Вы находитесь на странице: 1из 18

J Dent Biomater. 2016 Jun; 3(2): 205–213.

PMCID: PMC5608053
PMID: 28959744

Gingival Retraction Methods for Fabrication of Fixed Partial Denture: Literature


Review
Safari S,a Vossoghi Sheshkalani Ma,a* Vossoghi Sheshkalani Mi,b Hoseini Ghavam
F,a andHamedi Ma

Author information ► Article notes ► Copyright and License


information ► Disclaimer

Métodos de retracción gingival para la fabricación de prótesis parciales fijas:


revisión de la literatura

Retracción gingival en las prótesis parciales fijas


Retracción mecánica
El método más común en la retracción gingival que es rápido, simple y económico es el
empaquetamiento del cordón que puede usarse por separado o en combinación con
agentes hemostáticos en dos técnicas: cordón simple o cordón doble [14]. La
profundidad de penetración del cordón de retracción está influenciada por la
profundidad del surco y el estado periodontal. En la técnica de cable doble, se utilizan
dos cordones de punto con diferentes diámetros. El cordón apical es más delgado y se
mantiene en su lugar durante la impresión. Por lo tanto, se realiza una depresión
alrededor del área de preparación y se retrasa el retroceso del manguito gingival [15].
Sin embargo, el uso del método mencionado está limitado en los márgenes de
preparación supragingival [16]. La resorción tisular imprevisible y la incomodidad del
paciente son problemas problemáticos asociados con la técnica Dual Cord [5,15]. Un
cable se utiliza en el método de cable único que se elimina antes de la impresión. Si la
línea de meta de la preparación es profunda en el surco, el colapso de los tejidos blandos
impide la toma de impresión precisa [15,16].

Feng et al. reveló que el aumento del nivel del factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α)
seguido del empaquetamiento del cordón provoca un daño del epitelio sulcular y de
fijación del tejido conectivo; sin embargo, la mejora clínica completa ocurre dentro de
las 2 semanas [17]. Los restos del filamento del cordón umbilical y la fuerza inadecuada
del empaquetamiento del cordón pueden estar asociados con la inflamación sulcular y la
contracción marginal de la encía [18]. Los cables de retracción requieren una alta
sensibilidad técnica y habilidad clínica [3]. Los cordones simples no medicinales son
seguros, pero no es una opción adecuada para controlar el sangrado. La presión del
cordón umbilical no puede detener la hemorragia gingival por sí sola [19] y en más del
50% de los casos ocurre una hemorragia después de retirar el cordón [5]. Una forma
simple de reducir el sangrado es humedecer el cordón [5]. Para evitar la ruptura y la
deformación de los materiales de impresión de silicio, el ancho del surco debe ser de al
menos 0,2 mm, por lo que es necesario que el agente de retracción esté ubicado en el
surco durante al menos 4 minutos [5,7,9].

Retracción química
Hay tres tipos de retracción química.

a-Agentes vasoconstrictores,
b-Agentes hemostáticos, agentes
c-astringentes

El Centro de Investigación Farmacológica de Gran Bretaña explica estos agentes de la


siguiente manera: [21,22]

1. Los agentes vasoconstrictores no se coagulan como la epinefrina, sino que


actúan contrayendo y reduciendo el diámetro de los vasos sanguíneos. El cordón
impregnado con epinefrina racémica no tiene ninguna ventaja sobre otros
agentes de retracción, debido al aumento de la presión sanguínea y la frecuencia
cardíaca [22,23].
2. Los agentes hemostáticos controlan las hemorragias graves de las arteriolas y los
vasos cortados [22].
3. Agentes astringentes como alumbre, cloruro de aluminio y cloruro de zinc son
sales metálicas que inhiben la migración intercapilar de las proteínas
plasmáticas, disminuyen la permeabilidad celular, controlan la humedad en los
tejidos periféricos a través de la precipitación proteica en la capa superficial y
aumentan la resistencia mecánica de la mucosa Por lo tanto, la precipitación de
proteínas tiene efectos hemostáticos en condiciones fisiológicas. Por ejemplo, el
cloruro ferroso y el sulfato férrico son astringentes concentrados que producen
coagulación superficial y tópica. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que las
proteínas desnaturalizadas pueden estar involucradas en la destrucción del tejido
tópico [2,24,25]. El cloruro de aluminio y el sulfato ferroso son los astringentes
preferidos en odontología debido a la irritación tisular mínima, la facilidad de
uso y los resultados satisfactorios [22,26]. Los agentes químicos sin retracción
mecánica tienen menos eficacia en los bolsillos más profundos que 2 mm [2,27].

Epinefrina y simpaticomiméticos
Es un agente de retracción común que proporciona una buena hemostasia y
vasoconstricción. Tiene efectos hemodinámicos localizados [28] y causa isquemia
tisular activando los receptores α1 vasculares periféricos simpáticos. La
vasoconstricción localizada produce una retracción gingival temporal [25,29]. Sin
embargo, sus efectos secundarios limitan su uso. La dosis máxima permisible de
epinefrina en los sanos es de 0.2 mg y en pacientes con enfermedad cardiovascular es de
0.04 mg; esto es equivalente a la epinefrina que está en dos cartuchos de anestesia local
que contienen epinefrina 1/100000 [13,30].

La absorción de epinefrina depende de la salud gingival. Kellam et al. informaron que la


absorción de epinefrina del cordón de retracción es del 64% al 94% [31]. Además,
Madrid et al. informaron que el epitelio intacto es una barrera efectiva contra la unión
de epinefrina a las proteínas plasmáticas [32]. El uso de epinefrina como agente de
retracción agrava el riesgo de sobredosis porque un hilo empapado contiene 0,2-1 mg de
epinefrina dependiendo de su diámetro y longitud, que es 2.5 veces mayor que la dosis
permisible para sujetos sanos y 12 veces mayor que la dosis permisible para pacientes
que sufren de la enfermedad cardiovascular [25].

La epinefrina está contraindicada en pacientes que usan bloqueadores β y fármacos


antihipertensivos [29]. El síndrome de epinefrina ocurre en el 33% de las personas y
produce síntomas clínicos como taquicardia, taquipnea, hiperventilación, hipertensión,
fatiga, ansiedad y depresión. La epinefrina es un estimulador del miocardio, por lo que
su sobredosis puede causar taquicardia ventricular, fibrilación, angina e infarto cerebral
y cardíaco. La epinefrina no se debe utilizar como un agente de retracción en pacientes
que sufren de hipertensión, depresión y se tratan con inhibidores de la
monoaminooxidasa (MAO) [33]. La absorción de epinefrina puede aumentar el nivel de
glucosa en sangre en pacientes diabéticos [13].

El aumento repentino en el nivel de epinefrina después de una sesión estresante de


odontología se puede ver incluso en personas sanas. Si la anestesia local que contiene
vasoconstrictor y el agente de retracción que contiene epinefrina se usan
simultáneamente, se producen efectos aditivos. En general, se recomienda restringir el
uso de epinefrina como agente de retracción. La única ventaja de la epinefrina en
comparación con los astringentes es su capacidad para controlar el sangrado [2,30].

El material vasoconstrictor preferido tiene suficiente eficacia sin efectos secundarios


sistémicos y locales [34]. La reacción sistémica es rara en algunos de los materiales
vasoconstrictores de los alfa agonistas como la tetrahidrozolina y la oximetazolina, que
a menudo se usan como gotas descongestivas oculares y nasales. Por lo tanto, se puede
usar una dosis más baja de la velocidad máxima permitida en la retracción gingival. El
estudio de Bowles et al. demostraron que la tetrahidrozolina es un fuerte agente de
retracción sin efectos secundarios sistémicos. El estudio de Tardy et al. mostró que la
tetrahidrozolina es mejor que la epinefrina en la retracción gingival [2,24].

Sulfato de hierro
Tiene una solución concentrada para coagular la línea de finalización de sangrado y
puede actuar como un astringente eficaz. Dentro de unos días (1-2 días), puede causar
decoloración gingival temporal de color marrón amarillento y negro [35]. La utilización
de este compuesto ha sido controvertida en los implantes, ya que puede retrasar el
tiempo de fraguado del material de impresión de poliéter y polivinil siloxano [36]. Se
recomienda enjuagar por completo con abundante agua para eliminar el exceso de
material. Conrad et al. informaron que en el caso del uso de agente de retracción de
sulfato férrico en la restauración cerámica translúcida, se produce decoloración interna
de la dentina negra e insatisfacción del paciente [37].

Sub-sulfato férrico
También llamada solución de Monsel, desarrolla la retracción gingival en 3 minutos
[43]. Se logra un mayor desplazamiento gingival y una recuperación tisular favorable en
comparación con la epinefrina. La decoloración de los tejidos blandos y duros puede
ocurrir a las propiedades ácidas y corrosivas de las sales ferrosas [22].

Cloruro de zinc (bitartrato)


Tiene un efecto ardiente y puede causar cicatriz de tejidos blandos y probablemente
duros; como resultado, no se recomiendan concentraciones de 8% y 40% [22,43].

Ácido tánico
El tiempo recomendado es de 10 minutos. Tiene menos efectos hemostáticos en
comparación con la epinefrina, pero la recuperación del tejido es mejor [22].

Solución Negatol
Es una sustancia ácida fuerte, una mezcla de 45% de ácido metacrósol sulfónico y
formaldehído que puede descalcificar la estructura dental [22].

Sulfato de aluminio y sulfato de aluminio y potasio (alumbre)


Ambos son agentes hemostáticos que inhiben la migración de proteínas plasmáticas
intercapilares e interrumpen el sangrado a través de la vasoconstricción y la
precipitación de proteínas tisulares en la capa superficial de la mucosa [23]. La
inflamación postoperatoria es ligeramente baja en las concentraciones en la medida de
los niveles de tratamiento. El sulfato de aluminio y potasio en altas concentraciones
puede causar inflamación severa y necrosis tisular [5]. Su contracción tisular en una
concentración del 100% es menor que la epinefrina en una ligera diferencia. Tiene un
efecto limitado sobre la retracción gingival, pero como alternativa a la epinefrina es
seguro y efectivo. Lo importante es que los compuestos de sulfato pueden inhibir o
retrasar la reacción de polimerización de los materiales aditivos de impresión de silicona
[22].

Cloruro de aluminio
Es un astringente que actúa por precipitación de proteínas tisulares y constricción
vascular. Sus efectos vasoconstrictores son menores que la epinefrina [24]. Entre los
cordones médicos impregnados, crea la menor irritación [17]. Se ha usado generalmente
en concentraciones de 5. 25% y tiene pocos efectos sistémicos [22]. defecto
fundamental es la inhibición de poliéter y polivinil siloxano material [36]. Después de
retirar el cordón, mantiene el surco abierto por más tiempo y actúa más eficazmente que
la epinefrina (el 50% del ancho del surco se cierra después de extraer el cordón
impregnado con epinefrina al mismo tiempo, mientras que el surco retraído por el
cordón impregnado con aluminio cloruro, el 80% de su primer ancho permanecerá
abierto después de 12 minutos [9]. Antes de la impresión, los restos de cloruro de
aluminio deben enjuagarse bien para no interferir con el ajuste perfecto del polivinil
siloxano [43].

Retracción quimicomecánica
Es el método más común utilizado por casi el 80% de los dentistas. Para evitar el
sangrado durante el empaquetamiento del cordón y la impresión, los agentes
hemostáticos pueden usarse simultáneamente [30]. La epinefrina, el cloruro de aluminio
y el sulfato férrico se usan generalmente como cordón de retracción pretratado o para
impregnación de cordón simple [44]. El uso de cloruro de aluminio es más común que
la epinefrina. En un estudio, el 33% de los participantes mostró efectos secundarios a la
epinefrina y el 24% tuvo efectos secundarios a otros agentes de retracción [14]. La
eliminación del cloruro de aluminio y los cordones impregnados de sulfato ferroso
provoca hemorragia debido a la hiperemia, pero la epinefrina proporciona una
homeostasis óptima mediante la constricción de los capilares gingivales a largo plazo
[44].

Polímeros y pastas
Recientemente, se han introducido polímeros y pastas en la retracción gingival. Cintas
esponjosas preparadas en dos milímetros hechas de materiales poliméricos se hinchan
en contacto con la humedad y proporcionan lentamente suficiente espacio entre el surco
gingival y la línea de meta preparada. La recuperación gingival ocurre lentamente
dentro de las 24 horas [47]. Por ejemplo, la tira de Merocyl es eficaz en la expansión del
tejido gingival para exponer la línea de meta preparada [48]. La fuerza de la unión
epitelial es de 1 N / mm. Una presión muy baja de 0.01 N / mm hará que el surco se
abra y ocurra una recuperación rápida. La presión de 0.1 N / mm hace que el surco se
abra a un límite de 1.5 mm y retrasa la recuperación a 2 minutos por apertura de 0.5
mm. La infusión de pasta en el surco gingival proporciona una presión constante y no
destructiva de 0.1 N / mm. Si la pasta permanece en su lugar durante 1 minuto, se
logrará una presión suficiente para abrir el surco de 0,5 mm en 2 minutos [49].

El material de pasta de expasilo proporciona alta hemostasia y una pequeña retracción


gingival y es un agente químico en una matriz inyectable que puede aplicarse en la
impresión y la administración de restauraciones indirectas. Debe estar aislado de la
saliva durante la aplicación. La pasta de expasilo contiene 15% de cloruro de aluminio
como agente hemostático y White Clay para la consistencia y se inyecta directamente en
el surco gingival [4,5]. Además, se puede comprimir en el surco gingival a través de un
instrumento de plástico o bolita de algodón. Si el biotipo del tejido blando es delgado, la
pasta permanece en su lugar durante 1-2 minutos y si es gruesa, permanece durante 3-4
minutos. Los efectos de retracción permanecen 4 minutos después del enjuague
completo con aire y agua. Las desventajas son un costo mayor, que inhibe la
polimerización de materiales de impresión de poliéter y polivinil siloxano. También es
menos efectivo en los márgenes profundos posicionados subgingivales [5]. Pero es un
método simple, rápido e indoloro que no crea ninguna reacción química, inflamación de
los tejidos y trauma. En comparación con los métodos tradicionales, se evita el posible
riesgo de trauma tisular para la inserción epitelial, la recesión gingival y la pérdida ósea
[50].

La pasta Gingi Trac es un agente astringente, generalmente utilizado en la hemostasia y


la retracción gingival. Para aumentar el ancho de la retracción, se puede usar un tapón
para el diente preparado de una sola unidad o una bandeja de reserva que contenga la
matriz de pasta firme para dientes preparados en unidades múltiples durante 3-5 minutos
[5].

El sistema Inert Matrix Poly Vinyl Siloxane introdujo material de pasta Magic Foam
Cord para la retracción gingival que contiene siloxano de polivinilo expandible. El
ajuste de la expansión del material contra la pared del surco gingival se logra mediante
la liberación de dióxido de hidrógeno [4]. Proporciona cierta cantidad de homeostasis,
pero antes de la inyección es esencial usar agentes hemostáticos por separado. Se
recomienda aumentar el ancho de la retracción para morder un capuchón durante
aproximadamente 5 minutos para comprimir más pasta en el surco. Este es un sistema
simple, rápido e indoloro que no tiene reacción química, inflamación y trauma tisular.
Sin embargo, es menos efectivo en los márgenes subgingivales [5]. Expasyl y Magic
Foam Cord dieron como resultado menos destrucción tisular en comparación con otros
métodos [22]. En 2009, un estudio realizado por Beier US et al. reveló que Magic Foam
Cord es efectivo en márgenes epi-gingivales y subgingivales preparados de menos de 2
mm; sin embargo, en los márgenes preparados biselados y subgingivales, el cordón
individual es mucho más eficiente que el cordón de espuma mágica [27]. En 2013,
Gupta et al. evaluó las características de retracción horizontal y vertical del cable Stay
put, Magic Foam Cord y Expasyl e informó que el material Magic Foam Cord tuvo el
mayor efecto [20].

Impresión de matrices
En 1983, Livaditis introdujo un sistema que requería impresión utilizando tres
viscosidades diferentes del material [11]. En este método, al principio se proporciona
una matriz oclusal de material elastomérico (consistencia semi rígida) a partir de los
dientes preparados y se recorta en ciertas dimensiones; luego, el empaquetamiento del
cordón se realiza de la manera habitual. Después de retirar el cordón, la impresión final
se realiza usando una matriz de alta viscosidad de la preparación; en otras palabras, la
retracción gingival se logra a partir de la colocación precisa del material de la matriz de
alta viscosidad. Manteniendo la impresión de la matriz en su lugar, la impresión de
captación de arco completo se realiza usando una bandeja de almacenamiento que
contiene material de viscosidad media. Esta técnica puede controlar cuatro fuerzas que
afectan la encía durante la impresión subgingival. La suciedad sulcular se elimina. El
diseño de la matriz evita el colapso del margen gingival y el desgarro del material de
impresión al presionar el material de alta viscosidad en el surco. El único problema con
este método es el aumento en el tiempo del lado de la silla [5].
Retracción quirúrgica
Legrado rotatorio
Se prepara una artesa con una fresa de diamante en el surco gingival adyacente al área
de la línea de meta, después de la administración de anestesia local. La altura de la encía
marginal se conserva aproximadamente, pero el surco se hace más profundo. Este
método puede usarse solo si hay disponible una encía queratinizada adecuada. El trauma
del accesorio epitelial puede causar recesión gingival debido a una respuesta
inflamatoria exacerbada [5,51].

Electrocirugía
Después de la anestesia local, pasar la corriente eléctrica a través de un cable delgado
puede preparar un canal en el surco gingival adyacente a la línea de llegada; también, se
logra la hemostasia. Mover un pequeño electrodo en forma de J paralelo al eje
longitudinal del diente puede aumentar el ancho del surco [52]. La comparación de la
electrocirugía con curetaje rotatorio no mostró diferencias en la respuesta tisular dentro
de 4-12 semanas [53]. El volumen sulcular del material de impresión fue mayor en
electrocirugía en comparación con el legrado rotatorio [53]. La electrocirugía está
contraindicada en pacientes con marcapasos cardíacos. Tiene un alto riesgo si se usa con
óxido nitroso [5,52,53].

Láser
El láser se puede utilizar para la retracción gingival en tratamientos restaurativos
directos o indirectos. Las características del láser dependen de la longitud de onda y las
formas de onda. El láser es un haz enfocado de alta potencia que causa la vaporización
de los tejidos en 100 ° C -150 ° C [54]. La retracción tisular inducida por láser es una
especie de comedero que permite hacer una impresión precisa con la preservación del
ancho biológico. Proporciona una excelente homeostasis y puede aplicarse sin anestesia
local. Tiene dolor e incomodidad postoperatorios mínimos [5,15].

Retracción gingival en prótesis soportadas por implantes


El uso de la modalidad de tratamiento relacionada con implantes ha aumentado
recientemente. Las restauraciones retenidas con cemento son preferidas para atornillar
las restauraciones retenidas. Los pilares personalizados con márgenes subgingivales son
útiles en regiones estéticas y espacio entre los arcos mínimos [57]. El perfil de
emergencia del pilar evita la impresión de recogida en las prótesis conservadas de
cemento, pero la semejanza de las cofias de impresión con el pilar final fabricado en un
implante con tornillo retenido permite al operador tomar la impresión [4].

El soporte tisular del implante no es similar a la estructura periodontal, por lo que el


colapso tisular no está restringido después de la retracción gingival. En los implantes, el
epitelio de unión permeable, poco adherente, tiene una baja capacidad regenerativa. Las
fibras gingivales son paralelas al collar del implante y el ancho biológico es de 2.5 ± 0.5
mm [4]. La orientación de la fibra de colágeno es paralela o paralela oblicua [58]. El
biotipo de tejidos blandos también es efectivo, es decir, los biotipos periodontales
delgados y frágiles deben manejarse suavemente para evitar la recesión, mientras que
con mayor frecuencia se forma un bolsillo en biotipos fibróticos gruesos [5,59].

Retracción mecánica
Las técnicas de retracción mecánica pueden estar contraindicadas alrededor de los
implantes, a excepción de la profundidad superficial del surco y un biotipo periodontal
grueso [4]. Los arañazos microscópicos en el cuello del implante y la agregación de
biopelícula pueden ocurrir a la aplicación traumática de los instrumentos de embalaje
[5, 60].

Matriz inyectable
La fuerza de retracción es limitada debido a la alta viscosidad de la matriz, evitando que
el surco sufra un trauma, pero no se obtiene una retracción eficiente, especialmente
cuando las fuerzas de recaída y colapso son importantes. El ancho biológico es mayor
en los implantes dentales en comparación con los dientes naturales, es decir, en la
región estética, los implantes están profundamente colocados [5].

Legrado rotatorio, Electrocirugía, Láser


El curetaje rotatorio tiene un alto riesgo de arañar la superficie del implante y la
exposición de los hilos del implante. La electrocirugía está contraindicada en los
implantes (el arco ocurre). A diferencia de otros láseres, el cromphore principal para el
láser de CO2 es agua. Por lo tanto, se refleja en las superficies de metal. Los láseres de
CO2 absorben poca energía cerca de las superficies metálicas del implante y la
temperatura aumenta a menos de 3 ° C. Además, estos láseres no alteran las propiedades
de la superficie del implante. Los láseres exponen los márgenes de los implantes al crear
una depresión. Por lo tanto, su aplicación alrededor de los implantes profundos crea
grandes defectos. De hecho, es cuestionable en regiones estéticas anteriores [5,61].

G-Cuff
Existen técnicas desafiantes para registrar el contorno subgingival del pilar. La
comparación de los implantes con los dientes mostró que no había una técnica especial
para retraer la encía antes de la impresión. Chang et al. [62]. evaluó los efectos del
material de retracción sin cable (Expasyl) en la superficie del implante y descubrió que
se produjeron cambios mínimos. Los tapones de cicatrización amplios o los pilares
temporales que se utilizan en algunos tipos de sistemas de implantes (por ejemplo,
Bicon) no tienen resultados predecibles debido al rebote de diversos tejidos. G-Cuff ™
es un dispositivo de impresión que se reclama tomando un registro preciso de un pilar
de implante dental.
References
1. Al Hamad KQ, Azar WZ, Alwaeli HA, et al. A clinical study on the effects of cordless and
conventional retraction techniques on the gingival and periodontal health. J Clin
Periodontol. 2008;35:1053–1058. [PubMed]

2. Kostić I, Najman S, Kostić M, et al. Comparative review of gingival retraction agents.Acta


medica Medianae. 2012;51:81–83.

3. Rosenstiel SF, Land MF, Fujimoto J. Contemporary fixed prosthodontics: Elsevier Health
Sciences; 2006.

4. Bennani V, Schwass D, Chandler N. Gingival retraction techniques for implants versus teeth:
current status. J Am Dent Assoc. 2008;139:1354–1363. [PubMed]

5. Prasad KD, Hegde C, Agrawal G, et al. Gingival displacement in prosthodontics: A critical


review of existing methods. J Interdiscip Dentistry. 2011;1:80–86.

6. Baharav H, Kupershmidt I, Laufer B-Z, et al. The effect of sulcular width on the linear
accuracy of impression materials in the presence of an undercut. Int J
Prosthodont.2004;17:585–589. [PubMed]

7. Donovan TE, Chee WW. Current concepts in gingival displacement. Dent Clin North
Am. 2004;48:433–444. [PubMed]

8. Lampe I, Marton S, Hegedüs C. Effect of mixing technique on shrinkage rate of one polyether
and two polyvinyl siloxane impression materials. Int J Prosthodont.2004;17:590. [PubMed]

9. Laufer BZ, Baharav H, Langer Y, et al. The closure of the gingival crevice following gingival
retraction for impression making. J Oral Rehabil. 1997;24:629–635. [PubMed]

10. Laufer BZ, Baharav H, Ganor Y, et al. The effect of marginal thickness on the distortion of
different impression materials. J Prosthet Dent. 1996;76:466–471.[PubMed]

11. Livaditis GJ. The matrix impression system for fixed prosthodontics. J Prosthet
Dent. 1998;79:208–216. [PubMed]

12. Livaditis GJ. Comparison of the new matrix system with traditional fixed prosthodontic
impression procedures. J Prosthet Dent. 1998;79:200–207. [PubMed]

13. Kumbuloglu O, User A, Toksavul S, et al. Clinical evaluation of different gingival retraction
cords. Quintessence Int. 2007;38:92–98. [PubMed]

14. Hansen PA, Tira DE, Barlow J. Current Methods of Finish-Line Exposure by Practicing
Prosthodontists. J Prosthodont. 1999;8:163–170. [PubMed]

15. Scott A. Use of an erbium laser in lieu of retraction cord: a modern technique. Gen
Dent. 2005;53:116–119. [PubMed]

16. Cloyd S, Puri S. Using the double-cord packing technique of tissue retraction for making
crown impressions. Dent Today. 1999;18:54–59. [PubMed]
17. Feng J, Aboyoussef H, Weiner S, et al. The effect of gingival retraction procedures on
periodontal indices and crevicular fluid cytokine levels: a pilot study. J
Prosthodont.2006;15:108–112. [PubMed]

18. De Gennaro G, Landesman H, Calhoun J, et al. A comparison of gingival inflammation


related to retraction cords. J Prosthet Dent. 1982;47:384–386. [PubMed]

19. Ruel J, Schuessler PJ, Malament K, et al. Effect of retraction procedures on the
periodontium in humans. J Prosthet Dent. 1980;44:508–515. [PubMed]

20. Gupta A, Prithviraj D, Gupta D, et al. Clinical evaluation of three new gingival retraction
systems: A research report. J Indian Prosthodont Soc. 2013;13:36–42.[PMC free
article] [PubMed]

21. Mohan M, Gupta A, Shenoy V, et al. Pharmacological agents in dentistry: a review.Br J


Pharm Res. 2011;1:66–87.

22. Tarighi P, Khoroushi M. A review on common chemical hemostatic agents in restorative


dentistry. Dent Res J. 2014;11:423–428. [PMC free article] [PubMed]

23. Jokstad A. Clinical trial of gingival retraction cords. J Prosthet Dent. 1999;81:258–
261. [PubMed]

24. Bowles W, Tardy S, Vahadi A. Evaluation of new gingival retraction agents. J Dent
Res. 1991;70:1447–1449. [PubMed]

25. Polat NT, Ozdemir AK, Turgut M. Effects of gingival retraction materials on gingival blood
flow. Int J Prosthodont. 2007;20:57–62. [PubMed]

26. Mohammadzadeh Akhlaghi, NSZ SS, Safari S. Evaluation of upper first premolars root
thickness (In vitro) J Endod. 2005;31:228.

27. Beier US, Kranewitter R, Dumfahrt H. Quality of impressions after use of the Magic Foam
Cord gingival retraction system--a clinical study of 269 abutment teeth. Int J
Prosthodont. 2009;22:143–147. [PubMed]

28. Weir DJ, Williams BH. Clinical effectiveness of mechanical-chemical tissue displacement
methods. J Prosthet Dent. 1984;51:326–329. [PubMed]

29. Bader JD, Bonito AJ, Shugars DA. A systematic review of cardiovascular effects of
epinephrine on hypertensive dental patients. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol
Endod. 2002;93:647–653. [PubMed]

30. Csillag M, Nyiri G, Vag J, et al. Dose-related effects of epinephrine on human gingival blood
flow and crevicular fluid production used as a soaking solution for chemo-mechanical tissue
retraction. J Prosthet Dent. 2007;97:6–11. [PubMed]

31. Kellam SA, Smith JR, Scheffel SJ. Epinephrine absorption from commercial gingival
retraction cords in clinical patients. J Prosthet Dent. 1992;68:761–765.[PubMed]

32. Madrid C, Courtois B, Vironneau M. Recommendations to use vasoconstrictors in dentistry


and oral surgery. Med Bucc Chir Bucc. 2003;9:1–30.

33. Hilley M, Milan S, Giescke Jr A, rt al. Fatality associated with the combined use of halothane
and gingival retraction cord. Anesthesiology. 1984;60:587–588. [PubMed]
34. Kopač I, Cvetko E, Pavlica Z, et al. Gingival tissue inflammatory response following
treatment with chemical retraction agents in Beagle dogs. Pflügers Archiv.2001;442:145–
146. [PubMed]

35. Wassell R, Barker D, Walls A. Crowns and other extra-coronal restorations: impression
materials and technique. Br Dent J. 2002;192:679–690. [PubMed]

36. Csempesz F, Vág J, Fazekas Á. In vitro kinetic study of absorbency of retraction cords. J
Prosthet Dent. 2003;89:45–49. [PubMed]

37. Conrad HJ, Holtan JR. Internalized discoloration of dentin under porcelain crowns: a clinical
report. J Prosthet Dent. 2009;101:153–157. [PubMed]

38. Land MF, Rosenstiel SF, Sandrik JL. Disturbance of the dentinal smear layer by acidic
hemostatic agents. J Prosthet Dent. 1994;72:4–7. [PubMed]

39. Farzin M, Safari S, Vojdani M. Bond strength and deflection of two denture base resin
material bonded to a hard Relining material. J Isfahan Dent Uni. 2010;6:195–202.

40. Thomas MS, Joseph RM, Parolia A. Nonsurgical gingival displacement in restorative
dentistry. Compend Contin Educ Dent. 2011;32:26–34. [PubMed]

41. Sarmento H, Leite F, Dantas R, et al. A double-blind randomised clinical trial of two
techniques for gingival displacement. J Oral Rehabil. 2014;41:306–313. [PubMed]

42. Nowakowska D, Saczko J, Kulbacka J, et al. Dynamic oxidoreductive potential of astringent


retraction agents. Folia Biol (Praha) 2010;56:263–268. [PubMed]

43. Gupta G, Sunil Kumar, M Rao, H et, al Astringents in dentistry: a review. Asian J Pharm
Health Sci. 2012;2:428–432.

44. Fazekas A, Csempesz F, Csabai Z, et al. Effects of pre-soaked retraction cords on the
microcirculation of the human gingival margin. Oper Dent. 2002;27:343–348. [PubMed]

45. Yang JC, Tsai CM, Chen MS, et al. Clinical study of a newly developed injection-type gingival
retraction material. Chin Dent J. 2005;24:147–151.

46. Prasanna G, Reddy K, Kumar R, et al. Evaluation of Efficacy of Different Gingival


Displacement Materials on Gingival Sulcus Width. J Contem Dent Pract. 2013;14:217–
221. [PubMed]

47. Ferrari M, Nathanson D. Tissue management and retraction technique combined with all-
ceramic crowns: case reports. Pract Periodontics Aesthet Dent. 1995;7:87–94.[PubMed]

48. Ferrari M, Cagidiaco MC, Ercoli C. Tissue management with a new gingival retraction
material: a preliminary clinical report. J Prosthet Dent. 1996;75:242–247.[PubMed]

49. Lesage P. Expasyl: protocol for use with fixed prosthodontics. Clinic. 2002;23:97–103.

50. Shannon A. Expanded clinical uses of a novel tissue-retraction material. Compend Contin
Educ Dent. 2002;23:3–6. [PubMed]

51. Brady WF. Periodontal and restorative considerations in rotary gingival curettage. J Am
Dent Assoc. 1982;105:231–236. [PubMed]
52. Shillingburg HT, Sather DA, Wilson E, et al. Fundamentals of fixed prosthodontics:
Quintessence Pub.2012.

53. De Vitre R, Galburt RB, Maness WJ. Biometric comparison of bur and electrosurgical
retraction methods. J Prosthet Dent. 1985;53:179–182. [PubMed]

54. Parker S. The use of lasers in fixed prosthodontics. Dent Clin North Am.2004;48:971–
998. [PubMed]

55. Chartrand A. Integrating laser dentistry into aesthetic dentistry. Oral Health.2005:13–18.

56. Jacboson B, Berger J, Kravitz R, et al. Laser pediatric crowns performed without anesthesia:
a contemporary technique. J Clin Pediatr Dent. 2003;2:11–12. [PubMed]

57. Misch CE. Dental implant prosthetics. 2nd Edition: Elsevier Health Sciences. 2014

58. Tetè S, Mastrangelo F, Bianchi A, et al. Collagen fiber orientation around machined
titanium and zirconia dental implant necks: an animal study. Int J Oral Maxillofac
Implants. 2009;24:52–58. [PubMed]

59. Linkevicius T, Apse P, Grybauskas S, et al. The influence of soft tissue thickness on crestal
bone changes around implants: a 1-year prospective controlled clinical trial. Int J Oral
Maxillofac Implants. 2009;24:712–719. [PubMed]

60. Subramani K, Jung RE, Molenberg A, et al. Biofilm on dental implants: a review of the
literature. Int J Oral Maxillofac Implants. 2009;24:616–626. [PubMed]

61. Martin E. Lasers in dental implantology. Dent Clin North Am. 2004;48:999–1015.[PubMed]

62. Chang YS, Bennani V, Tawse-Smith A, et al. Effect of a cordless retraction paste material on
implant surfaces: an in vitro study. Braz Oral Res. 2011;25:492–499.[PubMed]

63. Deogade SC, Mantri SS, Dube G, et al. A New Trend in Recording Subgingival Tissue around
an Implant While Making a Direct Abutment Impression. Case Rep Dent. 2014. 2014 [PMC free
article] [PubMed]

Contemp Clin Dent. 2015 Apr-Jun; 6(2): 189–195.


doi: 10.4103/0976-237X.156043
PMCID: PMC4456740
PMID: 26097353

Comparative evaluation of the amount of gingival displacement produced by three


different gingival retraction systems: An in vivo study
Jignesh Chaudhari, Paranjay Prajapati,1 Jayanti Patel,1 Rajesh Sethuraman,1 and Y.G
Naveen1
Author information ► Copyright and License information ► Disclaimer

Evaluación comparativa de la cantidad de desplazamiento gingival producida por


tres sistemas de retracción gingival diferentes: un estudio in vivo
Selección de participantes
El estudio fue aprobado por el Comité de Ética de Sumandeep Vidyapeeth. Treinta
participantes están teniendo un periodonto sano y un índice gingival de puntaje 0 dentro
del grupo de edad de 20-25 años se incluyeron en el estudio. Los participantes con
maloclusión anterior, recesión gingival, mujeres embarazadas y lactantes fueron
excluidos del estudio. Los participantes sometidos a tratamiento de ortodoncia y
alérgicos a tetrahidrozolina y cloruro de aluminio tampoco fueron incluidos para el
estudio. Se siguió el índice gingival Loe H y Silness J [12]. El consentimiento para la
participación en el estudio se buscó a través del formulario de consentimiento adecuado.

Impresión de bandejas personalizadas


Las impresiones maxilares se realizaron con material de impresión hidrocoloidal
irreversible para las 30 bandejas personalizadas de los participantes, de modo que se
mantuvieran 2 mm cortas del surco. Las impresiones se realizaron usando una bandeja
personalizada después de 24 h de fabricación

Desplazamiento gingival y fabricación de impresiones


El cronograma para el desplazamiento gingival y la impresión siguió un diseño de
bloque latino que se presenta en forma tabular en la Tabla 1. El día 1 se realizó la
impresión de referencia. El día 2, día 17, y el día 32, se tomaron impresiones después
del desplazamiento con cualquiera de los agentes de desplazamiento en 3D según el
diseño de bloques latinos.

Impresión de línea de base


Las impresiones iniciales se realizaron para el grupo de control en el que no se realizó
desplazamiento gingival. Las impresiones se realizaron después de quitar el espaciador
de la bandeja personalizada. Las perforaciones se realizaron en la bandeja personalizada
con fresa redonda. Las impresiones se realizaron con adición de silicio, cuerpo medio
tipo 2 (Monofase). Las impresiones se hicieron y se eliminaron de la boca del
participante después de que se estableció el material. Una vez que se hicieron las
impresiones, se desinfectaron con una solución de glutaraldehído.

Desplazamiento e impresión de cloruro de aluminio


El aislamiento se realizó en el incisivo central derecho con rollos de algodón para
mantener el área de trabajo seca. La dimensión requerida del cordón de retracción se
seleccionó de acuerdo con el biotipo gingival del sujeto. El cordón de retracción
impregnado con cloruro de aluminio se enrolla alrededor de la superficie labial del
diente y se empuja suavemente dentro del surco con el instrumento empaquetador de
cordón gingival [Figura 1a]. Se retiró el cordón de retracción después de mantener
durante 10 minutos en el surco gingival.

Desplazamiento e impresión de tetrahidrozolina


Los participantes fueron retirados del mercado para la evaluación de la salud gingival
después de 15 días. El índice gingival se reconfirmó como cero en el incisivo central
derecho. El mismo procedimiento de impresión se repitió con la solución de
tetrahidrozolina y el cordón de retracción del mismo tamaño y tipo [Figura 1b] (Visine,
Johnson and Johnson Health Care Products, EE. UU.). Las impresiones se realizaron de
forma similar a las impresiones de referencia.

Desplazamiento e impresión de expasilo


Los participantes fueron llamados para la evaluación de la gingiva. El índice fue
reconfirmado como cero en el incisivo central derecho. La pasta de desplazamiento de
expasilo se inyectó lentamente en el surco que descansa sobre el diente [Figura 1c]. Al
final de 2 minutos, la pasta de expasilo se eliminó por lavado del surco usando aire y
agua pulverizada. Las impresiones se realizaron de forma similar a las impresiones de
referencia.
Vertido de impresión y preparación de muestras
Cada una de las cuatro impresiones fue derramada inmediatamente con la piedra. El
ancho mesio-distal del incisivo central derecho se midió con la ayuda del calibrador a
vernier y el punto central del diente se marcó sobre el yeso, se hizo una segunda marca a
3 mm distal a la primera marca para el corte secundario. El yeso se colocó y se
estabilizó en la plataforma del troquel, y se realizó un corte primario en la porción
central marcada del borde incisal en dirección bucolingual a través de toda la longitud
del yeso. Se realizó un segundo corte distal al corte primario a lo largo de toda la
longitud del yeso de manera que se obtuvo un corte bucolingual de 3 mm de espesor.

Evaluación de la cantidad de desplazamiento


Para determinar la cantidad de desplazamiento, la muestra se estudió bajo un
microscopio con una ampliación de × 20. La imagen fue capturada y transferida al
analizador de imágenes MIC 3.0. La línea perpendicular se dibujó desde el punto más
prominente de la cresta de la encía marginal a la superficie del diente. Esta área se
seleccionó automáticamente, y el valor del área se obtuvo del software como la cantidad
medida de desplazamiento. Los valores de desplazamiento gingival para todos los
especímenes en μm2 tabulados [Tabla 2] y sometidos a análisis estadístico.

Resultados
El área de la cantidad de espacio lateral entre la encía marginal y la estructura del diente
se observó bajo un estereomicroscopio en × 20. Las imágenes se importaron al
analizador de imágenes y se calculó el área. Las muestras preparadas del grupo control
se midieron para la cantidad de desplazamiento gingival como se muestra en la Figura
2. El desplazamiento gingival con cloruro de aluminio se midió con un método similar
al mostrado en la Figura 3. Tetrahidrozolina como agente de desplazamiento gingival se
evaluó con estereomicroscopio y analizador de imágenes como se muestra en la Figura
4 y el grupo de expasilo también se analizó de manera similar como se muestra en la
Figura 5.
El análisis estadístico se realizó entre el grupo de control y los grupos de prueba y entre
los grupos de prueba usando la Prueba de Mann-Whitney [Tablas [Tablas 33- -5] 5] y la
prueba de Kruskal-Wallis se realizó para el análisis estadístico entre todos los grupos de
prueba [Tabla 6]. Los resultados sugieren que todos los agentes de desplazamiento en
3D produjeron una cantidad de desplazamiento estadísticamente significativa. La media
(± desviación estándar [SD]) del desplazamiento gingival logrado por cuatro grupos a
saber, control, cloruro de aluminio, tetrahidrozolina y expasilo son 26883.53 ± 2657.674
μm2, 148238.33 ± 8793.289 μm2, 140737.87 ± 9097.293 μm2, 67784.90 ± 14289.945
μm2, respectivamente. De acuerdo con los datos adquiridos, el cable de desplazamiento
con cloruro de aluminio produce la mayor cantidad de desplazamiento en comparación
con otros dos grupos de prueba. La menor cantidad de desplazamiento se encontró con
expasy, es decir, 67784.90 μm2.

Discusión
La integridad marginal es uno de los criterios más básicos de los principios de la
preparación dental. [14] La colocación del margen o la línea de meta en relación con el
margen gingival tiene una relación directa con la fabricación de la restauración y la
salud del tejido periodontal de los dientes pilares preparados. [15] Desde las vistas de
puntos periodontales, es preferible colocar las líneas gingivales de restauración de forma
supragingival o equigingival. [16] Para la estética u otra razón, como la restauración
existente de caries y la necesidad de retención adicional, el dentista puede verse
obligado a colocarlos subgingivalmente. Esto requiere alguna forma de desplazamiento
gingival, para causar impresión. [14,16,17] El efecto mecánico del cordón en sí se
considerará igual para todos los materiales. Sin embargo, la acción del medicamento es
diferente según su mecanismo de acción. Los cordones impregnados con productos
químicos son la técnica más comúnmente utilizada para el desplazamiento del tejido
gingival. [18,19] El uso del cordón impregnado con cloruro de aluminio (5-10%) se
considera el método más seguro y efectivo de desplazamiento gingival. [20] 21]
Solución de cloruro de aluminio (10%) actúa como agente hemostático y astringente.
Tiene la capacidad de precipitar proteínas, estrechar vasos sanguíneos y extraer líquido
de los tejidos. [22] Es altamente soluble en agua, soluble en alcohol y soluble en
glicerina. [23] El cloruro de aluminio no tiene contraindicaciones y efectos secundarios
mínimos cuando se usa en concentraciones más bajas. [24] Los resultados de este
estudio nos llevaron a incluir cloruro de aluminio como el primer grupo experimental en
el estudio.

Las aminas simpaticomiméticas como la oximetazolina y la tetrahidrozolina también


pueden usarse como un agente de desplazamiento gingival. Sin embargo, se ha
informado en estudios anteriores que el pH de la tetrahidrozolina es alcalino, por lo que
causa menos daño a los tejidos gingivales y también a la estructura dental. Es seguro
usar tetrahidrozolina como solución de desplazamiento gingival, que fue el agente
utilizado en el estudio. La técnica de desplazamiento de expasilo proporciona un
excelente control de la hemorragia en comparación con la técnica del cordón de
desplazamiento medicado. Esto puede atribuirse a la mayor concentración de cloruro de
aluminio en el sistema de desplazamiento de expasilo (15%) en comparación con el
cordón de desplazamiento medicado (10%). Por lo tanto, el expasilo se incluyó como el
tercer grupo experimental para evaluar si el aumento de la concentración y el medio de
dispensación de cloruro de aluminio en el surco gingival como una pasta tienen un
papel en la cantidad de desplazamiento. Los pacientes con maloclusión anterior,
recesión gingival, paciente bajo tratamiento de ortodoncia, conocido alérgico a
tetrahidrozolina y cloruro de aluminio y condición sistémica como el embarazo y las
mujeres lactantes fueron excluidos para el estudio. Los participantes con maloclusión
anterior pueden plantear dificultades en la medición, la impresión y la colocación del
cordón gingival debido a la rotación de los dientes o el apiñamiento de los dientes, por
lo que fueron excluidos del estudio. Se excluyeron los participantes con afecciones
sistémicas, como mujeres embarazadas y lactantes, para evitar causar estrés no deseado
a los participantes.
El diseño del bloque latino se usó en una secuencia de desplazamiento gingival para
evitar la fatiga del tejido en este estudio. Puede ser lógico pensar que la cantidad de
desplazamiento producido durante el primer desplazamiento sea la menor en
comparación con el último desplazamiento o viceversa. Esto significaría que el primer
agente y el último agente pueden dar resultados no fieles a su química, pero en virtud de
la cantidad de fatiga del tejido que se produce durante el procedimiento de
desplazamiento. Aunque 15 días se ha recomendado como el tiempo mínimo necesario
para que los tejidos gingivales se recuperen si se traumatiza, en este estudio se utilizó un
diseño de bloque latino que da la misma oportunidad para que cada agente se coloque
en un rango de tratamiento diferente. La secuencia de desplazamiento con cloruro de
aluminio, tetrahidrozolina y expasilo no fue similar para cada sujeto y se ordenó de
acuerdo con el diseño del bloque latino, eliminando así el sesgo.

El cordón de desplazamiento gingival seleccionado fue de una variedad no impregnada.


Hay cordones de cloruro de aluminio preimpregnado, pero los cordones impregnados
con tetrahidrozolina no están disponibles comercialmente. Por lo tanto, el uso de un
cordón de cloruro de aluminio preimpregnado e impregnar un cordón plano con la
tetrahidrozolina en el momento del uso no se consideró apto para el diseño del estudio.
Por lo tanto, se usaron cordones simples no impregnados para ambas soluciones.

Además, los resultados de un estudio de Runyan et al. [25] indicó que sumergir los
cordones de desplazamiento en solución de cloruro de aluminio no disminuye la
capacidad de los cordones para absorber fluido. Debido a que la solución de cloruro de
aluminio ayuda en el control de la hemorragia, remojar los cordones antes de la
colocación puede ser una técnica adyuvante útil. Propugnaban un período de remojo de
20 minutos para un desplazamiento exitoso. Por lo tanto, este tiempo de remojo fue
utilizado tanto para la solución

En 1978, Van der Velden y De Vries [26] estudiaron las fuerzas aplicadas al surco
durante diversos procedimientos dentales. El investigador principal era la misma
persona que fue calibrada y se entrenó en el uso del empacador de cordón con la fuerza
recomendada. Él realizó el desplazamiento en todos los participantes. Informaron que
con la técnica de desplazamiento de expasilo es posible lograr una apertura adecuada
del surco sin dañar el accesorio epitelial. Laufer et al. [27] investigó la duración del
tiempo en que los cordones de desplazamiento medicados deberían permanecer en la
hendidura gingival antes de la impresión. Llegaron a la conclusión de lograr un ancho
crevicular de 0,2 mm, el cordón debe permanecer en la grieta gingival durante un
tiempo óptimo de 4 minutos antes de la impresión cuando se utilizan los materiales
evaluados en este estudio. Sin embargo, los libros de texto contemporáneos
recomiendan que el cordón permanezca en la grieta gingival durante un tiempo óptimo
de 10 minutos. Por lo tanto, se permitió que el cordón de desplazamiento permaneciera
en el surco durante 10 min.

Para la impresión, la técnica de un solo paso se usó para evitar discrepancias que pueden
aparecer debido al uso de dos materiales, el posicionamiento de la bandeja y el tiempo
que transcurre en el procedimiento de dos etapas entre la extracción del cordón y la
impresión. Además, en la técnica de mezcla doble en un solo paso es difícil controlar el
efecto de quemado. La masilla puede desplazar el cuerpo de la luz y mostrar un error,
por lo que se utilizó la técnica de impresión de paso único, por lo que se utilizó material
monofásico de consistencia corporal media. En el presente estudio, se siguió un método
para verter la impresión de gingival retraída y medir esta cantidad de desplazamiento en
la parte seccionada del modelo al microscopio con un sistema analizador de imágenes.
Este método, en parte, es similar a la técnica utilizada por Bowles et al. [28], se hicieron
yesos y se compararon con los moldes de pretratamiento.

Se cortaron las secciones de los moldes, y los dientes bajo investigación se seccionaron
bucolingualmente en la eminencia bucal, seguido de una medición cuantitativa del
ancho del surco retraído, bajo un microscopio de baja potencia equipado con una rejilla
de 0,25 mm. El ancho se midió como la distancia desde el diente hasta la cresta de la
encía. Sin embargo, la rejilla de 0,25 mm puede no ser una medida de rejilla adecuada
para medir el desplazamiento gingival ya que se ha informado que la cantidad mínima
de desplazamiento en la gingival humana es de 0,2 mm. La medición digital adicional
de la cantidad de desplazamiento, como se siguió en este estudio, proporciona
mediciones con al menos un recuento de aproximadamente 1 μ. Sin embargo, otra
técnica para medir la cantidad de desplazamiento ha sido reportada en el estudio
realizado por Raja y Nair. [29] Los resultados sugieren que los tres agentes de
desplazamiento produjeron una cantidad estadísticamente muy alta de desplazamiento
gingival en comparación con el valor inicial. La media (± DE) para los cuatro grupos, a
saber, control, cloruro de aluminio, tetrahidrozolina y expasilo son 26883.53 ±
2657.674, 148238.33 ± 8793.289, 140737.87 ± 9097.293, 67784.90 ± 14289.945),
respectivamente.
La comparación de los promedios de los grupos experimentales con el grupo de control
muestra una diferencia altamente significativa. Esto significa que los tres agentes son
capaces de producir cierta cantidad de desplazamiento, con el grupo II (cordón de
desplazamiento con cloruro de aluminio) que muestra la mayor cantidad de
desplazamiento que es, 148238.33 μm2, seguido en la línea del grupo III, (cable de
desplazamiento con tetrahidrozolina) que muestra 140737.87 μm2 de desplazamiento, la
menor cantidad de desplazamiento se encontró con el grupo IV (expasión) que es
67784.90 μm2.

El estudio realizado por Raja y Nair [29] midió el desplazamiento en la dirección


vertical Considerando; medimos el desplazamiento horizontal. Por lo tanto, una
comparación de estos estudios no es apropiada. El resultado del desplazamiento
producido por tetrahidrozolina en este estudio es comparable a los resultados obtenidos
por Bowles et al. [28] Cualquier medicamento utilizado para el desplazamiento debe
cumplir los siguientes criterios; debe ser efectivo, el uso de medicamento en un cordón
debe provocar un desplazamiento lateral suficiente del tejido gingival contaminado con
contracción tisular y control de hemorragia y filtración de líquido para permitir al
dentista hacer una impresión adecuada de la línea de terminación gingival del diente
preparado. El uso de material no debe causar daños irreversibles significativos en los
tejidos (dientes y encías). El uso del material no debe producir un efecto sistémico
potencialmente dañino. Con respecto a los criterios mencionados anteriormente, el
cordón de desplazamiento con tetrahidrozolina muestra un excelente desplazamiento,
tiene un daño insignificante al tejido y no tiene efectos sistémicos potencialmente
dañinos. Por lo tanto, el uso de tetrahidrozolina junto con un cordón de desplazamiento
puede recomendarse como un sistema de desplazamiento seguro y eficiente.