You are on page 1of 5

CADENA TRANSPORTADORA DE ELECTRONES

Camila Reinoso
Biología

La cadena transportadora de electrones es un proceso en donde los electrones que están


presentes en la membrana plasmática de ciertas bacterias o en la membrana interna de las
mitocondrias o las membranas tilacoidales mediante un conjunto de reacciones
especialmente de tipo redox producen un compuesto llamado ATP (adenosin trifosfato).
Existen dos tipos de organismos que se clasifican según su forma de obtención de ATP: los
quimioautótrofos que utilizan reacciones redox para obtener como resultado ATP mientras
que los organismos fotoautótrofos que utilizan la luz solar para lograr producir ATP,
ambos tipos de organismo utilizan la cadena transportadora de electrones para
transformar la energía en ATP.

El objetivo principal de la cadena transportadora de electrones es propiciar la creación de


un gradiente electroquímico el cual es utilizado para lograr a síntesis de ATP. La gradiente
electroquímica solo se produce cuando existe un flujo de electrones entre varias
sustancias, la cadena permite la formación de protones. La cadena transportadora de
electrones se divide en tres procesos totalmente independientes:

El primero se refiere a la existencia de un flujo de electrones de cada una de sustancias.

El segundo proceso se refiere a el uso de energía para formar protones los cuales están en
contra de la gradiente y esto a su vez genera una reacción desfavorable.

El tercer proceso consiste en el uso de la gradiente producida para sintetizar la molécula


de ATP.

Dentro de las reacciones químicas existen las reacciones redox en las que los electrones se
transfieren desde una molécula (donadora) y los recibe otra molécula (aceptora). Estas
reacciones son posibles gracias a la energía libre de Gibbs la cual se refiere a la energía
disponible para realizar un trabajo y esta está presente tanto en los reactivos y los
productos.

Cuando un electrón es transferido desde las moléculas llamadas donadoras hacia las
moléculas aceptoras existen como intermediarias varias reacciones redox las cuales forman
una cadena de transporte es por esto que los existen estructuras complejas que permiten
reducir la energía de activación hasta que se llegue a un equilibrio.

El transporte de electrones es posible ya que las reacciones termodinámicamente


favorables han sido adaptadas para mantener el equilibrio con las reacciones que son
termodinámicamente desfavorables. Para entender como funciona tenemos como ejemplo
la separación de las cargas y la creación de un gradiente osmótico mediante el cual la
energía libre en el sistema disminuye y permite que el proceso tome lugar. Las reacciones
que son térmicamente desfavorables son catalizadas por varias macromoléculas biológicas
las cuales solo funcionan cuando las reacciones termodinámicamente favorables y
desfavorables ocurran al mismo tiempo.

La cadena transportadora de electrones utiliza el flujo para lograr transportar sustancias a


través de la membrana y con esto se logra generar energía para formar un gradiente
electroquímico el cual es necesario para realizar un trabajo mecánico el cual engloba la
producción del ATP el cual es fundamental para el organismo vivo. La cadena esta también
conformada por una serie de transportadores los cuales funcionan secuencialmente y que
la mayoría de las veces son proteínas integrales con grupos proteicos los cuales se
consideran donadores o aceptores de 1 o 2 electrones.

Como conclusión podemos decir que la generación de grandes cantidades de ATP se debe
a la existencia de la cadena transportadora de electrones.

Cadena Transportadora de electrones en las plantas:

La cadena transportadora de electrones en las plantas está ligada principalmente con la


fotosíntesis. Tanto en la respiración celular como en la fotosíntesis exiten una serie de
reacciones redox pero entre las diferencias tenemos que en la respiración celular la energía
puede ser liberada del azúcar cuando los electrones que están asociados con el hidrógeno
se transportan hasta el oxígeno con el objetivo de formar agua, en este caso los electrones
que viajan hacia abajo a lo largo de la cadena de transporte de energía pierden energía.

Mientras que en la fotosíntesis la dirección del flujo de energía se invierten. En la


fotosíntesis el agua se divide y los electrones se transportan junto con los iones
hidrógenos hasta el dióxido de carbono el cual mediante una reacción de reducción se
transforma en una azúcar. Este proceso requiere de energía ya que los electrones deben
incrementar su energía potencial al momento de transportarse desde el agua hasta el
azúcar. El primer impulso de este proceso se genera cuando la planta capta luz.

Como es bien conocido la fotosíntesis se produce en dos etapas:

La primera etapa es en donde tienen lugar las reacciones de la fase luminosa o también
conocida como fotoquímica en donde la luz o conocida también como energía lumínica se
transforma en energía química. Es en esta etapa en donde la luz que es absorbida por la
clorofila impulsa a una transferencia de electrones y de hidrógeno cuya trayectoria inicia
desde el agua y termina en el aceptor conocido como NADP+ el cual almacena
temporalmente los electrones que se encuentran energizados. Además de esto en las
reacciones de la fase luminosa se optimiza la energía solar para reducir el NADP + a
NADPH+ y esto se logra agregando un par de electrones el cual debe estar junto con un
H+. El ATP producido durante las reacciones de la fase luminosa se debe a un proceso
denominado quimiósmosis ya que esta permite la adición del grupo fosfato al ADP en un
proceso llamado fosforilación. Podemos concluir que en la fase lumínica se convierte en
energía química la cual puede ser evidenciada en forma de dos compuestos: el NADPH
que se convierte en una molécula con poder reductor en donde se almacenan
temporalmente algunos electrones y el ATP que provee de energía a las células.

En la segunda etapa del Ciclo de Calvin podemos observar que el ciclo inicia incorporando
al CO2 (fijación del carbono) y después el carbono que se encuentra fijado a los hidratos de
carbono es reducido por la adición de electrones. En el ciclo de Calvin se elabora el azúcar
pero esto solo se efectúa gracias a la ayuda de del NADPH y el ATP producidos
anteriormente en la fase luminosa.

Durante las reacciones de la fase luminosa existen dos posibilidades para el flujo
electrónico: el flujo electrónico cíclico y flujo electrónico no cíclico.

Flujo electrónico no cíclico:

La luz es la impulsora de la síntesis de NADPH y del ATP ya que esta brinda energía a los
electrones que se encuentran dentro de las memebranas tilacoidales las cuales se
encuentran en los cloroplastos.

En este tipo de flujo el fotón de la luz impacta a una molécula de pigmento la cual se
encuentra en el complejo captador de la luz y de ahí es transmitido a otras moléculas de
pigmento hasta que alcanza la molécula de clorofila a en el centro de la reacción y se da la
excitación de los electrones y estos alcanzan un nivel de energía superior.

El electrón que ha alcanzado el nivel superior de energía es captado por un aceptor


primario de electrones y una enzima se encarga de dividir la molécula en dos electrones,
en dos iones hidrógeno y un átomo de oxígeno. Estos electrones son provisionados uno
por uno al P680 y es así cuando como se repone un electrón a perdido al aceptor primario.

El P680 se constituye en el agente oxidante más fuerte ya que al perder un electrón este
espacio vacío debe llenarse.

Después de esto cada electrón que ha sido excitado mediante la cadena transportadora de
electrones va desde el aceptor primario del fotosistema II al fotosistema I. La cadena
transportadora presente en este proceso está constituida por la plastoquinona, un
compuesto citocromo y una proteína conocida como plastocianina.

Se produce una reacción exergónica cuando los electrones pasan a un menor nivel de
energía y es aquí cuando se aporta energía para lograr la síntesis del ATP.
La energía se transfiere al centro de reacción del fotosistema y por medio del complejo
captador de luz y excita un electrón de la clorofila a, el electrón es captado por el aceptor
primario del fotosistema I y se crea un hueco electrónico el cual se llena con un electrón de
la parte inferior de la cadena transportadora del sistema fotosintético 2. Los electrones que
se encuentran fotoexcitados pasan auna segunda cadena de electrones gracias a la
proteína conocida como ferrodoxina.

Imagen recuperada de Biología, Neil A. Campbell, Jane B. Reece, Ed. Médica Panamericana,
2007, Página 190

Flujo electrónico cíclico:

Ocurre cuando los electrones fotoexcitados toman un camino alternativo. Este camino
utiliza el fotosistema I y no el fotosistema II. En el flujo electrónico no cíclico los electrones
regresan desde la ferrodoxina al complejo citocromo y viajan hacia la clorofila que está
presente en el centro de reacción del fotosistema I, en este ciclo no se produce NADPH y
tampoco se libera oxígeno, pero a pesar de esto si existe producción de ATP.
Bibliografía:

Neil A. Campbell, Jane B. Reece (2007) Biología, Ed. Médica Panamericana, pp 225- 237