Вы находитесь на странице: 1из 1

El ser humano está constituido por varias dimensiones que se van formando y son parte

esencial, en recorrido de su vida se van desarrollando, así él se forma y se desarrolla dentro


de una sociedad, entre ellas se encuentra la religión y a la moral, que en recorrido de la
historia del ser humano está marcado por la relación que existe entre ellas, como las ha
entendido y trabajado en su formación como persona.
En la sociedad presente secularizada y la llevada a un híper-consumismo, si insiste en el
individualismo, donde cada hombre lleva su vida sin tener en cuenta las personas que lo
rodean, es por eso que la moral entendida como:
La moral es una forma de comportamiento humano que estudia las normas de acción y los
actos que se ajustan a esas normas. La ética es la ciencia de la moral, el intento de
explicación o investigación de la moral, sus principios y normas. (Cruz, 2007)

Esta entre ética y moral que no es desde su etimología por qué significan lo mismo, sino
que se ha dado por el transcurrir de la historia, pero en este caso los tomaremos como
términos equiparables.
Es por eso que la moral entendida como los principios que gobiernan al hombre, para
determinar lo bueno y lo malo, ya no son universales, sino que cada individuo decide por sí
mismo que está bien y que está mal, llevando una moral subjetiva, y alejando a la
dimensión religiosa del hombre; la religión como la dimensión que hace que el hombre
trascienda y con ayuda, en relación y pensando en un ser superior a él.
Con el término «religión» designamos una nueva dimensión de la persona gracias a la cual
el hombre reconoce en una actitud fundamental de reconocimiento y aceptación una
realidad sobrehumana como origen y como destino último y salvación de su vida (Velasco,
1994)

Es por eso que el ser hombre que tiene estas dos dimensiones, que son esenciales de su
propia identidad, “Entender la relación entre religión y ética me parece asunto de
trascendencia histórica, porque la historia inmediata de la humanidad va a depender de
cómo se resuelva este problema” (Cruz, 2007). Y determinar la convivencia en la sociedad,
y lo más importante en como el ser humano va a buscar su felicidad. Es decir, el hombre
encuentre su felicidad solo regido por sus propios principios morales y eliminando toda
dependencia de un ser trascendente y de los preceptos que este dé, donde su fin último solo
es la felicidad en este mundo, sin pensar en la vida más allá de la muerte. Surge la cuestión
de que entre ¿moral y religión se complementa, o se diferencian? ¿puede existir entre estas
dos grandes dimensiones del hombre una relación un dialogo? O ¿será posible que se
elimine la dimensión religiosa y el hombre alcance su felicidad solo con sus propios
principios morales?