Вы находитесь на странице: 1из 5

(Ingeniería Inca)

INTRODUCCION

En las últimas dos décadas el mundo viene luchando contra el cambio climático.
Algunos atribuyen su aceleración a la acción del hombre y otros a una acción normal
de la naturaleza. Como sea, es evidente que vivimos un aumento de temperaturas
que nos afecta.

Por la cadena de los andes y sus glaciares se dice que el Perú será uno de los más
perjudicados por el fenómeno. El país concentra cerca del 70% de los glaciares del
mundo, esta característica hace que seamos uno de los países más vulnerables. Se
habla de adecuación al cambio climático, algo que nuestros antepasados ya
realizaban de forma espectacular.

La planificación, la construcción y el mantenimiento de las obras viales,


hidráulicas y de edificación forman un conjunto de procesos tecnológicos
pragmáticos que se identifican con la personalidad de los incas para someterla
naturaleza y ponerla a su servicio. Los materiales constructivos fueron el barro,
piedra, madera y fibras vegetales Machupichu en cusco, es expresión de la
ingeniería de la construcción: muros con perfecta simetría y alineamiento,
conocimiento de matemática. El transporte de materiales: el mejor ingenio de los
incas. En Ollantaytambo ¿cómo transportar y acarrear inmensas piedras: 75 tn
llevar desde la cima de una colina hasta el valle, cruzando el río, para después
llevarlas a subir hasta la fortaleza y colocarlas en la posición deseada, después
de haberlas cortado convenientemente. La infraestructura de Machupichu y el
sistema de abastecimiento de agua han sido exaltados como "la cúspide de las
obras de arquitectura e ingeniería de la civilización inca". Los principales centros
incas fueron elegidos por los expertos que han decidido el lugar, la distribución
y el diseño básico de la ciudad. Se destacaron por sus obras de ingeniería,
dirigidas especialmente al desarrollo de las tareas agrícolas y a las
comunicaciones, temas en los que superaron ampliamente a otras culturas
precolombinas.
(Ingeniería Inca)

HISTORIA DE LA INGENIERIA CIVIL EN EL PERU

La ingeniería civil será, probablemente, una de las ramas de la Ingeniería más antiguas.
Decir que la colocación de piedras sobre un lindero o la excavación de una pequeña
acequia de regadío podrían ser los principios de la Ingeniería Civil. La Revolución
Agrícola, se da cuando el hombre da un cambio de una existencia nómada a otra en un
lugar más o menos fijo para cultivar productos y criar animales comestibles fue condición
previa necesaria para el desarrollo Industrial. Los primeros ingenieros fueron ingenieros
Civiles y Arquitectos especialistas en irrigación e ingenieros militares. y a medida que
las sociedades se hacían más complejas y aparecen los problemas de vivienda,
transportación y aprovisionamiento de alimentos se desarrollan caminos, métodos de
construcción y de regadío. Uno de los primeros cometidos de los ingenieros fue construir
muros para proteger las ciudades; debido al riesgo de recibir un ataque enemigo, el
sentirse protegido es una de las necesidades humanas básicas. Es justo pensar que los
antiguos arquitectos precederían a los ingenieros en la satisfacción de esta necesidad.
Sin embargo, en el diseño y edificación de estructuras de uso público, templos, casa, se
hizo necesario acudir a las habilidades de los Ingenieros Civiles. En esos días la
innovación de los inventos fue sumamente lenta en aquel entonces, las necesidades
militares y agrícolas tenían una mayor prioridad. También por las limitaciones en el
campo de la comunicación, las distancias entre las poblaciones eran sumamente
grandes y se podría decir que fue realmente difícil el intercambio de conocimientos, y
muchos de los inventos tuvieron que volverse a inventar antes que formaran parte del
constante proceso evolutivo de la sociedad de esa época. Primeros indicios de
construcciones en el Perú: Es notorio resaltar que nuestras construcciones antiguas
realizadas en el campo de la Ingeniería Civil fue una de las más resaltantes en el mundo.
A continuación, una breve reseña del avance de la Ingeniería Civil en el Perú.
(Ingeniería Inca)

Sistema de Represas Altoandinas


A lo largo de los andes podemos apreciar una serie de represas que por su ubicación
denominamos alto andinas, de mediana capacidad, cuya función era almacenar las
aguas de las lluvias. Podemos apreciar capacidades desde unos cientos de miles
de metros cúbicos hasta cerca del millón de metros cúbicos; nunca posicionadas en
los cauces de los ríos, como ahora, que vemos represas de gran capacidad en el
eje del río (Gallito Ciego) que, por el proceso propio de erosión de la cuenca, están
colmatándose y trabajan con una capacidad de cerca del 50%.

Estas represas muestran la gran ingeniería hidráulica, el buen conocimiento de las


Cuencas, que fueron utilizadas muchos siglos antes que se formará el Imperio del
Tahuantinsuyo. Es necesario rescatar y reutilizar tan sabia experiencia que aún no
ha sido superada por la ciencia y tecnología actual.

3. Sistema de Recarga de Acuíferos – Amunas


Amunas de mayor presencia en la serranía de Lima, son una práctica ancestral de
recarga de acuífero, que ahora se muestra como novedosa, pero que los pre incas
limeños hicieron con excelentes resultados; como hasta ahora lo practican los
pobladores de Tupicocha en Huarochiri, Lima.

Este es el mejor ejemplo de la llamada “siembra del agua”. Consistía en un ritual


que implicaba: asambleas, limpieza de acequias y, sobre todo, veneración al agua.
Antes del inicio de la limpieza de las acequias amunadoras se realizaba el pago a la
tierra (apu) y al agua (yaku).

El sistema funcionaba con zanjas abiertas que siguen las curvas de nivel de las
punas, lo que permitía conducir el agua de lluvia hasta un lugar llamado cochas,
abiertas para recibir el agua y que luego se filtrara en la montaña para surgir, aguas
abajo, como puquios meses después; exactamente cuando no hay lluvias y el estiaje
es más marcado en la cuenca, de esa manera realizaron agricultura y mantuvieron
al pueblo provisto de alimentos.

Sistema de Andenes
Según Luis Masson Meiss, estudioso de los sistemas de andenería, en el Perú existe
aproximadamente un millón de hectáreas en andenes. De ellos solo se explotan
efectivamente un 25%. No se cuenta con un inventario actualizado y confiable de
esta gran obra de ingeniería legada por los incas. En las últimas cifras dadas por
Agrorual, indica más de 300,000 ha de andenes en 10 regiones del país, pero con
cifras que se contradicen con las mostradas por estudios anteriores como es en el
caso de Puno y Arequipa, donde se han desarrollado más estudios de estas obras.

Constituyen un patrimonio cultural sub utilizado en zonas donde prevalece la


pobreza extrema por contradicción. Ejemplo de ello son los andenes de Andamarca
en Lucanas, Ayacucho.
(Ingeniería Inca)

Sistemas de riegos
Son innumerables los vestigios de grandes obras hidráulicas como los canales de
riego que, muchas veces, cruzan los andes llevando las aguas de una cuenca hacia
otra (trasvases), con mejores posibilidades o potencial agronómico: suelo, clima,
adaptación de especies, entre otros aspectos.

Un gran ejemplo lo constituye el canal Cumbemayo, que es parte de una de las


obras hidráulicas más importantes de la época pre inca. Su connotación mágico-
religiosa atrae a nacionales y extranjeros.

Se trata de unos bloques tallados por los que discurre agua en una suave pendiente,
que incluye túneles y codos en zigzag para aminorar la velocidad de la corriente.
Los bloques de piedra ubicados al inicio del recorrido –los petroglifos propiamente
dichos– tienen diversos planos tallados y pulidos.

Sistemas de Acueductos
Son trabajos de ingeniería hidráulica que debemos revalorar y buscar que se
consideren como una maravilla de la ingeniería civil, al igual que el santuario de
Tipón, en Cusco.

Estos acueductos conducen las filtraciones de los ríos, Aija, Tierra Blancas y Nazca
por tramos subterráneos (galerías socavón) y por tramos descubiertos (galería
zanjón).

En los tramos cubiertos construyeron chimeneas de sección helicoidal cada cierto


tramo (50, 100 y 120 m), con el fin de realizar el mantenimiento de las zanjas y
cargar con la presión atmosférica al acueducto y mantener el régimen de flujo
uniforme, el mismo que no causa erosión ni sedimentación en el canal. Las
chimeneas tienen una longitud promedio aproximado de 70 a 80 pasos (unos 49 mt)
donde se puede ingresar con relativa facilidad a realizar el mantenimiento. Las
paredes de estas chimeneas están revestidas con piedras canto rodado, colocados
aparentemente sin aglomerante y mantienen su estabilidad a pesar de los
fenómenos naturales ocurridos (terremoto último en Nazca 1996)

Sistema de Cochas
Nuestros antepasados usaron un conjunto de cochas o reservorios pequeños que
permitía almacenar el agua proveniente de los ojos de agua, de manantiales para
poder usarla de una manera más eficiente en los momentos de riego.

Un claro ejemplo lo vemos en la cuenca de Chancay-Huaral, en la subuenca media


Añasmayo, donde los comuneros de Huayopampa hacen un uso eficiente del agua
de riego desde la captación en los puquios, la conducción, el almacenamiento en un
sistema de cochas y la aplicación del agua en la planta.

En sus campos podemos ver reservorios (cochas) de pequeña capacidad donde


almacenan el agua que traen ayudados con manguera en recorridos que pueden
ser de más de 3 km. de longitud, la zona es conocida por su escasez de agua, pero
también por su gran producción de frutales como la manzana, el melocotón y la
sabrosa chirimoya.
(Ingeniería Inca)

Este manejo inteligente del agua lo llevan en sus genes, en la forma genial que
usaron nuestros antepasados el agua, ellos indican que desde hace muchos años
lo hacen de esa manera, por las enseñanzas de los “gentiles”, sus antepasados y
que hasta ahora lo practican.

CONSTRUCCIONES ANTISISMICAS

Los incas construyeron sus muros con tanta perfección, que resistieron
las sacudidas y quedaron indemnes; tan sólo unas cuantas juntas se
apartaron ligeramente.
Los bloques de piedra, algunos de 100 toneladas de peso, fueron
labrados sin herramientas de hierro, pero con un ajuste tan exacto que
no es posible meter la hoja de un cuchillo entre las juntas.