Вы находитесь на странице: 1из 7

  1

El concepto de competencia comunicativa en la política educativa


colombiana
Por CARLOS SÁNCHEZ LOZANO

Origen y evolución del concepto “competencia comunicativa”


A continuación se enumeran los pasos que desde mediados de los años ochenta del siglo
pasado consolidaron el discurso sobre competencia comunicativa en los documentos
producidos por el MEN.
La Ley 115 de 1994 o Ley General de la Educación, en el artículo 21, estableció entre los
objetivos específicos de la educación básica en el ciclo de primaria los relacionados con el
lenguaje:
(…)
c. El desarrollo de las habilidades comunicativas básicas para leer, comprender,
escribir, escuchar, hablar y expresarse correctamente en lengua castellana y también
en la lengua materna, en el caso de los grupos étnicos con tradición lingüística propia,
así como el fomento de la afición por la lectura;
d. El desarrollo de la capacidad para apreciar y utilizar la lengua como medio de
expresión estética.
Entre los objetivos específicos de la educación básica en el ciclo de secundaria (artículo 22)
se señalaron:
a. El desarrollo de la capacidad para comprender textos y expresar correctamente
mensajes complejos, orales y escritos en lengua castellana, así como para entender,
mediante un estudio sistemático, los diferentes elementos constitutivos de la lengua;
b. La valoración y utilización de la lengua castellana como medio de expresión
literaria y el estudio de la creación literaria en el país y en el mundo.
Los Lineamientos curriculares de lengua castellana, publicados en 1998, establecieron
como eje curricular del área el desarrollo de la competencia comunicativa1. Allí se definía
como “el uso del lenguaje en actos de comunicación particulares, concretos y social e
históricamente dados” (Lineamientos..., 1998, pág. 46) en oposición a la competencia
lingüística referida a “un hablante/oyente ideal, a una comunidad lingüística homogénea; y
al conocimiento tácito de la estructura de la lengua que permite producir y reconocer los
enunciados como gramaticalmente válidos o no” (Lineamientos..., 1998, pág. 46).
                                                                                                                       

Docente, editor, investigador educativo. Es consultor del CERLALC en temas de lectura y escritura. Correo
electrónico: cslozano@gmail.com.
1
  “No sólo conocemos nuestra lengua materna como un sistema abstracto de signos vocales, o como si fuera
una especie de texto de gramática con un diccionario adjunto; la conocemos en el sentido de saber cómo
utilizarla, sabemos cómo comunicarnos con otras personas, cómo elegir formas de lenguaje apropiadas al tipo
de situación en que nos encontramos... sabemos comportarnos lingüísticamente”. En: Hallyday, M. El
lenguaje como semiótica social. México: FCE, p. 23.
  2  

Sin embargo, ya desde principios de los años ochenta se había cuestionado un modelo de
enseñanza de la lengua basado en la prescriptiva gramatical y literaria. El MEN, en
concordancia con la propuesta del enfoque semántico-comunicativo -elaborada por el
equipo del profesor Luis Ángel Baena- había señalado que el trabajo en lenguaje debía estar
centrado en el concepto de significación, “entendida como aquella dimensión que tiene que
ver con los diferentes caminos a través de los cuales los humanos llenamos de significado y
de sentido a los signos” (Lineamientos..., 1998, pág. 47). Los docentes, coloquialmente,
resumían el enfoque semántico comunicativo como el desarrollo de cuatro habilidades:

Leer Escribir Hablar Escuchar


En los Lineamientos, siguiendo a Baena, se quiso ser más específico y se habló de una gran
competencia significativa, dividida en siete competencias asociadas.

Competencia Competencia textual Competencia semántica


gramatical
Referida a las reglas Referida a los mecanismos que garantizan Referida a la capacidad de
sintácticas, coherencia y cohesión a los enunciados reconocer y usar los significados y
morfológicas, (nivel micro) y a los textos (nivel macro). el léxico de manera pertinente
fonológicas y fonéticas Esta competencia está asociada también según las exigencias del contexto
que rigen la producción con el aspecto estructural del discurso, de comunicación. Aspectos como
de los enunciados jerarquías semánticas de los enunciados, el reconocimiento de campos
lingüísticos. uso de conectores, por ejemplo; y con la semánticos, tecnolectos o
posibilidad de reconocer y seleccionar idiolectos particulares hacen parte
según las prioridades e intencionalidades de esta competencia; lo mismo
discursivas, diferentes tipos de textos. que el seguimiento de un eje o
hilo temático en la producción
discursiva.

Competencia pragmática o Competencia Competencia literaria Competencia


sociocultural enciclopédica poética
Referida al reconocimiento y al uso Referida a la Entendida como la Entendida como la
de reglas contextuales de la capacidad de capacidad de poner en capacidad de un
comunicación. Aspectos como el poner en juego, en juego, en los procesos sujeto para inventar
reconocimiento de intencionalidades los actos de de lectura y escritura, mundos posibles a
y variables del contexto como el significación y un saber literario través de los
componente ideológico y político comunicación, los surgido de la lenguajes, e
que está detrás de los enunciados saberes con los experiencia de lectura y innovar en el uso
hacen parte de esta competencia, el que cuentan los análisis de las obras de los mismos.
reconocimiento de variaciones sujetos y que son mismas, y del Esta competencia
dialectales, registros diversos o, en construidos en el conocimiento directo tiene que ver con la
términos de Bernstein, códigos ámbito de la de un número búsqueda de un
sociolingüísticos, presentes en los cultura escolar o significativo de estas. estilo personal.
actos comunicativos son también sociocultural en
elementos de esta competencia. general, y en el
microentorno
local y familiar.
  3  

En el siglo XXI el concepto de competencia comunicativa evoluciona en diversos


documentos producidos por el MEN, el ICFES y por algunas secretarías de educación
locales (como la de Bogotá o la de Antioquia) que en una perspectiva más o menos similar
enfocaron el problema.
A partir de 2003, cuando se emiten los Estándares básicos de competencias de lenguaje, el
concepto de competencia es más orgánico y sistemático:
“saber hacer en situaciones concretas que requieren la aplicación creativa,
flexible y responsable de conocimientos, habilidades y actitudes” (Estándares
de competencias básicas, 2003, pág. 12).
Siempre en referencia con los Lineamientos curriculares se definen tres campos
fundamentales en la formación en lenguaje.

La pedagogía de la lengua La pedagogía de la literatura La pedagogía de otros


castellana sistemas simbólicos

En síntesis, las competencias que debían desarrollar los estudiantes en educación básica y
secundaria quedaron agrupadas en cinco áreas:
• Producción textual
• Comprensión e interpretación textual
• Literatura
• Medios de comunicación y otros sistemas simbólicos
• Ética de la comunicación
Es claro que en documentos posteriores, sobre todo relacionados con la evaluación masiva
de la competencia comunicativa2, se ha dado prioridad a la enseñanza de la comprensión y
la producción textual escrita. Incluso es importante aclarar que se la ha dado más
importancia a la lectura que a la escritura, y esta valoración se ha transmitido a la didáctica
docente y a las prácticas de aula. Las competencias relacionadas con la oralidad, la
educación literaria y la enseñanza de sistemas simbólicos no verbales han quedado, en
cierto modo, en un segundo plano3.
A partir de 2007, sobre todo en documentos ICFES relacionados con las Pruebas Saber y de
Estado, se ha resaltado que las dos competencias clave que se evaluarán en Colombia son la
competencia textual y la competencia sociodiscursiva.

                                                                                                                       
2
Diversos documentos publicados por el ICFES lo ratifican. Al respecto véase Ballén M. et al (2007). Sobre
las Pruebas Saber y de Estado: una mirada a su fundamentación y orientación de los instrumentos en
lenguaje. Bogotá: ICFES.

3
Así lo señala una reciente investigación dirigida por Mauricio Pérez Abril (2010). Diez años de experiencias
en la enseñanza del lenguaje. Bogotá: Fundación Compartir-Universidad Javeriana.
  4  

• La competencia textual es entendida como la capacidad para comprender y


producir textos, representada en la utilización de las diversas estructuras de la
lengua, para establecer correspondencias entre sí y la situación en las que se utilizan
dichas estructuras.
• La competencia sociodiscursiva es entendida como la capacidad de utilizar
adecuadamente la competencia textual, en el proceso de interpretación o producción
de sentido en la situación de comunicación propuesta (lectura o escritura), y
establece de qué modo se utilizan los recursos textuales para plantearse como sujeto
productor de discursos.
A partir de dichas situaciones se establecen tres niveles de desempeño en lenguaje:

• El reconocimiento y construcción del sistema básico de significación, cuyo énfasis


es la comprensión literal de los textos y la producción de mensajes vinculados con
necesidades inmediatas.
• El uso y la explicación del uso, cuyo énfasis es la comprensión inferencial de los
textos y la producción de mensajes más elaborados.
• El posicionamiento crítico y la intertextualidad, cuyo énfasis lo constituye la
comprensión dialógica de los textos, con posiciones críticas sustentadas desde los
textos mismos, y la producción de mensajes con los rasgos propios de la
universalidad.

Cambios que origina el discurso enfocado en la competencia comunicativa


El discurso basado en el desarrollo de la competencia comunicativa origina cambios en tres
ámbitos: en la organización curricular, en la didáctica del trabajo en el aula y en la
evaluación (ver Gráfico 1).
Gráfico 1
Ámbitos que afecta la transición hacia un enfoque basado en la competencia
comunicativa

Currículo  

Didáctica   Evaluación  
  5  

a. En el plan curricular porque implica organizar la enseñanza del lenguaje con el fin
de desarrollar la competencia comunicativa, esto es:
• La comprensión lectora de información explícita e implícita de los tipos de
texto indicados en los Estándares.
• La planeación, revisión y producción de textos escritos de uso personal y social.
• La emisión y comprensión de discursos orales formales e informales.
• El desarrollo de la competencia literaria (esto es, la capacidad de un estudiante
para interactuar con diferente tipo de textos literarios y desarrollar hábitos de
lectura).
• El reconocimiento de los lenguajes de los medios de comunicación masiva y las
TIC.
• El uso de la lengua en un marco ético sociodiscursivo que valida la
interlocución con los otros y el respeto por la diversidad cultural.
b. En la didáctica porque no basta con enseñar temas (el sustantivo, la literatura
colonial hispanoamericana, la televisión como lenguaje, etc.), sino que es necesario
organizar la enseñanza con fines sistemáticos e intencionados a través de
actividades, secuencias didácticas y proyectos pedagógicos4 que generen
aprendizajes significativos en el uso de la lengua. Estas enseñanzas deberán dar
cuenta del desarrollo de competencias en la comprensión y producción de textos.
Por ejemplo, el desarrollo de competencias textuales escritas exige el enfoque en el proceso
textual, pero sin descuidar los niveles de palabra y oración (ver Gráfico 2).
Gráfico 2
Trabajo didáctico en el desarrollo de la producción textual escrita
 
  Coherencia  global  
  Narrativo,  expositivo-­‐ -­‐  Silueta  del  texto  
explicativo,  argumentativo,     -­‐  Idea  global  
no  secuencial,  etc.   Textos   -­‐Intención  comunicativa  
 
   
  Oración  
  Cohesión  local   Palabr
  Cohesión  lineal   a   Ortografía  literal  
  Ortografía  acentual  
 

                                                                                                                       
4
En este mismo documento aparece la explicación de cada una en la sección Marco conceptual. Ver:
Actividad, secuencia didáctica y pedagogía por proyectos: tres alternativas para el diseño del trabajo
didáctico, escrito por Mauricio Pérez Abril y Gloria Rincón.
  6  

c. Y en la evaluación porque el Decreto 1290/2010 introduce la evaluación de


desempeños.

Desempeño Superior Desempeño Alto Desempeño Básico Desempeño Bajo

La denominación desempeño básico se entiende como la superación de los desempeños


necesarios en relación con las áreas obligatorias y fundamentales, teniendo como referente
los estándares básicos, las orientaciones y lineamientos expedidos por el Ministerio de
Educación Nacional y lo establecido en el proyecto educativo institucional. El desempeño
bajo se entiende como la no superación de los mismos.
Lo que sigue...
La tarea que sigue en los próximos años, en relación con el desarrollo del enfoque por
competencia comunicativa, es lograr que, en efecto, se produzcan cambios en:
• La formación de los docentes como lectores y escritores activos.
• La organización de los currículos de lenguaje con el desarrollo de competencias
como meta.
• La construcción de una escuela lectora, escritora, y en donde la oralidad abra
espacios para el diálogo y la argumentación.
• La interacción crítica con los nuevos lenguajes y los tipos de texto surgidos de
Internet y de las tecnologías de la información y la comunicación.
•La implementación de secuencias didácticas y proyectos pedagógicos que generen
aprendizajes significativos en el uso del lenguaje.
La competencia comunicativa tiene por función principal la significación, que se constituye
en un instrumento esencial de comunicación. En tal sentido la legislación actual promueve
una educación lingüística y literaria orientada hacia el logro de las grandes metas en la
enseñanza del lenguaje, metas establecidas en los Estándares Básicos de Competencias en
Lenguaje.  

• La comunicación, en tanto brinda elementos esenciales que aportan a la formación


de sujetos   para   que estén en capacidad de comprender, interactuar, valorar, analizar
y desempeñarse en distintos contextos comunicativos: reconocimiento de roles
sociales, de intenciones lingüísticas y comunicativas, de la posición que asumen los
interlocutores, entre otros.
• La transmisión de información, dado que en el mundo actual los sujetos no sólo
deben estar en capacidad de aprender a manejar diversas fuentes de información,
sino que también deben desarrollar competencias que les permitan producir y
transmitir nuevos significados y nuevos conocimientos de manera inteligente, clara
y oportuna.
• La representación de la realidad, por cuanto es a través del lenguaje que se hace
posible la organización simbólica del mundo conocido por el sujeto, lo que le
permite dar una forma concreta a sus percepciones y conceptualizaciones.
  7  

• La expresión de los sentimientos y las potencialidades estéticas, en tanto los


diversos recursos de la lengua unidos a los múltiples contextos en que se dan los
procesos de significación, hacen posible la expresión de lo íntimo, lo subjetivo y lo
creativo.
• El ejercicio de una ciudadanía responsable, a partir de los procesos de
comunicación, del conocimiento del funcionamiento de lo social y lo cultural, los
sujetos, apoyados en los recursos que brinda la lengua, deben desarrollar la
capacidad para construir diálogos argumentados, responsables y respetuosos de los
interlocutores y de las situaciones comunicativas en que se que se desenvuelven.
• El sentido de la propia existencia, los sujetos en formación deben desarrollar
aquellas competencias que les posibiliten la expresión autónoma y responsable de
sus ideas, convicciones, etc.