Вы находитесь на странице: 1из 2

José Grasso Vecchio

VISIÓN FINANCIERA

Gran potencial de la Banca móvil

En la medida en que logremos un mayor desarrollo de la banca por Internet y la banca móvil y de esa forma

un menor uso de las agencias, el servicio bancario será más eficiente. La banca por Internet y la móvil es

segura y permite tener un banco las 24 horas del día todo el año, sin importar dónde se encuentre la persona.

La banca tradicional le abrió el paso a la banca móvil, ya que posee una presencia importante y las

legislaciones y los entes reguladores se han venido adaptando a abrir paso a todas las nuevas tendencias.

La banca móvil en cifras: Hoy se contabilizan más de 13 millones de teléfonos inteligentes. De acuerdo con el

reporte de cifras e indicadores del sector telecomunicaciones de Conatel, correspondiente al III trimestre de

2017, de cada 100 personas de siete años de edad o mayores, al menos 62 tienen acceso a Internet. Las

entidades con los índices más altos son Distrito Capital (101,73%), Miranda (101,53%), Vargas (76,60%),

Nueva Esparta (71,95%), Carabobo (69,81%) y Aragua (65,98%). Las cifras dan cuenta del enorme potencial.

La banca móvil abre mercados y segmentos de la población donde la banca tradicional no llega. Eso permite

un espacio inmediato para una mayor bancarización, es decir, que más venezolanos tengan acceso a

productos y servicios bancarios. En los últimos años, los esfuerzos de la banca pública y privada han

permitido que cada vez más venezolanos tengan acceso a los servicios bancarios. De hecho, los niveles de

bancarización han tenido un incremento importante. En cifras, por cada 100 habitantes se estiman 81 líneas

telefónicas móviles activas, para un total de 29 millones 927 mil 297. De ese número, unos 13 millones 247

mil 355 son teléfonos inteligentes.

La banca móvil reduce en gran escala los costos operativos de la banca, como el costo de las tradicionales

agencias bancarias, ya que se reduce la demanda de visitas a las agencias facilitando el trabajo y haciendo

más rápido el proceso. El reto está en que las instituciones bancarias y los desarrolladores permitan que el
uso de las aplicaciones sea cada vez más sencillo, rápido y amigable, lo cual permitirá un mayor interés del

público.

twitter: @josegrasso
jgrasso@consultoresicg.com
www.consultoresicg.com