Вы находитесь на странице: 1из 3

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA

“Norte de la Universidad Peruana”


Facultad de Ingeniería
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Geológica

I. INTRODUCCIÓN
En el siguiente informe se detallará el comportamiento de los osos polares frente a los
agentes atmosféricos.

También se hablará como afecta el calentamiento global, que es uno de los problemas
más frecuentes que tiene que lidiar dicha especie ya que su habitad es el hielo marino del
Ártico, esto no solo afecta el lugar donde viven sino también están encontrando problemas
para cazar las suficientes focas, como para cumplir con sus altas demandas metabólicas
por culpa del cambio climático, según un estudio publicado hoy en la Revista Science.

Cabe señalar que, Los osos polares viven sólo en la región del Ártico, donde caminan por
las gruesas capas de hielo. Como este hielo comienza a derretirse, su hábitat natural está
siendo destruido y no hay forma de recuperarlo. Estos cambios climáticos también
afectan a su fuente de alimenta. Si los patrones continúan, entonces su número va a seguir
disminuyendo.

"Hemos estado documentando descensos en las tasas de supervivencia del oso polar, la
condición corporal y el número de población en la última década", apuntó en su artículo
el autor principal, Anthony Pagano, de la Universidad de California en Santa Cruz.

1. COMPORTAMIENTO DE LOS OSOS POLARES FRENTE A LOS AGENTES


ATMOSFÉRICOS (AGUA, AIRE, CLIMA, Y OTROS)
Junto al Kodiak, se trata de una de las especies de osos más grandes del planeta, además
de considerarse un carnívoro depredador potente por encima de todos en la cadena
alimentaria, salvo por el hombre.

Su nombre científico es Ursus Maritimus (oso marítimo) debido a que es un excelente


nadador y pasa una gran parte de su vida sumergido en las aguas congeladas del Ártico,
donde vive desde hace unos 120 000 años según los fósiles hallados.

Las poblaciones más grandes de osos polares se ubican en Canadá (el 60% de los
individuos), Alaska, Groenlandia, Siberia e Isla de Wrangel. Se cree que deriva del oso
pardo y que ha mutado el color de su pelaje debido a su hábitat, así como también ha
reducido el tamaño de sus orejas y cola para poder mantener el calor en un espacio tan
frío.

En cuanto a su fisonomía, presenta algunas diferencias más en relación a los demás osos:
sus patas son más desarrolladas para poder caminar sobre la nieve y el hielo o nadar largas
distancias; el hocico es más alargado, el pelaje más y goza de una capa de grasa adicional.
Aunque no lo parezca, la piel del oso polar es negra para atrapar los rayos solares y evitar
la pérdida de calor en invierno.

El oso polar es el ursus más carnívoro de todos debido a que en el lugar donde vive casi
no crecen plantas, a excepción de algunas semanas del verano. Los osos siguen su olfato
para rastrear en el viento a sus presas. Tras el estudio, la hipótesis principal resultó que,

AUTOR: FLORES LLANOS, R. ECOLOGÍA 1


UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
“Norte de la Universidad Peruana”
Facultad de Ingeniería
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Geológica

cuando un oso huele a su presa, se mueve contra el viento para hallarla y evitar ser
detectado. Pero, ¿qué hace el animal antes de oler a su presa?

“Los depredadores buscan a sus presas usando olores presentes en el aire, y su éxito
depende de cómo se muevan en relación con el viento”, detalla Ron Togunov, autor
principal del estudio. “Moviéndose contra el viento, los osos pueden percibir nuevas
corrientes de aire y maximizan el área en la que pueden sentir a través del olfato”.
Además, es por la noche cuando los osos son más activos y, pese a que la visión es menos
eficaz, los osos dependen más de su olfato”.

Sus presas favoritas son las crías de foca y de beluga, aunque también puede consumir
morsas y aves marinas como el arao. No beben agua, ya que es ácida y salada en el Ártico,
por lo que para hidratarse utiliza la sangre de sus presas.

Los osos polares no hibernan, a excepción de las hembras preñadas, y mantienen sus
hábitos a pesar del frío extremo y de la oscuridad de la región. Con respecto a la
reproducción, entre abril y mayo se produce el apareamiento. Sin embargo, la hembra
‘guarda’ los óvulos fecundados (esta capacidad es conocida como ‘implantación
diferida’) para que se desarrollen a partir de septiembre y, mientras tanto, almacena toda
la grasa que puede. Durante el embarazo y el nacimiento las hembras no se alimentan de
forma externa, sino que se nutren de la grasa acumulada. El resultado de su estudio ha
sido publicado en la revista Scientific Reports.

2. EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LOS OSOS POLARES


Los osos polares se han visto gravemente afectados por el cambio climático, y
los investigadores están preocupados porque si continúa el calentamiento global con los
patrones del pasado, entonces su número va a seguir disminuyendo.

Todos sabemos que las temperaturas siguen aumentando año tras año, y el hielo comienza
a derretirse, su hábitat natural está siendo destruido y no hay forma de recuperarlo. Las
únicas excepciones son los que están en cautiverio en zoológicos, donde las temperaturas
son más cálidas. El problema radica en que al adaptarse a climas más cálidos tendría que
cambiar de lo que se alimentan, esto alteraría la capacidad de muchos osos polares para
sobrevivir. A pesar de que la evolución es posible, igualmente solo lograrán sobrevivir
los más fuertes.

Además, los investigadores han catalogado como un gran problema para muchos osos
polares son los cambios en la masa de hielo. Los osos caminan sobre el hielo para llegar
a la tierra y volver al agua nuevamente, lo que puede ocurrir es que mientras los osos
polares están en la tierra, la formación de hielo que utilizaron para llegar hasta allí, puede
romperse o derretirse. Como resultado, pueden quedarse atrapados en un pedazo de tierra.
Si no hay suficiente alimento allí, puede que no sobrevivan.

Los osos polares necesitan el clima demasiado frío para estar cómodos, ya que sus cuerpos
pueden llegar hasta 50 grados Fahrenheit y como la temperatura global de la región ártica
se incrementa anualmente en unos pocos grados, hay una mayor probabilidad de un oso

AUTOR: FLORES LLANOS, R. ECOLOGÍA 2


UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
“Norte de la Universidad Peruana”
Facultad de Ingeniería
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Geológica

polar muriendo por sobrecalentamiento, que por congelación ya que sus cuerpos están
diseñados para manejar el frío extremo.
Muchos investigadores tienen una teoría sobre cómo las funciones de su cuerpo de
cierran o se dañan por el calor, lo que puede causar una muerte prematura en muchos
casos. Lamentablemente, se estima que si el cambio climático continúa, todos los osos
polares se extinguirán en menos de 100 años. Osos polares. Enciclopedia Experta

II. CONCLUSIONES
 Poseen una piel oscura que les sirve para absorber los rayos solares en invierno
y evitar la perdida de calor, utilizan la dirección del viento para cazar a sus
presas, mediante el olfato.

 El habitad, alimentación e incluso reproducción de los osos polares depende


mucho de la cantidad y espesor del hielo; sin embargo, el incremento de
temperatura les afecta considerablemente. A pesar de que pueden vivir a climas
cálidos, esto afecta su alimentación y por ende su cadena alimenticia lo que
provocaría su lenta extinción.

III. BIBLIOGRAFÍA

 Anónimo. (15 de 04 de 2017). ANIMALADAS. La ciencia ya sabe cómo cazan


los osos polares, y la respuesta está flotando en el aire.

 OSOPOLARPEDIA. (2017). El Cambio Climático y Los Osos Polares. Osos


polares. Enciclopedia Experta.

AUTOR: FLORES LLANOS, R. ECOLOGÍA 3