Вы находитесь на странице: 1из 1

¿CÓMO ES POSIBLE QUE UN DIOS DE AMOR PERMITA LA MALDAD?

Nota:
Explique el tema de modo que lo entienda quien asista por primera vez a las reuniones. Refuerce la fe de los
testigos de Jehová que se sientan perturbados por esa pregunta debido a que se enfrentan a adversidades en su
propia vida

DIOS DETESTA LA MALDAD QUE HAY EN EL MUNDO DE SATANÁS (5 min.)


No es raro que las víctimas de los accidentes, la delincuencia, la guerra, el terrorismo o las catástrofes naturales
se pregunten “¿Por qué?” (g 11/06 3-9)
¿Se ha preguntado alguna vez por qué permite Dios que ocurran cosas malas, si se supone que él nos quiere?
Incluso siervos de Dios fieles se han planteado esta cuestión [lea Habacuc 1:3]
Algunas personas han llegado a la conclusión de que a él no le importa lo que nos suceda
Pero la Biblia revela que él sí detesta que la gente sufra y que se cometan injusticias (Jue 2:18; Pr 6:16-19)
Le dolió en el corazón ver la perversidad que había en los días de Noé, y su odio por lo que es malo no ha
cambiado (Gé 6:5, 6)
Podemos tener la certeza de que él nunca es el causante de la maldad (Job 34:10; Snt 1:13)
POR QUÉ HA TOLERADO LA MALDAD (20 min.)
Si Dios es amoroso, justo y todopoderoso, ¿entonces por qué permite el mal que se ve en el mundo? (w02 1/10 5, 6)
Es común la idea errónea de que Dios controla todo lo que pasa
Sin embargo, Jesús aclaró que “el gobernante del mundo” es el Diablo, así que él es el verdadero responsable
del mal (Jn 14:30; 1Jn 5:19)
Satanás, “el padre de la mentira”, ha tentado a ángeles malvados y a seres humanos para que se pongan de
su parte en su rebelión contra Dios (Jn 8:44; Jud 6)
Jehová ha permitido la maldad durante los pasados seis mil años con el propósito de resolver de una vez para
siempre las cuestiones que hizo surgir Satanás (Gé 3:1-6)
El Diablo puso en duda que Jehová tenga derecho a gobernar (bh 109, 110 p árrs. 10, 11)
Pero ¿disfrutamos de verdadera libertad y felicidad por alejarnos de Dios? Para nada
Los gobiernos del hombre han provocado guerras, opresión, sufrimiento y muerte (Ec 8:9; Ro 8:22; w13 1/9 3-5)
Por otra parte, Jehová conoce bien nuestras angustias y promete librarnos de ellas (Éx 3:7; 2Co 1:3, 4)
Él le aseguró a Habacuc que ha fijado un “tiempo señalado” para acabar con las injusticias y la opresión (Hab
2:3-5)
Jesús ya ha comenzado a “desbaratar las obras del Diablo” (1Jn 3:8)
¡Qué alivio es saber que muy pronto nuestros sufrimientos llegarán a su fin! (Sl 37:9-11; 72:12-14; w13 1/9 6, 7)
La paciencia divina también permite que “los mansos” se salven (Sl 149:4; Jer 29:11, 12; 2Pe 3:9)
VIVAMOS “LA VIDA QUE REALMENTE [ES VIDA]”, SIN SUFRIMIENTOS (5 min.)
Si le ha preguntado a Dios con sinceridad por qué ocurren cosas malas, escuche la respuesta de él tomando en
serio su mensaje de consuelo y esperanza [lea Revelación 21:4; 22:1, 2]
Él reparará todo el daño que nos ha causado este mundo malvado [lea Isaías 65:17]
Mientras llega ese día, confiemos en Dios e imitemos la paciencia de los hombres y mujeres fieles del pasado y
el presente (Hab 3:16-18; Heb 6:9-12)
Si nos mantenemos de parte de Dios y apoyamos su manera de gobernarnos, pronto viviremos “la vida que
realmente [es vida]”, libres de la maldad (1Ti 6:19)
[Siga cuidadosamente la información del bosquejo y aténgase al tiempo asignado a cada sección. No es necesario
leer ni comentar todos los textos citados. Vea el libro Benefíciese, p ágs. 52-55, 166-169]
Núm. 187-S 7/13 DEBE PRESENTARSE EN 30 MINUTOS
˘ 2013 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania