You are on page 1of 3

Por: pastor Daniel Brito

Título: El propósito del Advenimiento (segunda parte)

Texto: Hechos 1:6-11


“Entonces los que estaban reunidos con él le preguntaron: —Señor, ¿es ahora cuando vas a
restablecer el reino a Israel? 7 —No les toca a ustedes conocer la hora ni el momento determinados
por la autoridad misma del Padre —les contestó Jesús—.8 Pero cuando venga el Espíritu Santo
sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y
Samaria, y hasta los confines de la tierra.
9 Habiendo dicho esto, mientras ellos lo miraban, fue llevado a las alturas hasta que una nube lo
ocultó de su vista.10 Ellos se quedaron mirando fijamente al cielo mientras él se alejaba. De
repente, se les acercaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron:
11 —Galileos, ¿qué hacen aquí mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido llevado de entre
ustedes al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse.”

Introducción
En esta noche seguimos con el tema de la lección pasada, la Obra de JESUCRISTO en la Cruz del
Calvario nos ha dejado una ESPERANZA segura. Trataremos los siguientes puntos:

1) Cuarenta días habían pasado


2) El Futuro le pertenece a DIOS
3) Investidos de Poder
4) La seguridad de Su Regreso

Lección

1. Cuarenta días habían pasado. – Los apóstoles y otros discípulos se habían reunido en el
Monte de los Olivos para escuchar a JESUCRISTO cuarenta días después de Su Resurrección.
El SEÑOR les estaba dando instrucciones finales antes de Su ascensión para estar con el Padre
en Su Gloria otra vez.

(a) Uno puede imaginarse la expectativa de algunos que al estar viendo al SEÑOR Resucitado
cara a cara, esperaban que ese sería el comienzo de Su Reino aquí en la tierra, porque
JESUCRISTO había citado al profeta Joel sobre el derramamiento del ESPÍRITU SANTO
en el tiempo final (Hechos 1:4-5; Joel 2:28-29).

i. De ahí que era normal que ellos estuvieran pensando que el tiempo del fin había llegado,
y el Reino del Mesías (Cristo) estaba por comenzar.

(b) Pero también debemos recordar cuando antes de ir a la Cruz, JESUCRISTO se llevó a tres
de sus discípulos a un monte alto, y se TRANSFIGURÓ delante de ellos (Mateo 17:2). A
eso preguntamos:

i. ¿Cómo puede una persona reaccionar al ver a JESUCRISTO en Su Gloria? La respuesta

http://sermones.wordpress.com/ Página 1
se encuentra en la reacción de ellos, y era de querer quedarse ahí. En ese momento
parece ser que los quehaceres de la vida ya no importaban.

(c) Esa también fue la reacción de ellos al estar viendo a JESUCRISTO cara a cara; ellos
seguramente que pensaban que había llegado el momento del Reino de JESUCRISTO aquí
en la tierra, y es por eso que le hacen la pregunta a nuestro SEÑOR. Podemos estar
seguros/as que cualquiera de nosotros si hubiera estado ahí presente, también le hubiera
preguntado: “Señor, ¿es ahora cuando vas a restablecer el reino a Israel?”

2. El Futuro le pertenece a DIOS. – “No les toca a ustedes conocer la hora ni el momento
determinados por la autoridad misma del Padre —les contestó Jesús” Hay tres cosas que
debemos notar sobre las Palabras de JESUCRISTO sobre el futuro:

(a) En primer lugar, la respuesta de nuestro Salvador era que el TIEMPO de DIOS le
PERTENECE a DIOS. Eso quiere decir que los PLANES DE DIOS, le pertenecen a DIOS y
los cumple basado en el tiempo que Él ha determinado.

(b) El segundo es que el FUTURO está en las manos de DIOS, y SOLAMENTE DIOS conoce
el FUTURO. Por eso todo ser humano nunca sabe lo que ocurrirá el día de mañana, porque
SOLAMENTE DIOS conoce el MAÑANA.

(c) El tercero es que ellos como Israelitas no entendían que habría un espacio de tiempo en el
que la Iglesia debía compartir esa Gloria de la que ellos habían sido testigos, para así
rescatar a las almas del pecado, pero esas almas también serían gentiles, en otras palabras,
TODOS LOS QUE NO SOMOS JUDÍOS. De ahí que el tiempo del REINO todavía no
había llegado.

3. Investidos de Poder – (Juan 14:16-18) “Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro


*Consolador para que los acompañe siempre:17 el Espíritu de verdad, a quien el mundo no
puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con
ustedes y estará en ustedes.”

(a) Nuestro Salvador les asegura que así como Él les había dicho que no los iba a dejar solos,
ahora les asegura que ellos iban a ser INVESTIDOS de poder por el ESPÍRITU SANTO
para así poder hacer la obra que DIOS los había llamado.

(b) EL ESPÍRITU SANTO, la tercera persona de la Santísima Trinidad es quien obra en la


Iglesia de JESUCRISTO. Es el ESPÍRITU SANTO quien redarguye al pecador (Juan 16:8),
y quien equipa a cada creyente para hacer la obra que nuestro SEÑOR JESUCRISTO nos ha
encomendado.

4. La seguridad de Su Regreso – (Hechos 1:9-11) “Habiendo dicho esto, mientras ellos lo


miraban, fue llevado a las alturas hasta que una nube lo ocultó de su vista.10 Ellos se
quedaron mirando fijamente al cielo mientras él se alejaba. De repente, se les acercaron dos
hombres vestidos de blanco, que les dijeron: 11 —Galileos, ¿qué hacen aquí mirando al
cielo? Este mismo Jesús, que ha sido llevado de entre ustedes al cielo, vendrá otra vez de la
misma manera que lo han visto irse.”

http://sermones.wordpress.com/ Página 2
(a) Para concluir nuestra lección, debemos observar que el PROPÓSITO DE SU
ADVENIMIENTO, o sea de la Venida de JESUCRISTO para hacerse hombre, fue para dar
Su Vida como RESCATE en la cruz del Calvario por la humanidad. La Obra es completada
con Su RESURRECCIÓN, y ahora como hemos podido ver, Su ASCENSIÓN para estar
con el PADRE.

(b) Pero el SEÑOR JESUCRISTO fue claro al PROMETER que Él iba a preparar un lugar para
Su Iglesia en el Cielo, y luego regresaría a llevarnos con Él.

i. (Juan 14:1-3) “No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. 2 En el


hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a
ustedes. Voy a prepararles un lugar.3Y si me voy y se lo preparo, vendré para
llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté.”

(c) Esa PROMESA es muy importante para el creyente, porque debemos recordar lo que ya
hemos mencionado al comenzar nuestra lección, y es que los PLANES DE DIOS SON
REAL, y Él cumple sus PROPÓSITOS.

i. El creyente debe entender que la vida del ser humano es frágil, y en realidad en
comparación con la eternidad, es bien breve aquí en la tierra.

ii. La vida y la muerte son real para nosotros, y es importante saber que cuando el ser
humano muere, lo que sigue es la ETERNIDAD.

(d) La expectativa de la Iglesia esperando a SU SEÑOR, es una expectativa con ansias


esperando al Salvador del mundo. El creyente DEBE vivir una vida preparado/a en
ESPERA de Su PRONTO retorno, viviendo su vida entregado/a TOTALMENTE al
SEÑOR.

i. (1 Juan 3:1-3) “¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos
de Dios! ¡Y lo somos! El mundo no nos conoce, precisamente porque no lo conoció a
él.2 Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha
manifestado lo que habremos de ser. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga
seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es.3 Todo el que tiene esta
esperanza en Cristo, se purifica a sí mismo, así como él es puro.”

(e) PREGUNTAMOS: ¿Estás esperando al SALVADOR?

Conclusión

Oremos.....

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

http://sermones.wordpress.com/ Página 3