mares, lagos y ríos atenta contra la supervivencia de ecosistemas
que en ellos habitan, además de ser un peligro para la salud humana, ya sea por la ingesta
directa de agua contaminada o por el consumo de animales (peces, moluscos) contaminados.
Las principales fuentes de contaminación en éstas áreas son:
 Derrames de petróleo (Mareas Negras) por hundimiento o accidentes de barcos
petroleros.
 Productos químicos de desechos industriales, llamados hoy en día RILES, también
detergentes y otros tipos similares de desechos domésticos.
 Nutrientes vegetales, como por ejemplo las aguas de alcantarillados. Los desechos de
excrementos y orines humanos contienen elementos que propician el crecimiento
exagerado de la población vegetal, principalmente en lagunas u lagos, esto ocasiona
un oscurecimiento del medio acuático con el consiguiente deterioro para peces y otras
especies.
 Sedimentos formados por partículas del suelo y minerales arrastrados por lluvias
desde suelos de cultivo, áreas erosionadas, explotaciones mineras, carreteras, etc.
 Sustancias radiactivas procedentes de los residuos producidos por la minería y el
refinado del uranio y el torio, las centrales nucleares y el uso industrial, médico y
científico de materiales radiactivos.
 El calor también puede ser considerado un contaminante cuando el vertido del agua
empleada para la refrigeración de las fábricas y las centrales energéticas hace subir la
temperatura del agua de la que se abastecen.
 Contaminación por filtraciones de napas subterráneas desde basurales o desechos
tóxicos enterrados.
Principales Fuentes de Contaminación
as principales fuentes de contaminación acuática pueden clasificarse como urbanas,
industriales y agrícolas.
La contaminación urbana.- está formada por las aguas residuales de los hogares y los
establecimientos comerciales. En los países más desarrollados, durante muchos años, el
principal objetivo de la eliminación de residuos urbanos fue tan sólo reducir su contenido en
materias que demandan oxígeno, sólidos en suspensión, compuestos inorgánicos disueltos
(en especial compuestos de fósforo y nitrógeno) y bacterias dañinas. En los últimos años, por
el contrario, se ha hecho más hincapié en mejorar los medios de eliminación de los residuos
sólidos producidos por los procesos de depuración. Los principales métodos de tratamiento de
las aguas residuales urbanas tienen tres fases: el tratamiento primario, que incluye la
eliminación de arenillas, la filtración, el molido, la floculación (agregación de los sólidos) y la
sedimentación; el tratamiento secundario, que implica la oxidación de la materia orgánica
disuelta por medio de lodo biológicamente activo, que seguidamente es filtrado; y el
tratamiento terciario, en el que se emplean métodos biológicos avanzados para la eliminación
del nitrógeno, y métodos físicos y químicos, tales como la filtración granular y la adsorción por
carbono activado. La manipulación y eliminación de los residuos sólidos representa entre un
25 y un 50% del capital y los costes operativos de una planta depuradora.
Este tipo de tratamiento de aguas servidas es escaso en nuestro país, en el que en la mayoría
de los casos los desechos de los alcantarillados son vertidos directamente en el mar.
Las características de las aguas residuales industriales.- pueden diferir mucho tanto
dentro como entre las empresas. El impacto de los vertidos industriales depende no sólo de
sus características comunes, como la demanda bioquímica de oxígeno, sino también de su
contenido en sustancias orgánicas e inorgánicas específicas. Hay tres opciones (que no son
mutuamente excluyentes) para controlar los vertidos industriales. El control puede tener lugar
allí donde se generan dentro de la planta; las aguas pueden tratarse previamente y
descargarse en el sistema de depuración urbana; o pueden depurarse por completo en la
planta y ser reutilizadas o vertidas sin más en corrientes o masas de agua.
La agricultura, la ganadería comercial y las granjas avícolas.- son la fuente de muchos
contaminantes orgánicos e inorgánicos de las aguas superficiales y subterráneas. Estos
contaminantes incluyen tanto sedimentos procedentes de la erosión de las tierras de cultivo
como compuestos de fósforo y nitrógeno que, en parte, proceden de los residuos animales y
los fertilizantes comerciales. Los residuos animales tienen un alto contenido en nitrógeno,
fósforo y materia consumidora de oxígeno, y a menudo albergan organismos patógenos. Los
residuos de los criaderos industriales se eliminan en tierra por contención, por lo que el
principal peligro que representan es el de la filtración y las escorrentías. Las medidas de
control pueden incluir el uso de depósitos de sedimentación para líquidos, el tratamiento
biológico limitado en lagunas aeróbicas o anaeróbicas, y toda una serie de métodos
adicionales.

Control de la Contaminación
Si bien es cierto que la responsabilidad principal del control de la contaminación recae en los
gobiernos y empresas que generan la mayor cantidad de contaminación, no es menos
relevante la responsabilidad que le cabe a cada ser humano en la preservación del agua y los
sistemas acuáticos.
Algunas de las cosas que podemos hacer para no contaminar son:
 Reducir al máximo el consumo detergentes y lava lozas.
Esto no significa no lavar la ropa, sino, por ejemplo, utilizar la misma lavaza para más de un
lavado. Así estaríamos reduciendo a la mitad el detergente vertido en el alcantarillado.
 No vertir en la taza del baño o lavaplatos restos de diluyentes, pinturas, combustibles
(parafina por ejemplo), remedios, ni ningún tipo de sustancia química.
 No arrojar a la taza del baño papel higiénico, pañales o toallas desechables.
 No botar basura en playas, ríos, lagos, ni en ningún lugar no indicado para esto.
 Reciclar al máximo todo tipo de basura.

5.5.3. Control de la Contaminación del Suelo


Un suelo se puede degradar al acumularse en él sustancias a unos niveles tales que
repercuten negativamente en el comportamiento de los suelos. Las sustancias, a esos
niveles de concentración, se vuelven tóxicas para los organismos del suelo. Se trata pues
de una degradación química que provoca la pérdida parcial o total de la productividad del
suelo.
Los fenómenos naturales pueden ser causas de importantes contaminaciones en el suelo.
Pero las causas más frecuentes de contaminación son debidas a la actuación antrópica,
que al desarrollarse sin la necesaria planificación producen un cambio negativo de las
propiedades del suelo.

Causas de la Degradación del Suelo


La mayoría de los procesos de pérdida y degradación del suelo son originados por la falta
de planificación y el descuido de los seres humanos. Las causas más comunes de dichos
procesos son:
Erosión.- La erosión corresponde al arrastre de las partículas y las formas de vida que
conforman el suelo por medio del agua (erosión hídrica) y el aire (erosión eólica).
Generalmente esto se produce por la intervención humana debido a las malas técnicas de
riego (inundación, riego en pendiente) y la extracción descuidada y a destajo de la
cubierta vegetal (sobre pastoreo, tala indiscriminada y quema de la vegetación).
Contaminación.- La contaminación de los suelos se produce por la depositación de
sustancias químicas y basuras. Las primeras pueden ser de tipo industrial o domésticas, ya
sea a través de residuos líquidos, como las aguas servidas de las viviendas, o por
contaminación atmosférica, debido al material articulado que luego cae sobre el suelo.
Compactación.- La compactación es generada por el paso de animales, personas o
vehículos, lo que hace desaparecer las pequeñas cavernas o poros donde existe
abundante micro fauna y micro flora.
Expansión Urbana.- El crecimiento horizontal de las ciudades es uno de los factores más
importantes en la pérdida de suelos. La construcción en altura es una de las alternativas
para reducir el daño.
Agentes de la Contaminación del Suelo
Cuando en el suelo depositamos de forma voluntaria o accidental
diversos productos como papel, vidrio, plástico, materia orgánica, materia fecal,
solventes, plaguicidas, residuos peligrosos o sustancias radioactivas, etc., afectamos de
manera directa las características físicas, químicas y de este, desencadenando con ello
innumerables efectos sobre seres vivos.

Plaguicidas.- La población mundial ha crecido en forma abismante en estos últimos 40 a


50 años. Este aumento demográfico exige al hombre un gran desafío en relación con
los recursos alimenticios, lo cual implica una utilización más intensiva de los suelos, con el
fin de obtener un mayor rendimiento agrícola.
En agricultura, la gran amenaza son las plagas, y en el intento por controlarlas se han
utilizado distintos productos químicos.
Son los llamados plaguicidas y que representan también el principal contaminante en este
ámbito, ya que no sólo afecta a los suelos sino también, además de afectar a la plaga,
incide sobre otras especies. Esto se traduce en un desequilibrio, y en contaminación de
los alimentos y de los animales.
Actividad Minera.- a actividad minera también contamina los suelos, a través de las
aguas de relave. De este modo, llegan hasta ellos ciertos elementos químicos como
mercurio (Hg), cadmio (Cd), cobre (Cu), arsénico (As), plomo (Pb), etcétera. Por ejemplo:
el mercurio que se origina en las industrias de cemento, industria del papel, plantas de
cloro y soda, actividad volcánica, etcétera.
Algunos de sus efectos tóxicos son: alteración en el sistema nervioso y renal. En los niños,
provoca disminución del coeficiente intelectual; en los adultos, altera su carácter,
poniéndolos más agresivos.
Otro caso es el arsénico que se origina en la industria minera. Su existencia es natural en
la II Región. Este mineral produce efectos tóxicos a nivel de la piel, pulmones, corazón y
sistema nervioso.
Basura.- La destrucción y el deterioro del suelo son muy frecuentes en las ciudades y sus
alrededores, pero se presentan en cualquier parte donde se arroje basura o sustancias
contaminantes al suelo mismo, al agua o al aire.
Cuando amontonamos la basura al aire libre, ésta permanece en un mismo lugar durante
mucho tiempo, parte de la basura orgánica (residuos de alimentos como cáscaras de fruta,
pedazos de tortilla, etc.) se fermenta, además de dar origen a mal olor y gases tóxicos, al
filtrarse a través del suelo en especial cuando éste es permeable, (deja pasar los líquidos)
contamina con hongos, bacteria, y otros microorganismos patógenos (productores de
enfermedades), no sólo ese suelo, sino también las aguas superficiales y las subterráneas
que están en contacto con él, interrumpiendo los ciclos bio-geoquímicos y contaminado
las cadenas alimenticias.
Consecuencias de la Contaminación del Suelo
Dada la facilidad de transmisión de contaminantes del suelo a otros medios como el agua
o la atmósfera, serán estos factores los que generan efectos nocivos, aun siendo el suelo
el responsable indirecto del daño.
La presencia de contaminantes en un suelo supone la existencia de potenciales efectos
nocivos para el hombre, la fauna en general y la vegetación. Estos efectos tóxicos
dependerán de las características toxicológicas de cada contaminante y de la
concentración del mismo. La enorme variedad de sustancias contaminantes existentes
implica un amplio espectro de afecciones toxicológicas cuya descripción no es objeto de
este trabajo.
De forma general, la presencia de contaminantes en el suelo se refleja de forma directa
sobre la vegetación induciendo su degradación, la reducción del numero de especies
presentes en ese suelo, y más frecuentemente la acumulación de contaminantes en las
plantas, sin generar daños notables en estas. En el hombre, los efectos se restringen a la
ingestión y contacto dérmico, que en algunos casos a desembocado en intoxicaciones por
metales pesados y más fácilmente por compuestos orgánicos volátiles o semivolátiles.
Indirectamente, a través de la cadena trófica, la incidencia de un suelo contaminado
puede ser más relevante. Absorbidos y acumulados por la vegetación, los contaminantes
del suelo pasan a la fauna en dosis muy superiores a las que podrían hacerlo por ingestión
de tierra.
Cuando estas sustancias son bio-acumulables el riesgo se amplifica al incrementarse las
concentraciones de contaminantes a medida que ascendemos en la cadena trófica, en
cuya cima se encuentra el hombre.

Control de la Contaminación
Se puede definir el tratamiento y recuperación de suelos contaminados como un conjunto
de operaciones que se deben realizar con el objetivo de controlar, disminuir o eliminar los
contaminantes y sus efectos.

No recuperación
Cuando se opta por la medida de no recuperación del espacio, se debe tener en cuenta
que se parte de un espacio contaminado, aunque el estudio de viabilidad determine esa
opción.
Esta sencilla solución evita una gama de problemas importantes generados a posterior,
por un uso del suelo para el que ya no es adecuado (agricultura, residencial, espacios de
ocio,…).
Contención
Consiste en establecer medidas correctas de seguridad que puedan controlar la situación
presente, impidiendo la progresión de la contaminación en el medio y
mitigando riesgos relacionados con esta dispersión de contaminantes.
 Aislamiento: Consiste en aislar el foco emisor de la contaminación, limitando el
potencial de migración y difusión de los contaminantes mediante la construcción de
barreras superficiales y/o subterráneas, de forma que se impida la movilización
horizontal de los contaminantes. Esta tecnología suele usarse como medida temporal
para evitar la generación de lixiviados, la entrada de los contaminantes en los cursos de
agua o la infiltración en las aguas subterráneas.
 Reducción de las volatilizaciones: Pretende suprimir las corrientes de aire, para evitar la
volatilización de compuestos orgánicos. Los métodos incluyen la reducción
del volumen de poros del suelo, mediante la adición de agua, o por compactación o el
sellado de la capa superficial del suelo mediante coberturas (con membranas
sintéticas, arcillas, asfalto, cemento,…).
 Control de lixiviados: El objeto es impedir la dispersión de contaminantes a través de
las aguas recogiendo los lixiviados procedentes del suelo contaminado en aquellas
situaciones en que ello sea posible, como en vertederos controlados de residuos
sólidos urbanos. Otro sistema de control consiste en el bombeo de las aguas
subterráneas afectadas por la lixiviación de los contaminantes.

Recuperación
La elaboración de un plan de saneamiento precisa una cierta delimitación del resultado
mínimo a alcanzar.

http://ccqc.pangea.org/cast/sosteni/soscast.htm
http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/TextosOnline/EnciclopediaOIT/tomo2
/55.pdf
http://www.tecnun.es/asignaturas/Ecologia/Hipertexto/14PolEcSoc/140DesSost.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/GestionAmbiental
http://es.wikipedia.org/wiki/Contaminaci%C3%B3n#Pr.C3.A1cticas
http://www.bvsde.paho.org/cursoa_orientacion/frame_o.html
http://html.rincondelvago.com/contaminacion-del-agua_3.html
http://www.monografias.com/contaminacion-suelo/contaminacion-suelo.shtml

Похожие интересы