Вы находитесь на странице: 1из 3

M.

Inés Sotelo

“DATUS”

Pags. 168-176

Cromañón

Luego de la tragedia de Cromañón se creó un dispositivo desde la catedra clínica de la urgencia de


la facultad de psicología, que funciono como respuesta para alojarla urgencia de cada sujeto que
consultara. Este espacio recibió la consulta de muchas personas afectadas directa o indirectamente
por estos sucesos. Se diseñó un programa que considero objetivos, estrategias y recursos, ya que
ante situaciones de urgencia imprevisibles sería fundamental un sistema de redes de asistencia y
derivación inmediata, en caso de que esta se requiriera.

El motivo de consulta inicial generalmente es de tipo jurídico, luego en todos los casos aparece otros
emergentes: angustia, síntomas, culpa, responsabilidad, etc. Esto lo permitió el pasaje por el
dispositivo.

Todas las fuentes consultadas corroboran que la problemática de la consulta de urgencia en Salud
Mental es variada y presenta dificultades en los profesionales y en las instituciones en el momento
de la intervención. El modo de abordaje de estas problemáticas es múltiple dependiendo de los
paradigmas en juego así como también de las exigencias de eficacia establecidas por el mercado en
una relación costo-beneficio.

La urgencia en psicoanálisis, implica introducir la dimensión del sujeto: el analista supone un sujeto,
apuesta a su emergencia, siendo esta la particularidad que lo diferencia de otros paradigmas. El
analista interviene al introducir una pausa que permitirá localizar el acontecimiento traumático para
ese sujeto. Este accionar apunta a comprender. Es desde esta perspectiva que se abre la posibilidad
de transformar la “urgencia” en “urgencia subjetiva”.

El analista se ofrece para que el paciente ponga a decir su sufrimiento, para que intente ponerle
sentido a eso que se presenta como un sin sentido; pero no un sentido cualquiera ni un sentido
común, sino un sentido particular, único, propio.

Nuevos dispositivos de resolución de la urgencia

En el Hospital Central de San Isidro, en el ámbito público, el dispositivo de urgencias está integrado
por psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales. Se reciben las urgencias, se localizan las diversas
dimensiones de la misma: social, familiar, judicial, del paciente. Se evalúa la peligrosidad para sí o
para terceros, en tanto que, presentarse, se decide la internación. Se toma la cantidad de entrevistas
necesarias hasta que se verifica que el paciente ha producido alguna subjetivación de la urgencia,
esto es: que el paciente pueda localizar algún sentido propio a lo que le ocurre y consentir a un
tratamiento en caso de que fuera necesario.

DATUS

Características del dispositivo propuesto: DISPOSITIVO ANALITICO PARA EL TRATAMIENTODE


URGENCIAS SUBJETIVAS (DATUS). Está integrado por profesionales de todas las especialidades que
trabajan en salud mental de cada hospital, funciona las 24 hs asistiendo las situaciones de urgencia,
externas o internar, provenientes de pacientes que ingresan al hospital y aquellos con tratamiento
que está dispuesto a darle.

El equipo tiene relación y comunicación con los profesionales de los diversos equipos ambulatorios
y de internación del hospital.

En el hospital cada dispositivo asistencial sostiene su especificidad, quien consulta suele pasar de
un dispositivo a otro según la evolución de su enfermedad. Estos suponen normas administrativas
y de funcionamiento que dan su marco, habitualmente aislado del funcionamiento de otros
dispositivos y que son coincidentes con la definición de Foucault que los define como conjunto
heterogéneo que envuelve discursos, edificios, reglamentos, leyes, medidas administrativas,
enunciados científicos y que tienen una función estratégica, nada ingenua, ligada a políticas
públicas. Esta propuesta, propicia un lazo entre los profesionales de los distintos dispositivos, con
una función estratégica: alcanzar la transversalidad en el abordaje de la urgencia.

Metodología de aplicación

Equipo conformado por profesionales de todas las especialidades. Cada profesional trabaja 8 hs
diarias, cubriéndose las 24 hs de los 7 días de la semana. Quienes reciben la guardia a las 16 hs hacen
el pase con los entrantes y estos con los que ingresan a las 24 hs, los cuales presentan a cada
paciente en el pase de las 8 hs. Se contempla un protocolo que reúne datos agrupados en
“contextos” así como el seguimiento de las entrevistas desde el inicio hasta la conclusión.

El profesional a cargo de la entrevista la lleva a cabo a través de preguntas semiestructuradas que


permiten al profesional localizar los contextos propuestos y el paciente atravesar los tiempos lógicos
propuestos por Lacan, del instante inicial de angustia, al tiempo de comprender con la apertura de
un relato, la localización de las coordenadas en las que la urgencia emergió, hasta alcanzar alguna
hipótesis acerca de la causa, lo cual se ubicaría en un momento de concluir la urgencia que se ha
subjetivado comprometiendo al paciente de modo singular.

1. Contexto sociológico: se caracteriza a los pacientes que asisten a la urgencia desde los
aspectos sociológicos en juego.
2. Contexto familiar: se caracteriza a los pacientes que asisten a la urgencia desde los aspectos
familiares
3. Contexto transferencial: se caracteriza a los pacientes que asisten a la urgencia desde los
aspectos que hacen a la elección del hospital.
4. Contexto del diagnóstico presuntivo de la urgencia: en este contexto se realiza un
diagnóstico de diversos aspectos: 4.1 se ha habido consultas anteriores a una guardia por
problemas emocionales, psicológicos o psiquiátricos. Si ha habido intentos de suicidio,
actual o anteriores. 4.2 si ha habido episodios de violencia anteriores o actuales y quien la
ejerce, 4.3 si ha habido consumo de sustancias actuales o anteriores, 4.3 se ha caracterizado
a los pacientes que asisten a la urgencia desde los aspectos que hacen a las variables del
diagnóstico presuntivo.
5. Contexto subjetivo: se caracteriza a los pacientes que asisen a la urgencia desde los aspectos
subjetivos. 5.1 el modo en el que llega a la consulta, solo o acompañado, si habla por si
mismo o es el acompañante quien refiere el motivo de consulta, si el paciente tiene la
vivencia de estar en una situación de urgencia o si la tienen quienes lo rodean. 5.2 si puede
relatar lo que le ocurre, explicando el motivo por el que llego a la urgencia. 5.3 si el instante
en que la urgencia irrumpe puede pensarse como el instante de ver, encuentro del sujeto
con lo real, ruptura de la homeostasis en que la vida transcurría, el pasaje a un tiempo de
comprender se inicia con la invitación y dirección de la entrevista orientando al paciente a
construir un relato.

La apertura de un tiempo de comprender se localiza en la posibilidad o no de ubicar


acontecimientos ligados a la aparición de la urgencia. Puede producirse a lo largo de varias
entrevistas. Finalmente el analista consigna si l paciente puede formular hipótesis sobre la causa
de sus síntomas.

6. Contexto de finalización de la urgencia: 6.1 s caract.a los pacientes que asisten a la urgencia
desde los aspectos que hacen a la conclusión de la urgencia. 6.2 se consigna en cuantas
entrevistas se resolvió la urgencia, ya que el tratamiento de la urgencia tiene la flexibilidad
de contar con varias entrevistas semanales o diarias, como así también con habitaciones ,
en caso de que se decidiera que es necesario. 6.3 se especifica la medicación psiquiátrica
administrada, en caso de que hubiera sido necesario.

Al derivarse un paciente a alguna instancia del hospital un profesional seria responsable del pase
y de la interlocución con el profesional que recibe al paciente. Mensualmente se realizara una
reunión con todos los equipos del servicio de Salud Mental con presentación de casos y ateneos
clínicos, para lograr un trabajo articulado.