You are on page 1of 2

Cambios Adiabáticos.

En termodinámica se designa como proceso adiabático a aquel en el cual el sistema


termodinámico (generalmente, un fluido que realiza un trabajo) no intercambia calor con
su entorno. Un proceso adiabático que es además reversible se conoce como proceso
isentrópico. El extremo opuesto, en el que tiene lugar la máxima transferencia de calor,
causando que la temperatura permanezca constante, se denomina proceso isotérmico. Se
refiere a los cambios que ocurren cuando un gas ideal se expande adiabáticamente (un
sistema termodinámico no intercambia calor con su entorno). Se podría esperar una
disminución en la temperatura: como se realiza trabajo pero no entra calor al sistema, la
energía interna cae y por ende, la temperatura del gas que trabaja también cae. En
términos moleculares la energía cinética de las moléculas cae cuando se realiza trabajo,
de modo que su velocidad promedio disminuye así como su temperatura. El cambio en la
energía interna de un gas ideal cuando la temperatura y el volumen pasan desde Ti hasta
Tf , y desde Vi Hasta Vf puede expresarse como la suma de esos pasos . En el primer
paso, solo el volumen cambia y la temperatura se mantiene constante en su valor inicial.
Sin embargo, como la energía interna de un gas ideal es independiente del volumen que
ocupan las moléculas, el cambio global en la energía interna surge solo del segundo paso,
el cambio de la temperatura a volumen constante. Teniendo en cuenta a la capacidad
calorífica es independiente de la temperatura, este cambio es

Δ𝑈 = 𝐶𝑉 (𝑇𝑓 − 𝑇𝑖 ) = 𝐶𝑉 Δ𝑇

Debido a que la expansión es adiabática, sabemos que q=0; como Δ𝑈 = 𝑞 + 𝑤 , se sigue


que Δ𝑈 = 𝑊𝑎𝑑 así, igualando los dos valores que hemos obtenido para Δ𝑈, se obtiene
𝑊𝑎𝑑 = 𝐶𝑉 Δ𝑇
El trabajo efectuado durante la expansión adiabática de un gas ideal es proporcional a la
diferencia de temperatura entre los estados inicial y final, porque la energía media es
proporcional a T y entonces se espera que un cambio en la energía interna que surge de
la temperatura solamente, sea proporcionalmente a Δ𝑇 .Las temperaturas inicial y final
de un gas ideal que se somete a una expansión reversible adiabática puede calcularse a
partir de
1⁄
𝑐
𝑉𝑖
𝑇𝑓 = 𝑇𝑖 ( )
𝑉𝑓

Donde 𝑐 = 𝐶𝑣.𝑚 /𝑅 o de la expresión equivalente


𝑉𝑖 𝑇𝑖𝑐 = 𝑉𝑓 𝑇𝑓𝑐

La presión de un gas ideal que se somete a expansión adiabática reversible donde un


volumen Vi hasta un volumen Vf se relaciona a su presión inicial por
𝛾 𝛾
𝑃𝑓 𝑉𝑓 = 𝑃𝑖 𝑉𝑖
Donde 𝛾 = 𝐶𝑝,𝑚 /𝐶𝑉,𝑚 . Este resultado se resume en la formula 𝑝𝑉 𝛾 = 𝑐𝑜𝑛𝑠𝑡𝑎𝑛𝑡𝑒 . Para
3 5
un gas ideal monoatómico, 𝐶𝑉,𝑚 = 2 𝑅 Y 𝐶𝑝,𝑚 = 2 𝑅;
5
entonces 𝛾 = 3 . Para un gas de moléculas poli atómicas
4
no lineales 𝐶𝑉,𝑚 = 3𝑅 , 𝛾 = 3 . Las curvas de presión en
función del volumen para cambios adiabáticos son
conocidas como adiabáticas. Como 𝛾 > 1 , las
adiabáticas caen en forma más abrupta que las
correspondientes isotermas. La razón física de las
diferencia es que, en una expansión isotérmica, la energía
fluye hacia el sistema como calor y mantiene la
temperatura; como resultado, la presión no cae tanto
como en la expansión adiabática.