Вы находитесь на странице: 1из 21

JURISPRUDENCIA

Roj: SAP Z 1157/2018 - ECLI: ES:APZ:2018:1157


Id Cendoj: 50297370062018100205
Órgano: Audiencia Provincial
Sede: Zaragoza
Sección: 6
Fecha: 16/07/2018
Nº de Recurso: 53/2017
Nº de Resolución: 199/2018
Procedimiento: Penal. Procedimiento abreviado y sumario
Ponente: CARLOS LASALA ALBASINI
Tipo de Resolución: Sentencia

AUDIENCIA PROVINCIAL DE ZARAGOZA


SECCIÓN SEXTA
ROLLO DE SALA (PA) Nº 53/2017
SENTENCIA Nº 199/2018
EN NOMBRE DE S.M. EL REY
ILMOS. SEÑORES:
PRESIDENTE
D. RUBÉN BLASCO OBEDÉ
MAGISTRADOS
D. CARLOS LASALA ALBASINI
D. FRANCISCO JOSE PICAZO BLASCO
En la ciudad de Zaragoza, a dieciséis de Julio de dos mil dieciocho.
Esta Sección Sexta de la Audiencia Provincial , constituida por los Ilmos. Señores que al margen se expresan,
ha visto en juicio oral y público la presente causa Diligencias Previas nº 288/2013 del Juzgado de Primera
Instancia e Instrucción nº 2 de La Almunia de Dª Godina (Zaragoza) la cual ha dado lugar al presente Rollo de
Sala nº53/2017 , por los presuntos delitos de Daños y Hurto contra el Patrimonio histórico y de Contrabando
contra los acusados siguientes:
1.- Luis Francisco , con D.N.I. nº NUM000 nacido en Morata de Jalón (Zaragoza) el día NUM001 -1947, hijo
de Arcadio y de Marcelina , cuyo estado civil, oficio, instrucción y solvencia no constan, sin antecedentes
penales, el cual se halla en situación personal de libertad incondicional y absoluta por esta causa, con domicilio
en la localidad de Morata de Jalón (Zaragoza) en la CALLE000 nº NUM002 , piso NUM003 NUM004 de
la expresada localidad. Se halla representado por el procurador Dª. Juan José García Gayarre y defendido por
el Letrado D. Jose María Vilades Laborda .
2.- Felix , con D.N.I. nº NUM005 hijo de Federico y Felicidad y cuyo estado civil, oficio, solvencia e instrucción
no constan, sin antecedentes penales, en situación personal de libertad incondicional y absoluta por esta
Causa y con domicilio en la localidad de Alagón (Zaragoza) en la CALLE001 nº NUM006 de dicha localidad.
Felix se halla también representado por el procurador Dª. Juan José García Gayarre y también defendido por
el Letrado D. Jose María Vilades Laborda .
Ejercitan la Acusación particular, como perjudicado, por un lado, el AYUNTAMIENTO DE ARANDA DEL
MONCAYO (ZARAGOZA) , representado por la procuradora Dª Gloria García Pastor y asistido por el Letrado D.
Ángel Trivez Rino , y por otro lado, ejercita la Acusación particular, también como perjudicada la COMUNIDAD
AUTÓNOMA DE ARAGÓN, representado y asistido de forma conjunta y simultánea por el Letrado de la
Comunidad Autónoma de Aragón D. Jose Luis Gay Martí.

1
JURISPRUDENCIA

Es también parte acusadora el Ministerio Fiscal en ejercicio de la Acción Pública.


Es Ponente de esta Sentencia el Ilmo. Sr. D. CARLOS LASALA ALBASINI , Magistrado de esta Sección Sexta
quien expresa de forma motivada y razonada la meditada decisión de este Tribunal.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO .- En virtud de un atestado del SEPRONA de la Guardia Civil de Madrid al que se acumuló una
denuncia de la Fiscalía Coordinadora del Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico y Artístico con
sede en la ciudad de Madrid incoó la señora Juez de Instrucción nº 2 de La Almunia de Dª Godina (Zaragoza)
sus Diligencias Previas nº 288/2013 en las que fueron acusados los investigados Luis Francisco y Felix
tanto por el Ministerio Fiscal como por las dos Acusaciones particulares constituidas como perjudicadas en
la presente causa (el Ayuntamiento de Aranda de Moncayo y el Gobierno de Aragón) en sus Conclusiones
Provisionales como presuntos autores de los siguientes delitos: Luis Francisco fue acusado por el Ministerio
Fiscal como presunto autor de un delito de Receptación tipificado en el artículo 301-1º del Código Penal vigente
(por posesión y adquisición de bienes sabiendo que tenían su origen en una actuación delictiva) y también fue
acusado por el Ministerio Fiscal como presunto autor de un delito de daños intencionados en bienes de valor
histórico y en un yacimiento arqueológico, delito tipificado en el artículo 323-2º del Código Penal .
Felix fue acusado por el Ministerio Fiscal como presunto autor de un delito de Receptación tipificado en el
artículo 301-1º del Código Penal vigente.
Luis Francisco fue acusado por el Letrado de la Comunidad Autónoma de Aragón como presunto autor de
un delito de daños materiales intencionados contra el Patrimonio Histórico Español tipificado en el artículo
323-2º del Código Penal vigente y como presunto autor de un delito de Contrabando tipificado en el artículo
2-2.a) de la Ley Orgánica 12/1995 de 12-12-1995 .
Los mismos delitos imputó la Acusación particular del Gobierno de Aragón al acusado Felix .
La Acusación particular del Ayuntamiento de Aranda de Moncayo (Zaragoza) en sus Conclusiones
Provisionales imputó tanto al acusado Luis Francisco como al acusado Felix la comisión por cada uno de
ellos de un delito continuado de daños materiales intencionados contra el Patrimonio Histórico y Arqueológico
español tipificado en los artículos 323 y 74 del Código Penal vigente en concurso medial con un delito
consumado de Hurto continuado tipificado en los artículos 235-1.1 º y 74 del Código Penal vigente.
También les imputó a ambos la expresada Acusación particular del Ayuntamiento de Aranda de Moncayo la
comisión de un delito de Contrabando tipificado en el artículo 2-2.a) de la Ley Orgánica 12/1995 de 12-12-1995
de represión del Contrabando.
SEGUNDO .- La señora Juez de 1ª Instancia e Instrucción nº dos de La Almunia de Dª Godina decretó la
apertura del juicio oral contra los acusados Luis Francisco y Felix mediante su Auto de fecha 25-5-2017
en el que declaró competente para el Conocimiento y Fallo de la presente Causa a esta Audiencia Provincial
de Zaragoza.
La conjunta representación procesal de los acusados Luis Francisco y Felix presentó su Escrito de
Conclusiones Provisionales el día 29-6-2017 y en ellas negó que sus dos representados y patrocinados
hubieran cometido los hechos que les atribuían tanto el Ministerio Fiscal como las dos Acusaciones
particulares constituidas y por ello solicitó la libre absolución tanto de Luis Francisco como de Felix con
todos los pronunciamientos favorables y con declaración de las costas de oficio.
TERCERO .- Tras todo lo expuesto la señora Juez de Instrucción nº dos de La Almunia de Dª Godina (Zaragoza)
elevó su Causa (Diligencias Previas nº 288/2017) a esta Audiencia Provincial de Zaragoza mediante Diligencia
de Ordenación de fecha 30-6-2017 de la Secretaria Judicial de dicho Juzgado de Instrucción nº 2 de La Almunia
de Dª Godina.
Tales Diligencias Previas nº 288/2017 del Juzgado de Instrucción nº dos de La Almunia de Dª Godina
(Zaragoza) tuvieron su entrada en la Sección de Registro y Reparto de esta Audiencia Provincial de Zaragoza
el día 11-7-2017 donde fueron turnadas a esta Sección Sexta de esta Audiencia Provincial de Zaragoza.
Mediante Diligencia de Ordenación de fecha 12-7-2017 la Secretaria Judicial de esta Sección Sexta tuvo
por recibidas las citadas Diligencias Previas 288/2013 y acordó incoar y registrar el presente Rollo de Sala
nº 53/2017 y designar Ponente conforme al turno establecido al Ilmo. Sr. D. CARLOS LASALA ALBASINI ,
Magistrado de esta Sección Sexta a quien entregó la Causa para el examen de las pruebas propuestas por
las partes personadas.

2
JURISPRUDENCIA

Mediante Auto de fecha 26-9-2017 esta Sala declaró pertinentes todas las pruebas propuestas tanto por el
Ministerio Fiscal como por las dos Acusaciones particulares constituidas, como por la conjunta defensa de
ambos acusados
En ese mismo Auto de fecha 26-9-2017 esta Sala ordenó librar las oportunas órdenes de citación a los
acusados y a los testigos.
En ese mismo Auto esta Sala ordenó a la Letrada de la Administración de Justicia de esta Sección Sexta que
previa consulta a la Agenda Programada de Señalamientos, procediera al señalamiento de día y hora para el
inicio de las sesiones del juicio oral, teniendo muy en cuenta los criterios establecidos en el artículo 785-2º de
la vigente Ley de Enjuiciamiento Criminal .
CUARTO.- La Letrada de la Administración de Justicia de esta Sección Sexta dictó una Diligencia de
Ordenación de fecha 3-10-2017 en la que señaló el día 2-4- 2018 a las 10 horas de la mañana para el inicio de
las sesiones del juicio oral en la Sala de Audiencias nº 3 y que el juicio oral continuaría el día 3-4-2018 a las 10
horas de la mañana en la misma Sala de vistas nº 3 de esta Audiencia Provincial de Zaragoza.
También acordó citar a las partes y a los testigos y a los acusados de forma personal.
Llegado el día 2-4-2018 se inició la Vista oral a las 10 horas con la presencia personal de ambos acusados
y demás partes personadas.
Tal juicio oral se celebró desde las 10 horas del día 2-4-2018 hasta las 14 horas del mismo día y desde las 10
horas del día 3-4-2018 hasta las 14 horas y 30' de ese día, y prosiguiendo por la tarde a las 17 horas para los
Informes finales de las partes Acusadoras y de la Defensa de ambos acusados, concluyendo a las 20 horas,
dando la última palabra a los dos acusados y quedando la Causa vista para Sentencia.
QUINTO.- A. El Ministerio Fiscal en sus Conclusiones Definitivas calificó los hechos enjuiciados como
constitutivos de los siguientes delitos:
1.- De Blanqueo de capitales tipificado en el artículo 301-1º del Código Penal vigente por posesión y transmisión
de bienes sabiendo que tienen su origen en una actividad delictiva.
2.- De un delito de daños dolosos o intencionados sobre el yacimiento arqueológico terrestre español tipificado
en el artículo 323 del Código Penal vigente.
B. Estimó el Ministerio fiscal que de esos dos delitos era responsable en concepto de autor el acusado Luis
Francisco mientras que el acusado Felix era responsable solamente del delito de Receptación tipificado en
el artículo 301-1º del Código Penal vigente.
C. Estimó el Ministerio Fiscal que no concurrían circunstancias modificativas de su responsabilidad criminal
en los dos acusados antecitados, Luis Francisco y Felix .
D. Solicitó el Ministerio Fiscal que se le impusieran al acusado Luis Francisco como autor del delito de
receptación del artículo 301-1º del Código Penal vigente la pena de tres años de prisión con la pena accesoria
de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante todo el tiempo de su condena privativa de
libertad y una multa de 120.000 euros con una responsabilidad personal subsidiaria de seis meses de privación
de libertad.
E. También solicitó el Ministerio Fiscal que se le impusieran al acusado Luis Francisco como autor del delito
de daños materiales intencionados sobre un yacimiento arqueológico del artículo 323 del Código Penal vigente
la pena de dos años de prisión con la pena accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio
pasivo durante todo el tiempo de su condena privativa de libertad y también pidió que se le impusiera a Luis
Francisco una multa de dieciocho meses (540 días-multa) con una cuota diaria de 12 euros con el arresto
personal subsidiario previsto en el artículo 53 del Código Penal para caso de impago de la expresada multa
e insolvencia del acusado Luis Francisco .
F. Solicitó el Ministerio Fiscal que el acusado Felix fuera condenado como autor responsable del delito de
Receptación del artículo 301 del Código Penal vigente, a la pena de tres años de prisión, con la pena accesoria
de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante todo el tiempo de su condena privativa
de libertad.
También pidió el Ministerio Fiscal que el acusado Felix fuera condenado a una pena de multa de 180.000
euros con la responsabilidad personal subsidiaria de seis meses de privación de libertad para caso de impago
de esa multa e insolvencia de este acusado.

3
JURISPRUDENCIA

G. Solicitó igualmente el ministerio Fiscal en sus Conclusiones Definitivas que en lo referente a la


responsabilidad civil de ambos acusados, se procediera a la entrega definitiva al Estado Español y a la
Comunidad Autónoma de Aragón de todos los efectos intervenidos.
También solicitó el Ministerio Fiscal en sus Conclusiones Definitivas respecto de la responsabilidad civil de
ambos acusados, en lo referente a los veinte cascos celtíberos sacados ilegalmente de España que procedía
acordar el decomiso de esos veinte cascos celtíberos y su entrega al Estado Español y a la Comunidad
Autónoma de Aragón en aplicación de lo dispuesto en el artículo 110-1 , 111 y 127-1º bis, ter y quater del Código
Penal , y en aplicación también de la Directiva nº 2016/42/UE de 3-4-2014 sobre el embargo y el decomiso
de los instrumentos y del producto del delito en la Unión Europea. Tal Directiva impone acordar el decomiso
de los veinte cascos celtíberos y su entrega a tal efecto al Estado Español aun cuando esos veinte cascos
hayan sido transferidos a terceras personas pues esas terceras personas los adquirieron, necesariamente, con
conocimiento de que procedían de una actividad ilícita pues cualquier persona diligente habría tenido motivos
para sospechar, dadas las circunstancias del caso, del origen ilícito de esos veinte cascos celtíberos.
Los Estados miembros de la Unión Europea tienen la facultad de iniciar ante cualquier Tribunal competente
procedimiento de decomiso en relación con procedimientos penales que incluyan el producto directo
de la actividad delictiva y todas las ventajas económicas indirectas, incluida la posterior reinversión o
transformación del producto directo.
También esgrimió el Ministerio Fiscal el artículo 29-1 de la Ley 16/1985 de 25-6-1985 de Patrimonio Histórico
Español que establece que pertenecen al Estado Español los bienes muebles integrantes del Patrimonio
Histórico Español que sean exportados sin la autorización requerida por el artículo 5º de dicha Ley .
Esa Ley establece que dichos bienes muebles integrantes del Patrimonio Histórico español, son inalienables,
inembargables e imprescriptibles; correspondiendo a la Administración del Estado Español realizar los actos
conducentes a la total recuperación de los bienes exportados ilegalmente.
Igualmente esgrimió el Ministerio Fiscal el artículo 7º de la Ley 3/1999 de 10-3-1999 sobre el Patrimonio
Cultural Aragonés que faculta a la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón para utilizar todos
los medios disponibles a su alcance a fin de asegurar el retorno a Aragón de aquellos bienes de Patrimonio
Cultural Aragonés que se hallen fuera del territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón.
H. Finalmente, de forma alternativa solicitó el Ministerio Fiscal que para el caso de que los procesos judiciales
y administrativos tendentes a la recuperación de los veinte cascos celtíberos resultasen infructuosos, que se
proceda, en fase de ejecución de Sentencia, a tasar el valor de los cascos celtíberos que no se hayan podido
recuperar, a los efectos de que el acusado Luis Francisco indemnice al Estado Español y a la Comunidad
Autónoma de Aragón por el valor de los cascos celtíberos que no se pudieran recuperar.
Finalmente también solicitó el Ministerio Fiscal que el acusado Luis Francisco indemnice al Estado Español y
a la Comunidad Autónoma de Aragón con la cantidad de 106.825'50 euros por el valor de los daños causados
en el yacimiento de Aranda de Moncayo.
SEXTO.- A. La Acusación particular ejercitada como perjudicado por el Gobierno de Aragón en sus
Conclusiones Definitivas calificó los hechos enjuiciados como constitutivos de los siguientes delitos:
1.- Un delito continuado de daños materiales intencionados un yacimiento arqueológico terrestre español y
aragonés tipificado en el artículo 323-2º del Código Penal vigente.
2.- Un delito de Contrabando tipificado en el artículo 2-2-a) de la Ley Orgánica nº 12/1995 de Represión del
Contrabando .
B. Estimó la Acusación particular del Gobierno de Aragón que de estos dos delitos eran responsables los
acusados Luis Francisco y Felix y que no concurrían en ambos acusados circunstancias modificativas de
su responsabilidad criminal.
C. Solicitó contra ambos acusados la pena de cuatro años de prisión para cada uno de ellos como autores de
un delito continuado de daños materiales intencionados contra el Patrimonio Histórico y Arqueológico Español
y la prohibición para cada uno de los acusados de poder contratar con el sector público, de conformidad con
lo dispuesto en el artículo 60 de TRLCSP, aprobado por Real Decreto Legislativo nº 3/2011 .
También solicitó esta Acusación particular que los acusados Luis Francisco y Felix fueran condenados como
autores de un delito de Contrabando tipificado en el artículo 2-2-a) de la Ley Orgánica 12/1995 de represión del
contrabando a la pena de tres años de prisión para cada uno, de conformidad con lo dispuesto en el artículo
3.1 párrafo segundo último inciso y que se les impusiera también a ambos la prohibición de contratar con el
sector público de conformidad con el artículo 60 del TRLCSP apelado por Real Decreto Legislativo nº 3/2011 .

4
JURISPRUDENCIA

D. Finalmente solicitó la Acusación particular del Gobierno de Aragón que los dos acusados antecitados fueran
condenados a indemnizar a la Comunidad Autónoma de Aragón con la cantidad de 106.825'50 euros más los
intereses legales, de conformidad con la cifra calculada por los peritos del Gobierno de Aragón en su Informe
pericial entregado en el Juzgado de Instrucción nº 2 de La Almunia de Dª Godina el día 11-2-2015 por los daños
causados en el yacimiento de Aranda del Moncayo.
Hace mención aparte esta acusación particular de que los efectos incautados en la operación Helmet I tienen
una valoración económica de 46.329'21 euros y que los efectos intervenidos en la operación Helmet II tienen
un valor económico que asciende a 107.876'46 euros.
Todos esos efectos intervenidos en la operación Helmet I y Helmet II se encuentran actualmente en depósito
en la Caja acorazada del Gobierno de Aragón.
D. La Acusación particular del Gobierno de Aragón solicitó finalmente que ambos condenados fueran
condenados al pago de las costas del proceso por expreso mandato legal tanto del artículo 123 del Código
Penal vigente como del artículo 240-2º de la vigente Ley de Enjuiciamiento Criminal , incluyendo las costas
devengadas por la Acusación particular, especialmente las costas causadas a la Abogacía de la Comunidad
Autónoma de Aragón en su doble condición de Representación y Defensa del gobierno de Aragón.
SEPTIMO .- A. La Acusación particular ejercitada, como perjudicado, por el Ayuntamiento de Aranda de
Moncayo, en sus Conclusiones Definitivas calificó los hechos enjuiciados como constitutivos de los siguientes
delitos:
1.- Un delito continuado de daños materiales intencionados contra un yacimiento arqueológico Español
tipificado en los artículos 323 y 74 del Código Penal vigente en concurso medial con un delito continuado de
Hurto agravado del artículo 235-1-1 º y 74 del Código Penal vigente.
2.- Un delito de Contrabando tipificado en el artículo 2-2-a) de la Ley Orgánica 12/1995 de 12-12-1995 de
Represión del Contrabando y penado por el artículo 3 del mismo texto legal .
B. Estimó esa Acusación particular del Ayuntamiento de Aranda de Moncayo que de todos esos delitos eran
responsables en concepto de autores los acusados Luis Francisco y Felix .
C. Estimó igualmente esta Acusación particular que no concurrían circunstancias modificativas de la
responsabilidad criminal en ambos acusados.
D.- Solicitó la Acusación particular del Ayuntamiento de Aranda de Moncayo que se les impusiera a los
acusados Luis Francisco y Felix las penas de tres años de prisión para cada uno y una multa de 24 meses
también para cada uno, con una cuota/día de 50 euros y con la responsabilidad personal subsidiaria prevista
en el artículo 53 del Código Penal vigente, para caso de impago de la expresada multa e insolvencia, por el
delito continuado de daños materiales intencionados contra el Patrimonio Histórico y Arqueológico Español
en concurso medial con un delito continuado de Hurto.
También solicitó esta Acusación particular que ambos acusados fueran condenados a las penas de tres años
de prisión y multa de 184.000 euros por el delito de Contrabando.
E. Finalmente la Acusación particular ejercitada por el Ayuntamiento de Aranda de Moncayo, solicitó que
ambos acusados fueran condenados a sufragar el coste de la restauración del daño causado al yacimiento
arqueológico existente en el término municipal de Aranda de Moncayo conforme a las prescripciones técnicas
que sean indicadas en ejecución de Sentencia por los peritos funcionarios adscritos a la Diputación General
de Aragón firmantes de los Informes periciales obrantes en la Causa (Pieza de Convicción nº 4/15)
También pidió esta Acusación particular que ambos acusados fueran condenados al pago de las costas del
juicio incluidas las costas devengadas por la Acusación particular del Ayuntamiento de Aranda de Moncayo.
OCTAVO.- La Defensa conjunta de los acusados Luis Francisco y Felix manifestó en sus Conclusiones
Definitivas su total y absoluta disconformidad con los hechos que les imputaban a sus dos patrocinados tanto
el Ministerio Fiscal como las dos Acusaciones Particulares constituidas por lo que solicitó la libre absolución
de sus dos patrocinados con todos los pronunciamientos favorables y que se declararan de oficio las costas
del juicio.

HECHOS PROBADOS
PRIMERO.- En la "Comarca del Río Aranda" existió en el pasado una celtíbera ciudad llamada "Arátikos", que
fue erigida en la Edad del Hierro, entre los años 4.000 y 800 antes de Cristo y que fue destruida por el ejército

5
JURISPRUDENCIA

de Roma entre los años 74 a 72 antes de Cristo, a la par que la ciudad de Numancia, con motivo de las guerras
sertorianas.
El casco de esa antiquísima ciudad se asentaba sobre un cerro llamado Cerro de Castejón, que aún hoy domina
sobre la localidad de Aranda del Moncayo, perteneciente a la Provincia de Zaragoza.
Aledaña a esa antigua ciudad de Aratikos, se encontraba su necrópolis, hoy día aparecida junto al Camino de
Villaborja.
El acusado, Luis Francisco , era conocedor de la existencia de la expresada ciudad celtíbera y de su necrópolis
contigua y por ello, aun siendo oriundo de Morata de Jalón (Zaragoza) trasladó su vivienda a Illueca (Zaragoza)
y se dedicó de forma exclusiva y sistemática desde finales de los años 80 del pasado Siglo XX a excavar
en esa necrópolis, haciendo agujeros, zanjas y finalmente mediante una excavadora con la que extrajo gran
cantidad de tierra que cubría la expresada necrópolis y se la llevó a otra parte, para cribarla en busca de efectos
celtíberos y para el posterior rastreo del suelo y subsuelo mas inmediato, con detectores de metales y en
todos los casos, con notorio éxito, dando con ello lugar a ocultar en su domicilio de Illueca (Zaragoza) una
extraordinaria colección e piezas metálicas celtíberas, correspondientes a la edad del Hierro.
En esa labor de rastreo y expolio no tuvo interrupción el acusado, Luis Francisco , hasta el día 13-2-2013,
pues ese día 13-2-2013 la Sra. Juez de Instrucción nº dos de La Almunia de Doña Godina (Zaragoza) incoó
Diligencias Previas nº 181/2013, en las que decretó de forma inmediata la entrada y registro en los dos
domicilios del ahora acusado Luis Francisco . Un domicilio estaba en la localidad de Illueca (Zaragoza) en la
CALLE000 nº NUM002 , piso NUM003 NUM004 . El segundo domicilio del acusado Luis Francisco , estaba
junto al pantano de Maidevera, en el término municipal de Aranda del Moncayo (Zaragoza) y era una cabaña
de madera sita en el denominado PARAJE000 a un kilómetro y medio de distancia del Cerro de Castejón.
También dicha Juez de Instrucción nº dos de La Almunia de DªGodina, decretó la entrada y registro en un
mediano yate de recreo amarrado al suelo propiedad del citado acusado y muy próximo a la cabaña de madera.
Esas entradas y registros se efectuaron ese mismo día, 13-2-2013, y con ello se hallaron gran cantidad de
efectos metálicos de Aratikos, correspondientes al periodo comprendido entre los años 4.000 y 72 antes de
Cristo.
Muchos de esos efectos metálicos aun tenían restos de tierra húmeda y de hierbas, adheridas a los mismos,
pues su extracción del yacimiento arqueológico de Anatikos era muy reciente.
En la entrada y registro practicada por la Comisión judicial el día 13-2-2013 en el domicilio de Luis Francisco
, sito en la CALLE000 nº NUM002 , piso NUM003 NUM004 de la localidad de Illueca (Zaragoza), encontró
la comisión judicial una ingente cantidad de efectos arqueológicos celtíberos, de extraordinario valor e interés
histórico-arqueológico y cultural, así como un microscopio para calibrarlos y estudiarlos y productos químicos
para limpiar y restaurar los restos arqueológicos metálicos.
Esos efectos metálicos arqueológicos eran los siguientes:
1º.- Cinco elementos pertenecientes a cascos de guerra celtíberos y que corresponden a soportes para crestas.
2º.- Protector nasal de un casco celtíbero.
3º.- Carrillera de un casco celtíbero.
4º.- Dos fragmentos del borde de la calota de un casco celtibérico.
Todos estos restos de cascos celtíberos son de la variante hispano-calcídica, datados entre los siglos V
a II antes de Cristo, tratándose en todo caso de piezas de excepcional valor científico, histórico y cultural,
de producción celtíbera con características morfológicas técnicas y decorativas propias, original variante
hispánica de los cascos grecocalcidicos y con un origen y distribución exclusivo en la Península Ibérica y en
concreto procedentes del yacimiento de la ciudad celtíbera de Aratikos sita hoy en día en el término municipal
de Aranda del Moncayo (Zaragoza).
Los cascos del yacimiento arqueológico de Aranda del Moncayo son únicos en el mundo, de los cuales
solo están datados y documentados veinte de ellos, que se encuentran en estos momentos en el "Romiche-
Germaniche Central Museum de Mainz (Alemania).
El estudio de esos cascos hispanos-calcídicos, su morfología y características es esencial para conocer los
comportamientos militares, sociales y tecnicos de la época.

6
JURISPRUDENCIA

En el yacimiento de la necrópolis de Aratikos al que pertenecían esos cascos, cumplían una función funeraria
y ritual, cuya identificación y estudio con criterios científicos, aportaría información muy relevante sobre la
religión, sociedad, economía, tecnología y guerra en el mundo celtíbero.
5º.- Un fragmento de Vaina de espada celtíbera.
6º.- Un fragmento de la hoja de una espada celtíbera.
7º.- Tres puntas de lanzas y tres fragmentos de lanza celtíbera.
8º.- Ocho piezas correspondientes a discos de coraza.
9º.- Proyectiles de honda.
10º.- Pulseras, pendientes, anillos, hebillas, y fibulas de bronce.
11º.- 56 monedas iberas y celtíberas, 26 de las cuales fueron identificadas por sus cecas celtíberas emisora
(4 de Araticos), 87 monedas de la Roma republicana, 168 monedas correspondientes a la Roma Imperial, 60
monedas medievales y 888 monedas de la edad moderna.
12º.- tijeras, útiles de caza y recolección de origen celtíbero.
13º.- Cuatro sellos de escritura medievales.
14º.- Útiles de trabajo de unión, de juego (dado y tetraedor romanos, exvotos y símbolos fálicos).
15º.- Una parte de un disco de coraza de bronce celtíbero (identificado como H.I: 4005) cuya otra parte
(identificada como H-II-1939) se encontró en el registro efectuado por la Guardia Civil en el domicilio sito en
Alagón del otro acusado: Felix .
Todos estos efectos han sido tasados pericialmente en 42.639'21 euros.
SEGUNDO.- La obtención de los efectos que iba expoliando el acusado Luis Francisco , supuso la destrucción
del contexto arqueológico del yacimiento, impidiendo que los especialistas conocieran datos fundamentales
que podían haber modificado la información y el conocimiento de los pueblos prerromanos de la Península
Ibérica.
Casi todas las piezas intervenidas al acusado, Luis Francisco , eran piezas celtíberas prerromanas, de
excepcional valor científico, histórico y cultural.
El lugar del que el acusado antecitado las había extraído era de la antigua necrópolis de Aratikos, término
municipal de Aranda del Moncayo, lugar declarado el día 16-4-2016, como Zona arqueológica. Con anterioridad
al 16-4-2016 formaban parte del Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés (S.I.P.C.) siendo tal
yacimiento el más interesante de los 57 yacimientos que recogía tal documento.
La Carta Arqueológica recogía tanto la ubicación como la descripción y el acceso a tal yacimiento.
El acusado Luis Francisco desde finales de los años ochenta, había ido realizando sobre el yacimiento
antecitado una labor sistemática de búsqueda, extracción y saqueo de efectos y utensilios metálicos
celtíberos, valiéndose para ello de varios detectores de metales de las marcas "Garret 11.902", "Garret
Aemricana", "Garret Martera Huntera", marca Fisher y marca "Garret Depp Multiples" y cinco platos detectores
de metales (de repuesto), todo lo cual fue encontrado en la cabaña de madera que poseía Luis Francisco ,
aledaña al pantano de Maidevera en el PARAJE000 .
Ese material detector de metales lo utilizó el acusado mucho tiempo antes de utilizar la maquinaria pesada
sobre la necrópolis de Aratikos el día 24-11- 1993 y también después cuando ya había extraído una gruesa
capa de tierra de varias toneladas que sabía cubría la antigua necrópolis de esa antigüa ciudad.
Con dicha extracción de tierra con una retroexcavadora el acusado, Luis Francisco , afectó incluso a la muralla
celtíbera aún existente sobre el cerro de Castejón y a dos terrazas del habitat.
Dichas extracciones con la retroexcavadora fueron paralizadas al día siguiente, 25-11-1993, cuando D.
Gervasio , Concejal de Ayuntamiento de Aranda de Moncayo, advirtió esas irregulares extracciones de tierra,
ordenadas por el acusado y que eran cargadas en un camión para llevársela a un lugar desconocido, donde
Luis Francisco fue cribando esa tierra en busca de efectos metálicos celtíberos, y una vez hallados los llevaba
a su domicilio de Illueca, donde los limpiaba con diversos productos químicos y finalmente los examinaba con
el microscopio, que allí tenía, para evaluarlos.
TERCERO.- El acusado, Luis Francisco , iba haciendo su particular acumulo de efectos metálicos celtíberos,
con vistas a su posterior venta quedándose una parte de las piezas y otra parte indeterminada las iba vendiendo
a terceros sobre todo a un vecino de Alagón (Zaragoza), que es el también acusado, Felix , el cual las tenía

7
JURISPRUDENCIA

almacenadas, unas en su nave de trabajo, sito en Utebo (Zaragoza) en la calle Lituana nº 2, Poligono La Casaza,
otras en su domicilio de Alagón, en la CALLE001 nº NUM006 y las restantes en el domicilio de su hijo en la
ciudad de Zaragoza, en la CALLE002 nº NUM007 .
El acusado, Luis Francisco , iba pues dando salida a parte de las piezas celtíberas que iba encontrando,
haciendo de ello su particular y exclusivo medio de vida, pues otros medios no le eran conocidos.
El Registro efectuado el día 13-2-2013, por la Guardia Civil del SEPRONA, se extendió también al vehículo
propiedad del citado acusado que era un turismo Ford-Orión, modelo CLX, matrícula Q-....-OH , en cuyo interior
encontró la Guardia Civil una azada con tierra, un detector de metales de la marca Minelab, otro detector de la
marca Adventis 6362 con su plato de detección de 27'5 centímetros y factura de compra del mismo de fecha
26-7-2003, por 850 euros y otro detector de metales de la marca Adventis con su correspondiente plato y con
su correspondiente factura de compra con fecha de facturación 12-6- 2006, por importe de 249,40 euros.
Las piezas arqueológicas incautadas al acusado Luis Francisco , en su domicilio de Illueca (Zaragoza)
y en su cabaña de madera sita en el PARAJE000 , aledaño al pantano de Maidevera, han sido tasadas
pericialmente en 42.639'31 euros, y ello dejando aparte su valor histórico científico cultural y arqueológico, el
cual es excepcional.
CUARTO .- El acusado, Luis Francisco , inició la roturación de la necrópolis de Aratikos, el día 24-11-1993,
utilizando como herramientas las de una retroexcavadora, con la pala en zonas de tendencia ascendente
y con la placa aplanadora horizontal para realizar la explanación y nivelación del terreno llano, provocando
con ello la rotura de las bases de un muro de la antiquísima ciudad de Aratikos, rotura de parámetros de
adobe, de pavimentos y de enlosados y causando con éllo la destrucción de 637'45 metros cuadrados de ese
yacimiento, en tres zonas, removiendo 371'53 metros cúbicos de sedimiento y 39'50 metros cúbicos de niveles
arqueológicos.
Todo ello causó una alteración importante del yacimiento que en algunas zonas fue meramente superficial (50
centímetros), pero en otras zonas esa excavación y extracción de tierra alcanzó un metro de espesor, dejando
a la vista en la superficie restos de construcciones de la época celtíbera y abundantes fragmentos de hierro
muy destruidos.
Esta excavación y extracción de tierra la realizó el acusado especialmente intramuros de la ciudad celtíbera
de Aratikos, en su zona de mayor interés arqueológico y cultural que era su necrópolis, espacio de uso ritual
donde suelen acumularse el mayor número de armas y joyas celtíberas de alto valor en el mercado ilícito de
antigüedades.
El valor de los daños causado por el acusado, Luis Francisco , sobre la necrópolis de Aratikos adjunta al Cerro
de Castejón y su extensa ladera y han sido tasados en la cantidad de 106.825'50 euros.
QUINTO.- Pero los hallazgos mas sorprendentes con el subsiguiente expolio, los obtuvo el acusado Luis
Francisco , con veinte cascos guerreros celtíberos de factura Hispano-calcidica, cuya localización, desentierro
e irregular apoderamiento, realizó a final del año 1989 o a primeros del año 1.990 en la necrópolis del
yacimiento arqueológico del Cerro de Castejón (Castejón I el Romeral), llevándolos después al también
acusado Felix , para que los restaurara soldándolos en lo que fuera preciso, pues era muy entendido en armas
celtíberas y tenía una tienda en la Calle Corona de Aragón de esta ciudad de Zaragoza.
En efecto, el acusado Luis Francisco , llegó a desenterrar y a vender posteriormente una vez restaurados
burdamente por Felix , 18 cascos hispano-calcídicos, procedentes de yacimiento de Aratikos en Aranda del
Moncayo. Dichos cascos fueron exportados ilegalmente al extranjero por el acusado, en connivencia con el
anticuario Isidro , residente en Suiza (8155 OberhasliRestrasseKantonZürich), contra quien no se dirige la
presente causa por haber fallecido en 1992. Isidro adquirió los cascos del acusado Luis Francisco con
conocimiento ambos de su origen ilícito y con un móvil exclusivamente económico en ambos. Isidro ,
a su vez, se encargó de sacarlos de España, aprovechando su origen español y sabiendo que todos esos
cascos provenían del yacimiento de Aranda de Moncayo, siendo su intención la de venderlos a coleccionistas
extranjeros, principalmente en Alemania, Suiza, Francia y Reino Unido.
En fecha 05.05.1990 Isidro ofreció a la venta al museo "Römisch-Germanisches-Zentralmuseum" de Mainz
(Alemania) dos cascos, por 60.000 marcos. Tal Museo desestimó la compra, porque se trataba de dos cascos
celtíberos hispano calcidicos que se habían deteriorado al restaurarlos Felix de forma inadecuada con un
soplete. No obstante, el museo consiguió restaurar uno de ellos y realizar un informe significativo sobre el
mismo. El casco restaurado se devolvió a Isidro el día 12-10.1990 y el segundo casco le fue devuelto el
07.12.1990. En la visita realizada por Isidro el día 12.10.1990 al Römisch-Germanisches-Zentralmuseum de
Mainz (Alemania), el anticuario reveló al Dr. Florentino el lugar exacto del hallazgo de esos dos cascos el
cual era Aranda del Moncayo. A continuación Isidro vendió dos de esos cascos en Londres (el 03.10.1990

8
JURISPRUDENCIA

en la subasta de Philips West Two, Antiquities & Tribal y otro que posteriormente aparecería en venta
en Hong Kong). El resto de cascos (15) comenzó un periplo en el que fueron ofrecidos en venta al Römisch-
Germanisches-Zentralmuseum de Mainz (Alemania), que desestimó su compra, así como su restauración y
reaccionó comunicando la circulación comercial de dicho conjunto a la Interpol.
Isidro finalmente vendió los quince cascos restantes al magnate alemán de origen austriaco Víctor en Berlin,
quien era considerado el mayor coleccionista privado de armas antiguas de todo el mundo, el cual incorporó
los cascos a su colección.
Allí se mantuvieron hasta la muerte de Víctor en Berlin en el año 2001. Los quince cascos fueron restaurados
en Berlin por el Sr. Humberto y, seguidamente, expuestos en el Museo Privado de Víctor . Tras su fallecimiento,
los herederos de Víctor , vendieron o intentaron vender los cascos, de forma que dos cascos fueron
subastados en la sala Hermann Histórica el 11 de abril de 2008, otros dos en la misma casa de subastas el
22 de abirl de 2009 y dos más el 7 de octubre de 2009 (estos seis cascos se encuentran actualmente en el
museo de arte clásico Mougins de Francia, Musee Dart Classique A Mougins 32, Rue Commandeur, 06250
Vieux Village de Mougins).
El 12 de abril de 2010 se volvieron a subastar otros dos cascos en Hermann Histórica y tres más se vendieron
a través de la casa de subastas Christie's el 25 de octubre de 2013. El 28 de junio del 2012 Wolfgang Hermann
de Hermann Histórica devolvió los restantes cascos a los herederos de Víctor .
En el año 2000, el Ministerio de Cultura español formó una comisión con el Museo arqueológico Nacional para
poder recuperar los cascos, sin conseguir, ni el regreso, ni la adquisición del conjunto. Así, con motivo de la
subasta del día 15.05.2003 de objetos de procedencia hispana en la sala de subastas Hermann Histórica de
Munich, la Brigada de Investigación de Patrimonio Histórico del CNP solicitó con carácter muy urgente a la
Interpol-Wiesbaden que determinara el origen o procedencia de las piezas arqueológicas hispanas, fecha de
extracción y documentación relativa a la exportación o importación de los cascos, resultando infructuosas
sus gestiones.
Finalmente, en abril de 2008, el Dr. Florentino , denunció a la Interpol y a las autoridades alemanas y españolas,
la aparición en un catálogo de la casa de subastas Hermann Histórica de dos de los cascos del lote de Aranda
de Moncayo.
El RomischGermanischeZentralmuseüm de Maine(RGZM) comunicó al Ministerio de Cultura la subasta del día
11.04.2008 de 40 piezas de procedencia dudosa en la sala de subastas Hermann Histórica de Munich, de las
cuales tres de estas piezas se correspondían con dos cascos hispano calcídicos y uno celtíberico procedentes
del yacimiento Aranda del Moncayo. Por ello, en fecha 10.06.2008 la Brigada de Patrimonio histórico del CNP
solicitó al Juzgado de Guardia de Madrid que emitiera una Comisión Rogatoria internacional a las autoridades
alemanas para obtener la restitución de los tres cascos hispano-calcídicos procedentes de España. Con fecha
23.06.2008 el Juzgado de Instrucción nº 35 en DP 2942/2008 solicitó de la Brigada Patrimonio Histórico los
resultados de las gestiones realizadas.
En fecha 24.02.2009 la Brigada de Patrimonio Histórico a través de Interpol Wiesbaden, solicitó de las
autoridades alemanas la realización de las gestiones dirigidas a la identificación de los cascos, del
coleccionista Víctor , la identidad del anticuario que compró los cascos y la documentación concerniente al
origen de los mismos y autorización de exportación o importación.
En fecha 25.02.2009 la Brigada de Patrimonio Histórico comunicó al Juzgado nº 35 de Madrid las gestiones
solicitadas a Interpol y con fecha 29.06.2009 la Brigada del Patrimonio Histórico comunicó a dicho Juzgado
que las autoridades judiciales alemanas suspendieron y archivaron el procedimiento 11192/2010 incoado por
la Fiscalía de Munich por receptación, por no aportar el Estado español documento alguno que justificara
su propiedad de los tres cascos. Con fecha 19.01.2011 la Brigada del Patrimonio histórico comunicó a la
Subdirección General de Protección de Patrimonio Histórico que el Juzgado de Instrucción nº 35 de Madrid
archivó provisionalmente las actuaciones DP 2942/2008 .
Finalmente, en abril de 2008, el Dr. Florentino , denunció a la Interpol y a las autoridades alemanas y españolas,
la aparición en un catálogo de la casa de subastas Hermann Histórica de dos de los cascos del lote de Aranda
del Moncayo.
SEXTO.- El hallazgo de esos veinte cascos guerreros Hispano-calcidicos a finales de 1989, animó
sobremanera al acusado Luis Francisco quien ideó construirse una cabaña de madera muy cercana al
yacimiento arqueológico del Cerro de Castejón (Castejón I El Romeral), concretamente en el PARAJE000 ",
muy próximo también al Embalse de Maidevera. Para ello el acusado Luis Francisco , en compañía de otra
persona que no ha podido ser identificada, se personó en el Ayuntamiento de Aranda del Moncayo y notificó
verbalmente que iba a realizar una urbanización de casas prefabricadas, pidiendo licencia para ello la cual le

9
JURISPRUDENCIA

fue concedida de forma provisional. Con tal falso pretexto, Luis Francisco , construyó solamente una cabaña
piloto de madera en la parcela de su propiedad en la zona " PARAJE000 " y realizó la compra de otras trece
parcelas más, sobre la zona arqueológica y aunque como es lógico nunca edificó nada sobre ellas.
El acusado, Luis Francisco , el día 24-11-1993 comenzó a realizar extracciones de tierra y allanamiento de
la misma, sin licencia, con una pesada retroexcavadora sobre la necrópolis de Aratikos, junto al camino de
Villaborja, el 24.11.1993, afectando a la muralla y al menos a dos terrazas del hábitat. Dichas obras fueron
paralizadas al día siguiente, 25-11-1993, por el Ayuntamiento de Aranda del Moncayo, porque el concejal de
Montes D. Gervasio , que pasaba por allí, advirtió que una excavadora que trabajaba por cuenta del acusado
pasaba al yacimiento y cargaba tierra en un camión.
En el mes de octubre y principios de noviembre de 1993, la Dra. Pura , arqueóloga de la Universidad de
Burdeos, había realizado prospecciones arqueológicas, habiendo constatado la existencia de tierras movidas
en el exterior del yacimiento y eso es lo que puso en guardia al citado Concejal de Aranda del Moncayo.
No obstante esa paralización de la maquinaria pesada, el acusado Luis Francisco , continuó obstinadamente
realizando manualmente la excavación y extracción de sedimentos de forma masiva y dentro el perímetro del
yacimiento, especialmente en una zona de 600 metros cuadrados. Para ello, Luis Francisco , usó detectores de
metales, herramientas manuales, en actuación persistente y sistemática que duró hasta el inicio del presente
procedimiento, el 13-2-2013, y que supuso el arrasamiento y destrucción de la mayor parte del yacimiento
Castejón I El Romeral de Aranda de Moncayo y especialmente de su necrópolis.
De esta forma el acusado realizó la extracción de un extraordinario e imponente conjunto de armas de hierro
celtíberas, entre las que se encontraba el lote de los dieciocho cascos celtíberos, diversos elementos de
panoplia, defensiva, monedas de bronce con caracteres ibéricos, monedas romanas, así como puntas de
flecha, fíbulas, útiles de trabajo y multitud de efectos, todo ello, de incalculable valor arqueológico y gran valor
económico y con intención de venderlo a terceras personas, con conocimiento de que las piezas más valiosas
podrían salir de España pues las iba a vender a terceros.
El acusado Luis Francisco continuó realizando búsquedas, saqueos y despojos del yacimiento arqueológico
de la ciudad celtíbera de Aratikos (o Aratis), t.m. de Aranda de Moncayo (Zaragoza) hasta el día 13-02-2013,
de forma que practicado el registro en sus domicilios en Illueca y en la cabaña de madera de PARAJE000 ,
se le intervinieron multitud de efectos celtíbericos de extraordinario valor e interés arqueológico y cultural, así
como un detector de metales marca Garret 11902, un detector de metales marca Garret American, un detector
de metales marca Garret Master Hunter, un detector de metales marca Fisher, y otro detector de metales
marca Garret Depp Multipler y cinco platos para detectores de metales de repuesto. En el registro realizado
en su vehículo usado habitualmente por el acusado Ford Orion CLX matrícula Q-....-OH el día 13-02-2013,
encontraron una azada con tierra, un detector de metales marca Minelab, un detector de metales modelo
Adventis 6366 con su plato de detección de 27,5 cm y factura de compara con fecha 26.07.2003 por 850
euros, un detector de metales Adventis XP con su correspondiente plato con factura de compra con fecha de
facturación 12.06.2006 por importe de 249,40 euros (folios 495 a 503).
SEPTIMO. - Cabe señalar que entre los siglos V y IV antes de Cristo, la zona excavada acogía la necrópolis
de la ciudad de Aratikos, que no llegaba a ocupar totalmente el área. En el siglo II antes de Cristo, como
consecuencia del desarrollo urbano, la ciudad creció construyendo sus habitantes sobre la misma necrópolis.
Tras la destrucción de Aratikos por tropas de Roma entre el año 74 y el 72 antes de Cristo, y posterior abandono
de la misma, se puso en cultivo la ladera, quedando cubiertos los restos arqueológicos hasta una profundidad
de dos metros. A finales de los años 80, el acusado valiéndose de detector de metales localizó los restos
de la necrópolis, no obstante, no fue hasta el 24-11-1993, cuando el acusado animado por los continuos
hallazgos, entre ellos los dieciocho cascos celtíberos, utilizó la máquina retroexcavadora para eliminar la
estratigrafía y los restos sedimentarios que cubrían la necrópolis. Una vez despejada y roturada la zona, el
acusado localizó los depósitos metálicos con detectores de metales, procediendo a su depredación y expolio,
picando y haciendo zanjas. Posteriormente el acusado rellenó las fosas, con la misma tierra, y con fragmentos
cerámicos rotos, con el fin de que no fuera reconocible el hecho. No obstante no se ha localizado la terrera
resultante del vertido de las tierras y sedimentos evacuados a consecuencia del expolio, no encontrándose
en las proximidades, pues fue evacuada con un camión hasta un punto sin localizar para allí proceder a la
búsqueda de elementos y piezas arqueológicas de pequeño tamaño.
El despojo sistemático realizado por el acusado Luis Francisco , sobre el yacimiento celtibérico de Aranda del
Moncayo, afectó significativamente a múltiples efectos arqueológicos celtibéricos de extraordinario valor e
interés arqueológico y cultural, entre ellos a dieciocho cascos hispano- calcídicos, procedentes de yacimiento.
Todos los cascos, extraídos y saqueados del yacimiento de Aranda del Moncayo por el acusado Luis Francisco
, eran únicos en el mundo, con una forma desconocida hasta el momento. Los cascos se encontraban

10
JURISPRUDENCIA

dispuestos en el yacimiento con un significado funerario y ritual, algunos aplastados intencionalmente, por los
habitantes celtíberos, otros en grietas de roca, otros apilados dentro de contenedores dentro de un destacado
oppidum celtiberico como depósito ritual, que de haber podido ser estudiado como tal por los arqueólogos con
criterios científicos, habría aportado información muy relevante sobre religión, sociedad, economía, tecnología
y guerra en el mundo celtibérico.
La extracción ilegal supuso la destrucción de su contexto arqueológico, privando de datos fundamentales que
podían haber modificado la información y conocimiento de los pueblos prerromanos, tratándose de piezas de
valor científico, histórico, cultural excepcional.
El yacimiento Castejón I-El Romeral de Aranda de Moncayo (Zaragoza) fue declarado Bien de Interés Cultural
(BIC), el día 16 de abril de 2016, en la categoría de zona arqueológica. Con anterioridad formaba parte del
Sistema de Información del Patrimonio cultural aragonés SIPCA, documento de gestión de bienes culturales de
la Comunidad autónoma de Aragón, siendo uno de los más interesantes de los 57 que recogía tal documento.
La carta arqueológica recogía la ubicación de dicho yacimiento arqueológico, su acceso, y una descripción
del mismo.
Durante el periodo afectado por el saqueo sólo fueron concedidos dos permisos oficiales de excavación, en
concreto en 1993 y 1994 para la Dra. Pura , profesora del Institut Ausonius CNRS Université Bourdeaux y
natural de Aranda de Moncayo, quien constató la existencia de excavaciones clandestinas, señalando que el
de Castejón I era el más perjudicado. El conjunto se extiende a lo largo de más de 10 hectáreas por la ladera del
cerro denominado Cerro del Castejón y posee unos valores culturales e históricos que justifican su declaración
como BIC. De hecho, sus grandes dimensiones, su monumentalidad y su ubicación permiten concluir que
sobre tal yacimiento se erigió en la edad del Hierro la capital de todo el valle del Aranda durante la época
celtibérica, organizando y vertebrando la ocupación humana en época prerromana. El complejo presenta un
carácter monumental tanto en el acceso principal, como en el sistema defensivo, dotado de fosos, varias líneas
de murallas y varias torres y constituye uno de los mejores ejemplos de un modelo de ocupación característico
de la cultura celtibérica en Aragón.
El valor pericial de los daños causados por el acusado en el yacimiento arqueológico de Castejón I El Romeral
de Aranda de Moncayo es de 106.825,50 euros como ya hemos dicho anteriormente.
OCTAVO.- El acusado Luis Francisco , daba salida casi total a los efectos metálicos celtiberos que iba
encontrando, vendiendo la mayor parte al también acusado Felix , quien los iba almacenando tanto en su nave
de trabajo de Utebo (Zaragoza), como en su domicilio sito en Alagón, como en el domicilio de su hijo Aurelio
, sito en Zaragoza en la CALLE002 nº NUM007 .
El acusado Felix , con pleno conocimiento de su extraordinario valor y de su origen ilícito, en fecha 30.07.2013,
en su nave de trabajo en Utebo (calle Lituania nº 2, polígono la Casaza), en su domicilio de Alagón ( CALLE001
nº NUM006 ) y en el domicilio de su hijo en Zaragoza ( CALLE002 nº NUM007 ) almacenaba esas
piezas arqueológicas de valor científico, histórico, cultural excepcional, con conocimiento de que procedían
del yacimiento arqueológico de Aranda del Moncayo y de que estaba siendo expoliado de manera irreparable
por Luis Francisco . Todas esas piezas arqueológicas las compraba habitualmente al acusado Luis Francisco
. El 30.07.2013, el acusado Felix se encontraba en posesión de 82 fragmentos de un único casco celtíbero
de forma hemisférica con evidencias de manipulación después de su exhumación, tratándose de un ejemplar
de extraordinario valor científico, pues hasta la fecha únicamente se conocía un casco de este tipo y supone
no sólo doblar el número de casos conocidos, sino también completar un paso en la evolución del casco
celtibérico al casco hispano-calcídico.
Asimismo, Felix se encontraba en posesión de cuatro piezas de casco hispano calcídico de excepcional valor
científico, consistentes en dos protectores nasales de casco (identificado como HII.2120 y H II 2121), una
bisagra de carrillera (identificado como H II.918) y un aplique serpentiforme (identificado como H ii.106). En
definitiva, esos cuatro fragmentos de casco encontrados se corresponden con entre 3 ó 4 cascos diferentes,
distinguiendo dos modelos distintos de extraordinaria relevancia y valoración histórica, vinculados al ritual
funerario de los pueblos prerromanos, con procedencia de la necrópolis de Aratikos.
El estudio de los cascos, su cronología y características es esencial para conocer los comportamientos
militares, sociales y técnicos de la época celtíbera. En el yacimiento celtibérico al que pertenecían cumplían una
función funeraria y ritual, cuya identificación y estudio con criterios científicos, habría aportado información
muy relevante sobre religión, sociedad, economía, tecnología y guerra en el mundo celtibérico prerromano.
El acusado Felix , también estaba en posesión de una parte de un disco-coraza de bronce, (identificado como H
II. 1939), que encajaba a la perfección con la otra mitad que se encontró en el registro realizado al acusado Luis
Francisco , ambos procedentes del saqueo del yacimiento de Aranda del Moncayo (disco coraza identificado

11
JURISPRUDENCIA

como H I. 4005, folios 69 a 71 anexo informe pericial) lo cual evidencia la conexión comercial entre ambos
acusados.
Así, en fecha 30.07.2013 a las 10.00 h, la Comisión Judicial practicó entrada y registro en establecimiento
comercial ubicado en la calle Lituania nº 2, Polígono la Casaza de Utebo, propiedad del acusado Felix
, interviniendo las antecitadas partes de cascos hispano-calcidicos, que inequívocamente procedían del
yacimiento de Aranda del Moncayo y que le habían sido vendidas por el acusado Luis Francisco , con quien
tenía estrecha relación, hasta el punto de haberle encargado a finales de 1989 la restauración de los dieciocho
cascos celtíberos, cosa que hizo Felix .
En el mismo registro, también se encontraron mapas, cartografía y diversas piezas arqueológicas, entre otros
efectos de interés arqueológico y cultural, dos discos detectores de metales, instrucciones para realizar
reproducciones arqueológicas, solicitud a la Diputación Provincial de Avila para poder realizar copias de
denarios, presupuesto para la elaboración de diez equipos de guerrero, puntas de lanza, vainas, falcatas, nervio
metálico de un escudo, proyectiles de honda, contrato de arrendamiento de local en Calle Corona de Aragón
nº 51 de establecimiento de venta de detectores de metales.
A continuación, sobre las 12,30 h. del día 30-7-2013, la Comisión Judicial practicó una segunda entrada y
registro, en el domicilio particular del acusado Felix sito en la CALLE001 nº NUM006 de Alagón, interviniendo
los efectos que obran en los folios 1121 a 1129 (y 1330 y 1331, arriba) consistentes una biblia y un santoral
del s. XVII y un documento de compraventa de piezas de bronce por 80 euros de fecha 06.06.2006.
Sobre las 16,00 horas del día 30-7-2013, la Comisión Judicial practicó entrada y registro en domicilio del hijo
del acusado Felix , sito en CALLE002 nº NUM007 de Zaragoza y procedió a la intervención de una ingente
cantidad de efectos arqueológicos datados entre los ss IV y I antes de Cristo, que obran en los folios 1130 a
1137 de las actuaciones. Efectos todos ellos propiedad del acusado Felix y no de su hijo.
Recapitulando: La enumeración de las piezas arqueológicas incautadas al acusado Felix en el marco de la
operación HELMET II, cuyo valor de tasación pericial es de 107.876,40 euros es la siguiente:
a-. 82 fragmentos de un único casco celtíbero prerromano del tipo Aguilar de Anguita (metidos en una caja de
zapatos) (identificado como H II. 1, folios 222 a 232 del anexo a informe pericial).
b-. Cuatro piezas de casco hispano-calcídico (que incluyen dos protectores nasales de casco, una bisagra de
carrillera y un aplique serpentiforme), únicos en el mundo.
c-. Una parte de disco coraza de bronce, (identificado como H II 1939), cuya otra parte, con la que encaja, al
milímetro se encontró en el registro realizado al acusado Luis Francisco (disco coraza identificado como H
I.4005).
d-. 62 fragmentos de vaina de espada, Siete hojas de espada, dos falcatas, dos espadas rectas, una hoja de
espada de bronce, cuatro puñales de bronce, cuatro puñales de hierro. Todo ello anterior a nuestra era.
e-. Dos conjuntos de correajes de sujeción de la vaina, con restos óseos.
f-. 88 puntas lanzas, todas ellas anteriores a nuestra era.
g-. 30 trozos de escudo.
h-. 14 ejemplares de umbos.
i-. Un fragmento de greba.
j-. Siete pedazos de disco de coraza.
k-. 236 glandes de honda.
l-. 13 hachas de combate.
ll-. Una punta de bisarma.
m-. Tres hoces, útiles, de adorno, piquetas de tienda, útiles de trabajo y función diversa.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO .- Los hechos que se dan como probados imputados al acusado Luis Francisco son constitutivos
de:
A. Un delito continuado de daños materiales intencionados sobre yacimiento arqueológico terrestre,
afectantes a bienes de valor histórico y cultural especialmente relevantes, tipificado en el artículo 323 del

12
JURISPRUDENCIA

Código Penal anterior a la reforma operada para la Ley Orgánica 1/2015 de reforma del Código Penal, en
relación con el artículo 74 del expresado Código .
Ello es así porque el yacimiento arqueológico de la necrópolis de la antiquísima y celtíbera ciudad de Aratikos
estaba y está protegida por la Ley 16/1985 del Patrimonio Histórico Español que en su artículo 1º establece
que son objeto de la presente Ley la protección, acrecentamiento y transmisión a las generaciones futuras de
Patrimonio Histórico el cual está integrado por los inmuebles y objetos muebles de interior artístico, histórico,
paleontológico, arqueológico, etnográfico, científico o técnico (sic).
En el mismo sentido la Ley 3/1999 de 10-3-1999 de Patrimonio Cultural Aragonés considera Bienes de interés
cultural las zonas arqueológicas donde existan bienes muebles e inmuebles susceptibles de ser estudiados
con metodología arqueológica, hayan sido extraídos o no, tanto si se encuentra en la superficie, en el subsuelo
o bajo la superficie de las aguas (artículo 12-2-b).
El yacimiento arqueológico Castejón I- El Romeral de Aranda del Moncayo fue declarado Bien de interés cultural
(BIC) el 16-4-2016 en la categoría de conjunta zona arqueológica.
Con anterioridad a esa fecha de 16-4-2016 el yacimiento arqueológico Castejón I el Romeral de Aranda del
Moncayo formaba parte del Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés (S.I.P.C.A.), documento
de gestión de bienes culturales de la Comunidad Autónoma de Aragón siendo tal yacimiento arqueológico uno
de los más interesantes de los cincuenta y siete yacimientos arqueológicos que recogía tal documento.
La carta arqueológica de tal documento recogía tanto la ubicación de dicho yacimiento arqueológico de Aranda
del Moncayo, como su acceso al mismo e incluso una descripción de tal yacimiento.
Todo esto constituía y así constituyó de gran utilidad para individuos desaprensivos que intentaran acceder a
tal yacimiento Arqueológico de Aratikos para desvalijarlo.
El valor de los daños cometidos por el acusado Luis Francisco en el yacimiento de Romeral ha sido de
106.825'50 euros.
B. El posterior apoderamiento de forma sistemática y prolongada en el tiempo de todos los efectos celtíberos
hallados por parte del acusado Luis Francisco debe subsumirse en el delito continuado de hurto agravado
tipificado en los artículos 235.1º del Código Penal anterior a la reforma operada por la Ley Orgánica 1/2015,
en relación con el artículo 74-1 y 2 de dicho Código .
C. La posterior venta de los efectos sustraídos del yacimiento constituye un delito de blanqueo de capitales
tipificado en el artículo 301-1º del Código Penal vigente a partir del año 2003, pues este acusado vendió parte
de los efectos por el mismo hurtados al también acusado Felix .
El valor de los efectos arqueológicos intervenidos al acusado Luis Francisco ha sido tasado pericialmente
en la cantidad de 42.639,21 €.
SEGUNDO .- Los Hechos imputados al investigado Felix son constitutivos de un delito continuado de Blanqueo
de capitales tipificado en el artículo 301-1º del Código Penal vigente, a partir de Noviembre del año 2003.
El artículo 301 del Código Penal es una figura afín al delito de Receptación pero de mayor gravedad que se
denomina delito de blanqueo de capitales.
Los dos acusados podrían haber cometido un delito de Contrabando tipificado en el artículo 1-1º tercero de la
Ley Orgánica del Contrabando ( Ley Orgánica 7/1982, vigente en el año 1992), cuya pena iba de seis meses de
prisión a seis años de prisión y multa de tanto al del valor de los géneros o efectos. Dicho artículo 1-2 º tercero
rezaba así: Son reos del delito de Contrabando siempre que los géneros o efectos serán igual o superior el
valor de un millón de pesetas, los que importen, elaboren o rehabiliten géneros estancados.
Ese delito de contrabando se pudo cometer solo respecto de los veinte cascos hispano calcidicos a finales del
año 1989 o a primeros del año 1990 pues dos de esos casos estaban ya en Alemania el día 5-5-1990 cuando
el citado Isidro ofreció en venta dos de esos cascos celtíberos por 60.000 marcos alemanes el 5-5-1990 al
museo Römisch-Germanisches-Zentralmuseum de Mainz.
Por tanto ese delito de Contrabando de haberse cometido estaría prescrito conforme al artículo 130-6 º y 131-1
del Código Penal vigente que establece la prescripción a los cinco años de los delitos cuya pena sea de prisión
o inhabilitación que no exceda de cinco años.
El plazo para el cómputo de la prescripción se computa desde que se cometió el delito ( artículo 132-1 del
Código Penal ).

13
JURISPRUDENCIA

La prescripción se interrumpe quedando sin efecto el tiempo transcurrido cuando el procedimiento se dirija
contra el culpable ( artículo 132.2º del Código Penal ).
Es pues evidente que debe computarse como plazo inicial para el cómputo de la prescripción el día 5-5-1990,
por lo que ese delito de Contrabando prescribió el 5-5-1995 ya que la causa se incoó contra el acusado Luis
Francisco el día 13-2-2013.
TERCERO .- Del delito continuado y medial de daños materiales intencionados tipificado en el artículo 323 del
Código penal vigente, hasta el día 1-7-2015, es responsable en concepto de autor el acusado Luis Francisco
, cuya autoría dolosa de este delito quedó plenamente demostrada en el Acto del juicio oral por los múltiples
testimonios de cargo vertidos en el mismo contra dicho acusado, el cual no negó siguiera haber estado
sacando cosas en la antiquísima necrópolis celtíbera existente en la ladera de El Cerro de Castejón I-El Romeral,
aunque haciendo protesta de que cesó en esa actividad delictiva en el año 1996 "al enterarse" de que tales
extracciones eran constitutivas de delito.
Tales protestas de cese de su ilícita actividad son naturalmente falsas, entre otros motivos porque ningún
acusado esta obligado a declarar contra sí mismo ( artículo 24-2º de la vigente Constitución española de
1978 ). Además todos los testimonios vertidos en el Acto del juicio oral, hablan de la frenética actividad
expoliadora del acusado Luis Francisco sobre el yacimiento arqueológico del Cerro de Castejón I El Romeral.
El acusado Luis Francisco , reconoció en el Acto del juicio oral que era coleccionista de monedas medievales,
pues esa era su pasión cuando salía de paseo por el campo y que cuando encontraba monedas por el campo
se las quedaba ya fueran monedillas o monedas grandes.
El uso de la retroexcavadora por orden del acusado sobre la necrópolis Celtibera existente sobre la ladera del
Cerro de Castejón, el día 24-11-1993, quedó bien demostrada en el Acto del juicio oral, tanto por el testimonio
de D. Luciano que manejó la citada retroexcavadora los días 24-11-1993 y 25-11-1993 como también por
el testimonio de D. Gervasio , Concejal de Montes del Ayuntamiento de Aranda del Moncayo entre los años
1992 y 1996, el cual fue la persona que el día 24-11-1993 vio que la retroexcavadora propiedad de la empresa
COMASA, pasaba de la PARAJE000 al monte, esto es a la ladera de El Cerro de Castejón I-El Romeral.
Al ver ese cambio de actuación D. Gervasio que iba de paseo por el lugar se sobresaltó, pues sabia que bajo
esa ladera del Cerro se hallaba la necrópolis Celtibera, e interpeló al maquinista y le exigió que abandonara
inmediatamente esa actuación extractiva que estaba efectuando, pues no tenia ningún sentido llevarse tierra
del lugar donde se hallaba el poblado celtibero de Aratikos y sobre todo su necrópolis.
Las obras se paralizaron el día siguiente, esto es el 25-11-1993, pues dicho concejal notificó lo ocurrido a su
Alcalde y también a la Guardia Civil de Aranda del Moncayo, para que paralizaran la obra, como así ocurrió, pero
solo al día siguiente por lo que el día 24-11-1993, la retroexcavadora manejada por el maquinista de COMASA,
removió y extrajo toda la tierra que pudo (que fue mucha) y la fue cargando en un camión y llevándola a un
lugar desconocido que no ha revelado el acusado Luis Francisco .
Al testigo D. Gervasio , al principio no le extraño ver actuando la retroexcavadora, pues lo que vio fue que
dicha máquina estaba haciendo un camino para acceder a una de las fincas rústicas que había comprado Luis
Francisco , en el PARAJE000 , pero cuando vio que dicha retroexcavadora se pasaba al monte, esto es a la
ladera del Cerro de Castejón I El Romeral, cambió su valoración personal y se dirigió al maquinista y le exigió
que cesara inmediatamente en su actuación extractiva sobre dicha ladera, pues para eso no tenía licencia
municipal alguna, el acusado Luis Francisco . El maquinista cesó en su actividad al día siguiente pero ese día
24-11-1998, siguió sacando la tierra existente sobre la antiquísima necrópolis de Antakos y la fue cargando
con el cazo en un camión que hizo múltiples viajes a un lugar desconocido donde el acusado Luis Francisco
, la fue cribando en su afanosa búsqueda de objetos metálicos celtíberos.
Al acusado Luis Francisco , le fue ocupado e intervenido por la Guardia Civil del Seprona, el mapa cartográfico
de la zona, que llevaba en el turismo de su propiedad Ford Orion CLX, matrícula Q-....-OH , lo cual reconoció
tanto en fase sumarial como en el Acto del juicio oral, aunque alegó que poseía esa cartografia de la zona,
porque se dedicaba a la trufa (sic) y quería saber por donde andaba (sic).
El acusado Luis Francisco , sostuvo en su declaración sumarial y en el Acto del juicio oral no hacer uso de los
detectores de metales desde el año 1997, lo cual no se corresponde con la realidad, lo cual está mantenido
por dicho acusado en el ejercicio de su derecho de defensa, pues lo cierto es que el día en que fue detenido
(13-2-2003), le fueron encontrados cuatro detectores de metales de la marca Garret, en diversos modelos y
cinco platos detectores de metales, de Garret, así como un quinto detector de metales de la marca Fisher
dentro de la cabaña de madera sita junto al pantano de Maidevera.

14
JURISPRUDENCIA

Incluso el día en que fue detenido el acusado Luis Francisco , llevaba dentro del turismo de su propiedad, que
en ese momento conducía (Ford-Orión CLX, Q-....-OH ), una azada aún con restos de tierra y tres detectores
de metales de la marca Adventis y sus correspondientes facturas de compra, la una de fecha 26-2-2003 con
un precio de compra de 850 euros y la otra con un precio de compra del año 2006 por 249'40 euros.
Esta claro pues, que el acusado Luis Francisco , ha estado destruyendo el Yacimiento Arqueológico terrestre
del Cerro de Castejón hasta el día de su detención (13-2-2013), lo cual disipa cualquier duda sobre una
posible prescripción del delito, tanto respecto del delito de daños intencionados sobre el expresado yacimiento
arqueológico, tipificado en los artículos 323 del Código Penal anterior a la reforma operada en tal artículo 323
de la Ley Orgánica nº 1/2015 y 74-1 del Código Penal vigente, como también respecto del delito continuado de
Hurto agravado, tipificado en el artículo 235-1º anterior a la Reforma de la Ley 1/2015 y 74-1º del citado Código
Penal (Hurto continuado de cosas de valor histórico o cultural), como también respecto del delito continuado
de blanqueo de capitales tipificado en el artículo 301-1 del citado Código .
El hurto de cosas de valor histórico o cultural, quedó demostrado en el Acto del juicio oral mediante la prueba
documental obrante en el Tomo I referido al material hallado en la diligencia de entrada y registro, en la vivienda
del acusado Luis Francisco en Illueca (folios 157 a 160 en Tomo I de la causa).
También mediante la documental consistente en el Acta de la entrada y registro en la cabaña de madera del
citado acusado, instalada junto al pantano de Maidevera.
CUARTO .- Los objetos recuperados en total en Helmet I fueron 6.835, de los cuales son monedas metálicas
1.986 piezas, 56 de ellas son monedas ibéricas y celtibéricas, 87 de la Roma Republicana, 168 de la Roma
Imperial, 60 de la época medieval, 885 de la España Moderna y 511 de la época contemporánea (desde
Fernando VII hasta Alfonso XIII).
La autenticidad de estas monedas metálicas, quedó plenamente probada en el Acto del juicio oral por la prueba
pericial de los Doctores en Arqueología y Numismática D. Heraclio y D. Eulogio .
También dicha pericial se extendió a la autenticidad de las piezas de cascos celtiberos encontrados en poder
de Luis Francisco y a la autenticidad de las lanzas, espadas, puñales, escudos, discos de corazas de pectorales
y proyectiles (268 piezas de proyectiles para hondas, de los siglos III al I antes de Cristo, procedente del Ejercito
Romano). Todos esos efectos eran auténticos.
También se han revelado como autenticas piezas celtiberas, tras su examen y explicación pericial, los
elementos de pesos y medidas, los útiles de aseo e higiene (dos tijeras y seis pinzas de depilar) los útiles de
caza y pesca, las 17 puntas de flechas ocupadas al acusado Luis Francisco , las 27 cuentas de collares y
placas, entre ellas una excepcional placa etrusca o de influencia etrusca que representa uno de los trabajos
de Hércules en una placa de desarrollo horizontal.
Conforme a tal prueba pericial arqueológica, son auténticos los cinco elementos de cascos celtíberos
intervenidos al acusado Luis Francisco , en su vivienda de Illueca, (protector nasal, carrillera, dos fragmentos
del borde de la calota y un soporte para la cresta de un casco hispano-calcídico.
Estas cinco piezas son de un valor excepcional porque dan crédito y base al testimonio del profesor alemán
Doctor Ernesto que manifestó en el Acto del juicio oral, con total claridad que le había manifestado a él
en Alemania el anticuario español Isidro que introdujo esos dieciocho cascos celtiberos en Alemania y que
los ofreció por dinero al museo Römisch-Germanisches-Zentralmuseum de Mainz, que esos veinte cascos
celtiberos procedían de Aranda del Moncayo (Zaragoza) y concretamente de una ladera rocosa sita en esa
localidad.
De modo y manera que esas cinco piezas de cascos celtiberos de factura hispano-calcádica en poder del
acusado Luis Francisco , apoyan y dan crédito a ese testimonio de referencia del Dr. Ernesto , el cual añadió
un dato curioso y entendible desde el punto meramente humano; que esa confesión hecha por el anticuario
Isidro , al profesor Ernesto , la había efectuado tal anticuario Isidro al Dr. Ernesto , a lo largo de una
conversación distendida que tuvieron ambos en Alemania.
Es evidente que el anticuario Isidro , quería vender esos veinte cascos para recuperar el dinero que había
pagado por ellos y además el margen de beneficio propio de su oficio-negocio de anticuario.
El guardia civil del SEPRONA con T.I.P. nº NUM008 , declaró como testigo en el Acto del juicio oral lo siguiente:
"que cuando detuvieron a Luis Francisco , llevaba en su turismo Nissan, un mapa cartográfico militar del lugar".
También manifestó este guardia civil que el acusado Luis Francisco , al ser detenido colaboró con ellos desde
el principio, diciéndoles cúal era el lugar exacto de la ladera rocosa de El Cerro de Castejón, donde encontró
y expolió las chapas de los veinte cascos celtíberos.

15
JURISPRUDENCIA

Finalmente, el guardia civil con T.I.P. NUM009 , manifestó en el Acto del juicio oral que realizó personalmente
el registro del domicilio del acusado Luis Francisco , el cual le manifestó allí, espontáneamente, que le
había entregado unas chapas de cascos celtíberos a Felix para que este último le reconstruyera los cascos
celtíberos y que le llevó esas chapas a una tienda de cartuchos para impresoras que regentaba el citado Felix
en la calle Corona de Aragón. Estos testimonios son muy importantes y tornan creíble totalmente la confesión
hecha en Mainz (Alemania) en Mayo de 1990 por Isidro al Dr. Ernesto .
QUINTO .- Pero es que hay más, mucho más porque ya señalamos que había una relación comercial de compra
venta entre el acusado Luis Francisco y el acusado Felix .
En efecto, el hallazgo de medio disco de coraza de bronce en la vivienda del acusado Felix y el hallazgo del
otro medio disco de coraza de bronce en el domicilio del acusado Luis Francisco , acreditan esa relación
simbiótica-comercial, porque ambas mitades de discos de coraza de bronce encajan perfectamente entre sí, lo
que significa que vienen del mismo yacimiento arqueológico de Aratikos sito en la actual Aranda del Moncayo
y que Luis Francisco , le había vendido esa otra mitad a Felix , después de haberlo expoliado del expresado
yacimiento arqueológico de la necrópolis de la antiquísima Aratikos.
Pero no es solo eso, pues la entrada autorizada por el Juzgado de Instrucción nº dos de la Almunia de Dª
Godina permitió encontrar en la vivienda del acusado Felix bastantes más cosas que le relacionaban de
una forma directa con el Yacimiento Arqueológico de la necrópolis de Aratikos, pues le fueron encontrados
en su mesa de trabajo de Utebo 82 fragmentos de un único casco celtibero de factura hispano-calcídica; tal
casco era de extraordinario valor, pues con esas 82 piezas podía ser reconstruido tal casco en su totalidad
o en su casi totalidad. Este casco guerrero tenía y tiene un extraordinario valor cultural e histórico, pues con
su reconstrucción se podrían haber descubierto aspectos de la vida social, cultural, y militar de los pueblos
celtiberos antes de su dominación por Roma.
Además, le encontraron al acusado Felix otras cuatro piezas de cascos celtiberos-hispanos calcídicos, que
tenían y tienen un gran valor científico, cultural e histórico, y que eran: dos protectores nasales de casco
hispano-calcídico, una bisagra de carrillera y un aplique serpentiforme. Estas cuatro piezas pertenecían a tres
o cuatro cascos celtiberos hispano-calcídicos distintos, todos ellos de extraordinario valor histórico cultural
y científico.
Todo esto constituyen pruebas de cargo más que sobradas, contra el acusado Felix como autor de un delito
continuado de blanqueo de capitales del artículo 301-1 del Código Penal vigente desde el año 1995 hasta el
13-2-2013, pues Felix compró esas piezas de casco sabiendo de su ilícito origen, y también constituyó prueba
de cargo contra el acusado Luis Francisco , pues transmitió o vendió esas piezas de cascos celtibericos al
coacusado Felix , sabiendo que provenían de un acto ilícito cometido precisamente por él mismo ( artículo
301-1º del Código Penal ) hasta el año 2013.
Además le fueron encontradas al acusado Felix 62 fragmentos de vainas de espada, 7 hojas de espada, 2
espadas falcata- ibéricas, 2 espadas, rectas, 1 hoja de espada de bronce, 4 puñales de bronce y 4 puñales
de hierro, 88 puntas de lanzas, 14 umbos, 1 griba, 7 pedazos de discos de coraza pectoral, 236 glandas de
hondas, 13 hachas de combate, 1 punta de bisarra, todo ello de neta factum celtiberica. Estas piezas eran
todas auténticas.
También le fueron encontrados al acusado Felix en su empresa de Utebo 42 monedas romanas autenticas,
todas ellas acuñadas entre el siglo III y el siglo II antes de Cristo, y todas ellas con el rostro bifronte del dios
Jano. Estas 42 monedas las adquirió el acusado antecitado con posterioridad al año 1999 y estaban cubiertas
todavía de tierra y sedimento. También le fueron intervenidas al acusado Felix , en su empresa 30 piezas de
pesos y medidas de signo celtíbero de los siglos V al II antes de Cristo.
El acusado Felix construyó en su casa-vivienda de Alagón un sótano para ocultar allí sus antigüedades, las
cuales reconoció que las compraba en las plazas de toda España (en Zaragoza, en Madrid, en Sevilla, etc.)
y reconoció también en el Acto del juicio oral, estar especializado en numismática celtíbera y que conocía el
valor científico e histórico de las monedas celtíberas.
También reconoció en el Acto del juicio oral el acusado Felix , que vendió a los Museos las piezas
arqueológicas que reconstruía o que reproducía, y que tenía una bodega en su domicilio de Alagón. Todos
estos útiles y otros más de aseo o de higiene, son también de factura celtibérica según la prueba pericial
arqueológica practicada en fase sumarial y ratificada en el Acto del juicio oral, al igual que los otros efectos y
menaje de cocina, caza, pesca, recolección y útiles lúdicos u ornamentales.
De los delitos de daños y hurto no está probada la coautoría del acusado Felix , pues en el plenario no se
ha practicado prueba alguna que de forma directa o indiciaria acredite la participación de este acusado ni su
connivencia con Luis Francisco en el expolio del yacimiento. Se aprovechaba de la actividad delictiva de éste,

16
JURISPRUDENCIA

pero por ello ya se la condena al amparo del artículo 301. Por lo tanto, ha de dictarse sentencia absolutoria
para Felix .
SEXTO .- No concurren en los dos acusados circunstancias modificativas de su responsabilidad criminal,
aunque sí concurren en ambos la continuidad delictiva prevista en el artículo 74-1º del Código Penal vigente,
con el consiguiente incremento de las penas previstas en el artículo 74-2º de dicho Código aunque, eso sí,
respetando el límite de las penas solicitadas por la Acusación pública y las de Acusaciones particulares.
A. El acusado Felix cometió un delito continuado de Blanqueo de Capitales tipificado en el artículo 301-1º del
Código Penal vigente, en relación con el artículo 74-1 º y 2º del Código Penal vigente y ello durante más de
veinte años por lo que la pena que le corresponde a este delito en el artículo 301-1º del Código Penal vigente
va desde seis meses de prisión hasta seis años de prisión y multa de tanto al triplo, por tanto le será impuesta
la pena de tres años de prisión que es lo máximo que ha pedido contra este acusado la única Acusación que
acusa a Felix por este delito; tal Acusación es la del Ministerio Fiscal. Esta pena de tres años de prisión está
enclavada en la mitad inferior respecto al tope máximo de la única acusación (del Fiscal) que le imputa este
delito al acusado Felix .
En cuanto a la multa le será impuesta la pena de 108.000 euros pues le corresponde una multa del tanto al triplo
del valor de los bienes blanqueados por este acusado. El valor de tasación de los bienes incautados a Felix
es de 107.876'40 euros por lo que la multa que se le impondrá será la de 108.000 euros con la responsabilidad
personal subsidiaria de seis meses de prisión que le pidió el Ministerio Fiscal en sus Conclusiones Definitivas
en aplicación de lo previsto en el artículo 53-2º del Código Penal vigente para los casos de multa proporcional
que es lo que aquí concurre pues la multa que se le va a imponer a Felix es en función del valor de los bienes
que blanqueó.
B.- El acusado Luis Francisco es autor de un delito continuado de daños materiales intencionados cometido
sobre yacimiento arqueológico terrestre tipificado en el artículo 323 del Código Penal vigente hasta el día 1 de
julio del año 2015, cuya pena va desde uno a hasta tres años de prisión y multa de doce a veinticuatro meses.
El actual artículo 323, en su apartado 2, establece la posibilidad de alcanzar una pena de prisión más grave que
oscilaría entre tres años y un día a cuatro años y seis meses de prisión, precepto por el que acusa la Diputación
General de Aragón pidiendo la pena de cuatro años, por lo que se considera de aplicación la redacción anterior
de dicho artículo 323 como invoca el Ministerio Fiscal.
Este delito lo cometió el acusado durante más de veinte años desde finales de los años 80 hasta el 13 de
Febrero del año 2013 en el que se practicó la entrada y registro en su domicilio y en su cabaña de madera
siendo detenido. Tal continuidad delictiva fue muy dilatada en el tiempo, lo que ha de tenerse en cuenta a los
efectos de determinar la penalidad.
Pero es que, además, ese delito continuado de daños materiales intencionados sobre yacimiento arqueológico
del artículo 323 del Código Penal fue medial para la comisión de un delito distinto que es el delito continuado
de Hurto agravado tipificado en los artículos 234-1 º y 235-1 del Código Penal , que tanto en su redacción
vigente al cometerse los hechos como actualmente lo sanciona con la pena de uno a tres años de prisión.
Es aplicable también la continuidad delictiva prescrita en el artículo 74-1º - a) 2º de dicho Código , pues el
acusado Luis Francisco ha estado cometiendo ese delito durante más de veinte años (desde finales de los
años 80 hasta el 13-2-2013 de 2013).
Al autor de estos dos delitos en concurso medial, es de aplicar el artículo 77 del Código Penal , que para este
caso contiene actualmente una regulación igual que en su redacción anterior, y sancionarlo por el delito más
grave en su mitad superior, es decir, por el de daños intencionados ya que se castiga con la misma pena de
prisión que el artículo 235 y, además, con pena de multa. En consecuencia la pena que se le impone a Luis
Francisco por el delito de daños intencionados sobre yacimiento arqueológico, en concurso medial con el de
hurto de objetos de valor histórico, es la de tres años de prisión, dada la gravedad del hecho y la continuidad
delictiva de ambos delitos, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo
durante todo el tiempo de su condena privativa de libertad, y multa de dieciocho meses (540 días multa) con
una cuota día de 12 euros, pena ajustada igualmente a las circunstancias ya dichas, no habiéndose impugnado
esa cuota y, además, parece ajustada a la capacidad económica del acusado.
También cometió el acusado Luis Francisco un delito continuado de blanqueo de capitales tipificado en el
artículo 301-1º del Código Penal vigente del que le acusa solamente el Ministerio Fiscal pues dio salida y vendió
la parte más valiosa de los efectos que iba sustrayendo de la necrópolis de Aratikos desde los veinte cascos
celtíberos y monedas celtíberas prerromanas hasta petos de coraza celtíberos y diversos ajuares domésticos
celtíberos.

17
JURISPRUDENCIA

Este delito de blanqueo de capitales está tipificado en el artículo 301-1º del Código Penal vigente es una figura
penal afín al delito de receptación, pero más amplio.
Este delito está cometido en forma continuada por este acusado durante más de veinte años por lo que la
pena que le corresponde será la de tres años de prisión, solicitada por el Ministerio Fiscal en sus Conclusiones
Definitivas, respetando el principio acusatorio.
La multa acumulativa que se le impondrá al acusado Luis Francisco no será la de 120.000 solicitada por el
Ministerio Fiscal, sino la de 42.700 € que es el valor de tasación de los efectos incautados al acusado Luis
Francisco pues la multa según el artículo 301-1 del Código Penal ha de ser del tanto al triple del valor de los
bienes blanqueados.
No procede imponer a los dos acusados la medida de prohibición de contratar con el Sector público prevista
en el artículo 60 del Real Decreto legislativo nº 3/2011 , por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley
de Contrato en el Sector Publico.
Ello es así porque ambos acusados van a ser absueltos del delito de Contrabando que les imputa la Acusación
particular del Gobierno de Aragón.
Además aunque ambos acusados van a ser condenados por un delito de blanqueo de capitales del artículo
301 del Código Penal vigente, que es figura a fin al delito de Receptación, no obstante, tal prohibición se ha de
apreciar y se ha de aplicar directamente por los órganos de contratación. ( artículo 61-1 del expresado Texto
Refundido nº 3/2011 sobre contrato del Sector publico).
SEPTIMO .- En cuanto a las responsabilidades civiles cabe señalar que en aplicación de lo establecido en
los artículos 109-1 º, 110-1 º y 111 del Código Penal procederá restituir tanto al Estado Español como a la
Comunidad Autónoma de Aragón todos los efectos arqueológicos celtíberos incautados a los acusados Luis
Francisco y Felix .
Esa restitución conjunta se debe a que el Estado Español tiene competencia exclusiva en la Defensa del
Patrimonio cultural, artístico y monumental español contra la exportación y expoliación, sin perjuicio de su
gestión por parte de las Comunidades Autónomas ( artículo 149-1-28º de la vigente Constitución española de
1.978) y le corresponde a la Comunidad Autónoma de Aragón "la conservación, conocimiento y difusión del
patrimonio cultural, histórico y artístico de Aragón, su recuperación y enriquecimiento".
En particular corresponde a los poderes públicos aragoneses desarrollar las actuaciones necesarias para
hacer realidad el regreso a Aragón de todos los bienes integrantes de su patrimonio cultural, histórico y artístico
que se encuentren fuera de su territorio (artículo 22 apartado 1 y 2 del vigente Estatuto de Autonomía de
Aragón).
Por los mismos fundamentos jurídicos el acusado Luis Francisco deberá indemnizar con la cantidad
de 106.825'50 euros al Estado Español y a la Comunidad Autónoma de Aragón por los daños que
intencionadamente causó en el yacimiento arqueológico de Aranda del Moncayo denominado Castejón I El
Romeral y ello en aplicación directa de lo establecido en los artículos 109-1 º, 110-3 º, 113 , 115 y 116-1º en
el Código Penal vigente.
Ese valor de 106.815'50 euros fue el señalado razonadamente por los dos peritos arqueólogos que emitieron
su amplia y documentada pericia en fase sumarial que ratificaron y ampliaron finalmente en el Acto del juicio
oral.
El acusado Luis Francisco no dañó el yacimiento arqueológico antecitado por dañarlo sino como medio
necesario para obtener su botín, por lo cual nos hallamos ante el denominado por la Jurisprudencia y por la
doctrina como dolo necesario o dolo de segundo grado.
Esta Sala no puede discrepar de esa cuantificación económica porque el daño al yacimiento arqueológico
es real y efectivo tanto respecto de las piezas arqueológicas que aún queden ocultas en el mismo como
respecto de las piezas arqueológicas celtíberas y romanas incautadas, pues fueron arrancadas de su contexto
geológico histórico y geográfico dificultando su debida identificación y clasificación en bastantes ocasiones
o impidiéndolo en otras. Daño efectivo lo hubo pues sin duda alguna. Respecto de los veinte cascos celtíberos
de factura Hispano calcidico cabe decir que esta Sala no puede decretar el decomiso de los mismos frente al
Estado Alemán porque tal Estado alemán no ha sido parte ni en la Causa ni en el Acto del juicio oral porque
nadie lo imputó ni le acusó ni pidió citarle y porque en definitiva nadie puede ser condenado (penalmente o
civilmente) sin haber sido oído, cuestión elemental que está reconocida expresamente en el artículo 24-1º de la
vigente Constitución española de 1.978 que proscribe la indefensión de todos las personas (físicas o jurídicas).

18
JURISPRUDENCIA

Lo que si procede es dejar para la fase de ejecución de Sentencia la petición de responsabilidad civil subsidiaria
solicitada por el Ministerio Fiscal para el caso de que los procesos judiciales o administrativos que pudiera
interponer tanto el Estado Español como la Comunidad Autónoma de Aragón resultaran infructuosos frente al
Estado Alemán, Francés o frente a cualquier otro Estado.
En ese supuesto la fijación del valor de los veinte cascos celtíberos será concretado en ejecución de Sentencia
y tal valor deberá ser abonado por el acusado Luis Francisco al Estado Español y a la Comunidad Autónoma
de Aragón.
OCTAVO.- En cuanto a la condena en costas cabe señalar que les serán impuestas a ambos acusados en la
forma que ahora se va a explicar-
A.- Luis Francisco va a ser condenado como autor de un delito continuado de daños materiales intencionados
sobre yacimiento arqueológico español tipificado en el artículo 323 del Código Penal vigente hasta el 1-7-2015,
que le imputan tanto el Ministerio Fiscal, como la Acusación particular del Gobierno de Aragón, como la
Acusación particular del Ayuntamiento de Aranda del Moncayo en sus respectivas Conclusiones Definitivas.
También va a ser condenado como autor de un delito de Blanqueo de Capitales tipificado en el artículo 301-1
del Código Penal vigente, delito que le imputó solamente el Ministerio Fiscal.
Por tanto le serán impuestas al acusado Luis Francisco el pago del 50% de las costas del juicio pero solo
le serán impuestas el 25% de las costas de la Acusación particular del Gobierno de Aragón porque va a
ser necesariamente absuelto del delito de Contrabando que le imputó en sus Conclusiones Definitivas la
expresada Acusación particular del Gobierno de Aragón.
Sólo le serán impuestas a este acusado el 25% de las costas de la Acusación particular del Ayuntamiento
de Aranda del Moncayo porque va a ser absuelto del delito de Contrabando, aunque condenado por el delito
de daños materiales intencionados sobre yacimiento arqueológico terrestre, que le imputa al acusado esta
Acusación particular.
B.- El acusado Felix será condenado al pago del 50% de las costas del juicio pues va a ser condenado
como autor del delito de Blanqueo de Capitales del artículo 301-1º del Código Penal vigente que le imputó el
Ministerio Fiscal en sus Conclusiones Definitivas como Acusación única.
El acusado Felix no deberá pagar parte alguna de las costas de la Acusación del Gobierno de Aragón
pues va a ser necesariamente absuelto tanto del delito de daños materiales intencionados sobre yacimiento
arqueológico del artículo 323-1 del Código Penal vigente como también va a ser absuelto del delito de
Contrabando que le imputó la expresada Acusación particular del Gobierno de Aragón.
Por tanto las costas de esta Acusación particular serán declaradas de oficio respecto del acusado Felix .
C.- El acusado Felix no tendrá que pagar nada de las costas de la Acusación particular ejercitada contra el
mismo por el Ayuntamiento de Aranda de Moncayo, pues va a ser absuelto tanto del delito continuado de daños
materiales intencionados sobre yacimiento arqueológico en concurso medial con el delito continuado de Hurto
agravado del artículo 235-1º del Código Penal como también va a ser absuelto del delito de Contrabando que le
imputa la expresada Acusación particular, pues no tuvo intervención alguna directa o indirecta en la comisión
de tales delitos.
Todo ello en aplicación de lo dispuesto en el artículo 240-2 de la vigente Ley de Enjuiciamiento Criminal .
NOVENO .- También decretaremos el decomiso y la adjudicación al Estado español del microscopio
estereoscópico incautado al acusado Luis Francisco y también todos los detectores de metales que le fueron
intervenidos y ello por expreso mandato del artículo 127-1º del Código Penal vigente.
VISTOS los artículos citados y demás de pertinente y general aplicación, la Sala emite el siguiente:

FALLO
A. Que debemos de ABSOLVER y LIBREMENTEABSOLVEMOS a los acusados Luis Francisco y Felix de
la acusación de autoría del delito de Contrabando establecido en el artículo 1-1-tercero) de la Ley Orgánica
7/1982 del Contrabando que a ambos les imputó tanto la Acusación particular de la Diputación General de
Aragón como la Acusación particular del Ayuntamiento de Aranda del Moncayo.
También debemos de ABSOLVER y ABSOLVEMOS libremente al acusado Felix de la acusación de autoría
de un delito continuado de Daños materiales intencionados contra yacimiento arqueológico terrestre español
en concurso con un delito continuado de Hurto agravado que le imputó en el Acto del juicio oral la Acusación

19
JURISPRUDENCIA

particular del Ayuntamiento de Aranda del Moncayo y de la acusación de un delito de daños materiales
intencionados sobre yacimiento arqueológico que le imputa la Acusación del Gobierno de Aragón.
B. Que debemos de CONDENAR y CONDENAMOS al acusado Felix como autor responsable de un delito
continuado de Blanqueo de Capitales establecido en el artículo 301-1º del Código Penal vigente, en relación con
lo dispuesto en el artículo 74 de dicho Código sin la concurrencia en el mismo de circunstancias modificativas
de su responsabilidad criminal a las penas de tres años de prisión e inhabilitación especial para el derecho de
sufragio pasivo durante todo el tiempo de su condena privativa de libertad.
Asimismo le condenamos a una pena de multa de 108.000 euros con una responsabilidad personal subsidiaria
de seis meses de prisión para caso de impago de la expresada multa e insolvencia del mismo.
Decretamos el decomiso, entrega y adjudicación de todos los efectos arqueológicos intervenidos al acusado
Felix , en su casa, en su lugar de trabajo y en el domicilio de su hijo, al Estado Español y a la Comunidad
Autónoma de Aragón de forma conjunta.
Condenamos al acusado Felix al pago del 50%de las costas del juicio, con exclusión de las costas de las
acusaciones particulares personadas del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento de Aranda del Moncayo las
cuales serán declaradas de oficio.
C. Que debemos de CONDENAR y CONDENAMOS al acusado Luis Francisco como autor responsable de
un delito continuado de daños materiales intencionados sobre yacimiento arqueológico terrestre tipificado en
el artículo 323 del Código Penal vigente hasta el 1 de Julio del año 2015, en concurso medial con un delito
continuado de Hurto agravado del artículo 235.1º del Código Penal vigente hasta el 1 de Julio del año 2015,
sin la concurrencia en el mismo de circunstancias modificativas de su responsabilidad civil a las penas de
tres años de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante todo el tiempo de su
condena privativa de libertad y multa de dieciocho meses (540 días multa) con una cuota diaria de 12 euros,
con la responsabilidad personal subsidiaria prevista en el artículo 53 del Código Penal para caso de impago
de la expresada multa, e insolvencia de Luis Francisco .
D. Que debemos de CONDENAR y CONDENAMOS al acusado Luis Francisco , como autor responsable del un
delito continuado de Blanqueo de capitales tipificado en el artículo 301-1º del Código Penal vigente desde 1995
hasta la actualidad, sin la concurrencia en el mismo de circunstancias modificativas de su responsabilidad
criminal a las penas de tres años de prisión con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de
sufragio pasivo durante todo el tiempo de su condena privativa de libertad y también le condenamos a una
pena de multa de 120.000 euros con una responsabilidad personal subsidiaria de seis meses de prisión para
caso de impago de la expresada multa e insolvencia de dicho acusado.
Condenamos al acusado Luis Francisco a indemnizar con la cantidad de 106.825 euros al Estado Español y a
la Comunidad Autónoma de Aragón por los daños materiales que intencionadamente causó en el yacimiento
arqueológico terrestre sito en la necrópolis de Aratikos en el término municipal de Aranda de Moncayo.
También condenamos al acusado Luis Francisco al pago del otro 50% de las costas del juicio, con inclusión
en tales costas del 25% de las costas del Gobierno de Aragón y del 25% de las costas de la Acusación particular
del Ayuntamiento de Aranda del Moncayo.
Finalmente decretamos el decomiso y adjudicación al Estado Español y a la Comunidad Autónoma de Aragón,
de todos los efectos arqueológicos intervenidos al acusado Luis Francisco , tanto en su domicilio particular
de Illueca como en su cabaña de madera del PARAJE000 .
Decretamos el decomiso y adjudicación al Estado español de todos los detectores de metales incautados al
acusado Luis Francisco , así como también el microscopio.
E. Para caso de resultar infructuosos los procesos judiciales que interponga tanto el Estado Español como la
Comunidad Autónoma de Aragón contra el Estado Alemán, Francés o contra cualquier otro Estado extranjero
en que se hallen los veinte cascos celtíberos Hispano calcídicos se tasará su valor en fase de ejecución de
Sentencia y tal valor de tasación deberá ser abonado por el acusado Luis Francisco al Estado español y a la
Comunidad Autónoma de Aragón, conjuntamente, concepto indemnizatorio al que expresamente condenamos
al acusado antecitado si se plantea ese supuesto.
Notifíquese esta Sentencia a todas las partes personadas, con remisión de una copia de la misma a todas ellas.
Llévese esta Sentencia original al Libro de Sentencias y únase un testimonio de la misma al presente Rollo
de Sala nº 53/2017.
Contra esta Sentencia solo cabe interponer Recurso de Casación, tanto por infracción de Ley o de doctrina
legal, como por quebrantamiento de forma ante la Sala 2ª del Tribunal Supremo de España, presentando

20
JURISPRUDENCIA

previamente dentro del plazo de cinco días siguientes a la última notificación de esta Sentencia, ante este
Tribunal un escrito autorizado por Abogado y Procurador, manifestando la clase o clases de Recurso que trate
de utilizar.
Así, por esta nuestra Sentencia, juzgando en primera y única instancia lo pronunciamos, mandamos y
firmamos.
PUBLICACIÓN .- Leída y publicada fue la anterior Sentencia por el M.I. Sr. Magistrado Ponente que la dictó,
estando celebrando audiencia pública en el mismo día de su fecha esta Audiencia Provincial. Doy fe.

21