You are on page 1of 6

Actividad 3

Estudiante: Everardo velosa

Universidad autónoma de Manizales

Curso: Epistemología de las ciencias

Informe de lecturas
El presente informe pretende mostrar un recuento sobre los aspectos más relevantes de las
lecturas realizadas en el curso epistemología de las ciencias, para ello retomaremos las
principales concepciones de cada autor esbozando sus principales tesis y haciendo la respectiva
argumentación a favor o en contra de los planteamientos de cada exponente.
En este sentido empezaremos por exponer las concepciones sobre la filosofía de la ciencia y
educación científica del autor Hodson, Derek (1986). En este artículo dirige la atención de los
profesores de ciencias y a los diseñadores del currículo hacia la necesidad de tener en cuenta el
pensamiento actual en la filosofía de las ciencias, Se ha defendido que los profesores ponen
mucho más énfasis en los objetivos relacionados con la adquisición del conocimiento que en
aquellos relacionados con la comprensión de la naturaleza de la ciencia o con el desarrollo de las
actitudes. Se puede inferir que sus principales pensamientos están relacionados con la filosofía
como parte de la ciencia y la cual está relacionada con la misma, nos muestra que en muchos
casos en el aula de clase el docente propone una clase teórica donde solo se exponen conceptos y
definiciones dejando a un lado la esencia misma de la ciencia que es buscar nuevas concepciones
y explicar las que ya se tienen, en otras palabras en el aula de clases solo se enseña al estudiante a
utilizar formulas y teorías de forma memorística sin tener en cuenta la historia de la ciencia que
es de donde debería partir las clases, enseñarle al estudiante como fue creado el concepto y como
este ha ido cambiando a través delos tiempos con los trabajos de nuevos investigadores.
Otra cuestión que se expone en el texto es que la enseñanza científica difiere del conocimiento
científico: la familiaridad con el método científico es más importante que la adquisición del
conocimiento científico, sobre todo para aquellos que no tienen la intención de estudiar ciencia a
un nivel avanzado. Los autores citados en este texto proponen como podría mejorarse la
problemática con respecto a las ciencias en la educación, Abinbola, plantea que la nueva filosofía
de las ciencias nos da la guía necesaria para valorar la práctica de la educación científica. En este
sentido la filosofía de la ciencia y la educación científica deben ir de la mano, fundamentándose
la primera de la segunda y por lo tanto la filosofía de la ciencia nos puede encaminar a la hora de
evaluar la práctica docente en el área científica. Podemos decir que es fundamental que los
docentes deben recibir una formación inicial y permanente sobre ciencias dejando a un lado los
métodos inductivos utilizados siempre en las clases de ciencias, lo que se debe emplear es un
método constructivista que parta de los conocimientos previos que traen los estudiantes los cuales
deben ser pulidos y refinados según sea el caso con ayuda de técnicas como los mapas
conceptuales. La ciencia escolar debe ser significativa para los estudiantes y esto solo sucede
únicamente si esta ciencia tiene valor para los mismos, es decir se debe estimular a los
estudiantes a crear hipótesis y corroborarlas con las practicas teniendo en cuenta que no podemos
separar la teoría de la práctica ya que las dos forman un todo a la hora de trabajar con la ciencia.
Por último, se plantea en el documento que no existe un solo método científico en ciencias que dé
cuenta de todos los sucesos que ocurren a nuestro alrededor, este depende del suceso y del
fenómeno que se está estudiando, por lo tanto este método como el conocimiento que produce
cambia con el tiempo, cuando la situación cambia, cambian los métodos.

La obra “las estructura de las revoluciones científicas” de Thomas Kuhn, en su introducción un


papel para la historia, expone que la historia debe considerarse como algo más que un depósito de
anécdotas o cronología, puede producir una transformación decisiva de la imagen que tenemos
actualmente de ciencia. Esta imagen actual fue dada por los científicos, a través del estudio de
los logros científicos, que se encuentran en los libros clásicos y en los de la lectura para los
estudiantes científicos, la finalidad de estos libros es persuasiva y pedagógica. En el ensayo
Kuhn, traza un bosquejo de lo que es la ciencia totalmente distinta a lo que se puede encontrar en
los registros históricos anteriormente mencionados. La historia de la ciencia se convierte en una
disciplina que relata y registra esos incrementos sucesivos y los obstáculos que ha inhibido su
acumulación. Entonces el historiador tiene dos tareas fundamentales, la primera establecer en que
momento fue inventado y descubierto cada hecho, ley o teoría científica contemporánea, y por
otra parte debe describir el conjunto de errores, mitos y supersticiones que impidieron la
acumulación más rápida de información. En este sentido es claro mencionar que la ciencia es algo
más grande que la visión que plantean los libros de texto quienes definen unos parámetros que no
tienen en cuenta la historia y la evolución que ha tenido a través del tiempo el concepto
estudiado, es aquí donde la historia de la ciencia va a jugar un papel importante en la formación
de los nuevos científicos ya que esta no solo va a dar fechas y exponer conceptos si no que debe
ir más allá, debe mostrar los episodios extraordinarios que sucedieron en la historia que llevaron
a la consecución de nuevas teorías y que rompen con la tradición de la ciencia normal. Estas son
investigaciones extraordinarias que condujeron a la ciencia a un nuevo campo de la práctica.

Alexander Koyle, decía que, la ciencia no parece en absoluto la misma empresa discutida por los
escritores pertenecientes a la antigua tradición histografica. Sugieren por ello, la posibilidad de
una imagen nueva para la ciencia. Las revoluciones científicas produjeron un cambio y una
transformación científica en modos que eventualmente debemos describir como una
transformación del mundo científico. Es importante resaltar que cada una de las revoluciones
científicas produjo en primera instancia un rechazo por la comunidad científica ya que una nueva
teoría implicaría un cambio en las reglas que rigen la práctica de la ciencia normal, por este
motivo cualquier teoría por especial que sea nunca implica solo un aumento de lo que ya se
conoce si no que conlleva a une reestructuración de la teoría anterior y la reevaluación de la
misma lo que nuca ocurre de forma espontánea si no que lleva muchos años su aceptación y
reconocimiento.

En su artículo “tolerancia y responsabilidad” Karl Popper, cita a Voltaire “tolerancia es la


consecuencia necesaria de constatar la falibilidad humana: errar es humano, y algo que hacemos a
cada caso. Perdonemos pues nuestras mutuas insensateces. Este es el principio del hecho
natural”. En este apartado Voltaire nos invita a que debemos admitir nuestros errores, debemos
ser autocríticos y aceptar las críticas de las demás personas que nos ayudan a mejorar cada día.
Muestra que debemos tener una honestidad intelectual y hace una comparación entre dos
concepciones, la primera es la filosofía del relativismo la cual plantea como tesis que todas las
tesis son más o menos defendibles desde el punto de vista intelectual aquí vale todo para
defenderla, y la otra es el pluralismo critico el cual permite la consecución de todas las teorías
para buscar la verdad, esta apela el uso de una discusión racional de las teorías y se acepta la que
se acerque más a la verdad. Es claro que el relativismo crítico con el uso del razonamiento puede
llegar más fácil a buscar y establecer el valor de verdad de una teoría mientras el relativismo
procede como un concepto sin significado y en el cual no se puede establecer un valor de verdad
o una aproximación correcta hacia la verdad de las cosas.
Jenofanes plantea una teoría de la conjetura, el expone que todo es conjetura y la verdad certera
nadie la conoce ni la conocerá. Para él la verdad es objetiva y es la correspondencia de lo que
digo con los hechos tanto en realidad se o no si existe la correspondencia. La teoría de la verdad y
del conocimiento humano de Jenofanes tiene como máxima concepción de que solo puede haber
conocimiento por conjetura ya que todo es un entramado de conjeturas, en este sentido se
entiende que todo nuestro conocimiento consiste en enunciados a los cuales le podemos asignar
un valor de verdad y este valor de verdad es objetivo lo que quiere decir que este depende de la
correspondencia del contenido de un enunciado con los hechos, también expone que no existe
verdad absoluta solo podemos tener una aproximación a esta con un conocimiento mejor pero
que en ultimas este nuevo conocimiento no deja de ser una conjetura. Por ultimo podemos decir
en palabras de Jenofanes que nuestro conocimiento es infinito y nuestra ignorancia es infinita,
ninguno de nosotros sabe más que otro solo es que, cada uno sabemos cosas diferentes y en el
trascurso del tiempo hemos cambiado teorías, hipótesis y conjeturas por otras que en su momento
pretendían acercarse a la verdad de las cosas.

En el capítulo 3 de: “Epistemología: cambios y trasformaciones del término” la autora Angélica


María Rodríguez, expone los acontecimiento que han dado lugar al concepto de epistemología, su
evolución y aplicación a través de los tiempos. Se empieza por definir la epistemología como la
teoría del conocimiento de la ciencia, la etimología de la palabra epistemología es griega. Es allí
donde empieza la concepción sobre el conocimiento y sus implicaciones en la historia, es
importante reconocer que fueron los griegos (Platón Y Aristóteles) que brindaron la primera
definición sobre el conocimiento y la cual es aceptada hasta nuestros días.

La epistemología propiamente dicha comienza en el renacimiento, donde el conocimiento


científico aparece como manifestación de la realidad humana. Se empieza a utilizar el término
epistemología para hacer referencia al conocimiento científico o para dilucidar problemas
relativos al conocimiento de las ciencias. Es importante reconocer que desde los griegos se
empezó a definir la ciencia la cual para ellos era la aplicación de leyes rigurosas que acercaban al
conocimiento, hoy en día la ciencia ha tomado varios enfoques lo que conllevo a la
independencia de cada disciplina y su autonomía lo que influyo a un cambio en el significado del
término conocimiento que para los griegos era uno solo y que ahora se ha dividido en varios.
(Torrado, 2000, pág. 4).
Hay que reconocer que en la actualidad existen muchos significados para la palabra ciencia y que
estos dependen en cierto sentido a los cambios ideológico, social, político, cultural y económico
de la sociedad. Cada época trae una definición de acuerdo con las necesidades y los cambios. Es
por esto que cada corriente (Indutivismo, convencionalismo, falsacionista, fundacionalismo,
cohenterismo) definió el concepto de ciencia de acuerdo a sus necesidades y concepciones de su
época, en ocasiones dejando a un lado la primera concepción planteada por platón sobre la
ciencia “ciencia es conocimiento verdadero justificado”. En la actualidad la concepción de
ciencia que tenían los griegos adquirió diferentes denominaciones y se distorsiono, llegando al
punto que se le da más importancia a la experimentación que a la especulación racional más aun,
ya la ciencia no es solo la producción del conocimiento si no su evolución y sus resultados
tecnológicos.

Por ultimo podemos decir, que la epistemología en este tiempo debe ayudar a retomar el estudio
de la ciencia de acuerdo a las concepciones de platón que se interesaba por el conocimiento y su
naturaleza. En este sentido es importante tener presente la historia de los conceptos y su
evolución para poder establecer una teoría que contemple todas las connotaciones del concepto
desde su formulación hasta su perfeccionamiento.

Referencias

 I.O.Abimbola (1983). The relevance of “new “philosophy of science curriculum. School


science and mathematics.83. Pp.181- 193.
 Hondson, Derek. (1986).”filosofía de la ciencia y educación científica”. En:
constructivismo y enseñanza de las ciencias. (2000) Porlan, R; García, E. &Cañal, .P.
Sevilla, Diada.p.p 7 a 19.
 Rodríguez Ortíz. Angélica M. (2012). "Epistemología: Cambios y transformación del
término". En: El árbol del Edén. La epistemología en el discurso pedagógico. Manizales,
Universidad Autónoma de Manizales. pp 37 a 73.
 Popper, Karl. (1981) "Tolerancia y responsabilidad intelectual". En: En busca de un
mundo mejor (1994). Barcelona, Paidós.
 Kuhn, T. (1971). La Estructura de las Revoluciones Científicas (1962). Santiago: Fondo
de Cultura Económica.