Вы находитесь на странице: 1из 8

Mucho se ha hablado sobre las preguntas más repetidas en una entrevista de trabajo y de la necesidad de

prepararse para aumentar las posibilidades de éxito en un proceso de selección. Sin embargo, ¿cómo saber
cuáles son las respuestas más esperadas a esas cuestiones? ¡En este artículo te las ofrecemos todas!

¿Por qué debemos elegirle a usted para ocupar este puesto?

Los expertos coinciden en afirmar que lo ideal es destacar las cualidades y habilidades que posees y por
tanto, que te hacen idóneo para el trabajo.

¿Qué esperas de este trabajo?

Puntualiza tu deseo por formar parte de una empresa de esas características (puede ser grande, o con
perspectivas de desarrollo a medio y largo plazo) y de crecer como profesional en ella.
NO TE QUEDES SIN EMPLEO
SUBE TU CV YA

Describe una situación complicada a la que hayas tenido que enfrentarte y cómo lo hiciste

Lo mejor es que ofrezcas ejemplos complejos con un final positivo, que te haga quedar bien. Explica cuál
fue el obstáculo y define las estrategias que llevaste a cabo para ponerle solución.

¿Cuál es tu mayor defecto?

No caigas en tópicos que nadie se cree como que eres demasiado perfeccionista o súper puntual. Lo mejor
es que te refieras a algo como que a veces puedes resultar algo competitivo o que trabajas mejor de
manera individual.

Háblanos del que fue tu mejor y peor jefe

¡Cuidado! Es una de esas preguntas trampa. En ningún caso debes ser destructivo ni caer en la crítica
fácil; lo mejor será que destaques que de todos aprendiste algo, tanto de las buenas como de las malas
acciones.
Un proceso de selección puede incluir preguntas trampas para las que conviene
saber la respuesta
¿Dónde te ves dentro de diez años?

Pues claramente te ves en la misma empresa pero ocupando un puesto de más responsabilidad. Haz
mucho hincapié en tu deseo de progresar verticalmente dentro de la corporación pero siempre apostando
por desarrollar tu carrera allí.

¿Cuál es tu modelo de trabajo?


Eficiencia es la palabra clave. A los seleccionadores lo que más les importa es encontrar un profesional
resolutivo, organizado y como hemos dicho, eficiente.

¿Te sientes más cómodo trabajando solo o en equipo?

Como es difícil saber qué es preferible para el puesto que ofrece, lo ideal es que respondas que ambas
formas de trabajo te gustan por igual. Argumenta tu afirmación aportando ejemplos que lo corroboren.

¿Te llevas el trabajo a casa?

Otra gran pregunta trampa. Es importante que marques límites, dejando claro que aspiras a un trabajo que
te permita compaginar, en la medida de lo posible, tu vida personal y profesional, pero puntualiza que si
fuese necesario de manera excepcional realizar horas extras o continuar un proyecto en casa, estarías
dispuesto a hacerlo sin problema.

¿Cuáles son tus aspiraciones salariales?

Esta respuesta es más complicada de acotar porque puede variar en función de las circunstancias del
proceso de selección. No es lo mismo un profesional con el que ha contactado la empresa deseando
incluirle en plantilla, que uno que compite con otros por un puesto abierto. En cualquier caso lo mejor
será valorar cuál es la cifra media de ingreso para tu perfil y el tipo de corporación a la que estás
aplicando.
¿Qué sabe sobre nuestra empresa?

Esta es sin duda una de las primeras preguntas que pueden hacerte. Resulta bastante lógico que si el
candidato ha invertido tiempo en averiguar a que se dedica la empresa y la conoce a fondo, su interés por el
puesto es real, y por lo tanto ya desde un principio muestra interés y compromiso. No hace falta decir, que
hoy en día con medios como internet, es muy sencillo informarse e interactuar con la empresa mediante las
redes sociales, antes de la entrevista.

5 ¿En que consistirá su trabajo?

Otra forma más de averiguar si te has molestado por saber las características del empleo al que te
presentas. Deberás responder en función a lo que se describía en la oferta de empleo, tu propia experiencia,
o a las averiguaciones que hayas hecho, pero siempre con rigor y sin presuponer nada.

6 ¿Por que cree que es la persona indicada para este trabajo?

Está directamente relacionada con la pregunta anterior, y se trata de responder, poniendo énfasis en tus
puntos fuertes respecto a experiencia laboral y conocimientos. También es importante resumir aquello que
es importante, como tu ilusión, ganas de trabajar, interés por ese trabajo o el conocimiento que tienes de la
empresa. Siempre debes tener en mente, destacar frente a otros candidatos.

Ten claras las características del candidato ideal para ese puesto, y pon en valor tu perfil profesional en ese
sentido. No trates de menospreciar a otros candidatos.

7 ¿Conoce a alguien que trabaje en la empresa?

Es una pregunta muy repetida en la cual deberás ser sincero y mencionar a alguien, solo si lo conoces
realmente. Ya que es muy probable que acaben preguntándole por ti, y también es muy posible que te hagan
preguntas más concretas sobre la empresa y el puesto al que optas, ya que se espera que hayas preguntado a
tu conocido en esos términos.

Preguntas sobre formación y experiencia profesional

Lo que ponemos en el currículum no siempre es exacto, o quizás es incompleto. Así que gracias a este tipo de
preguntas, van a sacarte la información que necesiten.

Son también el tipo de preguntas con las que debes impresionar, mencionando tus mayores éxitos y
mostrando lo que has aprendido, tanto en la etapa de estudiante, como en la de experiencia práctica en
puestos de trabajo similares.

En lo que se refiere a la etapa profesional, el entrevistador quiere saber en que puesto y empresa has
destacado, así que procura hacerte un buen guión y llevarlo mentalmente preparado.

8 ¿Qué idiomas habla?

Una de las preguntas indispensables en un proceso de selección, hace referencia a los idiomas que hablas y
cual es tu grado de dominio de la lengua.

Si en tu currículum pones que dominas algún idioma y para ese puesto de trabajo es necesario que lo hables,
no tengas duda de que te pueden caer una o varias preguntas a las que deberás responder, en inglés, alemán,
francés…

9 ¿Que experiencia tiene en este sector?

Al igual que al hablar sobre tu experiencia laboral general, debes ajustarte a aquellos trabajos que mas se
asemejen al que ahora estás optando, y resaltar aquellos que te hayan aportado habilidades para este nuevo
trabajo. Si por el contrario, no has trabajado antes en el sector, puedes responder mencionando aquellas
prácticas, voluntariados o cursos, que estén directamente relacionadas con el sector, y puesto al que optas.

10 ¿Cómo consiguió su último trabajo?

En este punto, debes demostrar que tienes iniciativa y que eres un trabajador activo. Por lo que si
conseguiste el trabajo por tus propios medios, es bueno que expliques como lo hiciste y pongas en valor tu
proactividad.

11 ¿Le han echado de algún trabajo?

En un proceso de selección es importante no mentir, debes responder afirmativamente si así ha sucedido y


no esconder nada, ya que es algo muy fácil de averiguar. Si ahondan en la pregunta, evita criticar a tu anterior
empresa o jefes, se trata de llevarlo a tu campo y de no culparte por ello.

Puedes exponer lo que has aprendido de esa situación, como eso te ha hecho cambiar, y contar lo que
sucedió sin entrar en detalles que te perjudiquen.

12 ¿Quien puede aportarme referencias suyas?

Si no has añadido las referencias a tu currículum, debes estar preparado y llevar una lista con las personas
que mejor te conozcan y que mejor opinión puedan dar sobre ti, habla antes con ellos para que sepan que
podrían llamarles. A veces no llamarán a nadie, y simplemente lo harán para ver como reaccionas, así que
llevándolo preparado te apuntarás un tanto.

13 ¿Qué éxitos laborales destacaría?

Trata de explicar aquellos éxitos que además de beneficiarte a ti personalmente, hayan supuesto un beneficio
para la empresa. Hazle ver que las aptitudes que demostraste en esos casos, también podrías aplicarlas en el
trabajo que estás solicitando.
14 ¿Ha cometido algún error profesional?

Cuando reconoces un error, tienes la oportunidad de hacerlo mejor la próxima vez, así que no tengas miedo
en reconocerlo. Todos cometemos errores. Así que puedes hablar de haber cometido un error al incorporarte
a una empresa en la que no avanzaste lo deseado, o como, no alcanzaste el objetivo deseado en algún
proyecto.

Pero siempre explica lo que aprendiste, y de que forma lo hubieses hecho ahora que tienes mayor
experiencia.

15 ¿Cuál ha sido su mayor decepción profesional?

De tener varias, cita solo una. Explica de que se trató, procura contar algo que tu no pudieses controlar
directamente, pero no hables de que no te subieron el sueldo, que ascendieron a otro en tu lugar, etc. Eso
podría perjudicarte.

Céntrate en el argumento de como aceptaste y superaste esa situación. No intentes culpar a otros, así que no
hables de sentimientos hacia las personas involucradas.

16 ¿Alguna vez ha tenido que despedir a alguien?

De haberlo hecho, no lo expliques como si hubiese sido algo fácil. Argumenta que fue una decisión difícil y
muy meditada, y que tras valorar lo que era mejor para la empresa, tuviste que hacerlo.

 Preguntas relativas a la empresa y el puesto ofertado

o ¿Por qué quieres trabajar aquí? ¿Qué es lo que más te atrae del puesto al que optas?

No digas que buscas cualquier cosa en cualquier sitio porque acabarás con tus posibilidades.

Haz referencia al sector, y luego a la empresa destacando algún dato importante, su situación estratégica
respecto a sus competidores, sus valores corporativos, sus proyectos, productos... Verán que conoces la
empresa y dejarás bien clara tu iniciativa e interés por el puesto.

Recuerda, no estás buscando trabajo, estás buscando trabajar en esa empresa en ese puesto.

o ¿Trabajarías los fines de semana?

Es conveniente mostrar disponibilidad. "En principio no tendría inconveniente".

 Preguntas sobre tu valoración y adecuación al puesto

o ¿Cuáles son tus puntos fuertes/débiles? ¿Podrías indicar tres virtudes y tres defectos que
tengas?

Es una pregunta abierta en la que una vez que ya se ha hecho una idea de nosotros el entrevistador, quiere
valorar si sabemos vendernos. Piensa en 2 o 3 puntos que quieras destacar, pues el entrevistador se quedará
con un número limitado de ideas sobre ti.

En cuanto a las virtudes, debes hacer hincapié en aquellas cualidades más adecuadas para el desarrollo del
puesto al que optas. Si hay alguna característica importante que aún no haya salido, éste es el momento de
nombrarla.

En cuanto a los defectos hay que destacar aquellos que afecten en menor medida al desempeño del puesto y
tus esfuerzos para corregirlos. "Soy un poco despistado, por eso llevo una agenda donde anoto todos mis
temas pendientes".

o ¿Por qué debería contratarte a ti y no a otro candidato? ¿Qué elemento diferencial aportas?
¿Qué te hace mejor que el resto de candidatos?
Ante este tipo de preguntas no hay que ser demasiado modesto ni especialmente narcisista. Aplica la fórmula
de demostrar como tus conocimientos, experiencia y aptitudes encajan con el perfil profesional que se
necesita. "Considero que tengo capacidad para abordar con éxito este puesto, además de muchas ganas de
intentarlo y demostrar mi valía".

o ¿Por qué crees que estás preparado para acceder a este puesto?

Hay que responder con confianza, mostrando motivación por el puesto y la empresa. "Considero que poseo
los conocimientos necesarios para desempeñar el puesto de forma eficaz, además de mucha ilusión por
poder colaborar en una empresa en crecimiento del sector".

o ¿Qué esperas de mí como jefe? ¿Qué relaciones piensas debe haber entre un jefe y su
colaborador inmediato?

En estas preguntas hay que reflejar la idea de contar con la ayuda de un jefe que nos permita crecer
profesionalmente. "Poder contar con el apoyo y la ayuda necesaria para desarrollar mi puesto de forma
eficaz".

o Explíqueme algo sobre usted.

Se supone que es una pregunta "rompehielos", para relajar y comenzar la entrevista de trabajo en un
ambiente distendido. Como el entrevistador ya tiene tu currículum delante, no hace falta que le expliques
cronológicamente tu vida laboral. Responde brevemente, sé afable y destaca esos 2 o 3 puntos claves que
hacen de ti el candidato idóneo.

o Defínete a ti mismo con cinco adjetivos calificativos. Justifícalos.

o ¿Estarías dispuesto a trasladarte a otra ciudad, a otro país, o a viajar con frecuencia?

o Si fueras tú el encargado de realizar esta selección y yo fuera el candidato, ¿qué cualidades te


gustaría que yo reuniera?

o ¿Te consideras con capacidades creativas? Pon ejemplos.

o ¿Cuál es tu papel en el equipo directivo?

o En las discusiones, ¿cuál es tu papel?

o ¿Dónde te consideras más eficaz, en las relaciones individuales o con grupos?

o ¿Cómo prefieres comunicarte? ¿Por qué?

o ¿Qué debes hacer para mejorar tu capacidad de comunicación?

o ¿Te pone nervioso hablar en público?

o ¿Cómo reaccionas ante una presión?

o ¿Qué consideras más importante: terminar un trabajo en el tiempo establecido o hacerlo


bien?

o ¿Cuál es tu empresa ideal? Descríbela.

 Preguntas sobre el sueldo

o ¿A qué sueldo aspiras? ¿Cuáles son tus expectativas económicas?

No te pongas nervioso al llegar a este punto, es un tema más dentro de una entrevista.
La mejor manera de abordarla es decir que esperas un sueldo acorde con tu formación, experiencia y
responsabilidades. Para ello, lo mejor es informarte sobre el sueldo medio de tu puesto de trabajo.

También puedes hacer referencia a tus ingresos en el pasado. No te vendas muy barato ni muy caro.

Si hay que dar cifras, se recomienda moverse en una banda salarial, indicando un valor mínimo y máximo. "En
este sector, este tipo de puestos se está pagando entre 30.000 y 36.000 euros brutos al año". El momento de
negociar definitivamente esta cuestión llegará al conseguir el empleo.

Preguntas personales

 ¿Tienes novio/a? ¿Estás casado/a? ¿Tienes intención de quedarte embarazada?

Es un tema muy espinoso y bastante complicado de tocar. El entrevistador tiene derecho a realizar alguna de
estas preguntas, otras en cambio están fuera de lugar.

Si te sientes cohibido ante alguna de estas preguntas o crees que pueden ser motivo de discriminación, un
método diplomático de evitarlas sería decir: "no me acabo de sentir muy cómodo con esta pregunta, pero si
para el proceso de selección es importante intentaré responderla".

 ¿Fumas?

En caso afirmativo debe valorarse el nivel de dependencia. Si ésta es media, una respuesta podría ser: "Fumo
algo, aunque no me supone ninguna dificultad no hacerlo durante la jornada laboral". Si la dependencia es
mayor: "Sí, pero soy capaz de pasar períodos de tiempo sin fumar y estoy dispuesto a recuperar los minutos
invertidos".

 ¿Cuál es tu proyecto de futuro a tres o cinco años vista? ¿Cómo te gustaría verte dentro de 5 o 10
años?

A las empresas les gusta saber que sus empleados tienen claras sus metas y son personas estables. No
obstante, intenta no ser demasiado concreto y cíñete a tus aspiraciones en sentido genérico. Por ejemplo,
explica que esperas tener un trabajo que sea un reto continuo y permita desarrollarte profesionalmente y
personalmente.

 ¿Qué haces en tu tiempo libre? ¿Cuáles son tus aficiones favoritas? ¿Qué otros intereses tienes al
margen de tu profesión?

Siempre que sea posible, intenta vincular alguna de tus aficiones con el trabajo ofrecido. No sería lógico que
una de las aficiones de un diseñador no fuera el grafismo.

 ¿Cómo describirías tu personalidad?

 ¿Cuál es último libro que has leído? ¿Qué te pareció?

 Personalidad

 #1 ¿Puede darme algún detalle sobre usted?

 En esta pregunta el entrevistador quiere saber más sobre tu personalidad. ¿Eres interesante?
¿sociable? ¿puedes lidiar con la presión de una presentación? Esta es una pregunta muy típica, por
lo que es necesario que tengas una respuesta lo más corta posible preparada de antemano. Ten
cuidado para que no parezca preparado, actúa de manera natural. Trata de destacar temas
relacionados al puesto que al que estas aplicando.
 Además, habla acerca de las cosas que has hecho y los puestos de trabajo en los que has estado
que se refieran a la posición por la cual te están entrevistando. Comienza hablando desde lo más
antiguo hasta lo más nuevo. También puedes mencionar, brevemente, tus logros relevantes, gustos
personales y cualquier dato interesante sobre ti, como, por ejemplo, las ciudades en las que has
vivido, tus pasatiempos y pasiones. Sé breve, informativo y elocuente.

 Mi respuesta: Por supuesto. Son muchos los detalles que puedo darle, pero los que más valoro
profesionalmente (así fortalezco mi profesionalidad) son las ganas de trabajar duro y aprender día a
día. En este sentido me gusta estar al día y ofrecer la mejor versión de mí a mis compañeros y
superiores (la capacidad de trabajo en equipo es un tema muy importante). A nivel personal soy muy
activo físicamente, practicando fútbol, padel y running 1 vez a la semana, además de algunos
deportes acuáticos y de motor cuando tengo ocasión (aquí puedes empatizar porque te puede
preguntas cuáles). Si necesitas más detalles te los puedo extender sin problema (siempre tienes que
estar dispuesto a informar).

 #2 ¿Se puede definir a usted mismo con tres adjetivos y justificarlos?

 Contestar correctamente a este tipo de preguntas es clave. Debes elegir siempre cuestiones
positivas, es decir, los puntos fuertes profesionales que deberías de haber pensado y dilucidado antes
de acudir a la entrevista.

 Mi respuesta: Claro que sí. El primero sería el conocimiento, por el gran conocimiento que tengo del
sector. El segundo sería la experiencia, la cual podría aplicar para mejorar los procesos y ahorrar
dinero a la empresa. Por último, la perfección, ya que me gusta terminar lo que empiezo, y hacerlo
muy bien.

 #3 ¿Cuáles son sus puntos fuertes? ¿Y los débiles?

 En esta pregunta mucho cuidado, ya que no puedes contestar al azar. Explica tus puntos fuertes tal y
como te están pidiendo y elige puntos débiles que, en realidad, pueden llegar a ser puntos fuertes
también. Por ejemplo diciendo que a veces eres excesivamente exigente contigo mismo, demasiado
perfeccionista, planificador u organizado, etc. En definitiva, preséntalo como un punto débil bajo
tu punto de vista, pero en realidad estás trasladando al reclutador aspectos que pueden ayudarte en
el proceso de decisión para convertirte en empleado.

 Mi respuesta: Mis puntos fuertes serían el gran conocimiento del medio y de las herramientas que se
usan en el sector, una gran organización y dimensión de los proyectos y una predisposición para
ayudar y mejorar en lo que me pidan mis superiores. Mis puntos débiles serían tomarme demasiado
en serio el trabajo y dejar de lado a la familia, ser demasiado perfeccionista en los proyectos y
ser excesivamente exigente contigo mismo.

 #4 ¿Se considera un profesional con éxito?

 En este caso siempre debes responder sí y explicar brevemente por qué. Una buena explicación es
que te has fijado metas que has ido cumpliendo y que, además, has ayudado a otros a alcanzar las
suyas. De esta manera das a entender que, por un lado has tenido éxito y, por otro, has ayudado a
los demás a conseguirlo (una aptitud muy valorada)

 Mi respuesta: Hasta la fecha creo que más haya del éxito está el cumplimiento de objetivos, el buen
hacer en el trabajo y el crecimiento profesional y sí voy por ese camino. Me gusta fijarme mis propias
metas y trabajar en equipo para alcanzar objetivos comunes.

 #5 ¿Qué significa para usted el trabajo?

 Es una de las denominadas killer question, es decir, una pregunta comprometida y que puede llegar a
generar estrés en los candidatos entrevistados. En este caso no es conveniente dar una respuesta
vinculada al dinero. Con esta pregunta, el entrevistador quiere conocer tu orden de prioridades en la
vida y a qué distancia se encuentra la esfera privada de la profesional. Sin llegar a alabar demasiado
el trabajo, puedes comentar que es una forma de realización personal a la que dedicarás todos tus
esfuerzos.

 Mi respuesta: Para mi el trabajo significa libertad. Sin el, no podría permitirme tener mi propia casa y
familia (sería un buen momento para tocar temas de niños), ni tampoco disfrutar de ellos. Además, es
una forma de realizarme profesionalmente, de manera que siga aprendiendo y creciendo como
persona. La verdad es que no entiendo la vida sin una ocupación, y ya desde muy pequeño lo he
dejado patente, haciendo múltiples trabajos poniendo cafés y copas en un bar o terraza, descargando
camiones a las 5 de la mañana, sirviendo mesas en comuniones y bodas, etc (así dejas ver tu parte
trabajadora)

 #6 ¿Si ganara la lotería, seguiría viniendo a trabajar?

 El entrevistador quiere saber cuál es la motivación del candidato, por lo que, en este caso, la
respuesta ideal debería dejar claro que no sólo lo haces por dinero, sino añadir que el
trabajo te realiza como persona y que te gusta asumir retos.

 Mi respuesta: Cuando trabajo en una empresa, no lo hago sólo por el dinero, sino por realizarme
como persona y porque me gusta asumir retos. En el caso de que tocase un dinero extra, sería para
disfrutarlo con mi familia y, quizás, invertirlo en una nueva casa.

Похожие интересы