You are on page 1of 6

UNIVERSIDAD TÉNICA DE AMBATO

FACULTAD DE CIENCIA E INGENIERÍA EN ALIMENTOS

CARRERA DE BIOTECNOLOGÍA

BIOLOGÍA

INTEGRANTES: Kevin Arguello NIVEL: Primero


Miguel Carrera PARALELO: “A”
Daniel Guaitara FECHA: 01/06/2018
Luis Ortega

DOCENTE: Dr. Carlos Rodríguez

EL AGUA

La molécula más abundante, entre las que componen a los seres vivos, es el agua, que constituye entre el 50 y
el 95% del peso de cualquier silidadstema vivo. La vida en este planeta comenzó en el agua y actualmente,
dondequiera que encontremos agua líquida, podemos encontrar vida. El agua cubre las tres cuartas partes de
la superficie de la Tierra, siendo el líquido más común de nuestro planeta. Este líquido posee propiedades
extraordinarias sin las cuales sería improbable que la vida hubiese evolucionado sobre la Tierra.

LA ESTRUCTURA DEL AGUA

La molécula de agua está constituida por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Cada uno de los átomos
de hidrógeno está unido a un átomo de oxígeno por un enlace covalente, el único electrón de cada átomo de
hidrógeno es compartido con el átomo de oxígeno, que también contribuye con un electrón a cada enlace.

La molécula de agua, posee carga neutra y tiene igual número de electrones y protones. Sin embargo, es una
molécula polar. El núcleo de oxígeno “arrastra” electrones fuera del núcleo de hidrógeno, dejando a estos
núcleos con una pequeña carga positiva neta. El exceso de densidad de electrones en el átomo de oxígeno crea
regiones débilmente negativas en los otros dos vértices de un tetraedro imaginario.

Cuando una de estas regiones cargadas se aproxima a una región de carga opuesta de otra molécula de agua,
la fuerza de atracción forma entre ellas un enlace conocido como puente de hidrógeno. En el agua, los puentes
de hidrógeno se forman entre un “vértice” negativo de una molécula de agua con el “vértice” positivo de otra.
Cada molécula de agua puede establecer puentes de hidrógeno con otras cuatro moléculas de agua.

Cualquier puente de hidrógeno simple es significativamente más débil que un enlace covalente o uno iónico y
tiene una vida extraordinariamente corta (un cien mil millonésimo de segundo). Pero, cuando uno se rompe,
se forma otro. En conjunto, los puentes de hidrógeno tienen una fuerza considerable y hacen que las moléculas
de agua, en condiciones normales de temperatura y presión, se aferren estrechamente formando un líquido.
CONSECUENCIAS DEL PUENTE DE HIDRÓGENO

Tensión superficial

La tensión superficial es una consecuencia de la cohesión, o la atracción mutua, de las moléculas de agua. La
cohesión (unión de moléculas de la misma sustancia). La adhesión es la unión de moléculas de sustancias
distintas. El único líquido con una tensión superficial mayor que la del agua es el mercurio. Los átomos de
mercurio se atraen tan fuertemente entre sí que tienden a no adherirse a nada más.

El agua, a causa de sus cargas positivas y negativas, se adhiere fuertemente a cualquier otra molécula con carga
y a superficies cargadas eléctricamente. La capacidad “humectante’’ del agua (capacidad para cubrir una
superficie) resulta de su estructura polar y su cohesividad.

Acción capilar e imbibición

La acción capilar o capilaridad, resultado de la combinación de la cohesión y la adhesión del agua permiten
que esta ascienda por tubos de vidrio muy finos, en un papel secante, o que atraviese lentamente los pequeños
espacios entre las partículas del suelo y, de esta manera, esté disponible para las raíces de las plantas.

La imbibición, o absorción, es la penetración capilar de moléculas de agua en sustancias tales como la madera
o la gelatina que, como resultado de ello, se hinchan. Las presiones desarrolladas por imbibición pueden ser
sorprendentemente grandes.

Resistencia a los cambios de temperatura

La cantidad de calor que requiere una cantidad dada de sustancia para que se produzca un aumento dado de
temperatura, es su calor específico. El calor (medido en calorías) refleja la energía cinética total de un grupo
de moléculas, incluyendo la magnitud de movimientos moleculares, la masa y la cantidad de moléculas en
movimiento. Por el contrario, la temperatura refleja la energía cinética promedio de las moléculas.

Los puentes de hidrógeno del agua tienden a restringir el movimiento de las moléculas. Para que la energía
cinética de las moléculas de agua aumente suficientemente como para elevar la temperatura, primero es
necesario romper cierto número de los puentes de hidrógeno que mantienen juntas a las moléculas.

El agua, al poseer un alto calor específico, para una tasa dada de ingreso de calor, su temperatura aumentará
más lentamente que la temperatura de casi cualquier otro material. Por su parte, la temperatura caerá más
lentamente cuando se elimina calor. Dado que se necesita mucho ingreso o pérdida de calor para subir o bajar
la temperatura del agua, esta es relativamente constante. Esta constancia de la temperatura es crítica, ya que
las reacciones químicas biológicamente importantes se dan en un intervalo estrecho de temperaturas.

Vaporización

La vaporización o evaporación es el proceso mediante el cual un líquido cambia su estado a gaseoso. El agua,
a 100 °C y a una presión de una atmosfera, necesita 540 calorías para convertir un gramo líquido en vapor.
El alto grado de vaporización del agua se debe a los puentes de hidrogeno. Este proceso ocurre debido a que
las moléculas abandonan la superficie y se trasladan al aire. La tasa de vaporización aumenta cuando el líquido
se encuentra a mayor calor, haciendo que las moléculas de este se muevan rápidamente. Para que una molécula
sufra esta alteración se necesita que los puentes de hidrogeno de rompan, esto gracias a la energía térmica, es
decir, cuando surge la evaporación las moléculas llevan consigo una gran cantidad de calor.

Para el caso de los animales y plantas la evaporación sirve como regulador del exceso de calor, es decir,
estabiliza la temperatura de los organismos.

Congelamiento

El proceso mediante el cual el agua sufre un cambio en su estado de líquido a sólido se denomina
congelamiento, a través de este el agua muestra como característica el aumento de la densidad, es decir, la
masa del material en un volumen determinado aumenta a medida que la temperatura desciende. Este fenómeno
se da debido a que las moléculas se mueven lentamente, gracias a esto, pueden formar puentes de hidrógeno
al disminuir el espacio entre ellas.

Cuando la temperatura del agua se acerca a 4 °C las moléculas se mueven lentamente y son capaces de formar
puentes de hidrógeno con cuatro moléculas, sin embargo, su geometría molecular hace que las moléculas
cuando la temperatura desciende de los 4°C se separen para mantener el número de puentes en la estructura
estable.

El punto de congelación del agua es a los 0°C, en este punto se crea un retículo abierto, formándome la
estructura de un cristal de hielo estable, así el hielo ocupara más espacio que el agua en su estado líquido,
siendo el agua sólida menos densa que en su estado líquido. Si esto no sucediera, se contrajera haciendo que
el hielo sea más denso que el agua líquida, a través de esto, en ecosistemas acuáticos como lagos y ríos el agua
solida ocupara un lugar en el fondo. Pero la capa que en realidad se forma protege a los organismos
manteniendo la temperatura, por debajo de la capa de hielo, en su punto de congelación.

De igual manera para que el agua logre cambiar su estado sólido a líquido, 0°C es el punto de fusión. A medida
que el hielo se funde extrae calor de sus alrededores, enfriándolo, y con esto rompe sus puentes de hidrógeno,
al contrario, en la congelación mientras el agua cambia su estado libera la misma cantidad de energía térmica.

CICLO ESTACIONAL DE UN LAGO

La capa superior del agua se denomina epilimnion, en verano, se calienta por acción del sol y del aire,
aumentando su temperatura a diferencia de las capas inferiores. A la capa media se la denomina termoclina y
se caracteriza por que se ocasiona una caída abrupta de la temperatura obstruyendo el paso de nutrientes a la
tercera capa, el hipolimnion, donde se produce el estancamiento estival.

En otoño la temperatura del epilimnion decae hasta igualar al hipolimnion haciendo que el agua más caliente
de la capa media suba a la superficie, produciéndose el recambio otoñal. Con ayuda del viento el agua de
mayor temperatura recorre toda la superficie, de esta manera el oxígeno vuelve a las profundidades y los
nutrientes de las bacterias que habitan allí son liberados a la superficie.

A medida que Avanza el invierno la temperatura en la superficie desciende hasta por debajo de los 4°C,
congelándose en varios sectores, este proceso se denomina estratificación invernal, mientras que en la
primavera el hielo se funde y el agua de la superficie se calienta y se hunde hasta el fondo, a través de esto se
genera el recambio primaveral.

EL AGUA COMO SOLVENTE

La mezcla uniforme de dos o más sustancias es denominada solución, y la sustancia, generalmente liquida,
que se encuentra en mayo cantidad es el solvente, mientras que las sustancias que se encuentran en menores
cantidades son solutos.

La polaridad de las moléculas de agua es la responsable de la capacidad solvente de esta. Estas moléculas
polares son capaces de separar sustancias iónicas.

Moléculas indispensables para los organismos vivos unidas covalentemente como azucares, tienen cargas
parciales, negativas o positivas, ejerciendo a través de su núcleo diferente atracción por los electrones, de esta
manera son capaces de atraer moléculas de agua y disolverse. Cuando las moléculas polares se disuelven
rápidamente se denominan hidrofílicas.

En el caso contrario se encuentran sustancias como grasas, que carecen de regiones polares y tienden a ser
insolubles. Estas tienden a juntarse debido a que los puentes de hidrogeno actúan como fuerza excluyente a
moléculas no polares, este tipo de moléculas son hidrofóbicas.

IONIZACIÓN DEL AGUA ÁCIDOS Y BASES

Cuando el agua se ioniza, un núcleo de hidrógeno (es decir, un protón) se desplaza desde el átomo de oxígeno
al cual está unido mediante enlace covalente, hacia el átomo de oxígeno con el cual tiene un enlace de
hidrógeno. En el agua líquida existe cierta tendencia a que un átomo de hidrógeno salte del átomo de oxígeno
al cual está unido en enlace covalente a otro átomo de oxígeno con el cual tiene un enlace de hidrógeno. En
esta reacción se producen dos iones, el ion Hidronio (H3O+) con carga positiva, y el ion hidróxido (OH-) con
carga negativa.

HOH ⇋ H+ + OH-

Las flechas indican que la reacción ocurre en ambas direcciones y el hecho de que la flecha que apunta hacia
HOH es más larga indica que, en el estado de equilibrio, la mayoría parte del H2O no está ionizada.

En el agua pura, la cantidad de iones H+ es exactamente igual a la de iones OH- esto tiene que ser así porque
ninguno de ambos iones se puede formar sin el otro cuando sólo existen moléculas de H 2O.

Una solución adquiere las propiedades que reconocemos como ácidos cuando la cantidad de iones H + es mayor
que los iones OH- Así un ácido es una sustancia que produce un aumento de la cantidad relativa de iones OH -
Ácidos y bases fuertes y débiles

Los ácidos y las bases fuertes son sustancias, como HCl y NaOH que se ionizan casi por completo en agua,
ocasionando aumentos relativamente grandes en las concentraciones de los iones H + y OH-. Los ácidos y las
bases débiles, en cambio se ionizan poco y producen aumentos relativamente pequeños en la concentración de
los iones H+ y OH-. Si agregamos HCl al agua obtenemos la siguiente reacción la cual contiene NaOH.

H+ + Cl- + Na+ + OH- → H2O + Na+ + Cl-

En esta reacción se agregó un ácido y una base de concentración comparable en cantidades equivalentes por
lo tanto la solución no tendrá exceso de iones H+ ni OH-.

ESCALA DE PH

Expresa el grado de acidez, ya que el pH es el logaritmo negativo de la concentración de hidrógeno en moles


por litro. Cuando se tiene un pH 7 las concentraciones de H + y OH- libres son exactamente iguales y se dice
entonces que el agua pura es neutra en cambio todo pH menor de 7 es ácido y todo pH mayor a 7 es básico ya
que cuanto menor el número de pH mayor es la concentración de iones de hidrógeno por ejemplo pH 2 significa
10−4 moles de hidrógeno por litro de agua 1/100 moles por litro.

Con la escala del pH se puede definir mejor a los ácidos y bases. Una ácido es una sustancia que produce un
aumento de la cantidad de iones H+ y una disminución de la cantidad de iones OH- en una solución. Toda
solución cuyo pH es menor de 7 (más de 10−7 moles de iones H+ por litro) es ácida.

En cambio, en una base es una sustancia que produce una disminución de la cantidad de iones H + y un aumento
de la cantidad de iones OH- en una solución. Algunas bases, como NaOH, donan iones OH - a la solución y
otras, como el grupo –NH2, son receptores de ion hidrógeno que retiran H+ de la solución. Toda solución cuyo
pH es mayor de 7 (menos de 10−7 moles de iones H+ por litro) es básica.

Amortiguadores(buffers)

Es importante que el pH se mantenga constante ya que este afecta la velocidad de las reacciones químicas.
Para poder resistir los cambios fuertes y repentinos de pH se utilizan los denominados amortiguadores o
buffers. Estos son combinaciones dadoras y aceptoras de H+ de ácidos o bases débiles. Los buffers son más
eficaces cuando sus concentraciones de formas aceptoras y dadoras de H+ son iguales.

En el torrente sanguíneo de los humanos el principal buffer es el par ácido-base H2CO3 – HCO3-. En este caso
el dador es H2CO3 y el aceptor es HCO3-. De esta forma cuando ingrese H+ este se combinará con HCO3- y
formara H2CO3. En caso de que ingrese OH- el H2CO3 donará uno de sus H+, el cual reacciona y forma H2O,
más H2CO3 tiende a ionizarse para reemplazar el H+ a medida que está siendo usado.

El control del pH en la sangre va más allá, ya que el H2CO3 está en equilibrio con el CO2 de la siguiente forma
H2O + CO2 ⇋ H2CO3. Ademas que el CO2 disuelto en la sangre también está en equilibrio con el CO2 de los
pulmones. Si la sangre se carga con un exceso muy grande de ácido o base, el buffer fallará, pero en
condiciones normales es capaz de ajustarse continua y muy rápidamente a las pequeñas y constantes adiciones
de ácidos o bases que habitualmente se producen en los fluidos corporales.

LLUVIA ÁCIDA
El promedio normal del agua de lluvia es de aproximadamente 5.6 el pH bajo se atribuye fundamentalmente a
los ácidos hallados en el agua de lluvia como ácido sulfúrico y ácido nítrico que se ionizan completamente en
solución acuosa liberando iones de hidrógeno. Estos ácidos se forman cuando los óxidos gaseosos del azufre
y del nitrógeno reaccionan con el vapor de agua y otros gases del aire.

El efecto nocivo de los óxidos de azufre para la vegetación se puso de manifiesto hacia la vuelta del siglo,
cuando se inauguró una gran fundición de cobre en un área montañosa de Tennessee. A los dos años había
muerto toda la vegetación en la que fuera la rica región forestal que rodeaba la fundición, para solucionar este
problema se decidió construir chimeneas, pero los contaminantes solo eran llevados a miles de kilómetros que
luego regresan a la tierra con la lluvia esto paso a ser un problema internacional, de las consecuencias
biológicas de la lluvia ácida dependen de las características del suelo y de las rocas subyacentes sobre las
cuales cae, las cuales pueden crear un amortiguador del sistema y si no logran tener este amortiguador el pH
desciende en forma gradual y continua, como resultado de las adiciones repetidas de lluvia ácida.

Sus efectos en las plantas dependen de las condiciones del suelo y la especie de la planta. Entre los efectos que
produce están la reducción en diversos factores como la germinación de semillas, en la cantidad de plántulas
maduras, en el crecimiento y en la resistencia a las enfermedades. Además de que si el suelo no está bien
amortiguado se reducirá la cantidad de nutrientes. La evidencia nos indica que la lluvia ácida es uno de los
mayores problemas de la contaminación. Algunas de las consecuencias que pueden dar a los sistemas
biológicos son: reducción en el rendimiento de cultivo, perdidas de áreas de pesca, diminución en la producción
de madera, mayor necesidad de fertilizante. Además, el costo económico y social de remediación de la lluvia
ácida es tan alto como el de permitir que continúen.