Вы находитесь на странице: 1из 11

PSICOLOGÍA GENERAL

WALTER CENCI
PATRICIA MARISCOTTI

TRABAJO
PRÁCTICO 2018

Análisis de una publicidad y una fábula teniendo


en cuenta los conceptos vistos en clases.

ALUMNAS:
Aguirre Celeste
Alvarez de Elías Stephanie
Cabrera Yamila
Demichelli Micaela
TRABAJO PRÁCTICO DE PSICOLOGÍA GENERAL

Elegimos la publicidad audiovisual “Ver tomar da sed” de la campaña publicitaria de Sprite:


“Las cosas como son” debido a que presenta varios aspectos que nos interesan trabajar en
relación a conceptos adquiridos en clases. Por un lado, deja al descubierto los conceptos
necesidad, demanda y deseo y por otro se presenta como entretenida, fresca e innovadora,
muy cercana al público en cuanto a situaciones de la vida cotidiana. Se estimula la conducta
teniendo en cuenta todas sus áreas para lograr la intención de compra de este producto.

Link del spot publicitario:


https://www.youtube.com/watch?v=i4O0XVj_KHI

A su vez, seleccionamos una fábula infantil: “Los tres cerditos”, por su influencia que tiene en
aspectos psíquicos de desarrollo y maduración del niño. Observamos a través de los concep-
tos de Lo inconsciente, el Ello, el Yo y el Superyo de Freud, los conflictos de separación,
abandono, temores, etc por los que atraviesa el niño. Además analizaremos cómo esta fábula
ayuda a ordenar el caos y a crear ciertos marcadores somáticos que influyen en la toma de
decisiones a futuro.

En relación a la publicidad optamos por los siguientes textos de autores que creemos perti-
nentes para su análisis:
• Dolores Mirat Castrillo: “Necesidad, demanda y deseo”.
• José Bleger: “Psicología de la conducta”.
• Edward Tolman: “Conductismo molar e intencional”.

Para indagar en la fábula los textos que expondremos son:


• Sigmund Freud: Lo inconsciente”.
• Sigmund Freud: “Ello, yo y superyo”.
• Antonio Damasio/Monserrat : “Teoría de la mente”

En lo que al marketing respecta, es fundamental indagar en las necesidades humanas, pero


¿Existe en la publicidad una intención de generar necesidades en los consumidores o por el
contrario una orientación a crear deseos, conductas y por consiguiente demandas?.

01
Spot Publicitario: Ver tomar da sed, las cosas como son.

Es un error común confundir estos conceptos. Dolores Castrillo Mirat en su texto “Necesi-
dad, demanda y deseo” hace una distinción entre las necesidades del hombre y las del animal.

La necesidad, en el caso del animal es una exigencia biológica del organismo para su supervi-
vencia; que va a completarse gracias a sus instintos, propios de la especie. En cambio, el
hombre cuando nace es atrapado por el lenguaje que lo preexiste, perdiendo así el goce
natural. Este lenguaje, lo transforma en todos sus aspectos.

…“Y así su amplitud para el goce queda esencialmente perturbada. En él, ninguna función,
por más vital que sea, procura automáticamente el bienestar . Así el acto más simple, el de
comer por ejemplo, aparece rodeado de rituales y en tantos casos cargados de síntomas. La
actividad sexual no escapa de esta regla, es si no la ocasión angustia, al menos, motivo de
complicadas maniobras. En suma, por el hecho de que habla, las necesidades biológicas,
quedan profundamente trastocadas en el hombre, perdidos en su naturalidad, para transfor-
marse en esa otra realidad específicamente humana que Freud nombró deseo...” 1

Esto queda explícito en la publicidad del anunciante Coca Cola, producida por “Oglilvy &
Mather” cuyo producto Sprite utiliza los lemas “Ver tomar da sed” y “las cosas como son”
proponiendose lograr una identificación en los consumidores adolescentes en un doble juego
estratégico de refuerzo de la “honestidad de marca” y actitud auténtica.

Se trata de identificar las necesidades, cuya satisfacción primera es encontrada por el hombre
en la acción específica. Dolores Castrillo toma a los psiquiatras y psicoanalistas Sigmund
Freud y Jacques Lacan para explicar este concepto. La acción específica en la cría humana no
puede ser realizada por sí sola, a diferencia del animal necesita de un Otro. Cuando el bebé
llora, se crea una comunicación o demanda hacia la madre, la cual interpreta el llanto como
un pedido. Este bebé experimenta la una vivencia de satisfacción primera que suprime la
tensión de la necesidad dejando una huella Mnémica. Cuando la necesidad vuelve a surgir, no
espera. Realiza su deseo en la reproducción alucinatoria (se chupetea el dedo). Ese impulso
de volver a evocar la huella, la percepción enlazada con la primera satisfacción es el deseo. Su
realización bajo forma alucinatoria produce el olvido de esa satisfacción y lo condena a la
búsqueda repetitiva.

Por tanto, el niño que sueña y alucina con el pecho, es satisfecho respecto de la necesidad,
pero insatisfecho respecto de su deseo (objeto perdido para siempre).
Con la alucinación trata de recuperar lo que perdió, pero a la vez es una confirmación de que
lo perdió. La realidad es que nunca encuentra el objeto que causa el deseo, este es por ello
un señuelo. Para Lacan la pérdida del objeto es más bien la pérdida de sus propiedades
naturales por el lenguaje, pérdida de necesidad biológica y satisfacción instintiva.

Dicho esto, podemos inferir que la necesidad y su acción específica como por ejemplo “tengo
sed entonces busco de beber”, al ser atravesadas por el lenguaje se transforman en en obje-
tos señuelos de deseos insatisfechos. Entonces, la acción específica requerida, el tener sed,

1- Dolores Castrillo Mirat, “Demanda, necesidad, deseo.” Universidad Complutense de Madrid, P01.

02
Spot Publicitario: Ver tomar da sed, las cosas como son.

se convierte así en un “tener sed de sprite”. Manipulando esa búsqueda incesante del deseo y
de intento por revivir esa primera huella, y dejando marcada en el consumidor la idea de que
sólo Sprite quita la sed, refresca y además tiene el mejor sabor.

El sujeto afectado por la falta en ser (ese hueco insatisfecho, por la pérdida del goce, la falta
generada por el lenguaje mismo) da como resultado la búsqueda de un complemento apoya-
da en un Otro, al que le imprime la demanda de amor. En los principales Spots publicitarios en
televisión se relaciona a Sprite con alegría, diversión, juventud, frescura tanto en sentido
literal (una bebida que refresca en momentos de calor) como de actitud ante la vida,versatili-
dad, amistad, AMOR y, de manera especial, cercanía con el consumidor, la generación de una
fuerte sensación de familiaridad con el mismo, de pertenencia. (para pertenecer, hay que
tener sed de Sprite)

Por tanto concluimos que la publicidad no crea las necesidades, pues estas eran inherentes a
las personas y se perdieron con el lenguaje, el marketing orienta los deseos y estimula la
demanda de un determinado producto: botella de gaseosa; y marca: Sprite. “Para saciar la
sed, deseo tomar gaseosa Sprite”.

Ahora bien, ¿de qué forma Sprite logra guiar las conductas de sus consumidores?
Para responder a esta pregunta debemos adentrarnos en el término conducta.

La conducta para Watson incluye todos los fenómenos visibles, objetivamente comprobables
o o posibles de ser registrados (Busca hacer de la psicología una ciencia.) Son respuestas a
reacciones del organismo y estímulos que actúan sobre el. Watson afirma que para ser
verdaderamente científica la psicología debía centrarse en la conducta manifiesta en lugar de
los estados mentales y conceptos como conciencia o mente, que no podían ser analizados de
forma objetiva. Sin embargo, para Bleger esa definición deja de lado lo central del ser
humano: La mente.

Lagache define conducta como la totalidad de las reacciones del organismo en la situación
total. Reconoce:
•1. La conducta exterior manifiesta.
•2.La experiencia conciente (tal como se accede en el relato, incluyendo las modificaciones
somáticas subjetivas).
•3. Modificaciones somáticas objetivas tal como son accesibles a la investigación fisiológica.
•4. Los productos de la conducta, escritos, dibujos, trabajos, etc.

Bleger incluye bajo el término: todas las manifestaciones del ser humano, cualesquiera sean
sus características de presentación.
Pichon Riviere presenta tres áreas de la conducta, que serán utilizadas por nuestra publicidad
para estudiar al consumidor.

03
Spot Publicitario: Ver tomar da sed, las cosas como son.

ALEGRÍA
FRESCURA
MENTE JUVENTUD
SEGURIDAD

CUERPO CALOR, SED

MUNDO CONSEGUIR
UNA SPRITE
EXTERNO

La conducta siempre implica manifestaciones coexistentes en las tres áreas.


Esta permanente coexistencia no excluye el predominio de ninguna de ellas en un momento
dado.

Se estimula sobre las distintas áreas para tratar de conseguir el efecto deseado: que la perso-
na tenga el deseo de adquirir el producto y se dirija a ello. Los estímulos sobre el cuerpo para
lograr determinado accionar responden a este esquema. En el spot publicitario se observa
cómo el locutor, Mario Pergolini es elegido por ser un referente de rebeldía cercano a los
adolescentes, con un vocabulario más distendido, sin vueltas, como una forma de “sacarse la
careta” y con humor causa diversas emociones como alegría, seguridad, diversión, juventud,
etc. Para reforzar esta idea se utilizan personajes adolescentes en su mayoría lo cual genera
mayor empatía y colores verdes metaforizando la vitalidad. También utilizan situaciones en
donde las personas están transpirando o con calor, sensación que actúa sobre el cuerpo y nos
crea las ganas de tomar algo que refresque. Como respuesta a todas estas intenciones el
sujeto realiza la compra del producto.

De forma similar, pero incorporando el concepto de “conducta molar”, Tolman se interesa


por las conductas como un todo frente a las moleculares que se explican atendiendo a sus
detalles biológicos o musculares (contracción de músculos, ritmo respiratorio, etc.). Las
conductas son molares, globales, se las puede describir sin aludir a términos nerviosos o
fisiológicos, suponen una interacción entre los organismos y el medio y (ante todo) se dirigen
u orientan a metas: son intencionales.
La conducta molar es un emergente del campo y tiene propiedades descriptivas y definitorias
en sí misma. Es importante saber que toda conducta es molecular y molar a la vez.

Sus propiedades descriptivas son:

• 1. objeto-meta: siempre tienden a y provienen de. En el caso de la publicidad sobre la cual


realizamos el análisis el objeto al que se procura alcanzar es saciar la sed.

04
Spot Publicitario: Ver tomar da sed, las cosas como son.

• 2. objeto-medios intervinientes: Utilizan instrumentos intermedios para alcanzar el objeti-


vo- pautas de comercio. (ej, intervienen el mensaje, la publicidad misma en distintos soportes
ya sea audiovisual, afiches en vía pública, la botella de Sprite al alcance de la mano en cualqui-
er comercio. La forma para llegar a saciar la sed, sería comprarla).

• 3. Disposición selectiva: El sujeto tiene la posibilidad de seleccionar ciertos comportamien-


tos antes que otros. (relativo a 1 y 2). ej: camino corto para llegar.

¿Cómo se explica? Es evidente que “tender a” nos muestra cierta intención por parte del
organismo y no hay intención sin cognición (nivel de conocimiento-aprendizaje). Estos son los
dos conceptos explicativos de los actos. Los determinantes de las conductas no son por lo
tanto los estímulos, sino las cogniciones y las intenciones a las que llama determinantes
inmanentes de la conducta, que son interiores del organismo.

Los determinantes inmanentes de las conductas son divisibles en 3 clases:


Causas finales e intermedias entre las iniciadoras y acto.

•1-Intención y cogniciones inmediatas


•2-Capacidades propias de cada individuo
•3- Adaptaciones de la conducta

Pero también influyen las primeras causas iniciadoras de la conducta que son los estímulos
ambientales y estados fisiológicos, de los que se hizo mención anteriormente.

En síntesis convenimos que la publicidad no se maneja solamente en términos de estimulos


respuesta, como sería la concepción de conducta de Watson, sino que tiene en cuenta aspec-
tos más amplios como lo son la intención, la cognición, las áreas que forman parte de la con-
ducta, el deseo y la demanda. Tiene en cuenta los aspectos psicológicos del consumidor y crea
además de reacciones guiadas por estímulos, sensaciones de pertenencia, deseos de querer
ser parte, de ser amados y acciones que conllevan finalmente a la compra del producto.

NECESIDAD DESEOS DEMANDAS Estímulos.


Procesos
sed de sprite Amor simbólicos
Sed. Movimientos.
Acción pertenencia
efectos.
específica Orienta Canaliza
Identifica Estimula
PUBLICIDAD
Sprite
Las cosas como son
ver tomar da sed

05
Fábula infantil: Los tres cerditos

A continuación analizaremos la fábula infantil de los tres cerditos. Nos preguntamos ¿de qué
forma influye en el desarrollo del niño?

La fábula es una composición literaria breve,


generalmente en prosa o en verso, en la que
los personajes principales son animales o
cosas inanimadas que presentan característi-
cas humanas. La fábula tiene "una intención
didáctica de carácter ético y universal"1 que
siempre aparece en la parte final de esta
misma, proporciona una enseñanza o apren-
dizaje, que puede ser útil o moral y es conoci-
da generalmente como moraleja.

Freud en sus textos metapsicológicos escribe su teoría (primera tópica) sobre el concepto de lo
inconsciente y nos dice que es necesario y legitimo, porque los datos de la conciencia son
lagunosos y porque existen numerosas pruebas de su existencia. Conocemos lo que es incosci-
ente mediante lo conciente, haciendo un trabajo de traducción de lo que aparece en la conciencia
en donde el analizado debe vencer las mismas resistencias que en su momento convirtieron a eso
en reprimido por rechazo de lo conciente. La represión Es el mecanismo o proceso psíquico del
cual se sirve un sujeto para impedir que representaciones, ideas o deseos pulsionales (fuerza que
impulsa al sujeto a llevar a cabo una acción con el fin de satisfacer una tensión interna) y que son
dolorosos, devengan conscientes y mantenerlas en el incoscientes (no aniquilarlas o cancelarlas).
Lo reprimido es sólo una parte de lo inconsciente que abarca el radio más alto.

“El psicoanálisis nos ha revelado, que la esencia del proceso de la represión no


consiste en suprimir y destruir una idea que representa al instinto, sino en impedirle
hacerse consciente. Decimos, entonces, que dicha idea es «inconsciente», y tenemos
pruebas de que aun siéndolo, puede producir determinados efectos, que acaban por
llegar a la consciencia. Todo lo reprimido tiene que permanecer inconsciente, pero
queremos dejar sentado, desde un principio, que no forma, por sí sólo, todo el contenido
de lo inconsciente. Lo reprimido es, por lo tanto, una parte de lo inconsciente.”

Para poder dominar los problemas psicológicos del crecimiento el niño necesita comprender lo
que está ocurriendo en su yo conciente y enfrentarse, también, con lo que sucede 2 en su inconsci-

ente. Este género literario esconde en su narrativa cuestiones universales, que responden cuestio-
nes sobre la existencia humana, tratando sobre conflictos, que todos los humanos atraviesan
en algún momento del desarrollo. Su lenguaje metafórico y atemporal es capaz de dialogar
con representaciones reprimidas del inconsciente.

2- Sigmund Freud, “Lo inconsciente”,1915.

06
Fábula infantil: Los tres cerditos

A través de la fábula el niño puede identificarse con los personajes y sus dramas, porque también
son suyos, a pesar de que se presentan en figuras de animales. Se siente seguro hacer preguntas y
estas le abren caminos para poder sobrellevar sus sufrimientos. Estas historias de fantasía aportan
importantes mensajes a las divisiones que Freud establece en su primera tópica: consciente,
preconsciente e inconsciente, hablandole a su pequeño yo en formación y estimulando su desar-
rollo, mientras que, al mismo tiempo liberan al preconsciente y al inconsciente de sus pulsiones.

Un acto psíquico atraviesa por dos fases: entre las cuales se encuentra la censura.
Fase 1: el acto psíquico es Inconciente y pertenece al sistema Icc; si es rechazado por la censura, se le
deniega el paso a la 2° fase; se llama «reprimido» y tiene que permanecer Icc. Pero si sale airoso de
este examen entra en la Fase 2: pasa a pertenecer al 2° sistema Cc. Pero no es conciente, sino
susceptible de conciencia preconciente y puede ser objeto de ella sin una particular resistencia toda
vez que se reúnan ciertas condiciones.

Estas historias pueden ayudar en la medida en que traigan hechos que la propia persona vive en su
inconsciente. Se puede identificar con los personajes, proyectar sus angustias y reducir el sufrimien-
to. El cuento le permite a la persona elaborar sus contenidos psíquicos, estimulándola a enfrentar
sus afectos más temibles y al mismo tiempo, ayudándola a mantenerlos a distancia. Se trata de
proporcionarle autonomía, ayudar a que el niño encuentre sus propias soluciones al contemplar los
conflictos de la historia. En el caso de los tres cerditos, son hermanos que viven sin sus padres, hay
una situación de abandono, de necesidad de un hogar, un temor que se ve representado en el lobo,
que quiere destruir sus casas, etc.

Cada cerdito construye una casa. El cerdito menor se toma poco tiempo en la construcción de la casa
haciéndola de paja y pasa el resto de su tiempo jugando y relajándose. El cerdito del medio
construye una casa de madera, que tarda un poco más, pero de nuevo valora el tiempo de relajación
y juego. El cerdito mayor decide construir una casa de ladrillos, que requiere una gran cantidad de
tiempo y esfuerzo. Él valora tomarse el tiempo para construir una vivienda.
Todo lo anterior puede verse reflejado en los valores morales que manifiestan cada uno de los
personajes en la construcción de sus casas, lo que se asemeja a la construcción de nuestra propia
personalidad y las necesidades que tiene el hombre para establecer su hogar y asentarse en la
sociedad. Si nuestras bases no son firmes es más fácil que las adversidades nos derrumben, en
cambio, si vamos construyendo nuestra vida sobre unos cimientos firmes, estas adversidades no
podrán con nosotros. En la actuación del lobo podemos ver que siempre persigue a los tres cerditos
para comérselos. Este desea aprovechar cualquier descuido de los mismos para satisfacer su hambre
como derribar sus casas para poder atraparlos.

Si nos detenemos en los accionares de los protagonistas de esta fábula, podremos divisar la segunda
tópica freudiana (1923), perteneciente al texto ‘’ello, yo y superyo’’ de Freud.

En la primer tópica, Freud plantea un aparato psíquico dividido en tres ilugares, descriptivos y
dinámicos: icc, prcc y cc. Pero complementará esta teoría con una segunda tópica en la que añadirá
las instancias operativas: Ello, Yo y Superyó.

07
Fábula infantil: Los tres cerditos

El Yo, para Freud, mediará entre el Ello, el Superyó y el Mundo Exterior. Se origina en el niño en el
momento en que su Ello comienza a tener contacto con el Mundo Exterior, es el centro procesador y
receptor de la experiencia. El Yo discrimina entre la realidad objetiva y la realidad subjetiva, no tiene
autonomía sobre su voluntad, debido a que se rige por lo que percibe del Mundo Exterior, los impul-
sos del Ello y por los mandatos del Superyó, por lo que su fin es actuar como mediador entre estas
instancias para conseguir un equilibrio.Posee mecanismos de defensa que se encuentran en su
aspecto inconsciente para rechazar impulsos o solucionar conflictos por oposición a las exigencias de
las instancias psíquicas. El Yo actúa por el principio de realidad, este se fortalece cuando se aprende
a tolerar la frustración y postergar la gratificación. En caso de no alcanzar la gratificación, él utiliza
objetos sustitutos: desplazamiento, sublimación, etc. Está caracterizado por el proceso secundario
debido a que el Yo actúa como un ejecutivo de la personalidad al controlar los procesos de pens-
amiento, cronología, atención, pensamiento realista, juicio crítico y lenguaje. Además, controla la
motricidad debido a que evalúa si puede o no haber satisfacción.

Freud explicará que en el Ello se encuentran todos nuestros deseos y fantasías reprimidas y que su
contenido es totalmente inconsciente. De manera que, el Ello es la parte de la psique no socializada
de la personalidad, ya que no conoce normas ni leyes, lo bueno ni lo malo y lo reconocemos por su
manifestación a través de los sueños o cuando irrumpe de manera violenta a través de delirios, actos
fallidos, somatizaciones, etc. Para Freud en el Ello, no existe cronología, contradicción ni lógica,
posee un contenido heredado, innato y constitucional: instintos y pulsiones. Al ser totalmente
inconsciente, se rige por el principio de placer. Debido a que este componente del aparato psíquico
no tiene contacto con la realidad, se encuentra en la subjetividad de las personas. Pero cuando en el
inconsciente o Ello una investidura se sobrecarga de energía pulsional, y esta no puede ser reprimi-
da, saldrá de los límites del inconconciente hacia el Precc cc para buscar descargar, no en un objeto
real si no en uno imaginado. Al contrario del Yo, funciona con el proceso primario, ya que en él no se
encuentra el lenguaje ni los pensamientos. En el Ello no existe la cronología,contradicción ni lógica,
por lo que su energía es libre de querer expresarse sin especificidad de alguna pulsión.

Este funcionamiento descrito de lo que Freud denomina Ello, se ve reflejado en los dos primeros
cerditos que, siendo conscientes del peligro que significaba el lobo, en vez de construir una casa
segura que los proteja de tal peligro, decidieron dejarse dominar por sus deseos y ganas de terminar
rápido el trabajo para tener más tiempo de jugar, es decir se subordinaron a lo que su Ello les
demandaba.

En el caso contrario, esto no ocurrirá en el tercer cerdito, él será un claro ejemplo del funcionamien-
to del Súper Yo, también descrito por Freud.
Primeramente el Súper Yo se constituye en el niño luego de que el sale del complejo de edipo y
representa la autoridad parental introyectada. Entra en conflicto con el Ello y el Yo y trabaja en
función de bloquear al Ello. El Superyó está comprendido por la conciencia moral y el ideal del Yo. El
primero es la internalización de los valores, representa la capacidad de juicio autocrítico internaliza-
do sobre su conducta y la autoobservación, derrolla la culpa, permite la autocrítica y el arrepen-
timiento. El segundo, actúa por perfección, representa lo que el sujeto aspira a ser.
Entonces, Freud supondrá que el Superyó presiona para realizar grandes sacrificios y esfuerzos
con tal de hacer que la personalidad de uno mismo se acerque lo máximo posible a la idea de la
perfección y del bien.

08
Fábula infantil: Los tres cerditos

Es por esto que podemos asimilar el comportamiento del tercer cerdito con el Superyó. Este cerdito
actúa de acuerdo a lo que es correcto hacer, prefiere postergar el placer de jugar, para realizar una
buena casa: segura, sólida y resistente a lobos. De los tres tan sólo el mayor ha aprendido a compor-
tarse según el principio de la realidad: es capaz de posponer su deseo de jugar, y actúa de acuerdo
con su capacidad para prever lo que puede ocurrir en el futuro.
Podríamos concluir que el Yo en los primeros dos cerditos tiene tendencia al Ello y el Yo en el tercer
cerdito tendencia el Superyó.
Al igual que los primeros dos cerditos, el lobo estaría representado con el Ello debido a su infren-
able deseo de comerse a los tres cerditos.

Mundo
exterior Relato
Fantasía
YO CONSCIENTE
ELLO SUPERYÓ LO INCONSCIENTE
Casa de Casa de
paja ladrillos El Icc
-Lobo Prcc
Conflictos internos

Otra teoría que puede aportar a nuestro análisis con respecto al desarrollo del niño es la de Dama-
sio, la constitución de la mente, del ser y los marcadores somáticos.
Damasio nos dice que para que exista la mente el organismo (sujeto psíquico-soporte fisico) tiene
que ser capaz de representar internamente imágenes (producidas por redes neurales) y ordenarlas
en procesos llamados pensamientos. Las señales son tomadas por el cuerpo y por el cerebro y
devenidas como sensaciones y percepciones que se convierten en cualidad (se cualifica como
imagen: agrado, olores,etc) y son sentidas como propias.

La hipótesis del autor es que el origen de la sensación se encuentra en un cierto estadio del desarrollo
evolutivo de los organismos unicelulares,que habrían comenzado como células que sobreviven en el
medio por autoregulación mecánica y en algún momento empezaron a sentir. Al final de la historia
evolutiva emerge la conciencia que permite la experiencia de ser (sujeto psíquico): la sensación de
ser propietarios de la propias sensaciones. La conciencia es resultado de un proceso de integración
de los diferentes sistemas sensitivos, internos (es el organismo el que siente) y externos (estimula-
dos por objetos o el sientir sus propias acciones), que conducen a una sensación unificada.
El organismo por la conciencia va sintiendo de a poco su unidad.

09
Fábula infantil: Los tres cerditos

El origen primordial del ser, del yo se encuentra en el protoser: conjunto de estructuras neuronales
interconectadas en muchos lugares del cerebro que inconscientemente mantienen sin interrupción
el estado del cuerpo vivo y la estabilidad que se requieren para la superviviencia y nos permite
distinguirnos del medio externo. El protoser da lugar la conciencia central que produce el ser
central y proporciona al organismo la sensación de ser en un momento (el ahora) y en un lugar (el
aquí) y ese es su alcance. Y también a la conciencia ampliada que produce el ser autobiográfico y
niveles proporciona al organismo una sensación elaborada del ser (una identidad y una persona).
Sitúa a la persona en un punto del tiempo histórico, profundamente consciente del pasado vivido y
del futuro anticipado y conocedora del mundo que la rodea.
Sin conciencia central no puede haber una conciencia ampliada.
Se apoya en la memoria y en la posibilidad de volver a sentir con diferente intesidad las imágenes del
pasado. Esta reactivación de las sensaciones-imágenes pasadas hacen que el sujeto psíquico sienta la
temporalidad o historia de su ser central.

La conciencia ampliada es la consecuencia de:


•La capacidad de aprender: retener registros de exp conocidas previamente gracias a la conciencia
central
•La capacidad de reactivar esos registros para que puedan a su vez ser una sensación del ser conoci-
endo y ser, por ello, conocidos.

Esto nos hace seres autobiográficos: exposición constante y reiterada de memorias personales
capaces de sustanciar nuestra identidad y nuestro ser persona. Es la conciencia de ser poseedor de
las imagenes y la conciencia de ser agente de las respuestas molares al medio y se da solo en los
organismos dotados de memoria y habilidad racional.

También Damasio usa el término marcador somático, para describir la forma en la que las emo-
ciones impactan en la percepción, evaluación, decisiones y comportamiento. El cerebro humano, con
toda su red de estados sensitivos y emocionales tejida por evolución, constituiría una red de marca-
dores somáticos que permitirían al animal moverse intuitivamente hacia las opciones que le instalan
en mayor estabilidad emocional y adaptativa. Las experiencias evocan sentimientos, es decir, reac-
ciones a través del sistema nervioso automático. Estos sentimientos son almacenados como marca-
dores junto a la memoria y la experiencia específicas. Cuando la persona se enfrente a estímulos
similares en el futuro, la corteza del cerebro, activa estos marcadores somáticos, para recrear lo que
se siente al estar en una situación dada. Así el niño identificado en cada uno de los cerditos guardará
en su memoria lo que puede pasarle frente a determinadas sitaciones, cuál es la mejor forma de
trabajar, el camino a seguir para librarse del lobo (temores). Construye su persona y crea consciencia
de sus propios actos y su relación con el medio.

En conclusión, esta historia, además de entretener y brindar una satisfacción al liberar tensiones
internas favorecen el proceso evolutivo del niño, ya que gracias a la forma en la que los personajes
se enfrentan a los sentimientos, el niño por imitación encuentra un vehículo para canalizar los suyos.
Encuentran en ella percepciones que quedaran gravadas en su conciencia y les serán útiles para
realizar acciones futuras.

10