Вы находитесь на странице: 1из 6

UNIVERSIDAD FERMÍN TORO

VICE-RECTORADO ACADÉMICO
DECANATO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO
MAESTRÍA EN GERENCIA EMPRESARIAL

ENSAYO
Importancia de las Estrategias, las Tácticas de
Mercadeo y su Evolución

Autor:
Abog. Esp. Migdalia Rodríguez Riera.
Docente: Fany Soto.
Nombre de la Asignatura: Gerencia de
Mercadeo
Grupo 23

CABUDARE, JULIO DE 2018


2

Importancia de las Estrategias, las Tácticas de Mercadeo y su


Evolución

El concepto de estrategia ligado a los negocios ha contribuido al crecimiento


empresarial, para nadie es un secreto que las organizaciones actuales requieren
necesariamente de planes estratégicos para su adecuado funcionamiento y
cumplimiento de metas, el mercadeo no escapa de ello y debe servirse de una serie de
decisiones, actos y herramientas que permitan la obtención de los resultados que se
esperan, partiendo de esta premisa se hace imperioso desglosar las tácticas o
estrategias de mercadeo, su evolución y relevancia en la actualidad.
Razón por la cual, en un primer momento es oportuno conocer que son
estrategias de mercadeo, para ello se trae a colación lo señalado por Kotler (2001),
sobre este aspecto:

La planeación estratégica orientada hacia el mercado es el proceso


administrativo de desarrollar y mantener una relación viable entre los
objetivos y recursos de la organización, y las oportunidades cambiantes
del mercado. El objetivo de la planeación estratégica es moldear y
remodelar los negocios y productos de la empresa de manera que
combinen para producir un desarrollo y utilidades satisfactorios.

De allí se desprende, que la planeación estratégica cuenta con tres pilares


fundamentales como son los objetivos, los recursos y los cambios, ya que servirá para
un mejor manejo de recursos en base a unos objetivos ya establecidos, que podrán ser
modificados cuando sea necesario. Este proceso es bastante complejo porque amerita
un estudio corporativo que incluye muchos factores internos y externos que van a
aportar las bases para determinar qué pasos se deben seguir, al mismo tiempo se va a
conocer la situación actual de la organización y la guiara hacia la implementación,
evaluación y control de sus actividades.
Sin embargo, es importante aclarar que los planes de negocios difieren de los
planes de marketing, pues este último versan sobre el producto o servicio que se
ofrece e incluye los mercados metas, las estrategias de productos, estrategias de
3

fijación de precios, estrategia de la cadena de distribución y suministro y las


estrategias de comunicación integrada de marketing o promoción, dejando a un lado
la organización de negocios y propiedad, operaciones, estrategia financiera, recursos
humanos y administración del riesgo, que forman parte de un plan de negocios de la
organización en general.
Ahora bien, teniendo claro que son tácticas de mercadeo, se hace ineludible
apreciar la evolución que estas han tenido en el tiempo, iniciando con que las
estrategias a nivel empresarial cobraron su auge en el siglo XX, específicamente en
los últimos 40 años donde las empresas se vieron obligadas a servirse de planes de
acción que eran bastantes predecibles puesto que durante la década de los sesenta y
setenta la economía era sólida y brindaba seguridad, los productos ofertados se
vendían con facilidad, evidentemente estas fracasaron debido a que cuando inicio el
declive económico no pudieron reaccionar a la desestabilización y muchas de ellas
debieron cerrar.
Posteriormente, durante los años ochenta nace la promoción de mercadeo, como
instrumento de la empresa para que el consumidor conociera los productos, debido al
surgimiento de una competencia cada día más arraigada y atrevida, así como también
se buscó establecer precios competitivos para contrarrestar las ventas bajas, pues no
todo lo que se fabricaba se podía vender. Comenzó una tendencia donde el cliente
daba opiniones sobre los productos o servicios y se decantaba por la opción que
consideraba más beneficiosa económicamente.
La década de los 90, constituyo un verdadero reto para los mercadólogos
cuando realizaban sus planes, puesto que los consumidores se volvieron cada día más
sofisticados y exigentes, además de esto la tecnología dio paso a la globalización y
los planes de mercadeo comenzaron a tambalearse, la competencia era cada vez más
fuerte. Mancebo, F (s/f), en su artículo “la evolución del marketing”, hace énfasis en
esto y señala:

La imagen de marca empieza a ser cada vez más importante como


elemento diferenciador para el consumidor. Las compañías más
avanzadas comienzan a preocuparse por hacer atractivas sus marcas y
4

dotarlas de personalidad propia para que el consumidor se sienta


identificado con ellas. Podemos decir que pasamos del reinado del
producto al de la marca. Y en términos de marketing dimos un salto de un
marketing de necesidades a un marketing de aspiraciones. Lo que se
traduce en la aparición de un consumidor que quiere sentir, ser partícipe
de y convertirse en.

Es así, como llegamos al siglo XXI donde los planes estratégicos de mercadeo
se basan en las necesidades del consumidor, estos se estudian y se les da importancia
que amerita. La globalización ha permitido grandes avances pero también grandes
retos, puesto que la competencia crece desmesuradamente y la oportunidad de
mercadeo es cada vez más corta, nos encontramos frente a clientes que persiguen la
obtención de productos y servicios lo más rápido posible, que buscan calidad y pronta
atención.
Es precisamente esto último, lo que ha llevado a comprender los planes
estratégicos de marketing, con la importancia que se merecen. Ferrer y Hartline
(2012), lo dejan muy claro “este aspecto de la planeación de marketing es vital; no
tener metas y objetivos es cómo manejar un automóvil sin conocer el destino. En este
sentido, el plan sirve como “mapa de ruta” para implementar la estrategia de
marketing” (p. 32). Un buen plan que analice cada una de las situaciones, que oriente
sus objetivos no solo en pro de un crecimiento económico, sino también en aras de
ofrecer productos de calidad siempre va a brindar satisfacción a la organización.
Entre sus ventajas principales, las tácticas de mercadeo ofrecen la posibilidad
de adecuarse al cambio, no solo van a basarse en garantizar que las empresas sean
líderes en costos y por ende ofrezcan productos a precios bajos, o que entreguen al
público productos y servicios especializados e innovadores, sino que van a contribuir
a que el impacto que producen dentro de una organización los cambios bruscos, sean
manejados de la mejor forma posible.
Los autores antes citados, mencionan que:

Una de las mayores frustraciones y oportunidades en marketing es el


cambio; los clientes cambian, los competidores cambian e incluso la
organización de marketing cambia. Las estrategias que son altamente
5

exitosas en la actualidad no funcionarán mañana. Los clientes comprarán


hoy productos que no les interesarán mañana. Estas son verdades
permanentes dentro del marketing. Aunque sea frustrante, desafíos como
éstos también hacen que el marketing sea extremadamente interesante y
gratificante. La vida de un mercadólogo nunca es aburrida. (p. 24)

En conclusión y a modo de reflexión final, queda en evidencia que las


organizaciones de la actualidad deben esgrimir muchas herramientas si pretenden que
sus productos sean vendidos y ser líderes en el mercado, no es una tarea sencilla pero
tampoco imposible. Las estrategias de marketing bien utilizadas pueden brindar
satisfacciones esperadas. El cambio será en estas décadas, la tormenta a la que deben
enfrentarse las empresas, los consumidores seguirán requiriendo productos de
calidad, pero los planes de mercadeo constituirán el bastión principal en esta lucha.
Es necesario que las organizaciones en general se doten de estas tácticas y
destrezas, puesto que no solo van a obtener grandes recompensas, sino que también
les va a permitir conocerse a fondo, reconocer a su entorno, respetarlo, tomar las
decisiones correctas y al mismo tiempo crecer y obtener la solidez que tanto desean,
dando de esta forma cumplimiento al precepto fundamental que se maneja en el
mercadeo de estos tiempos y que el famoso mercadólogo Seth Godin ha aludido “No
encuentres clientes para tus productos, encuentra productos para tus clientes”.
.
6

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Ferrer, C y Hartline, M (2012). Estrategia de Marketing. Quinta Edición. Cengage


Learning Editores. México

Flórez, J (2003). Como crear y dirigir la nueva empresa. Colección de Textos


Universitarios. Ecoe Ediciones. Bogotá.

Kotler, P (2001). Dirección de Mercadotecnia. Análisis, Planeación,


Implementación y Control, Northwestern University. MAP29 – ESAN. Lima.

Mancebo, F (s/f). La Evolución del Marketing: Hacia un mundo de experiencias.


Disponible: https://www.marketingdirecto.com/punto-de-vista/la-columna/la-
evolucion-del-marketing-hacia-un-mundo-de-experiencias-1 [Consulta: 2018,
junio 29].

Porter, M (2006). Estrategia y Ventaja Competitiva. Ediciones Deusto. Barcelona.

Staton W, Etzel,M y Walker, B M (2007). Fundamentos de Marketing.


Decimocuarta Edición. McGraw Hill. México