Вы находитесь на странице: 1из 18

Ejemplo de ensayo académico

Consumo de frutas y verduras en


niños escolares de Tepic, Nayarit
José de Jesús Puga Olmedo

El presente trabajo es un ensayo acerca del consumo de frutas y verduras en niños y se eligió al azar la
comunidad escolar de la primaria Amado Nervo en la ciudad de Tepic, Nayarit.

El propósito del ensayo es reflexionar acerca de por qué los niños de la escuela primaria Amado Nervo de
la ciudad de Tepic no consumen frutas y verduras. Las reflexiones acerca del problema pueden servir de
base para una investigación al respecto.

La disminución en el consumo de frutas y verduras en niños escolares se ha asociado a la obesidad infan-


til, el Instituto Nacional de Salud Pública encontró que el 50% de los niños durante el recreo y de regreso a
casa consumen un dulce, el 40% consume alimentos llamados frituras y refrescos y solo un 2% consumen
fruta (Ríos, 2010).

Basulto (2013b) recomienda el consumo de frutos secos y legumbres con regularidad como una de las
medidas para prevenir la obesidad infantil, Ríos (2010) promueve en las escuelas solo el consumo de agua,
frutas y verduras y evitar el consumo de alimentos altamente energéticos, para lograr abatir las cifras de
obesidad infantil.

El 15 de julio de 2014 entró en vigor el veto para que alimentos altamente energéticos sean anunciados en la
televisión en horarios de audiencia infantil por la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios
(COFEPRIS) esta medida impedirá que 32 millones 500 mil niños mexicanos vean la mencionada publicidad
(SPD noticias.com, 2014).

Por lo antes expuesto es clara la relación que existe entre la obesidad infantil y el consumo de productos
energéticos como frituras, refrescos y dulces, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012
(ENSANUT 2012) para Nayarit, encontró que 39 de cada 100 niños escolares presentan exceso de peso,
por lo tanto la obesidad infantil en Nayarit es un problema real y se justifica realizar el diagnóstico de
obesidad en la escuela primaria Amado Nervo así como establecer su relación con el consumo de frutas y
verduras como medio para prevenirla (INSP, 2013).

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT 2012) para Nayarit, no especifica estadísticas
acerca del porcentaje de niños escolares que consumen frutas y verduras en Nayarit (INSP, 2013) sin embargo
señala la condición de inseguridad alimentaria cuando existe preocupación en las familias nayaritas por
el acceso a los alimentos en decremento de la calidad.

En otras palabras por razones económicas se consumen dietas con dudosa calidad alimentaria por ser más
exequibles al bolsillo y economía de las familias nayaritas, siguiendo con la expresión coloquial “se come
lo que se puede no lo que se debe”.

1
El presente ensayo discute los datos encontrados para lograr conclusiones y propuestas concretas desde el
plano racional de la información recabada.

La obesidad es una enfermedad crónica y recidivante caracterizada por exceso de depósitos de grasa que
afecta de manera adversa la salud y el bienestar, se diagnostica en el adulto mediante el IMC (índice de
masa corporal) es el cociente obtenido entre el peso corporal en kilogramos y el cuadrado de la estatura
expresado en metros cuadrados donde un cociente de 25 es indicativo de sobrepeso y uno de 30 de obesidad
(Kaufer y Toussaint, 2008; y Secretaría de Salud, 2013).

¿Qué entendemos por enfermedad? Es una “Alteración patológica de uno o varios órganos, que da lugar a
un conjunto de síntomas característicos” (Alonso, 1999, p. 414).

¿Por qué se afirma que la obesidad es una enfermedad? El exceso de depósitos de grasa de forma persistente
en los adipocitos (células de grasa) en el tejido conectivo de todo el organismo. Tienen como consecuencia
una inflamación en todas las células, órganos y sistemas del organismo, con presencia de un número mayor
de macrófagos en los obesos con relación a los no obesos (Blancas, y otros, 2010).

¿Por qué los adipocitos ocasionan inflamación? La vía metabólica o sea la que se encarga de obtener energía
por medio de la grasa está íntimamente ligada con la vía inmunológica es decir la que responde contra
gérmenes en las infecciones provocando inflamaciones. La obesidad provoca una inflamación de baja
intensidad que favorece una resistencia a la insulina y con esto facilita la diabetes (Blancas, y otros, 2010).

Por lo tanto los niños obesos tienen un estado permanente de inflamación de baja intensidad o sea que no
están sanos están enfermos y tienen inflamados sus órganos, que tarde o temprano manifestaran signos
y síntomas de la enfermedad.

Culturalmente no se aprecia a la obesidad como enfermedad sobretodo más sana. El concepto de la imagen
es más importante para el colectivo popular que el de la salud en el caso de la obesidad (Dávila, 2006),
incluso buena parte del personal de salud no considera a la obesidad como enfermedad (Ortega, 2014).

Un niño con obesidad no tiene ninguna ventaja, la obesidad al ser en sí misma una enfermedad tiene todas
las desventajas como no crecer y llegar a desarrollarse como un adulto sano.

México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil de acuerdo a datos de la Organización para la
Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con cifras en inglés OECD, y el segundo lugar en obesidad
en adultos apenas superado por Estados Unidos de América (Gurría, 2011).

La obesidad ocasiona un grave impacto en la salud, economía, política y estructura organizacional de un


país (Secretaria de Salud, 2008).

Las personas con obesidad mórbida o excesiva mueren ocho o diez años antes que las personas con peso
normal, se estima que por cada 15 Kg. sobre el peso ideal aumenta un 30% las posibilidades de morir de
forma temprana (Sassi, 2010).

Por todo lo expuesto afirmamos que la obesidad es una enfermedad no una imagen. Reducir de peso, evitar
el sobre peso y la obesidad no es cuestión de “verse bien” sino es una situación de salud.

Para promover cualquier cambio de actitud y aprendizaje en los demás es necesario iniciar por nosotros
mismos impidiendo ser portadores de sobrepeso y obesidad y ser promotores de salud.

Para diagnosticar el sobrepeso y la obesidad en niños se utiliza también el IMC, utilizando cortes a edades
según el Centro de Control de enfermedades (CDC) de Estados Unidos de Norteamérica y el Grupo de Trabajo
sobre obesidad (IOTF) de la Organización Mundial de la Salud (Kaufer y Toussaint, 2008).

No es posible tomar los mismos indicadores de obesidad en adultos y aplicarlos en los niños porque el
niño se encuentra en constante crecimiento, por eso es necesario definir los criterios antropométricos para
diagnosticar el sobrepeso y la obesidad infantil.

2
“La evaluación antropométrica es la medición de las dimensiones físicas del cuerpo humano en diferentes
edades y su comparación con estándares de referencia” (Kaufer y Toussaint, 2008, p. 504).

Marín (2006) menciona al menos dos formas de diagnosticar el sobrepeso y la obesidad infantil usando
estos parámetros antropométricos.

Una es peso para la estatura teniendo las tablas Nacional Center for Health Statistics de los Estados Unidos
(NCHS/OMS) en niños mayores de dos años.

Porcentaje de peso promedio siendo sobre peso de 110-119% con respecto al peso ideal y de obesidad de
120-129%, y obesidad grave arriba de 130%. El porcentaje se obtiene mediante la fórmula: % peso ÷ la
estatura = peso real ÷ el peso que debería tener para la estatura y sexo X 10.

La otra alternativa es mediante el cálculo del IMC para niños mayores de 2 años hasta 240 meses de vida
(20 años) (Marín, 2006).

¿Qué es el percentil? “Percentil es la posición de un individuo respecto al dado por una población de
referencia, expresada en términos de qué porcentaje del grupo de individuos es igual o diferente”(Kaufer
y Toussaint, 2008, p. 507).

Diagnosticar el sobrepeso y la obesidad no es una situación sencilla en niños por las variables biológicas
que se combinan en su crecimiento y desarrollo, los percentiles son un acercamiento a esta realidad y tomar
en cuenta el IMC no es del todo acertado puesto que le IMC solo indica un aumento de masa corporal total
no exactamente aumento de tejido adiposo.

El IMC mide tanto masa magra como masa con grasa ,el IMC puede aumentar por incremento de agua,
hueso o musculo. no necesariamente por tejido adiposo sin embargo es un buen indicador de aumento de
tejido graso en el organismo (Kaufer y Toussaint, 2008).

Existe una gran discusión con relación a las metodologías para diagnosticar la obesidad infantil, lo que parece
tan claro en los adultos en los niños es complejo. Calcular peso por estatura está limitado ya que las tablas uti-
lizadas por NCHS/OMS fueron realizadas exclusivamente con poblaciones de niños y adolescentes de Estados
Unidos, existen nuevas tablas para calcular peso para la estatura basadas en parámetros internacionales .

Las nuevas tablas se realizaron sobre poblaciones de seis países: Estados Unidos de América, Oman, Noruega,
Brasil, Ghana y la India. La ventaja de esto es tener una plataforma más internacional y no partir de tablas
exclusivamente norteamericanas (Kaufer y Toussaint, 2008).

Las nuevas tablas de la OMS (Organización Mundial de la Salud) realizadas en seis países del mundo
demuestran que a pesar de las diferencias significativas Socioeconómicas de los países de Estados Unidos,
Noruega, Ghana, Brasil, Oman y la India; los niños tienen un patrón de crecimiento similar hasta los cinco
años, independientemente de sus factores étnicos y genéticos. (OMS,2006).

Lo cual confirma otros factores que influyen en el crecimiento y la obesidad a parte de los genéticos y étnicos.

Las ventajas que tienen estas nuevas tablas es establecer patrones internacionales en el diagnóstico de la
obesidad infantil con relación a las tablas NCHS que solo se realizó con niños de Estados Unidos, la des-
ventaja es que las nuevas tablas solo incluyeron a seis países y tienen un considerable sesgo para generali-
zar sus hallazgos como lo ha hecho la OMS.

El otro tema es el diagnóstico de la obesidad fundamentado en el IMC, su ventaja es que en niños de 2 a


18años a pesar de crecer y desarrollarse es mantiene la relación peso-talla y es confiable como nos asegura
Kaufer y Toussaint (2008).

Otras ventajas que tiene el criterio de utilizar el IMC es asociar al sobrepeso y a la obesidad, con altera-
ciones metabólicas como glucosa alterada en ayuno y resistencia a la insulina, la hipertensión arterial, y
dislipidemias caracterizadas por hipertrigliceridemia, hipercolesterolemia, lipoproteínas de baja y muy
baja densidad incrementadas y lipoproteínas de alta densidad bajas.

3
Esto ha sido comprobado por varios estudios de tipo transversales realizados en diferentes poblaciones de
edad pediátrica del mundo y estas condiciones existen en los niños mexicanos (Kaufer y Toussaint, 2008).

La desventaja es que el IMC no solo aumenta la masa corporal a expensas de tejido graso.además el IMC
no especifica como se distribuye la grasa en el organismo..

Por último es un criterio para diagnosticar la obesidad infantil medir el perímetro abdominal (Kaufer y
Toussaint, 2008).

Medir el perímetro abdominal en adultos ha demostrado su relación con enfermedades cardiovasculares,


en los niños también se ha visto que la grasa abdominal tiene relación con la visceral.

Conocer el perímetro abdominal es una ventaja para conocer la distribución de grasa, la desventaja es que
no existen criterios científicos homogéneos para normar la como medio diagnóstico en obesidad de niños
(Kaufer y Toussaint, 2008).

El diagnóstico de la obesidad infantil es complejo, mientras que en adulto basta con el IMC en el niño no
deja de ser un acercamiento.

Incluso Kaufer y Toussaint (2008) afirman que considerar en el niño solo el IMC sería un diagnòstico
incompleto haría falta una evaluación clínica e incluso pruebas bioquímicas y que no decir de estudios
socioeconómicos y otro tipo de esntrevistas para conocer no solo el lado biológico sino también el psicológico
y el social del paciente obeso.

El diagnóstico de la obesidad es integral no simple o mecánico sino complejo.

Conocer como se diagnostica la obesidad infantil nos compromete a todos a comprender con mayor sentido
en que consiste la enfermedad y sobre todo comprender a quién la padece.

Kaufer y Toussaint (2008) señalan consecuencias de la obesidad infantil a corto,mediado y largo plazo entre
las que destacan pie plano,resistencia a la insulina,incremento de andrògenos,aumento del colesterol,con alto
riesgo de contraer hipertensión arterial y enfermedades cardiacas como el Infarto al corazón, alteraciones
pulmonares, menstruales, diabetes mellitus, alteraciones psicològicas como autoimagen deteriorada, enfer-
medades hepáticas del tipo de esteatohepatitis, gastritis, síndrome de ovario poliquistico, apnea del sueño,
colelitiasis, enfermedad renal vascular y predisposión a diversos tipos de cáncer entre otras más.

Se pensaría en primera instancia que un niño no desarrolla enfermedades propias del adulto y que al ir
creciendo el sobrepeso y la obesidad por sí mismos se corrigen de tal suerte que no llegaran a padecer
enfermedades degenerativas como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares lo cual desgraciadamente
no es cierto. La obesidad en el niño debe ser atendida en todas las etapas de su vida porque de no hacerlo
está demostrado que tarde o temprano se tendrán serias consecuencias

La obesidad infantil predice la obesidad en el adulto siendo un factor de riesgo para enfermedades como
hipertensión arterial, cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 2 y dislipidemias, estas enfermedades junto
a las enfermedades no transmisibles son la primer causa de muerte a nivel mundial y el 80% de estas
muertes ocurren en países en desarrollo como México, el sobrepeso infantil está asociado a la resistencia a la
insulina, al síndrome metabólico en incremento de enfermedad coronaria en el adulto joven (Hernández,
y otros, 2014).

Una de las consecuencias directas de la obesidad es el síndrome metabólico en niños y adolescentes que
afirma la tesis que un niño obeso tiene consecuencias serias en su salud más allá de la simple apariencia
de la imagen.

El síndrome metabólico es una de esas tantas complicaciones de la obesidad infantil que aparecen en la
edad adulta no necesariamente, pues se puede presentar como una realidad en edades pediátricas.

El síndrome metabólico (SM) en niños se caracteriza por un conjunto de alteraciones cardiovasculares y en


los ciclos metabólicos, relacionadas a la resistencia a la insulina y a los depósitos de grasa en el abdomen y se

4
asocian con aumento de grasas en las vísceras, bioquímicamente tienen elevados índices de triglicéridos, los
cuales son asociados con enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial y pueden desarrollar
una prediabetes o diabetes tipo 2 (Ortega, y otros, 2014).

En la Clínica de Obesidad de la Unidad Médica de Alta Especialidad, Hospital de Pediatría del Centro Médico
Nacional de Occidente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se estudiaron 103 niños y adolescente
de 10 a 15 años de edad, 53 niñas y 50 niños mediante un estudio transversal de tipo descriptivo

Se tomó en cuenta la circunferencia abdominal, glucosa, colesterol HDL, triglicéridos, insulina e índice HOMA
(Homeostasis Model Assesment of Insuline Resistance) *El índice HOMA es un método para cuantificar la
resistencia a la insulina y el porcentaje remanente de células beta.

De los 103 pacientes con sobrepeso y obesidad se encontró positivo el SM en el 53.3% sin diferencia de
géneros, y el 46.6% no se completaron los criterios de SM pero no significó tener normalidad en todos
datos obtenidos (Ortega, y otros, 2014).

Los resultados del SM en el mencionado estudio fueron del 53% cuando el reporte para 2010.Se menciona
una relación del 15 al 45% con el Síndrome Metabólico(SM), en un 65%de los niños obesos estudiados
tienen resistencia a la insulina es decir manifiestan un estado prediabético que puede desencadenar en un
SM y posteriormente n complicaciones cardiovasculares

Es abrumadora la evidencia de diversos estudios que afirman a la obesidad infantil como productora de
patología .En la revista Médica del IMSS suplemento I titulado obesidad infantil volumen 52, 2014, un
problema de salud se menciona la obesidad infantil relacionada con riesgo cardiovascular, dislipidemia,
síndrome metabólico, hígado graso no alcohólico entre otras enfermedades y problemas.

Actualmente se presentan en niños muchas enfermedades degenerativas que eran impensables en déca-
das anteriores. La obesidad infantil es una enfermedad del siglo XX1, producto del sedimentarismo y la
industrialización. Esto ha conllevado a la aparición de enfermedades cardiovaculares, metabólicas e incluso
deformantes del sistema músculo esquelético y la columna vertebral como el pie plano que se agrava con la
obesidad.

Los niños actuales con sobrepeso están en un real peligro para desarrollar síndrome metabólico y presentar
incluso hipertensión arterial en niños, cosa inimaginable en niños del siglo pasado o muy raro en la
literatura médica.

Las serias complicaciones en la salud como producto del sobrepeso y obesidad infantil hacen posible remover
conciencias y empezar a actuar de inmediato para combatir este tremendo mal del siglo XXI, no es un reto
sólo para los médicos sino que nos incluye a todos por igual.

La obesidad es una enfermedad sistémica, crónica y multifactorial en la que participan factores metabólicos,
genéticos, psicosociales y culturales (CENETEC, 2008)

¿Qué significa que la obesidad sea multifactorial? La obesidad no sólo se relaciona con cuestiones físico-bioló-
gicas sino que afecta integralmente al individuo es decir su esfera psico-emocional, socioeconómica y cultural.

Por lo cual la obesidad es un fenómeno complejo que para proponer respuestas de solución deba contemplar
toda esta complejidad y no sólo derivar el problema con un “nutriólogo o con un médico” como si su resolución
fuera de tipo lineal de causa efecto.

Por definición es multifactorial entonces es complejo y su solución no lo es menos.

Las causas metabólicas ya fueron expuestas donde la ingesta excesiva de grasas y carbohidratos desequilibran
la balanza aporte energético gasto o consumo de energía.

¿Será posible que la obesidad sea heredada por los genes? ¿El ser obeso es por herencia familiar?

El factor genético se fundamenta en las citocinas como la adinopectina que aumenta la sensibilidad para

5
la insulina que en los obesos este gen su sensibilidad está disminuida y predispone genéticamente a la
diabetes tipo 2 (Peralta, Gómez, Estrada, Karam, & Crúz, 2014)

En el 2007 se realizó en Reino Unido un estudio de GWA con diabetes tipo 2 identificó al gen FTO como
un determinante principal de adiposidad (Peralta, Gómez, Estrada, Karam, & Crúz, 2014).

El factor psicológico y emocional describe al problema del sobrepeso y obesidad como un círculo vicioso,
entre más ingiera alimento una persona más se deteriora su autoimagen causando depresión y a su vez la
depresión aumenta el sobrepeso. Algunas personas obesas consideran que “ya no pueden engordar más” y
siguen comiendo cuando en realidad el aumentar de peso no tiene límite llegando a obesidades consideradas
como graves.

El niño obeso usa la comida para compensar el estrés y factores emocionales involucrados de forma inadecuada
con la ingesta de alimentos (Ruiz & Ruiz, 2006)

Ha sido demostrado que la obesidad es un factor de riesgo para ciertas enfermedades psiquiátricas [¨no
especifican los autores cuales] y trastornos emocionales o incluso estas enfermedades psiquiátricas son
consecuencia de la condición de obesidad (López, Pascalis, González, Brito, & Salbag, 2014).

Los autores consultados Ruiz-y Ruiz, (2006) y López, Pascalis, González-Heredia, Brito y Salbag (2014)
coinciden en considerar que la obesidad en el niño tiene repercusiones psicológicas en el decremento de
la autoimagen, de la autoestima y de la calidad de vida. Los niños con sobrepeso y obesidad tienen más
riesgo de sufrir aislamiento social, intimidación, maltrato físico, marginación social, insultos y burlas lo
que se ha nombrado como bullyng lo que trae deterioro en su participación escolar, y puede desencadenar
en depresión persistente incluso en el suicidio.

En escolares del estado de Sonora, México se estudiaron 101 niños 17 hombres y 12 mujeres entre 6 y
12 años de edad de los cuáles cinco registraron bajo peso,50 peso normal,22 sobrepeso y 24 obesidad.
El 28.7% de los niños presentó depresión en alguno de sus grados de estos, el 18.9% tienen sobrepeso o
obesidad resultó mayor a l reportado por El Instituto de Salud Mental(15%) los niños de bajo peso no pre-
sentaron ningún grado de depresión .La depresión fue mayor en niños (López, Pascalis, González, Brito,
& Salbag, 2014)

El estudio realizado coincidió con la Organización Mundial de la Salud que especifica que en niños mexicanos
menores de 18 años presentan de un 8 a un 10% de depresión y es mayor en niñas arriba de los 12 años es
decir cuando inician la adolescencia antes puede ser que los niños tengan mayor porcentaje de problemas
depresivos como resultó en el estudio (López y et al; 2014)

La situación cultural es un factor muy importante en la génesis de la obesidad en una base del “Cómo”
se construyen las ideas colectivas llamadas creencias con relación a los hábitos alimentarios, estas
creencias apoyan fuertemente que los padres influyan en la alimentación de sus hijos y por supuesto en
su sobrepeso y obesidad.

En niños escolares de Sonora de 6 a 12 años de edad se realizó un estudio cuasi-experimental que con-
sistió en intervenir en las dietas de los hijos y los padres modificando sus hábitos alimenticios desde sus
hogares los resultados obtenidos fueron en el grupo experimental mejoraron notablemente su sobrepeso
y obesidad con relación al grupo control que no llevó ningún tipo de intervención. Lo cual confirma y
comprueba la función cultural de los padres y la familia en los hábitos alimentarios (González, Castañeda,
López, Brito, & Sabag, 2014).

El factor económico es preponderante en la dieta de las sociedades pues está limitada al poder adquisitivo.
Si una familia tiene recursos podrá tener acceso a alimentos de mayor calidad nutricional que si careciera
de recursos, la obesidad no significa “comer más” o se es obeso porque se tienen alimentos de sobra. La
situación en México y especialmente en Nayarit tienen que ver con un tipo de obesidad ligado a la pobreza,
una obesidad inflada de artículos comerciales ricos en azúcares refinados, de bajo costo y de fácil acceso,
diferente a la obesidad de los países desarrollados que son por exceso de grasas de origen animal, exceso
de ingesta de productos cárnicos.

6
Ortega (2014), afirma que el factor económico es el punto central de la epidemia de la obesidad debido a la
mayor facilidad de abaratar determinados productos y encarecer otros.

Dávila (2006), considera que la comida rápida con alto valor calòrico a desplazado y desorganizado los
tres horarios tradicionales para comer en México, en aras de ganar más tiempo para aumentar la jornada
laboral o el tiempo libre.

Habrá que considerar en qué se invierte el tiempo libre que se gana por no preparar los alimentos y comer
comidas ya preparadas ricas en grasas saturadas y carbohidratos ¿Es acaso una nueva forma de hedonismo?
pudiera ser porque vivimos en una sociedad de la comodidad y el tener tiempo libre es para invertirlo en
el disfrute personal más allá de una cuestión económica pura.

Autores como Peña y Bacallao (2005) y Monroy (2006), están de acuerdo en considerar que en los países en
vías de desarrollo como México y Brasil la obesidad ha dejado de ser de las clases sociales pudientes para
ser un problema más de la pobreza y convivir con la desnutrición.

Hoy por hoy en los países subdesarrollados la obesidad es un indicador de pobreza.

El sedentarismo en todas sus formas ha contribuido y es causa de obesidad, horas frente al televisor, frente
a la red informática o simplemente la ausencia de la práctica de algún deporte, la actividad física previene
y cura la obesidad porque promueve el aumento del consumo energético contra el poco gasto de calorías
de estar sentado gran parte de las horas del día.

El gasto de energía es importante por eso la actividad física tiene que ver directamente con la obesidad y
sobrepeso, se ha visto que los nilos y niñas cada vez menos realizan actividad física antes solían los niños
“jugar” al aire libre hoy no lo hacen,los padres creen que es inseguro jugar fuera de casa, hoy permanecen
en casa y ven sentados televisión y juegos de video entre otros. (Martínez & Navarro, 2014).

Por una parte se recomienda realizar actividad física para prevenir el sobrepeso y obesidad (Martínez &
Navarro-Contrera, 2014) y cuando se intenta llevar un programa de actividad física a niños con sobrepeso
y obesos estos están desmotivados porque se sienten inseguros, menos competitivos con relación a niños
con peso normal, menos resistentes, menos flexibles. Lo cual hace difícil su reintegración a la actividad
física (Sánchez, 2006).

El nuevo estilo de vida en busca del placer y la comodidad como un espejismo de felicidad cubre al problema
de la obesidad, el haber abandonado las buenas costumbres alimentarias y no realizar deporte así como
seguir reproduciendo patrones culturales de alimentos ricos en grasas saturadas y carbohidratos han
construido de la nada un monstruo de mil cabezas donde cortar de una de ellas parece una misión imposible
de realizar, los múltiples factores del problema de obesidad requiere una nueva mentalidad para enfrentarlo.

La base del problema es profunda pues involucra además de los factores sociales y culturales los económicos,
sin dinero no hay alimentos de calidad, por lo tanto la nutrición será deficiente.

Ante esta perspectiva multifactorial de la obesidad infantil nos asumimos dentro del problema no fuera de él,
somos parte del problema cuando seguimos fomentando la comida rápida y los alimentos “chatarra” debemos
iniciar el cambio de cultura en nuestros hábitos alimentarios, realizar actividades físicas e incluso practicar
algún deporte tener mayor comunicación familiar realizar el cambio en familia no solo de manera individual.

El fenómeno de la obesidad ocurre por el desequilibrio entre la ingesta calórica y el consumo energético,
donde la ingesta sobrepasa el gasto calórico del consumo, dando un balance positivo traducido en aumento
de tejido graso (Larrosa, y otros, 2014)

¿Cuáles son las condicionantes para ingerir más calorías de lo que el organismo puede consumir?

En el 2008, en más de 3000 niños de 0 a 4 años de edad de un estudio transversal de Feeding Infants and
Toddlers Sttudy (FITS) acerca de la calidad de los alimentos se obtuvo como resultado que la ingesta de
energía promedio es mayor que los requerimientos estimados en todas las edades estudiadas. el exceso
empieza desde lactantes menores de seis meses de edad (Saavedra & Daltillo, 2012).

7
Investigaciones previas de Ortega et al., 1995a; 1995b; 1995c citada en Ortega y López, (2013) han comproba-
do un mayor desequilibrio del perfil calórico y de grasas en las dietas de personas con sobrepeso y obesidad.

Se ha encontrado no solo en lactantes un aumento de ingreso calórico sobre el consumo también en pre-
escolares y niños mayores (Saavedra & Daltillo, 2012).

¿Por qué consumir frutas y verduras?

Las frutas y verduras son ricas en agua, pobres en proteínas y grasas, escazas en carbohidratos (las frutas
tienen más azucares que las verduras) y ricas en micronutrientes (Cámara, Sánchez, & Torija, 2003).

Los micronutrientes son indispensables para la buena función y salud del organismo, minerales como el
potasio, calcio, flúor, entre otros y vitaminas como la vitamina C las provitaminas A y el complejo B.

Las frutas y verduras son ricas en fibra vegetal. La falta de fibra vegetal se asocia a estreñimiento, cáncer
de colon, diabetes entre otras enfermedades.

Se ha relacionado el consumo de frutas y verduras con : Prevención de alteraciones cardiovasculares, inciden


en los procesos cancerosos, impiden formación de cataratas en los ojos, estimulan el sistema inmune, detiene
el envejecimiento celular y previene la obesidad (Cámara, Sánchez, & Torija, 2003).

Autores asocian la ingesta de alimentos altamente energéticos con la deficiencia de consumo de frutas y
verduras (Saavedra & Daltillo, 2012).

Mientras que otros estudios de Ortega et al., 2007; Ortega y López, 2005 y Rodríguez et al., 2009 citados
en Ortega y López, (2013) comprueban que las personas entre mayor sea su ingesta de verduras, frutas y
cereales mantienen un mejor control del peso corporal (Ortega & López, 2013).

El consumo de verduras y frutas ayuda a controlar el sobrepeso y la obesidad (Ortega & López, 2013).

Entonces: ¿Por qué se prefieren los alimentos llamados “chatarra” en lugar de comer frutas y verduras?

Existen varias situaciones combinadas para preferir la dieta de comida “chatarra” altamente energética
con carbohidratos y grasas saturadas sobre consumir frutas y verduras describiremos algunas de estas,
desde el enfoque de la complejidad del problema...

Los alimentos refinados son de fácil digestión y asimilación(a excepto de las grasas), están presentes en
la dieta típica mexicana, la cual se ha modificado sustancialmente por la cultura de consumir comidas
“extrañas” a la mesa mexicana, comidas extranjeras altas en grasas y carbohidratos que favorecen este
desequilibrio ingesta-consumo energético que al asociarse ambas incrementan el problema de sobrepeso
y obesidad.

Según Quizán, Álvarez, y Espinoza (2009), al referirse a la dieta sonorense señalan que aunque se ha preco-
nizado en la inclusión de alimentos noteamericanos como pizzas, hamburguesas,helados y papas fritas no lo
son más energéticas que la comida típica sonorense entre tamales, los frijoles “maneados”, menudo, gallina
pinta, tacos de carne asada, coyotas, etcétera. Además llevan grandes cantidades de grasa en su preparación.

En estudios regionales en el estado de Sonora, cuantitativamente el 35% de las Kilocalorías de la dieta


provienen de las grasa totales cuando la recomendación [¨No especifica de quién] es del 30% el colesterol
de la dieta diaria sonorense típica está arriba del 17% de lo recomendado. El problema de la ingesta calórica
excesiva aumenta al combinar la comida norteamericana con la típica (Quizán, Álvarez, & Espinoza, 2009).

Otros estudios realizados en Sonora indican la escaza ingesta de frutas y verduras en la dieta diaria de las
familias sonorenses (Quizán Álvarez, & Espinoza, 2009).

Nayarit también la comida tradicional es altamente rica en grasas y carbohidratos y está influenciada por
comida rápida extranjera desde pizzas hasta sushis.

8
Se revisó la Sección amarilla restaurantes Tepic (2014) encontrándose que proliferan los establecimientos
comerciales que ofrecen dietas ricas en carbohidratos y grasas, en su mayoría son de comida mexicana,
se incluyeron en esta categoría cenadurías, marisquerías, birrierías, loncherías, asado de pollos y carnes,
flautas y de carnitas de puerco entre otras.

Es de hacer notar la presencia de restaurantes de comida rápida y comida extranjera “chatarra” como pizzerías,
hamburgueserías, cafeterías y comida China y japonesa (Sección amarilla, 2014).

¿Existe una preferencia de consumir productos de alto valor calórico en lugar de frutas y verduras por su
sabor?

Saavedra y Daltillo (2012) señalan que lo humanos nacen con preferencia al sabor dulce y al salado, el
recién nacido prefiere parcialmente lo dulce pero a edad de niños preescolares y escolares, lo dulce acapara
su gusto, siendo mayor que en los adultos.

Esto se ha comprobado en varios estudios en diferentes países y culturas, se ha encontrado que el neonato
tiene aversión inicial por los sabores amargos y ácidos. Desde el enfoque de la evolución esto es para la
sobrevivencia de la especie pues la leche materna es dulce[ y también contiene grasa] como las fuentes de
energía[Recuérdese que los carbohidratos dan el 50% de la dieta junto a las grasas un 35%, carbohidratos
y grasas son el 85% de la dieta destinados a obtener energía] el gusto por lo salado se asocia también a la
sobrevivencia donde se requieren minerales como nutrientes indispensables (Saavedra & Daltillo, 2012).

En cambio los sabores amargos están asociados en la naturaleza con toxinas y venenos. Algunas frutas y
verduras tienen sabores amargos, por esto son rechazadas y se prefiere de manera instintiva lo dulce y lo
salado (Saavedra & Daltillo, 2012).

El autor termina su argumentación con sugerir un “aprendizaje” de comer verduras y frutas desde la edad
más temprana posible[¨a lo cual se agrega una menor exposición visual y de ingesta de alimentos energéticos
a edades tempranas] (Saavedra & Daltillo, 2012).

La situación del sabor de los alimentos está cerca de la sensación de placer que manifiesta el neonato al
saborear la leche materna lo cual es parte de su supervivencia sin embargo existe la construcción social
del significado del placer de la saciedad alimentaria llamada glotonería cuando las personas niños mayores,
adolescentes y adultos comen sin hambre. La glotonería es penada como pecado por las religiones cristianas
y judías, y de ser la ingesta de comida objeto de supervivencia pasa a la connotación de pecado.

En el antiguo testamento un hijo “contumaz y rebelde... glotón y borracho” podía ser condenado a muerte
(Dt. 21:20–21). Generalmente la glotonería. viene ligada con la embriaguez. Así, en Lc. 21:34, el Señor Jesús
dice: “Mirad... que vuestros corazones no se carguen de glotonería. y embriaguez”. Los creyentes no deben
andar “en glotonería. y borracheras” (Ro. 13:13) (Glotonería o gula).

Considerar a una persona obesa desde la perspectiva religiosa como un glotón, se agrega que además de
los males del sobrepeso y obesidad ahora es también un pecador aumentando la esfera de discriminación
y deterioro de la autoimagen.

La supervivencia humana ha enseñado al organismo a preferir los alimentos altamente calóricos, el problema
es en que la evolución está al servicio de la sobrevivencia de la especie y el cuerpo no sabe “que hacer” o
como actuar ante el exceso de ingesta, el organismo puede durar días sin comer, por eso guarda todo lo
que ingiere porque no “sabe” cuando va a carecer de alimentos y entonces el metabolismo convierte el
excedente de glucosa en grasas y colesterol no lo desecha, lo guarda y lo guarda bien. Por eso una persona
no tiene límites para engordar, la obesidad no tiene topes, si se sigue comiendo en exceso se provocará una
obesidad mórbida con consecuencias fatales.

Perlmutter (2014) afirma que la supervivencia en dietas ricas en grasa de tipo omega 3 beneficia al cerebro
no así los azúcares. Comenta que una dieta restrictiva en carbohidratos y azúcares beneficia la memoria
y otras funciones cognitivas. El investigador en el cerebro humano menciona que es preferible consumir
fruta en lugar de refrescos, aunque a la larga también los azucares de la fruta no son positivas para el
cerebro, lo mismo que el gluten.

9
¿Qué tanto influye la asequibilidad de los productos altamente energéticos industrializados frente a la
adquisición de frutas y verduras?

Las empresas trasnacionales de productos “chatarra” hacen lo imposible por vender sus productos no les
importa la nutrición de la sociedad solo ganar dinero.

El comercio de los alimentos esta dado en condiciones de compraventa y ganancia fomentando el consumismo
e incrementando las utilidades de los negocios del ramo, el propósito de los empresarios de alimentos “chatarra”
es vender más para ganar más no cubrir las necesidades nutricionales de la sociedad (Dávila, 2006).

“ La tiendita de la esquina” el clásico comercio de abarrotes ha venido mermando su presencia frente a la


cada vez más creciente cadena de tiendas de autoservicio que ofrecen comida rápida con slogans como
“apaga tu sed”, “satisface tu antojo” o “calma tu hambre”.

El acceso físico está más facilitado a las cadenas de tiendas de autoservicio y de abarrotes donde se promueve
comida “chatarra” que a los puestos de frutas y verduras por el número de tiendas y las vías de acceso.

En entrevista con un ama de casa nayarita de clase media alta en un comparativo se le pidió calcular una
dieta base de la pobreza para cinco personas adultas con su gasto diario:

Dieta de la pobreza Dieta clase media alta


Desayuno, comida y cena por día Desayuno, comida y cena por día
2 Kg de tortillas.....................$28.00 Carnes.........................................$100.00
1½ Kg de frijoles...................$30.00 Verduras.......................................$60.00
1Kg de arroz...........................$14.00 Fruta..............................................$80.00
1 lata de chiles..........................$8.00 Cereal............................................$40.00
2 Lts.Refresco de Cola..........$27.00 Leche.............................................$28.00
Total $107.00 diarios. Huevo/ jamón.............................$65.00
½Kg de Tortilla.............................$7.00
Total $380.00 diarios.

Las familias de poco ingreso económico tienen más dificultad para adquirir e incorporar frutas y verduras
en su dieta.

Existen muchas razones porque se prefiere la comida chatarra sobre preparar frutas y verduras, Dávila (2006)
menciona la inclusión de la mujer en la planta laboral lo cual limita su tiempo para preparar alimentos
nutritivos y se prefiera la comida chatarra

El alto aporte de alimentos energéticos asociado a su fácil asequibilidad así como estimular más el gusto
y el sabor la percepción sobre el valor nutricional son variables que se asocian para originar el problema
de la obesidad.

El hecho de porqué se prefieren alimentos energéticos en vez de frutas y verduras relegando el valor nutritivo
por el valor al placer y hedonismo es un punto muy importante ya que por lo analizado se concluye que es
mejor por valor nutricional preferir el consumo de frutas y verduras sobre los alimentos “chatarra”.

La preferencia sobre Lo dulce, salado y las grasas esta dentro de nuestro más recóndito inconsciente a nivel
de los instintos de supervivencia.

Existe una trama maquiavélica entre las reglas del comercio que promueven la comida “chatarra” como
único fin es “hacer dinero” no importando la salud de las personas, manipulando publicitariamente lo
que hoy se conoce como la preferencia instintiva a la comida “chatarra” más su bajo costo, bajo tiempo de

10
inversión en su preparación hace que las frutas y verduras pierdan la lucha en la competencia frente a la
comida “chatarra”.

Existe como en todas las cosas humanas: la contradicción, el bien y el mal, las acciones positivas generan
acciones positivas, las negativas generan círculos viciosos.

La lucha entre el cerebro y las papilas gustativas de la lengua, entre el sabor y lo nutritivo, entre lo irracional
de comer cualquier cosa y lo racional de nutrirnos no solo de alimentarnos.

Comer dietas ricas en grasas y carbohidratos alcanzan la saciedad y nos llenan de placer , la comodidad del siglo
XXI nos hace sedentarios y con ello pasamos más tiempo sentados frente a la red o a la televisión consiguien-
do que nuestros huesos tengan osteoporosis y los músculos flácidos y ésta mal llamada comodidad conduce a
sentir apetito entre los horarios de las comidas y comer frente al televisor o la computadora todo el día, tarde o
temprano el exceso se hace evidente en el sobrepeso y la obesidad y su círculo vicioso interminable.

Revertir el fenómeno es iniciar con la dieta sana, con el consumo de frutas y verduras desde un plano
racional donde se es consciente de la manipulación de las empresas de alimentos “chatarra” del instinto del
apetito donde comer se convierte en placer sin importar su función básica nutricional.

Establecer una base epistemológica del nuevo aprendizaje acerca de la alimentación y generar conductas
y hábitos alimentarios sanos.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición en Nayarit (ENSANUT, 2012) reporta en niños de edad escolar
de 5 a 11 años de edad sobrepeso del 20.4% y Obesidad del 18.2%, arriba de los índices nacionales para el
sobrepeso es de 19.8% y para la obesidad de14.6% (INSP, 2013).

En las conclusiones de ENSANUT (2012) el 39% de los escolares en Nayarit y el 35% de los adolescentes
en Nayarit son portadores de sobrepeso y obesidad cifras calificadas como inaceptablemente altas a nivel
nacional y de graves repercusiones para la salud, registrándose incluso más altas con relación a la encuesta
de hace seis años (INSP, 2013).

En nota del periódico Express de Nayarit del día 28 de septiembre de 2012 Nayarit ocupa el primer lugar
nacional en obesidad infantil (Hernández, 2012).

¿Por qué los niños de Nayarit tienen sobrepeso y obesidad arriba del índice nacional? El índice nacional
de sobrepeso y obesidad es del 34.4% en cambio en Nayarit es del 38.6% (INSP, 2013).

Nayarit supera con el 4.2% a la media nacional, es decir el problema es más severo en Nayarit. En los
múltiples factores que determinan que existan más niños obesos en Nayarit que en otras entidades del
país tiene que ver la seguridad alimentaria que se asocia a la calidad de la dieta que se consume, es decir
la calidad y cantidad suficientes para nutrir a una persona.

De verificarse el dato de que Nayarit tiene el primer lugar en obesidad infantil (Hernández, 2012) y si México
tiene el primer lugar de obesidad infantil mundial (Gurría, 2011) significa que Nayarit tiene el primer lugar
de obesidad infantil en el mundo.

La inseguridad alimentaria leve es cuando existe preocupación por la comida, es decir no se sabe a ciencia
cierta “que se va a comer”, la preocupación es de que los alimentos no alcancen para todos, entonces se castiga
la calidad y la variabilidad alimentaria por productos que garanticen satisfacer el hambre más allá de los
requisitos nutricionales, no existe variabilidad alimentaria. Lo importante es no sentir hambre, comer en
cantidad suficiente aunque la dieta no sea de calidad. Algún miembro de la familia [culturalmente el padre
“la cabeza” de la familia consume las pocas proteínas como la carne o los huevos, porque es el que trabaja
y sostiene económicamente a la familia] logra una variedad limitada de alimentos (INSP, 2013).

Consumir frutas y verduras para las familias con inseguridad alimentaria es “un lujo” pues la dieta está
fincada en exceso de carbohidratos y grasas sin proteínas lo cual conduce a la obesidad de la pobreza que
convive con la desnutrición (Peña y Bacallao, 2005; y Monroy, 2006).

11
La inseguridad alimentaria moderada es cuando además de no tener una dieta de calidad tampoco lo es
en cantidad, y sufren hambre.

La inseguridad alimentaria severa es cuando al menos un día se queda sin comer un adulto y otros días
los niños y sufren hambre con más frecuencia (INSP, 2013).

La Encuesta ENSANUT 2012 para Nayarit registró 44.9% de hogares con inseguridad alimentaria leve,
16.2% con inseguridad alimentaria moderada y el 9.3% inseguridad alimentaria severa, obteniéndose que
de los hogares de Nayarit el 70.5% tengan algún grado de inseguridad alimentaria o sea 199 800 hogares
(INSP, 2013).

Existe una diferencia en el número de hogares nayaritas registrados por el Instituto Nacional de Estadística
y Geografía (INEGI, 2011) en el año de 2010 registró 288 680 y la encuesta de ENSANUT 2012 registró
287 500 hogares nayaritas para el 2012 (INSP, 2013).

El salario mínimo para Nayarit es de $ 61.28 mientras para los de la zona “A” es de $ 64.76 (NN, 2013) y
Nayarit es el penúltimo estado del país con los salarios más bajos (NN, 2014).

La Secretaría de Economía en el año 2013 señala que en Nayarit existen 873 705 personas en edad para
trabajar de los cuales 558 654 tienen empleo lo cual significa un 63.93% de personas empleadas y solo un
36.07% es la población inactiva que representa a 315 051 personas (SE, 2013).

El dato de la Secretaría de Economía es engañoso, el 63.93% de personas ocupadas no especifica la calidad


de empleo que tienen los nayaritas un trabajo estable y medianamente renumerado es de quién tiene
seguridad social pues para Nayarit las personas afiliadas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)
perciben un salario diario mínimo de $ 226.2 con un sueldo mensual de $ 6,877.9 lo cual también es bajo
con relación al nivel nacional se percibe $ 294.2 diarios mínimamente, con un sueldo mensual de $8,942.3
(STPS, 2014).

Lo que significa que quién trabaje en Nayarit percibirá un menor sueldo que a la media nacional

Los trabajadores afiliados al IMSS en el año de 2013 en Nayarit fueron 115 976 lo cual sólo representa el
13.27% de 873 705 trabajadores en edad de trabajar en Nayarit y este 13.27% percibe salarios mínimos
diarios de $226.2 por lo tanto de los 63.93% de los trabajadores que tienen empleo solo el 20.75% tienen
trabajo estable o eventual porque el IMSS también incorpora a los trabajos eventuales, entonces a ciencia
cierta el número de trabajadores con trabajo estables son menos aún de este 13.27% de la masa trabajadora
de Nayarit (IMSS, 2013).

Lo cual podría concluir que el 13.27% de las personas en edad de trabajar y sostener un hogar en Nayarit
son los únicos que tienen asegurada su alimentación y descontando la fluctuación de quienes de repente
queden desempleados por tener un trabajo eventual.

Esto explica en gran parte que la mayoría de las familias nayaritas no incluyan en su dieta frutas y verduras
por su alto costo.

Ahora habría que agregar en este 13.27% de trabajadores que sostienen un hogar otras causas por las
cuales no se consumen frutas y verduras como son las culturales, psicológicas, etc.

La inseguridad alimentaria hace que la mayoría de los nayaritas no se nutra solo se alimente, (alimento es
todo lo que comemos, nutriente son sustancias indispensables para la vida y salud del individuo).

La obesidad como efecto de una pésima nutrición lleva a enfermedades que pueden causar la muerte.

En Nayarit la Diabetes tipo 2 se encuentra a la alza en 2006 era del 7.2% y en 2012 es del 8.1% (INSP,
2013), la diabetes tipo 2 se asocia a antecedentes de obesidad por dietas hipercalóricas.

La hipertensión arterial se asocia a la obesidad y a las enfermedades isquémicas del corazón que ocupan el
primer lugar como causa de muerte en Nayarit, seguidas de los cánceres y la Diabetes tipo 2 como segunda

12
y tercera causas de muerte en Nayarit, enfermedades asociadas al sobrepeso y obesidad.

La esperanza de vida en Nayarit es para los hombres de 72.0 años menos que la media nacional 72.1 años
y para las mujeres de 77.7 años más que la media nacional 77.5 (INEGI, 2011).

En Nayarit existen más niños con problema de sobrepeso y obesidad que la media nacional.

La mayoría de hogares nayaritas tiene inseguridad alimentaria y convive la obesidad de la pobreza con la
desnutrición como problemas reflejo de la inequidad social que viven los nayaritas.

La marcada inequidad social en el estado de Nayarit golpea más a los niños ya que no alimentarse adecua-
damente afecta su desarrollo físico, emocional y social.

De los empleos en Nayarit solo un 13.27% de los trabajadores puede tener segura su alimentación.

Los hombres viven en promedio en Nayarit menos años con relación a la media nacional y sus principales
causas de muerte son enfermedades cardiacas, cánceres y diabetes tipo 2, todas asociadas a la obesidad, al
sobrepeso y estilos de alimentación.

La situación de la obesidad infantil en Nayarit es compleja se asocia directamente a las bajas condiciones
de vida de sus habitantes.

Es un trabajo de conciencia de cambiar el sistema de vida por otro de menos inequidades sociales.

La distribución de la riqueza en Nayarit está polarizada cuando solo el 29.5% de los hogares nayaritas
tiene segura su alimentación.

El compromiso con el conocimiento de saber que la mayoría de niños en Nayarit no tiene seguro su alimento
mucho menos su calidad, nos compromete como universitarios a buscar alternativas viables a este problema.

La escuela primaria Amado Nervo de la Ciudad de Tepic Nay es una institución de Educación Pública
perteneciente al sistema de educación básica de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de
Nayarit con clave 18EPR0024E turno matutino ubicada en la calle Lerdo 235 Pte. Col.Centro C.P. 63150
(MejoraTuEscuela.org, 2013).

¿Por qué el problema del consumo de frutas y verduras en los niños de la escuela Amado Nervo?

Con fundamento a la teoría revisada los niños mexicanos y escolares nayaritas presentan serios problemas
nutricionales asociados con el sobrepeso y la obesidad con relación al bajo consumo de frutas y verduras
en su dieta, lo cual traerá consecuencias a mediano y largo plazo en su salud.

Prevenir las condiciones adversas a la salud de los niños de la escuela Amado Nervo podrán incorporarse
propuestas viables sustentadas en los datos científicos analizados, lo cual es provechoso conocer la situación
real de los escolares para poder elaborar un proyecto de intervención.

Las condiciones físicas de la Escuela Amado Nervo son las siguientes: Tiene 18 aulas para clases, No tiene
áreas deportivas o recreativas, No cuenta con plaza cívica o patio, tiene una sala de cómputo, cuenta con
24 tazas sanitarias (MejoraTuEscuela.org, 2013).

Las condiciones académicas señalan a la Escuela primaria Amado Nervo de Tepic Nay en el lugar nacional
2 241 y en el lugar 287 en el estado de Nayarit [no especifica en que prueba ni en el año] (Miescuela.mx,
2013).

Durante el ciclo escolar 2013-2014 se evaluaron 276 niños de la escuela Amado Nervo obteniendo un puntaje
en la prueba ENLACE en matemáticas de 626 puntos y en español de 674 puntos (MejoraTuEscuela.org, 2013).

Las condiciones de la escuela primaria Amado Nervo no son las mejores no cuenta con área física para
actividades deportivas por lo tanto puede ser un factor para el sedentarismo.

13
En el Programa para elevar la calidad de la educación 2011-2017 se especifica en su objetivo# 4 fortalecer
la práctica de actividades físicas y deportivas como un componente de la educación integral (Romero,
2014), cabe señalar que en dicho programa no se especifican medidas precisas para combatir la obesidad
infantil y la escuela Amado Nervo por no tener espacios para el deporte se promueve el sedentarismo y
con ello la obesidad.

Las circunstancias descritas hacen posible encontrar en la escuela Amado Nervo el problema señalado de
sobrepeso y obesidad por ser niños mexicanos y nayaritas.

Sería necesario iniciar una investigación para diagnosticar en primera instancia y medir exactamente el
problema del consumo de frutas y verduras en la escuela Amado Nervo.

Es importante realizar la investigación para descubrir los factores causales de sobrepeso y obesidad en los
escolares de la primaria amado Nervo como el que no tengan espacios recreativos o para realizar actividades
deportivas entre otras causas.

Conocer que la escuela Amado Nervo es una escuela pública de sostenimiento estatal y que existe un
programa instalado por el gobierno estatal para el mejoramiento de la calidad educativa, sería provechoso
pudiera incorporarse dicha escuela en el programa y mejorar sus condiciones físicas y académicas que
repercutan de forma directa en el desarrollo integral de sus niños.

Conclusiones
La obesidad es una enfermedad no es una cuestión de imagen y para combatir el problema es necesario
iniciar por vigilar nuestro propio peso.

No es suficiente el índice de masa corporal (IMC) para realizar el diagnóstico completo de obesidad infantil,
se hace necesario integrar aspectos psicológicos y sociales, por lo tanto su diagnóstico es complejo.

La obesidad infantil es una enfermedad del siglo XXI como producto de sus avances científicos y tecnológi-
cos que han hecho posible al hombre sedentario y con esto ha abierto una gamma de nuevas enfermedades
inexistentes en los niños en siglos anteriores.

Su combate involucra a todos no sólo a los médicos.

El estilo de vida del siglo XXI ha complicado de sobremanera la obesidad infantil como enfermedad rebasa
la acción de los médicos y nutriólogos se requiere una nueva cultura de aprender a comer lo necesario lo
nutricional más allá de solo satisfacer el instinto del apetito, esta nueva cultura de aprender a comer, realizar
deporte y todo lo necesario para combatir la obesidad debe enseñarse desde el seno familiar.

La ingesta de frutas y verduras debe ser valorada más allá de su sabor, las impresiones organolépticas de
los alimentos son importantes pero también hemos aprendido a comer y disfrutar en especial las verduras,
se debe ponderar el valor nutricional sobre cualquier otro factor donde impere la preferencia de alimentos
llamados “chatarra”.

El sobrepeso y la obesidad infantil en el estado de Nayarit es un problema importante pues rebasa el


porcentaje de la media nacional y es una consecuencia de la enorme brecha social entre ricos y pobres, la
situación de que más del 70% de los hogares nayaritas sufra de inseguridad alimentaria nos coloca en el
ojo del huracán y debería ser una prioridad de los gobiernos municipales, estatal y federal.

La escuela primaria Amado Nervo de Tepic es un reflejo de niños mexicanos y nayaritas conocer y medir
con exactitud las variables del consumo de frutas y verduras así como su relación con el sobrepeso y obesidad
daría respuestas válidas para iniciar un proyecto de prevención hacia este problema pudiendo ser extensivo
a otras primarias de Tepic y del estado para procurar la salud y bienestar de los niños nayaritas.

14
Propuestas
Realizar una investigación en la escuela primaria Amado Nervo de la ciudad de Tepic Nay. de tipo diagnóstico
acerca del consumo de frutas y verduras y de la situación de sobrepeso y obesidad infantil, posteriormente
realizar una segunda investigación donde se pueda medir la relación entre el consumo de frutas y verduras y
la obesidad infantil.

Trazar una ruta crítica para implementar un plan donde la escuela Amado Nervo pueda incorporarse a
los programas institucionales y mejorar sus condiciones físicas y académicas para mejorar el ambiente de
aprendizaje de sus educandos.

Por último los programas sociales institucionales no son suficientes para combatir el hambre, como se
encontró en la información recabada la gran mayoría de familias nayaritas(70%) no consumen frutas y
verduras por estar fuera de sus posibilidades económicas, se tendría que organizar un plan para combatir
la obesidad infantil e incluirlo en las políticas y planes de desarrollo del gobierno de Nayarit y del gobierno
federal por medio de un equipo interdisciplinario que involucre de forma integral todas las áreas del
conocimiento y sean traducidas a acciones prácticas y viables con evaluación de resultados a corto, mediano
y largo plazo.

Referencias
Alonso, J. I. (1999). Diccionario de Medicina.Facultad de Medicina de Navarra. Madrid, España: Espasa
Calpe,S.A.

Basulto, J. (15 de 05 de 2013). EROSKI CONSUMER. Recuperado el 05 de 06 de 2014, de http://


www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/infancia_y_adolescen-
cia/2013/05/15/216701.php

Blancas, G., Almanza, J., López, R., Alarcón, F., García, R., & Cruz, M. (marzo-abril de 2010). La obesidad
como un proceso inflamatorio. Bol Med Hosp Mex, 67, 88-96.

Cámara, M., Sánchez M. D., & Torija, M. E. (2003). Frutas y verduras, fuentes de salud.Nutrición y salud 8.
Madrid,España: Nueva Imprenta S.A. .

CENETEC. (2008). Guía práctica de diagnóstico y prevención de spbrepeso y obesidad del adulto.Centro Na-
cional de Excelencia Tecnológica en Salud. México,D.F.: Secretaria de Salud.Gobierno de la república.

Dávila G. (3 de Mayo de 2006). Construcción sociocultural de la obesidad. Gaceta Urbana(3), 32-34.

Glotonería o gula. (s.f.). Recuperado el 2014 de julio de 30, de http://www.ministerioidav.com/la_gula_o__.pdf

González, R., Castañeda, Ó., López, C. M., Brito, O. R., & Sabag, E. (2014). Intervención familiar para el
manejo de sobrepeso y obesidad en escolares. Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro
Social, 52, 74-77.

Gurría, Á. (13 de 01 de 2011). OCDE. Recuperado el 05 de 06 de 2014, de OCDE: http://www.oecd.org/


centrodemexico/medios/losretosdelasaludenmexico.htm

Hernández, R., Mathiew, Á., Díaz, O., Reyes, N., Álvaez, C., Villanueva, D., . . . González, E. (2014). Preva-
lencia de sobrepeso y obesidad en niños de Monterrey,Nuevo León. Revista Médica del Instituto
Mexicano del Seguro Social, 52, 42-47.

Hernández, M. (28 de 09 de 2012). Estado Obeso. (E. Arellano, Editor) Recuperado el 20 de 08 de 2014, de
Periódico Express de Nayarit: www.periodicoexpress.com.mx/nota.php?id=265152

IMSS. (2013). Trabajos permanentes y eventuales urbanos totales afiliados al IMSS por entidad federativa.

15
Recuperado el 11 de 08 de 2014, de Instituto Mexicano del Seguro Social: http://www.observato-
rioeconomicoysocial.uadec.mx/PDFS/IMSS_E.PDF

IMSS. (2014). Obesidad Infantil: un problema de salud. Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro
Social, 52 (suplemento 1), 1-119.

INEGI. (2011a). Censo de Población y Vivienda 2010. Recuperado el 10 de 08 de 2014, de Instituto Na-
cional de Estadistica y Geografía: INEGIhttp://cuentame.inegi.org.mx/monografias/informacion/
nay/poblacion/comotu.aspx?tema=me

INEGI. (2011b). Censo de Población y Vivienda 2010.Panorama sociodemográfico de Nayarit. D.F.,México:


Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

INSP. (2013). Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012.Resultados por entidad federativa.Nayarit.
Cuernavaca,Morelos,México: Instituto Nacional de Salud Pública(INSP). Obtenido de Encuesta
Nacional de Salud y Nutrición 2012: http://ensanut.insp.mx/informes/Nayarit-OCT.pdf

Kaufer, M., & Toussaint, G. (noviembre-diciembre de 2008). Indicadores antropométricos para evaluar
sobrepeso y obesidad en pediatría. Bol Med Hosp Infant Mex, 65, 502-518.

Larrosa, A., González, G. J., Vásques, E. M., Romero, E., Chávez, C., Salazar, L. L., & Lizárraga, E. (2014).
Modelo de predicción de obesidad en niños a partir de variables dietéticas y actividad física. Re-
vista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social, 52, 18-25.

López, C. M., Pascalis, J., González, R., Brito, O. R., & Salbag, E. (2014). Depresión y estado de nutrición en
escolares de Sonora. Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social, 52, 64-67.

Marín, A. (03 de Mayo de 2006). Diagnóstico y referencia de obesidad en niños y adolescentes. Gaceta
Urbana.Universidad Autónoma Metropolitana, 3, 18-25.

Martínez, C., & Navarro, G. (2014). Factores psicológicos,sociales y culturales del sobrepeso y la obesidad
infantil y juvenil en México. Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social, 52, 94-101.

MejoraTuEscuela.org. (2013). MejoraTuEscuela.org. Recuperado el 11 de 08 de 2014, de MejoraTuEscue-


la.org.Escuela primaria Amado Nervo,Tepic Nay.: http://www.mejoratuescuela.org/escuelas/in-
dex/18EPR0024E

Miescuela.mx. (2013). Miescuela.mx. Recuperado el 11 de 08 de 2014, de Miescuela.mx: http://miescuela.


mx/10421/amado-nervo-primaria-tepic

Monroy, S. J. (3 de Mayo de 2006). Niños gordos en números redondos. Gaceta Urbana.Universidad Autó-
noma Metropilitana, 12-17.

NN. (2013a). Noticias Nayarit. Obtenido de Noticias Nayarit: http://noticiasnayarit.com.mx/aumenta-sala-


rio-minimo-2-pesos-con-52-centavos-para-2014/

NN. (18 de 12 de 2013b). Noticias Nayarit. Recuperado el 11 de 08 de 2014, de Aumenta salario mini-
mo dos pesos con cincuenta y dos centavos: http://noticiasnayarit.com.mx/aumenta-salario-mini-
mo-2-pesos-con-52-centavos-para-2014/

NN. (18 de 06 de 2014). Noticias Nayarit. Recuperado el 11 de 08 de 2014, de Nayarit, penúltimo estado
con los salarios: http://noticiasnayarit.com.mx/nayarit-penultimo-estado-con-los-salarios-mas-ba-
jos-del-pais/

OMS. (27 de abril de 2006). Organización Mundial de la Salud.La OMS difunde un nuevo patrón de cre-
cimiento infantil. Recuperado el 25 de julio de 2014, de Centro de prensa: http://www.who.int/
mediacentre/news/releases/2006/pr21/es/

16
Ortega, R. M., & López, A. M. (2013). Estudio Aladino.Estudio de vigilancia del crecimiento, alimentación,
actividad física, desarrollo infantil y obesidad.Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nu-
trición(AESAN). Madrid,España: Ministerio de Sanidad Sociales e Igualdad.

Ortega, R. (2014). Costos económicos de la obesidad infantil y sus consecuencias. Revista Médica del Ins-
tituto Mexicano del Seguro Social, 52, 8-11.

Ortega, R., Hurtado, E., López, A., Trujillo, X., Tlacuilo, J., & Colunga, C. (2014). Caracterización de niños
obesos con y sin diagnóstico de síndrome metabólico en un hospital pediátrico. Revista Médica
del Instituto Mexicano del Seguro Social, 52, 48-56.

Peña, M., & Bacállao, J. (2005). La obesidad en la pobreza un problema emergente en las américas. Revista
Futuros, III(10), 3-11.

Peralta, J. d., Gómez, J. H., Estrada, B., Karam, R., & Crúz, M. (2014). Genética de la obesidad infantil. Re-
vista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social, 52, 78-87.

Perlmutter, D. (2014). Cerebro de pan.La desvastadora verdad sobre los efectos del trigo, el azúcar y los
carbohidratos en el cerebro(y un plan de 30 días para redemiarlo). México,D.F.: Grijalbo.

Puga, J. (2015).Método PUGAPRASTA. Metodología para desarrollar pensamiento sistemático, crítico y


complejo mediante aprendizajes colaborativos en la comprensión profunda de textos. Tepic,Naya-
rit, México: material inédito.Todos los derechos reservados.

Quizán, T., Álvarez, G., & Espinoza, A. (2009). Obesidad infantil: El poder de la alimentación y la actividad
física. Revista Universitaria de Sonora, 11-14.

Ríos, D. (24-30 de 10 de 2010). Obesidad en México. Epidemiología, 27(43), 1-27.

Ríos, V., & Coyote, N. (03 de Mayo de 2006). Obesidad Infantil. Gaceta Urbana.Universidad Autónoma
Metropolitana(3), 4-5.

Romero, S. L. (12 de 04 de 2014). Programa para elevar la calidad de la educación 2011-2017. Periodico
Oficial.Organo del Gobierno del Estado de Nayarit, tomo CXCIV(069), pág. 18.

Ruiz, V., & Ruiz, J. Á. (3 de Mayo de 2006). Dimensiones Psicosociales de la Obesidad. Gaceta Urbana.
Universidad Autónoma Metropilitana(3), 35-37.

Saavedra, J. M., & Daltillo, A. M. (2012). Factores alimentarios y dietéticos asociados a la obesidad infan-
til: recomendaciones para su prevención antes de los dos años de vida. Rev Peru Med Exp Salud
Pública, 379-385.

Sánchez, V. (3 de Mayo de 2006). La actividad física en el tratamiento de la obesidad infantil. Gaceta Ur-
bana.Universidad autònoma Metropolitana(3), 46-48.

Sassi, F. (2010). Obesity and the Economics of Prevention: Fit not Fat. USA: OECD.

SE. (2013). PROMÉXICO.Inversión y comercio. Nayarit. Recuperado el 11 de 08 de 2014, de Secretaría de


Economía: http://mim.promexico.gob.mx/Documentos/PDF/mim/FE_NAYARIT_vf.pdf

SE. (2014). SECRETARIA DE ECONOMÍA(SE). Recuperado el julio de 31 de 2014, de PROMEXICO.Inversión


y negocio.Nayarit: http://mim.promexico.gob.mx/Documentos/PDF/mim/FE_NAYARIT_vf.pdf

Sección amarilla. (2014). Sección amarilla-restaurantes Tepic. (TELMEX, Editor) Recuperado el 31 de julio
de 2014, de http://menumania.seccionamarilla.com.mx/restaurantes/restaurantes/tepic/nayarit/1

Secretaría de Salud. (2008). Guía de Práctica Clínica para el Diagnostico, Prevención y Tratamiento de la
obesidad y sobrepeso en el adulto. México,D.F.: Secretaría de Salud.

17
Secretaría de Salud. (2013). Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso,la Obesidad
y la Diabetes (Primera edición ed.). México,D.F.: IEPSA.

STPS. (18 de 06 de 2014). Subsecretaría de empleo y Productividad laboral.Nayarit. Recuperado el 11 de


08 de 2014, de Secretaría del Trabajo y Previsión Social: http://www.stps.gob.mx/bp/secciones/
conoce/areas_atencion/areas_atencion/web/pdf/perfiles/perfil%20nayarit.pdf

18