Вы находитесь на странице: 1из 25

UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERIA

Facultad de Ingeniería Civil


Departamento Académico de Ingeniería Geotécnica

MECÁNICA DE SUELOS I
TEMA: INFLUENCIA DEL NIVEL FREATICO EN LA
CIMENTACION DE ESTRUCTURAS

CÓDIGO Y SECCIÓN : EC 511 -J


PROFESOR : ING. ENGEL CARRERA CONCHA

Apellidos y Nombres Informe Test Nota

AGUIRRE PUCLLAS, Alexander


ARMACANQUI LUGO, Jeferson
AUCARURI CALDAS, Daniel
BAEZ QUISPE, Pólicar
HILARIO FLORES, Kevin
MARCELO MOLINA, Lino

Fecha presentación: 27/06/2018

CICLO 2018-1
INFLUENCIA DEL NIVEL FREATICO EN LA
CIMENTACION DE ESTRUCTURAS
Contenido
TEMA: INFLUENCIA DEL NIVEL FREATICO EN LA CIMENTACION DE ESTRUCTURAS ................. 1
I. INTRODUCCIÓN
II. RESUMEN
III. MARCO TEORICO

a. NIVEL FREÁTICO

El nivel estático del agua en los pozos que penetran en la zona de


saturación se llama capa o nivel freático. El nivel freático con
frecuencia se describe como una reproducción o replica
amortiguada, de la topografía de la superficie del terreno. El nivel
freático es la superficie de un cuerpo o masa de agua que está por
si misma constantemente ajustándose para alcanzar una condición
de equilibrio.

b. ZONAS DE AGUA DEL SUBSUELO


Inmediatamente debajo de la superficie los poros del suelo
contienen agua y aire en cantidades variables. Después de una
lluvia, el agua puede moverse hacia abajo a través de esta zona de
aireación. Algo del agua se dispersa por el suelo para ser retenida
por las fuerzas de la capilaridad en los poros más pequeños o por
la atracción molecular alrededor de las partículas del suelo. El agua
de la zona de aireación se conoce como humedad del suelo. Si la
capacidad de retención del suelo en la zona de aireación queda
satisfecha, el agua se mueve hacia abajo, hacia una región donde
los poros del terreno o de la roca están llenos de agua y el
escurrimiento se efectúa de acuerdo con las leyes hidráulicas.

Pidiéndola clasificar según su comportamiento hidrodinámico en 4


tipos:
 Acuíferos
Buenos almacenes y transmisores de agua subterránea
(cantidad y velocidad) (p.ej.- arenas porosas y calizas
fisuradas).
 Acuitardos
Buenos almacenes, pero malos transmisores de agua
subterránea (cantidad, pero lentos) (p.ej.- limos).
 Acuícludos
Pueden ser buenos almacenes, pero nulos transmisores
(p.ej.- las arcillas).
 Acuífugos
Son nulos tanto como almacenes como transmisores. (p.ej.-
granitos o cuarcitas no fisuradas).

IV. IMPORTANCIA DEL ESTUDIO DEL NIVEL FREATICO

El estudio del agua subterránea y superficial es importante para la


realización de obras de ingeniería, que permitan diseñar los mecanismos
para ejercer el control de amenazas por inundación o por contaminación
y el aprovechamiento de las aguas subterráneas como fuente alterna de
suministro de agua. De la necesidad de predecir niveles freáticos futuros
dado un caso de estudio comercial o industrial, sobre la base de
parámetros de explotación, es que intervienen los modelos matemáticos,
ya que no se podrían realizar ensayos de bombeo en forma continua sin
perjudicar al acuífero o a la inversión económica, puesto que los ensayos
cuestan tiempo y dinero.
V. INFLUENCIA DEL NIVEL FREATICO

La existencia de un nivel freático alto constituye un factor de gran


importancia en el proyecto y ejecución de cimentaciones, si bien sus
efectos están asociados a la naturaleza del terreno y en particular a su
permeabilidad, la acción más directa se traduce en empujes hidrostáticos
sobre los muros de sótano y subpresiones sobre las obras de cimentación.
Como más frecuentes pueden considerarse los casos siguientes:

 Suelos arcillosos blandos


 Suelos arcillosos duros y consolidados
 Suelos arenosos
VI. RECONOCIMIENTO DE AGUAS FREATICAS
En el campo podemos conocer el nivel del agua freática abriendo un
hueco en la tierra, de tal manera que podamos ver dentro del (50 x
50 centímetros), y esperar que el nivel del agua se estabilice. De esta
forma podemos después de una hora más o menos, que el nivel
donde tenemos el agua será el nivel freático. Esto también lo
podemos saber en el laboratorio, después de sacar una muestra de
Suelo, el cual lo podemos extraer con un cilindro, el cual hincamos
en la tierra, y luego le damos un giro para poder cortar abajo, de
donde se extrae luego un cilindro de tierra, el cual podemos analizar,
y saber el punto donde el suelo está saturado, de esta forma,
midiendo la distancia de la superficie de la tierra, al punto donde el
suelo está saturado, hallamos el Nivel Freático.

El punto donde el suelo está saturado de agua, se puede hallar por


medio del ensayo de Contenido de Humedad, el cual nos permite
saber, que porcentaje de agua hay en los vacíos del suelo, y cuando
este porcentaje sea el 100%, querrá decir que este suelo está
saturado, estando dentro de las aguas freáticas.
VII. SUELOS ARCILLOSOS BLANDOS
La saturación del terreno por el agua freática presta a este una
consistencia blanda o fluida lo que da lugar a una resistencia baja,
permitiendo presiones de trabajo muy pequeñas, y a problemas de
estabilidad en los taludes y fondo de excavaciones. La fluencia lateral de
los taludes puede inducir asientos y deformaciones en los edificios
adyacentes, siendo generalmente necesario recurrir al empleo de
pantallas in situ, las cuales deben calcularse para fuertes empujes.

Por otra parte, el levantamiento del fondo también puede inducir


inestabilidad periférica y, aun sin llegar a la fase de rotura, la carga del
terreno subsiguiente a la excavación suele dar lugar a asientos
considerables.

Por las condiciones climáticas de zona tropical con elevadas humedades,


altos porcentajes de saturación en el aire y niveles freáticos superficiales
ocasionados por las características de drenaje natural, son frecuentes los
depósitos de arcillas blandas altamente compresibles y de suelos
orgánicos de deficientes características.

Si durante el proceso de exploración y muestreo, se detectan posibles


depósitos de estos suelos, se recomienda definir con mayor exactitud la
extensión del depósito y la compresibilidad del mismo. Para lograr el nivel
de detalle requerido, se sugiere aumentar la frecuencia de los sondeos
por lo menos al doble de la especificada para una exploración geotécnica
normal para el diseño de pavimentos y muestrear con tubo Shelby para la
evaluación precisa de la consistencia y compresibilidad del suelo,
mediante los resultados de laboratorio utilizando ensayos como el de
resistencia a la compresión simple, límites de consistencia del suelo,
humedad natural y el cálculo del índice de liquidez.

Tubo
Shelby
Algunos valores que sirven para identificar este tipo de suelos se
presentan en la siguiente tabla:

En pavimentos y en general en obras viales, se han utilizado diferentes


procedimientos que han permitido superar los problemas ocasión nados
por estos tipos de suelos. Entre las soluciones más generalizadas, se
destacan:

• En vías de menor orden se han empleado las empalizadas


simples y dobles con rellenos de material de la zona poco plástico
que proporcione un perfil adecuado para la posterior colocación de
la capa de afirmado.

• El uso de geotextil no tejido de alta resistencia a la tensión con 70


a 80 cms de relleno de material granular con finos poco plásticos.

• En suelos orgánicos sedimentarios se ha utilizado una solución


combinada de empalizada y geotextil con su respectivo relleno.

Las soluciones anteriores van acompañadas con la construcción de obras


de drenaje y subdrenaje.

De acuerdo con las experiencias obtenidas en el país y la disponibilidad


de métodos analíticos para la solución de estos problemas, lo más
aconsejable es el manejo de geotextiles no tejidos con altas resistencias
a la tensión y un relleno cuyo espesor puede determinarse con ayuda de
teorías disponibles en la literatura.

También, dependiendo de la disponibilidad, se puede considerar la


factibilidad de usar rellenos construidos con escorias de fondo o con
cenizas volantes o con mezclas de estos residuos con material granular.
Los residuos mencionados, por su bajo peso unitario y considerable
resistencia al corte, resultan adecuados para la construcción de rellenos
sobre suelos blandos compresibles. Esta alternativa puede ser, en
muchos casos, una solución económica que además contribuye a
minimizar el impacto ambiental causado por la forma como ellos se
disponen al medio ambiente y porque de esta manera también se
disminuye la explotación masiva de canteras.

A través de la masa de arena la presión ejercida por la zapata es


transferida a la capa de arcilla empujándola a los lados produciendo,
eventualmente, el humedecimiento de la zapata.

VIII. SUELOS ARCILLOSOS DUROS Y CONSOLIDADOS


La presencia del nivel freático se traduce en pequeños caudales de agua
hacia las excavaciones, generalmente a través de lisos y fisuras, sin llegar
a afectar a taludes moderados o a la capacidad portante del terreno. Debe
tenerse en cuenta, sin embargo, que la posición más frecuente el nivel
freático suele marcar una zona de menor resistencia, generalmente en
una franja de 1 a 2 metros de espesor. Es importante evitar esta zona,
quedándose por encima o por debajo de la misma. No es raro el caso en
que por profundizar excesivamente en busca de un terreno más firme
empeora bruscamente las condiciones de cimentación al alcanzar el nivel
freático. Algo diferente es el caso en que estos suelos presentan
características de expansividad. Cuanto mayor sea la proximidad al nivel
freático menor será el riesgo de cambios de volumen, si bien es necesario
llegar a un compromiso entre esta condición y el riesgo de reducción de
la capacidad portante.
IX. SUELOS ARENOSOS
Se incluyen en esta categoría no solo los terrenos formados por partículas
de tamaño superior a las partículas de arcilla, sino los que contengan
cantidad o porcentajes de arcilla inferior al volumen de huecos que dejan
las partículas de mayor tamaño, pues su comportamiento será como un
suelo arenoso.
La aplicación de las cargas en estos terrenos produce rápidamente un
asiento, que termina cuando se llega a la posición de equilibrio. Según las
cargas a que están sometidos, son los asientos que se producen. Estos
son inversamente proporcionales al tamaño del árido, aumentando con el
árido de menor tamaño. No pueden darse datos ni resultados prácticos
debido a la gran variabilidad de clases de terrenos que pueden
presentarse, pero todos ellos son buenos para cimentar. En este tipo de
terreno puede realizarse una prueba de carga, sobre la mayor superficie
posible para conocer el asiento.
De lo anterior vemos que el comportamiento del suelo es complejo y no
se puede manejar con una simple planilla como ocurre con los otros
materiales. Toda estructura se divide en dos partes fundamentales, la que
está sobre el suelo y la que está debajo del suelo, diferentes y que deben
diseñarse razonamientos diferentes.

Debido a su elevada permeabilidad debe evitarse tener que cimentar bajo


el nivel freático. Si ello resulta necesario (por ejemplo, para construir
sótanos) se impone la construcción de un recinto estanco (pantallas,
tablestacas, etc.) y un agotamiento del agua que puede penetrar por el
fondo. Si existiera riesgo de sifonamiento habría que lograr rebajar el nivel
mediante pozos, well-points, etc.
En razón de la permeabilidad las oscilaciones de los niveles freáticos
pueden ser importantes en estos suelos, por lo que es aconsejable una
determinación precisa de los mismos en distintas épocas del año. La
cimentación debe colocarse bien por encima del nivel máximo posible o
claramente al ras del nivel más deprimido compatible con el programa de
construcción con el fin de evitar que la inmersión posterior del terreno en
la zona de influencia de las cimentaciones dé lugar a fenómenos de
colapso o asientos bruscos, tanto más importantes cuanto más flojo esté
el suelo en su estado original.

X. SOLUCIONES AL PROBLEMA
Muchas veces en la ingeniería civil, es necesario hacer excavaciones
por debajo del nivel freático, lo que puede generar varios problemas
si se tiene un suelo permeable, el cual permita que la excavación que
se haga, se llene de agua, lo que generaría unas velocidades del
agua freática, arrastrando material del suelo a la excavación también,
estando sucio siempre la excavación.

Hay varias formas de abatir el nivel freático. La más común de ellas


es hacer una zanja colectora del agua en la excavación, donde se
coloca a bombear el agua hacia otra parte fuera de la excavación.
Se debe tener en cuenta que los volúmenes de agua que se deben
bombear son muy grandes, ya que el nivel freático siempre tratara
de estar constante, lo que puede incrementar los costos de una obra
determinada.

Otra de las formas para abatir el nivel freático es la de hacer una


serie de pozos alrededor de la excavación, los cuales sacaran el
agua de la tierra, bajando el nivel freático en esos puntos, y si
tenemos la excavación en medio de estos puntos, el nivel freático de
la excavación será abatido. También podemos pensar en hacer una
excavación, la cual después de realizada (bajo agua), se puede
impermeabilizar, y luego si secar el contenido de agua que queda
dentro de esta excavación. Cuando se utiliza este método se debe
tener en cuenta la presión que genera el agua tanto lateral como
inferior de la excavación, ya que se puede producir el colapso del
suelo de la excavación por el levantamiento del mismo, o el colapso
de uno de los muros de contención Se pueden generar muchas otras
formas de abatimiento del nivel freático, pero esto realmente se debe
determinar al tener el problema real en la obra, y ver todas las
variables que esto implica.

XI. SISTEMAS DE BOMBEOS ABIERTOS SUPERFICIALES

Los bombeos abiertos superficiales y sus habituales zanjas de


distribución, en general suponen un menor coste para la obra frente a
cualquiera de los otros grupos mencionados, presentando un resultado
satisfactorio como sistema cuando las condiciones son apropiadas.

Su menor impacto económico hace que en ocasiones, este método sea


utilizado en condiciones inapropiadas, con resultados negativos, demoras
en la ejecución, accidentes y ocasionalmente grandes daños personales
y materiales.

Por ello es determinante evaluar las condiciones y circunstancias del


proyecto de forma minuciosa, asegurando que no existe riesgo para la
cimentación de la propia estructura objeto de la actuación, de las
estructuras próximas, ni obviamente para el equipo de trabajo.

a. DEFINICIÓN DE BOMBEO SUPERFICIAL

En esencia, un bombeo superficial es aquel punto o puntos


acondicionados para la recogida de agua subterránea procedente
de escorrentía de los taludes y del fondo de la excavación, cuando
dicho fondo se encuentra a una cota inferior a la que haya sido
localizado el nivel freático. En algunas ocasiones esta agua es
conducida por medio de zanjas perimetrales hasta estos puntos de
captación. En general, este tipo de bombeos no provoca un
descenso del nivel freático que permita la ejecución de la
excavación en seco, sino que provoca la escorrentía del agua
desde los taludes e incluso sobre el propio fondo de la excavación,
hasta alcanzar los puntos de bombeo. Plantear este sistema lleva
implícito que el suelo presente una cierta cohesión que permita la
ejecución de taludes estables dentro de la parcela objeto de
actuación.

Esquema general de zanja de intercepción y distribución de flujo, con tubo y prefiltro de


árido graduado.

b. CONSTRUCCIÓN DE UN BOMBEO SUPERFICIAL O


SUMIDERO

El bombeo superficial o sumidero debe hallarse a una cota de


profundidad suficiente para recibir la descarga del agua
interceptada por las zanjas, mediante flujo gravitacional, sin
obstáculos en su recorrido. Esto que parece obvio, no es respetado
en ocasiones. En algún caso hemos podido constatar que las
zanjas fueron ejecutadas en contrapendiente, con resultado de
inundación parcial de la obra.

Un sistema de captura y transporte del agua por medio de zanja,


no impide el desplazamiento de fino en suspensión, principalmente
durante el periodo en el que está siendo ejecutada la excavación,
generalmente con presencia de agua en el fondo. Si las zanjas
recolectoras de las escorrentías son colmadas de árido, se reduce
el desplazamiento de finos hacia los puntos de bombeo. El entorno
próximo al punto de captación, deberá de contar con un prefiltro de
árido de menor graduación que el general extendido en la zanja.
Este prefiltro mejorará la calidad del vertido y preservará la
integridad del equipo de bombeo ante efectos de abrasión.

Ante excavaciones de pequeñas dimensiones, el o los sumideros


pueden plantearse a base de puntos de captación, generalmente
distribuidos a lo largo del perímetro de la obra y al exterior de la
excavación. Suelen ser utilizadas tuberías, metálicas en la mayoría
de las ocasiones, las cuales has sido ranuradas, generalmente a
oxicorte, fabricadas con planchas perforadas, de puentecillo o
similares. Un diámetro de tubo práctico y óptimo, sancionado por la
práctica, es 450 mm, el cual es suficiente y permite alojar equipos
de bombeo del tipo sumergible de achique, de potencia hasta 15
CV, capaces de elevar caudales del entorno de 40 l/s, lo que suele
ser suficiente en la mayoría de las ocasiones.

Sumidero completamente equipado, tras la ejecución de la excavación

El tupo en cuestión deberá ser colocado en el interior de una


calicata, que en la mayoría de las ocasiones es ejecutada con una
máquina retroexcavadora o giratoria, por no ser requeridas
profundidades de sumidero superior a 4 metros. El espacio anular
resultante entre el tubo y el terreno debe ser colmado de árido
graduado, que a modo de prefiltro, tiene por objeto evitar el arrastre
de arenas y finos. El calibre de las ranuras de los tubos y/o de los
taladros de las planchas que los conforman, deber hallarse en
relación con el calibre del árido del prefiltro, que a su vez dependerá
de la caracterización granulométrica del suelo. No obstante, una
propuesta coherente para el tipo de suelos indicados como
adecuados (arenas gruesas y gravas), sería establecer el ranurado
o perforado en el entorno de paso de 8 mm, y el árido de prefiltro
próximo a 15 mm.

Cuando la excavación sea de dimensiones significativas, y deban


ser consideradas posibles aportaciones de agua extraordinarias,
por ejemplo, por efecto de lluvias torrenciales, es conveniente
diseñar un área de recogida global, evitando sobredimensionar los
sumideros evaluados para bombear la recarga natural del
subsuelo. El diseño del sumidero debiera de ser de dimensiones
superiores al estrictamente necesario para el alojamiento del
equipo de bombeo, lo que reducirá la velocidad del flujo y
favorecerá el asentamiento de los posibles arrastres al exterior del
mismo e incluso su limpieza, si ha sido previsto en el diseño. El
sumidero debiera ser diseñado de tal forma que sea accesible para
las operaciones de mantenimiento y servicio de los equipos de
bombeo, así como de su limpieza y acondicionamiento.

Esquema constructivo genérico de recinto de sumidero

El procedimiento constructivo de un recinto de sumidero es idéntico


al de un punto de captación anteriormente descrito, teniendo en
cuenta sus mayores dimensiones. Las medidas indicadas en el
esquema anterior son orientativas y pueden servir de referencia, si
bien vendrán condicionadas por las dimensiones y número de las
bombas a alojar en su interior.

c. CONDICIONES PARA LA IMPLANTACIÓN DE UN SISTEMA DE


BOMBEOS SUPERFICIALES

En cuanto a las características del suelo, nos hallaremos en


condiciones favorables de plantear un drenaje a base de bombeos
superficiales, cuando el suelo se halle formado por arenas con
gravas bien graduadas o gravas limpias, excepto si existen
gradientes de flujo elevados, rocas fisuradas o suelos arcillosos
altamente cohesivos. Por tanto, no será aconsejable un
planteamiento de bombeos superficiales ante suelos de arenas
uniformes, arenas limosas, rocas blandas o areniscas con estratos
no cementados. Los aspectos hidrogeológicos favorables se darán
cuando nos hallemos ante descensos modestos, alejados de
fuentes de recarga y acuíferos libres.

Igualmente nos hallaremos en situación favorable cuando sea


posible la ejecución de la excavación con taludes que ofrezcan
pendientes suaves. También cuando la contención vertical de los
suelos sea confiada a sistemas en profundidad que garanticen la
estabilidad ante sifonamiento o levantamiento de fondo, tales como
tablestaca, muros pantalla o similares, con suficiente
empotramiento y los descensos de escasa relevancia,
generalmente no superiores a 2 o metros. En línea con lo anterior,
estructuralmente hablando, nos hallaremos en situación favorable
cuando la obra a ejecutar prevea cimentaciones someras y de
cargas ligeras.

Sumidero completamente equipado, previo a la ejecución de la excavación

El sistema de bombeos superficiales, generalmente no presenta


restricciones elevadas al bombeo, excepto en la calidad del vertido
de agua por los posibles arrastres de finos, presentando un bajo
riesgo de vertido inadecuado en su descarga, con efectos
negativos. Alguno de estos efectos son la obstrucción total o parcial
de arenas y lodos de los colectores generales de las redes públicas
de alcantarillado o la coloración del agua del mar cuando el vertido
con arrastres es realizado directamente al mar, provocando las
manchas costeras características.
XII. SISTEMA DE PREDRENAJE

Estos sistemas provocan el descenso de potencial hidráulico hasta una


cota que permita la ejecución de la excavación bajo condiciones
practicables y en condiciones de estabilidad y seguridad, tanto para la
obra como para las estructuras colindantes. Para ello deberá ser diseñado
e implementado un sistema de bombeo, generalmente basado en una red
de pozos profundos, bombeos asistidos por vacío u otros métodos. Estos
métodos pretenden que la excavación se realice en seco. Dentro de este
tipo de sistemas de control se comentarán más adelante el de bombeos
asistidos por vacío.

a. SISTEMA ASISTIDO POR VACIOS

Es uno de los sistemas de mayor versatilidad, pues se puede


plantear su uso en la mayoría de suelos, con horquillas de caudales
que pueden oscilar desde los pocos litros por minuto, en suelos de
moderada a baja permeabilidad, a varios cientos de litros minutos
en suelos de alta permeabilidad. Su mejor rendimiento lo ofrece en
suelos de matriz arenosa homogénea, con ausencia de limos y
comportamiento no plástico. El término comercial con el que se
hace referencia a los grupos de bombeo que combinan un módulo
o cuerpo de bombeo de agua y un módulo de bombeo de aire
destinado a provocar depresión en el circuito, es equipos de
bombeo wellpoint.

b. DEFINICIÓN DE UN SISTEMA DE BOMBEO ASISTIDO POR


VACÍO WELLPOINT

Un sistema de bombeo wellpoint se encentra integrado por un


conjunto de filtros hincados en el suelo (filtros wellpoint),
generalmente cercando el perímetro de la excavación a realizar,
unidos a un colector general mediante latiguillos flexibles. Este
colector general, a su vez se encuentra conectado a la aspiración
de una bomba de eje horizontal, la cual evacuará las aguas
bombeadas a desagües apropiados.
Esquema de implante de un sistema de bombeo wellpoint en un área extendida

Dado el reducido margen disponible de capacidad de elevación de


agua disponible en los sistemas de vacío, es esencial optimizar las
cotas de ubicación de los elementos principales de la instalación.
Como advertimos, un sistema de control de nivel freático basado
en bombos del tipo wellpoint, tiene su mayor eficiencia ante suelos
de arena gruesa, de comportamiento no plástico y exenta de finos,
cuando los descensos de nivel freático no sean superiores a 4
metros y no existan barreras verticales de contención del suelo, que
modifique la red de flujo horizontal libre.

c. ASPECTOS ESENCIALES DEL MONTAJE Y DISPOSICIÓN DE


UN SISTEMA DE BOMBEO WELLPOINT

Los filtros, habitualmente serán hincados en el terreno, de forma


manual, mediante inyección de agua a presión. Como referencia
daremos valores de caudales del entorno de 20 l/s y presión de 8
bars, que serán suficientes para formaciones de arenas
homogéneas, de grado medio a gruesas.

Esquema de montaje de un filtro wellpoint mediante inyección de agua


XIII. SISTEMA DE DIAFRAGMAS

Estos sistemas actúan como barreras impermeables al flujo, a base de


tablestacas, muros pantalla estructurales, pantallas de lodos, sistemas de
congelación y otros. En muchas ocasiones son utilizados en combinación
con los sistemas de bombeo.

a. TABLESTACAS

Las tablestacas (tablestacados, muro de tablestacas) que están


conectadas en las cerraduras forman un muro continuo. El uso más
común de esta estructura son las ataguías o los pozos de
cimentación temporalmente asegurados. Las tablestacas suelen
ser apisonadas o vibradas. Las tablestacas permanentes también
se suelen construir como protección contra inundaciones, muros de
terraplén y en el proceso de remediación de suelos contaminados.

b. MUROS PANTALLA

Los Muros Pantalla constituyen un tipo de Cimentación


Profunda muy usada en edificios de altura, que actúa como
un muro de contención y brinda muchas ventajas por ahorro de
costes y mayor desarrollo en superficies.

Es la tipología de Cimentaciones más difundida en áreas urbanas


para edificios con sótano en un predio entre medianeras, en
parkings y a modo de barreras de contención de agua subterránea
en túneles y carreteras.

El muro pantalla es un muro de contención que se construye antes


de efectuar el vaciado de tierras, y transmite los esfuerzos al
terreno.

Estos elementos estructurales subterráneos se emplean también


en forma temporal para la contención y retención de paredes.
Proceso de construcción de un muro pantalla

XIV. PRECAUCIONES

 Es muy importante la seguridad, por lo que no debe olvidar usar


guantes, casco, lentes anti impacto y chaleco refractivo.

 Ten mucho cuidado con los derrumbes, para evitarlos tiene que haber
hecho un estudio previo del suelo para ver su dureza.

 Las malas prácticas de las excavadoras también ocasionan


derrumbes, si no sabes cómo usar una, es mejor que una persona
calificada lo haga.

XV. CONCLUSIONES

 La variación de la posición del nivel freático tiene una influencia


sumamente importante en la capacidad de carga admisible de
cimentaciones superficiales. En algunos casos, estructuras de
cimentación de anchos menores pueden presentar una CCA () mayor
que las que cuentan con anchos mayores, esto debido a la ubicación
del nivel freático con respecto a la estructura misma.

 El diseño de estructuras de cimentación debe considerar las


variaciones estacionales del nivel freático y sobre todo establecer cuál
puede ser el nivel más cercano a la superficie que pueda alcanzar.
Con base en este tipo de investigaciones se puede establecer el tipo
de fundación más apropiado desde el punto de vista de su CCA, y
además, desde un punto de vista económico, se puede evitar invertir
en estructuras que no brindan una mejoría significativa en términos de
CCA.
 La profundidad que deben alcanzar estas estructuras es variable en
función de las litologías presentes en cada zona del llano. En cualquier
caso, es recomendable empotrarlas en materiales resistentes que
permitirán sostener las cargas transmitidas sin producir asientos
diferenciales excesivos en los edificios y dar estanqueidad al recinto
entrepantallas dado el nivel freático alto, que además tiende a
ascender.

XVI. RECOMENDACIONES

 Es recomendable en cuanto a la construcción tomar medidas preventivas


usando materiales adecuados para la construcción de viviendas, y de esta
manera evitar o postergar al máximo problemas en un futuros en la
edificación.

 Cuando se retira el agua con algún tipo de maquinaria, se tiene que tomar
en cuenta de donde proviene el agua, ya que si solo se retira el agua sin
tener en cuenta de donde proviene, este después de un cierto periodo de
tiempo podría retornar y dañar toda obra construida.

 Se recomienda al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento


previo las autorizaciones de las habilitaciones urbanas se debe realizar
estudios de variación del nivel freático.

 Se recomienda al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento


incluir dentro de la norma E.050 que para profundidades de cimentación
por debajo de la napa freática; en el cálculo de capacidad portante se
debe tomar en cuenta la variación del peso específico, desde un peso
específico natural hasta un peso específico sumergido, pasando por el
peso específico saturado.

 Se recomienda el monitoreo de la napa freática a través de freatimetros,


para determinar los rangos de variación que generen información para un
adecuado dimensionamiento de las estructuras de cimentación.

 Se recomienda a la entidad responsable, que, al momento de los trabajos


de habilitación urbana, deben realizar estudios de drenaje.
XVII. CONSEJOS IMPORTANTES

 No olvides hacer los estudios previos del suelo al querer abatir el alto
nivel freático en las cimentaciones, profundidad del nivel freático
(Freatimetria) y composición del suelo.

 Estos métodos también son utilizados en la agricultura, pero no es lo


más común. En agricultura se utilizan otros métodos más complejos.

 Recuerda que la profundidad del nivel freático depende de muchos


factores como la pluviosidad de la tierra hasta lo que el hombre extrae.

 No estaría de más poder hacerle pruebas al agua para verificar su


potabilidad y su posible utilización como recurso hídrico.

XVIII. BIBLIOGRAFÍA

 Bustamante U., J. (2007). Remediación de suelos y aguas


subterráneas por contaminación de hidrocarburos en los
terminales de Mollendo y Salaverry de la costa peruana (Tesis
depregrado).Universidad Nacional de Ingeniería, Lima, Perú.

 Delgado M., F. ; Luque P., G. y Fidel S., L. (2012). Evaluación


Ingeniero – Geológica del deslizamiento de San Luis.Informe técnico,
Ancash, Per

 Fletcher, Gordon A. & Vernon A., Smoots. (1991). Estudios de suelos


y cimentaciones en la industria de la construcción. México: Limusa.