Вы находитесь на странице: 1из 13

SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA

TECNICO EN SALUD PUBLICA

TALLER DE SALUD PÚBLICA

1. QUE ES CIRCULACION RENAL:

Circuito Capilar Glomerular: circula por el ovillo capilar, termina en la arteriola


eferente y es de alta presión.

Circuito Capilar Peritubular: circula por la red peritubular, y es un circuito de baja


presión.

Circulación medular: es más lenta que la cortical. En la zona cortical los


capilares son más cortos y más abundantes.

Lecho Capilar Glomerular de alta presión: La presión Hidrostática a nivel capilar


glomerular es ≈ 60 mmHg. Esto permite el proceso de Filtración Glomerular
rápidamente.

Red Capilar Peritubular de baja presión: La presión hidrostática a este nivel es


de 10 a 14 mmHg. Esto permite una rápida Reabsorción de líquido intersticial.

Entre los dos sistemas se halla la Arteriola Eferente que ayuda a modular la
presión hidrostática de los dos lechos capilares.

La circulación renal hace referencia a los mecanismos encargados de la irrigación


sanguínea de los riñones. Los dos riñones reciben normalmente alrededor del
20% del volumen cardíaco; es decir unos 1100-1200 ml/min. La arteria renal entra
en el riñón a través del hilio renal y después se ramifica progresivamente hasta
formar las arterias interlobulares, las arterias arciformes, las arterias
interlobulillares (o arterias radiales) y las arteriolas aferentes sucesivamente hasta
formar los capilares glomerulares. Es en estos capilares donde comienza el
proceso de formación de la orina al filtrarse grandes cantidades de solutos y
líquido (aproximadamente el 10-11% del flujo sanguíneo renal). Los extremos
distales de los capilares de cada glomérulo coalescen hasta formar la arteriola
eferente, que llega a la segunda red capilar de las nefronas (unidades funcionales
del riñón): los capilares peritubulares, que rodean a los túbulos renales y donde
tiene lugar la reabsorción tubular. La circulación renal tiene la particularidad de
contar con dos lechos capilares, los capilares glomerulares y los peritubulares, que
están dispuestos en serie y están separados por las arteriolas eferentes, que
ayudan a regular la presión hidrostática en los dos grupos de capilares. De esta
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
TECNICO EN SALUD PUBLICA

forma al ajustar la resistencia de las arteriolas aferente y eferente, los riñones


pueden regular la presión hidrostática en los capilares glomerulares y
peritubulares, cambiando el filtrado glomerular, la reabsorción tubular o ambas
según se requiera.

2. QUE ES LA CIRCULACION HEPATICA:

El hígado tiene una circulación "especial" en el sentido que recibe sangre arterial
(arteria hepática, rica en O2) y y sangre venosa (sangre que la vena porta
"recoge" del sistema digestivo, páncreas y bazo, pobre el O2). Las ramas de
ambos sistemas se ramifican siguiendo un patrón común, siempre juntas. La
sangre llega a los lobulillos hepáticos a través de las ramas terminales de ambos
sistemas (ramas que forman las triadas portales).

Los vasos sanguíneos de las triadas portales originan vasos de distribución a lo


largo de los límites laterales del lobulillo y estos emiten vasos de entrada que
drenan sangre en los sinusoides. Y además de proveer sangre directa a los
sinusoides, ramas de la arteria hepática (es decir, sangre arterial) vascularizan el
tejido conectivo interlobulillar (esta sangre no desemboca directo en los sinusoides
sino que primero drena en las ramas venosas de las triadas y desde aquí hasta los
sinusoides (VER DIBUJO DE LIBRO PARA ENTENDER MEJOR).

En la "puerta de entrada a los lobulillos" se produce un shunt o mezcla de la


sangre, que es volcada a los sinusoides. La sangre arterial es un 25% y la venosa
un 75%. La sangre circula en forma centrípeta (es decir, desde la periferia al
centro) a través de los sinusoides hacia la vénula centrolobulillar o postsinusoidal,
que son las primeras ramas del sistema venoso hepático, que drenan en las venas
hepática superior y estas confluyen y drenan en la vena cava inferior.

A diferencia, la bilis sigue un camino opuesto: desde el centro del lobulillo hacia la
periferia, donde es recogida y drenada del órgano a través de las vía biliares.

Hay varias formas de describir la organización del hígado, ya sea en términos


estructurales o funcionales. Justamente, el lobulillo clásico tiene en cuenta cómo
se distribuyen las ramas de los sistemas arterial y venoso y el trayecto que la
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
TECNICO EN SALUD PUBLICA

sangre sigue al perfundir a los hepatocitos. El lobulillo portal se basa en el camino


que sigue la bilis y el acino hepático es útil para explicar aspectos funcionales y
patológicos, o sea, algunas funciones metabólicas de los hepatocitos y el daño al
que están expuestos en ciertas situaciones (divide a los hepatocitos en zonas
concéntricas). Te doy un ejemplo: en caso de disminución de O2 que llega al
hígado, los hepatocitos más periféricos (zona 1) que están más cercanos a las
ramas de la arteria hepática y que por ende reciben sangre más oxigenada son
más "resistentes"; en cambio, los más centrales o alejados (zona 3) son más
susceptibles. Lo opuesto pasa en caso de intoxicación... los hepatocitos de la zona
1 son más vulnerables que los más centrales (hay que recordar que el hígado es
el primer órgano en recibir la sangre con las sustancias absorbidas desde el tracto
gastrointestinal).

3. CUALES SON LOS PRINCIPALES VASOS SANGUINEOS:

- Arterias:

Las arterias son vasos sanguíneos de gran calibre que en la circulación


sistémica envían sangre oxigenada desde el corazón a los órganos. en la
circulación pulmonar llevan sangre pobre en oxígeno, que ha sido recogida por
el corazón desde los órganos, desde el corazón a los pulmones.

La característica estructural más importante de las arterias es la gruesa túnica


media que poseen. Esta capa es la más gruesa de las arterias mientras que en
las venas la capa más gruesa es la túnica adventicia. La túnica media es la que
cuenta con la musculatura lisa, gracias a la cual se controla la presión arterial y
se resiste la presión que generan los latidos del corazón.

- Arteriolas:

Las arteriolas son las ramificaciones terminales de las arterias, tienen un calibre
pequeño y se van dividiendo y haciéndose más pequeñas hasta formar los
capilares. La túnica media posee una fina capa de musculatura lisa, a menudo
formada por una o dos capas de células musculares. En general, una arteria que
entra en un órgano se divide de 6 a 8 veces antes de hacerse lo suficientemente
pequeña para considerarse arteriola.
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
TECNICO EN SALUD PUBLICA

Las arteriolas son las principales estructuras de resistencia vascular y por ello es
dónde se produce el mayor cambio de presión arterial. En las arteriolas la presión
arterial se incrementa significativamente. El alto incremento de presión, debido al
principio de Bernoulli, se traduce en una alta reducción de la velocidad del flujo
sanguíneo. El mayor incremento de presión y mayor reducción de la velocidad del
flujo sanguíneo se produce en la transición de las arteriolas a los capilares y
permite el intercambio de gases y nutrientes hacia fuera del vaso gracias a la
menor presión osmótica en el exterior.

- Capilares:

Los capilares son los vasos sanguíneos de menor calibre. Tienen un diámetro que
oscila entre 5 y 10 minicrémetros. Se sitúan entre las arteriolas y las vénulas y
junto a ellos forman la llamada microcirculación. El diámetro es tan pequeño que
los eritrocitos se ven obligados a pasar prácticamente de uno en uno. Se
distribuyen formando una red en los tejidos que riegan, conocida como lecho
capilar, dónde se produce el intercambio de gases, nutrientes y productos de
desecho. Los capilares están formados por una fina túnica íntima constituida por
sólo una capa de células endoteliales. No tienen túnica media ni adventicia.
Existen tres tipos principales de capilares:

Capilares continuos: formados por la túnica íntima, con las células dispuestas en
una capa continua, y una lámina basal de tejido conectivo que la rodea. Sólo
permite el intercambio de pequeñas moléculas, cómo agua e iones, que pasan
entre las grietas intercelulares. También pueden difundir sustancias lipídicas a
través de las membranas celulares en favor del gradiente de concentración.

Capilares fenestrados: la túnica íntima presenta poros entre sus células. Los poros
tienen un diámetro de 60 – 100 nanómetros de diámetro y a través de ellos
pueden pasar moléculas de mayor tamaño, por ejemplo algunas proteínas. La
lámina basal que rodea este tipo de capilares es continua.

Capilares sinusoidales: este tipo de capilares presenta un endotelio y una lámina


basal con discontinuidades. El intercambio de sustancias entre la sangre y el tejido
aumenta enormemente. Los espacios discontinuos tienen un diámetro que puede
llegar a los 30 – 40 micrómetros, lo que permite el paso de eritrocitos y linfocitos,
células que tienen un diámetro desde 7.5 a 25 μm.
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
TECNICO EN SALUD PUBLICA

- Vénulas:

Las vénulas son pequeños capilares que se forman desde los capilares cuándo
estos se van uniendo (anastomosis) y formando vasos más grandes que van
recogiendo la sangre tras su paso por lo capilares. El diámetro de las vénulas
puede variar entre 7 y 50 μm y se van uniendo entre sí hasta formar las venas.

La estructura de las vénulas cuenta con las tres capas, la túnica íntima, media y
adventicia. La túnica media está muy poco desarrolla, incluso en vénulas muy
pequeñas puede estar ausente. Esto hace que la pared de las vénulas sea más
delgada que la pared de las arteriolas. Además, la pared de las vénulas es muy
porosa permitiendo que fluido y células puedan moverse fácilmente a través de
ella.

Existe un tipo especial de vénulas, las vénulas de endotelio alto, caracterizadas


por un endotelio cúbico simple (generalmente la túnica íntima consta de un
endotelio escamoso). Este tipo de vénulas se encuentran en órganos linfáticos
secundarios, excepto en el bazo, y permiten a los linfocitos pasar de los nódulos
linfáticos a la circulación sanguínea y viceversa.

- Venas:

Las venas son vasos sanguíneos de gran calibre que salen de los órganos y llevan
la sangre de vuelta al corazón. En la circulación sistémica llevan sangre pobre en
oxígeno desde los órganos al corazón; en la circulación pulmonar llevan sangre
rica en oxígeno desde los pulmones al corazón.

La capa más desarrollada en las venas es la túnica adventicia. La túnica media


está poco desarrollada y consiste fundamentalmente en tejido conectivo con una
delgada capa de células de musculatura lisa en disposición radial. Una de las
características más destacadas de las venas es la presencia de válvulas
unidireccionales en la luz del tubo. Estas válvulas permiten el flujo sanguíneo en el
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
TECNICO EN SALUD PUBLICA

sentido del corazón y lo bloquean en el sentido contrario facilitando el retorno de la


sangre al corazón (conocido como retorno venoso).

4. DIFERENCIA ENTRE VENAS Y ARTERIAS:

Existe una gran diferencia entre las venas y las arterias. Si bien ambas son tipos
de vasos sanguíneos, su función en el cuerpo humano es muy diferente.

En primer lugar, las arterias son las encargadas de trasladar la sangre desde el
corazón hacia el resto del cuerpo, mientras que las venas hacen todo lo contrario,
es decir, llevan la sangre desde el cuerpo hacia el corazón.

Es por esto que las arterias (a excepción de la arteria pulmonar y umbilical)


transportan sangre oxigenada, mientras que las venas transportan co2.

A raíz de lo anterior, podemos decir que las arterias son las encargadas de llevar
oxígeno y nutrientes a todas las células de nuestro cuerpo, para así eliminar las
sustancias tóxicas y el dióxido de carbono.

Por otra parte, las venas casi no contienen oxígeno, ya que su recorrido es al
revés, lleva la sangre desde los órganos hacia el corazón.

Otra diferencia importante es la cantidad que tenemos de cada una. En el cuerpo


humano existen casi el doble de arterias que de venas. Siendo las primeras más
gruesas, duras y vigorosas que las primeras. Las venas son más pequeñas y las
podemos ver en la superficie de la piel, mientras que las arterias son más grandes
y profundas ya que su función es proporcionar oxígeno al cuerpo.

Por último, el color de la sangre que llevan las arterias es de un rojo más brillante
que el de las venas, esto se explica porque llevan oxígeno y las venas llevan co2.

5. COMPONENTES DE LA SANGRE Y FUNCIONES:

La sangre es un tejido de naturaleza líquida, compuesta de una parte líquida,


llamada plasma y una parte sólida que son las células (glóbulos rojos o hematíes,
glóbulos blancos o leucocitos y plaquetas o trombocitos). Además hay una parte
gaseosa (oxígeno, anhídrido carbónico).
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
TECNICO EN SALUD PUBLICA

Componentes y funciones:

- PLASMA: Es un líquido transparente y de color amarillento. Contiene agua


(90%), vitaminas, anticuerpos, proteínas, factores de coagulación,
hormonas, sales minerales, grasas disueltas, hidratos de carbono…Sus
funciones son varias:

Transportadora.- De células, de materias nutritivas, de residuos, de hormonas…

Reguladora.- De la temperatura, de la presión osmótica, del equilibrio iónico, etc.

Interviene en la coagulación.

- GLÓBULOS ROJOS O HEMATÍES: Son las células sanguíneas más


numerosas. Contienen la hemoglobina que es la responsable de su color
rojo característico. Transportan el oxígeno de los pulmones a los tejidos y
recogen de estos el anhídrido carbónico para que sea eliminado en los
pulmones.

Cumplen, por tanto, la función respiratoria y tienen una vida media de cuatro
meses. Cada persona tiene entre 4.000.000 y 6.000.000 por mm cúbico.

- GLÓBULOS BLANCOS O LEUCOCITOS: Son menos numerosos que los


glóbulos rojos. Son los encargados de proteger al organismo contra los
diferentes agentes patógenos, función inmunitaria o defensiva,
capturándolos y destruyéndolos o produciendo anticuerpos. Una persona
tiene entre 4000 y 10.000 leucocitos por milímetro cúbico. En caso de
infección aumentan el número para mejorar las defensas. Algunos tienen
una vida muy corta, menos de 24 horas.
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
TECNICO EN SALUD PUBLICA

- PLAQUETAS O TROMBOCITOS: Son las células sanguíneas más


pequeñas. Intervienen cuando se produce una rotura de la pared de los
vasos sanguíneos. Se adhieren rápidamente al sitio en el que hay que parar
la hemorragia, dando tiempo a la formación del coágulo definitivo, función
hemostática. Tenemos entre 150.000 y 400.000 por milímetro cúbico.
Tienen una vida media de 4 a 5 días.

6. PRINCIPALES ENFERMEDADES DE LA SANGRE:

- ANEMIAS:
¿Qué es la anemia y por qué se produce? Como hemos visto, los glóbulos
rojos necesitan hemoglobina, proteína rica en hierro, para transportar el
oxígeno por todo el cuerpo. Si la concentración de hemoglobina cae por
debajo de lo normal, sufrimos anemia. Para mantener un nivel normal de
glóbulos rojos es necesario que muchos órganos funcionen correctamente y
cuenten con una adecuada aportación de ciertas vitaminas (sobre todo
ácido fólico y vitamina B12) y hierro.
- LEUCEMIAS:
Aspectos generales ¿Qué es una leucemia? Es un tumor maligno de las
células precursoras de la sangre. Se origina en la médula ósea y en
ocasiones afecta a los tejidos del sistema inmune (ganglios, hígado, bazo) u
otros órganos a los que invade a través del torrente sanguíneo (médula
espinal, cerebro, testículos, etc.). • En la médula ósea normal proliferan los
distintos precursores de glóbulos rojos y blancos y plaquetas.

Cuando se origina una leucemia, la médula se llena de gran cantidad de


glóbulos blancos anormales e inmaduros, los blastos. Éstos no funcionan
de modo adecuado y se multiplican desordenadamente.

- LINFOMAS:

¿Qué es un linfoma? Por el sistema linfático circula la linfa, líquido que lleva
nutrientes, desechos y leucocitos del sistema linfoide por el cuerpo. Cuando los
linfocitos se multiplican de modo anómalo o no mueren cuando deberían, los
ganglios u otros órganos linfáticos pueden sufrir un linfoma. Se desconoce su
origen. Se sabe que las personas con un déficit en la inmunidad presentan un
riesgo mayor de sufrirlo. Los linfomas no son contagiosos ni se heredan
genéticamente. Tipos de linfoma Hay muchos tipos de linfoma, y su
clasificación depende de su origen, sus características y su localización. De
cómo se clasifique depende a su vez el tratamiento a seguir y sus resultados.
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
TECNICO EN SALUD PUBLICA

- MIELOMA MÚLTIPLE:

¿Qué es el mieloma múltiple? Es otro tipo de tumor del sistema linfático.


Consiste en una proliferación de las células plasmáticas, encargadas de
producir los anticuerpos que defienden al organismo de infecciones y
sustancias extrañas. Las células plasmáticas se hallan en pequeña cantidad en
la médula ósea, por lo que si su número aumenta en exceso invaden ésta y
destruyen el tejido alrededor, produciendo agujeros en los huesos que se
llaman lesiones osteolíticas. De forma normal, estas células reconocen a los
antígenos extraños y se multiplican para producir anticuerpos para responder a
ellos. Cuando el agente infeccioso desaparece, la proliferación celular cesa. En
el mieloma múltiple, una familia de células se convierte en tumoral: se acumula
y produce continuamente el mismo anticuerpo, en cantidades muy superiores a
las habituales. Este anticuerpo se llama paraproteína o componente
monoclonal y se puede detectar en el suero o en la orina del paciente que sufre
la enfermedad. El mieloma es menos frecuente que el linfoma, y afecta sobre
todo a personas mayores, aunque puede aparecer a partir de los 40 años. No
es hereditario ni tiene causa conocida o evitable, y tampoco es contagioso.
¿Qué síntomas produce? Se manifiesta por el dolor en los huesos a causa de
las lesiones osteolíticas. A veces estas lesiones se detectan si se produce una
fractura de un hueso a causa de un golpe no muy fuerte, pues el tejido óseo
está agujereado o débil. Puede afectar a cualquier hueso del organismo, pero
es frecuente en las extremidades, el tórax, las vértebras y la pelvis. La forma
más grave es el aplastamiento brusco de una vértebra, que crea dolor o
compresión de la médula espinal, lo que se traduce en dificultad para mover
las piernas o dolor intenso.

- Púrpura trombopénica idiopática:

Aparece cuando baja el número de plaquetas, destruidas por anticuerpos


fabricados por el propio organismo, que las considera extrañas. • Afecta a
adultos, sobre todo mujeres, y niños.

Cuando el número de plaquetas desciende por debajo de 20.000 por ml de


sangre (lo normal son 200.000/ml) aparecen hemorragias espontáneas, sobre
todo en las encías o la nariz, y manchitas en la piel, en especial en las piernas,
por pequeñas hemorragias. • Al menor golpe, aparecen moratones. • Si el
número de plaquetas no ha bajado lo suficiente, no se producen síntomas: el
problema se detecta por casualidad en análisis por otras causas.
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
TECNICO EN SALUD PUBLICA

- Síndromes mielodisplásicos:

Son fruto de un mal funcionamiento de la médula, que produce menos glóbulos


rojos, leucocitos y plaquetas de lo normal. • Son de lenta evolución y
frecuentes en personas mayores.

No suele haber síntomas si el número de células no ha bajado mucho: el


problema se descubre por casualidad, Pueden ser los mismos que la anemia
(cansancio y palidez), plaquetas bajas (hemorragias), o descenso de los
leucocitos (infecciones mal resueltas).

- Síndromes mieloproliferativos no leucémicos Mielofibrosis idiopática


(MF):

La médula ósea es sustituida por tejido fibroso, por lo que las células de la
sangre deben ser formadas en otras partes del organismo, como el hígado o el
bazo, que se agrandan. • Es poco frecuente, se desarrolla lentamente y suele
afectar a mayores de 50 años.

Anemia, fatiga, palidez, dolor, sangrado fácil (por mala producción de células
de la sangre) o hinchazón en la tripa, molestias en el costado izquierdo, mala
digestión (por crecimiento del bazo).

- Púrpura trombótica trombocitopénica (PTT):

Disminuye el número de plaquetas y se forman pequeños coágulos en la


circulación. La destrucción de glóbulos rojos en el torrente circulatorio causa
anemia.

Su nombre (Púrpura), se debe a que aparecen manchas rojas en la piel


(hemorragias por falta de plaquetas). A veces, el enfermo sangra por la nariz,
encías, etc.
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
TECNICO EN SALUD PUBLICA

Debido a la obstrucción de las arterias cerebrales: dolor de cabeza, mala


visión, parálisis o dificultad para mover las extremidades, menor nivel de alerta.
• Insuficiencia renal por obstrucción de las arterias renales. Ictericia por
destrucción de glóbulos rojos. Si la enfermedad no se diagnostica y se trata
pronto, progresa hasta hacerse muy grave y, en muchos casos, llega a
provocar la muerte en pocos días.

- Anemia aplásica grave:

La médula ósea no puede producir todas las células de la sangre, debido a una
lesión grave que hace casi desaparecer las células madre hematopoyéticas. Es
una enfermedad infrecuente y afecta a personas de todas las edades.

Avanza con lentitud y pueden pasar meses antes de ser diagnosticada. La no


producción de glóbulos rojos causa anemia. El paciente puede sentir fatiga,
palidez o un ritmo cardíaco rápido e irregular. El descenso de plaquetas propicia el
sangrado de nariz y encías, y hemorragias en la piel. La falta de glóbulos blancos
aumenta el riesgo de infecciones.

7. CUAL ES EL SISTEMA HEMATOPOYETICO:

El sistema hematopoyético (Hema = sangre, poyesis = producción, fabricación) es


el sistema encargado de la formación de la sangre.

La sangre es un tejido líquido, compuesto por agua y sustancias orgánicas e


inorgánicas (sales minerales) disueltas, que forman el plasma sanguíneo y tres
tipos de elementos formes o células sanguíneas: glóbulos rojos, glóbulos blancos
y plaquetas. Una gota de sangre contiene aproximadamente unos 5 millones de
glóbulos rojos, de 5.000 a 10.000 glóbulos blancos y alrededor de 250.000
plaquetas. Una persona adulta tiene un promedio de cinco litros de sangre, con
una temperatura cercana a los 37 grados Celcius.

Plasma sanguíneo: es líquido y está formado en un 90 por ciento de agua y en


un 10 por ciento de otras sustancias como azúcares, proteínas, grasas y sales
minerales. Es salado, de color amarillento y en él flotan los demás componentes
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
TECNICO EN SALUD PUBLICA

de la sangre, también lleva los alimentos y las sustancias de desecho recogidas


de las células. El plasma cuando se coagula la sangre, origina el suero sanguíneo.

Glóbulos rojos: conocidos también como eritrocitos o hematíes. Son el


componente más abundante de la sangre, y actúan transportando el oxígeno
molecular (O 2 ). Tienen forma de disco bicóncavo y son tan pequeños que en
cada milímetro cúbico hay cuatro a cinco millones, midiendo unas siete micras de
diámetro. No tienen núcleo, por lo que se consideran células muertas. Como su
nombre lo indica, son células de color rojo por su contenido
de hemoglobina (pigmento rojo encargado del transporte de oxígeno desde los
pulmones a las células). Se fabrican en la médula roja de algunos huesos largos y
una insuficiente fabricación de hemoglobina o de glóbulos rojos por parte del
organismo, da lugar a una anemia, de etiología variable, pues puede deberse a un
déficit nutricional, a un defecto genético o a diversas causas más

Glóbulos blancos: también se les denomina leucocitos, y tienen un tamaño


mayor que los glóbulos rojos. Cumplen la función de defender al cuerpo de los
microorganismos infecciosos mediante mecanismos de limpieza (Fagocitos) y de
defensa (linfocitos). Son mayores en tamaño que los glóbulos rojos, pero menos
numerosos (unos siete mil por milímetro cúbico). Son células vivas que se
trasladan, se salen de los capilares y se dedican a destruir los microbios y las
células muertas que encuentran por el organismo. También producen anticuerpos
que neutralizan los microbios que producen las enfermedades infecciosas y se
fabrican en la médula ósea.

8. ENFERMEDADES DEL SISTEMA CARDIOVASCULAR:

- Infarto de miocardio: más conocido como ataque al corazón. Esta


enfermedad puede dar ciertos avisos como color en el brazo izquierdo,
dolor en la mandíbula, en el cuello, parte superior del estómago, opresión
en el pecho y falta de aire entre otros. Por ello, si tienes el colesterol y/o
triglicéridos altos, ten presente que esto puede ocurrir.
- Angina de pecho: Esta enfermedad se produce cuando por el
taponamiento de las arterias no llega correctamente la sangre al corazón.
Esta es una enfermedad que si no es tratada a tiempo puede desencadenar
un infarto. A pesar de lo que muchas personas creen, esta enfermedad es
SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA
TECNICO EN SALUD PUBLICA

muy común. Los síntomas más frecuentes son dolor de pecho y brazos en
forma esporádica.
- Arritmia: Esta patología se produce porque el ritmo cardíaco se ve
alterado, provocando aceleración (taquicardia: más de 100 latidos/minuto) o
enlentecimiento (bradicardia: menos de 60 latidos/ minutos) del mismo.
Dentro de los síntomas más comunes se puede mencionar mareos, fatiga y
falta de aire.
- Fibrilación auricular: Si bien este nombre parece demasiado técnico, lo
que quiere decir que una parte del corazón (las aurículas) no laten
adecuadamente porque el flujo sanguíneo, junto al oxígeno y los nutrientes
no llega al corazón como debería. Por lo tanto su movimiento no es el
adecuado, esto puede derivar también en un ACV.
- Insuficiencia cardíaca: El corazón no bombea la sangre adecuadamente a
causa de las arterias tapadas o dañadas, de hipertensión arterial o
diabetes. Estos factores influyen directamente en que el corazón no trabaje
adecuadamente.
- Insuficiencia cardiaca congestiva: Cuando el bombeo de sangre no se
produce adecuadamente se puede acumular líquido en el corazón y
provocar una congestión en los pulmones.
- Enfermedad arterial periférica: Esta enfermedad se produce cuando se
tapan, por acumulación de grasas, las arterias periféricas del cuerpo; como
por ejemplo las arterias de las piernas. Esto, aunque parezca menos
importante, no lo es porque si no es tratado correctamente puede provocar
un ACV o un ataque al corazón. Dentro de los síntomas más frecuentes se
encuentra el dolor de piernas, cansancio, hinchazón, hormigueo o picor.
- Síndrome metabólico: Esta no es una enfermedad en sí misma, sino un
conjunto de enfermedades que pueden provocar un ataque al corazón.
Dentro de las mismas se encuentra las dislipemias, diabetes, obesidad e
hipertensión arterial. Cuando todas estas enfermedades aparecen en forma
conjunta se habla de Síndrome metabólico y necesita tratamiento médico.
- Hipertensión arterial: Si bien este puede ser un factor de riesgo
cardiovascular, también es considerada una enfermedad cardíaca que debe
ser tratada y controlada. Con estas medidas preventivas se pueden evitar
complicaciones mayores que puedan derivar en un ataque al corazón o un
problema cerebral.
- Accidente Cerebro Vascular o ACV: Esta enfermedad se produce porque las
arterias que transportan oxígeno y nutrientes al cerebro se encuentran
tapadas. Si esto no se controla adecuadamente puede provocar la falta de
irrigación en las neuronas con su consiguiente muerte o el estallido de una
arteria o vena. Esta enfermedad es muy grave y puede provocar discapacidad
o la muerte.