You are on page 1of 7

HABILIDADES GERENCIALES

PRESENTADOR POR:

ANA SILVIA PARADA PUENTES COD.0911020098


DAVID ANDRES RIANO VIDALES COD.1121110264
DIANA SOFIA LLANOS OTALORA COD.1121340170
JOSE SOSSA GUTIERREZ COD.1021110264
KELYN VIVIANA ACUÑA RAMIREZ COD.1211340040
SANDRA QUITIAN MATEUS COD. 1011020536

PRIMERA ENTREGA PROYECTO GRUPAL HABILIDADES GERENCIALES

PRESENTADO A:
ALLYSON KAREN VENEGAS CAMARGO

POLITECNICO GRANCOLOMBIANO
BOGOTA
2016
ANÁLISIS DEL CASO

Administración del Tiempo.

Día tras día nos encontramos en un mundo acelerado, ya sea en la oficina con reuniones,
capacitaciones envió de informes entre otros, en la universidad con trabajos, lecturas, tesis
y sustentaciones y en nuestra casa con nuestras familias realizando labores cotidianas como
tareas con los hijos, realizar la cena y muchas otras cosas más que unidas nos ocupan el
100% del tiempo y casi siempre nos falta tiempo para realizar algunas de estas actividades.

Por esto es importante administrar el tiempo priorizar las tareas clasificándolas por urgentes
e importantes es la regla número uno para gestionar de manera eficaz nuestro tiempo y, la
mejor forma de hacerlo es clasificar las tareas diarias ayudándonos con las siguientes
recomendaciones indicadas por el señor Patrick Forsyth

Evaluar su práctica laboral actual. Es posible que esté usted convencido de saber cómo
desarrolla sus tareas; quizá siente que conoce a la perfección su modo de trabajar, incluidos
los fallos. Pero no piense que analizarlo con detalle será una pérdida de tiempo. Para
mejorar algo, siempre es necesario evaluar en qué estado se encuentra. El examen del
momento actual de la situación es aplicable sin duda a la administración del tiempo, sobre
todo porque esta es un área donde existe una gran tendencia al autoengaño.

Hay dos formas de evaluar en qué se va su tiempo: una de ellas es calcularlo por
aproximación y la otra, utilizar una plantilla de registro cronológico. La segunda es mucho
más precisa, puesto que se trata de anotar todas y cada una de las acciones que realiza a lo
largo del día, al menos durante una semana o, si es factible, un periodo más prolongado.
Son muy pocos los que ponen en práctica este ejercicio sin llevarse una sorpresa; algunos
descubren que, en algunas áreas, se invierte mucho más tiempo de lo que pensaban, o que
ciertas tareas llevan menos tiempo del que suponían. Como resultado de todo ello, aparecen
espacios que necesitan una revisión.

Una vez que se tiene este registro de datos en la mano, lo más útil a continuación es
elaborar una descripción de cuál sería el modo ideal de dividir su tiempo. De esta forma, se
establece la meta por alcanzar y progresivamente –a medida que actúa- irá descubriendo si
su labor está teniendo un efecto positivo.

Planificar el trabajo y trabajar el plan. Cualquier avance real en la administración del


tiempo requiere de un plan, el cual deberá ponerse por escrito para poder ser revisado y
actualizado regularmente. Este es el principio práctico fundamental para lograr una óptima
gestión de su tiempo. Un plan como este ofrece una visión rápida, en cualquier momento y
por adelantado, de las tareas pendientes. Como tal plan, debe mostrar con precisión y en su
totalidad su idea de trabajo para el futuro inmediato y dar una aproximación de lo que
vendrá después. Al mirar hacia delante, algunos hitos aparecerán con total claridad. Otras
áreas son más difusas y, por supuesto, hay mucho trabajo que no puede anticiparse en
absoluto.

La configuración exacta del plan dependerá del periodo que esté usted abarcando. Lo que
importa es que sea un plan útil y claro, que los distintos tipos de actividades aparezcan con
su verdadera identidad y que guarde una estrecha relación con su agenda y sistema de citas.
Aunque la manera en que el plan esté ordenado y el modo de utilizarlo para mejorar su
productividad sean determinantes, las modificaciones que van surgiendo de su revisión
regular tienen una gran relevancia: son el factor básico para crear una disciplina de
administración del tiempo y aportan gran parte de la información a partir de la cual deberá
elegir entre qué hacer, delegar, demorar o ignorar. El control y la actualización del plan no
le llevarán más de cinco minutos al día. Con ello conseguirá: más tiempo para dedicar a
esos otros “malabarismos” menos organizados que pueblan la jornada laboral.

La mayoría de la gente mide su día de modo reactivo: siempre suceden imprevistos a los
que hay que dedicar la atención y el tiempo que cada uno requiere. A causa de este
componente reactivo se tiende a pensar que la planificación eficaz es una quimera. Y, sin
embargo, ocurre todo lo contrario: planificar es aún más urgente si sus días constan, aunque
sea en parte, de este tipo de sucesos azarosos, pues estos implican que quedará menos
tiempo disponible para realizar otras tareas.

Fijar objetivos claros. Unos objetivos claros son siempre decisivos y cualquier vaguedad
puede afectar negativamente al trabajo global de una persona, en particular a la
administración del tiempo, y a veces de manera subrepticia. Gran parte de lo que se
necesita para administrar el tiempo de modo eficiente tiene que ver con la resolución de
conflictos y con las decisiones respecto a qué hacer primero. Nada de esto es viable si no
impera la claridad meridiana de los objetivos, que es la base de referencia. Unos objetivos
inteligentes son específicos, mensurables, realistas y están sometidos al rigor de los plazos.

Invertir tiempo para ahorrar tiempo. Todas las acciones que pueda considerar para
mantenerse bien organizado suelen pertenecer a dos categorías diferentes: aquellas que son
sencillas de implementar y las que tardan en organizarse y requieren más tiempo hasta que
se incorporan como un hábito de trabajo. Si solo se limita a las primeras, nunca maximizará
su eficiencia en la administración del tiempo. Si hay que realizar una tarea muy concreta, es
probable que esta salga adelante más rápidamente si lo hace usted mismo que si lo delega
en uno de sus empleados. Pero si se trata de algo repetitivo, quizá le convenga detenerse,
pensar en nuevas estrategias de actuación rápida o explicar su funcionamiento a una
persona de su confianza. A veces, “perder” tiempo es la mejor manera de recuperarlo más
adelante.

Estar dispuestos a decir “no”. Hay que aceptar que no se puede llegar a todo y que tendrá
que decir “no” a algunas cosas. Tendrá que decírselo a colegas, a subordinados o a su
propio jefe. Pero esto no es todo: la persona a quien le puede resultar más difícil decir “no”
es usted mismo. Y es que hay numerosos motivos para decir “sí”: no querer ofender a los
demás, no pensar en cómo un elemento nuevo afecta a la carga de trabajo ya existente,
etcétera. Todos tenemos nuestros puntos débiles en este sentido. Hay que ser conscientes de
nuestras propias tendencias cuando estas nos desvían de nuestras prioridades.

Ser o no ser perfecto. La mayoría de la gente que tiene un empleo que aprecia quiere hacer
las cosas bien. Pero algunos llevan este punto al extremo y son demasiado perfeccionistas.
Esto es digno de encomio y no sería ético alentar a nadie a adoptar una actitud negligente
ante su trabajo. El hecho es que lograr la perfección lleva su tiempo y, además, puede no
ser estrictamente necesario. Cualquier asunto exige ser abordado con seriedad, pero quizá
no sea necesario tanto esfuerzo en lograr que cada minúsculo detalle resulte perfecto. El
punto de equilibrio se encuentra entre la calidad –la norma respecto a la cual se miden las
cosas- y los costes y el tiempo. Dicho equilibrio solo se alcanza haciéndolo de un modo
consciente.

Para administrar nuestro tiempo es tener una balanza entre usar nuestro tiempo para realizar
nuestros objetivos en un tiempo óptimo.

En la medida que clasifiques y organices el tiempo a tus objetivos lograrás un equilibrio en


tu vida, que te permitirá crecer como persona y lograr ser estratégico y no tan operativo,
tomar decisiones acertadas sobre el uso del tiempo, hacer lo que sea importante en tu vida y
no perder tiempo.

El liderazgo

El liderazgo es un tema de vida, y como tal tiene que ver con todo lo que hago ya que se
líder es ser modelo a otros para que otros actúen de la misma forma como yo lo hago, es
decir ser líder es ser un modelo a seguir, modelo de esposo, modelo de hijo, modelo de
padre, modelo de trabajador, etc.

Un líder tiene la cualidad de ser capaz, de poder tomar decisiones, temer la habilidad y el
conocimiento de decidir lo mejor para él y su gente.

Es poder actuar antes de, adelantarse medir las posibilidades de lo que puede pasar para
evitar los tropiezos. Todo esto sin la cuota de influenciar en otros de nada vale, el líder debe
ser alguien que pude influenciar para bien a otros, como dice la biblia “las ovejas oyen la
voz de su pastor y ellas le siguen” los verdaderos líderes influyen en otros y lo reconocen y
lleva su grupo a alcanzar logros y metas propuestas en beneficio de todos.

El liderazgo no es más que la voluntad genuina basada en la experiencia donde se lleva a


grupos a muchos logros, estos pueden ser personales o profesionales.

Saber Escuchar. El líder debe ser una persona sensible dado al escuchar, el
Saber interpretar lo que los demás le dicen, hay muchas personas que no saben expresarse y
dicen las cosas de una forma no muy convencional sino que “así como se le viene a la
mente lo dicen” y esto puede ser mal entendido.

El líder debe saber interpretar todo y descubrir lo que verdaderamente le están diciendo.
Compromiso con su grupo. El líder debe mostrar un compromiso genuino por el grupo.
Este compromiso del líder hace que haya un compromiso de doble vía, es decir del líder
asía los del grupo y los del grupo asía el líder.
El grupo tienen un sentido muy sensible donde identifican que líder se preocupa
genuinamente por su grupo y quién no.

Humildad. Debe haber una cuota alta de humildad donde se pueda reconocer las
equivocaciones y reconocer lo en grupo esto lo valora el grupo y se desarrolla más
compromiso. Este direcciona no manda es un maestro al mandar con humildad.

Piensa en los demás. Un líder siempre tiene en consideración a los demás en sus
decisiones, antes de decidir sobre algún tema en específico primero se pone en la situación
de los demás para saber qué impacto produce en los demás y trata de que no sea el menor
posible y lo mejor para todos.

Enseña en todo tiempo. El líder tiene la capacidad de poder enseñar con su propia vida, de
poder hacer que los demás le sigan y quieran actuar como él lo hace.
Siempre esta con los demás haciendo un acompañamiento, haciendo seguimiento a lo que
se le ha direccionado para corregir y lograr el propósito.

No conoce los límites. Un líder no conoce los límites y llega a su grupo a desafíos grandes.
Esto a través del compartir experiencias y tratando de encontrar ideas donde estas aporten
a los desafíos para llegar a los grandes éxitos.
Ya que sabe que las experiencias en todos los trabajadores enriquecen al grupo y esto hace
que sean experimentados para lograr sus objetivos.

Las experiencias llevan no solo al líder a resultados individuales sino grupales teniendo en
cuenta que hay unos a corto mediano y largo plazo y esto hace que las personas perduren en
la línea del tiempo en una empresa.

Propuesta de Solución

Administración del tiempo soluciones

Es necesario definir cual cual fuente de tareas tiene prioridad sobre las otras la agenda de
citas debe tener horario y tiempos definidos, los proyectos a punto de entregar y un espacio
reservado para las interrupciones que puedan surgir.
Es importante que al finalizar cada día puedas revisar lo que harás al dia siguiente
planeando reuniones, tareas y compromisos así como también las pausas de descanso.
En el momento de priorizar tareas se debe distinguir entre las que son más importantes y las
que se pueden ejecutar más rápidamente en uno o dos minutos, luego se ejecutan las que
son más difíciles de esta manera se optimiza e tiempo.
No debemos incluir nuestras actividades claves dentro de la lista de pendientes ya que esto
nos puede desviar de los objetivos fundamentales.
La administración del tiempo necesita de concentración ya que debes pensar en que
actividades realizar que favorezcan la consecución de los objetivos
Es necesario atender las cosas cuando llegan si hacen parte de las prioridades y si esta en
tus manos darles curso .se pierde más tiempo postergándola que dándole atención
inmediata.
Lleve una bitácora de los tiempos que le dedica a cada actividad y analice si el uso del
tiempo va acorde a las actividades.
Es necesario dedicar tiempo a las actividades personales, si tú no estás bien no puedes
tener éxito en tus actividades.

Soluciones de Liderazgo

Es importante que un buen líder sepa dirigir y fomentar la cooperación, pero nunca debe
excluir a ningún miembro del equipo es básico pero muy importante.
Un buen líder jamás debe involucrarse en chismes de pasillo ya que esto crea un ambiente
de trabajo tenso
Un líder es el responsable de que todo salga bien pero los empleados hacen que las cosas
sucedan por esto es necesario reconocer los resultados y no adjudicarse todos los meritos.
Es muy probable que se valoren más a unos empleados que a otros, sin embargo existe una
regla de oro y es que en la oficina todos deben ser tratados por igual y no tener
´preferencias.
Un líder siempre debe impulsar a su equipo a crecer profesionalmente y esto implica
enseñarles cosas nuevas.
Si como líder no estas de acuerdo en las decisiones que se toman desde arriba y que todo se
derrumba lentamente no debemos transmitir esa mentalidad negativa a los empleados sino
por el contrario seguridad y tranquilidad.
Web-grafía

http://www.een.edu/blog/buen-uso-del-tiempo-y-liderazgo-efectivo-son-sinonimos.html

http://administraciondeltiempo.org/administracion-del-tiempo-errores-y-soluciones/

http://www.parquesoftantioquia.com/noticias/13-consejos-para-mejorar-tu-manejo-del-tiempo/

http://www.degerencia.com/tema/administracion_del_tiempo

http://es.slideshare.net/ecajamb/las-10-estrategias-de-liderazgo