Вы находитесь на странице: 1из 7

República Bolivariana de Venezuela.

Ministerio del Poder Popular Para la Educación.


Universidad José Antonio Páez.
San Diego, Edo Carabobo.
Catedra: Tecnología 1.

Ladrillos de ceniza de carbón.

Profesor: Alumno:
Fernando Alfredo
de Macedo Delgado
C.I:27.438.576
Sección: 301Q1
INTRODUCCION

Fruto de la concientización del gran impacto ambiental producido por el hombre desde
el comienzo de la revolución industrial, tomamos conciencia del agotamiento de la
tierra y de los recursos que en ella existen. A consecuencia de ellos, se comienza a
vislumbrar una conciencia más sostenible y ecológica. Lo que ocasiona la búsqueda de
materiales novedosos, los cuales sean útiles para la construcción y que también sean
ecológicos.
Los ladrillos ecológicos son ladrillos construidos a base de una mezcla de materiales
que no perjudican ni dañan al medio ambiente y cuya fabricación también es respetuosa
con este.
INDICE
CAPITULO I

Planteamiento del problema

A nivel mundial cada año, alrededor de 25 millones de toneladas de cenizas


procedentes de centrales generadoras de energía que son alimentadas por carbón, se
reciclan, por regla general transformándose en aditivos para materiales de construcción
tales como el hormigón, pero aproximadamente cuarenta y cinco millones de toneladas
pasan a formar parte de la basura. Los ladrillos de ceniza de carbón son un modo de
aprovechar parte de esa ceniza que no se emplea para ningún tipo de uso, y además
mitigan el impacto medio ambiental derivado de la fabricación de ladrillos
convencionales.

Objetivo general.
Conseguir una alternativa al tradicional ladrillo de arcilla roja para que el país no siga
esquilando sus recursos naturales, al tiempo que puedan aprovechar estos desechos.

OBJETIVOS ESPECIFICOS.
Aumentar la cantid

ad

JUSTIFICACION
Aprovechamiento de materiales reciclables para construcciones.
Antecedentes de la investigación.
Inventadas por Henry Liu en 1999, donde descubrió que los ladrillos de ceniza de
carbón son una estupenda manera de reciclar las cenizas generadas en las centrales
térmicas de carbón, al tiempo que se aprovechan sus altas temperaturas para su
fabricación.
Una versión similar, todavía en fase de prototipo, es el ladrillo negro propuesto por un
equipo del MIT liderado por Michael Laracy y Thomas Poinot, que proponen
fabricarlos a partir de los residuos que produce la industria del papel en la India.

Henry Liu (presidente de la compañía Freight Pipeline), ha estado trabajando desde


el 2004 en el desarrollo de estos revolucionarios ladrillos. En su labor, ha recibido el
apoyo del programa de investigación para la Innovación de Pequeños Negocios
(SBIR), de la Fundación Nacional para la ciencia (NSF).la primera fase de ese apoyo
le permitió lograr fabricar ladrillos de ceniza de carbón más duraderos gracias a
modificarlos por ingeniera de un modo que le hace resistir mucho mejor la congelación
y descongelación provocadas por la meteorología. Liu está ahora trabajando en una
segunda fase para poner a prueba cuestiones de seguridad sobre el material de sus
ladrillos y preparar el producto para su entrada en el mercado.

En el 2006 Henry Liu y sus colaboradores comenzaron un estudio más a fondo de los
ladrillos de ceniza de carbón para determinar cómo se produce en ellos la absorción de
mercurio, y en qué grado de densidad queda el metal atrapado dentro, los nuevos
resultados sugieren que los ladrillos no tendrán efecto adverso sobre la calidad del aire
en el interior de los edificios en los cuales se utilice.
En promedio el aire contiene bajas cantidades de mercurio que van desde menos de 1
nano-gramos por metro cubico, a decenas de nano-gramos por metro cubico, una
pequeña fracción de lo que por ejemplo la Agencia estadunidense de protección
medioambiental establece como límite para la exposición continua.
En unos experimentos, dentro de una cámara cerrada, los ladrillos no provocaron un
ascenso de los niveles de mercurio en el aire circundante (originalmente más de 1
nanogramo), e incluso hicieron descender la concentración por debajo de medio
nanogramo
En el 2008 un grupo de investigadores han comprobado que los ladrillos hechos de
ceniza procedente de centrales eléctricas alimentadas por carbón, pueden ser incluso
más seguros de lo que sugerían las primeras y prometedoras evaluaciones. En vez de
liberar infinitas cantidades de mercurio como algunos científicos habían pronosticado,
los ladrillos hacen (o al menos lo parece) justo lo contrario: retirar del aire circundante
minúsculas cantidades de ese metal toxico.

En el 2009 Calstar, la empresa estadounidense dedicada a la fabricación de materiales


sostenibles para la construcción, ha desarrollado un método para producir una mayor
cantidad de ladrillos de ceniza de carbón logrando importantes reducciones del
consumo energético y el impacto medioambiental. Este método desarrollado por
Calsatar permite transformar cenizas generadas en centrales termoeléctricas de carbón
en ladrillos con tan solo 10 horas de cocción a una temperatura máxima de 212 grados,
frente a las 24 horas y 2.000 grados que precisan las materias primas que se emplean
habitualmente para elaborar este material de construcción.
De este modo se podría lograr un ahorro energético de entre el 80% y el 90% y una
reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de un 85%.
Calstar prevé que fabricará y venderá más de 12 millones de ladrillos de este tipo
durante el primer año de producción, y ya ha firmado contratos con 16 empresas las
cuales está muy interesadas en distribuirlos.

Bases teóricas

Ladrillo
Material de construcción de arcilla cocida, generalmente con forma de prisma
rectangular, que se usa en la construcción de muros, paredes, pilares, etc.

Ladrillo de ceniza de carbón


Ladrillos ecológicos, hechos con cenizas procedentes de centrales termoeléctricas
de carbón
Ventajas.
La fabricación del ladrillo de arcilla requiere hornos a temperaturas muy altas (2.000
grados). Ello implica desperdiciar energía, polucionar el aire y generar gases con efecto
invernadero que contribuyen al calentamiento global. En cambio, los ladrillos de ceniza
de carbón son fabricados a una temperatura aproximada de 212 grados, además estas
conservan energía, son más baratos de producir, y no constituyen una fuente de
contaminación atmosférica.
Menor perjuicio para la naturaleza ya que su fabricación requiere menos energía y
residuos, así como el reciclaje de otros materiales de desechos.
Gracias al material con el que están hechos estos ladrillos ecológicos hacen que
dichos ladrillos sean más ligeros y manejables para el trabajador agilizando el tiempo
de construcción y disminuyendo los gastos.

Desventajas
Las desventajas de estos ladrillos es que apenes están empezando a entrar en el
mercado y en algunas zonas todavía no se pueden conseguir, al menos claro se pida por
encargo y envío.
También tienes otra desventaja y es que a causa de lo nuevo que todavía es este
producto, no se ha llegado a realizar variedades decorativas como lo son los
convencionales, los cuales se pueden usar para decorar fachadas, muros, jardines

Glosario de términos