Вы находитесь на странице: 1из 9

Lecturas 4° Básico

El caballo, el buey, el perro y el hombre

Cuando Zeus creo al hombre, solo le concedió unos pocos años de vida. Pero el
hombre, poniendo a funcionar su inteligencia, al llegar el invierno edifico una
casa y habito en ella.

Cierto día en que el frio era muy crudo, la lluvia empezó a caer, no pudiendo el
caballo aguantarse más, llego corriendo a donde el hombre y le pidió que le
diera abrigo.

Le dijo el hombre que solo lo haría con una condición: que le cediera una parte
de los años que le correspondían. El caballo acepto. Poco después se presentó
el buey que tampoco podía sufrir el mal tiempo. Le contesto el hombre lo
mismo: que lo admitiría si le daba cierto número de sus años. El buey cedió una
parte y quedo admitido. Por fin, llego el perro, también muriéndose de frio, y
cediendo una parte de su tiempo de vida, obtuvo el refugio.

Y he aquí el resultado: cuando los hombres cumplen el tiempo que Zeus les dio,
son puros y buenos; cuando llegan a los años pedidos al caballo, sin intrépidos
y orgullosos; cuando en los del buey, se dedican a mandar; y cuando llegan a
usar el tiempo del perro, al final de su existencia, se vuelven irritables y
malhumorados.

Describe esta fábula las etapas del hombre. Inocente niñez, vigorosa virtud,
poderosa madurez y sensible vejez.

Firma Adulto
Fecha Tiempo de lectura Responsable
Lunes _____ min _____ seg

Martes _____ min _____ seg

Miércoles _____ min _____ seg

Jueves _____ min _____ seg

1
Lecturas 4° Básico

La venta del asno

Érase un chicuelo astuto que salió un día de casa dispuesto a vender a buen
precio a un asno descuidado. Con las tijeras le hizo caprichosos dibujos en las
ancas y cabeza y luego le cubrió con una almohadilla recamada de oro. Dorados
cascabeles pendían de los adornos, poniendo música a su paso. Viendo para el
animal tan ricamente elegante, el alfarero llamó a su dueño: -¿Qué quieres por
tu asno muchacho? - ¡Ah, señor, no está en venta! Es como de la familia y no
podría separarme de él, aunque siento contrariarlo… Tan buena maña se dio el
chicuelo, que consiguió el alto precio que se había propuesto. Soltó el borrico,
tomó el dinero y puso tierra por medio.

La gente del pueblo se fue arremolinando en torno al elegante asnito. ¡Que


elegancia! ¡Qué lujo” – decían las mujeres. –El caso es… -opuso tímidamente
el panadero-, que lo importante no es el traje, si no lo que va dentro. -¿insinúas
que el borrico no es bueno? –preguntó molesto el alfarero. Y para demostrar su
buen ojo en materia de adquisiciones, arranco de golpe la cincha del animal.
Los vecinos estallaron en carcajadas. Al carnicero, que era muy gordo, la
barriga le bamboleaba de tanto reír. Porque debajo de tanto adorno, cascabel y
lazo no aparecieron más que cicatrices y la agrietada piel de un jumento que se
caía de viejo. El alfarero, avergonzado, reconoció: - ¡Para borrico, yo!

Firma Adulto
Fecha Tiempo de lectura Responsable
Lunes _____ min _____ seg

Martes _____ min _____ seg

Miércoles _____ min _____ seg

Jueves _____ min _____ seg

2
Lecturas 4° Básico

Instrucciones para subir la escalera

Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultar


particularmente incomodas.

La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin


esfuerzos, la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los
peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, y respirando lenta y
regularmente. Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del
cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y
que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer
peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte
equivalente a la izquierda (también llamada pie, pero no ha de confundirse con
el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta
colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en este descansara el pie, y en el
primero descansara el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles,
gasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie
y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al
mismo tiempo el pie y el pie). Llegado en esta forma al segundo peldaño, basta
repetir alternadamente los movimientos hasta encontrarse con el final de la
escalera. Se sale de ella fácilmente, con un ligero golpe de talón que la fija en
su sitio, del que no se moverá hasta el momento des descenso.

Firma Adulto
Fecha Tiempo de lectura Responsable
Lunes _____ min _____ seg

Martes _____ min _____ seg

Miércoles _____ min _____ seg

Jueves _____ min _____ seg

3
Lecturas 4° Básico

Recuerda dar las gracias

Un alma recién llegada al cielo se encontró con San Pedro. EL santo llevo al
alma a un recorrido por el cielo. Ambos caminaron paso a paso por unos grandes
talleres llenos de ángeles. San Pedro se detuvo frente a la primera sección y
dijo: Esta es la sección que recibo. Aquí todas las peticiones hechas a dios
mediante la oración recibidas. El alma miro a la sección y estaba terriblemente
ocupada con muchos ángeles clasificando peticiones escritas en voluminosas
hojas de papel de personas de todo el mundo.

Ellos siguieron caminando hasta que llegaron a la siguiente sección y San Pedro
le dijo: Esta es la sección de empaque y entrega. Aquí las gracias y bendiciones
que la gente pide son empacadas y enviadas a las personas que las solicitaron.
El ala vio cuan ocupada estaba.

Había tantos ángeles trabajando en ella como tantas bendiciones estaban siendo
empacadas y enviadas a la tierra.

Finalmente, en la esquina mas lejana del cuarto, el alma se detuvo en la última


sección. Para su sorpresa, solo un ángel permanecía en ella ocioso haciendo
muy poca cosa. –Esta es la sección del agradecimiento dijo San Pedro al alma.
¿Cómo es que hay poco trabajo aquí? Pregunto el alma. Esto es lo peor contesto
San Pedro. Después que las personas reciben las bendiciones que pidieron, muy
pocas envían su agradecimiento. ¿Cómo uno agradece a las bendiciones de
dios? Simple contesto San Pedro. Solo tienes que decir: Gracias, Señor.

Firma Adulto
Fecha Tiempo de lectura Responsable
Lunes _____ min _____ seg

Martes _____ min _____ seg

Miércoles _____ min _____ seg

Jueves _____ min _____ seg

4
Lecturas 4° Básico

Lección de amor

“El amor es como una cajita, donde se coloca y se saca… Cuando se da amor,
se saca de nuestra cajita y se coloca en la cajita del otro. Cuando se recibe amor,
se saca de la cajita del otro y coloca en la nuestra.”

Creo que esa fue la mejor explicación que recibí hasta hoy del amor… Si solo
se recibe y no se da, la cajita se llena y nadie más consigue darte amor. Si solo
se da, llega un momento que se acaba el tuyo. Por eso en la vida es importante
dar y recibir amor. No siempre aquel que recibe de nosotros es quien nos lo da.
Ni siempre damos de quien recibimos. Pero siempre estamos haciendo cambios
y reciclando nuestro depósito de amor.

No dejes que tu cajita se vacié, ni dejes que tu cajita se llene. Sabe dar y sabe
recibir. Coloca amor en todo lo que haces, desde que te levantas hasta que te
acuestas, en el trabajo, en el tránsito, en casa…Las cosas, los detalles hechos
con amor tienen otro sabor, tanto para quien lo hace como para quien recibe.
Coloca amor en el buen día. Coloca amor en los detalles del día. Coloca amor
en las pequeñas cosas, y en las grandes también.

Y veras que tu vida estará llena de realizaciones, sucesos, alegrías, cosas buenas
y amor. Recuerda que la felicidad solo depende de nosotros y ¡Vive Mejor!

Firma Adulto
Fecha Tiempo de lectura Responsable
Lunes _____ min _____ seg

Martes _____ min _____ seg

Miércoles _____ min _____ seg

Jueves _____ min _____ seg

5
Lecturas 4° Básico

La paz perfecta

Había una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera
captar en una pintura la paz perfecta. Muchos artistas lo intentaron. El rey
observo y admiro a todas las pinturas, pero solamente hubo dos que a el
realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.

La primera era un lago tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se
reflejaban unas placidas montañas que lo rodeaban. Sobres estas se encontraba
un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos los que miraron esta pintura
pensaron que esta reflejaba la paz perfecta.

La segunda pintura también tenía montañas. Pero estas eran escabrosas y


descubiertas. Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuoso
aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecía retumbar un espumoso
torrente de agua. Todo esto no se revelaba para nada lo pacifico. Pero cuando
el rey observo cuidadosamente, el encontró tras la cascada un delicado arbusto
creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí
en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un
pajarito en le medio de su nido… paz perfecta.

El rey escogió la segunda. ¿Sabes por qué? Porque, explicaba el rey, “Paz no
significa estar un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor.
Paz significa que a pesar de estar en medio de todas estas cosas permanezcamos
calmados dentro de nuestro corazón. Este es el verdadero significado de la paz.

Firma Adulto
Fecha Tiempo de lectura Responsable
Lunes _____ min _____ seg

Martes _____ min _____ seg

Miércoles _____ min _____ seg

Jueves _____ min _____ seg

6
Lecturas 4° Básico

Gracias a la vida

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.

Me dio dos luceros, que cuando los abro

Perfecto distingo, lo del negro del blanco,

y en el alto cielo, su fondo estrellado

y en las multitudes, el hombre que yo amo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Me ha dado el oído que, en todo ancho,

Graba noche y días grillos y canarios;

Martillos, turbinas, ladridos, chubascos,

Y la voz tan tierna de mi bien amado.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Me ha dado el sonido y el abecedario,

Con el las palabras que pienso y declaro:

Madre, amigo, hermano, y luz alumbrando

La ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Me ha dado la marcha de mis pies cansados;

Con ellos anduve ciudades y charcos,

Playas y desiertos, montañas y llanos,

Y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Me dio el corazón que agita su marco

Cuando miro el fruto del cerebro humano;

Cuando miro al bueno tan lejos del malo,

Cuando miro el fondo de tus ojos claros.

7
Lecturas 4° Básico

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Me ha dado la risa y me ha dado el llanto.

Así yo distingo dicha de quebranto,

Los dos materiales que forman mi canto,

Y el canto de ustedes que es el mismo canto

Y el canto de todos, que es mi propio canto.

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Firma Adulto
Fecha Tiempo de lectura Responsable
Lunes _____ min _____ seg

Martes _____ min _____ seg

Miércoles _____ min _____ seg

Jueves _____ min _____ seg

8
Lecturas 4° Básico

La gratitud de la fiera

Un pobre esclavo de la antigua Roma, es un descuido de su amo, escapó al


bosque. Se llamaba Androcles. Buscando refugio seguro, encontró una cueva.
A la débil luz que llegaba del exterior, el muchacho descubrió un soberbio león.
Se lamia la pata derecha y rugía de vez en cuando.

Androcles, sin sentir temor, se dijo: este pobre animal debe estar herido. Parece
como si el destino me hubiera guiado hasta aquí para que pueda ayudarle.
Vamos, amigo, no temas, vamos… Así, hablándole con suavidad. Androcles
venció el recelo de la fiera y tanteó su herida hasta encontrar una fleca
profundamente clavada. Se la extrajo luego le lavó la herida con agua fresca.
Durante varios días, el león y el hombre compartieron la cueva. Hasta que
Androcles, creyendo que ya no le buscarían se decidió a salir. Varios
centuriones romanos armados con sus lanzas cayeron sobre él y lo llevaron
prisionero al circo. Pasados unos días, fue sacado de su pestilente celda. El
recinto estaba lleno

Firma Adulto
Fecha Tiempo de lectura Responsable
Lunes _____ min _____ seg

Martes _____ min _____ seg

Miércoles _____ min _____ seg

Jueves _____ min _____ seg

Оценить