Вы находитесь на странице: 1из 24

actitudes y valores

Unidad 2
Manejo de emociones
Índice
Listado de figuras y tablas 1

Introducción 2

Objetivos 2

Unidad 2: Manejo de emociones

1. Definición de emociones 3

2. Proceso emocional 6

2.1 Identificación de creencias irracionales 8

3. Manejo de emociones 10

3.1 Importancia del manejo de emociones  10

3.2 Habilidades para mejorar el manejo de emociones 11

3.3 Técnicas para manejar emociones 17

Mapa conceptual 20

Glosario 21

Referencias bibliográficas 22
Listado de figuras y tablas

Figuras

• Figura 1. Las emociones 3

• Figura 2. Concepto de emoción 4

• Figura 3. Emociones primarias o básicas 5

• Figura 4. Emociones secundarias o complejas 5

• Figura 5. Círculo de las emociones de Plutchik (1980) 6

• Figura 6. Depende de mí manejar las emociones de manera positiva para

sentirme bien 10

• Figura 7. Aprendo a reconocer y expresar mis emociones 12

• Figura 8. Puedo lastimar a otros si no expreso adecuadamente mis emociones 13

• Figura 9. Tomo distancia para aclarar mis ideas cuando las emociones

me sobrepasan 13

• Figura 10. Las creencias irracionales generan conductas autodestructivas

y emociones negativas  14

• Figura 11. Las creencias racionales generan conductas de autoayuda

y emociones positivas 16

• Figura 12. Coloreo para exteriorizar lo que siento 17

• Figura 13. Imagino situaciones para descargar mi agresividad 18

Tablas

• Tabla 1. Diferentes interpretaciones frente a una misma situación 7

• Tabla 2. Tabla comparativa de creencias irracionales y racionales 8

1
Introducción

Las emociones forman parte de nuestra vida diaria; por ello, es fundamental que aprendamos

a reconocerlas. Si logramos manejarlas adecuadamente, podremos sentirnos y actuar de

manera más saludable: resolveremos nuestros problemas, alcanzaremos nuestras metas

con mayor facilidad y estableceremos mejores relaciones interpersonales.

En esta unidad, se pretende que el participante aprenda a manejar sus emociones, con la

finalidad de que estas tengan un impacto positivo en la forma de enfrentar las diferentes

situaciones de la vida cotidiana.

Objetivos

Objetivo general

Reconocer y desarrollar habilidades para controlar las propias emociones.

Objetivos específicos

• Identificar la importancia del manejo de emociones en la vida cotidiana.

• Reconocer las emociones propias y expresarlas en forma saludable.


• Identificar las creencias irracionales y transformarlas en creencias racionales.

2
Unidad 2
Manejo de emociones

1. Definición de emociones
Las emociones son respuestas o reacciones naturales que experimentamos frente a las

situaciones que vivimos, y que influyen en nuestra manera de pensar y de actuar.

«Para Goleman (1996), la inteligencia emocional se refleja en la manera en que las personas

interactúan con el mundo. Las personas emocionalmente inteligentes toman muy en cuenta

sus propios sentimientos y los de los demás; tienen habilidades relacionadas con el control

de los impulsos, la autoconciencia, la valoración adecuada de uno mismo, la adaptabilidad,

la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental, que configuran

rasgos de carácter como la autodisciplina, la compasión o el altruismo, indispensables para

una buena y creativa adaptación» (Gallego, González, Vivas, 2007, p. 15).

Figura 1. Las emociones


Fuente: https://goo.gl/fbMi9d

En la actualidad, muchos investigadores afirman que se carece de una definición de emoción

con la que todos concuerden; no obstante, existen indicadores que permiten esclarecer esta

noción (Gallego et al, 2007):

3
• La emoción es un proceso complejo, donde se integran las respuestas neurofisiológicas,

motoras y cognitivas.

• En los seres humanos, la emoción y el proceso cognitivo están integrados.

• «Nuestro bagaje emocional tiene un extraordinario valor de supervivencia y esta

importancia se ve confirmada por el hecho de que las emociones han terminado

integrándose en el sistema nervioso en forma de tendencias innatas y automáticas

(Goleman, 2001)» (Gallego et al, 2007, p. 17).

• «Existe una razón para que seamos emocionales. Nuestras emociones son parte de

nuestra inteligencia. Es necesario resolver la división entre lo emocional y lo racional,

dando un nuevo paso evolutivo cultural (Greenberg, 2000)» (Gallego et al, 2007, p. 18).

De acuerdo con Bisquerra (2003), una emoción se produce de la siguiente forma:

• Unas informaciones sensoriales llegan a los centros emocionales del cerebro.

• Como consecuencia, se produce una respuesta neurofisiológica.

• El neocórtex interpreta la información.

Según este mecanismo, «una emoción es un estado complejo del organismo caracterizado

por una excitación o perturbación que predispone a una respuesta organizada. Las emociones

se generan como respuesta a un acontecimiento externo o interno» (Bisquerra, 2003, p. 12).

Figura 2. Concepto de emoción


Fuente: Bisquerra, R. (2003). Educación emocional y competencias básicas para la vida.
Revista de Investigación Educativa, 21(1), p. 12.

4
Según el psicólogo social Robert Plutchik (1980), quien ideó el círculo de las emociones,

existen ocho emociones básicas o primarias que se pueden expresar en cuatro, y en sus

contrarias.

Figura 3. Emociones primarias o básicas


Fuente: Kallpa, PUCP (2008). Fortaleciendo la autoestima y las habilidades para la vida.
En Habilidades para Convivir Mejor. Lima: Kallpa, PUCP.

A partir de la combinación de dos de estas emociones primarias, surgen nuevas emociones

que Plutchik (1980) denomina secundarias o complejas.

Figura 4. Emociones secundarias o complejas


Fuente: Kallpa, PUCP (2008). Fortaleciendo la autoestima y las habilidades para la vida.
En Habilidades para Convivir Mejor. Lima: Kallpa, PUCP.

En el interior de la figura 5, aparecen las ocho emociones primarias. A partir de la combinación

de estas, se presentan las emociones secundarias en la parte exterior.

5
Figura 5. Círculo de las emociones de Plutchik (1980)
Fuente: Kallpa, PUCP (2008). Fortaleciendo la autoestima y las habilidades para la vida.
En Habilidades para Convivir Mejor. Lima: Kallpa, PUCP, p. 52.

Después de identificar las emociones primarias y las secundarias o complejas, comprendemos

que las emociones están presentes cada día, aunque frecuentemente no seamos conscientes

de ello. Es importante aprender a manejarlas para que influyan de manera positiva en

nuestra vida.

2. Proceso emocional
En la vida cotidiana, surgen situaciones o hechos que nos involucran o afectan, lo que

genera una emoción. Por ejemplo, si nuestra pareja llega tarde a una cita, nos enfadaremos;

si acudimos a una entrevista de trabajo, experimentaremos temor, etcétera. No obstante,

a pesar de que las situaciones provocan emociones, existe un elemento importante que

causa una determinada emoción y no otra: el pensamiento o idea, la interpretación de dicha

situación. Esto permite entender que las personas pueden experimentar diferentes tipos de

emociones y reacciones frente a una misma situación.

Los pensamientos o ideas que surgen frente a determinadas situaciones se originan a partir

de las experiencias significativas que viven las personas, de ahí que la manera de procesarlas

sea diferente. A continuación, revisaremos el caso de la tardanza en una cita.

6
Tabla 1. Diferentes interpretaciones frente a una misma situación

Situación Pensamiento/ Emoción Reacción


Interpretación

Persona 1 Tardanza ¿Le habrá pasado algo? Ansiedad, Llama con


de la pareja Tal vez se accidentó. angustia, insistencia a la
a una cita. miedo. pareja.

Persona 2 Tardanza ¿Qué se habrá creído Cólera, No espera, se


de la pareja para hacerme esperar? rabia. va enojado(a).
a una cita. Piensa que es muy
importante.

Persona 3 Tardanza ¿Habrá tenido algún Serenidad. Espera


de la pareja inconveniente en el tranquilo(a)
a una cita. trabajo o tal vez habrá hasta que
sido el tráfico? aparezca y
pregunta qué
sucedió.

Fuente: Adaptado de Kallpa (2005). Participación en la escuela y la comunidad.


En Guías para el protagonismo estudiantil. Guía 4: Habilidades para la vida. Lima: Kallpa, PUCP.

Como se observa en la tabla 1, la forma de reaccionar de cada persona es diferente, está

influenciada por sus experiencias personales y sus aprendizajes. Cada pensamiento o idea

genera una emoción y, si no la reconocemos, no seremos capaces de regularla y podríamos

lastimar a alguien o a nosotros mismos. Por ejemplo, en el caso de la persona 2, la emoción

manifiesta es la cólera; si esta no se regula, es probable que, sin escuchar razones, le

reclame a su pareja la tardanza, le diga palabras hirientes y dañe la relación.

Si bien los ejemplos anteriores permiten tener una noción sobre pensamiento, emoción

y reacción, este es un proceso inconsciente que no es percibido. En la mayoría de casos,

solo nos percatamos de la reacción, por lo que debemos entrenar para detectar nuestras

emociones. Es importante explicar que la idea, el pensamiento o la interpretación que se

le da a una situación muchas veces está cargada de creencias inadecuadas o negativas,

7
llamadas también creencias irracionales, las cuales generan emociones que no influyen de

manera positiva en el desarrollo personal y en las relaciones interpersonales.

Actividad 1

Plantea ejemplos similares a los propuestos en la tabla 1.

Situación Pensamiento/ Emoción Reacción


Interpretación

Persona 1

Persona 2

Persona 3

2.1 Identificación de creencias irracionales


En la tabla 2, revisaremos algunos ejemplos de creencias irracionales.

Tabla 2. Tabla comparativa de creencias irracionales y racionales

Creencia irracional Creencia racional

Para ser una persona valiosa, todo debe No somos seres perfectos, tenemos
salirme bien, nunca debo fallar. limitaciones. Lo importante es
comprometernos con lo que hacemos.

8
Las personas que se comportan de manera Ciertos actos de algunas personas son
inadecuada, desconsiderada o injusta son inadecuados. Sin embargo, pueden cambiar
condenables. si se lo proponen.

Es horrible cuando las cosas no salen como No todo ocurrirá como lo deseo.
me gustaría.

Mi malestar emocional se origina por Mi malestar emocional es causado por la


factores externos que se encuentran fuera manera en que pienso y siempre puedo
de mi control. No hay nada que pueda cambiarla.
hacer.

Si una situación es incierta, me debo sentir No sirve de nada ponerme ansioso por algo
ansioso por lo que pueda pasar. que aún no ha ocurrido.

Si una responsabilidad o dificultad me Las cosas se consiguen con esfuerzo. Puedo


genera incomodidad o dolor, debo evitarla. tolerar la incomodidad, aunque no me
guste.

Yo solo no puedo dirigir mi vida. Necesito Es mejor actuar y pensar de modo más
de alguien más fuerte de quien depender o independiente para aprender por mí mismo.
en quien confiar. Nadie tiene la verdad absoluta, todos
cometemos errores.

Si algo que me ocurrió en el pasado me No es la situación lo que me afecta, sino los


afectó profundamente; entonces, aún me pensamientos que tengo sobre ella. Puedo
afecta y causa mi conducta actual. cambiar.

Uno debe sentirse absolutamente Si me preocupo exageradamente por los


preocupado por los problemas y las problemas de los demás, solo empeoraré la
perturbaciones de las personas más situación. Ayudaré mejor si estoy sereno.
cercanas.

Debería existir una solución precisa y El mundo está lleno de probabilidades y


perfecta para todo problema. Debo tener la oportunidades. Podemos disfrutar la vida
certeza de encontrarla. a pesar de no tener una certeza o verdad
absoluta.

Fuente: Kallpa, PUCP (2008). Fortaleciendo la autoestima y las habilidades


para la vida. En Habilidades para Convivir Mejor. Lima: Kallpa, PUCP, p. 60.

9
Las creencias irracionales son pensamientos o ideas que no están relacionadas con

la realidad. Según Albert Ellis, el creador de la terapia racional emotiva (TRE), es

necesario descubrir las irracionalidades de nuestros pensamientos y, con ello, sanar las

emociones dolorosas, que son consecuencias de los esquemas mentales distorsionados

(Moreno, párr. 1).

3. Manejo de emociones
Es la capacidad de identificar, detectar y aceptar las emociones, así como regular su frecuencia

y su intensidad, con la finalidad de que influyan de manera positiva en la persona y en sus

relaciones interpersonales.

El manejo de emociones, también llamado regulación emocional, es la «capacidad para

manejar las emociones de forma apropiada. Supone tomar conciencia de la relación entre

emoción, cognición y comportamiento; tener buenas estrategias de afrontamiento; capacidad

para autogenerarse emociones positivas, etc.» (Bisquerra, 2003, p. 23).

3.1 Importancia del manejo de emociones


A diario experimentamos diversas situaciones y todo tipo de emociones, y, si no podemos

expresarlas de manera satisfactoria, nos afectan a nivel personal e interpersonal. Por

ello, es fundamental aprender a ser conscientes de nuestras emociones; así, podremos

manejarlas y orientarlas de manera positiva para sentirnos bien con nosotros mismos

y con los demás.

Figura 6. Depende de mí manejar las emociones


de manera positiva para sentirme bien
Fuente: https://goo.gl/4NLTc3

10
Cuando se reconocen y expresan las emociones en lugar de reprimirlas, evitamos

que nos afecten físicamente, ya que una emoción contenida puede provocar que la

somaticemos, es decir, que afecte involuntariamente nuestro organismo. Por ejemplo,

la rabia no expresada puede producir dolor de estómago o problemas gástricos. En

ocasiones, somos conscientes de nuestras emociones cuando nuestro cuerpo ya las

ha somatizado: cuando detectamos que nos duele la cabeza, nuestras manos sudan,

etcétera. En ese momento, preguntas como ¿en qué pienso?, ¿qué siento? pueden ser

de gran ayuda. Por ejemplo, si detecto que me duele mucho la cabeza, me preguntaré

¿qué pienso? Después de obtener la respuesta, me cuestionaré nuevamente ¿qué


emoción siento?

Saber manejar y regular nuestras emociones es importante porque evitamos que se

acumulen, y las descarguemos de una manera dañina para nosotros y para los demás.

3.2 Habilidades para mejorar el manejo de emociones


Para mejorar nuestras habilidades, es importante tomar en cuenta tres aspectos:

A. Aprender a reconocer nuestras emociones y saber expresarlas

Para ello, realiza los siguientes pasos:

• Para reconocer nuestras emociones, el primer paso es identificarlas y aceptarlas

sin emitir juicios. Por ejemplo: estoy enojado porque mi esposa me mintió o tengo

miedo de que me despidan del trabajo porque hay reducción de personal.


• Recordar otras situaciones en las que hemos experimentado las mismas emociones

y analizar cómo fueron nuestras reacciones, cómo actuamos frente a estas y

cómo las expresamos. Por ejemplo: estuve enojado cuando mi esposa llegó tarde

a un compromiso que tuvimos. Ese día, mi enojo me hizo reaccionar de manera


indiferente, no le hablé a mi esposa durante toda la reunión.

11
Figura 7. Aprendo a reconocer y expresar mis emociones
Fuente: https://goo.gl/MPoE0z

• Analizar si la forma en que nos comportamos mejoró o empeoró la situación, y

de qué otra manera pudimos expresar nuestra emoción para obtener mejores

resultados. Por ejemplo: con mi reacción, provoqué que mi esposa también se

molestara y mostrara indiferencia con los demás invitados. Por ello, tuvimos
que disculparnos y retirarnos del compromiso antes de lo previsto. Mientras
regresábamos a casa, ella increpó mi indiferencia.
• Explorar y descubrir nuevas maneras de expresar nuestras emociones sin dañarnos

ni lastimar a los demás. Es importante recordar que no hay una receta para

ello, pues todos somos diferentes y lo que me funciona a mí no necesariamente

funcionará para otro.

Cuando no expresamos adecuadamente nuestras emociones, estas lastiman. Así,

podemos manifestar nuestras emociones de manera perjudicial en los siguientes

casos:

— Negar la emoción. Por ejemplo: decir no me pasa nada.

— Reprimir la emoción. Por ejemplo: contener el llanto.

— Aislarse.

— Victimizarse.

— Mostrar mal humor o estar irritable sin dar explicación alguna.

— Agredir a otro de forma física o verbalmente.

12
Figura 8. Puedo lastimar a otros si no expreso adecuadamente
mis emociones
Fuente: https://goo.gl/3lpjk1

Por el contrario, existen formas constructivas de demostrar nuestras emociones:

— Contarle a alguien lo que nos sucede y expresarle cómo nos sentimos.

— Tomar distancia para aclarar nuestras ideas y recuperar la calma antes de

responder.

— Buscar formas que nos ayuden a exteriorizar la emoción. Por ejemplo: golpear

una almohada, hacer ejercicios de relajación, salir a caminar, practicar un

deporte o arte, etcétera.

Figura 9. Tomo distancia para aclarar mis ideas cuando


las emociones me sobrepasan
Fuente: https://goo.gl/yChBbZ

13
Actividad 2

Considerando los pasos para aprender a reconocer nuestras emociones y saber


expresarlas adecuadamente, plantea un ejemplo.

• ............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

• ............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

• ............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

B. Aprender a identificar nuestras creencias irracionales

Algunas características de las creencias irracionales son las siguientes:

a. Visión catastrófica y fatalista de las situaciones difíciles. Por ejemplo:

desaprobé un curso, seguro que perderé el año. He estudiado en vano, ya no tiene


sentido continuar.

Figura 10. Las creencias irracionales generan conductas autodestructivas


y emociones negativas
Fuente: https://goo.gl/LEzWyY

14
b. Exigencias absolutas (todo o nada). Por ejemplo: una mujer que tuvo un

problema con su esposo puede pensar todos los hombres son iguales, ninguno es

bueno.

c. Generalización del valor de las personas en función de algún

comportamiento. Por ejemplo: mi esposo me mintió una vez, seguro que me

mentirá siempre.

d. Poca tolerancia a las situaciones difíciles. Por ejemplo: ante una nueva

demanda laboral, un empleado responde es muy difícil, no lo podremos hacer nunca.

De este modo, sin ni siquiera intentarlo, se excusa al decir que para todos es difícil

y que no podrán hacerlo.

Actividad 3

Plantea un ejemplo con las características de las creencias irracionales.

• ............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

• ............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

• ............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

15
e. Analizar las creencias irracionales, confrontarlas y transformarlas en

creencias racionales. Una vez que se identifica la creencia irracional, es necesario

analizar si está de acuerdo con la realidad y, luego, confrontarla. Por ejemplo:

desaprobé un curso, seguro perderé el año. He estudiado en vano, ya no tiene sentido


continuar. Una vez que la identifico, confronto la idea: ¿cuántas veces he reprobado
el curso? ; ¿hay compañeros que suspendieron el curso, pero lo recuperaron? ;
en caso de que desapruebe el curso, ¿qué es lo peor que podría suceder?; ¿si
desapruebo el ciclo, ya no podré repetirlo? El objetivo de la confrontación es analizar
la realidad y evitar que una emoción negativa nos lastime.

Actividad 4

Confronta las siguientes ideas irracionales.

• Una mujer que tuvo un conflicto con su esposo piensa todos los hombres
son iguales, ninguno es bueno.

............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

• Mi esposo me mintió una vez, seguro que me mentirá siempre.

............................................................................................................

............................................................................................................

............................................................................................................

16
Figura 11. Las creencias racionales generan conductas de autoayuda
y emociones positivas
Fuente: https://goo.gl/5IN6u7

3.3 Técnicas para manejar emociones


Las técnicas para manejar las emociones son diferentes, y ayudan a expresarlas y

regularlas; sin embargo, no siempre funcionan en todas las personas, cada una debe

crear, y descubrir sus propias técnicas según su carácter y personalidad. A continuación,

se presentarán algunas técnicas comunes:

a. Contar. Ante una determinada situación (por ejemplo, tu hijo te dice que desaprobó

un curso), cuenta del uno al diez antes de actuar y respira. Mientras cuentas, piensa en

qué dirás y, al llegar a diez, empieza a dialogar.

b. Aplicar el semáforo emocional. Consiste en recordar la función de cada luz del

semáforo (roja = alto, ámbar = prepárate para cruzar, verde = adelante) y ponerlo en

práctica en una situación específica. Por ejemplo: un compañero de trabajo se equivoca

y ambos son sancionados por ese motivo. Entonces, aplica el semáforo: luz roja (alto,

tranquilízate antes de actuar), luz ámbar (prepárate, analiza las alternativas o formas

de hablar) y luz verde (adelante, practica la alternativa más saludable).

17
c. Colorear. Cuando sientas tristeza o melancolía, coge papeles y pinta utilizando

colores que identifiques con tu emoción. Por ejemplo: una persona colorea la hoja de

negro durante unos minutos; después, escoge otro color según el cambio de su estado

de ánimo, como el color plomo. El objetivo de esta técnica es que la persona exteriorice

sus emociones mediante los colores, las crayolas, los plumones o las témperas según

su creatividad.

Figura 12. Coloreo para exteriorizar lo que siento


Fuente: https://goo.gl/tl12Iw

d. Hablar con uno mismo utilizando ciertas frases. Se puede decir, en voz alta

o de forma interior, las siguientes palabras según las circunstancias («Técnicas para

controlar las emociones», 2011):

• Palabras de control. Por ejemplo: cálmate, tranquilo, así no lograremos nada.

• Palabras para suavizar la situación. Busca el lado positivo de las cosas. Utiliza frases

como no es lo peor que podría pasar.

• Palabras para situarnos en el lugar del otro. Busca la empatía con los demás, sobre

todo, cuando sientas que la ira te controla. Piensa solo es un hombre con problemas,

no es consciente de lo que hace, puede que tenga un complejo de inferioridad.

e. Descargarnos. Es liberar toda la agresividad que llevamos dentro. Cuando tenemos

problemas, nuestro cuerpo reacciona mediante la tensión muscular, sobre todo, en la

zona del cuello. Por ello, es importante la descarga física; por ejemplo, llorar a solas en

nuestra habitación, pegarle a la almohada, ejercitarse, correr, escuchar música, bailar,

etcétera («Técnicas para controlar las emociones», 2011).

18
Para descargarnos mentalmente, podemos pensar en realizar ciertas acciones, pero

sin la intención real de hacerlas. Por ejemplo: el tráfico se produjo por un conductor

imprudente. Entonces, descárgate: imagínate gritándole e increpándole sus defectos

(«Técnicas para controlar las emociones», 2011).

Figura 13. Imagino situaciones para descargar mi agresividad


Fuente: https://goo.gl/WlD9iw

Otra forma poco usual de descarga es desconcentrar a la persona que nos provoca

miedo, frustración o ira. Por ejemplo: se acerca un compañero insultándote. Dile, de

forma tranquila y educada, que tiene unos lindos zapatos y pregúntale sobre estos

(«Técnicas para controlar las emociones», 2011).

f. Aplicar la técnica de tiempo fuera. Consiste en aislarse de la situación, evitar que

aumente la agresividad (detenerla) y conseguir un cambio de conducta (reflexionar de

nuevo sobre dicha situación). Si sientes que pierdes el control, lo mejor es contestar

con monosílabos, aislarte y aplicar las técnicas que conozcas como la respiración, la

relajación, entre otras. Si es otra persona la que pierde el control y busca enfurecerte,

niégate a conversar con ella hasta que se tranquilice y retírate («Técnicas para controlar

las emociones», 2011).

19
Mapa conceptual

20
Glosario

• altruismo. Diligencia en procurar el bien ajeno aun a costa del propio.

• catastrófico. Desastroso, muy malo.

• empatía. Capacidad para ponerse en el lugar del otro y saber lo que siente e, incluso,

lo que puede pensar.

• neurofisiología. Fisiología del sistema nervioso.

• somatizar. Transformar los problemas psíquicos en síntomas orgánicos de manera

involuntaria.

21
Referencias bibliográficas

Libros de consulta

• Gallego, D., González, B., Vivas, M. (2007). Educar las emociones. 2.a ed. Mérida:

Producciones Editoriales.

• Greenberg, L. (2000). Emociones: una guía interna. Bilbao: Desclée De Brouwer.

• Goleman, D. (2001). Inteligencia emocional. San Francisco: Editorial Kairós.

• Kallpa, PUCP (2008). Fortaleciendo la autoestima y las habilidades para la vida. En

Habilidades para Convivir Mejor. Lima: Kallpa, PUCP.


• ___________ (2005). Participación en la escuela y la comunidad. En Guías para el

protagonismo estudiantil. Guía 4: Habilidades para la vida. Lima: Kallpa, PUCP.


• Plutchik, R. (1980). Emotion, a psychoevolutionary synthesis. New York: Harper & Row.

Documentos en línea

• Asociación de Familias con Recursos Limitados (2011). Técnicas para controlar las

emociones [Entrada de blog]. Recuperado de https://goo.gl/KxvLQa.

• Bisquerra, R. (2003). Educación emocional y competencias básicas para la vida. Revista

de Investigación Educativa, 21(1), pp. 7-43. Recuperado de https://goo.gl/7NjLrI.

• Moreno, N. (s. a.). Las once creencias irracionales de Albert Ellis [Entrada de blog].

Recuperado de https://goo.gl/lXeyQm.

• Muñoz, A. (2016). ¿Qué es la empatía? Recuperado de https://goo.gl/HEx2R4.

• Real Academia Española (2014). Diccionario de la lengua española. 23.a ed. Madrid:

Espasa. Recuperado de https://goo.gl/7QPeI4.

22