You are on page 1of 15

DETERIORO POR

HUMEDAD
DETERIORO POR HUMEDAD DE LLUVIA Y
ACCIDENTAL

ALUMNOS:
TELLO SANCHEZ, Jhonathan
TUSE VARGAS, Yomira Marisol

2018 - PIMENTEL
I. HUMEDAD POR LA LLUVIA

La humedad por lluvia es sencillamente debido a la falta de


impermeabilización o por una mala instalación de productos
impermeabilizantes de todas las partes de la casa que es mojada por la lluvia,
techos, muros, terrazas, pavimentos.
Se manifiesta rápidamente en muros de sótanos, juntas constructivas entre
distintos elementos, por rotura de cerramientos o acabados, lugares de paso
de instalaciones, ángulos, esquinas, salientes, encuentro entre distintos
materiales.

1.1. Casos de humedad por lluvia

 En las cubiertas techadas con teja de arcilla, explican, el problema se


origina cuando por acción del agua, vientos, granizo, animales o sismos,
las tejas se mueven y permiten el paso de agua.
En losas planas o inclinadas, uno de los principales problemas es el
agrietamiento del hormigón, lo que permite el paso del agua. “Este
fenómeno es muy común y siempre está presente en este tipo de
construcciones y con el pasar del tiempo aumenta su intensidad por
aumento en la cantidad de fisuras”.
 Humedades por filtración de agua en los sótanos

En este ambiente es muy común encontrar marcas de humedades por


filtración.
Esto se debe a que el agua presente en el terreno que rodea al sótano hace
presión contra la pared.
Por lo que si ésta no está correctamente impermeabilizada (con una capa de
pintura asfáltica en su trasdos, y una lámina vertical drenante en el perímetro
del muro, que recoja el agua y la canalice hacia el exterior), la humedad
penetrará en el cerramiento y se manifestará dentro del sótano.
Y como los sótanos suelen ser lugares oscuros, aumentará rápidamente la
humedad ambiental en el lugar, apareciendo moho y hongos.
¿Cómo nos damos cuenta?
 Por lo general las filtraciones de agua suelen estar provocadas por grietas
en paredes y techos, pero además del anti estético problema pueden
resultar perjudiciales para la salud, principalmente para personas alérgicas
o con problemas respiratorios. En un principio la solución de pintar las
manchas de humedad en las paredes no es recomendable, pues si no
localizamos y tratamos el origen de la humedad volverán a producirse.
 El primer signo de alarma de este problema es el aparecimiento de
manchas amarillentas en paredes y techos. “Los materiales de la
construcción absorben el agua del terreno a través de la cimentación o
muros, la misma que asciende en función de la porosidad de los materiales
de la pared. En las cubiertas, el agua es absorbida por los materiales de
construcción o pasa a través de fisuras o por elementos con desagües,
pasos eléctricos, etc”.
 También pueden llegar a generar pequeñas corrientes de agua que tienen
la capacidad de cubrir completamente la superficie de un sótano, dejando
en pésimas condiciones revestimientos y paredes.

Consecuencias:
Entre las consecuencias más inmediatas están: .
 Destrucción de muebles, acabados, levantamiento de pisos (flotantes)
 Desprendimiento de pisos de porcelanato.
A nivel del techo se genera humedad, manchas amarillas que dañan la
estética de la vivienda y, en el caso del cielo raso, produce hasta su caída.

1.2. Reparación a de patologías por humedad por lluvia


 Para esto principalmente debemos ocuparnos de ellas por dos vías:
higiénica y estética.
Antes de nada, hay que matar las bacterias acumuladas limpiando las
manchas con agua y lejía, para que el moho no vuelva a crecer. Una vez
saneada la zona afectada, puedes pintar encima para hacer
desaparecer el resto.
- MANCHA DE HUMEDAD PROFUNDA

Si la mancha de humedad por filtración es algo más profunda, y ha


provocado desperfectos en la pintura, procederemos de la siguiente
manera:
Con una espátula raspamos la pared, para quitar la pintura que se hayan
levantado por la humedad.
A continuación, con un trapo seco, frotaremos por encima y retiramos los
restos de pintura que hayan quedado. Con esto ya hemos saneado la
pared.
El siguiente paso consiste en sellar la pared con un fondo fijador, aplicando
el producto con la brocha solamente sobre los desconchados saneados.
Ahora verteremos un chorrito de limpiador de moho en un trapo y
frotaremos sobre las manchas que haya originado. Veremos cómo se van
eliminando, y la pared va quedando limpia.
Una vez haya secado el fondo fijador aplicado a los desconchados,
extenderemos una masilla para arreglar posibles imperfecciones que
hayan quedado en la pared.
Esperamos a que seque la masilla. El tiempo de secado dependerá de la
cantidad que hayamos aplicado Pero contad con, al menos, medio día
de secado.
Lijamos la pared para que quede lisa y uniforme, incidiendo especialmente
en los bordes de los desconchados.
Y Ahora por fin, pintamos con pintura antihumedad. Empezando con una
brocha por las esquinas, y procediendo después con rodillo sobre la
superficie mayor de la pared.
Una vez aplicada la primera capa, esperaremos unas 24 horas antes de
aplicar la segunda capa.
Y por fin habremos eliminado las marcas de humedad en nuestra pared.
 Humedad en azoteas

Se comienza limpiando el área para determinar el tamaño del problema.


Una vez removido el líquido y la basura y polvo acumulados, se procede
a realizar un raspado profundo removiendo toda aquella materia que se
encuentre desprendida, esto con la finalidad de que no queden
espacios vacíos con aire entre la loza actual y el vaciado que se va a
realizar.

Verificando que exista un desagüe actual por donde se tenga que ir el líquido,
realizaremos nuestra medición, si no existe ningún desagüe planeado con
anterioridad, podemos realizar uno nosotros mismos.
Medimos y vemos el ángulo requerido y hacia qué dirección tiene que ir el
declive dirigido, para entonces proceder a marcar las alturas y distancias.
Siguiendo el marcado de alturas y distancias, procedemos a vaciar nuestra
mezcla realizada especialmente para que no queden porosidades en el líquido
de la mezcla y para que logremos el efecto de declive que se requiere para
que el agua fluya sin impedimentos hacia el desagüe o zona de descarga del
líquido.

Damos un terminado liso final al vaciado para que quede una superficie
homogénea y podamos así después, realizar la impermeabilización requerida
para completar el ciclo de reparación y terminar con un techo que no retendrá
líquidos y los dirigirá hacia la zona de desagüe.
 Humedades por filtración de agua en los sótanos

Colocar un tubo de drenaje perimetral, para recoger y evacuar el agua


que cae por la pared exterior muro.

Lo primero es trazar en el perímetro las dimensiones suficientes, para


poder introducir dentro de la excavación la tubería o canal de drenaje,
con un espacio mayor para que sea ocupada por la grava.

En la excavación del perímetro trazado, debe haber un punto de acoplo,


para el agua retenida para poder evacuarla hacia la superficie, a este
se le dará forma y lo suficiente profunda para poder introducir una
bomba con el fin que se almacene el agua dentro del depósito y la
bomba pueda evacuar el fluido hacia el exterior de la estructura.

Luego de la excavación, se coloca en el fondo de la zanja una lámina


geotextil, después se ubica la tubería de drenaje, se trata de un tubo de
PVC corrugado y perforado en su parte superior y laterales que recoge el
exceso de agua de lluvias o del terreno y la conduce hacia el punto de
almacenamiento, donde se ubica la bomba, para la evacuación.
Sobre el tubo coloca una buena capa de cantos rodados y luego la
grava hasta cierta altura para poder perforar la pared, con el fin que
pueda ingresar el agua hacia el interior de esta y poder evacuar el fluido.

Luego de dicho procedimiento se procede a rellenar el hueco con grava,


y daríamos por concluido con el colocado de concreto en la superficie
de esta.
II. HUMEDAD ACCIDENTAL.
Este tipo de humedad no se produce ni por condiciones climáticas ni por
fallas constructivas, sino que tal como lo indica su nombre por accidentes.
Este problema se presenta cuando, por ejemplo, se rompe una cañería. Este
es un problema de fácil solución ya que sólo hay que cambiar la cañería rota.
Pero puede volverse un problema mayor si no se encuentra el lugar donde se
produjo el rompimiento, lo que puede implicar que haya que romper pisos o
muros en busca de la fuga. El tiempo que transcurre hasta identificar la
pérdida, es el tiempo que el agua se alcanza a apozar lo que puede
provocar humedad excesiva si no se cuenta con la aislación adecuada.
a. Filtraciones de instalaciones de fontanería y desagües
El fallo puede producirse por rotura de una tubería y la consecuencia es la
misma, el agua penetra en el muro y empuja el revoco hacia el exterior.

CAUSAS:
La rotura o fisura en una instalación que lleve agua, ya sean tuberías de
suministro o de desagüe. La rotura se puede deber a:
 Sobretensiones, debidas a las dilataciones y contracciones de los
materiales en uniones rígidas.
 Acciones mecánicas, debidas a acciones puntuales exteriores sobre el
edificio, por el mal uso del mismo.

CONSECUENCIAS
ROTURA EN TUBERÍAS.
IDENTIFICACION
Al tratarse de pequeñas roturas o fisuras, el agua está más
concentrada y por lo tanto las manchas son puntuales y aisladas.
Suelen ser humedades de formación muy acelerada, y si se producen
en el techo pueden acarrear goteras.
Otra forma de identificarlas es ver si existe una relación entre la
aparición y crecimiento de la mancha y el uso de los cuartos húmedos
del edificio o la presencia de lluvias, es decir, ver si la humedad
empeora cuando pasa agua por las tuberías.
PREVENCION
Con la colocación de pasatubos y coquillas que otorgan a las tuberías
que llevan el agua holgura suficiente en todas las direcciones para
evitar roturas. Y, por supuesto, con el correcto uso y mantenimiento del

edificio.

SOLUCION
La correcta solución de estas humedades implica la demolición o
picado de la zona afectada hasta descubrir la tubería rota, el
saneamiento de la zona y la sustitución parcial o total de la tubería
dañada con el uso de un pasatubos o coquilla.
EVITAR
Sellando o tapando la fisura. Si ha roto una vez es probable que vuelva
a ocurrir.
b. Humedad por vapor de agua

CAUSAS
No sólo por culpa de la ducha.
Como hemos dicho antes, también nosotros mismos somos causantes de la
condensación que se produce en casa:
 Al cocinar,
 Al planchar,
 Al secar la ropa dentro de casa,
 Al lavarnos,
 Al respirar
EVALUACION:
Se da en las superficies interiores de las estancias. Es originada por la falta
de ventilación de zonas con ambientes húmedos, como baños y cocinas.
También suele aparecer en sótanos y desvanes.
TRATAMIENTO
1. Ventilar muy bien toda la casa (10 minutos 2 veces al día)
2. Bajar la temperatura de la calefacción. (El aire caliente absorbe mucha
humedad. Y luego cuando apagues la calefacción todo ese vapor de
agua irá directo a las paredes y cristales)
3. Invertir en mejorar el aislamiento de las paredes, ventanas y techos. (Así
las paredes estarán calientes y la humedad no tendrá donde “pegarse”)

c. Humedad por huecos de ventana


A veces sí. Las ventanas empotradas con arcos y huecos, normalmente,
suelen tener más condensación de agua que otras ventanas con otros
estilos. Esto se debe a que el aire que circula por estas ventanas está más
limitado, y cuando la humedad se desprende desde una pared aislada de
la casa, llega a los huecos y arcos donde la temperatura puede estar unos
grados más fría.
Encuentro de planos perpendiculares formando diedros en los que
coinciden juntas constructivas.
TRATAMIENTO
1. Ventilar diariamente los ambientes
2. Colocar aislamiento térmico en paredes y techos

EVITAR
 Asegúrate de que la ventilación hacia fuera está funcionando. Utiliza
siempre los extractores de aire de la cocina y el baño. Considera instalar un
extractor de aire en la habitación de lavar la ropa. Pon en marcha los
extractores de aire mientras realizas tareas que generan humedad y déjalos
en marcha un rato más después de terminar la tarea.
 Ventila tu cocina, cuarto de baño y lavandería mientras lo usas o justo
después. Porque el aire exterior, normalmente contiene menos vapor de
agua, lo que “diluirá” la humedad del aire interior. Esto ocurre
automáticamente en las casa viejas por las constantes filtraciones de aire
exterior.