Вы находитесь на странице: 1из 2

La sociedad es un ente creado voluntariamente por los interesados en aras de procurar un fin

común y obtener algún tipo de ganancias.

Se Originan cuando 2 o más personas a través de un contrato se obligan a realizar aportes


para construir el capital social de la empresa que se transformara, con los bienes que
permitan llevar a cabo la actividad comercial y, a su vez, los socios participan en las ganancias
y pérdidas que sufre la empresa y por lo tanto permite constituir o crear un vínculo jurídico.

Dicho contrato debe generar a sus participantes derechos y obligaciones entre ellos. Las
personas que contratan dan una aporte ya sea otorgando la propiedad de ciertos bienes u
otorgando uso de ciertos activos o con la sesión de su propio negocio o industria, con el fin de
conseguir un objetivo que es el mismo entre todos los participantes de la sociedad

Según el código civil en su art. 1649 “el contrato de sociedad es aquel por el cual dos o mas
personas convienen en contribuir cada uno con la propiedad o el uso de las cosas o con su
propia industria a la realización de un fin económico común”.

Y como contrato, debe reunir los elementos esenciales previstos en el articulo 1141 del código
civil, es decir, debe de existir el consentimiento de las partes, con objeto de que pueda ser
materia de contrato y causa licita.

Ubicado el contrato de sociedad en el ámbito de los contratos plurilaterales, la sociedad


contiene además como requisitos esenciales, el aporte, la realización de un fin económico en
común; Y la división de las utilidades, y participación en las pérdidas..

El aporte que representa la formación del fondo social, es un presupuesto necesario para la
constitución de la sociedad. El fondo social se constituye mediante el aporte de los socios.

No existe contrato de sociedad, si los socios no aportan, y tampoco pueden adquirir la


condición de tales Sin el aporte.

El aporte puede consistir en bienes o servicios, susceptibles de estimación económica. Se


pueden aportar bienes, dinero o la capacidad intelectual, materializada en algún proyecto de
invención que sea estimable económicamente; y de esta manera , Cuantificar la inversión y
obtener así la realización de un fin económico proporcionalmente al capital intervenido.

El aporte, asimismo, no significa la consignación del bien o la prestación efectiva del servicio,
sino simplemente la asunción por parte del socio, de la obligación de dar o de hacer; ya que
desde el momento mismo en que se contrae la obligación en el respectivo documento social, la
sociedad se constituye en acreedora, y en consecuencia, los bienes aportados por los socios se
hacen propiedad de la compañía, (salvo pacto contrario artículo 208 del código de comercio)
Y el socio que demora la entrega de su aporte queda obligado a la correspondiente
indemnización de daños y perjuicios; y si el aporte debido , consistiere en dinero efectivo, no
solo debe satisfacer las intereses moratorios si no también resarcir los mayores perjuicios que
hubiera originado la demora, salvo lo dispuesto en los artículos 295 y 337 (artículo 209 del
código de Comercio).

De las características del Contrato de sociedad se pueden destacar las siguientes: Consensual,
oneroso, conmutativo y aleatorio y de ejecución sucesiva.
Es consensual porque se forma mediante el consentimiento de las partes, manifestado sobre
bases fundamentales; oneroso, porque cada Uno de los socios arriesga el aporte que se obliga
a dar o hacer a favor de la sociedad, orientado por la idea de utilidad que pretende obtener le
dicho aporte; conmutativo porque todos los socios saben en virtud del contrato el monto del
aporte que se obligan a efectuar; Y aleatorio, porque si bien es cierto que se sabe cuánto
aporta y se arriesga, no se puede prever con exactitud el resultado útil de esa inversión; y de
tracto sucesivo, porque todas las obligaciones en el contrato de sociedad se deriven, los socios
no las cumplen todas de una sola vez sino que alguna se mantiene mientras exista, en el
entendido de que el cumplimiento de las mismas es condición para que continué
permaneciendo a la sociedad.