Вы находитесь на странице: 1из 3

IGLESIA CRISTIANA CONSTRUCTORES DE VIDAS

DOMINGO; 22 DE ABRIL DE 2018

L A A UTORIDAD QUE EL S EÑOR NOS DELEGÓ


P ARA R ESCATAR A N UESTRAS F AMILIAS

Introducción
 Enfoque mes de abril: Nuestra Misión es Rescatar a nuestra Familia.
 El Señor Jesucristo nos ha dado Autoridad para luchar por nuestros seres amados.
 Strong griego #1849 exousía; fuerza, capacidad, competencia e influencia delegada.

Nehemías 4:14 (RVR1960)


Después miré, y me levanté y dije a los nobles y a los oficiales, y al resto del pueblo: No
temáis delante de ellos; acordaos del Señor, grande y temible, y pelead por vuestros
hermanos, por vuestros hijos y por vuestras hijas, por vuestras mujeres y por vuestras
casas.

Dios espera de nosotros que peleemos por rescatar a nuestras familias. Él quiere que no se
la dejemos fácil al enemigo espiritual de nuestras familias.

I. Nuestro Señor Jesucristo, nos dio autoridad para destruir las obras del diablo
A. El Señor vino a este mundo a destruir lo que el diablo hace

1 Juan 3:8 (RVR1960)


El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para
esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

B. Nos dio exousía; autoridad delegada de su Autoridad

Lucas 10:18-20 (RVR1960)


17 Volvieron
los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan
en tu nombre.

1. La versión católica dice que fueron 72


El Señor constituyó 12 apóstoles iniciales. 12 representa poder y autoridad.
12 es múltiplo de 72. 12x6=72
Moisés, por orden de Dios, escogió a 70 hombres, junto con Moisés y Aarón;
para que llevaran la responsabilidad de pastorear al pueblo de Israel en el
desierto.

Números 11:16-17 (RVR1960)


16 Entonces Jehová dijo a Moisés: Reúneme setenta varones de los ancianos de
Israel, que tú sabes que son ancianos del pueblo y sus principales; y tráelos a la
puerta del tabernáculo de reunión, y esperen allí contigo. 17 Y yo descenderé y
hablaré allí contigo, y tomaré del espíritu que está en ti, y pondré en ellos; y
llevarán contigo la carga del pueblo, y no la llevarás tú solo.
2. La autoridad reside en la manera en que yo rindo mi voluntad a los principios y
normas del Señor Jesucristo.
a) En la Biblia el nombre de una persona significa todo lo que ella es como
persona, su esencia y su destino.
b) Invocar o llamar un nombre, es lo mismo que llamar a la persona.
c) El nombre que le ponían a alguien, hablaba de quién llegaría a ser en el
futuro. Jesús; Salvador. Emmanuel; Dios con nosotros.
d) Usar el nombre sin rendir nuestra vida a sus principios y mandatos, no servirá
de nada; no nos da autoridad. Sus discípulos reconocían que Él era el Señor.

Hechos 19:13-16 Nueva Traducción Viviente (NTV)


13 Un grupo de judíos viajaba de ciudad en ciudad expulsando espíritus
malignos. Trataban de usar el nombre del Señor Jesús en sus conjuros y
decían: «¡Te ordeno en el nombre de Jesús, de quien Pablo predica, que
salgas!». 14 Siete de los hijos de Esceva, un sacerdote principal, hacían esto.
15 En una ocasión que lo intentaron, el espíritu maligno respondió: «Conozco
a Jesús y conozco a Pablo, ¿pero quiénes son ustedes?». 16 Entonces el
hombre con el espíritu maligno se lanzó sobre ellos, logró dominarlos y los
atacó con tal violencia que ellos huyeron de la casa, desnudos y golpeados.

3. Nuestro Señor nos ha dejado su Nombre, que tiene autoridad; entonces estamos
autorizados por nuestro Señor para invocar su Nombre y ordenarle al enemigo
que huya despavorido, lejos de nuestra familia.

C. Cuando invocas el Nombre del Señor; y sometes tu vida bajo sus principios y
mandatos, producirás un efecto en el mundo espiritual; donde las obras de satanás
caerán.

Lucas 10:18-20 (RVR1960)


18 Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.

1. Esta no fue la expulsión de Lucifer del tercer cielo (Ezequiel 28:15-


17; Isaías14:12-15). Esta es la caída de sus obras en nuestro territorio.

2. Tal es el caso, cuando Satanás viene a sembrar divisiones en una iglesia o en tu


familia; sembrando discordias; pero debemos ejercer autoridad y esas obras
serán aplastadas –totalmente destruidas- por el poder de Dios (Romanos
16:17,20)

D. El Señor mismo nos ha delegado Autoridad suya sobre el mal, anulando su efecto
destructivo o dañino.

Lucas 10:18-20 (RVR1960)


19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza
del enemigo, y nada os dañará.
1. Satanás conservó sus poderes al ser expulsado del cielo, a eso se refiere con
“toda fuerza del enemigo”, pero hay algo que Dios nos dio y que está por encima
de las fuerzas del diablo; su Autoridad en su Nombre. Por eso dice “sobre toda
fuerza del enemigo”

2. La Palabra de Dios nos enseña que todo lo que hagamos, hablar o actuar, sea
hecho en el Nombre de nuestro Señor Jesús.

Colosenses 3:17 (RVR1960)


17Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre
del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.

a) Esto no es un amuleto para que todo salga bien, es un reconocimiento que


estoy subordinado, bajo el gobierno de nuestro Señor Jesucristo.
b) El sometimiento al Señor, a su Palabra, a sus Principios y mandatos; activa su
Autoridad en nosotros.

II. Nuestra Misión es Rescatar a nuestras Familias

Lucas 10:18-20 (RVR1960)


20 Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros
nombres están escritos en los cielos.

A. Asegúrate que tu nombre está inscrito en el Cielo, que eres ciudadano del cielo.
B. Solo alguien bajo el gobierno de Jesús podrá ejercer la autoridad de Jesús.
1. Jesús solo salva a quienes se dejan gobernar por Él (1Tesalonicenses 5:9)
2. Jesús gobierna a través de sus Principios, normas y mandatos; todos ellos
registrados en La Biblia.
C. Solo alguien libre podrá rescatar a otros.