Вы находитесь на странице: 1из 5

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE CUSCO

Sala Civil

(Auto de Vista – Cuaderno)


Expediente : 00108-2016-94-1001-SP-CI-01
Demandante : Rojas castillo, Flor Minette.
Demandado : Aguayo Mar, Miriam Gertrudes.
Materia : Civil – Medida Cautelar.
Procede : Juzgado Mixto de Calca.
Juez Superior : Sr. Murillo Flores.

Resolución Nº 11

Cusco, 13 de setiembre de 2016.

AUTOS Y VISTO: El presente proceso cautelar, venido en grado de apelación.

I. MATERIA DE APELACIÓN:

El auto contenido en la Resolución N° 1, de 5 de enero de 2016, que declara:


“IMPROCEDENTE la solicitud de medida cautelar interpuesta por flor Ninette
Rojas Carrillo, en consecuencia, archívese definitivamente la presente solicitud
una vez quede consentida o ejecutoriada la presente resolución, dejando a salvo
el derecho de la recurrente para hacerlo valer conforme a ley (…)” (folio 6 y 7).

II. PRETENSIÓN IMPUGNATORIA:

Flor Ninette Rojas Carrill, mediante escrito presentado el 19 de enero de 2016,


apela el auto referido precedentemente, pretendiendo su nulidad (folio 22).

III. FUNDAMENTOS:

Antecedentes.

3.1. La parte apelante, con escrito presentado el 18 de diciembre de 2015


(folio 4 y 5), solicita medida cautelar de embargo en forma de inscripción,
sobre los mismos muebles respecto de los cuales solicitó medida cautelar
secuestro conservativo con desposesión y entrega al custodio.

3.2. El Juez de la causa al calificar el pedido cautelar determinó que debía


declararse improcedente en tanto el demandado estaría solicitando dos
medidas cautelares por lo que se incurriría en ejercicio abusivo del
derecho.

3.3. En este contexto, los argumentos de apelación son:

 La resolución apelada vulnera el deber de motivación de resoluciones


judiciales.

1
CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE CUSCO
Sala Civil

 El artículo 608 del Código Procesal Civil no establece distinción


alguna sobre si más de una medida cautelar puede versar sobre un
mismo bien.
 No existe artículo alguno que impida que sobre un mismo bien
puedan recaer más de una medida cautelar.
 El artículo 639° del Código permite que existan concurrencia de
medidas cautelar sobre un mismo bien, independientemente de que el
solicitante de la medida cautelar sea o no el mismo acreedor afectado.
 La medida declarada improcedente es independiente a la ya ejecutada
parcialmente por el Despacho y es perfectamente complementaria a
esta.
 Resulta necesario hacer público el presente proceso – deuda que
mantiene la demandada.
 El artículo 687 del CPC establece que ante la inminencia de un
perjuicio irreparable el Juez puede dictar medidas destinadas a
conservar la situación de hecho o de derecho cuya situación vaya a
ser o sea invocada en la demanda y se encuentra en relación a las
personas y bienes comprendidos en el proceso.
 La medida cautelar dictada sobre secuestro es insuficiente si se toma
en consideración que durante el tiempo que los bienes secuestrado
permanezca en posesión y supervisión del custodio designado estos
aún se encuentran susceptibles de tráfico jurídico.
 La medida cautelar desestimada es una medida razonable a cabalidad
frente a los perjuicios que se pudieran generar.
 No debe perderse de vista que los bienes muebles cautelados son
susceptibles de destrucción venta o podrían ser desmantelados y
venderse por piezas, lo que justifica la coexistencia de las medidas
cautelares solicitadas.

Materia de Análisis.

3.4. Corresponde establecer si: i) la resolución apelada ha incurrido en causal


que amerite declarar su nulidad.

Análisis.

3.5. En principio el Tribunal conviene señalar que el pedido de la parte


solicitante, conforme precisó en primera instancia, tiene por finalidad que
el Órgano Jurisdiccional dicte una nueva medida cautelar a su favor,
antes de proceso, es decir que esta nueva medida coexista con la ya
otorgada en el proceso cautelar N° 00108-2016-94-1001-SP-CI-01, que
trata sobre secuestro conservativo con desposesión y entrega a custodio;
es en virtud de este pedido que se procede a analizar los autos.

2
CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE CUSCO
Sala Civil

3.6. Ahora bien, el apelante a efecto de que su pretensión impugnatoria sea


amparada postula que no existe dispositivo legal que prohíba la
coexistencia de dos medidas cautelares sobre un mismo bien y en su
lugar cita lo dispuesto en el artículo 639 del Código Procesal Civil; al
respecto debemos señalar que:

3.6.1. Si bien es cierto el artículo 639 del Código Procesal Civil, establece que:
“Cuando dos o más medidas afectan un bien, éstas aseguran la
pretensión por la que han sido concedidas, atendiendo a la prelación
surgida de la fecha de su ejecución. Si no se pudiera precisar
fehacientemente la prelación, se atenderá a la establecida por los
derechos que sustentan la pretensión” (el énfasis es agregado).

Sin embargo, dicho dispositivo legal está referido a la concurrencia de


medidas cautelares, sobre un mismo bien, provenientes de diferentes
procesos, es decir en los que existe diferente beneficiarios con diferentes
medidas; así dicho dispositivo legal prevé un criterio para la ejecución de
los mismos a efecto de cumplir con su finalidad. A juicio de este Tribunal
no puede admitirse otra interpretación, como la que propone la parte
apelante, dado que no resulta coherente que para la ejecución de la
finalidad de la medida cautelar se tenga que establecer un criterio de
prelación si el beneficiario (acreedor) es el mismo, por lo que el
argumento esgrimido por el apelante debe ser desestimado.

3.6.2. Ahora, si bien es cierto no existe dispositivo legal que prohíba la


coexistencia de medidas cautelares sobre un mismo bien en beneficio del
mismo acreedor, sin embargo se debe observar lo dispuesto en el
segundo párrafo del artículo III del Título Preliminar del Código Procesal
Civil, que establece: “En caso de vacío o defecto en las disposiciones de
este Código, se deberá recurrir a los principios generales del derecho
procesal y a la doctrina y jurisprudencia correspondientes, en atención a
las circunstancias del caso”, así como lo dispuesto en el artículo IX del
Título Preliminar del Código Civil, que establece: “Las disposiciones del
Código Civil se aplican supletoriamente a las relaciones y situaciones
jurídicas reguladas por otras leyes, siempre que no sean incompatibles
con su naturaleza”, así el Juez de la causa aplica lo dispuesto en el
artículo II del Título Preliminar del Código Civil al considerar que el
pedido formulado por la parte demandante configura el hecho proscrito
por ley.

No obstante ello a juicio de este Tribunal también debe tenerse en


cuenta el principio de la mínima injerencia en la afectación, así se tiene
que “[e]sta regla se explica junto al derecho del actor a la garantía de
ejecución futura, y en tanto no recaiga sentencia condenatoria, existe la
presunción del derecho del demandado a ser absuelto de la demanda,
3
CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE CUSCO
Sala Civil

que también debe ser protegido. Por ello, la adopción de medidas


cautelares debe garantizar la efectividad de la ejecución, con el mínimo
gravamen o intervención sobre los bienes y derechos del demandado ya
que la tutela cautelar supone, en definitiva, a juicio provisional”.

A decir del Tribunal Constitucional “(…) el juez que adopta una medida
cautelar, sabiendo de la omnipotencia de sus facultades, debe tratar de
que la medida adoptada, no sólo se restrinja al ámbito del proceso
principal, sino que dentro de las posibles alternativas que se presente (por
ejemplo entre varios tipos de bienes posibles de afectar), debe optar por
aquella fórmula que lesione menos los derechos de la persona o
personas sobre las que va ha recaer la medida. Desde una
perspectiva constitucional, tales principios de las medidas cautelares son
protegidas a través del principio de proporcionalidad y, en concreto, a
través de los sub principios de idoneidad y necesidad. Se trata de
optimizar las técnicas procesales de tutela de los derechos a efectos de
garantizar la vigencia de los derechos no sólo de quien solicita una
medida cautelar, sino también y con mayor rigor aún, de quien los va
ha sufrir”1.

Es decir al adoptar determinada decisión respecto a una medida cautelar


el Juez debe tutelar además el derecho de la persona que va sufrir de los
efectos de una medida cautelar, esta razón a juicio del colegiado impide
que se pueda trabar dos medidas cautelares a favor de un acreedor
sobre el mismo bien.

3.7. De otro lado, se argumenta la necesidad de una nueva medida cautelar,


dado que la dictada en autos resulta insuficiente, en su virtud
corresponde que la parte apelante solicite la variación de dicha medida
con la que considere satisfaga o garantice en forma suficiente la
pretensión que va instar en el proceso principal, en su virtud dichos
argumentos deben ser desestimados.

3.8. En este contexto, mientras la medida cautelar de secuestro se encuentre


vigente no puede dictarse otro medida cautelar y ello en virtud de los
principios citados precedentemente, máxime si al concederse la medida
cautelar de secuestro, se entiende que se cumplió con calificar la
razonabilidad y proporcionalidad de la misma a efecto de garantizar la
pretensión principal.

3.9. Finalmente, si bien mediante Resolución N° 6 se dispuso la devolución del


presente incidente a efecto de que se adjunten los actuados de la medida
cautelar de secuestro, y una vez en el Juzgado de origen se procedió a
devolver el mismo a esta instancia dado que dicho incidente se
1
STC N° 01209-2006-AA, fundamento jurídico 62.

4
CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE CUSCO
Sala Civil

encontraba en trámite de apelación; es en este contexto que, la remisión


de los citados actuados resultan innecesarios, dado que se verifica que
mediante Resolución N° 23, de 18 de agosto de 2016, emitida en el
incidente N° 00108-2016-44-1001-SP-CI-01, se anuló la decisión de
declarar la caducidad de dicha medida, en su virtud se infiere que la
misma sigue vigente.

POR ESTOS FUNDAMENTOS:

Se CONFIRMAR el auto contenido en la Resolución N° 1, de 5 de enero de


2016, que declara: “IMPROCEDENTE la solicitud de medida cautelar interpuesta
por flor Ninette Rojas Carrillo, en consecuencia, archívese definitivamente la
presente solicitud una vez quede consentida o ejecutoriada la presente
resolución, dejando a salvo el derecho de la recurrente para hacerlo valer
conforme a ley (…)” (folio 6 y 7). Y los devolvieron.- H.S.

SS.

MURILLO FLORES PINARES SILVA DELGADO AYBAR