Вы находитесь на странице: 1из 13

EL ARTE DE AMAR

BIOGRAFÍA

Erich Fromm nace en Frankfurt (Alemania) en 1900. Psicoanalista y pensador alemán


célebre por aplicar la teoría psicoanalítica a problemas sociales y culturales.
Descendiente de familia judía. Tan sólo tenía 14 años cuando estalló la I Guerra
Mundial, quedando realmente impresionado por la naturaleza de la conducta humana,
siendo incapaz de comprender un acto tan irracional.

Durante su etapa escolar, Fromm estudiaría con gran interés a Freud y Marx,
encontrando en éste primero una forma de comprender la personalidad humana y las
influencias sociopolíticas expuestas por Karl Marx. Cursó filosofía en la Universidad de
Heidelberg en 1922, y se especializó en psicoanálisis en la Universidad de Munich y en
el Instituto Psicoanalítico de Berlín, que fuera fundado por Freud.

En 1925 comenzaría a ejercer como psicoanalista, siendo posteriormente nombrado


profesor de la universidad de su ciudad natal. Durante los años 30 daría a conocer sus
primeros trabajos sobre psicología religiosa, trabando estrecho contacto con pensadores
de la Escuela de Frankfurt, tales como Marcuse, Adorno o Benjamin.

Visitaría los Estados Unidos por vez primera en 1933, sin embargo, el ascenso de Hitler
al poder le llevaría a establecerse en ese país, adquiriendo posteriormente la
nacionalidad estadounidense. Sería profesor en las universidades de Columbia,
Michigan, New York y Yale, en el Bemmington College de Vermont y en el Instituto
Americano de Psicoanálisis.

A menudo se vería envuelto en cuestiones socio-políticas por las que sentía un


verdadero interés. En 1941 publicaría su ya célebre obra El miedo a la libertad, que le
dio realmente a conocer, siendo muy traducida y divulgada, donde trataba el

1
movimiento nazi en lo que algunos han venido a denominar como una interpretación
"sociopsicoanalítica". En esta obra se revelaría un alejamiento definitivo de Freud.

En 1949 se traslada a Cuernavaca (México), de cuya universidad sería profesor. Por


entonces fue desarrollando una teoría política acorde con sus ideas anteriores, que llamó
"socialismo humanista comunitario", cuya finalidad apuntaría a devolver al ser humano
aquellas capacidades que no puede desplegar por causa de la enajenación a que está
sometido.

La sociedad sana (1955) y El arte de amar (1956) afianzarían su prestigio, sobre todo
en ambientes universitarios. En estos textos escribiría acerca de su teoría del "amor
maduro" como ingrediente para una realización individual que permitiera escapar a la
enajenación producida por la sociedad de consumo o la omnipotencia del propio Estado.
Se empeñaría en armonizar el marxismo y el psicoanálisis, al mismo tiempo que
abrazaría en su pensamiento las aportaciones de Oriente, siendo fruto de esta reflexión
su obra Budismo zen y psicoanálisis. Otras obras serían El hombre para sí mismo
(1947), El lenguaje olvidado (1951), La misión de Sigmund Freud (1956), Más allá de
las cadenas de la ilusión (1962), ¿Tener o ser? (1966) o La anatomía de la
destructividad humana (1973).

En 1962 sería nombrado profesor de la Universidad de Nueva York. Recorrería muchos


países dictando cursos. En 1980 fallecería en Murallo (Suiza) el que se consideraba uno
de los líderes y principales exponentes del movimiento psicoanalítico de este siglo.

RESUMEN TEMÁTICO

En el libro de Erich Fromm “El arte de amar” se elabora una teoría sobre el amor, en la
cual primero te explica las causas de éste ya que para él lo más importante es saber la
teoría antes de llevarla a la práctica.

Explica el amor como una forma de separatilidad humana, como la realización del
anhelo de unión entre los polos masculino y femenino. Ya en la antigüedad con mitos
como el de Adán y Eva, en el que entre otras cosas se decía que Eva nació de la costilla

2
de Adán, nos explican que la polarización sexual lleva al hombre a buscar la unión con
el otro sexo. Es una necesidad universal y existencial.

Por ello Fromm dice que la desviación homosexual es un fracaso en el logro de esa
unión polarizada, y por eso el hombre homosexual sufre el dolor de la separatidad nunca
resuelta, fracaso que comparte el heterosexual corriente que no puede amar.

También se hace una crítica sobre algunos de los pensamientos de Sigmund Freud, ya
que éste dice que el amor es la expresión del instinto sexual. Hace una sobre valoración
de lo sexual. Aunque el autor dice que no critica a Freud por acentuar excesivamente la
sexualidad, sino por su fracaso por comprenderla con profundidad.

Después de explicar sus orígenes comienza a hablar sobre el amor entre padres e hijos.
El amor materno y el paterno son diferentes. El primero es incondicional, el amor de la
madre hacia su hijo es por su vínculo carnal, no porque éste le satisfaga alguna
condición específica. Es el hogar de donde venimos. Sin embargo el amor paterno es
diferente, significa la ley y el orden, la disciplina, los viajes y la aventura. Éste debe
ganarse y va acompañado del sentimiento de que puede perderse con la desobediencia.
A veces los niños tratan de buscar igualdad entre el cariño de la madre y el del padre, y
al observar que la forma de amar de cada uno es diferente pueden sentirse
decepcionados, heridos, e incluso no queridos.

Más tarde se distingue entre otros tipos de amor. Comienza por el fraternal, que es el
sentido de responsabilidad, cuidado, respeto y conocimiento con respecto a cualquier
ser humano. Se basa en la experiencia de que todos somos uno, y en que las diferencias
de inteligencia, talento... son despreciables en comparación con la identidad de la
existencia humana común a los hombres. Es el amor al que se refiere en la Biblia
cuando dice que hay que amar al prójimo.

Vuelve a hablar del amor materno, diciendo que éste es el responsable del cuidado y
conservación de la vida del niño y su crecimiento. El amor maternal por el niño crece y
no desea nada para si.

Continúa con el amor erótico, que es una atracción completamente individual, única
entre dos personas específicas, y que es un acto de voluntad.

3
Luego está el “amor a si mismo”. Dice que mientras ames a otra persona menos que a ti
mismo no lograrás realmente amarte.

Como último tipo de amor nos habla del que tenemos hacia Dios. Profundiza sobre todo
desde un punto de vista cristiano, aunque aclara que personalmente no piensa en función
de un concepto teísta, y que en su opinión el concepto de Dios es solo un concepto
históricamente condicionado en el que el hombre ha expresado la experiencia de sus
poderes, su anhelo de verdad y de unidad en un determinado periodo histórico. También
compara la vivencia del amor hacia Dios desde otras religiones y culturas orientales.

Nos dice que la lógica paradójica llega así a la conclusión de que el amor a Dios no es el
conocimiento de Dios mediante el pensamiento, ni el pensamiento del propio amor a
Dios, sino el acto de experimentar la unidad con Dios. Es decir, el amor a Dios es
fundamentalmente una experiencia mental. Fromm dice que no se puede separar de del
amor de los padres, ya que si una persona emerge de una relación incestuosa con la
madre, o de una dependencia infantil del padre, no puede desarrollar un amor maduro a
Dios.

Posteriormente comienza a analizar las causas de la desintegración del amor en la


sociedad occidental contemporánea. Las principales culpables de ello son concebir el
amor como satisfacción sexual, y como refugio a la soledad. En el segundo caso el
matrimonio se convierte en un refugio a esa sensación que de otro modo sería
intolerable. Después de la Primera Guerra Mundial se cayo en la confusión y el error de
que el amor y el sexo eran lo mismo, y por lo tanto que el fracaso de un matrimonio era
fruto de una insatisfactoria relación sexual. Pero la realidad es que la realización de ésta
es el resultado del amor, y no al contrario.

Para evitar la desintegración del amor se proponen también otros orígenes basados en
trastornos neuróticos en la niñez. La madre juega un papel fundamental en la futura
afectividad de su hijo. Ésta igual que le da la vida puede destruírsela.

Los trastornos neuróticos pueden ser originados por diversas causas. Unos son
consecuencia de que la madre absorbe demasiado a su hijo, no le deja desarrollarse por
él mismo. Otros son justo por la causa contraria, la madre no le presta suficiente
atención ni cariño al hijo, por lo que éste se refugia en su padre buscando el tipo de
amor que debía proporcionarle la madre. También las malas relaciones entre los padres

4
por falta de amor causan trastornos en los hijos y afectan a sus relaciones futuras.
Suelen convertirse en personas que necesitan pasarlo mal por su pareja mediante
disputas, ya que estas significan que no hay una indiferencia entre ellos, como sucedía
con sus padres. Hay más amores dañinos, como el idolátrico, en el que se idealiza a la
pareja, hasta que descubres sus defectos y sientes la necesidad de buscar a otra que sea
un nuevo objeto de admiración; el amor sentimental, en el que hay una abstractificación
frente al pasado y al futuro, solo sienten amor cuando ven películas o leen libros,
recordando un pasado en el que si se amaron, que suele ser una imaginación; y el amor
que usa mecanismos proyectivos, que lo que hace es que vean sus defectos a la pareja
en vez de en ellos. Eso lo suelen proyectar también sobre los hijos.

La desintegración del amor a Dios ha alcanzado las mismas proporciones que la


desintegración del amor al hombre. El razonamiento religioso de los últimos tiempos es
un recurso psicológico para hacer al individuo más apto para la competitividad que hay
en nuestra sociedad. La religión se alía con la psicoterapia y la autosugestión para
ayudar al hombre.

Por último nos intenta introducir a la práctica del amor. Nos dice que es una experiencia
personal que solo podemos tener por y para nosotros mismos. Todo arte, ya el de amar,
el de la medicina, la carpintería... requiere disciplina, concentración, algo difícil en
nuestro tipo de sociedad ya que hacemos muchas cosas a la vez, somos incapaces de
estar solos sin fumar, leer, beber...; paciencia, que es todo lo contrario a nuestro rápido
mundo; y preocupación ya que si el arte no es algo de suprema importancia el aprendiz
jamás podrá dominarlo.

Paradójicamente la capacidad de estar solos es una condición indispensable para amar.


Por ello tenemos que saber relajarnos usando diversas técnicas. Estar concentrado
significa vivir el presente y no pensar en la tarea siguiente mientras estoy aquí
realizando otra. Al concentrarse uno se hace sensible a si mismo. La condición
fundamental para el logro del amor es la superación del propio narcisismo, ya que éste
requiere el desarrollo de la humildad, la objetividad y la razón.

Al final del libro el autor llega a la conclusión de que el principio sobre el que se basa la
sociedad capitalista y el principio del amor son incompatibles. Pero la sociedad
moderna es un sistema complejo. La gente con capacidad de amar constituye por fuerza

5
en el sistema actual la excepción. Si el hombre quiere ser capaz de amar la máquina
económica debe servirlo, y no al contrario. El amor es la única respuesta satisfactoria al
problema de la existencia humana.

Sinopsis del libro


El autor explica detalladamente ¿Que es el amor, cuales son los tipos de amor
que existen? Son respuestas que Fromm resuelve en esta obra y dice cuales
son los posibles problemas que nos atañen como seres humanos.
En el arte de amar nos introduce, en el entendimiento de este sentimiento, pero
las explicaciones van mas allá, de lo que Freud nos decía como, solo
necesidades fisiológicas, sino como un problema mas humano, un problema
donde se busca aliviar la angustia que nos produce la separación, o ese miedo
a estar solos, ya que es la lucha constante, lucha a diario. También es
importante darnos cuenta de que el amor no es igual el que le damos a la
parejas o el que le brindamos a los hijos, o a los hermanos, o inclusive el amor
que sentimos por dios, sin duda en este libro se esclarecen muchas dudas de
algo que esta presente en las personas todo el tiempo.
Nos indica cuales son las partes más esenciales del amor, el
respeto, conocimiento, la responsabilidad y en donde nos explica cada una de
ellas y el significado que tienen estas. También de manera especial nos dice
que el carácter engañoso del deseo sexual puede ser confundido con el
sentimiento del amor.
Además nos demuestra como el amor es una capacidad de madurez nos dice
que rico no es el que mas tiene sino el que es capaz de dar mas, quien da más
tiene más capacidad de amar, superando el egoísmo. También nos explica de
una manera interesante el concepto de felicidad del hombre moderno y cuales
son sus principales costumbres como el consumir, ahora todo se consume o se
“traga”. Una vez superada la parte teórica, nos introduce a la parte práctica, en
donde nos indica que el amor y como cualquier arte son necesarios tres
requisitos, la disciplina, la paciencia y la concentración, para el dominio de
cualquier tipo de arte, así también como el mismo arte de amar. Sin duda es un
libro muy interesante si se buscan respuestas serias y al alcance de cualquier
persona. Definitivamente una obra muy recomendable.

Resumen de cada capítulo

6
I - ¿es el amor un arte?

El amor no es considerado en la sociedad actual como un arte merecedor de ser


aprendido. Está más considerado como un sentimiento que debe surgir (y así ocurre en
ocasiones) y sobre el que no hay nada que aprender.

Para el autor del libro, Erich Fromm, el verdadero amor es un arte que merece ser
conocido en la teoría para poder llevarlo a la práctica que es lo verdaderamente
importante.

II - Teoría del amor

el amor, la respuesta al problema de la existencia humana

El amor es la respuesta al problema de la existencia humana que resuelve el conflicto de


la separatidad, puesto que el hombre no puede vivir en soledad.

La solución está en conseguir la unión interpersonal, un amor maduro que conserve la


individualidad y que se base en el respeto y en el deseo de dar, es decir, el deseo de
conseguir la propia felicidad con la satisfacción del otro.

El amor entre padres e hijos

Las figuras materna y paterna son fundamentales para el desarrollo y equilibrio psíquico
de la persona.

La madre representa el amor incondicional y ejerce su influencia sobre todo en los


primeros años de vida.

El padre representa el amor condicional, es decir, hay que ganárselo. Adquiere su mayor
importancia a partir de los 8 ó 10 años.

7
En una persona adulta equilibrada confluyen ambos principios y a partir de éstos
aprenderá a amar.

los objetos amorosos

El amor fraternal

Es el principal "tipo" de amor y del que parten todos los demás. Es el amor a todos los
seres humanos y adquiere su firmeza en el momento en que se llega a amar a aquel a
quien no necesitamos para conseguir nuestros fines personales.

El amor materno

En él se encuentran dos factores importantes: es incondicional e inculca al niño el amor


a la vida (debe ser para ello una mujer feliz).

En el proceso de evolución de este amor debe llegar un momento de separación en que


desaparezca la dependencia de la criatura respecto de la madre. Si ésta ama
verdaderamente a su hijo debe desear tal separación para la satisfacción de éste.

El amor erótico

Posee las cualidades de exclusividad puesto que el deseo de unión se traduce en una
persona concreta. Sin embargo, no debe desechar el amor fraterno puesto que en tal caso
el sentimiento de separatidad con el resto de la humanidad no sería superado.

Un factor muy importante es la voluntad. La intensidad del sentimiento inicial puede


desvanecerse pero la voluntad de seguir amando, el compromiso por tanto, es el
verdadero sustento del amor.

El amor a sí mismo

8
Amarse a sí mismo no es ninguna señal de egoísmo ni tampoco excluye el amor a los
demás, ambos están íntimamente ligados. La persona egoísta, además de no amar a los
demás es incapaz de amarse a sí misma.

El amor a Dios

Al hablar del amor a Dios se puede establecer un paralelismo entre éste y el amor entre
padres e hijos, que está muy relacionado con el grado de madurez de la persona.

Así, el amor de Dios en su aspecto materno se presenta como un agracia incondicional.


Sin embargo, en su aspecto paterno el hombre debe hacerse merecedor de tal amor
mediante las buenas obras.

El concepto variará también según la sociedad en que haya crecido la persona. En las
sociedades orientales, cuya filosofía está basada en la lógica paradójica, el conocimiento
de Dios y de su amor se logra mediante la vida misma (cada obra, cada acción). En las
occidentales, en cambio, el amor de Dios es la misma fe en tal amor, es
fundamentalmente una experiencia mental.

III - el amor y su desintegración en la sociedad occidental contemporánea

En el mundo occidental en que vivimos, el amor se ha convertido en un fenómeno


extraño. Sin embargo, abundan numerosas formas de pseudoamor que contribuyen a la
desaparición del verdadero amor.

El <<amor à deux>> en la que dos personas se unen frente al mundo para satisfacer sus
propios intereses, la creencia de que la satisfacción sexual recíproca significa verdadero
amor o el amor inmaduro en que la persona no ha asimilado e incorporado los aspectos
(ambos aspectos) maternos y paternos del amor serían formas tipicas de este
pseudoamor.

También se incluyen en esta categoría el amor idolátrico (idealización de la persona


amada que conduce irremediablemente a la desilusión), el amor sentimental o

9
fantasioso, la abstratificación que impide vivir el amor en el momento presente, los
mecanismos proyectivos que no permiten solucionar los propios problemas que son
proyectados en el otro o la ilusión de que el amor estará ausente de problemas.

Este mismo problema o incapacidad para amar que presenta el hombre de la sociedad
actual lo experimenta de igual modo en su experiencia de amor a Dios.

IV - la práctica del amor

La única forma de aprender a amar es amando. Para ello son necesarias la disciplina, la
constancia, la concentración (que en la práctica se traduce en hechos concretos como la
escucha), la paciencia y la preocupación o importancia otorgada a tal asunto.

Es necesario superar la etapa narcisista que impide observar la realidad de forma


objetiva (permite ver mi realidad y no la realidad).

Es también muy importante la fe racional (no irracional o basada en la sumisión a una


autoridad irracional) pues <<amar significa comprometerse sin garantías>>.

10
resumen o idea principal del libro

El hombre vive en una situación permanente de separatidad que sólo puede ser
solucionada por medio del amor. Éste es un arte que requiere aprendizaje y debe ser
puesto en práctica.

En la sociedad actual esta necesidad profunda de superar el estado de separación se


intenta salvar mediante vías alternativas que no consiguen la satisfacción completa.

Aunque puedan distinguirse diferentes formas de amor, éstas no pueden excluirse unas a
otras (si es verdadero amor) pues todas ellas deben encontrarse en el amor fraternal o
amor a los hombres.

valoración crítica

El Arte de Amar de Erich Fromm es un tratado sobre el amor en la que el autor nos
muestra cómo éste es un arte que merece la pena intentar dominar.

Fromm expone tal tesis de forma bastante clara por lo que al lector no le resultará difícil
captar el mensaje. Sin embargo el autor se muestra bastante pesimista al hablar del
hombre y su dificultad para poder amar. Considera que el amor es un arte por lo que
niega entonces toda capacidad innata que pueda poseer el hombre para amar; si para
amar hay que aprender primero, ¿qué ocurrirá con aquél que no ha encontrado un buen
maestro que le enseñe este arte? ¿Acaso ése no será capaz de amar jamás?

Es bastante probable que este pesimismo perceptible en la obra provoque en el lector


cierto desánimo ante la dificultad que arraiga su aprendizaje y puesta en práctica
(disciplina, constancia, entrega...)

El verdadero motivo que debió mover al lector a escribir esta obra fue probablemente
invitar a los hombres a practicar este arte que es necesario conocer primero. Pero como
ya he dicho, es más bien poca la ilusión que puede contagiar al lector de su obra para
animarle y motivarle sobre el tema.

11
Su libro es, en general, bastante claro en la exposición de ideas. Sin embargo, en
determinados capítulos el autor se pierde en explicaciones y demostraciones que
complican la comprensión de estos pasajes. En concreto, en el apartado del "Amor a
Dios" dedica demasiado espacio a las sociedades orientales y antiguas sociedades
matriarcales, que si bien era necesario un inciso para su explicación, ésta es tan larga
que pierde el hilo conductor del relato.

Pero como ya he dicho, en general la exposición de ideas es bastante clara, argumentada


y ejemplificada. En su exposición presenta un esquema común y general (aunque éste
será sometido a variaciones según el tema a tratar).

1º Introduce el tema. Nos expone cuál es la creencia popular.

2º Nos explica cuál es su teoría y la argumenta psicológicamente.

3º Plantea un ejemplo.

4º Extrae la conclusión.

El problema radica fundamentalmente en la argumentación psicológica, aunque como


ya he dicho, salvo contadas excepciones, el autor se esmera en expresarse de forma
clara y sencilla intentando ser claro y conciso.

El arte de amar es un ensayo literario que cumple con su cometido de informar al lector
de la opinión del autor.

El libro está editado por Ediciones Paidós que presenta un diseño bastante poco
atractivo para los lectores. Las combinaciones de grises y blancos producen un efecto
bastante tétrico que es incluso estéticamente feo. Las letras FROMM en rojo sobre
blanco son el único vestigio de alegría que ofrece la portada del libro.

El rojo es por tradición el color con que se asocia al amor, aunque no creo que se trate
de este tipo de amor (pasional, sensual...) el prototipo de amor ideal al que se refiere
Erich Fromm en su libro.

12
Las palabras arte y amar que se entrecruzan con el nombre de Fromm apenas son
perceptibles a media distancia. El gancho utilizado para vender el libro es, por tanto, su
autor y prestigio pues es el nombre de éste lo único que destaca en la portada.

13

Похожие интересы