Вы находитесь на странице: 1из 5

Análisis del capítulo Nº 6 del libro “El saber didáctico” de Alicia R. W.

de Camilloni,
Estela Cols, Laura Basabe y Silvina Feeney
Los tres grandes puntos que han marcado la orientación de los sistemas educativos según las
autoras precitadas, quienes se encargan de citar a Egan para dar mayor sustento a su opinión, son
los que seguidamente se expondrán y puntualizarán pormenorizadamente:
1) La formación del ciudadano y del trabajador: Se focaliza en la transmisión de
conocimientos, normas y valores que resulten imprescindibles, útiles o necesarios para los
requerimientos o exigencias que, actualmente, demandan la sociedad y el mercado laboral.
Por ello, también citan a Bobbit que se refiere que utiliza la expresión “eficiencia social” , el
cual explica que:

 “La escuela debía pensarse como un sistema de producción al servicio de los insumos que
la sociedad y la naciente empresa moderna requerían.”(…)
 En una nota al pie de página el autor aludido, ahondando sobre las consideraciones que se
abordan en este ítem, afirma: «[...] la vida humana [...] consiste en la realización de
actividades específicas [...] la educación que prepara para la vida es la que ayuda
definitiva y adecuadamente al éxito de dichas actividades específicas»

Básicamente, según puedo interpretar, se educa para que individuo adquiera las
herramientas, competencias y aptitudes para desenvolverse hábil y eficazmente en los
diversos ámbitos de la vida Vgr. social, laboral, etc.

2) El cultivo académico: Se le proporciona al estudiante una “visión racional” de la


realidad a partir de conceptos o nociones básicas y estructurales que ofrecen las múltiples
disciplinas. Es decir, esos saberes son los pilares o bases para que educando desarrolle un
pensamiento de carácter racional y no meramente intuitivo.

3) Desarrollo personal del alumno: versa, esencialmente, sobre “la importancia de


promover de manera activa el despliegue de las potencialidades propias de cada ser
humano.” Ello significa, centrarse e impulsar el crecimiento de las destrezas y habilidades
propias cada estudiante.
Ejemplos: He tenido la posibilidad de ver muchas películas relacionadas con el tema: algunas de
ellas las vi en la universidad en las asignaturas llamadas “Taller: Técnicas de Comunicación Oral y
Escrita del lenguaje jurídico” y en el “Taller de Alfabetización Académica”; otras solo por gusto
personal, pues siempre me interesó la temática.

Justificación de la selección: En cada material fílmico se puede advertir que se presentan las
facetas de desarrollo personal, cultivo académico y formación del ciudadano.
Cabe aclararse que “La educación prohibida” es un documental.
A continuación, enumeraré a cada uno de los films:

Página 1|5
Página 2|5
Características de la enseñanza
Alicia R. W. de Camilloni y las otras coautoras del presente libro, citan a Trilla, para enumerar y
explicar las notas distintivas de la enseñanza:
 Espacio social especializado: es un ámbito delimitado en un doble sentido:

a) En cuanto a su estructura arquitectónica o edilicia que cuenta con una distribución


estratégica de los lugares para la realización de numerosas actividades;
b) Ambiente o medio de encuentro y vinculación entre docentes y aprendices.
Todo ello permite asignarle su “identidad” sin que ésta se pierda o desdibuje en su interrelación,
interacción o intercambio con mundo exterior o sociedad. Verbigracia mediante visitas didácticas,
talleres, internados, escuelas itinerantes y T.I.C.s.
 Se enseña de modo descontextualizado: Sin traer a los “referentes reales” se vale de
un sinnúmero de recursos didácticos tales como: libros, láminas, videos, proyecciones, etc.
que sirven para representar el contenido de aquello que se pretende enseñar.

 Se segmenta el tiempo en ciclos: el período de tiempo destinado a la enseñanza es


discontinuo. Discontinuidad que resulta necesaria para sujeto vgr. participar de ciertas
actividades sociales, descansar para reponer energías, forjar y/o construir otros vínculos
diferentes, etc.
Justificación: No coincido con la visión expuesta precedenmente y arguyo como caso
paradigmático la modalidad homeschooling. Pues, conforme a mi apreciación personal, rompe con
la estructura tradicional de enseñanza.
Relación entre enseñanza y docencia
Sobre ese nexo entre una y otra se explaya Alicia R.W. de Camilloni al desarrollar un listado de
caracteres sobre esa correspondencia entre ambas:
a) La enseñanza está orientada al logro de finalidades pedagógicas: Que se
observan en los objetivos y propósitos en el currículum.

b) Enseñar es una acción orientada hacia los otros y realizada con el otro: Es un
proceso de comunicación recíproca entre el docente y sus alumnos.
Los siguientes fragmentos hacen al meollo del tema que estamos tratando:
 “En la escuela, esta interacción se da en el seno de un grupo de alumnos. El grupo brinda
un marco de relaciones e intercambios, que se desarrollan en el tiempo y generan
afinidades, alianzas, exclusiones, antagonismos, pugnas, etcétera. Cada grupo es único; la
singularidad está dada por las características de sus integrantes, las interacciones y las
configuraciones que van surgiendo en el transcurso de su devenir.” (…)

 “La acción pedagógica es una forma de influencia que se orienta en una dirección
determinada, hacia lo que se supone que es el bien para el niño o el joven. Es una
preocupación por la persona del alumno y por lo que puede llegar a ser.” (…)

 “El discurso pedagógico se ha ocupado de retratar, también, las actitudes que deberían
caracterizar al educador, desde un punto de vista más normativo. Confianza, aprecio,
empatía, autenticidad, tolerancia, humor, sensibilidad, son expresiones a las que se apela
Página 3|5
a menudo para dar cuenta de las virtudes que están en la base de una buena relación
pedagógica (Rogers, 1991; Van Manen, 1998; Noddings, 2002). Asimismo, Burbules ha
defendido la importancia de encarar la enseñanza como una forma de diálogo. Y ello no se
ciñe solamente a las posibilidades que ofrece su empleo como método didáctico. La
relación dialógica instaura un tipo de intercambio con otros a través del cual logramos
una aprehensión más plena de nuestra subjetividad y la de los demás. El diálogo requiere
comprensión mutua, respeto, disposición a escuchar y a poner a prueba las propias
limitaciones y prejuicios (Burbules, 1999: 32).” (…)

c) Enseñar es, en tercer lugar, desempeñar un papel de mediador entre los


estudiantes y determinados saberes: El profesor se constituye como el puente
facilitador entre los conocimientos específicos de una determinada materia y sus alumnos.
Al respecto es interesante lo que Stenhouse dice sobre la tarea del docente:

«Un profesor es una persona que ha aprendido a enseñar y se halla capacitada para ello.
Está cualificado, en tal sentido, en virtud de su educación y su preparación. No es que
enseñe aquello que él, exclusivamente, conoce, introduciendo a sus alumnos en secretos.
Por el contrario, su tarea consiste en ayudarlos a introducirse en una comunidad de
conocimiento y de capacidades, en proporcionarles algo que otros poseen ya» (…)

d) La enseñanza enfrenta al docente a un flujo constante de situaciones inéditas,


complejas, que tienen lugar en escenarios relativamente inciertos: Los docentes
deben actuar de manera expedita frente a circunstancias indefinidas y novedosas,
enfrentándose a ciertos “dilemas prácticos”.

e) Los docentes disponen de importante acervo de conocimientos, creencias y


teoría personales: Los docentes tienen un bagaje intelectual amplísimo que reconoce
diversas fuentes.

f) La enseñanza implica la puesta en práctica de una gama de actividades que se


refieren a ámbitos diversos y que se llevan a cabo en momentos y escenarios
diferentes:
Se Jackson hay varias fases en cuanto al tiempo de trabajo: preactiva, interactiva y posactiva.
El lugar no solamente se circunscribe al aula sino vgr. Pueden ser las bibliotecas, patio, laboratorio
o en el marco de una intercátedra.

Experiencia personal
Tanto en la secundaria como en el nivel superior (universidad) tuve profesores a los cuales recuerdo con
cariño pues no eran meros transmisores de conocimientos, no eran sus clases estructuradas. Ellos se
preocupan por que nosotros aprendiéramos, trataban de hacer fácil un tema que resultaba complicado.
Recuerdo, particularmente, a una Profesora de Historia en el secundario, la cual no le interesaba que le
digamos las fechas de cada acontecimiento histórico y que reproduzcamos el contenido del libro sino todo
lo contrario, cada vez que un alumno pasaba a dar la lección preguntaba usualmente ¿Por qué cree ud. que
ello es así? y una respuesta llevaba a otra pregunta y se generaba un debate interesante en el que participa
no solamente el alumno que estaba siendo evaluado sino todo el curso.

Página 4|5
Ya en la universidad, también traigo a la memoria a un Profesor de Derecho Administrativo, el cual todas
las clases nos encomendaba un tema distinto para leer, elegía al azar a un alumno y le preguntaba. A lo que
el estudiante comentaba le sumaba él sus aportes e invitaba a que otros se acoplen y opinen.
En ambas clases podíamos deliberar una hora ininterrumpida y ello era, francamente, interesante.
Relación con el texto de Alicia R. W. de Camilloni: Conforme a mi parecer, tiene conexidad con el
tema de la enseñanza y la docencia, pues son vivencias que para mí no pasaron desapercibidas y que
resultaron fructíferas y me ayudaron a tener espíritu crítico, agudizar la comprensión de los textos y a no
conformarme con leer la bibliografía obligatoria e investigar o indagar profundamente los temas.

Página 5|5