Вы находитесь на странице: 1из 391

Isekai Mahou wa Okureteru!

(LN) - Volumen 3

ArtyomPDF 1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

ArtyomPDF 2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Prólogo

Noche. La tenue luz de las estrellas y la luna brillaban en una parte


inquietantemente tranquila de la Capital Imperial. Con un terreno
pavimentado completamente de piedra y una hermosa y extensa pared
de ladrillo rojo, ese lugar era la sección de clase alta de la Capital. El
pavimento de piedra, iluminado por la pálida luz de la luna y la
oscuridad, hacía que los edificios de ladrillo parecieran cubiertos de
óxido rojo. Cada edificio era grande y estaba construido uno cerca del
otro, y el hecho de que estaba completamente desierto junto con el
aspecto antiguo generaba una sensación opresiva.

Era completamente diferente de las casas de madera de los ciudadanos


normales y los negocios* construidos de piedra. Allí, un hombre solitario
perseguía dos sombras, una pequeña y otra alta.
(NT: Cambié “Tiendas” [Stores] por “Negocios”, ya que me incomoda un poco esa
palabra).

“¡Bastardos! ¿Creen que pueden escapar después de hacerme esto a mí,


de todas las personas?”.

Con la saliva volando por las comisuras de su boca, el hombre gritó


detrás de los rufianes. Usando un abrigo producido por un sastre bien
conocido incluso en la Capital, rezumaba con el aire de dinero y
autoconciencia, pero actualmente su comportamiento no mostraba
ningún indicio de eso.

Eso también era de esperar. Detrás del hombre de mal genio, que
gritaba, sus guardias estaban apiñados sobre el camino de ladrillos,

ArtyomPDF 3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

enterrando sus cuerpos mientras ellos se derrumbaban uno sobre el


otro.

“¡Ugh, alguien! ¡Otra persona! ¡Cualquiera! ¡Sálvenme–!”.

El hombre gritó arrogantemente, pero nadie respondió. Con solo esa


arrogante voz, pasó entre las dos sombras frente a él.

En poco tiempo, los ecos de su voz enojada desaparecieron, y una sola


sombra, un hombre alto vestido con una túnica negra negó su llamado
de ayuda.

“Nadie va a venir. No importa cuánto grites, nadie puede oírte”.

“Eso, eso no es posible... no importa cuántas calles y callejones hayamos


pasado, en el medio de la Capital Imperial, para que nadie lo note es…”.

Esas palabras peligrosas lo enviaron al pánico. Aunque el hombre sabía


que las palabras de la silueta negra no podían ser posibles, tenía una
premonición incómoda. Y, las palabras de la sombra eran correctas. No
importa cuánto gritara, ni la policía militar, que debería patrullar, ni los
ciudadanos, que vivían aquí, vinieron. Su protesta y su conversación, era
como si hubiera una cortina negra detrás de ellos aislándolos del mundo.

Con esta situación imposible, el hombre escupió palabras confusas.

“¿Por qué, por qué me estás haciendo esto?”.

“No hay necesidad de que alguien como tú lo sepa”.

ArtyomPDF 4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Justo después de que estas palabras fueron pronunciadas, dos sombras


se acercaron al hombre.

“¡E-Espera! ¿Qué tal si los contrato, chicos? Puedo pagar cualquier


cantidad de dinero”.

“¿–Hou?”.

“¡Por casualidad tengo un hombre del que me quiero deshacer! ¿Qué tal?
Pagaré 100 monedas de oro del Imperio como pago inicial. 100 para los
dos, ¿no es suficiente? ¡¡¿Entonces 100 cada uno?!!”.

Por su propio bien, el hombre hizo tal proposición. Para eso, la pequeña
sombra tembló ligeramente. Era como si estuviera rechinando sus
dientes, y soltó una risita. La sombra alta, sin embargo, fue la que
respondió.

“100 monedas es una gran cantidad”.

“Sería para cualquiera. Sin embargo, ¡solo ustedes valen tanto! Después
de todo, hicieron que mi guardia colapsara tan fácilmente”.

“Eran débiles”.

“Estoy de acuerdo. Les pagué tanto dinero y, sin embargo, en un


momento tan importante se volvieron inútiles. Sin embargo, ustedes son
diferentes. Aunque estamos en el Imperio, pudieron acorralarme hasta
aquí”.

ArtyomPDF 5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Afirmando las palabras de la sombra alta, el hombre entonó alabanzas


sobre ellos para tratar de atraerlos. Y entonces, pidió confirmar el trato.

“Entonces, ¿qué tal? No está mal, ¿no creen?”.

¿Pensaba que estaban convencidos? El hombre tenía una sonrisa


desagradable en su rostro.

Sin embargo, las palabras que esperaba no llegaron. Como si estuviera


declinando, la pequeña sombra se acercó al hombre.

“¿Qu-? ¡¿Por qué?! ¡100 monedas de oro, es una gran cantidad,


¿saben?!”

“Cierro. Pero…”.

La voz de la pequeña sombra, que hablaba por primera vez, era


sorprendentemente joven. Tenía el sonido de un niño que aún tenía la
edad en la que no se podía distinguir el género. A lo que esa persona
estaba tratando de decir, el hombre tragó nerviosamente.

“... ¿Qué tiene de malo?”.

“Es como dijiste”.

“¿...?”.

ArtyomPDF 6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Hay una persona de la que queremos deshacernos”.

“¿Qué pasa con eso? Todos tienen una o dos personas que quieren
desaparecer. No sé quién lo quería, pero porque incluso ustedes son así,
de esta manera querían hacerme daño, ¿verdad? Entonces, ¿qué tal? Si
no están satisfechos con la oferta, les daré más y–”.

El hombre no se refirió a lo que sucedió antes de sus palabras. Para el


hombre inmerso en su pequeño mundo, la pequeña sombra comenzó a
desatar una oleada de odio.

El hombre se congeló durante un momento, y entonces:

“... Esa persona, ¿puedo matarlo?”.

“¡¿... ?! ¡TÚ! No puede ser obra suya, ¿verdad? No, no puede ser que
tú...”.

“No hay necesidad de decírtelo. Hazlo”.

Interrumpiendo las palabras del hombre que se dio cuenta de algo, la


sombra alta le dijo a la pequeña sombra que le quitara la vida. Y
entonces, la pequeña sombra comenzó a recitar un hechizo.

“Oscuridad. Tú, el cuerpo que existe en la nada, sumérgete en nuestro


enemigo. Encarcela a aquel esclavizado por su propia avaricia. Olgo,
Lucuila, Ragua, Secunto, Labielalu, Baybaron...”.

ArtyomPDF 7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

De la boca, de la pequeña sombra, comenzó a tomar forma un hechizo.


Cualquiera que lo escuchara reconocería que era una aterradora magia
oscura. Pero en lugar de cantarlo como se esperaba, era más como el de
un estudiante inexperto. Eran palabras sin significado, no, era más bien
un rugido inhumano.

“De la oscuridad dada, un tormento malvado”.

Con esas palabras, la cortina oscura alrededor de la pequeña sombra


comenzó a ondular, y lo que parecía una imagen misteriosa fue
mostrada. En la oscuridad, el poder mágico aumentó, y desde los brazos
extendidos dirigiendo la magia, había una extraña sensación retorcida.
Y entonces, desde los ojos del hombre, las dos sombras, la luna, las
estrellas, todo desapareció.

“¡Deten— aaaaaaaaaa!”.

El grito lastimoso del hombre fue absorbido por la oscuridad.

En poco tiempo, el cuerpo del hombre fue escupido y arrugado en el


pavimento de piedra. Después de confirmarlo con sus propios ojos, la
sombra alta entonces dijo en voz baja.

“Vamos”.

“... Sí”.

Entonces, las dos sombras desaparecieron en la oscuridad. Cuando se


marcharon, la antinatural cortina oscura desapareció silenciosamente.

ArtyomPDF 8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Lo que quedaba en el callejón, en el distrito de clase alta, era solo los


cuerpos del hombre y su guardia.

Ahí solo estaba el parpadeo de las estrellas, y el brillo de la luna se


proyectó en el rostro del hombre.

ArtyomPDF 9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Capítulo 1

El tiempo es alrededor de 10 días después de la pelea con Rajas. Suimei


y Lefille cruzaron la frontera hacia el Imperio Nelferia y llegaron a la
Capital Filas Philia.

Mientras caminaban por el camino actualmente bajo conservación, un


poco después de llegar, Suimei miró hacia su destino. Con solo echar un
vistazo a Astel, uno podía ver una única y masiva puerta del Castillo que
se elevaba sobre los cielos.

Esa puerta del Castillo tenía una altura mucho más alta que la de Metel,
Ciudad Kurant y de una circunferencia incomparable; uno podría
distinguir el poder del Imperio Nelferia de ella. Las dimensiones de la
ciudad también eran casi el doble que las de Metel, y fuera de los muros
del Castillo había muchos mercados y hoteles.

Era un lugar de intercepción de tres países diferentes, un importante


centro comercial con caminos que conducen al Este, Oeste y Sur. En
cualquier caso, era un área extremadamente próspera.

Bueno, Suimei estaba planeando quedarse un tiempo en Ciudad Kurant,


pero había motivos para que viniera hasta Nelferia. Por supuesto, ese no
era otro que Lefille Grakis.

Basados en cierta premonición, ellos habían venido con un gran número


de fuerzas militares y fueron atacados en el territorio de Astel. Después
de derrotar a Rajas, Lefille, quien había usado demasiado de su poder

ArtyomPDF 10
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Espiritual, de repente se convirtió en una joven chica como una


estudiante de primaria.

Como resultado, Lefille perdió gran parte de su capacidad de lucha, y al


ser incapaz de empuñar su gran espada, no podía ir sola a Nelferia.

Por lo tanto, Suimei terminó dejando Ciudad Kurant tempranamente y


acompañando a Lefille al otro lado de la frontera.

Además, estaba la cuestión de su maldición. Durante el viaje, se


manifestó muchas veces y, a pesar de usar magia de restricción y control
en todo momento, la corrupción aún no se pudo purgar.

‘... uu’.

Al recordar eso, Suimei parpadeó incómodamente y su rostro estaba algo


caliente. No era realmente algo malo, pero, evidentemente, estaba
pensando en algo vergonzoso.

Si alguien viera esa situación... bueno, era solo porque ella había usado
tanta magia, pero, definitivamente, lo llamarían lolicon. Lefille era
técnicamente mayor que él, pero incluso si no era así.

Sin embargo, eso dijo...

‘Aun así, todo se reduce a esto’.

Parece que no hay alternativa. Después de perder su poder de combate,


ella no puede viajar sola y, con esa maldición, algo malo sucedería. Así

ArtyomPDF 11
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

que él necesitaba quedarse con ella hasta que volviera a su cuerpo


original y pudiera ser liberada o al menos reprimir la maldición.

‘Esa cosita Demoníaca que la maldijo... Necesito abatirla’.

Mientras la miraba, la idea comenzó a tomar una forma adecuada a


partir de un contorno tenue.

La Demonio femenino que estaba con Rajas. ¿Demonio de Sueño era?


En el otro mundo, sería un Demonio de tipo súcubo. Era conocida como
el espíritu maligno, bien conocido en Europa, que seduce a los hombres
en sus sueños y les roba su vitalidad. Era un ser que ganaba forma a
partir de una mera sombra debido a proyecciones de innumerables
deseos humanos. Parecía que estaban categorizados como Demonios en
este mundo.

Para deshacer la maldición, había una necesidad de eliminar sus copias.


Después de todo, tenían habilidades propias, aunque más débiles, por lo
que se decidió apuntar a ellos — había un proceso efectivo para ello. Si
destruían los clones, entonces el enemigo no podría volver a producirlos.
Si ese es el caso, la fuente no debe estar dirigida al principio.

Así es, él había llegado todo el camino hasta ahora. Posponiendo su


propia vuelta a su mundo original, él quería darle su fuerza hasta el final.

“¿Qué pasa, Suimei-kun?”.

“¿Huh? Oh, nada realmente...”.

“Fufu, ¿podría ser que te ha fascinado mi figura?”.

ArtyomPDF 12
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Con una expresión traviesa, Lefille giró un poco allí mismo. Los
pequeños adornos en su ropa de niña revoloteaban en el viento, y tenía
un rostro satisfecho. Para ella, generalmente como una señorita, esta era
una apariencia inusual.

Es decir, casi.

“Parece que estás muy feliz por algo”.

“Uh, bueno... sí”.

Mientras Suimei se reía y lo comentaba, Lefille miró hacia abajo con un


rostro rojo. Era como una niña que tenía un secreto expuesto. Bueno, si
tenía que decirlo, ella estaba felizmente vistiendo ropas de niñas y
escondiendo su vergüenza. La ropa que llevaba puesta, por supuesto, no
era su ropa de Caballero, sino la ropa que compró en Ciudad Kurant.

Originalmente su objetivo era comprar ropa fácil de mover en Nelferia


para él, pero cuando compró su ropa, cedió ante el vendedor, y ahora
Lefille vestía ropa linda. Lefille, hasta el final, decía cosas como “¡Me
estás tratando como a una niña!” o “¡Soy una adulta!” o “Ropa linda... no
hay manera de que me interese...”, pero el dependiente no aceptaría
nada de eso y, al final, juntó un montón de ropa inocente que compraron.

Echando un vistazo a su paradero, Lefille preguntó.

“¿Está eso bien?"

“El dependiente también lo dijo, pero es linda”.

ArtyomPDF 13
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Linda... incluso si dices eso, no estoy particularmente feliz”.

ArtyomPDF 14
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

ArtyomPDF 15
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Eso es lo que la gente llamaría “tsun”, pero ella caminó con un salto. Para
ser llamada linda, ella probablemente era realmente feliz por dentro. Es
lo mismo que la forma en que los niños se entusiasman cuando son
llamados “geniales”. Como se esperaba, cualquiera estaría feliz si son
elogiados. Ver esto fue una experiencia conmovedora, aunque cuánto de
eso se debía a que ella se había vuelto pequeña, él no lo sabía.

‘Simplemente hablando con Lefille casualmente, es la Lefille habitual,


¿huh?’.

Mientras cargaba una gran espada sobre su espalda, Suimei miró a


Lefille. Debido a que ella se había vuelto pequeña, parecía que se había
vuelto mucho más llena de emoción en todos los aspectos. No es
realmente que haya tenido muy pocas emociones hasta ahora, es solo
que, en comparación con lo tranquila que estaba en ese entonces, su
carácter infantil actual se destaca. Con su cuerpo cada vez más pequeño,
tal vez su mente fue arrastrada a un estado infantil con ella, pero no hay
forma de saberlo con certeza.

‘Sin embargo, si este es el caso, ella muestra un aire apropiado para una
niña, como una que intenta pararse de puntillas. Bueno, ¿no está bien?’.

Mientras Suimei estaba pensando eso, Lefille se detuvo de repente, puso


una mirada seria en su rostro infantil, y encaró a Suimei.

“Oh, cierto. Ahora que lo pienso, Suimei-kun, sobre mi cuerpo


volviéndose pequeño...”.

“Oh, me olvidé por completo de la explicación que estaba diciendo


antes”.

ArtyomPDF 16
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“También me olvidé debido a todas las otras cosas que estaban


sucediendo”.

Como recordó Suimei, su expresión facial y su voz cambiaron a un tono


serio, contrastando con su actitud hace un momento. Debido a que
muchas cosas habían sucedido hasta ahora, él se había olvidado por
completo de esa conversación.

Lefille se había vuelto pequeña. Antes de que descendieran de la


montaña, la conversación sobre su suposición sobre el asunto.

Las cejas de Suimei se contrajeron y puso su mano sobre su barbilla


mientras comenzaba a explicar sus conclusiones.

“Ahora bien, ¿dónde debería estar...? Ah, cierto. En el mundo de donde


vengo, hay una línea de pensamiento de que todo lo que la gente ve son
solo proyecciones de la esencia real de la cosa. La esencia, desde la
perspectiva de la idea, es lo que refleja lo visible, una especie de sombra
de la idea. O al menos así es como va la teoría de la idea...”.

“¿Teoría de la idea?”.

“Síp”.

“Entonces, uhh... Las cosas que puedo ver son...”.

Mientras asentía con su cabeza y murmuraba para sí misma, Lefille


pensó en la explicación anterior. Es difícil comprender completamente
la idea general si no estás en ese mundo después de todo. Ahora bien,
cómo explicarlo simplemente...

ArtyomPDF 17
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Bueno, por ejemplo. El Yakagi Suimei que Lefille actualmente puede


ver es el que le muestra la proyección de la idea de Yakagi Suimei. Las
otras cosas que puedes percibir sobre mí también son cosas de la
información que te permite reconocer”.

“¿Entonces la idea es la esencia? En otras palabras, lo que es visible y lo


que es la esencia en realidad son diferentes, ¿verdad?”.

“Podrías decirlo de esa manera”.

“Entonces, si es como dices, y que lo que vemos es lo que la idea nos


permite ver, ¿entonces no verían todos de manera diferente?”.

“Bueno, la idea puede contener muchas características individuales, por


lo que puede decidir mostrar diferentes aspectos cuando la vemos. Es
por eso que, incluso en las cosas que Lefille y yo vemos como iguales, hay
partes que no se pueden ver. A nuestro alrededor, los árboles, las rocas
y los edificios no son lo mismo el uno para el otro”.

“... Lo entiendo por las cosas creadas naturalmente, porque todas las
cosas naturales tienen un Espíritu. Pero, ¿cómo explicas eso para los
objetos hechos por el hombre? Esos son creados para un propósito
particular, por lo que realmente no tienen una idea abarcando, ¿cierto?”.

“Así es. En el caso de objetos creados por humanos, ellos no se crean


conscientemente con una idea. Pero cuando se hacen, la persona está
pensando “Haz esto” o “Haz eso”, que se relaciona con muchos rasgos.
Es un poco exagerado, pero eso inspira un alma en ello. Bueno, eso es
para cosas que existen físicamente, pero el punto es que la idea general
y la forma son dadas por los humanos”.

ArtyomPDF 18
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Así que más o menos, ¿la gente lo crea con solo una apariencia externa,
pero en realidad una idea con varias características también se crea y se
agrega a la apariencia externa?”.

“Así es”.

A la inquisitiva Lefille, Suimei asintió con la cabeza. Parecía que ella


captaba el concepto de alguna manera.

Entonces, Lefille dio un rostro generalmente sombrío y habló.

“Pero entonces, Suimei-kun. Si podemos ser explicados de esa manera,


entonces, ¿no somos toda una especie de existencias tristes? ¿No somos
más que como personas cuyas existencias son tan delgadas como el
papel, que pueden interpretarse de manera arbitraria y diferente?”.

Tan delgadas como el papel, qué apropiado. Es bastante sobre el punto,


sorprendentemente. Supongo que si es la primera vez que escuchas este
tipo de charla, esa respuesta es de esperar.

Sí…

“Así es. El mundo en el que estamos y en ese mundo en el que somos


existencias delgadas como el papel. La vista, el oído, el gusto, el olfato, el
tacto, todos son simplemente interpretaciones de la esencia. Todo lo que
vemos es en realidad una farsa, un engaño...”.

“Un engaño…”.

ArtyomPDF 19
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Parece que ella no puede aceptar eso. No, ¿no es eso lo que se espera?
Las cosas que existen, que se pueden ver, y uno mismo, son cosas
concretas que están aquí. Palabras con tal inutilidad existencial, que
niegan su propio yo.

“Bueno, solo cree en esto por ahora. No hay necesidad de entenderlo con
tanta profundidad”.

“Estás diciendo cosas estúpidas, Suimei-kun. ¿No es esto importante con


respecto a la cuestión de mí misma? No hay forma de que pueda pasarlo
por alto”.

“Bueno, si lo dices de esa manera... es filosofía totalmente natural, así


que personalmente no creo que sea particularmente necesario, pero...
entonces, ¿qué piensas?”.

“Bueno, uh, creo que mayormente lo entiendo. Pero ¿qué tiene eso que
ver conmigo volviéndome pequeña?”.

A la inquisitiva Lefille, Suimei cerró sus ojos brevemente y luego los


abrió. Entonces…

“Hasta ahora, la teoría es bastante simple. La existencia se puede


resumir con ese tipo de idea de persona de papel. Pero para un hijo de
un Espíritu y un humano como tú, Lefille, la teoría se vuelve mucho más
evidente. Para un humano normal, dado que el alma y el cuerpo están
unidos, cuando cualquiera de los dos se daña severamente, puede llevar
a la muerte. Para Lefille, sin embargo, dado que te compones
principalmente de Espíritu, además del cuerpo y el alma, el Espíritu es
un componente y, en algunas partes, incluso sin el Espíritu, el cuerpo y

ArtyomPDF 20
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

el alma continúan. Por supuesto y, sin embargo, dado que el Espíritu


todavía es parte de la idea y se vuelve débil, cambiarás, y tu existencia
normal también se volverá débil”.

“El reflejo de mi esencia que tú y otros pueden ver, está perdiendo


consistencia a medida que mi existencia se desvanece. ¿Es por eso me
volví así? Entonces el debilitamiento del Espíritu no cambia el cuerpo y
el alma. Pero no es inusual que haya algún tipo de fluctuación en la
apariencia porque el espíritu es parte de la idea que se proyecta”.

“Sí. Creo que es por eso que Lefille ha tomado esa forma”.

El cuerpo de Lefille actualmente está incompleto porque el espíritu no


está presente. Por lo tanto, la información está dañada, lo que significa
que lo que se transmite a otras personas seguramente también se verá
afectado. Sin embargo, para deshacerse de características como la tez
fatigada, las lesiones corporales y el rostro pálido, su cuerpo
inevitablemente tenía que volver al de una joven chica.

Lefille se cruzó de brazos y se quejó.

“Al ser capaz de entender todo esto, tu mundo debe haber sido un lugar
inimaginable. Bueno, el hecho de que seas de otro mundo también es
sorprendente”.

“Bueno, este año ha sido el más desafortunado”.

Lefille mostró una sonrisa amarga a Suimei, quien tenía un rostro


desanimado.

ArtyomPDF 21
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Para tener tanto poder y no ser un Héroe que salve el mundo, creo que
eso solo es cínico realmente”.

“No creo que sea realmente tan increíble”.

“¿Es decir?”.

“Bueno, solo derroté a un montón de don nadie, ¿verdad? En ese caso,


para un mago no es nada de qué presumir”.

“En este mundo también hay magos que desean el tipo de poder que
tenías. Básicamente, creo que estás buscando ideales que son demasiado
altos”.

“... Ideales, ¿huh? Bueno, supongo que sí”.

Suimei pensó en el hombre que encarnaba sus ideales. Para poder


alcanzar los dedos de los pies de su padre, él tenía mayores deseos y
estándares más altos que otros. Las aspiraciones de Suimei con respecto
a su padre todavía eran fuertes.

Tal vez ella había adivinado sus pensamientos, pero Lefille se acercó y
preguntó.

“Por cierto, tengo curiosidad. Si fuera tu padre, ¿hubiera sido capaz de


hacer lo mismo?”.

“¿Hmm? Si fuera padre, entonces no habría tenido problemas para


derrotarlos”.

ArtyomPDF 22
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Incluso Rajas?"

A esa pregunta, Suimei pensó por un momento. Si fuera su padre, ¿cómo


hubiera sido? Por supuesto, no se trataba de si podía o no; que él pudiera
era un hecho. Rajas era fuerte y capaz, pero cuando llegara el momento,
su padre probablemente ni siquiera tendría que mover su ceja un
milímetro.

Por lo tanto…

“Con un solo puño lo enviaría volando”.

“¿Qu-...? ¿¿Un puño??”.

“Mhm”.

Para la sorprendida Lefille, Suimei asintió.

Su padre era un mago, pero él estaba incapacitado y atrapado en una


silla de ruedas. Sin piernas y su cuerpo desobedeciéndose a sí mismo,
parecería no ser rival para Rajas. En el pasado, había tenido un estilo de
lucha entretejiendo el combate cuerpo a cuerpo y la magia, y tenía una
disposición obstinada frente a frente.

Sí, en las batallas era tremendamente formidable. Incluso en su


condición actual, en la silla de ruedas, él podía disparar descargas de
magia, y en el tiempo entre lanzamientos podía evadir ataques y
deslizarse en las grietas de las defensas de su oponente, entregando un
empuje usando su Shinden*, convirtiendo a su oponente en polvo.

ArtyomPDF 23
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3
(ETN: Nombre de habilidad que significa Magnificent Lightning / Magnífico
Relámpago/Rayo).

Y luego, después de usarlo, inevitablemente miraría su mano y pensaría.

... Bueno, mi puño todavía no se ha debilitado aún.

“... Él podría hacerlo. Después de todo, es él. Su fuerza es alucinante”.

‘Si fuera padre, él podría hacerlo. Si fuera él, entonces el Demonio que
me tomó bastante tiempo para encontrar sus características, él habría
usado la magia moderna para encontrar de inmediato una magia
efectiva. Para ser sincero, además de tomarme el tiempo, me hubieran
hecho trizas, mientras que mi padre era fuerte y no habría tenido ningún
problema. Aunque debido a que sus piernas se habían quedado penosos,
en comparación con cuando podía moverse libremente, él no podría
hacerlo tan fácilmente como podría imaginarse’.

“¿El General Demoníaco tan fácilmente...?”.

“Sí. En serio, ¿cómo se las arregló para ser tan fuerte? Bueno, no puedo
preguntarle más...”.

Sí, su padre ya no podía responder. Él murió. Ante sus propios ojos. A


mitad de su camino en la vida, él había entregado su legado.

“¿Cómo lo digo? Puedo decir que tu mundo es extraordinariamente


diferente”.

ArtyomPDF 24
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No puede ser evitado. Mi mundo y este mundo están en estados


completamente diferentes en términos de cuán lejos ha progresado la
civilización. El desarrollo de la tecnología es diferente, y la fortaleza de
las personas también es diferente. Lefille es una excepción, pero...”.

“Eso es incómodo”.

“Al final, la que derrotó a Rajas con una espada era una excepción.
llevando un poder que es como el enemigo natural de los magos”.

Esa asombrada voz provenía del misterio que es el corazón. Incluso en


el otro mundo, el Espíritu de Lefille es una excepción. Con eso, Suimei
miró hacia el cielo azul y dijo:

“Algún día, me gustaría convertirme en un mago así...”.

Al llegar por el camino a Filas Philia, donde muchas y diversas personas


iban y venían, los dos finalmente llegaron a la puerta del Castillo y se
alinearon en cola para la inspección de la entrada de la ciudad.

Mirando hacia arriba y hacia abajo por las paredes del Castillo y la
puerta, mientras protegía sus ojos del sol deslumbrante, Suimei le
preguntó a Lefille.

“Es un poco tarde, pero ¿qué clase de lugar es el Imperio Nelferia?”.

ArtyomPDF 25
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Ante esa pregunta demasiado tardía, Lefille frunció el ceño como si no


entendiera las palabras antes de responder.

“¿Realmente solo preguntas ahora? Ya hemos estado en territorio


Imperial por bastante tiempo. ¿No deberías ya ser capaz de decirlo?”.

“Para mí, en todas partes, parece ser lo mismo. Si tuviera que decir qué
es diferente de Astel, hay más gente y una mayor variedad de cosas”.

Suimei se encogió de hombros. Él era una persona de la edad moderna,


y separar a la gente aquí era difícil. Tal vez Lefille podría decir muchas
diferencias entre los diseños de interiores y los estados de los hoteles
baratos en los que se habían estado hospedando hasta ahora, pero para
Suimei, que venía del Japón moderno, le era difícil distinguir las
diferencias entre las cosas en este otro mundo. Como mucho podía
distinguir las diferencias entre la ropa que llevaban las personas.

“¿No investigaste algo en la biblioteca de Astel antes de venir?”.

“Solo tengo conocimiento de los libros, así que me gustaría escuchar las
impresiones de Lefille”.

“Mis impresiones del Imperio, ¿huh...?”.

Lefille pensó por un momento en respuesta a las palabras de Suimei. La


opinión honesta de alguien de este mundo. No había mucho para
continuar.

Después de un momento, ella asintió y luego respondió.

ArtyomPDF 26
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Bien, vamos a ver. En una oración, tendría que decir que el Imperio
Nelferia es fuerte en términos de poder nacional. Sí”.

Suimei tomó una rígida sonrisa.

“... Ah. De los libros, ciertamente parecía de esa manera”.

“Cierto. La riqueza de Nelferia es famosa. Y su poder militar es de lejos


el mejor en comparación con otros países”.

“Pero realmente no parece que sea en esa medida. ¿Está sucediendo


algo?”.

Suimei preguntó por la duda que tenía desde hacía bastante tiempo.

Básicamente, el Imperio era conocido como un lugar con mucha gente y


mucha influencia. Además, parecían ejercer presión constantemente
sobre los países vecinos. Sin embargo, el Imperio también sostenía
alianzas con países que tenían diferentes filosofías de gobierno.

Si bien es cierto que muchos otros países cayeron en la esfera de


influencia del Imperio, éste parecía encajar casi demasiado bien.

Además, para Suimei, el Imperio parecía similar al Japón Imperial, con


una imagen muy similar.

“Bueno, eso no puede ser evitado. Al principio, el Imperio se anexionó a


los países vecinos, pero en la guerra, varios cientos de años atrás,

ArtyomPDF 27
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

perdieron gran parte de su poder nacional. En estos días parece haberse


tranquilizado”.

“Tranquilizado... parece ser un país con una gran ambición, pero, incluso
después de cientos de años, no ha pasado mucho”.

“Bueno, en ese momento, el Imperio estaba aliado con tres países


diferentes, y debido al peligro potencial de una guerra, los otros países
levantaron ejércitos de fuerza comparable”.

“Entonces, incluso después de aumentar el potencial de guerra, nunca


estalló una guerra”.

“Sí. Una de las principales razones es porque la invocación del Héroe se


convirtió en un gran tema”.

Para las palabras inesperadas de Lefille, Suimei puso un dudoso rostro.

“¿Por la invocación del Héroe? ¿Qué tiene eso que ver con ello?”.

“Fueron invocados durante la guerra en esos días. Los Héroes”.

“¿Huh...?”.

Para la explicación de Lefille, la confusión de Suimei solo se profundizó.


Ciertamente, durante esos días, se llevó a cabo la invocación del Héroe.
Los líderes de las naciones y los Gremios de Magos, debido a la
conferencia más alta de la Iglesia de la Salvación, reconocieron la

ArtyomPDF 28
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

invocación del Héroe, la cual, por primera vez, tuvo éxito. Sin embargo,
¿cómo causó una guerra una invocación?

Cuando el rostro de Suimei se distorsionó en un pensamiento profundo,


Lefille dio una respuesta.

“Esto se transmite a través de leyendas. En ese momento, el gobernante


de la Alianza, Saadia, repentinamente instaló un gobierno dictatorial y
libró una guerra contra los países vecinos, causando asesinatos en
masa”.

“Oi, oi, los asesinatos en masa son peligrosos. ¿Por qué lo haría?”.

“Quién sabe, las leyendas no dicen mucho. Yo tampoco lo sé. De todos


modos, sin discriminación y con gran brutalidad, en busca del poder, él
continuó la guerra contra todos en el mundo, y la mayoría de las
personas percibió el peligro inminente”.

“Ahh...”.

Mientras Lefille hablaba, Suimei recordó algo en un rincón de su mente.


Sí, hace un tiempo, el asunto con el primer ministro de Astel, Gless, y
con la oficial, Dorothea, en el Pabellón Crepuscular. La historia sobre el
tirano. En ese momento, 3 Héroes fueron llamados desde otro mundo;
era el cuento sobre la caída del tirano. Sin embargo…

“Así que los Héroes son invocados, y entonces la guerra de agresión del
Imperio también se vio afectada... oh”.

ArtyomPDF 29
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Síp, parece que te has dado cuenta. En la guerra, contra la nación


agresora, se comprobó el hecho de que se puede invocad a un Héroe para
oponerse a ellos. Si bien el Imperio no fue tan lejos como para llevar a
cabo asesinatos en masa, si él trataba de conquistar los países vecinos,
entonces llegarían a un acuerdo, y entonces...”.

“Invocarían a los Héroes y los perseguirían”.

“Sí. El Emperador de Nelferia, en ese momento, había visto el poder de


los Héroes y estaba considerablemente asustado, pensando que no debía
hacerse enemigos de los Héroes”.

“Ya veo”.

Si fuera así, no podría ser evitado. Para asustar al Emperador, quien


tenía tanto poder e influencia sobre los gobernantes de otros países en
esa medida, los Héroes deberían haber tenido un tremendo poder.

“Eso es todo, pero la invocación del Héroe también fue monumental”.

“Sí. Para obtener el poder de guerra para vencer a los Demonios y al


Demon Lord. Poder igual a un país entero. ¿No habría mucha maniobra
política para conseguir eso?”

“Sí”.

“Y, debido a eso, hay mucha competencia, y el debate a gran escala ha


evitado que la guerra se desate por mucho tiempo”.

ArtyomPDF 30
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Prácticamente”.

“Bien dicho eso, hace dos años, en el momento del conflicto entre Astel
y Shaldock, debido a las contribuciones de la Princesa Titania del Reino
Astel, ganó Astel”.

Las contribuciones de Titania. A esas palabras inesperadas, los ojos de


Suimei se agrandaron.

“¿Tia?”.

“Tia... oh, Princesa Titania. Sí, ella tenía contribuciones bastante


considerables, ¿sabes?”.

“En serio... esa Princesa, ¿huh?”.

Con eso, Suimei dio un gran suspiro de asombro. Fue inesperado. La


Princesa de Astel, Titania. Ella tenía vigor y era pulcra, pero para esa
Princesa, que siempre caminaba muy cerca de Reiji, para haber
contribuido furiosamente en el campo de batalla, era inimaginable. Ella
no parecía ser tan poderosa como una mago como Felmenia; ¿podría
haber estado escondiéndolo?

... eso es lo que pensaba, pero al contribuir con el campo de batalla, hay
muchas maneras, como elaborar planes y políticas.

Sin embargo…

‘Iya, ¿es porque Tia puede luchar que nadie dijo nada sobre su partida?’.

ArtyomPDF 31
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

En este momento, Suimei recordó el asunto antes de que él dejara el


Castillo.

Cuando Reji y su grupo desfilaron en fila, el Rey, el Príncipe y los demás


en el Castillo los colmaron de elogios, pero Suimei no podía recordar ni
una sola palabra de advertencia. En otras palabras, ¿nadie tenía palabras
para preocuparse por ellos? ¿Eso significaba que tenían tanta confianza
en el poder de la Princesa?

“... la próxima persona, entre al puesto*”.


(NT: Office: Oficina, despacho, aduana, puesto; elijan su veneno).

Mientras pensaba eso, él escuchó una voz en el puesto. Parecía que


estaban en la parte delantera de la línea. Suimei y Lefille, ambos,
terminaron su conversación y entraron.

Al entrar, había varias personas de la policía militar de pie en una


pequeña habitación acogedora, invitándolos a entrar.

Allí, un joven hombre, que parecía estar a cargo de la documentación y


la recaudación de impuestos, levantó su voz.

“¿Entrando a la ciudad?”.
(NT: No imbécil, vengo de afuera a decirte que voy a salir).

“Sí”.

“Bien”.

ArtyomPDF 32
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Al ver que los dos asienten con sus cabezas, el hombre les entregó los
documentos. Debían escribir sus nombres. Al salir de Metel y entrar en
Kurant, hicieron lo mismo, por lo que Suimei ya estaba familiarizado con
ello.

“Entonces, por favor, escriban sus nombres aquí. Luego, si conocen su


estatus social, por favor present... Oh, oops, cierto, sobre poder
escribir...”.

Para la calma de Suimei y la tambaleante Lefille, el oficial cambió lo que


estaba a punto de decir e indagó tal cosa.

“Sí, ella puede escribir”.

“No hay problema”.

“Perdón acerca de eso. Entonces, por favor, escriba aquí. A continuación,


pague el impuesto de entrada a la ciudad, así como el peaje de paso y
todo debería estar concluido”.

Suimei, después de escuchar las palabras educadas del oficial, comenzó


a escribir su nombre, mientras el oficial miraba el rostro sonriente y
despreocupado de Lefille. ¿Le gustan los niños? ¿Tiene un carácter
agradable? Suimei es demasiado amable, pensaba el oficial, y se detuvo
por Lefille y bajó su mirada.

“Entonces, ¿podría usted, señorita, también llenar estos formularios?”.

ArtyomPDF 33
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Al oír esa petición, las cejas de Lefille se crisparon, y de repente, hizo un


serio y grave rostro.

“Oficial-dono. No soy una señorita. Corríjase sí mismo”.

“Ahaha. Tiene razón. Lo siento, Princesa-sama”.

“¡¿Qué pasa con esa respuesta?! ¡¿¡¿Qué tipo de mierda infantil intentas
decir?!?!”.

Ante la respuesta del oficial, Lefille se puso de pie y gritó furiosamente.


Era lo mismo cuando estaban de compras en Ciudad Kurant, al ser
tratada como una niña, ella tendría tal reacción. Para cualquier error
trivial de la lengua, ella siempre tendría este tipo de negación inflexible.

“... Tch, ¡Suimei-kun! ¡Suimei-kun, di algo!”.

“¿Qu-...? ¿Yo?”

“¡Sí!”.

¿Qué podría hacer él para resolver esto? No había manera de que pudiera
decir “La verdad es que esta niña peleó con los Demonios y se volvió
pequeña”. Ese tipo de respuesta era como lo que escucharía en alguna
comedia. Al escuchar a Lefille, el oficial miró a Suimei y sonrió
irónicamente.

“Heh, parece que ella es bastante animada. Debe ser duro”.

ArtyomPDF 34
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Ah, bueno... heh”.

Al final, Suimei se había ocupado del resto. Justo cuando pensaba que
todo había terminado, Lefille se acercó con los brazos cruzados.

“¡Suimei-kun! ¿Por qué aceptaste lo que dijo?”.

“Iya... eso fue, uhh...”.

Lo que él quería decir era: “No se puede evitar, por favor, lidia con ello”.
Pensando eso, Suimei dijo desconcertantemente a Lefille, quien se
aferraba a él:

“Una niña de pie y de puntillas así. Mi hermanita, que dejé atrás,


también era así, así que lo entiendo”.

Asintiendo y refunfuñando en afirmación, era como si él tuviera


experiencia. Si mirabas a tu alrededor, los otros oficiales de la policía
militar también tenían sonrisas similares debido a las acciones de Lefille;
era una atmósfera bastante cálida y ligera.

“Ku... Ya me cansé. Date prisa y termina la documentación para que


podamos salir de aquí”.

Diciendo eso, Lefille se dio por vencido y regresó a su silencio y volvió a


llenar los papeles. Pero…

“Hmm, hmm”.

ArtyomPDF 35
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Qué pasa?”.

De alguna manera, mientras se acercaba a los papeles, Lefille dejó


escapar un gruñido y se tensó. Incluso cuando Suimei le preguntó de qué
se trataba, Lefille, como si forcejeara con algo en su cabeza, no
respondió. Ella solo alzó su voz como si estuviera tratando con un
enemigo difícil.

“Ku, este tipo de cosas, ¡este tipo de cosas!”.

“¿...?”.

“¡Aún no! ¡No puedo darme por vencida todavía! Mi orgullo. ¡No puedo
tirarlo!”.

Lefille declaró grandiosamente tal cosa. Por un momento, ella continuó,


hasta que se dio cuenta de algo y se hundió en la desesperación.

“Kuh, mis manos no pueden alcanzar el papel...”.

Con un sonido, Lefille sollozó y dijo con lágrimas en los ojos. Al llegar a
la mitad de la parte superior del escritorio, ella parecía estar en una
situación bastante precaria, evidentemente teniendo problemas para
escribir. ¿Ella realmente estaba teniendo esas dificultades?

Entonces, el oficial se acercó a su lado y le dio una silla.

“Aquí, Jovencita. Por favor, use esto en su lugar”.

ArtyomPDF 36
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡YO! Yo…”.

Para el amable gesto del oficial, Lefille una vez más se enojó, pero...

“Yo…”.

Mirando la silla y luego el escritorio, lentamente disminuyó.


Eventualmente, en silencio, ella trepó con tristeza a la silla y comenzó a
llenar los documentos.

Su cola de caballo se balanceaba hacia adelante y hacia atrás lentamente,


se podía ver su tristeza. En resumen, ella no quería reconocer que se
había vuelto pequeña. Suimei le dio una palmada reconfortante mientras
le decía “paciencia”, y comenzó a escribir en el papel con la pluma.

Después de un rato, cuando terminaron los documentos, de repente se


abrió la puerta del lado interior de la ciudad y una chica entró.

Al verla con una mirada de sorpresa, la policía militar se giró hacia ella
y saludó.

“¡Teniente Segunda Zandyke!”.

El oficial llamó el rango de la chica. Con el cabello ligeramente teñido de


color púrpura, la piel algo enfermiza, un ojo derecho con un parche en el
ojo y un ojo izquierdo con aspecto somnoliento, ella emitía una
impresión terriblemente inusual. Llevaba ropa militar gótica de estilo
lolita con un abrigo y guantes.

ArtyomPDF 37
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Para esa chica, que parecía ser de otro mundo, Suimei levantó las cejas
un poco.

Era una apariencia de novela. En el otro mundo, había visto a muchas


personas vestidas de forma peculiar, pero había pasado un tiempo desde
que había visto ropas tan auto-asertivas como estas. Eso no significaba
que no le quedara bien. Fue precisamente porque le quedaba bien que
parecía estar fuera de lugar.

¿Lefille tenía pensamientos similares?

“¡L-Linda!”.

Aparentemente no. Al ver esas ropas excesivas, ella dejó salir su reacción
inicial.

Mientras Lefille y Suimei estaban pensando en sus ropas, la teniente


segunda se acercó al oficial y habló con una voz helada como de negocios.

“El registro de nombres de ayer, vine a buscarlo”.

“… ¡Sí, señora*!”.
(NT: Del término de alguien superior, no de su edad).

Con un sonido aplaudiendo, el oficial se paró derecho y saludó. Luego


sacó un libro encuadernado en cuero de un cajón y se lo entregó. La chica
tomó el libro, lo escaneó rápidamente, y luego cerró el libro y dijo: “Buen
trabajo”.

ArtyomPDF 38
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

ArtyomPDF 39
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

... ¿Es el sistema militar del Imperio diferente de otros países? La forma
en que los oficiales inferiores se referían a los oficiales de mayor rango
por su rango era una reminiscencia de los militares modernos, pero,
bueno, en fin. Esta chica. Ella parecía tener 12 o 13 años, no más que un
poco por encima de eso. No había muchos militares tan jóvenes. Ella
definitivamente era una niña soldado.

¿Ella notó que él la miraba? Sus ojos soñolientos se giraron y miraron a


Suimei.

“... Estar mirando a un soldado tanto, ¿es inusual?”.

“Iya, no realmente”.

Lo extraño no fue eso. Mientras Suimei decía eso, Lefille dejó escapar lo
que ambos habían estado pensando.

“Iya, para ser soldado, eres bastante joven”.

Entonces, después de escuchar esas palabras, la chica le dirigió a Lefille


una mirada malhumorada.

“De una niña más joven que yo, no quiero escuchar eso”.

“¡¿Qu-?! ¡No soy una niña pequeña!”.

Suimei dejó escapar un gran suspiro. ¿Este asunto otra vez? Parecía que
recientemente cada vez que algo pasaba, sería esto. Él tendría que darle
un buen sermón a Lefille después de esto.

ArtyomPDF 40
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Poco después, las dos chicas se miraron como si estuvieran diciendo


“¿Por qué no luchamos?”, “Acepto tu desafío”.

Y entonces, las dos salieron como si fueran a batirse en duelo.

¿Podrían estar planeando pelear?

“Hey, espera, Lefille”.

“... Suimei-kun, detente. No puedo dar marcha atrás en esta pelea”.

“No puedes dar marcha atrás, ¿huh? Ese no es realmente el problema...


Tch”.

Lefille no lo escuchó al final.

Mientras se analizaban mutuamente a través de sus miradas, las dos se


rodearon la una con la otra. Moviéndose mientras estaban agachadas
como luchadores de sumo, se movían desconfiando de la zona de control
de su oponente. Después de un tiempo, Lefille vio una oportunidad y
saltó, y la otra chica también hizo coincidir sus movimientos y se lanzó.
Justo cuando todos pensaban que colisionarían, las dos se detuvieron de
repente.

“Fuu...”.

“Muu...”.

ArtyomPDF 41
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Sus narices casi se tocan, se miraban la una a la otra.

Y entonces saltaron hacia atrás, retrocedieron y repitieron los mismos


movimientos que antes, pero esta vez parecían haber llegado a una
comprensión mutua a través de sus miradas.

¿ –Qué podría ser?

Lefille y la chica. Se enderezaron como si compitieran en algo mientras


continuaban mirándose la una a la otra. Supuestamente era una pelea,
pero no hubo contacto físico, ¿podría ser que estuvieran compitiendo en
altura? Suimei inclinó su cabeza mientras meditaba como los demás a su
alrededor, pero ese no parecía ser el caso. Las dos se quedaron cara a
cara, se abrazaron al pecho y repitieron varios movimientos
indescifrables.

Finalmente, Suimei llegó a una respuesta y se rió asombrado.

‘Ahh. Están comparando sus pechos’.

Prácticamente eso era todo. Acababan de comenzar a comparar sus


apariencias y sus pechos relativamente planos, lo que era, bueno, algo
obvio. Para ser honesto, comparar fue divertido.

Pero, ¿qué pasaba con la atmósfera tensa antes y después de que se


compararan entre sí? Fue casi incomprensible. Con la cantidad de fuerza
y vigor, ¿tenía un tamaño tan grande de más? Dicho esto, después de
verlas a los das, la conclusión fue que Lefille era el más pequeño.

ArtyomPDF 42
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Entonces, ¿cómo es? Parece que soy más como una señorita”.

“Ku, perder con una pequeña chica en tamaño”.

Como Lefille dijo vehementemente, era como si la chica estuviera


tratando de patear un caballo muerto para reclamar superioridad.

“Nop. Incluso si luzco de esta manera, no soy una pequeña chica.


Deberías llamarme onee-san. ¿Entiendes?”.

“I, ¡Iya! ¡Si pudiera volver a mi yo original!”.

Obstinadamente gritando en negación de su pérdida, ella era bastante


obstinada. Aunque originalmente Lefille tenía un pecho que cualquiera
reconocería, mencionarlo ahora era un poco infantil.

Para las palabras de Lefille, la chica tenía una expresión dudosa y luego
asintió, como si estuviera pensando “¿forma original?... ah”.

“Tú”.

“¿Qu-, qué pasa”.

“Diciendo esos sueños vacíos. Detente. Para alguien de tu edad, es


bastante normal hablar de cosas como esas, pero para hablar de algo así,
tarde o temprano, ¿no te arrepentirás?”.

“¡Fugu!”.

ArtyomPDF 43
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

¿Así que más o menos el síndrome del octavo grado? Cierto para alguien
que no conoce las circunstancias, sin duda sonaría así cuando alguien
habla descaradamente de esa manera.

Las palabras de la chica se clavaron en Lefille como un cuchillo, y Lefille


se tambaleó mientras caminaba hacia la silla.

“¿Lefille?”.

“Suimei-kun. Dame un poco de espacio”.

“Iya, sé cómo te sientes”.

“Por favor, no me consueles. Este lastimosa yo no se merece tanto”.

Suimei sonrió al estar seguro de lo que estaba pasando. Lefille se sentó


lentamente, enterró su rostro en su rodilla, y entonces no se movió. Era
como si estuviera siendo absorbida en la oscuridad del Demonio. O
simplemente, parecía bastante lamentable hoy.

Entonces, la chica, como si todo fuera normal, dio un paso hacia Suimei.

“Tú, no pareces ser de una de las familias de por aquí, ¿de dónde
vienes?”.

“Ah, soy del Oeste. La chica es hija de un conocido”.

ArtyomPDF 44
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Oeste, ¿huh? De Astel. Aún al Oeste. ¿Verdad?”.

“Bastante”.

Con palabras y ojos inquisitivos, ella estaba considerando si eran de


Astel o de sus alrededores. Al escuchar la respuesta de Suimei, ella cerró
sus ojos brevemente mientras decía: “Como pensaba” y luego, cuando
los abrió, sus ojos soñolientos se habían transformado en los de un
halcón mientras los miraba.

“... Oi”.

“¿Te-Teniente segunda?”.

De la boca de Suimei salió un sonido grave mientras el oficial soltaba una


voz desconcertada.

Porque él había dicho que venía de un país no vinculado, ¿sospechaba


que fuera un espía? Al dejar salir el intento de matar y el poder mágico,
la atmósfera se volvió peligrosa.

“¿Por qué razón, viniste aquí?”.

“No creo que haya necesidad de responder eso, pero...”.

Cuando Suimei dijo eso, la chica aumentó el poder mágico que emitía.
Para una persona normal, no sería inusual que se hubieran desmayado.

ArtyomPDF 45
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡T-Teniente segunda! ¡Cálmese, por-hiii!”.

“Estás en mi camino”.

Con eso, ella le lanzó una mirada de muerte. El oficial tropezó y chocó
contra el escritorio. ¿Por qué razón podría estar irradiando tanta
hostilidad? El resto de la policía militar estaba de pie inmóvil.

La depresiva Lefille también se tensó con la peligrosa atmósfera y corrió


hacia ellos.

“¿Qué pasó tan de repente?”.

“Pequeña niña, esto no tiene nada que ver contigo. Silenciosamente mira
hacia otro lado. Ve”.

“Silenciosamente... ¿en esta tensa situación?”.

“Sí. Este es un asunto del Imperio con este hombre potencialmente


peligroso”.

“¿–Hou?”.

Lefille soltó un helado suspiro en respuesta a las palabras de la chica; su


aspecto valiente actual contrastaba completamente con su anterior yo
abatido mientras disparaba una implacable injuria.

ArtyomPDF 46
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Bajo qué pretexto estás creando hostilidad contra las personas que han
seguido los procedimientos de entrada de la ciudad del Imperio?
Independientemente de lo que digas, dar un trato tan pobre refleja lo
mal entrenados que están los soldados del Imperio”.

“¡¿¡¿Qué dijiste?!?!”.

“¿Qué pasó con “El ejército Imperial actuará de manera más estricta y
con mayor integridad que cualquier otro país”, párrafo 12 del Esquema
militar Imperial, cláusula 3? ¿Puedes decir que tus acciones actuales
están de acuerdo con eso?”.

En respuesta, el rostro de la chica se torció en una mueca desagradable.


Lo que Lefille acababa de decir era doctrina Imperial. La chica fulminó
con la mirada como puñales a Lefille por un momento y luego accedió de
acuerdo con las regulaciones.

“…Bien. Me retiraré de aquí. Sin embargo…”.

Interrumpiéndose bruscamente, una vez más se giró hacia Suimei y


envió una fría mirada.

“–Este es el Imperio. Cualquier comportamiento extraño será...”.

Para las palabras coercitivas de la chica, Suimei preguntó en broma.

“¿Y si hacemos algo?”.

“Te mataré”.

ArtyomPDF 47
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Ella respondió sin dudarlo. Muy fríamente ¿Era ese su tono de voz
normal? Él la provocó, ¿pero que sea tan lejos? Según los estándares de
Japón, definitivamente parecía mayor que la edad de la escuela
secundaria. Para una chica como esa, que lanzó esas amenazas, Suimei
tenía sentimientos complicados.

Ahora, por supuesto, él entendía por qué presionarla con orgullo como
japonés la enojaría. En una cultura diferente, la ética sería diferente, y la
edad redactada sería diferente a la de los tiempos modernos. Por
supuesto, habría diferencias entre las civilizaciones de cada mundo. Ella
vería su compasión por los niños soldados como mera arrogancia. Dicho
esto, de ninguna manera hubo confirmación de la existencia de niños
soldados aquí.

Por un momento, los ojos de Suimei brillaron con lástima, pero


inmediatamente volvieron a sus bromas originales.

“Oh, qué niña tan aterradora”.

“Niña, ¿huh? Si es esa niña dijera eso, es aceptable. Pero deberías mirar
lo que dices para no terminar en... un juicio. Para el tribunal militar, es
decir”.

Con una mirada malhumorada, la chica señaló con su dedo índice al


Suimei bromeando. La voz irritada que decía eso era inesperadamente
infantil. Mientras tanto, Lefille tenía ojos como diciendo “Todavía estás
hablando...”.

“… Regresemos”.

ArtyomPDF 48
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

La chica lo dijo, y entonces se fue a la ciudad con el registro de nombres.

“Fuu... una especie de mal presagio antes de entrar a la ciudad, ¿huh?”.

Con la atmósfera tensa fuera, Suimei dejó escapar un suspiro de alivio, y


el oficial también dejó escapar un suspiro aún más grande.

“Ustedes deberían parar con las provocaciones. Después de todo, esa es


la teniente segunda Zandyke”.

“Iya, lo siento”.

Suimei se rascó tímidamente la parte posterior de la cabeza, mientras


Lefille comenzaba a hablar como si recordara algo.

“Ya veo. Recuerdo haber oído ese nombre, ¿es Liliana Zandyke?”.

“¿Usted la conoce?”.

“Su padre es Rogue Zandyke de las Siete Espadas, un mago prominente


en el Imperio. Aunque joven, escuché que él es uno de los Doce Élite del
Imperio”.

“Hee. Si Mizuki escuchara, estaría encantada”.

Siete Espadas, uno de los Doce Élite. Este era el tipo de tema que le
gustaba a Mizuki; las personas poderosas parecían tener títulos
asociados. En la Tierra, también había algo similar que denotaba

ArtyomPDF 49
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

poderosos magos y espadachines; parecía que este mundo también tenía


tal cosa.

De acuerdo con lo que dijo Lefille, el oficial asintió con la cabeza.

“Sí, está en lo correcto. Es por eso que creo que no actuar y hablar así
estaría en sus intereses”.

A sus palabras de advertencia, Suimei respondió: “Lo tendré en cuenta”


y, con eso, la conversación terminó.

El oficial se giró hacia la silla y le dijo a Suimei y Lefille:

“Haré las confirmaciones finales allí, así que esperen un poco”.

Suimei analizó los restos del poder mágico de la chica, mientras Lefille
se sentaba en la silla, balanceando sus piernas para pasar el tiempo. Las
siguientes personas en la fila fueron llamadas por la policía militar, y
entraron. Mientras él presentaba los documentos a los siguientes
viajeros, conversaron con él.

“Oi, ¿escuchaste? Sobre el Héroe invocado en Astel”.

“Sí, Reiji-sama, ¿verdad? Por supuesto que lo he escuchado”.

Escuchando el nombre de su amigo Reiji, las orejas de Suimei se


crisparon. Lefille, quien sabía de las circunstancias de Suimei, lo miró.

ArtyomPDF 50
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Suimei-kun. Si recuerdo bien...”.

“Ah, creo que están hablando de mi amigo”.

No habían pasado muchos días desde que partieron en el viaje, pero ya


era la charla de los viajeros. Desde que el viajero comenzó la
conversación con eso, Suimei pensó: ‘¿pasó algo?’. Manteniendo un
tranquilo rostro para que nadie sospechara nada, Suimei escuchó
mientras los dos hombres continuaban.

“Fue reconocido por el Gremio como el rango más alto, siendo el


poseedor del título de dominio de todos los elementos”.

“Ah, poder usar todos los elementos es increíble. El gobernante de


todos”.

“Esos dos son maravillosos. Soy un oficial civil, pero me gustaría poder
ser como ellos”.

Con eso, Suimei no pudo contener su impulso de reírse.

“Bu... ku ku... es por eso, detén eso...”.

“¿...?”.

Viendo a Suimei reprimir su risa, Lefille le lanzó una mirada extraña


mientras los otros hombres tragaban y luego declararon en un tono
emocionado.

ArtyomPDF 51
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“–De todos modos, recientemente Astel formó un grupo de exterminio


para enfrentar a los Demonios que atacaron la Ciudad Kurant”.

“Además, derrotaron al General Demoníaco. Si recuerdo bien, Rajas era


el nombre”.

La primera en responder sorprendida fue Lefille.

“¡¿¡¿Qué?!?!”.

“Oi, oi... ¿cuál es el significado de esto?”.

El rostro de Suimei se convirtió en uno de dudas.

Los dos hombres se encontraron con miradas mientras el oficial decía:


“Increíble. Aunque recién los llamaron recientemente, hicieron algo
así...” con asombro. Se sorprendieron por un aspecto completamente
diferente.

De alguna manera, sucedió algo extraño que Suimei y Lefille ignoraron.

Un caballo corría sobre el suelo empapado por la lluvia. Estaba yendo lo


suficientemente rápido como para que sus pesuñas cortaran el barro al
salpicar en el aire. Las salpicaduras de barro reflejaban los colores del
melancólicos y cenizo cielo.

ArtyomPDF 52
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Era unos días antes de que Suimei y Lefille llegaran a la Capital Imperial,
Filas Philia.

Después de que Reiji escuchara la situación de Suimei, de Gregory, y


partiera apresuradamente a caballo, se reunió con Mizuki y Titania y
cruzaron la frontera de Nelferia-Astel, llegando a los bosques al Oeste de
Ciudad Kurant.

Al salir del camino, se dirigieron a la derecha hacia las extensas llanuras.


Cerca del final, llegaron a un lugar donde un bosque siempre verde
llegaba hasta donde alcanzaba la vista.

Con su caballo corriendo paralelo a Reiji, Titania sostuvo las riendas con
fuerza y se giró para hablar con él.

“Fue una suerte que pudiéramos tomar prestados algunos caballos en el


camino. Si ese no fuera el caso, no hubiéramos podido alcanzar a Reiji-
sama”.

Con una mirada de alivio, Titania contó algunos de los detalles hasta su
reunión.

Al escuchar la crisis de Suimei y enterarse de la verdad, Reiji


rápidamente salió solo. Titania y los demás lo persiguieron, siguiendo el
camino que solían utilizar para regresar a Astel, afortunadamente
pudieron tomar prestados caballos en el camino. A mitad del camino
encontraron a Reiji descansando su caballo.

Girando hacia ella, Reiji dijo en tono de disculpa.

ArtyomPDF 53
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Sí... pero, ¿estás bien, Tia? Con esto, te obligo a seguir mis deseos
egoístas”.

“Considerando que estabas empeñado en ir, está bien. Si es así, no puedo


evitar acompañarte”.

“Lo siento. Esta vez es...”.

Sí, esta vez él también tenía responsabilidad. Astel siendo atacada por
los Demonios, y él arbitrariamente yendo, definitivamente era la causa.
Para quienes hizo venir con él, no pudo pagar su deuda.

Sin embargo, Titania, con una sonrisa que decía: “No te preocupes por
ello”, se acercó a su lado.

“No. El asunto de esta vez no es culpa de Reiji-sama. Los nobles de


nuestro país fueron los que engañaron a Suimei y, en primer lugar, si no
los hubiéramos invocado aquí, tal cosa no habría ocurrido. Además, al
ser parte de la Familia Real, también estoy obligada a ayudarte. Por eso,
no hay nada de lo que debas sentirte en deuda”.

“… Sí. Gracias”.

“No te preocupes por mí. Más importante…”.

Titania miró hacia atrás mientras cabalgaba. Mirando preocupada a la


persona detrás de ellos, lo que ella quiso decir fue obvio. Allí estaba la
chica que había sido atrapada en esta peligrosa situación debido a sus
acciones egoístas.

ArtyomPDF 54
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Mizuki...”.

Aún incapaz de montar a caballo, ella se aferraba a la mujer Caballero


Luka. Todavía no estaba familiarizada con la lucha y el miedo, ella
todavía llegó a un lugar con el ejército Demoníaco, incluso después de
que le dijeran por segunda vez del peligro.

Reiji en realidad estaba un poco orgulloso de ella. Sin embargo…

“Mizuki, no te presiones. Si piensas que no puedes luchar, entonces


definitivamente retrocede. ¿Está bien?”.

“Pero…”.

Lo que salió de la boca de Mizuki fue la sensación de una chica


preguntando: “¿Está realmente bien?”, sabiendo que un amigo está en
peligro y viniendo a ayudar y, sin embargo, retirarse sin hacer nada. Su
conciencia estaba abrumada por sentimientos de impotencia.

Para la chica plagada de un sentido de responsabilidad, Reiji y Titania


ofrecieron palabras de consuelo.

“Está bien si no tratas de hacer más de lo que crees que puedes hacer. No
es solo Suimei, si algo les sucediera a ambos, yo...”.

Sí. Si algo sucedía, entonces ella no podría perdonarse a sí misma, razón


por la cual quería que Mizuki se retirara.

“Reiji-kun...”.

ArtyomPDF 55
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Es por eso que, si creemos que va a ser demasiado, ¿puedes retirarte
con Luka a un lugar seguro?”.

“…Bien. Tú también, no te presiones. ¿Promesa?”.

“Ah, promesa”.

A ese rostro sombrío, Reiji dijo una mentira para calmarla. En este
momento, esa fue la única mentira. Por supuesto. Acerca de poder
proteger esa promesa, su confianza era porque él creía de todo corazón
en ella.

Al ver su conversación llegar a una conclusión, Titania se acercó y


preguntó.

“Reiji-sama. ¿Tienes algún plan después de esto?”.

“Sí. Primero vamos a ver dónde creemos que están los Demonios y
esperar y ver. No sé cuánto tiempo tenemos, pero ahora no sabemos
dónde él está. Después de averiguar cuáles son sus planes, podemos dar
la vuelta y buscar dónde podrían estar escondidos”.

Su principal prioridad era salvar a Suimei. Sería imposible desafiar


directamente a los Demonios, por lo que no era necesario. Al determinar
la situación, irían a buscarlos.

Cierto, la posibilidad de que se toparan con él y los Demonios era baja,


pero, aun así…

ArtyomPDF 56
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Fufufu, ¿no puedes vencer a los Demonios?”.

“¡¿¡¿Qué?!?! Aun así, eso sería imposible para mí también”.

“Admitirlo abiertamente... Bueno, como sea, parece que no has olvidado


la situación. Fue una preocupación innecesaria, ¿huh?”.

“¿Estabas bromeando conmigo? Eres bastante astuta Tia... Bien, ¿y tú


qué piensas?”.

“Hmm, bueno. Confirmar el estado de las cosas y luego movernos es una


buena idea, creo”.

Después de que ella dijera así, Reiji trató de preguntar sobre otra cosa.

“... Hey, Tia. Si tuviera que decir, salir y correr allí, ¿qué harías?”.

“En ese momento iría contigo”.

“Es decir”.

“... Lo dije antes, Reiji-sama. El acompañarte es mi deber. Y si Reiji-sama


va a caer, yo también lo haré”.

Ojos hacia adelante, ¿qué podría estar mirando? Era como si estuviera
mirando las dificultades que estaban por venir. Sin embargo, al escuchar
su solemne determinación, Reiji olvidó sus palabras anteriores. En su

ArtyomPDF 57
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

voz estaba la fuerza. ¿Era resolución? Al final, Titania no era solo una
chica que seguiría ciegamente lo que le dijeran. Era una chica que
decidiría seguirlo con resolución a la muerte cuando él tuviera asuntos
que debería hacer. Esa era la chica junto a él.

“¿Cuál parece ser el problema?”.

“Iya, Tia es increíble. Alguien como yo no podría siquiera compararse”.

“¿...?”.

Parecía que ella no podía entender lo que él quería decir con sus
palabras. Curiosamente inclinó su cuello mientras montaba al caballo.
Como Princesa de un país, ella parecía tener una resolución más fuerte
que él. Ante su resolución, su determinación parecía mejorar un poco. Al
ver su figura, él se dio cuenta de su propia debilidad.

Pero en este momento, él no tenía tiempo de pensar en eso. Sacudiendo


esos pensamientos, Reiji le preguntó a Titania.

“Tia, basada en este plan, ¿a dónde crees que deberíamos dirigirnos?”.

“Sí, ¿por qué no nos dirigimos hacia el Norte desde aquí? Estos bosques
al Oeste de Ciudad Kurant se vuelven más delgados si vas hacia el Norte
en comparación con el Sur. Además, es más elevado también, por lo que
es la ubicación más favorable para confirmar la situación”.

“Entendido. Entonces vamos”.

ArtyomPDF 58
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Reiji y compañía hicieron un desvío hacia el Norte a caballo hasta que


llegaron a una zona montañosa rodeada de bosques.

Mirando hacia arriba, el cielo estaba lleno de nubes oscuras. Los


alrededores eran sombríos como para predecir la ansiedad y la inquietud
que vendrían. A pesar de que había un bosque, a éste le faltaba vida.
Todo lo que existía allí simplemente se encontraba sobre un fondo
oscuro y gris.

Frente a su actitud apresurada hasta el momento, él cabalgaba al caballo


con cuidado. Habiendo percibido lo que estaba al frente, disminuyó la
velocidad aún más. Entonces, un pequeño escuadrón de soldados de
Astel emergió para bloquear el camino que tenía delante.

Un hombre, que parecía el líder del escuadrón, gritó hacia Reiji y los
compañeros.

“¡Deténganse!”.

Tiraron de las riendas para evitar la colisión y se detuvieron justo en


frente. El sonido del relincho de los caballos se extendió por todo el
bosque. El hombre le preguntó a los compañeros de Reiji con un rostro
amenazante.

“¡¿Quiénes son usted?! ¡Responde ahora!”.

“Somos…..”.

ArtyomPDF 59
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Mientras Reiji estaba a punto de explicar obedientemente, el Caballero


de mayor edad, Gregory, que había estado cabalgando detrás, avanzó a
zancadas y comenzó a reprender a los soldados.

“¡Tontos! ¿Saben a quién están bloqueando el camino? ¡Los que están


aquí son Su Alteza Titania y el Héroe invocado, Reiji-sama! ¡Muestren el
respeto apropiado!”.

“¡¿Qué?!”.

Los soldados inmediatamente retrocedieron ante la reprimenda de


Gregory. Después de varias miradas inquietas para confirmar, los
soldados tal vez se dieron cuenta de que los habían visto antes. Las
escenas en su memoria y la persona frente a sus ojos coincidían, los
soldados se arrodillan como para compensar su rudeza anterior y
mostraron el debido respeto a Titania y Reiji.

“Yo, yo me disculpo. Por favor, perdonen mi rudeza”.

“Está bien. Pareces estar en guardia. ¿Eres de la guarnición de la Ciudad


Kurant?”.

“Sí. Estamos en el ejército de Lord Hadorious*”.


(NT: Si recuerdo bien, antes era Hardorious).

El soldado tuvo el honor de responder la pregunta de Titania. En el


momento en que escucharon la respuesta, se desarrolló una extraña
atmósfera entre el grupo de Reiji.

ArtyomPDF 60
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Pero si Titania estaba acostumbrada a esconder su expresión o no, ella


no parecía retraída en absoluto.

“Así que Lord Hadorious está allí”.

“Él está acampado justo por delante”.

“Guíame hacia él”.

El soldado respondió “sí” y guió el camino con otros soldados sin


siquiera limpiarse el sudor de sus cejas.

Las botas de los soldados hicieron crujir las hojas. Titania los siguió. El
caballo que montaba Luka, el cual había estado siguiendo detrás de Reiji
hasta ahora, se acercó pausadamente a él. Entonces, Mizuki, quien había
estado detrás de Luka, se inclinó hacia Reiji y susurró.

“Reiji, si es Lord Hadorious…”.

“Sí, el noble que usó a Suimei como cebo. No esperaba que estuviera en
algún lugar como este”.

“E-Entonces vamos al lugar en que esa persona está...”.

“.... Sí”.

El enemigo mortal que los estaba esperando en alguna parte. Cuando él


entrecerró sus ojos, como si el enemigo mortal estuviera de pie al frente,

ArtyomPDF 61
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Mizuki pareció congelarse con ansiedad. Estaban a punto de conocer al


hombre que envió a su amigo a una trampa. Era de esperarse.

Reiji así lo creía, pero Mizuki habló severamente con una expresión
preocupada.

“.... Reiji-kun, no puedes apresurar esto. Podríamos tener a Tia, pero no


sabemos qué tipo de reacción ocurrirá al perjudicar a un noble”.

“Ah…. Sí, lo sé. Gracias por preocuparte por mí, Mizuki”.

Quizás Mizuki estaba preocupada de que él no pudiera contenerse y


atacara al hombre. Pero no había forma de que eso pudiera suceder. No
debe suceder. Incluso si él no le importaba lo que le pasaría a sí mismo,
Gregory, quien dio esa información, podría estar en peligro. Para
Gregory, que le dio la información a pesar de conocer los posibles
peligros, tenía que contenerse.

Pronto, en medio del bosque de robles, había un lugar con un grupo


compuesto por Caballeros, soldados y magos. No había mucho espacio
para estar de pie gracias al terreno irregular y la tierra fangosa que la
lluvia creó no hace mucho tiempo, sin embargo, se mantuvieron en
formación. Cuán disciplinados deben ser.

En el centro de ese lugar había un hombre de mediana edad con una


armadura negra que parecía ser el comandante.

Su edad rondaba los cuarenta, o al menos lo mismo que Gregory, tal vez
más joven. Lucía una barba recortada y una cicatriz que se extendía
desde la frente hasta la mejilla izquierda.

ArtyomPDF 62
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Un hombre alto de casi dos metros de altura con complexión robusta. Su


existencia sola era lo suficientemente dominante como para hacer que la
gente se pusiera tensa.

Él era el tipo de persona que se aseguraba de que la gente supiera quién


era el líder del grupo.

El escuadrón, que guió a los compañeros de Reiji, se movió hacia la


formación para alertar su llegada. Parecían intercambiar varias palabras
de ida y vuelta con el hombre que parecía ser el comandante. Entonces
el hombre hizo un gesto con las manos a los Caballeros densamente
abarrotados y soldados a su alrededor. Por orden del hombre, un camino
se abrió de inmediato.

El hombre se acercó a los compañeros de Reiji por el camino. Sin


dudarlo, se arrodilló ante Titania con toda su aura marcial y mostró el
gesto de subordinación.

Cuando Titania habló: “Levántese, Lord Hadorious”, El hombre — Lord


Hadorious, se puso de pie.

“Ha pasado mucho tiempo, Su Alteza. La velada hace varios meses fue la
última cuando nos reunimos”.

“Ha pasado mucho tiempo de hecho, Lord Hadorious. Todavía parece


tener el aura temible a alrededor suyo”.

“Por favor, algo como esto no es más que simple brisa para Su Alteza.
Perdone mi extralimitación, pero su fiel súbdito, Lucas de Hadorious,

ArtyomPDF 63
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

quiso proporcionar a Su Alteza viento fresco para despejar la


desagradable lluvia...”.

“Eso es suficiente. Se preocupa innecesariamente”.

Las personas reunidas alrededor de Titania y Hadorious cerraron sus


bocas después de escuchar la conversación.

El tono genial, pero lleno de odio. Los saludos de Titania y la incesante


elección de palabras distan mucho de ser amistosas también. Tal vez ella
estaba enviando una mirada llena de desprecio desde lo alto del caballo.

Había un tipo diferente de tensión en torno al frío intercambio de


palabras. Pero Hadorious no lo tomó en serio ni en broma con un rostro
inexpresivo.

“Usted es la misma de siempre, Su Alteza — Quien la acompaña allí debe


ser el Héroe invocado, ¿Reiji Shana-sama?”.

“Sí”.

Cuando Reiji respondió, Hadorious lo miró. Era la mirada amenazante


de alguien con ojos arrogantes.

¿Era eso lo que Titania llamaba aura temible? Reiji le devolvió la mirada
mientras pensaba eso con determinación de no perder.

‘Este hombre….’.

ArtyomPDF 64
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Ese hombre fue quien puso en peligro a Suimei. Él era el hombre que
nunca dudaba de su acción y mostraba su arrogancia. Reiji estaba
enojado con el hombre que cometió actos malvados indescriptibles, pero
reprimió su ira.

... Pronto, Hadorious cerró sus ojos y abrió su boca.

“Llegué tarde para saludarle, Héroe-sama. Yo soy el que supervisa el


territorio Occidental bajo el mando de Su Majestad, Lucas de Hadorious.
Escuché la noticia de que Demonios estaban invadiendo y estaba en
camino hacia allí con un ejército”.

Hadorious se dio a conocer a sí mismo y sus intenciones


arrogantemente, y continuó.

“Su Alteza, Titania, y querido Héroe invocado. ¿Qué les lleva a estar aquí
en este lugar?”.

Tras la pregunta de Hadorious, Reiji dio la respuesta que había estado


preparando.

“... La forma en que los Demonios han estado actuando me hizo


preocuparme por Astel, así que regresamos apresuradamente del
Imperio Nelferia”.

“Es eso así. Incluso tiene la orden real también, me disculpo por
incomodarle”.

“No, esto es algo que yo, como Héroe, necesito hacer también”.

ArtyomPDF 65
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Cuando Reiji respondió de manera textual, Titania le preguntó a


Hadorious inmediatamente.

“Lord Hadorious, ¿están los Demonios adelante?”.

“Parece que sí, Su Alteza”.

“¿Entonces estaba planeando estrategias hace unos momentos?”.

“Sí, Su Alteza. Estaba planeando moverme tan pronto como regresasen


los hostigadores”.

Hostigadores. Comúnmente se refería a exploradores. Estaban haciendo


el trabajo que él había estado planeando hacer él mismo. Hadorious
probablemente ya había explorado el número de oponentes y estaba
empezando a tomar la ofensiva.

Pero al sentir que algo estaba mal, Reiji se interpuso en la conversación


entre Hadorious y Titania.

“Este ejército parece... pequeño para atacar a los Demonios”.

Eso era cierto. El ejército reunido aquí era extrañamente pequeño.


Aproximadamente entre cien o doscientos hombres. Era gravemente
carente para atacar a un enemigo que sumaba más de mil.

“Héroe-sama, este no es todo mi ejército. He colocado hombres al Norte


y al Sur para atacar desde múltiples direcciones y hay muchos más
esperando en emboscada por aquí. No necesita preocuparse”.

ArtyomPDF 66
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Es eso así? Parece que mis preocupaciones eran infundadas”.

“Sería correcto discutirlo con los soldados desde el lado de Metel para
avanzar, pero después de prepararnos para la batalla y esa tormenta,
junto con considerar que Ciudad Kurant y Metel están actualmente
divididas, no podríamos permitirnos más retrasos. Esa es la situación.
Le pido que entienda esto”.

Tras la respuesta de Hadorious, Reiji anunció su planificado curso de


acción.

“Planeamos atacar también cuando vuelvan los hostigadores”.

“La juventud es una gran cosa. Pero está bien simplemente ver la batalla
desarrollarse”.

Hadorious replicó. Si Hadorious se burlaba de él, él podía ver la esquina


ligeramente elevada de los labios de Hadorious con sus dos ojos.

“Me niego. ¿Qué tal que el Lord mire? Soy un Héroe. Simplemente hago
lo que debo hacer”.

“Huu, que así sea. Este Lucas no puede adivinar qué tipo de plan tiene
en mente el Héroe-sama, pero si planea atacar de frente, le acompañaré
hasta allí”.

Hadorious borró la expresión rígida de su rostro y se rió de buena gana


por primera vez. El cuerpo de Reiji se tensó ante esas palabras. ¿Sabía
ese hombre por qué estaban aquí?

ArtyomPDF 67
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Sintió un impulso de mirar hacia atrás a Gregory, pero siguió mirando a


Hadorious.

Entonces Hadorious declaró: “Por favor, descansen un poco hasta que


vuelvan los hostigadores”, y se giró a sus soldados.

¿Simplemente se alejaba? Su actitud hacia la Princesa y el Héroe fue


extremadamente ruda.

Titania entrecerró sus ojos y habló.

“Él sigue siendo el mismo”.

Tanto Reiji como Titania miraron, no, mirando a Hadorious, que se


alejaba.

“Es la primera vez que escucho a Tia hablar con alguien así. ¿No te gusta
ese hombre?”.

“Es como lo has visto. Me gusta que no trate de obtener favores, pero no
me gusta su actitud de menospreciar a las personas”.

Su evaluación tuvo un sorprendente lado de ello.

“.... Tia, no te gusta perder, ¿verdad?”.

ArtyomPDF 68
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡¿Eh?! Eso... En lugar de eso, ¿qué pensó Reiji-sama después de conocer


al Lord Hadorious?”.

“Fue inesperado. Para él ser ese tipo de hombre”.

Reiji habló sus honestos sentimientos. Lucas de Hadorious. Como era un


hombre que empuja a los demás a una trampa con métodos cobardes,
había una imagen de un noble malvado y corrupto — una imagen de
mapache con sobrepeso morboso, pero la expectativa había perdido su
marca.

Por supuesto, de una manera que la persona real era mucho peor de lo
esperado.

“¿Pensaste que iba a ser un cobarde intolerable, pero resultó ser aún peor
de lo que esperabas?”.

“No llegaría tan lejos... Pero Tia, realmente no te gusta esa persona”.

“Creo que es lo mismo para ti, Reiji-sama. Hoy es la primera vez que usas
palabras como “esa persona”.

“Sí….”.

Cuando Titania lo señaló, Reiji también lo pensó. Pensando en ello, él


estaba usando las palabras tan naturalmente. Él planeó ser cuidadoso,
pero parece que el odio salió en de todas maneras.

ArtyomPDF 69
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

En ese momento, Mizuki le preguntó a Titania con una expresión


preocupada.

“Esa, ¿esa persona está peleando también? Esa persona es noble,


¿verdad?”.

La familia del Lord Hadorious es una famosa familia marcial incluso


dentro de Astel. Así que el Lord Hadorious es bastante habilidoso”.

Eso fue así. Desde la presión poco común hasta el coraje para luchar en
primera línea, e incluso su habilidad física. No había motivos para dudar
de que él fuera un hombre marcial.

Mientras tanto, Mizuki habló algo fuera del tema con una expresión
aguda.

“Huh, ¡él tenía una gran cicatriz en su rostro!”.

“Sí, obtuvo esa cicatriz de una batalla hace mucho tiempo. Nunca lo he
visto, pero dicen que es bastante habilidoso”.

Después de que Titania dijera eso, giró hábilmente su caballo y encaró a


todos. Luego, teniendo cuidado de no ser escuchada…

“Como has visto antes, Lord Hadorious no es alguien a quien puedas


subestimar. Reiji-sama, Mizuki-sama, no confíen en ese hombre. Y
Luka, Roffrey, asístanlos bien”.

ArtyomPDF 70
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Cuando Titania les ordenó, los dos Caballeros respondieron de


inmediato “Sí”.

“Y Gregory. Sígueme tal como lo has hecho hasta ahora”.

“Pero Su Alteza...”.

“No te preocupes. Incluso si Lord Hadorious intenta hacer algo, estoy


aquí. Así que descansa tranquilo”.

“.... Princesa-sama... Gracias”.

Gregory inclinó su cabeza hacia abajo después de escuchar las palabras


de consuelo de Titania. Por alguna razón, Roffrey se emocionó, comenzó
a llorar y Luka envió miradas de admiración hacia Titania.

“Tia, te ves genial hoy”.

“Supongo”.

“¡Si empiezas a quererla por eso, va a ser un problema!”.

“¿Eh? ¿Huh?”.

Cuando Reiji se asombró ante esas palabras, Mizuki giró su rostro. Luka,
quien cabalgaba frente a Reiji, hizo una expresión similarmente
confundida.

ArtyomPDF 71
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Fue entonces cuando un hombre que parecía un soldado salió corriendo


del bosque con varios hombres más. Deben ser los hostigadores. Al
mirarlos dirigirse hacia donde estaba Hadorious, Reiji y los compañeros
se dirigieron al centro del ejército también.

Hadorious preguntó al soldado que se arrodilló tan pronto como llegó.

“¿Cuál es el estado del ejército Demoníaco?”.

“¡Sí! ¡Informaré ahora! El ejército Demoníaco—-”.

El soldado comenzó a informar mientras jadeaba por aire y sin siquiera


limpiarse el sudor de la frente. El momento antes de que comenzara el
informe, todos, incluido Hadorious, contuvieron la respiración. Todos
imaginaron la extensión del ejército Demoníaco y qué clase de
mamonos* trajeron en su propia cabeza.
(NT: Según Wikipedia-sempai, son espíritus malignos – monstruos o Youkais).

Entonces, lo que el soldado anunció de inmediato fue...

“— fue aniquilado…..”.

Esa era la sorprendente verdad.

“¿—–?”.

“¿Aniquilado?”.

ArtyomPDF 72
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“..... ¿Qué? Había un ejército de más de mil de ellos. Pero incluso antes
de luchar, ¿fueron aniquilados?”.

Siguiendo la voz de Reiji, la voz sorprendida de Hadorious sonó.

Cuando Reiji miró a su lado, había un hombre con una expresión de


asombro. Quizás incluso un hombre como Hadorious nunca esperó
escuchar un informe como ese. Ruidos de murmullo a su alrededor
también podían escucharse.

Entonces Titania...

“¿Estás seguro?”.

“¿Eh, sí….?”.

El soldado parece haberse dado cuenta de su presencia. Pareció


confundido por un momento, pero continuó después de ser presionado
por Hadorious.

“Era, era inconfundible. No había nada más que Demonios muertos en


la llanura”.

“Como puede ser…”.

La voz de Titania se cargó pesadamente al final de su frase. No era una


mala noticia, pero el misterio pesaba demasiado. Todos se quedaron
asombrados y sin saber qué decir.

ArtyomPDF 73
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

De repente, Hadorious giró su cabeza hacia Titania como si tuviera una


idea.

“Su Alteza, tal vez…”.

“.... No, veníamos de la dirección del Imperio Nelferia. Era contrario a la


dirección de la que habían salido los Demonios y, además, ¿por qué
tendríamos que poner este tipo de acción si lo hiciéramos?”.

“.... Hice una pregunta imprudente”.

Hadorious admitió la tontería de su pregunta.

Hadorious pensó que Reiji había aniquilado a los Demonios. Hadorious


era un hombre de este mundo después de todo. Por lo tanto, encontró la
esperanza de los Héroes. No era difícil pensar eso, ya que un Héroe
estaba allí.

No era una teoría en la que Reiji pudiera haber pensado alguna vez.

Titania se apresuró a Hadorious, quien parecía haberse sumido en una


profunda contemplación.

“Lord Hadorious, vayamos primero”.

".... Sí, Su Alteza. Vamos”.

ArtyomPDF 74
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

— Reiji esperaba encontrarse con cosas increíbles antes de llegar a ese


lugar. Un olor repugnante pinchó su nariz y algo desconocido acaloró el
aire. Reiji podía sentir escalofríos recorriendo su piel.

¿Los otros no lo sintieron o no lo expresaron, aunque lo supieran? Todos


parecían mantener la calma además de los soldados que estaban llenos
de nerviosismo. Hadorious parecía relajado y Titania tenía una mirada
cautelosa.

En unos instantes, él dejó caer su vista por debajo del caballo. Se frotó
los ojos preguntándose si la refracción de la luz de las gotas de agua que
se habían caído las hacía parecer rojas.

Pronto, los árboles desaparecieron y apareció la llanura.

“….. Esto es”.

El sonido de la voz de Hadorious y tragando saliva. Cuando el grupo de


Reiji llegó al lugar donde los hostigadores informaron que los Demonios
estaban, hubo un espectáculo que hizo que todos dudaran de sus ojos.

“¿Qué es esto….?”.

Incluso Reiji solo podía suspirar con expresión llena de miedo en la


escena que no podía ser descrita.

Habían seguido a los hostigadores a una gran llanura con una cordillera
visible al borde del horizonte. Grandes grietas en el suelo, tierra que se
había derretido a alta temperatura y entonces congelada de nuevo, un

ArtyomPDF 75
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

iceberg gigantesco, algún desconocido, siniestro y oscuro pantano y un


sinfín de restos de Demonios esparcidos por todos lados.

—Simplemente, ¿qué sucedió aquí? Debajo del brillante rayo de luz, que
se asomaba a través de las nubes , había una escena de cadáveres y
terriblemente poco común. Era unaltostratusa vista angustiante que no
podría ser un desastre natural.

Angustiante fue la elección correcta de la palabra. Era una visión


espantosa que casi podían escuchar el grito singular de los Demonios
antes de morir si ponían sus oídos en ello. Incluso si fueran el enemigo,
ellos podrían sentir un poco de simpatía por aquellos que murieron de
una manera tan aterradora.

Era un lugar que podía compararse con el infierno, pero el infierno ya


había pasado.

Reiji, que había estado siguiendo a los hostigadores, los Caballeros y el


Lord Hadorious, de momento le preguntó a cualquiera que pudiera tener
en sus manos.

“Este, ¿este es un camino....?”.

El camino frente a sus ojos se partió por la mitad en línea recta. No había
sangre, carne, señal de ser esculpida o destruida. Estaba limpio. Como si
algo hubiera tomado este camino, solo dividiéndolo en una línea recta.
El camino se extendía hacia el pie de la montaña y había cadáveres
esparcidos por todas partes a lo largo del camino.

Mizuki, quien había estado siguiendo hasta ahora, murmuró sin un


compañero de conversación específico.

ArtyomPDF 76
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Restos de magia...?”.

“¿Mizuki?”.

“No hay ningún error. Esto definitivamente restos de una magia”.

“Ella estaba segura porque tenía confianza? Mizuki miró el hielo


antinatural y los materiales que no fueron quemados durante todo el
camino con una expresión temerosa. Ella los señaló y dijo que eran el
resultado de magia.

Titania exclamó ante la seguridad de Mizuki.

“Mizuki, lo notaste...”.

“Sí, es débil, pero hay maná sobrante y hay signos de hechizos en el hielo
o cosas quemándose allí”.

“.... Tienes razón”.

Cuando Reiji observó de cerca con toda su concentración, podía sentir el


[rastro]. No lo supo hasta hace unos momentos, pero una vez que se dio
cuenta de que contenían diagramas mágicos, sus pensamientos se
volvieron claros como si se hubiera despejado una niebla.

Pero para que un incendio prolongado o hielo tuviera diagramas mágicos


individuales era increíble. El diagrama, un elemento fundamental para

ArtyomPDF 77
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

una magia, solo era necesario por un solo momento para acabar con los
Demonios. Y para ser tan detallado también—-

“Mizuki, esto es...”.

“Las formaciones están tan desarrolladas que no sé qué decir... Puede


que no sea el tipo de magia que usamos”.

“Eso también, pero para usar este tipo de hechizos de alto nivel tantas
veces”.

— No era normal. Tal vez un gran ejército destruyó a los Demonios. Ese
tipo de teoría absurda apareció en la cabeza de Reiji y desapareció de
inmediato. Mirando la escena, era imposible pensar que un ejército se
hubiera enfrentado aquí. En un choque tan grande, también habría
muertos del otro lado. Pero no había ninguno. Solo los cuerpos de
Demonios cubrían las llanuras en la medida en que se extendía el
horizonte. Era fundamentalmente imposible formar un gran ejército con
solo magos de clase alta también. La única conclusión fue que se trataba
de una consecuencia de algo increíblemente poderoso que había llegado
hasta aquí.

Los caballos continuamente relincharon ya que eran sensibles a la


atmósfera circundante. Detuvieron a los ansiosos caballos y se dirigieron
a través del pequeño sendero que aún no se había secado, pero esta vez
fue Titania quien habló con voz sorprendida.

“¿Esto es…..?”.

Después de Titania, la voz del Duque Hadorious se pudo escuchar.

ArtyomPDF 78
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Incluso un Behemoth...”.

Reiji y los compañeros giraron sus cabezas hacia una voz que resonó
como un gemido. Lo que allí estaba eran los restos de un gigantesco
mamono.

“T-Tan grande...”.

La voz de Mizuki, llena de temor o sorpresa, se podía escuchar.

Su longitud total era de unos doscientos metros. Tenía una piel gruesa y
arrugada que recordaba a un jeep negro. Las extremidades y los cuernos
eran gigantes, incluso para ese cuerpo enorme.

Sus ojos enrojecidos inspiraban miedo. En lugar de miedo derivado de


la fuerza, era un tipo de sentimiento ominoso que enfriaba tu espina
dorsal.

Pero, por alguna razón, debido al poder mágico que mencionó Mizuki, el
cuerpo de la criatura estaba medio enterrado de forma inclinada en el
suelo.

“Es una Bestia Demoníaca Especial de 2° Clase. Pensar que incluso este
tipo de mamono fue derribado”.

Titania reveló su sorpresa incluso sin explicar las categorizaciones de


mamono. Ella dejó escapar un suspiro estupefacto.

ArtyomPDF 79
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Viendo que estaban más sorprendidos de ver a este Behemoth que


cualquier otro Demonio o mamono, debía ser una bestia formidable. Los
soldados, Gregory e incluso Hadorious tenían una expresión seria en sus
rostros.

Mientras todos estaban estupefactos, el soldado, que fue enviado a


explorar, regresó.

La forma en que se tambaleaba no era porque estuviera cansado, sino


por las miradas espeluznantes a su alrededor.

“I... informando... Todos los Demonios están eliminados. Su número


es…”.

La multitud tuvo que esperar mientras tragaban sus secas salivas para
las próximas palabras del soldado arrodillado.

En lugar de hacer que la gente esperara, el soldado parecía bastante


perplejo por lo que estaba a punto de explicar también. Fue entonces
cuando Hadorious instó al soldado con una expresión congelada.

“¿Cuántos?”.

“¡Sí! Hay aproximadamente más de diez mil…..”.

El tiempo se congeló. Todos jadearon ante el sonido de diez mil, lo que


los hizo dudar de sus propios oídos.

ArtyomPDF 80
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Cuando todos recobraron el juicio, Hadorious habló con una voz


sorprendida.

“¿D-Diez mil....?”.

“P-Pero incluso si hubiera diez mil Demonios, la cantidad de cadáveres


no coincide”.

“Me disculpo, pero teniendo en cuenta las huellas de los movimientos de


Demonios y mamonos, y el área del ataque, creo que ese número es
razonable”.

Hadorious habló con rostro severo después de escuchar el informe del


explorador.

“Pensar que no es alrededor de mil...”.

Fue una voz apresurada combinada con shock. Él había imaginado lo


que hubiera pasado si luchara contra ese ejército. Incluso para el peor de
los casos, ese tipo de número estaba más allá de la imaginación.

Cuando Titania miró a Hadorious, corrigió su expresión.

“Para confundir el tamaño de Demonios. Si atacaran Metel o Ciudad


Kurant, me da escalofríos en mi espalda—--”.

“¿Quién cree que hizo esto en este corto período de tiempo? ¿Tiene
alguna idea, Duque Hadorious?”.

ArtyomPDF 81
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“.... No estoy seguro, pero aproximadamente hace una semana, hubo un


día en que tronó extraordinariamente. Creo que ese fue el día en que los
Demonios fueron destruidos”.

“El día en que tronó...”.

En el murmullo de Titania, Hadorious dijo en tono sospechoso: “El


obispo de la Iglesia del Salvador dijo que la Diosa estaba enojada”.
¿Pensaba este mundo que la voluntad del cielo se manifestaba también
en forma de rayos?

Pero, ¿la Diosa Alshuna realmente los destruyó? No, no había forma de
que ese tipo de milagro pudiera suceder. Si fuera posible, no había
necesidad de un Héroe en primer lugar.

El misterio se profundizó. Podían adivinar cuándo, pero lo que sucedió


quedó sin resolver.

De repente, Mizuki murmuró con una expresión preocupada.

“¿Suimei-kun está bien?”.

“Me pregunto cómo le está yendo...”.

Reiji se perturbó mirando a Mizuki, quien tenía su cabeza baja por una
preocupación.

¿Cómo estaría Suimei? Sería afortunado si los Demonios fuesen


aniquilados antes de que se topara con ellos—

ArtyomPDF 82
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡Un Demonio! ¡Hay un sobreviviente!”.

“¿—–?”.

Todos se giraron hacia la voz que venía de la parte posterior de la


columna. Un soldado, que estaba buscando por los alrededores, gritó el
informe de un Demonio. ¿Estaba enterrado entre los cadáveres o venía
de algún lugar cercano? Varios Demonios que parecían ser un
remanente cerraron furiosamente la distancia.

El que gritó primero fue Hadorious.

“¡—-Se están acercando! ¡Formaciones de batalla!”.

Sacó su espada de un caballo y ordenó a los soldados. Los soldados


inmediatamente se pusieron en acción al comando. Los soldados que
llevaban una lanza avanzaron en una formación y los magos comenzaron
a lanzar hechizos desde detrás de ellos.

Continuando después de las órdenes de Hadorious, Reiji miró a Luka.

“¡Luka-san, confío Mizuki a ti!”.

“¡Entendido!”.

“¡¿R-Reiji-kun?!”.

ArtyomPDF 83
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Voy a pelear. Mizuki y Luka, esperen aquí. ¡—Hyaa!”.

“¡Sí! ¡Reiji-sama!”.

“¡Tia, prepara un hechizo detrás de mí! ¡Apuntemos al flanco desde el


caballo!”.

Reiji sacó su espada también después de apresuradamente gritar esas


palabras.

Lo que pudo ver eran los Demonios y soldados que estaban preparados
para el ataque. Reiji condujo su caballo apuntando hacia el flanco. Lo
siguieron Titania, Roffrey y Gregory. Hadorious continuó comandando
a sus soldados mientras tanto.

Para cuando los caballos del grupo de Reiji alcanzaron, los soldados ya
estaban rodeando a los Demonios. Los soldados que llevaban una lanza
mantuvieron a los Demonios atrás mientras los magos vertían magia.
Era una batalla que siguía el camino que ordenó Hadorious y mostraba
sus excelentes habilidades de mando. Los soldados eran hábiles y, a este
ritmo, podían contener a los Demonios sin alguna víctima.

No….

Pudo haber parecido de esa manera, pero los Demonios estaban


decididos. Su ejército principal fue destruido y se mantuvieron como una
tropa suicida.

Tropa suicida. Solo puedes confirmar su existencia en guerras. A pesar


de que la pérdida era evidente, algunos soldados se resignaron a sí

ArtyomPDF 84
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

mismos como muertos y furiosamente atacaron con una sola


determinación para matar al mayor enemigo posible. No temían a la
muerte, ya que lo que les esperaba era la muerte. Los soldados, que
aceptaron su muerte, eran fuertes y difíciles de encarar.

Incluso hubo un dicho que decía que no debían pelear contra las tropas
suicidas. Eso era lo peligrosos que eran en el campo de batalla.

La determinación de tirar su vida pronto creó un agujero en la formación


y la valla de soldados se derrumbó.

Los Demonios se volvieron salvajes como si trataran de llevar a la mayor


cantidad de personas a la muerte, y los soldados comenzaron a vacilar
en medio de la caótica lucha cuerpo a cuerpo.

“¡Retirada!”.

Hadorious entró con su gran caballo negro cuando vio la situación. Cortó
a varios Demonios por la mitad mientras comandaba a los soldados, pero
pocos pasaron por su lado.

Hacia Luka y Mizuki.

“¡Maldición!”.

Ellos atravesaron. Para cuando pensó esto, ya era demasiado tarde. Los
Demonios se dispararon hacia Mizuki en un instante. Incluso con
Mizuki, eran dos contra tres. El número era desfavorable para Luka a
estar luchando mientras la defendía.

ArtyomPDF 85
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡Gregory!”.

Tan pronto como escuchó a Titania, Gregory giró su caballo. Pero—-

“¡Kuuh! Mizuki-sama, espere”.

“¡Sí!”.

Luka trató de controlar el caballo para escapar, pero el suelo fangoso se


aferró a las pezuñas del caballo. Normalmente, el barro no era más que
un obstáculo trivial, pero era crítico en situaciones como esta. El caballo
no podía moverse correctamente.

“Maldición— ¡Stain Scarlet!”.

Reiji maldijo mientras lanzaba una magia de fuego. Titania se unió, pero
no pudo acabar con los Demonios determinados.

Si continúa así. Era peligroso…..

Los Demonios se acercaron a Mizuki, y Mizuki hacia los Demonios


también.

Él usó magia, pero los Demonios aún corrían hacia adelante mientras
estaban cubiertos en fuego. Ella estaba demasiado lejos para ir a ayudar.
Con una sensación ominosa, un escalofrío le recorrió su espalda.

ArtyomPDF 86
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Fue entonces cuando una liana blanca de flamas voló desde la esquina
de la visión. Flama blanca pura. Rodeó a los Demonios que estaban
decididos a atacar a Mizuki y Luka.

La flama blanca salió disparada hacia el aire y convirtió a los Demonios


en cenizas en un momento.

“¿Hmm....?”.

“¡¿Esta magia es?!”.

Las voces de Reiji y Titania eran de sorpresa y realización.

En el momento en que se dieron cuenta de lo que era esa flama y para


qué era, un golpeteo de patas de caballo pudo ser escuchado. Alguien se
acercaba a caballo, y esa velocidad era extraordinaria. ¿Alguien le lanzó
un hechizo a su caballo? Era tan rápido como un cometa.

Cuando Titania confirmó la persona, que estaba ahora lo


suficientemente cerca para ser vista claramente, dejó escapar un grito de
emoción.

“¡—- Flama Blanca-dono!”.

Eso fue todo. La persona que viajaba hacia los compañeros de Reiji era
la joven Maga de la Corte, Felmenia Stingray.

Reiji gritó hacia Felmenia.

ArtyomPDF 87
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Sensei? ¡¿Cómo ha llegado hasta aquí?!”.

“¡Héroe-sama! ¡Hablaremos más tarde! ¡Los Demonios restantes


primero!”.

“¡Ah! ¡Sí!”.

Después de las palabras de Felmenia, Reiji giró su caballo y cargó contra


los Demonios restantes.

Cuando se fue por uno y lo partió por la mitad con un solo golpe, la voz
de Hadorious volvió a sonar.

“¡Magos, prepárense para el segundo ataque!”

Fue un comando seguro. Los soldados mostraron una habilidad


extraordinaria para rodear a los Demonios y los Demonios fueron
rápidamente aniquilados por los magos que estaban esperando.

Debido a la magia que golpeó a la vez, el polvo y el humo nublaron el


área. No había más Demonios. Más allá de las áreas nubladas, no había
signos de vida.

Pronto, Felmenia desmontó y se acercó.

“Princesa-sama, Reiji-sama, y Mizuki sama. Ha pasado un largo


tiempo”.

ArtyomPDF 88
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Titania asintió con los ojos cerrados. Mizuki y Reiji respondieron.

“Mucho tiempo, Sensei”.

“Felmenia-san, gracias. Viví gracias a ti”.

Felmenia simplemente dijo: “Simplemente estaba pasando. Me alegra


que no haya sido herida” y sostuvo las manos de Mizuki suavemente.
Entonces Mizuki hizo una sonrisa y le transmitió su agradecimiento una
vez más.

Después de eso, Felmenia intercambió varias palabras con Hadorious e


inclinó su cabeza. ¿Se conocían? No hubo simpatía, ni odio como Titania.
Fue un simple saludo formal.

Titania una vez más expresó su gratitud hacia Felmenia.

“Flama Blanca-dono, gracias. Pero ¿qué la trae por acá?”.

“Hmm, ¿Su Majestad decidió despedirte del puesto de Maga de la


Corte?”.

Felmenia respondió con calma a Hadorious, quien se había interpuesto


en la conversación.

“Sí. Actualmente, más que como una Maga de la Corte, estoy actuando
directamente bajo el comando de Su Majestad”.

ArtyomPDF 89
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“El comando de Su Majestad...”.

Estaba más allá de lo que Reiji esperaba. Pero debe haber una razón para
que el Rey Almadious dé órdenes directas. Lo cual significa—-

“¿Fue para ayudarnos?”.

“¿Eh? No, era algo más....”.

“¿Entonces por qué?”.

“H-Hay una s-situación especial…..”.

“Flama Blanca-dono. ¿Qué es?”.

Felmenia murmuró ante las palabras de Titania..... Más que eso, parecía
inquieta. Ellos no sabían qué, pero era algo tan difícil que ni siquiera
podía responderle a la Princesa. Era una posibilidad, ya que era el
comando directo del Rey.

Fue entonces cuando un soldado llegó corriendo mientras jadeaba por


aire.

“¡I-Informando!”.

Todos se tensaron por un momento mientras pensaban que otro grupo


de Demonios aparecía, pero era extraño. Por alguna razón, el soldado,

ArtyomPDF 90
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

que vino a informar, salió del bosque en el que acababan de entrar. No


había Demonios allí.

Hadorious preguntó.

“¿Qué es?”.

"¡La tercera Princesa Imperial, Graziella Filas Rieseld acaba de atravesar


la frontera con un ejército!”.

Una noticia alarmante. El rostro de Titania se volvió azul ante el informe


del soldado.

“¡¿Qué?! ¡¿La Princesa Graziella?!”.

“¡Sí! La Princesa rompió la patrulla fronteriza por la fuerza, pasó por la


Ciudad Kurant y se dirige de este camino”.

“¿Cómo puede eso ser? ¿Por qué?”.

“¿—No debería ser obvio? Flama Blanca”.

Titania se giró sorprendida por la voz que salió volando.

Una mujer apareció en medio del humo.

“¡Reiji! ¡Otra persona que no conocemos apareció! ¡¿Qué hacemos?!”.

ArtyomPDF 91
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No estoy seguro. No creo que haya nada que podamos hacer....”.

No. No había nada que pudieran hacer. Reiji respondió con aire de
reproche a Mizuki, quien percibió una atmósfera ominosa y miró con
expresión nerviosa.

Había una mujer montando un caballo.

La persona, que apareció con una voz burlona por el humo que se
desvanecía, era una joven mujer vistiendo medallas llamativas y un
abrigo colgando de su hombro. Largo cabello rubio con ondas y la
esquina de su boca levantada en confianza. Ella tenía la luz especial de
alguien que nació para mandar a otros desde arriba.

Ella estaba con un grupo vestido con ropa militar que podría ser sus
camaradas o subordinados.

Pero lo que más le molestaba a él era…

¿Cómo nadie se dio cuenta a pesar de que ella recorrió todo el camino
hasta aquí?

Estaban cabalgando sobre caballos al igual que su grupo. Pero no se


escucharon las patas de los caballos. Desde esta distancia con los
caballos, era imposible.

Como si Felmenia escuchara el murmullo de Reiji, quien estaba preso


del misterio, ella respondió.

ArtyomPDF 92
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Reiji-sama, la persona de allí es la tercera Princesa del Imperio Nelferia,


Graziella Filas Reiseld. Y ella es referida como “Geo Maripex”, la maga
de tipo tierra más fuerte del Imperio. Ocultar el sonido de las patas de
los caballos no es nada para ella”.

“Pero ¿por qué iría todo el camino para ocultar el sonido...?”.

“No sé tan lejos. Aunque no parece que ella planee atacarnos....”.

Reiji y Felmenia fruncieron el ceño ante la entrada de Graziella.

Entonces, Titania se acercó a Graziella con una expresión seria.

“Ha pasado mucho tiempo, Su Alteza Graziella".

“Parece ser Titania. Me alegra que estés bien”.

Contraria a Titania, quien estaba mostrando los respetos propios a modo


de saludo a pesar de su enojo, Graziella respondió con un tono
autoritario. Titania respondió con un tono lleno de consejos como si no
pudiera soportar la actitud de Graziella.

“Su Alteza dijo que ha pasado mucho tiempo, pero ¿no debería haber
algo que usted haya hecho antes?”.

“¿Algo? No sé de lo que estás hablando. ¿Paso algo?”.

ArtyomPDF 93
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“—- Incluso para un país aliado, no es un acto apropiado cruzar la


frontera con un ejército sin previo aviso. ¿Tienes alguna explicación para
este acto?”.

Lo que regresó a la aguda mirada de Titania fue el tono burlón de


Graziella.

“Sí, normalmente sería algo por lo que me disculparía. ¿—- Pero no crees
que estamos en el mismo barco?”.

“….. ¿Qué quieres decir?”.

“No creo que sea un concepto tan difícil que deba ser explicado”.

La Princesa del Reino y la mirada de la Princesa del Imperio chocaron.


Pronto, Graziella resopló y….

“Un ejército Demoníaco apareció en tu país. Debes preocuparte por los


posibles efectos que podría tener en el país vecino, pero tratar de
encargarte de ellos sin siquiera avisarnos no parece ser la actitud
adecuada de un país aliado, ¿no te parece?”.

“Eso es... porque los Demonios avanzaron demasiado rápido, no tuvimos


tiempo”.

“Pareces muy preparada para no tener suficiente tiempo. Además, tú y


el Héroe de Astel estaban en mi país. Para tratar de jugarlo como si no
tuviese tiempo suficiente, la Princesa del Reino Astel tiene una piel más
gruesa de lo que yo pensaba”.

ArtyomPDF 94
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“…..”.

El rostro de Titania se plegó. Graziella parecía entretenerse con la


expresión de Titania y se rió de corazón.

“Pero llegaste a mi país mientras la subyugación del Demon Lord estaba


en curso. Probablemente no sabías lo que estaba sucediendo en casa. Así
que”.

“¿Así que quieres que guardemos silencio sobre este incidente? Pero no
puedes justificar haber ingresado ilegalmente con un grupo armado–”.

“Descubrí que una nación aliada está en peligro y vine a ayudar de prisa.
Es bastante justificable. ¿Estás planeando negar eso también?”.

Graziella presionó con un tono aún más autoritario que antes. Venir a
ayudar probablemente significaba que planeaba sorprender al ejército
Demoníaco desde un flanco. Considerando la situación, esa conclusión
tiene sentido.

Pero Titania todavía miraba a Graziella con expresión afligida.

“.... Oficialmente presentaremos una queja sobre este incidente en una


fecha posterior”.

“Haz lo que quieras. Pero dado que este incidente se debe al avance de
los Demoniod, ¿no estarían de nuestro lado la Alianza Saadia, el Distrito
Autónomo y el Papado?”.

ArtyomPDF 95
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Graziella no vaciló ni una vez. ¿Quién era la verdaderamente sensible?


Graziella habló como si no le importara qué advertencia tendría que dar
Titania. Luego giró su cabeza para mirar a Reiji. La mirada penetrante
de la autorizante mujer lo examinó de arriba abajo.

“¿Eres el Héroe invocado de Astel?”.

“.... Sí”.

“No pareces del tipo amistoso”.

“Así es como soy”.

Reiji se inclinó ligeramente mientras respondía.

Ella no era alguien a quien le pudieras mostrar aperturas. Lo sintió y


habló con ella en forma cordial. Graziella miró el rostro de Reiji como si
no se sintiera muy feliz por eso.

“Tienes un rostro limpio”.

“.... ¿Y?”.

“Solo lo digo porque no tienes ninguna cicatriz en tu cara. Me


preguntaba si no tenías nada que ver con peleas en el otro mundo. Yo
diría, algo poco confiable para un hombre llamado Héroe”.

ArtyomPDF 96
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Para decir algo así en una primera reunión. ¿Debería llamarse


honestidad? Era extremadamente ruda.

Titania, quien simplemente había estado escuchando hasta ahora, se


adelantó con una expresión enojada.

“Princesa Graziella, ¿no cree que está fuera lugar hacía el Héroe, quien
salvará al mundo?”.

“Fu, simplemente estaba diciendo lo que sentía. Además, esta masacre,


no creo que tu ejército haya podido hacer algo como esto”.

Ella miró a Titania con ojos brillantes tan pronto como lo dijo.

“—- Entonces, hubo Demonios, ¿correcto? ¿Qué les pasó a ellos?”.

“.... No estoy segura. ¿Qué pasó realmente? No lo sé”.

“¿Ho?”.

Graziella frunció el ceño cuando Titania respondió con frialdad. Ella


tampoco lo sabía. No había forma de explicarlo y Titania probablemente
tampoco quería decirlo. Ella era del tipo que no le gustaba perder.

En ese momento, Reiji miró a Hadorious, quien lo había estado


preocupando. Por alguna razón, él había estado observando en silencio
desde el principio. Teniendo en cuenta su personalidad o posición, él
habría recibido una o dos palabras, pero no se quejó como noble de Astel

ArtyomPDF 97
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

y simplemente se quedó en silencio desde que apareció Graziella. ¿Qué


estaba pensando con su actitud indiferente?

O tal vez él era diferente de cómo Reiji había pensado que era. Aun así,
no podía alejar la sensación de extrañeza.

Justo cuando Reiji generó una duda en su corazón, algo antinatural


apareció.

Todos sintieron la falta de naturalidad y se giraron a mirar.

Felmenia fue la primera en buscar en alguna parte.

“Esto es…..”.

¿Ella podría averiguar la velocidad y la dirección tan rápido? Cuando


vieron algo volando rápidamente con largos cabellos plateados, la voz de
Hadorious se escuchó.

“Hubo otro remanente. Pero—“.

“—- Más fuerte que los Demonios de antes”.

El que terminó la oración de Hadorious fue Reiji. Ellos entendieron la


gravedad de la situación y se prepararon para la batalla. El maná del
Demonio, que se podía sentir, era poderoso. Eso era cierto. Era
incomparable a cualquier Demonio que hubieran peleado hasta ahora. Y
ese Demonio definitivamente se dirigía a ellos.

ArtyomPDF 98
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Como si estuviera decidido a matar al mayor número de humanos


posible, como los Demonios de antes.

Venía. Nadie necesitaba decirlo en voz alta. En ese momento, un trueno


golpeó el suelo frente al grupo de Reiji y el ruido estalló.

El polvo cargado de gotas de agua se alzó en humo. La perturbación de


maná se estableció como el rocío de la mañana y la fuerte ráfaga de
viento sopló. Golpeando ligeramente sus cuerpos.

Pronto, un Demonio de más de dos metros de altura apareció en sus


vistas. Un gigante de piel roja. Sus gruesos brazos y piernas parecen
anunciar que todo lo que su cuerpo conocía era fuerza.

“Humanos... ¿Ya trajeron un ejército?”.

“E-Es grande...”.
(NT: Eso es lo que me dijo ella ( ͡° ͜ʖ ͡°)).

Todos contuvieron la respiración ante la increíble aura que salía del


cuerpo gigantesco. Alguien habló con voz llena de miedo.

“¡Reiji-sama! ¡Tenga cuidado!”.

“Lo sé. Pero, Tia...”.

Reiji entrecerró sus ojos ante la advertencia de Titania.

ArtyomPDF 99
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Sintió que el Demonio era anormal cuando estaba volando, pero en una
inspección más cercana, estaba cubierto de heridas. De las heridas en
todo su cuerpo, el aura oscura se evaporó como el vapor. Su movimiento
no tenía vida. Estaba claro que estaba debilitado.

Si se podía hacer una comparación, era como una sobra después de una
comida. Como si acabara de librar una batalla feroz, no, probablemente
solo peleó en una. Este Demonio definitivamente luchó en este lugar.

Fue debilitado. Pero tomando su maná y el poder físico combinado en


los cálculos, todavía era un fuerte oponente para ellos.

Hadorious le inquirió al gigantesco Demonio.

“No pareces ser un mero Demonio”.

“Así es…. Mi nombre es Rajas. Soy un General Demoníaco que comanda


un ejército….”.

Cuando el General Demoníaco Rajas se presentó, Titania y Graziella


gritaron.

“¡¿General Demoníaco....?!”.

“Ho~oh.... Parece que tu tamaño no es lo único que tienes”.

En medio de las olas de murmullo, Hadorious observó cuidadosamente


a Rajas y lo interrogó mientras estaba en guardia.

ArtyomPDF 10
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Parece que has tenido una gran pelea. ¿Con quién luchaste aquí?”.

“Cállate. Eso no es algo que gente como tú deba saber...”.

Rajas ignoró a Hadorious como si fuera algo desagradable. La voz


también se llenó de dolor de la herida y resentimiento por la pérdida
también.

Mientras hablaban, Rajas adoptó una postura de lucha. ¿Estaba


planeando atacar primero?

Todos levantaron sus armas después de ver a Rajas moverse. Pero


sintiendo que no podía perder esta oportunidad, Reiji le preguntó a
Rajas.

“.... Tengo algo que preguntar”.

“¿Qué es?”.

“¿Por qué atacas a los humanos?”.

Eso era cierto. La razón por la cual los Demonios atacan a los humanos.
Reiji quería saberlo todo el tiempo.

Rajas escupió las palabras mientras fruncía el ceño con descontento.

“Es obvio. El orden que han creado es molesto. Es por eso que los
humanos deben morir”.

ArtyomPDF 10
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Orden que los humanos han creado? Por algo así para molestarte...
¿otras razas que residen en otros lugares no pueden vivir como
quisieran?”.

“No. Los humanos se encuentran en todas partes como gusanos. No hay


nada más furioso que cuando afirman que es el orden y derroche por
todas partes. Así que ellos deben ser aniquilados”.

“Los humanos y Demonios son ambos seres vivos. ¿Qué significado hay
para matarse entre ellos por tal razón?”.

“¿Razón?”.

“Sí”.

Esta era la batalla de palabras antes de una pelea. Él no estaba


simplemente tratando de decir algunas palabras llamativas. Ser capaz de
entenderse o ser amigos simplemente hablando era una simple ilusión
inventada por los tontos. Había quienes nunca podrían aceptar a los
demás.

Reiji lo entendió lo suficientemente bien. Pero una pelea sin la


justificación adecuada no debería ser peleada. No significaba tomarse de
las manos. Simplemente significaba no interferir el uno con el otro.

Titania envió una mirada preocupada y Graziella simplemente bufó. A él


no le importaba lo que otros pensaran, pero quería escuchar la respuesta
para esto.

ArtyomPDF 10
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Entonces Rajas habló con una mirada sospechosa.

“….. Así que, ¿eres un Héroe?”.

“¿Si yo soy?”.

“Ku.... kuku, ¿es eso así...? Hablando con tanta arrogancia sin miedo….
Pero esto es bueno. Ahora puedo lograr mi objetivo”.

Rajas habló gratamente a pesar de no poder ocultar que estaba agotado.

Graziella estalló en carcajadas cuando vio a Rajas.

“¿Qué, Demonio, estás seguro de que tus heridas ya no duelen?”.

“¿Es eso algo que te debería importar? No puedo volver así. ¡Para
compensar esta falla, tomaré tu cabeza, Héroe! ¡Ya no les mostraré mi
espalda a los humanos nunca más!”.

Siguiendo un misterioso grito lleno de dolor, el poder físico y mágico de


Rajas se hizo más fuerte.

Reiji levantó su espada. Cuando Hadorious lo siguió y alzó su espada, los


soldados se prepararon también. Mizuki se retiró a la retaguardia y
Titania preparó su magia detrás de él. Felmenia se mantuvo firme en el
suelo.

ArtyomPDF 10
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Mientras tanto, Graziella decidió mirar en silencio, simplemente se


quedó de pie con los brazos cruzados. Parecía estar familiarizada con las
batallas, ya que su arrogante aura permanecía en su lugar.

“Hey, tú, una pregunta”.

“¡¡Ya pasó el momento de jugar junto a tus preguntas, Héroe!!”.

Rajas se movió. Su gigantesco cuerpo de dos metros voló a una velocidad


increíble hacia Reiji.

Era una velocidad realmente temible.

“Kuuuh—-”.

Reiji saltó como si respondiera. Con increíble habilidad para saltar que
ni siquiera podía imaginar antes de llegar a este mundo, voló sobre Rajas
y osciló hacia abajo la espada con todas sus fuerzas.

“¡Hyaaaa!”.

La espada golpeó el puño de Rajas junto con el grito. Reiji no aflojó su


agarre en la espada a pesar de sentir el impacto de golpear el puño. A
pesar de un ataque de una sola mano para que coincida con el ataque de
dos manos con la bendición invocada. Si esto era lo fuerte que era
cuando lo gastaba, ¿qué tan fuerte sería él con toda su fuerza? Mientras
estaba en el aire, el otro brazo de Rajas venía del lado. Comprendiendo
que estaba en desventaja, Reiji relajó su agarre sobre la espada y
descendió. El brazo gigantesco ahora cambió su curso para apuntar a la
cabeza de Reiji.

ArtyomPDF 10
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Él no observó el movimiento. No había tiempo. Lo que lo hizo sentir eran


los sentidos extraordinarios. Reiji aterrizó con una mano en posición
boca abajo y rodó. La mano que aterrizó en el suelo salpicó barro y
bloqueó el barro con la espada para tener cuidado de que no le entraran
en los ojos. Y en el momento en que estaba a punto de mover su espada,
Rajas rompió el suelo con una fuerza increíble.

“¡Uwaggh!”.

El suelo tembló. Reiji perdió su equilibrio, así como así. Al mismo


tiempo, un cuerpo gigantesco se apresuró.

Él se dio cuenta de que era demasiado tarde para esquivarlo. Entonces,


en lugar de perder el esfuerzo, se preparó para el impacto con la espada
apuntada. Voló hacia atrás. El dolor acompañó el aterrizaje. Si no fuera
por la bendición de su invocación, su cuerpo se habría destrozado. El
ataque rápido, que ni siquiera permitió un momento de respiro, ayudó a
levantar la bandera de la victoria a favor de Rajas. Pronto, como si el
tiempo congelado comenzara a moverse nuevamente, los gritos de
Mizuki podían ser escuchados.

“¡¡R-Reiji-kun!!”.

“.... No te preocupes Mizuki. Estoy bien”.

Un dolor punzante recorrió su cuerpo, pero cuando se sobrepuso y se


puso de pie, Rajas gritó con voz llena de ira por alguna razón.

ArtyomPDF 10
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡¿Es este el poder de un Héroe?! ¡¿Algo así es el poder que amenaza los
grandes planes de nosotros, los Demonios?! Para tratar de derrotarnos
con este tipo de fuerza, ¡hay un límite para tu arrogancia!”.

¿Cuál fue la naturaleza de la decepción en su enojo? Él casi podría


confundirlo con algo.

Hadorious se paró frente a Rajas, quien estaba a punto de atacar


nuevamente.

“¡No interfieras!”.

A pesar del sonido ensordecedor, Hadorious simplemente se detuvo sin


decir una palabra. Hadorious fácilmente hizo un tonto de Rajas al
esquivar los puños que volaron como cañones. Era fuerte y lo
suficientemente rápido como para hacer que las personas se
preguntaran si él realmente era de mediana edad. Él encontró una
brecha y acertó con precisión en la gran herida en el pecho de Rajas con
su espada.

“¡Ku, uggh!”.

“Hmph...”.

Hadorious no pareció muy contento a pesar de que Rajas frunció el ceño


por el dolor de ser apuñalado en la herida. Él simplemente resopló como
si fuera fácil y miró a Rajas con desprecio. Para encarar a un Demonio
tan fuerte, él era realmente un hombre de habilidad increíble.

“¡Kuuh! ¡¿Cómo se atreve un simple humano—–?!”.

ArtyomPDF 10
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Rajas balanceó sus brazos salvajemente como si alejara una mosca


molesta. Pero Hadorious simplemente saltó a una distancia segura.

“Apartate del camino—-”.

Lo que sonó fue la voz fría de una mujer. Así es. La que se movió más allá
de toda expectativa fue Graziella. ¿Ella permaneció en silencio hasta
ahora para buscar una oportunidad? Ella lanzó un hechizo mientras
saltaba del suelo.

“¡—-Tierra! ¡Eres el cristal de mi ferocidad! ¡Aplasta con tu fuerza de


furia! ¡Y conviértete en la lápida que juzga la voluntad de vivir! ¡Crystal
Raid*!”.
(NT: Ataque-Incursión-Asalto-Bombardeo de Cristal).

Completó el canto y el hechizo justo en frente de Rajas. Entonces


Graziella golpeó el suelo con fuerza. Momentáneamente, el suelo
comenzó a temblar levemente y luego, una roca brotó a través de la grieta
en el suelo. Una gigantesca roca apareció brotando como un cuarzo o un
selenita. Tras el movimiento de la mano de Graziella, se apresuró hacia
Rajas.

Una magia robusta que convirtió el borde de la roca en una espada. Se


abalanzó sobre Rajas — momentos antes, el aura oscura rodeaba el
cuerpo de Rajas.

... El General Demoníaco fue enterrado en una montaña de roca. Pero las
rocas se hicieron añicos y Rajas se mantuvo sin cambios desde antes.

ArtyomPDF 10
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Ho~oh, no hay efecto”.

Esa aura ahora era la habilidad de defensa de Rajas. No había ninguna


nueva herida en ese gigantesco cuerpo. La magia que golpeó a Rajas fue
clasificada por encima de la intermedia. Su constitución era
extraordinaria para resistir un ataque tan poderoso.

Pero Graziella solo parecía ligeramente sorprendida de que no


funcionara y no había señales de estar preocupada.

Fue entonces cuando golpeó.

“¡Uwooooohh!”.

Rajas dejó escapar un rugido. Fue un rugido que rompía la vida y que
parecía tomar fuerza forzosamente desde lo profundo de uno mismo.

La energía oscura, que se acumuló alrededor de la mano derecha de


Rajas, se expandió para cubrir todo lo que estaba cerca y explotó. El
temblor fue más cercano a una ola mezclada con energía oscura.

‘¡Es peligroso…..!’.

Cuando volvió a verificar la distancia entre él y Rajas, la amarga saliva


se acumuló en su boca. Diez metros era demasiado corto para correr. Su
fuerza no era algo de lo que uno podría escapar ileso si es golpeado.
Todavía había efecto paralizante en el cuerpo. Él todavía no podía
moverse. Tampoco había tiempo suficiente para usar magia defensiva.

ArtyomPDF 10
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

En medio de una escalofriante y fría sensación de sangre, alguien agarró


el brazo que estaba paralizado por la ansiedad.

“¡Reiji-sama! ¡Cuidado!”.

“¿Hm? ¿Tia...?”.

Cuando parpadeó después de escuchar una voz que venía desde al lado
a él, el paisaje de antes era completamente diferente al paisaje ahora. La
advertencia, que estimuló su cerebro, era de Titania. Mirando de cerca,
él la estaba abrazando mientras colgaba de ella.

Él le dio sentido a la situación en el cerebro. ¿Ella lo atrapó, quien no


podía moverse, desde el área del efecto del ataque?

Cuando revisó, estaba bastante lejos de Rajas. Ella usó magia. Fue un
salvada de fracción de segundo.

“Maldición….. Incluso si uso toda mi fuerza, eso es todo. ¿Qué tan fuerte
es ese relámpago?”.

Rajas jadeó por aire. Con voz ronca, continuó maldiciendo. Parecía más
disgustado que dolorido. Su dolor físico había sido expulsado de su
mente por la ira.

Pronto, una ola de maná desde los alrededores podía ser sentida. El
poder de la magia se expandió y los magos lanzaron su hechizo todos
juntos.

ArtyomPDF 10
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Varios tipos de hechizos rodeaban a Rajas. Esas magias eran


combinaciones de atributos innegables como el fuego o el trueno.
Además, debido a que muchos magos poderosos la lanzaron a la vez, la
magia era aún más poderosa que el hechizo de Graziella.

Aun así, Rajas permaneció ileso. La magia no tuvo efecto.

Después de inspeccionarlo con sus propios ojos, Titania habló en un tono


sorprendido.

“.... ¿Qué tan fuerte es?”.

“Kuh, ugggh......”.

Qué tan fuerte era en verdad. Al final, solo uno, que lo lastimó, fue
Hadorious.

Pero Rajas aún gemía. Tenía un daño mortal para empezar. Era cierto
que su muerte estaba cerca.

“¡No se desanimen! ¡Sigan vertiendo en la magia!”.

El grito de los soldados sonó con la orden de Hadorious.

“Todos….”.

ArtyomPDF 11
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

—– Mientras que todos los compañeros de Reiji estaban luchando,


Mizuki era la única que apretaba sus dientes en la parte posterior.

Ante el Demonio que era lo suficientemente fuerte como para romper el


suelo, Reiji, Titania, el noble que puso a Suimei en una trampa, e incluso
la Princesa del Imperio, quien apareció de la nada, estaban luchando.
Pero solo ella estaba observando la situación mientras estaba protegida
por una Caballero que la había acompañado. El hecho de que tuviera que
agarrarse con fuerza a la espalda de la Caballero era tan doloroso para
ella.

A pesar de que sus amigos estaban en peligro, el hecho de que ella no


pudiera moverse con miedo pesaba sobre su corazón.

Antes, cuando estaba en peligro, tanto Reiji como Suimei la ayudaron.


Era cuando ellos estaban en el otro mundo, pero solo se hizo más
intolerable para ella.

¿—- Por qué no estoy haciendo nada?

Cuando supo que Suimei estaba en peligro, estaba temblando, incapaz


de moverse en miedo. Y ahora, cuando Reiji y Titania luchaban
desesperadamente, ella temblaba detrás de Luka. Ella solo estaba
esperando que todo pasara.

¿Ella iba a quedarse así? ¿A pesar de que ella lo siguió porque quería ser
una fortaleza para alguien que era valioso para ella, ella no hará nada y
continuará siendo protegida? ¿Cuándo esa persona está librando una
batalla difícil contra ese Demonio gigantesco, ella no hará nada? Solo ese
tipo de pensamientos vinieron a ella.

ArtyomPDF 11
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

‘No…. No puedo... Eso es….’.

No. No podía. Eso sería negar sus palabras y evitar la responsabilidad.


No sería nada más que renunciar a estar al lado de Reiji.

La chica, que lo siguió junto con ella, la Princesa de Astel, Titania


luchaba no solo por Reiji, sino por muchos otros de los que ella no sabía
nada.

‘Esta ahí…. ¿No hay nada que pueda hacer...?’.

Entonces, ella necesitaba hacer algo que ella pudiera hacer. Si no hiciera
nada ahora, entonces continuaría sin hacer nada en el futuro. Ella se
convertiría en una existencia para ser protegida y alguien que no es
necesitada por nadie. La pregunta hacia sí misma era un buen comienzo.
Ella ahora pensaba en lo que podría hacer con todas sus fuerzas.

Así es. ¿Qué podría hacer ella?

Para ella — para ella, solo había magia. Lo único que aprendió por sí
misma después de venir a este mundo fue magia. Entonces, lo único con
lo que podía ayudar en la batalla, era la magia. Pero no podría ser una
magia ordinaria. Solo una magia que supere el hechizo de Graziella
podría vencer a ese Demonio gigante.

‘La magia que puedo usar es....’.

—- El infierno helado que anunciará la muerte de todo aliento de fuego...

ArtyomPDF 11
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Ah....”.

Una clara imagen y palabras que de repente aparecieron en su mente.


Una voz desconocida sonó dentro de la cabeza y la intuición la confirmó.
Esta magia funcionaría.

Pero ella pensó: ‘¿Por qué ahora? ¿O era porque es ahora?’.

Incluso Titania y Felmenia dijeron que la magia era algo que de repente
surgía en la cabeza. Ella también escuchó que era el caso cuando Reiji
usó su magia por primera vez. Esto era definitivamente eso.

Pero ella no podría usarla así. Ahora solo necesitaba el coraje para estar
de pie en ese lugar. Ella necesitaba presionar ese coraje.

Cuando ella pensó eso, ya se había desmontado del caballo.

“¡¿M-Mizuki-sama?! ¡No puede!”.

“¡¿Mizuki?!”.

Cuando Luka y Reiji la vieron caminar hacia el peligro, intentaron


detenerla. Pero ella no podía parar: no por ella misma, no por estar al
lado de Reiji, y no por sus amigos, incluido Reiji. Entonces, ella se paró.
En el medio del campo de batalla. Ella podía ver la espalda de Rajas. Él
no se dio cuenta de ella porque estaba demasiado ocupado para oponerse
a los soldados. Si ella vertiera en magia en la indefensa retaguardia—-.

“¿Qué es….? Niña”.

ArtyomPDF 11
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Hoo, ah....”.

Antes de que ella pudiera lanzar magia, Rajas se giró. El solo encuentro
con su mirada fue suficiente para congelar su cuerpo con una misteriosa
sensación escalofriante. Ella no podía mover un dedo. ¿Estaban todos
luchando contra algo como esto? ¿Cómo podrían luchar contra algo así
como si no fuera nada? Delante de tal ser, cualquier forma de ataque
parecía lamentable.

“¡¿Qué estás haciendo?! ¡Mizuki-sama, regresa!”.

“Hmph, para que una chica común me desafíe sin miedo—”.

La voz de Titania y Rajas se mezclaron y arrasaron en su cabeza. Ella no


podía entender lo que se decía. Lo que ella podía ver era un brazo
gigantesco. Incluso si solo la rozaba, ella sería destrozada. La idea de que
ella quedaría hecha añicos por un brazo con forma de tronco se hizo más
grande. Ella no podía moverse.

….. Era imposible. Era tonto pensar que todo lo que ella necesitaba era
corazón—- el coraje para actuar.

“Molesto”.

Lo que vino fue una palabra fría y áspera. Algo que ella no quería
escuchar. Era una palabra arrogante y fría que la consideraba no
diferente de un insecto.

“P-Para...”.

ArtyomPDF 11
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Lo que apenas exprimió fue una pequeña voz comparable al aliento de


un insecto. Él no pudo escucharlo. No escucharía, aunque pudiera. A este
ritmo—-.

“—–K, ¡kuaaaaaaaahh!”.

Cuando Mizuki fue reprimida por su ferocidad, Rajas de repente soltó


un grito. La forma en que se agarraba al pecho mientras rugía, esa
parte—- no, algo más profundo era la causa. Era como si algo estuviera
corriendo salvajemente dentro del cuerpo.

Entonces una luz azul brotó de las heridas y articulaciones de Rajas como
una serpiente.

“¡Ugh, ah, gyaaaah! ¡Todavía me fastidias incluso ahora!”.

Era por el rayo o por otro ser. Mientras la rabia por lo que o quién
continuaba, la luz azul seguía royendo a Rajas como una víbora. Sonido
de trueno. Sonido agudo de chispas resonantes por la oreja. En medio de
todo eso, un llanto débil e impotente. Rajas no podía defenderse.

Entonces Reiji se movió nuevamente.

Él no podía perder esta oportunidad. Como si estuviera decidido a


derribarlo antes de que pudiera moverse nuevamente. ¿Se recuperó su
cuerpo? Reiji salió de los brazos de Titania y rápidamente se adentró en
Rajas. Había una delgada cuerda de fuego rodeándolo, así que ella sabía
que él usaba una magia de fortalecimiento. Rajas balanceó su brazo para
bloquearlo, pero el brazo sujeto por un rayo era lento. La espada de

ArtyomPDF 11
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

orichalcum se balanceó con un vendaval. Al mismo tiempo, el brazo de


Rajas aún estaba en el aire.

“¡HYAAAAAAAAAAAAAAA!”.

El grito de Reiji sacudió el aire. Y la espada de orichalcum encontró su


marca en el pecho de Rajas.

“Ku.... ah.... Qué estúpido. Algo como esto…..”.

Quizás Rajas estaba sorprendido porque había estado subestimando el


ataque de Reiji. Se sentía como una aguja pequeña que a nadie le
importaría perforar a través del corazón.

Mientras tanto, Reiji permaneció en silencio después de haber


apuñalado a Rajas en el pecho.

¿No estaba dejándolo ir? Como si hubiera entrado en contacto con la luz,
después de clavar la espada en Rajas, Reiji dejó la espada dentro y dio
marcha atrás.

“Kuh, ugh….. si no fuera por ese hombre, no perdería ante gente como
tú”.

“¿Es ese hombre el responsable de esta escena?”.

“¡Así es! Ese hombre vestido de negro que usó magia que vi por primera
vez y destruyó mi ejército— ¡si no fuera por ese hombre! ¡Nunca perdería
ante gente como tú!”.

ArtyomPDF 11
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Rajas exprimió su última fuerza para gritar. Por no poder seguir


luchando debido al trueno y la espada de Reiji, actuando como si al
menos dejara una maldición. De repente, Felmenia se adelantó hacia
Rajas.

“¿Qué….? Tú….”.

Rajas gruñó mientras le preguntaba a la hermosa maga vestida de blanco


caminando a un ritmo sorprendentemente tranquilo. Entonces,
Felmenia habló en tono relajado como para responder a Rajas.

“Demonio, tengo una cosa que preguntarte”.

“¿Preguntarme?”.

“Acerca del hombre vestido de negro que acabas de mencionar”.

“¿Qué….?”.

En el rostro de Rajas, con el sudor cayendo, la señal de curiosidad brilló


un poco.

Como si dudase de la pregunta, Felmenia cerró sus ojos por un momento


antes de preguntar.

“Demonio. Ese hombre vestido de negro. ¿Se llamó a sí mismo mago?”.


(NT: Ya saben, el “Magician”).

ArtyomPDF 11
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡¡—- Tú, perra!! ¡¿Sabes de él?! ¡¡Maldita niña!!”.

La reacción de Rajas después de escuchar a Felmenia fue anormal. Era


un rugido bestial que no le importaba cómo el enemigo conocía al
hombre responsable.

Pronto solo se podía escuchar el ruido de la respiración como si incluso


la maldición fuera demasiado dolorosa.

Por otro lado, los ojos ámbar de Felmenia brillaban con admiración
mientras murmuraba.

“.... Así es como era. Es realmente él”.

“Responde…. ¿Cómo…..? ¿Cómo…..?”.

“Dijiste que era un mago. Entonces no tengo nada más que decir”.

“S-Si no fuera por ese hombre... Perder ante gente como ustedes
sería.....”.

¿Quería decir que era imposible? Eso era probablemente cierto. Rajas
era un fuerte oponente. Si ya no estuviera maltratado de una batalla
anterior, y si no fuera por ese rayo azul, ellos no habrían ganado. Se
habrían derrumbado bajo su fuerza física superior y ataques.

Pronto, rayos azules fluyeron desde el interior del cuerpo y el cuerpo de


Rajas brilló bajo una luz azul. Incluso en medio de eso, Rajas gritaba un

ArtyomPDF 11
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

nombre, pero era inaudible ante el poder absoluto del sonido del Dragón
como trueno y relámpago. El cuerpo de Rajas desapareció junto con el
poderoso ruido de trueno, como si ya no pudiera resistir su poder.

La espada de orichalcum, que perforó a Rajas, cayó al suelo con un ruido


metálico como si anunciara el fin de la batalla.

“¡Mizuki!”.

Cuando Rajas fue incinerado por el trueno, Titania llamó el nombre de


Mizuki mientras corría hacia ella.

Atónita, Mizuki perdió su fuerza y se quedó inmóvil. Inmóvil. Con eso,


el intento de asesinato y la fuerza de Rajas se desvanecieron. Lentamente
bajando su mano temblorosa, Mizuki estaba visiblemente aterrorizada.

Reiji también se movió hacia ella, y desconcertantemente le preguntó


acerca de la repentina situación.

“¡Mizuki! ¿Qué cosa ridícula has hecho...?”.

“Lo siento. Siempre, siempre he estado mirando desde el costado. Es por


eso que tuve que hacer algo a toda costa, así que...”.

Con un pálido rostro blanco, Mizuki encaró a Reiji y dijo una razón tan
imprudente. Entonces, mirando sus temblorosas manos, ella
silenciosamente cayó en sus propios pensamientos.

ArtyomPDF 11
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Titania se puso en cuclillas como si mirara a Mizuki a los ojos.

“Sin embargo. Si lo hubieras estropeado en algún paso, ese Demonio,


Rajas, te hubiera matado”.

“Un hechizo vino a mi mente... así que pensé con eso que sería capaz de
tratar con él. Es por eso…”.

Ella dio tal razón. Y entonces, una vez más, se disculpó con los dos. En
respuesta, Reiji dejó escapar palabras de alivio y la abrazó.

“Gracias a Dios que estás a salvo...”.

“…Sí”.

Después de un momento, Hadorious terminó de reorganizar las tropas y


envió exploradores a los alrededores mientras Titania le preguntaba a
Felmenia.

“Flama Blanca-dono. Hay algo que me gustaría preguntarle. ¿Eso está


bien?”.

Para las palabras educadas de Titania, Felmenia respondió en


afirmación. Si había alguien que hubiera anticipado algo así como lo que
había pasado, sería ella, y entonces, Felmenia tragó y escuchó la
pregunta de Titania.

ArtyomPDF 12
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Flama Blanca-dono. Ya lo preguntaste antes, pero usted hostigó a ese


Demonio, ¿conoce a la persona que creó esta situación?”.

Felmenia asintió en silencio, reconociendo la suposición de las personas


aquí.

“Dígalo, ese hombre, ¿qué clase de persona es él? ¿Nombre?”.

Allí, Graziella de repente se acercó y habló. ¿Estaba ella interesada? No,


no había forma de que ella no lo estuviera. La chica de cabeza caliente se
metió en la conversación con un tono exigente, pero Felmenia mostró
una expresión hosca que implicaba que no podía responder.

“Lo siento. No puedo responder esa pregunta”.

“… ¿Qué dijo?”.

“Esto es un secreto de estado. No puedo responderle a la Princesa


Graziella”.

“Ese Demonio Rajas dijo que la persona que usted conoce aniquiló a
todas estas tropas Demoníacas, ¿verdad? Incluso un tonto sabría que
este es un asunto crucial. Sabiendo eso, ¿usted dice que no puede
responder?”.

A pesar de escuchar las palabras de Felmenia, Graziella no retrocedió.


Escupiendo esas palabras, se acercó mientras emitía poder mágico. La
atmósfera creció a un punto de ebullición cuando ella exigió una
explicación.

ArtyomPDF 12
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Sin embargo, Felmenia se mantuvo obstinada.

“Ha. Independientemente de la situación, clasificado es clasificado.


Incluso si somos aliados y compartimos el conocimiento Demoníaco, a
menos que se desclasifique, no tengo ningún motivo para responder”.

El rostro de Graziella se contorsionó. Como si levantara la mano en


cualquier momento, ella chasqueó su lengua. Felmenia lo había
declarado como un secreto de estado. Para hacerlos hablar sobre asuntos
militares estatales, Felmenia y Hadorious no lo permitirían. Causar un
incidente aquí para obtener respuestas sería un asunto serio.

Titania entonces habló en su lugar.

“Acerca de eso, ¿estoy incluida también?”.

“Desafortunadamente”.

Titania bajó su cabeza mientras hablaba. Luego, Hadorious también


apareció.

“Stingray-kyou. Para no poder contarle a Titania, ¿es un comando


estatal* de Su Majestad el Rey entonces?”.
(NT: Ahí decía “Imperial”, pero como el Reino no es un Imperio, usé “Estatal”).

“Sobre eso, aunque renuente, tampoco puedo hablar”.

“Ya veo…”.

ArtyomPDF 12
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

De la negación, él entendió. Sin embargo, todos eran inmensamente


curiosos sobre lo que era, y Reiji frunció el ceño dudosamente. Una
persona tan fuerte como esa, no debería existir en el Reino Astel. Tal vez
él no lo sabía, pero para Hadorious y Titania no saberlo, él no podía
aceptarlo.

Mientras Reiji estaba pensando, Hadorious miró hacia la derecha y


entonces, después de meditar un poco, hizo un sorprendente anuncio.

“Entonces, este Demonio y las tropas. No hay problema si le damos todo


el crédito al Héroe”.

“¿¡¿Qué ...?!?”.

Por supuesto, la primera persona en mostrar un rostro de sorpresa fue


el propio Reiji. Viendo su confusión, Hadorious curiosamente le lanzó
una pregunta.

“¿De qué está tan sorprendido?”.

“¿Nadie lo estaría? Yo no lo hice”.

“Es cierto. Sin embargo, dar crédito al grupo del Héroe traerá todo tipo
de ventajas. ¿Me equivoco?”.

“Eso es…”.

ArtyomPDF 12
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Para las palabras de Hadorious, Reiji hizo una pausa en su rechazo. En


ese momento, había una persona más que expresó su objeción. Graziella.

“Tú, ¿crees que voy a permitir eso? También estuvimos aquí y


luchamos”.

Graziella conocía la verdad. En voz alta, ella protestó al darle el logro a


Reiji.

Entonces, Hadorious respondió amablemente, como si ya hubiera


preparado una respuesta de antemano.

“Princesa Graziella. Si lo deja pasar, entonces prometemos no protestar


por su ataque”.

“¿Mi ataque, dices?”.

“¿Me equivoco? Después de todo, usted trajo sus tropas aquí”.

“Tú, te atreves...”.

“¿No le molestarían también los malos rumores? Para que pasemos por
alto esto, ¿no le estamos haciendo un favor?”.

“… Haz como quieras”.

Cuando Hadorious reiteró sus palabras maliciosas disfrazadas, Graziella


pasó por alto el asunto. Titania también pudo haber tenido algo en su

ArtyomPDF 12
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

mente, mientras miraba a Hadorious con una mezcla de sorpresa y


sospecha, pero Hadorious la ignoró y continuó como de costumbre,
comenzando a dar órdenes a sus subordinados.

ArtyomPDF 12
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Capítulo 2

La Capital Imperial Filas Philia. La ciudad más grande en el Imperio,


ésta tenía una gigantesca estatua de cristal de busto de la Diosa en su
catedral y contaba con la biblioteca más grande de los tres países en la
universidad privada Imperial. Y luego, Astel y la Alianza Saadias crearon
conjuntamente una institución de entrenamiento e investigación de
magos. Era una ciudad cuyo tamaño era la segundo más grande, si no la
más grande del mundo.

Las afueras fueron construidas con madera y ladrillos de color cenizo,


mientras que las calles y distritos se construyeron con cálidos ladrillos
teñidos de rojo, y las viviendas de los nobles con ladrillos borgoña aún
más brillantes.

La razón por la que había tanto rojo era porque al Emperador, de hace
cinco generaciones, le gustaba el rojo.

Una señal de intereses individualistas, en el otro mundo el rojo era un


color común en Europa, y la tradición era que provenía de la sangre
derramada de santos de antaño. Además, era una reminiscencia del
color del Caballero y de los abrigos militares durante la batalla. En otro
mundo, para que sea lo mismo en el Imperio militarista, era una
coincidencia interesante.

Mientras pensaba en eso, Suimei miró hacia arriba. En la Capital en


expansión, había muchos edificios altos. Debido a que los muros eran
altas, los edificios aquí eran más altos que los de otros países.

ArtyomPDF 12
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Incluso para Suimei, la Capital de Astel, Metel, era bastante diferente en


comparación con aquí. Metel también tenía muchas personas, pero la
Capital Imperial emitía un sentimiento mucho más moderno. Si bien
tenía muchos pequeños negocios y parques, debido a que el
mantenimiento de sus distritos y sistemas de alcantarillado eran
inmaculados, la Capital Imperial parecía más desarrollada.

Sin embargo, a pesar de ver esas hermosas calles y niños jugueteando en


el agua, el humor sombrío de Suimei no se alzó en absoluto. Su
respiración agotada y refunfuñando, pero había una razón para eso.

“No puedo creer que Reiji y los demás hayan limpiado después de
nosotros*”.
(NT: Que acabaran con lo sobrante).

Él ya se había repetido esto innumerables veces.

Según los viajeros con los que había hablado, Reiji había regresado al
territorio de Astel desde el Imperio con los militares. Entonces, habían
derrotado a Rajas y sus subordinados.

Por supuesto, para Suimei esto sería extremadamente inesperado, y al


saberlo, su mente se molestó.

Al ver su rostro malhumorado, Lefille preguntó en consideración.

“Suimei-kun. ¿Todavía no puedes dejar de pensar en lo que dijo ese


viajero? Si realmente derrotó a Rajas, técnicamente no lo sabemos”.

ArtyomPDF 12
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Cierto. Pero no vi dónde murió realmente. Y los nombres de Reiji y


Rajas aparecen en los rumores. Lo más probable es que no lo derrote con
ese último golpe”.

Suspirando, la razón de su angustia era esa. Mientras estaba deprimido


por haber causado problemas para Reiji y su grupo, era más de eso que
su orgullo como mago se había roto debido a su incapacidad para
resolver el asunto de manera decisiva. Su magia sagrada. Mientras
estaba agotado, porque no había sido capaz de terminar con él, le dejó
un sabor amargo en su boca, a pesar de que la magia sagrada residual
indicaba que no era más que un problema de tiempo.

“Una completa decepción. A pesar de mi gran charla, no pude matarlo


con ese único golpe”.

“No seas ridículo. Siendo incapaz de derrotarlo decisivamente, ¿no


hiciste lo suficiente? Lo más probable es que tus amigos encontrasen al
debilitado Rajas. Solo piensa en lo que hubiera pasado si no hubieras
luchado contra Rajas y ellos lo hubieran enfrentado...”.

Como ella dijo, lo más probable es que ya no estuviesen vivos. Sin


embargo…

“Sí, supongo. Al menos no tenemos ese problema... Haaa”.

“Sin embargo, ser incapaz de derrotarlo es un hecho, ¿es eso lo que


quieres decir? Entiendo cómo te sientes, pero suspirar constantemente
es malo para ti. Si desprendes esa atmósfera sombría, todos a tu
alrededor nos evitarán, ¿sabes?”.

“Ah, supongo que tienes razón”.

ArtyomPDF 12
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Suimei reconoció la reprimenda de Lefille.

“Las personas nos evitarán si sigues suspirando”, ella acaba de decir. En


otras palabras: “Estás haciendo que todos estén deprimidos. La felicidad
es algo que las personas tienen. Si las personas no se acercan, entonces
nunca te animarás”, es lo que ella dijo para distraerlo.

Era como ella dijo. Incluso si él siguiera refunfuñando para siempre, eso
no cambiaría.

“Yosh, pararé. Pararé. Cambiemos estos sentimientos”.

“Sí. Eso es bueno”.

Diciendo eso, Lefille dio una silenciosa sonrisa mientras levantaba su


puño. Mantenerse alegre en un momento como este, como se esperaba
de ella.

“Entonces, dijiste que tenías un lugar donde querías ir, Lefille. ¿A


dónde?”.

“Si. La Iglesia de la Salvación”.

“¿En serio?”.

ArtyomPDF 12
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Escuchando la solicitud de Lefille, ellos finalmente llegaron a un área


cercana a la puerta del muro exterior. Estaban en una de las muchas
Iglesias de Salvación en el Imperio.

Era la primera vez que él iba a una Iglesia de una gran religión en el otro
mundo, pero daba una impresión completamente diferente en
comparación con otros lugares. Mientras caminaban, el camino cambió
gradualmente de ladrillo en piedra, y había un lecho de flores
cuidadosamente mantenido junto con un estanque. El camino angosto
estaba rodeado de densos árboles; era como si el camino estuviera
frugalmente tallado, apenas dejando espacio suficiente. Y si uno
escuchaba de cerca, podía escuchar el canto de los pequeños pájaros. Era
como un terreno sagrado de preservación. Adelante, había un edificio.

Ahí, había un pequeño camino acogedor*. Cuando se acercaron, el rostro


de Suimei se oscureció en una expresión seria cuando se dio cuenta de
algo.
(NT: En realidad dice “Invitando” [¿invitando a que caminen en él?], pero no
tendría mucho sentido y no quería agregarle más texto del necesario, así que usé
otra traducción de la palabra).

“Iglesia... Iglesia, ¿huh...?”.

“Has tenido una mirada preocupada por un tiempo. ¿Ocurre algo?”.

“No, realmente no hay nada. Es solo que no me puedo acostumbrar a la


atmósfera. De este lugar, es decir”.

“¿No poder acostumbrarte? ¿En este pacífico lugar?”.

ArtyomPDF 13
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Ahh, bueno, sí, hay un ambiente positivo, y el maná parece ser


abundante”.

“S-Sí... No importa cómo lo mire, no parece haber un aura negativa,


entonces, ¿por qué?”.

“Tal vez sea solo como nosotros los magos* somos. Simplemente no nos
llevamos bien con las Iglesias y aquí estamos en su fortaleza”.
(NT: Magicians).

En el otro mundo, había muchos enemigos naturales de los magos. De


ellos, las Iglesias eran una de las peores. La religión popular de una
Iglesia En el otro mundo, había una, y si él mencionaba el monoteísmo*,
sería fácil entender la relación entre Iglesias y magos. En esa religión, el
Salvador, el cual era la manifestación de Dios, trataría de elevar sus
enseñanzas a la supremacía y otorgaría milagros a las personas que
creyeran en él. Estos milagros eran simplemente magia para el mago.
Pero para la religión, cuando otros usaban magia, a ellos se los tildaba
de sectas radicales fuera del poder que el Dios les daba.
(NT: Creencia en un solo Dios).

Y así, quienes confiaban en la magia eran considerados enemigos de la


humanidad.

Debido a eso, había un conjunto de leyes correctas en la religión — en


otras palabras, dado que su trabajo no era reconocido como un milagro,
los magos confiaban en formas que se decía que causaban infelicidad. En
resumen, la Iglesia se movió para erradicar a los usuarios de magia fuera
de su religión.

Era un sentido del deber terrible, o debería haber sido.

ArtyomPDF 13
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Esa fue su excusa para comenzar una caza de brujas mal reputada, y
Helen Duncan* fue una de las últimas en ser condenada debido a la
famosa Ley de Brujería. El poder de sus creencias no debía ser tomado a
la ligera. Por supuesto, lo mismo podría decirse de otras religiones, y si
lo piensas, no se puede decir que lo que hicieron fue excesivo para la
religión. Cualquier religión tenía muchos milagros, y siempre había
quienes no los reconocían.
(NT: Como dice arriba, fue la última persona encarcelada bajo la Ley Británica de
Brujería de 1735. Fue famosa por producir falso ectoplasma hecho de estameña)

Además, había muchos usuarios de magia con malas intenciones, y el


uso fraudulento de información espiritual era desenfrenado, por lo que
no era solo una cuestión de creencia ciega sin fundamento.

Sin embargo, era un hecho que la magia se consideraba equivalente a la


herejía.

Los Inquisidores*. Ellos eran agentes que no estarían presentes en una


religión normal.
(NT: Organización creada en 1184 para eliminar la herejía religiosa).

Es por eso que él tenía que estar atento, Suimei fue entrenado para
nunca pasar nada por alto, por lo que su tensión era comprensible.

“¿Una circunstancia de tu mundo?”.

“Sí”.

“No se trataba de que las personas nos vieran a los dos juntos, ¿huh...?”.

ArtyomPDF 13
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No, no tenía ese significado. Mi error, mi error”.

Suimei se rascó la mejilla tímidamente mientras se disculpaba con


Lefille.

Inflando sus mejillas, él miró despreocupadamente al suelo. Al ver el


conflicto en su rostro, él no pudo evitar disculparse.

“... Bueno, aparte de eso, ¿está bien aquí?”.

“¿“Está bien aquí”, quiere decir?”.

“¿No hay Iglesias mucho más grandes en el Imperio? ¿Cómo los lugares
donde se reúnen todos los turistas de otros países?”.

Lefille refunfuñó en voz baja. Era como si estuviera segura de que abriera
problemas si iban a esos lugares.

“¿Por qué?”.

“Ah, bueno, en esos lugares seguramente habrá sacerdotes respetables


de alto rango. Básicamente, personas fuertes dotadas por la Diosa. Es
cierto que se reúnen personas de fortaleza, las cuales constarías incluso
más que yo, pero... si vieran a través de mí, mi verdadera forma, ¿qué
haríamos?”.

“Uh, ¿huh...? Incluso en este mundo si descubren que eres un Espíritu,


no creo que sea un gran problema. ¿Me equivoco?”.

ArtyomPDF 13
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Acerca de esa pregunta, antes se hablaba sobre este mundo de Lefille. En


este mundo, los Espíritus deberían ser un asunto familiar, y
anteriormente, Lefille había sentido la presencia de Espíritus. Si ese es
el caso, no debería ser una gran preocupación, pero ¿cómo era
realmente?

Cuando Suimei lo dijo, Lefille frunció el ceño.

“Sin embargo, parecía que cuando llamé al Espíritu de tormenta roja


durante la lucha, Ishaktoni es una existencia dividida de mi sangre.
Ishaktoni es, con respecto al mito del Espíritu Alsharia, una existencia
que luchó contra el malvado Dios Zekaraia como el brazo derecho de la
Diosa Alshuna. Un subordinado directo de Alshuna. En otras
palabras…”.

“Si las personas supieran eso, ellos estarían muy agradecidos. Sin lugar
a duda”.

“Sí. Cuando estaba en Noshias, todo estaba bien. Incluso si era medio
Espíritu, todos me entendían. Sin embargo, en otro lugar, si las personas
lo descubriesen, probablemente se convierta en una situación
escandalosa”.

Imaginando el peligro que surgiría en esa situación, Lefille tembló y su


rostro se puso azul. No era difícil imaginar que algo así como un culto se
formaría y ella sería adorada como un Dios viviente. Por el contrario, a
partir de la conflictiva reacción de Lefille en este momento, era fácil ver
el resultado.

“Hahaha, ¿no está bien?”.

ArtyomPDF 13
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡No es una cuestión de risa! Todos los días, todos los días, siendo
rogada, siendo gritada en agradecimiento y siendo seguida hasta el fin
del mundo con toda clase de preguntas ridículas. ¡Más que solo ser
incapaz de soportarlo, me deprimiría!”.

“Sí. Eso es, bueno, sería muy desafortunado... heh heh heh”.

Después de escuchar la ira interna de Lefille, Suimei solo pudo soltar una
risa extraña, hasta que escucharon el chirrido de la puerta de la Iglesia
al abrirse.

Rápidamente miraron en esa dirección para ver a un hombre saliendo.

Era un hombre que se había peinado hacia atrás el cabello negro y gris.
Tenía un físico delgado y parecía poco saludable. No había nada
particular fuera de lugar, sin embargo, emitía un aire anormal. Ellos no
sabían qué hacer con él, pero él no parecía un hombre de Iglesia. Sus ojos
estaban cerrados y su rostro estaba rígido, mientras caminaba con paso
firme. Vestía ropas ceremoniales, y una leve brisa fue sentida mientras
pasaba.

Debido a que el camino era muy estrecho, Suimei y Lefille tuvieron que
dejarle paso para que pasara, y él asintió brevemente mientras pasaba.

Después de un momento, Lefille se giró y miró por el camino que él


siguía. De ella salió una mirada aguda, diferente a la de su joven
apariencia mientras miraba la espalda del hombre.

“Suimei-kun. Ese hombre…”.

ArtyomPDF 13
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Qué hay de él?”.

“Bueno, creo que es bastante habilidoso”:

Considerablemente habilidoso. Él no tenía un poder mágico excesivo ni


emitía algún sentimiento misterioso. Basado en eso…

“¿Qué significa... un espadachín?”.

“Sí... ¿qué hay de eso? ¿También conoces acerca de las espadas?”.

“Bueno, sí uso una espada, pero todavía tengo que entender los detalles
específicos de la esgrima. Después de todo, las personas fuertes tienen
muchas cartas que no muestran en el exterior. Poder leer esas... todavía
estoy lejos de ello”.

“Hmm... Ya veo”.

Sin embargo, eso significa que es así para la mayoría de las personas,
¿verdad? Dejando a un lado el asunto de los Espíritus, Lefille es la que
normalmente comenta sobre las personas sobre cuestiones distintas de
su fuerza física, lo que significa que no está familiarizado con ese tipo de
cosas.

Con eso dicho, entonces al lugar previamente...

“La Liliana de antes, tenías una muy buena idea sobre ella”.

ArtyomPDF 13
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

La usuaria mágica, Liliana Zandyke. El poder mágico que emanaba era


imposible de ignorar. Por lo que él pudo ver, ella tenía una cantidad
considerable de magia a pesar de que ni siquiera usaba un horno mágico.

“Liliana Zandyke, ¿huh? No hay mucha información, pero parece que


luchó en varios enfrentamientos con el país del Sur y tiene algunos logros
notables. Su sobrenombre de esos enfrentamientos es: el Arma Humana
del Imperio”.

“Qué nombre peligroso”.

“Ella trató sus misiones fácilmente y sin emociones, pero eso podría
deberse a que normalmente ella es inexpresiva".

Fue como dijo Lefille, ella parecía ser bastante inexpresiva. Habiendo
intercambiado solo dos o tres palabras con ella, él realmente no sabía
cómo era ella en realidad.

“... Diciendo eso, este no es el lugar para hablar de esas cosas. Si no nos
damos prisa y rezamos...”.

Lefille dijo eso de repente. Como si ella lo hubiera predicho, ellos


escucharon un sonido y luego se abrió la puerta blanca pura. Justo
cuando entraron, ella se acercó a la estatua de la Diosa.

La devoción... no, en este mundo, la existencia de la Diosa Alshuna era


un hecho, así que era un poco diferente. Suimei también entró y miró
hacia el techo.

ArtyomPDF 13
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Una Iglesia de la Salvación. Era un poco diferente al otro mundo, no


tenía vidrios de colores u órganos de tubos*. Sin embargo, emanaba una
atmósfera tranquila y la estatua de la Diosa tenía decoraciones
considerables.
(NT: Instrumento musical que se encuentran en grandes Iglesias, el cual parece
como un piano).

Cerca del techo había ventanas desde las cuales la luz brillaba
radiantemente sobre el piso. Las partes del piso, que no estaban
iluminadas por la luz natural, tenían un cálido brillo de las luces que
funcionaban mágicamente. En la Iglesia había pocas personas: niños de
aspecto pobre, tranquilas ancianas, hombres bien arreglados de
mediana edad; todos ellos estaban arrodillados en oración frente a la
estatua de la Diosa.

Era una Iglesia respetable.

“Buenas tardes”.

Mientras Suimei estaba evaluando la Iglesia, una mujer vino desde un


lado y habló. Girando para mirarla, Suimei le devolvió el saludo.

“Ah... buenas tardes... ¡¡¿huh?!!”.

Después de decir “ah” y saludarla, Suimei no pudo contener su sorpresa.


Con un grito dudoso, los ojos de Suimei se abrieron de par en par. Al ver
su reacción, la Hermana inclinó su cabeza con curiosidad.

“¿Cuál sería el problema?”.

ArtyomPDF 13
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡Sus orejas!"

Suimei no pudo hacer otra cosa que exclamar sobre su apariencia.

“¿No es eso solo natural? Usted también tendría orejas, ¿correcto?”.

“No es eso, quiero decir, eso, eso”.

“... Ahhh, ¿podría ser que esta es la primera vez que ha visto a una
Beastman*?”.
(NT: Hombre Bestia. Lo dejé en inglés porque una mujer llamándose hombre no se
vería bien, bueno, al menos que le digan beastwoman).

“Ah...”.

Beastman. El Imperio tenía una gran variedad de razas. Ella sería lo que
se conoce como una Beastman. Nacidos con orejas, los Beastman
también tenían el rasgo de ser más fuertes que los humanos.

Habiéndose convencido finalmente de eso, él pensó que las orejas de un


animal no serían extrañas entonces. Ella estaba vestida como una monja,
con muchas ropas azules revoloteando. Debajo del velo, ella tenía el
cabello ondulado y rosado. Dos orejas de gato se asomaban de su cabeza.

Mirándola a su rostro, ella tenía una expresión amable y un rostro lleno


de sabiduría.

Suimei luego se disculpó con la hermana por la conmoción que él había


causado.

ArtyomPDF 13
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Me sorprendió debido a que sus orejas eran reales... Estoy


profundamente apenado por mi breve estallido”.

“Ya veo. En ese caso, su sorpresa era inevitable, ya que nunca antes había
visto un Beastman”.

La Hermana liberó una dulce risita. Diciendo eso a la Hermana mayor,


ella parecía algo avergonzada.

Poniendo su dedo en su mejilla, ella inclinó su cabeza y preguntó:

“¿Usted no está aquí para orar?”.

“Bueno, estoy aquí con ella”.

Al ver a Lefille arrodillada en oración, la Hermana hizo un rostro feliz.

“Ah, qué pequeña novia tiene allí”.

“¿Hah? ¿Tan repentinamente qué...?”.

“Pero eso no está bien. Para un hombre de su edad estar con una niña
tan pequeña, no lo recomendaría en el Imperio”.

“N-No es así. ¡Eso no es lo que quise decir con eso!”.

ArtyomPDF 14
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Fufufu, estoy bromeando. Entiendo eso”.

La Hermana dio a entender que ella había engañado a Suimei mientras


se reía de él con una sonrisa placentera. Era una escena perfecta.

Entonces, ella se giró para hablar hacía Lefille.

“¿No es ella una niña entusiasta?”.

“... Sí. Tan pronto como llegamos a la Capital, le pregunté dónde quería
ir y ella respondió de inmediato a la Iglesia, la cual es la razón por la que
estamos aquí ahora. Aunque ella era capaz de orar, si no la llevaba a una
Iglesia, ella me ponía la ropa hasta que fuéramos”.

“Las enseñanzas de la Diosa son importantes, ¿huh? Ella es bastante


equilibrada para su edad”.

“Heh hehhh... por favor, no hable de la edad delante de ella”.

“¿...?”.

Escuchando eso, las orejas de la Hermana espabilaron mientras miraba


con una mirada asombrada.

Sería una pena para Lefille si no pudiera volver pronto a la normalidad.

ArtyomPDF 14
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Detrás de la cabeza de Suimei había un ruido crepitante, y se había


formado una fila junto a Lefille. El sermón del sacerdote había
terminado, y todos tenían que pararse en anticipación por algo.

Suimei intentó preguntarle a la Hermana.

“¿Para qué es la línea después de que termina el sermón?”.

“El oráculo de la Diosa Alshuna. Después de que la oración termina, el


sacerdote le da a la Diosa la revelación divina. Aunque por lo general no
hay ninguno”.

“Ya veo”.

¿Era el oráculo el por qué Lefille había estado haciendo esas cosas
durante su viaje? El sacerdote se paró junto a la estatua del busto y
murmuró. Y entonces, mirando de cerca, parecía ser de esa manera. Él
no podía sentir el movimiento de la magia aún, solo en ese lugar, el poder
divino se movía y la densidad de maná aumentaba.

Lo más probable es que el sacerdote usara su cuerpo como medio para


recibir el oráculo de la Diosa. Era la acción verdadera.

Cuando Suimei alzó su voz con asombro, la Hermana habló en un tono


dudoso.

“Para usted no saber eso es extraño. Cualquier religión debería


tenerlo...”.

ArtyomPDF 14
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“De dónde vengo no hay Iglesia de la Salvación”.

“Eso es inusual. Por otra parte, el pueblo de dónde vengo tampoco tiene
la creencia de la Diosa, así que es un poco nostálgico”.

Ante la inesperada coincidencia, la Hermana sonrió. Sus orejas de


animal reflejaban su estado de ánimo, era una escena bastante
reconfortante.

“Eso me recuerda...”.

“¿Qué es?”.

“¿Podría ser que haya llegado a Filas Philia hoy?”.

“¿Lo sabe?”.

“Bueno, entre otras razones, esta es la primera vez que usted ha visto a
un Beastman, así que...”.

“Ahh... supongo que filtré eso en mi descuido”.

Al usar información de su entorno y al preguntar acerca de algunas cosas


comunes, pero relacionadas, ella había visto a través de él como si fuera
un campesino. Mientras Suimei lamentaba brevemente su propia
ignorancia, la Hermana se aterró por su propia descortesía.

“Ahh, eso no es realmente...”.

ArtyomPDF 14
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Mientras ella lo decía, Suimei puso una sonrisa refrescante.

“... De todos modos, ¿usted no me diría esto descuidadamente si hay algo


que deba saber?”.

“Ha... está bien, estoy de acuerdo. Aunque no es mucho...”.

“¿Hay algo?”.

“Hay dos, no, hay tres cosas. ¿Quiere escuchar primero las partes malas
o buenas?”.

“Entonces las partes malas primero. Escuchar las partes buenas después
suavizará un poco la primera parte”.

La Hermana respondió en afirmación después de escuchar eso.


Cambiando a un rostro serio, ella se inclinó para decirle consejos.

“Usted dijo que acababa de llegar a la Capital Imperial, pero sea


cuidadoso al salir durante la noche. Ha habido algunos malos incidentes
en esta área en la Capital”.

“¿Incidentes, dijo?”.

“Sí. Recientemente ha habido muchos casos de personas que se


encuentran en estado de coma, por lo que muchas personas se sienten
inseguras”.

ArtyomPDF 14
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Eso suena bastante peligroso. ¿Es algo así como ataques de rufianes?”.

“Bueno, tiene las marcas de ser instigado por magia, por lo que no parece
ser su típico crimen”.

“Parece que ha estado sucediendo por un tiempo, ¿todavía no se ha


resuelto?”.

“La policía militar lo ha intentado, pero todavía no. Los criminales dejan
pocas pistas, y la magia es extremadamente efectiva, por lo que es difícil
determinar el atributo. No parece probable que el criminal sea
atrapado”.

La Hermana bajó sus ojos en tristeza. Al igual que su apariencia, ella


parecía una amable persona comprensiva que pensaba en los impactos
que tenía sobre las víctimas y las personas a su alrededor.

Incluso así…

“Hermana, parece que sabe bastante”.

“Sí, muchos diferentes tipos de personas van y vienen a la Iglesia, así que
escucho mucho”.

Al decir eso, sus orejas se crisparon como si mostrara su confianza en


recoger información de rumores. Suimei sintió el impulso de tocarlas,
pero perseveró.

ArtyomPDF 14
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Entonces, la Hermana aplaudió mientras cambiaba a las buenas


noticias.

“Sin embargo, el Héroe invocado por la Teocracia El Meide se ha unido


a la investigación, por lo que debería resolverse pronto”.

“¿El Héroe?”.

“Sí. El Héroe invocado se aloja actualmente en Filas Philia”.

“¿En serio?”.

“Sí. Las masas aún no lo saben, pero pronto el gobierno y la Iglesia de la


Salvación lo presentarán. ¿No es genial?”.

“Era algo bueno? Aquí, llamaría la atención de todos. La Teocracia El


Meide era un país neutral al Sur del Imperio. No había forma de que
Suimei no tuviera curiosidad por otros Héroes aparte de Reiji. Él quería
saber qué tipo de persona eran y sus inclinaciones.

“Además, el otro día escuché que el Héroe invocado por la Alianza Saadia
también se está moviendo”.

“Ahora que lo menciona, hay cuatro héroes invocados, ¿verdad?”.

“La Héroe invocada por la Alianza Saadia parece ser una chica hermosa.
Parece que tiene bastantes recursos y fue capaz de lidiar con el primer
Príncipe del país, quien es conocido como el Rey Espada, con bastante
facilidad”.

ArtyomPDF 14
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

El tercer Héroe era una chica. Si ese es el caso, ¿sobre qué base se
seleccionan los Héroes? Eso significa que no está limitado a los hombres.
No obstante…

“... Esa chica parece bastante fuerte... Me pregunto cómo...”.

“¿Dijo algo?”.

La Hermana parecía haber escuchado un poco el murmullo de Suimei, a


lo que Suimei respondió con un: “No, nada”. Lo más probable es que él
nunca fuera capaz de encontrar una respuesta. Al pensar en eso, la
Hermana entrelazó sus manos frente a su pecho y habló.

“Con esto tendremos más para luchar con los Demonios y el* Demon
Lord”.
(NT: Puse “el” en vez de “la” porque no sé si todos saben que la Demon Lord es una
chica).

“Esas son buenas noticias”.

En ese momento, Lefille estaba recibiendo el oráculo en frente del


sacerdote cuando el sacerdote dejó escapar un grito.

“¿¡¿Qué dijiste?!? ¿¡¿E-Es e-eso cierto?!?”.

En algún momento, Lefille se había acercado al sacerdote. El sacerdote


parecía un tanto preocupado mientras lidiaba con la aterrado Lefille,

ArtyomPDF 14
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

pero pareció acostumbrarse a su comportamiento después de un tiempo,


y él endureció su expresión y asintió.

“¡No puede ser!”.

Parecía que eso era una mala noticia, ya que Lefille dejó escapar un grito.
Al estar informada de las malas noticias, inmediatamente se giró hacia
Suimei.

“¡Su-Suimei-kun! ¿¡¿Q-Q-Q-Q-Q-Qué hacemos?!? ¡¡Hay un


problema!!”.

“Estás demasiada en pánico, Lefille. ¿Qué está mal?”.

“¡Todo está mal! ¿¡¿Qué debo hacer?!?”.

“¿Qué debo hacer...? Primero dime qué sucedió. Luego hablaremos”.

A pesar de eso, Lefille continuó gritando en un frenesí.

“¡¡¡El oráculo!!! ¡Tengo otro!”.

“De nuevo... ¿y?”.

Definitivamente no era un oráculo normal teniendo en cuenta su


reacción actual. ¿Qué diablos podría haberle mostrado la Diosa?

ArtyomPDF 14
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Aquí, ¿huh...?”.

“Parece que sí”.

Unos días después de llegar al Imperio, Suimei y Lefille estaban en la


parte posterior del distrito residencial.

La parte posterior del distrito residencial. Los edificios aquí todavía


estaban llenos densamente y había muchos edificios altos. A pesar de ser
el mediodía, el entorno todavía estaba sombrío. Si prestas mucha
atención, puedes ver indicios de verde tenue, pero la penumbra
dominante aún domina la atmósfera.

En el otro mundo, estos serían los barrios marginales*. El estado de las


calles coincidía exactamente con esa descripción. Además, las casas
estaban hechas de material barato.
(NT: O barrios pobres).

El primer trabajo de Suimei y Lefille al llegar a la Capital fue en estas


residencias. Fue porque, actualmente, Suimei quería adquirir bienes e
información y el objetivo de Lefille era aprender magia en una academia
mágica. Es por eso que, después de visitar la Iglesia, comenzaron a
buscar un comerciante para comerciar, pero debido a que la mayoría de
la tierra estaba controlada por el gobierno, terminaron yendo a la oficina
del gobierno. Luego, al adquirir una dirección de correspondencia para
obtener los detalles, hicieron planes para reunirse con el verdugo en este
día.

ArtyomPDF 14
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

No era que se sintieran sorprendidos por el entorno sombrío, pero en


este lugar, Suimei y Lefille detuvieron su marcha.

Una vez allí, de repente, Lefille alzó sus ojos con incertidumbre.

“Suimei-kun. ¿Es realmente aquí?”.

“¿Hmm? Sí, está bien. No hay duda al respecto. Este es el lugar”.

“Eso no es, estoy hablando del área. La ubicación no está mal, pero,
¿cómo lo digo...? Esta atmósfera…”.

Cuanto más miraba Lefille a su alrededor, más incómoda se ponía. Como


su mirada suponía, este lugar no dejaba una buena impresión. Poca luz
penetraba en esta área, y un hedor flotaba alrededor. Estaba cerca de la
calle principal, pero es cierto, desde un punto de vista normal, sería
difícil llamar a este un lugar agradable.

“Bueno, al final, este es el único lugar donde podemos obtener lo que


queremos. Todo lo que podemos hacer es soportarlo”.

“Ya veo. Bueno, deja un mal sabor”.

“Qué, no hay nada que podamos hacer acerca de la luz, pero el olor se
puede mejorar. Aunque esa preocupación es...”.

Suimei se detuvo a mitad de frase cuando se dio cuenta. Aunque a él


particularmente no le importaba, Lefille miraba con tristeza los sucios
ladrillos de los que estaban hechos las paredes. ¿A ella le importaba

ArtyomPDF 15
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

tanto el estado de alguna zona residencial aleatoria? Normalmente,


Lefille era el tipo de persona que emitiría una fuerte carcajada mientras
continuaba.

Sabiendo por qué estaba triste, Suimei habló de repente.

“¿Qué es? ¿Sigues preocupado por el oráculo?”.

“¡P-Por supuesto! Obtuvimos “esa” información después de todo”.

El oráculo de la Iglesia de la Salvación de Alshuna estaba fuera de lo que


ellos habían imaginado.

“Quédate en la Capital y muévete con el Héroe para luchar contra los


Demonios”, fue lo que ella dijo.

Ellos todavía no habían visto al Héroe de El Meide, y le dijeron que


hiciera grupo con alguien que ella no conocía. Para Lefille, que acababa
de llegar a la Capital, era demasiado repentino.

En cualquier caso, parecía que Lefille también era bastante renuente a


esto. Después de haberse calmado en la Iglesia, ella todavía tenía una
mirada melancólica en sus ojos.

Pero Suimei también pensó de esta manera.

“Si no quieres escuchar a la Diosa, ¿no está bien? Estará bien si finges
que lo olvidaste”.

ArtyomPDF 15
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Incluso si dices eso, no puedo. He recibido el favor de la Diosa, por lo


que sería deshonesto ignorar sus palabras”.

“Desleal... así que se trata de tu poder, ¿huh? No es algo que tú misma


quisiste, más bien como algo dado de manera unilateral. Entonces, ¿no
sería lógico que usar eso como premisa, de por qué tienes que seguir sus
órdenes, sea la parte extraña?”.

“E-Eso puede ser cierto, pero...”.

Lefille lentamente quedó abatida mientras trataba de responder. Por


supuesto, como una persona religiosa, ella estaba luchando para tratar
de justificar su fe. A veces, las personas religiosas se culpan por tener
deseos y necesidades, presionándose a sí mismas a una esquina. No, más
bien, es más como si sintieran como si fuera una obligación.

Las personas que viven vidas puras y rectas tienen un fuerte sentido de
los valores. Era una cuestión de estar dividido entre esos y sus propios
deseos.

Pero después de todo, a este ritmo...

“Bueno, entonces, parece que vas a actuar junto con el Héroe de El


Meide, ¿verdad?”.

“¡Tú, para que digas una cosa tan insensible! ¡Por supuesto que es algo
que no quiero hacer!”.

“Por supuesto, ¿huh?... En ese caso, es una razón más para no estar de
acuerdo con ello”.

ArtyomPDF 15
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Lefille, que no podía decidir qué hacer, bajó su cabeza y hombros.

“Si tomo en serio las palabras de la Diosa, entonces, si algo sucediera, lo


haría...”.

Ella no quería hacerlo. Ella estaba en un estado en el que no podía


tragarse su auto-resentimiento y actuar.

En ese caso, en realidad no era un caso de que la obligaran a seguir a la


Diosa, sino uno de sus propios sentimientos.

“Entiendo. Haré algo al acerca de ello”.

“¿Eh? ¿Qué quieres decir con eso?”.

“Es como dije. Si no quieres ir con el Héroe, entonces no tienes que


hacerlo. Si vas, entonces tengo que acompañarte. Si alguien pregunta por
mí, ya se me ocurrirá algo. Incluso si eso no es lo que estabas planeando,
¿está bien?”.

Si no puede negarte, está bien no hacerlo. Estará bien si tus aliados solo
siguen. Incluso si eso no era lo que Lefille hubiera intentado, si ella tenía
que irse y luego tratar de detenerla, solo perjudicaría sus propias
creencias.

Al entender su intención, Lefille gritó.

ArtyomPDF 15
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡N-No puedes! ¡Eso iría en contra de la Diosa, Suimei-kun! Si haces eso,


entonces tú...”.

“Te importa, ¿huh? Para mí, no creo en la Diosa. ¿Lo sabrían incluso el
cielo, el infierno, el edén o el hades? Además, los magos que perseguimos
la omnipotencia contra las leyes del mundo, somos existencias
despreciables para la Iglesia”.

“Incluso así, si incitas la ira de la Diosa...”.

“¿No está eso bien? Hay muchas personas en el mundo que se oponen a
la Diosa. Sin embargo, el mundo todavía gira. Pensar que es imposible
seguir viviendo después de ir en contra de la Diosa es simplemente
estúpido”.

“Aun así. Si algo sucediera alguna vez...”.

Lefille mostraba una expresión mezclada con tristeza e inquietud.

Suimei cerró sus ojos e hizo un bufido como diciendo: “¿Qué pasa con el
rostro?”.

“Incluso si algo se interpusiera en mi camino, simplemente lidiaría con


ello y continuaría. Incluso si es Dios o el Diablo, no tiene nada que ver
conmigo. Hmph. Si las existencias fuera del mundo intentan interferir,
que lo intenten. Son existencias que no pueden hacer eso de todos
modos. ¿Crees que perderé con alguien que no puede hacer nada más
que dar órdenes desde arriba?”.

ArtyomPDF 15
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Ah, pero ella es omnipotente, ¿sabes? No importa qué tan poderoso


seas, habrá situaciones en las que no podrás hacer nada”.

“Eso no importa. Después de todo, ese es el nivel en el que aspiro estar.


Si retrocediera, no podría llamarme un mago”.

Él protegería hasta el final a las personas que apreciaba. Esa era su razón
desde su corazón. Se convirtió en un mago para hacer justamente eso, y
entonces arriesgó su vida para defenderla.

Al ver la resolución de Suimei, Lefille cedió.

“S... sí. Gracias…”.

“Huh... s-sí...”.

Desviando su mirada, Lefille se inquietó mientras expresaba su gratitud.


Suimei miró torpemente a Lefille mientras su corazón latía con fuerza.
En ese momento…

“... ¡Oh, has llegado!”.

La atmosfera romántica fue interrumpida por una voz. Mirando en la


dirección de la voz, ellos vieron a una vivaz chica de cabello azul
vistiendo ropa fácil de mover. Ella tenía ojos grandes y un bonito rostro
con líneas tatuadas que iban desde sus mejillas hasta la parte posterior
de su cuello.

ArtyomPDF 15
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Sin embargo, ella era pequeña. Tanto en altura como en pecho. En


general, ella era muy pequeña. A primera vista, era aproximadamente
del mismo tamaño que Lefille actualmente.

‘Otra niña. Aunque supongo que Lefille no es técnicamente una niña’.

Después de llegar a la estación de guardia, ellos solo habían conocido a


niña tras niña.

Mientras Suimei la miraba con una expresión desagradable mientras


pensaba en asuntos tan complicados, la niña giró su cabeza y preguntó
sospechosamente.

“¿Qué pasa contigo? Tienes un aspecto desagradable por alguna razón”.

“Heh, lo siento. Recientemente todo lo que he estado viendo son


pequeñas niñas, así que...”.

“¿¡¿Niña?!? ¿¡¿Estás hablando de mí?!?”.

“... Sí, ¿qué hay con eso?"

Tan pronto como Suimei lo admitió, los ojos de la niña cambiaron a un


peligroso brillo, y ella habló con una voz agresiva completamente
inimaginable para una niña.

“Oi, tú. Para mí te ves como mi júnior*, ¿te atreves a decirme eso?”.
(NT: Joven, menor, hijo, etc).

ArtyomPDF 15
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Ha? ¿Júnior?”.

“No importa cómo lo vea, eso es todo lo que eres, ¿me equivoco? ¿No
eres solo un chico que acaba de salir de la escuela de la Iglesia de la
Salvación?”.

¿Qué estaba diciendo esta chica? Por lo que él podía ver, él era mayor,
sin embargo, ella estaba diciendo tales cosas furiosamente. ¿Podría ser
que ella era una maga que había usado magia para reducir su edad?
Lefille, al darse cuenta de algo, le dio un golpecito en el hombro y habló.

“¿Podría ser que eres una Enana?”.

“Ah, sí. Mis dos padres eran Enanos, yo soy auténtica”.

“Antes dijiste “llegaste”, eso significa...”.

“Es como piensas. Yo soy la que maneja este distrito, Jilbert Gliga”.

“Uh, ¿no estás de alguna manera dejándome atrás?”.

“¿Huh?”.

Jilbert hizo una mueca como diciendo: “¿Huh? ¿Quieres ir?” mientras
miraba a Suimei, quien se sentía preocupado ya que se quedó afuera. Su
ternura había desaparecido.

ArtyomPDF 15
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Hah, ¿qué pasa contigo? Esta niña aquí parece bastante inteligente,
pero tú, es como si fueras una causa perdida”.

“Una causa perdida, tú...”.

Qué manera de hablar. Suimei tenía una expresión asombrada. ¿Qué


diablos podría ser la razón por la que ella estaba hablando de esa
manera? Cuando Lefille se dio cuenta de que ella era una Enana, ella fue
bastante considerada con ella, pero...

“Eso no es todo. Es la primera vez que él ve a un Enano”.

“¿Hmm? ¿Es eso así? Bueno, si ese es el caso, entonces supongo que no
se puede evitar si él tiene una idea equivocada”.

“Esta es una pregunta realmente grosera, pero, ¿cuántos años tienes?”.

“¿Yo? 21 este año”.

“Mayor que yo... bueno, maldición”.

“Así es. Tan pronto como corriges tu boca, te rectificas, ¿huh? Debes
conocer tus modales. Ahí, ahí”.

Jilbert le dio una palmadita en la parte inferior de la espalda mientras


respondía. Hacia Lefille, ella le palmeó sus hombros como diciendo:
“Estás bien tal como eres”.

ArtyomPDF 15
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Enanos. Según la mitología nórdica, eran existencias de la misma


clasificación que los Espíritus y Elfos que vivían en el mundo
subterráneo*. Teniendo el mismo origen que los hermosos Elfos de Alfal,
en contraste, los Enanos tenían feas apariencias oscuras de Duelg**.
Eran como una subespecie de los Elfos oscuros. Por lo general, eran
buenos para la herrería y la artesanía, y podían colocar productos que
rivalizaban con los de los Dioses. Ocasionalmente se decía que
competían y cooperaban con los Dioses también.
(NT: Según distintas mitologías, los Elfos viven en bosques, pero creo que el autor
se refiere a estos aquí como los Elfos de la serie de libros Artemis Fowl, que viven
en una sociedad subterránea super-tecnificada / Sinceramente no tengo idea de
qué podría significar, no me aparece ninguna información en Internet).

Aparte de eso, se sabía que eran típicamente pequeños, bastante


amables, así como las personas a las que les encantaba jugar

‘Supuestamente tienen barba y un pequeño cuerpo. Pero me pregunto


por qué su apariencia y edad no están realmente relacionadas’.

Incluso si él pensara acerca de ellos, no podría ser capaz de llegar a nada.


Este era otro mundo, cualquier cosa podría existir.

Parecía que a Jilbert le gustaba Lefille, ya que habían tenido una intensa
conversación sobre ropas. Si bien parecía una charla divertida, Suimei
necesitaba que volvieran a encarrilarse.

“Perdón por interrumpir, pero ¿no le importaría mostrarnos la casa


ahora?”.

“¿Hmm? Oh, cierto, creo que hay ese asunto. Vinieron a ver la casa. Lo
olvidé”.

ArtyomPDF 15
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Heh, por favor, no olvide la razón por la que vinimos”.

“No te preocupes. Un chico que siempre se preocupa por detalles


menores no es muy atractivo, ¿sabes? Siendo tan impaciente, ¿eres un
virgen?”.

“Guu...”.

Jilbert puso una sonrisa burlona cuando dijo eso. Justo como uno
esperaría de un Duelg del folclore, siempre con sus bocas sueltas.

Después de seguir a Jilbert por un tiempo, se les mostró una casa


individual entre los complejos de apartamentos.

“Como solicitaste, un lugar bastante grande”.

“Heee...”.

Suimei dejó escapar un suspiro mientras miraba alrededor de la entrada


y el techo. El interior de la habitación era de madera y parecía vieja, pero
las vigas y los pilares eran grandes y resistentes, por lo que parecían
bastante firmes y estables. Como se esperaba del Imperio que había
invertido en los sistemas de alcantarillado y plomería, él no tenía quejas
al respecto de ello tampoco.

Después de pasar por todas las habitaciones y regresar a la entrada,


Jilbert preguntó con anticipación.

“Entonces, ¿qué tal?”.

ArtyomPDF 16
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No está mal. Ha cumplido con nuestras peticiones, y es lo que yo podría


haber esperado”.

“Por supuesto. Es una de mis propiedades. Ni siquiera hay un solo


defecto”.

Mientras decía eso, Jilbert hinchó su pecho.

Lefille miró en silencio al suelo y habló.

“Suimei-kun. Siempre eres tan confiable”.

“¿Hmm?”.

Eran palabras de elogio. Sin embargo, ella los dijo de forma poco natural,
como si se tratara de una persona completamente diferente. En realidad,
el corazón de Lefille estaba girando en caos, y cuando ella pronunció sus
siguientes palabras, ellas se tiñeron con una pizca de nerviosismo.

“Tsu, lo siguiente es mi habitación, pero…”.

“¿...? ¿Tu habitación?”.

“Sí. Has decidido dónde vas a estar, pero yo aún no lo he hecho”.

“Uh, ¿por qué? Es lo suficientemente grande para los dos”.

ArtyomPDF 16
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Eh? E-Eso, ¿no sería una molestia?”.

Ella tenía una mirada sorprendida con ojos redondos mientras hablaba
con una voz desconcertada. No podía ser que ella estuviera distante
porque estaba preocupada acerca de “eso”. Era algo lindo y le quedaba.

“¿Una molestia? ¿No está bien? Pretendía que fuera así desde el
principio”.

“¿En serio?”.

Lefille respondió en un tono complacido. Luego, se inclinó para


confirmar lo que Suimei había dicho.

‘Bueno, sobre eso. Sería problemático teniendo en cuenta su estado y


que todavía tiene la maldición’.

‘Pero en relación con eso, no tiene nada que ver contigo. Además, tienes
tu propio objetivo, ¿no?’.

‘Está bien. Vayamos. Y para mi objetivo, tengo la intención de lograrlo


juntos’.

‘¡¿...?!’.

Suimei acaba de pedir cooperación. En ese momento, Lefille abrazó a


Suimei con una mirada de sorpresa.

ArtyomPDF 16
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡Gracias! ¡Suimei-kun!”.

“Ah, sí...”.

Lefille se acercó y frotó su suave mejilla contra Suimei. ¿Estaba


abrumada por la emoción? Después de todo, ella era alguien que no tenía
a alguien más. Si él lo pensaba de esa manera, era comprensible. Aunque
era un poco embarazoso.

Fue en ese momento. Sintieron una mirada extraña desde un lado.

“Jilbert-san. ¿Qué sucede?”.

“Tú, podría ser. El rumoreado pedófilo alrededor de estas áreas”.

“No, estás equivocada, yo...”.

Mientras Suimei intentaba explicar, Jilbert apartó a Lefille mientras ella


retrocedía a la vez que lo miraba con disgusto.

“Ven aquí. Sepárate de Lefille. Por lo menos 5 pasos. Y no te acerques”.

“Escucha lo que las personas dicen. Dije que fue un malentendido...”.

“Eso es lo que todos dicen, pero en el fondo no eres una buena persona”.

ArtyomPDF 16
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Dije que está bien... bueno, tengo una petición más”.

“Mu…aa. Por ahí. Está allá. Ven aquí”.

Cuando Suimei cambió el tema, Jilbert envió una mirada sospechosa y


luego continuó rápidamente dentro de la habitación.

“... Suimei-kun. ¿De qué está hablando?”.

“Ah. Eso. El cuarto de baño”.

“¡Un baño! ¡¿Este lugar tiene un lugar para bañarse?!

Escuchando la respuesta Suimei, Lefille respondió con entusiasmo.


Jilbert se giró y respondió su pregunta.

“Por supuesto. Esta es la Capital Imperial. Cuando hablas de la Capital,


es difícil encontrar una sin un baño”.

Jilbert se jactó con voz orgullosa. Tan pronto como terminó de hablar,
Lefille corrió hacia ella. Suimei las persiguió y entró al baño. El baño
estaba limpio y estaba hecho de piedra y yeso. En ella había una bañera
de madera recién hecha.

Golpeando la bañera con un golpe, Jilbert preguntó qué pensaban.

“Esto encajaría con tu deseo, ¿verdad?”.

ArtyomPDF 16
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Waa...”.

Alcanzándolas, Suimei vio a Lefille literalmente brillante de energía.

En el Reino Astel, bañarse era poco común, y recientemente habían


estado haciéndolo al sólo limpiarse, resultando en un hedor
nauseabundo. Para Lefille, quien era de Noshias, que tenía hábitos de
baño comunes, era bastante estresante en Astel. Si bien era por eso que
Lefille quería apresurarse para el Imperio, Suimei, que provenía del otro
mundo, también pensó que sería bueno tener una casa con bañera.

Como alguien que sabía la importancia de bañarse, Lefille se perdió en


deleite.

“Suimei-kun. ¡Un baño! ¡Un baño! ¡ ¡Apresurémonos!”.

No había una sombra de su yo normal. Entre el piso y el interior de la


bañera había una brecha, pero eso era solo un pequeño detalle.

“Todavía tenemos que limpiar y hacer un montón de tareas, así que


dejémoslo para mañana”.

“Oh... está bien...”.

Lefille desplomó sus hombros cuando escuchó que no podía bañarse


hoy.

Durante eso, Suimei sintió otra extraña mirada desde el costado y se giró
para ver que era Jilbert.

ArtyomPDF 16
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“... ¿Qué? ¿Qué pasa con tu mirada de disgusto?”.

“Después de todo, eres tú. Eres el pedófilo*, ¿no?”.


(NT: Aquí el traductor en inglés usó la abreviación de pedófilo, que es “pedo”, pero
como ésta significa “flatulencias” en español, dejé la palabra completa para evitar
confusión).

“No creo que nada de lo que he dicho te haga pensar eso”.

“¡E-E-E-Estás equivocada! ¡Nunca diría algo así! ¡Simplemente sonó


mal!”.

“Así es como es. No voy a entrar en el baño con Lefille”.

Suimei describió claramente la situación, pero, por alguna razón, al


escuchar eso, Lefille puso una expresión incómoda.

“... Suimei-kun. ¿Podría ser eso, n-no quieres tomar un baño conmigo?”.

“¿Ha? Lefille, ¿qué diablos estás...?”.

“No quieres...”.

“No, eso es, eso es...”.

“Oi, ¿por qué estás tan perplejo, sucio pedófilo... enemigo de las mujeres
Enanas...”.

ArtyomPDF 16
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡D-D-D-D-D-Dije! ¡No es así!”.

Suimei precipitó apresuradamente sus palabras, incapaz de hacer una


oración. Al darse cuenta de que Jilbert había decidido que él era un
lolicon, él bajó su cabeza. A pesar de todo, ella parecía dispuesta a verlo
en ese sentido.

“Haa...”.

Al ver a la fría Jilbert, él suspiró.

... Pero debido a que pudieron encontrar una residencia con éxito,
pudieron comenzar su campamento de magos. Este se convertiría en el
lugar donde iniciarían la necesaria investigación mágica. Si uno no tiene
un lugar para investigar, entonces no podrían hacer nada. Era necesario
crear elementos mágicos desde cero y establecer habitaciones para ritos
mágicos. Si pudieran hacer eso, la investigación progresaría
rápidamente.

“El pedófilo por allá. Te estás acercando. ¿Estás escuchando?”.

“¡Deja de burlarte de mí con esa mierda de lolicon! Ya dije, ¡no soy un


lolicon!”.

Finalmente, su relación terminó siendo una llena de argumentos.

ArtyomPDF 16
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

En otro lugar y momento, el grupo de Reiji.

La Ciudad Kurant. Estaba en la cordillera al Norte bendecida con


manantiales subterráneos. Un lugar tranquilo y apacible, pero, por otro
lado, también estaba cerca de la frontera y era sensible a las amenazas
fronterizas. Incluso, hace varios cientos de años, era un área muy
disputada. A pesar de eso, debido al camino que conectaba el Imperio y
la Unión, era un lugar próspero.

Además de su práctica de honrar antiguas tradiciones, la Ciudad Capital


de Metel estaba bien desarrollada y mantenida, y sus ciudadanos vivían
vidas fáciles.

También era un lugar con fuerte poder militar. Recientemente, habían


reforzado sus muros con material anti-magia recién descubierto. En
respuesta al Imperio expandiendo su ejército, ellos también estaban
construyendo una fortaleza como su próxima medida defensiva.

Al lado de la ciudad, que era tanto una fortaleza y un punto de acceso


para mercaderes, estaban Reiji y su grupo.

Después de derrotar a Rajas, aceptaron la invitación de Hadorious e


hicieron un desfile de victoria. Había muchos ciudadanos allí celebrando
el logro falso de Reiji de aniquilar al ejército Demoníaco.

El tiempo presente era unos días después de eso, y ellos se estaban


quedando en una posada.

No era habitual que el Héroe y la Princesa estuvieran allí, ya que, como


lo había sido en tiempos inmemoriales, el Héroe solía quedarse en la

ArtyomPDF 16
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

residencia del Rey*. Sin embargo, esta vez Titania había solicitado
residir en una posada de la ciudad.
(NT: En este caso, la residencia de Hadorious).

Dando la excusa de que él era solo un aliado, Hadorious no se quedó con


ellos. Por esta razón, la propia Titania siempre se preocupó por él.

Los calmados Reiji, Mizuki y Titania se sentaron en los sofás en círculo,


uno frente al otro.

Vertiéndose un vaso de agua de rosas, Mizuki se lo bebió de un solo trago


y suspiró.

“El desfile fue increíble, ¿huh?”.

“Sí. Probablemente gastaron más dinero que lo que gastaron en Metel”.

Reiji estuvo de acuerdo con Mizuki. El desfile había durado 3 días; tres
veces más largo que el de Metel, el cual solo duró un día.

Mizuki casualmente habló.

“Solo llegó a mí debido a este desfile, pero Kurant tiene un poco de


dinero, ¿huh? Aunque está gobernada por ese hombre...”.

“Hadorious-dono es un aristócrata de alto rango con grandes


extensiones de territorio, incluida Kurant. Con abundantes activos con
gran poder político y militar, Hadorious es un noble sin igual”.

ArtyomPDF 16
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Mientras Mizuki miraba por la ventana, con un rostro complejo, Titania


fue quien le dio una respuesta.

Hadorious gobernaba una segunda área solamente a la Capital Real. Si


ellos pensaran en los lugares que habían visitado los últimos días, había
3 cosas que hubieran notado.

El poder militar para impugnar al General Demoníaco, los activos para


celebrar un gran desfile y el poder político para hacer eso también. Él
tenía todos esos. Él también tenía una personalidad intensa que lo
correspondía.

“Pero, aun así, ¿está bien decirlo cómo lo hicimos? No es como si yo lo


hubiera hecho todo”.

La derrota de Rajas los había unido a todos. ¿No estaba diciendo que él
lo había hecho solo en exceso?

“Acerca de eso... lo siento. Pero proclamar eso también es beneficioso


para nuestro país”.

“Sí. Lo sé”.

El resultado fue que Hadorious había animado a la población cuya moral


era baja después de ver la fuerza Demoníaca. Sabiendo eso, Titania
también reconoció lo que él estaba haciendo, y Reiji lo entendía. Pero en
realidad, su contribución fue pequeña.

Mizuki respondió hoscamente.

ArtyomPDF 17
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Qué historia tan común. Usar los logros de otros y la situación en su


propio beneficio; apesta a nobles. Y luego incluso apelan a otros países”.

“Eso es precisamente cierto, y es por eso que no puedes ser descuidado


con Hadorious. Atrapó a Suimei en una trampa y usó a Reiji-sama con
fines políticos, todo el tiempo manteniendo a Graziella-dono bajo
control”.

Diciendo eso, Titania advirtió repetidamente a Reiji que no sea


negligente con Hadorious. Ella era extremadamente cuidadosa con él.
Desde que Reiji conoció a Hadorious, él había tenido un mal
presentimiento sobre él. Al principio pensó que era solo que no le
gustaba, pero ahora se dio cuenta de que probablemente era más que
eso.

Mientras pensaba eso, Reiji le preguntó a Titania.

“Hey, Tia. ¿Qué piensas de la forma en que Suimei y los demás fueron
utilizados como señuelo? Aparte del hecho de que él y yo somos amigos
y todo, al final, las personas del Reino Astel...”.

“Es cierto, para mí el asunto es complicado. Si pienso en el daño causado


a los Demonios y a las personas, entonces es posible que no haya otra
manera”.

A partir de eso, Titania bajó su cabeza solemnemente.

ArtyomPDF 17
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Ante su repentina reverencia, Reiji y Mizuki no supieron cómo


responder, dejando escapar ruidos incómodos mientras Titania se
disculpaba.

“Lo siento mucho, Reiji-sama y Mizuki. Cuando me enteré de ello, eso es


lo que estaba pensando”.

“Bueno, está bien. Supongo que en los zapatos de Titania uno solo podría
pensar de esa manera. ¿Verdad, Mizuki?”.

“... Sí”.

A pesar de haber estado de acuerdo, Mizuki se quedó con un rostro triste


como si la obligaran a hacerlo.

Para ella, Suimei era su primer amigo íntimo. Él no era su amante, pero
muy bien podría haber sido. Una vez más mirando a la ventana, ella se
lamentó un poco.

“Suimei-kun. Al final no pudimos encontrarte, ¿huh?”.

“Está bien. Si es Suimei, entonces él definitivamente está bien”.

“¿Debido a que es astuto?”.

“Sí. Y, además, ¿recuerdas lo que dijo Sensei?”.

Diciendo eso, Reiji recordó las palabras de Felmenia.

ArtyomPDF 17
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

–Si es acerca de Suimei, entonces seguro que está bien.

Cuando se separaron, ella había dicho eso. Aunque seguramente fue por
consideración a sus preocupaciones.

“Su voz no sonaba calmada. Teniendo en cuenta a Flama Blanca-dono


siendo Flama Blanca-dono, ella podría saber algo. Tampoco es imposible
que ella capturara Suimei”.

“Capturar... ¿cómo?”.

“Eso sería por magia después de todo. Incluso en nuestro país, Flama
Blanca-dono es la genio hechicero que empuña una magia nunca antes
vista, incluso en nuestro país”.

“Ah...”.

En palabras de Titania, Mizuki recordó las palabras de Felmenia. Reiji


también apretó sus puños.

En ese momento, ellos escucharon un golpe. Poco después, la voz de


Roffrey.

“Discúlpeme. Reiji-sama, ¿puedo entrar?”.

“¿Roffrey? Ah, sí”.

ArtyomPDF 17
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Entonces .... E-Esto es, ¡Princesa Titania! ¡Lo siento!”.

¿Qué podría estar mal con Roffrey? Tenía un rostro como si hubiera
hecho algo malo al entrar y bajó su cabeza apresuradamente. Lo más
probable es que tuviera algunos pensamientos extraños, ya que pensó
que solo eran Titania y Reiji.

“No, está bien. Mizuki también está aquí”.

“¿Eh? Oh, eso es verdad”.

Lentamente puso rostro de asombro mientras lo decía. Fue un buen


descanso en la atmósfera. Con eso, Mizuki lo miró con una sonrisa.

“Hey, ¿en qué diablos podrías estar pensando?”.

“¡¿Ha?! ¡No hay forma de que pudiera pensar algo extraño!”.

“¿Pero no dije nada?”.

“A, Awaaaaa”.

Al darse cuenta de su error, Roffrey miró hacia un lado y a otro, mientras


entraba en pánico.

Sintiendo lástima por el hombre, Reiji dijo: “Mizuki” en voz alta.

ArtyomPDF 17
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Entonces, Mizuki confesó y le dijo que era una broma todo el tiempo,
teniendo un rostro agradable pero travieso.

Reiji luego preguntó por el asunto que Roffrey tenía.

“Roffrey, ¿qué pasa?”.

“Sí, ha llegado un mensajero de Lord Hadorious”.

Reiji, respondiendo a la repentina invitación de Hadorious, siguió al


mensajero y pasó a sus terrenos. En este momento, él estaba frente a su
habitación privada con un difícil rostro.

Luego, escuchó música de algún lado. Un músico debe haber comenzado


a tocar. La música resonó en el aire y las paredes; una melodía relajante.
Mientras escuchaba la música, Reiji se preparó para entrar a la
habitación.

Cuando salió de la posada antes, Titania le había dicho que fuera


prudente y Mizuki que tuviera cuidado. La otra parte era Hadorious. A
pesar de que había escuchado no forzarse, al pensar en eso, negó con su
cabeza.

El noble, que lo estaba esperando dentro de esta habitación, no era otro


que Hadorious, así que él no podía ser descuidado. Era solo una
conjetura infundada, pero él tenía la fuerte sensación de que de aquí en
adelante recibiría una audiencia de Hadorious muchas veces. No hubo

ArtyomPDF 17
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

necesidad de decir que él no quería hacer eso. O, mejor dicho, era que él
sabía que Hadorious era un hombre de ritmo rápido.

Repensando su determinación, Reiji llamó a la puerta.

Hadorious preguntó quién era, y respondiendo que había llegado,


escuchó un “entra”.

Entrando, ante sus ojos estaba una lujosa habitación de recepción.


Dando un paso adentro, ellos dieron un intercambio de saludos de
negocios. De pie frente a la puerta, vio a Hadorious sentado
elegantemente en una silla.

“Héroe-dono, ¿no se sentará?”.

“En mi país, los visitantes se sientan en el asiento cuando se les dice que
lo hagan, así que estoy un poco indeciso de solo sentarme en cualquier
lugar”.

En esas palabras, Hadorious tenía una expresión incomprensible


mientras levantaba su voz en un ligero desconcierto.

“Hou... el país del Héroe-dono parece valorar bastante el respeto.


Entonces, ¿debo decirle dónde sentar?”.

Siguiendo su mirada, vio una copa sobre la mesa que reflejaba su rostro
y un líquido rojo tembloroso.

“¿Es esto alcohol?”.

ArtyomPDF 17
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Sí, es vino de uva. El sabor no está mal”.

No está mal, ¿huh...? Pero…

“Lo siento mucho, pero...”.

“¿No bebe?”.

“En mi país, los que no son mayores de edad no pueden beber, así que
me abstendré”.

Con un rostro decepcionado, Hadorious tomó otro trago.

“Hmm, ¿entonces hay alguna razón para eso?”.

“Hasta que alcanzan los 20, la capacidad de las personas para procesar
el alcohol es baja. El alcohol que permanece en el cuerpo tiene efectos
adversos, por lo que existen tales leyes en el lugar”.

Escuchando la explicación, Hadorious miró el contenido de su copa.

“Para la bebida que contiene la sangre de la Diosa, había ese tipo de


cosas, ¿huh? Y para que sea prohibido, cuán duro... o más bien, tal vez
sea para elevar el talento de las personas tanto como sea posible”.

ArtyomPDF 17
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Como si se hubiera olvidado de Reiji, miró su copa mientras le decía eso


a nadie en particular. Estaba sumido en profundos pensamientos. Al
inmóvil Hadorious, Reiji le preguntó francamente.

“¿Por qué me llamaste hoy?”.

“No es nada, solo quería charlar con usted”.

“Esto no se siente como el ambiente de una charla por diversión”.

“Fu, lo siento”.

Lo que sentía era muy claro. Al entrar en la habitación antes, había una
atmósfera tensa que impregnaba todo el espacio. Al señalar eso,
Hadorious sonrió desdeñosamente como si hubiera pasado y dio una
disculpa que no podría tener ningún significado real.

Hubo una relajación en su comportamiento. La compostura del fuerte.


Como él era un Héroe, sus intenciones se transmitieron a la realidad.

Con una mirada monótona, Hadorious miró con simpatía la copa y luego
habló:

“¿Por qué usted, el Héroe, ha asumido esta subyugación del Demon


Lord?”.

“Para salvar a las personas de este mundo”.

ArtyomPDF 17
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Lo que Reiji dijo fue lo mismo que le había dicho a Almadious. Incluso
ahora esa razón no había cambiado. Sin embargo, Hadorious…

“Las personas que usted intenta salvar no tienen ninguna relación con
usted, ¿correcto? Usted no ganas nada al hacerlo. Y, aun así, ¿aún quiere
salvarlos?”.

“¿Qué está tratando de decir, Su Señoría?”.

“Simplemente quería saber de dónde venía su noble tren de


pensamiento”.

“¿...?”.

¿Qué quería este hombre de él con ese tipo de pregunta? Entre esa
pregunta inexplicable y su rostro compasivo, él no podía decir las
intenciones de Hadorious. Si lo escudriñaba por sus ambiciones,
entonces sería obvio que estaba buscando debilidades y, sin embargo,
¿por qué este hombre le hizo una pregunta que apestaba a motivos
ocultos?

Después de mirarlo con un rostro tan desconcertante y hacerle una


pregunta tan poco interesante, Hadorious finalmente lo dejó con una
sonrisa burlona.

“Bueno, eso está bien. Entonces volveré a preguntar, ¿qué tipo de lugar
era su mundo?”.

“¿Qué tipo de lugar?”.

ArtyomPDF 17
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Sí, si usted lo compara con este mundo, ese tipo de cosas”.

¿Estaba bien simplemente comparar los dos mundos? Él había tenido


una conversación similar con Almadious y los demás.

“Si comparo los dos mundos, el otro era mucho más avanzado
tecnológicamente. Si bien este mundo tiene magia, no hay comparación
entre su conveniencia”.

“Avance tecnológico... la charla anterior sobre el alcohol. ¿Es también


debido a eso?”.

Reiji respondió en voz baja con un “sí”. Entonces, Hadorious se levantó


de repente y caminó hacia la ventana. Mientras mira el paisaje.

“Héroe-dono, ¿qué piensa de este mundo?”.

“Comparado con mi mundo original, hay algunos inconvenientes, pero


es un buen mundo”.

“Buen mundo, ¿huh?”.

En la voz de Hadorious había un matiz de desilusión. Las intenciones de


su pregunta anterior aún eran desconocidas, pero Hadorious le preguntó
otra.

“Héroe-dono, ¿qué hay fuera de la ventana?”.

ArtyomPDF 18
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Era como si él le estuviera pidiendo que mirara afuera. Reiji se acercó


ligeramente y miró hacia afuera desde el tercer piso, viendo el distrito y
las vidas de la gente trabajadora. La ciudad, que comenzó a ser envuelta
por el crepúsculo, estaba iluminada por las estrellas y las lámparas
parpadeantes. En la distancia, él podía ver las lámparas azules y verdes
características del distrito del placer.

“Eso es, ¿hay algo?”.

“Este mundo. No ha cambiado durante cientos de años. Todos se


despiertan y duermen al mismo tiempo, trabajan al mismo tiempo,
aman al mismo tiempo, tienen hijos al mismo tiempo, y luego mueren.
La tecnología permanece inactiva, los países se levantan y caen, y las
mentalidades de las personas nunca cambian. El progreso está
congelado para siempre”.

Diciendo eso, Hadorious remarcó: “Este lugar es para siempre el patio


de juegos de la Diosa” en una distante voz. ¿Este hombre lamentaba ese
hecho, odiándolo? Es cierto que la civilización y los avances culturales
estaban estrechamente vinculados a la naturaleza de los seres humanos.
Si bien todos tienen las cosas que quieren, ¿no es desear que lo imposible
sea una cuestión diferente?

“Y usted, Héroe-dono, que ha venido de un mundo avanzado, ¿todavía


cree que este mundo es agradable?”.

“La paz y la seguridad de las personas, ¿no es así como debería ser? Los
cambios irracionales resultan en disputas y conflictos. En el otro mundo,
tales disputas y conflictos aún no han desaparecido”.

“...”.

ArtyomPDF 18
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Hadorious permaneció en silencio y Reiji se sumió en sus pensamientos.

“–Es un poco repentino, pero, Héroe-dono me gustaría que vaya al


Imperio”.

“¿Eh?”.

“En el Imperio, Graziella comenzó a moverse. Usted, con su moral y sus


creencias, me gustaría que permanezca allí por un tiempo”.

Hadorious claramente declarado tal cosa. Esas palabras, que no dejaban


lugar a disputas, obviamente entraban en conflicto con los planes de
Reiji.

“¿Es eso una orden?”.

“Por supuesto”.

“Pero no tengo tal obligación. Mi prioridad número uno es la


subyugación del Demon Lord Nakshatra”.

“Tiene razón. Pero Héroe-dono. El que vino corriendo fue Gregory,


¿verdad?”.

Mientras lo decía, la atmósfera que impregnaba la habitación cambió.


Por supuesto, el motivo no fue otro que el de Hadorious y Reiji.

ArtyomPDF 18
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Eso, ¿es eso una amenaza?”.

“Si así es como usted quiere tomarlo, está bien. Es solo que él no ha
violado ninguna reglamentación militar. Aunque tampoco ha sido
investigado. Así que sus pensamientos son acusaciones infundadas”.

“¡Tú! ¡Además de usar a mi amigo como cebo, ¿dices eso?!”.

“Eso fue simplemente salvar a la mayoría al tirar a la minoría. ¿Qué? Si


se trata de su amigo, está bien solo esperar. Después de todo, la
búsqueda aún continúa. Ya sea que esté vivo o no, eventualmente
encontraremos algo. Simplemente no tenemos ninguna información en
este momento”.

Diciendo eso, Hadorious resopló como si todo esto fuera solo una charla
aburrida.

“Aunque probablemente esté muerto”.

“¿Cómo te atreves a hablar así?”.

A medida que la ira de Reiji se intensificaba, Hadorious respondió


cortantemente: “Es solo una posibilidad”.

“¿No crees que le has hecho algo malo a Suimei?”.

“Si digo que lo hice, ¿dejará de ser tan amargado?”.

ArtyomPDF 18
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡T-Tú!”.

Esa pregunta era imperdonable. Apretando sus dientes y mirando a


Hadorious, la ira de Reiji se desbordó. No era que hubiera olvidado sus
modales, sino que su ira los había abrumado. Sin embargo, a pesar de
eso, Hadorious continuó como si nada estuviera mal.

“Suimei Yakagi, ¿verdad? Esa persona fue solo un error del ejército. No
hay razón para dirigir esa ira hacia mí”.

“¡Desgraciado!”.

Reiji no pudo controlarse y lanzó un golpe. Hace tiempo que perdió su


autocontrol. Él tenía pocos pensamientos sobre las consecuencias de sus
acciones, en este momento no tenía la mente para pensar acerca de eso.

Su puño fue detenido con una mano por Hadorious.

“¿Qu-...?”.

“Hmm”.

Hadorious estaba mirando a Reiji con una mirada aburrida.

‘Este hombre…’.

ArtyomPDF 18
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Él no había usado toda su fuerza. Sin embargo, teniendo en cuenta que


su poder se incrementó enormemente debido a la bendición de la Diosa,
y que Hadorious había detenido su puño sin pestañear.

Soltando su puño, Hadorious se giró y una vez más miró por la ventana.

“La concentración es vital. Así usted todavía está lejos del Demon Lord.
Es necesario que gane experiencia y se fortalezca. Por cierto, sobre el
Imperio...”.

Reiji no tenía otra opción, considerando que Hadorious daba a entender


que le haría algo a Gregory.

“... Iré al Imperio. Pero no toques a Gregory ni a los que están cerca de
mí. Y entonces, sobre Suimei”.

“Ayudaremos con la búsqueda. Después de todo, él todavía es útil”.

“Tú...”.

¿Todavía estaba diciendo eso? Pero las manos de Reiji estaban atadas en
esta situación. Era frustrante, pero Reiji silenciosamente se giró,
haciendo una demostración de resistencia tranquila.

En el momento en que llegó a la puerta y agarró la perilla...

“–Héroe-dono, hay algo que necesito decirle”.

ArtyomPDF 18
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Qué?”.

“A partir de ahora usted conocerá a muchos enemigos. Habrá humanos,


sí, pero también muchas otras razas”.

¿Por qué estaría diciendo tal cosa? ¿No podría ser eso…?

“¿Solo quieres decirme que lo que yo le dije a Rajas fue idiota?”.

“No, eso fue un alivio para mí también”.

“¿Eh?”.

Lo que Hadorious dijo fue inesperado para Reiji. Ciertamente, él pensó


que Hadorious diría algo sobre cómo Reiji le preguntó al Demonio por
qué peleaban.

“Héroe-dono, este lugar es diferente a su mundo. Es bueno pensar sobre


las cosas aquí y cambiar sus acciones en consecuencia. Pero no tiene
sentido pensar solo en asuntos relacionados con su lucha con los
Demonios”.

“¿Qué quieres decir con eso?”.

“Estoy hablando de él. Él no necesita alguna razón para atacar a


humanos y otras razas, predigo que es posible que usted descubra que es
una existencia enorme que en sí misma existe para causar la caída de la
humanidad”.

ArtyomPDF 18
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Una existencia enorme? Eso, ¿qué podría...?”.

“En este momento, usted no necesita saber eso. Por lo tanto, su pregunta
es innecesaria”.

Con eso, Hadorious cerró el asunto. Si eso era un consejo o una


advertencia, Reiji no sabía.

“Entonces, ¿eso es todo?”.

“Sí, por eso. Hay una cosa más”.

¿Qué razón podría tener para decir tanto? Mirando por la ventana, hizo
otra pregunta.

“Héroe-dono. Después de todo esto, ¿qué es lo que usted desea?”.

“Nada en particular. No necesito nada”.

“Estatus, honor, riqueza, mujeres. ¿Usted sabe que todo lo que


posiblemente desee en esta tierra está a su alcance?”.

“Qué grosero. No estoy luchando por algo como eso”.

“Ya veo. Entonces eso es todo. Vaya al Imperio y tómase su tiempo y


descanse”.

ArtyomPDF 18
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Saliendo sin decir una palabra, Reiji se dirigió hacia la posada.

“Un Héroe invocado...”.

Desde el tercer* piso, Hadorious miró tristemente la espalda de Reiji


mientras él se iba antes de girar su mirada al cielo. Mientras los cielos se
oscurecían hasta un oscuro atardecer, Hadorious, solo, le hizo una
pregunta en voz alta a Reiji, quien no estaba presente.
(NT: Decía segundo piso, pero que recuerde, habían dicho antes que estaban desde
el tercer piso).

“Héroe Reiji. ¿Qué piensa de este mundo? Antes, cuando dijo que
pensaba que este mundo era bueno. ¿Eran esos sus verdaderos
sentimientos? ¿Este mundo podrido y helado que no tiene futuro a causa
de la Diosa?”.

No hay ninguna biblioteca.

Filas Philia en el Imperio. La Capital de un país con un ejército que se


controla y solo se mueve debido a las órdenes del Emperador y se dice
que es un estado militar tanto para ellos como para otros países. Si uno
escuchara eso, podría pensar que es un estado brutal, pero también se
destacaba en lo académico y el control de información, con una
biblioteca espléndida. Supuestamente teniendo una colección de libros
que se remonta a la fundación del país, era el lugar más adecuado para
reunir información.

ArtyomPDF 18
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Eso fue lo que Suimei escuchó antes de dirigirse allí, pero, después de
buscar y buscar un edificio como ese, no encontró nada. En este punto,
podría ser correcto decir simplemente que no hay una, pero…

“¿Eso es...?”.

No era como si Suimei no tuviera ningún sentido de dirección. Si bien es


cierto que Suimei se había perdido en el Castillo de Astel, Camellia,
dejando eso de lado, la estructura de la ciudad de Filas Philia era
realmente confusa. El camino principal estaba bien, pero tan pronto
como uno entraba en una de las calles de ramificación, no había más que
residencias. Habiendo salido en una dirección aleatoria, él trató de
regresar, pero, al final, se perdió en este laberinto parecido a un
laberinto*.
(NT: Redundante, pero las palabras se traducen igual. La primera es “Labyrinth”,
que es un laberinto formado por un solo camino; es decir que tiene una entrada y
una salida solamente. Es, también, una red compleja y confusa de pasadizos, pero
se parece más a un espiral; y la segunda es “Maze”, el cual es un laberinto con
diferentes caminos que se abren en distintas direcciones y que uno tiene que elegir.
Incluye también pasajes sin salida).

De repente se detuvo y miró a su alrededor. A su lado estaban los sectores


de placer aparentemente interminables. Justo antes estaban los vívidos
ladrillos rojos del distrito residencial. ¿Cómo diablos él había terminado
aquí? A este ritmo, no podría averiguar nada sobre la invocación del
Héroe.

Con grandes dolores, él finalmente había llegado a un lugar donde


podría descubrir más sobre el ritual de invocación y, sin embargo, aquí
estaba en otra situación difícil.

Pensando que usaría magia para resolverlo, en ese momento…

ArtyomPDF 18
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Estás… en el camino. Espacio. Muévete, por favor”.

Él escuchó una linda voz con pausas inusuales, que sonaba como alguien
que estaba aprendiendo a escuchar. Pero también tenía un elemento de
irritación tejido como si lo regañara. Dando vuelta, vio una figura
familiar.

Con coletas purpuras, y un elaborado parche en el ojo, la apariencia de


lolita gótica de otro mundo era sorprendente. Él tenía razón, era
familiar. O más bien, inolvidable.

Sin duda era la chica que conoció en la estación, Liliana Zandyke.


Aunque parecía que ella no estaba sola. Frente a ella había dos hombres
con túnicas encapuchadas rojas que estaban uno frente al otro. A
primera vista, podría decir que ambos no estaban allí para ser amigos.

Uno de los hombres con túnica se giró y habló con Liliana, con rostro de
regañar a un niño irracional.

“Estaría bien si hicieras lo que transmitiste antes a tu padre”.

“Moles… to. No tengo posición para interferir con el objetivo del


coronel”.

“Haremos algo al respecto. Estoy diciendo que quiero que esté callada”.

“¿Cuántas veces tengo que hacerte parar de decir las mismas cosas?”.

ArtyomPDF 19
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

El hombre preguntó cortésmente. Liliana dijo que era inútil, que no tenía
intención de echarse atrás. A lo cual, uno de los hombres con túnica
respondió con desagrado.

“Incluso si preguntamos así, ¿no escucharás?”.

“Sí. Es por eso…”.

“Entonces no se puede evitar, creo que tendré que hacer que sientas algo
de dolor”.

Al decir eso, uno de los hombres comenzó a reunir un poco de su magia.


En ese instante, también sacó un bastón casi tan larga como su brazo. En
respuesta, Liliana no mostró miedo ni sorpresa, y cercioró sus
intenciones.

“¿Estás seguro de que quieres decirme eso, uno de la Élite Doce?”.

“¿Hah? ¿Una de las armas humanas del Imperio? Al final todo es una
exageración. ¡Después de todo, no eres más que una mocosa!”.

“Si no me escuchas, entonces no se puede evitar. Pídele perdón a mi


padre”.

... Suimei no conocía las circunstancias, pero parecía que había algún
problema. Honestamente hablando, parecía dos adultos atormentando
a una niña. Aunque si consideras el hecho de que Liliana era parte de la
milicia...

ArtyomPDF 19
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

‘Pero ella es solo una niña, ¿huh?’.

Teniendo algo como esto suceder aquí solo ocasionará problemas más
adelante. Él no tenía ninguna razón para salvarlos, pero tampoco tenía
ninguna razón para no hacerlo. Al acercarse, habló.

“Ah... si estás en medio de algo, lo siento, pero, uh”.

“¿Qué es eso?”.

“Tú eres...”.

Las tres personas se giraron hacia Suimei. Ellos tenían diferentes


reacciones, un rostro retorcido como si él estuviera en el camino, otro
dudoso y el tercero sorprendido en reconocimiento.

“Ustedes chicos, ¿qué están haciendo intimidando a una pequeña chica


en este tipo de lugar?”.

“¡¿Qué?! ¡Un chico sin relación se está metiendo!”.

“No se puede evitar, resulta que estoy aquí después de todo”.

“¿Aquí y eso qué?”.

“Los adultos están intimidando a una chica”.

ArtyomPDF 19
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Bueno, como quiera que lo mire, es tu victoria, pero, ¿qué dirías si vieras
algo como esto?”.

“¿Que esos hombres con túnica parecen estar haciendo algo?”.

El hombre de la túnica lisa, que hablaba, insinuaba sus verdaderas


habilidades, pero, en primer lugar, Suimei no lo sabía. Respondiendo
con desprecio en una voz orgullosa, el rostro del hombre, que hablaba
suavemente, distorsionó el pasado de la irritación.

“¿Eres un pueblerino que no conoce las túnicas especiales que usan las
personas de alto rango?”.

En ese momento, Liliana habló con cautela.

“¿Por qué… estás aquí?”.

“¿Hmm? Solo vine por este camino cuando esto sucedió”.

“¿Hay algo mal con tu cabeza? No tienes… nada que ver con esto”.

Liliana rechazó su respuesta. “Como no tienes motivos para


entrometerte, vete”. Es el significado subyacente detrás de sus palabras.

“¿Es alguien que conoces?”.

“No… no...”.

ArtyomPDF 19
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Ah, nos conocimos antes y nos entendimos un poco”.

“¡! ¡Tú!”.

Expuesta por su mentira piadosa, Liliana se enojó y secretamente le sacó


su lengua. “Iba a dejarte ir, pero parece que no me dejarás hacer eso”, es
el significado que tenía.

“Ya veo. Así que él no está sin relación”.

“Entonces también te lastimaré”.

Acompañando sus palabras estaba un aumento en el poder mágico. El


hombre, que hablaba suavemente, también sacó su bastón mágico. La
Capital Imperial era un lugar más peligroso de lo que él había pensado.
Mirando hacia un lado, Suimei vio a Liliana mirándolo con una mirada
asombrada.

“Un idiota, ¿no? No tener relación con esto y aun así interferir. O más
bien, no teniendo alguna relación, eres un idiota”.

““Idiota”, qué mala. Si viera esto y acabara por abandonar a una niña,
esto volvería para perseguirme, por supuesto que me involucraría. Más
bien, ¿qué sucedió realmente en el mundo para que se volviera así?”.

“Eso no tiene absolutamente alguna relación contigo. Retrocede. Esas


personas están incluso en los altos rankings del Gremio Imperial”.

“Qué considerada”.

ArtyomPDF 19
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Como Suimei rechazó la orden de Liliana, en ese momento…

“¿Estás seguro de que tienes tiempo libre para hablar en este


momento?”.

Diciendo eso con una sonrisa burlona, el hombre vulgar comenzó a


lanzar un hechizo. La magia en expansión, como si obedeciera algo, latía
cuando la construcción del hechizo se aceleró rápidamente. A medida
que el hechizo se acercaba a su finalización, finalmente se expresó el aria
de invocación.

“... flama, ¡Red Blaze*!”.


(NT: Resplandor Rojo / Llamarada Roja / Fuego Rojo).

Era una magia compuesta principalmente por la palabra clave de


invocación. Cuando el pilar de la flama comenzó a surgir, el tosco
hombre hablante movió su brazo como un 八 y el pilar se movió en
concordancia. Cuando sus brazos se movieron, la flama finalmente tomó
una forma como una espada, y entonces, el hombre encaró a Liliana y
bajó la espada. El ataque vino del lado derecho frente a ella. Para la
parche de ojo Liliana, era un punto ciego.

Sin embargo, Liliana lo evadió por poco, y la espada de flamas se estrelló


contra el suelo, rompiéndose en fragmentos.

La misma escena se repitió hasta que el suelo ardió y un hedor se elevó


en el aire.

ArtyomPDF 19
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

La espada de flamas pudo haber rozado a Liliana, ya que una parte de su


ropa estaba quemada.

“Heh, no parece que estés hablando ahora, arma humana. ¿No es solo
una pelea unilateral? Supongo que tus logros fueron todos mentiras”.

“El supuesto valor en el campo de batalla no es más que buenas historias.


Estás peleando en el campo de batalla, después de todo, deben haber
sido solo mentiras, le has dicho al Capitán Rogue que elevara tu propio
rango”.

Los hombres lanzaron burlas ante la falta de contraataque de Liliana. En


respuesta, por un momento, Liliana irradió un aura peligrosa. Pero los
hombres no se dieron cuenta, haciendo que Liliana hablara en una
mezcla de sorpresa y su voz normal.

“Solo… ser capaz de rozar a pesar de atacar desde el punto ciego, aun
así… tan fácil...”.

Tan pronto como ella dijo eso, la presión aumentó. Fue obra de Liliana.
Suimei también había recibido esto antes, pero ahora no era la estación.
Su densidad mágica al máximo, ella quería privarlos de su superioridad.
Para las peleas entre magos, la capacidad de percibir el poder mágico era
de suma importancia. Si uno expandiera su propia área de control,
podría obstruir al oponente de invocar hechizos.

“¿Qué diab-...?”.

¿El hombre grosero realmente tenía tiempo para hablar? El hombre que
hablaba suavemente comenzó un conjuro.

ArtyomPDF 19
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Ku— ¡no me tomes a la ligera! Oh, viento, ese eternamente...”.

Magia de viento él probablemente no pensó nada en Suimei, solo


apuntando a Liliana. Al pensar eso, Suimei juntó magia en su dedo índice
y comenzó a manipular los alrededores.

“Pediré algo de esa magia de fuego”.

Con eso, tan despreocupadamente como tomando prestada una goma de


borrar de un amigo, el fuego del hombre se dispersó y luego comenzó a
construirse y reunirse en la yema del dedo de Suimei. Era como si el
fuego desapareció por una fracción de segundo y ahora el mismo fuego
comenzó a concentrarse en las puntas de los dedos de Suimei.

“¿Qu-...? ¡¿Mi flama simplemente?!”.

El hombre malhablado exclamó su sorpresa. Mirando a Suimei, exigió


una explicación.

“Bueno, solo te dije que iba a pedirlo prestado”.

“No hay forma de que puedas...”.

No existir, ¿huh? Suimei, adivinando los pensamientos del hombre,


tomó un profundamente respiro.

“Entonces ellos son una de esas personas. No importa a dónde vaya,


habrá personas que nieguen las cosas que suceden frente a sus rostros.

ArtyomPDF 19
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Por lo general, ni siquiera piensan en cómo podría haber sucedido al


principio”.

“¿Por qué mierda estás murmurando? ¡Escúpelo ya!”.

“Te dije que lo había tomado prestado. Solo un poco más y tendré el
control total. Bueno, entonces, no quiero escuchar más de esta cháchara
sin sentido”.

Mientras Suimei escupía esas palabras, el hombre que hablaba


suavemente continuó su conjuro.

“¡Viento, toma forma!”.

“Vuela”.

En respuesta, Suimei disparó el fuego robado. La magia de viento del


hombre que hablaba suavemente no era más que una brisa contra la
flama concentrada, siendo tragada lamentablemente.

Suimei no se movió ni una pulgada. Su pulgar y su dedo medio señalaron


una línea recta al brazo del hombre que hablaba suavemente. En ese
momento, él chasqueó sus dedos, el sonido sonó. El bastón del hombre
estaba hecho pedazos, su brazo se rompió hacia atrás, y lo que quedaba
era solo un espacio vacío.

“Se salió...”.

ArtyomPDF 19
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

La sorprendida voz del hombre se desvaneció. En el mismo momento en


que el humo llegó al hombre, él fue golpeado en el plexo solar.

En la palma, de la mano que golpeaba, había un extraño guante. Al verter


magia en él, su efectividad como elemento mágico era evidente. Cuando
les llegó el turno a los nervios, era evidente que los hombres habían
cometido un grave error cuando sonó un agudo grito.

El grito no continuó porque el hombre se desmayó en estado de shock y


cayó.

Mirando hacia un lado, el hombre malhablado fue aplastado por una


poderosa magia, colapsó frente a Liliana.

Confirmando que todo había terminado, Liliana habló.

“Cambiemos… ubicaciones”.

Dejando atrás a los dos hombres, Suimei y Liliana* fueron a un lugar


donde no serían reconocidos por el incidente anterior. Estaba un poco
alejado del área de la clase alta, y después de caminar durante un tiempo,
después de que los ladrillos cambiaran de rojo a gris, se detuvieron.

Palmeando el polvo de su falda, Liliana habló a regañadientes con una


voz molesta.

“Ugh, fue una intromisión… innecesaria”.

ArtyomPDF 19
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Fueron palabras ingratas. Haciéndolas caso omiso, Suimei preguntó:

“Entonces, ¿quiénes eran?”.

“No tienen… alguna relación contigo”.

Ante su rotundo rechazo, Suimei respondió: “Bueno, supongo que sí”.

“Y, ¿qué estás… haciendo aquí?”.

“Nada realmente, solo un paseo. ¿Lo estabas, verdad? Liliana”.

“No recuerdo… decirte mi nombre... ¿por qué… sabes mi nombre?”.

“¿Hmm? Ese tipo de cosas…”.

“Ya veo. Entiendo. El que arrestó la policía militar. El desafortunado…


acosador. Así que estás aquí hoy también para...”.

“No, no es eso, lo escuché del oficial en la estación. ¿Por qué soy un


acosador?”.

“Entiendo. Era una broma. Porque no puedo seguir”.

“Tú...”.

ArtyomPDF 20
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Sofocando su propia confianza, ella cerró sus ojos. Suimei dejó caer sus
hombros con cansancio en respuesta a Liliana. Era difícil entender a
alguien que decía que era una broma con un rostro tan serio.

Preocupado con Liliana, Suimei dejó escapar un suspiro cuando, de


repente, la magia que lo rodeaba se intensificó. Después de un momento,
Suimei pudo sentir un toque de ácido o veneno en el entorno. Era
diferente de antes, más o menos lo mismo que en la estación.

“Ya es hora… tu respuesta. ¿Qué estabas… haciendo aquí?”.

Los ojos de Liliana se fijaron en Suimei mientras preguntaba.

Los edificios y escenarios cercanos brillaban como la bruma del asfalto


en un día caluroso, y Liliana se acercó a través de esta densa neblina
mágica.

Era un interrogatorio.

Como si la estuviera provocando, Suimei soltó una carcajada, y luego


procedió a charlar sin sentido mientras se encogía de hombros.

“¿Qué? ¿No se les permite a los extranjeros dar un paseo? Pasé por los
procedimientos adecuados para obtener residencia en este país, ¿de
acuerdo?”.

“Esto es… cerca de los sectores de la clase alta. Merodear sin propósito
por supuesto que sería sospechoso. Ahora responde”.

ArtyomPDF 20
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Creo que eso describe a los dos hombres anteriores más”.

Liliana no respondió. Es cierto que la teniente Imperial lo había dicho.


Si ella era un soldado Imperial, entonces este cuestionamiento solo
podría ser una parte de un asunto más grande. Había una parte sobre
eso que ella no entendía, pero que podía ser ignorado.

Suimei, que no tenía ningún motivo especial para resistir, de repente se


dio vuelta con un suspiro y confesó apropiadamente.

“Estaba buscando una biblioteca. La famosa y grande biblioteca en el


Imperio”.

“¿La… Biblioteca de la Universidad Imperial?”.

“Me gustaría encontrar algo. Aquí, es esto...”.

Diciendo eso, Suimei le mostró a Liliana el mapa escrito a mano que


había recibido de Jilbert.

“... ¿Por qué estás hablando de esa manera? No seas demasiado amistoso
conmigo”.

“¿No está bien? Ahora dime. Incluso traje dulces”.

" No lo necesito. No me trates como a una niña, por favor. Además, el


mapa está mal...”.

ArtyomPDF 20
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Uh...”.

Señalando esto y aquello, ella en realidad era bastante amable. Pero ¿qué
estaba mal con el mapa? Cuando Suimei frunció las cejas, Liliana volvió
a mirar el mapa y luego volvió a decir que estaba equivocado.

“... Esa estúpida loli legal. Ella solo te dijo mentiras”.

La jefa del lugar donde vive Suimei. Jilbert Gliga. Ella se llevaba bien con
Lefille, encontrando tiempo libre para ir a la casa y usar palabras
groseras contra Suimei, pero eso era relevante, pero hoy, cuando le dijo
que iría a la biblioteca, ella dibujó alegremente un mapa. Tenía buen
humor, y Suimei había pensado que tenía una personalidad agradable,
pero parecía que tenía un carácter bastante generalizado.

Para Liliana, quien declaró que: “Hay cuatro caminos equivocados”,


Suimei respondió exasperadamente: “¿En serio?”, ya que no podía hacer
otra cosa que suspirar. Después, tendría que desahogarse con Jilbert o
darle algún tipo de castigo.

“Entonces, uh, ¿cómo debo proceder desde aquí?”.

“Por eso… yo”.

“Está bien. Agregaré tres caramelos más. ¿Estamos bien ahora?”.

“¿Por qué estás… tratando de cebarme con dulces?”.


(NT: El rumoreado pedófilo entra en acción :v).

ArtyomPDF 20
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿No te atrae? Entonces, ¿qué tal un juguete?”.

“T-Tú...”.

Al no escuchar a Suimei, Liliana tembló. Pero tal vez comprender que


era inútil, suspiró como si significara que era la victoria de Suimei.

“... Lo entiendo. Te guiaré, así que ven”.

“Lo siento Definitivamente te compraré dulces, así que, por favor,


perdóname”.

“No los necesito. Una vez que hayamos terminado, vete lo más pronto
posible”.

Qué cortante.

Cuando Liliana abrió el camino, Suimei la siguió. Ocasionalmente,


Liliana se daba vuelta y hablaba dependiendo de la atmósfera, aunque
ella mantenía su tono frío y peligroso.

“De una forma u otra, eres bastante agradable”.

“¿Dijiste algo?”.

ArtyomPDF 20
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No, no fue nada. Entonces, ¿qué estabas haciendo en esta área, Liliana?
¿Podría ser que te involucraste en algo?”.

“... Patrulla”.

Mientras Suimei continuaba, finalmente en el camino correcto a la


biblioteca, decidió que era hora de preguntar, lanzando una pregunta a
Liliana, quien puede o no puede estar particularmente dispuesta a
responder.

“Estás trabajando duro. Pero bueno, ¿no es ese el trabajo de la policía


militar?”.

“Tú sabes bien. Tienes razón, pero recientemente ha habido bastantes


incidentes en la Capital Imperial, por lo que están cortos de manos”.

“Ah, los incidentes de coma, ¿verdad?”.

“Sí. Si no quieres quedarte atrapado, no deberías caminar solo en lugares


como ese”.

Escuchando eso, Suimei hizo una conclusión apropiada.

“Es decir, ha estado sucediendo en los distritos de clase alta”.

“...”.

ArtyomPDF 20
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Holaaa, responde, por favor”.

Liliana no respondió, caminando en silencio sin darse la vuelta. Tal vez


estaba prestando atención al camino, aunque antes estaba mirando
hacia atrás y hablando con bastante frecuencia.

No podría ser porque él estaba más o menos en o cierto, ¿no? Justo antes
de que Suimei estuviera a punto de hablar, para librar el incómodo
silencio, Liliana habló.

“... Hay algo que quiero preguntar”.

“¿Qué es?”.

“¿No… tienes miedo de mí?”.

Mirando hacia atrás levemente, ella miró a Suimei.

“¿Huh? No, pero... ¿por qué de repente estás preguntando algo así?”.

“Aunque te amenacé, simplemente continúas como si nada hubiera


pasado. Otras personas simplemente se encogerían de miedo, pero antes
realmente me ayudaste a tratar con esas dos personas. ¿Por qué?”.

“Bueno, cuando trataste de obligarme, estaba un poco nervioso. ¿Y no


eres más joven, también? En realidad, fue bastante embarazoso”.

ArtyomPDF 20
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Ciertamente, si uno tiene mucho poder mágico, tendrá una gran


habilidad para dominar un área. Si uno puede dominar unilateralmente
el área, definitivamente tendría un efecto mental. Por lo tanto, esa vez,
cuando ella trató de obligarlo, el hecho de que el aire estaba lleno de su
poder mágico fue la razón principal de su nerviosismo.

Pero si sucumbes a eso, entonces estarías indefenso. Era cierto que el


espíritu de Liliana, el Ácido Psíquico de miasma, era bastante poderoso,
pero Suimei no era común.

“... Ya veo. Eres extraño”.

Diciendo eso, Liliana dio media vuelta. Definitivamente habría personas


que pensaran que se ve misteriosa. Además, sus logros militares solo
crearían miedo en la gente común. ¿Pero por qué ella pensaría que él se
congelaría solo por algo así?

“O más bien, tal vez debería decirlo, me puse un poco tenso


inconscientemente”.

“Bueno, más o menos. Pero mis superiores me enseñaron que tal cosa es
necesaria. Para el ejército, es importante que no se te olvide. Inspirar
temor o admiración en tu enemigo es esencial”.

Para las palabras de Liliana, Suimei suspiró. Apartando su mirada de ella


y mirando al cielo, habló.

“Mentirosa”.

“...”.

ArtyomPDF 20
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Verdad? Ese comportamiento coercitivo con el que siempre andas, no


es para abrumar al enemigo, sino para protegerte. Es una especie de
vigilancia. ¿Me equivoco?”.

“¿Por qué… crees eso?”.

“Con esas personas no había ninguna razón para que lo hicieras, y


reaccionas demasiado a los alrededores. En tus palabras, en tus
movimientos. Era lo mismo en la estación, y también los subyugarías
inmediatamente después. Y, por último, solo tengo un sentimiento”.

“...”.

“Esencialmente, era para mantenerlos alejados, como, por ejemplo,


cuando un perro ladra para mantener alejados a los demás. Se honesta,
¿por qué actúas tan amenazante para todos a tu alrededor? Como
cuando hablabas justo después del incidente con esos tipos antes. Sabes
que no todos los que te rodean son enemigos, ¿verdad?”.

Mientras Suimei perforó a Liliana, doblaron la esquina y vieron el cartel


de un restaurante. Allí, los niños jugaban con una pelota. Pero tal vez, al
darse cuenta de que algo estaba mal, rápidamente se dispersaron como
las jóvenes arañas.

Liliana echó un vistazo a la escena delante de ellos,

“... No hay… necesidad de responder, está ahí. Pero si hay algo que
debería decir, es que soy un militar y tú eres un ciudadano. Eso es todo
al respecto”.

ArtyomPDF 20
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Creo que sería mejor si actúas un poco más normalmente, pero...


supongo que no es asunto mío. Mi error”.

Cuando Suimei se disculpó por haber sobrepasado sus límites, Liliana


murmuró algo.

“... nombre”.

“¿Hmm?”.

“Tu… nombre. Yo no… lo sé. Es injusto que solo tú lo sepas, así que
dímelo”.

Al darse cuenta de que nunca había dado su nombre, Suimei respondió.

“Suimei Yakagi”.

“Shweimei Hakagi”.

“…”.

“¿Qué? Shweimei...”.

“No, no, Suimei Yakagi”.

“Shu... Su... Suimei Yakagi. ¿Así?”.

ArtyomPDF 20
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Suimei asintió, lo que significaba que estaba lo suficientemente cerca.


Cuando Liliana remarcó: “Tu nombre, cambiado”, Suimei sonrió
irónicamente.

Intercambiando nombres y girando en otra esquina, se encontraron con


un hombre con atuendo militar. Con el cabello negro grisáceo, era un
hombre en su mejor momento. Con una espada en su espalda, estaba
vestido limpiamente y con precisión.

Al verlo, Suimei lo reconoció desde antes. Fue el hombre de la Iglesia a


quien Lefille reconoció como fuerte. Cuando los ojos de Liliana pasaron
sobre él, ella se puso rígida como si estuviera nerviosa.

Parecía que ella lo conocía. Cuando el hombre la vio, puso una mirada
un poco estricta y se acercó.

“Liliana. ¿Qué estás haciendo aquí?”.

“Coronel...”.

Su suposición había sido acertada. Liliana parecía sorprendida, y atada


con una mirada nerviosa, no respondió.

“Liliana. Responde”.

“E-El asunto del que usted estaba hablando, estaba investigando esta
área”.

ArtyomPDF 21
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Ese asunto? No necesitas hacer eso. Es el trabajo de otros”.

“Pero…”.

" Solo necesitas escuchar mis palabras. No hagas cosas innecesarias


fuera de lo que te han asignado y compórtate”.

“... Sí”.

Con una mirada penetrante, el coronel dijo palabras tan estrictas, a lo


que Liliana visiblemente hundió sus hombros. La escena causaría
angustia a cualquier chico.

Sin embargo, las palabras del hombre eran ciertamente...

“¿Tú eres? ¿Por qué estás con Liliana?”.

“¿Eh? Yo era el chico siendo guiado a la biblioteca Imperial. Todavía no


estoy familiarizado con el área, así que cuando me perdí, ella me ayudó”.

“Ah...”.

“¿No eres del Imperio?”.

“Hace poco vine aquí”.

ArtyomPDF 21
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Después de la brusca respuesta de Suimei, el hombre lo examinó de pies


a cabeza y luego cerró sus ojos. ¿Estaba buscando algo sospechoso? ¿Y
ahora se dio cuenta de que no había tal cosa? Tomando un respiro, habló
en una tranquila voz.

“Ya veo. Es cierto que la Capital no es muy segura en este momento. Es


especialmente cierto para los lugares que no conoces bien, así que por
favor, no andes por ahí por la noche”.

“Gracias, lo tendré en cuenta”.

“Y, para la biblioteca Imperial, ve al final y luego gira a la izquierda.


Podrás verla desde allí”.

Parecía que él quería que fuera solo desde aquí.

Suimei hizo una pequeña reverencia y le dio las gracias una vez más, y
luego, el hombre se giró hacia Liliana y dijo una palabra.

“... Vamos”.

“Sí”.

Sin queja, Liliana siguió detrás del hombre. Dando la espalda a Suimei,
salieron por un pequeño camino. Cuando sus sombras se desvanecieron,
no dejaron ninguna pista de estar allí en primer lugar.

“No tuve la oportunidad de comprar los dulces...”.

ArtyomPDF 21
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Al ser dejado atrás, Suimei comentó eso. Pero dado que ambos vivían en
la Capital Imperial, existían muchas posibilidades de que volvieran a
encontrarse. Era una promesa unilateral, pero él definitivamente la
cumpliría en ese momento.

... Liliana le había dicho a ese hombre que era una investigación.
Evidentemente, no era una patrulla como ella había dicho entonces. En
algún lugar él tenía una especie de sentimiento sombrío, pero, al final,
no tenía nada que ver con él.

“Bueno, está bien. Tengo cosas que debería hacer ahora”.

“Eso llevó bastante tiempo”.

Después de terminar su primer vistazo a la biblioteca, Suimei giró su


cuerpo y miró hacia la salida mientras crujía su cuello. El tamaño de la
biblioteca podría llamarse “sin igual”, y la colección de libros también
era bastante extensa. Debido a que él llegó tarde hoy, se limitó a buscar
las estanterías con los libros más importantes. Pensando que la próxima
vez que venga también tendría que preparar varias herramientas
mágicas, Suimei miró hacia el cielo.

El cielo ya era del color de la oscuridad. La luna creciente parecía que se


estaba tragando la oscuridad, como diciéndole que ya había pasado
cuando él debería haber regresado.

De repente escuchó el sonido de la puerta abriéndose detrás de él.

ArtyomPDF 21
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Disculpe. Oh, si no es Yakagi-kun”.

“Ah, señor bibliotecario”.

El que había salido era el bibliotecario Elfo que le había mostrado


alrededor del edificio hoy, Romeon. Usando el uniforme de la biblioteca,
tenía orejas largas características de los que se llamaban a sí mismos
Elfos.

“Gracias por hoy”.

“No, hace poco que me convertí en bibliotecario, así que también fue una
buena práctica para guiar a otros”.

Para sus modestas palabras, Suimei respondió alegremente.

“Bueno, lo hizo sin problemas”.

“Es debido a que soy un Elfo y también tengo autoconfianza en mi


memoria”.

Mientras decía eso, tocó su frente con su dedo índice. ¿Era buena la
memoria de los Elfos en este mundo? Ciertamente, con sus largas vidas,
que no podrían compararse con las de los humanos, la memoria podría
ser un rasgo esencial.

Después de hablar un rato, Romeon dijo: “Muy bien, con esto, me iré”, y
se fue.

ArtyomPDF 21
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Suimei también decidió regresar. Sin embargo, no conocía bien los


caminos e intentó regresar... eso es hasta que se encontró con “eso” justo
antes del distrito de clase alta.

“N...”.

Mientras camina, lo notó. El área frente a él no tenía un rayo de luz. Era


como si fuera el límite entre dos ciudades completamente diferentes; el
hermoso paisaje de la ciudad que estaba a solo unos pasos atrás como
una isla en las turbias sombras. Era antinatural. Cuando salió de la
biblioteca, debería haber habido una luna creciente. No era como si
hubiera edificios altos cerca, o que estuviera en una sombra, o que había
algo más para bloquear la luz, por lo que la oscuridad total sería
imposible.

Él podía sentir una débil presencia de magia. En otras palabras…

‘Una barrera, ¿huh? No, las personas en este mundo no saben nada de
eso, ¿debilitaron la luz para hacerlo artificialmente oscura, o algo hizo
absorber la luz?’.

Mirando a su alrededor cuidadosamente, buscó rastros de magia,


cualquier cambio en el entorno y cualquier respuesta al misterio actual.
Las sombras eran un fenómeno creado a través de la magia, al parecer.
El distrito de clase alta había caído en la oscuridad. Tal vez era la
oscuridad antes del amanecer, pero era mucho más oscura que eso. ¿Qué
podría ser esto? Él podía sentir algo por el aire inquietante.

“¡A-Ayuda! Por favor, ayud...”.

“¿Ah?”.

ArtyomPDF 21
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Repentinamente se dio cuenta de que, en medio de la oscuridad, una


persona venía corriendo pidiendo ayuda. Su voz sugería que estaba casi
en su límite — algo estaba pasando.

“¡Tú, ahí! ¡Por favor! ¡Ayúdame!”.

“Uh, realmente no me importa, pero, ¿qué ocurre?”.

En el mismo momento en que preguntó, el hombre tropezó y cayó boca


abajo. “¿Estás bien?”, preguntó Suimei, y le dio su mano, pero el hombre
en cambio giró su espalda y señaló algo.

“¡Eso! Eso está tras de mí...”.

“¿Eso? ¡¡...!!”.

Cuando Suimei estaba a punto de responder y preguntar, en ese


momento, apareció una leve presencia mágica. Tal vez porque estaba
cerca, una forma inconcebible comenzó a filtrarse desde la oscuridad.
Inmediatamente después, como si parte de la oscuridad se cortara y
tomara forma, en el espacio frente a Suimei apareció un hombre vestido
con una túnica negra de tono bajo.

“¡Hi! ¡Hiiii!”.

“...”.

ArtyomPDF 21
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Era un hombre con una túnica negra con la capucha cubriendo sus ojos,
una apariencia que no decía nada. Él estaba mirando al hombre que
había gritado de miedo. Aunque en realidad no sabía la situación, él se
puso delante del hombre que se arrastraba hacia atrás sobre su trasero,
y entrecerró sus ojos ante la sospechosa sombra.

‘¿Podría ser… este tipo?’.

Esa conjetura repentinamente flotó en la mente de Suimei. Que la


persona que causa los incidentes de coma en la Capital podría ser este
hombre. Teniendo en cuenta la situación, él probablemente tenía razón.

Habiendo sido metido en esa situación, Suimei comenzó a sentir la


adrenalina antes de una pelea, pero tal vez la sombra había cambiado de
parecer cuando desapareció de nuevo en las sombras.

“E-Estoy salvado...”.

“¿Qué fue eso?”.

El hombre colapsó de cansancio antes de apoyarse y mirar a Suimei,


mientras Suimei miraba el lugar donde la sombra había estado en duda.
Entonces, debido a que una parte no relacionada había estado allí, el
hombre retrocedió lentamente por un momento. Y con eso, el asunto
concluyó.

“... ¿Hm?”.

Mientras pensaba en la situación, de repente, un rostro familiar corrió


hacía él con gran vigor.

ArtyomPDF 21
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Mirando únicamente a Suimei, la persona corrió hacia él con la


expresión facial de un niño que de repente se había dado cuenta de algo
corriendo hacia sus padres. En cuanto a quién era…

“¡Suimei-donoooooooo!”.

“¿Me-Menia?”.

Maga del Reino Astel, Felmenia Stingray. Con lágrimas corriendo por su
rostro, como una pequeña niña en público, ella asaltó.

ArtyomPDF 21
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

ArtyomPDF 21
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡Menia estaba! ¡¡Menia quería reunirse con


usteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeedddd!!”.

“¡Idiota! ¡Tus lágrimas y tu nariz mocosa! ¡Pero principalmente tu nariz


mocosa! ¡Ahhhhh, está en mi ropa!”.

“¡Suimei-donoooooooo!”.

Con eso, la sombra se alejó y era una vez más la noche de luna en la
Capital Imperial cuando Suimei y la maga del Reino Astel Felmenia se
reunieron.

Un momento después de limpiar el rostro de Felmenia. Los dos se


dirigían hacia el lugar de Suimei en la Capital Imperial.

En cuanto al hombre que había salvado anteriormente, parecía ser un


noble en el Imperio, ya que no dejaba de decir: “No hablaré con estos
plebeyos” mientras escupía insultos y quejas sobre la sombra hasta que
finalmente se fue.

Y luego, en cuanto a la situación actual,

“Fun, fufun, fufu~n”.

En la iluminada Capital por la luz de la luna y las estrellas, los farolas


eran pocos, y allí, Felmenia caminaba junto a Suimei mientras sonreía.

ArtyomPDF 22
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

¿Por qué estaba tan feliz? Poco a poco comenzó a sonreír, estaba
bastante alegre. A esa chica, Suimei le preguntó:

“Mm, entonces, Menia. ¿Por qué estabas en un lugar como este?”.

“Si. Luego, después de llegar a la Capital Imperial, utilicé magia de viento


y traté de buscar a Suimei-dono, pero me perdí en ese extraño lugar”.

Entonces, ella fue a ese lugar, que privaba a la gente de sus sentidos.
Suimei pudo entender la parte sobre ella persiguiéndolo. Pero para que
ella corriera llorando, él tuvo la impresión equivocada, sin embargo, eso
fue todo.

“Sí, entiendo eso. Pero ¿por qué viniste a mí?”.

“¿Por qué...? ¿No le dije a Suimei-dono antes de que dejara Astel?”.

Sonando familiar, él intentó recordarlo. Es cierto, cuando dejó el


Castillo, ella dijo algo acerca de venir con él.

“Ah, sí. En realidad, viniste. Pensé que era una broma”.

Como Suimei dijo eso casualmente, Felmenia pareció tomarlo por la


manera equivocada.

“¿N-No se me permitió venir?”.

ArtyomPDF 22
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Bueno, no es como si no estuvieras permitida, pero ¿no tienes tus


propios deberes, ya sabes, el trabajo?”.

“¿Qué está diciendo? Mi deber como Maga de la Corte Real, ¿no lo


sabe?”.

“Espera, ¿él hablaba en serio? Pensé que solo quería restringir a ese viejo
Mago de la Corte Real, pero... ese Rey es bastante irrazonable. De todos
modos, ¿has venido aquí?”.

“¡Sí! ¡El rey quiere prestarle ayuda!”.

“Ese hombre...”.

Mirando hacia el cielo, el rostro de Almadious apareció en la mente de


Suimei, y dio un suspiro complicado. Mientras tanto, Felmenia se
mantenía feliz asintiendo a su lado, lo que significaba que lo que él decía
era lo correcto y que ella no se oponía a venir junto con Suimei.

Rey Almadious. Libremente enviando a la mejor maga de Astel sin


ninguna razón en particular, ¿qué ganaba él? Incluso si él le decía a
Felmenia que lo siguiera, él no era más que una persona que solo se
movía para regresar a su propio mundo, por lo que no habría ninguna
ventaja al hacerlo.

No, él sabía que Suimei era un mago. Aunque su tiempo fue corto en el
Castillo Real, ya que le reveló a Felmenia la existencia de magos en el
otro mundo, si ella lo revelara, no sería impensable que el beneficio sea
de ella aprendiendo esa magia.

ArtyomPDF 22
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Pero…

“¿Qué sucede, Suimei-dono? ¿Podría ser que haya algo en mi rostro?”.

La persona misma no tenía idea de lo que él estaba pensando e


inocentemente inclinó su cabeza. Con un rostro que sugería que no
podría comprender que la usen en el plan de otro.

‘Bueno, no hay motivo para sospechar de ella. Estoy seguro de que ella
no tiene tales planes’.

Mientras pensaba eso, él sacudió la cabeza. Reflexionar sobre las cosas


lo más posible era típico de los magos. Sin embargo, eso también tenía
sus desventajas. En particular, al igual que en este momento. Incluso si
pensara que otra persona estaba mostrando sus verdaderos
sentimientos, él todavía los miraría con desconfianza.

‘Soy una persona tan despreciable...’.

Felmenia realmente quería convertirse en su fuerza. Solo con mirarla al


rostro, él podía decirlo. Cuando Suimei pensó eso, las oleadas de culpa
se desbordaron.

Además de acudir en su ayuda, ella era una de las pocas que sabía que él
era un mago. Para ser honesto, él debería estar agradecido.

“... Muy bien. Déjame volver a hacer eso. Por favor, préstame tu ayuda”.

“¡Sí!”.

ArtyomPDF 22
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Felmenia respondió con gran vigor, aceptando la petición de Suimei. Al


ver eso, Suimei se acordó de algo.

“... Menia, podría ser una pregunta estúpida, pero no tienes oídos como
perros o algo así, ¿o sí?”.

“¿No? Porque no soy una persona Bestia”.

“Sí. Lo siento. No sé por qué lo pregunté”.

“¿Qué sucede?”.

“Ha, ¿haa...?”.

Tan pronto como Suimei se acercó un poco a la dudosa Felmenia,


Felmenia se apresuró desde su posición anterior con un golpeteo, una
vez más continuó caminando con una sonrisa.

“... Como perro”.

Es como probablemente es.

Habiéndose reencontrado una vez más en el distrito de la clase alta,


Suimei y Felmenia regresaron al callejón de la casa Suimei.

ArtyomPDF 22
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Es esta la casa donde vive Suimei-dono?”.

“Ah. La compré recientemente. Aquí”.

Al abrir la puerta, Suimei la animó a entrar. Mirando el interior de la


casa, había una persona. Solo Lefille. Parecía que Jilbert ya se había ido.
Él tendría que expresarle alguna queja a la próxima vez.

“Bienvenido de vuelta, Suimei-kun”.

“Ah, estoy de vuelta”.

Era el intercambio entre Suimei y Lefille, quienes levantaron la mano en


señal de bienvenida. Había pasado mucho tiempo desde que alguien le
había dicho “Bienvenido de vuelta” a Suimei, y él sintió una alegría
egoísta. Diciendo ese tipo de cosas, ¿cuánto tiempo había pasado desde
la muerte de su padre?

Suimei cerró sus ojos. Al abrirlos, naturalmente, encontró a Lefille y


Felmenia mirándose la una a la otra, sin saber quién era la otra.

“Um, Suimei-dono. ¿Esta niña es...?”.

“Suimei-kun. ¿Una conocida? También quiero una introducción”.

“Ah, sí. Bueno, entonces, primero, esta es la maga que me invocó a este
mundo, La Maga de la Corte Real, Felmenia Stingray. Con el fin de
ayudarme ayudarme, vino todo el camino desde Metel”.

ArtyomPDF 22
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Cuando le presentó a Felmenia por primera vez a Lefille, parecía que ella
recordó algo, ya que abrió sus ojos como en sorpresa.

“¡Oh! ¡Usted es la famosa Flama Blanca del Reino Astel, Felmenia


Stingray!”.

Felmenia asintió. Luego estaba presentando Lefille a Felmenia.

“Esta es Lefille Grakis. Mientras estaba en mi viaje a Nelferia, nos


encontramos por casualidad y ahora ella viaja conmigo como mi
compañera”.

“¿Compañera?”.

Felmenia tenía un sentimiento algo perplejo. Bueno, no podría ser


evitado teniendo en cuenta que él estaba viajando con una niña.
Decidiendo contar la historia completa, siempre que Lefille regresara a
su forma original, y terminó con un: “Muchas cosas pasaron”, lo que
daría lugar a cierta confusión en este momento.

“Lefille Grakis. Encantada de conocerle. Llámeme Lefille”.

“Sí, encantada de conocerle”.

Después de ello, las dos intercambiaron apretones de manos. Entonces,


Felmenia se giró hacia Suimei.

“Suimei-dono. Lefille parece, um, bastante refinada. ¿Podría ser?”.

ArtyomPDF 22
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Ah, ¿entiendes? Sí, Lefille es una buena señorita”.

“Como pensé. Por su conducta, podría decir que debe haber nacido en
un estatus alto”.

Mientras Felmenia le sonreía a Lefille, Lefille respondió con una voz


tranquila y cansada, posiblemente pensando un poco en ese asunto.

“S-Sí. ¿Pero usted no es una noble también? Teniendo en cuenta su


humilde discurso”.

“No. Si tuviera que adivinar, usted es una noble extranjera, ¿correcto?


Entonces, suponiendo que usted es la hija de un noble, usted debería ser
capaz de distinguir de esta interacción en sí misma. Pero no hay
necesidad de preocuparse por eso, Lefille”.

Hablando de eso, se sentía como si Felmenia siempre hubiera usado el


discurso cortés a los guardias del Palacio, a las maids, a cualquiera que
no fuera un enemigo. La forma en que ella estaba hablando ahora era
una extensión natural de eso, y en esta conversación, en este momento,
ella estaba siendo muy amable a la niña.

Mientras Suimei meditaba acerca de tales formalidades, Felmenia giró


celosamente su mirada hacia él.

“Bueno, entonces, con eso le molestaré desde mañana y en adelante, así


que, por favor, cuide de mí”.

“¿¡¿Qu-Qué?!?”.

ArtyomPDF 22
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

El grito no fue Suimei. Por el contrario, cuando Felmenia sacó a relucir


el tema que habían discutido en el camino a casa, por alguna razón,
Lefille se puso muy nerviosa.

“¿Qué sucede?”.

“Señorita Felmenia, ¿¡¿realmente va a vivir con nosotros?!? ¡¡¡¡SUIMEI-


KUN!!!!”.

“Bueno, sobre eso. ¿No hemos establecido este lugar como nuestra base
de operaciones? Y todavía tenemos espacio extra”.

Mientras él decía eso, Lefille dejó caer sus hombros como si algo
extremadamente desafortunado hubiera sucedido.

“…Y-Y pensé que finalmente estaríamos solos, solo nosotros dos...”.

“¿...?”.

Suimei no pudo escuchar el lamento de Lefille. Él realmente no entendía,


pero dejando eso de lado, justo cuando decidió discutir qué habitación
sería la de Felmenia…

“Y así, la habitación de Menia será...”.

“¡¿Qu-...?!”

ArtyomPDF 22
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Una vez más, Lefille alzó su voz con sorpresa y señaló con un dedo
tembloroso a Suimei.

Su sorpresa estaba en la medida en que uno podría haber pensado que


vio un fantasma. “¿Qué diablos podría ser?”, pensando eso, Suimei miró
a Lefille dudosamente.

“... ¿Qué sucede?”.

“¡¿Qué acabas de decir, Suimei-kun?!”.

“¿Lo que dije, “qué sucede”?”.

“¡Antes de eso!”.

“¿Antes de eso? Estaba hablando acerca de la habitación de Menia,


pero…”.

¿Qué sucedía con eso? Su expresión en este momento era como si fuera
una cuestión de vida o muerte. Entonces, volviendo a su habitual calma,
dejó escapar un suspiro inusual de tal niña pequeña y preguntó una vez
más.

“... Suimei-kun. Esa chica... ¿realmente solo la llamaste así?”.

“Ahh. Sí, ¿pero?”.

ArtyomPDF 22
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Desconcertado, Suimei respondió afirmativamente, a lo que Lefille


reaccionó con un rostro poco placentero.

“En serio... tch”.

“Y entonces, ¿qué sucede?”.

“¿Qué sucede? Eso está mal.... ¿¡¿en serio?!?”.

En respuesta a su pregunta, fue un grito. Como si acabara de hacer un


ejercicio de esfuerzo, Lefille respiraba pesadamente, desesperadamente.
Finalmente, ella se calmó y arregló sus pensamientos. Como si ella fuera
una detective o investigadora en un drama, se paseaba de un lado a otro,
hasta que finalmente se detuvo y levantó la vista para hablar.

“Está bien. Suimei-kun. A partir de hoy, me llamarás Lefi”.

“¿Huh? ¿Qué?”.

“¡Es suficiente, solo llámame por mi apodo de hoy en adelante!


¿Entiendes? ¡De ahora en adelante, inmediatamente, yo soy, Lefi!”.

Lefille clavó su dedo con la fuerza de un Dios. Estremecido, Suimei


consintió.

“Ah. Uh. Está bien, pero...”.

“Entonces, bueno... aquí, Suimei-kun”.

ArtyomPDF 23
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Por su apariencia, parecía que ella quería que él lo hiciera ahora.

“Uh, ¿Lefi?”.

“...”.

“Um, ¿qué sucede?”

“S-Sí. Eso es agradable. No está mal. Incluso es bueno”.

Lefille miró hacia abajo mientras decía: “Sí, sí”. Cuando volvió a levantar
su cabeza, su rostro se llenó de alegría. Felmenia, quien vio todo, miró
un hoyo en el suelo antes de mirar el techo. Quizás estaba pensando en
algo. Repitiendo los mismos movimientos durante un rato, luego hizo un
rostro de sorpresa como si hubiera encontrado una respuesta.

“No puede ser...”.

“Esta vez es Menia. ¿Qué sucede?”.

Sin embargo, sin responder a su pregunta, Felmenia se puso en cuclillas


como para encontrarse con la mirada de Lefille, y puso sus manos sobre
los hombros de Lefille.

“Ese tipo de cosas no es bueno. Todavía es muy temprano para usted”.

“¡N-No es demasiado temprano! ¡O más bien, no es demasiado tarde!”.

ArtyomPDF 23
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Aparentemente, Felmenia regañaba a Lefille por algo. Aunque era


bastante vago, Lefille parecía saber exactamente de qué se trataba y
emitió un grito urgente en resistencia.

“... No sé de lo que ustedes dos están hablando, pero déjenlo a un lado.


Es hora de que hablemos de las habitaciones”.

Al mirar a las dos, que parecían haberse metido en un enredo, Suimei


intervino, y entonces, Felmenia recordó algo y le dirigió a él una dura
mirada.

“¡Ahora que habla de eso, había algo que quería preguntarle a Suimei-
dono!”.

“Ahhh. No pudieron terminar con Rajas. Desafortunado…”.

Lo que Felmenia había querido preguntar era sobre Rajas. Habiendo


recibido la explicación, ella acababa de escuchar toda la historia.

Suimei, mientras se frota las sienes con sus dedos…

“¿Entonces? ¿Rajas está definitivamente…?”.

“Sí. Reiji-dono lo hizo de un solo golpe. Sin embargo, después de eso,


salió un rayo azul que quemó todo el cuerpo”.

ArtyomPDF 23
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Ah, los restos de mi magia”.

“Como se esperaba de Suimei-dono”.

Mientras Felmenia lanzó un gesto de admiración, Suimei se disculpó por


causar confusión.

Como se esperaba, ¿huh? Pero aguantar durante casi una semana contra
Rajas fue toda una hazaña. Incluso si no incluyes los 10,000 Demonios
que derrotó, todavía no era común.

Como Suimei pensaba así, Lefille, quien estaba sentada a su lado,


refunfuñó cuando su rostro se volvió severo.

“Lucas Do Hadorious...”.

Lefille repitió el nombre del noble que había aparecido durante la


explicación. Él había engañado a Suimei y a las tropas para ganar
tiempo. Suimei, el grupo afectado, resopló.

“Así que la razón por la que ese tipo apareció allí fue porque estaba
encasillado en esa área por ese noble, ¿huh...?”.

“Sí, como una persona, del mismo Reino Astel, realmente lo siento
mucho”.

“No, no fue tu culpa. Y tampoco la de Suimei-kun”.

ArtyomPDF 23
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Lefille dijo eso para animar a los dos, quienes tenían rostros amargos.
En ese momento, Suimei golpeó su puño en la palma de su mano con
determinación.

“Ese tipo, voy a darle las gracias de verdad”.

“Mhm. En ese momento, yo también”.

Lefille dejó escapar un aura peligrosa de su cuerpo. Desde Suimei


también, una ira similar puede ser sentida. En ese momento, él tuvo que
separarse de muchas personas que conocía bien. Ese sentimiento de
ebullición no se podía expresar en solo unas pocas palabras.

Mientras el fuego ardía en sus dos ojos, Felmenia comenzó a buscar algo
en su maleta.

“Y así, hay algo que debo mostrarle a Suimei-dono”.

“¿A mí?”.

“Sí. Aquí”.

Lo que Felmenia señaló fue un viejo libro.

En la columna vertebral del libro, con letra desordenada, “Una


Investigación Sobre el Ritual de Invocación del Héroe e Historia”, estaba
escrito.

ArtyomPDF 23
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Esto, ¿dónde encontraste esto?”.

“Mientras estaba ordenando registros, me encontré con eso, así que lo


traje conmigo”.

“Ya veo... También busqué, pero quizás me lo pasé por alto”.

“Todavía no lo he leído, pero, ¿qué opina?”.

“Es un libro sobre el ritual de invocación del Héroe, ¿correcto? Parece


bastante único el libro”.

“¿Cree que será útil?”.

“Bueno, será bueno para referencia. Gracias”.

“No, para ser agradecida es...”.

Aunque dijo eso, su rostro estaba aturdido, como diciendo: “¡Acabo de


recibir elogios de Suimei-dono!”. La cercana Lefille tenía una expresión
agria, diciendo “Mumumu”, y le lanzó a Felmenia una dura mirada,
como si la hubiera dejado salir adelante. Que Suimei no viera, ni
escuchara nada porque estaba absorto en el libro, solo podía llamarse
destino.

De repente, Lefille pensó en algo, y bruscamente cambió su expresión,


cuidadosamente haciéndole una pregunta a Suimei.

ArtyomPDF 23
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Entonces... Suimei-kun. ¿Quieres regresar después de todo?”.

“Bueno, sí”.

Suimei lo dijo sin mirar, su mente estaba dividida a medias entre el libro
y todo lo demás.

“¡¡...!!”.

“¡¿...?!”.

Tanto Felmenia como Lefille bajaron sus hombros, mirando hacia abajo
con tristeza.

“Realmente, ¿huh...?”.

“Sí. Sí…”.

“¿Huh? ¿Qué sucede con ustedes dos?”.

¿Qué diablos podría haber sucedido tan de repente? Por un momento,


fue como una luz mágica que se había apagado repentinamente, dejando
una negra oscuridad. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con una
luz mágica. El aire se llenó de una sensación de dolor estancado.

Era como si se les hubiera impuesto una carga tan pesada e invisible que
él pudiera oírla.

ArtyomPDF 23
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No es nada. Nada…”.

“Eso no es bueno...”.

“O-Oi. ¡Oi, ustedes dos!”.

Al final, él no pudo leer nada, con las manos llenas animando a las dos.

ArtyomPDF 23
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Capítulo 3

Felmenia y Lefille tenían mejores relaciones de lo que uno hubiera


pensado.

Del intercambio en su primera reunión y en adelante, fue así; ambas


tenían buenos modales y, en primer lugar, ambas tenían fuertes sentidos
de justicia. Tanto en la línea de pensamiento como en la perspectiva,
eran similares, por lo que no les llevó mucho tiempo llevarse bien.

La atmósfera entre las dos no tenía ni una pizca de peligro, por lo que
Suimei no tenía, absolutamente, ninguna preocupación. Para Lefille, ella
había hecho una amiga que conocía a la magia de este mundo en detalle.
Para ella era todo un golpe de suerte. Parecía bastante molesta porque
no podía ir a la institución mágica, pero ahora parecía que Felmenia le
estaba enseñando.

Sin embargo, a veces parecía que ella se comportaría como si estuviera


advirtiendo a Felmenia, pero esa podría haber sido la imaginación de
Suimei. De todos modos, así es como era.

Unos dos días después de reunirse con Felmenia, los tres hicieron una
visita a la sucursal del Gremio de Aventureros en la Capital Imperial, el
Pabellón Crepuscular.
(NT: Lol, pensé que el “Pabellón Crepuscular” era el nombre de la sucursal de Metel,
y no la todas las ramas (sucursales) de ésta).

ArtyomPDF 23
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Después de derrotar a Rajas, ellos no habían ido a una sucursal ni una


sola vez, por lo que su visita fue para reportar de eso y sus actividades en
la Capital.

Y entonces, en ese momento acababan de decirle a la recepcionista un


resumen inofensivo sobre el asunto de Rajas.

“…Sí. Buen trabajo. En cuanto al asunto sobre Astel, también hemos


escuchado hablar de ello. En cuanto al grupo de comerciantes y las
personas relacionadas, es desafortunado”.

“Sí. También nos gustaría pedir disculpas por reportarlo tarde”.

Suimei inclinó su cabeza hacia la recepcionista. El asunto sobre Rajas


había estado ocupando sus pensamientos, y considerando que ambos
habían abandonado el grupo a mitad de camino, y que las personas
habían muerto, pensó que era necesario reportarlo.

Teniendo en cuenta su posición en la que terminaron, no fue posible


anunciarlo públicamente de inmediato durante muchos días, pero, con
esto, una carga se levantó de los hombros de Suimei.

“No, eso fue inevitable, ¿verdad? Que usted haya podido llegar con
seguridad es bueno. Además, nos complace proporcionarle cualquier
ayuda que pueda necesitar, así que, si hay algo, por favor, contáctenos”.

Después de que la recepcionista del Pabellón Crepuscular dijo eso,


Suimei respondió con un breve: “Muchas gracias”, y luego regresó a la
mesa en la que estaban Felmenia y Lefille. Allí, Lefille sostenía una copa
de cerámica con las dos manos bebiendo agua de uva mientras Felmenia
miraba fríamente a su alrededor. Señalándo con un gesto de su mano

ArtyomPDF 23
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

que todo estaba hecho, él se sentó, y Felmenia inmediatamente le


preguntó al respecto.

“Entonces, ¿le fue bien?”.

“¿Hmm? ¿Bien en qué?”.

Cuando Felmenia arrugó su rostro en una expresión difícil, Suimei la


cuestionó con voz nasal, a lo que Lefille respondió.

“El reporte justo ahora. Escuchamos desde aquí, pero hablaste más a
fondo de lo que habíamos pensado. Si le dices a ella demasiado,
¿entonces Hadorious eventualmente no descubrirá que viviste? ¿No
sería eso una desventaja para nosotros?”.

“Hmm, ¿lo sería? Por lo que escuché, ese hombre me usó como cebo
porque era un buen plan. No es como si estuviera desesperado por
matarme. Quiero decir, ¿no estás de acuerdo en que yo también fui una
molestia al principio?”.

“Tiene un punto. Si Rajas no existiera, entonces creo que Hadorious no


habría recurrido a ese plan. En sus ojos, Suimei-dono no era más que el
amigo del Héroe que no tenía poderes”.

“Ya veo. Pero si él no supiera de nosotros, ¿no sería ventajoso a veces? Si


él no sabe que existimos, entonces él no interferirá con nosotros y
podemos meter nuestras narices en cosas si algo sucede. ¿Podría tener
consecuencias imprevistas?”.

ArtyomPDF 24
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Poniendo abajo la copa de agua de uva, Lefille explicó eso. Su situación


actual podría ser muy útil. A diferencia del Imperio, él había usado un
nombre falso cuando se registró en Ciudad Kurant, por lo que Hadorious
probablemente no sabía que él estaba vivo. En ese caso, si pudieran
conservar su estado actual, no serían utilizados por él.

Como Lefille había dicho, uno podría pensar que, según sus propias
palabras, él pudo haberse atado las manos a la espalda en el futuro. Sin
embargo, Suimei ya había considerado eso y sopesó ambas alternativas
una contra la otra.

“De todos modos, quiero que él tome acción. Porque si lo hace, entonces
podemos provocarlo. Si él quiere inmiscuirse, entonces se lo diré por
todos los medios”.

Después de decir esas valientes palabras, Suimei añadió “y luego


también podemos entender sus movimientos”. A eso, Lefille respondió.

“Eso es inesperado. Que quieras estar en desacuerdo con él tanto”.

“Hadorious es un hombre que puede involucrar deliberadamente a


personas no relacionadas. Él es tan insensible que incluso involucrará al
mejor amigo del Héroe y luego actuará como si nada hubiera pasado; no
sería impensable que use y arroje a Reiji y los demás si lo considera
digno. Sin conocer sus verdaderas intenciones, no es alguien a quien
podamos dejar solo durante mucho tiempo”.

“Aunque también estoy de acuerdo en que sería bueno limitarlo si es


posible, incluso a Su Majestad el Rey tiene dificultades para interferir
con él”.

ArtyomPDF 24
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Es debido a el feudalismo, creo que no se puede evitar. Bueno, estar


indefinidamente en deuda con ese tipo, desde mi punto de vista, lo siento
por él”.

Cuando Suimei pensó en el problema de cómo manejarlo, suspiró.


Luego, al decidir cambiar de tema, decidió preguntarles a las dos qué
hacer a partir de ahora. En ese momento…

Desde atrás, una hermosa, pero translúcida voz, sonó.

“–Hey, ¿ustedes tienen un segundo?”.

“¿Te refieres a nosotros?”.

“Ah”.

Cuando Suimei dio media vuelta antes de que la persona pudiera


contestar, vio a un niño que era la viva imagen de lo bello. Cabello dorado
y ojos azules. Su piel blanca era una reminiscencia de los europeos del
Norte, pero tampoco pálida. Él también tenía una apariencia
andrógina*. Era una impresión diferente que Reiji, uno llamaría a este
chico precioso.
(NT: Un ser físicamente intermedio, con rasgos sexuales de hombre y de mujer, o
bien un hombre o una mujer que no aparenta de forma clara el sexo al que
pertenece - Wikipedia).

Él probablemente era similar en edad. Su ropa parecía extraña, ya que


no se veían como algo que se obtendría del Imperio.

ArtyomPDF 24
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Esa era la impresión de Suimei sobre el chico. Debido a su repentina


aparición, hubo una pequeña conmoción en la habitación. Si uno tuviera
que adivinar por qué, sería porque él habló.

“Perdón por ser tan repentino. Mi nombre es Elliot Austin. Si tuviera que
decir mi linaje, podría sonar un poco extraño para mí decirlo por mí
mismo, pero de la palabra “Héroe” entienden, ¿cierto?”.

Con la inesperada auto-introducción, Suimei y las sillas de los otros


hicieron un ruido.

“Y entonces, aquí está mi compañera, una sacerdotisa de la Iglesia de la


Salvación”.

“Por favor, llámenme Christa”.

Ante su mención, la joven chica, junto a él, se quitó la capucha e hizo una
reverencia. Con su cabello verde trenzado, ella tenía un tieso y tosco,
como si estuviera nerviosa.

Inmediatamente después, Elliot fijó su mirada en Lefille. Al darse cuenta


de eso, su rostro se cambió en uno de sorpresa.

“Ese rostro, debes tener una idea sobre la situación, ¿huh?”.

“No puede ser... chicos, ¿el oráculo también...?”.

ArtyomPDF 24
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Con la cara temblorosa de asombro, Lefille pronunció unas palabras


como si estuviera cuestionando. Al verla, Elliot sonrió y respondió con
una brillante voz.

“Así es. Recibimos una revelación de la Diosa Alshuna. Hemos venido a


darte la bienvenida”.

Ellos vinieron a darle la bienvenida. ¿Eso significaba que este chico era
el invocado en El Meide, el Héroe de la charla acerca del viaje con Lefille?

“Como pensé, eres la viva imagen de la revelación en el oráculo. ¿No me


dirás tu nombre?”.

“M-Me llamo Lefille Grakis...”.

“Lefille Grakis. Muy bien, Lefille-chan, encantado de conocerte”.

Con un sonriente rostro, Elliot tendió una blanca mano a Lefille. ¿Su
expresión era de afecto? O a este ritmo...

“Entonces, hagamos lo que se mostró en el oráculo. Ven con nosotros”.

“E-Eso es...”.

Las palabras y acciones de Elliot eran como si esto fuera solo un curso
de acción natural, mientras que Lefille estaba desconcertada. Por

ArtyomPDF 24
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

supuesto, quien intervino en la conversación fue Suimei, quien estaba a


un lado.

“¿Tienes un segundo?”.

“¿Tú eres?”.

“Soy su compañero, Suimei Yakagi. Ustedes simplemente vinieron y se


auto-introdujeron, pero... ¿realmente ustedes son Héroes?”.

En respuesta a esa pregunta, Christa pareció irritarse. Justo cuando


estaba a punto de quejarse por su sospecha, Elliot la interrumpió con su
mano y habló en su lugar.

“Esa sospecha es solo natural. Es bastante probable que otras personas


hayan afirmado ser Héroes antes. Pero somos los auténticos. Christa y
los demás, en el Pabellón Crepuscular, lo confirmarán”.

“¿Las personas aquí también?”.

“Hace apenas un momento salimos en una subyugación de bestia


Demoníaca. Creo que saben de mi verdadero poder”.

Sus palabras apestaban a auto-confianza, pero cuando miró a su


alrededor, varias personas asintieron con sus cabezas. Entonces, la
pequeña conmoción anterior fue porque algunas personas de los
alrededores lo conocían. Si un Héroe hablaba sin titubear, se convertiría
en un tema de chismes.

ArtyomPDF 24
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Pero, la cuestión era, ¿cuál era el significado de la sensación extraña que


estaba recibiendo al escuchar varios idiomas? Él estaba familiarizado
con la mayoría de los idiomas en el otro mundo, por lo que incluso si se
tradujeran mágicamente para él, si prestaba atención, debería ser capaz
de distinguir las particularidades del idioma. Pero el hecho, de que él no
pudiera, significaba que este tipo no era una persona del otro mundo.
Considerando eso, en cuanto a ser un Héroe...

En ese momento, Lefille habló con un rostro difícil de interpretar.

“... Suimei-kun, sus características coinciden con las del oráculo. Estoy
segura de que él es el Héroe de El Meide”.

“Sí. No hay duda de que él es el Héroe invocado en El Meide”.

Christa claramente declaró eso. Entonces, Elliot cerró un ojo y se llevó la


mano al pecho mientras hacía una pregunta.

“¿Entonces? Creo que esto lo confirma, ¿verdad?”.

“Que eres un Héroe por lo menos”.

“Entonces…”.

“También escuché algo de ella, pero si llevarla o no contigo es un asunto


diferente”.

“¿Huh?”.

ArtyomPDF 24
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Más bien, ¿tienes que llevarla? ¿Son los oráculos de la Diosa


absolutos?”.

Suimei presentó una pregunta. En este mundo, era más o menos una
pregunta extraña, pero era algo que tenía que preguntar.

Christa fue la que respondió.

“Por supuesto. Es la intención de la Diosa. Los humanos, que tenemos el


placer de participar en ello, tenemos el deber de concederle su deseo”.

Entre las personas vivas, muchas personas han recibido la voluntad de


la Diosa a través de métodos como oráculos directos o de los elementos.
Lefille era una existencia que había recibido algo así como el brazo
derecho y la sangre de la Diosa, así que…

Sin embargo, a pesar de eso…

“La Diosa misma es desagradable”.

“Independientemente de eso”.

Es lo que Elliot le devolvió. Para él, ser de otro mundo sin ser
influenciado por un factor externo, llegar tan lejos como para respetar
los deseos de Alshuna — debe haber una razón para que él no cuestione
el oráculo, ¿verdad? Pero a pesar de eso, incluso si miras a Lefille cómo
está ahora, poder decir eso se siente extraño.

Basado en eso, Suimei hizo una pregunta.

ArtyomPDF 24
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Vas a derrotar al Demon Lord y cosas por el estilo, ¿verdad? ¿Te llevarás
a alguien como ella que no puede pelear?”.

“Bueno, es cierto que yo también me siento un poco incómodo con eso”.

Así es. Si él estaba en lo cierto, respondería así.

“Entonces…”.

“Sin embargo, el hecho de que haya tal oráculo, que debo llevar, significa
que ella será necesitada para algo, ¿cierto?”.

“Creo que estás sacando tus propias conclusiones un poco”.

“Pero quien otorgó tal oráculo es un ser inimaginable para los humanos.
Para mí, si hay algo incomprensible, simplemente verlo está bien”.

“La Dio-... ¿no es un poco sospechoso? Simplemente podría ser


simplemente por capricho”.

“No hay forma. En realidad, fui salvado por el oráculo de la Diosa”.

“Incluso si dices eso con esos gestos, no está conectado con tus creencias
en la Diosa”.

Cuando Suimei le reprochó sus palabras y gestos, esta vez Christa habló.

ArtyomPDF 24
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Por lo que estoy escuchando...”.

“¿Hmm...?”.

"Por lo que estoy escuchando, no estás diciendo nada más que


negaciones del oráculo, pero, ¿estás diciendo que estás desafiando no
solo las intenciones del Héroe Elliot-sama, sino también la Diosa
Alshuna?”.

“E-Eso es...”.

Christa lo miró con una mirada penetrante. A esto, Lefille entró en


pánico un poco. Normalmente, ella no estaría preocupada en lo más
mínimo si una chica la fulminara con la mirada, pero cuando la
combinaba con el hecho de que Alshuna estaba involucrada, su
preocupación era algo dado.

En ese momento, Felmenia intervino convenientemente, desafiando a


Christa con una actitud que no era característica de ella.

“Es cierto que las palabras de la Diosa Alshuna son importantes, pero
¿no está ignorando demasiado nuestras circunstancias? De repente,
llevarse a Lefille, ¿no es un poco impaciente?”.

“Cualquiera sabría que este no es el momento de ser tan tolerante.


Noshias ya ha caído en manos de los Demonios, y ellos ya han
comenzado su invasión al Reino Astel”.

“Eso fue repelido”.

ArtyomPDF 24
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Eso es solo 20/20 en retrospectiva. El problema de los Demonios es un


problema actual”.

“Pero incluso si Lefille se une a Héroe-dono, la situación puede cambiar.


Hay una buena posibilidad de que esto se filtre a personas no
relacionadas, y ¿entonces no le daría una mala reputación?”.

Cuando Felmenia y Christa se encontraron las miradas, chispas salieron


volando. Por un segundo, parecía que Felmenia era la perdedora, pero
en un contraataque espléndido, ella calló a Christa.

Durante ese tiempo, Elliot estaba mirando a Felmenia, y eventualmente


ella lo notó.

“… ¿Hay algún problema?”.

“Quiero escuchar tu nombre”.

“... Yo soy Fem Lea”.

En el instante en que le preguntaron su nombre, escupió un nombre


falso. Cuando ella lo dijo, él la miró con ojos de intenciones ocultas.

“Fem, parece que tienes un poder mágico bastante considerable”.

“¿Uh, eh?”.

ArtyomPDF 25
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“En este momento estamos buscando fuerza de combate en nuestro


camino para subyugar al Demon Lord. En otras palabras, estamos
buscando personas útiles como tú. ¿No vendrás tú y Lefille con
nosotros?”.

“¿¡¿Qu-?!?”.

“¿¡¿Ehhhhhhh?!?”.

“O más bien, en lugar de pedirte que vengas, sería mejor decir que te
ordeno que vengas. El poder de reclutar a las personas para que vengan
como compañeros debe estar dentro de mi autoridad como Héroe”.

Mientras decía eso, Elliot miró a Christa.

“... Sí, es como usted dice”.

¿Fue un poco vacilante antes de obtener su afirmación debido a ella? Si


ella se oponía y luego inmediatamente los invitaba a unirse a él, entonces
ciertamente dudaría, pero actualmente Elliot continuó sin ninguna
preocupación.

“Entonces, ¿está eso bien?”.

“Incluso, incluso si dices eso...”.

Ante la demasiada titubeante Felmenia, Suimei intervino.

ArtyomPDF 25
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No importa lo que digas, ¿no nos estás forzando?”.

“Tal vez sea así”.

¿Estaba eludiendo la pregunta? Él miró a Suimei malhumorado, como si


lo evaluara.

“¿Qué?”.

“Ella parece fuerte, pero tú no pareces que seas capaz de soportar


nuestro viaje”

“¿Huh?”.

“En otras palabras, no puedo llevarte. Es desafortunado, pero date por


vencido. Puede parecerle para ti que estamos robando a las dos chicas
de ti, pero para las personas de este mundo, este es un asunto serio. Para
las personas de este mundo, traga tus lágrimas”.

La boca de Suimei se puso rígida. Si él era insultado de esa manera,


incluso él no podía mantener su acto. Aunque era su primera reunión, el
hombre no tenía restricción; fue todo el espectáculo.

“Entonces, ¿qué tal?”.

“Para las personas de este mundo. ¿No es solo auto-indulgencia?”.

ArtyomPDF 25
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Auto-indulgencia... del contexto, ¿me imagino que quieres decir que


estoy tratando de escapar de la responsabilidad y la crítica?

Como dijo Elliot, Suimei respondió con: “¿No es esa precisamente la


razón por la que lo dijiste?”. En ese momento, Felmenia de repente le
suplicó a Suimei.

“¡Suimei-donoo...! ¡¿Qué hacemoos...?!”.

Felmenia parecía extremadamente desconcertada. ¿A dónde se fue la


genial Felmenia cuando discutía con Christa?

Con eso, Suimei frunció el ceño a Elliot y habló.

“... ¿No puedes simplemente escuchar a Menia por un momento?”.

“¡Incluso si dices eso, no puedo! Como dije antes, para salvar el mundo
ella debe venir conmigo”.

Poniendo Felmenia cerca, Suimei le susurró algo.

“Entonces, las órdenes del Rey...”.

“No. Si le doy mi verdadero nombre, entonces el Santo Oficial


probablemente emitirá una directiva para la Dieta Real*. Si eso sucede,
incluso el Rey no puede hacer nada”.
(NT: Se puede decir que es una asamblea u órgano máximo de poder del estado. Se
compone de una cámara baja llamada «Cámara de Representantes», y una
cámara alta, llamada «Cámara de Consejeros»).

ArtyomPDF 25
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

No tendría ningún efecto. Hablando de eso, él había escuchado que


previamente la Dieta se había abierto paso en relación con la invocación
del Héroe. Si pensaba en eso, entonces no hay forma de que dieran
preferencia a la voluntad o la vida del Rey.

Pero a pesar de eso, Suimei se giró para mirar a Elliot.

“Me niego”.

“No tiene nada que ver contigo. No tienes derecho a decir esas cosas”.

“Están conmigo. Así que si me niego...”.

“Como dije antes, es para este mundo”.

Como Elliot reiteró lo que dijo antes, Suimei molestamente respondió.

“Me importa una mierda eso”.

“¡Suimei-kun!”.

“¡Suimei-dono!”.

No era algo que fuera bueno decir en público, pero él no podía decirlo.
Para las palabras de Suimei, Lefille y Felmenia alzaron sus voces, y Elliot
también se sorprendió bastante.

ArtyomPDF 25
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“... ¿No vives también en este mundo?”.

“Quizás. Pero para mí, no tiene importancia”.

“Tú…”.

Para la mirada desconcertada de Elliot, Suimei le devolvió una mirada


determinada de acero. Por un momento, continuó así, pero luego,
alguien rompió el silencio.

Fue Christa.

“¡Escuché tus palabras! Este hombre aquí se opone a las palabras


inspiradoras de la Diosa. ¡Él la está desafiando!”.

Mientras decía eso, las sillas de Felmenia y Lefille hicieron un ruido.

Después de darle la espalda a Suimei y a los demás, Christa dio un


discurso como de película desde la esquina del Pabellón Crepuscular a
todos los demás en la habitación. Con su discurso exagerado, ¿estaba
tratando de aislarlos de todos los demás?

De repente, todos comenzaron a reaccionar al acto de Christa. Lo habían


estado discutiendo en silencio hasta ahora. Las personas relacionadas
con el Pabellón Crepuscular, que vinieron ahora, mostraron interés en
su discusión mientras venían a presentar sus solicitudes. Además, los
creyentes de la Iglesia de la Salvación arrojaron miradas de culpa a ellos.

ArtyomPDF 25
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Después de un momento, la atmósfera cambiante desencadenó algo, y


las voces acusadoras sonaron mientras la gente murmuraba: “Qué
persona tan desvergonzada” y “Qué persona grosera”.

Siendo él mismo una persona egoísta, Suimei no estaba en posición para


decir algo. Sin embargo, el entorno cambiante, debido a la gran cantidad
de creyentes que decían insultos contra él, le revolvió el estómago.

"... Diosa, Diosa. Considerando que no sé nada de ella, sus intenciones


me parecen basura”.

“No es eso. Sin embargo, es un problema para la perspectiva de aquellos


que no pueden decir que no es eso de esta charla”.

Pero, aun así…

“Eres como un idiota”.

“Qué…?”.

Como Suimei habló de una manera indirecta, Elliot se confundió por un


momento. Echándole una mirada de reojo, Suimei entonces se giró hacia
Felmenia y Lefille. Ellas probablemente estarían teniendo pensamientos
complicados en este momento. Dado que los pensamientos de la Diosa y
sus intenciones eran contradictorios, las dos tenían expresiones
vacilantes.

“Míralas. Hasta ahora vivían libremente, y ahora mira sus rostros. ¿No
estarían de acuerdo en que es una Diosa inútil?”.

ArtyomPDF 25
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Sigues diciendo eso...?”.

“Lo dije, ¿y qué? Si aún quieres tomarlas por la fuerza, ¿por qué no lo
intentas?”.

En respuesta a las peligrosas palabras de Suimei: “¿Qué le dijo al


Héroe?”, “¿Cree que puede vencer al Héroe?” y “¡Qué tonto!” se
escucharon en la habitación. Parecía que Elliot y su grupo también
pensaban lo mismo.

“... Tú, ¿estás diciéndome eso a mí, un Héroe?”.

“Sí”.

En respuesta a esa pregunta, Suimei hizo evidente su determinación.


Que él no se movería. Pero incluso al ver su actitud, no parecía que Elliot
cambiara de opinión. En cambio, se giró hacia Lefille para tratar de
persuadirla.

“Comprendes la gravedad de las intenciones de la Diosa Alshuna,


¿verdad?”.

“Y-Yo, eso...”.

Lefille guardó silencio antes de finalmente asentir. Habiendo recibido la


bendición de la Diosa, ella no podía hacer nada más que asentir.

“Parece que ella entiende”.

ArtyomPDF 25
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Así parece. Pero. incluso así…”.

Sí. Él había prometido. No sabía por qué, pero él no podía exponerlas a


esos detestables ojos de Elliot. Lo mismo era para Felmenia.

Ante las repetidas negativas de los tres, Elliot dejó escapar un suspiro,
como si se rindiera y mirara hacia ellos con ojos ardientes.

“… Entiendo. Entonces, las tomaré por la fuerza”.

Parecía que se decidió. Siguiéndolo, Christa una vez más hizo una
protesta clamorosa, declarando su propia rectitud.

“¡¿Escucharon eso?! ¡Las personas de aquí, ellos acaban de declarar que


se opondrán a la Diosa!”.

Encontrándose con la voz de Christa, estaban voces atacantes reunidas


de los alrededores. Esta vez las voces no solo eran ruidosas, sino que
también había muchas. Había algunos que miraban a Felmenia con
amargos rostros, pero las miradas de Lefille eran débiles. Sus rostros
eran azules como si estuvieran sobre una cama de clavos.

“… Hasta el último de ellos”.

A las voces que llovían sobre él, Suimei las recibió con una voz
igualmente acusatoria, ignorando sus circunstancias individuales. Ser
incapaz de ver la verdad y solo estar agradecidos por lo que no pueden
ver. Solo siguiendo a la Diosa y lo que ven a su alrededor, sin pensar por
sí mismos y atacar a los débiles.

ArtyomPDF 25
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“... Suimei-kun. Tal vez deberíamos darnos por vencidos después de


todo...”.

Suimei gentilmente le dio palmaditas en la cabeza a Lefille, quien había


hablado con una tímida voz.

“Suimei-dono...”.

Qué hacer. Felmenia lo miró con una mirada inquisitiva.

Luego, ella miró al Héroe.

Después de que el Héroe tratara de explicar que tenían un oráculo tantas


veces, parecía que ahora solo podían recurrir a la violencia.
¿Comprendió el dolor en el rostro de Lefille o el deseo de cooperar que
tenía Felmenia? ¿Era correcto ignorar eso? En este momento, Christa
todavía estaba avivando las llamas. El Héroe Elliot tomó distancia para
el enfrentamiento, y las personas, que los rodeaban, formaban un círculo
como si estuvieran haciendo una arena.

El significado de adquirir fuerza. Cuando Suimei lo recordó, toda la


moderación que tenía se desvaneció.

“Muy bien entonces. Ven. No sé nada de Héroes, pero te estás poniendo


en mi camino. Te obligaré a apartarte un lado”.

“Creo que te lo dije. No tienes el poder para hacer frente a nosotros. No


hay alguna razón para que nos encares”.

ArtyomPDF 25
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“...”.

“Incluso si me veo así, en mi mundo yo todavía era un espadachín y mago


razonable. Después de venir a este mundo, recibí la protección divina del
ritual de invocación del Héroe. ¿Entiendes lo que eso significa, cierto?”.

“Quién sabe. No sé nada de eso”.

“No parece que seas del tipo con el que puedes razonar”.

En respuesta a la declaración de Elliot, Suimei comenzó a liberar su


propio poder, llenando el aire de sed de sangre. La intensa presión
helada afectó la temperatura de la habitación, cayendo a congelación al
instante. Como resultado de la temperatura, el aire ya no podía contener
tanta agua y la condensación comenzó a formarse en las paredes y los
objetos.

Naturalmente, aparte de Suimei y los demás, los rostros del resto de las
personas en la habitación cambiaron completamente de color. Las
respiraciones de cada persona eran blancas. Como resultado del frío
psíquico de Suimei, incluso el tiempo se congeló. Las puntas de los
dedos, los pies y los tobillos de todos se congelaron, y nadie podía
moverse, aunque quisieran. Era como si todo se hubiera congelado y
endurecido.

“Entonces, ¿qué piensas sobre mi poder ahora?”.

“Tú…”.

ArtyomPDF 26
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

El sudor se formó en la frente de Elliot, pero él continuó mostrando una


fuerte voluntad. Parecía que su nombre era conocido en el otro mundo
no solo por el espectáculo. Normalmente, Suimei daría una palabra de
elogio, pero, en este momento, no había ninguna. Él solo avanzó
fríamente hacia su enemigo. Eso fue todo.

Elliot sacó su espada de su espalda. Era diferente a la amplia espada que


Reiji tenía. Era una espada moderadamente larga de aproximadamente
la longitud de un kohaba*. A través de la magia, la hoja negra comenzó
a brillar como si ardiera en rojo. Las propiedades del material
definitivamente coincidían con orichalcum, el cual poseía la capacidad
de brillar. Las propiedades se ajustan a ese material, pero en un mundo
diferente podría ser reconocido como algo más. Sin embargo,
actualmente esa charla ociosa era irrelevante. El Héroe intentó dar un
paso adelante como vanguardia. Debido al frío psíquico, no debería
poder moverse normalmente, pero la protección divina de la invocación
del Héroe estaba interfiriendo con eso.
(ETN: Algo de medición de ropa utilizado en textiles).

“Elliot-sama... ¡Trueno, la encarnación del resplandor y el poder, haz que


nuestra voluntad sea tan aguda y destruya lo que está por venir!
¡Blitzshoot*!”.
(NT: Algo así como Relámpago de Disparo / Lanzamiento de Relámpago).

Pensando en proveer cobertura primero, Christa lanzó con urgencia la


magia del trueno. Con un * bzzt *, el relámpago comenzó a brotar, teñido
de púrpura en los bordes.

Sin embargo…

“Desaparece”.

ArtyomPDF 26
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Con una sola palabra de Suimei, la magia desapareció por una fuerza
misteriosa. Al darse cuenta de que su propia magia había sido
completamente destruida, Christa se arrodilló al darse cuenta de la
diferencia de fuerza.

En medio de eso, Elliot llegó con un corte. No, un empuje. Tal vez fue
debido a que el Héroe invocó la bendición junto con su habilidad previa,
pero su corte en una mano era tan poderoso como un repentino
vendaval. Alcanzó su velocidad máxima en un instante, pero en
velocidad o destreza, Kuchiba Hatsumi estaba a más de un nivel por
encima de él. En el instante antes de que la punta de la espada lo
alcanzara, Suimei giró en torno a la mano dominante de Elliot, causando
que fallara por poco. En medio de eso, él comenzó un aria*. El Héroe se
giró para mirar a Suimei. Ir a mitad de camino no era bueno. Suimei
comenzó un canto de arte la espada. Mantra de Luz, una modificación
de la luz de cinco colores mudra. Presionando la cintura con el puño
izquierdo indestructible, mientras que los cinco dedos de la mano
derecha se separaron ligeramente, debajo de la mitad inferior izquierda
de su cuerpo. Formación de Mandala. La magia creó un pájaro
Kalaviṅka, cuya dulce voz forzó al oponente a liberar su magia.
(NT: Canto, empezar su magia, ya entienden…).

El aria usó toda su fuerza. En otras palabras, una verdadera aria.

“Buddhi brahma Buddhi Vidya Asat Nada Mahamaya Om. Karuma


Kalpa Devana Garai Kalpa”. (El Poder de Abrir los Ojos con Profundo
Conocimiento. Las Grandes Intenciones de los Cielos en Ascenso.
Resuenan Dulcemente y Liberan el Pecado Original. Escucha. A la Voz
de la Razón. Escucha).

“… ¡Por favor, esperen!”.

ArtyomPDF 26
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“... ¡tch!”.

De repente fueron interrumpidos por una urgente voz que les pedía que
se detuvieran, y Suimei detuvo su canto y se giró hacia la fuente. La voz
había llamado la atención de todos, y basado en el tono, parecía ser una
mujer. Cuando Suimei se giró hacia ella, vio a la chica bestia con la que
se había encontrado antes en la Iglesia de la Salvación.

Christa miró hacia atrás y luego le pidió a la chica su nombre.

“Tú, ¿Tú eres?”.

“Soy la Hermana Clarissa de la Iglesia de la Salvación. Vengo aquí con


un nuevo oráculo de la Diosa”.

“Ambas partes, finalicen este conflicto”.

Clarissa, quien se había metido en el asunto entre Elliot y Suimei, miró


a ambas partes y entonces les dijo tal cosa.

Christa, que se levantó del suelo, sospechosamente lanzó otra pregunta.

“Un nuevo oráculo, ¿qué quieres decir con eso? O, lo que es más
importante, ¿tiene algo que ver con nosotros?”.

ArtyomPDF 26
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Sí, al Héroe, y también a la otra parte allí. Hace apenas un momento, la


Diosa me otorgó un nuevo oráculo”.

“¿Para mí, y él?”.

“Sí. Fue que ustedes no pueden pelear directamente sobre la chica


pelirroja allí. Debido a la sombra en la Capital Imperial que causa un
disturbio, resolver esta disputa, es más o menos de lo que se trataba”.

Debido a la intercesión inesperada, la habitación se volvió ruidosa.


Nadie esperaba que, además del primer oráculo, hubiera otro.

Luego, Suimei le hizo una pregunta a la Hermana.

“Hermana, ¿qué quiere decir con la sombra que causa una conmoción?”.

“Probablemente el criminal que causa los incidentes de coma. En otras


palabras, para atrapar al criminal deberíamos...”.

“En otras palabras, que deberíamos luchar allí”.

“Sí, así que, por favor, termínenla. Pelear en este tipo de lugar, ¿no es
inútil?”.

Mientras la Hermana explicaba que no tenía sentido, Elliot calladamente


aceptó y guardó su espada.

“… Entiendo. Si es el oráculo, entonces retiraré mi espada”.

ArtyomPDF 26
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Al ver eso, Suimei también extinguió su magia. Si él luchara en este tipo


de lugar sin ninguna razón, entonces sería malo para los demás.

Después de haber guardado su espada, Elliot encaró a Suimei.

“Y así es como parece. ¿Qué vas a hacer?”.

“Hmm. No tengo el deber de escuchar a Alshuna. Pero si podemos


resolver esta disputa a través de esa batalla, entonces iré”.

“No soporto cómo hablas, pero... está decidido”.

Declarando eso, ellos habían llegado a un acuerdo, Elliot luego miró


hacia abajo a Christa.

“Elliot-sama...”.

Caminando detrás de Christa, que lo miraba con un inquieto rostro,


Elliot luego se giró para encarar a Suimei.

“Era Suimei Yakagi, ¿verdad? Tu nombre”.

“Sí”.

“Recordaré eso. Ahora bien, vamos, Christa”.

ArtyomPDF 26
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Diciendo eso, Elliot caminó hacia la multitud y abandonó el Gremio.

“Ha pasado un tiempo”.

ArtyomPDF 26
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

ArtyomPDF 26
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No pensé en absoluto que una Hermana pudiera interferir”.

“Yo tampoco. Ya que no esperaba que, después de llegar al Pabellón


Crepuscular, el caballero* con el que hablé anteriormente estaría en
desacuerdo con el Héroe”.
(NT: Knight y Gentleman se traducen como “Caballero”, el primero dejo la “C” en
mayúscula para referirme a ese “Caballero” con armadura, espada, lanza, etc.; el
segundo dejo la “c” en minúscula para referirme a ese “caballero” que se comporta
con cortesía, nobleza y distinción).

Sin duda fue inesperado. Sabiendo que era el Héroe que salvaría el
mundo y aún se estaba preparando para luchar...

En ese momento, Suimei notó algo extraño sobre el habla y el


comportamiento de la Hermana. Ella dijo que tenía una tarea y por eso
visitó el Pabellón Crepuscular. Por la forma en que la conversación iba
ahora, ni siquiera mencionó que había un oráculo. En ese caso…

“Hermana... sobre ese oráculo antes”.

“¿El oráculo en este momento? Actualmente…”.

“¿...?”.

La Hermana acercó su rostro poco a poco. Ella se rió levemente y dijo:


“Parece que fue una mentira”, antes de distanciarse de nuevo.

“¿Qu-...? ¿En serio?”.

ArtyomPDF 26
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Quiero decir, si no hiciera algo como eso, entonces usted arruinaría la


reputación del Héroe... ¡ejem! Porque sería muy desafortunado”.

Diciendo eso, la Hermana se rió. Según su figura, no parecía que su


objetivo fuera proteger al Héroe en absoluto.

“Quién sabe, ¿tal vez habría perdido?”.

“Ara, ¿estoy solo ciega?”.

“No, sus ojos parecen estar perfectamente bien”.

¿Quién sabía el resultado de la batalla? Pero, al parecer, solo la Hermana


fue capaz de predecirlo. Tal vez fue porque ella era una Beastman. Con
respecto a eso…

“Bueno, incluso si es así, ¿está bien que mienta sobre el oráculo? ¿No es
usted parte de la Iglesia de la Salvación?”.

“Sí”.

“Entonces…”.

Cuando Suimei dijo eso, Clarissa sacudió su cabeza de lado a lado.

“Desde mi lugar sirviendo a Alshuna-sama, es indigno, pero lo que la


Diosa dice no siempre es correcto. Y considerando eso, cuando le vi de

ArtyomPDF 26
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

pie contra el Héroe para proteger lo que usted quería, pensé que era
bastante espléndido”.

“Eh...”.

Mientras Suimei estaba desconcertado debido a sus inesperadas


palabras, Clarissa gentilmente envolvió su mano alrededor de la suya.

“Usted tiene un buen corazón. Asegúrese de nunca olvidar eso”.

Diciendo eso, la Hermana dio media vuelta y se fue.

Debido a la intervención de Clarissa, que llevó a un acuerdo con Elliot,


el grupo de Suimei se fue como si huyeran del Pabellón Crepuscular,
moviéndose a un lugar para calmarse, tan lejos hasta donde estaba la
casa.

Felmenia hizo un difícil rostro.

“Haa... terminó convirtiéndose en un asunto increíble”.

Ciertamente, competir para ver quién puede atrapar al criminal primero


era una situación imprevista. Independientemente de la astucia de
Clarissa en este momento, todavía era inesperado estar involucrado en
esto.

ArtyomPDF 27
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“… Lo siento. Debido a mi oráculo, incluso involucró a Felmenia”.

“¡N-No, Lefille no necesita preocuparse! ¡Independientemente de cómo


comenzó, si solo ganamos, estará bien! ¡¿Cierto, Suimei-dono?!”.

Felmenia, que se había dado cuenta de que había dicho algo grosero,
llevó el asunto a Suimei, pero Suimei se cruzó de brazos y no respondió.
Solo miró un agujero en el suelo. Pensando que su comportamiento era
extraño, la incómoda Felmenia una vez más trató de plantear la cuestión.

“¿Suimei-dono?”.

“... Ahh. Está bien. En cuanto a lo que deberíamos hacer con respecto al
perpetrador del incidente de coma, por ahora solo esperemos y veamos
qué pasa”.

Como se refleja en la forma en la que habló, por alguna razón Suimei


tenía la sensación de que incluso si ganaba el encuentro, solo pospondría
el problema. Debido a que la competencia era el resultado de la mentira
de Clarissa, era muy posible que la Diosa simplemente enviara otro
oráculo sobre Lefille. Ganar no resolvería el problema fundamental.
Además de estar relacionado con la religión, tampoco podría ser resuelto
por métodos ordinarios.

Eso era lo que Suimei estaba pensando. Mientras estaba absorto en sus
pensamientos, Lefille inquietamente tiró de su manga.

“Suimei-kun. ¿Qué sucede?”.

ArtyomPDF 27
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Oh, solo pensando en el futuro. Lo que debemos hacer a partir de ahora


y cosas así”.

“¿No deberíamos recopilar algo de información después de todo?”.

Suimei estuvo de acuerdo con la propuesta de Felmenia.

“Supongo que sí. Menia, ¿puedes hacerme un favor?”.

“¡Déjemelo a mí! Vine aquí para ser útil a Suimei-dono, así que no
importa lo que me pida... Aunque no hay mucha gente que coopere para
obtener información”.

“Eso no puede ser evitado. Él es un Héroe después de todo”.

Las personas de la Capital Imperial probablemente no serían muy


cooperativas. Entre el Héroe y el idiota que se le opone, con quién
elegirían cooperar es obvio.

Si bien puede no ser hasta el punto de tratar activamente de interferir


con ellos, definitivamente no solo cooperarán felizmente. En ese sentido,
Suimei estaba en una gran desventaja, pero no se podía hacer nada al
respecto.

Mientras Suimei continuaba pensando en esa línea de pensamiento,


Lefille levantó su mano.

“Entonces, también ayudaré a reunir información”.

ArtyomPDF 27
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No, hay algo más que quiero pedirle a Lefille”.

“Algo más... ¿es buscar al criminal?”.

“No, no, no podría pedirle a Lefille que haga algo así ahora”.

Suimei negó con la cabeza. Él no podía dejar que la pequeño Lefille


hiciera algo irrazonable así.

“¿Entonces?”.

“Quiero que recorras la Capital mperial y recojas gatos callejeros,


trayéndolos de vuelta aquí”.

“¿G-Gatos? ¿Por qué necesitamos gatos?”.

“Bueno, si no podemos obtener la cooperación de las personas, entonces


obtengamos la ayuda de los gatos, es lo que pensé”.

Como Suimei dijo eso, él comenzó a explicar los detalles.

Teniendo sus asignaciones, Suimei y los otros se separaron. A diferencia


de Elliot y los otros, ellos no tenían pistas y tuvieron un comienzo
bastante tardío.

ArtyomPDF 27
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Suimei se dirigió al lugar donde había visto al hombre sospechoso


anteriormente.

Regresó a la biblioteca, la que Liliana le había mostrado anteriormente,


donde el hombre con capucha negra había creado una barrera ficticia
usando magia y perseguía al noble dentro de ella. Suimei supuso que ese
hombre era el criminal responsable de los incidentes.

“Eso me recuerda que él era bastante pequeño”.

El hombre al que se enfrentó en la oscuridad era bastante bajo y esbelto.


Incluso si recordara sus movimientos, parecía ser una persona bastante
joven — no le sorprendería que fuera un niño. En base a eso, surgieron
sentimientos complicados.

‘¿Qué podría ser…?’.

Infligir comas a los ciudadanos y causando miedo, además de ser un


dolor para la policía militar. Un niño. Era como si él no pudiera ver un
motivo.

Mientras caminaba en círculos pensando en ello, frente a él vio formarse


una negra multitud.

“¿Qué…?”.

Era extremadamente ruidoso y gradualmente de hacia incluso más


ruidoso. Suimei también comenzó a interesarse por lo que estaba
sucediendo en el concurrido camino, y ágilmente se acercó. Mientras lo

ArtyomPDF 27
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

hacía, de repente un poder mágico comenzó a crecer del círculo de


personas reunidas a su alrededor.

“… Esto es”.

Suimei recordó esta sensación. Era de la misma longitud de onda que la


del otro día. La creciente presencia de la magia de Liliana Zandyke.

De repente, escuchó fragmentos de conversaciones: “¿Qué sucede?”, “El


arma humana está…”, “Ese es el mago del Gremio”. Una de ellas era el
sobrenombre de Liliana Zandyke.

Mientras se disculpaba, Suimei apartó a la multitud mientras se


acercaba. Cuando llegó al frente de la multitud, creyó ver la figura de
Liliana.

Él podía ver su frío ojo izquierdo. El que menospreciaba era el mago del
Gremio, que había discutido con Liliana.

A diferencia de la vez anterior, Liliana debió haber usado su magia, ya


que la túnica de él estaba en llamas y cortada. Él estaba en un estado
lastimoso.

Lo más probable es que fue el resultado de magia de fuego y viento que


pasó sus defensas. Parecía que también estaba agotado de magia.

“Espero que… de esto… aprendas a dejar de meterte conmigo”.

“Mierda…”.

ArtyomPDF 27
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

El que maldecía era el hombre maleducado, que estaba tratando de


levantarse. Él todavía estaba mirando a Liliana con hostilidad, pero
Liliana no lo toleraría. Una vez más, la densidad de la magia comenzó a
espesarse junto con la intención de matar y la fuerza de combate en un
radio de 10 metros en la medida en que cualquiera sabría la mala
intención que ella tenía hacia el hombre.

Para los curiosos también, esta era una situación espeluznante. El


venenoso poder mágico que se deslizaba en la piel de todos era un hecho,
dado las emociones negativas que llenaban el aire debido a Liliana.

Al final, tanto los hombres rudos como los charlatanes perdieron sus
voluntades mientras espumeaban por la boca. No les quedaba magia y
ni siquiera podían levantarse ahora. Dándoles una mirada, Liliana
devolvió su poder mágico a la normalidad, habiendo resuelto el
problema que tenía entre manos.

Desde esa dirección, Suimei sintió una mirada aguda desde algún lugar
en los alrededores.

Después de haberlos dominado por completo, ella causó un gran temor,


en respuesta a lo cual el miedo y el disgusto se arremolinaban en los
alrededores.

Lo más probable es que, esta vez, también ellos fueran los perpetradores,
y ella no había hecho nada malo. Recibiendo un trato tan duro a pesar
de ser defensa propia, era algo lamentable.

Como para proporcionar un salvavidas, Suimei salió.

ArtyomPDF 27
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Yo*”.
(NT: Este “Yo” se puede traducir como un “Hey” o un “Hola”).

Habiendo notado su voz, Liliana se giró y lo miró.

“… ¿Tu otra vez? Parece que siempre apareces cerca de mí”.

“Igual que aquí. Podría decirse que uno de nosotros está siguiendo al
otro. Así que…”.

Con eso, miró con compasión a los dos hombres harapientos.

“¿Te atacaron de nuevo?”.

“Sí. No aprendiendo… me desafiaron nuevamente. A pesar de ser


adultos, no pueden ser evitados. Enormes idiotas”.

“... También eres un desastre”.

Su mirada, que estaba dirigida a Suimei, también tenía una mirada


asombrada. Si las personas que lo rodean lo supieran, tal vez la
atmosfera pudiera calmarse de alguna manera. Es lo que pensó, pero no
salió como él esperaba, y las miradas de las personas que los rodeaban
no cambiaron.

Las personas alrededor deberían haber estado aquí antes que él, sin
embargo, ¿por qué decían cosas tan severas como: “El arma humana le
dio una buena paliza al mago del Gremio”, “Qué siniestra niña” y “¿Por
qué dejamos a esta peligrosa niña sola?”. Era extraño. Normalmente, si

ArtyomPDF 27
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

estaba claro quién tenía razón, nadie diría tales cosas. Lo que significa
que deberían culpar primero al hombre que había atacado a una
pequeña niña. Entonces, ¿por qué estaba siendo tratada como la
agresora? ¿O era así como las personas de la Capital Imperial veían a
Liliana?

Mientras Suimei estaba atónito por la mala voluntad que lo rodeaba,


Liliana comenzó a moverse.

“Muévanse. No soy… para mostrar”.

Liliana miró a la multitud. No queriendo mirarla a los ojos, los


alrededores adoptaron rígidas expresiones indescifrables y comenzaron
a dispersarse lentamente. Cuando comenzaron a irse…

“… Monstruo”.

Alguien murmuró esas palabras.

“... Oi”.

“Sería bueno si solo te callas, ya que nos iremos dentro de poco…”.

“Aléjate... de eso no se trata esto. Espero que no estés malinterpretando


las circunstancias”.

“Está bien”.

ArtyomPDF 27
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Mientras miraba hacia abajo, su tono era fuerte, pero sin corazón. Sus
palabras también fueron dichas descuidadamente con una mezcla de
resignación.

“... ¿Está bien?”.

“Sí, como siempre. “Todos te despreciamos a ti y a tu horrible magia”.


En el Imperio, yo — no, en cualquier lugar que vaya, siempre dicen eso”.

En sus murmullos había un indicio de soledad. Era como la voz de


alguien que se había dado por vencido, sin importarle lo que sucediera.

“El puesto que ocupo es especial. En primer lugar, es una posición fácil
de odiar, así que, si estoy allí, entonces será mucho mejor”.

Ciertamente, el ejército tendría posiciones especiales, y también habría


algunas dentro de las que detestarían otros. Invitarían a la
insatisfacción, pero si hubiera un objetivo particularmente fácil de
atacar, ya sea por el destino, entonces todos se centrarían en ese objetivo
mientras ignoraran a los demás. Entonces, ¿Liliana era la que recibía
toda esa mala voluntad?

Mientras Suimei miraba a su alrededor, vio a todos mirándola


cautelosamente mientras retrocedían como si allí hubiera alguna bestia
intocable.

Una persona estaba escondida en un negocio. Otro se escondía detrás de


un negocio mientras los miraba. Todas sus miradas estaban llenas de un
oscuro desprecio. No los ojos que uno tendría hacia una niña.

ArtyomPDF 27
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Finalmente, todos se fueron. Liliana, que lo había soportado todo,


también intentó irse, pero…

“Espera un poco”.

“¿Qué?”.

“Estás herida”.

Él no sabía si Liliana había recibido un golpe de la magia del hombre,


pero la parte posterior de su cuello estaba ligeramente roja.
Probablemente era algo así como una quemadura. Suimei se acercó
rápidamente mientras extendía su mano hacia el área afectada.

“¿Qué estás…?”.

“Solo quédate quieta”.

De su mano comenzó a emanar una pálida luz fosforescente. Magia


curativa. La piel inflamada volvió pronto a su estado original.

Como si tocara algo extraño, Liliana gentilmente sintió la parte de atrás


de su cuello.

Entonces…

“… ¿Por qué?”.

ArtyomPDF 28
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Hmm?”.

“¿Por qué eres… tan amable… conmigo?”.

“Fue solo mi propia intromisión de curiosidad, pero, ¿te está


molestando?”.

“Sí. Mucho”.

La afirmación de Liliana reveló una emoción como ira. Al ver ese rostro,
una emoción como la compasión comenzó a crecer.

“Si solo tú… solo haces lo mismo que ellos”.

“¿Despreciarte como ellos lo hicieron?”.

“Sí”.

“¿Es eso lo que realmente quieres?”.

“Eso es…”.

“No es. ¿Verdad?”.

“...”.

ArtyomPDF 28
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Liliana bajó su cabeza y permaneció en silencio. La fuerza en su hombro


se había apagado.

“... ¿Puedes regresar sola?”.

“¡N-No me trates como a una niña!”.

“Ya veo. Bueno, tengo mis propias cosas que hacer, así que iré”.

Diciendo eso, Suimei se giró hacia el lugar donde se encontró con el


hombre sospechoso.

… Haz como quieras.

Desde atrás, él creyó escuchar un murmullo.

“Estoy de vuelta”.

Después de buscar en el área sin resultados, Suimei regresó a casa.


Debido a que estaba sumido en profundos pensamientos, se quitó los
zapatos descuidadamente y estuvo a punto de pisarlos antes de
arreglarlos. Al mirar hacia la entrada de la casa, vio a Lefille esperando
bajo una suave lámpara naranja.

“Bienvenido de vuelta”.

ArtyomPDF 28
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Lefi, regresaste primero, ¿huh? Entonces, ¿por qué estás de pie allí?”.

“Esperando que volvieras”.

“¿A mí?”.

Ante su pregunta, Lefille asintió y luego señaló hacia el baño.

Entendiendo, Suimei asintió con un “Ahh”. Ella quería que él preparara


el baño correctamente.

El servicio de agua en la Capital todavía estaba en mantenimiento y,


aunque pronto estaría disponible para su uso, la magia también podría
usarse para producir agua caliente. Para hacer eso, las familias lo hacían
ellos mismos o llamaban a un experto para hacerlo. Por supuesto, para
el grupo de Suimei, ellos tenían dos personas que sobresalían en magia,
y era principalmente el trabajo de Suimei calentar agua para el baño.

“Sin embargo, ¿realmente valió la pena esperar por mí?”.

“Ah, bueno, me cubrí con pelo de gato”.

“Qué mal”.

Suimei vio como el desastre de Lefille se acercaba. En su ropa y piel, así


como en su cabello iluminado por la luz anaranjada, el pelo de gato
estaba en todas partes. ¿Estaba peleando con los gatos o algo así? Con
sus brazos cruzados, su figura parecía lamentable.

ArtyomPDF 28
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Es así?”.

“¿Hmm? ¿Hay algo más?”.

¿Debería haber dicho también su agradecimiento? Suimei solo podía


pensar en eso. Mientras tanto, Lefille comenzó a hacer pucheros.

“Mumumu. Qué persona inútil... ¿Debería cubrirte también con pelo?”.

“Estoy bien, Su Alteza. Voy a encerrarme en la habitación de


investigación y preparar ideas para todo tipo de objetos mágicos, así
como mirar el libro que Menia nos dio...”.

“No retienes nada. ¿No somos camaradas? Vamos, ¿por qué no


compartimos todo el uno con el otro?”.

“Espera, cálmate”.

Es lo que Suimei dijo, pero Lefille entusiasmadamente continuó.

“Eso es nuevo, siendo tan indeciso. Bastante interesante”.

“¡Oi! ¡No trates de burlarte de mí!”.

“¿No está bien?”.

ArtyomPDF 28
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Con una amplia sonrisa y un “Fufufu”, Lefille celebró. Ella parecía que
estaba a punto de agarrarlo y frotarse contra él. En ese momento, la
puerta de entrada se abrió.

“Estoy de vuelta”.

“Bie-Bienvenida de vuelta, mi salvadora”.

Mientras él decía eso a Felmenia, que acababa de regresar de reunir


información, agarró a Lefille detrás de él y la empujó al frente antes de
girarse despreocupadamente hacia la casa.

“… ¿Qué está pasando?”.

No entendiendo la situación, Felmenia tenía una mirada en blanco.


Habiendo hecho todo lo que pudo al recopilar información, su piel
estaba algo pálida y se podía ver fácilmente su agotamiento.

“Suimei-kun. Es cobarde usar a la Señorita Felmenia como un escudo,


¿sabes?”.

“Dices eso mientras te acercas a mí de esa manera”.

“Ugh...”.

A partir de ese intercambio, Felmenia adivinó el significado de la actual


cadena de acontecimientos y luego dirigió una mirada acusadora a
Suimei.

ArtyomPDF 28
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Suimei-dono...”.

“Eh... fue una broma”.

Diciendo eso, Suimei le dio una palmadita a Felmenia en ambos


hombros.

“Menia. ¿Quieres enseñarle a Lefille cómo usar el baño a partir de ahora?


Antes, como ella no sabía cómo hacerlo, estuvo esperando todo este
tiempo”.

“¡¿¡Eh!?! ¿Tomando un baño? Particularmente no... bueno...”.

Felmenia lo dijo en una nerviosa y no percibida voz.

“Está bien. Es una buena oportunidad. Hoy le enseñaré cómo son los
baños”.

“Ehh...”.

Al escuchar la voz emocionada de Lefille, Felmenia titubeó con una


llorosa voz.

En el Reino Astel no había cultura de tomar un baño, por lo que ella


parecía bastante renuente a ello, habiéndose rehusado obstinadamente
hasta ahora. Ella era una de esas personas que ni siquiera consideraron
que su opinión podría cambiar a pesar de no haberlo intentado.

ArtyomPDF 28
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Entonces Felmenia comenzó a distanciarse de Suimei y Lefille, que


bloqueaban su camino, retrocediendo lentamente.

“¿No podemos hacer esto en otro momento? Habrá muchas


oportunidades”.

“Tú. Dijiste lo mismo antes”.

“Señorita Felmenia. No puede usar esa excusa dos veces”.

Después de que los dos dijeron eso, Felmenia entró en pánico. Como si
no pudiera pensar en ninguna otra excusa, su rostro se puso solemne.

“A decir verdad, uno de los pilares de la familia Stingray es que no nos


bañamos, así que um…”.

“Mu, ¿ese es realmente el caso?”.

Lefille mordió esa excusa como si realmente lo estuviera considerando,


pero Suimei no lo dejó pasar.

“Eso es débil, Menia. En mi mundo, tenemos magia para ver a través de


las mentiras”.

“¡¡Eso es injusto!! ¡La magia en su mundo es un fraude!”

“Entonces parece que fue una mentira”.

ArtyomPDF 28
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Ah...”.

Aunque ella habría estado bien si hubiera seguido con su mentira un


poco más de tiempo, dejó escapar la verdad.

“Señorita Felmenia, no es bueno saber cuándo rendirse, ¿sabe? Sólo


ríndase y báñese conmigo”.

“Entonces, dado que estarás allí, también harás lo honores de calentar el


agua”.

“Eso…”.

Atrapada entre los dos, Felmenia no tenía dónde huir. Confirmando las
puertas delantera y trasera, dejó caer sus hombros con resignación y fue
arrastrada por Lefille.

... Después de un momento, Suimei estaba caminando cerca buscando


un lugar para poner a los gatos cuando escuchó el crujido de la ropa.
Parecía que habían gestionado el agua caliente y ahora estaban en medio
de sus preparativos.

“¡¿¡Qué!?!”.

“... ¿Qué sucede? Lefille”.

Desde el vestuario, él escuchó un extraño grito de Lefille y un extraño


sonido de Felmenia. Parecía que había algún tipo de problema.

ArtyomPDF 28
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Gra-Grande...”.

“¿Hah?”.

“Posiblemente más grande que los de mi forma original, estos”.

¿En qué diablos podrían estar tan conmocionadas? Como si Felmenia


entendiera…

“¿...? Realmente no lo entiendo, ¿pero está hablando de mi pecho?”.

“Así es. ¿Qué comió e hizo para hacerlos tan grandes, Señorita
Felmenia?”.

“No, realmente no pienso acerca de ellos, pero…”.

“¿Lo está escondiendo? ¡Por su propio bien, usted no puede hacer eso!”.

“Está bien. Los de Lefille crecerán también con el tiempo”.

Mientras Felmenia gentilmente amonestaba a Lefille, Lefille gritaba con


una voluntad de no perder.

“S-Si volviera a mi forma original... no lo serían en la medida de los


suyos, pero...”.

“¿Forma original…? Sigue diciendo eso antes, pero ¿a qué se refiere?”.

ArtyomPDF 28
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“A decir verdad, esta forma de pequeña niña no es mi forma real. En


realidad, soy más alta y mayor que usted”.

“Uh, erm...”.

Al ver a la confundida Felmenia, Lefille se enojó un poco.

“¡No me cree! ¡¿Verdad?!”.

“¿Huh? No, definitivamente le creo. Creo en lo que dijo. Con el tiempo,


seguramente usted será más grande quieres decir, ¿verdad?”.

“¿¡¿No es lo mismo que no creerme en absoluto?!?”.

Al final, su conversación se limitó a este tema de regresar a su forma


original, sin que nadie creyera lo otro. Al decir “Umumu...” con una voz
disgustada, Lefille a menudo hinchaba sus mejillas, pero...

“... Escuchar de cerca es desagradable, ¿huh?”

Suimei rápidamente se había absorto en su conversación y solo ahora,


después de un tiempo, se dio cuenta de lo indecente que era. Con eso,
decidió abandonar el área. En ese momento…

“Señorita Felmenia. Lo siento, pero espere un poco”.

“¿Qué es? — ¡¿hyau?!

ArtyomPDF 29
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Ugu, esta elasticidad es tan devastadora”.

“¡¿Qu-Qué diablos está haciendo?! ¡No me acaricie!”.

“No, solo estoy investigando un... ¿huh?”.

“¿Qué es esta vez...? ¡¿Hi?!”.

“Señorita Felmenia. Hay un poco de flacidez en la parte baja de su


espalda. ¿No es malo?”.

“¡I-Incluso si no dice eso, lo sé! ¡A-Así que deje de agarrarme!”.

“Lo siento. Fue grosero”.

Suimei escuchó la conversación de las dos mujeres desnudas.

“... dos, tres, cinco, siete, once”.

Mientras recitaba los números primos, Suimei huyó rápidamente con un


rostro rojo.

En medio de la oscuridad, había dos.

ArtyomPDF 29
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Su forma se fundía con el entorno, y con una mirada nunca se pudieron


distinguir, las sombras altas y cortas vestidas con túnicas. Saltaron por
la ciudad dormida como si estuvieran unidas con la oscuridad. Su
habilidad dejaba pocas huellas, como un cazador.

De repente, la pequeña sombra se detuvo. Deteniéndose como si fuera


debido a una fuerza invisible, descendió silenciosamente hacia los
ladrillos desplegados desde su trayectoria curva.

“... ¿Qué sucede?”.

“No, es nada”.

La sombra alta también había bajado poco después. La respuesta a la


pregunta puede, o no, haber sido una mentira. La razón por la que se
detuvieron fue porque dudaban de que el ser vivo estuviera en lo alto de
la valla. O tal vez, era al revés, y el otro tenía un problema con este lado.

Estaba sentado en un lugar alto en relación con el entorno, las pupilas se


expandieron para abarcar todo a sus ojos, mirándolos intensamente con
ojos ardientes. Un gato. Era un gato callejero que vivía en la Capital
Imperial, no obstante, sus dos ojos amarillos les había llamado la
atención.

“Naaa”.

Hizo un sonido. ¿Qué significado podría tener? De pie sobre sus cuatro
patas, de aspecto suave, el gato se fue sin un sonido.

ArtyomPDF 29
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

La sombra alta puso sus manos en el hombro del otro.

“Vámonos”.

“… Sí”.

La sombra corta rápidamente expresó su acuerdo, y una vez más se


movió, siguiendo la sombra alta. Por supuesto, para lograr lo que sea que
su objetivo fuera. El objetivo esta vez se dijo que pasa cerca del distrito
de clase alta. La información provino de la última sombra. La sombra
alta siempre llegaba con información tremendamente precisa. Incluso
ahora, ellos estaban llevando a cabo su objetivo basado en eso.
Probablemente, tenía una mejor red de información que el propio
Imperio.

Anteriormente, debido a que una parte no relacionada había interferido


con su objetivo, éste se había escapado.

“Aquí. Pon la trampa”.

Con palabras, la sombra asintió. Según lo solicitado, la sombra


hábilmente comenzó a compilar un hechizo, y justo cuando estaba a
punto de comenzar el aria…

“Nyaa”.

“¿¡¿...?!?”.

ArtyomPDF 29
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Para la voz que había sonado inesperadamente, la sombra se estremeció


de sorpresa. Dando vuelta, vio al gato sentado. Sin un sonido, se había
deslizado hacia arriba. Se había acercado a la pared y, como el gato
anterior, los estaba mirando. Mirando. Era como si los estuviera
monitoreando de cerca. Alrededor de su brazo había una tela negra. Un
gato mascota, al parecer.

Deteniendo su* magia momentáneamente, la sombra se dio vuelta y dio


un paso hacia el gato. Pero al gato no pareció importarle. Sus pupilas
llenaron sus ojos enteros mientras continuaba mirando. Solo después de
tomar uno o dos pasos más, el gato decidió levantarse y bostezar antes
de irse.
(NT: Refiriéndose a una mujer “Stopping her magic”).

‘......’.

¿Qué diablos fue eso? La sombra no sabía lo que el gato estaba


esperando, pero preparándose, comenzó su magia de sombras que
debilitaba la visión. Con esto, salvo alguna pequeña posibilidad o
accidente, el objetivo no podría escapar del distrito.

Con eso, el objetivo pronto apareció. Parecía que había bebido a más no
poder. Su paso inestable, él ni siquiera notó la oscura y sombría región.
Esta vez sería fácil. Solo un trabajo trivial al usar magia en el borracho.
La otra persona también piensa esto y lanza magia al hombre borracho.

Y entonces, el asunto concluyó pronto, y el despreciado noble cayó sobre


el camino de ladrillos.

... Con esto, otro final preocupante había sido atado. Solo unas pocas
veces más y no habría más obstáculos en el camino que el hombre
caminaba.

ArtyomPDF 29
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Inconscientemente dejando escapar un suspiro y girando el talón para


regresar…

“Como esperaba, siempre dando la vuelta tarde”.

Esa voz sonó.

[Punto de vista de la pequeña sombra]

“...”.

Notando la voz, me giré y vi a un hombre. La edad era en la adolescencia.


Él era de contextura mediana y alta. Con una mirada, tenía una
atmósfera agradable, pero de ninguna manera era su apariencia algo
buena. Con una voz demorada, la sombra alta se encaró esa dirección.

¿Por qué?

Para que él viniera aquí, yo estaba confundida. ¿Por qué este hombre
estaba aquí ahora?

Nos habíamos encontrado en la estación y él se había perdido en la


ciudad, Suimei Yakagi.

ArtyomPDF 29
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Era como si su objetivo fuera venir aquí. En esa línea de pensamiento, al


llegar, Suimei frunció sus cejas como si su objetivo al venir aquí fuera
detenernos. Como nosotros, él apareció en la oscuridad. Detrás de él,
una pequeña figura familiar y una figura de cabello plateado también
aparecieron. Era un evento fuera de nuestros planes y expectativas. Yo
no sabía el motivo, pero Suimei definitivamente había venido a
atraparnos. Pero después de haber terminado nuestras tareas, no
teníamos nada que hacer con Suimei y los demás. No sería beneficioso
permanecer a la vista de Suimei por mucho tiempo.

“... Deja las consecuencias a mí. ¿Puedes tomar uno?”.

“Sí”.

En una palabra, insinué que estoy de acuerdo con lo que dijo la sombra
alta sobre el manejo de las consecuencias.

“Ah... ¡espera!”.

Al darse cuenta de que la sombra trataba de escapar, la mujer de cabello


plateado alzó su voz e inmediatamente le hizo una seña a Suimei con la
mirada. Sin embargo, él miró de reojo la sombra alta y lo vio adentrase
en la oscuridad y luego lanzó una innecesaria mirada al noble fallecido.

“Está bien. No persigan por mucho tiempo. Dejaré al viejo con ustedes
dos”.

“S-Sí”.

ArtyomPDF 29
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Reconociendo lo que dijo, ella entonces corrió hacia el hombre caído con
la compañera pelirroja.

“... Entonces, ¿el culpable del incidente no es otra que tú?”.

“...”.

“Permanecer en silencio es equivalente a admitirlo, ¿sabes?”.

No tenía intención de responder. La relación entre yo y Suimei.


Independientemente de cómo cambié mi voz usando magia, ese hecho
se mantuvo igual. Si fuera una situación en la que el poder oculto se
infundiera en el lenguaje, como en el medio de un aria, entonces sería
diferente, pero ahora mismo no haría algo tan tonto como eso.

Mientras pensaba eso, Suimei Yakagi comenzó a levantar su brazo,


haciendo un movimiento para chasquear sus dedos. Era la técnica que
había hecho añicos el bastón del mago del Gremio. En cuanto a cómo, al
mismo tiempo que sus dedos chasquean, se produce magia de explosión
basada en viento que llena la atmósfera. Era simple, pero también una
magia de clase alta. El aria y las palabras de activación también eran de
clase alta, pero el tiempo para construir y disparar la magia era
sorprendentemente corto, y teniendo en cuenta la realidad de las peleas,
era una magia bastante temible. Su lento levantamiento de su brazo era
solo un acto para asustar al oponente, pero como en realidad podía ser
lanzado en su totalidad en menos de un segundo, si uno no lo predecía,
tendrían que depender únicamente de los sentidos para resistirlo o
evadirlo.

* Pachink *

ArtyomPDF 29
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“... tch”.

Casi al mismo tiempo que esquivé horizontalmente, el área en la que


estaba explotó. Sin embargo, solo estaba en el área justo arriba, donde la
mirada y el dedo de Suimei se cruzaron. Si no hubiera estado mirando y
no me hubiera dado cuenta, habría sido derrotada. Pero en este
momento no era el momento de tener otros pensamientos. Ya habiendo
predicho que mi postura sería destruida, Suimei ya estaba corriendo.
Rápido. A pesar de que no había usado aluna magia de mejora especial,
su velocidad era más que suficiente.

“Permutatio Coagulatio Viscane”. (Habilidad de Alteración de


Solidificación)

Mientras Suimei corría, en el momento en que murmuró su hechizo de


Alma Mercurius, un fluido salía de un frasco en su mano,
transformándose en una varita de dos puntas. Cuando el metal de color
plateado se formó, el viento que lo rodeaba hizo un sonido de latigazo y
la punta estaba apuntando hacia mí. No había ninguna sombra de duda
en su velocidad. A pesar de ser un mago, él había practicado lucha.

Entonces comencé a lanzar magia oscura hacia Suimei.

“Oh, Oscuridad. Eso que cubre el cielo como una cortina, ven y tritura,
golpea, ataca y aplasta a mi enemigo contra el suelo. Y cuando él esté a
mis pies, trágalo y aplástalo con las sombras”.

Era una oscuridad completamente diferente a la de la noche, y ésta


cubría el cielo. La cortina negra que se levantó parecía como si aplastara
por completo todo bajo ella hasta la muerte. Justo cuando parecía que
ésta detendría a Suimei corriendo, él se deslizó hacia un lado, apenas
escapando. Justo cuando estaba a punto de retorcerse fuera de ella,

ArtyomPDF 29
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

como si hubiera sido atrapado en la mano de un gigante, volvió a


chasquear como si lo hubieran atrapado. En medio del martillo de la
oscuridad, de alguna manera lo evadió como si se estuviera rompiendo
las leyes de la naturaleza, aterrizando en una postura rota, pero segura.
En su rostro había una expresión de duda y asombro.

“Oi, ¿qué es esta magia?”.

Por supuesto que no respondí a su demanda, sino que la chica de cabello


plateado detrás de él delató la naturaleza de mi magia.

“¡Suimei-dono! ¡Es magia oscura! ¡Y es especialmente fuerte!”.

“¿Magia… oscura?”.

Parecía que, por alguna razón, esta era la primera vez que Suimei veía
magia oscura. Eso era algo sospechoso, pero solo podía escuchar la
confusión en la voz de Suimei. Parecía que no estaba familiarizado con
la magia oscura. En ese caso, era mi oportunidad.

Mientras pensaba eso, vi su boca comenzar a moverse.

“Et Factus Est Invisibilis. Instarventi”. (Haz mi Hoja Invisible y Tan


Afilada Como el Acero y Húndela en la Sangre de mi Enemigo).

Al mismo tiempo que la formación mágica tomaba forma a sus pies, un


sonido perforador de oídos. Era diferente del sonido anterior causado
por la varita de metal. El sonido, que se deslizó en la oscuridad, agudizó
la fría noche como una espada. Pronto llenó los sentidos y se fortaleció,
causando que una cuerda girara alrededor de los alrededores. Entonces,

ArtyomPDF 29
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

evadí. No movimientos para evadir un ataque de espada, sino a través de


agilidad para evadir una flecha. Esquivándola, el suelo detrás de mí
estaba dividido en dos. Eso se repitió varias veces.

Sin embargo, justo cuando estaba evadiendo, la boca de Suimei se


movió.

“Flamma. Est Lego vis Wizard”. (Fuego, Reúnete, Como el


Resentimiento Reprimido de un Hechicero).

El hechizo era como nada de lo hubiese escuchado antes. En ese caso,


era mi turno también.

“Oscuridad. Conduce a todos a la locura. Tiéntalos en la curiosidad. A


través de la serpiente negra guíalos a todos a la ruina. La delgada
oscuridad que conduce a la mano de la ruina”.

Lancé un hechizo. Esta magia era un tipo especial. Una magia original
que usa el atributo de oscuridad. Al utilizar el atributo de oscuridad,
desestabilizó la magia del oponente, lo que resultaba en que no tenía una
forma definida. La magia inestable podría tener muchos resultados
potenciales, como no disparar, causar un efecto diferente o disparar al
usuario. Sin embargo, al ajustar la magia para provocar un mal disparo
contra uno mismo, ésta podría infligir lesiones graves.

Es como debería haber sido, pero…

“¡Resonatur! ¡Illi qui Qlagitant Discordia et Lost in Ventum!”.


(¡Afinación! ¡Lo Que Arroja Orden al Caos, Cambia y se Disipa en el
Viento!).

ArtyomPDF 30
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Suimei interrumpió mi hechizo, interponiendo otro canto.

“¡Harmonies! ¡Aeolia!”. (¡Afinando el Viento!).

Harmonies Aeolia. Ciertamente, cuando esas palabras fueron llevadas


por el viento, algo cambió.

“¡¿Qu-... ?!”.

En el instante en que la oscuridad, en forma de serpiente, comenzó a


surgir de la formación mágica, tanto la serpiente como la formación se
convirtieron en partículas de luz. El confeti como granos de luz iluminó
al hombre desarmado detrás de ellas.

Él estaba bien, lo que significaba que la había perfectamente resistido.


Pero eso es imposible. Toda magia tenía los elementos que soportaban
parte de la carga al lanzarla. Por lo tanto, toda magia emitida por los
magos tendría una porción que no era procesada activamente por el
lanzador, lo que significa que no podían controlar completamente su
magia. Porque la magia que utilicé aprovechaba esta brecha, para que no
existiera, ¿eso significaba que él no estaba usando los elementos? Si
considero que ese es el caso en este momento, eso significaba que él
controlaba completa y precisamente su magia — en otras palabras, su
magia no usaba los elementos como un medio en absoluto.

Mientras estaba desconcertada en mis propios pensamientos, como


sacudiendo el poder mágico restante, Suimei sacudió su mano vacía
derecha.

ArtyomPDF 30
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“... Mezclador de Fenómenos”.

“¿...?”.

“La ley mágica de lo que acabas de usar. Aunque no lo hiciste


perfectamente... Cielos, a pesar de no conocer los principios mágicos, lo
hiciste bastante bien”.

Como si lo estuviera escupiendo, ese tipo de lenguaje abusivo era


característico de su alabanza.

Luego, una atmósfera fría llenó los alrededores. Al parecer, él me


consideraba completamente como un enemigo. Su presión era aún más
coercitiva debido a su mirada aguda. También lo había pensado al
derrotar a los magos del Gremio, pero Suimei Yakagi es un digno mago.
Utilizando magia de alto nivel, en poco tiempo había ganado el control y
había robado su magia. Su verdadera habilidad era más que comparable
con la Élite Doce. Ni siquiera era imposible que fuera más que eso.

“Primum ex Secandum Excipio”. (Muralla Número 1, Número 2,


Despliegue Local).

“¡¿...?!”.

Las formaciones de magia dorada se elevaron. Era como si fueran


escudos para protegerlo.

Suimei Yakagi comenzó a moverse. Al principio caminó cómodamente


hacia mí, pero, posiblemente leyendo mis intenciones, aceleró a una
velocidad imposible, acortando la distancia.

ArtyomPDF 30
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Los combates cuerpo a cuerpo no eran realmente mi fuerte. Lanzando


rápidamente un hechizo. Justo cuando él estaba a punto de chasquear
sus dedos, esquivó rápidamente como si sintiera algo.

Sus reflejos eran rápidos. Para que él decidiera esquivar tan rápido a
pesar de estar en medio de un hechizo, ¿sintió algo? Sus reacciones ya
estaban en el nivel de previsión.

En el momento en que estaba pensando eso, pude ver en sus ojos que ya
había llegado a un contra-plan.

Otra formación de hechizo se elevó en el aire. Excepto uno, no, no ese


tipo.

Doble lanzamiento. No, esto era...

“Ad Vigniti. Transcription, invocatio! Augoeides!”. (Técnica Mágica de


Brillo. Transcripción Hasta el Número 20. ¡Invocar!).

“Kuh”.

Una luz, pero no ligera, lanza, vino atacando. Poniendo mucho poder
mágico en la técnica; ¿Cambió sus medios de ataque? Y para preparar y
disparar a varios de ellas al mismo tiempo, ¿era él un monstruo? Apenas
pude esquivar la lluvia de luz desde un lado. Esquivándolas, tuve que
contraatacar. Tenía que vencer todo lo que se interpusiera en mi camino.
Para esa persona. Es por eso que no me importa lo que me pase. Incluso
si era excesivamente peligroso para mí, aproveché mi oportunidad entre
las astillas de ladrillo que giraban como polvo y corrí hacia él. Sin

ArtyomPDF 30
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

embargo, en cuanto a lo que estaba frente a mí, en algún momento la


varita de metal de Suimei se había transformado en una espada, y ahora
él estaba de pie allí con ella.

Así, golpeé el centro de su espada con la punta de mi varita. Debido a


que estaba siempre mirando a ese hombre, tenía mi propia confianza.
En el Imperio no había nadie que hubiera vencido a ese hombre en el
manejo de la espada. Sin embargo, el manejo de la espada de Suimei
Yakagi era un asunto aparte. Él repelió mi ataque con un control
inesperado, con su espada haciendo un arco fluido. Con dos golpes
vigorosos, la punta afilada de su espada comenzó a brillar mientras hacía
una rotación en el aire, trazando un arco.

Formación mágica. La luz del poder mágico, que surgió, era roja. Magia
Fuego*.
(NT: O Magia de Llamarada).

Cuando me di cuenta, la formación mágica ya estaba completa, y la


nitidez de la espada, apuntando hacia mí, se reflejó en mis ojos. Apenas
me di cuenta de que estaba apuntando a mi hombro, logré esquivar la
puñalada, pero su magia era otra cosa. En estas circunstancias, no había
forma de defenderse. ¿Qué debería hacer? Pude sentir el calor de la
formación mágica. Magia de fuego. La magia de luz impedía la
oscuridad, un atributo fuerte.

“¡Tch!”.

Escuchando el dolor y el calor, apreté mis dientes y me tiré al suelo. En


ese momento vigoroso, rodé por el suelo. Mi estado actual — el fuego solo
me había rozado la túnica y no había sufrido daños. Me salvó el hecho de
que era una magia instantánea, así que la intensidad era mucho más baja

ArtyomPDF 30
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

que antes, combinada con el hecho de que mi pequeño cuerpo podía


hacer movimientos rápidos.

La chica de cabello plateado luego llamó a Suimei Yakagi.

“Una barrera…”.

“Está bien. Más importante aún, te dejo a Lefille y a ese viejo. Ten
cuidado con los cambios en el entorno y el poder mágico circundante.
Asegurarte de no destacar, amplía tu propia percepción”.

“Esto es…”.

La chica de cabello plateado miró a su alrededor. Poco después, después


de un parpadeo, sus ojos se agrandaron. Lo que seguramente había
notado era un negro diferente al de la oscuridad que había caído sobre
la noche.

¿Lo notó Suimei Yakagi? Una neblina negra oculta por la noche. Como
se esperaba de él. Estaba tratando de hundirlo en la oscuridad antes de
que él lo supiera, pero que él lo notara también. Pero incluso para él, que
podía robar la magia de los demás, no había forma de interferir con la
magia que no conocía, ¿verdad? La luna intachable fue teñida por la
neblina producida a través de la magia de oscuridad; podría confundirse
como una perla negra en este punto. Justo cuando la chica notó el
cambio en el entorno y le hizo una señal a Suimei, comencé a lanzar mi
magia oscura.

“Oscuridad. Saliste del cuerpo del oculto caos. Para mostrar tu poder No
busco retribución. No tengo ira. Por lo tanto…”.

ArtyomPDF 30
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Lo que luego agregué al canto fueron las palabras prohibidas que


fortalecieron la magia oscura.

“Olgo, Lucuila, Ragua, Secunto, Labielalu, Baybaron... odio solo dejado


a la ira de la oscura represalia”.

“Primium ex Quartum Excipio!” (¡Muralla Número 1, Número 2,


Número 3, Número 4, Despliegue Local!)

Suimei Yakagi expandió las capas de la dorada y semi-circular barrera


desde antes. La luz y la oscuridad colisionaron. La formación de la
barrera giratoria hizo un ruido estridente y rayos de luz fueron
dispersados, defendiéndose contra muchas de las bandas de oscuridad.

“Gu…”.

Suimei filtró un pequeño, pero doloroso gemido. La oscuridad, que


penetraba lentamente a través de la barrera dorada, se acumuló en su
brazo izquierdo. Amenazando su seguridad, una gota de sudor apareció
en su nariz. Un éxito. Era la primera vez que mi ataque le había llegado.

Sin embargo, Suimei no cayó, incluso después de un tiempo. A pesar de


que había recibido mi magia oscura, que debería enviar disparos de
dolor severo que se extendían como insectos, dejando a cualquier
enemigo desesperado mientras se cansaba, gritando con una cara
retorcida en angustia. Suimei Yakagi se limitó a pararse sobre sus pies,
mirándome.

“Tú…”.

ArtyomPDF 30
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

¿Le hice hablar su odio por mí? Sin embargo, lo que siguió fue…

“¿Realmente estás tirando de las cuerdas así...?”.

Su pregunta estaba mezclada con duda e ira, sin ninguna tensión.

¿Realmente está preguntando eso en este momento? Soy una maga


oscura. Para obstruirlo, me convertí en esta persona que comanda esta
magia que se come en mi cuerpo como gusanos. Obviamente. Para mí,
hacer tal cosa solo es una cuestión de rutina. Sí, todo es para proteger a
esa persona...

... Para proteger, ¿aceptaré sus heridas?

“¡¿...?!”.

Ahí, me di cuenta. Mi límite que no se puede cruzar.

¿Quién es este? Este hombre no es el que amenaza a esa persona,


¿verdad? ¿Por qué él dijo eso y continuó lidiando con el asunto actual?
Suimei Yakagi. El hombre que no se asustará no importa cuánto lo
obligue o le muestre mi lado espantoso. Con una amable voz, el hombre
que piensa en mí me aisló. ¿De verdad estaba usando mi magia oscura,
que podría robar fácilmente las vidas de los humanos, en su contra?

“¡Oi, espera!”.

Lo que él notó fue que me puse a correr en otra dirección lejos de aquí.

ArtyomPDF 30
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

[Fin del punto de vista]

¿Fue inesperado que Suimei hubiera recibido un golpe? Mientras la


pequeña sombra huía hacia las sombras, Lefille y Felmenia corrían hacia
Suimei.

“¡Suimei-dono!”.

“¡Suimei-kun!”.

“......”.

A pesar de que lo estaban mirando, Suimei continuó mirando su brazo


izquierdo, que tenía la neblina enrollándose y moviéndose a su
alrededor. Entonces, Felmenia habló.

“¿E-Está usted bien? Vi que tomó su magia oscura antes”.

“Ah, lo hice. Penetró en la fortaleza mágica”.

Diciendo eso, ya que la magia persistía, sacó su brazo izquierdo para


mostrarle a Felmenia. Su mano y su muñeca no tenían nada inusual,
pero las partes que fueron afectadas por la neblina, que penetró la
fortaleza, se estaban poniendo negras y arrugadas como si se estuvieran
secando.

ArtyomPDF 30
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Es-Esto es?”.

“Ella me agarro. Incluso dentro de los Ataques Astrales, probablemente


fue un ataque bastante fuerte. Tiene efectos no solo en el alma, sino
también en el cuerpo.

Mientras decía eso, él hizo un rostro sombrío, mientras Lefille se ponía


de puntillas y echaba un vistazo.

“¿Estás bien?”.

“Si lo dejo como está, se correrá y pudrirá”.

“¡¿Q-Qué dijiste?!”.

“¡¿¡¿¡¿N-N-N-No es esto un gran problema?!?!?! ¡R-Rápido! ¡Magia de


recuperación! ¡En primer lugar, ¿no es esto algo que garantiza la magia
de recuperación?! ¿¡¿Qué hacemos, qué hacemos, que hacemos?!?”.

En respuesta a las palabras de Suimei, que eran como si estuviera


hablando de otra persona, Lefille levantó un grito de sorpresa mientras
Felmenia entraba en pánico, corriendo confusamente de un lado a otro.
Corriendo en pánico, uno podría preguntar quién fue el que resultó
herido.

“Oi, oi, cálmate, Menia”.

ArtyomPDF 30
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡¿Cree que puedo calmarme?! ¿¡¿Cómo se la arregla para estar tan


tranquilo?!?”.

“¡Eso es cierto, Suimei-kun! ¡La necrosis no es algo simple!”.

“Está bien. Me refiero a que el Cuerpo Astral estaba dañado, así que
incluso si usas magia de recuperación, de todos modos, no volverá a la
normalidad de inmediato”.

“¿En serio?”.

Cuando Lefille pidió por confirmación, Felmenia dejó escapar un


exagerado suspiro de alivio. Las arrugas se ven mal a primera vista.
Aunque, no podrías decir que no lo eran. Si fuera una herida profunda
para el Cuerpo Astral, sería un asunto serio. Debido a que no era una
herida típica, te sentirías normal por un tiempo. Por ahora, Suimei no
podía usar su mano izquierda.

Cuando Suimei lo miró por última vez, sonó una flauta,


sorprendiéndolos.

“... Policía militar, ¿huh?”.

Un poco después de ser interrogado por la policía militar, que había


llegado bastante tarde a la escena.

ArtyomPDF 31
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Se les preguntó por qué estaban allí en ese particular momento. Suimei
pensó que habría muchas preguntas molestas, pero parecía que ellos
sabían algo, ya que, después de sus preguntas, les dejaron pasar sin
objeciones. Ahora mismo.

Después de resumir los pedazos necesarios, salieron como si todo


estuviera bien. Deberían haber venido aquí por una razón, por lo que no
había forma de que fingieran que no vieron nada y se fueran, ¿verdad?

De repente, Suimei miró a la policía militar. No parecían apresurarse o


inquietarse, pero obviamente la investigación no iba a ninguna parte.
Mientras pensaba, parecía que ellos no sabían mucho sobre la magia
oscura, por lo que llamaron a un mago oscuro del Gremio, quien solo
negó con su cabeza mucho.

En ese momento, la policía militar. que estaba detrás de ellos. de repente


comenzó a hacer un ruido. La formación de la policía militar se separó,
revelando a un hombre que venía.

“–Eso es inesperado. Escuché que quien estaba aquí era el que tuvo el
incidente con el Héroe, pero pensar que eras tú”.

Era una voz familiar. Una vista familiar también. Era el hombre que
había arrastrado a Liliana mientras ella le mostraba a él la biblioteca
unos días atrás.

“Cierto... nos encontramos hace unos días. Vi que estaba en el ejército


Imperial, pero, ¿por qué está aquí?”.

Para la pregunta de Suimei, el rostro del hombre no cambió ni un poco


cuando cerró sus ojos.

ArtyomPDF 31
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No tengo la obligación de responderte eso. Lo que tienes que hacer es


una cosa. Sólo dime qué pasó aquí, Suimei Yakagi”.

¿Escuchó el nombre de Suimei de Liliana? Al ser interrogado y


ordenado, Suimei arregló su ropa y entonces hizo una pregunta.

“Lo siento, pero ¿podría al menos escuchar su nombre?”.

“Soy el coronel de Inteligencia del Ejército Imperial, Rogue Zandyke”.

Parecía que Lefille recordaba el nombre, mientras levantaba sus cejas


sorprendida, murmurando.

“Uno de las Siete Espadas...”.

Las sombras bailaban en el fondo como si estuvieran quemando la


mágica lampara naranja.

En el lugar de un incidente de coma. Después de haber ahuyentado a


Suimei y los demás, apareció una pequeña sombra con ropa militar
frente a un hombre en túnica que miraba a la policía militar.

“¿A dónde fuiste, Liliana?”.

ArtyomPDF 31
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

El hombre con túnica preguntó sin darse la vuelta, y Liliana, como si


entendiera…

“Solo… a donde el viento de la noche está...”.

“¿Pensé que dije de no salir inútilmente?”.

“Lo… siento”.

Liliana se encogió en respuesta a sus reprimendas. El hombre una vez


más habló a la sobre-saltante Liliana.

“Bueno, está bien. ¿Sobre la situación?”.

“Pude escuchar la mayor parte de ello desde la policía militar”.

“Ya veo. ¿Y cómo era su estado?”.

“Igual que siempre. El objetivo del criminal fue nuevamente un noble


con mala reputación, y ahora, sin hacer una buena investigación, confían
en lo que piensa el Héroe”.

“Una mala reputación, ¿huh?”.

Liliana asintió mientras él repetía sus palabras.

ArtyomPDF 31
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Como de costumbre, la policía militar no tenía ninguna señal de que


harían algo. No podía ser evitado. Tanto para la clase alta como para la
Iglesia de Salvación, su motivación para intervenir solo estaba
disminuyendo.

Incluso el Héroe, quien recientemente había comenzado a investigar, no


podía obtener nada de ellos. Ellos llegan tarde todo el tiempo. “Para
nosotros, el Héroe y los nobles no podrían ser de ninguna amenaza”.

Es lo que ellos pensaron cuando regresaron a la escena con rostros


inocentes.

“Puede ser conveniente para mí, pero recientemente, como sombras, los
alrededores se han vuelto ruidosos”.

“Coronel…”.

¿Él se estaba quejando debido a los recientes incidentes?

El noble derrotado hoy, así como todos los anteriores, eran un grupo
desagradable para Rogue, quien recientemente se había levantado del
estatus de plebeyo. No, en lugar de desagradable, los nobles habían
estado trabajando activamente para expulsarlos. Los nobles, atrapados
en el incidente reciente, habían provocado demasiadas sospechas
innecesarias.

Hubo actos malvados. Había, pero si Rogue bajaba la guardia a los


nobles que estaban asustados en ese momento, eventualmente sería
enterrado por sus celos y aplastado.

ArtyomPDF 31
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Es por eso que el coronel hizo lo que hizo. El padre adoptivo que la
recogió y crió. Liliana, reforzando su resolución con eso, se estaba
disculpando con el hombre de túnica cuando…

“Liliana”.

“S-Sí”.

Habiendo sido llamada mientras estaba en medio de sus pensamientos,


su error de perder lo que él decía fue expuesto. Pero él dijo que no había
reprimendas, como si estuviera mirando a alguien que se estaba
muriendo.

“Ese Suimei Yakagi antes”.

“¿Qué hay sobre… ese hombre?”.

“Quiero información sobre él. Ponte en contacto e investiga”.

Ante la inesperada orden de su padre adoptivo, Liliana preguntó


dudosamente.

“¿A… Suimei Yakagi?”.

“Sí, parece que, de alguna manera, está relacionado con el criminal del
incidente. Él estaba diciendo que los encontró mientras buscaba”.

“Coronel. ¿Es él… el criminal?”.

ArtyomPDF 31
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No lo creo, pero él me intriga”.

“... Entendido, coronel”.

Transmitiendo su comprensión, continuó desde allí cuando Rogue se


unió a la investigación de la policía militar.

ArtyomPDF 31
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Capítulo 4: Anti-Magia Magia Oscura

(NT: Desde aquí en adelante regresa el anterior traductor [volumen 1 – primera


mitad del volumen 2]).

Habían pasado unos días desde el contacto de Suimei con el culpable de


los incidentes de coma. Desde entonces, él no había estado haciendo
nada más que tratar su brazo e investigar la magia oscura sin un solo
guiño de sueño. Ahora se encontraba en un rincón de la Gran Biblioteca
del Imperio, mirando el lomo de un libro.

“Magia oscura, ¿huh...?”.

Magia oscura. Según Felmenia, quien era la especialista en magia de este


mundo, entre los ocho atributos, era particularmente difícil de usar y se
consideraba bastante especial. Sin embargo, Felmenia no era
especialista en la propia magia oscura, su conocimiento terminaba con
los efectos que tenía en el cuerpo después de ser golpeado por tal magia.
Había un mago en Astel que usaba magia oscura, pero esa persona tenía
una personalidad recluida, por lo que Felmenia nunca tuvo la
oportunidad de hablar con él al respecto en detalle.

Es por eso que, incluso después de llegar a la biblioteca más grande del
Imperio, con una vasta colección de libros, los que escribieron sobre
magia oscura eran pocos. Los que solo mencionaron que entre todos los
elementos era el más herético. O que, sin una gran aptitud para ello, era
inutilizable. O que destruía el cuerpo del lanzador. Prácticamente no
había nada útil para Suimei. Según Felmenia y Lefille, los usuarios de
magia oscura escaseaban a lo largo de la historia. Debido al daño
causado a sus cuerpos, también tendían a morir jóvenes. Es probable que

ArtyomPDF 31
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

esta sea la razón por la cual no había mucha literatura detallada sobre el
tema.

“...”.

Suimei desenrolló el vendaje alrededor de su mano izquierda y echó un


vistazo. La magia atravesó la muralla de su brillante fortaleza dorada y
golpeó su cuerpo directamente. Lo que vio fue una neblina negra
devorando toda la humedad de la materia viva – oscuridad. Su mano y
su brazo todavía mostraban los efectos del golpe. Se había secado
completamente y ahora estaba oscuramente magullado. Suimei no sabía
exactamente qué era.

Fuego, agua, viento, luz, tierra, madera y luz eran todas las sustancias
físicas que existían. El octavo elemento de oscuridad, sin embargo, era
más una forma de energía cuya sustancia y características permanecían
inidentificables para Suimei. Normalmente la oscuridad se referiría a
algo que absorbe la luz, o al vacío en el espacio que no contenía nada.
Era simplemente un espacio que no contenía luz, no significaba que la
“oscuridad” en sí misma fuese una sustancia física.

Mientras pensaba en esto, Suimei pensó en conceptos como la materia


oscura y la energía oscura que existían en el mundo. Estas eran teorías
requeridas para probar la verdad detrás de las leyes físicas. Existían
como materia y números sin forma. Si la oscuridad se refería a tales
cosas, entonces el hechizo para crearlas existía de hecho. Usando
numerología, Suimei podía tomar números imaginarios y combinarlos
con los números que definen las sustancias inmateriales para producir
lo inmaterial en el mundo material. Sin embargo, en este mundo en el
que las matemáticas no se habían desarrollado tanto, el concepto de los
números imaginarios, que fueron descubiertas en el siglo XVIII, junto
con el concepto de números sin forma, no podría existir. Además,
incluso si lo hiciera, nunca produciría el efecto que tenía esta magia
oscura.

ArtyomPDF 31
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Otra posibilidad era la absoluta nada. Sin embargo, no era como si


pudieran manifestar a la Avidya budista aquí. Además de eso, esta magia
oscura era un ataque que tenía un efecto directo sobre el Cuerpo Astral,
algo que el Avidya no hacía. Por lo tanto, no era algo que pudiera
explicarse si se pensara normalmente. Era capaz de interferir con
hechizos y obstruir la luz, un ataque Astral que dañaba directamente el
Cuerpo Astral. Suimei se preguntaba si existía un solo poder que
realmente pudiera contener todas estas características. Mientras
reflexionaba sobre esto, espontáneamente se escapó una risa ligera de su
boca.

“Fu, fufufufufu...”.

Este era. Este era el momento en que golpeaba un muro mientras


perseguía un misterio. Era en esos momentos que realmente sentía que
estaba persiguiendo lo desconocido. Debido a cosas como esta, él podía
meter su mano en un dominio imposible, realmente podía sentir que era
un erudito de misterios. Él reafirmó su voluntad de continuar en su
camino como erudito de los misterios y que también desentrañaría la
magia oscura.

El nivel de civilización en este mundo era relativamente bajo en


comparación con el suyo. En ese caso, era necesario que su lógica y
sentido común coincidieran con ese nivel. Era una época en la que el
combustible solo se usaba para calentar. No, estaba aún más atrás que
eso. Debe haber habido algo en esas edades. El método principal para
realizar un ataque era usar el trabajo de los Dioses paganos. Uno tomaría
prestado el poder de estas existencias misteriosas y usaría un hechizo
para atacar al inalcanzable Cuerpo Astral. Esto también era posible con
maldiciones de la brujería, la magia antigua Gand y las técnicas Ying y
Yang. Entre las cosas en las que Suimei estaba pensando, era simple usar
un hechizo para causar daño a la mente y el alma de alguien. Pero en este
mundo, toda magia funcionaba bajo la premisa de que los elementos

ArtyomPDF 31
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

deben ser usados. Basado en esto, Suimei no podía pensar en un hechizo


que fuera una excepción a este caso.

‘Pero en ese momento, la sensación que se arrastraba por mi mano


izquierda era sin duda un profundo resentimiento’.

En ese momento, Suimei había dicho esto involuntariamente, pero él lo


sintió. Sintió exactamente qué era esa sensación repulsiva que asaltaba
sus nervios. Ese poder seguramente nació de la negatividad del odio y
del profundo resentimiento. Francamente, no era algo que los humanos
debieran manejar. Suimei recordó a aquel que usó ese hechizo lleno de
ira. Era un cuerpo pequeño, probablemente todavía bastante joven. Sin
embargo, todavía usaba este tipo de hechizo. De repente, la imagen de la
figura de Liliana flotó en su mente. Ella tenía una figura similar al
culpable. Si ese fuera el caso, solo había una cosa que él debería hacer
como mago...

‘Mi mente se está confundiendo. Necesito reorganizar mis


pensamientos’.

Los pensamientos y el razonamiento de Suimei no estaban alineados.


Ocurría de vez en cuando. Cuando dos cosas que él recordaba estaban
estrechamente conectadas entre sí, era fácil intercambiar las dos en su
cabeza como si fuera la verdad. Sin duda, su proceso de pensamiento en
este momento era el mismo. No había alguna razón para que lo tratara
como una sensación de previsión. Es por eso que Liliana no podría ser la
sombra, la usuaria de magia oscura. Ella no estaba caminando por el
camino equivocado de la magia.

“... ¡Su... mei... no!”.

ArtyomPDF 32
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Suimei estaba pensando en eso cuidadosamente. En este momento, su


enfoque debe estar en la magia oscura. Ciertamente, era algo relacionado
con el poder negativo. En ese caso, ¿qué elemento estaba usando? O, en
primer lugar, ¿era magia oscura incluso algo que usaba un elemento?
Era posible que esta suposición fuera incorrecta. En ese caso,
considerando ese hechizo, si él seguía el flujo de la historia desde ese
misterio...

“... ¡Suimei-dono!”.

“¡¿―?! A-Ah, Menia, ¿huh?”.

Felmenia había estado gritando en el oído de Suimei mientras él estaba


sumido en sus pensamientos con la cabeza abajo. Al levantar su vista, él
saltó de la sorpresa. Ella tenía un rostro de asombro mientras
continuaba.

“No solo “Menia, ¿huh?”. ¿Qué diablos le ha pasado?”.

“No, solo pensando en cosas”.

“Au... ¿Me he puesto en su camino?”.

Felmenia dio una disculpa, pero Suimei agitó sus manos para
interrumpirla y la llevó al escritorio donde él había estado acampando
en la biblioteca para sus investigaciones. Mientras organizaba las
herramientas mágicas que traía para leer tomos mágicos, preguntó por
la información que le había pedido a Felmenia que investigara.

“Entonces, ¿cómo te fue?”.

ArtyomPDF 32
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Sí, no pude reunir mucho por mi parte”.

“Ya veo. ¿Supongo que no cooperarán después de todo?”.

“Parece que la información pasó, de los seguidores devotos, a los


ciudadanos del Imperio. Toda la información sobre ese tema fluye
indirectamente de ese modo”.

Felmenia estaba haciendo una expresión amarga. Tal como pensó por
primera vez Suimei, reunir información sería difícil. Al final, tener
cooperadores vigilando era el método más útil.

“Aunque la policía militar fue relativamente cooperativa”.

“¿Qué has dicho?”.

“Parece que hubo un evento que llevó a Elliot-dono a entrar en conflicto


con la policía militar”.

“¿Hou?”.

“Solo un poco antes del comienzo del encuentro con Héroe-dono, el


hecho de que él se haya sumado a la investigación del culpable de los
incidentes de coma es algo de lo que Suimei-dono es consciente,
¿verdad…? Cuando Héroe-dono debía partir y comenzar sus
investigaciones, la policía militar debía cooperar con él. Sin embargo,
cuando llegó el momento, él utilizó la Iglesia de la Salvación que lo
respaldaba y el título del Héroe para que la policía militar le ofreciera

ArtyomPDF 32
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

toda su información. Parece que estaba obteniendo toda la investigación


de ellos”.

Tener la Iglesia de la Salvación y el título de Héroe detrás de ti


ciertamente era una mano útil para poder jugar. A pesar de la corrupción
de quien usaría esta mano, nadie la rechazaría.

“Bueno, por lo que he escuchado, la policía militar decía cosas como:


“Los logros son todos tomados por Héroe-sama”, mientras se enfadaban
y debían. Hay una gran cantidad de mala voluntad dirigida a él, por lo
tanto, es probable que Elliot-dono no esté sacando mucho provecho de
ellos”.

El Héroe Elliot. La única vez que Suimei habló con él fue esa vez en el
Pabellón Crepuscular. Parece que era más un personaje demasiado serio
de lo que originalmente había imaginado. Gracias a los esfuerzos de los
devotos seguidores, él era capaz reunir información. Habiendo dicho
eso, también parecía que él aún no había captado la verdad detrás de los
incidentes.

“Así que, ¿qué pasa? ¿Nos están usando los policías militares para
cumplir su venganza?”.

“Parece que solo han ido tan lejos como para hacer apuestas sobre la
conclusión”.

“Seguramente no tienen motivación. Aunque los ciudadanos son los que


están siendo perjudicados”.

ArtyomPDF 32
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Cuando Felmenia estaba recuperando el aliento, Suimei comenzó a


torcer su dedo contra su frente. Entonces ella continuó porque parecía
tener otra razón para la apatía de la policía militar.

“Hay un poco más con respecto a eso. Después de que quite lo que se
esconde detrás de ello, se lo haré saber”.

“Entendido. Entonces está la cuestión de lo que le sucedió al noble que


vino corriendo hacia nosotros”.

“En este momento parece que se está recuperando en su propia casa. Al


igual que las otras víctimas, aún no ha recuperado la conciencia”.

El hombre, que había sido golpeado por la magia de la pequeña sombra,


fue llevado inmediatamente por la policía militar. Suimei solo pudo ver
la situación desde un lado. Después de que terminó su investigación
actual, parecía que tendría que ir a ver al noble por sí mismo.

“Ya veo. Te dejo el seguimiento”.

Después de escuchar el informe de Felmenia, Suimei estaba tomando un


breve descanso. Mientras los dos se acomodaban en taburetes en la
biblioteca uno al lado del otro, él casualmente trajo algo que había estado
pensando.

“Ahora que lo pienso, podemos conversar sin ningún problema y


también puedo leer los libros, ¿huh?”.

ArtyomPDF 32
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Recientemente Suimei había estado involucrado en un poco de


conversación y lectura. A partir de las inconsistencias en su conversación
con Elliot y los libros de la biblioteca en un lenguaje completamente
diferente, él fue capaz de entender todo sin ningún problema.

“Debe ser debido a la protección divina de la invocación del Héroe. Si


recuerdo correctamente, ¿tuvimos una conversación similar sobre este
tema antes?”.

“No le había prestado mucha atención, pero ahora tengo curiosidad. No


escuché demasiado de los detalles, pero me pregunto ¿por qué podemos
entender el lenguaje normalmente?”.

“Aquellos que son invocados, por el ritual de invocación del Héroe,


tienen un hechizo para traducir el lenguaje que se le aplica
automáticamente a medida que son llamados como parte del ritual.
Parece que está basado en el conocimiento de quien hace la invocación”.

“¿Hou?”.

“En el caso de Suimei-dono y sus amigos, se basaría en mi


conocimiento... Si es algo del mundo de Suimei-dono, si es coherente con
un concepto con el que estoy familiarizado, entonces el idioma se
traducirá en consecuencia. Si es algo que no existe en el mundo de
Suimei-dono, entonces el lenguaje se dejará tal como está, pero
coincidirá con la pronunciación de Suimei-dono. Por supuesto, si es algo
que tampoco sé, creo que solo se alineará con su pronunciación
también”.

En otras palabras, la traducción tenía un límite en función de si el


concepto existía o no entre los dos. Durante su pelea con Felmenia, ella
no entendía las palabras “barrera mágica” en absoluto. Eso fue debido a

ArtyomPDF 32
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

las limitaciones de la traducción. Con respecto a la magia oscura, aunque


el concepto de magia oscura no existía en su mundo, la gente de este
mundo simplemente estaba pegando las palabras, magia y oscura,
juntas. Esto podría explicar por qué él lo estaba escuchándolo traducir.
Mientras Suimei estaba pensando en esas cosas, Felmenia parecía
terriblemente orgullosa de sí misma mientras sacaba su abundante
pecho.

“En otras palabras, la razón por la que Suimei-dono puede hablar, leer y
escribir aquí es todo debido a mi conocimiento”.

Como Felmenia estaba felizmente haciendo una expresión “Ehen”,


Suimei dejó escapar un largo suspiro mientras simplemente respondía
“Eres bastante inteligente, ¿huh?”. Felmenia luego sacó a un tema que
ella no había mencionado antes.

“Ahora que lo pienso, Suimei-dono, al final, ¿cómo ha ido su


investigación?”.

“No está bien. Simplemente no hay nada que se pueda usar como
referencia aquí en absoluto, ¿huh?”.

Como Suimei dijo esto en broma, como si él se estuviera rindiendo,


Felmenia hizo un rostro de desilusión. Ella estaba deprimida. Al ver que
había una brecha entre la forma en que lo dijo y la forma en que ella lo
tomó, Suimei rápidamente estableció que solo estaba bromeando en un
tono serio.

“Pero con respecto a una contramedida, estoy pensando en una”.

“¿Una contramedida?”.

ArtyomPDF 32
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Sí, aparte de eso, también está la cuestión de lo que se trata”.

“En lo que respecta a la magia oscura, todavía hay mucho que sigue
siendo desconocido para nosotros... ¿pero bastaría con usar el
conocimiento del mundo de Suimei-dono para analizarla?”.

“No creo que no se pueda hacer. No hay forma de que algo que existe no
pueda ser explicado después de todo. Bueno, por ahora, al menos, tengo
un objetivo que alcanzar”.

Suimei respondió con un toque de optimismo. De toda la información


que había reunido hasta ahora, él al menos tenía algunas conjeturas.
Todo lo que quedaba era observarlo en la práctica una vez más y ver a
través de ella. Felmenia entonces inclinó levemente su cabeza hacia un
lado y le habló a Suimei.

“Hubo algo más que me ha estado molestando”.

“¿Qué es?”.

“La palabra que el mago oscuro agregó al final del hechizo que estaba
recitando. Es algo que tampoco he escuchado antes. Umm...”.

Felmenia estaba frunciendo el ceño, ya que no podía recordar las


palabras. En su lugar, Suimei las repitió.

“Olgo, Lucuila, Ragua, Secunto, Labielalu, Baybaron... ¿verdad?”.

ArtyomPDF 32
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Ah, así es. Nunca antes había escuchado sobre palabras como esa. ¿Qué
era...?”.

Mientras sus palabras se reducían en silencio, Felmenia estaba sumida


en sus pensamientos mientras una voz los llamaba por detrás.

“Disculpe. ¿Puedo molestarle un momento?”.

Los dos se giraron hacia la voz y vieron a un hombre vestido con el


uniforme blanco de un miembro del personal de la biblioteca allí de pie.
Era el mismo hombre con el que Suimei se había familiarizado cuando
llegó por primera vez a esta biblioteca.

“El bibliotecario, ¿huh? Estoy aquí otra vez hoy para investigar todo tipo
de cosas”.

“Yakagi-kun ... ¿verdad? Está muy entusiasta hoy también”.

“Bueno, sí”.

El bibliotecario le estaba dando a Suimei sonrisa de elogio por su


diligencia y Suimei se rió ligeramente. Él entonces se giró hacia
Felmenia, a quien no había visto todavía.

“Una de las personas del bosque, ¿verdad? Suimei-dono ¿me puede


introducir?”.

Las personas del bosque, Suimei dedujo que ella probablemente se


estaba refiriendo a los Elfos. El bibliotecario se había presentado

ArtyomPDF 32
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

anteriormente como un Elfo a Suimei, este era probablemente un


segundo nombre para ellos.

“Este es Romeon-san, él trabaja aquí como bibliotecario. Cuando vine


aquí antes, me explicó mucho sobre la biblioteca”.

“¿Es eso así? Que inusual. He escuchado que las personas del bosque
generalmente no eran del tipo para involucrarse mucho con los
humanos”.

Felmenia frunció el ceño mientras miraba a Romeon como si fuera algo


extraño. Viendo esto, él le devolvió una amarga sonrisa.

“A menudo me dicen que soy un excéntrico. Después de todo, dejé el


bosque en el que nací para ganarme la vida”.

Romeon dijo esto de una manera despreciativa. Parecía que los Elfos de
este mundo eran similares a los Elfos de las historias en el mundo de
Suimei. Ellos también vivían vidas bastante solitarias dentro del bosque.
Dejando eso de lado por el momento, Suimei llevó la conversación a su
tema original.

“Por cierto, ¿necesitaba algo?”.

“No, solo estaba pasando y le escuché hablar sobre la magia oscura y


despertó mi interés”.

Cuando Romeon mencionó esto, Felmenia abrió sus ojos ampliamente


sorprendida.

ArtyomPDF 32
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Sabe acerca de ello?”.

“Sí, bueno, después de todo, he pasado bastante tiempo en ello, así que
sé un poco al respecto”.

Habiendo escuchado la magia oscura discutida en un lugar inesperado,


Romeon se unió a Suimei y Felmenia alrededor de un escritorio. Cuando
se sentó, inmediatamente comenzó a hablar.

“Magia oscura. Para decirlo brevemente, entre los ocho elementos de


fuego, agua, viento, tierra, relámpago, madera, luz y oscuridad, es una
magia particularmente poderosa. No, magia diabólica... puede ser una
forma más apropiada de describirlo. Así que, ¿por qué ustedes dos están
investigando la magia oscura?”.

“Bueno, es esto…”.

Suimei decidió que era más fácil mostrar que decir y se quitó las vendas
de su mano izquierda. Viendo esto, Romeon estaba bastante
sorprendido.

“Esto es... así que es por eso que está investigando magia oscura…”.

Romeon empujó sus gafas, que se habían deslizado un poco hacia atrás,
mientras hacía una expresión sombría. Felmenia luego comenzó a
hablar.

ArtyomPDF 33
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Si puede decir simplemente por mirar, ¿eso significa que también sabe
de los síntomas?”.

“Antes de trabajar en esta biblioteca, trabajé como médico mágico. He


asumido la tarea de curar heridas infligidas por magia oscura antes.
Yakagi-kun, ¿le importa si echo un vistazo más de cerca?”.

Suimei no tenía ninguna razón para negarse y le dio un asentimiento a


Romeon, mientras sacaba su mano izquierda sin envolver. Después de
observarlo de cerca, Romeon adoptó un rostro de admiración con un
“Hou” y tomó aliento.

“... Parece haberse estabilizado, ¿huh? Normalmente, después de estar


sujeto a la corrupción de esta poderosa magia oscura, la condición se
arrastraría hasta el núcleo del cuerpo... ¿Yakagi-kun trató esto por sí
mismo?”.

“Bueno, solo apliqué un hechizo de curación que sabía”.

“No, es un magnífico método de tratamiento. Nunca antes había visto un


tratamiento médico tan espléndido”.

Después de decir esto, Romeon de repente puso una expresión sombría


mientras continuaba.

“¿Dónde usted terminó para ser golpeado por magia oscura?”.

“El culpable de todo el alboroto que sacudía la ciudad la usaba”.

ArtyomPDF 33
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡¿―No me digas que fuiste atacado?!”.

Suimei y Felmenia procedieron a explicar la situación a Romeon. Le


contaron que estaban en una competencia con Elliot debido al oráculo
de la Diosa y que hace unos días entraron en contacto y lucharon contra
el culpable. Romeon estaba escuchando en silencio todo mientras hacía
un rostro sombrío.

“... Ya veo, ese tipo de cosas sucedieron... He escuchado rumores de que


Héroe-sama estaba en una especie de coincidencia con otra persona,
pero pensar que era usted”.

Mientras Suimei y Felmenia tomaban un respiro después de hablar de la


situación, Romeon corrigió su postura en su asiento y les dirigió una
mirada seria.

“No es asunto mío decir esto, pero ― por favor, cesa estas acciones”.

“Al cesar estas acciones, ¿te refieres a buscar al culpable?”.

“Sí. No es algo que debería decir como una parte no relacionada, pero si
el culpable es un usuario de magia oscura, entonces es demasiado
malvado. Si no eres alcanzado por la magia oscura, es posible que pueda
llevar a una enfermedad mortal, solo el impacto de ser golpeado con ella
también es suficiente para matarle”.

“Incluso así, tengo dos camaradas que dependen de mí”.

“Pero, sin duda, no vale la pena su vida. Ciertamente es peligroso para


ellos seguir a Héroe-sama, pero...”.

ArtyomPDF 33
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Mientras decía esto, Romeon dirigió una mirada en dirección a


Felmenia. Al escuchar su franca opinión, ella estaba haciendo una
expresión complicada.

“También antes, Yakagi-kun mencionó la palabra Baybaron, ¿correcto?”.

Felmenia frunció el ceño y habló ante estas palabras.

“¿Usted también sabes sobre eso...?”.

“Escuché esas palabras antes hace mucho tiempo”.

“Si lo sabe, ¿es posible que nos enseñe al respecto?”.

Romeon asintió pesadamente a la petición de Felmenia, y comenzó a


hablar lentamente.

“Es algo conocido como un nombre salvaje”.

“¿Un nombre salvaje?”.

“Sí. Los nombres salvajes nacieron en este mundo al mismo tiempo que
la magia oscura. Eran palabras malditas perdidas desde la antigüedad.
Cuando se usan con cierto atributo ― básicamente el atributo oscuro,
tienen el efecto de amplificar el poder del atributo”.

“¿Amplificación?”.

ArtyomPDF 33
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Sí. Usando estas palabras, se dice que la magia oscura sería varias veces
más poderosa que el nivel equivalente de magia regular. Si tuviera que
adivinar, el usuario de magia oscura había agregado estas palabras a su
hechizo”.

“Entonces, el usuario de magia oscura es...”.

“Probablemente capaz de usar magia oscura significativamente


poderosa, creo”.

Felmenia tragó saliva ante la conclusión de Romeon.

“Lo diré una vez más. Por favor, cesa esta acción. No importa cuántas
vidas tenga, no será suficiente”.

“Pase lo que pase, es algo que debemos hacer”.

“Por el bien de sus compañeros, ¿no?”.

Cuando Suimei volvió a asentir con la cabeza, Romeon se dio por vencido
tratando de persuadirlo y dejó escapar un suspiro de asombro.

“Si está dispuesto a llegar tan lejos, no sirve de nada intentar detenerle,
¿huh?”.

“A pesar de que ha ido tan lejos como para enseñarnos, lo siento


profundamente”.

ArtyomPDF 33
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Lo entiendo. Solo, absolutamente no olvide el peligro que representa la


magia oscura”.

Romeon entonces se disculpó y volvió al trabajo.

“Magia oscura y nombres salvajes... ¿Suimei-dono?”.

Felmenia inclinó ligeramente su cabeza hacia un lado mientras fruncía


el ceño. Mientras murmuraba esas palabras preocupantes, ella se giró
hacia Suimei, quien estaba mirando hacia la distancia.

“Nombres salvajes... ¿huh?”.

Desde entonces, sin haber capturado al culpable, apareció otra víctima.


En este día, para que Suimei pudiera memorizar el diseño del Imperio,
estaba caminando por la ciudad solo en busca de gatos. La policía
militar, el Héroe y luego su propio grupo. Tal vez porque el número de
investigadores había aumentado, las acciones de los culpables parecían
haber disminuido en frecuencia y sus investigaciones nocturnas no
habían sido particularmente fructíferas. Para ese propósito, él estaba
buscando nuevos cooperadores en los callejones, cerca de matorrales y
en cualquier terreno vacío. Después de un tiempo, él encontró y llevaba
dos gatos mientras salía del callejón.

“Hey, deja de roerme. Incluso si masticas mis dedos, no son muy


sabrosos, ¿verdad?”.

ArtyomPDF 33
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Después de acariciar al gato una vez, éste parecía estar muy contento y
fue a jugar mordiendo la punta del dedo índice derecho de Suimei.
Fundamentalmente, la costumbre de un gato de morder cosas era el
comportamiento destinado a atacar y derribar a su presa, pero el gato
ahora lo hacía para relajarse y rogar por más caricias. Mientras pensaba
en asuntos tan insignificantes, Suimei comenzó a acariciar al gato
cuando un rostro familiar apareció frente a él.

“Suimei Yakagi...”.

La figura familiar frente a él era Liliana Zandyke.

“―Ooh, chica con coletas y parche en el ojo, ¿huh? Mucho tiempo sin
verte”.

“Con coletas... ¿qué pasa con eso? ¿Ese apodo incomprensible?”.

“No, bueno, no hay una razón en particular. En cualquier caso, qué


casualidad encontrarte aquí. Entiendo, así que querías dulces después
de todo, ¿huh?”.

Liliana no parecía estar de humor para la pregunta lúdica de Suimei y


respondió de una manera algo insegura.

“Eso es incorrecto”.

“Entonces, ¿no son dulces?”.

“Ese… tipo de cosas… no importa”.

ArtyomPDF 33
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Entonces, ¿qué sucede?”.

Suimei le preguntó a Liliana, quién dejó salir una atmósfera sombría. La


atmósfera era tensa, pero no fue por la broma ligera de Suimei, algo
sucedía. Ella solo estaba mirando el pecho de Suimei y se estaba
desmoronando por su compostura. Suimei estaba agarrando a dos gatos
en su pecho, pero...

“D-Dame al señor gato... A mí, a mí”.

“... ¿Haa?”.

Liliana estaba demandando que le entregaran los gatos mientras se


acercaba a Suimei con los brazos extendidos.

Cediendo a la petición de Liliana, Suimei le entregó un gato para que lo


abrazara. Él ahora estaba sentado en un banco cerca de una fuente.

“Nyan, nyan, nyan, nyan”.

A su lado, Liliana no le prestaba atención mientras hacía ruidos de gato


e inocentemente jugaba con el gato. Ella estaba sosteniendo ambas patas
del gato mientras imitaba los movimientos de una famosa rima infantil.
Suimei estaba mirando desde un lado mientras parecía felizmente
encantado en su propio paraíso de la tarde. Era la primera vez que veía
una sonrisa tan fuerte y brillante de ella.

ArtyomPDF 33
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Nyan, nyan, gyuuu~”.

Cuando Liliana llegó al final de la rima, abrazó al gato. Ella realmente


debe amarlos. Suimei encontró esto bastante encantador. Entonces
llamó a la chica, quien había olvidado por completo que él estaba allí.

“¿Te diviertes?”.

“¡¿―?! ¡¿D-Desde… cuándo has estado allí?! ¡Suimei Yakagi!”.

“¿Estaré aquí hasta que regreses el gato?”.

Liliana respondió a Suimei con una expresión de disgusto.

“¿Regresar? ¿Este niño… a ti?”.

“Sí”.

“Este niño es un callejero, ¿verdad? No es… tu gato. Haré que… me


digas… por qué secuestraste a señor gato. Dependiendo de tu respuesta,
haré que te ejecuten en un tribunal militar, ¿sabes?”.

Ella lo estaba acusando de secuestro con una fría mirada. Además de eso,
ella planeaba ejecutarlo sin ninguna investigación o juicio, era una
reacción bastante violenta. Todo esto a pesar de actuar como un gato
frente a Suimei hace unos momentos.

ArtyomPDF 33
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Por qué? Solo quería acariciar a un gato”.

“Mu... ¿Es eso cierto? En ese caso, está bien”.

Suimei estaba algo sorprendido de que su explicación fuera suficiente.


Después de llegar a un acuerdo, Liliana volvió a estar completamente
absorta jugando con el gato.

“Realmente amas a los gatos, ¿huh?”.

“No lo es… solo gatos. Yo también amo… perros. Después de todo, los
animales son… todos buenos niños”.

Después de un momento, mientras seguía mirando y jugando con el


gato, Liliana le hizo una pregunta a Suimei.

"Escuché… que estás en un encuentro… con el Héroe… para atrapar al


culpable… detrás de los incidentes, ¿verdad?”.

“Sí, estoy sorprendido de que lo sepas”.

“Porque… la información… naturalmente vino a mí”.

Suimei supuso que era porque estaba afiliada a la rama de inteligencia


del ejército. Liliana no era particularmente vanidosa al decir esto, y
continuó su cuestionamiento.

“¿Por qué… estás en un encuentro con el Héroe?”.

ArtyomPDF 33
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Eso es porque mis dos compañeras están en juego”.

Suimei le explicó brevemente la situación.

“Si la Diosa lo dice…. está bien dejarlas… al Héroe, ¿verdad? Ese


hombre… no las involucrará en ningún problema… y será más fácil para
ti. Además, se supone que un oráculo de la Diosa no es tan común”.

“Eso es bastante frío de tu parte”.

“Puede ser frío… pero es razonable”.

“Razonable, ¿huh?”.

Mientras Suimei repetía indistintamente sus palabras, Liliana puso una


expresión ligeramente irritada y lo miró.

“Así es. También escuché, ¿qué sucede… con tu mano?”.

“¿Entonces también escuchaste sobre esto? Sí, acabé así por el culpable”.

Liliana miró la mano izquierda de Suimei envuelta en vendas.

“... ¿Está… en mal estado?”.

“Bueno, no es tan malo. Sanará pronto”.

ArtyomPDF 34
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Sanar…? ¡¿Va a sanar?!”.

“¿Hm? ¿Qué, es sorprendente?”.

Suimei inclinó su cabeza ligeramente mientras Liliana estaba actuando


un poco sorprendida por esto. Ella entonces abruptamente lo encaró
desde el otro lado.

“N-No, porque… escuché del coronel que fue bastante malo...”.

“Ya veo. Bueno, eso no cambia mi opinión”.

“No cambia... ¿tú… entiendes? El culpable ha… atacado a muchas


personas, una persona peligrosa. Deberías… retirarte”.

“Has sido terriblemente obstinada con esto. ¿Quizás estás preocupada


por mí?”.

“―No es así”.

Una respuesta inmediata.

“Me dijeron algo similar hace muy poco, pero si tuviera la intención de
abandonar a mitad de camino, no habría aceptado el encuentro en
primer lugar”.

ArtyomPDF 34
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Por qué? ¿Por qué estás… tan obsesionado con esto? Además, si esto
es necesario para salvar al mundo―”.

Sería normal simplemente darse por vencido. Para salvar a los muchos,
era necesario sacrificar unos pocos. Ciertamente, con la crisis inminente
acercándose al mundo, era normal no levantar sospechas de que las
palabras de la Diosa les proporcionarían una clara solución.

“Antes de eso”.

“¿Qué es?”.

“Suéltalo, es suficiente, ¿verdad?”.

Suimei estaba señalando al gato en brazos de Liliana. Desde hace un


tiempo, la cola del gato había estado moviéndose de un lado a otro.

“En general, cuando los gatos no están satisfechos con la situación


actual, agitan sus colas de esa manera. Debe ser demasiado cálido para
ser abrazado así”.

“... No quiero”.

Liliana respondió de una manera abatida. Y entonces, mientras soltaba


a regañadientes al gato, giró la cabeza hacia Liliana y la estaba
observando. Parecía que el gato estaba muy interesado en ella, y de
ninguna manera la odiaba. Al darse cuenta de esto, el brillo regresó a sus
ojos y ella simplemente miró al gato.

ArtyomPDF 34
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Acerca de mi pregunta anterior”.

“Está bien. ¿Por qué me opongo a la Diosa y al Héroe, verdad?”.

Liliana asintió. Después de tomar una respiración profunda, Suimei dio


su respuesta.

“Hey, ¿tienes algo que quieras proteger?”.

“¿Algo… para proteger?”.

“Así es. En este momento, tengo dos”.

“...”.

Eso era todo, él tenía que hacerlo. A pesar de que la benefició de ninguna
manera, Felmenia vino hasta aquí solo para ayudarlo. En el caso de
Lefille, ni siquiera necesitaba una explicación. Para Suimei, las dos eran
algo para él a proteger sin importar nada.

“Realmente… no lo entiendo. No debería…. haber una razón para ir tan


lejos...”.

“¿Así que no lo entiendes? Veamos... Por ejemplo, ¿qué hay de tu


familia?”.

“―”.

ArtyomPDF 34
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Suimei sintió que podía escuchar una voz inaudible.

“¿Qué sucede?”.

“No tengo… ninguna familia”.

El volumen de su voz había disminuido bastante cuando hizo esta


declaración. Suimei sintió que acababa de pisar una mina terrestre. No
estaba muy seguro de lo que la había enojado, pero estaba seguro de que
al menos tenía un padre. Él lo había visto por sí mismo en tres ocasiones
distintas. El soldado con el cabello recogido hacia atrás.

“Ese hombre es tu padre, ¿no?”.

“Antes de ser padre, el coronel es mi superior”.

Suimei no entendía bien. En una familia normal, incluso con ese tipo de
relación, en tiempos de paz debería ser solo un padre. Sin embargo,
cuando Suimei le preguntó esto, Liliana respondió que él no lo era
mientras bajaba su cabeza.

“El coronel no es mi verdadero padre. Porque… yo fui… tirada por mis


verdaderos padres”.

“... ¿Así es cómo fue? Lo siento. ¿Fue un tema delicado?”.

“No realmente”.

ArtyomPDF 34
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Suimei se disculpó una vez más y respondió su pregunta anterior.

“Bueno, solo las conozco a las dos por un corto tiempo, pero ambas son
importantes para mí”.

“Por eso… digo que lo estás forzando. Solo morirás tempranamente.


Estúpido”.

“Una manera tan mala de decirlo”.

"Pero, yo también...”.

“¿Hm?”.

“No es… nada”.

Después de negar con su cabeza, ya que había tenido suficiente del tema,
Suimei respondió con un breve “Ya veo” y lo dejó. Cuando le echó un
vistazo a su rostro, el brillo en sus ojos se había desvanecido y ella ahora
estaba mirando al espacio distraídamente. Ella miraba al gato que ahora
estaba estirando sus patas hacia ella y comenzó a jugar con él. Después
de que ella estuvo mirando fijamente por un momento, Suimei vio un
carrito que vendía dulces congelados. Se puso de pie y fue a comprar dos
de ellos y luego regresó.

“Aquí. Como agradecimiento por antes”.

Al darse cuenta de que le estaban ofreciendo dulces congelados, sus ojos


soñolientos lo miraron.

ArtyomPDF 34
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Pensé que había dicho…. que no lo necesitaba”.

“Está bien, ¿no? No perderás nada por tomarlo, así que tómalo”.

“No lo quiero”.

“Incluso si no lo quieres, ya lo compré”.

Después de un momento de agachar su cabeza en silencio, Liliana habló


con voz melancólica.

“¿Por qué tú… me tratas tan bien?”.

“Incluso si preguntas por qué...”.

“Deberías… como todos los demás… simplemente tratarme


cruelmente… como tratar con algo desagradable”.

Estaba oscuro. Sus ojos, así como el reflejo de Suimei en ellos. Estaban
todos envueltos en completa oscuridad. Ella fue desechada. Ella era vista
como desagradable. Esas palabras le recordaron a él sus circunstancias.

“Soy siniestra, ¿verdad? Aunque soy pequeña, tengo suficiente maná


para lastimar a los demás. Soy agresiva con todos. Es por eso…”.

“¿Todos? ¿Como en ese momento?”.

ArtyomPDF 34
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“En el Imperio… soy… un símbolo de miedo. Fui creada para ocultar la


sombra… de la rama de inteligencia. Una gran luz oscura”.

“Entonces, ¿estás diciendo que es por eso que no hay otros como yo?”.

“Así es. Las personas como tú… no existen. Aparte del coronel...”.

Mientras hablaba más de sus puntos de vista retorcidos, su compostura


regresó lentamente. Continuando así, dejó caer sus hombros y se calló.

“Él no parecía del tipo de hablar de cosas innecesarias, pero es una buena
persona, ¿huh?”.

Suimei dejó salir su opinión sobre Rogue Zandyke mientras sacaba un


pedazo de cecina del bolsillo y se lo daba al gato antes de continuar.

“Pero, ¿no es doloroso?”.

“Ese es mi trabajo. No puedo negar… que me hace sentir mal”.

“¿Es por eso que te resignas a la situación actual?”.

“Soy la peón del coronel. Si rechazo mi servicio militar, mi lugar en el


mundo desaparecerá”.

Ella era solo una chica de doce o trece años, no había forma de que ella
supiera su futuro en la vida.

ArtyomPDF 34
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Solo estamos hablando de mí”.

“¿Quieres saber más sobre mí?”.

“... ¿Por qué en el Imperio?”.

“Hay algo pequeño que quiero que veas”.

“Esa extraña magia, ¿dónde la aprendiste?”.

“Mi padre me enseño”.

“¿Cómo encontraste… al culpable?”.

“Mientras los buscaba por coincidencia”.

“...”.

“¿Qué, es esto un interrogatorio? ¿El coronel te dijo que cavases en mi


disposición?”.

“Algo así”.

Liliana puso un tranquilo rostro mientras respondía. Parecía que no era


algo que ella tenía que esconder.

ArtyomPDF 34
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“―Qué coincidencia, Suimei Yakagi”.

Suimei se giró hacia la voz que lo llamaba desde un costado, y allí estaba
el Héroe Elliot.

“Aah, Héroe-sama, ¿huh?”.

¿Salió a caminar o en medio de una investigación? De cualquier manera,


fue un encuentro inusual para Suimei.

“¿Estás tomando un descanso? Pareces muy a gusto. ¿Podría ser que tu


investigación se haya estancado?”.

“¿Está bien que estés caminando por aquí? He oído que tus logros han
sido bastante desfavorables, ¿sabes?”.

“¿No podrías dejarte llevar porque una vez tropezaste con el culpable?
¿No estás aquí solo jugando con animales?”.

Era una conversación de confrontación, pero no había señales de que se


convertiría en una situación peligrosa. Elliot solo había tenido la
intención de saludarlo, y después de una conversación tan sombría,
tanto Suimei como Liliana se habían calmado un poco. No escalaría
como lo hizo antes.

“¿Hoy tu compañera de sacerdotisa no está contigo?”.

ArtyomPDF 34
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No es como si Christa siempre estuviera conmigo. Ella tiene su propio


horario a seguir. Dejando eso de lado, estás aquí con otra chica, ¿huh?”.

Elliot se giró hacia Liliana mientras decía eso.

“Seguramente reaccionas a las mujeres con bastante facilidad”.

“Es más saludable que reaccionar ante los hombres, ¿verdad?”.

“No estás equivocado”.

Suimei se encogió de hombros ante la broma de Elliot, quien soltó un


bufido como si estuviera disgustado. Elliot luego volvió a mirar a Liliana.

“¿Ella es?”.

“Ella no es mi compañera. Ella es una soldado del Imperio. Está en


medio de interrogarme por secuestrar un gato”.

“Eso es indudablemente un crimen. Deberías simplemente llevarte a ti


mismo a la cárcel”.

“Dices tú”.

Cuando Suimei le sacó la lengua, Elliot se giró hacia Liliana y sonrió.


Independientemente del hecho de que la otra parte fuera el Héroe, ella
colocó una pared llena de intención de matar y maná. Esto sorprendió a
Elliot, pero no fue suficiente para él perder la compostura.

ArtyomPDF 35
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Estoy siendo odiado?”.

“No sé. Ella siempre es así, no lo entiendo”.

Suimei dio una respuesta vaga. En realidad, él tampoco conocía las


intenciones de Liliana. Mirando su figura jugando con el gato, Elliot
llamó a Suimei.

“Hey”.

“¿Qué?”.

¿Quería preguntar algo? Suimei dejó escapar una respuesta


contundente, a lo cual Elliot respondió en un tono serio.

“Te preguntaré una vez más. ¿Por qué desobedeces las palabras de la
Diosa Alshuna? Incluso si el razonamiento de ese oráculo está más allá
de tu comprensión, son las palabras de la Diosa que gobierna sobre el
mundo en el que estás viviendo, ¿correcto?”.

“Por el contrario, te preguntaré, ¿por qué tú, que ha venido de un mundo


diferente, seguiría ciegamente las palabras del Dios de este mundo?”.

“No es como si la estuviera siguiendo ciegamente. Solo creo que es lo que


debo hacer, y lo acepto”.

Elliot dijo esto mientras miraba hacia el cielo despejado. Suimei sintió
que escuchó estas palabras antes.

ArtyomPDF 35
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

‘Reiji también fue así’.

Su mejor amigo, Reiji, también sintió un gran sentido de la


responsabilidad por el mundo en el que no había nacido.
Obstinadamente insistió en que era por el bien de las perosnas de este
mundo.

“La Diosa Alshuna es el Dios que creó este mundo, ¿verdad? Escuché que
ella es omnisciente y omnipotente y que protege a la gente del mal. Pon
esto en tu cabeza y piénsalo, ¿podrían las palabras de tan noble
existencia ser disparates?”.

“Una noble existencia, ¿huh?”.

Suimei repitió esas palabras con una sonrisa desdeñosa como si acabara
de escuchar una terrible broma. Como Elliot estaba hablando en serio,
era obvio que esto lo enojaría.

“¿Qué es tan gracioso?”.

“¿Qué es tan gracioso? Todo es gracioso. ¿Omnisciente y omnipotente?


¿Noble? ¿Qué, estás diciendo que algún Dios actúa completamente en la
buena voluntad del hombre? Como esas cosas serían tan nobles. Todas
esas cosas son del tipo para cortar sin piedad todo lo que no los beneficia,
¿sabes? Estoy sorprendido de que puedas aferrarte a esas ilusiones”.

“¿Ilusiones? Creo que tu opinión no tiene ningún fundamento, ¿no?”.

“… Puedes decir esop. Pero, en verdad, tampoco lo sabes, ¿cierto?”.

ArtyomPDF 35
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Elliot no pudo responder a esas palabras.

“Así es como es. Como si dejara que una existencia, que nadie conoce
realmente, elija mi camino por mí”.

“Ciertamente, puedes tener un punto”.

Ante estas palabras irreflexivas, Suimei giró un extraño rostro hacia


Elliot.

“¿Qué?”.

“... No, es simplemente inesperado. A juzgar por el flujo, solo pensé que
me harías el enemigo de todos por despreciar a Dios como esa
compañera tuya, es todo”.

“Tampoco soy alguien que discrimine a otros debido a sus creencias.


Después de todo, había más de un Dios en mi mundo”.

Suimei agitó su mano indiferentemente hacia las palabras de Elliot.

“Ya veo. Entonces, eso ayudaría si pudieras tomar eso en consideración


para la situación actual”.

“Esto y eso son diferentes temas. No tengo idea de lo que significa tener
a la chica con nosotros. Pero si es necesario salvar a la gente de este
mundo, la llevaré”.

ArtyomPDF 35
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿Esto de nuevo?”.

“Este mundo gira con los engranajes conocidos como destino. No hay
una sola cosa que suceda sin significado”.

“Puede ser así, pero este encuentro es terriblemente extraño si lo pones


de esa manera”.

“Si crees que simplemente debes retirarte…”.

“No seas estúpido”.

Con esa respuesta contundente, Elliot había renunciado a persuadirlo.


Aunque la conversación debería haber terminado, Elliot aplaudió.

“Lamento haberte molestado. Me alegra que seas alguien con quien


pueda hablar. Pero―”.

Después de que Elliot terminó con sus bromas...

“Te odio”.

“Qué coincidencia. También te encuentro desagradable”.

Cuando Suimei dijo esto, Elliot continuó caminando por el sendero


frente a Suimei. Suimei no estaba seguro de si él quería saber si él era
algo con lo que podía hablar, o si solo quería perder un poco el tiempo.

ArtyomPDF 35
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Mientras Suimei reflexionaba sobre las intenciones de Elliot, el guante


de Liliana quedó atrapado en las garras del gato juguetón. Cuando retiró
su mano, el guante se enrolló. Con eso, Suimei pudo ver su mano y brazo.

“¡¿―?!”.

Liliana rápidamente bajó la manga y escondió su brazo. Parecía que


Elliot no se dio cuenta de lo que estaba debajo de su guante.

“¿Qué sucede? ¿Estás bien?”.

Elliot había tardado demasiado en ver algo, pero Liliana aún no le


respondía. En un arranque de nervios, se giró hacia Suimei, y luego se
levantó rápidamente y se alejó.

“¡Discúlpame!”.

Mientras huía, Suimei ni siquiera podía llamarla. Lo que estaba bajo su


guante, como poseído por un espíritu maligno, era su piel, que era
completamente negra con una textura rugosa y desigual como si hubiera
sido alterada...

“¡―Suimei-dono, ¿es verdad que descubrió la identidad del culpable?!”.

“¡Suimei-kun, ¿es eso cierto?!”.

ArtyomPDF 35
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Las voces sorprendidas de Felmenia y Lefille sonaron en el aire. Suimei


se lo había explicado brevemente a las dos cuando regresó a la casa. Las
dos detuvieron lo que estaban haciendo inmediatamente y corrieron
hacia él. Felmenia estaba en medio de estudiar magia y estaba en un
estado un tanto descuidado por no haberse arreglado todavía. Lefille
había estado cuidando a varios gatos y corrió con algunos de ellos aun
colgando de ella. Suimei devolvió un gesto lleno de emociones
complejas.

“... Sí”.

“¿Qué sucede, Suimei-kun? Si encontraste al culpable, entonces ¿no es


algo bueno para este país y para nosotros mismos?”.

“Eso es cierto, pero tampoco del todo...”.

Suimei dejó escapar un suspiro con una expresión difícil. Felmenia


estaba algo confundida y habló.

“¿Qué quiere decir?”.

“Previamente, dije que me reuní con Liliana, ¿verdad? Mientras estaba


en medio de buscar gatos, me encontré con ella de nuevo hoy...”.

Suimei, francamente, dio una idea aproximada de la situación, así como


su conjetura a las dos que estaban escuchando en silencio con intensa
concentración. Mientras estaba entregando los detalles lentamente, lo
que él debía hacer lentamente tomó forma en su cabeza. En qué creía, en
lo que debía hacer. Para él, en este otro mundo, con respecto a este
incidente en otro mundo, para superar el muro que era el conflicto con
el Héroe invocado, lo que debía hacer quedó claro. Después de todo este

ArtyomPDF 35
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

tiempo, no era algo en lo que debería haber tenido que siquiera pensar.
Al igual que lo había hecho hasta ahora, y de ahora en más, simplemente
tendría que hacer eso. Cuando Suimei reforzó su resolución, resonaron
profundamente en sus oídos las palabras ― salva a la mujer que no puede
ser salvada. Esas palabras que su padre le había dejado.

Era de noche. En este día, la pequeña y sombría figura del culpable


detrás de los incidentes de coma – Liliana Zandyke – se estaba moviendo
sola con la información que recibió de la sombra más alta para derribar
a “Esos nobles que causarán daño a Rogue”. Mientras se elevaba a través
del cielo nocturno, comenzó a tejer su hechizo para crear el oscuro y
confuso dominio con su maná. Ella ya estaba bastante acostumbrada a
construir este hechizo. En lo más profundo de su corazón tenía una
sensación inquietante que se alzaba, pero decidió fingir que no estaba
allí. Sin un sonido, aterrizó en su sombra creada por la luna llena.

En momentos como este, un pensamiento repentinamente pasaría por


su mente. ¿Acabó de aterrizar en su sombra, o su sombra cayó sobre ella?
Cada vez que usaba magia poderosa, ella a veces se pierde en sus
pensamientos sobre este hecho. ¿Cuál era su verdadero yo, esa figura en
forma de oscuridad a la que estaba pisando, o la figura iluminada por la
luz de la luna?

Mientras mantenía su cabeza hacia abajo, vio su sombra distorsionarse


en las tejas del techo. Era como si le sonriera maliciosamente. Ella sabía
que esto era solo una ilusión, pero tal vez por eso su corazón estaba
inquieto. La sombra más alta no estaba allí para recordarle su propósito
con un susurro como solía hacerlo. Él tenía otro asunto que atender, hoy
ella estaba actuando por su cuenta.

ArtyomPDF 35
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

En general, los dos tomaban medidas juntos, pero al igual que este día,
hubo bastantes veces en que ella misma lo haría. Ella no tenía el apoyo
de la sombra más alta. Pero debido a su experiencia en participar en
múltiples operaciones militares, ella no estaba ansiosa. Por el contrario,
cuando pensaba en ello con cuidado, era un trabajo tan simple que
podría decirse que era tonto. Su oponente ni siquiera valía la pena hablar
después de todo. Tanto la policía militar como el Héroe no podían
encontrarla. Sin embargo, había una cosa por la que estaba preocupada,
la posibilidad de que Suimei Yakagi apareciera una vez más ante ella.
Después de todo, él no podía ser tratado por medios ordinarios.

“...”.

Mientras recordaba los acontecimientos de la tarde, se detuvo en la


azotea. Esa tarde, por orden de Rogue, entró en contacto con Suimei
Yakagi y descuidadamente le mostró su brazo. Bajo su guante, su feo y
transformado brazo estaba corrompido por el uso de magia oscura. Ella
se preguntaba en qué estaría pensando él cuando vio eso. Como todos
los demás, probablemente pensó que ella era un monstruo. Cuando lo
pensó, él fue la primera persona aparte de Rogue que hablaba con ella
sin ningún temor. De hecho, puede haber sido la primera vez que ella
hablaba tanto con otra persona.

Bajó del techo, se quitó el parche y miró por la ventana iluminada por la
luz de la luna. Lo que se reflejaba era su propio rostro, su ojo izquierdo
y otra cosa más. Era algo que un humano no debería poseer. Un ojo
derecho que parecía pertenecer a un Dragón. Sus posicionadas
verticalmente como una estrecha hendidura. El blanco de su ojo era en
cambio dorado. Todos los que habían visto esto habían llegado a
detestarla. La llamaron un monstruo. Sus verdaderos padres no fueron
la excepción a esto.

Si él viera esto, ¿continuaría hablando con ella normalmente? Él era


diferente de los demás. No se dejaba llevar por las voces de los demás,

ArtyomPDF 35
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

una buena persona. Suimei Yakagi. Al principio le había dado a Liliana


una actitud bastante rebelde, pero, después de eso, él solo era una
persona entrometida haciendo una gentil sonrisa. La próxima vez que se
reúnan, sería bueno si él siguiera siendo el mismo. Si lo hiciera, podrían
mantener su relación actual. Por eso Liliana no deseaba que él buscara
al culpable. Ella no quería que él la buscara. Tendría que renunciar a
aquellos que le eran queridos, sin embargo, si Liliana nunca fuera
atrapada, no habría ganador ni perdedor. Es por eso que ella oró, en este
día, para que él no aparecería.

“Nyao”.

“...”.

El súbito maullido hizo que Liliana volviera a la normalidad como si


tuviera agua fría vertida sobre ella. Un gato estaba allí una vez más.
Sentado sobre una pared, miraba a Liliana con su cola envuelta
alrededor. Desde el último incidente, era algo que veía muy a menudo.
¿Podría el gato haber estado llamándola con ese miau? Mientras deja
que su imaginación corra salvaje...

“¿Eh―?”.

Ella se dio cuenta. En su entorno, muchos ojos la miraban. Estaba


rodeada por el brillo dorado de los ojos de muchos gatos. Donde sea que
ella mirara. Gatos. Gatos. Gatos. Desde la parte superior de las paredes,
las sombras de los edificios, los tejados, las ramas de los árboles, en el
pavimento de ladrillo, desde cualquier lugar que podía ver, los gatos la
miraban. ¿Desde cuándo estuvieron allí? ¿De dónde vienen ellos? ¿Por
qué estaban mirando a ella, que estaba oculta con la oscuridad? ¿Qué
estaba pasando? Nyaa. Nyaa. Nyaa. Nyaa. Nyaa. Nyaa. Los ominosos
maullidos de los gatos y sus ojos dorados estaban oprimiendo la
oscuridad a su alrededor.

ArtyomPDF 35
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Después de un momento, el maullido se detuvo abruptamente.


Entonces, el gato que ella vio por primera vez abrió su boca como si fuera
a dejar escapar un maullido, pero no salió ningún sonido. Fue como un
bostezo. Era algo que los gatos a menudo hacían, sin embargo, Liliana
sintió que podía escucharlo maullando a pesar de todo.

“¡―No puede ser!”.

En ese momento, ella recordó y llegó a un entendimiento. Ese día, que


Suimei Yakagi apareció ante ella. Seguramente en ese día, ella también
fue vista por varios gatos. Después de ser descubierto por ellos, apareció
Suimei Yakagi. Hoy, Suimei Yakagi llevaba gatos. Los gatos callejeros del
Imperio normalmente no se apegaban a las personas, pero ellos eran
muy obedientes en ese momento. Ella ni siquiera pensó en para qué él
estaba usando los gatos... Ella no tenía idea de qué tipo de truco él usaba
para conseguir la ayuda de los gatos. Ella no sabía si cooperaban con él
o no. Sin embargo, Suimei Yakagi usó magia de la que ella no sabía nada,
un enemigo inusual.

Las personas a su alrededor, todos negaban los misterios que veían ante
sus ojos. Todos simplemente memorizaban las palabras que les
enseñaron los maestros del Gremio de Magos. Todos dirían: “No hay
forma de que puedas hacer eso”, mientras están atados a sus caminos de
magos. En ese caso, en la ocasión anterior donde los gatos la observaban
mientras maullaban, y en este día donde los gatos sin duda estaban
reunidos a su alrededor...

Cuando llegó a su conclusión, todos los gatos se giraron hacia un solo


punto y comenzaron a irse. En su lugar, viniendo por la ladera de la
colina hacia ellos, estaba la silueta de un humano. El entorno de la
persona era extremadamente oscuro y todo lo que ella podía ver era la
huella de una profunda figura violeta. Era una oscuridad mucho más

ArtyomPDF 36
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

pecaminosa que lo que ella misma usaba. Debe haber sido alguien que
haya obtenido sabiduría más allá de la suya...

“Entonces, nos encontramos nuevamente”.

La sombra que apareció – Suimei Yakagi – dijo esto en voz baja. No era
el saludo familiar que él le había dado hasta ahora. Su voz y sus ojos
tenían una pizca de compasión mientras le habló a ella.

“Aah...”.

Liliana involuntariamente dejó que su voz se filtrara. Al final, él no se dio


por vencido. Aunque fue un poco indirecto, ella incluso le dijo que lo
hiciera. Por la tarde ella le había dicho que era peligroso involucrarse con
ella, la próxima vez él no saldría con heridas leves.

“Lo siento. Terminé desperdiciando la advertencia, de salir de tu camino,


que me diste”.

“¡¿?!”.

Advertencia. Cuando Liliana escuchó esa palabra, sintió que Suimei


estaba leyendo sus pensamientos y su corazón se sobresaltó.

“Hey, tú eres Liliana, ¿verdad?”.

Después de que su corazón se recuperara del shock de latido con toda su


fuerza, Suimei le hizo esta pregunta. ¿Cómo lo supo? No había nada que
ella hubiera hecho que revelara su identidad. Sin embargo, sus ojos

ArtyomPDF 36
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

estaban llenos de convicción. Sus ojos le decían que ya sabía la respuesta.


En ese caso, no tenía sentido fingir ignorancia.

“¿―Cómo… supiste?”.

“Simplemente, de alguna manera u otra”.

La respuesta de Suimei fue demasiado franca, pero sin ninguna duda.


Siguiendo con eso, Suimei Yakagi continuó hablando.

“¿Por qué estás haciendo este tipo de cosas? Incluso si eres parte de la
rama de inteligencia, causar estos incidentes no es realmente parte de tu
trabajo como soldado, ¿verdad?”.

“No hay necesidad… de que te diga sobre eso. Sobre la razón por la que
estoy haciendo esto, o sobre mí misma, no tienes nada que ver con nada
de eso. Si quieres… saber de eso no importa qué...”.

Liliana manifestó el maná que había estado reuniendo. En un instante,


los alrededores fueron golpeados con el denso maná. Las paredes y el
pavimento en sus alrededores comenzaron a erosionarse como
golpeados por el ácido. Ella se estaba preparando para la guerra. Suimei
también entendió a qué se refería ella.

“Tendré que forzarte a hacerlo, ¿huh?”.

Respondió Suimei sin prestarle atención al maná y continuó hablando.

“De todos modos, tengo algo que quiero decirte”.

ArtyomPDF 36
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¿El ser… capturada silenciosamente? O, ¿que lo que estoy haciendo…


está mal?”.

“No, no estoy en posición de juzgar si lo que estás haciendo está bien o


mal. Nadie me dijo si eran los tipos bajo tu magia o tú misma la mala en
esta situación. En resumen, no sé acerca de la situación, por lo que no
hay razón para pedirte que pares”.

“Entonces…”.

“Incluso así, hay algo que no puedo aceptar. La magia que estás usando”.

“¿La magia oscura...?”.

“Así es, Liliana. Quiero que al menos dejes de usar esa magia. Para que
una persona se mantenga a sí misma, es algo que no deben tocar”.

“¿En qué basas eso?”.

“Tengo mis razones. Si quieres escucharlas, con mucho gusto te lo diré”.

“No tengo… ninguna razón para que… me lo digas. Solo haré… lo que
deba. Es por eso…”.

Ella atacaría a Suimei. Ella usaría la excusa de que era para defenderse
no solo a ella, sino a esa persona también. Ella fue atrapada en si usar o
no magia oscura. Aunque él no era uno de los nobles que era su enemigo.

ArtyomPDF 36
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“―Tch”.

Mientras pensaba en esas cosas, su boca, que se suponía que cantaría el


hechizo, no se movería sin problemas. ¿Esto realmente estaba bien? La
duda estaba arremolinándose en su mente. Sin embargo, ahora que
estaba corriendo por este camino, no podría ser evitado. Mientras ella
estaba corriendo, hasta que alguien la detenga, no habrá fin. Así…

“―Oh, Oscuridad. Tú eres la oscuridad efímera que colorea el mundo


entero. Sin magnificencia ni sinceridad, traga todos los brotes del
destino. Olgo, Lucuila, Ragua, Secunto, Labielalu, Baybaron ... "

Después de su canto, ella siguió con esos nombres salvajes, y lo siguiente


fue la palabra clave.

“―Golpea toda esperanza en la equivalente desesperación”.

Inmediatamente, todas las sombras en los alrededores se juntaron en


una sola esfera parecida a una burbuja. Todo a su alrededor estaba
deformado por la burbuja. Las luces de la ciudad, las estrellas, todas las
luces fueron despojadas por la magia. Arruinando todo en su trayectoria,
se precipitó sin error hacia Suimei Yakagi. Cuando él vio que la burbuja
se precipitaba hacia él, calmadamente abrió su boca sin un solo indicio
de inquietud.

“―Aski-Kataski-Haix-Tetrax-Damnamenus-Aision...”. (La Oscuridad se


Hace a un Lado por la Luz, Recupera la Verdad de la Tierra que ha Caído
en la Desesperación con la Luz del Sol...).

ArtyomPDF 36
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Incluso la luz de la luna no podía alcanzar la oscuridad de la burbuja


mientras envolvía a Suimei... ¿Había terminado? Entre toda la magia
oscura de Liliana, esta era especialmente poderosa. Ese hombre, quien
no pudo bloquear la magia que ella le disparó antes, no podría
defenderse de eso. Las innumerables personas que habían sido
golpeadas por la burbuja antes tenían todo su cuerpo cubierto en la
oscuridad después de que la burbuja desapareciera y no podían
eliminarlo por toda la eternidad. Todos estaban destinados a morir. Sin
excepción.

“… Tan estúpido”.

Liliana no estaba segura de si sus palabras estaban destinadas a ese


hombre o ella*. Su tranquila maldición sin objetivo desapareció en la
oscuridad. Este resultado era naturalmente algo que ella no deseaba. Sin
embargo, no tenía otra opción. Mientras no tuviera la intención de
rendirse, solo podría hacer que sus oponentes se pusieran en un estado
en el que no pudieran hacerla rendirse. Sin embargo, aun así, la pena
llenó su corazón y quedó atrapada allí. Podría ser, que esta era la primera
vez que lograba hacer un amigo. Sin embargo, esos sentimientos
desaparecieron en la oscura burbuja.
(NT: En inglés estaba escrito como “So stupid”, el cual, dependiendo del contexto,
se puede referir tanto a mujer como a hombre. Lo dejo como hombre porque meh).

“Tan… Estúpido…”.

En poco tiempo, la magia estaba llegando a su fin. La estrecha burbuja


de oscuridad se dispersó lentamente en los alrededores. Sin embargo, en
el centro de la oscuridad abriéndose como una flor, el que se suponía que
había caído al suelo, Suimei Yakagi, no estaba allí.

“Ah...”.

ArtyomPDF 36
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Lo primero que ella vio fue un brillante y blanco círculo mágico. Era un
hermoso círculo lleno de símbolos y letras que ella no podía entender.
¿Esto lo protegió de ser devorado por la oscuridad? Encima del círculo,
ni siquiera se veía una sola mota de una sombra cuando la brillante luz
de la luna se derramaba sobre ella. Liliana pensó que oyó el rápido
sonido de los dedos chasqueándose juntos A la izquierda de Liliana, el
espacio donde la oscuridad flotaba de repente explotó en una onda de
choque que hizo volar toda la oscuridad. Como si recuperara su sentido
del tiempo, el sonido de su entorno volvió a ella. Los árboles crujían
como si temieran algo. Los escombros resonaban contra el suelo como si
se estuvieran riendo. Desde los ladrillos rojos, a las vallas de acero, a las
puertas de plata, todo el color del mundo había sido arrancado y ahora
estaba completamente teñido de gris como una pintura apagada. Toda
la zona se transformó en una nítida noche de otoño antes de que ella se
diera cuenta de que la luna estaba teñida de una luz roja cuando la miró.
Y en su centro...

“―Esa magia, ya no funcionará en mí otra vez, ¿sabes? Maga oscura”.

ArtyomPDF 36
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

ArtyomPDF 36
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Sus ojos carmesíes miraban a Liliana con fuerza, la única figura de un


mago estaba allí.

Esta noche, Suimei tenía dos objetivos en mente para enfrentar la fuente
de todos los incidentes. Este sería su tercer encuentro con el culpable y
el espacio oscuro que ella utilizaba. Sin embargo, a diferencia de antes,
él conocía la identidad del culpable y aparte de los dos, no había nadie
presente. En este momento, Felmenia y Lefille no estaban aquí. Por el
bien de convencer a Liliana, él les había dicho que se quedaran atrás. Si
había otros presentes, existía la posibilidad de que fuera más cautelosa
y huyera. Es por eso que vino solo. Por sí mismo, él quería conocer a esta
chica que había sido olvidada por Dios. Él quería preguntar por qué
estaba haciendo esas cosas y evitar que usara magia oscura.

“De ninguna manera, ¿por qué...?”.

Tal vez porque él se había defendido perfectamente contra esa poderosa


magia oscura, Suimei podía escuchar una voz discreta y desconcertada.
Lo que Suimei había usado era magia defensiva. Fue un hechizo que
invocaba el hechizo tallado por la Diosa de la Luna, Diana de Éfeso. Los
Dioses eran existencias en gran parte compuestas por componentes
similares al Astral y Aetherita*. Este hechizo estaba destinado a
defenderse de las maldiciones y era efectivo contra los ataques a su
Cuerpo Astral. Aski-Kataski-Haix-Tetrax-Damnamenus-Aision. Las
palabras representaban la oscuridad, la luz, la tierra, la luz solar y la
verdad. Ellas protegían contra poderes malvados de dimensiones más
altas. Era un hechizo que generalmente nunca se usaba en una pelea
entre dos respetables magos. En noches donde la luna era prominente,
esta magia era especialmente efectiva. También era particularmente
efectiva contra la magia oscura.
(NT: Ni idea).

ArtyomPDF 36
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“El elemento de oscuridad fue algo que se me decía con bastante


frecuencia. El que estableció este sistema mágico no debe haber estado
seguro de si este era realmente el origen de su poder hasta el final ".

Suimei dejó escapar esto con un suspiro, pero Liliana frunció el ceño, ya
que no aceptaba sus palabras.

“¿Qué… estás diciendo? El elemento de oscuridad… es el sirviente de la


Diosa, un poder único de magos”.

“Nope, no es algo así como lo llaman ustedes en absoluto. Parece que


todos y cada uno de ellos son incomprendidos. Por eso, al igual que lo
hice, tengo una forma de defenderme contra ello”.

“―tch, Oh, Oscuridad. Eres como el relámpago corriendo a través del


aire. ¡No mires atrás, ahoga al que está frente a ti en la oscuridad!”.

Liliana disparó su magia. Era un hechizo sencillo, pero rápido. Sin


embargo, la magia oscura en esta situación no aprovechó ninguna de las
tinieblas de los alrededores. No pudo alcanzar a Suimei, quien estaba
bajo la protección de la luz de la luna. Solo así, avanzando con un aire
completo de compostura, él estaba jugando con ella. Cuando él avanzó,
chasqueó sus dedos hacia Liliana y el pavimento de ladrillos ante sus pies
explotó. Sus expectativas habían sido completamente destrozadas, ya
que ella estaba de pie todavía sorprendida.

“―Cuando me golpeó por primera vez, tuve una idea aproximada de qué
tipo de cosa era. Después de todo, no hay muchas cosas que puedan
causar tal daño directamente al Cuerpo Astral. Podría ser un misterio
surgido por los poderes de un Dios malvado o el trabajo de un Dios

ArtyomPDF 36
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

pagano. Un ataque suicida usado por los adoradores del diablo con
inquebrantable fe. Un hechizo intrínseco. Una maldición. El ataque de
las apariciones. Entre todos ellos, los hechizos que generan sentimientos
de odio, resentimiento y envidia directamente en sus oponentes se
encuentran entre las técnicas más antiguas. Solo portan emociones, el
hechizo en sí es bastante simple y no tiene un concepto real. Sin
embargo, es mucho más poderoso, algo que se ve muy a menudo en las
religiones antiguas”.

“... Eso es, ¡¿qué tiene eso que ver con el poder que uso?!”.

“¿Lo entiendes? El elemento de oscuridad no existe. “El odio y el


resentimiento de las personas se convierten en maldiciones y crean un
efecto real en los demás”, así como existe este tipo de cosas, una
maldición nacida de odio sin ningún lugar adonde ir en el mundo
transitorio podría coagularse en el mundo real”.

Era la forma más antigua adoptada por las maldiciones. En otras


palabras, era una masa de odio nacida de las personas, los animales y
todos los seres vivientes. No importa a donde fueras, estos pensamientos
existían. Si esos fueran a atacar un objetivo, sería capaz de golpearlos
independientemente de cualquier defensa. Esta fue la razón por la cual
la muralla de la fortaleza dorada fue penetrada. Una muralla era solo una
pared. No podía detener la emoción pura. Si era una magia débil la que
atravesaba su hechizo, la maldición sería bloqueada por sus defensas
naturales como un mago. Sin embargo, cuando la maldición en sí misma
era más fuerte que sus defensas, no había forma de que Suimei la
detuviera después de que penetrara en su muralla. Esto se aplicaba aún
más cuando la maldición era aún más poderosa que eso. Esta fue la
diferencia clave entre estas maldiciones y el poder que tienen los
Demonios. Después de defenderse una vez más contra la magia dispara
a él con irritación, él continuó hablando.

ArtyomPDF 37
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Sin embargo, ese tipo de cosas normalmente no es algo que pueda ser
utilizado por cualquiera. Cuando se trata de alguien muy hábil es una
historia diferente, pero usar el odio para hacer que otra persona caiga en
la ruina, después de todo, requiere puro y verdadero odio para el
objetivo. Sin embargo, hay quienes pueden usarlo libremente sin tener
en cuenta esto. Son personas cuyos corazones atraen el odio y el
resentimiento de todos los seres vivientes en el aire. Esto se aplica a ti
ahora mismo”.

“¿Estás diciendo que me aferro a esos sentimientos?”.

“Eso sería todo. Por tu discurso y conducta, puedo decir que puedes usar
ese tipo de magia. Aunque tal vez no seas consciente de esto”.

“Eso no es―”.

"Eso no es cierto, ¿huh? Incluso si dices eso, la prueba vive debajo de tu


guante. Esa es una coagulación de resentimiento y odio. Porque usas ese
tipo de poder, corrompe y altera las extremidades fáciles de afectar de tu
cuerpo. Es muy probable que también se aplique a lo que está debajo de
su parche en el ojo, ¿verdad? El efecto de usar ese poder con tu cuerpo
es la transformación de tu cuerpo de algo que ya no es humano”.

Liliana inmediatamente sostuvo su ojo escondido detrás de su parche.

“Así es. Los hechizos que usas son hechizos de maldición que los
humanos nunca deberían tocar. No me necesitas para decirte esto, tú,
que usas esa magia tú misma, debes saberlo, ¿verdad?”.

“Pero yo, si no tuviera esta magia, yo ...”.

ArtyomPDF 37
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“Para. Esa magia destruirá tu cuerpo. No es demasiado tarde para parar


ahora. Deja de usar magia oscura y dedícate a sanar tu cuerpo. ¡Si no lo
haces, te convertirás en algo que no eres tú! Por eso…”.

“Por eso…”.

Mientras Suimei continuaba tratando de convencer a Liliana, detrás de


ella, una neblina de calor brillaba como si se ajustara a su malicia. Como
si recobrara el sentido, ella abrió los ojos muy abiertos.

“¡P-Por eso, ¿qué?! ¡Lo sé bien! ¡Al menos sé que si sigo usando esta
magia, eventualmente me tragará la oscuridad! ¡Pero no deberías tener
ninguna relación conmigo, ¿verdad?! Entonces, ¡¿por qué molestas a
alguien como yo?!”.

“Porque como mago, no apruebo esa forma de vivir como mago”.

La magia oscura estaba calificada como un sistema mágico. Era llamada


un tipo de magia que superaba el simple hecho de llamarse arte oculto.
Era algo siniestro que se remonta a la era del latín. Este arte siniestro se
consideraba corrupto y malvado, y usarlo llevaría a un mago por el
camino de la ruina. Esta forma de vida se consideraba errónea en el
mundo de los magos. Por eso, Suimei no podía permitir que esta chica,
que corría a toda velocidad hacia su propia ruina, continuara viviendo
de esa manera.

“Aparte de eso, porque soy una persona caprichosa y entrometida”.

“―”.

ArtyomPDF 37
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Como Suimei dijo esto con una sonrisa preocupada, Liliana estaba
completamente estupefacta. Suimei entonces continuó como si
investigara sobre sus verdaderos sentimientos.

“Hey. ¿Estás realmente bien con ese tipo de vida?”.

“¿Eh―?”.

“Esa forma de vida en la que destruyes tu propio cuerpo, no hay nada


bueno en ello, ¿verdad? Puede que no te arrepientas, pero si sigues
usando magia, oscura nunca serás feliz, ¿sabes?”.

Liliana sacudió vigorosamente su cabeza de lado a lado como si tratara


de sacudirse todas las palabras que llegaban a sus oídos.

“¡Pero si hago eso, no podré pelear! ¡La yo, que no puede pelear, no es
necesaria en este país! ¡No es necesaria para el coronel! ¡Fui arrojada por
mi madre y padre! ¡Estoy completamente sola! ¡Fui recogida por el
coronel, vine al Imperio, por primera vez tuve un lugar en el mundo!
¡Incluso si eso significara convertirse en un arma humana! ¡Incluso si
todos me odiaran! ¡Si no tengo magia oscura, volveré, volveré una vez
más...!”.

“¡¿Está eso realmente bien?!”.

“¡¿?!”.

“¡Eso no es cierto, ¿verdad?! ¡Lo que querías, lo que realmente querías


no era algo tan doloroso, ¿verdad?!”.

ArtyomPDF 37
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Liliana seguramente también tenía algo que realmente deseaba. Debía


haber algo que ella deseaba profundamente en su corazón.
Definitivamente no era este tipo de vida dolorosa. Si ella pudiera hacer
una sonrisa tan inocente como lo hizo en la tarde, lo que realmente
deseaba no podría ser algo tan miserable.

“Lo que… realmente quiero...”.

“Así es. Lo que realmente quieres es―”.

Suimei estaba una vez más tratando de suplicarle que recuperara el


sentido. Sin embargo, Liliana lo interrumpió.

“¡Cállate! ¡Si nadie me necesita para nada más que para pelear, entonces
estoy de acuerdo con la forma que es!”.

Ella gritó su negativa con más emoción de lo que ella tenía hasta este
punto. Mientras gritaba dentro de la noche, la oscuridad que había
estado reuniendo se volvió enloquecida*.
(NT: O berserk).

“¡¡A-AAAAAAAAAAAH!!”.

La oscuridad, que se vertía de ella como el humo, era una maldición. O


más bien, pura malicia. Todo el profundo resentimiento que se liberó en
el mundo real se unió al cuerpo de Liliana y se estaba virtiendo con un
espantoso vigor. Esto fue, naturalmente, porque todo simpatizaba con
su corazón. Con su grito como el origen, todo el odio del mundo la
envolvió como una capa y anuló todas sus emociones.

ArtyomPDF 37
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“¡¡Para!! ¡¡No aceptes la oscuridad por tu propia voluntad!!”.

Una enorme cantidad de malicia soplaba desde abajo con Liliana en el


centro. Para salvarla, Suimei ignoró su propio cuerpo y se adelantó sin
mirar atrás.

“Guu, ¡¡AAAAAAAAAAAAAAAH!!”.

Escuchando el grito de agonía de Suimei, Liliana recuperó el sentido y


abrió sus ojos con un chasquido.

“¿Qu-Qué… estás...”.

"No… la aceptes... No puedes. Este camino… no es uno al que debas


caminar...”.

“N-No puedes. ¡Si te acercas, también serás tomado por la oscuridad!”.

La oscuridad, la maldición, la malicia, se acercaban al cuerpo de Suimei.


Era una concentración que no se podía considerar en la misma escala
que la magia oscura que Liliana disparó. Si él no fortalecía su espíritu,
sentía que iba a causar estragos incluso en su propia alma. Esta era una
carrera contra el tiempo. No tuvo el tiempo de invocar la protección de
la luna. A pesar de que escuchó sus palabras, él comenzó el canto para
salvarla.

“Luce Sacra, Adutror umque ero Corrigendum... Guu”. (Rellenar con


Brillo Sagrado, Devolverlo a su Forma Correcta... Guu).

ArtyomPDF 37
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Suimei estaba gritando el canto para hacer a un lado la maldición con los
ojos cerrados. El sudor frío de su frente goteó hasta su nariz y se extendió
a sus mejillas. El hecho de que pudiera sentir tan claramente esta
sensación solo podía atribuirse a la fuerza con que se le estaba saliendo
el sudor. El vigor de la enorme maldición no se estaba debilitando. La
oscuridad de los alrededores girando alrededor de Liliana estaba
asaltando el cuerpo de Suimei.

“Gu. Ah... Ah... ¡¡¡Esta maldita―!!”.

Suimei reunió todas sus fuerzas con espíritu combativo. La mano de


Suimei finalmente la alcanzó, y él agarró a Liliana. Y, con todas sus
fuerzas, la arrojó fuera del maldecido remolino mientras la sacaba.
Liliana rodó por el suelo por reflejo cuando Suimei se desplomó en el
suelo. Al darse cuenta de lo que acababa de suceder, Liliana se paró
estupefacta y miró hacia Suimei.

“¿Suimei Yakagi...?”.

“Idiota... No importa cómo lo pongas, ahí era donde ibas a morir”.

Suimei estaba jadeando en el suelo, pero él todavía le mostró una


sonrisa. Al observar esa situación, al darse cuenta de su propia tontería,
Liliana cayó de rodillas.

“Lo siento… mucho…”.

“En serio... Te ruego que solo te calmes...”.

ArtyomPDF 37
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Suimei estaba tratando de aliviarla con su rostro ahora azul que todavía
estaba sonriendo. Si Liliana, que trajo esto al mundo, se calmara, todo
terminaría. Mientras piensa esto, Suimei cae silenciosamente en el
suelo. Sin embargo, no era algo que pudiera calmarse tan fácilmente.

“Mu―”.

“¿Eh―?”.

De repente, el mundo comenzó a temblar. Se sentía como si todo el


mundo se volviera perpendicular mientras temblaba violentamente, sin
embargo, cuando Suimei observó sus alrededores, nada en el ambiente
se estaba moviendo a pesar de todo el temblor. Incluso los árboles y los
escombros en el suelo habían caído en un silencio sepulcral. No era un
terremoto. Era un fenómeno diferente, era el temblor de la potencia
misteriosa en el aire.

“Tch... Demasiada malicia se reunió a la vez, ¿huh?”.

Suimei maldijo mientras observaba el tembloroso mundo. En el


presente, un fenómeno normalmente imposible estaba ocurriendo
donde un plano estaba tomando forma, o tal vez era un fenómeno que a
menudo ocurría cuando uno recurría al poder mucho más allá de sus
capacidades. De cualquier manera, estaba sacudiendo las calles de este
otro mundo. La malicia que vertió Liliana había sobrepasado los límites
del espacio que ocupaba. Si ha ido tan lejos, entonces la densa malicia
tomaría forma real en el mundo.

Brevemente, tal como había predicho Suimei, la malicia se convirtió en


algo que uno podía ver y escuchar, convirtiéndose en una circunstancia
extrema. La malicia humana, que tomó la forma de una bruma negra,
gradualmente cambió de una noche negra a más de un púrpura azulado

ArtyomPDF 37
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

como si reflejara la oscuridad y permaneciera en el aire. La silueta, que


aún tenía que adoptar una forma adecuada, dejó escapar un grito
estridente lleno de tristeza y una profunda voz nacida de un grupo de
envidia. Todos los que lo escucharan se perderían y sentirían una gran
inquietud en sus mentes. Levantaba todos los pelos en el cuerpo de uno.

“E-Eso es...”.

“Un plano, apareció. Vete de aquí…”.

Cuando el plano tomó forma, era un presagio común que un rayo cayera
en los alrededores. Mientras destruye los alrededores, la malicia se
transforma en una forma más concreta. Y entonces, lo que descendió fue
una figura verdaderamente repulsiva. No había ni rastro de rugosidad.
El contorno negro del cuerpo era perfectamente liso. Los brazos y las
piernas se cubrieron con ello como si su esqueleto fuera despojado. La
superficie de su cuerpo era toda baba. Donde estaría su cabeza, estaba
una sola luz roja que imitaba un globo ocular enterrado en el lado
derecho. Era como una distorsión de la fealdad de la humanidad, todo
moldeado como una, como si fuera dibujado por un niño. Sin embargo,
si esto realmente era la forma de los peores aspectos de la humanidad,
Suimei tenía que admitir que el diseño no podía ser mejor.

La figura pecaminosa comenzó a gritar. La voz chillona, la voz profunda,


la voz del niño que conocía toda la oscuridad del mundo, la voz de un
anciano que pensaba que todo el mundo era estúpido, todas las voces de
los espíritus malignos asaltaban sus oídos repetidamente con voces
detestables entrelazadas una sobre la otra mientras se repetían en el aire,
todas llenas con resentimiento.

“A-Aah...”.

ArtyomPDF 37
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“No escuches esas voces. Te atraparán”.

Impresionada por la sensación desagradable provocada por la miríada


de voces repulsivas, el cuerpo de Liliana comenzó a temblar. Sus
emociones habían estado en un estado excitado, por lo que era fácil para
las voces afectarla. Al darse cuenta de esto, Suimei agarró sus hombros
y detuvo su cuerpo, que estaba temblando en contra de su voluntad.

La figura pecaminosa comenzó a moverse. Los ladrillos, que formaban


el pavimento al que pisó, se volvieron negros al pasar sobre ellos. A
medida que avanzaba, el aire a su alrededor se corrompía. Solo con un
solo paso, su influencia en el mundo era insondable. Al ver esto, Liliana
alzó su voz en angustia.

“S-Si no corremos... Eso es... No puede…”.

La emoción que se agitaba fuertemente en Liliana era terrorífica. Para


un humano normal, al ver eso ante ellos, ellos simplemente
abandonarían la vida. Como alguien que admiraba la magia, su reacción
poco común era algo que él entendía.

“¿Qué vas a hacer huyendo? No podemos simplemente dejar ese tipo de


cosa sola”.

“Pero es imposible... ¿Cómo va a eliminar ese tipo de cosa? Además, con


ese cuerpo...”.

“Cuando me dices que es imposible, soy el tipo de persona que de repente


quiere hacerlo”.

ArtyomPDF 37
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Como Suimei dijo esto sin temor, un grito fue lanzado desde cerca.

“¡¡―!!”.

La voz repulsiva, que resonaba en toda la zona residencial, se convirtió


en una onda de choque y asaltó sus cuerpos. La voz no se filtró del plano
creado por la malicia, pero tarde o temprano alguien se daría cuenta. La
voz era suficiente para enloquecer a cualquier ser vivo mientras la figura
avanzaba hacia ellos con calma mientras eternamente convertía el
mundo que tocaba instantáneamente en el infierno. Esto era algo que
Suimei tenía que parar.

La figura pecaminosa saltó. Utilizando sus dos piernas humanas, saltó al


aire con movimiento como una bestia. Mirando el extraño salto con
incredulidad, Suimei usó magia para levantar suavemente a Liliana en el
aire y enviarla a un seto cercano. Alineándose con la figura saltante,
Suimei saltó hacia atrás. Sería malo si lo golpeara. No importaba lo que
tocara, viendo lo que sucedió con los ladrillos y el entorno, el resultado
era claro para Suimei. Después de aterrizar, la sombra se extendió y se
cerró sobre él. Suimei disparó su magia de ataque hacia ella. Uno, dos,
tres, cuatro chasquidos de los dedos de Suimei dejaron a la figura
completamente imperturbable. Suimei saltó a un lado para evadirla.

Inesperadamente, la figura pecaminosa no perseguía. Desde el principio,


probablemente ni siquiera entendía el concepto básico de una batalla
cuando se abalanzó sobre él. Simplemente estaba atacando. Estaba
aferrado a sus emociones. Quería aumentar la desgracia a su alrededor.
No importa a dónde fuera, era solo malicia. Por otro lado, la figura estaba
ahora descuidadamente arrojándose alrededor de su enorme brazo
gomoso. Sus brazos cilíndricos viscosos no disminuyeron hasta cierto
punto, pero cuando comenzó a agitarse alrededor de sus dos brazos,
como una tormenta, aplastó el pavimento y las paredes a su alrededor.
Su poder destructivo era claro.

ArtyomPDF 38
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Suimei estaba protegiéndose el rostro con ambos brazos mientras


observaba la situación que tenía delante, soportando las ondas de
choque y los guijarros que volaban en el aire. Justo cuando esos brazos,
que se agitaban, se habían detenido, Suimei sacó su dedo como una daga
y disparó un rayo a su objetivo. “Abreq ad Habra”. Mientras cantaba en
voz baja su magia, la punta de lanza azul se estrelló contra la figura
pecaminosa y se dispersó. La figura convulsionó brevemente por el
golpe. Suimei lo había disparado a toda prisa, por lo que el efecto fue
débil. La figura pecaminosa inmediatamente recuperó su equilibrio, sin
embargo, sus extremidades se habían convertido en un desastre y se
movían al azar.

“… Mira. Ciertamente, eso es algo compuesto de toda la malicia en el


mundo. Sin embargo, dado que es una mezcla de todo tipo de emociones
diferentes, ni siquiera sabe lo que quiere hacer. Es por eso que sus
movimientos son tan irregulares, como un enjambre tratando de
controlar un solo cuerpo. Es por eso que no es algo que tengas que
temer”.

“Uu... Pero...”.

“No te desanimes, si te dejas cautivar por eso, entonces realmente será


el final”.

Suimei miró esa figura pecaminosa, la cual podría despertar el miedo


latente en las personas. Su control sobre el corazón humano no era algo
que no pudiera disiparse. Siempre estaba al acecho de la brecha más
pequeña en los corazones de los que lo rodeaban, cualquiera podría
bloquear sus oídos ante una existencia tan repulsiva. Era algo que
absolutamente no debería existir en el mundo, maldad pura.

ArtyomPDF 38
1
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

La figura pecaminosa todavía gemía en su discordante voz. Desesperada


Liliana tapó sus orejas. Ella sacudía su cabeza desesperadamente
tratando de deshacerse de la voz. Esa apariencia era algo apropiado para
una chica de su edad. Ella no era alguien a quien su malicia debía devorar
su cuerpo. Por eso, no importa en qué situación Suimei terminara...

“No me puedo retirar”.

La figura pecaminosa una vez más comenzó a moverse. Mientras dejaba


escapar un grito agudo como un metal moliéndose juntos, corría por la
pendiente y rompía todo a su paso. Estaba cargando hacia adelante como
un meteoro. Todo antes de él no se movía, pero todo lo que estaba detrás
se desvaneció. Si él fuese golpeado por esto, no había forma de que él
huyera de ello. Suimei estaba usando sus ojos como un mago para
encontrar una forma de evadirlo, pero...

“Gu, u...”.

El dolor corría por todo su cuerpo. El cuerpo, que fue devorado por la
malicia cuando salvó a Liliana de enloquecer, estaba gritando de dolor
en el peor momento posible. Debido al dolor, Suimei perdió el tiempo
para evadir el ataque. Él había perdido unos preciosos segundos en su
conciencia, para cuando recuperó sus sentidos, ya era imposible
evadirlo.

“En ese caso, está bien siempre y cuando no evada...”.

Suimei moldeó su mano derecha como una espada y formó un


hexagrama a su alrededor. El sudor en sus mejillas estaba cayendo al
suelo. Y entonces, la angustia que no tenía intención de detener, le
mostraba sus colmillos. Liliana le gritaba desde la distancia, pero él no
la escuchó. Él no podía escucharla. Él tomó una decisión. En esta

ArtyomPDF 38
2
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

intersección definitivamente lo destruiría. Por lo tanto, estabilizó el


maná en la punta de sus dedos. Por el momento era de noche. Él no podía
usar la espada azul cortante. La Blue Inscribing Slash no se manifestaría
aquí. Fue necesario seleccionar cuidadosamente su magia. Pronto, todo
el sonido cesó. Con la eliminación de todo el ruido, dentro de este tiempo
extendido solo estaban Suimei y su oponente. El viento rozó suavemente
su mejilla.

“―Deja de molestarme”.

Mientras instintivamente dejaba salir esas palabras, lo que quedaba era


la figura pecaminosa que corría a su lado, el hexagrama que sobresalía
de la figura después de atravesarlo literalmente, y su mano derecha en
forma de cuchilla. Sin pisar los frenos, la figura pecaminosa se estrelló
contra el pavimento y se dispersó en el aire. El ganador de esta apuesta
por un pelo, fue Suimei Yakagi.

Con la destrucción de la figura pecaminosa, la atmósfera opresiva en el


aire también desapareció. En breve, el cuerpo de Suimei fue asaltado por
la fatiga de la lucha y la corrosión de su cuerpo por la malicia que había
recibido antes. Mientras soportaba el dolor, caminó hacia Liliana y se
sentó.

“Se acabó”.

Liliana no podía creer lo que acababa de pasar ante sus ojos. Con los ojos
aún abiertos por la sorpresa, miró el lugar donde la figura pecaminosa
se dispersó junto con Suimei.

“Haré que me cuentes tus circunstancias ahora... ¿Por qué estás


haciendo esto...?”.

ArtyomPDF 38
3
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

“E-Eso es... Los nobles están tratando de dañar al coronel. Es por eso
que esa persona sugirió esta acción”.

“¿Esa persona? ¿Ese otro tipo que estaba contigo...?”.

Sucedió mientras Suimei estaba en medio de hablar. El silbido de la


policía militar sonó en el aire. La figura pecaminosa había aparecido en
un plano manifiesto de existencia, no había manera de que la policía
militar se hubiera dado cuenta de la perturbación que había sucedido.
Entonces, ¿por qué...? A medida que los pasos y las voces enojadas se
acercaban, los hombros de Liliana saltaron de sorpresa. En poco tiempo,
con Elliot a la cabeza, Christa y varios policías militares llegaron a la
escena.

“¡Por aquí!”.

La hermosa voz de Elliot sonó en el aire. Después de llegar y examinar el


área, vio a Suimei y Liliana desplomados y puso una mirada
extremadamente confusa.

“Suimei Yakagi y si recuerdo, tú eres...”.

“¿Por qué estás―?”.

Justo cuando Suimei estaba en el medio de preguntarles por qué estaban


aquí, de repente se dio cuenta. Que Liliana, quien estaba a su lado,
temblaba sin mostrar signos de parar. Sucedió de repente cuando Elliot
y la policía militar llegaron con sus ruidosos pasos y gritando. Después

ArtyomPDF 38
4
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

de que la malicia saliera de su cuerpo así, su corazón ya estaba en su


límite.

“Mierda, qué mal momento...”.

Suimei dejó escapar un gemido con un sabor amargo en su boca. Debido


a la interrupción de este grupo no solicitado, perdió la oportunidad
histórica de calmar a Liliana y hablar con ella. La situación se estaba
deteriorando lentamente, aun así, Suimei decidió levantarse.

“Como sea, parece que va a ser un poco problemático, pero vámonos.


Liliana”.

“Yo…”.

En el momento culminante de la confusión, Suimei extendió su mano


hacia Liliana, entonces sucedió.

“¿Está realmente bien así? Si te detienes aquí, no podrás alcanzar tu


objetivo”.

“¡¿―?!”.

A la repentina voz, el cuerpo de Liliana temblaba una vez más. Cuando


levantaron la vista, había una sombra alta sobre el techo.

“¡¿Tú eres―?!”.

ArtyomPDF 38
5
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Cuando Suimei levantó la voz, la sombra alta no le importó y una vez


más habló con Liliana.

“¿Qué harás? No me importa de ninguna manera. Pero ese no es el caso


para ti, ¿verdad?”.

“U-Uu―”.

“¡No puedes! ¡No escuches!”.

“―Ve”.

La sombra alta señaló en la dirección detrás de él. ¿Estaba diciéndole a


Liliana que fuera por allí? Al mismo tiempo, una repentina ráfaga de
humo voló dentro de los alrededores. Elliot y Christa mantuvieron la
calma en el repentino evento, sin embargo, la policía militar tuvo su
compostura completamente rota.

“Mierda. ¡¿―Guu?!”.

Suimei no podía moverse. Mientras intentaba que sus piernas


comenzaran a correr, su cuerpo lo rechazó. Fue por la malicia a la que
estuvo expuesto cuando salvó a Liliana y por el daño que recibió al luchar
contra la figura pecaminosa. Él ya se había empujado demasiado lejos,
por lo que ya no podía presionarse más. Liliana no parecía saber qué
hacer en medio del caos. Ella estaba temblando, y entonces...

“¡A-UAAAAAAAAH!”.

ArtyomPDF 38
6
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Como si le diera la espalda a todo lo que sucedía mientras gritaba, ella se


dirigió en la dirección que la sombra alta señalaba con un salto sobre la
ladera de la colina.

“Gu... L-Liliana... No vayas...”.

Agarrando su pecho y jadeando en busca de aire, Suimei estiró su brazo


hacia donde Liliana había desaparecido. En la cresta de la pendiente,
como si se interpusiera en su camino, estaba la sombra alta.

“Bastardo…”.

Suimei soltó una maldición hacia la sombra alta con el sudor cayendo
por su rostro. Él podía ver su boca retorcerse en una desdeñosa risa.

ArtyomPDF 38
7
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Epílogo

La sombra alta, que ayudó a Liliana a escapar, terminó su confrontación


con Suimei y los demás, y ahora los miraba confundirse con una sonrisa
burlona. Ahora estaba en la cima del segundo lugar más alto dentro de
todo el Imperio, el campanario de la Catedral de Filas Philia. Si bien
tenía cuidado con los sentidos inusuales de Suimei Yakagi, estaba
observando la escena. La policía militar había rodeado el área. El Héroe
se apresuraba hacia Suimei. Mientras preguntaba por la situación, su
asistente estaba a punto de lanzarle magia curativa, pero Suimei parecía
haberlo rechazado firmemente. La sombra alta comenzó a juntar sus
pensamientos sobre qué acción tomar a partir de ahora.

Con este caso, este fue el segundo error que cometieron. Dejando a un
lado a la policía militar, el poder del Héroe representaba una amenaza
considerable, pero estaba bien dejarlos solos. Con la situación actual,
todos estarían paralizados después de todo.

Sin embargo ― Suimei Yakagi. Ese hombre no puede ser subestimado.


¿Quién hubiera pensado que mientras la sombra estaba perturbando los
movimientos del grupo de Héroes, una vez más se percataría de los
movimientos de Liliana y haría contacto con ella?

“... Fumu”.

La sombra alta no sabía lo que había sucedido dentro del oscuro dominio
de Liliana, pero como Suimei ya la había visto en varias ocasiones, era
probable que estuviera en el medio de tratar de convencerla de que se
detuviera. Pensando en eso, esta era una situación peligrosa.

ArtyomPDF 38
8
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Sin embargo, incluso este peligro no era algo para que la sombra se
preocupara. Después de ser golpeado con tanta magia oscura, él
moriría... No, existía la posibilidad de que se recuperara, sin embargo,
incluso entonces no podría moverse como lo deseara por un tiempo.
Debería haber un efecto después de usar su magia después de todo
también.

Esta vez, aún no habían visto atacar al noble, pero tanto Suimei Yakagi
como el Héroe vieron el rostro de Liliana. En ese caso…

“Ya es hora de que el uso de esa niña ya sea...”.

Dejando atrás ese frío murmullo, la sombra alta desapareció en la


oscuridad.

ArtyomPDF 38
9
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Palabras Finales Del Traductor

Buenas mi gente, su tío Artyom al habla.

Bueno, vamos a decir unas cuantas cosas para acabar con esto…

Este volumen fue un poco tedioso en sí, ya que 3 personas lo tradujeron


y a mí me tocó adaptar lo mejor posible para que se entendiera la idea
principal que tuvo el traductor inicial (el cual volvió desde el cap 4).

Por cierto, puede haber cambios en los nombres de personajes o lugares


en los siguientes volúmenes, ya que, como leyeron, hubo muchos
traductores y estos interpretaron a su propia manera esos nombres.

Quiero agradecerle a Hikoki Translations y el resto de involucrados en


inglés por su traducción, ya que sin ella no tendríamos esta novela. :v

También, como algunos debieron notar, no hay muchas ilustraciones al


inicio del volumen, eso es porque esas ilustraciones no están en buena
calidad, por eso no las incluí en el volumen.

Siguiente volumen, algún día, ya que me tengo que poner al día con otras
novelas primero. :v

Y bueno, eso es todo.

Síganme en mi Facebook o en mi página de Wordpress para estar al


pendiente de noticias de este y otros proyectos.

ArtyomPDF 39
0
Isekai Mahou wa Okureteru! (LN) - Volumen 3

Sin más, nos vemos en el siguiente volumen, ¡feliz año nuevo!

Portada Del Volumen 4

ArtyomPDF 39
1