Вы находитесь на странице: 1из 4

Ensayo

Marketing político

El presente ensayo abarcara el tema del marketing político, marketing electoral y sus
componentes necesarios. El marketing es invasivo y es posible emplearlo para vender
prácticamente todo, desde un producto, un servicio, una idea y hasta una persona;
entonces, partiendo de este concepto definitivamente es posible crear y vender una
“marca política” o al candidato a través de la misma.

“El Marketing Político es una guerra de estrategias e ideas entre partidos y candidatos
para conquistar la mente y la voluntad del ciudadano, constituido en mercado electoral,
como instrumento, la mercadotecnia permite avanzar los objetivos políticos de los
individuo y organizaciones en la búsqueda o conservación del poder” (Valdez, 2002).

El marketing es necesario para conocer la demanda política de los electores y con la


comunicación política se busca que la oferta del líder satisfaga lo mejor posible esa
demanda del electorado. Es decir que el marketing político se puede considerar un
modelo económico pues con su aplicación se toman decisiones racionales, vinculando el
costo y el beneficio, para conmover con el mensaje que debe ser apropiado y generar
cercanía y afinidad en el público objetivo, quién será el que avale las decisiones del
líder o gobernante.

Así mismo el marketing político es un instrumento fundamental en la construcción de


procesos sociales, políticos y sobre todo es inherente a los sistemas democráticos y a los
procesos de formación de opinión, se analizará cómo la producción de información y
comunicación interviene en la trasmisión de propuestas ideológicas y en el que hacer de
personajes e instituciones públicas, ofreciendo al ciudadano elementos que le permiten
crear un criterio y fortalecer la trasparencia, participación y control de los asuntos que
incumben a la sociedad, especialmente a la esfera pública, lo que permite justificar la
gestión institucional a la cabeza de la alta dirección.

Para un mejor entendimiento y relacionamiento de estos temas se debe comprender que


el marketing político es: ¨Una herramienta encargada de influir en actitudes o conductas
de los ciudadanos a favor de ideas, programas del organismo que tienen el poder¨
(Herrera, 2000). El objetivo de las estrategias de marketing político es influir en el
mercado electoral al momento de sufragar.
Por ello, es necesario que los partidos políticos dentro de una sociedad manejen una
campaña clara y beneficiosa a partir de un discurso transparente ya que este es la
facultad de la razón, que permite por medio de las palabras, frases (slogans) y oraciones
que utilizamos al momento de efectuar la comunicación, expresando ideas, opiniones o
sentimientos. Todo expuesto ante un público determinado estudiado a nivel político,
económico y social al cual se quiere influenciar de diversas maneras con la ayuda de la
opinión pública, sus propias ideologías y así poder ganar elecciones y hacer
legislaciones en respuesta a las necesidades y requerimientos de personas selectas a
partir de procesos de análisis, desarrollo, ejecución y gerencia de campañas estratégicas
de candidatos, partidos políticos y grupos interesados

De igual manera, es indispensable el concepto del marketing electoral, que llegaría a


ser una de las ramas del marketing político, se puede entender que el marketing
electoral es: ¨Aquel que cuenta con personas capaces de elegir y ser elegidos…Se
refiere exclusivamente al planteamiento, realización y difusión de mensajes para la
puesta en marcha de programas electorales y determinar el gobierno de una comunidad¨
(Herrera, 2000).

Por un lado, la democracia es un elemento fundamental para la vida de las personas ya


que estas son las únicas capaces de poder elegir a candidatos con características o ideas
esenciales para la beneficencia de una comunidad, la cual comparte intereses similares.
El marketing electoral es utilizado generalmente en momentos requeridos como
campañas políticas que necesitan dar a conocer a los candidatos como a sus electores las
ideas y necesidades que se requieren para manejar una campaña política con resultados
esperados.

No obstante, es muy importante el líder o la figura principal, que se tiene que comunicar
con sus seguidores y que tiene que ofrecer una imagen de sí mismo, así pues, si quiere
lograr apoyo de la ciudadanía debe mostrarse, y es aquí donde el carisma resulta de vital
importancia en la consecución y legitimación del poder y objetivos. Una imagen
cercana, amable y creíble, trae consigo la personalización de la política y por ende una
alianza ineludible, quienes acentúan este fenómeno que es atribuido a las sociedades
democráticas posmodernas.

Para Francisco Javier Barranco Saiz, Director Técnico de la Escuela Superior de


Estudios de Marketing de Madrid, el marketing político seria “el conjunto de técnicas
que permitan captar las necesidades que un mercado electoral tiene, estableciendo,
sobre la base de sus necesidades, un programa ideológico que las solucione y
ofreciéndole a un candidato que personalice dicho programa y al que se apoya e impulsa
a través de la publicidad política y otras técnicas”. En base a esta definición el autor
enumera cuatro técnicas aplicables al marketing:

La técnica de investigación del mercado político seria previa a cualquier acción


electoral, puesto que su objeto consistiría en analizar lo que el mercado necesita, lo que
solicita de los políticos y hacia donde evoluciona. De ella deberá salir el perfil del
candidato, el programa político, el medio publicitario y la eficacia de toda la campaña.

La política del producto es su consecuencia directa. De las ideas del electorado


deberán obtenerse el perfil ideal del candidato, así como el programa electoral que las
plasme, se identifican los temas claves de la campaña, el tratamiento de los segmentos
electorales, actuación ante los competidores, tipo de asesoramiento para el desarrollo de
la campaña. Resaltando la idea de que en la política, ningún candidato podrá tener éxito
si su ideología va a contraponerse de lo que piensa y quiere el mercado.

La técnica de venta política es el conjunto de acciones directas que el candidato va a


tener que emprender para convencer al mercado electoral de que él es la única solución
para sus problemas. En política, el conjunto de actos públicos que un candidato realiza
puede ser considerado como verdaderas entrevistas de ventas.

Por último, la publicidad es la técnica que más exhaustivamente deberá aplicarse en


este campo. El campo de acción es amplísimo: suministro de información al electorado
para que este pueda decidir su voto, en función de la comparación de otros partidos,
hasta la creación de la imagen del candidato, emisión de lemas, slogans y cuñas que
dirijan el voto

No cabe duda que la Comunicación Política es importante ya que incluye una serie de
fenómenos comunicativos tales como propaganda, marketing político, relaciones
públicas y comunicación institucional. El ser humano es político por naturaleza y en
este sentido, la comunicación que establece es un acto público y de orden político, que
trasciende y se ve afectado en lo social con el propósito de establecer relaciones de
poder.
Por otro lado la igualdad de género en la actualidad es muy importante que se tome en
cuenta ya que hoy en día el mundo en general está rompiendo todo estereotipo que se
tiene con diferentes culturas, es por eso que un buen líder debe saber aceptar, respetar y
trabajar para que estos prejuicios vayan desapareciendo a futuro.

Por último, considerando el auge de las redes sociales en general, fundamentalmente en


Facebook y Twitter, muestra no sólo eficacia en cuanto a la concepción y target de la
campaña electorales, sino en cuanto a su crecimiento y aceptación en las redes sociales
que destaca la descripción que se hace de la construcción del candidato a través de los
medios masivos de comunicación en general, y en las redes sociales en particular,
señalando algunas tendencias sobre conductas y mensajes que pueden favorecer y
fortalecer la imagen de los candidatos en elecciones, mediante una estrategia de
comunicación y que abarca también el componente emocional que proyectan los
grandes medios y las redes sociales, cuyo manejo puede ser clave a la hora de definir
una elección.

Mi opinión personal acerca de marketing político y que abarca también el marketing


electoral, es que sirve para ganar elecciones comunicando promesas que no serán
cumplidas, en realidad actuar así no es hacer marketing sino más bien es otra forma de
engañar al país. Por ello quien decida ganar una elección con promesas sin base, o sin
tener la preparación adecuada para cumplirlas, no solo está aplicando marketing, sino
que está mandando su futuro político al infierno. Cierto que luego se arrepentirá mucho,
pues se lo merece.

No obstante dentro del marketing político ocurren errores por ejemplo: atacar de una
forma déspota a su rival de campaña, promesas sin cumplir, aparecer solo en campañas
electorales, no tener un plan de trabajo, etc. Por ello mis recomendaciones serian que el
marketing debe superar la etapa de las elecciones y convertirse en un proceso
transversal del ciclo político completo, por lo cual esto se basa en la necesidad de
lograr que esta disciplinar se pueda emplear a fondo para cubrir las limitaciones que he
mencionado anteriormente. La aplicación de la técnica del marketing en todo el proceso
político tiene que ir más allá de la etapa electoral, es como la comunicación que debe
fluir siempre y la campana nunca descansa. De hecho, después de la elección, se debe
dar un buen uso de los resultados y apoyarse entre todos los partidos políticos.