Вы находитесь на странице: 1из 7

Las Rondas Campesinas, la Justicia y el

Orden en las comunidades en el Peruú

19 de setiembre, 2016.- Dentro de las instituciones conquistadas luego de duras


batallas estaú n las Rondas Campesinas. Es una institucioú n que, entre otras funciones,
imparte Justicia y guarda el Orden en la comunidad. Este es uno de los rubros mejor
logrados de las organizaciones de Rondas Campesinas. Y la zona en donde mejor han
cumplido y siguen cumpliendo el rol de impartir Justicia y Orden, es en las
comunidades campesinas de Cajamarca. Con mucha holgura, y en mejores
condiciones, remplaza al juez y al policíúa.

El Artículo 149 de la actual Constitución del Perú (1993) concerniente al ejercicio


de la funcioú n jurisdiccional por las comunidades campesinas y nativas senñ ala que:

“Las autoridades de las Comunidades Campesinas y Nativas, con el apoyo de las


Rondas Campesinas, pueden ejercer las funciones jurisdiccionales dentro de su
aú mbito territorial de conformidad con el derecho consuetudinario (…).

“La funcioú n jurisdiccional es el poder y deber del Estado políútico moderno,


emanado de su soberaníúa, para dirimir, mediante organismos adecuados, los
conflictos de intereses que se susciten entre los particulares y entre eú stos y el
Estado, con la finalidad de proteger el orden juríúdico.”(i)

Dicho de otra manera, la Constitucioú n, en su Artíúculo 149, autoriza a las Rondas


Campesinas y Comunidades Campesinas y Nativas a ejercer, dentro de su radio de
accioú n, las funciones normales del Estado en lo que respecta a seguridad ciudadana y
justicia.

Es necesario senñ alar tambieú n que las Rondas Campesinas fueron definitivamente
reconocidas mediante la Ley Nº 27908 del 6 de enero de 2003. Seguú n su Acta
Histoú rica de Fundacioú n, ellas nacen en Cuyumalca, provincia de Chota, departamento
de Cajamarca, el 29 de diciembre de 1976.

"Si las rondas existen es por la incapacidad del Estado de llegar a ciertos lugares"(ii),
explica Ceú sar Bazaú n, coordinador del AÁ rea de Seguridad Ciudadana del Instituto de
Defensa Legal (IDL).

La praú ctica ha demostrado que la justicia comunal es sencilla, directa, y busca el


consenso de las partes en litigio (...) en el departamento de Cajamarca, ha demostrado
ser un ideal sustituto tanto de la Policíúa Nacional del Peruú como del Poder Judicial..

La praú ctica ha demostrado que la justicia comunal es sencilla, directa, y busca el


consenso de las partes en litigio. La Asamblea General es su mecanismo predilecto de
aplicacioú n. En las zonas que opera y, muy especialmente, en el departamento de
Cajamarca, ha demostrado ser un ideal sustituto tanto de la Policíúa Nacional del Peruú
como del Poder Judicial.

Y como deja sentado la nota de prensa de la Federacioú n Regional de Rondas


Campesinas de Amazonas, Bagua Grande, del 25 de agosto de 2013,

“algunos jueces y fiscales no tienen en cuenta lo que estipula el artíúculo 149 de la


Constitucioú n Políútica del Peruú , la ley de las rondas campesinas y su reglamento;
los tratados internacionales, artíúculo 45 inciso 02, el articulo 46 incisos 08 y el
11, asíú como el artíúculo 18 del Nuevo Coú digo procesal penal que reconocen la
importante contribucioú n de la justicia comunal a la justicia en el paíús.”(iii)

A pesar de actuar al interior de un territorio nacional de grandes desigualdades socio-


econoú micas, que ha facilitado la corrupcioú n al interior del poder judicial, las Rondas
Campesinas tienen la posibilidad de impartir seguridad y justicia en igualdad de
condiciones.

Un elemento que contribuye a esta Justicia en igualdad de condiciones es el hecho de


que, al interior de sus jurisdicciones, todas las personas tienen condiciones socio-
econoú micas no muy diferentes. Esto, al mismo tiempo, ha permitido que se instalen
organizaciones simples y operativas dentro de un mundo complejo.

Es decir, un elemento a tomar en consideracioú n, y favorable al desenvolvimiento de la


Rondas Campesinas en materia de justicia es que, las diferencias socio-econoú micas
entre los miembros de las comunidades campesinas y nativas es mucho menor de lo
que existe a nivel nacional. Diríúamos que son las particularidades de esta base socio-
econoú mica que facilita una Democracia Directa dentro de los linderos de las Rondas
Campesinas.

Sus acuerdos son consensuados y por unanimidad. Lo que se busca no es solamente


resolver un caso en litigio sino, sobre todo, devolver la calma y armoníúa entre todos
los habitantes de la comunidad, un procedimiento que se realiza con la participacioú n
de todos los miembros de la comunidad campesina. No existe la posibilidad de la
intervencioú n de un letrado (abogado y/o juez) en las decisiones de las Rondas
Campesinas. Ellos son admitidos uú nicamente en la seccioú n “informes”.

Las decisiones de la Asamblea General toma la forma de una organizacioú n horizontal y


a un solo nivel de decisioú n. Sus acuerdos son definitivos. No hay lugar para apelacioú n
porque, ademaú s, para las decisiones de las Rondas Campesinas, al interior de las
comunidades campesinas y nativas, no existe otro nivel de apelacioú n.

Y como ya lo expresaba Montesquieu en su eú poca (1748), “La voluntad del soberano


es el soberano mismo.”(iv

Mientras subsistan las desigualdades socio-econoú micas al interior del paíús, las Rondas
Campesinas seraú n de gran utilidad para el mantenimiento de la seguridad y el orden
puú blico. Una vez que el Juicio por Jurados se instale en el Peruú , y demuestre eficiencia
y eficacia en el cumplimiento de sus funciones, y se haya expandido a lo largo y ancho
del paíús, podraú estar en medida de reemplazar a las Rondas Campesinas, en su rol de
la buú squeda de justicia.

Para las decisiones de la Asamblea General de las Rondas Campesinas no existe otro
coú digo que el derecho consuetudinario, y el uso del “sentido comuú n” de las personas
pertenecientes a la comunidad campesina.

¿QUÉ SON LAS RONDAS CAMPESINAS?


Definición Legal:

Reconócese personalidad jurídica a las Rondas Campesinas, como forma


autónoma y democrática de organización comunal, pueden establecer
interlocución con el Estado, apoyan el ejercicio de funciones jurisdiccionales de
las Comunidades Campesinas y Nativas, colaboran en la solución de conflictos y
realizan funciones de conciliación extrajudicial conforme a la Constitución y a la
Ley, así como funciones relativas a la seguridad y a la paz comunal dentro de su
ámbito territorial. Los derechos reconocidos a los pueblos indígenas y
comunidades campesinas y nativas se aplican a las Rondas Campesinas en lo
que les corresponda y favorezca.(El texto corresponde al artículo 1º de la Ley Nº
27908).

Son Rondas Campesinas, las organizaciones sociales integradas por pobladores


rurales, así como las integradas por miembros de las comunidades campesinas,
dentro del ámbito rural.

Son Rondas Comunales, las organizaciones sociales integradas por miembros de


las comunidades nativas.(El texto corresponde al artículo 2º del Reglamento de la
Ley de Rondas Campesinas (Decreto Supremo Nº 025 - 2003 - JUS).

Definición Social o Autodefinición:

Los miembros de las Rondas Campesinas son productores agropecuarios.


Nuestras organizaciones son de Frente Único (de Base y Supracomunal) y de
autogobierno comunal por ser creadoras de normas, operadoras de justicia y
promotoras de la seguridad y del desarrollo comunal. Somos sujetos activos en la
gestión de los gobiernos locales, tanto en la fiscalización de la cosa pública como
en la participación de los proyectos productivos y culturales. Nuestra identidad nos
da el carácter de ser organizaciones autónomas, democráticas, patrióticas,
moralizadoras, justicieras, solidarias y de autoprotección. Nos autodefinimos como
herederos de los Ayllus (pueblo inca) y como parte de los Pueblos Indígenas.
Nuestro objetivo central es el desarrollo humano. Nos regimos por el Estatuto y
Reglamento; tenemos reconocimiento constitucional, legal y amparo del Convenio
169 de la OIT. Nuestras prácticas sociales conforme al Derecho Consuetudinario y
con referencia al Derecho Estatal han permitido logros importantes que son
buenos aportes para la construcción de una sociedad plural y de un Estado
pluricultural o plurinacional, democrático y soberano.(El texto corresponde al
artículo 2º del Estatuto Marco de las Rondas Campesinas y al Glosario
Terminológico respectivo, actualizado en los términos "herederas del pueblo
incaico (Ayllus) y como parte de los Pueblos Indígenas, dada su ratificación como
tales en el Taller sobre Organizaciones Indígenas, convocado y organizado por el
MIMDES y la OIT, realizado los días 12 y 13 de noviembre de 2007). Respetamos
los Derechos Humanos en el marco de la interpretación intercultural. Las
sanciones por las infracciones o delitos están orientadas a la devolución o
reparación del daño causado y de modo complementario los sancionados deben
hacer ejercicios físicos o recibir latigazos; hacer turnos de ronda en la noche y
participar en las obras comunitarias en el día cuando se impone la cadena o
resguardo ronderil, en cuyo caso están garantizados sus derechos a alimentación,
hospedaje y visita de sus familiares

Todo Sobre El Aborto


El aborto espontáneo según SEGO (Sociedad Española de Cirugía y Obstetricia),
se define como la expulsión o extracción de un feto o embrión que tenga por peso
menos de 500 gramos o unas 22 semanas de embarazo. También queda dentro
de la definición cualquier producto de gestación de edad o de peso de embarazo
que no sea viable, como un huevo no embrionado, una mola hidatiforme u otras.
Esto sin importar si es deliberado o no. Incluso si hay vida.

Este tipo presenta varias formas clínicas que van desde la amenaza de aborto,
pasando por el inevitable, el completo, el retenido, el séptico y el de repetición. La
calificación no está estandarizada; pero estos son, de forma aproximada, los
términos más usados.

Pero existe otro tipo de procedimiento que es conocido como inducido y es


causado deliberadamente con el fin de interrumpir el embarazo (ya sea bajo la
observación médica o no).

Tomar la decisión para terminar un embarazo es extremadamente personal y varía


drásticamente de un individuo a otro, en algunas sociedades es aceptada bajo
determinadas circunstancias; pero en otras puede ser considerado un acto
criminal. Si se está considerando, se debe pensar cuidadosamente acerca de lo
que es correcto antes de tomar la decisión.

Se debe consultar a padres, médico u otro adulto de confianza que pueda ayudar
con esta elección. Hay que considerar que esto tendrá una repercusión muy
importante en la vida actual y futura. Los consejeros en las clínicas de salud de la
mujer, como la Planificación Familiar, pueden proporcionar información acerca de
las diferentes opciones (como la interrupción del embarazo, la adopción o la
crianza de los hijos) y el efecto que cada uno pueda tener.
Toma en cuenta que la OMS estimó que para 2008 se realizaron 22 millones de
abortos inseguros, una cifra alarmante indudablemente. De esos 22 millones,
47.000 provocaron muertes y más de 5 millones llevaron a serias complicaciones.
Complicaciones como: abortos incompletos, hemorragias, infecciones, perforación
del útero, entre otras.

El otro problema, es quizás, que si se es menor de edad se requiere de la


autorización y presencia de los padres para poder practicarse legalmente. Lo que
en el caso de adolescentes puede hacer que huyan de esta opción por miedo a
reprimendas y rechazo social.

Esta es una realidad de todas las clases sociales; pero cuando no se tienen los
recursos económicos se está en desventaja y muchos recurren a lo que pueden
manejar, como procedimientos al margen de la ley, con personas no cualificadas
que se valen de la desesperación de quien sufre el problema. Nunca falta quien
ofrece una solución natural al embarazo no deseado y en algunos casos,
proponen remedios caseros.

aborto Es importante que se conozcan las plantas que contengan químicos y


puedan ayudar en este proceso; pero se debe tener cuidado, la reacción de las
personas a esos químicos es diferente y pueden ocasionar graves daños a la
salud, así como conducir a la muerte. Quizás no se logre este propósito, pero si
puede ocasionar malformaciones al feto, así que hay recomendamos
encarecidamente pensarlo varias veces antes de tomar esta opción.Debates
morales

Algunas sociedades lo prohíben casi por completo, mientras que otros lo permiten
en ciertos casos. Tales sociedades por lo general establecen una edad máxima
después de lo cual el feto no debe ser abortado, independientemente de las
circunstancias. ¿Cómo saber si es legal o no? ¿Cómo se relaciona con la moral?

En algunas sociedades se ha permitido por algunas de estas razones:

En aras de la salud de la madre, incluyendo la salud mental.

Cuando el embarazo es el resultado de un crimen como: violación, incesto o


abuso infantil.
Cuando el niño tendría una “calidad de vida inaceptable“, tales como: graves
minusvalías físicas, serios problemas genéticos y graves defectos mentales.

Por razones sociales, incluyendo la pobreza.

Incapacidad de la madre de hacer frente a un niño, ya sea por su edad o por su


condición mental.

Cuando es parte de la política de un gobierno.

Para regular el tamaño de la población.

Para regular los grupos dentro de una población.

Para mejorar la población.

La mayoría de quienes se oponen a su legalización, están de acuerdo que si es


por el bien de la salud de la madre puede ser moralmente aceptable si hay un
riesgo real de efectos graves para ella.

Existen algunos textos argumentativos donde se expone que este es considerado


como un sustituto para la anticoncepción. Algunos métodos anticonceptivos
suponen una acción en una etapa muy temprana del embarazo.

Algunas sociedades lo han utilizado para la adecuada prestación de


anticoncepción o para regular el tamaño de la población.

Aunque parezca insólito, en 1965, una Conferencia de las Naciones Unidas sobre
la Población Mundial en Belgrado, se dijo que “el aborto era el principal método de
control de natalidad en el mundo en ese momento”. Algunos médicos argumentan
que debe ser parte de la política de anticonceptivos de un país.

Dicen que una sociedad que cree que la gente debe planificar sus familias,
debería permitir que las mujeres pusiesen fin a sus embarazos no deseados, con
el fin de hacer frente a fallos de control de la natalidad.