Вы находитесь на странице: 1из 14

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA


UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL POLITÉCNICA
DE LA FUERZA ARMADA NACIONAL
NÚCLEO CARABOBO-EXTENSIÓN LA ISABELICA

Prof.: Argelia González Integrantes:


Argenis Parra C.I. 22013622
¿quien? C.I. xxxxxxxxxx
¿quien? C.I. xxxxxxxxxx
¿quien? C.I. xxxxxxxxxx
Sección: 001-D Ing. Civil
Grupo Nº: 1

Valencia, julio de 2018


Se denomina concreto pretensado a la tipología de construcción de elementos estructurales
de concreto sometidos intencionadamente a esfuerzos de compresión previos a su puesta en
servicio. Dichos esfuerzos se consiguen mediante cables de acero que son tensados y anclados
al concreto, como también se puede decir que consiste en eliminar los esfuerzos de tracción
del Acero mediante la introducción de tensiones artificiales de compresión antes de la
aplicación de las cargas exteriores y que, superpuestas con éstas, las tensiones totales
permanentes, y para todas las hipótesis consideradas queden comprendidas entre los límites
que el material puede soportar indefinidamente. Esta técnica se emplea para superar la
debilidad natural del concreto frente a esfuerzos detracción, y fue patentada por Eugène
Freyssineten 1920. El objetivo es el aumento de la resistencia a tracción del concreto,
introduciendo un esfuerzo de compresión interno que contrarreste en parte el esfuerzo de
tracción que producen las cargas de servicio en el elemento estructural. El esfuerzo de
pretensado se puede transmitir al concreto de las siguientes formas:

 Mediante armaduras pretensadas (generalmente barras o alambres), método utilizado


mayoritariamente en elementos prefabricados.
 Mediante armaduras pos tensadas, (generalmente torones, grupos de cables),
utilizadas mayoritariamente en piezas de concreto.

VENTAJAS DE USAR CONCRETO PRETENSADO

 Eliminación de fisuras por estar sometido a esfuerzos de compresión bajo todas las
hipótesis de carga.
 Disminución de los esfuerzos de tracción en el concreto, bajo cargas de trabajo.
 Aumento de la capacidad de concreto para resistir esfuerzo cortante.
 Notoria reducción de las fisuras bajo cargas anormales y recuperación de las mismas
cuando desaparecen los factores de perturbación.
 Al disminuir los esfuerzos de tracción sobre el concreto, los postes pueden ser
manipulados sin sufrir daños.
 Los postes de concreto pretensado son relativamente elásticos.
 Resisten la corrosión
 Son considerablemente más resistentes y livianos.
 El resultado de una mejor cohesión entre el acero y el concreto produce una mayor
contracción y un acabado más denso y liso.
 Son fabricados con amplios espacios internos para colocar cables, aparatos eléctricos y
de control
 Comportamiento elástico y utilización de la sección total.
 Permite salvar grandes luces con cantos muy reducidos.
 Ahorro de acero debido a la posibilidad de utilizar totalmente la armadura hasta cerca
de su límite elástico y, como consecuencia, una reducción en la cuantía.
 Aligeramiento de la construcción y, por tanto, reducción de las secciones de elementos
sustanciales como pilares y cimientos.
 Eleva la durabilidad de la construcción.
 El sistema de pretensado garantiza una mayor calidad en el desempeño de los postes
de concreto. Algunas de sus mayores ventajas son:
 Disminución de los esfuerzos de tracción en el concreto, bajo cargas de trabajo.
 Aumento de la capacidad de concreto para resistir esfuerzo cortante.
 Notoria reducción de las fisuras bajo cargas anormales y recuperación de las mismas
cuando desaparecen los factores de perturbación.
 Al disminuir los esfuerzos de tracción sobre el concreto, los postes pueden ser
manipulados sin sufrir daños.
 Los postes de concreto pretensado son relativamente elásticos.
 Resisten la corrosión
 Son considerablemente más resistentes y livianos.
 El resultado de una mejor cohesión entre el acero y el concreto produce una mayor
contracción y un acabado más denso y liso.
 Son fabricados con amplios espacios internos para colocar cables, aparatos eléctricos y
de control.
 Se mide el alargamiento de los tendones, así como la fuerza aplicada por los gatos:

Con la cimbra en su lugar, se vacía el concreto en torno al tendón esforzado. A menudo se


usa un concreto de alta resistencia a corto tiempo, a la vez que curado con vapor de agua, para
acelerar el endurecimiento del concreto. Después de haberse logrado suficiente resistencia, se
alivia la presión en los gatos, los torones tienden a acortarse, pero no lo hacen por estar
ligados por adherencia al concreto.

DESVENTAJAS

Salta a la vista, la importancia que tiene el hormigón pretensado, no obstante, ofrece algunas
desventajas como la aplicación del pretensado en obras de pequeña y mediana importancias,
así como en la fabricación de elementos pretensados en serie donde se necesitan grandes
inversiones de capital para efectuar las instalaciones.

PERDIDAS DE PRETENSADO

Generalidades y Clasificación.

Se denomina pérdidas de pretensado a todas las pérdidas verificadas en los esfuerzos


aplicados a los cables de pretensado. Estas pérdidas se agrupan en dos categorías: según el
agente causante y según cuando suceden

Según el Agente Causante


• Por fricción

• En los anclajes

• Acortamiento Elástico del Hormigón

• Retracción y Fluencia del Hormigón

• Relajación del Acero

Según Cuando Suceden

• Pérdidas Inmediatas

• Pérdidas Diferidas

Perdidas Inmediatas

• Fricción

• Anclajes

• Acortamiento Elástico del Hormigón

Perdidas Diferidas

• Retracción del Hormigón

• Fluencia del Hormigón

• Relajación del Acero

Las pérdidas inmediatas pueden ser medidas y controladas en las obras, de modo que se
puede saber con mayor o menor precisión, el esfuerzo inicial de pretensado P0 aplicado en
cada sección de la pieza de hormigón. Las pérdidas diferidas se suceden en un período de
varios años, después del cual el esfuerzo de pretensado aplicado en cada sección alcanza el
valor:

Las pérdidas diferidas sufren influencia de las condiciones ambientales de la obra, tornándose
poco precisa la previsión del valor de P∞.

Las pérdidas inmediatas, sobre todo las debidas a la fricción, pueden alcanzar valores
considerables, dependiendo de la geometría de los cables y del coeficiente de fricción, en los
puntos de contacto entre el cable y la pieza pretensada. Como el proyecto es calculado
suponiendo un coeficiente de fricción medio, es esencial controlar en la obra, el
comportamiento de cada cable, lo que se hace comparando el alargamiento medido en el
cable con el alargamiento calculado en el plano de pretensado.

Las pérdidas diferidas pueden alcanzar valores de 20 a 25% del esfuerzo inicial instalado 0 P,
dependiendo de los materiales utilizados y de las condiciones termo-higrométricas de
exposición de la obra. El valor del esfuerzo de pretensado final P∞, puede ser apenas
estimado, utilizándose en general fórmulas empíricas, basadas en condiciones experimentales.
PÉRDIDAS INMEDIATAS:

Pérdidas por fricción

Estas pérdidas por fricción tienen gran importancia en la determinación del esfuerzo inicial de
pretensado aplicado en cada sección de la viga.

Por fricción en los gatos hidráulicos

Los gatos hidráulicos presentan pérdidas por fricción, de manera que el esfuerzo efectivo
aplicado en el cable es ligeramente inferior al producto de la presión manométrica por el área
del cilindro de pretensado. Estas pérdidas son en general determinadas experimentalmente en
conjunto con las pérdidas de fricción en los anclajes y compensadas por incrementos aplicados
a las presiones manométricas.

Por fricción del cable en el anclaje

En los sistemas donde los cables sufren cambios de dirección en las placas de anclaje, existe
una pérdida por fricción cuando el cable es estirado por el gato de pretensado. Las pérdidas
por fricción en el anclaje son determinadas experimentalmente en conjunto con las pérdidas
por fricción en los gatos. Los ensayos revelan que las pérdidas por fricción en el conjunto (gato
+ anclaje) varían de 3% a 8%, pudiendo adoptarse un valor medio de 5%.

Por fricción a lo largo del cable

En los sistemas de cables internos, que son los de uso mas corriente, los cables tienen en
general una trayectoria curva. Al ser estirados durante el pretensado, ellos friccionan contra
las paredes de las vainas, provocando pérdidas en el esfuerzo de pretensado.

Una vez que las pérdidas por fricción en el gato y en el anclaje son compensados por
incrementos en la presión manométrica, los cálculos de pérdidas por fricción a lo largo del
cable son generalmente hechos a partir de Max P, esfuerzo de pretensado efectivo aplicado en
la extremidad del cable, junto al anclaje. Ese esfuerzo sufre a lo largo del cable una reducción,
debida a la fricción del cable contra las vainas que aíslan el cable del hormigón en la viga.

Pérdidas en los anclajes

Son las pérdidas que se verifican en el alargamiento de los cables en el momento de la


transferencia del esfuerzo del elemento tensor hacia el anclaje.

En los sistemas con cables pretraccionados, el esfuerzo en los hilos es absorbido por el
hormigón, por adherencia en una cierta longitud. La tensión del hilo es nula en la fase de la
viga. En estos casos, no existe pérdida de anclaje.

En los sistemas con cables post-traccionados, los cables son estirados con auxilio de gatos,
siendo el esfuerzo en los gatos posteriormente transferidos a los anclajes mecánicos. En
muchos sistemas, la transferencia de esfuerzos se hace sin pérdidas de alargamiento del cable,
otros sistemas, principalmente los basados en cuñas, realizan la transferencia del esfuerzo con
pérdidas de alargamiento del cable.
Entre los sistemas con armaduras post-traccionadas, sin pérdidas en los anclajes podemos
citar:

• Sistemas de grandes bloques de anclaje en el hormigón.

• Sistemas de anclaje con rosca y perno.

• Sistemas de anclaje apoyados en la argamasa o lechada de inyección.

Pérdidas en los anclajes muertos

Los anclajes muertos realizados por inmersión del cable en el hormigón (anclajes por fricción y
adherencia) o por medios mecánicos rígidos (pernos y rosca, botones apoyados en placas), no
permiten desplazamiento del cable, y por tanto no tienen pérdidas de pretensado, salvo
naturalmente fallas de ejecución.

En los cables anclados con cuña central, se acostumbra realizar un anclaje muerto usando un
anclaje activo, con las cuñas preclavadas. A pesar del fuerte encuñamiento previo, esos
anclajes muertos presentan las mismas pérdidas de penetración de cuñas que los anclajes
activos. Este hecho debe tomarse en cuenta en el cálculo del alargamiento de los cables
pretensados solamente en una extremidad. En los cables de cordones anclados con cuñas
individuales, se usan también anclajes activos como anclajes muertos.

Pérdidas por el acortamiento elástico del hormigón

Cuando la fuerza de pretensado se transfiere a una pieza, existirá un acortamiento elástico en


el concreto a medida en que se comprime. Éste puede determinarse fácilmente por la propia
relación esfuerzo-deformación del concreto. La cantidad de acortamiento elástico que
contribuye a las pérdidas depende en el método de pretensado. Para miembros pretensados,
en los cuales el tendón se encuentra adherido al concreto al momento de la transferencia, el
cambio en la deformación del acero es el mismo que el de la deformación de compresión del
concreto al nivel del centro de gravedad del acero. Para los miembros postensados en los
cuales se tensan al mismo tiempo a todos los tendones, la deformación elástica del concreto
ocurre cuando se aplica la fuerza en el gato, y existe un acortamiento inmediato por lo que no
existen pérdidas. No será este el caso si los diversos tendones se tensan consecutivamente.

PÉRDIDAS DIFERIDAS:

Pérdida por Retracción del Hormigón

La retracción por secado del concreto provoca una reducción en la deformación del acero del
pretensado igual a la deformación por retracción del concreto. La reducción del esfuerzo
resultante en el acero constituye una componente importante de la pérdida del esfuerzo para
todos los tipos de vigas de concreto pretensado.
Pérdida por Fluencia del Hormigón

El flujo plástico es la propiedad de muchos materiales mediante la cual ellos continúan


deformándose a través de lapsos considerables bajo un estado constante de esfuerzo o carga.
La velocidad del incremento de la deformación es grande al principio, pero disminuye con el
tiempo, hasta que después de muchos meses alcanza asintóticamente un valor constante.

Pérdida por Relajación del Acero

Cuando al acero del pretensado se le esfuerza hasta los niveles que son usuales durante el
tensado inicial y al actuar las cargas de servicio, se presenta una propiedad que se conoce
como relajación Se define como la pérdida de esfuerzo en un material esforzado mantenido
con longitud constante y tensión elevada.

PÉRDIDAS DEL PRETENSADO

Las pérdidas se pueden agrupar según su momento de ocurrencia en:

•PREVIAS

•INSTANTÁNEAS

•DIFERIDAS

EL PRETENSADO COMO COACCIÓN ARTIFICIAL

El concreto es un material durable y resistente pero, dado que se trabaja en su forma líquida,
prácticamente puede adquirir cualquier forma. .Esta combinación de características es la razón
principal por la que es un material de construcción tan popular para exteriores.

Ya sea que adquiera la forma de un camino de entrada amplio hacia una casa moderna, un
paso vehicular semicircular frente a una residencia, o una modesta entrada delantera, el
concreto proporciona solidez y permanencia a los lugares donde vivimos.

En la forma de caminos y entradas, el concreto nos conduce a nuestro hogar, proporcionando


un sendero confortable hacia la puerta.

Además de servir a nuestras necesidades diarias en escalones exteriores, entradas y caminos,


el concreto también es parte de nuestro tiempo libre, al proporcionar la superficie adecuada
para un patio.

El concreto de uso común, o convencional, se produce mediante la mezcla de tres


componentes esenciales, cemento, agua y agregados, a los cuales eventualmente se incorpora
un cuarto componente que genéricamente se designa como aditivo.

El concreto pretensado ya no es una novedad: Las primeras obras que lo aplicaron en el Perú
han cumplido más de 50 años.
Su utilización en la construcción de puentes, en vigas grandes luces, en recipientes sujetos a
presión interna y en multitud de elementos prefabricados es no solamente usual sino
generalmente preferida –tanto por la economía que se logra como por un mejor
comportamiento- no solo al empleo del concreto armado sino también del acero.

Este documento solo pretende tratar algunos temas conceptuales vitales para el correcto
entendimiento de la “idea” que es el concreto pretensado.

Idea que lo hace radicalmente distinto al concreto armado en la concepción y diseño de las
obras. El tratamiento del tema se ha limitado a la aplicación del concreto pretensado a vigas.

Aspectos Básicos

En términos convencionales pretensar una estructura –o un elemento estructural- es


introducirle esfuerzos previamente a su puesta en servicio con el propósito de contrarrestar
aquellos que serán ocasionados por la aplicación de las cargas que actuarán cuando ella entre
en servicio.

Otra forma de definir el pretensado – ciertamente una definición que enriquece


significativamente su entendimiento y que desarrollaremos en detalle más adelante- es decir
que consiste en la aplicación de la estructura de cargas previas de sentido contrario a las que
actuarán sobre la estructura o el elemento en servicio.

Evidentemente no es lógico presentar estructuras de materiales – como el acero o la madera-


que tienen la propiedad de tener resistencias iguales, o prácticamente iguales, para aceptar
refuerzos de tracción y de compresión. Tampoco será apropiado pretensar estructuras en las
que ocurrirán inversiones significativas de esfuerzos: el caso, por ejemplo, de estructuras
sometidas a acciones sísmicas severas.

El concreto se caracteriza por tener esfuerzos resistentes muy disímiles en tracción (reducidos
y asumidos como nulos en la mayor parte de las estructuras) y compresión (elevados) y, es,
por lo tanto el material ideal – así como también lo es la albañilería – para ser pretensado. La
idea básica es aplicar pre esfuerzos de compresión donde aparecerán los de tracción
proveyendo así –artificialmente- al material la capacidad para resistir aquellos esfuerzos que
no son propios de su naturaleza resistente. De allí el origen y la justificación teórica de la idea
del concreto pretensado.

Se puede pensar en varias maneras de pretensar elementos de concreto. Una manera


elemental – de aplicación práctica muy infrecuente- es colocar el elemento entre dos
contrafuertes y apretarlo con gatas que reaccionan contra los contrafuertes. En la práctica
actual el procedimiento casi universal es estirar los alambres, barras o torones de acero,
llamados genéricamente tendones- y anclarlos al concreto: cuando estos tendones tratan de
regresar a su longitud inicial el concreto resiste, impidiéndolo, y es consecuentemente
pretensado.

Existen dos modos de proceder para anclar los tendones. El primero –llamado pretensionado y
empleado generalmente en la pre fabricación de elementos de concreto pretensado – consiste
en estirar primero los tendones y anclarlos en contrafuertes, el concreto se llena luego
envolviendo estos tendones y cuando adquiere la resistencia debida, el anclaje se transfiere de
los contractuales del concreto. El anclaje es en este caso por adherencia entre los tendones y
el concreto y, por ello, para asegurar el anclaje, los tendones deben ser alambres o tornes
individuales. El segundo modo empleado generalmente en la construcción in-situ y llamado
postensionado consiste en construir primero el elemento de concreto dejándole ductos donde
están colocados o se colocan (posteriormente el llenado del concreto) los tendones, cuando el
concreto ha adquirido la resistencia debida los tendones son estirados y anclados con sistemas
mecánicos. Cuñas o tuercas, por ejemplo contra los extremos del elemento de concreto. Los
tendones en este caso pueden ser grupos de alambres o de torones o barras, y el ducto se
rellena con concreto líquido-grout o lechada de cemento- con propiedades expansivas para
proteger al tendón y asegurar la adherencia acero-concreto a lo largo de todo el recorrido del
tendón en el elemento.

La aplicación práctica de la idea de pretensar el concreto requiere, para ser entendida, de una
breve historia. Desde fines del siglo pasado muchos ingenieros – que tenían que ser entonces
no solo simultáneamente proyectistas y constructores, sino también investigadores e
inventores- trataron de pretensar elementos de concreto, generalmente vigas. El
procedimiento usual consistía en proveer a una barra de acero dulce con roscas en los
extremos y luego estirar la barra ajustándola contra el concreto mediante tuercas. El
procedimiento funcionaba inicialmente pero con el tiempo, sin que los ingenieros supieran la
razón, se perdían el pretensado y los efectos deseados se desvanecían.

APLICACIONES DEL ESTADO DE COACCIÓN

A. Para colocar el concreto en servicio a una edad mucho menor, por ejemplo dar tráfico a
pavimentos a 3 días de su colocación.

B. Para construir edificios altos reduciendo la sección de las columnas e incrementando el


espacio disponible.

C. Para construir superestructuras de puentes de mucha luz y para mejorar la durabilidad de


sus elementos.

D. Para satisfacer necesidades específicas de ciertas aplicaciones especiales como por ejemplo
durabilidad, módulo de elasticidad y resistencia a la flexión. Entre algunas de dichas
aplicaciones se cuentas presas, cubiertas de graderías, cimentaciones marinas, parqueaderos,
y pisos industriales de tráfico pesado. (Cabe señalar que el concreto de alta resistencia no es
garantía por sí mismo de durabilidad).
COMPORTAMIENTO DEL HORMIGÓN PRETENSADO

Analizaremos el procedimiento de pretensado para una viga simplemente apoyada sometida a


carga uniforme.

Se introduce un tendón en la viga y se pretensa.

Luego veremos que este tendón puede ser una o varias barras de acero, que pueden tensarse
antes o después del hormigonado.

El tendón es sometido a tracción en el proceso de pretensado. Debe ser anclado con topes en
sus extremos. Luego de liberados los topes de anclaje, el hormigón impide el acortamiento,
generando precompresión. Esto último, es lo que evita que en el hormigón se den esfuerzos de
tracción. Analicemos la posición relativa del tendón, respecto al eje de la pieza. Para ello,
veamos primeramente, como sería (en función del flector) el diagrama de solicitaciones de una
viga simplemente apoyada que puede resistir tracciones:
Veamos el caso de un tendón lineal centrado, es decir, colocado en el centro de gravedad de la
pieza:

La pieza estará sometida al peso (suma de peso propio y cargas externas) y a la tensión de pre-
compresión. Se aplica una tensión de pretensado, tal que las compresiones a causa del
pretensado igualan a las tracciones a causa del peso

Calculamos los flectores y los axiles, y las solicitaciones en la sección central como
consecuencia dela suma de ambos esfuerzos:
El resultado obtenido es el de una pieza que está sometida solamente a compresión, es decir,
no hay tracciones, pero cabe observar que las compresiones son muy altas

Veamos el caso de un tendón lineal descentrado, es decir, colocado a cierta distancia del
centro de gravedad de la pieza, para la cual tomaremos una distancia h/6:

Ahora la pieza además de estar sometida por un lado al peso (suma de peso propio y cargas
externas) y por otro a la tensión de pre-compresión, también está sometida a un momento
generado por la excentricidad del tendón. Se aplica una tensión de pretensado, tal que si
estuviera centrada en el eje de la pieza, las compresiones a causa del pretensado serían
menores a las tracciones a causa del peso
Calculamos ahora los flectores (causados por p y por la aplicación descentrada de la carga) y
los axiles, y las solicitaciones en la sección central como consecuencia de la suma de ambos
esfuerzos:

El resultado obtenido es el de una pieza que está sometida solamente a compresión, es decir,
no hay tracciones, y las compresiones son menores, siendo la máxima la de pretensado
Esta explicación nos permite entender a grandes rasgos el comportamiento de una estructura
pretensada. No obstante, cabe señalar que esta explicación es una simplificación de la
realidad, ya que intervienen otros factores que no se han tenido en cuenta en este análisis.
Nos referimos al acortamiento del hormigón por retracción y fluencia y también a la relajación
isotérmica de las armaduras activas, es decir, su pérdida de tensión a lo largo del tiempo
debido a la temperatura. Estos efectos reducen la pre compresión. De todos modos, este
ejemplo es válido sabiendo que es un análisis esquemático que requiere ser complementado
con la consideración de estos fenómenos.