You are on page 1of 2

EL MINEDU, LA PCM Y LOS GOBERNADORES REGIONALES FIRMARON

UN ACUERDO PARA FIJAR EL REINICIO DE CLASES A NIVEL


NACIONAL.
Después de varias mesas de diálogo canceladas o postergadas, y luego de maratónicas
reuniones durante esta semana, ayer por la noche se ofreció una conferencia de prensa
que mostraba, por primera vez, una posición en bloque del Ejecutivo y los gobiernos
regionales respecto de la huelga de los gremios de docentes.

El primer ministro Fernando Zavala, junto a la titular del Minedu, Marilú Martens, y Luis
Valdez, presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), explicó los
alcances de los últimos acuerdos tomados.
Detrás de ellos figuraban todos los gobernadores regionales del país, incluso aquellos que
en determinado momento avalaron las protestas.

Valdez leyó un acta en la que se establece lo siguiente: el Gobierno se compromete a


incrementar el salario básico de los docentes a S/2.000; el incremento se realizará en
diciembre de este año (inicialmente estaba planteado para inicios del 2018).

Además, entre otras medidas, el Minedu se compromete a que “ningún docente pasará por
la evaluación de desempeño sin antes haber pasado por un proceso de capacitación”. Lo
más relevante del acta figura recién en el cuarto punto: “En todas las escuelas del país las
clases se reanudarán el lunes 7 de agosto. Los gobiernos regionales realizarán los
descuentos por inasistencia a los docentes que no asistan a clases, bajo responsabilidad
civil y penal”.

Prolongada huelga

La de los docentes es una de las huelgas más extensas con las que ha lidiado el actual
gobierno. Diversas facciones de varios sindicatos de maestros se han sumado en distintos
momentos, pero las primeras manifestaciones comenzaron en Cusco el 15 de junio. Desde
entonces, no hay clases escolares en la región.

Además de prolongada, la huelga ha tenido picos de violencia: ataques o intentos de toma


de aeropuertos en Cusco, Puno, Junín, Ayacucho y Arequipa; bloqueo de carreteras y vías
férreas en zonas turísticas de Cusco, incluyendo una breve protesta en Machu Picchu;
interrupción –casi a diario– del tránsito en algunas zonas de Puno, en dirección a la frontera
con Bolivia, y posteriores enfrentamientos con la policía.

Días atrás, el Ministerio de Educación (MINEDU) instó a los gobiernos regionales,


encargados del pago de haberes a los docentes, a aplicar los respectivos descuentos a
quienes no hayan acudido a dictar clases, toda vez que la huelga fue declarada ilegal.

Incluso se informó que la Contraloría General de la República evaluaría el cumplimiento de


esta medida. Pero no solo no hubo descuentos, sino que además varias autoridades
regionales (en Madre de Dios, Puno y Áncash, sobre todo) avalaron públicamente las
medidas de protesta.

Al cierre de esta edición, y pocos minutos después de que el gobernador Valdez leyera el
acta firmada, Ernesto Meza Tica, secretario general del Sindicato Unificado de
Trabajadores en la Educación (SUTE-Cusco), el gremio que inició esta larga protesta, dijo
que el anunció los tomó “por sorpresa”. Él comentó que hoy, luego de
discutirlo con las bases del SUTE y con la PCM, hará saber su postura.

fuente: comercio